You are on page 1of 9

Introducción Las transformaciones sufridas en Latinoamérica las últimas dos décadas dicen relación con un cambio en el modelo económico

, renunciando a la consigna de la industrialización autónoma los países latinoamericanos han adoptado los lineamientos que aparecen en el Consenso de Washington (bastión ideológico) adecuándose al modelo neoliberal, que representa más que nada una vuelta al pasado, en el que los países latinoamericanos eran exportadores primarios explotando sus ventajas comparativas. De este modo, organizaciones como la OIT o la CEPAL se han abocado a estudiar como este cambio de modelo económico ha afectado la distribución del ingreso, la pobreza y la desigualdad. Sin embargo, estos estudios adolecen de la ausencia del concepto de clase, lo que les impide dar cuenta de forma acabada las transformaciones en la estructura social latinoamericana. Este estudio pretende salvar aquella falencia poniendo en el centro del análisis el concepto de clase. I. La estructura de clases en el centro y en la periferia El concepto de clase refiere a categorías distintivas y perdurables en un conjunto de la población que caracterizan por un acceso diferencial a recursos que otorgan poder y posibilidades de vida. Aunque las teorías marxistas ortodoxas solo daban cuenta de la propiedad en tanto que criterio diferenciador, las teorías contemporáneas dan a lugar a criterios más flexibles tales como el control sobre el trabajo de terceros y la posesión de una habilidad ocupacional (Grusky y Sorenson, Wright, Carchedi, Poulantzas). Así también cuando se estudia una sociedad en términos de clase también se estudia en términos de relaciones de poder entre grupos que desean conservar su posición y el orden social, o quienes quieren subvertirlo. Variadas teorías han analizado la estructura de clases del primer mundo (Wright, Goldthorpe, Clark y Lipset), sin embargo, Latinoamérica se caracteriza porque un numero importante de su fuerza de trabajo no ha sido incorporada a relaciones de trabajo legalmente reglamentadas e insertas integralmente en el mercado de productos, sino que se encuentran en la marginalidad, en el llamada “sector informal” (Bromley, Roberts, Tokman). En términos marxistas la diferencia radica en el desarrollo desigual de las relaciones capitalistas en Latinoamérica, y por tanto, la coexistencia de varios modos de producción. De este punto se inician las teorías del centro y la periferia. (Wallerstein, entre otros.) Por ejemplo, sea cual sea el marco teórico que se use, es evidente que el proletariado europeo es distinto a la forma que este posee en Latinoamérica (LA), lo que lleva algunos a plantear la existencia de un semi-proletariado. Los autores proponen el siguiente cuadro en tanto tipología básica de clase en las sociedades latinoamericanas.

trabajadores especializados con formación universitaria que poseen la habilidad [expertise] aunque no el control sobre la fuerza de trabajo ni propiedad. Reciben los mayores ingresos. Controlan la fuerza de trabajo. En conjunto. los directivos altos y los profesionales representan la clase dominante en LA. aunque no sean dueños directos del capital. Representan un 10% del PEA. Los microempresarios cumplen la función de vincular el grupo de trabajadores informales con los procesos de acumulación de capital. Los altos ejecutivos son los administradores de nivel superior de grandes y medianas empresas del sector privado y del público y del Estado. alguna especialización técnica y empleo de algún número de trabajadores controlados cara a cara. dado que la expansión del mercado laboral privado no fue tan grande. La siguiente posición se conoce clásicamente como pequeña burguesía. Representan entre l 1% y el 5% de la PEA. pero en su conjunto no son más que un 5% del PEA. Sus remuneraciones exceden por lejos las medias de sus países. La estructura de clases latinoamericana durante la era neoliberal Las clases dominantes en LA se definen por la propiedad de los medios de producción masivos. y los profesionales reciben salarios en función de la escasez de su conocimiento. El siguiente escalón son los profesionales. Las estimaciones en cada país mencionan que son alrededor de un 10%. según estudios actuales. junto con los empleadores. toda vez que le otorgan empleo a los primeros y prestan servicios externalizados desde los segundos. los ejecutivos reciben salarios y honorarios en función de la eficiencia en su organización.II. Esta pequeña burguesía fue el refugio de las clases medias que fueron expulsadas del Estado (ISI). este grupo fluctúa entre el 1% y el 2% de la población económicamente activa (PEA) en LA. los empleadores grandes. Según datos.poseen recursos monetarios. estos grupos . aunque difieren en la forma: los empleadores reciben utilidades. operacionalmente se definen como el conjunto de empleadores grandes y medianos de la empresa privada. pero con algunas diferencias: corresponden a un grupo que – llamados comúnmente microempresarios.

