You are on page 1of 36

Einstein Y La Teoría Especial De La Relatividad.

La Abolición Del Espacio Y El Tiempo Absolutos*
Luis Enrique Otero Carvajal
El  origen  y el  contenido del  artículo:  "sobre  la  electrodinámica  de cuerpos 

en movimiento", 1905. 
Las razones que movieron a Einstein para elaborar su famoso artículo de 1905 "Sobre 

la electrodinámica de cuerpos en movimiento"1    en el que desarrolló la Teoría Especial 
de  la  Relatividad  no  fueron  esencialmente  de  carácter  experimental,  esto  es,  no  surgieron  de  la  necesidad  de  adecuar  la  teoría  física  a  la  realidad  expresada  por  ciertos experimentos de carácter electromagnético u óptico, y solventar así algunas de 
2  las contradicciones en las que en aquellos años incurría la física teórica  . El propósito 

del artículo de 1905, como su propio título indica, era desarrollar una electrodinámica  de los  cuerpos móviles  fundamentada en las leyes de la  electrodinámica  de  Maxwell  para  los  cuerpos  en  reposo,  como  queda  explicitado  en  su  introducción.  Sobre  ello  volvió  Einstein  cuarenta  años  después  en  sus  Notas  Autobiográficas:  "La  teoría 

especial  de  la  relatividad  debe  su  creación  a  las  ecuaciones  de  Maxwell  del  campo 
*  Texto  basado  en  OTERO  CARVAJAL,  L.  E.:  La  crisis  de  la  Modernidad.  La  quiebra  de  la  representación  determinista, capítulo III, tesis doctoral, Universidad Complutense de Madrid, 1988.  1 EINSTEIN, A.: "Zur elektrodynamik  bewegter körper"  en  Annalen  der Physik,  vol.  XVII, 1905, pp. 891­921.  Existe traducción al inglés en EINSTEIN, A.; LORENTZ, H. A.; WEYL, H.; y MINKOWSKI, H.: The Principle  of  Relativity,  Dover,  New  York,  1952.  El  artículo  completo  se  haya  traducido  al  castellano  en  EINSTEIN,  A.:  Cien  años  de  relatividad.  Los  artículos  clave  de  Albert  Einstein  de  1905  y  1906,  trad.  Antonio  Ruiz  de  Elvira.  Madrid, Nivola, 2004, pp. 88­139,  y STACHEL, J. (ed.): Einstein 1905: un año milagroso.  Cinco artículos que  cambiaron la física. Barcelona, Crítica, 2001, pp. 111­143.  2 Sobre  este tema ver:  HIROSIGE, T.: "The Ether Problem, the Mechanistic Worldview, and the Origens of the  Theory of Relativity" en Hist. Stud. in the Phys. Sci. vol. VII, 1976, pp. 3­82. Igualmente Gerald Holton se refiere  al tema en su artículo  "Einstein, Michelson  y el experimento "crucial"", publicado originalmente en Isis, vol. 60,  1969, pp. 133­197  y recopilado  posteriormente  en  HOLTON, G.: Ensayos sobre el pensamiento científico  en la  época de Einstein, Alianza Editorial, Madrid, 1973, reimp. 1978, pp. 204­293, en dicho artículo el autor mantiene  que Einstein no  se  vio  empujado  por la necesidad  de explicar el experimento  de Michelson­Morley  a la hora de  elaborar la Teoría Especial de la Relatividad. Ver también SÁNCHEZ RON, J. M.: El origen y desarrollo de la  Relatividad, Madrid, Alianza, 1983, reimp. 1985, pp. 61­66.

electromagnético. Y a la inversa: estas últimas no son captadas formalmente de modo  satisfactorio sino a través de la teoría especial de la relatividad"3    . 
Einstein en su artículo de 1905 no necesitó recurrir a las incongruencias de la teoría  física clásica  con  determinados hechos observables  para  construir  su  Teoría  Especial  de la Relatividad, su razonamiento se movió por un afán de carácter estético, tal como  aparece  en  la primera  frase  de  su artículo: "Es  bien  sabido  que,  cuando  se aplica  a 

cuerpos  en  movimiento,  la  electrodinámica  de  Maxwell  tal  como  hoy  se  entiende  normalmente conduce a asimetrías que no parecen ser inherentes a los fenómenos"4   . 
Acto  seguido  señalaba  algunos  ejemplos  referidos  a  la  acción  electrodinámica  recíproca de un imán y un conductor, es decir al fenómeno de la inducción magnética,  sobre ellos pasaba en volandas para inmediatamente señalar: “Ejemplos de este tipo, 

junto  con  los  infructuosos  intentos  de  detectar  un  movimiento  de  la  Tierra  con  relación  al  "medio  lumínico",  llevan  a  la  conjetura  de  que  ni  los  fenómenos  de  la  mecánica, ni tampoco los de la electrodinámica tienen propiedades que correspondan  al concepto de reposo absoluto. Más bien, las mismas leyes de la electrodinámica y la  óptica  serán  válidas  [en  la  reimpresión  de  1913  se  añadió  una  nota  que  decía:  “Lo 
que  esto  significa  es,  `serán  válidas  en  primera  aproximación’]  para  todos  los 

sistemas de coordenadas en los que rigen las ecuaciones de la mecánica, como ya se  ha  demostrado  para  cantidades  de  primer  orden.  Elevaremos  esta  conjetura  (cuyo  contenido será denominado en adelante "el principio de relatividad") al estatus de un  postulado  e  introduciremos  también  otro  postulado,  que  es  sólo  aparentemente  incompatible con él, a  saber,  que la  luz  se propaga  siempre en el espacio  vacío  con  una velocidad definida V que es independiente del estado de movimiento del cuerpo  emisor.  Estos  dos  postulados  bastan  para  conseguir  una  electrodinámica  de  los  cuerpos  en  movimiento  simple  y  consistente  basada  en  la  teoría  de  Maxwell  para  cuerpos  en  reposo.  La  introducción  de  un  "éter  lumínico"  se  mostrará  superflua, 
3 EINSTEIN, A.: Notas Autobiográficas, Madrid, Alianza, 1984, p. 60.  4 EINSTEIN, A.: "Sobre la electrodinámica de cuerpos en movimiento" en  Annalen der Physik, vol. XVII, 1905,  pp.  891­921,  reproducido  en  STACHEL,  J.  (ed.):  Einstein  1905:  un  año  milagroso.  Cinco  artículos  que  cambiaron la física. Barcelona, Crítica, 2001, p. 111.

puesto  que  la idea  que  se  va  a  desarrollar  aquí  no  requerirá  un  "espacio  en  reposo  absoluto" dotado de propiedades especiales, ni asigna un vector velocidad a un punto  del espacio vacío donde están teniendo lugar procesos electromagnéticos.”5   
Para  Einstein  fue  motivo  suficiente  la  existencia  de  "asimetrías  que  no  parecen  ser 

inherentes  a  los  fenómenos”,  para  llevar  a  cabo  una  reformulación  completa  de  la 
electrodinámica tal como era entendida hasta entonces. De forma tan sencilla, por un  motivo  de  carácter  tan  aparentemente  trivial,  Einstein  provocó  una  de  las  mayores 

"revoluciones científicas" ocurridas en la historia de la Física. "La idea en que se basa  la  teoría  especial  de  la  relatividad  es  ésta:  los  supuestos  (1)  [constancia  de  la 
velocidad  de  la  luz]  y  (2)  [independencia  de  las  leyes  (y  en  especial,  por  tanto,  también de la ley de la constancia de la velocidad de la luz) con respecto a la elección  del sistema inercial (principio de relatividad especial)] son mutuamente compatibles si 

se  postulan  relaciones  de  un  nuevo  tipo  ("transformación  de  Lorentz")  para  la  conversión de coordenadas y tiempos de los sucesos... El principio general de la teoría  especial  de  la  relatividad  se  contiene  en  el  postulado:  las  leyes  de  la  física  son  invariantes  con  respecto  a  las  transformaciones  de  Lorentz  (para  el  paso  de  un  sistema inercial a otro sistema inercial cualquiera)"6   . 
Como ha señalado José Manuel Sánchez Ron: "... gran parte de los problemas que la 

teoría  de  Lorentz  trataba  de  resolver  ­y  para  los  que  fue,  en  parte,  construida­  se  resolvían inmediatamente,  o  mejor  dicho  dejaban  de existir, en  la  teoría de  Einstein  puesto  que  todos  los  resultados  experimentales  problemáticos  no  eran,  en  esencia,  más que distintas expresiones del postulado de relatividad. Tal vez alguno piense que  de esta manera Einstein había resuelto el problema de Lorentz de forma trivial, como  una petición de principio. La realidad es otra, Einstein había modificado radicalmente  el  planteamiento  del problema,  la suya  era una forma de  ver la  física  de una  forma  totalmente  nueva  (una  especie  de  visión a  la  Gestalt).  La invarianza,  el  principio  de 

5 EINSTEIN,  A.:  "Sobre la electrodinámica  de cuerpos  en  movimiento", STACHEL, J. (ed.): Einstein 1905: un  año milagroso.., pp. 111­112.  6 EINSTEIN, A.: Notas Autobiográficas, pp. 55­56.

 que  ni  la  mecánica  ni  la  electrodinámica  (salvo  en  casos  límite)  podían  aspirar  a  validez  absoluta. todo debería  desarrollarse  según  las  mismas  leyes  que  para  un  observador  que  se  hallara  en  reposo  con  respecto  a  la  tierra. ni sobre la base  de  la  experiencia  ni  según  las  ecuaciones  de  Maxwell. pasaba a ser un requisito de las teorías no una propiedad de ellas"7   . M. .  El  principio  general  venía  dado  allí  por  el  teorema:  las  leyes  de  la  naturaleza  están  constituidas  de  tal  suerte  que es imposible construir un perpetuum mobile (de primera y segunda especie). juzgada la situación por semejante observador.  Como llegó Einstein a esta nueva forma de contemplar la Física. J.  tanto  más  me  convencía  de  que  solamente  el  descubrimiento de un principio formal y general podía llevarnos a resultados seguros.: Notas Autobiográficas.4  relatividad.  ese  principio  resultó  de  una  paradoja  con  la  que  topé  ya  a  los  dieciséis  años:  si  corro  detrás de un rayo de luz con la velocidad c (velocidad de la luz en el vacío). A. Cuanto más porfiaba  y  más  denodado  era  mi  empeño.  De  entrada  se  me  antojó  intuitivamente claro que.  El  ejemplo  que  veía  ante  mí  era  el  de  la  termodinámica. en esta paradoja se contiene ya el germen de la teoría especial de la relatividad"8   . pp. a poco de publicarse el innovador trabajo de Planck. Mas  ¿cómo  encontrar un  principio  general de  este  tipo?  Tras  diez  años  de  reflexión. a la luz  de  la teoría de  Planck sobre la teoría del  cuerpo  negro]  me hicieron  ver claro.  aunque  espacialmente oscilante.: El origen y desarrollo de la relatividad. p. Pero semejante cosa no parece que exista. 63. es decir. el mismo Einstein nos señala el camino por  él  recorrido: "Reflexiones de  esta  índole  [se refiere a las  limitaciones de la  teoría  de  Maxwell para describir las fluctuaciones de presión sobre un reflector de luz.  tuvieron  de  transcurrir  diez  largos  años  de  7 SÁNCHEZ RON.  Pero  como  señaló  el  propio  Einstein. debería  percibir  el  rayo  luminoso  como  un  campo  electromagnético  estacionario.  Pues  ¿cómo  podría  el  primer  observador  saber  o  constatar  que  se encuentra en un  estado  de  rápido movimiento  uniforme? Como se  ve.  Poco  a  poco  fui  desesperando  de  poder  descubrir  las  leyes  verdaderas  mediante esfuerzos constructivos basados en hechos conocidos.  poco  después de 1900.  8 EINSTEIN. 51­52. que suponía dar un  vuelco total a la visión de la física clásica.

