You are on page 1of 325

LEXISLACIÓN ESCOLAR

ORGANICACIÓN E XESTIÓN DA
ORGANIZACIÓN ESCOLAR
DOCUMENTACIÓN
1. Educación y Constitución
2. Real Decreto 1763/1982, de 24 de xullo, sobre traspaso de funcións e servicios educativos
a Comunidade Autónoma de Galicia (BOE, 31-7-82)
3. Orde do 16 de xaneiro do 1987, pola que se regulan as Asociación de Pais de Alumnos
(DOG, 22-1-87)
4. Decreto 44/1988, do 11 de febreiro, polo que se regulan o Consello Escolar de Galicia, os
Consellos Escolares territoriais e municipais (DOG, 11-3-88).
5. Lei Orgánica 2/2006, de 3 de maio, de Educación (LOE) (BOE, 4-5-2006).
6. Decreto 130/2007, de 28 de xuño, polo que se establece o currículo da educación
primaria na Comunidade Autónoma de Galicia (DOG, 9-7-07). Orde de 23 de novembro
de 2007, pola que se regula a avaliación na educación primaria na Comunidade Autónoma
de Galicia (DOG, 30-11-2007).
7. Decreto 99/2004, de 21 de maio, polo que se regula a organización e o funcionamiento da
Inspección Educativa e o acceso ao corpo de inspectores de Educación na Comunidade
Autónoma de Galicia (DOG, 25-5-2004). Orde do 13 de decembro de 2004 pola que se
desenvolve o Decreto 99/2004, do 21 de maio (DOG, 22-12-2004).
8. Decreto 30/2007, de 15 de marzo, polo que se regula a admisión do alumnado en centros
docentes con fondos públicos que imparten as ensinanzas reguladas na Lei Orgánica 2/2006,
do 3 de maio, de educación (DOG, 16-3-07).
9. Orde do 17 de marzo de 2007 pola que se regula o procedemento para la admisión do
alumnado no segundo ciclo de educación infantil, educación primaria, educación
secundaria obligatoria e bacharelato en centros docentes sostidos con fondos públicos (BOE,
19-3-2007).
10. Real Decreto 732/1995, de 5 de maio, polo que se establecen os dereitos y deberes dos
alumnos e as normas de convivencia nos centros (BOE, 2-6-95).
11. Decreto 235/1995, de 20 de xullo, polo que se regula o ensino de relixión nas ensinanzas de
réxime xeral na Comunidade Autónoma de Galicia e se modifican e completan os decretos
426/1991, de 12 de decembro, 245/1992, de 30 de xullo, 78/1993, de 25 de febreiro, e
275/1994, do 29 de xullo (DOG, 10-8-95), Cuestións derivadas das disposicións adicionais
segunda e terceira da LOE.
12. Decreto 247/1995, de 14 de septembro, polo que se desenvolve a Lei 3/1983, de
normalización lingüística, para a súa aplicación ó ensino en lingua galiga nas ensinanzas
de réxime xeral impartidas nos diferentes niveis non universitarios (DOG, 7-11-95).
13. Orde do 6 de octubro de 1995, pola que se regulan as adptación do currículum nas
ensinanzas de réxime xeral (DOG,7-11-95).
14. Lei orgánica 9/1995m de 20 de novembro, da participación, avaliación e goberno dos
centros docentes (LOPAGCD) (BOE, 21-11-95).
15. Orde do 28 de octubro de 1996, pola que se regulan as condicións e o procedemento para
flexibiliza-la duración do período de escolarización obrigatoria dos alumnos con
necesidades educativas especiais asociadas a condicións personais de sobredotación
intelectual (DOG, 28-11-96)
16. Orde do 26 de abril de 2004, pola que se convoca concurso de méritos para la selección e
nomeamento da dirección dos centros públicos da Comunidade Autónoma de Galicia nos
que se imparten ensinanzas escolares (DOG, 4-5-2004)
17. Real Decreto 542/2009, de 7 de abril, polo que se estructuran os departamentos ministeriais,
entre eles o MEC (BOE, 7-4-2009). R.D. 640/2009, de 17/4, polo que se desenvolve o R.
anterior (BOE, 21/4)
18. Orde do 13 de abril de 1999 pola que se dictan normas para a elección de órganos
unipersonais de goberno nos centros público de ensino non universitario (DOG, 9-1-2006).
19. Decreto 320/1996, do 26 de xullo, de ordenación da educación de alumnos e alumnas con
necesidades educativas especiais (DOG, 6-8-96).
20. Decreto 585/2005, de 29 de decembro, polo que se establece a estructura orgánica da
Cosellería de Educación e Ordenación Universitaria (DOG, 9-1-2006).
21. Decreto 374/1996, de 17 de outubro de 1996, polo que se aproba o Regulamento Orgánico
das Escolas de Educación Infantil e dos Colexios de Educación Primaria (DOG, 21-10-
96).
22. Orde do 31 de outubro de 1996, pola que se regula a avaliación psicopedagóxica dos
alumnos e alumnas con necesidades educativas especiais que cursan as ensinanzas de
réxime xeral, e se establece o procedemento e os criterios para a realización do dictame de
escolarización (DOG, 19-12-96).
23. Decreto 120/1998, do 23 de abril, polo que se regula a orientación educativa e profesional
na Comunidade Autónoma de Galicia (DOG, 27-4-98)
24. Decreto 245/1999, do 29 de xullo, polo que se regula a formación permanente do
profesorado que imparte ensinanzas de niveis non universitarios (DOG, 1-9-99)
25. Orde do 22 de xullo de 1997 pola que se regulan determinados aspectos de organización e
funcionamento das escolas de educación infantil, dos colexios de educación primaria e
dos colexios de educación infantil e primaria dependentes da Cosellería de Educación e
Ordenanción Universitaria (DOG, 2-9-97)
26. Decreto 330/2009, de 4 de xuño, polo que se establece o currículo da educación infantil na
Comunidade Autónoma de Galicia (DOG, 23-6-2009). Orde de 25 de xuño de 2009, pola
que se regula a implantación, o desenvolvemento e avaliación do segundo ciclo da
educación infantil na Comunidade Autónoma de Galicia (DOG, 10-7-2009)
EDUCACIÓN Y CONSTITUCIÓN
ARTÍCULO ESPECÍFICO:
Art. 27.
1. Todos tienen derecho a la educación. Se reconoce la
libertad de enseñanza.
2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo
de la persona humana en el respeto a los principios
democráticos de convivencia y a los derechos y
libertades fundamentales.
3. Los poderes públicos garantizarán el derecho que
asiste a los padres para que sus hijos reciban la
formación religiosa y moral que esté de acuerdo con
sus propias convicciones.
4. La enseñanza básica es obligatoria y gratuita.
5. Los poderes públicos garantizarán el derecho de
todos a la educación, mediante una programación
general de la enseñanza con la participación efectiva
de todos los sectores afectados y la creación de centros
docentes.
6. Se reconoce a las personas físicas y jurídicas la
libertad de creación de centros docentes dentro del
respeto a los principios constitucionales.
7. Los profesores, los padres y en su caso los alumnos
intervendrán en el control y gestión de todos los
centros sostenidos por la Administración con fondos
públicos en los términos que la ley establezca.
8. Los poderes públicos inspeccionarán y
homologarán el sistema educativo para garantizar
el cumplimiento de las leyes.
9. Los poderes públicos ayudarán a los centros
docentes que reúnan los requisitos que la ley
establezca.
10. Se reconoce la autonomía de las Universidades, en
los términos que la ley establezca.
ARTÍCULOS REFERENTES:
Art. 3.
1. El castellano es la lengua española oficial del
Estado. Todos los españoles tienen el deber de
concerla y el derecho de usarla.
2. Las demás lenguas españolas serán también
oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas
de acuerdo con sus Estatutos.
3. La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas
de España es un patrimonio cultural que será onjeto de
especial respeto y protección.
Art. 10.
1. La dignidad de la persona, los derechos inviolables
que le son inherentes, el libre desarrollo de la
personalidad, el respeto a la ley y a los derechos de los
demás son fundamento del orden político y de la paz
social.
2. Las normas relativas a los derechos fundamentales
y a las libertades que la Constitución reconoce, se
interpretarán de conformidad con la Declaración
Universal de Derechos Humanos y los tratados y
acuerdos internacionales sobre las mismas materias
ratificados por España.
Art. 20. Se reconocen y protegen los derechos:
c) A la libertad de cátedra.
Art. 39.
1. Los poderes públicos aseguran la protección social,
económica y jurídica de la familia.
2. Los poderes públicos aseguran, asimismo, la
protección integral de los niños, iguales estos ante la
ley con independencia de su filiación, y de las madres,
cualquiera que sea su estado civil. La ley posibilitará
la investigación de la paternidad.
3. Los padres deben prestar asistencia de todo orden a
los hijos habidos dentro y fuera del matrimonio,
durante su minoría de edad y en los demás casos en
que legalmente proceda.
4. Los niños gozarán de la protección prevista en los
acuerdos internacionales que velan por sus derechos.
Art. 149.
1. El Estado tiene competencia exclusiva sobre las
siguientes materias:
30º. Regulación de las condiciones de obtención,
expedición y homologación de títulos académicos y
profesionales y normas básicas para el desarrollo del
artículo 27 de la Constitución a fin de garantizar el
cumplimiento de las obligaciones de los poderes
públicos en esta materia.
INICIO
B. O. del E.-NÚln. 182 31 julio 1982 20815
El Ministro de la Preaidencl&,
MATIA5 RQDRIGUEZ INCIARTE
CERTIFICAN
Que en la sesión plenaria de la. Comisión, celebrarla el 19 de
julío de 1982. se adoptó acuerdo sobre transferencias a la Co-
munidad Autónoma de Galicia de las competencias. funciones
y servicios de enseñanza no universitaria, en los términos que
a- continuación se expresan:
Al' REFERENCIA A NORMAS CONSTITUCIONALES Y ESTATUTARIAS
. T LEGALES EN LAS QUE SE AMPARA LA TRANSFERENCIA
La Constitución, en el artIculo 148, establece que las Comu-
nidades AutóDomas podrán asUIDÍr competencias en materia de
conservatorios de interés regional. así como el fomento de la
enseñanza de la Jengua propia, y en el artículo 149 reserva al
Estado la competencia exclusiva sobre regulación de las condi-
ciones de obtención, expedición y homologación de titulos aca-
démicos y profesionales y normas blLsic$s para el desarrollo del
artículo 27 de- la Constitución, a fin de garantizar el cumpli-
miento de las obligaciones de los poderes públicos en esta
materia. Por su parte, el Estatuto de Autonomía de Galicia
establece en su artículo 31 que corresponde a la Comunidad
Autónoma de Galicia la competencia plena para la regulación
y administración de la enseñanza en toda su extensión, niveles
y grados, modalidades y. especialidades. en el ámbito de sus
competencias, sin perjuicio de lo dispuesto en el articulo 27 de
la Constitución y en las Leyes Orgánicas que. canforme al
apartado primero del artIculo 81 de la misma, lo  
de' las facultades que atribuye al Estado el número 30 del
apartado 1 del articulo 149 de la Constitución y de la alta
inspecdón necesaria para su cumplimiento y garantía.
Sobre la bas.e de estas previsiones constitucionales y esta-
tutarias es legalmente posible que la Comunidad Autónoma de
Galicia tenga competencias en las materias de enseñanza no
universitaria, por lo· que se procede a operar ya en este campo
transferencias de competencias de tal indole a la misma, ini-
ciando de esta forma el proceso de traspaso en materia de
educacióil y ciencia.
En consecuencia con lo expuesto, parece necesario y resulta
estrictamente legal llegar a un acuerdo sobre transferencia de
competencias, en las materias indicadas. ·a la Junta de Galicia
para cumplir así los objetivos de su creación y para posibilitar
la exigencia constitucional de la organización territorial del
Estado diseñada.
B} COMPETENCIAS Y FUNCIONES QUE ASUME LA COMUNIDAD
AUTONPMA E IDEN"TlFICACION DE LOS SERVICIOS· QUE SE
TRASPASAN
Se transfiere a la Cómunidad Autónoma de GaUcia, dentro
de. su ámbito territorial. en los términos del presente acuerdo
y .de los _Decretos y demás normas que lo hagan efectivo y se
publiquen. en el .. Boletín Oficial del Estado- y en el ..Diario
Oficial de Galicia_. las' siguientes competencias:
al Las competencias. funciones y servicios, así como el per-
sonal adscrito a los mismos, ejercidas por las actuales Direc-
ciones PrOVinciales del Ministerio de Educación y Ciencia en
La Coruña. Lugo. ·Orense y incluldas las descon-
centradas por las disposiciones. en vigor, que figuran en las
relaciones que se· incorporan al presente· acuerdo.
b) Las Inspecciones Provinciales de Educación Basica del
Estado de las cuatro provincias gallegas, incluidos lOS servicios
de orientación escolar y vocacional adscritos funcionalmente a
las mismas; la Inspección Técnica de Formación Profesional de
las refeJidas provincias y la Inspección de Bachillerato del
Estado del Distrito Universitario de Santiago de Compostela.
En todos los casos se incluyen sus inherentes facultades. fun-
ciones .y servicios que ejercfan hasta la fecha.
cl La dependencia,' la titularidad administrativa y, en su
caso, la propiedad J demés derechos reales que el Estado>
ANEXO
Don Jesé Elías Díaz Garcia y ,don Juan Pérez Rodríguez. Secre·
tarios de la Comisión Mixta de Transferencias de ·Galicia.
JUAN CARLOS R.
sucinto informe de dicha Oficina, para dar cumplimiento a 10
dispuesto en el anexo l. primero, apartado a), punto ·dos de
la Ley de Presupuestos Generales del Estado para mil nove-
cientos ochenta y dos_
Dos. Los créditos no incluidos dentro de la valoraCión del
coste efectivo. recogidos en las relaciones tres punto tres se
librarán directamente, sin necesidad de proceder a modifica-
ciones presupuestarias de ninguna clase, por el Ministerio de
Educación y Ciencia y los Organismos autónomos que aparecen
en las citadas relaciones tres punto tres a la Comunidad Autó-
noma de Calícia. cualquiera que sea el destinatario final del
pago, de forma que esta Comunidad Autónoma pueda disponer
"de los fOIldos con la antelación necesaria para dar efectividad
a la prestación correspondiente en el mismo plazo en que
venía produciéndose.
A!1ículo quinto.-E· presente Real Decreto entraré. en vigor
" el mIsmo día de su publicación en el .. Boletín Oficial del Estado•.
Dado en Madrid a veinticinco de Julio de mil novecientos
ochenta y dos.
JUAN CARLOS R.
El Ministro de' la Presidencia.
MATlAS RODHIGUEZ lNClARTE
19649
REAL DECRETO 1783/1982. de 24 de julio, sobre
traspaso de funciones y servicios de la Administra-
ción del Estado a la Cf>munidad Autónoma de Ga-
Ucta en materia de educación. -
El Real Decreto quinientos ochenta y uno/mil novecientos
ochenta y dos, de veintiséis de febrero, determinó las normas
y el procedimiento a que han de ajustarse las transferencias
de competencias. funciones y servicios del Estado a la Comu·
nidad Autónoma de Calicia. En .consecuencia. de conformidad
con lo en el Real Decreto citado, regulador también
del funCIonamIento de la Comisión Mixta de Transferencias
prevista en la disposición transitoria cuarta del Estatuto de
Autonomía de Galicia. la expresada. Comisión, tras considerar
su conveniencia y legalidad, adoptó en" su reunión del día dieci-
nueve de julio de mil novecientos ochenta y dos fll oportuno
acuerdo. cuya virtualidad práctica exige su aprobación por
el Gobierno mediante Real Decreto.
En su virtud, a propuesta de los Ministros de Educación y
y de Administración Territorial y previa deliberación
del Consejo de Ministros en su reunión del día veintitrés de
julio de mil novecientos ochenta y dos,
DISPONGO,
Artículo primero.-Se aprueba el Acuerdo de la Comisión
Mixta. de de Galicia. de fecha diecinueve de julio
de mll noveCIentos ochenta y dos, por el que se transfieren
competencias y funciones del Estado en materia de enseñanza
no universitaria a la Comunidad Autónoma de Galicia y se les
traspasan los correspondientes Servicios e Instituciones y me-
dios personales, materiales y presupuestarios precisos para el
ejercicio de aquéllas. .
Articule;> segundo.-,.-En consecuencia, Quedan transferidas a
la Comumdad Autónoma de Galicia las competencias a que se
refiere el Acuerdo que se incluye como anexo q.el presente
Real Decreto y traspasados a la misma los Servicios e Institu-
ciones y 10;S bienes, derechC?s y obligaciones. así como el per-
sonal .. CrédItos y documentación y expedientes
que flguran en las relaclOnes números uno a tres adjuntas
al propio Acuerdo de la Comisión Mixta indicada en -los térmi-
nos y condiciones Que alB se especifican. '
Artículo tercero.-Los traspasos a que se refiere este Real
Decreto tendrán efectividad a partir del dia uno de julio de
mil novecientos ochenta y dos, señalado en el Acuerdo de la
Comisión Mixta, convalidándose a estos efectos todos los actos
dictados por el Ministerio de Educación y Cien·
ela hasta la fecha de publicación del presente Re$l Decreto.
Artículo cuarto.-Uno. Los créditos presupuestarios que fi-
guran detallados en las relaciones tres punto dos como .. bajas
  en los Presupuestos Generales del Estado para el
eJerCICIO de mil novecientos ochenta y dos, serán dados de baja"
en los conceptos de origen y transferidos por al Ministerio de
Hacienda él. los conceptós habllttados en los capItulos IV y V1l
de la sección treinta y dos. destinados a financiar los servicios
asumidos por los Entes Preautonómicos y Comunidades Autóno-
mas, una vez que se remitan al Departamento citado por parte
d.e la   Presupuestaria del Ministerio de Educación y
Cla los certlflcados retención de crédito, de un
Nueve. En la Escala de Conductores y Servicios Auxiliares.
el personal perteneciente a las Escalas de Oficial Profesional A
que reiiliza las funciones da Conductores y Auxiliar de Servicios.
Diez. En la Esc.ala de Subalternos, el personal pertenecientQ
a las Escalas de Ordenanzas y Telefonistas.
Segunda.-Las plaz.as vacantes' existentes se cubrirán 000-
forme a lo dispuesto en el Real Decreto mil ochenta y 8eis/
mil novecientos setenta y siete. de trece de mayO; Ley' setental
"'mil novecientos setenta ., ocho, de veintiséis de dic,iembre, y
Decreto dos mil cuarenta, y treslmil novecientos setenta y uno.
de veintitrés de Julio, en turno restringido entre quienes reúnan
las condiciones reglamentarias. El cipcuenta por ciento de la8
referidas vacantes se cubrirá, de confOrmidad. con lo estable-
cido en el articulo octavo punto dos del Decreto dos mil cu8-
renta y tres/mil novecientos setenta y uno, de veintitrés de
julio, en turno restringido entre el personal· funcionario que
posea la titulación exigida.
Tercera.-El personal contratadó al que se reserva el cupo
establecido en la Ley setenta/mil novecientos setenta y ocho,
de veintiséis de diciembre, que no aCredite el requisito de
titulaclón, podrá optar a las vacantes de las Escalas para las
que posea la titulación requerip'&.
DISPOSICION FINAL
Se autoriza al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social,
previo informe de la Comisión Superior de Personal, para dictar,
en el ámbito de su competencia, cuantas disposiciones sean
necesarias para la aplicación del presente Real' Decreto.
Dado en Madrid a veinticuatro de julio de mil novecientos
ochenta y dos.
INICIO
2081lJ
31 julio 1982
8. O. ael E.-Num. 182
ostente sobre los edificios e instalaciones de todos los Centros
públicos de Gtllicia. tanto de régimen ordinario como de régi-
men especial -salvo ros que sean objeto de convenio con el
Mlfl-isterio de   relativos Q:
_ Edueación Preescolar.
_ Educación Especial.
_ Educación General Básica.
_ Escuelas-Hogar.
_ Educación Permanente de Adultos.
_ Formación Profesional de- primer y segundo gr4doi>s.
_ Bachillerato.
_ Enseñanzas Especializadas.
_ Escuelas de Artes Aplicadas y Oficios Artísticqs.
_ Escuelas Oficiales de Idiomas.
_ Conservatorios de Música de interés para la Comunidad.
_ Institutos de Orientación Educativa y Profesional.
_ Centros de Enstlfianzas Integradas.
- Centros Experimentales.
dJ Las competencias relativas a la creación. puesta en fun-
cionamiento. modificación. transformación, clasificación. trasla-
do. clausura. supresión. régimen luridico y administrativo de
los Centros, secciones y unidades públicas, tanto de régimen
ordinario como de régimen especial. así como los de carácter
experimental de ensei'íanza a distancia en sus diversas moda-
lidades. .
e) Las competencias. funciones y atribuciones que respecto a
los Centros privados confiere al Ministerio de Educación y
Ciencia la legislación aplicable.
f) Respecto del personal transferido. los actos de adminis;:'
tración de personal que se deriven de la relación entre los fun-
clonarios y la Comunidad Autónoma, dentro de su ámbito terri-
torial. y entre ellos los siguientes:
,;...:. La convocatoria específica y provisión de vacantes en la
Comunidad Autónoma, incluido el nombramiento de Tri-
bunales. dentro de las pruebas selectivas generales que
convoque la Administración Central del Estado, pl'evio'
acuerdo con la Comunidad, por lo que se refiere a",dichas
vacantes. así como el establecimiento_o en su "aso, ae las
peculiaridades lingüísticas y culturales. '
;o... La convocatoria y resolución de los concursos de traslados;
dentro del ámbito de la Comunidad Autónoma, de confor·
midad con las normas que establezca la propia Comunidad
y las de carácter generai que se dicten de común acuerdo
con las Comunidades Autónomas.
- Los nombramientos y ceses de los funcionarios para ocupar
'puestos de trabajo.
- Los nombramientos para proveer interinamente vacantes,
asi como la facultad de formalizar contratos de colabora-
ción temporal.
. - El perfeccionamiento de funcionarios en el ámbito de la
Comunidad. Autónoma.
- Concesión de compatibilidades.
- Reconocimiento de trienios.
-- Reconocimiento de situaciones' administrativas, de las que
se darA- cuenta a la Administración Central del Estado.
- Concesión de licencias y permisos. incluso fuera del ám-
bito de la Comunidad.
- Concesión de comisiones de servicio.
:... Régimen de trabajo y vacaciones.
- Ejecución del régimen de- retribuciones.
- Reconocimiento de dietas y gastos de viaje, incluso fuera
dél ámbito de la Comunidad.
- Concesión de premios y recompensas.
- Iniciación. tramitación y resolución de los expedientes dis-
ciplinarlos. excepto la resolución de aquellos que supon-
gan la separación definitiva del Servicio. '
- Resolución de recursos administrativos y ejecución de sen-
tencias en .materia de personal en el ámbito de -su com- .
patencia.
- Selección y nombramiento de Directores de Centros pú-
blicos y demás cargós directivos, de acuerdo con la legis-
lación aplicable.
- Cualesquiera otros actos de administración de personal
que se deriven de la relación orgánica entre los funcio-
narios y la Comunidad Autónoma y que 'no correspondan
al Estado por disposición legal expresa.
g) La elaboración. aprobación y ejecución de planes, pro-
¡ramas, normas y orientaciones pedagógicas que desarrollen y
complementen las enseñanzas mínimas que establezca el Estado
dentro de Ja ordenación general del sistema educativo. Todo
ello sin menoscabo de lo dispuesto en el artículo 3 de la Cons-
titución y en los articulos 5 y 27.20 del Estatuto de Autonomía
de Galicia, respecto al uso de la lengua gallega en la ensei'íanza.
h) La elaboración, aprobación y ejecución de loe planes,
programas y orientaciones pedagógicas para la enseñanza del
idioma gallego. -
U La elaboración y desarrollo de planes y proyectos de
experimentación e investigación educativos.
j) La aprobación de los libros de texto y demás material
didáctico y orientaciones pedagógicas a que 8e refieren los
apartados gl y h) Y que hayan de ser utilizadas en Gallcia sin
perjuicio de las competencias que se reserva el Estado en rela-
ción con las ensei'\anzas mínimas.
k) La edición de los Ubros de Escolaridad' de acuerdo con
las reguladas por el E§tado. •
n La elaboración. aprobación y ejecución de programas de
. inversiones en la enseñanza, en íntima conexión con la proble-
maticapecullar y especifica de Galicia, de acuerdo con la plani-
ficación económica general del Estado; . '
m) La elaboración. supervisión. aprobación, contratación Y
ejecución de proyectos de' nuevas construcciones, reforma, am-
pliación o mejora de las existentes. así como la dotaciqn y el
equipamiento referente. a los Centros Convocat?ría Y
resolución de concursos y proyectos de edIfICIOS y   El
establecimiento de normas sobre redacción de proyectos téCDlCOS.
Las especificaciones técnicas y económicas del material y mobi·
liarlo. La elaboración y ejecución de proyectos de ex-
perimental. La evaluación de la ejecuci6nde las con,struccIones
escolares.' ..'
n) La tramitación y resolución de los expedientes para la
concesión de subvenciones a ia gratuidad a los Centros privados.
asi como SU revocación. teniendo. en cuenta los criterios gene-
rales que establezcan las disposiciones del Estado y. en su caso.
los. propios de 14 Comunidad Autónoma. Igualmente, latrami·
tación y resohIción de las subvenciones· a la construcción Y
equipamiento de dichos Centros.
o) La tramitación y propuesta de las declaraciones de inte-
rés social e interés social preferente de las obras de construc-
ción, transformación o ampliación de los Centros escolar-es
privados. .
p} Las competencias relativas a transporte escolar, comedo-
res escolares, Escuelas-Hogar, Centros de esc€?l.ares
y las que la legislación atribuye al Ministerio de EducacIon y
CÍencia -en materia de cotos y mutualidades escolares.
q) El protectorado sobre las   docentes. de .interés
gallego. Las resoluciones sobre constitUCIón. mod
i
tlC&?IÓn de
estatutos y extinción se publicarán en el .Diario OfICial de
Galicla,. y en· el .BoleUn Oficial del Estado·. .
r) La gestión de becas y ayudas al estudio
en los planes de inversiones del Instituto Nacional
y Promoción del Estudiante. de acuerdo con los crItetios esta-
blecidos por la Administr:ación Central del Estado. .
s) La inscripción de todos los Cen.tros públicos y prIvado.s
en el ámbito territorial de GaUcia, a cuyo fin la Junta esta-
blecerá su propio registro_
tJ Las competencias, funciones y servicios que corresponden
a los Organismos autónomos dependientes de
Educación y Ciencia, y que _se- detallan en las relaCIOnes ad-
Juntas.
e) COMPETENCIAS; SERVICIOS Y FUNCIONES QUE SE RESERVA
LA ADMINISTRACION DEL ESTADO
En consecuencia, con la relación de competencias traspasa-
das. permanecerán· en el Ministerio de' .y Ciencia
y seguirán. siendo de su competencia para ser eJercItadas por
el mismo las siguientes funciones y actividades que tiene legal-
mente atribuidas y realizan los servicios que se citan:
a) La regulación de las condiciones básicas que garanticen
la igualdad de todos los españoles en el ejercicio de sus dere-
chos y deberes en matetia de educación, acuerdo con el
articulo 149.1.1.- de la Constitución. .
bl La elaboración de las hormas básicas para el
del artículo 27 de la Constitución, sin perjuicio de la competenc18
de la Comunidad Autónoma Gallega para el desarrollo legisla.;
Uvo. ejecución y aplicación de la legislación del Estado en esta
materia.
cl La. planificación general de inversiones en materia de
ensei\anza dentro del ámbito establecido por el artículo 131 de·
·la Constitución de acuerdo con las previsidnes que le sean
suministradas por la Comunidad Autónoma.
dl La ordenación general der sistema educativo de aplica-
ción en todo el territorio nacional, en concreto:
- La determinación de la duración de la escolaridad obli-
gatoria. . .
- La .regulación de niveles. grados, especialidades, ciclos y
modalida,des de enseñanza. asi como el número de cursos
que en cada caso corresponda y los requisitos· de acceso
de un nivel de enseñanza a otro.
- El establecimiento de las características básicas del Libro
de Escolaridad que se establezca con éarácter obligatorio
y general para 'cada nivel de enseñanza.
e) La fijación de las enseñanzas mínimas a que se rener",
la disposición adicional 2. bl,. de la Ley Orgánica 5/1980, de
la Jefatura del Estado, de 19 de junio, por la que se regula
el Estatuto de Centros Escolares.
n. La' aprobación de los Ubros de texto y demás material
didáctico en que, se concreten los planes. programas de estudio
y orientaciones pedagógicas de las enseñanzas mínimas. sin
perjuicio de las .competencias de la Comunidad Autónoma Ga-
llega. a que se-refiere el apartado B. letra p.
gl El establecimiento de la normativa básica y la deter-
minación de los requisitos minimos que deban reunir' los Cen-
tros docentes. as! como todas sus instalapiones.
h) La regulación de las demás condiciones para la obten-
ción. expedición' y homologación de titulas académicos y profe·
sionales válidos en todo el territorio espadol, asi como la deter-
minación de los efectos académicos y profesionales de los
mismos. Igualmente, la regulación de las -condiciones para la
convalidación de estudios y de titulos académicos y profesio-
nales.
:8. O. ífel E.-NiíDi. 182
20817.
Pesetas
Aslgnaclones presupuestarias para cobertura del
coste efectivo {su detalle aparece en la rela-.
ción 3.:U '" •••••.••.••• ". 170.016.006
G) PUESTOS DE TRABAJO VACANTES QUE SE TRASPASAN
Los puestos de trabajo vacantes que se traspasan son los
que se detallan en la relación adjunta número 2.2. con indi-
cacIón del Cuerpo al que están adscritos. nivel orgánico 1
dotación presupuestaria correspondiente. .
HJ VALORACION PROVISIONAL DE LAS CARGAS FINANCIERAS DE
LOS SERVICIOS TRASPASADOS
El coste efectivo de los servicio que se traspasan queda
pendiente en cuanto a su Cálculo definitivo, el cual deberá
quedar finalizado y aceptado antes del 1 de noviembre del año
en curso.
Pesetas
69.020.000
176.540.100
1.733.017.000
1.978.577.100
Presupuesto del Instituto Nacional de Asistencia y Promoción
del Estudiante
H.l. El ··coste efectivo que, según la liquidación del
puesto de gastos para 1981, corresponde a los Servicios tras-
pasados por el presente Real Decreto a la Comunidad Autónoma
de Galicia Be eleva, con carácter provisional, a veintidós millo-
nes, doscientas veintidós mil pesetas (2!.222.000).
H.2. Los recursos financieros que se destinan a sufragar los
gastos originados por el desempeño de los Servicios que se. tras-
pasan durante Etl ejercicio de 1982,. comprenderán las sigUIentes
dotaciones:"
Asignaciones presupuestarias, para cobertura del
-coste efectivo (su detalle aparece en 18 rela-
ción 3.2) , .
Recaudación prevista por las Tasas académicas y
administrativas de Centros docentes no univer-
.. 1nversloñes...
refleja en la relación 3.3l ••.•.•...•..
Total ...........•..........
Presupuesto del Mini8terio de la- Presidencia del Gobierno
H.l. El coste efectivo que, segÚD 1& liquidación del presu-
puesto de gastos para 1981, corresponde a loa Servicios tras--
pasados por el presente Real Decreto 8 la Comunidad de
licia, se eleva, con carácter provisional, a 163.186.600 pesetas,
según detalle que figura en la relación número 3.1.1.
H.2. Los recursos fina.neieros que se destinan a sufragar
Jos gastos originados por el desempeño de ,los Servicio que se'
traspasan durante el ejercicio de 1982, comprenderán las si-
guientes dotaciones;
Presupuesto del Ministerio de y Ciencia
H.1. El coste efectivo que según la liquidación del presu-,
puesto de gastos para 1981, corresponde a los Servicios tras-
pasados por el. presente Real Decreto a la Comunidad de
Galícia. se eleva, con carácter provisional, a 19.840.938.900 pe-
setas, según detalle que figura. en la relación número 3.1.1.
Las recursos afectados importan 96.488.000 pesetas, y la carga
asumida neta se cifra en 19.744.450.900 pesetas.
H.2. Los recursos financieros que se destinan a sufragar
los gastos originados por el desempeño da los Servicios que
se traspasan durante 'el de 1982. comprenderán las
siguientes dotaciones;
llado de la relación adjunta número 1, donde quedan identifi-
cadoa loa inmuebles, y lu concesiones y contratos
afectados por el trasPaso. Estos traspasos se fermalizarán de
acuerdo con lo establec1do en 1& Disposición Transitoria tres
del Estatuto de Autonomía y demás disposiciones en cada
caso aplicables, .