para dar cuenta de su exclusión. empleo domestico y asalariados sin cobertura ni otros beneficios legales que trabajan en la industria. pero ahora último se le reconoce un vínculo con la economía moderna. pensión. Durante el ISI la mayoría de los empleos creados correspondían a empleo formal. los servicios y la agricultura que están protegidos por códigos laborales y protección social (salud. Muchas se les tildaba de masa marginal.tuvieron que probar suerte con las pequeñas empresas. mientras en el ISI el segundo aumentaba el primero disminuía. Esta clase representa un 35% del PEA. no creció esta clase como ocurría durante el ISI. los servicios y la agricultura. de servicios y trabajadores rurales. en consecuencia. en cambio en la era neoliberal el movimiento es el opuesto (segundo baja.4% en ’90 y 47. La mayoría de los análisis de clase termina con el proletario formal. .). etc. Según la OIT y la CEPAL esta clase representa cerca de 45% de la PEA (44. pero en LA existe una vasta masa de trabajadores excluidos del sector capitalista moderno que debe trabajar mediante el empleo no reglamentado o actividades directas de subsistencia. Operacionalmente se la define como la suma total de los trabajadores por cuenta propia (menos profesionales y técnicos). sin embargo. post ’90 la empresa privada bajó su porcentaje de creación de empleo y el Estado también.9% en ‘98) III. primero sube). Se trabajará entonces con los datos producidos por la CEPAL en ocho países de LA. y se harán proyecciones. las microempresas han sido una de las (sino es que es la más) importantes fuentes de empleo en la región. Un intento de medición de la estructura de clases latinoamericana Dado que las estadísticas censales no ocupan el concepto de clase no son una fuente deseable para el análisis de clase. Este proletariado informal es la contracara del proletariado formal. En consecuencia. El proletariado formal corresponde a los trabajadores de la industria. y otra inferior: obreros industriales. Existe una división superior: operarios y técnicos asalariados. familiares no remunerados. sino que quedo estancada o disminuyo.