 and the Origins of the  Theory of Relativity". Sci. pp. o  de  la  simultaneidad.  63­65;  HOLTON.  La parte cinemática del artículo se inicia con la Definición de simultaneidad. pp.:  "Einstein.  siguiera  anclado  inadvertidamente  en  el  inconsciente. S.  o  "Parte  cinemática". 7. pp. En primer  lugar. New York.  Una  vez  hecho  esto.: Productive  Thinking. 213­336. en Hist.  En el recorrido de este camino la influencia de  Hume y Mach jugaron un importante  papel. the Mechanistic Worldiew.  p. pp. 52­53  10 Ibid.  está  estructurado  en  dos  grandes  apartados  claramente  diferenciados:  la  parte  I.  y  la  II.  M.: Ensayos sobre el pensamiento científico en la época de Einstein.  Michelson  y  el  experimento  "crucial""  en  HOLTON.  debía romper con la física clásica al menos en este aspecto : "Naturalmente. 1976.  la  crítica  del  último  al  tiempo  absoluto  y  al  espacio  absoluto  newtoniano  facilitaron la eliminación de tales conceptos. 3­82; WERTHEIMER. Sobre los orígenes de la teoría especial de la relatividad  ver SÁNCHEZ RON. tras la introducción.5  reflexión  para  que  la  teoría  especial  de  la  relatividad  apareciese. Einstein define el concepto de sistema inercial y posición en el sistema inercial  de  forma  operacional. R.: "The Ether Problem. pp. J.  esto  es.  G. hasta entonces inamovibles en la Física.  en  American  Journal  of  Physics. p.: El origen y  desarrollo  de  la  relatividad. hoy nadie  ignora  que  todos  los  intentos  de  aclarar  satisfactoriamente  esa  paradoja  estaban  condenados  al  fracaso  mientras  el axioma  del  carácter  absoluto  del  tiempo. 1963.  El artículo "Sobre la electrodinámica de cuerpos en movimiento".  Como  relató  era  preciso desembarazarse antes del "axioma del carácter absoluto del tiempo". Stud. G.  a  través  de  "varas  de  medir  rígidas  utilizando  los  métodos  de  geometría  euclidiana". in the  Phys. 47­57; HIROSIGE..  cada  una  de  ellas  dividida  en  cinco secciones. 231­251; SANKLAND. entre otros.. es decir. 1959.  vol.  El  identificar  claramente  este  axioma  y  su  arbitrariedad  representa  ya  en  realidad  la  solución del  problema"9   .  vol. . al mostrarle su carácter de "axioma y su arbitrariedad". T.  por parte de Einstein. "En mi  caso.  establece  que  las  9 Ibid.:  "The  Michelson­Morley  Experiment"  y  "Conversations  with  Albert  Einstein"..  o  "Parte  electrodinámica".  el  pensamiento  crítico  que  hacía  falta  para  descubrir  este  punto  central  lo  fomentó especial y decisivamente la lectura de los escritos filosóficos de David Hume  y Ernst Mach"10    . M. 53. 31.

 En efecto. STACHEL. 113.6  coordenadas  de  un  punto  material  en  movimiento  se  encuentran  en  función  del  11  tiempo. es reflejado desde B hacia A en un "tiempo­B".  Si  existe  otro  reloj  en  el  punto  B que  se  asemeja  en  todos los  aspectos  al  que  hay  en  A.: "Sobre la electrodinámica de cuerpos en movimiento". al mantener  que  el  concepto de  "tiempo" viene  determinado  por  la  "sincronización  de  relojes".  Los  dos  relojes  son  síncronos  por  definición  si    t  ­  t  =  t'  ­  t  . (ed.  La  definición  de  "tiempo"  ofrecida  por  Einstein  en  su  artículo  es  una  definición  operacional.): Einstein 1905: un  año milagroso…. .  entonces  un  observador  situado  en  A  puede  evaluar el tiempo de los sucesos en la inmediata vecindad de A hallando las posiciones de las  manecillas  del  reloj  que  son  simultáneas  con  dichos  sucesos  [simultaneidad  local].  distinguiendo. A.  A  continuación Einstein abre una nueva sección bajo el epígrafe Sobre la relatividad de  11 EINSTEIN.  t'  . que  no existe una simultaneidad absoluta. en la que cuestiona el concepto de "simultaneidad absoluta". Pero no es posible comparar el tiempo  de un suceso en A con uno en B sin una estipulación adicional. El último puede ahora  determinarse estableciendo por definición que el "tiempo" requerido por la luz para viajar de A  a  B  es  igual  al  "tiempo"  que  requiere  para  viajar  de  B  a  A  [principio  de  constancia  de  la  velocidad de la luz en el vacío].  y [] añadido). J.  Desde  este  mismo  momento  Einstein  niega  la  existencia  de  un  "tiempo  absoluto ". A.): Einstein 1905: un  año milagroso….  a  partir del principio de la constancia de la velocidad de la luz en el vacío; es decir.  12 EINSTEIN. pero no un "tiempo" común para A y B. sino que el "tiempo" viene determinado por el  intervalo que tarda en recorrer un rayo luminoso la distancia que separa a dos relojes  sincronizados  situados  en  los  lugares  diferentes  del  espacio. (ed.  consecuentemente  con  la  negación  de  un  sistema  de  referencia  privilegiado. supongamos que un rayo de luz parte de A hacia B  en un “tiempo­A” tA.: "Sobre la electrodinámica de cuerpos en movimiento". entonces el  tiempo de los sucesos en la inmediata vecindad de B puede ser evaluado por un observador en  B [simultaneidad local respecto del punto del espacio B]. Hasta aquí hemos definido sólo  un "tiempo­A" y un "tiempo­B". para interrogarse a continuación por "que entendemos aquí por "tiempo"”  ."  A  B  A  A  B  12  (las  cursivas en el original.  "Si  existe  un  reloj  en  el  punto  A  en  el  espacio. p. t  .  por  consiguiente. y llega de nuevo a A en  B  un  "tiempo­A". p. entre simultaneidad "local" y simultaneidad "a distancia". 112. STACHEL. J.

. que  llamaremos "la longitud de la vara en el sistema en movimiento". que llamaremos "la longitud de la vara (en  movimiento)  en  el  sistema  en  reposo"..v  ....7  longitudes y tiempos (Sección 2).  imaginamos  los  dos  extremos  (A  y  B)  de  la  vara  provistos  de  relojes  que  son  síncronos con los relojes del sistema en reposo...  encontraremos que  tB  .  Preguntamos  sobre  la  longitud  de  la  vara  de  medir.  el  observador  determina  en  qué  puntos  del  sistema  de  reposo  están  situados  en  principio y el final de la vara a ser medida en algún tiempo t dado.  Teniendo  en  cuenta  el  principio  de  relatividad  de  la  velocidad  de  la  luz. en la que señala a partir del “principio de relatividad  y…  el principio de constancia de la velocidad de la luz” que tanto las longitudes como  el tiempo constituyen magnitudes relativas. Aquí la diferencia con la teoría de Lorentz  es  radical.  en  función  de  un  marco  de  referencia  privilegiado:  el  sistema  de  referencia  en  reposo  respecto  del  éter;  mientras  que  Einstein no había eliminado todo sistema de referencia privilegiado para los sistemas  en  movimiento  constante. y mide la longitud de ésta vara tendiendo la vara de medida de la misma manera que  si la vara a ser medida. debe ser igual a la longitud l  de la barra en reposo.t  A  = r  AB  V  . medida  por  una  vara  de  medir  que  está también en reposo.  por lo  que  la  existencia  de magnitudes  absolutas  se  hace  innecesario.  La longitud determinada utilizando la operación (b)..  b)  Utilizando  relojes  en  reposo  y  síncronos  en  el  sistema  de  reposo  como  se  esbozó  en  la  sección  1.  Además. y encontraremos que difiere de l.  De acuerdo con el principio de la relatividad. Imaginemos ahora que se coloca el eje de la vara a lo largo del eje X  del  sistema  de  coordenadas  en  reposo.  La  cinemática  actual  supone  implícitamente  que  las  longitudes  determinadas  por  las  dos  operaciones son exactamente iguales entre sí. la longitud determinada por la operación (a). estos relojes son "síncronos en el sistema de  reposo".  pues  Lorentz  partía  de  la  aceptación  de  la  existencia  de  magnitudes  absolutas  (en  especial  longitud  y  tiempo)..  será  determinada  sobre  la  base  de  nuestros  dos  principios. el observador y la vara de medir estuvieran en reposo.  y  que  la  vara  es  puesta  entonces  en  movimiento  de  traslación  paralela  uniforme  (con  velocidad  v)  a  lo  largo  del  eje  X  en  la  dirección  de  las  x  crecientes.  "Tomemos  una  vara  rígida  en  reposo;    sea l  su  longitud..  que  imaginamos  debe  establecerse por las dos operaciones siguientes:  a)  El  observador  se  mueve  junto  con  la  mencionada  vara  de  medir  y  la  vara  rígida  a  ser  medida.

8  y  t´  A  . J. ed. mientras que los observadores en el sis­  tema de reposo les dirían que están marchando de forma síncrona.  A. A.  reimp.t  B  = r  AB  V  + v  ´  donde  r  AB  denota  la  longitud  de  la  vara  en  movimiento.  89­108;  y  MILLER.  Einstein  clarifica  en  la  Teoría  Especial  de  la  Relatividad  el  significado físico de la contracción de longitudes y la dilatación del tiempo.  Philosophy and  Politics. y la ecuación  de  dilatación  del  tiempo.  Lorentz  en  1904  .C.  La sección cinco. en lo que  respecta al tiempo "local".  New  York.  Braunschweig  /  Wiesbaden.  es  decir  las  ecuaciones  de  14  transformación  de  Lorentz.:    Albert  Einstein's  Special  Theory  of  Relativity:  Emergence  (1905)  and  Early  Interpretation  (1905­1911)  Addison­Wesley.V.  Mass. Einstein llega a explicar la contracción aparente de  cuerpos rígidos en movimiento inercial.  obtenidas  por  H. .): Einstein 1905: un  año milagroso…. Einstein plantea las ecuaciones para las transformaciones  relativistas  de  las  coordenadas  espaciales  y  temporales. según son medidos por un observador situado  en un sistema de referencia inercial respecto del sistema en movimiento.  dos  sucesos  que  son  simultáneos  cuando  son  observados  desde  algún  sistema  de  coordenadas  concreto  ya  no  pueden  considerarse  simultáneos  cuando  son  observados  desde  un sistema que está en movimiento relativo a dicho sistema"  13  .  "Teoría  de las transformaciones  de  coordenadas  y  tiempo  desde  el  sistema  de  reposo  a  un  sistema  en  movimiento  de  traslación  uniforme relativo a aquél".  pp. I. Aichelburg and R.  medida  en  el  sistema de reposo. P.: "On the History of the Special Relativity Theory" en Albert Einstein: His  influence on  Physics. 115­116.  14 Para más detalle ver MILLER.: "Sobre la electrodinámica de cuerpos en movimiento".  En  la  sección  tercera  del artículo. "El significado físico de las ecuaciones obtenidas en lo que concierne a cuerpos  rígidos y relojes en movimiento". Sex l. Springer­Verlag.. 1998.  en  la  formulación  matemática  de  las  ecuaciones  de  transformación  de  Lorentz.  Vemos  así  que  no  podemos  atribuir  significado  absoluto  al  concepto  de  simultaneidad;  en  su  lugar.  1981. no dejaba de ser un recurso artificioso (tiempo imaginario). con la que Einstein cerraba la parte I. A. titulada "El teorema de adición  de velocidades". (ed. Friedrich Vieweg and John. pp. Los observadores que se mueven  conjuntamente con  la  vara encontrarían  así que los dos relojes no marchan de forma síncrona. que en las  ecuaciones de transformación de Lorentz aparecían de manera confusa; y. STACHEL. en la que la ley  13 EINSTEIN.  A.  En  la  sección  cuarta.  al  considerar éste sólo el tiempo absoluto newtoniano.  Reading. desarrolla la ley relativista de adición de velocidades.