FJ PERSONAL ADSCRITO A LOS SERVICIOS E INSTITUCIONES QUI
SE TRASPASAN
El personal adscrito a los servicios e instaucion'es traspasa-
da y que se referencia nominalmente en la relación adjunta
número 2..1, seguirá con esta adscripción, pasando a depender
de la Comunidad Autónoma oorrespondiente, en loa términoe
legalmente previstos por el Estatuto de Autonomia y las demás
normas en cada caso aplicables y en las mismas circunstancias
qUe se especifican en la relación adjunta y con su número de
Registro de Personal. ABlmismo, Be remitirá a los órganos com4
patentes de la ComUDidad. Autónoma de Galicia una COPia de
tódos 108 expedientes de este personal transferido, procedién-
dose por la del Estado a modificar las planti-
llas orgánicas y presupuestarías en función. de los traspasos
operados. ".
1) La regulación de las cqndiciones básicas que garanticen
el derecho y el deber de COnocer la lengua. castellana. B1n
perjuicio de la competencia de 1& Comunidad Autónoma Ga-
llega para la elaboración de normas y adOpciÓD de cuantai
medidas sean necesarias· para garantizar el derecho de los
ciudadanos de Galleta al uso y conocimiento de laa dos lenguas
oficiales. ,
J) La convocatoria, adjudicación J renovación de las becas
y ayudas al estudio.
kJ El Protectorado sobre las fundaciones docentes de ámbito
nacional e internacional.
n Construcción. gestión de proyectos y dótaci6n de Centro&:
de Administración Especial que sean objeto de convenio con
el Ministerio de Defensa, as! como las Escuelas Anejas.
m) ·La titularidad y administración de los Centros .estatales
en el extranjero y el régimen jurídico de los Centros
jeros en España.
n} La titularidad y admmistración del Centro Nacional de
Educación Básica a Distancta y del Instituto Nacional de Ba-
chillerato a Distancia.
o) La inscripción. de todos los Centros docentes &n el R&-
gistro dependiente del Ministerio de Educación y Ciencia.
p) Los actos de administractón de personal. no
a la. Comunidad Autónoma., así como el establecimIento de
norma.s generales de coordinación, programación de efectivos,
retribuciones, régimen de trabajo y cuantas otras materias sean
necesarias" para garantizar la igualdad de los funcionarios del
Estado, transferidos a las distintas Comunidades Autónomas.
sin perjuicio de lo que, en su dia, dispongan las normas que
Be dicten en desarrollo de lo previsto en el articulo 149.1.18 de
18 Constitución. '
q} La· elaboración de estadistica .de ensei\anz& para fines
  a cuyo efecto la Comunidad Autónoma. proporcionará
los datos para su realización, Del mismo modo, la ,Administra-
ción Central del Estado facilitará a la Comunidad Autónoma
cuantos datos sean precisos para los fines antes mencionados.
r) La cooperación internacional bilateral· y multilateral en
materia de enseñanza. En el ejercicio de estas competencias,
la Administración Central del Estado tendrá en cuenta lo dis-
puesto en el artículo 7.2 del Estatuto de Autonomía Gallego.
s} La Alta Inspección. de acuerdo con los establecido en
la disposición adicional dos de la Ley Orgánica de Estatutos
de Centros Escolares y en el articulo 31 f;le1 Estátuto de Auto-
nomía de Galicia.
DJ FUNCIONES EN QUE HAN DE CONCURRIR LA ADMINISTRACION
DEL ESTADO Y LA DE LA COMUNIDAD AUTONOMA y FORMA DE
COOPERACION
Se desarrollarán coordinadamente entre el Ministerio de
Educación y Ciencia y la. Comunidad Autónoma de Galicia, de
conformidad con los mecanismos que en Cada caso se señalan.
las siguientes funciones y competencias:
a) La coordinación entre los registros de Centros docentes,
a cuyo efecto la €onsejeria de Educación de Galicia remitirá
al Ministerio de Educación y Ciencia los datos precisos en
orden a la actualización del Registro dependiente del mismd.
Igualmente, la Administración Central del Estado remitirá a
la Comunidad Autónoma cuantos informes le sean solicitados
por ésta. .
b) La cooperación de la Administración Central del Estado
con la Comunidad Autónoma de Gabcta en las operaciones
necesarias para el desarroUo del logieal informático.
e) El mantenimiento de bancos de datos informatizados de
personal, Centros y documentación de utilización conjunta, a
cuyos efectos la Consejería de Educación de Galicia s,uminis-
trará al Ministerio de Educación y Ciencia la información
correspondiente a su ámbito territoriaL
d) La Administración Central del Estado y la Comunidad
Autónoma establecerán fórmulas de colaboración que garanticen
el ejercicio de los dereChos lingüist\cos de los alumnos gallegos
residentes en el extranjero.
e) La Administración Central' del Estado, y la ComUnidad
Autónoma podrán establecer. mediante Convenio, 1as fórmulas
de colaboración necesarias para él funcionamiento del Centro
Nacional de Educación Basica a distancia, y el Instituto Ng...
cional de Bachillerato a distancia.
f) A fin de asegurar el COnocimiento de la situación del
personal transferido, la Comunidad Autónoma suministrará la
. informs.cíón y. la documentación que sean necesarias.
g} El perfeccionamiento de los funcionarios.
h} La investigación y experimentación en materia de' p:r:o-
yactos. construccienes y dotación de Centros.
U La elaboración y ejecución de proyectos de carácter ex-
perimental. >
,jJ La información relativa 8 los presupuestos en materia de
enseñanza. a .la ejecución de los mismos y a 1& evaluación de
costes de programas-edUCatiVOS.
k) La Administración Central del Estado y lada, la Comu-
nidad Autónoma podrán establecer, de mutuo acuerdo, fór-
mulas de colaboración para el desarrollo de la .investigación
educativa en los Centros experimentales.
El BIENES, DERECHOS Y OBLIGACIONES DEL ESTADO QUE SE
'TRASPASAN
Se traspasan a la Junta de G8.licia loa bienes, derechos 7
obligaciones del Estado' qUe se recogeD. en fñ inventar.io deta-
20818 31 iulio 1982 8. O. llel E.-Núm. 182
Pesetas
\
I
N
I
,: ,:
§ §
.o
"
9.001.900
9.001.900
Pesetas
1.167.713.000 Total
Asignaciones presupuestarias para cobertura del
costeefectlvo (s/detalle en relación 3.2) '"
Recaudación prevista por tasa, impuesto '"
Subvenciones a familias e Instituciones (s/detalle
en relación 3.3) ,.; "'.........•...
Total , '" .. , ....•..."
Asignaciones- presupuestarias para ,cobertura del
coste efectivo !su detalle aparece. en la rela-
Ción 3.2> o" ... o.. ... .••• o.. o.. o., o" O" o.. O" o.. .:. 1.'402.000
Recaudación prevista por Tasa, impue-sto ',. " ...,
Subvenciones a Familias e lnstJtuciones y anti-
cIpos (su detalle se ret}p]a en la re}.sci6n 3.3l. .1.186.31ÜX)Q.
Presupuesto del Patronato de Promoción de la -Pormación
Profesional
H.t. El coste efectivo que' según la liquidación delpresu-
puesto de gastos para 1981 corresponde a los Servicios traspa-
sados por el presente Real Decreto a la Comunidad Autqnoma
de Galicia se eleva. con carácter provisional, a trescientos cin-
cuenta y cuatro millones cuatrocientas sesenta mí! doscientas
treinta (354,460.230) pesetas.
R2. Los recursos financieros que se destinan - suíragar los
gastos originados por el desempeño de los Servicios' que se
traspasan durante el ejercicio de 1982' comprenderán las siguien-
'tes dotaciones: .
Presupuesto de ti¡ Junta de Construcciones. Instalaciones y Equi-
- po Escolar _
H.l El coste .efectivo que, según la liquidación del presu-
puesto de gastos para' 1981, corresponde a los servicios tras-
pasados por el presente Real Decreto a la Com",nidad Autóno-'
ma de Gallcia Se eleva. con carácter provisional, a mil cíento
cincuenta y ocho miUanes. ciento cincuenta y seis mil sete-
cientas pesetas (1.158.156.700).
H.2. Los recursos financieros que se destinan a sufragar
los gastos originados por el desempeño de los Servicios que se'
traspasan durante el ejercicio de 1982 comprenderán las siguien-
tes dotaciones:
Pesetaa
Asignaciones presupuestarias para cobertura del
coste- efectivo Cs/detalle en relación 3.2) ". 79.446.560
RecaudaCión prevista por tasa, impuesto .•. ".
Subvenciones a familias e Instituciones Cs/detalle
en relación 3.;n ... ... ... 169.868.790
PresUpuesto del Instituto Nacional de Educación Especial
H.t.· El coste efectivo que seSún la liquidación del' presu-
puesto de gastos para 1981 corresponde a los Servicios traspa-
sados por el presente Real Decreto a la Comunidad Autónoma
de GsUcia se eleva, con carácter prOVisional, a noventa y seis
minanes cuarenta y dos mil cuatrocientas sesenta '96.042,460}
pesetas.
H.2. Los recursos financieros que- se destinan a sufragar
los gastos originados por el desempefio de los Servicios que
se traspasan durante el ejercicio de 1982 comprenderán las si-
guientes dotaciones:
I
"
I
l
j
f
8
il
-
o ;
,
?g!
¡.
b
! = h
".
.
'.
.t • Ji
i! •
IÍ'
••

1

§ i
! a'
§

o;j si
g

¡
1
·H
:i UI'-t
a
JO·U aa

.-.
ft '.a
ro!! ;

J.
í
4; U
n .q
, s I H
I
Kia
o

1
1i l-
i3
i M')"!
•   ! Ha
I
1
§ HU

h
h d d d
g
á fá a !
Pi·
. ir i

I
lll!'.
h
¡
I
UJ!HU
ji 1= i á

Pesetas
22.598.000
249.315.350
78.-483·509
SERVICIOS QUE SE
Total ' '" <"
Total •.•
Asignaciones presupuestarias para cobertura del
coste efectivo Cs/detalle en relación 3.2> ••••••.•.
Recaudación prevista por tasa impuesto ••.
Subvenciones a familias e Instituciones CC&pftu.
los 4.° y 7.°), stdetalle en relación 3.3 ... o •• o ••
D DOCUMENTACIQN y EXPEDIENTES DE LOS
TRASP.ot\SAN
La entrega de la documentación y.expedientes de los Sem.:.
cios traspasados se realizará en el plazo de UD mes a' partir
de la entrada en vigor del Reál Decreto por el que se efectúa
el traspaso de las funciones y servic10s de 1& Administración
del Estado a la Comunidad Autónoma de Gallcia.
J) FECHA DE EFECTIVIDAD DE LAS
.' Las transferencias de competencias y los traspasos de medios
Dbjeto de este acuerdo tendrán efectividad a partir. del dia t de
Julio de 1982.
y para que conste, se expide la presente certificación en
Madrid. a 19 de Julio de 1982.-Los Secretarios de. la Comisión
Mixta, José EUas Dfaz Careta. y Juan P6rez Rodrt¡uez. <
,
B. O. ael E.-Niím. 182
31 julio 1982 208111
. .«. .
! I ! !
<,

J
I
11
HU
"
I I I
i
f
1
J

.,( .; ..

'''' "'" ... - ...


.. ,¡ ,¡ li ti
" a ¡t SI
i!
§

.; .;

§ H§ij§

tJ:J

3
3
I !
"
3
..
lJJIJ
........... 'll ,

!
¡
• , .: .ll ,





-J ¡ i .:
• ·
< •

.

!
{

" j


1
,

J

i
I

f
&
j
f



a-!! i ':-!.:
J
• 1
I


f
l
¡-  
• <
· ""l'·

• I
- 5·
ti
J i.
"
•.. >1"'1
o
';flj'¡¡=
:; 5.: . j ';:; ir
.1 I
8
I I
i
,:$

1 "
<' 8SS!




g Q..l. ¡:;:;:¡:

Ii }I
I
i i Ji H
H.
il
"'4
¡ H i Ji. i
UHiH¡·HI
:; I
,111 I


:1
I
.}

2082ij si Julio 198Z B. O. itel E.-Núm. 182
• • •
!   !
• • •• ••
! l' §._.  
      .
1
f
fi
I I
1I I
I

I
I
la
I
·I·J
• •
:\
. "

Q
I
I
 
I
 

f

"
I I 1; 1- I I ! I
=. .e
! oH !   !   !    
I - I I I I l. l. J ft·
iI lB HHjJ·ilililH··
B. O. ael E.-Núm. 182 31 iuJto 1982 llli821
.

,

• •
¡¡
8 8
~
~
~
I
~

••
:
¡¡
I

1
~
&
~ . :=
I
·:
1
~
.• li
i
¡¡
~ ;

" Ji

l!
¡¡
8
~ I t
JI
;
, I
1
I ~ I

1
~ "\

H
~ ; I
t ~
1!
=
• n
U
~  
! • oH 4. 2
~
"
o

~
j
ti
.
..
~
,

J.
l' I I I
I I'í '·1
&1 &'1 &1 i
l
I j j j j
,
~
j

"
j
..
I
::1
I
g
l
!

~
: :
g
~ •
i
f
i
I
¡
~
~ ~
o!
'"
."
~
~
!
8
i 11 B
1
~ ~ ~ ~ ~
~ ~ ~

h hh h
~ r
I
~ ~ :u
1i
.
i i H I "~ I :1
~
20822
31 iullo 1982
lí. o. ilel E.-Núm. 182
I
,

I
=
I

e

· :

e
I
;
.. :
~ G ~
•••
" ...
- -.
: :;.
.• ...
b- ~ ; :
: ..
e ai
~ i!
:.:::a
••
egA
.-.
' ..
" ..
?1::
•••
••• ...
u ••
~
 
••
••
'"
•••

"
;
:

