You are on page 1of 5

Verdades Bíblicas, http://www.jba.gr/es/index.

htm

Todo está en las manos del Señor

Para mucha gente, el hombre es el único que define su futuro y


sus caminos. Para muchos, todo no es más el resultado de puro
racionalismo, con una vida que parce más que nada una calculadora.
Obtén el dato, has los cálculos pertinentes y saca el resultado.
Obviamente, ésta panorama tan mecánica de la vida ignora al
Creador y Capitán de la Vida, quien es el que siempre tiene la última
palabra. Como Job dice:

Job 23:13
“Pero si él determina una cosa, ¿quién lo hará cambiar? Su alma
deseó, e hizo.”

Y como leemos en Proverbios:

Proverbios 21:2
“Todo camino del hombre es recto en su propia opinión; Pero
Jehová pesa los corazones.”

Proverbios 16:1
“Del hombre son las disposiciones del corazón; Mas de Jehová es la
respuesta de la lengua.”

1
Verdades Bíblicas, http://www.jba.gr/es/index.htm

Proverbios 16:2
“Todos los caminos del hombre son limpios en su propia opinión;
Pero Jehová pesa los espíritus.”

Proverbios 19:21
“Muchos pensamientos hay en el corazón del hombre; Mas el
consejo de Jehová permanecerá.”

Proverbios 16:9
“El corazón del hombre piensa su camino; Mas Jehová endereza
sus pasos.“

Los caminos abiertos frente a nosotros pueden ser muchos.


Puede que tengamos muchas preguntas, ¿qué dice la Palabra? que el
Señor, a pesar de nuestras preguntas sabe cómo dirigirnos. En los
pasajes anteriores de Proverbios, cinco veces podemos leer que
aunque el hombre tenga muchos planes y pensamientos que a sus
ojos parecen estar correctos, al final, es la voluntad del Señor lo que
permanecerá. Es el Señor, el Creador y Capitán de la Vida el que
dirige nuestros pasos y pesa los espíritus y corazones. Como
Jeremías dice:

Jeremías 10:23
“Conozco, oh Jehová, que el hombre no es señor de su camino, ni
del hombre que camina es el ordenar sus pasos.”

Has de pensar porqué ésta o aquella cosa sucedió de cierta

2
Verdades Bíblicas, http://www.jba.gr/es/index.htm

manera y no de otra. Tal vez te condenes a ti mismo creyendo que no


actuaste de la mejor manera en cuanto a cierta circunstancia. Sin
embargo, no debemos culparnos, el Capitán de la vida, Aquel a quien
has confiado tu vida, también tiene palabra y voluntad. Como dice
en Proverbios 24:12:

Proverbios 24:12
“Porque si dijeres: Ciertamente no lo supimos, ¿Acaso no lo
entenderá el que pesa los corazones? El que mira por tu alma, él lo
conocerá, Y dará al hombre según sus obras.”

El Señor mantiene nuestra alma, pesa nuestros corazones y


aunque no sepamos, Él sabe. El Señor conoce todo lo que nos aflige
o nos ha herido. En vez de condenarnos a nosotros mismos por
decisiones pasadas o vivir estresados por decisiones futuras abramos
nuestro corazón a Él, confiémosle nuestros caminos y ciertamente Él
sabrá cómo dirigirnos. Volviendo al caso de Pablo que vimos en el
tema anterior (Hechos 16), desde el principio no tenía clara la
revelación en cuanto a dónde debería ir a predicar la Palabra. Sin
embargo, esto no significa que se quedó sentado esperando la
revelación, en lugar de eso escogió ir a Misia, pero el Señor se lo
impidió. Luego a Galacia pero el Señor se lo impidió de nuevo.
Finalmente llegó a Troas y ahí el Señor le mostró mediante una
visión que debería ir a predicar la Palabra Macedonia. Pablo no se
quedó esperando en su casa un si o un no de Dios, ni tampoco se
condenó porque las decisiones de ir a Misia y Galacia fueron
impedidas. Tomó la decisión de ir a esos lugares, tocó la puerta y

3
Verdades Bíblicas, http://www.jba.gr/es/index.htm

honestamente dejó que el Señor la abriera o cerrara. Muchas veces


nos encontramos en encrucijadas donde necesitamos tomar una
decisión o resivir revelación. Tomemos la decisión en oración y con
un corazón puro, dejando que el Señor dirija nuestros pasos. Lo más
importante no es nuestra habilidad de tomar decisiones o de recibir
revelaciones sino el confiar completamente en el Señor para que así
Él nos dirija en el camino. Aquí está lo que David dice:

Salmos 37:3-7
“Confía en Jehová, y haz el bien; Y habitarás en la tierra, y te
apacentarás de la verdad. Deléitate asimismo en Jehová, Y él te
concederá las peticiones de tu corazón. Encomienda a Jehová tu
camino, Y confía en él; y él hará. Exhibirá tu justicia como la luz,
Y tu derecho como el mediodía. Guarda silencio ante Jehová, y
espera en él.”

Vamos a entregar nuestros caminos al Señor y Él hará, vamos


a descansar y a esperar pacientemente en Él. Y de nuevo leamos
en Romanos 8:28:

Romanos 8:28
“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les
ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son
llamados.”

Todas las cosas obran para bien para aquellos que aman a
Dios. TODO. Ambas cosas, aquellas que consideramos buenas, así

4
Verdades Bíblicas, http://www.jba.gr/es/index.htm

como aquellas que pueden ser dolorosas. Por lo tanto, no nos


dejemos desanimar o perder la fortaleza, mas bien confiemos en el
Señor y el sabrá como dirigirnos en nuestros caminos.

Proverbios 3:5-6
“Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia
prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus
veredas.”

Tassos Kioulachoglou
Español: Aleida López de Steinmetz