c) tendencia importante es el surgimiento de la clase de pequeños empresarios. que duplicaron su presencia entre el ’90 y el ’98. b) se aplica el mismo reajuste de la estimación b) del proletariado formal. como ya habíamos visto. sin embargo. Los propietarios de estas microempresas (menos de 5 trabajadores). En caso de los microempresarios los datos disponibles no permiten hacer una distinción entre formal y no formal. a) un descenso consistente del empleo del sector público en todos los países de LA. a) representa la suma total de los trabajadores por cuenta propia. pero si entre público y privado. más los profesionales y los técnicos que trabajan por cuenta propia representan la pequeña burguesía (un 10% de la PEA en LA). b) una reducción del proletariado formal en todos los países de LA. más los trabajadores de microempresas urbanas de los pequeños establecimientos rurales. El proletariado informal es el anverso de estas estimaciones. el proletariado formal fluctuaría entre un 20% y un 30%. y de la mano de obra familiar no remunerada. Entonces. lo que sería una sobreestimación del proletariado formal –dado que una parte son trabajadores informales o no cubiertos por protección social. Esta estimación subestima la porción del proletariado informal. . los datos de la series temporales no son los más adecuados – mas los únicos disponibles – por lo que se usarán con la debida explicitación de las problemáticas. toda vez que es el anverso de aquel. es muy grande para pegarlo acá. Los ejecutivos y administradores y también los profesionales están sobreestimados por las mismas razones anteriores. Se observan cuatro tendencias ocurridas en la transformación. Ahora bien. menos los profesionales y técnicos. Este puede ser debido a dos procesos: su absorción por microempresas o el trabajo por cuenta propia. estudios recientes dan cuenta de la gran proporción de microempresas informales. c) sobreestima al proletariado formal. no representando nunca más de un tercio de la PEA. Véase el cuadro de la pagina 21. b) A partir de los dados de la OIT es posible decir que un quinto de esta población se encuentra constituida por trabajadores sin cobertura (en función de la cobertura previsional  80%). exceptuando Argentina. medianos y grandes. un componente importante a observar son las transformaciones sufridas en la estructura de clases latinoamericana en función del cambio en el modelo económico. d) el estancamiento o aumento del proletario informal. lo que incluye a las microempresas. Esta estimación supone legalidad en los contratos de todos los trabajadores. de este modo se genera una sobreestimación dado que se incluirían los microempresarios. Se presentan dos estimaciones de la clase de proletariado formal: a) la suma de los asalariados de establecimientos rurales modernos y urbanos modernos pequeños. b) no es posible distinguir entre trabajador manual no manual. pero aun tomando en cuenta esta distorsión representan (sumando las tres clases dominantes) un 10% de la población en promedio en LA. fluctúa entre un tercio u la mitad de la población empleada de LA. Así.La clase capitalista está representada por propietarios de establecimientos con más de 5 empleados. el proletariado formal es la clase más grande en términos proporcionales en LA. si esto es así se reducirían las estimaciones en un 50% o más. del empleo domestico. a) existe una sobreestimación de las clases dominantes en función de que se toman empresas con más de 5 empleados. Sin embargo.

b) trabajadores de servicios personales y sector agrícola (34. Al analizar esta distribución desde el análisis de clase es posible ver en qué forma los grupos sociales se posicionan en esta distribución y su transformación o no en el tiempo. La clase dominante representa un 9. Las clases intermedias – pequeños empresarios y trabajadores formales no manuales– representan un 13. pero con un reducimiento grande la pobreza. A esto se agrega que un 75% de la población (proletarios formales e informales) no poseen un ingreso que les permita salir de la pobreza.5% de la PEA). Con la transformación neoliberal la desigualdad sufrió un incremento. con la importante diferencia de que los trabajadores informales tienen mejores condiciones en Chile. Haciendo una comparación regional puede verse que Costa Rica detenta los índices más igualitarios.9% de la PEA y perciben 5 veces el valor de la línea de la pobreza. En el otro extremo está Brasil y Chile. . Como vimos en las secciones anteriores las clases dominantes son a lo sumo un decil de la población. Dos subgrupos: a) trabajadores urbanos de comercio. estableciéndose el índice de Gini en un 0. Chile representa un gran nivel de desigualdad. puede concluirse entonces que la desigualdad de ingreso se atribuye a la participación combinada del ingreso recibido por estas clases. El proletariado formal obtiene 4 veces el valor de la línea de la pobreza.4% de la PEA y percibe como ingreso 13.52. obreros y artesanos (38.5 veces el valor de la línea de la pobreza. insuficiente para salir de la condición de pobre (Portes y Hoffman). Este no es el caso de Brasil ni México.7% de la PEA)  3. donde este proletariado formal se relega a la indigencia. la mayoría informales  duplican la línea de probreza. El mismo estudio de la CEPAL permite dar cuenta del ingreso en función de las ocho posiciones de clase anteriormente presentadas.5 veces la línea de la pobreza. Los ingresos de las ocupaciones y la estructura de clases LA es una de las regiones con mayor distribución desigual del ingreso.IV.