 "lo  que Einstein estaba haciendo era confirmar de una manera independiente uno de los  15 EINSTEIN. como señala Sánchez Ron: "Esto le permite deducir nuevas leyes de la  física: la relatividad de las cantidades del campo electromagnético.: El origen y desarrollo de la Relatividad. 70.  da  una  explicación correcta del efecto Doppler óptico y de la aberración estelar. Teoría de la presión  de  radiación  ejercida  sobre  espejos  perfectos". M. 131.  En  la  sección  siete.  quiere  decir  que  no  existe  la  distinción  absoluta  que  la  teoría  Maxwell­Lorentz  imponía  entre  campo  eléctrico  y  campo  magnético;  ambos  campos  son  "intercambiables"  dependiendo  del  estado  de  movimiento"16    .9  de  adición  de  velocidades  de  la  física  newtoniana  es  sustituida  por  la  nueva  formulación  que  contempla  la  velocidad  de  la  luz  como  un  límite  que  no  puede  ser  sobrepasado.  en  esta  sección  Einstein trata de eliminar una de las asimetrías que había señalado en la introducción  del  artículo:  "la  asimetría  en  el  tratamiento  de  las  corrientes  producidas  por  el  movimiento  relativo  de  un  imán  y  un  conductor.”  . STACHEL. como ocurría con la teoría de Lorentz.  vw 1 + ( 2  )  c En  la  parte  II  dedicada  a  la  electrodinámica. A.: "Sobre la electrodinámica de cuerpos en movimiento". (ed.  "Teoría  del  principio  Doppler  y  de  la  aberración".): Einstein 1905: un  año milagroso…. "Transformación de la energía de rayos luminosos. En la  sección ocho. .  mencionada  en  la  introducción.  esta  segunda  parte  se  inicia  con  la  sección  seis  "Transformación  de  las  ecuaciones de Maxwell­Hertz para el espacio vacío.  Ley  de  adición de velocidades relativista:  v+w ). p. Sobre la naturaleza de las fuerzas  electromotrices  debidas  al  movimiento  en  un  campo  magnético".  16 SÁNCHEZ RON.  demuestra  que  el  cociente  de  la  energía y la frecuencia de un "complejo luminoso" es invariante. J.  aplica  la  cinemática  desarrollada en  la  parte  I.  15  desaparece. sin necesidad  de recurrir a explicaciones dinámicas diferentes en función del sistema de referencia  desde el que se produzca la observación. J. (Ley  de adición de  velocidades  en  la  física  newtoniana:  v +  w. esto es constante. p. con otras  palabras  y  fijándonos  en  un  caso  particular. lo que.

  Es  decir.  El punto esencial es  que los  campos eléctrico  y  magnético  de  la  luz  que  recibe  la  influencia  de  un  cuerpo  en  movimiento  se  transforman a un sistema de coordenadas que está en reposo relativo a dicho cuerpo.  termina  dicha  sección  con  la  afirmación:  "Todos  los  problemas  de  la  óptica de  los  cuerpos  en  movimiento  pueden  resolverse  mediante  el método aquí empleado. 136. M.. p.  La  sección  nueve.1  } 0  ï 1 . STACHEL.( v ) 2  ï V  î v En la que W es la energía cinética del electrón y m su masa “siempre que el electrón  17 SÁNCHEZ RON. según la cual ambas teorías formaban parte o respondían en la  mente de Einstein a un programa básico común"17    . en esta sección Einstein se ocupa del problema de la reflexión de la luz en  un  espejo  perfectamente reflectante  que  está  en movimiento  y  de la  presión  que  la  luz  ejerce  sobre  un  espejo  que  se  mueve. (ed.  Finaliza  el  artículo con la sección diez "Dinámica del electrón (lentamente acelerado)".): Einstein 1905: un  año milagroso….. cit. . en la que  Einstein  considerando  axiomáticamente  válida  la  segunda  ley  de  Newton  llega  a  la  obtención  de  la  energía  cinética  de  un electrón  en  un  campo  electrostático externo. A.10  principales  resultados  de  "Un  punto  de  vista  heurístico. la constante de Planck).  "Transformación  de  las  ecuaciones  de  Maxwell­Hertz  cuando  se  tienen en cuenta  corrientes de  convección".  E  =  hv  (la  constante a la que se refería Einstein es.: "Sobre la electrodinámica de cuerpos en movimiento".". 70­71. señala  que las ecuaciones de  Maxwell  y  los fundamentos electrodinámicos de  la teoría  de Lorentz para la  electrodinámica  de  cuerpos  en  movimiento  están  de  acuerdo  con  el  principio  de  relatividad.. pues. J.  18 EINSTEIN...  mediante la fórmula ì ï 1  ï W  = ò eXdx = ò b vdv = mV 2 í .: op.  Asimismo.  todos  los  problemas  de  la  óptica  de  cuerpos  en  movimiento  se  reducen a una serie de problemas de la óptica de cuerpos en reposo"18    . J.  De  esta  manera. Este punto de  contacto entre la relatividad especial y la teoría cuántica de la radiación no hace sino  reafirmar la opinión. pp.

 la ley fundamental de  la  Mecánica  de  Galileo  y  Newton.  A.  630­641.  por  la  que  estableció    la  equivalencia  entre  masa  y  energía.  que  nos  detengamos  en  el  análisis  del  significado  de  la  Teoría  Especial  de  la  Relatividad. y al público  al  que  iba  destinado.):  Einstein  1905:  un  año  milagroso. en Annalen der  Physik.  El significado de la teoría especial de la relatividad según Einstein.  1905.:  Über  die  spezielle  und  die  allgemeine  Relativitäts  theorie. .  La  obra  se  dividía  en  tres  partes  diferenciadas  y  un  Apéndice. como sostenía la Mecánica clásica.  (ed.  Einstein señalaba de la ley de inercia de la física newtoniana sólo era aplicable a los  sistemas de coordenadas de Galileo y no constituía.  Conviene.  pp. la que aparece  citada a continuación  es la edición de Alianza Editorial.  El  artículo  de  1905  "Sobre la electrodinámica  de cuerpos  en movimiento".  que  formuló  poco  después  de  forma  explícita  en  su  artículo  "¿Depende  la  inercia  de  un  cuerpo  de  su  contenido de energía?"19    .  existen  varias  ediciones  en  castellano.  pues.  motivaron  que  Einstein  condensara  al  máximo  su  teoría. bajo el título "Sobre la  teoría  de  la  relatividad  especial  y  general"20    . que dejaremos en manos del propio creador de la nueva teoría.  conocida  por  la  ley  de  inercia. que incluye el  texto completo de la obra original: Sobre la teoría de la relatividad especial y general. En 1917  Einstein  publicó  un  pequeño  libro  de  divulgación  científica  en  el  que  explicaba  los  fundamentos de la Teoría Especial y General de la Relatividad. una revista científica Annalen der Physik.11  se  mueva  lentamente”  pues. 1984. De esta manera Einstein apuntaba la famosa ecuación E = mc  . en el que  Einstein  presentó  por  primera  vez  la  Teoría  Especial  de  la  Relatividad.  reproducido  en  STACHEL. Barcelona. 2001.  Cinco  artículos  que  cambiaron la física.  La  primera  parte  estaba  dedicada  a  analizar  la  Teoría  Especial de la Relatividad. Crítica. 145­148.  Einstein  era  consciente  de  que  para  velocidades  del  electrón  cercanas  a  la  velocidad  de  la  luz  la  dinámica  relativista  implicaba  la  no  2  constancia de la masa. una ley de aplicación  universal.  y  prescindiera  de  más  amplias  explicaciones  y  consideraciones. pp. por tanto.  por  la  publicación a la que fue dirigido.  J.  18.: "¿Depende  la inercia de un cuerpo de su contenido de energía?".  20  EINSTEIN.  los  físicos. "Como es sabido.  dice:  un  cuerpo  19 EINSTEIN. A. Madrid.

.12  suficientemente  alejado  de  otros  cuerpos  persiste  en  estado  de  reposo  o  de  movimiento  rectilíneo  uniforme.  como  base  de  toda  descripción física de la naturaleza. Ahora bien. Un sistema de coordenadas cuyo  estado  de  movimiento  es  tal  que  con  relación  a  él  es  válida  la  ley  de  inercia  lo  llamamos  "sistema de  coordenadas de  Galileo".  "A  la  vista  del  dilema  parece  ineludible  abandonar. si utilizamos un  sistema de coordenadas solidario con la Tierra. p.  El principio de relatividad en sentido restringido entraba en contradicción. sino también sobre qué cuerpos de referencia o sistemas  de  coordenadas  son  permisibles  en  la  Mecánica  y  pueden  utilizarse  en  las  descripciones mecánicas. cada estrella fija describe. Sin embargo.  además.  Einstein formuló de manera explícita el principio de relatividad de Galileo..  no  se  podía  dudar  de  la  validez  de  este  principio  de  relatividad. exige según el teorema de adición de velocidades de  la  Mecánica  clásica  que  la  velocidad  de  la  luz  sea  distinta  en  un  sistema  de  coordenadas en movimiento uniforme respecto de otro en reposo o en movimiento no  uniforme. 16­17.  que  las  leyes  generales  de  la  mecánica  clásica  son  exactas  exclusivamente  en  el  marco  de  referencia  del  sistema  de  coordenadas  galileano. A..: Sobre la teoría de la relatividad especial y general. Algunos de los cuerpos a los que sin duda cabe aplicar con  gran aproximación la ley de inercia son las estrellas fijas. 18.  por  cuanto  la  velocidad  de  la  luz  en  "sistemas  de  coordenadas"  en  movimiento  no  uniforme unos respecto de otros..  o  bien  el  principio  de  21 EINSTEIN.  Este  principio  se  pronuncia  no  sólo  sobre  el  movimiento de los cuerpos.  una  circunferencia  de  radio  enorme. pp. con relación  a  él  y  a  lo  largo  de  un  día  (astronómico). aclarando.  "Mientras  se  mantuvo la creencia de que todos los fenómenos naturales se podían representar con  ayuda  de  la  Mecánica  clásica.  en  contradicción con el enunciado de la ley de inercia.  con  la  ley  de  propagación  de  la  luz  en  el  vacío. los recientes adelantos de la Electrodinámica y de la Óptica  hicieron  ver  cada  vez  más  claramente  que  la  Mecánica  clásica. no era suficiente"22    .  22 Ibid.  Las  leyes de la Mecánica de Galileo­  Newton sólo tienen validez para sistemas de coordenadas de Galileo"21    . en el marco  conceptual  de  la  física  clásica.

