You are on page 1of 3

Un mamut que agonizo por

cientos de años
El método para calcular la edad por medio del carbono 14 (C14) es
ciertamente el más conocido. Este también tiene ciertos supuestos que se
deben cumplir para que dé resultados precisos.

El C14 se produce en la estratosfera, cuando un átomo de nitrógeno 14


(N14) es bombardeado con un rayo cósmico. Esto cambia el nitrógeno en
C14. Este entonces se dispersa por la atmósfera y las plantas lo absorben
por fotosíntesis. Cuando un animal come plantas, parte del C14 se le
incorpora. El animal carnívoro que se come al animal anterior también
recibe C14 en su cuerpo.( ver ilustración al final del texto)

La teoría dice que este proceso sigue hasta que todas las criaturas vivas
sean radioactivas exactamente en la misma medida.

Cuando un animal o planta muere, deja de asimilar el C14 a su cuerpo. Con


el correr del tiempo, el C14 se convierte otra vez en N14. Esto significa que,
mientras mas vieja sea la materia orgánica, menos C14 tendrá. Asi que se
puede calcular la edad de un objeto si se cumplen ciertas condiciones.

Primero, como en todo los métodos para el cálculode la edad, se debe saber
cuánto C14 tenía la planta o el animal cuando murieron. Si de alguna
manera un animal evito la asimilación del C14 a su sistema, dará una edad
muy avanzada, si se supone que murió con la cantidad común de C14 en su
cuerpo.

Generalmente se hace la suposición de que el nivel de C14 atmosférico ha


sido constante durante los últimos veinte a treinta mil años. Pero, para que
este supuesto sea cierto, el nivel de nitrógeno atmosférico y la frecuencia
de bombardeo de los rayos cósmicos también deben haber sido constante
durante los últimos treinta mil años. Esta ultima suposición en mas bien
incierta, pues las primeras medidas de los rayos cósmicos se hicieron a
principio del siglo XX.

Parece atrevido ampliar los resultados a los últimos treinta mil años. Aun asi,
esto es lo se suele hacer.

El segundo supuesto del calculo de la edad con carbono es que se puede


medir la proporción del carbono 12 normal al C14. Esto no es problema,
pues se pueden realizar las medidas con una gran precisión.

El supuesto final es que la velocidad de transformación radiactiva del C14


no cambia. Si el C14 se degenero más rápido o mas despacio en el pasado,
entonces la edad que se obtiene al usar la velocidad presente sería errónea.
Lo interesante de la velocidad de transformación del C14, es que se puede
cambiar en el laboratorio. Jhon Lynde Anderson hizo un experimento en el
que altero la carga eléctrica de una lamina con C14. Este fue su informe:

“El promedio durante las condiciones de 90V+ es por lo

Tanto nueve desviaciones normales menos de lo que se

observo en 90V-“

Esto significa que la velocidad de transformación se altero radicalmente al


aplicar diferentes potenciales eléctricos al C14. Las consecuencias de esto
son de largo alcance. Por ejemplo, cada vez que una tormenta eléctrica
pase por encima de un objeto que esta en el suelo, podría alterar la
velocidad de transformación del C14.

La carga eléctrica de las nubes y sobre la tierra en esas ocasiones produciría


el mismo efecto que Anderson produjo en el laboratorio.

Es bastante para consideraciones teoricas, No hay mejor manera de ilustrar


los problemas del C14, que mostrando algunos ejemplos.

La universidad de Yale calculo la edad de un asta de antílope en tres


ocasiones diferentes y obtuvo tres edades diferentes: 5.340, 9.310 y 10.320
años. La universidad de Michigan calculó la edad de dos especímenes de la
misma posición estratigráfica (deberían tener la misma edad) en 1.430 y
2.040 años. Un pedazo de corteza examinado por la universidad de Chicago
y Michigan dio edades de 1.168 y 2.200 años. El método del C14, cuando se
le aplico a un mastodonte, indicó que había estado muriendo de afuera
hacia adentro durante un periodo de 750 años. La parte exterior de uno de
los colmillos indicó 7.820 años después de la muerte, mientras que el
interior del colmillo había muerto 750 años mas tarde. ¡Que agonía la del
pobre animal¡

Charles Reed hace la siguiente observación:

“Un ejemplo clásico de la irresponsabilidad del C14, es

la diferencia de 6000 años entre 11 pruebas hechas a Jarmo,

una aldea prehistórica del norte de Iraq que, según la evidencia


arqueológica,

no fue ocupada por mas de 500 años consecutivos”

No es difícil hallar ejemplo como estos. Y después de considerarlos, cabe


preguntarse si realmente el método del C14 da resultados.

Extraído del libro: “Razones” escrito por Josh Mcdowell, editorial: Vida