"
:
,

• •
'o-
'0.
'o'
·- . .u.
~ ~ ~
...
o, •
...
"-.::
·.. ...
: ¡-::
•••
N
n
'1
=
1
INICIO
1
DECRETO 44/1988, DO 11 DE FEBREIRO, POLO QUE SE REGULAN O CONSELLO
ESCOLAR DE GALICIA, OS CONSELLOS ESCOLARES TERRITORIAIS E MUNICIPAIS,
EN DESENVOLVEMENTO DA LEI 3/1986, DO 18 DE DECEMBRO, DE CONSELLOS
ESCOLARES DE GALICIA.
(DOG do 11 de marzo de 1988)
A Lei do Parlamento galego 3/1986, do 18 de decembro, de Consellos Escolares de
Galicia, establece no seu preámbulo uns principios e obxectivos claros, que poden resumirse,
por unha parte, na presencia creativa de tódolos sectores sociais na política educativa de
Galicia para así contribuír a corrixi-las desigualdades socio-culturais, principais causantes do
fracaso escolar, e, por outra parte na esixencia de lograr unha maior calidade do ensino, ensino
que deberá ser cada día máis eficaz.
Para a consecución destes obxectivos, a Lei dos Consellos Escolares da Comunidade
Autónoma de Galicia quedou definida en función do seu obxectivo, consistente en instrumenta-la
participación efectiva de tódolos sectores sociais afectados na programación xeral do ensino
non universitario no ámbito da Comunidade Autónoma de Galicia.
Os Consellos Escolares da Comunidade Autónoma de Galicia, como órganos
colexiados que son, constitúen as canles a través das que debe discorrer e converxe-la vontade
dos distintos estamentos e sectores interesados no apoio educativo e cultural dos galegos.
Pero a concorrencia social na programación xeral do ensino non pode quedar limitada
á instancia superior do autogoberno, senón que deberá de animar a extenderse ós niveis
comarcais e locais, porque é no ámbito da realidade máis próxima ó cidadán onde a urxencia
das solucións se fai máis acuciante. Por iso a Lei creou, xunto ó Consello Escolar galego, o
ámbito do cal se refire a toda a Comunidade Autónoma galega, Consellos Escolares de ámbito
comarcal e zonal (territoriais) e Consellos Escolares Municipais.
Resulta claro, entón, o sentido destes órganos de participación insertos no concello ou
na comarca, espacios convivenciais onde os problemas da educación se presentan dunha
maneira concreta e por parte duns cidadáns concretos. Deste modo a democratización do
ensino engade ó seu carácter formal o contido dos intereses específicos dos sectores sociais
directamente afectados.
Procede, polo tanto, para levar ás súas últimas consecuencias o disposto na Lei de
INICIO
2
Consellos Escolares da Comunidade Autónoma de Galicia, desenvolver ó mesmo tempo o
Consello Escolar de Galicia, os Consellos Escolares territoriais (comarcais ou zonais) e os
Consellos Escolares Municipais.
Para a constitución e funcionamento dos Consellos Escolares territoriais requírese a
vontade coincidente de varios Concellos dunha mesma comarca. Con isto procúrase axudar
a conforma-la necesaria influencia de esforzos para a solución de problemas comúns e
estimular así a comarcalización e a superación do localismo.
Os Consellos Escolares municipais están concebidos como pezas básicas e
fundamentais para unha eficaz instrumentalización da participación da comunidade escolar. Así,
cos Consellos Escolares municipais procúrase a máis ampla participación social, e sulíñase
a representatividade dos protagonistas directos da acción educativa para asegura-la fluidez de
comunicación cos Consellos Escolares de centros e acadar, por outra banda, un alto nivel de
interlocución co poder municipal.
Por último, cómpre destacar que o marco xurídico no que se inscribe o presente
Decreto ten nos artigos 27.5 da Constitución e 31 do Estatuto de Autonomía de Galicia os seus
obrigados referentes, o mesmo que nos artigos 27, 34 e 35 da Lei orgánica do Dereito á
Educación.
Por todo isto, e en uso das competencias que lle atribúe ó Goberno de Galicia a
disposición derradeira segunda da Lei 3/1986, do 18 de decembro, de Consellos Escolares de
Galicia, a proposta do Conselleiro de Educación e Ordenación Universitaria, logo de deliberación
do Consello da Xunta de Galicia na súa reunión do once de febreiro de mil novecentos oitenta
e oito,
DISPOÑO:
Artigo 1.
De conformidade co disposto na Lei 3/1986, do 18 de decembro, de Consellos
Escolares de Galicia, no seu artigo 2, os sectores interesados no ensino non universitario
participarán na súa programación xeral a través dos seguintes órganos:
1. Consello Escolar de Galicia.
2. Consellos Escolares territoriais.
3. Consellos Escolares municipais.
CAPITULO I
3
CONSELLO ESCOLAR DE GALICIA
Artigo 2.
O Consello Escolar de Galicia é o órgano superior de consulta, de participación dos
sectores afectados na programación xeral do ensino e de asesoramento verbo dos proxectos
de Lei ou dos regulamentos que fosen propostos ou dictados pola Xunta no ámbito da
Comunidade Autónoma.
Artigo 3.
O Consello Escolar de Galicia está constituído:
1. Polo presidente, o vicepresidente, os conselleiros e o secretario do mesmo.
2. Será presidido polo Conselleiro de Educación e Ordenación Universitaria.
3. De entre os seus membros elixirase, por maioría simple de votos e a proposta do
presidente, un vicepresidente, que substituirá ó presidente nos casos de vacante ou ausencia,
coas súas mesmas funcións e prerrogativas. Será nomeado por Orde da Consellería de
Educación e Ordenación Universitaria e tomará posesión do seu cargo perante o presidente.
Artigo 4.
O Consello Escolar de Galicia está integrado por:
1. Oito profesores dos niveis educativos correspondentes ó ámbito do ensino non
universitario de Galicia, propostos polos sindicatos ou asociacións profesionais que, de acordo
coa Lei, teñan especial representatividade no sector docente en Galicia.
O número de profesores distribuirase da seguinte forma:
a) Ensino público: cinco profesores.
b) Ensino privado: tres profesores.
2. Cinco pais de alumnos propostos polas confederacións ou federacións de
asociacións de pais de alumnos, en proporción á súa representatividade.
3. Tres alumnos propostos polas federacións ou confederacións de asociacións de
alumnos en proporción á súa prepresentatividade. Para a representación das federacións ou
confederacións de asociacións de alumnos, terase en conta o número de representantes
destas nos Consellos municipais.
4. Dous representantes do persoal de administración e servicios dos centros docentes
do ámbito non universitario, designados polas centrais sindicais que, de acordo coa lexislación
vicente, teñan a consideración de máis representativas en Galicia.
4
5. Dous titulares de centros privados, designados polas organizacións empresariais
correspondentes en proporción á súa representatividade.
6. Tres representantes propostos polas centrais sindicais que, de acordo coa lexislación
vixente, teñan a consideración de máis representativas en Galicia.
7. Dous representantes propostos polas organizacións empresariais que, de acordo coa
lexislación vixente, teñan a consideración de máis representativas.
8. Tres profesores propostos polos movementos de renovación pedagóxica de Galicia
legalmente recoñecidos e en atención á súa representatividade.
9. Seis representantes da Administración educativa designados polo Conselleiro de
Educación e Ordenación Universitaria.
10. Cinco vocais en representación dos Consellos Escolares territoriais.
11. Oito representantes da Administración local, propostos polas federacións ou
asociacións de concellos.
12. Dous representantes da Universidade propostos polo seu máximo órgano de
goberno.
13. Dúas personalidades de recoñecido prestixio no campo da educación, propostos
polo Conselleiro de Educación e Ordenación Universitaria.
14. Un representante do Seminario de Estudios Galegos, proposto polo seu órgano de
representación.
15. Un representante do Consello da Xuventude de Galicia.
Artigo 5.
A asignación do número de membros do Consello ás organizacións, asociacións ou
institucións mencionadas no artigo anterior efectuarase, se é o caso, proporcionalmente á
correspondente representatividade, agás disposición en contra.
Artigo 6.
As organizacións, asociacións ou institucións correspondentes a cada grupo de
5
conselleiros a que se refiere o artigo 4, propoñerán os seus representantes á Consellería de
Educación, remitindo a súa proposta con un mes de antelación á data en que o Consello
Escolar de Galicia debe constituírse ou renovarse.
Artigo 7.
Os membros do Consello Escolar de Galicia serán nomeados polo Consello da Xunta
a proposta do Conselleiro de Educación e Ordenación Universitaria.
Artigo 8.
O secretario do Consello Escolar de Galicia será nomeado polo Conselleiro de
Educación e Ordenación Universitaria entre funcionarios con categoría de xefe de servicio que
presten o seu servicio na mesma.
Asistirá ás reunións do Consello Escolar de Galicia con voz e sen voto e extenderá a
acta correspondente daquela, co visto e prace do presidente.
Artigo 9.
1. O mandato dos membros do Consello Escolar de Galicia será de catro anos.
2. Os membros do Consello Escolar de Galicia serán renovados por metades cada
dous anos en cada un dos grupos de conselleiros a que se refire o artigo 4, de acordo co
procedemento establecido nos artigos anteriores. Cando o número de conselleiros sexa impar,
na primeira renovación efectuarase da metada máis un, e na seguinte do resto.
Artigo 10.
1. Os membros do Consello Escolar de Galicia que o sexan en virtude da
representación que ostenten perderán a condición de tales no momento de cesaren como
representantes dos seus colectivos.
2. No caso de producirse algunha vacante no Consello Escolar de Galicia, esta deberá
ser cuberta de acordo co previsto no presente Decreto. O novo membro, serao polo tempo que
resta para completa-lo mandato.
Artigo 11.
1. Sen prexuício do disposto no artigo 9, os representantes das organizacións sindicais,
colexiais ou empresariais deberán ser ratificados ou substituídos polas instancias que os
propuxeron, no caso de celebración de eleccións para os órganos rectores das mesmas.
2. O período máximo para substituílos será de dous meses, que se contarán desde o
día seguinte ó anuncio dos resultados das eleccións ou de renovación dos órganos rectores
6
aludidos.
Artigo 12.
1. O Consello Escolar de Galicia funcionará en pleno e en comisión.
2. Aténdose ás normas de funcionamento dos órganos colexiados, o Consello Escolar
de Galicia elaborará un regulamento de réxime interno que será aprobado polo pleno e se
presentará ó Consello da Xunta para a súa aprobación.
Artigo 13.
1. As Comisións do Consello Escolar serán:
a) Permanente.
b) De programación, construcción e equipamento.
c) De financiamento do ensino.
d) De ordenación do sistema educativo.
2. Serán membros da Comisión Permanente:
a) O presidente e mailo vicepresidente do Consello Escolar de Galicia.
b) Os presidentes das comisións, que serán designados polo presidente do Consello.
c) Un representante dos profesores.
d) Un representante dos pais.
e) Un representante dos Consellos Escolares territoriais.
f) Un representante da Administración local.
O secretario do Consello Escolar de Galicia tamén o será da Comisión Permanente.
3. Serán membros das demais comisións:
a) O presidente, que será designado polo presidente do Consello.
b) Un representante dos profesores.
c) Un representante dos pais.
d) Un representante dos alumnos.
e) Un representante dos Consellos Escolares territoriais.
f) Un representante da Administración local.
Actuará como secretario un funcionario designado para o efecto dos que presten os
seus servicios na Consellería de Educación e Ordenación Universitaria.
4. Poderanse crear subcomisións para o estudio específico dun asunto determinado.
Artigo 14.
O Consello Escolar de Galicia reunirase, como mínimo, tres veces ó ano, ou sempre
7
que o solicite a terceira parte dos seus membros. Igualmente, poderá ser convocado polo seu
presidente cando o estime oportuno, tendo en conta a índole dos asuntos que se van tratar, e
a súa urxencia.
Artigo 15.
1. O Consello Escolar de Galicia será consultado preceptivamente, dentro do ámbito das
súas competencias, sobre as seguintes cuestións:
a) Anteproxectos de lei e proxectos de disposicións xerais do ámbito educativo que
deban ser sometidos á aprobación do Consello da Xunta de Galicia.
b) Programación xeral do ensino, especialmente nos aspectos relativos á creación e
distribución territorial dos centros docentes dos niveis educativos non universitarios.
c) Creación de centros docentes de carácter experimental de réxime especial.
d) Normas xerais verbo das construccións e equipamentos escolares.
e) Plan de renovación educativa ou de innovacións.
f) Orientación e programas educativos.
g) Disposicións e actuacións xerais encamiñadas a mellora-la calidade do ensino e a
súa adecuación á realidade social e cultural galega, así como aquelas accións destinadas a
compensa-las desigualdades e as eivas sociais, territoriais ou individuais da poboación que hai
que escolarizar.
h) Criterios xerais para o financiamento dos centros públicos e para a concertación dos
privados, dentro do marco competencial xeral da Comunidade Autónoma de Galicia.
i) Bases xerais que inspiren a política de bolsas e axudas ó estudio de conformidade
coas competencias da Comunidade Autónoma.
1) Convenios entre Administracións públicas.
2. O Consello Escolar de Galicia poderá formular á Consellería de Educación e
Ordenación Universitaria proposta sobre os asuntos relacionados nos apartados anteriores
deste artigo ou sobre calquera outro concerninte á mellora da calidade do ensino.
3. A Consellería de Educación e Ordenación Universitaria poderá someter á
consideración do Consello cantas cuestións estime pertinentes aínda que non figuren no
apartado 1 do presente Decreto.
Artigo 16.
O Consello Escolar de Galicia deberá elaborar anualmente un informe sobre a situación
e estado do sistema educativo en Galicia, así como unha memoria das súas actividades, na
que se terán en conta os informes dos Consellos Escolares territoriais da Comunidade. O dito
8
informe e memoria enviaranse á Consellería de Educación e Ordenación Universitaria antes de
finaliza-lo curso e deberán facerse públicos.
CAPITULO II
CONSELLOS ESCOLARES TERRITORIAIS
Artigo 17.
Os Consellos Escolares territoriais son os órganos de consulta e participación dos
sectores afectados pola programación xeral do ensino non universitario dentro do ámbito dos
servicios territoriais nos que se estructure a Administración educativa galega de conformidade
co que regule a futura Lei de organización territorial de Galicia.
Artigo 18.
Cada un dos Consellos Escolares estará constituído por:
1. O presidente, o vicepresidente, os conselleiros e o secretario.
2. O presidente e vicepresidente serán elixidos de entre os seus membros e nomeados
polo Conselleiro de Educación e Ordenación Universitaria e deberán formar parte do Consello
Escolar de Galicia.
3. Conselleiros:
a) Dous representantes dos profesores, un do nivel básico e outro do nivel medio,
propostos polos sindicatos ou asociacións profesionais que de conformidade coa lei teñan
especial representatividade no sector docente en Galicia.
b) Dous representantes dos pais de alumnos propostos polas confederacións ou
federacións de asociacións de pais de alumnos máis representativas, designados polas APAS
dos colexios de EXB e outro polas APAS dos centros de Ensino Medio.
c) Dous representantes dos alumnos, un por cada nivel educativo non universitario e
propostos polas federacións e confederacións de alumnos máis representativas. Para a
representación das federacións ou confederacións de asociacións de alumnos terase en conta
o número de representantes destas nos Consellos municipais.
d) Dous representantes do persoal administrativo e de servicios, un polos centros de
Ensino Básico e outro polos centros de Ensino Medio, propostos polas centrais sindicais que,
de acordo coa lexislación vixente, teñan a consideración de máis representativas no sector en
Galicia.
9
e) Un representante por cada un dos sindicatos de ensinantes que teñan a
consideración de máis representativos no ámbito territorial de referencia.
f) Un representante por cada unha das organizacións empresariais que, de acordo coa
lexislación vixente, teñan a consideración de máis representativas no ámbito territorial de
referencia.
g) Un representante da Administración educativa designado polo Conselleiro de
Educación e Ordenación Universitaria.
h) Un representante do Concello de maior censo de poboación do territorio. Os demais
Concellos designarán entre eles outro representante.
i) Dous representantes dos centros de ensino non universitario, un por cada nivel
(básico e medio), designados polos titulares dos mesmos, a través das organizacións
correspondentes, en proporción á súa representatividade.
1) Un representante das asociacións de renovación pedagóxica presentes no territorio.
4. O secretario será designado polo Conselleiro de Educación e Ordenación
Universitaria de entre os funcionarios que presten servicio na Consellería de Educación e
Ordenación Universitaria.
Artigo 19.
Os membros dos Consellos Escolares territoriais serán nomeados polo Consello da
Xunta, logo da consulta ó Consello Escolar da Comunidade Autónoma.
Artigo 20.
1. O mandato dos membros dos Consellos Escolares territoriais será de catro anos.
2. Os membros dos Consellos Escolares territoriais serán renovados por metades cada
dous anos en cada un dos grupos de conselleiros a que se refire o artigo 17. Cando o número
de conselleiros sexa impar, na primeira renovación efectuarase da metade máis un e na
seguinte, do resto.
Artigo 21.
1. Os membros dos Consellos Escolares territoriais que o sexan en virtude da
representación que ostenten perderán a condición de tales no momento de cesaren como
representantes dos colectivos.
10
2. No caso de producirse algunha vacante nos Consellos Escolares territoriais, esta
deberá ser cuberta de acordo co previsto no presente Decreto. O novo membro serao polo
tempo que reste para completa-lo mandato.
3. Os representantes das organizacións sindicais, colexiais ou empresariais deberán
ser ratificados ou substituídos polas instancias que os propuxeron, no caso de celebración de
eleccións para os órganos rectores das mesmas.
4. O período para substituílos será de dous meses, que se contarán desde o día
seguinte ó anuncio dos resultados das eleccións ou da renovación dos órganos rectores
aludidos.
Artigo 22.
1. Os Consellos Escolares territoriais funcionarán en réxime de pleno e en comisión de
traballo.
2. Aténdose ás normas de funcionamento dos órganos colexiados, cada Consello
Escolar territorial elaborará un regulamento de réxime interno que será aprobado en pleno e se
presentará ó Consello da Xunta para a súa aprobación.
Artigo 23.
Os Consellos Escolares territoriais reuniranse alomenos tres veces ó ano e sempre que
o soliciten un tercio dos seus compoñentes, ou cando pola índole dos asuntos que se van tratar,
urxencia dos mesmos, etc.., o estime oportuno o seu presidente.
Artigo 24.
1. Os Consellos Escolares territoriais serán consultados preceptivamente sobre:
a) A programación relativa á creación e distribución territorial dos centros docentes dos
niveis educativos non universitarios do ámbito de actuación respectivo.
b) As normas específicas das construccións escolares, equipamentos ou reformas de
ampliación ou melloras de centros dos ámbitos territoriais respectivos.
c) Os servicios educativos e demais prestacións no territorio respectivo relacionado co
ensino.
11
2. No ámbito da súa demarcación, a Administración educativa poderá consultar ós
Consellos Escolares territoriais sobre calquera aspecto non previsto nos apartados anteriores.
3. Os Consellos Escolares territoriais poderán formular propostas ás Administracións
educativas sobre cuestións relacionadas co ensino, aínda que non figuren expresamente
enumeradas no apartado número 1 deste artigo.
Artigo 25.
Os Consellos Escolares territoriais deberán elaborar un informe anual do estado do
ensino no seu ámbito, no que se terán en conta os datos dos Consellos Escolares municipais
do seu territorio. Este informe deberá ser remitido ó Consello Escolar de Galicia, antes da
finalización do segundo trimestre de cada curso escolar.
CAPITULO III
CONSELLOS ESCOLARES MUNICIPAIS
Sección 1ª. Composición
Artigo 26.
Os Consellos Escolares municipais son os órganos de consulta e participación dos
sectores afectados na programación do ensino non universitario e na planificación dos centros
escolares no ámbito municipal.
Artigo 27.
1. Os Consellos Escolares municipais serán consultados pola Administración educativa
e deberán ser consultados tamén polos respectivos Concellos sobre as seguintes cuesti óns:
a) Convenios e acordos de colaboración coa Consellería de Educación e Ordenación
Universitaria ou calquera outra Administración pública que afecten ó ensino dentro do ámbito
municipal.
b) Actuacións e normas municipais que afecten ós servicios educativos
complementarios e extraescolares con incidencia no funcionamento dos centros docentes,
tales como transporte escolar, comedores, servicios de limpeza e conservación.
c) Actuacións e normas municipais que afecten ou favorezan a ocupación real das
prazas escolares, coa finalidade de mellora-lo rendemento educativo e, se é o caso, facer
12
efectiva a obrigatoriedade do ensino.
d) Situación de centros docentes dentro da demarcación municipal.
e) Prioridade nos programas e actuacións municipais que afecten á conservación,
vixilancia e mantemento adecuado dos centros docentes.
f) Fomento das actividades tendentes a mellora-la calidade educativa, especi al mente
no que respecta á adaptación da programación ó medio.
g) Competencias educativas que afecten ó ensino non universitario e que a lexislación
outorgue ós municipios.
h) Calquera outro asunto que pola súa importancia para a vida escolar do Concello lle
sexa consultado.
i) Na programación de investimentos en materia educativa.
2. O Consello Escolar municipal elaborará, ó finaliza-lo curso escolar, un informe sobre
o estado do ensino no municipio, que enviará á Corporación municipal e ó Consello Escolar
territorial respectivo, de habelo. No seu defecto, tal informe será remitido ó Consello Escolar de
Galicia.
3. O Consello Escolar municipal poderá elevar á Administración educativa ou ó Concello
informes ou propostas para o mellor funcionamento do sistema educativo.
Artigo 28.
Para os efectos de composición do Consello Escolar municipal e elección dos seus
membros, os concellos clasificaranse da seguinte forma:
a) Concellos nos que exista un só centro escolar.
b) Concellos nos que existan varios centros escolares e que conten con menos de
25.000 habitantes.
c) Concellos que conten con máis de 25.000 habitantes.
Artigo 29.
1. Nos concellos onde exista un só centro escolar, o Consello Escolar municipal terá a
seguinte composición:
1.1. O alcalde ou membro da Corporación en quen delegue, que será o seu presidente.
1.2. Tres profesores do centro, elixidos polos profesores do mesmo. Nos centros nos
que o número de profesores en servicio activo sexa de tres ou inferior, serán membros do
Consello todos eles.
13
1.3. Dous pais de alumnos, elixidos polos pais, as nais ou os representantes legais dos
alumnos matriculados no centro.
1.4. Un alumno, elixido polos representantes dos alumnos no Consello Escolar do
centro.
1.5. Tres membros elixidos de conformidade co que dispoña a Corporación municipal,
de acordo co establecido no artigo 16.1.b) da Lei do Parlamento de Galicia 3/1986, do 18 de
decembro.
2. Para os efectos de composición do Consello Escolar municipal, considerarase que
aqueles concellos nos que exista un centro completo e unha ou varias escolas unitarias ou
centros docentes de menos de oito unidades, teñen un só centro. Os profesores, pais e
alumnos das mesmas exercerán os seus dereitos no tocante á elección de membros dos
Consellos Escolares, como se pertencesen ó centro completo.
Artigo 30.
1. Nos concellos de menos de 25.000 habitantes nos que existan varios centros
escolares, o Consello Escolar municipal terá a seguinte composición:
1.1. O alcalde ou membro da Corporación en que delegue, que será o presidente.
1.2. Sete profesores dos niveis educativos correspondentes ó ámbito do ensino non
universitario de Galicia, propostos por sindicatos ou asociacións profesionais, en proporción ás
representacións obtidas no municipio nas eleccións sindicais respectivas, no sector docente:
1.2.1. Cinco do ensino público.
1.2.2. Dous do ensino privado.
1.3. Catro pais de alumnos propostos polas federacións de asociacións de pais de
alumnos.
1.4. Tres alumnos elixidos polos representantes dos alumnos nos Consellos Escolares
dos centro existentes no municipio.
1.5. Sete membros elixidos segundo o que dispoña a Corporación municipal, de acordo
co establecido no artigo 16.1.b) da Lei do Parlamento de Galicia 3/1986, do 18 de decembro.
2. Se no municipio non houbese centros privados, o número de profesores
representantes dese ensino pasará a incrementa-lo número de representantes do ensino
público.
Artigo 31.
1. Nos concellos de máis de 25.000 habitantes o Consello Escolar municipal terá a
14
seguinte composición:
1.1. O alcalde ou membro da Corporación en que delegue, que será o presidente.
1.2. Dez profesores dos niveis educativos correspondentes ó ámbito do ensino non
universitario de Galicia propostos por sindicatos ou asociacións profesionais proporcionalmente
á representación obtida nas eleccións sindicais do sector docente, no municipio, distribuídos
da seguinte forma:
1.2.1. Seis do ensino público.
1.2.2. Catro do ensino privado.
1.3. Seis pais de alumnos propostos pola federación de asociacións de pais de alumnos.
1.4. Catro alumnos elixidos polos representantes do s alumnos en Consellos Escolares
dos centros existentes no municipio.
1.5. Dez membros elixidos segundo o que dispoña a Corporación municipal, de acordo
co establecido no artigo 16.1.b) da Lei do Parlamento de Galicia 3/1986, do 18 de decembro.
2. Se no municipio non houbese centros privados, o número de profesores pasará a
incrementa-lo número de representantes do ensino público.
Sección 2ª
Procedemento de elección nos Concellos en que existan
só un ou varios centros escolares
Artigo 32.
1. A organización e supervisión do procedemento de eleccións dos membros do
Consello Escolar municipal representantes dos alumnos nos concellos ós que fai referencia
estará a cargo da Xunta Electoral constituída en cada Concello, a cal estará integrada polo
alcalde ou membro da Corporación en que delegue, un profesor, un pai e un alumno a partir do
ciclo superior de E.X.B.; designados os tres últimos por sorteo.
2. Respecto ós membros que deben ser elixidos segundo o disposto pola Corporación
local terase en conta o que a mesma estableza.
Artigo 33.
Son competencias da Xunta Electoral:
a) Aprobar e publica-los censos electorais, que deberán reflexar en todo caso o nome
15
e apelidos dos electores.
b) Ordena-lo proceso electoral.
c) Admitir e proclamar candidaturas.
d) Promove-la constitución da mesa electoral.
e) Resolve-las reclamacións presentadas contra as resolucións da mesa electoral.
f) Proclama-los candidatos elixidos e remiti-las correspondentes actas á Delegación
Provincial de Educación e Ordenación Universitaria.
Artigo 34.
1. En representación dos alumnos:
1.1. Serán elixibles tódolos alumnos matriculados nos centros a partir do ciclo superior
de EXB.
1.2. Serán electores tódolos representantes dos alumnos que formen parte do Consello
Escolar dos Centros.
2. En canto ós membros do Consello Escolar que, en cumprimento do artigo 16.1.b.)
da Lei do Parlamento de Galicia 3/1986, do 18 de decembro, deben ser elixidos segundo o
disposto pola Corporación municipal, terase en conta o establecido pola mesma en canto á
condición de electores, sendo elixibles aquelas persoas nas que se dea algunha das condicións
enumeradas no precepto citado.
Artigo 35.
1. Os censos electorais conterán a relación daqueles que reúnan os requisitos para ser
electores.
2. Cada Xunta Electoral aprobará e publicará un censo de electores dos alumnos que
reúnan tal condición.
3. Os censos electorais deberán ser expostos nos taboleiros de anuncios dos centros
e do Concello dez días antes, polo menos, da data fixada para o acto electoral, para a súa
comprobación e posibles reclamacións, que resolverá a Xunta Electoral municipal.
Artigo 36.
O voto dos electores será directo, secreto e non delegable.
Artigo 37.
1. Poderán ser candidatos a membros do Consello Escolar municipal en representación
dos alumnos nos municipios a que fai referencia esta sección aqueles que, ademais das
condicións ás que se refire o artigo 34 do presente Decreto, presenten a súa candidatura
avalada por unha asociación de alumnos, ou, cando menos, por cinco alumnos que figuren no