  por  tanto..  Mientras  no  se  cumpla  este  requisito.  A. 23. . p.  me  estaré entregando como físico (¡y también como no físico!) a la ilusión de creer que  puedo dar sentido a esa afirmación de la simultaneidad.. 28. p.. p. p.  26 Ibid. los teóricos de vanguardia se inclinaron más bien por  prescindir  del  principio  de  relatividad. sino que.  25 Ibid..  pese  a  no  poder  hallar  ni  un  solo  hecho  experimental que lo contradijera"23    . 24.  El análisis de los conceptos de "espacio" y "tiempo" llevaron a Einstein a cuestionarse  el  concepto  de  "simultaneidad":  "Algo  análogo  ocurre  con  todas  las  proposiciones  físicas  en  las  que  interviene  el  concepto  de "simultáneo". ateniéndose uno sistemáticamente a estas dos  24  leyes.  "Sucesos  que  son  simultáneos  respecto  al  terraplén  no  lo  son  respecto  al  tren.  una  definición  de  simultaneidad  que  proporcione el método para decidir experimentalmente en el caso presente si los dos  rayos  han  caído  simultáneamente  o  no.  Lorentz  sobre  los  procesos  electrodinámicos  y  ópticos  en  cuerpos  móviles  demostraron  que  las  experiencias  en  estos  campos  conducen  con  necesidad  imperiosa  a  una  teoría  de  los  procesos  electromagnéticos que tiene como consecuencia irrefutable la ley de la constancia de  la velocidad en el vacío. Y continuaba: "Aquí es donde entró la teoría de la  relatividad.. 23.”25    Más  adelante  explícita  el  concepto  de  simultaneidad  de  la  relatividad  especial.  Para  el  físico  no  existe  el  concepto mientras no se brinde la posibilidad de averiguar en un caso concreto si es  verdadero  o  no.13  relatividad.  Hace  falta.. Mediante un análisis de los conceptos de espacio y tiempo se vio que en  realidad no existía ninguna incompatibilidad entre el principio de la relatividad y la ley  de la propagación de la luz. Por eso. se llegaba a una teoría lógicamente impecable"  (las cursivas en el original).  y  viceversa  (relatividad  de  la  simultaneidad).  24 Ibid.  Cada  cuerpo  de  referencia  (sistema  de  coordenadas)  tiene  su  tiempo  especial;  una  localización  temporal  tiene  sólo  sentido  cuando se indica el cuerpo de referencia al que remite"26    .  Las  innovadoras  investigaciones  teóricas  de  H.  o  bien  la  sencilla  ley  de  la  propagación  de  la  luz  en  el  vacío.  23 Ibid.

 el tiempo absoluto deja de  ser  necesario  para  la  física.  a  una  ley  de  transformación  muy  precisa  para  las  magnitudes  espacio­  temporales de un suceso al pasar de un cuerpo de referencia a otro. 31.  cuya  reinterpretación  por  parte  del  primero  hizo  posible  el  desarrollo  de  la  Teoría  de  la  Relatividad Especial: "H. p..  Einstein  resolvió  así  la  "asimetría"  existente  en  la  física  clásica entre la ley de propagación de la luz en el vacío y el principio de relatividad en  sentido  restringido.  de  manera que todo rayo de luz tenga la velocidad de propagación c respecto a las vías y  respecto  al  tren?  Esta  pregunta  conduce  a  una  respuesta  muy  determinada  y  afirmativa.  producto  de  la  aplicación  del  teorema de  adición  de  velocidades  de  la  Mecánica  newtoniana.  "¿Cabe  hallar  alguna  relación  entre  las  posiciones  y  tiempos  de  los  distintos  sucesos  con  relación  a  ambos  cuerpos  de  referencia..  Siguiendo  un  razonamiento  similar. referido  al  "sistema  de  coordenadas"  en  el  que  se  produce  la  localización  temporal.  desaparece así el tiempo absoluto de la Mecánica clásica. Pero acabamos de ver que este supuesto es  incompatible  con  la  definición  natural  de  simultaneidad;  si  prescindimos  de  él  desaparece  el  conflicto.  "Antes de  la teoría  de  la  relatividad.  entre  la  ley  de  propagación  de  la  luz  y  el  principio  de  la  relatividad"27    . 28  28 Ibid. el concepto de "tiempo" en física sólo puede ser relativo.  El  concepto  de  distancia espacial  entre  dos  puntos de un cuerpo  rígido se encuentra en función del  sistema  de  referencia.  la Física  suponía  siempre implícitamente que  el  significado  de  los  datos  temporales  era  absoluto. es  decir.  por  lo  que  el  concepto  de  "espacio"  en  física  sólo  puede  ser  empleado  en  este  sentido.  La  ruptura  con  la  física  clásica  aparece  aquí  evidente.14  Por tanto.”28    En  este  párrafo  Einstein  se  está  refiriendo  a  la  transformación  de  Lorentz. es decir.  Einstein  llegó  a  la  conclusión  de  que  no  es  defendible  ni  aplicable  el  concepto  de  "espacio  absoluto"  en  física. p.  independiente  del estado  de movimiento del cuerpo de referencia. ..  27 Ibid. Lorentz descubrió incluso la "transformación de Lorentz". A..

  Era  una  situación  verdaderamente  paradójica. vol. p. 65­67. 261­262. en la sencillez radica  una  de  las  mayores  grandezas  del  artículo  de  1905;  pero  es  preciso  señalar  que  el  paso dado por Einstein no fue nada sencillo.  A primera vista puede parecer muy simple la tarea de Einstein.15  que  recibió  su  nombre. A. 112.  La introducción  de  un  "éter  lumínico"  se  mostrará  superflua. Sobre la teoría de la relatividad. y explicar al mismo tiempo los resultados negativos de todos los  experimentos  ópticos  y  eléctricos  sobre  la  corriente  del  éter.  desaparecía la necesidad de afirmar la existencia de un marco de referencia absoluto.  simultáneamente estuvo  muy  lejos  de  alcanzarlo. pues significó arrojar por la borda uno de  los  fundamentos  básicos  sobre  los  que  se  había  edificado  la  Mecánica  clásica.: Mis ideas y opiniones. Mensaje pronunciado en Leyden. STACHEL. “Estos dos postulados [de la relatividad especial] bastan para conseguir  una electrodinámica de los cuerpos en movimiento simple y consistente basada en la  teoría  de  Maxwell  para  cuerpos en  reposo. col. Publicado en Mein Weltbild. en EINSTEIN. también en Sarpe.  con  ella  el  éter.  las  ecuaciones  de  Maxwell  en  el  espacio  vacío  sólo  se  sostenían  en  un  sistema  determinado  de  coordenadas  que  se  diferenciaba  de  los  demás  sistemas  por  su  estado  de  reposo.  Para  él. Holanda.”30    Aunque  Lorentz  con  su  "transformación"  se  acercó  a  ello.  o privilegiado.): Einstein 1905: un  año milagroso.  29 EINSTEIN.: "H. 1983.  1953. Madrid. creador y personalidad". Barcelona. (ed. A.  30 EINSTEIN.  ni asigna un  vector  velocidad  a  un  punto  del  espacio  vacío  donde  están  teniendo  lugar  procesos  electromagnéticos. Zurich. Antoni Bosch. . había de  llevar a la teoría de la relatividad restringida”29    . p.. 3. A.  uno  "solamente"  necesitaba  abandonar  la  noción  de  marco absoluto  de  referencia  y..  porque  la  teoría  parecía limitar el sistema inercial aún más que la mecánica clásica. Esta circunstancia  que parecía carente por completo de base desde el punto de vista empírico.  por  cuanto  su  teoría  se  desarrolló  estrictamente  en  el  marco  epistemológico  de  la  física  clásica. 1953. pp.: "Sobre la electrodinámica de cuerpos en movimiento". J.  "Los grandes pensadores".  puesto  que  la idea que  se  va  a  desarrollar aquí  no  requerirá  un  "espacio  en reposo absoluto"  dotado  de  propiedades especiales. Europa Verlag. Lorentz. A.  Como  ha  señalado  Gerald Holton:  "había  que  hacer  de  nuevo  una  elección  similar  y  desesperada: para  extender el principio de relatividad desde la mecánica (donde había funcionado) a la  totalidad de la física. 1980. en  la conmemoración del centenario del nacimiento de Lorentz.  aunque  sin  identificar  su  carácter  de  grupo.

  debía  32  ser  abandonada  .php?sem_id=20.  Michelson  y  el  experimento  "crucial"". El desarrollo de la electrodinámica por parte de Lorentz alcanzó los  límites permisibles dentro de los presupuestos de la física clásica.  Lorentz se propuso elaborar una teoría electrodinámica que estuviese fundamentada.  y.  con  él. p.uprrp.  G. igual que al resto  de los físicos de la época.16  Pero sin éstas el paisaje familiar cambiaba súbita y radicalmente en todos los detalles.  32  OTERO  CARVAJAL.  tan largamente  acariciada  y  defendida.  la  existencia  de  marcos  de  referencia privilegiados. L.  E. E.:  Ensayos  sobre  el  pensamiento científico en la época de Einstein.  se  publicó  otra  cuyos  métodos. Pero algo que sólo podía ocasionarle a Einstein un duradero  malestar personal era el hecho de que los físicos cuya opinión más valoraba –Lorentz.  La  física  se  quedaba  sin  su  vieja  esperanza.  2005.  Poco  después  de  aparecer  la  teoría  del  movimiento  browniano  de  Einstein. De Galileo a Stephen  Hawking”.:  “Einstein  y  la  revolución  científica  del  siglo  XX”.  en  HOLTON. avanzar más allá era  imposible  mientras  no  se  eliminase  el  éter.  también  en:  http://umbral.edu/seminario/verponencias.  Madrid.  OTERO CARVAJAL.  en  la  medida  de  lo  posible.  aunque  menos  profundos. verdad y conocimiento.  135­177.  G.  y  en  algunas  ocasiones satisfactoriamente.  satisfecha  ya  en  parte.php?sem_id=51. consistente en explicar todos los fenómenos por medio  de una teoría mecanicista y consistente"31    .  pp.  Universidad  Complutense. Y su trabajo en el campo de la  electrodinámica  se  consideraba  una  ampliación  de  la  teoría  de  los  electrones  de  Lorentz.: “Eppur se mueve.  nº  27.  En  los  años  siguientes  a  la  aparición  de  la  Teoría  Especial  de  la  Relatividad  buena  parte del rechazo y de la oposición que provocó entre los físicos se encontró en la no  aceptación  de que  la  "teoría  del éter".  en  Cuadernos  de  Historia  Contemporánea. de tal manera que las dificultades de la teoría de Maxwell  fuesen superadas.  en  los  principios  entonces  vigentes  y  se  apoyase  en  los  resultados experimentales.edu/seminario/verponencias. 264.:  "Einstein. en http://umbral.uprrp. por cuanto suponía una revolución de los fundamentos de  la física. .  Durante  mucho  tiempo  no  se  comprendió  la  unidad  y  el  significado  de  los  artículos de esta trilogía.  “El  artículo    sobre  el  efecto  fotoeléctrico  se  consideraba  estrambótico. Dar este paso le estaba vedado a Lorentz.  31  HOLTON.  resultaban  más  comprensibles para la gran mayoría de los científicos.  L. que ni siquiera apareció en su horizonte intelectual.

