You are on page 1of 2

… Y esto ¿Sólo me pasa a mí?

Creo que me voy a volver loco
Todas las sociedades deben tomar medidas para la organización de la vida erótica, pero no todas la hacen con la preocupación obsesiva de occidente. (Jeffrey Weeks)

Cuanto más hábiles somos para hablar de la sexualidad, mayores son las dificultades que encontramos al tratar de comprenderla. Pese a los intentos sostenidos a lo largo de muchos años para “desmitificar” el sexo y a decenios de liberalismo y “tolerancia” proclamados o condenados, lo erótico todavía despierta una fuerte dosis de ansiedad moral y confusión. ¿Creo que estoy mal? A las mujeres les gusta más grande... Si no logro que crezca nunca voy a tener una pareja y si las tengo me van a dejar… Una vez pegue a una mujer porque me dijo que lo tenía pequeño… Cuando entro a baños públicos no entro al urinario sino a los baños por temor a que vean que la tengo chiquita… Para muchos hombres - y no menos mujeres - el tamaño del pene es un elemento fundamental para la satisfacción sexual de su pareja, creer que se tiene un pene de menor tamaño al promedio (esto sea por observación directa, imaginarios colectivos o a través de ver vídeos pornográficos) puede resultar algo traumático para muchos hombres, tanto así que les puede desarrollar conflictos emocionales y problemas de relación con la pareja, al sentir que una expectativa no está siendo satisfecha como supuestamente debería ser. Muchos consideran tener un pene poco efectivo para el placer con la pareja, esto a pesar de que las diversas investigaciones han insistido en repetidos estudios que el tamaño del pene no guarda relación con la satisfacción de la pareja durante la relación sexual. Y esto porque los puntos más sensibles de una mujer son la vagina y el clítoris, siendo la vagina capaz de presionar el pene y adaptarse al tamaño del pene que se encuentra en ella y el clítoris que es el punto más sensible se halla ubicado en la parte superior de la vulva. Por lo que su estimulación no depende de la profundidad de la penetración, sino de la estimulación que se la pueda hacer a este último y no necesaria y exclusivamente con el pene o con una penetración profunda. En consulta los hombres reconocen que el tamaño del pene cobra relevancia e importancia social y culturalmente, lo cual influye en la vivencia de la sexualidad de los hombres, por lo que muchos sienten que no satisfacen a sus parejas sexualmente, en algunos casos esquivan prácticas sexuales o las minimizan en otros generan violencia con su pareja, ya que les dicen que han conocido más hombres, que ella tiene más experiencia y por eso no siente ni se satisface con el pene de su esposo. Es así que las relaciones de pareja se pueden ver afectadas en su relación por este mito, fantasía y/o tabú. Cuando los hombres no somos capaces de hablar de los tamaños del pene y no para compararlos, ni saber quién la tiene mejor, sino para aprender a vivir satisfactoriamente con ellos, les puede ocasionar muchos conflictos generándoles ansiedad, duda y sobre todo generando conflictos con la pareja, la cual reconoce la preocupación del hombre y por más de que trate de hacerlo sentir mejor y le quite la importancia o relevancia, el hombre lo verá como una actitud de complacencia de resignación y consuelo y no como una expresión de cariño y amor.

no depende del tamaño. sino de hacer el amor con la persona que amas y con la cual compartes algo que no lo harías con nadie más. experimentes tus erecciones y vivas tus eyaculaciones es una responsabilidad individual. . no con un fin último el de la penetración. sino de tu capacidad de explorar una sexualidad responsable.Es importante recordar La forma como tú experimentes y simbolices tu pene. placentera.