16
censo electoral. Se o número de alumnos que figuren no censo electoral é inferior ou igual a
cinco poderán ser candidatos a totalidade dos mesmos.
2. Os candidatos que reúnan as condicións ás que se refire o apartado anterior serán
proclamados pola Xunta Electoral, que confeccionará unha lista de candidatos que se expoñerá
no taboleiro de anuncios dos centros e no Concello.
Artigo 38
1. Os representantes dos alumnos no Consello Escolar municipal serán elixidos polos
representantes dos alumnos nos Consellos Escolares dos centros existentes no municipio,
entre os candidatos proclamados pola Xunta Electoral.
2. En cada Consello procederase á constitución dunha mesa electoral nominada pola
Xunta Electoral e integrada por un membro da Corporación municipal, designado polo alcalde,
e os alumnos que reúnan a condición de electores designados por sorteo entre os que se
presenten como candidatos.
3. Cada Mesa Electoral, finalizada a votación, procederá ó escrutinio dos votos, que será
público, e unha vez efectuado este, redactará unha acta que asinarán tódolos membros da
mesa, na que farán consta-lo número de votos acadados por cada un dos candidatos. Destas
actas darase traslado á Xunta Electoral municipal. A mesa encargarase de presidi-la votación,
conserva-la orde, velar pola pureza do sufraxio e realiza-lo escrutinio.
Artigo 39.
1. Recibida a acta pola Xunta Electoral municipal, esta procederá a dirimir, se é o caso,
os empates producidos, seguindo o criterio de que resultará elixido o candidato que posúa
maior antigüidade no Concello e, en caso de igualdade, o de maior idade.
2. A Xunta Electoral municipal proclamará os candidatos elixidos, dando traslado da
copia da acta recibida ó Delegado Provincial da Consellería de Educación e Ordenación
Universitaria.
3. Contra as decisións da Xunta Electoral municipal en canto á proclamación de
candidatos poderase recorrer, no prazo de quince días, perante o Delegado Provincial da
Consellería de Educación e Ordenación Universitaria. A resolución deste recurso poñerá fin á
vía administrativa.
17
REPRESENTANTE DA ADMINISTRACIÓN EDUCATIVA
Artigo 40.
Conforme ó disposto no artigo 16.2 da Lei 3/1986, a Administración educativa estará
representada en cada Consello Escolar municipal polo funcionario que designe o Delegado
Provincial da Consellería de Educación e Ordenación Universitaria.
DISPOSICIÓNS ADICIONAIS:
Primeira.
O Consello Escolar de Galicia deberá constituírse no prazo de catro meses, a contar
desde a entrada en vigor do presente Decreto.
Segunda.
As cuestións que se poidan presentar en canto á designación dos conselleiros por
razóns de representatividade serán resoltas pola Consellería de Educación e Ordenación
Universitaria mentres non se constitúa o Consello Escolar de Galicia, logo de audiencia e
consulta das organizacións interesadas.
Terceira.
Os Consellos Escolares municipais que estean constituídos acomodaranse ó disposto
no presente Decreto no prazo de tres meses, desde a entrada en vigor do mesmo.
DISPOSICIÓNS TRANSITORIAS:
Primeira.
Con carácter excepcional, ós dous anos da constitución do Consello Escolar de Galicia,
cesarán, por sorteo, a metade dos conselleiros de cada grupo a que se refire o artigo 4, a
excepción dos do apartado 3 dese mesmo artigo, que cesarán na súa totalidade.
Segunda.
En canto non funcionen as federacións ou asociacións de concellos ás que se refire o
artigo 4.11 deste Decreto, a representación que nese apartado lles atribúe ás mesmas
18
distribuirase da seguinte forma:
a) Concellos de máis de 100.000 habitantes, dous representantes propostos polo seu
máximo órgano de goberno.
b) Concellos de máis de 20.000, e ata 100.000 habitantes, dous representantes.
c) Concellos de 10.000 a 20.000, dous representantes.
d) Concellos de menos de 10.000 habitantes, dous representantes.
Terceira.
Ata a aprobación da Lei de organización territorial de Galicia, o ámbito territorial dos
Consellos Escolares territoriais será o provincial.
Cuarta.
O número de representantes dos Consellos Territoriais no Consello Escolar de Galicia
redúcese a 4 membros, un por provincia mentres non se promulgue a Lei de organización
territorial de Galicia.
DISPOSICIÓNS DERRADEIRAS
Primeira.
Este Decreto entrará en vigor o día seguinte ó da súa publicación no Diario oficial de
Galicia.
Segunda.
Autorízase ó Conselleiro de Educación e Ordenación Universitaria para dicta-las
disposicións oportunas para o desenvolvemento e execución deste Decreto.
Santiago, once de febreiro de mil novecentos oitenta e oito.
FERNANDO IGNACIO GONZÁLEZ LAXE. Presidente.
Francisco Javier Suárez-Vence Santiso.
Conselleiro de Educación e Ordenación Universitaria.
17158 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
I. Disposiciones generales
JEFATURA DEL ESTADO
7899 LEY ORGÁNICA 2/2006, de 3 de mayo, de Edu-
cación.
JUAN CARLOS I
REY DE ESPAÑA
A todos los que la presente vieren y entendieren.
Sabed: Que las Cortes Generales han aprobado y Yo
vengo en sancionar la siguiente ley orgánica.
PREÁMBULO
Las sociedades actuales conceden gran importancia a
la educación que reciben sus jóvenes, en la convicción de
que de ella dependen tanto el bienestar individual como
el colectivo. La educación es el medio más adecuado para
construir su personalidad, desarrollar al máximo sus
capacidades, conformar su propia identidad personal y
configurar su comprensión de la realidad, integrando la
dimensión cognoscitiva, la afectiva y la axiológica. Para la
sociedad, la educación es el medio de transmitir y, al
mismo tiempo, de renovar la cultura y el acervo de cono-
cimientos y valores que la sustentan, de extraer las máxi-
mas posibilidades de sus fuentes de riqueza, de fomentar
la convivencia democrática y el respeto a las diferencias
individuales, de promover la solidaridad y evitar la discri-
minación, con el objetivo fundamental de lograr la nece-
saria cohesión social. Además, la educación es el medio
más adecuado para garantizar el ejercicio de la ciudada-
nía democrática, responsable, libre y crítica, que resulta
indispensable para la constitución de sociedades avanza-
das, dinámicas y justas. Por ese motivo, una buena edu-
cación es la mayor riqueza y el principal recurso de un
país y de sus ciudadanos.
Esa preocupación por ofrecer una educación capaz de
responder a las cambiantes necesidades y a las deman-
das que plantean las personas y los grupos sociales no es
nueva. Tanto aquéllas como éstos han depositado históri-
camente en la educación sus esperanzas de progreso y de
desarrollo. La concepción de la educación como un ins-
trumento de mejora de la condición humana y de la vida
colectiva ha sido una constante, aunque no siempre esa
aspiración se haya convertido en realidad.
El interés histórico por la educación se vio reforzado
con la aparición de los sistemas educativos contemporá-
neos. Esas estructuras dedicadas a la formación de los
ciudadanos fueron concebidas como instrumentos funda-
mentales para la construcción de los Estados nacionales,
en una época decisiva para su configuración. A partir de
entonces, todos los países han prestado una atención
creciente a sus sistemas de educación y formación, con el
objetivo de adecuarlos a las circunstancias cambiantes y
a las expectativas que en ellos se depositaban en cada
momento histórico. En consecuencia, su evolución ha
sido muy notable, hasta llegar a poseer en la actualidad
unas características claramente diferentes de las que
tenían en el momento de su constitución.
En cada fase de su evolución, los sistemas educativos
han tenido que responder a unos retos prioritarios. En la
segunda mitad del siglo XX se enfrentaron a la exigencia
de hacer efectivo el derecho de todos los ciudadanos a la
educación. La universalización de la enseñanza primaria,
que ya se había alcanzado en algunos países a finales del
siglo XIX, se iría completando a lo largo del siguiente,
incorporando además el acceso generalizado a la etapa
secundaria, que pasó así a considerarse parte integrante
de la educación básica. El objetivo prioritario consistió en
hacer efectiva una escolarización más prolongada y con
unas metas más ambiciosas para todos los jóvenes de
ambos sexos.
En los años finales del siglo XX, el desafío consistió en
conseguir que esa educación ampliamente generalizada
fuese ofrecida en unas condiciones de alta calidad, con la
exigencia además de que tal beneficio alcanzase a todos
los ciudadanos. En noviembre de 1990 se reunían en París
los Ministros de Educación de los países de la Organiza-
ción para la Cooperación y el Desarrollo Económico, con
objeto de abordar cómo podía hacerse efectiva una edu-
cación y una formación de calidad para todos. El desafío
era cada vez más apremiante y los responsables educati-
vos de los países con mayor nivel de desarrollo se apres-
taron a darle una respuesta satisfactoria.
Catorce años más tarde, en septiembre de 2004, los
más de sesenta ministros reunidos en Ginebra, con oca-
sión de la 47.ª Conferencia Internacional de Educación
convocada por la UNESCO, demostraban la misma
inquietud, poniendo así de manifiesto la vigencia del
desafío planteado en la década precedente. Si en 1990
eran los responsables de los países más desarrollados
quienes llamaban la atención acerca de la necesidad de
combinar calidad con equidad en la oferta educativa,
en 2004 eran los de un número mucho más amplio de
Estados, de características y niveles de desarrollo muy
diversos, quienes se planteaban la misma cuestión.
Lograr que todos los ciudadanos puedan recibir una
educación y una formación de calidad, sin que ese bien
quede limitado solamente a algunas personas o sectores
sociales, resulta acuciante en el momento actual. Países
muy diversos, con sistemas políticos distintos y gobier-
nos de diferente orientación, se están planteando ese
objetivo. España no puede en modo alguno constituir una
excepción.
La generalización de la educación básica ha sido tar-
día en nuestro país. Aunque la obligatoriedad escolar se
promulgó en 1857 y en 1964 se extendió desde los seis
hasta los catorce años, hubo que esperar hasta mediados
de la década de los ochenta del siglo pasado para que
dicha prescripción se hiciese realidad. La Ley General de
INICIO
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17159
Educación de 1970 supuso el inicio de la superación del
gran retraso histórico que aquejaba al sistema educativo
español. La Ley Orgánica del Derecho a la Educación pro-
porcionó un nuevo y decidido impulso a ese proceso de
modernización educativa, pero la consecución total de
ese objetivo tuvo que esperar aún bastantes años.
La Ley 14/1970, General de Educación y de Financia-
miento de la Reforma Educativa, y la Ley Orgánica 8/1985,
reguladora del Derecho a la Educación, declaraban la edu-
cación como servicio público. La Ley Orgánica de Educa-
ción sigue y se inscribe en esta tradición. El servicio
público de la educación considera a ésta como un servicio
esencial de la comunidad, que debe hacer que la educa-
ción escolar sea asequible a todos, sin distinción de nin-
guna clase, en condiciones de igualdad de oportunidades,
con garantía de regularidad y continuidad y adaptada pro-
gresivamente a los cambios sociales. El servicio público
de la educación puede ser prestado por los poderes públi-
cos y por la iniciativa social, como garantía de los dere-
chos fundamentales de los ciudadanos y la libertad de
enseñanza.
En 1990, la Ley Orgánica de Ordenación General del
Sistema Educativo estableció en diez años el período de
obligatoriedad escolar y proporcionó un impulso y presti-
gio profesional y social a la formación profesional que
permitiría finalmente equiparar a España con los países
más avanzados de su entorno. Como consecuencia de esa
voluntad expresada en la Ley, a finales del siglo XX se
había conseguido que todos los jóvenes españoles de
ambos sexos asistiesen a los centros educativos al menos
entre los seis y los dieciséis años y que muchos de ellos
comenzasen antes su escolarización y la prolongasen
después. Se había acortado así una distancia muy impor-
tante con los países de la Unión Europea, en la que
España se había integrado en 1986.
A pesar de estos logros indudables, desde mediados
de la década de los noventa se viene llamando la aten-
ción acerca de la necesidad de mejorar la calidad de la
educación que reciben nuestros jóvenes. La realización
de diversas evaluaciones acerca de la reforma experi-
mental de las enseñanzas medias que se desarrolló en
los años ochenta y la participación española en algunos
estudios internacionales a comienzos de los noventa evi-
denciaron unos niveles insuficientes de rendimiento, sin
duda explicables, pero que exigían una actuación deci-
dida. En consecuencia, en 1995 se aprobó la Ley Orgánica
de la Participación, la Evaluación y el Gobierno de los
Centros Docentes, con el propósito de desarrollar y
modificar algunas de las disposiciones establecidas en la
LOGSE orientadas a la mejora de la calidad. En el
año 2002 se quiso dar un paso más hacia el mismo obje-
tivo, mediante la promulgación de la Ley Orgánica de
Calidad de la Educación.
En los comienzos del siglo XXI, la sociedad española
tiene la convicción de que es necesario mejorar la calidad
de la educación, pero también de que ese beneficio debe
llegar a todos los jóvenes, sin exclusiones. Como se ha
subrayado muchas veces, hoy en día se considera que la
calidad y la equidad son dos principios indisociables.
Algunas evaluaciones internacionales recientes han
puesto claramente de manifiesto que es posible combinar
calidad y equidad y que no deben considerarse objetivos
contrapuestos.
Ningún país puede desperdiciar la reserva de talento
que poseen todos y cada uno de sus ciudadanos, sobre
todo en una sociedad que se caracteriza por el valor cre-
ciente que adquieren la información y el conocimiento
para el desarrollo económico y social. Y del reconocimiento
de ese desafío deriva la necesidad de proponerse la meta
de conseguir el éxito escolar de todos los jóvenes.
La magnitud de este desafío obliga a que los objeti-
vos que deban alcanzarse sean asumidos no sólo por las
Administraciones educativas y por los componentes de
la comunidad escolar, sino por el conjunto de la socie-
dad. Por ese motivo y con el propósito de estimular un
debate social sobre la educación, con carácter previo a
promover cualquier iniciativa legislativa, el Ministerio de
Educación y Ciencia publicó en septiembre de 2004 el
documento que lleva por título «Una educación de cali-
dad para todos y entre todos», en el que se presentaban
un conjunto de análisis y diagnósticos sobre la situación
educativa actual y se sometían a debate una serie de pro-
puestas de solución. Tanto las Comunidades Autónomas
como las organizaciones representadas en los Consejos
Escolares del Estado y Autonómicos fueron invitadas for-
malmente a expresar su opinión y manifestar su postura
ante tales propuestas. Además, otras muchas personas,
asociaciones y grupos hicieron llegar al Ministerio de
Educación y Ciencia sus reflexiones y sus propias pro-
puestas, que fueron difundidas por diversos medios,
respondiendo así a la voluntad de transparencia que
debe presidir cualquier debate público. Como resultado
de ese proceso de debate, se ha publicado un documento
de síntesis, que recoge un resumen de las contribuciones
realizadas por las distintas organizaciones, asociaciones
y colectivos.
El desarrollo de este proceso de debate, que se ha
prolongado durante seis meses, ha permitido contrastar
posiciones y puntos de vista, debatir acerca de los proble-
mas existentes en el sistema educativo español y buscar
el máximo grado de acuerdo en torno a sus posibles solu-
ciones. Este período ha resultado fundamental para iden-
tificar los principios que deben regir el sistema educativo
y para traducirlos en formulaciones normativas.
Tres son los principios fundamentales que presiden
esta Ley. El primero consiste en la exigencia de propor-
cionar una educación de calidad a todos los ciudadanos
de ambos sexos, en todos los niveles del sistema educa-
tivo. Ya se ha aludido al desafío que esa exigencia implica
para los sistemas educativos actuales y en concreto para
el español. Tras haber conseguido que todos los jóvenes
estén escolarizados hasta los dieciséis años de edad, el
objetivo consiste ahora en mejorar los resultados gene-
rales y en reducir las todavía elevadas tasas de termina-
ción de la educación básica sin titulación y de abandono
temprano de los estudios. Se trata de conseguir que
todos los ciudadanos alcancen el máximo desarrollo
posible de todas sus capacidades, individuales y socia-
les, intelectuales, culturales y emocionales para lo que
necesitan recibir una educación de calidad adaptada a
sus necesidades. Al mismo tiempo, se les debe garantizar
una igualdad efectiva de oportunidades, prestando los
apoyos necesarios, tanto al alumnado que lo requiera
como a los centros en los que están escolarizados. En
suma, se trata de mejorar el nivel educativo de todo el
alumnado, conciliando la calidad de la educación con la
equidad de su reparto.
El segundo principio consiste en la necesidad de que
todos los componentes de la comunidad educativa cola-
boren para conseguir ese objetivo tan ambicioso. La com-
binación de calidad y equidad que implica el principio
anterior exige ineludiblemente la realización de un
esfuerzo compartido. Con frecuencia se viene insistiendo
en el esfuerzo de los estudiantes. Se trata de un principio
fundamental, que no debe ser ignorado, pues sin un
esfuerzo personal, fruto de una actitud responsable y
comprometida con la propia formación, es muy difícil
conseguir el pleno desarrollo de las capacidades indivi-
duales. Pero la responsabilidad del éxito escolar de todo
el alumnado no sólo recae sobre el alumnado individual-
mente considerado, sino también sobre sus familias, el
profesorado, los centros docentes, las Administraciones
educativas y, en última instancia, sobre la sociedad en su
conjunto, responsable última de la calidad del sistema
educativo.
17160 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
El principio del esfuerzo, que resulta indispensable
para lograr una educación de calidad, debe aplicarse a
todos los miembros de la comunidad educativa. Cada
uno de ellos tendrá que realizar una contribución especí-
fica. Las familias habrán de colaborar estrechamente y
deberán comprometerse con el trabajo cotidiano de sus
hijos y con la vida de los centros docentes. Los centros y
el profesorado deberán esforzarse por construir entornos
de aprendizaje ricos, motivadores y exigentes. Las Admi-
nistraciones educativas tendrán que facilitar a todos los
componentes de la comunidad escolar el cumplimiento
de sus funciones, proporcionándoles los recursos que
necesitan y reclamándoles al mismo tiempo su compro-
miso y esfuerzo. La sociedad, en suma, habrá de apoyar al
sistema educativo y crear un entorno favorable para la
formación personal a lo largo de toda la vida. Solamente
el compromiso y el esfuerzo compartido permitirán la
consecución de objetivos tan ambiciosos.
Una de las consecuencias más relevantes del princi-
pio del esfuerzo compartido consiste en la necesidad de
llevar a cabo una escolarización equitativa del alumnado.
La Constitución española reconoció la existencia de una
doble red de centros escolares, públicos y privados, y la
Ley Orgánica del Derecho a la Educación dispuso un sis-
tema de conciertos para conseguir una prestación efec-
tiva del servicio público y social de la educación, de
manera gratuita, en condiciones de igualdad y en el
marco de la programación general de la enseñanza. Ese
modelo, que respeta el derecho a la educación y a la liber-
tad de enseñanza, ha venido funcionando satisfactoria-
mente, en líneas generales, aunque con el paso del
tiempo se han manifestado nuevas necesidades. Una de
las principales se refiere a la distribución equitativa del
alumnado entre los distintos centros docentes.
Con la ampliación de la edad de escolarización obliga-
toria y el acceso a la educación de nuevos grupos estu-
diantiles, las condiciones en que los centros desarrollan
su tarea se han hecho más complejas. Resulta, pues,
necesario atender a la diversidad del alumnado y contri-
buir de manera equitativa a los nuevos retos y las dificul-
tades que esa diversidad genera. Se trata, en última ins-
tancia, de que todos los centros, tanto los de titularidad
pública como los privados concertados, asuman su com-
promiso social con la educación y realicen una escolariza-
ción sin exclusiones, acentuando así el carácter comple-
mentario de ambas redes escolares, aunque sin perder su
singularidad. A cambio, todos los centros sostenidos con
fondos públicos deberán recibir los recursos materiales y
humanos necesarios para cumplir sus tareas. Para prestar
el servicio público de la educación, la sociedad debe
dotarlos adecuadamente.
El tercer principio que inspira esta Ley consiste en un
compromiso decidido con los objetivos educativos plan-
teados por la Unión Europea para los próximos años. El
proceso de construcción europea está llevando a una
cierta convergencia de los sistemas de educación y for-
mación, que se ha traducido en el establecimiento de
unos objetivos educativos comunes para este inicio del
siglo XXI.
La pretensión de convertirse en la próxima década en
la economía basada en el conocimiento más competitiva
y dinámica, capaz de lograr un crecimiento económico
sostenido, acompañado de una mejora cuantitativa y cua-
litativa del empleo y de una mayor cohesión social, se ha
plasmado en la formulación de unos objetivos educativos
comunes. A la vista de la evolución acelerada de la ciencia
y la tecnología y el impacto que dicha evolución tiene en
el desarrollo social, es más necesario que nunca que la
educación prepare adecuadamente para vivir en la nueva
sociedad del conocimiento y poder afrontar los retos que
de ello se derivan.
Es por ello por lo que en primer lugar, la Unión Europea
y la UNESCO se han propuesto mejorar la calidad y la
eficacia de los sistemas de educación y de formación, lo
que implica mejorar la capacitación de los docentes,
desarrollar las aptitudes necesarias para la sociedad del
conocimiento, garantizar el acceso de todos a las tecno-
logías de la información y la comunicación, aumentar la
matriculación en los estudios científicos, técnicos y artís-
ticos y aprovechar al máximo los recursos disponibles,
aumentando la inversión en recursos humanos. En
segundo lugar, se ha planteado facilitar el acceso genera-
lizado a los sistemas de educación y formación, lo que
supone construir un entorno de aprendizaje abierto,
hacer el aprendizaje más atractivo y promocionar la ciu-
dadanía activa, la igualdad de oportunidades y la cohe-
sión social. En tercer lugar, se ha marcado el objetivo de
abrir estos sistemas al mundo exterior, lo que exige
reforzar los lazos con la vida laboral, con la investigación
y con la sociedad en general, desarrollar el espíritu
emprendedor, mejorar el aprendizaje de idiomas extran-
jeros, aumentar la movilidad y los intercambios y refor-
zar la cooperación europea.
El sistema educativo español debe acomodar sus
actuaciones en los próximos años a la consecución de
estos objetivos compartidos con sus socios de la Unión
Europea. En algunos casos, la situación educativa espa-
ñola se encuentra cercana a la fijada como objetivo para
el final de esta década. En otros, sin embargo, la distancia
es notable. La participación activa de España en la Unión
Europea obliga a la mejora de los niveles educativos,
hasta lograr situarlos en una posición acorde con su posi-
ción en Europa, lo que exige un compromiso y un esfuerzo
decidido, que también esta Ley asume.
Para conseguir que estos principios se conviertan en
realidad, hay que actuar en varias direcciones comple-
mentarias. En primer lugar, se debe concebir la formación
como un proceso permanente, que se desarrolla durante
toda la vida. Si el aprendizaje se ha concebido tradicional-
mente como una tarea que corresponde sobre todo a la
etapa de la niñez y la adolescencia, en la actualidad ese
planteamiento resulta claramente insuficiente. Hoy se
sabe que la capacidad de aprender se mantiene a lo largo
de los años, aunque cambien el modo en que se aprende
y la motivación para seguir formándose. También se sabe
que las necesidades derivadas de los cambios económi-
cos y sociales obligan a los ciudadanos a ampliar perma-
nentemente su formación. En consecuencia, la atención
hacia la educación de las personas adultas se ha visto
incrementada.
Fomentar el aprendizaje a lo largo de toda la vida
implica, ante todo, proporcionar a los jóvenes una educa-
ción completa, que abarque los conocimientos y las com-
petencias básicas que resultan necesarias en la sociedad
actual, que les permita desarrollar los valores que sus-
tentan la práctica de la ciudadanía democrática, la vida
en común y la cohesión social, que estimule en ellos y
ellas el deseo de seguir aprendiendo y la capacidad de
aprender por sí mismos. Además, supone ofrecer posibi-
lidades a las personas jóvenes y adultas de combinar el
estudio y la formación con la actividad laboral o con
otras actividades.
Para permitir el tránsito de la formación al trabajo y
viceversa, o de éstas a otras actividades, es necesario
incrementar la flexibilidad del sistema educativo. Aunque
el sistema educativo español haya ido perdiendo parte de
su rigidez inicial con el paso del tiempo, no ha favorecido
en general la existencia de caminos de ida y vuelta hacia
el estudio y la formación. Permitir que los jóvenes que
abandonaron sus estudios de manera temprana puedan
retomarlos y completarlos y que las personas adultas
puedan continuar su aprendizaje a lo largo de la vida
exige concebir el sistema educativo de manera más flexi-
ble. Y esa flexibilidad implica establecer conexiones entre
los distintos tipos de enseñanzas, facilitar el paso de unas
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17161
a otras y permitir la configuración de vías formativas
adaptadas a las necesidades e intereses personales.
La flexibilidad del sistema educativo lleva aparejada
necesariamente la concesión de un espacio propio de
autonomía a los centros docentes. La exigencia que se le
plantea de proporcionar una educación de calidad a todo
el alumnado, teniendo al mismo tiempo en cuenta la
diversidad de sus intereses, características y situaciones
personales, obliga a reconocerle una capacidad de deci-
sión que afecta tanto a su organización como a su modo
de funcionamiento. Aunque las Administraciones deban
establecer el marco general en que debe desenvolverse
la actividad educativa, los centros deben poseer un mar-
gen propio de autonomía que les permita adecuar su
actuación a sus circunstancias concretas y a las caracte-
rísticas de su alumnado, con el objetivo de conseguir el
éxito escolar de todos los estudiantes. Los responsables
de la educación deben proporcionar a los centros los
recursos y los medios que necesitan para desarrollar su
actividad y alcanzar tal objetivo, mientras que éstos
deben utilizarlos con rigor y eficiencia para cumplir su
cometido del mejor modo posible. Es necesario que la
normativa combine ambos aspectos, estableciendo las
normas comunes que todos tienen que respetar, así
como el espacio de autonomía que se ha de conceder a
los centros docentes.
La existencia de un marco legislativo capaz de combi-
nar objetivos y normas comunes con la necesaria auto-
nomía pedagógica y de gestión de los centros docentes
obliga, por otra parte, a establecer mecanismos de eva-
luación y de rendición de cuentas. La importancia de los
desafíos que afronta el sistema educativo demanda
como contrapartida una información pública y transpa-
rente acerca del uso que se hace de los medios y los
recursos puestos a su disposición, así como una valora-
ción de los resultados que con ellos se alcanzan. La eva-
luación se ha convertido en un valioso instrumento de
seguimiento y de valoración de los resultados obtenidos
y de mejora de los procesos que permiten obtenerlos.
Por ese motivo, resulta imprescindible establecer proce-
dimientos de evaluación de los distintos ámbitos y agen-
tes de la actividad educativa, alumnado, profesorado,
centros, currículo, Administraciones, y comprometer a
las autoridades correspondientes a rendir cuentas de la
situación existente y el desarrollo experimentado en
materia de educación.
La actividad de los centros docentes recae, en última
instancia, en el profesorado que en ellos trabaja. Conse-
guir que todos los jóvenes desarrollen al máximo sus
capacidades, en un marco de calidad y equidad, convertir