  I.  A.17  Poincaré y Planck­ nunca aceptaron por completo la relatividad especial. resultado  de  los  dos  principios  postulados  por  Einstein:  que  todos  los  sistemas  inerciales  son  equivalentes y que la velocidad de la luz es c en todos ellos.:  Einstein  y  Picasso.”33    Einstein  reinterpretó  la  "transformación  de  Lorentz". 270­271.  MILLER. Lorentz apoyó e incluso inspiró a Einstein para que trabajara en la generalización de la relatividad  especial.  De  esta  forma.:  Einstein  y  Picasso. partía de la existencia de un sistema  absoluto de referencia. por el contrario. 274.  I.  Tusquets. el tiempo y los estragos de la belleza.  Barcelona. p.  34 “para gran desilusión de Einstein.  las ecuaciones  de  transformación  de  Lorentz  se  convierten  en  ecuaciones  de  transformación relativista.  El  espacio.  Las  ecuaciones  de transformación de Lorentz habían sido deducidas por H. todos los sistemas de referencia que se encuentran en  movimiento  con  una  velocidad  relativa  constante  respecto  de  un  sistema  inercial  determinado  son equivalentes  y  ninguno  ostenta  una  posición  de  privilegio.  2007.( 2  v  ) expresada  en  la  c 2  transformación  de  Lorentz­Fitzgerald  como  posible  explicación  de  los  resultados  negativos del experimento de Michelson­Morley. .  En  cualquier  caso. que permiten que la información procedente de un sistema  inercial de referencia sea traducida en información válida para otro sistema.  el tiempo y  los  estragos  de  la  belleza. pp. A.  "Es  evidente  que  el  problema  que  tenemos  planteado  se  puede  formular  exactamente  de  la  33  MILLER.  llegó  a  las  ecuaciones  de  la  transformación  de  Lorentz  a  partir exclusivamente  de  consideraciones  cinemáticas  y  de  manera  independiente  de  todo  tipo  de  consideraciones  electromagnéticas. Lorentz a  partir de su teoría de los electrones.  En  la  general.  El  espacio. La suposición de la existencia de una contracción  en  la  longitud  de  un  objeto  móvil  proporcional  al  factor  1 . Lorentz pensaba que la teoría de la relatividad no era más que una  alternativa a su propia teoría de los  electrones.  Para Einstein.  físicamente  no  tenían  nada  que  ver. y de que los cambios en los valores medidos de los intervalos  de  espacio  y  tiempo  se  desarrollan  sólo  en  aquellos  sistemas  de  referencia  que  se  34  mueven respecto al espacio absoluto  .  A.  Lorentz  creía  que  su  éter  regresaba  disfrazado  de  un  espacio­tiempo  estructurado  que  sustentaba  el  desplazamiento  de  la  luz”. Aunque  ambas  teorías  eran  matemáticamente  equivalentes. que no contemplaba la relatividad del tiempo.

  Se  comprueba.2  c  v  (  1 . el problema queda resuelto por  las ecuaciones:  x´=   x . . pp..  en  vez  de  las  anteriores  ecuaciones  de  transformación  habríamos  obtenido  estas  otras:  x' = x ­ vt  y´= y  z' = z        t´= t.2  c  de donde por división.. esta sencilla relación entre  x  y  t  determina  una  relación  entre  x'  y  t'.18  manera  siguiente:  Dadas las cantidades x. t  de  un  suceso respecto  a  k.  se envía  una señal  luminosa  a  lo  largo  del  eje  x  positivo. En  el ejemplo.  si  en  lugar  de  la  ley  de  propagación  de  la  luz  hubiésemos  tomado  como  base  los  supuestos  implícitos  en  la  vieja  mecánica..v  )  t  v 2  1 .  la  ley  de  propagación  de  la  luz  en  el  vacío  se  cumple tanto para el cuerpo de referencia k como para el cuerpo de referencia k'.  Ahora  bien. 32­34.  se  produce  según  esta  ecuación.. resulta inmediatamente  x' = ct'  La  propagación  de  la  luz.    y'.  ¿cuáles son los  valores  x'.  y.2  c  t - Este  sistema de ecuaciones  se designa con el nombre de "transformación de  Lorentz"..  referida  al  sistema  k'. por tanto.  relativos  al  carácter  absoluto  de  los  tiempos  y  las  longitudes.2  c  y´ = y  z´ = z  v  x  2  c  t´=   v 2  1 .  propagándose  la  excitación  luminosa  con  velocidad c.."  Según  la  transformación  de  Lorentz.. que  Einstein emplea  para demostrar esta afirmación.  t'  del  mismo  suceso  respecto  a  k'?  Las  relaciones  hay  que  elegirlas  de  tal  modo que satisfagan la ley de la propagación de la luz en el vacío para uno y el mismo rayo de  luz (y además para cualquier rayo de luz) respecto a k y k'.vt  v 2  1 .)  t  c  .  35  sistema que a menudo se denomina "transformación de Galileo".  z'. De acuerdo con las ecuaciones de la transformación de Lorentz.  z. según la ecuación: x = ct  ".: Sobre la teoría de la relatividad especial y general.  En  efecto. A. que la velocidad de propagación es también igual a c respecto al cuerpo  35 EINSTEIN.  sustituyendo  x  por  el  valor  ct  en  las  ecuaciones primera y cuarta de la transformación de Lorentz obtenemos:  x´=    (  c .  t´=   v 2  1 .

: Sobre la teoría de la relatividad especial y general.2  c . 35­36.  conforme  se  aplican  las  ecuaciones  de  transformación  de  Lorentz.  El  papel  de  la  velocidad  c  como  velocidad  límite  es  consecuencia  de  las  propias  ecuaciones  de  transformación  de  Lorentz.  38 EINSTEIN.  conducen. 761­762.  y  es  tanto  más  corta  cuando  más  rápidamente  se  mueva.: Introducción a los conceptos y teorías de las ciencias físicas. a la  constatación  de  que: ". Naturalmente.  36  Como ha señalado Gerald Holton.. . se nota también que el observador móvil no aprecia tales efectos cuando  37  considera sólo sus propios relojes y sus reglas de metro (están en reposo respecto a sí mismo  y. Obsérvese que el efecto de contracción y dilatación aparente se reduce a cero  si v << c; y que da lugar a valores extremos cuando v ® c (la longitud de una regla de metro  se contrae a cero; el intervalo de tiempo entre un "clic" y el siguiente en el reloj móvil se dilata  a ¥ ). p. por tanto... A.  pues  éstas dejan de  tener  sentido  cuando  36 Ibid.  37 HOLTON. son completamente normales)"  .  que los intervalos de longitud de los objetos que se mueven  con  el sistema  del  otro  se  contraen  en  un  factor  1 - 2  v  y  los  intervalos  de  tiempo  entre  los  sucesos  se  c 2  dilatan  (los  relojes  móviles  parecen  retrasarse  respecto  al  observador  físico)  en  el  factor  1  2  v  1 .  La  aplicación  de  "relojes  sincronizados"  y  de  "reglas  rígidas"  en  dos  sistemas  de  referencia  k  (en  reposo  respecto  del  sistema  k')  y  k'  (en  movimiento  uniforme  respecto  de  k). G.. La  regla  rígida en  movimiento  [en  k'] es  más  corta  que  la  misma  regla  cuando  está  en  estado  de  reposo. a partir de sus  propias medidas. pp.19  de  referencia  k';  y  análogamente  para  rayos  de  luz  que  se  propaguen  en  cualquier  otra  dirección"  . un observador en cualquiera de los dos sistemas encontraría. p.. de lo dicho anteriormente se desprende que:  "Si  un  sistema  inercial  de  referencia  k'  se  mueve  a  velocidad  constante  v  respecto  a  otro  sistema inercial k. 34­35.  De  aquí  inferimos  que  en  la  teoría  de  la  relatividad la  velocidad  c  desempeña el  papel  de  una velocidad límite que  no  puede  38  alcanzar ni sobrepasar ningún cuerpo real"  .

 x = x' = 0; y = y' = 0 y z = z' = 0).Pues las medidas del "tiempo" y de las "longitudes" en dos sistemas de  referencia  k y  k'. Sin embargo: " Si hubiésemos tomado como base la transformación de Galileo.  serían  resueltas  por  las  ecuaciones  x'  =  x  –  vt;  y´=  y;  z'  =  z  ;        t´=  t. el  valor asignado  a  su coordenada  de  posición en  el  sistema  k'  en la coordenada  x'  es  menor  que  el  valor  correspondiente  medido  en  k  en  la  coordenada  x  (la  diferencia  viene determinada por la distancia recorrida por el sistema k' respecto del sistema k. los intervalos de distancia  x son diferentes de los valores de  x' para  las mismas magnitudes.  por  las  ecuaciones  de  transformación de Galileo.  Por  tanto.  relativos al  carácter  absoluto  de  los  tiempos  y  de  las  longitudes. . 36..20  se contempla la hipótesis de una velocidad v superior a la velocidad constante de la  luz.  en  función  de  los presupuestos de  la mecánica  clásica.  es  decir. En efecto si en un tiempo inicial t = t' = 0 los ejes de los  dos sistemas de coordenadas coincidían (esto es. p.  transcurrido  un  cierto  tiempo  A  en  el  que  el  sistema  k'  se  encuentra en movimiento respecto del sistema k. c. y que la velocidad de la luz es la misma para un observador situado  en k y otro en k'.  es decir por vt); mientras que las coordenadas y. para cualquier punto del espacio.  39 Ibid. z no sufren variación alguna (pues el  movimiento afecta sólo a la coordenada x y x' ) (ver figura).  en cualquier tiempo posterior un observador situado en el sistema de referencia de k  puede traducir en su propio lenguaje la información procedente de un observador k' y  viceversa.  Pero si aceptamos que las leyes de la Naturaleza son iguales en los dos sistemas de  referencia k y k'.  no  habríamos  obtenido  un  acortamiento  de  longitudes  como  consecuencia  del  movimiento"39    .

  Para  demostrar  que  el  teorema  relativista  de  adición  de  velocidades  se  ajusta mejor a la experiencia.  41 Ibid..  la  influencia  de  la  velocidad  de  la  corriente  v sobre la propagación de la luz viene  representada por  la  fórmula  W = v + w  con una exactitud superior al 1 por 100"41    .  vw  1 + 2  c  Según Einstein el valor heurístico de la teoría de la relatividad se puede resumir.  Mientras  que  en  las  ecuaciones  de  transformación  de  Galileo  la  medición del tiempo permanece inalterable.  La  velocidad  de  la  luz  c  desempeña.  una vez en posesión de la transformación de Lorentz" y tomando en consideración el  principio  de  relatividad.  De aquí se deduce que el teorema de adición de velocidades no es el mismo para la  física  clásica  que  para  la  física  relativista. ". como consecuencia del movimiento de  sistema de referencia k' "el reloj marcha algo más despacio que en estado de reposo.. p.  en:  "Toda  ley  general  de  la  naturaleza  tiene  que  estar  40 Ibid. 37. . velocidad que designamos por W. Einstein acude en al experimento de Fizeau realizado en  1851:  "Según  las  últimas  y  excelentes  mediciones  de  Zeeman. el  papel  de  una  velocidad  límite  40  inalcanzable"  ..  pues  si  un  punto  se  mueve  respecto  del  sistema  de  coordenadas  k'. por cuanto en la física clásica se parte de  la  presuposición  de  una  sola  variable  de  tiempo  universal. obteniéndose  W = v + w.  según  la  ecuación  x'  =  wt'.  también  aquí..  Mientras que según la transformación de Lorentz  W = v + w  vw  1 + 2  c  Que  corresponde  a  la  fórmula  del  teorema  de  adición  de  velocidades  de  la  física  relativista. p.  Ecuación  que  representa  la  ley  de  movimiento  del  punto  respecto del sistema k. 40.  igual  para  todos  los  observadores.  Por  la  transformación  de  Galileo obtendremos que x' y t' se pueden traducir por x y t en el sistema k según la  fórmula    x  =  (v  +  w)t  .21  Otro tanto ocurre con la medición del tiempo.