el ingreso medio de la Fuerza de Trabajo urbana de LA se estancó o disminuyó durante el ajuste neoliberal.2. En resumen. pasando desde un 7. Los empresarios aumentaron su participación desde 25 a 34 veces la línea de la pobreza. esta ‘creciente’ ha sido bastante desigual. en ocho de los nueves países (excepto Panamá). profundizándose el abismo entre ricos y pobres. la relación entre el ingreso de estas clases y el proletariado formal e informal aumentó durante dicho período. Véase cuadro de la pagina 27.9 a un 8. d) en consecuencia. Tal como lo muestran Klein y Tokman. Confirmándose el hecho de en LA no es necesario ser desocupado para ser pobre. V. la tendencia ha sido que tanto los microempresarios. b) el ingreso medio de las clases subordinadas.5 a un 4. En estas series es posible observar que en LA el ingreso medio urbano se estancó o incluso disminuyó durante el periodo de ajuste neoliberal. Obviando esta excepción. este estudio subestima la diferencia entre la clase dominante y el proletariado formal e informal. es muy grande. En cambio los microempresarios tuvieron un poco más de suerte. sin embargo mediante la expectativa económica convencional de que “con la creciente flotan todos los barcos”. es posible establecer unas series temporales de la evolución del ingreso en función de estas posiciones de clase y la transformación neoliberal. quienes analizaron la evolución de la desigualdad en función del 20% más rico y el 40% más pobre. en tanto que el primero representa la mitad de la población estudiada por Klein y Tokman (20% más rico). como el proletariado formal e informal han tendido a un estanco o disminución de sus ingresos durante la transformación neoliberal. Clara excepción a esta tendencia es Chile donde los ingresos aumentaron un 57% durante el decenio del ’90. c) el ingreso de las clases dominantes aumentó más fuertemente que el promedio. pero incluyendo a Chile. Por otro lado. mientras que el sector forma solo desde 3.3. los resultados del análisis de Portes y Hoffman son los siguientes: a) con excepción de Chile. entre ellas la pequeña burguesía. disminuyo. El coeficiente de desigualdad entre estas dos porciones de la población aumentó. los ingresos de los empresarios (mediadas y grandes empresas) aumentaron de forma más acelerada que los ingresos de los otros grupos sociales. excepto en Panamá. Según Portes y Hoffman.Aun teniendo restricciones metodológicas. Otras estrategias de adaptación .

Las estadísticas hacen a Latinoamérica la región más violenta del mundo (homicidios). Los estudios dan cuenta de que la mayor parte de los criminales y a menudo de las víctimas corresponden a varones jóvenes de familias empobrecidas. los empleados de oficina y algunos obreros calificados que resistieron el emprendimiento forzoso. pero también una creciente diversificación de las calificaciones educativas y ocupacionales de las recientes cohortes latinoamericanas. Otro indicador acerca de la importancia de la inmigración es que las remesas de los expatriados latinoamericanos superaban los 23. Uruguay costa Rica. Así también. las estadísticas de victimización han sufrido una gran alza. no se puede demostrar que la aplicación del modelo neoliberal se la causa directa del incremento de la criminalidad urbana. de los servicios privados de seguridad. que no tienen un trabajo o que tienen un trabajo informal. También es preciso dar cuenta del caso mexicano. B. Se evidencia una masificación de la inmigración. Todos los estudios señalan la importancia de la desigualdad económica como factor singular más importante. se observa un incremento de la inmigración de las capas profesionales y ejecutivas. La criminalidad La contracción del empleo formal tiene consecuencias poco pacíficas. por ejemplo para gran parte del proletariado informal. ejemplo de esto son. existe una coincidencia temporal entre ambos fenómenos y una afinidad evidente entre el carácter y el espíritu de las políticas neoliberales: eliminan una cantidad importante de beneficios sociales y estimulan la acción privada y el valérselas por sí mismo. No existe una relación lineal entre los niveles de desigualdad social y el crecimiento de las tasas de criminalidad violenta. La emigración Para los profesionales. Ahora bien. la otra opción es la emigración. el nivel educacional de los inmigrantes a USA fue subiendo durante los ’90.A. La respuesta de las clases dominantes ha sido un crecimiento acelerado de las comunidades cerradas como fuertes. En este nuevo contexto del “todos contra todos” no es sorprendente que algunos miembros de las sociedades de LA busquen justicia dejando de lado el marco normativo existente. aunque también hay que tomar el efecto de distorsión que tiene sobre estos datos el caso mexicano (gran cantidad de inmigrantes son parte del proletariado). Así también. Así también. En consecuencia. la inmigración refiere principalmente a las clases medias. llegando a cerca de 40% de los hogares en cinco países de LA. En cambio en los países sudamericanos. El total es . Aunque esta esté restringida a un grupo especifico de la población.000 millones de dólares en el 2000. dada su larga frontera terrestre con USA existe una inmigración importante de trabajadores rurales y de las clases proletarias. Pero es posible dar cuenta de cierta correspondencia entre menor desigualdad económica con menores tasas de crímenes violentos y un menor incremento o disminución de la criminalidad en el tiempo. en función de los costos. es posible notar que los integrantes de los grupos criminales provienen de las clases proletarias que han sufrido de manera más fuerte los efectos de los ajustes neoliberales. Sin embargo. En la mayoría de las grandes ciudades de LA se observa una aumento de la criminalidad.