los objetivos generales en logros concretos, adaptar el
currículo y la acción educativa a las circunstancias espe-
cíficas en que los centros se desenvuelven, conseguir
que los padres y las madres se impliquen en la educación
de sus hijos, no es posible sin un profesorado compro-
metido en su tarea. Por una parte, los cambios que se han
producido en el sistema educativo y en el funcionamiento
de los centros docentes obligan a revisar el modelo de la
formación inicial del profesorado y adecuarlo al entorno
europeo. Por otra parte, el desarrollo profesional exige
un compromiso por parte de las Administraciones educa-
tivas por la formación continua del profesorado ligada a
la práctica educativa. Y todo ello resulta imposible sin el
necesario reconocimiento social de la función que los
profesores desempeñan y de la tarea que desarrollan.
Una última condición que debe cumplirse para permi-
tir el logro de unos objetivos educativos tan ambiciosos
como los propuestos consiste en acometer una simplifi-
cación y una clarificación normativas, en un marco de
pleno respeto al reparto de competencias que en materia
de educación establecen la Constitución española y las
leyes que la desarrollan.
A partir de 1990 se ha producido una proliferación de
leyes educativas y de sus correspondientes desarrollos
reglamentarios, que han ido derogando parcialmente las
anteriores, provocando una falta de claridad en cuanto a
las normas aplicables a la ordenación académica y al fun-
cionamiento del sistema educativo. En consecuencia,
conviene simplificar la normativa vigente, con el propó-
sito de hacerla más clara, comprensible y sencilla.
Además, la finalización en el año 2000 del proceso de
transferencias en materia de educación ha creado unas
nuevas condiciones, muy diferentes de las existentes
en 1990, que aconsejan revisar el conjunto de la norma-
tiva vigente para las enseñanzas distintas de las universi-
tarias. Cuando ya se ha desarrollado plenamente el marco
de reparto de competencias, que en materia de educación
estableció la Constitución española, las nuevas leyes que
se aprueben deben conciliar el respeto a dicho reparto
competencial con la necesaria vertebración territorial del
sistema educativo. La normativa básica estatal, de carác-
ter común, y la normativa autonómica, aplicable al territo-
rio correspondiente, deben combinarse con nuevos
mecanismos de cooperación que permitan el desarrollo
concertado de políticas educativas de ámbito supracomu-
nitario. Con esta Ley se asegura la necesaria homogenei-
dad básica y la unidad del sistema educativo y se resalta
el amplio campo normativo y ejecutivo de que disponen
estatutariamente las Comunidades Autónomas para cum-
plir los fines del sistema educativo. La Ley contiene una
propuesta de cooperación territorial y entre Administra-
ciones para desarrollar proyectos y programas de interés
general, para compartir información y aprender de las
mejores prácticas.
Los principios anteriormente enunciados y las vías de
actuación señaladas constituyen el fundamento en que
se asienta la presente Ley. Su objetivo último consiste en
sentar las bases que permitan hacer frente a los impor-
tantes desafíos que la educación española tiene ante sí y
lograr las ambiciosas metas que se ha propuesto para los
próximos años. Para ello, la Ley parte de los avances que
el sistema educativo ha realizado en las últimas décadas,
incorporando todos aquellos aspectos estructurales y de
ordenación que han demostrado su pertinencia y su efi-
cacia y proponiendo cambios en aquellos otros que
requieren revisión. Se ha huido de la tentación de preten-
der cambiar todo el sistema educativo, como si se par-
tiese de cero, y se ha optado, en cambio, por tener en
cuenta la experiencia adquirida y los avances registra-
dos. En última instancia, la Ley se asienta en la convic-
ción de que las reformas educativas deben ser continuas
y paulatinas y que el papel de los legisladores y de los
responsables de la educación no es otro que el de favore-
cer la mejora continua y progresiva de la educación que
reciben los ciudadanos.
De acuerdo con tales supuestos de base, la Ley se
estructura en un título preliminar, ocho títulos, treinta y
una disposiciones adicionales, dieciocho disposiciones
transitorias, una disposición derogatoria y ocho disposi-
ciones finales.
El título Preliminar comienza con un capítulo dedicado
a los principios y los fines de la educación, que constitu-
yen los elementos centrales en torno a los cuales debe
organizarse el conjunto del sistema educativo. En un
lugar destacado aparece formulado el principio funda-
mental de la calidad de la educación para todo el alum-
nado, en condiciones de equidad y con garantía de igual-
dad de oportunidades. La participación de la comunidad
educativa y el esfuerzo compartido que debe realizar el
alumnado, las familias, el profesorado, los centros, las
Administraciones, las instituciones y la sociedad en su
conjunto constituyen el complemento necesario para ase-
gurar una educación de calidad con equidad.
También ocupa un lugar relevante, en la relación de
principios de la educación, la transmisión de aquellos
17162 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
valores que favorecen la libertad personal, la responsabi-
lidad, la ciudadanía democrática, la solidaridad, la tole-
rancia, la igualdad, el respeto y la justicia, que constituyen
la base de la vida en común.
Entre los fines de la educación se resaltan el pleno
desarrollo de la personalidad y de las capacidades afec-
tivas del alumnado, la formación en el respeto de los
derechos y libertades fundamentales y de la igualdad
efectiva de oportunidades entre hombres y mujeres, el
reconocimiento de la diversidad afectivo-sexual, así
como la valoración crítica de las desigualdades, que per-
mita superar los comportamientos sexistas. Se asume
así en su integridad el contenido de lo expresado en la
Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de
Protección Integral contra la Violencia de Género.
Asimismo, se propone el ejercicio de la tolerancia y
de la libertad, dentro de los principios democráticos de
convivencia y la prevención de conflictos y la resolución
pacífica de los mismos. Igualmente se insiste en la
importancia de la preparación del alumnado para el ejer-
cicio de la ciudadanía y para la participación en la vida
económica, social y cultural, con actitud crítica y respon-
sable. La relación completa de principios y fines permi-
tirá asentar sobre bases firmes el conjunto de la activi-
dad educativa.
De acuerdo con los principios rectores que inspiran la
Ley, la educación se concibe como un aprendizaje perma-
nente, que se desarrolla a lo largo de la vida. En conse-
cuencia, todos los ciudadanos deben tener la posibilidad
de formarse dentro y fuera del sistema educativo, con el
fin de adquirir, actualizar, completar y ampliar sus capaci-
dades, conocimientos, habilidades, aptitudes y compe-
tencias para su desarrollo personal y profesional. La Ley
concede al aprendizaje permanente tal importancia que le
dedica, junto a la organización de las enseñanzas, un capí-
tulo específico del título Preliminar.
En ese mismo capítulo se establece la estructura de
las enseñanzas, recuperando la educación infantil como
una etapa única y consolidando el resto de las enseñan-
zas actualmente existentes, por entender que el sistema
educativo ha encontrado en esa organización una base
sólida para su desarrollo. También se regula la educación
básica que, de acuerdo con lo dispuesto en la Constitu-
ción, tiene carácter obligatorio y gratuito para todos los
niños y jóvenes de ambos sexos y cuya duración se esta-
blece en diez cursos, comprendiendo la educación prima-
ria y la educación secundaria obligatoria. La atención a la
diversidad se establece como principio fundamental que
debe regir toda la enseñanza básica, con el objetivo de
proporcionar a todo el alumnado una educación ade-
cuada a sus características y necesidades.
La definición y la organización del currículo consti-
tuye uno de los elementos centrales del sistema educa-
tivo. El título Preliminar dedica un capítulo a este asunto,
estableciendo sus componentes y la distribución de
competencias en su definición y su proceso de desarro-
llo. Especial interés reviste la inclusión de las competen-
cias básicas entre los componentes del currículo, por
cuanto debe permitir caracterizar de manera precisa la
formación que deben recibir los estudiantes. Con el fin
de asegurar una formación común y garantizar la homo-
logación de los títulos, se encomienda al Gobierno la
fijación de los objetivos, competencias básicas, conteni-
dos y criterios de evaluación de los aspectos básicos del
currículo, que constituyen las enseñanzas mínimas, y a
las Administraciones educativas el establecimiento del
currículo de las distintas enseñanzas. Además se hace
referencia a la posibilidad de establecer currículos mix-
tos de enseñanzas del sistema educativo español y de
otros sistemas educativos, conducentes a los títulos res-
pectivos.
Se aborda en el título Preliminar, finalmente, la coope-
ración territorial y entre Administraciones, con el fin, por
una parte, de lograr la mayor eficacia de los recursos des-
tinados a la educación, y por otra, de alcanzar los objeti-
vos establecidos con carácter general, favorecer el cono-
cimiento y aprecio de la diversidad cultural y lingüística
de las distintas Comunidades Autónomas y contribuir a la
solidaridad interterritorial y al equilibrio territorial en la
compensación de las desigualdades. Asimismo, se dis-
pone la puesta a disposición del alumnado de los recur-
sos educativos necesarios para asegurar la consecución
de los fines establecidos en la Ley y la mejora permanente
de la educación en España.
En el título I se establece la ordenación de las ense-
ñanzas y sus etapas. Concebida como una etapa única,
la educación infantil está organizada en dos ciclos que
responden ambos a una intencionalidad educativa, no
necesariamente escolar, y que obliga a los centros a
contar desde el primer ciclo con una propuesta pedagó-
gica específica. En el segundo ciclo se fomentará una
primera aproximación a la lecto-escritura, a la iniciación
en habilidades lógico-matemáticas, a una lengua extran-
jera, al uso de las tecnologías de la información y la
comunicación y al conocimiento de los diferentes len-
guajes artísticos. Se insta a las Administraciones públi-
cas a que desarrollen progresivamente una oferta sufi-
ciente de plazas en el primer ciclo y se dispone que
puedan establecer conciertos para garantizar la gratui-
dad del segundo ciclo.
Las enseñanzas que tienen carácter obligatorio son la
educación primaria y la educación secundaria obligato-
ria. En la etapa primaria se pone el énfasis en la atención
a la diversidad del alumnado y en la prevención de las
dificultades de aprendizaje, actuando tan pronto como
éstas se detecten. Una de las novedades de la Ley con-
siste en la realización de una evaluación de diagnóstico
de las competencias básicas alcanzadas por el alumnado
al finalizar el segundo ciclo de esta etapa, que tendrá
carácter formativo y orientador, proporcionará informa-
ción sobre la situación del alumnado, de los centros y del
propio sistema educativo y permitirá adoptar las medi-
das pertinentes para mejorar las posibles deficiencias.
Otra evaluación similar se llevará a cabo al finalizar el
segundo curso de la educación secundaria obligatoria.
Para favorecer la transición entre la primaria y la secun-
daria, el alumnado recibirá un informe personalizado de
su evolución al finalizar la educación primaria e incorpo-
rarse a la etapa siguiente.
La educación secundaria obligatoria debe combinar
el principio de una educación común con la atención a la
diversidad del alumnado, permitiendo a los centros la
adopción de las medidas organizativas y curriculares
que resulten más adecuadas a las características de su
alumnado, de manera flexible y en uso de su autonomía
pedagógica. Para lograr estos objetivos, se propone una
concepción de las enseñanzas de carácter más común en
los tres primeros cursos, con programas de refuerzo de
las capacidades básicas para el alumnado que lo
requiera, y un cuarto curso de carácter orientador, tanto
para los estudios postobligatorios como para la incorpo-
ración a la vida laboral. En los dos primeros cursos se
establece una limitación del número máximo de mate-
rias que deben cursarse y se ofrecen posibilidades para
reducir el número de profesores que dan clase a un
mismo grupo de alumnos. El último curso se concibe
con una organización flexible de las materias comunes y
optativas, ofreciendo mayores posibilidades de elección
al alumnado en función de sus expectativas futuras y de
sus intereses.
Para atender al alumnado con dificultades especiales
de aprendizaje se incluyen programas de diversificación
curricular desde el tercer curso de esta etapa. Además,
con el fin de evitar el abandono escolar temprano, abrir
expectativas de formación y cualificación posterior y faci-
litar el acceso a la vida laboral, se establecen programas
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17163
de cualificación profesional inicial destinados a alumnos
mayores de dieciséis años que no hayan obtenido el título
de Graduado en educación secundaria obligatoria.
El bachillerato comprende dos cursos y se desarrolla
en tres modalidades diferentes, organizadas de modo
flexible, en distintas vías que serán el resultado de la libre
elección por los alumnos de materias de modalidad y
optativas. Los alumnos con evaluación positiva en todas
las materias obtendrán el título de Bachiller. Tras la obten-
ción del título, podrán incorporarse a la vida laboral,
matricularse en la formación profesional de grado supe-
rior o acceder a los estudios superiores. Para acceder a la
universidad será necesaria la superación de una única
prueba homologada a la que podrán presentarse quienes
estén en posesión del título de Bachiller.
En lo que se refiere al currículo, una de las noveda-
des de la Ley consiste en situar la preocupación por la
educación para la ciudadanía en un lugar muy destacado
del conjunto de las actividades educativas y en la intro-
ducción de unos nuevos contenidos referidos a esta
educación que, con diferentes denominaciones, de
acuerdo con la naturaleza de los contenidos y las edades
de los alumnos, se impartirá en algunos cursos de la
educación primaria, secundaria obligatoria y bachille-
rato. Su finalidad consiste en ofrecer a todos los estu-
diantes un espacio de reflexión, análisis y estudio acerca
de las características fundamentales y el funcionamiento
de un régimen democrático, de los principios y derechos
establecidos en la Constitución española y en los trata-
dos y las declaraciones universales de los derechos
humanos, así como de los valores comunes que consti-
tuyen el sustrato de la ciudadanía democrática en un
contexto global. Esta educación, cuyos contenidos no
pueden considerarse en ningún caso alternativos o sus-
titutorios de la enseñanza religiosa, no entra en contra-
dicción con la práctica democrática que debe inspirar el
conjunto de la vida escolar y que ha de desarrollarse
como parte de la educación en valores con carácter
transversal a todas las actividades escolares. La nueva
materia permitirá profundizar en algunos aspectos rela-
tivos a nuestra vida en común, contribuyendo a formar a
los nuevos ciudadanos.
La formación profesional comprende un conjunto de
ciclos formativos de grado medio y de grado superior que
tienen como finalidad preparar a las alumnas y alumnos
para el desempeño cualificado de las diversas profesio-
nes, el acceso al empleo y la participación activa en la
vida social, cultural y económica. La Ley introduce una
mayor flexibilidad en el acceso, así como en las relacio-
nes entre los distintos subsistemas de la formación profe-
sional. Con objeto de aumentar la flexibilidad del sistema
educativo y favorecer la formación permanente, se esta-
blecen diversas conexiones entre la educación general y
la formación profesional.
Especial mención merecen las enseñanzas artísticas,
que tienen como finalidad proporcionar a los alumnos
una formación artística de calidad y cuya ordenación no
había sido revisada desde 1990. La Ley regula, por una
parte, las enseñanzas artísticas profesionales, que agru-
pan las enseñanzas de música y danza de grado medio,
así como las de artes plásticas y diseño de grado medio y
de grado superior. Por otro lado, establece las denomina-
das enseñanzas artísticas superiores, que agrupan los
estudios superiores de música y danza, las enseñanzas de
arte dramático, las enseñanzas de conservación y restau-
ración de bienes culturales y los estudios superiores de
artes plásticas y diseño. Estas últimas enseñanzas tienen
carácter de educación superior y su organización se ade-
cua a las exigencias correspondientes, lo que implica
algunas peculiaridades en lo que se refiere al estable-
cimiento de su currículo y la organización de los centros
que las imparten.
La Ley también regula las enseñanzas de idiomas,
disponiendo que serán organizadas por las escuelas ofi-
ciales de idiomas y se adecuarán a los niveles recomen-
dados por el Consejo de Europa y las enseñanzas deporti-
vas, que por primera vez se ordenan en una Ley de
educación.
Por último, el título I dedica una especial atención a la
educación de personas adultas, con el objetivo de que
todos los ciudadanos tengan la posibilidad de adquirir,
actualizar, completar o ampliar sus conocimientos y apti-
tudes para su desarrollo personal y profesional. Para ello,
regula las condiciones en que deben impartirse las ense-
ñanzas conducentes a títulos oficiales, al tiempo que esta-
blece un marco abierto y flexible para realizar otros
aprendizajes y prevé la posibilidad de validar la experien-
cia adquirida por otras vías.
A fin de garantizar la equidad, el título II aborda los
grupos de alumnos que requieren una atención educativa
diferente a la ordinaria por presentar alguna necesidad
específica de apoyo educativo y establece los recursos
precisos para acometer esta tarea con el objetivo de
lograr su plena inclusión e integración. Se incluye concre-
tamente en este título el tratamiento educativo de las
alumnas y alumnos que requieren determinados apoyos
y atenciones específicas derivadas de circunstancias
sociales, de discapacidad física, psíquica o sensorial o
que manifiesten trastornos graves de conducta. El sis-
tema educativo español ha realizado grandes avances en
este ámbito en las últimas décadas, que resulta necesario
continuar impulsando. También precisan un tratamiento
específico los alumnos con altas capacidades intelectua-
les y los que se han integrado tarde en el sistema educa-
tivo español.
La adecuada respuesta educativa a todos los alum-
nos se concibe a partir del principio de inclusión, enten-
diendo que únicamente de ese modo se garantiza el
desarrollo de todos, se favorece la equidad y se contri-
buye a una mayor cohesión social. La atención a la diver-
sidad es una necesidad que abarca a todas las etapas
educativas y a todos los alumnos. Es decir, se trata de
contemplar la diversidad de las alumnas y alumnos
como principio y no como una medida que corresponde
a las necesidades de unos pocos.
La Ley trata asimismo de la compensación de las des-
igualdades a través de programas específicos desarrolla-
dos en centros docentes escolares o en zonas geográficas
donde resulte necesaria una intervención educativa com-
pensatoria, y a través de las becas y ayudas al estudio,
que tienen como objetivo garantizar el derecho a la edu-
cación a los estudiantes con condiciones socioeconómi-
cas desfavorables. La programación de la escolarización
en centros públicos y privados concertados debe garanti-
zar una adecuada y equilibrada distribución entre los
centros escolares de los alumnos con necesidad de apoyo
educativo.
El protagonismo que debe adquirir el profesorado se
desarrolla en el título III de la Ley. En él se presta una aten-
ción prioritaria a su formación inicial y permanente, cuya
reforma debe llevarse a cabo en los próximos años, en el
contexto del nuevo espacio europeo de educación supe-
rior y con el fin de dar respuesta a las necesidades y a las
nuevas demandas que recibe el sistema educativo. La
formación inicial debe incluir, además de la adecuada
preparación científica, una formación pedagógica y didác-
tica que se completará con la tutoría y asesoramiento a
los nuevos profesores por parte de compañeros experi-
mentados. Por otra parte, el título aborda la mejora de las
condiciones en que el profesorado realiza su trabajo, así
como el reconocimiento, apoyo y valoración social de la
función docente.
El título IV trata de los centros docentes, su tipología y
su régimen jurídico, así como de la programación de la
red de centros desde la consideración de la educación
17164 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
como servicio público. Asimismo, se establece la posibili-
dad de que los titulares de los centros privados definan el
carácter propio de los mismos respetando el marco cons-
titucional. Los centros privados que ofrezcan enseñanzas
declaradas gratuitas podrán acogerse al régimen de con-
ciertos, estableciéndose los requisitos que deben cumplir
los centros privados concertados.
La Ley concibe la participación como un valor básico
para la formación de ciudadanos autónomos, libres, res-
ponsables y comprometidos y, por ello, las Administra-
ciones educativas garantizarán la participación de la
comunidad educativa en la organización, el gobierno, el
funcionamiento y la evaluación de los centros educativos,
tal como establece el título V. Se presta particular atención
a la autonomía de los centros docentes, tanto en lo peda-
gógico, a través de la elaboración de sus proyectos edu-
cativos, como en lo que respecta a la gestión económica
de los recursos y a la elaboración de sus normas de orga-
nización y funcionamiento. La Ley otorga mayor protago-
nismo a los órganos colegiados de control y gobierno de
los centros, que son el Consejo Escolar, el Claustro de
Profesores y los órganos de coordinación docente, y
aborda las competencias de la dirección de los centros
públicos, el procedimiento de selección de los directores
y el reconocimiento de la función directiva.
El título VI se dedica a la evaluación del sistema edu-
cativo, que se considera un elemento fundamental para la
mejora de la educación y el aumento de la transparencia
del sistema educativo. La importancia concedida a la eva-
luación se pone de manifiesto en el tratamiento de los
distintos ámbitos en que debe aplicarse, que abarcan los
procesos de aprendizaje de los alumnos, la actividad del
profesorado, los procesos educativos, la función direc-
tiva, el funcionamiento de los centros docentes, la inspec-
ción y las propias Administraciones educativas. La eva-
luación general del sistema educativo se atribuye al
Instituto de Evaluación, que trabajará en colaboración con
los organismos correspondientes que establezcan las
Comunidades Autónomas. Con el propósito de rendir
cuentas acerca del funcionamiento del sistema educativo,
se dispone la presentación de un informe anual al Parla-
mento, que sintetice los resultados que arrojan las eva-
luaciones generales de diagnóstico, los de otras pruebas
de evaluación que se realicen, los principales indicadores
de la educación española y los aspectos más destacados
del informe anual del Consejo Escolar del Estado.
En el título VII se encomienda a la inspección educa-
tiva el apoyo a la elaboración de los proyectos educativos
y la autoevaluación de los centros escolares, como pieza
clave para la mejora del sistema educativo. Al Estado le
corresponde la Alta Inspección. Se recogen las funciones
de la inspección educativa y su organización, así como las
atribuciones de los inspectores.
El título VIII aborda la dotación de recursos económi-
cos y el incremento del gasto público en educación para
cumplir los objetivos de esta Ley cuyo detalle se recoge
en la Memoria económica que la acompaña. Dicha
Memoria recoge los compromisos de gasto para el
período de implantación de la Ley, incrementados en el
trámite parlamentario.
Las disposiciones adicionales se refieren al calenda-
rio de aplicación de la Ley, a la enseñanza de religión, a
los libros de texto y materiales curriculares y al calenda-
rio escolar. Una parte importante de las disposiciones
adicionales tiene que ver con el personal docente, esta-
bleciéndose las bases del régimen estatutario de la fun-
ción pública docente, las funciones de los cuerpos docen-
tes, los requisitos de ingreso y acceso a los respectivos
cuerpos, la carrera docente y el desempeño de la función
inspectora.
Otras disposiciones adicionales se refieren a la coope-
ración de los municipios con las Administraciones educa-
tivas y los posibles convenios de cooperación que se
pueden establecer entre aquéllas y las Corporaciones
locales, así como al procedimiento de consulta a las
Comunidades Autónomas.
En relación con los centros se prorroga el régimen
actual aplicable a los requisitos que deben cumplir los cen-
tros privados de bachillerato que impartan la modalidad
de ciencias de la naturaleza y de la salud y la modalidad de
tecnología, se establecen las funciones del claustro de pro-
fesores en los centros concertados y se contempla la agru-
pación de centros públicos de un ámbito territorial deter-
minado, la denominación específica del Consejo Escolar,
los convenios con los que impartan ciclos de formación
profesional, así como otros aspectos relativos a los cen-
tros concertados.
Finalmente, se hace referencia al alumnado extran-
jero, a las víctimas del terrorismo y de actos de violencia
de género, al régimen de los datos personales de los
alumnos, a la incorporación de créditos para la gratuidad
del segundo ciclo de educación infantil y al fomento de la
igualdad efectiva entre hombres y mujeres.
En las disposiciones transitorias se aborda, entre
otras cuestiones, la jubilación voluntaria anticipada del
profesorado, la movilidad de los funcionarios de los cuer-
pos docentes, la duración del mandato de los órganos de
gobierno y el ejercicio de la dirección en los centros
docentes públicos, la formación pedagógica y didáctica,
la adaptación de los centros para impartir la educación
infantil, la modificación de los conciertos y el acceso de
las enseñanzas de idiomas a menores de dieciséis años.
Se recoge una disposición derogatoria única. Las dis-
posiciones finales abordan, entre otros aspectos, la modi-
ficación de la Ley Orgánica del Derecho a la Educación y
de la Ley de Medidas para la Reforma de la Función
Pública, la competencia que corresponde al Estado al
amparo de la Constitución para dictar esta Ley, la compe-
tencia para su desarrollo y su carácter orgánico.
TÍTULO PRELIMINAR
CAPÍTULO I
Principios y fines de la educación
Artículo 1. Principios.
El sistema educativo español, configurado de acuerdo
con los valores de la Constitución y asentado en el res-
peto a los derechos y libertades reconocidos en ella, se
inspira en los siguientes principios:
a) La calidad de la educación para todo el alumnado,
independientemente de sus condiciones y circunstancias.
b) La equidad, que garantice la igualdad de oportuni-
dades, la inclusión educativa y la no discriminación y
actúe como elemento compensador de las desigualdades
personales, culturales, económicas y sociales, con espe-
cial atención a las que deriven de discapacidad.
c) La transmisión y puesta en práctica de valores que
favorezcan la libertad personal, la responsabilidad, la ciu-
dadanía democrática, la solidaridad, la tolerancia, la
igualdad, el respeto y la justicia, así como que ayuden a
superar cualquier tipo de discriminación.
d) La concepción de la educación como un aprendi-
zaje permanente, que se desarrolla a lo largo de toda la
vida.
e) La flexibilidad para adecuar la educación a la
diversidad de aptitudes, intereses, expectativas y necesi-
dades del alumnado, así como a los cambios que experi-
mentan el alumnado y la sociedad.
f) La orientación educativa y profesional de los estu-
diantes, como medio necesario para el logro de una for-
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17165
mación personalizada, que propicie una educación inte-
gral en conocimientos, destrezas y valores.
g) El esfuerzo individual y la motivación del alum-
nado.
h) El esfuerzo compartido por alumnado, familias,
profesores, centros, Administraciones, instituciones y el
conjunto de la sociedad.
i) La autonomía para establecer y adecuar las actua-
ciones organizativas y curriculares en el marco de las