  y'.  t'  de  otro  sistema  de  coordenadas  k'.  a  las  leyes  para  movimientos  rápidos  en  los  que  las  velocidades  v  de  la  materia  no  sean  demasiado  pequeñas  frente  a  la  de  la  luz.22  constituida  de  tal  modo  que  se  transforme  en  otra  ley  de  idéntica  estructura  al  introducir."44    Antes  de  que  Einstein  formulase  la  Teoría  Especial  de  la  Relatividad  en  1905.  43 Ibid. es decir.  los  estudios  experimentales  del  fenómeno  de  la  radiactividad. Einstein clarificó la situación al poner en  relación el principio de conservación de la energía y el principio de conservación de la  42 Ibid.  Kaufmann en 1902. lo que es incomparablemente más  importante.  y.  donde  la  relación  matemática  entre  las  cantidades  con  prima  y  sin  prima  viene  dada  por  la  transformación  de  Lorentz. habían puesto de manifiesto que los electrones de alta velocidad  (rayos b )  emitidos  por  núcleos  radiactivos  y  sometidos  a  la  acción  de  campos  eléctricos  y  magnéticos  experimentaban  un incremento de  su  masa; avanzándose  la  explicación  de  que  el  incremento  de  la  masa  del  electrón  debía  estar  vinculada  de  alguna manera al incremento de la velocidad.  z. . y.. 41.  44 Ibid. p. ha reducido mucho el número de hipótesis independientes sobre las que    descansa  la  teoría"43  . la derivación de las leyes.  "Pero  esta  modificación  afecta  únicamente.  t  del  sistema  de  coordenadas  original  k.. p.  en  esencia..  especialmente  los  de  W."42    Los resultados de la Teoría Especial de la Relatividad más destacados por Einstein en  1917 fueron: "ha simplificado notablemente el edificio teórico [de la Electrodinámica y  de la Óptica]. 42.  nuevas  variables  espacio­temporales  x'.  en  lugar  de  las  variables  espacio­temporales  x. 42. p.  z'.  Movimientos tan rápidos sólo nos lo muestra la experiencia en electrones e iones; en  otros  movimientos  las  discrepancias  respecto  a  las  leyes  de  la  Mecánica  clásica  son  demasiado pequeñas para ser detectables en la práctica.   La  nueva  teoría  trajo  como  consecuencia  una  modificación  profunda  de  la  física  respecto  de  la  física  clásica.  Formulado  brevemente:  Las  leyes  generales  de  la  naturaleza  son  covariantes  respecto  a  la  transformación de Lorentz.

.  la  energía  del  cuerpo vendrá dada por:  (  m+ E  0  )  c 2  2  c  v 2  1 .  su  masa  inercial  crece  en  o  inercial de un cuerpo no es una constante. sino variable según la modificación de su energía. En contraposición a la  Mecánica  clásica. 44­45.  La masa inercial de un sistema de cuerpos cabe contemplarla precisamente como una medida  de su energía. pp.. no  sólo a un sistema de coordenadas k. que: un cuerpo que se mueve  con  velocidad  v  y  que  absorbe  la  energía  E  en  forma  de  radiación  sin  variar  por  eso  su  o  velocidad.). experimenta un aumento de energía en la cantidad:  E 0  1 v 2  c 2  Teniendo  en  cuenta  la  expresión  que  dimos  antes  para  la  energía  cinética... . ..2  c  E  0  . Cabe por  2  c  E  0  ;  la  masa  c 2  El cuerpo tiene entonces la misma energía que otro de velocidad v y masa m +  tanto  decir:  si  un  cuerpo  absorbe  la  energía  E  . sino respecto a cualquier sistema de coordenadas k' que  se encuentre con relación a k en movimiento de traslación uniforme (.."  o  45  45 Ibid.23  masa:  "El principio de relatividad exige que el postulado de conservación de la energía se cumpla. .. El postulado de la conservación de la masa de un sistema coincide con el de la  conservación de la energía y sólo es válido en la medida en que el sistema no absorbe ni emite  energía.  A  partir  de  estas  premisas..  no  es  otra  cosa  que  la  energía  que  poseía  el  cuerpo  antes  de  absorber la energía E  ..  el  paso  entre  dos  de  esos  sistemas  viene  regido  por  la  transformación  de  Lorentz. Si escribimos la expresión de la energía en la forma  mc 2  + E  0  1 v 2  c 2  2  se  ve  que  el  término  mc  . se puede inferir rigurosamente.  y  en  conjunción  con  las  ecuaciones  fundamentales  de  la  electrodinámica maxwelliana.

 cuando Einstein escribió Sobre la Teoría de la Relatividad Especial y General.  Citaba  explícitamente  por  su  "especial  importancia": el  fenómeno del  "desplazamiento anual  de  la  posición  aparente  de  las  estrellas  fijas  como  consecuencia  del  movimiento  terrestre  alrededor  del  Sol  (aberración)"; el  "corrimiento  de  las  rayas  espectrales  de la luz  que  nos llega desde  46 EINSTEIN.  lo  que  generó  no  pocas  dificultades  a  la  hora  de  enmarcar  la  ley  de  gravitación  universal  de  Newton.24  Las  razones  por  las  cuales  se  mantenía. en demostración de la Teoría Especial  consistía  en  los  siguientes  fenómenos:  "La  teoría  especial  de  la  relatividad  especial  cristalizó a partir de la teoría de Maxwell­Lorentz de los fenómenos electromagnéticos.  "El  resultado  más  importante  de  índole  general  al  que  ha  conducido  la  teoría  de  la  relatividad especial concierne al concepto de masa.. p. A.  47 Ibid.  la  validez  independiente del principio de conservación de la masa se encuentran en el hecho de  la  imposibilidad  de  comunicar  la  cantidad  suficiente  de  energía  para  provocar  una  alteración  apreciable. con el fin de resolver esta dificultad. 43­44. 46.  es  decir.  por  mínima  que  fuese. La física prerrelativista conoce dos  principios  de  conservación  de  importancia  fundamental.  Einstein  en  la  Teoría  Especial  de  la  Relatividad  postuló  la  existencia  de  la  acción a distancia  con  velocidad  de  propagación  igual  a  c.  de  la  masa  inercial  del  sistema. y la interpretación  consiguiente de Faraday­Maxwell sobre la acción electrodinámica a distancia.: Sobre la teoría de la relatividad especial y general.  la base experimental traída a colación por éste.  el  de  la  conservación  de  la  energía  y  el  de  la  conservación  de  la  masa;  estos  dos  principios  fundamentales  aparecen  completamente independientes  uno  de  otro.  En la física clásica a raíz del éxito de la electrodinámica de Maxwell. .  por lo cual todos los hechos experimentales que apoyan esa teoría electromagnética  apoyan  también la  teoría  de  la  relatividad"47    . condujo  a los físicos a rechazar la existencia de acciones a distancia instantáneas e inmediatas.  La  teoría  de  la  relatividad  los  funde en uno sólo"46    .  por  parte  de  la  física  clásica.  En 1917. pp.  igual a la velocidad de la propagación de la luz.

 con el experimento de Fizeau.  Para  pasar  inmediatamente  después  a  destacar  dos  clases  de  hechos  experimentales  que en  la  teoría  de  Maxwell­Lorentz  eran  de  difícil  explicación  y.. pp. . Einstein se refería a los experimentos  confirmatorios  de  la  teoría  de  Maxwell­Lorentz  sobre  la  electrodinámica.. 47.  emitidos  por  sustancias  radiactivas. En cuanto al primer grupo Einstein escribía:  "En  el  tratamiento  teórico  de  estos  electrones  hay  que  luchar  con  la  dificultad  de  que  la  Electrodinámica  por  sí  sola  no  es  capaz  de  explicar  su  naturaleza."  49  Inmediatamente a continuación  Einstein  se  refirió a los experimentos negativos para  detectar el movimiento de la Tierra a través del espacio.. llegamos a una  ley del movimiento del electrón que no concuerda con la experiencia.  Algo  análogo  ocurría. las masas eléctricas negativas que constituyen el electrón  deberían separarse unas de otras bajo la influencia de su interacción si no fuese por la acción  de  otras  fuerzas  cuya  naturaleza  nos  resulta  todavía  oscura  [en  la  Teoría  General  de  la  Relatividad se postula que tales fuerzas son de carácter gravitacional].25  una  estrella  fija.  pues  la  48 Ibid.  La  teoría  de  la  relatividad  suministra  la  misma  ley  del  movimiento  sin  necesidad  de  sentar  hipótesis  especiales  sobre  la  estructura  y  el  comportamiento  del  electrón.  descansaban  sobre  excesivas  hipótesis  ad  hoc:  El  comportamiento  de  los  rayos b.. y sin citarlo explícitamente.  bajo  la  influencia  de  campos  eléctricos  y  magnéticos.  "Con  anterioridad a  la  teoría  relativista..  la  existencia  de  un espacio  absoluto ocupado  por  el  éter.  Pues  dado  que  las  masas  eléctricas de igual signo se repelen.  en  todo  caso. 47­48. p.  respecto  a  la  posición  espectral    de  las  mismas  rayas  espectrales  obtenidas con una fuente luminosa terrestre (efecto Doppler)"48    En segundo lugar.  que  validara  lo  que  se  postulaba  desde  la  teoría  clásica. experimentos que antes de la  teoría  relativista  buscaban  desesperadamente  demostrar  la  existencia  de  una  "corriente  de  éter".  cuyo resultado lo explicaba la teoría de la relatividad  sin tener que hacer hipótesis sobre la naturaleza física del fluido..  y  el  experimento de Michelson­Morley.  la  ciencia  no  podía  explicar  fácilmente  este  resultado  negativo.  49 Ibid. Si suponemos ahora que  las  distancias  relativas  de  las  masas  eléctricas  que  constituyen  el  electrón  permanecen  constantes al moverse éste (unión rígida en el sentido de la Mecánica clásica).

 48­49. cuyos resultados negativos en la comprobación del "viento del éter"  desconcertaron  profundamente  a los  físicos  contemporáneos.  el  único  inconveniente  es  que  descansaba  sobre  demasiados  artificios  y  presupuestos ad  hoc para  los  gustos  de  la  Física.  mientras  que  todos  los  sistemas  de  coordenadas k' en movimiento respecto a  k estarían también en movimiento respecto  al éter"50    . Físicamente se interpretaba este resultado diciendo que k está en reposo  respecto  a  un  hipotético  éter  lumínifero. La comparación con las consideraciones del comportamiento de  reglas y relojes móviles demuestra que esta solución era también la correcta desde el  punto  de  vista  de  la  teoría  de  la  relatividad.  no  existe ningún sistema de coordenadas privilegiado que de pie a introducir la idea del  éter.  "El  resultado  del  experimento  [de  Michelson­Morley]  fue.  negativo.  no  obstante.26  situación  era  la  siguiente.  y  desilusionaron  profundamente  a  Michelson.  Los  viejos  prejuicios  sobre  el  espacio  y  el  tiempo  no  permitían ninguna duda acerca de que la transformación de Galileo era la que regía el  paso de un cuerpo de referencia a otro.  Esto  parece  indicar  que  de  entre  todos  los  sistemas  de  coordenadas  de  Galileo  se  destaca  físicamente  uno  (k)  que  posee  un  determinado  estado  de  movimiento.  1886. .  De  acuerdo  con  ella. Suponiendo entonces que las ecuaciones de  Maxwell­Lorentz  sean  válidas  para  un  cuerpo  de  referencia  k.  resulta  que  no  valen  para  otro  cuerpo  de  referencia  k'  que  se  mueva  uniformemente  respecto  a  k  si  se  acepta que entre las coordenadas de k y  k' rigen las relaciones de la transformación  de  Galileo.  Pero  la  interpretación  de  la  situación  según  esta última  es  incomparablemente  más  satisfactoria.  para  gran  desconcierto  de  los  físicos.  suponiendo  que  el  movimiento  del cuerpo  respecto al éter  determinaba  una  contracción de  aquél en  la  dirección  del  movimiento  y  que  dicha  contracción  compensaba  justamente  esa  diferencia de tiempos.  Lorentz  y  FitzGerald  sacaron  a  la  teoría  de  este  desconcierto.  En  este  momento  de  su  explicación  Einstein  sacaba  a  colación  el  experimento  de  Michelson­Morley.  ni  tampoco  ningún  viento  del  éter  ni  experimento  alguno  que  lo  ponga  de  manifiesto. sin hipótesis  50 Ibid. pp.  la  solución  vino  dada  por  la  contracción  de  Lorentz­  Fitzgerald.. La contracción de los cuerpos en movimiento se sigue aquí.