toda vez que se han debilitado las bases para una lucha de clases organizada. sin embargo. dado el destino común de las clases proletarias. con la vuelta a la democracia se esperaba una recuperación de la fuerza sindical que se encontró con un enemigo más poderoso: la precarización del empleo. La acción política de clase toma dos formas: formación de alianzas entre partidos que son apoyados por diversos sectores de la población (Chile-Brasil) y un conjunto de los antiguos partidos populistas cuyas ideologías van siendo difusas tanto como buscan apoyo multi-clasista (México).  . esta acción es esporádica y referida a puntos específicos. ahora es realidad. lo que cuestiona las capacidades del actual modelo para absorber mano de obra y reducir la pobreza. las favelas. A diferencia de la acción sindical. La movilización y protestas populares tienden a tener una base comunitaria. Aunque existe la esperanza de que las contradicciones se agudicen y caiga el neoliberalismo.  Elección de líderes neo-populistas. Conclusiones En su estudio anterior (1985) Portes daba cuenta de la sorprendente estabilidad del proletariado informal incluso en el periodo de ISI (1950-1980). En LA. En este estudio de 1985 se evidenciaba una tendencia a la informalidad. la subcontratación. Por otro lado. En este contexto se evidencian entonces otras formas de movilización política. Lo que en ese momento era una tendencia. la mayoría de los trabajadores reciben salarios que los reducen a la pobreza. VI. La política latinoamericana durante el neoliberalismo presenta la paradoja de la polarización de clases. las villas miseria y las poblaciones marginales concentran en mayor parte la población del proletariado informal y son lugares comunes de manifestaciones por alzas o el deterioro de servicios públicos. toda vez e las clases medias sufrían una leve pero palpable alza de sus ingresos. En función de la aplicación de este nuevo modelo económico: se observa una contracción del empleo formal y una mantención o aumento del empleo informal.mayor que la asistencia extranjera en toda Latinoamérica y un tercio del total de la inversión extranjera en la región. el neoliberalismo ha tenido más efecto como modelo político que como modelo económico. En el anterior informe se daba cuenta de cómo los regímenes militares fueron la piedra de tope y la represión de los sindicatos. con excepción de Chile. pero la operación de ideologías difusas y formas irregulares de movilización popular. Hay datos relevantes entonces para determinar que la inmigración fue un mecanismo importante para las diversas clases en función de la contracción del empleo sufridos por los ajustes neoliberales. “la emigración y las remesas son el verdadero programa de ajuste económico para los pobres de América Latina” (Ramos). se observa que la caída del empleo público ha tenido como correlatos los emprendimientos forzados de las clases medias. Así también se daba cuenta de que la desigualdad decía relación con las clases dominantes y el proletariado. Así.