competencias y responsabilidades que corresponden al
Estado, a las Comunidades Autónomas, a las corporacio-
nes locales y a los centros educativos.
j) La participación de la comunidad educativa en la
organización, gobierno y funcionamiento de los centros
docentes.
k) La educación para la prevención de conflictos y
para la resolución pacífica de los mismos, así como la no
violencia en todos los ámbitos de la vida personal, fami-
liar y social.
l) El desarrollo de la igualdad de derechos y oportu-
nidades y el fomento de la igualdad efectiva entre hom-
bres y mujeres.
m) La consideración de la función docente como
factor esencial de la calidad de la educación, el recono-
cimiento social del profesorado y el apoyo a su tarea.
n) El fomento y la promoción de la investigación, la
experimentación y la innovación educativa.
ñ) La evaluación del conjunto del sistema educativo,
tanto en su programación y organización y en los proce-
sos de enseñanza y aprendizaje como en sus resultados.
o) La cooperación entre el Estado y las Comunida-
des Autónomas en la definición, aplicación y evaluación
de las políticas educativas.
p) La cooperación y colaboración de las Administra-
ciones educativas con las corporaciones locales en la
planificación e implementación de la política educativa.
Artículo 2. Fines.
1. El sistema educativo español se orientará a la con-
secución de los siguientes fines:
a) El pleno desarrollo de la personalidad y de las
capacidades de los alumnos.
b) La educación en el respeto de los derechos y
libertades fundamentales, en la igualdad de derechos y
oportunidades entre hombres y mujeres y en la igualdad
de trato y no discriminación de las personas con disca-
pacidad.
c) La educación en el ejercicio de la tolerancia y de la
libertad dentro de los principios democráticos de convi-
vencia, así como en la prevención de conflictos y la reso-
lución pacífica de los mismos.
d) La educación en la responsabilidad individual y
en el mérito y esfuerzo personal.
e) La formación para la paz, el respeto a los derechos
humanos, la vida en común, la cohesión social, la coope-
ración y solidaridad entre los pueblos así como la adqui-
sición de valores que propicien el respeto hacia los seres
vivos y el medio ambiente, en particular al valor de los
espacios forestales y el desarrollo sostenible.
f) El desarrollo de la capacidad de los alumnos para
regular su propio aprendizaje, confiar en sus aptitudes y
conocimientos, así como para desarrollar la creatividad,
la iniciativa personal y el espíritu emprendedor.
g) La formación en el respeto y reconocimiento de la
pluralidad lingüística y cultural de España y de la intercul-
turalidad como un elemento enriquecedor de la sociedad.
h) La adquisición de hábitos intelectuales y técnicas
de trabajo, de conocimientos científicos, técnicos, huma-
nísticos, históricos y artísticos, así como el desarrollo de
hábitos saludables, el ejercicio físico y el deporte.
i) La capacitación para el ejercicio de actividades
profesionales.
j) La capacitación para la comunicación en la lengua
oficial y cooficial, si la hubiere, y en una o más lenguas
extranjeras.
k) La preparación para el ejercicio de la ciudadanía y
para la participación activa en la vida económica, social y
cultural, con actitud crítica y responsable y con capacidad
de adaptación a las situaciones cambiantes de la sociedad
del conocimiento.
2. Los poderes públicos prestarán una atención
prioritaria al conjunto de factores que favorecen la cali-
dad de la enseñanza y, en especial, la cualificación y for-
mación del profesorado, su trabajo en equipo, la dota-
ción de recursos educativos, la investigación, la
experimentación y la renovación educativa, el fomento
de la lectura y el uso de bibliotecas, la autonomía peda-
gógica, organizativa y de gestión, la función directiva, la
orientación educativa y profesional, la inspección educa-
tiva y la evaluación.
CAPÍTULO II
La organización de las enseñanzas y el aprendizaje
a lo largo de la vida
Artículo 3. Las enseñanzas.
1. El sistema educativo se organiza en etapas, ciclos,
grados, cursos y niveles de enseñanza de forma que ase-
gure la transición entre los mismos y, en su caso, dentro
de cada uno de ellos.
2. Las enseñanzas que ofrece el sistema educativo
son las siguientes:
a) Educación infantil.
b) Educación primaria.
c) Educación secundaria obligatoria.
d) Bachillerato.
e) Formación profesional.
f) Enseñanzas de idiomas.
g) Enseñanzas artísticas.
h) Enseñanzas deportivas.
i) Educación de personas adultas.
j) Enseñanza universitaria.
3. La educación primaria y la educación secundaria
obligatoria constituyen la educación básica.
4. La educación secundaria se divide en educación
secundaria obligatoria y educación secundaria postobli-
gatoria. Constituyen la educación secundaria postobliga-
toria el bachillerato, la formación profesional de grado
medio, las enseñanzas profesionales de artes plásticas y
diseño de grado medio y las enseñanzas deportivas de
grado medio.
5. La enseñanza universitaria, las enseñanzas artísti-
cas superiores, la formación profesional de grado supe-
rior, las enseñanzas profesionales de artes plásticas y
diseño de grado superior y las enseñanzas deportivas de
grado superior constituyen la educación superior.
6. Las enseñanzas de idiomas, las enseñanzas artísti-
cas y las deportivas tendrán la consideración de enseñan-
zas de régimen especial.
7. La enseñanza universitaria se regula por sus nor-
mas específicas.
8. Las enseñanzas a las que se refiere el apartado 2
se adaptarán al alumnado con necesidad específica de
apoyo educativo. Dicha adaptación garantizará el acceso,
la permanencia y la progresión de este alumnado en el
sistema educativo.
9. Para garantizar el derecho a la educación de quie-
nes no puedan asistir de modo regular a los centros
17166 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
docentes, se desarrollará una oferta adecuada de educa-
ción a distancia o, en su caso, de apoyo y atención educa-
tiva específica.
Artículo 4. La enseñanza básica.
1. La enseñanza básica a la que se refiere el
artícu lo 3.3 de esta Ley es obligatoria y gratuita para todas
las personas.
2. La enseñanza básica comprende diez años de
escolaridad y se desarrolla, de forma regular, entre los
seis y los dieciséis años de edad. No obstante, los alum-
nos tendrán derecho a permanecer en régimen ordinario
cursando la enseñanza básica hasta los dieciocho años de
edad, cumplidos en el año en que finalice el curso, en las
condiciones establecidas en la presente Ley.
3. Sin perjuicio de que a lo largo de la enseñanza
básica se garantice una educación común para los alum-
nos, se adoptará la atención a la diversidad como princi-
pio fundamental. Cuando tal diversidad lo requiera, se
adoptarán las medidas organizativas y curriculares perti-
nentes, según lo dispuesto en la presente Ley.
Artículo 5. El aprendizaje a lo largo de la vida.
1. Todas las personas deben tener la posibilidad de
formarse a lo largo de la vida, dentro y fuera del sistema
educativo, con el fin de adquirir, actualizar, completar y
ampliar sus capacidades, conocimientos, habilidades,
aptitudes y competencias para su desarrollo personal y
profesional.
2. El sistema educativo tiene como principio básico
propiciar la educación permanente. A tal efecto, prepa-
rará a los alumnos para aprender por sí mismos y facili-
tará a las personas adultas su incorporación a las distintas
enseñanzas, favoreciendo la conciliación del aprendizaje
con otras responsabilidades y actividades.
3. Para garantizar el acceso universal y permanente
al aprendizaje, las diferentes Administraciones públicas
identificarán nuevas competencias y facilitarán la forma-
ción requerida para su adquisición.
4. Asimismo, corresponde a las Administraciones
públicas promover, ofertas de aprendizaje flexibles que
permitan la adquisición de competencias básicas y, en su
caso, las correspondientes titulaciones, a aquellos jóve-
nes y adultos que abandonaron el sistema educativo sin
ninguna titulación.
5. El sistema educativo debe facilitar y las Adminis-
traciones públicas deben promover que toda la población
llegue a alcanzar una formación de educación secundaria
postobligatoria o equivalente.
6. Corresponde a las Administraciones públicas faci-
litar el acceso a la información y a la orientación sobre las
ofertas de aprendizaje permanente y las posibilidades de
acceso a las mismas.
CAPÍTULO III
Currículo
Artículo 6. Currículo.
1. A los efectos de lo dispuesto en esta Ley, se
entiende por currículo el conjunto de objetivos, compe-
tencias básicas, contenidos, métodos pedagógicos y cri-
terios de evaluación de cada una de las enseñanzas regu-
ladas en la presente Ley.
2. Con el fin de asegurar una formación común y
garantizar la validez de los títulos correspondientes, el
Gobierno fijará, en relación con los objetivos, competen-
cias básicas, contenidos y criterios de evaluación, los
aspectos básicos del currículo que constituyen las ense-
ñanzas mínimas a las que se refiere la disposición adicio-
nal primera, apartado 2, letra c) de la Ley Orgánica 8/1985,
de 3 de julio, Reguladora del Derecho a la Educación.
3. Los contenidos básicos de las enseñanzas míni-
mas requerirán el 55 por ciento de los horarios escolares
para las Comunidades Autónomas que tengan lengua
cooficial y el 65 por ciento para aquéllas que no la tengan.
4. Las Administraciones educativas establecerán el
currículo de las distintas enseñanzas reguladas en la pre-
sente Ley, del que formarán parte los aspectos básicos
señalados en apartados anteriores. Los centros docentes
desarrollarán y completarán, en su caso, el currículo de
las diferentes etapas y ciclos en uso de su autonomía y tal
como se recoge en el capítulo II del título V de la presente
Ley.
5. Los títulos correspondientes a las enseñanzas
reguladas por esta Ley serán homologados por el Estado
y expedidos por las Administraciones educativas en las
condiciones previstas en la legislación vigente y en las
normas básicas y específicas que al efecto se dicten.
6. En el marco de la cooperación internacional en
materia de educación, el Gobierno, de acuerdo con lo
establecido en el apartado 4 de este artículo, podrá esta-
blecer currículos mixtos de enseñanzas del sistema edu-
cativo español y de otros sistemas educativos, conducen-
tes a los títulos respectivos.
CAPÍTULO IV
Cooperación entre Administraciones educativas
Artículo 7. Concertación de políticas educativas.
Las Administraciones educativas podrán concertar el
establecimiento de criterios y objetivos comunes con el
fin de mejorar la calidad del sistema educativo y garanti-
zar la equidad. La Conferencia Sectorial de Educación
promoverá este tipo de acuerdos y será informada de
todos los que se adopten.
Artículo 8. Cooperación entre Administraciones.
1. Las Administraciones educativas y las Corporacio-
nes locales coordinarán sus actuaciones, cada una en el
ámbito de sus competencias, para lograr una mayor efica-
cia de los recursos destinados a la educación y contribuir
a los fines establecidos en esta Ley.
2. Las ofertas educativas dirigidas a personas en
edad de escolarización obligatoria que realicen las Admi-
nistraciones u otras instituciones públicas, así como las
actuaciones que tuvieran finalidades educativas o conse-
cuencias en la educación de los niños y jóvenes, deberán
hacerse en coordinación con la Administración educativa
correspondiente.
3. Las Comunidades Autónomas podrán convenir la
delegación de competencias de gestión de determinados
servicios educativos en los municipios o agrupaciones de
municipios que se configuren al efecto, a fin de propiciar
una mayor eficacia, coordinación y control social en el
uso de los recursos.
Artículo 9. Programas de cooperación territorial.
1. El Estado promoverá programas de cooperación
territorial con el fin de alcanzar los objetivos educativos
de carácter general, reforzar las competencias básicas de
los estudiantes, favorecer el conocimiento y aprecio por
parte del alumnado de la riqueza cultural y lingüística de
las distintas Comunidades Autónomas, así como contri-
buir a la solidaridad interterritorial y al equilibrio territo-
rial en la compensación de desigualdades.
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17167
2. Los programas a los que se refiere este artículo
podrán llevarse a cabo mediante convenios o acuerdos
entre las diferentes Administraciones educativas compe-
tentes.
Artículo 10. Difusión de información.
1. Corresponde a las Administraciones educativas
facilitar el intercambio de información y la difusión de
buenas prácticas educativas o de gestión de los centros
docentes, a fin de contribuir a la mejora de la calidad de la
educación.
2. Las Administraciones educativas proporcionarán
los datos necesarios para la elaboración de las estadísti-
cas educativas nacionales e internacionales que corres-
ponde efectuar al Estado, las cuales contribuyen a la ges-
tión, planificación, seguimiento y evaluación del sistema
educativo, así como a la investigación educativa. Asi-
mismo, las Administraciones educativas harán públicos
los datos e indicadores que contribuyan a facilitar la
transparencia, la buena gestión de la educación y la inves-
tigación educativa.
Artículo 11. Oferta y recursos educativos.
1. El Estado promoverá acciones destinadas a favo-
recer que todos los alumnos puedan elegir las opciones
educativas que deseen con independencia de su lugar de
residencia, de acuerdo con los requisitos académicos
establecidos en cada caso.
2. Corresponde a las Administraciones educativas,
en aplicación del principio de colaboración, facilitar el
acceso a enseñanzas de oferta escasa y a centros de zonas
limítrofes a los alumnos que no tuvieran esa oferta educa-
tiva en centros próximos o de su misma Comunidad
Autónoma. A tal efecto, en los procedimientos de admi-
sión de alumnos se tendrá en cuenta esta circunstancia.
3. Con la misma finalidad, y en aplicación del princi-
pio de colaboración, corresponde a las Administraciones
educativas facilitar a alumnos y profesores de otras
Comunidades Autónomas el acceso a sus instalaciones
con valor educativo y la utilización de sus recursos.
TÍTULO I
Las Enseñanzas y su Ordenación
CAPÍTULO I
Educación infantil
Artículo 12. Principios generales.
1. La educación infantil constituye la etapa educativa
con identidad propia que atiende a niñas y niños desde el
nacimiento hasta los seis años de edad.
2. La educación infantil tiene carácter voluntario y su
finalidad es la de contribuir al desarrollo físico, afectivo,
social e intelectual de los niños.
3. Con objeto de respetar la responsabilidad funda-
mental de las madres y padres o tutores en esta etapa, los
centros de educación infantil cooperarán estrechamente
con ellos.
Artículo 13. Objetivos.
La educación infantil contribuirá a desarrollar en las
niñas y niños las capacidades que les permitan:
a) Conocer su propio cuerpo y el de los otros, sus po-
sibilidades de acción y aprender a respetar las diferencias.
b) Observar y explorar su entorno familiar, natural y
social.
c) Adquirir progresivamente autonomía en sus acti-
vidades habituales.
d) Desarrollar sus capacidades afectivas.
e) Relacionarse con los demás y adquirir progresi-
vamente pautas elementales de convivencia y relación
social, así como ejercitarse en la resolución pacífica de
conflictos.
f) Desarrollar habilidades comunicativas en diferen-
tes lenguajes y formas de expresión.
g) Iniciarse en las habilidades lógico-matemáticas,
en la lecto-escritura y en el movimiento, el gesto y el
ritmo.
Artículo 14. Ordenación y principios pedagógicos.
1. La etapa de educación infantil se ordena en dos
ciclos. El primero comprende hasta los tres años, y el
segundo, desde los tres a los seis años de edad.
2. El carácter educativo de uno y otro ciclo será reco-
gido por los centros educativos en una propuesta peda-
gógica.
3. En ambos ciclos de la educación infantil se aten-
derá progresivamente al desarrollo afectivo, al movi-
miento y los hábitos de control corporal, a las manifesta-
ciones de la comunicación y del lenguaje, a las pautas
elementales de convivencia y relación social, así como al
descubrimiento de las características físicas y sociales del
medio en el que viven. Además se facilitará que niñas y
niños elaboren una imagen de sí mismos positiva y equi-
librada y adquieran autonomía personal.
4. Los contenidos educativos de la educación infantil
se organizarán en áreas correspondientes a ámbitos pro-
pios de la experiencia y del desarrollo infantil y se aborda-
rán por medio de actividades globalizadas que tengan
interés y significado para los niños.
5. Corresponde a las Administraciones educativas
fomentar una primera aproximación a la lengua extran-
jera en los aprendizajes del segundo ciclo de la educación
infantil, especialmente en el último año. Asimismo,
fomentarán una primera aproximación a la lectura y a la
escritura, así como experiencias de iniciación temprana
en habilidades numéricas básicas, en las tecnologías de la
información y la comunicación y en la expresión visual y
musical.
6. Los métodos de trabajo en ambos ciclos se basa-
rán en las experiencias, las actividades y el juego y se
aplicarán en un ambiente de afecto y confianza, para
potenciar su autoestima e integración social.
7. Las Administraciones educativas determinarán los
contenidos educativos del primer ciclo de la educación
infantil de acuerdo con lo previsto en el presente capítulo.
Asimismo, regularán los requisitos que hayan de cumplir
los centros que impartan dicho ciclo, relativos, en todo
caso, a la relación numérica alumnado-profesor, a las ins-
talaciones y al número de puestos escolares.
Artículo 15. Oferta de plazas y gratuidad.
1. Las Administraciones públicas promoverán un
incremento progresivo de la oferta de plazas públicas en
el primer ciclo. Asimismo coordinarán las políticas de
cooperación entre ellas y con otras entidades para asegu-
rar la oferta educativa en este ciclo. A tal fin, determinarán
las condiciones en las que podrán establecerse convenios
con las corporaciones locales, otras Administraciones y
entidades privadas sin fines de lucro.
2. El segundo ciclo de la educación infantil será gra-
tuito. A fin de atender las demandas de las familias, las
17168 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
Administraciones educativas garantizarán una oferta sufi-
ciente de plazas en los centros públicos y concertarán con
centros privados, en el contexto de su programación edu-
cativa.
3. Los centros podrán ofrecer el primer ciclo de edu-
cación infantil, el segundo o ambos.
4. De acuerdo con lo que establezcan las Administra-
ciones educativas, el primer ciclo de la educación infantil
podrá ofrecerse en centros que abarquen el ciclo com-
pleto o una parte del mismo. Aquellos centros cuya oferta
sea de al menos un año completo del citado ciclo deberán
incluir en su proyecto educativo la propuesta pedagógica
a la que se refiere el apartado 2 del artículo 14 y deberán
contar con el personal cualificado en los términos recogi-
dos en el artículo 92.
CAPÍTULO II
Educación primaria
Artículo 16. Principios generales.
1. La educación primaria es una etapa educativa que
comprende seis cursos académicos, que se cursarán ordi-
nariamente entre los seis y los doce años de edad.
2. La finalidad de la educación primaria es propor-
cionar a todos los niños y niñas una educación que per-
mita afianzar su desarrollo personal y su propio bienestar,
adquirir las habilidades culturales básicas relativas a la
expresión y comprensión oral, a la lectura, a la escritura y
al cálculo, así como desarrollar las habilidades sociales,
los hábitos de trabajo y estudio, el sentido artístico, la
creatividad y la afectividad.
3. La acción educativa en esta etapa procurará la
integración de las distintas experiencias y aprendizajes
del alumnado y se adaptará a sus ritmos de trabajo.
Artículo 17. Objetivos de la educación primaria.
La educación primaria contribuirá a desarrollar en los
niños y niñas las capacidades que les permitan:
a) Conocer y apreciar los valores y las normas de
convivencia, aprender a obrar de acuerdo con ellas, pre-
pararse para el ejercicio activo de la ciudadanía y respetar
los derechos humanos, así como el pluralismo propio de
una sociedad democrática.
b) Desarrollar hábitos de trabajo individual y de
equipo, de esfuerzo y responsabilidad en el estudio, así
como actitudes de confianza en sí mismo, sentido crítico,
iniciativa personal, curiosidad, interés y creatividad en el
aprendizaje.
c) Adquirir habilidades para la prevención y para la
resolución pacífica de conflictos, que les permitan desen-
volverse con autonomía en el ámbito familiar y domés-
tico, así como en los grupos sociales con los que se rela-
cionan.
d) Conocer, comprender y respetar las diferentes
culturas y las diferencias entre las personas, la igualdad
de derechos y oportunidades de hombres y mujeres y la
no discriminación de personas con discapacidad.
e) Conocer y utilizar de manera apropiada la lengua
castellana y, si la hubiere, la lengua cooficial de la Comu-
nidad Autónoma y desarrollar hábitos de lectura.
f) Adquirir en, al menos, una lengua extranjera la
competencia comunicativa básica que les permita expre-
sar y comprender mensajes sencillos y desenvolverse en
situaciones cotidianas.
g) Desarrollar las competencias matemáticas bási-
cas e iniciarse en la resolución de problemas que requie-
ran la realización de operaciones elementales de cálculo,
conocimientos geométricos y estimaciones, así como ser
capaces de aplicarlos a las situaciones de su vida coti-
diana.
h) Conocer y valorar su entorno natural, social y cul-
tural, así como las posibilidades de acción y cuidado del
mismo.
i) Iniciarse en la utilización, para el aprendizaje, de
las tecnologías de la información y la comunicación desa-
rrollando un espíritu crítico ante los mensajes que reciben
y elaboran.
j) Utilizar diferentes representaciones y expresiones
artísticas e iniciarse en la construcción de propuestas
visuales.
k) Valorar la higiene y la salud, aceptar el propio
cuerpo y el de los otros, respetar las diferencias y utilizar
la educación física y el deporte como medios para favore-
cer el desarrollo personal y social.
l) Conocer y valorar los animales más próximos al
ser humano y adoptar modos de comportamiento que
favorezcan su cuidado.
m) Desarrollar sus capacidades afectivas en todos
los ámbitos de la personalidad y en sus relaciones con los
demás, así como una actitud contraria a la violencia, a los
prejuicios de cualquier tipo y a los estereotipos sexistas.
n) Fomentar la educación vial y actitudes de respeto
que incidan en la prevención de los accidentes de tráfico.
Artículo 18. Organización.
1. La etapa de educación primaria comprende tres
ciclos de dos años académicos cada uno y se organiza en
áreas, que tendrán un carácter global e integrador.
2. Las áreas de esta etapa educativa son las
siguientes:
Conocimiento del medio natural, social y cultural.
Educación artística.
Educación física.
Lengua castellana y literatura y, si la hubiere, lengua
cooficial y literatura.
Lengua extranjera.
Matemáticas.
3. En uno de los cursos del tercer ciclo de la etapa, a
las áreas incluidas en el apartado anterior se añadirá la de
educación para la ciudadanía y los derechos humanos, en
la que se prestará especial atención a la igualdad entre
hombres y mujeres.
4. En el tercer ciclo de la etapa, las Administraciones
educativas podrán añadir una segunda lengua extranjera.
5. Las áreas que tengan carácter instrumental para la
adquisición de otros conocimientos recibirán especial
consideración.
6. En el conjunto de la etapa, la acción tutorial orien-
tará el proceso educativo individual y colectivo del alum-
nado.
Artículo 19. Principios pedagógicos.
1. En esta etapa se pondrá especial énfasis en la
atención a la diversidad del alumnado, en la atención
individualizada, en la prevención de las dificultades de
aprendizaje y en la puesta en práctica de mecanismos de
refuerzo tan pronto como se detecten estas dificultades.
2. Sin perjuicio de su tratamiento específico en algu-
nas de las áreas de la etapa, la comprensión lectora, la
expresión oral y escrita, la comunicación audiovisual, las
tecnologías de la información y la comunicación y la edu-
cación en valores se trabajarán en todas las áreas.
3. A fin de fomentar el hábito de la lectura se dedi-
cará un tiempo diario a la misma.
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17169
Artículo 20. Evaluación.
1. La evaluación de los procesos de aprendizaje del
alumnado será continua y global y tendrá en cuenta su
progreso en el conjunto de las áreas.
2. El alumnado accederá al ciclo educativo o etapa
siguiente siempre que se considere que ha alcanzado las
competencias básicas correspondientes y el adecuado
grado de madurez.
3. No obstante lo señalado en el apartado anterior, el
alumnado que no haya alcanzado alguno de los objetivos
de las áreas podrán pasar al ciclo o etapa siguiente siem-
pre que esa circunstancia no les impida seguir con apro-
vechamiento el nuevo curso. En este caso recibirán los
apoyos necesarios para recuperar dichos objetivos.
4. En el supuesto de que un alumno no haya alcan-
zado las competencias básicas, podrá permanecer un
curso más en el mismo ciclo. Esta medida podrá adop-
tarse una sola vez a lo largo de la educación primaria y
con un plan específico de refuerzo o recuperación de sus
competencias básicas.
5. Con el fin de garantizar la continuidad del proceso
de formación del alumnado, cada alumno dispondrá al
finalizar la etapa de un informe sobre su aprendizaje, los
objetivos alcanzados y las competencias básicas adquiri-
das, según dispongan las Administraciones educativas.
Asimismo las Administraciones educativas establecerán
los pertinentes mecanismos de coordinación.
Artículo 21. Evaluación de diagnóstico.
Al finalizar el segundo ciclo de la educación primaria
todos los centros realizarán una evaluación de diagnós-
tico de las competencias básicas alcanzadas por sus
alumnos. Esta evaluación, competencia de las Adminis-
traciones educativas, tendrá carácter formativo y orien-
tador para los centros e informativo para las familias y
para el conjunto de la comunidad educativa. Estas eva-
luaciones tendrán como marco de referencia las evalua-
ciones generales de diagnóstico que se establecen en el
artícu lo 144.1 de esta Ley.
CAPÍTULO III
Educación secundaria obligatoria
Artículo 22. Principios generales.
1. La etapa de educación secundaria obligatoria
comprende cuatro cursos, que se seguirán ordinaria-
mente entre los doce y los dieciséis años de edad.
2. La finalidad de la educación secundaria obligato-
ria consiste en lograr que los alumnos y alumnas adquie-
ran los elementos básicos de la cultura, especialmente en
sus aspectos humanístico, artístico, científico y tecnoló-
gico; desarrollar y consolidar en ellos hábitos de estudio y
de trabajo; prepararles para su incorporación a estudios
posteriores y para su inserción laboral y formarles para el
ejercicio de sus derechos y obligaciones en la vida como
ciudadanos.
3. En la educación secundaria obligatoria se prestará
especial atención a la orientación educativa y profesional
del alumnado.
4. La educación secundaria obligatoria se organizará
de acuerdo con los principios de educación común y de
atención a la diversidad del alumnado. Corresponde a las
Administraciones educativas regular las medidas de aten-
ción a la diversidad, organizativas y curriculares, que
permitan a los centros, en el ejercicio de su autonomía,
una organización flexible de las enseñanzas.
5. Entre las medidas señaladas en el apartado ante-
rior se contemplarán las adaptaciones del currículo, la
integración de materias en ámbitos, los agrupamientos
flexibles, los desdoblamientos de grupos, la oferta de
materias optativas, programas de refuerzo y programas
de tratamiento personalizado para el alumnado con nece-
sidad específica de apoyo educativo.
6. En el marco de lo dispuesto en los apartados 4 y 5,
los centros educativos tendrán autonomía para organizar
los grupos y las materias de manera flexible y para adop-
tar las medidas de atención a la diversidad adecuadas a
las características de su alumnado.
7. Las medidas de atención a la diversidad que adop-
ten los centros estarán orientadas a la consecución de los
objetivos de la educación secundaria obligatoria por parte
de todo su alumnado y no podrán, en ningún caso, supo-
ner una discriminación que les impida alcanzar dichos
objetivos y la titulación correspondiente.
Artículo 23. Objetivos.
La educación secundaria obligatoria contribuirá a