  Con la Teoría  de la  Relatividad  Especial los  sucesos dejan de  suceder en  un espacio  tridimensional.27  especiales. pp.  que  incorpora  el  tiempo  como  una  variable  dependiente.. no hay enunciado más banal que el  que  afirma  que  nuestro  mundo  cotidiano  es  un  continuo  espacio­temporal  cuadridimensional. 50­51.  en  la  física  clásica  el  tiempo  es  absoluto..  por  lo  que  deja  de  tener  la  consideración  de  variable  independiente  que  tenía  en  la  física  clásica. pp.  52 Ibid. sin embargo. Y.  es  decir  el  tiempo  deja  de  ser  un  "tiempo  absoluto".  sino el movimiento respecto al cuerpo de referencia elegido en cada caso"51    . lo cual queda patente en la última ecuación de la transformación de Galileo  (t' = t). 51­52.  frente a  las coordenadas espaciales."52    Sin  embargo. 50. buena parte del rechazo y de las fantasías que ha alimentado dicha teoría  provienen  precisamente  de  aquí. p..  De  hecho.  de  los  dos  principios  básicos  de  la  teoría;  y  lo  decisivo  para  esta  contracción  no  es  el  movimiento  en  sí.  53 Ibid.  para  ser  contemplados  en  un  nuevo  marco  de  referencia. .”53    La  situación  cambió  radicalmente  con  la  aparición  de  la  Teoría  Especial  de  la  Relatividad.  El  espacio  cuadridimensional encontró en la formulación geométrica de Minkowski su desarrollo  matemático. .  a  partir  de  este  momento  la  Física  dejo  de  contemplar  el  tiempo  como  51 Ibid. "El no matemático se siente sobrecogido por un escalofrío místico al oír  la palabra "cuadridimensional". por lo cual nos hemos habituado a tratar el tiempo como  un  continuo  independiente.  las  consecuencias  de  "enunciado  tan  banal"  son  de  tal  magnitud  que  explican  las  dificultades  en  la  aceptación  y  comprensión  de  la  Teoría  Especial  de  la  Relatividad.  "El  que  no  estemos  acostumbrados  a  concebir  el  mundo en este sentido como un continuo cuadridimensional se debe a que el tiempo  desempeñó  en la  física  prerrelativista  un papel distinto..  es  decir.  independiente  de  la  posición  y  del  estado  del  movimiento  del  sistema  de  referencia.  el  espacio  cuadridimensional..  más  independiente.  al  que  no  podemos  atribuir  ningún  sentido.

  55  EINSTEIN. pp.... La continuidad del espacio no apa­  rece  en  todo  el  sistema  conceptual. publicado en 1934.  concebido  como  un  continuo  tridimensional ilimitado. Todas las relaciones espaciales  se originan a partir del concepto de contacto (.  Pero  la  matemática  de  Euclides  no  conocía  este  concepto  como  tal. Aquí aparecieron por primera  vez  figuras  geométricas  como  partes  de  un  espacio. 52.  Amsterdam:  Querido Verlag.  según  esta  ecuación  la  diferencia  temporal Lorentz:  t´=   v 2  1 .  y  de  relación  espacial  entre  objetos. el éter y el  campo en la física".  Una  distancia  puramente  espacial  entre  dos  sucesos con relación a k tiene como consecuencia una distancia temporal de aquellos  con respecto a k'.). por cuanto es una de las principales consecuencias de la Teoría Especial  de la Relatividad.  A. Tusquets. p. versión en castellano EINSTEIN. "Está claro que en el mundo de los conceptos  no  científicos existía  el  concepto  del  espacio  como  algo  real.  plano  y  distancia son la idealización de los objetos materiales.  Conviene  que  nos  detengamos aunque  sea brevemente en  el  cambio de  percepción  del "espacio".  sino  que  tenía  suficiente  con  los  conceptos  de  objeto.: Mi visión del mundo. aunque la diferencia temporal D t  de  aquéllos  respecto  a  k  sea  nula. 1934.  Mein  Weltbild."55    La proyección imaginaria al infinito de las imágenes geométricas euclideas permitieron  54 Ibid.  recta. .2  c  t - D t'  de  dos sucesos respecto a k'  no se anula en general.”54    El espacio y el tiempo según Einstein. A.  En  efecto.  Este  concepto  fue  introducido  por  Descartes.  "La  teoría  de  la  relatividad  sirve  en  bandeja  la  visión  cuadridimensional del "mundo". Barcelona.  190­191.28  una  variable  independiente.  Punto. 1981. pues según esta teoría el tiempo es despojado de su  independencia.  del  éter  y  del  campo  en  la  física".  describiendo el punto del espacio por sus coordenadas. a partir del artículo de Einstein "El problema del espacio.:  "El  problema  del  espacio.  tal  y  como  muestra  la  cuarta  ecuación  de  la  transformación  de  v  x  c 2  .

 en  el  sentido  de  Descartes. es  decir definir. Las características  de este  medio tenían que ser las de un campo electromagnético y se pensó que podrían ser  mecánicas.  juega  un  papel  fundamental  la  aceleración. pues. Junto a la realidad geométrica del espacio.”56    Por  ello  el  espacio  absoluto  era  un  axioma  que  había  que  salvaguardar.  Para  los  físicos prerrelativistas era inconcebible plantearse siquiera su cuestionamiento. La aceleración de Newton sólo se puede concebir. esto es.  El  éter  se  convirtió  en  56 EINSTEIN.  el  éter.  La  elaboración de esta teoría mecánica del éter no llegaba a dar resultado; esto hizo que  se  renunciara  a  interpretar  la  naturaleza  del  campo  del éter. Cit. se refería a que tenía que conferir al espacio un estado de movimiento  muy determinado.29  la  representación  y construcción del espacio infinito  de la  física  clásica;  la operación  era  sencilla..  de  distancia variable con el tiempo.: "El problema del espacio.  se  pensó  en  un  medio. el espacio no era afectado por los acontecimientos  físicos; actuaba sobre las masas..  Este  espacio  era  también  absoluto  en  un  segundo  sentido:  su  efecto  inercial era independiente. pero nada actuaba sobre él. que a pesar de todo no lo fijaban por completo los fenómenos de  la  mecánica. op. mediante el espacio absoluto.. p.  ésta  no  puede  ser  definida  sin  el  concepto  auxiliar. A.  “el  espacio  permaneció  hasta  hace  poco  tiempo. 192..  bastaba  proyectar  ad  infinitum  dos  rectas  imaginarias  para  construir  el  espacio absoluto clásico.  transmisor de los sucesos luminosos y electromagnéticos.  Como  que  a  los  físicos  del  siglo  XIX  les  hubiera  parecido  completamente  absurdo  dotar  al  espacio  de  funciones  físicas  específicas. .  En  las  ecuaciones  del  movimiento  de  Newton. y que por sí  mismo  no  contribuía  a  los  sucesos  físicos.  Cuando  Newton  definía  el  espacio  como absoluto.  Esto  empezó  a  cambiar  con  la  teoría  ondulatoria de la luz y la teoría de Faraday y Maxwell del campo electromagnético.  similares  a  las  deformaciones  elásticas  de  los  cuerpos  rígidos.  en  la  consciencia de los físicos como el recipiente pasivo de todos los sucesos.  apareció  pues  una  función  inercial  del  espacio. mediante un sistema de coordenadas tridimensional.. no nos  debe extrañar. las resistencias que despertó la Teoría Especial de la Relatividad  cuando  ésta  apareció.  “en la  física de  Newton era  imprescindible  la noción del espacio absoluto. del éter y del campo en la física".

”58     57 EINSTEIN. 193­194. es decir.”57    La  teoría  del  éter  pasó  a  ocupar  así  una  posición  central  en  la  física  clásica.. Pues sí al éter  no  le  corresponde  ningún  estado  de  movimiento  no  hay  ningún  motivo  para  introducirlo  junto  al  espacio  como  si  fuera  un  ente  de  naturaleza  especial....  hasta  que  se  produjo  el  gran  descubrimiento  de  H. A. Cit.  “Las  propiedades  mecánicas  del  éter  no  estaban  nada  claras.  A..  incomprendido  y  solitario. formando así  un espacio de cuatro dimensiones que incluía la dimensión temporal.. ..: "El problema del espacio.. del éter y del campo en la física".  Lorentz.. se trataba de construir una "teoría del éter" que solventara las diferencias  entre  la  mecánica  y  la  electrodinámica. Entonces llegó la  teoría de  la relatividad especial  con  el  descubrimiento  de  la  igualdad  física de  todos  los  sistemas  inerciales.  constituyendo  uno  de  los  elementos  al  que  más  esfuerzos  dedicaron  los  físicos  del  siglo XIX.30  una materia cuya única función consistía en transmitir los campos eléctricos.  Sólo  Reimann. Hasta entonces se había supuesto tácitamente  que  el  continuo  tetradimendional  de  los  sucesos  se  podía  estructurar  de  manera  objetiva en el tiempo y el espacio.. del éter y del campo en la física".  los  físicos  no  asumían  esta  forma  o  manera  de  pensar.  le correspondía un significado absoluto.  éste  fue  el  objetivo  propuesto  por  la  contracción  de  Lorentz­Fitzerald. pp. 192­193.  En  la  actualidad podemos expresar  el  descubrimiento de  Lorentz así:  El  espacio físico  y  el  éter son únicamente dos expresiones diferentes para la misma cosa;.  Lo  fundamental  era  salvaguardar  los  principios  sobre  los  que  se  sustentaba  la  física  clásica. op. El espacio físico se completó. que al “ahora” del mundo de los sucesos.  los  resultados  negativos  en  la  medición  y  detección  de  la  "corriente  de  éter"  no  condujeron  a  un  cuestionamiento  de  la  teoría.  58 EINSTEIN.  se  preocupó  por  establecer  una  nueva  concepción  del  espacio  a  mediados  del  siglo  pasado;  en  la  que  se  segregaba  al  espacio  de  su  inmovilidad y se posibilitaba su participación en los sucesos físicos..  se  hizo  patente  la  inseparabilidad del espacio y el tiempo...  Sin  embargo.  En  conexión  con  la  electrodinámica.  El  experimento  de  Michelson­Morley. pp...  todo  lo  más  que  provocó  fue  la  búsqueda de alguna explicación que compatibilizara tales resultados negativos con el  mantenimiento  de  la  teoría.: "El problema del espacio. op. A.. Cit.

  A.:  "La  relatividad  y  el  problema  del  espacio"  de  la  edición  revisada  Sobre  la  teoría  de  la  relatividad especial y general.  Esta descomposición es la misma para todos los sistemas inerciales. p.  “en  la  Mecánica  clásica  vienen  localizados  los  sucesos  (events)  mediante  cuatro  números. como inmersa en una  variedad  continua  cuadridimensional.  desde  el  sistema  de  referencia  desde  el  que  se  observe  un  determinado suceso físico.  pero  ya  no  con  independencia  de  la  elección  del  sistema  inercial.  se  llega  a  la  conclusión.. 132.  A partir del principio de la constancia de la velocidad de la luz.  Esto  es  lo  que  debe  entenderse cuando se dice que el tiempo de la Mecánica clásica es absoluto”59    . en el que el  tiempo se incorpora como una variable dependiente más.  este  continuo  cuadridimensional  se  descompone  objetivamente  en  un  tiempo  unidimensional  y  en  secciones  espaciales  tridimensionales  que  sólo  contienen  sucesos  tridimensionales. .31  Surgió  así  una  nueva  consideración  del  espacio­tiempo.  la  Teoría  Especial  de  la  Relatividad considera el espacio dentro de un continuo espacio­temporal. según la  geometría desarrollada por Minkowski.  El  continuo  59  EINSTEIN. Desaparece así el tiempo absoluto de la física clásica.  La  idea  del  conjunto  de  sucesos  que  son  simultáneos a otro determinado existe en relación a un determinado sistema inercial.  según  la  Mecánica  clásica.  mediante  la  cuarta  ecuación  de  la  transformación  de  Lorentz. y del postulado por el  que dicha velocidad actúa como un límite que no puede ser sobrepasado en nuestro  Universo  físico. “En  la  teoría  de  la  relatividad  especial.  tres  coordenadas  espaciales  y  otra  temporal; la totalidad de los “sucesos” físicos se concibe.  que  desembocó  en  el  tiempo  absoluto  de  la  física  clásica. Apéndice. pues. como soporte sobre el que discurrían los sucesos  físicos..  de  que  el  tiempo  se  alarga  o  se  acorta  en  función  del  lugar;  esto  es.  terminó  por  derivar  en  el  concepto  físico  de  tiempo. La simultaneidad  de dos sucesos determinados respecto a un sistema inercial implica la simultaneidad  de  estos  sucesos  respecto  a  todos  los  sistemas  inerciales. el sistema de coordenadas  consecuentemente  deja  de  ser  tridimensional;  la  localización  espacial  de  un  suceso  físico viene determinada  por un sistema de coordenadas cuadridimensional.  Pero.  La percepción intuitiva del "tiempo".

 mientras que el tiempo  se representa mediante una recta perpendicular a ese plano (ver plano).: "La relatividad y el problema del espacio". op.  objetivamente indisolubles. 132. como un continuo cuadridimensional si se quiere expresar  el  contenido  de  las  relaciones  objetivas  sin  arbitrariedades  convencionales  y  prescindibles.32  cuadridimensional  no  se  descompone  ya  objetivamente  en  secciones  que  contienen  todos  los  sucesos  simultáneos;  el  “ahora”  pierde  para  el  mundo.  Cuando  Einstein  estableció  la  velocidad  de  la  luz  como  una  velocidad  límite  infranqueable.  A  partir  de  este  momento  la  localización  de  un  suceso  en  el  Universo no depende exclusivamente de su localización tridimensional correspondiente  60 EINSTEIN. tuvo que modificar el teorema de adición de velocidades.  Espacio ® Tiempo  El descubrimiento de que la luz se transmitía con una velocidad finita obligó a realizar  algunos  ajustes. . A. mediante las  ecuaciones de la transformación de Lorentz.  De  ahí  que  haya  que  concebir  espacio  y  tiempo.  espacialmente  extenso.  De  esta  manera  la  simultaneidad  absoluta  perdió  todo  fundamento  físico.. la relación del espacio y del tiempo viene determinada por  un plano euclidiano tridimensional correspondiente al espacio. merced al teorema de adición de velocidades clásico.  resolviendo este problema. por  el  cual  la  velocidad  de  la  luz  era  tratada  como  cualquier  otra  velocidad  mecánica. Cit.  La  simultaneidad  absoluta  se  mantenía  en  la  física  clásica.”60    En la física prerrelativista. p.  su  significado  objetivo. dando lugar así al teorema de adición de  velocidades  relativista.

 Alianza. p.  La  interpretación  de  las  ecuaciones  de  transformación  de  Lorentz  realizada  por  Einstein en la Teoría Especial. la propia presentación del artículo de 1905 en el que la  parte  cinemática  antecede  a  la  parte  dedicada  a  la  dinámica. Madrid. Gamow: Biografía de la física.  Representación del continuo espacio­tiempo relativista con dos coordenadas de espacio  (x  e  y)  y  la  coordenada  de  tiempo  (ict).  éste  dejo  de  ser  un  receptáculo  vacío  e  inerte.  las  tres  coordenadas  espaciales  y  la  coordenada  temporal.  Las  superficies  cónicas  que  representan  la  2  2  2  2  propagación de la luz (x  + y  ­ c  t  = 0) dividen el continuo en "presente".  (ver  gráfico). 1983.  para  pasar  a  convertirse  en  un  elemento  dinámico  y  activo.  El  continuum  espacio­  temporal  cuadridimensional  relativista  implica  la  fusión  de  materia  y  espacio  en  una  realidad dinámica unitaria. "pasado" y  "futuro" (tomado de G.33  al  espacio  clásico. 245).  sino  que  viene  determinado  por  los  valores  de  cuatro  variables  ligadas  entre  sí.  establecía  una  nueva  concepción  del  espacio  en la  Física.  con  el  análisis  del  fenómeno  de  la  gravitación  y  del  movimiento . que Einstein desarrolló posteriormente en la Teoría General  de  la  Relatividad.

 las fórmulas que las dos teorías  parecen  compartir  son  fórmulas  diferentes:  entendidas  en  el  contexto  de  sus  respectivas teorías. pp.  "No  podemos  bañarnos  dos  veces  en  el  mismo  río"  como  decía  Heráclito.  El  movimiento  en  cuestión  es  una  geodésica"61    .: Análisis de la Materia.  sus  coordenadas  espaciales  serán  también  diferentes. Madrid. Tecnos.  Un  punto  móvil  es  una  serie  de  posiciones  en  el  espacio­tiempo;  otro  punto  móvil  posterior  no  puede  recorrer  el  "mismo"  camino.34  acelerado.  Las  mediciones  de  tiempo  varían  desde  diferentes  marcos  de  referencia.  62 BROWN."62     61 RUSSELL.  hipótesis  posible  puesto  que  espacio  y  tiempo  se  consideraban  separables.: La nueva filosofía de la ciencia. B. I.  Es  evidente  pues  que.  "el  concepto  de  tiempo es modificado fundamentalmente por  la  teoría  de  la  relatividad:  se  convierte  también  en  una  función  de  la  velocidad  relativa.  podríamos  decir:  el  "tiempo  local"  cobra  realidad  con  la  Teoría  Especial. pp.  desde  el  momento  en  que  su  coordenada  de  tiempo  es  diferente.  en  lugar  de  la  línea  recta  estática  euclideana. Es  natural pensar que el  movimiento  sigue  un  camino que  existía  desde  antes  en  el  espacio  y  que  continúa  existiendo  después:  el  tranvía  se  mueve a lo largo de una vía preexistente.  "La  vieja  geometría  suponía  un  espacio  estático.  no  de  espacio. 1984.  El  "tiempo  local"  deja  de  ser  una  ficción  imaginaria  introducida por el desarrollo matemático de la teoría para convertirse en una función  física.  debemos  suponer un  movimiento  que tenga ciertas propiedades  especiales definidas  en  términos  de  espacio­tiempo. H. Taurus. 1976.  en  otro  sistema  de  coordenadas  igualmente  legítimo. condujo a una  reconsideración  del  "tiempo  imaginario"  que  aparece  en  las  ecuaciones  de  transformación  de  Lorentz... Madrid. ..  aunque  ya  aparece  implícita  en  la  Teoría  Especial. 161­162.  La nueva consideración del tiempo. dicen cosas diferentes sobre la estructura del mundo físico. Pero esta concepción no es ya sostenible. introducida por la Teoría Especial.  se  desvanece  el  concepto  de  dos hechos simultáneos a distancia el uno del otro.  Creemos  que  el  tranvía  recorre  el  mismo  camino  todos  los  días  porque  suponemos la tierra fija.  lo  que  quiere  decir  que. pero desde el punto de vista del sol el tranvía jamás repite  un  mismo  viaje. 77­78.

  sino  más  bien  un  proceso  de  adopción  de  nuevas  presuposiciones  63 BROWN. La reducción es completa sólo en el caso de que la velocidad  del  cuerpo  en  cuestión  sea  cero. H.  y el  proceso que  produjo  la  nueva  física  no fue  un proceso de  generalización.  se  convierte  en  heterogéneo  desde  el  momento en que los "tiempos locales" de los diferentes sistemas de referencia cobran  realidad física.  Mientras  para  la  física  clásica  el  tiempo  aparece  como  algo  independiente  de  los  movimientos  y  cambios  que  se  desarrollan  en  su  transcurrir.35  El continuum espacio­temporal relativista nos obliga a definir el tiempo en función del  sistema  de  referencia  en  el  cual  se  produce  la  medición  del  intervalo  temporal. al contrario.  independientemente  del  estado  del  movimiento."63    Cabría  por  último  señalar  que  la  Teoría  Especial  de  la  Relatividad  no  surgió  históricamente  como  un  intento  de  generalización  de  la  mecánica  newtoniana.  siendo  definido  como  homogéneo  y  constante.  Para  los  problemas  dinámicos.  al  elaborar  la  Teoría  Especial  de  la  Relatividad. fue el resultado de la solución de algunos de los callejones sin salida  en  los  que  la  Física  se  encontraba  a  principios  del  siglo  XX.  Einstein  rompió.  no  surgió  de sus  éxitos.  las  mecánicas  newtoniana y relativista no dan nunca el mismo resultado.  de  los  cuerpos  físicos. p. 164.  El  tiempo  en  la  Teoría  Especial  de la Relatividad pierde su carácter homogéneo.  y  sus  velocidades  correspondientes. sí. . I.  sino  que.  dando  lugar  a  un  nuevo  posicionamiento  de  la  Física  respecto  de  algunos  de  los  conceptos  tenidos  por  esenciales  e  inmutables  por  parte  de  la  Física  clásica.  se  dinamiza  el  tiempo. al estar íntimamente ligado al estado  de  movimiento  del  sistema  de  referencia. una  simplificación. pues no es literalmente verdadero que las ecuaciones de la teoría de la  relatividad "se reduzcan" a las de la mecánica clásica para el caso de un cuerpo que  se mueva lentamente. "Recordemos que el uso de la mecánica newtoniana constituye.  "la  cuestión  es  que  se  originó  [la  relatividad]  en  los  fallos  de  la  teoría  newtoniana.: La nueva filosofía de la ciencia.  en  el  que  se  produce  la  medición  del  intervalo  temporal.  conscientemente  con  dicha  situación.

."64    64 BROWN. 166.36  acerca de la estructura de la realidad física y de transformación de conceptos básicos  con los que los científicos piensan y se relacionan con el mundo físico. I. p. H.: La nueva filosofía de la ciencia.