desarrollar en los alumnos y las alumnas las capacidades
que les permitan:
a) Asumir responsablemente sus deberes, conocer y
ejercer sus derechos en el respeto a los demás, practicar
la tolerancia, la cooperación y la solidaridad entre las per-
sonas y grupos, ejercitarse en el diálogo afianzando los
derechos humanos como valores comunes de una socie-
dad plural y prepararse para el ejercicio de la ciudadanía
democrática.
b) Desarrollar y consolidar hábitos de disciplina,
estudio y trabajo individual y en equipo como condición
necesaria para una realización eficaz de las tareas del
aprendizaje y como medio de desarrollo personal.
c) Valorar y respetar la diferencia de sexos y la igual-
dad de derechos y oportunidades entre ellos. Rechazar los
estereotipos que supongan discriminación entre hombres
y mujeres.
d) Fortalecer sus capacidades afectivas en todos los
ámbitos de la personalidad y en sus relaciones con los
demás, así como rechazar la violencia, los prejuicios de
cualquier tipo, los comportamientos sexistas y resolver
pacíficamente los conflictos.
e) Desarrollar destrezas básicas en la utilización de
las fuentes de información para, con sentido crítico,
adquirir nuevos conocimientos. Adquirir una preparación
básica en el campo de las tecnologías, especialmente las
de la información y la comunicación.
f) Concebir el conocimiento científico como un saber
integrado, que se estructura en distintas disciplinas, así
como conocer y aplicar los métodos para identificar los
problemas en los diversos campos del conocimiento y de
la experiencia.
g) Desarrollar el espíritu emprendedor y la confianza
en sí mismo, la participación, el sentido crítico, la inicia-
tiva personal y la capacidad para aprender a aprender,
planificar, tomar decisiones y asumir responsabilidades.
h) Comprender y expresar con corrección, oralmente
y por escrito, en la lengua castellana y, si la hubiere, en la
lengua cooficial de la Comunidad Autónoma, textos y
mensajes complejos, e iniciarse en e conocimiento, la
lectura y el estudio de la literatura.
i) Comprender y expresarse en una o más lenguas
extranjeras de manera apropiada.
j) Conocer, valorar y respetar los aspectos básicos
de la cultura y la historia propias y de los demás, así como
el patrimonio artístico y cultural.
k) Conocer y aceptar el funcionamiento del propio
cuerpo y el de los otros, respetar las diferencias, afianzar
los hábitos de cuidado y salud corporales e incorporar la
educación física y la práctica del deporte para favorecer el
desarrollo personal y social. Conocer y valorar la dimen-
sión humana de la sexualidad en toda su diversidad. Valo-
17170 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
rar críticamente los hábitos sociales relacionados con la
salud, el consumo, el cuidado de los seres vivos y el
medio ambiente, contribuyendo a su conservación y
mejora.
l) Apreciar la creación artística y comprender el len-
guaje de las distintas manifestaciones artísticas, utili-
zando diversos medios de expresión y representación.
Artículo 24. Organización de los cursos primero, segundo
y tercero.
1. Las materias de los cursos primero a tercero de la
etapa serán las siguientes:
Ciencias de la naturaleza.
Educación física.
Ciencias sociales, geografía e historia.
Lengua castellana y literatura y, si la hubiere, lengua
cooficial y literatura.
Lengua extranjera.
Matemáticas.
Educación plástica y visual.
Música.
Tecnologías.
2. Además, en cada uno de los cursos todos los
alumnos cursarán las materias siguientes:
Ciencias de la naturaleza.
Educación física.
Ciencias sociales, geografía e historia.
Lengua castellana y literatura y, si la hubiere, lengua
cooficial y literatura.
Lengua extranjera.
Matemáticas.
3. En uno de los tres primeros cursos todos los
alumnos cursarán la materia de educación para la ciuda-
danía y los derechos humanos en la que se prestará espe-
cial atención a la igualdad entre hombres y mujeres.
4. En el tercer curso la materia de ciencias de la natu-
raleza podrá desdoblarse en biología y geología, por un
lado, y física y química por otro.
5. Asimismo, en el conjunto de los tres cursos, los
alumnos podrán cursar alguna materia optativa. La oferta
de materias en este ámbito de optatividad deberá incluir
una segunda lengua extranjera y cultura clásica. Las
Administraciones educativas podrán incluir la segunda
lengua extranjera entre las materias a las que se refiere el
apartado 1.
6. En cada uno de los cursos primero y segundo los
alumnos cursarán un máximo de dos materias más que
en el último ciclo de educación primaria.
7. Sin perjuicio de su tratamiento específico en algu-
nas de las materias de la etapa, la comprensión lectora, la
expresión oral y escrita, la comunicación audiovisual, las
tecnologías de la información y la comunicación y la edu-
cación en valores se trabajarán en todas las áreas.
8. Los centros educativos podrán organizar, de
acuerdo con lo que regulen las Administraciones educati-
vas, programas de refuerzo de las capacidades básicas
para aquellos alumnos que, en virtud del informe al que
se hace referencia en el artículo 20.5, así lo requieran para
poder seguir con aprovechamiento las enseñanzas de la
educación secundaria.
Artículo 25. Organización del cuarto curso.
1. Todos los alumnos deberán cursar en el cuarto
curso las materias siguientes:
Educación física.
Educación ético-cívica.
Ciencias sociales, geografía e historia.
Lengua castellana y literatura y, si la hubiere, lengua
cooficial y literatura.
Matemáticas.
Primera lengua extranjera.
2. Además de las materias enumeradas en el apar-
tado anterior, los alumnos deberán cursar tres materias
de las siguientes:
Biología y geología.
Educación plástica y visual.
Física y química.
Informática.
Latín.
Música.
Segunda lengua extranjera.
Tecnología.
3. Los alumnos podrán cursar una o más materias
optativas de acuerdo con el marco que establezcan las
Administraciones educativas.
4. En la materia de educación ético-cívica se prestará
especial atención a la igualdad entre hombres y mujeres.
5. Sin perjuicio de su tratamiento específico en algu-
nas de las materias de este cuarto curso, la comprensión
lectora, la expresión oral y escrita, la comunicación audio-
visual, las tecnologías de la información y la comunica-
ción y la educación en valores se trabajarán en todas las
áreas.
6. Este cuarto curso tendrá carácter orientador, tanto
para los estudios postobligatorios como para la incorpo-
ración a la vida laboral. A fin de orientar la elección de los
alumnos, se podrán establecer agrupaciones de estas
materias en diferentes opciones.
7. Los centros deberán ofrecer la totalidad de las
materias y opciones citadas en los apartados anteriores.
Sólo se podrá limitar la elección de materias y opciones
de los alumnos cuando haya un número insuficiente de
los mismos para alguna de ellas a partir de criterios obje-
tivos establecidos previamente por las Administraciones
educativas.
Artículo 26. Principios pedagógicos.
1. Los centros elaborarán sus propuestas pedagógi-
cas para esta etapa desde la consideración de la atención
a la diversidad y del acceso de todo el alumnado a la edu-
cación común. Asimismo, arbitrarán métodos que tengan
en cuenta los diferentes ritmos de aprendizaje de los
alumnos, favorezcan la capacidad de aprender por sí mis-
mos y promuevan el trabajo en equipo.
2. En esta etapa se prestará una atención especial a
la adquisición y el desarrollo de las competencias básicas
y se fomentará la correcta expresión oral y escrita y el uso
de las matemáticas. A fin de promover el hábito de la lec-
tura, se dedicará un tiempo a la misma en la práctica
docente de todas las materias.
3. Las Administraciones educativas establecerán las
condiciones que permitan que, en los primeros cursos de
la etapa, los profesores con la debida cualificación impar-
tan más de una materia al mismo grupo de alumnos.
4. Corresponde a las Administraciones educativas
promover las medidas necesarias para que la tutoría per-
sonal de los alumnos y la orientación educativa, psicope-
dagógica y profesional, constituyan un elemento funda-
mental en la ordenación de esta etapa.
5. Asimismo, corresponde a las Administraciones
educativas regular soluciones específicas para la atención
de aquellos alumnos que manifiesten dificultades espe-
ciales de aprendizaje o de integración en la actividad ordi-
naria de los centros, de los alumnos de alta capacidad
intelectual y de los alumnos con discapacidad.
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17171
Artículo 27. Programas de diversificación curricular.
1. En la definición de las enseñanzas mínimas de la
etapa se incluirán las condiciones básicas para establecer
las diversificaciones del currículo desde tercer curso de
educación secundaria obligatoria, para el alumnado que
lo requiera tras la oportuna evaluación. En este supuesto,
los objetivos de la etapa se alcanzarán con una metodolo-
gía específica a través de una organización de contenidos,
actividades prácticas y, en su caso, de materias, diferente
a la establecida con carácter general.
2. Los alumnos que una vez cursado segundo no
estén en condiciones de promocionar a tercero y hayan
repetido ya una vez en secundaria, podrán incorporarse a
un programa de diversificación curricular, tras la opor-
tuna evaluación.
3. Los programas de diversificación curricular esta-
rán orientados a la consecución del título de Graduado en
Educación Secundaria Obligatoria.
Artículo 28. Evaluación y promoción.
1. La evaluación del proceso de aprendizaje del
alumnado de la educación secundaria obligatoria será
continua y diferenciada según las distintas materias del
currículo.
2. Las decisiones sobre la promoción del alumnado
de un curso a otro, dentro de la etapa, serán adoptadas de
forma colegiada por el conjunto de profesores del alumno
respectivo, atendiendo a la consecución de los objetivos.
Las decisiones sobre la obtención del título al final de la
misma serán adoptadas de forma colegiada por el con-
junto de profesores del alumno respectivo, atendiendo a
la consecución de las competencias básicas y los objeti-
vos de la etapa.
3. A los efectos de lo dispuesto en el apartado ante-
rior, los alumnos promocionarán de curso cuando hayan
superado los objetivos de las materias cursadas o tengan
evaluación negativa en dos materias, como máximo y
repetirán curso cuando tengan evaluación negativa en
tres o más materias. Excepcionalmente, podrá autorizarse
la promoción de un alumno con evaluación negativa en
tres materias cuando el equipo docente considere que la
naturaleza de las mismas no le impide seguir con éxito el
curso siguiente, se considere que tiene expectativas favo-
rables de recuperación y que dicha promoción beneficiará
su evolución académica. Las Administraciones educati-
vas regularán las actuaciones del equipo docente respon-
sable de la evaluación.
4. Con el fin de facilitar a los alumnos la recupera-
ción de las materias con evaluación negativa, las Admi-
nistraciones educativas regularán las condiciones para
que los centros organicen las oportunas pruebas extraor-
dinarias en las condiciones que determinen.
5. Quienes promocionen sin haber superado todas
las materias seguirán los programas de refuerzo que
establezca el equipo docente y deberán superar las eva-
luaciones correspondientes a dichos programas de
refuerzo. Esta circunstancia será tenida en cuenta a los
efectos de promoción y titulación previstos en los aparta-
dos anteriores.
6. El alumno podrá repetir el mismo curso una sola
vez y dos veces como máximo dentro de la etapa. Cuando
esta segunda repetición deba producirse en el último
curso de la etapa, se prolongará un año el límite de edad
al que se refiere el apartado 2 del artículo 4. Excepcional-
mente, un alumno podrá repetir una segunda vez en
cuarto curso si no ha repetido en los cursos anteriores de
la etapa.
7. En todo caso, las repeticiones se planificarán de
manera que las condiciones curriculares se adapten a las
necesidades del alumno y estén orientadas a la supera-
ción de las dificultades detectadas.
8. Los alumnos que al finalizar el cuarto curso de
educación secundaria obligatoria no hayan obtenido la
titulación establecida en el artículo 31.1 de esta Ley
podrán realizar una prueba extraordinaria de las materias
que no hayan superado.
9. Los alumnos que cursen los programas de diver-
sificación curricular a los que se refiere el artículo 27,
serán evaluados de conformidad con los objetivos de la
etapa y los criterios de evaluación fijados en cada uno de
los respectivos programas.
Artículo 29. Evaluación de diagnóstico.
Al finalizar el segundo curso de la educación secunda-
ria obligatoria todos los centros realizarán una evaluación
de diagnóstico de las competencias básicas alcanzadas
por sus alumnos. Esta evaluación será competencia de las
Administraciones educativas y tendrá carácter formativo
y orientador para los centros e informativo para las fami-
lias y para el conjunto de la comunidad educativa. Estas
evaluaciones tendrán como marco de referencia las eva-
luaciones generales de diagnóstico que se establecen en
el artículo 144.1 de esta Ley.
Artículo 30. Programas de cualificación profesional ini-
cial.
1. Corresponde a las Administraciones educativas
organizar programas de cualificación profesional inicial
destinados al alumnado mayor de dieciséis años, cumpli-
dos antes del 31 de diciembre del año del inicio del pro-
grama, que no hayan obtenido el título de Graduado en
educación secundaria obligatoria. Excepcionalmente, y
con el acuerdo de alumnos y padres o tutores, dicha edad
podrá reducirse a quince años para aquéllos que cumplan
lo previsto en el artículo 27.2. En este caso, el alumno
adquirirá el compromiso de cursar los módulos a los que
hace referencia el apartado 3.c) de este artículo.
2. El objetivo de los programas de cualificación pro-
fesional inicial es que todos los alumnos alcancen compe-
tencias profesionales propias de una cualificación de
nivel uno de la estructura actual del Catálogo Nacional de
Cualificaciones Profesionales creado por la Ley 5/2002, de
19 de junio, de las Cualificaciones y de la Formación Pro-
fesional, así como que tengan la posibilidad de una inser-
ción sociolaboral satisfactoria y amplíen sus competen-
cias básicas para proseguir estudios en las diferentes
enseñanzas.
3. Los programas de cualificación profesional inicial
incluirán tres tipos de módulos:
a) Módulos específicos referidos a las unidades de
competencia correspondientes a cualificaciones de nivel
uno del Catálogo citado.
b) Módulos formativos de carácter general, que
amplíen competencias básicas y favorezcan la transición
desde el sistema educativo al mundo laboral.
c) Módulos de carácter voluntario para los alumnos,
que conduzcan a la obtención del título de Graduado en
Educación Secundaria Obligatoria y que podrán cursarse de
manera simultánea con los módulos a los que se refieren los
anteriores párrafos a) y b) o una vez superados éstos.
4. Los alumnos que superen los módulos obligato-
rios de estos programas obtendrán una certificación
académica expedida por las Administraciones educati-
vas. Esta certificación tendrá efectos de acreditación de
las competencias profesionales adquiridas en relación
con el Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación
Profesional.
5. La oferta de programas de cualificación profesio-
nal inicial podrá adoptar modalidades diferentes. Podrán
17172 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
participar en estos programas los centros educativos, las
corporaciones locales, las asociaciones profesionales, las
organizaciones no gubernamentales y otras entidades
empresariales y sindicales, bajo la coordinación de las
Administraciones educativas.
6. Corresponde a las Administraciones educativas
regular los programas de cualificación profesional inicial,
que serán ofrecidos, en todo caso, en centros públicos y
privados concertados a fin de posibilitar al alumnado el
acceso a dichos programas.
Artículo 31. Título de Graduado en Educación Secunda-
ria Obligatoria.
1. Los alumnos que al terminar la educación secun-
daria obligatoria hayan alcanzado las competencias bási-
cas y los objetivos de la etapa obtendrán el título de Gra-
duado en Educación Secundaria Obligatoria.
2. El título de Graduado en Educación Secundaria
Obligatoria permitirá acceder al bachillerato, a la forma-
ción profesional de grado medio, a los ciclos de grado
medio de artes plásticas y diseño, a las enseñanzas depor-
tivas de grado medio y al mundo laboral.
3. Los alumnos que cursen la educación secundaria
obligatoria y no obtengan el título al que se refiere este
artículo recibirán un certificado de escolaridad en el que
consten los años cursados.
CAPÍTULO IV
Bachillerato
Artículo 32. Principios generales.
1. El bachillerato tiene como finalidad proporcionar a
los alumnos formación, madurez intelectual y humana,
conocimientos y habilidades que les permitan desarrollar
funciones sociales e incorporarse a la vida activa con res-
ponsabilidad y competencia. Asimismo, capacitará a los
alumnos para acceder a la educación superior.
2. Podrán acceder a los estudios del bachillerato los
alumnos que estén en posesión del título de Graduado en
Educación Secundaria Obligatoria.
3. El bachillerato comprende dos cursos, se desarro-
llará en modalidades diferentes, se organizará de modo
flexible y, en su caso, en distintas vías, a fin de que pueda
ofrecer una preparación especializada a los alumnos
acorde con sus perspectivas e intereses de formación o
permita la incorporación a la vida activa una vez finali-
zado el mismo.
4. Los alumnos podrán permanecer cursando bachi-
llerato en régimen ordinario durante cuatro años.
5. Las Administraciones públicas promoverán un
incremento progresivo de la oferta de plazas públicas en
bachillerato en sus distintas modalidades y vías.
Artículo 33. Objetivos.
El bachillerato contribuirá a desarrollar en los alum-
nos y las alumnas las capacidades que les permitan:
a) Ejercer la ciudadanía democrática, desde una
perspectiva global, y adquirir una conciencia cívica res-
ponsable, inspirada por los valores de la Constitución
española así como por los derechos humanos, que
fomente la corresponsabilidad en la construcción de una
sociedad justa y equitativa.
b) Consolidar una madurez personal y social que les
permita actuar de forma responsable y autónoma y desa-
rrollar su espíritu crítico. Prever y resolver pacíficamente
los conflictos personales, familiares y sociales.
c) Fomentar la igualdad efectiva de derechos y opor-
tunidades entre hombres y mujeres, analizar y valorar
críticamente las desigualdades existentes e impulsar la
igualdad real y la no discriminación de las personas con
discapacidad.
d) Afianzar los hábitos de lectura, estudio y disci-
plina, como condiciones necesarias para el eficaz aprove-
chamiento del aprendizaje, y como medio de desarrollo
personal.
e) Dominar, tanto en su expresión oral como escrita,
la lengua castellana y, en su caso, la lengua cooficial de su
Comunidad Autónoma.
f) Expresarse con fluidez y corrección en una o más
lenguas extranjeras.
g) Utilizar con solvencia y responsabilidad las tecno-
logías de la información y la comunicación.
h) Conocer y valorar críticamente las realidades del
mundo contemporáneo, sus antecedentes históricos y los
principales factores de su evolución. Participar de forma
solidaria en el desarrollo y mejora de su entorno social.
i) Acceder a los conocimientos científicos y tecnoló-
gicos fundamentales y dominar las habilidades básicas
propias de la modalidad elegida.
j) Comprender los elementos y procedimientos fun-
damentales de la investigación y de los métodos científi-
cos. Conocer y valorar de forma crítica la contribución de
la ciencia y la tecnología en el cambio de las condiciones
de vida, así como afianzar la sensibilidad y el respeto
hacia el medio ambiente.
k) Afianzar el espíritu emprendedor con actitudes de
creatividad, flexibilidad, iniciativa, trabajo en equipo, con-
fianza en uno mismo y sentido crítico.
l) Desarrollar la sensibilidad artística y literaria, así
como el criterio estético, como fuentes de formación y
enriquecimiento cultural.
m) Utilizar la educación física y el deporte para favo-
recer el desarrollo personal y social.
n) Afianzar actitudes de respeto y prevención en el
ámbito de la seguridad vial.
Artículo 34. Organización.
1. Las modalidades del bachillerato serán las
siguientes:
a) Artes.
b) Ciencias y Tecnología.
c) Humanidades y Ciencias Sociales.
2. El bachillerato se organizará en materias comu-
nes, en materias de modalidad y en materias optativas.
3. El Gobierno, previa consulta a las Comunidades
Autónomas, establecerá la estructura de las modalida-
des, las materias específicas de cada modalidad y el
número de estas materias que deben cursar los alum-
nos.
4. Los alumnos podrán elegir entre la totalidad de
las materias de modalidad establecidas. Cada una de las
modalidades podrá organizarse en distintas vías que faci-
liten una especialización de los alumnos para su incorpo-
ración a los estudios posteriores o a la vida activa. Los
centros ofrecerán la totalidad de las materias y, en su
caso, vías de cada modalidad. Sólo se podrá limitar la
elección de materias y vías por parte de los alumnos
cuando haya un número insuficiente de los mismos,
según los criterios objetivos establecidos previamente
por las Administraciones educativas.
5. Cuando la oferta de materias en un centro quede
limitada por razones organizativas, las Administraciones
educativas facilitarán que los alumnos puedan cursar
alguna materia en otros centros o mediante la modalidad
de educación a distancia.
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17173
6. Las materias comunes del bachillerato serán las
siguientes:
Ciencias para el mundo contemporáneo.
Educación física.
Filosofía y ciudadanía.
Historia de la filosofía.
Historia de España.
Lengua castellana y literatura y, si la hubiere, lengua
cooficial y literatura.
Lengua extranjera.
7. Corresponde a las Administraciones educativas
la ordenación de las materias optativas. Los centros con-
cretarán la oferta de estas materias en su proyecto edu-
cativo.
8. El Gobierno, previa consulta a las Comunidades
Autónomas, regulará el régimen de reconocimiento recí-
proco entre los estudios de bachillerato y los ciclos forma-
tivos de grado medio a fin de que puedan ser tenidos en
cuenta los estudios superados, aun cuando no se haya
alcanzado la titulación correspondiente.
Artículo 35. Principios pedagógicos.
1. Las actividades educativas en el bachillerato favo-
recerán la capacidad del alumno para aprender por sí
mismo, para trabajar en equipo y para aplicar los méto-
dos de investigación apropiados.
2. Las Administraciones educativas promoverán las
medidas necesarias para que en las distintas materias se
desarrollen actividades que estimulen el interés y el
hábito de la lectura y la capacidad de expresarse correcta-
mente en público.
Artículo 36. Evaluación y promoción.
1. La evaluación del aprendizaje de los alumnos será
continua y diferenciada según las distintas materias. El
profesor de cada materia decidirá, al término del curso, si
el alumno ha superado los objetivos de la misma.
2. Los alumnos promocionarán de primero a
segundo de bachillerato cuando hayan superado las
materias cursadas o tengan evaluación negativa en dos
materias, como máximo. En este caso, deberán matricu-
larse en segundo curso de las materias pendientes de
primero. Los centros educativos deberán organizar las
consiguientes actividades de recuperación y la evaluación
de las materias pendientes.
3. Los alumnos podrán realizar una prueba extraor-
dinaria de las materias que no hayan superado, en las
fechas que determinen las Administraciones educativas.
Artículo 37. Título de Bachiller.
1. Los alumnos que cursen satisfactoriamente el
bachillerato en cualquiera de sus modalidades recibirán el
título de Bachiller, que tendrá efectos laborales y acadé-
micos. Para obtener el título será necesaria la evaluación
positiva en todas las materias de los dos cursos de bachi-
llerato.
2. El título de Bachiller facultará para acceder a las
distintas enseñanzas que constituyen la educación supe-
rior establecidas en el artículo 3.5.
Artículo 38. Prueba de acceso a la universidad.
1. Para acceder a los estudios universitarios será
necesaria la superación de una única prueba que, junto
con las calificaciones obtenidas en bachillerato, valorará,
con carácter objetivo, la madurez académica y los conoci-
mientos adquiridos en él, así como la capacidad para
seguir con éxito los estudios universitarios.
2. Podrán presentarse a la prueba de acceso a la
universidad todos los alumnos que estén en posesión del
título de Bachiller, con independencia de la modalidad y
de la vía cursadas. La prueba tendrá validez para el
acceso a las distintas titulaciones de las universidades
españolas.
3. El Gobierno establecerá las características básicas
de la prueba de acceso a la universidad, previa consulta a
las Comunidades Autónomas, e informe previo del Con-
sejo de Coordinación Universitaria. Esta prueba tendrá en
cuenta las modalidades de bachillerato y las vías que pue-
den seguir los alumnos y versará sobre las materias de
segundo de bachillerato.
4. Las Administraciones educativas y las universida-
des organizarán la prueba de acceso, garantizarán la ade-
cuación de la misma al currículo del bachillerato, así como
la coordinación entre las universidades y los centros que
imparten bachillerato para su organización y realización.
5. Podrán acceder a las universidades españolas, sin
necesidad de realizar la prueba de acceso, los alumnos
procedentes de sistemas educativos de Estados miem-
bros de la Unión Europea o los de otros Estados con los
que se hayan suscrito Acuerdos internacionales aplica-
bles a este respecto, en régimen de reciprocidad, siempre
que dichos alumnos cumplan los requisitos académicos
exigidos en sus sistemas educativos para acceder a sus
universidades.
6. De acuerdo con la legislación vigente, y el apar-
tado 1 de este artículo, el Gobierno establecerá, previo
informe del Consejo de Coordinación Universitaria, la
normativa básica que permita a las universidades fijar los
procedimientos de solicitud de plaza de los alumnos que
hayan superado la prueba de acceso, con independencia
de donde hayan realizado sus estudios previos, la matri-
culación y la incorporación de los mismos a la universi-
dad de su elección, así como la de aquéllos que se
encuentren en la situación a la que se refiere el apartado
anterior.
CAPÍTULO V
Formación profesional
Artículo 39. Principios generales.
1. La formación profesional comprende el conjunto
de acciones formativas que capacitan para el desempeño
cualificado de las diversas profesiones, el acceso al
empleo y la participación activa en la vida social, cultural
y económica. Incluye las enseñanzas propias de la forma-
ción profesional inicial, las acciones de inserción y rein-
serción laboral de los trabajadores así como las orienta-
das a la formación continua en las empresas, que
permitan la adquisición y actualización permanente de las
competencias profesionales. La regulación contenida en
la presente Ley se refiere a la formación profesional inicial
que forma parte del sistema educativo.
2. La formación profesional, en el sistema educativo,
tiene por finalidad preparar a los alumnos y las alumnas
para la actividad en un campo profesional y facilitar su
adaptación a las modificaciones laborales que pueden
producirse a lo largo de su vida, así como contribuir a su
desarrollo personal y al ejercicio de una ciudadanía
democrática.
3. La formación profesional en el sistema educativo
comprende un conjunto de ciclos formativos con una
organización modular, de duración variable y contenidos
teórico-prácticos adecuados a los diversos campos profe-
sionales.
4. Los ciclos formativos serán de grado medio y de
grado superior, estarán referidos al Catálogo Nacional de
Cualificaciones Profesionales y constituirán, respectiva-
17174 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
mente, la formación profesional de grado medio y la for-
mación profesional de grado superior. El currículo de
estas enseñanzas se ajustará a las exigencias derivadas
del Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Pro-
fesional y a lo establecido en el artículo 6.3 de la presente
Ley.
5. Los estudios de formación profesional regulados
en esta Ley podrán realizarse tanto en los centros educa-
tivos que en ella se regulan como en los centros integra-
dos y de referencia nacional a los que se refiere el
artícu lo 11 de la Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio, de
las Cualificaciones y de la Formación Profesional.
6. El Gobierno, previa consulta a las Comunidades
Autónomas, establecerá las titulaciones correspondientes
a los estudios de formación profesional, así como los
aspectos básicos del currículo de cada una de ellas.
Artículo 40. Objetivos.
La formación profesional en el sistema educativo con-
tribuirá a que los alumnos y las alumnas adquieran las
capacidades que les permitan:
a) Desarrollar la competencia general correspon-
diente a la cualificación o cualificaciones objeto de los
estudios realizados.
b) Comprender la organización y las características
del sector productivo correspondiente, así como los
mecanismos de inserción profesional; conocer la legisla-
ción laboral y los derechos y obligaciones que se derivan
de las relaciones laborales.
c) Aprender por sí mismos y trabajar en equipo, así
como formarse en la prevención de conflictos y en la
resolución pacífica de los mismos en todos los ámbitos
de la vida personal, familiar y social. Fomentar la igualdad
efectiva de oportunidades entre hombres y mujeres para
acceder a una formación que permita todo tipo de opcio-
nes profesionales y el ejercicio de las mismas.
d) Trabajar en condiciones de seguridad y salud, así
como prevenir los posibles riesgos derivados del trabajo.
e) Desarrollar una identidad profesional motivadora
de futuros aprendizajes y adaptaciones a la evolución de
los procesos productivos y al cambio social.
f) Afianzar el espíritu emprendedor para el desem-
peño de actividades e iniciativas empresariales.
Artículo 41. Condiciones de acceso.
1. Podrán cursar la formación profesional de grado
medio quienes se hallen en posesión del título de Gra-
duado en Educación Secundaria Obligatoria. Podrán cur-
sar la formación profesional de grado superior quienes se
hallen en posesión del título de Bachiller.
2. También podrán acceder a la formación profesio-
nal aquellos aspirantes que, careciendo de los requisitos
académicos, superen una prueba de acceso regulada por
las Administraciones educativas. Para acceder por esta
vía a ciclos formativos de grado medio se requerirá tener
diecisiete años como mínimo, y diecinueve para acceder
a ciclos formativos de grado superior, cumplidos en el
año de realización de la prueba o dieciocho si se acredita
estar en posesión de un título de Técnico relacionado con
aquél al que se desea acceder.
3. Las pruebas a las que se refiere el apartado ante-
rior deberán acreditar, para la formación profesional de
grado medio, los conocimientos y habilidades suficientes
para cursar con aprovechamiento dichas enseñanzas y,
para la formación profesional de grado superior, la
madurez en relación con los objetivos de bachillerato y
sus capacidades referentes al campo profesional de que
se trate.
4. Corresponde a las Administraciones educativas
regular la exención de la parte de las pruebas que pro-
ceda, para quienes hayan superado un programa de cua-
lificación profesional inicial, un ciclo formativo de grado
medio, estén en posesión de un certificado de profesiona-
lidad relacionado con el ciclo formativo que se pretende
cursar o acrediten una determinada cualificación o expe-
riencia laboral.
5. Las Administraciones educativas podrán progra-
mar y ofertar cursos destinados a la preparación de las
pruebas para el acceso a la formación profesional de
grado medio por parte de quienes hayan superado un
programa de cualificación profesional inicial y para el
acceso a la formación profesional de grado superior por
parte de quienes estén en posesión del título de Técnico al
que se refiere el apartado 1 del artículo 44. Las calificacio-
nes obtenidas en estos cursos serán tenidas en cuenta en
la nota final de la respectiva prueba de acceso.
Artículo 42. Contenido y organización de la oferta.
1. Corresponde a las Administraciones educativas,
en el ámbito de sus competencias y con la colaboración
de las corporaciones locales y de los agentes sociales y
económicos, programar la oferta de las enseñanzas de
formación profesional, con respeto a los derechos reco-
nocidos en la presente Ley.
2. El currículo de las enseñanzas de formación pro-
fesional incluirá una fase de formación práctica en los
centros de trabajo, de la que podrán quedar exentos
quienes acrediten una experiencia laboral que se corres-
ponda con los estudios profesionales cursados. Las
Administraciones educativas regularán esta fase y la
mencionada exención.
3. La formación profesional promoverá la integra-
ción de contenidos científicos, tecnológicos y organizati-
vos y garantizará que el alumnado adquiera los conoci-
mientos y capacidades relacionadas con las áreas
establecidas en la disposición adicional tercera de la
Ley 5/2002, de 19 de junio, de las Cualificaciones y de la
Formación Profesional.
Artículo 43. Evaluación.
1. La evaluación del aprendizaje del alumnado en los
ciclos formativos se realizará por módulos profesionales.
2. La superación de un ciclo formativo requerirá la
evaluación positiva en todos los módulos que lo compo-
nen.
Artículo 44. Títulos y convalidaciones.
1. Los alumnos que superen las enseñanzas de for-
mación profesional de grado medio recibirán el título de
Técnico de la correspondiente profesión.
El título de Técnico, en el caso del alumnado que haya
cursado la formación profesional de grado medio, de
acuerdo con lo dispuesto en el artículo 41.2, permitirá el
acceso directo a todas las modalidades de Bachillerato.
2. Los alumnos que superen las enseñanzas de for-
mación profesional de grado superior obtendrán el título
de Técnico Superior. El título de Técnico Superior permitirá
el acceso a los estudios universitarios que determine el
Gobierno, previa consulta a las Comunidades Autónomas,
e informe del Consejo de Coordinación Universitaria.
3. El Gobierno, oído el Consejo de Coordinación Uni-
versitaria, regulará el régimen de convalidaciones entre
estudios universitarios y estudios de formación profesio-
nal de grado superior.
4. Aquellos alumnos que no superen en su totalidad
las enseñanzas de cada uno de los ciclos formativos reci-
birán un certificado académico de los módulos superados
que tendrá efectos de acreditación parcial acumulable de
las competencias profesionales adquiridas en relación
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17175
con el Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación
Profesional.
CAPÍTULO VI
Enseñanzas artísticas
Artículo 45. Principios.
1. Las enseñanzas artísticas tienen como finalidad
proporcionar al alumnado una formación artística de cali-
dad y garantizar la cualificación de los futuros profesiona-
les de la música, la danza, el arte dramático, las artes
plásticas y el diseño.
2. Son enseñanzas artísticas las siguientes:
a) Las enseñanzas elementales de música y de
danza.
b) Las enseñanzas artísticas profesionales. Tienen
esta condición las enseñanzas profesionales de música y
danza, así como los grados medio y superior de artes
plásticas y diseño.
c) Las enseñanzas artísticas superiores. Tienen esta
condición los estudios superiores de música y de danza,
las enseñanzas de arte dramático, las enseñanzas de con-
servación y restauración de bienes culturales, los estudios
superiores de diseño y los estudios superiores de artes
plásticas, entre los que se incluyen los estudios superio-
res de cerámica y los estudios superiores del vidrio.
3. Se crea el Consejo Superior de Enseñanzas Artísti-
cas, como órgano consultivo del Estado y de participación
en relación con estas enseñanzas.
4. El Gobierno, previa consulta a las Comunidades
Autónomas, regulará la composición y funciones de dicho
Consejo.
Artículo 46. Ordenación de las enseñanzas.
1. El currículo de las enseñanzas artísticas profesio-
nales será definido por el procedimiento establecido en el
artículo 6 de esta Ley.
2. La definición del contenido de las enseñanzas
artísticas superiores, así como la evaluación de las mis-
mas, se hará en el contexto de la ordenación de la educa-
ción superior española en el marco europeo y con la par-
ticipación del Consejo Superior de Enseñanzas Artísticas
y, en su caso, del Consejo de Coordinación Universitaria.
Artículo 47. Correspondencia con otras enseñanzas.
1. Las Administraciones educativas facilitarán la
posibilidad de cursar simultáneamente las enseñanzas
artísticas profesionales y la educación secundaria.
2. Con objeto de hacer efectivo lo previsto en el
apartado anterior, se podrán adoptar las oportunas medi-
das de organización y de ordenación académica que
incluirán, entre otras, las convalidaciones y la creación de
centros integrados.
SECCIÓN PRIMERA. ENSEÑANZAS ELEMENTALES Y PROFESIONALES
DE MÚSICA Y DE DANZA
Artículo 48. Organización.
1. Las enseñanzas elementales de música y de danza
tendrán las características y la organización que las Admi-
nistraciones educativas determinen.
2. Las enseñanzas profesionales de música y de
danza se organizarán en un grado de seis cursos de dura-
ción. Los alumnos podrán, con carácter excepcional y
previa orientación del profesorado, matricularse en más
de un curso cuando así lo permita su capacidad de apren-
dizaje.
3. Con independencia de lo establecido en los apar-
tados anteriores, podrán cursarse estudios de música o
de danza que no conduzcan a la obtención de títulos con
validez académica o profesional en escuelas específicas,
con organización y estructura diferentes y sin limitación
de edad. Estas escuelas serán reguladas por las Adminis-
traciones educativas.
Artículo 49. Acceso.
Para acceder a las enseñanzas profesionales de
música y de danza será preciso superar una prueba espe-
cífica de acceso regulada y organizada por las Administra-
ciones educativas. Podrá accederse igualmente a cada
curso sin haber superado los anteriores siempre que, a
través de una prueba, el aspirante demuestre tener los
conocimientos necesarios para cursar con aprovecha-
miento las enseñanzas correspondientes.
Artículo 50. Titulaciones.
1. La superación de las enseñanzas profesionales de
música o de danza dará derecho a la obtención del título
profesional correspondiente.
2. El alumnado que finalice las enseñanzas profesio-
nales de música y danza, obtendrá el título de Bachiller si
supera las materias comunes del bachillerato, aunque no
haya realizado el bachillerato de la modalidad de artes en
su vía específica de música y danza.
SECCIÓN SEGUNDA. ENSEÑANZAS PROFESIONALES DE ARTES
PLÁSTICAS Y DISEÑO
Artículo 51. Organización.
1. Las enseñanzas de artes plásticas y diseño se
organizarán en ciclos de formación específica, según lo
dispuesto al efecto en el capítulo V del título I de la pre-
sente Ley, con las salvedades que se establecen en los
artículos siguientes.
2. Los ciclos formativos a los que se refiere este
artícu lo incluirán fases de formación práctica en empre-
sas, estudios y talleres.
Artículo 52. Requisitos de acceso.
1. Para acceder al grado medio de las enseñanzas de
artes plásticas y diseño será necesario estar en posesión
del título de Graduado en Educación Secundaria Obliga-
toria y, además, acreditar las aptitudes necesarias
mediante la superación de una prueba específica.
2. Podrán acceder al grado superior de artes plásti-
cas y diseño quienes tengan el título de Bachiller y supe-
ren una prueba que permita demostrar las aptitudes
necesarias para cursar con aprovechamiento las enseñan-
zas de que se trate.
3. También podrán acceder a los grados medio y
superior de estas enseñanzas aquellos aspirantes que,
careciendo de los requisitos académicos, superen una
prueba de acceso. Para acceder por esta vía a ciclos forma-
tivos de grado medio se requerirá tener diecisiete años
como mínimo, y diecinueve para el acceso al grado supe-
rior, cumplidos en el año de realización de la prueba o
dieciocho si se acredita estar en posesión de un título de
Técnico relacionado con aquél al que se desea acceder.
4. Las pruebas a las que se refiere el apartado anterior
deberán acreditar para el grado medio los conocimientos y
habilidades suficientes para cursar con aprovechamiento
dichas enseñanzas, además de las aptitudes necesarias a
las que se refiere el apartado 1 de este artícu lo. Para el
17176 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
acceso al grado superior deberán acreditar la madurez en
relación con los objetivos del bachillerato y las aptitudes a
las que hace referencia el apartado dos de este artículo.
5. Las Administraciones educativas regularán las
pruebas mencionadas en los apartados anteriores.
Artículo 53. Titulaciones.
1. Los alumnos que superen el grado medio de artes
plásticas y diseño recibirán el título de Técnico de Artes
Plásticas y Diseño en la especialidad correspondiente.
2. El título de Técnico de Artes Plásticas y Diseño per-
mitirá el acceso directo a la modalidad de artes de bachi-
llerato.
3. Los alumnos que superen el grado superior de
artes plásticas y diseño recibirán el título de Técnico Supe-
rior de Artes Plásticas y Diseño en la especialidad corres-
pondiente.
4. El Gobierno, oído el Consejo de Coordinación Uni-
versitaria, regulará el régimen de convalidaciones entre
los estudios universitarios y los ciclos formativos de
grado superior de artes plásticas y diseño.
5. El título de Técnico Superior de Artes Plásticas y
Diseño permitirá el acceso a los estudios superiores, uni-
versitarios o no, que se determinen, teniendo en cuenta
su relación con los estudios de artes plásticas y diseño
correspondientes.
SECCIÓN TERCERA. ENSEÑANZAS ARTÍSTICAS SUPERIORES
Artículo 54. Estudios superiores de música y de danza.
1. Los estudios superiores de música y de danza se
organizarán en diferentes especialidades y consistirán en
un ciclo de duración variable según sus respectivas carac-
terísticas.
2. Para acceder a los estudios superiores de música
o de danza será preciso reunir los requisitos siguientes:
a) Estar en posesión del título de Bachiller o haber
superado la prueba de acceso a la universidad para
mayores de 25 años.
b) Haber superado una prueba específica de acceso
regulada por las Administraciones educativas en la que el
aspirante demuestre los conocimientos y habilidades pro-
fesionales necesarios para cursar con aprovechamiento
las enseñanzas correspondientes. La posesión del título
profesional será tenida en cuenta en la calificación final
de la prueba.
3. Los alumnos que hayan terminado los estudios
superiores de música o de danza obtendrán el título Supe-
rior de Música o Danza en la especialidad de que se trate,
que será equivalente a todos los efectos al título universi-
tario de Licenciado o el título de Grado equivalente.
Artículo 55. Enseñanzas de arte dramático.
1. Las enseñanzas de arte dramático comprenderán
un solo grado de carácter superior, de duración adaptada
a las características de estas enseñanzas.
2. Para acceder a las enseñanzas de arte dramático
será preciso:
a) Estar en posesión del título de Bachiller o haber
superado la prueba de acceso a la universidad para
mayores de 25 años.
b) Haber superado una prueba específica, regulada
por las Administraciones educativas, en la que se valorará
la madurez, los conocimientos y las aptitudes necesarias
para cursar con aprovechamiento estas enseñanzas.
3. Quienes hayan superado las enseñanzas de arte
dramático obtendrán el título Superior de Arte Dramático,
equivalente a todos los efectos al título universitario de
Licenciado o el título de Grado equivalente.
Artículo 56. Enseñanzas de conservación y restauración
de bienes culturales.
1. Para el acceso a las enseñanzas de conservación y
restauración de bienes culturales se requerirá estar en
posesión del título de Bachiller y superar una prueba de
acceso, regulada por las Administraciones educativas, en
la que se valorarán la madurez, los conocimientos y las
aptitudes para cursar con aprovechamiento estas ense-
ñanzas.
2. Los alumnos que superen estos estudios obten-
drán el título Superior de Conservación y Restauración de
Bienes Culturales, que será equivalente a todos los efec-
tos al título universitario de Diplomado o el título de
Grado equivalente.
Artículo 57. Estudios superiores de artes plásticas y
diseño.
1. Tienen la condición de estudios superiores en el
ámbito de las artes plásticas y el diseño los estudios supe-
riores de artes plásticas y los estudios superiores de
diseño. La ordenación de estos estudios comportará su
organización por especialidades.
2. Para el acceso a los estudios superiores a que se
refiere este artículo se requerirá estar en posesión del
título de Bachiller y superar una prueba de acceso, regu-
lada por las Administraciones educativas, en la que se
valorarán la madurez, los conocimientos y las aptitudes
para cursar con aprovechamiento estos estudios.
3. Los estudios superiores de artes plásticas, entre
los que se incluyen los estudios superiores de cerámica
y los estudios superiores del vidrio, conducirán al título
Superior de Artes Plásticas en la especialidad que
corresponda, que será equivalente a todos los efectos al
título universitario de Diplomado o el título de Grado
equivalente.
4. Los estudios superiores de diseño conducirán al
título Superior de Diseño, en la especialidad que corres-
ponda, que será equivalente a todos los efectos al título
universitario de Diplomado o el título de Grado equiva-
lente.
Artículo 58. Organización de las enseñanzas artísticas
superiores.
1. Corresponde al Gobierno, previa consulta a las
Comunidades Autónomas y al Consejo Superior de Ense-
ñanzas Artísticas, definir la estructura y el contenido bási-
cos de los diferentes estudios de enseñanzas artísticas
superiores regulados en esta Ley.
2. En la definición a que se refiere el apartado ante-
rior, se regularán las condiciones para la oferta de estu-
dios de postgrado en los centros de enseñanzas artísticas
superiores. Estos estudios conducirán a títulos equivalen-
tes, a todos los efectos, a los títulos universitarios de
postgrado.
3. Los estudios superiores de música y de danza se
cursarán en los conservatorios o escuelas superiores de
música y danza y los de arte dramático en las escuelas
superiores de arte dramático; los de conservación y res-
tauración de bienes culturales en las escuelas superiores
de conservación y restauración de bienes culturales; los
estudios superiores de artes plásticas en las escuelas
superiores de la especialidad correspondiente y los estu-
dios superiores de diseño en las escuelas superiores de
diseño.
4. Las Comunidades Autónomas y las universidades
de sus respectivos ámbitos territoriales podrán convenir
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17177
fórmulas de colaboración para los estudios de enseñan-
zas artísticas superiores regulados en esta Ley.
5. Asimismo las Administraciones educativas fomen-
tarán convenios con las universidades para la organiza-
ción de estudios de doctorado propios de las enseñanzas
artísticas.
6. Los centros superiores de enseñanzas artísticas
fomentarán programas de investigación en el ámbito de
las disciplinas que les sean propias.
CAPÍTULO VII
Enseñanzas de idiomas
Artículo 59. Organización.
1. Las enseñanzas de idiomas tienen por objeto
capacitar al alumnado para el uso adecuado de los dife-
rentes idiomas, fuera de las etapas ordinarias del sistema
educativo, y se organizan en los niveles siguientes:
básico, intermedio y avanzado.
Las enseñanzas del nivel básico tendrán las caracterís-
ticas y la organización que las Administraciones educati-
vas determinen.
2. Para acceder a las enseñanzas de idiomas será
requisito imprescindible tener dieciséis años cumplidos
en el año en que se comiencen los estudios. Podrán acce-
der asimismo los mayores de catorce años para seguir las
enseñanzas de un idioma distinto del cursado en la edu-
cación secundaria obligatoria.
Artículo 60. Escuelas oficiales de idiomas.
1. Las enseñanzas de idiomas correspondientes a
los niveles intermedio y avanzado a las que se refiere el
artículo anterior serán impartidas en las escuelas oficia-
les de idiomas. Las Administraciones educativas regula-
rán los requisitos que hayan de cumplir las escuelas ofi-
ciales de idiomas, relativos a la relación numérica
alumno-profesor, a las instalaciones y al número de
puestos escolares.
2. Las escuelas oficiales de idiomas fomentarán
especialmente el estudio de las lenguas oficiales de los
Estados miembros de la Unión Europea, de las lenguas
cooficiales existentes en España y del español como len-
gua extranjera. Asimismo, se facilitará el estudio de otras
lenguas que por razones culturales, sociales o económi-
cas presenten un interés especial.
3. Las Administraciones educativas podrán integrar
en las escuelas oficiales de idiomas las enseñanzas de
idiomas a distancia.
4. De acuerdo con lo que establezcan las Administra-
ciones educativas, las escuelas oficiales de idiomas
podrán impartir cursos para la actualización de conoci-
mientos de idiomas y para la formación del profesorado y
de otros colectivos profesionales.
Artículo 61. Certificados.
1. La superación de las exigencias académicas esta-
blecidas para cada uno de los niveles de las enseñanzas de
idiomas dará derecho a la obtención del certificado corres-
pondiente, cuyos efectos se establecerán en la definición
de los aspectos básicos del currículo de las distintas len-
guas.
2. La evaluación de los alumnos que cursen sus
estudios en las escuelas oficiales de idiomas, a los efectos
de lo previsto en el apartado anterior, será hecha por el
profesorado respectivo. Las Administraciones educativas
regularán las pruebas terminales, que realizará el profe-
sorado, para la obtención de los certificados oficiales de
los niveles básico, intermedio y avanzado.
Artículo 62. Correspondencia con otras enseñanzas.
1. El título de Bachiller habilitará para acceder
directamente a los estudios de idiomas de nivel inter-
medio de la primera lengua extranjera cursada en el
bachillerato.
2. Sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado ante-
rior, las Administraciones educativas facilitarán la realiza-
ción de pruebas homologadas para obtener la certifica-
ción oficial del conocimiento de las lenguas cursadas por
los alumnos de educación secundaria y formación profe-
sional.
CAPÍTULO VIII
Enseñanzas deportivas
Artículo 63. Principios generales.
1. Las enseñanzas deportivas tienen como finali-
dad preparar a los alumnos para la actividad profesio-
nal en relación con una modalidad o especialidad
deportiva, así como facilitar su adaptación a la evolu-
ción del mundo laboral y deportivo y a la ciudadanía
activa.
2. Las enseñanzas deportivas contribuirán a que los
alumnos adquieran las capacidades que les permitan:
a) Desarrollar la competencia general correspon-
diente al perfil de los estudios respectivos.
b) Garantizar la cualificación profesional de inicia-
ción, conducción, entrenamiento básico, perfecciona-
miento técnico, entrenamiento y dirección de equipos y
deportistas de alto rendimiento en la modalidad o espe-
cialidad correspondiente.
c) Comprender las características y la organización
de la modalidad o especialidad respectiva y conocer los
derechos y obligaciones que se derivan de sus funciones.
d) Adquirir los conocimientos y habilidades necesa-
rios para desarrollar su labor en condiciones de seguri-
dad.
3. Las enseñanzas deportivas se organizarán
tomando como base las modalidades deportivas, y, en su
caso, sus especialidades, de conformidad con el reconoci-
miento otorgado por el Consejo Superior de Deportes, de
acuerdo con el artículo 8.b) de la Ley 10/1990, de 15 de
octubre, del Deporte. Esta organización se realizará en
colaboración con las Comunidades Autónomas y previa
consulta a sus correspondientes órganos en materia de
enseñanzas deportivas.
4. El currículo de las enseñanzas deportivas se ajus-
tará a las exigencias derivadas del Sistema Nacional de
Cualificaciones y Formación Profesional y a lo establecido
en el artículo 6.3 de la presente Ley.
Artículo 64. Organización.
1. Las enseñanzas deportivas se estructurarán en
dos grados, grado medio y grado superior, y podrán estar
referidas al Catálogo Nacional de Cualificaciones Profe-
sionales.
2. Para acceder al grado medio será necesario el
título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria.
Para acceder al grado superior será necesario el título de
Bachiller y el de Técnico deportivo, en la modalidad o
especialidad correspondiente. En el caso de determina-
das modalidades o especialidades, será además requisito
necesario la superación de una prueba realizada por las
Administraciones educativas, o acreditar un mérito
deportivo en los que se demuestre tener las condiciones
necesarias para cursar con aprovechamiento las enseñan-
zas correspondientes.
17178 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
3. También podrán acceder a los grados medio y
superior de estas enseñanzas aquellos aspirantes que,
careciendo del título de Graduado en Educación Secunda-
ria Obligatoria o del título de Bachiller, superen una
prueba de acceso regulada por las Administraciones edu-
cativas. Para acceder por esta vía al grado medio se
requerirá tener la edad de diecisiete años, y diecinueve
para el acceso al grado superior, cumplidos en el año de
realización de la prueba o dieciocho si se acredita estar en
posesión de un Título de técnico relacionado con aquél al
que se desea acceder.
4. Las pruebas a las que se refiere el apartado
anterior deberán acreditar para el grado medio, los
conocimientos y habilidades suficientes para cursar
con aprovechamiento dichas enseñanzas y, para el
grado superior, la madurez en relación con los objeti-
vos de bachillerato. En ambos casos, será también
requisito la superación de la prueba o la acreditación
del mérito deportivo a las que hace referencia el apar-
tado 2 de este artículo.
5. Las enseñanzas deportivas se organizarán en blo-
ques y módulos, de duración variable, constituidos por
áreas de conocimiento teórico-prácticas adecuadas a los
diversos campos profesionales.
6. El Gobierno, previa consulta a las Comunidades
Autónomas, establecerá las titulaciones correspondientes
a los estudios de enseñanzas deportivas, los aspectos
básicos del currículo de cada una de ellas y los requisitos
mínimos de los centros en los que podrán impartirse las
enseñanzas respectivas.
Artículo 65. Titulaciones y convalidaciones.
1. Quienes superen las enseñanzas deportivas
del grado medio recibirán el título de Técnico Depor-
tivo en la modalidad o especialidad deportiva corres-
pondiente.
2. Quienes superen las enseñanzas deportivas del
grado superior recibirán el título de Técnico Deportivo
Superior en la modalidad o especialidad deportiva corres-
pondiente.
3. El título de Técnico Deportivo Superior permitirá el
acceso a los estudios universitarios que se determine.
4. El Gobierno, previa consulta a las Comunidades
Autónomas y oído el Consejo de Coordinación Universi-
taria, regulará el régimen de convalidaciones entre estu-
dios universitarios y estudios de enseñanzas deportivas
de grado superior.
CAPÍTULO IX
Educación de personas adultas
Artículo 66. Objetivos y principios.
1. La educación de personas adultas tiene la finali-
dad de ofrecer a todos los mayores de dieciocho años la
posibilidad de adquirir, actualizar, completar o ampliar
sus conocimientos y aptitudes para su desarrollo perso-
nal y profesional.
2. Para el logro de la finalidad propuesta, las Admi-
nistraciones educativas podrán colaborar con otras Admi-
nistraciones públicas con competencias en la formación
de adultos y, en especial, con la Administración laboral,
así como con las corporaciones locales y los diversos
agentes sociales.
3. La educación de personas adultas tendrá los
siguientes objetivos:
a) Adquirir una formación básica, ampliar y renovar
sus conocimientos, habilidades y destrezas de modo per-
manente y facilitar el acceso a las distintas enseñanzas
del sistema educativo.
b) Mejorar su cualificación profesional o adquirir
una preparación para el ejercicio de otras profesiones.
c) Desarrollar sus capacidades personales, en los
ámbitos expresivos, comunicativo, de relación interper-
sonal y de construcción del conocimiento.
d) Desarrollar su capacidad de participación en la
vida social, cultural, política y económica y hacer efectivo
su derecho a la ciudadanía democrática.
e) Desarrollar programas que corrijan los riesgos de
exclusión social, especialmente de los sectores más des-
favorecidos.
f) Responder adecuadamente a los desafíos que
supone el envejecimiento progresivo de la población ase-
gurando a las personas de mayor edad la oportunidad de
incrementar y actualizar sus competencias.
g) Prever y resolver pacíficamente los conflictos per-
sonales, familiares y sociales. Fomentar la igualdad efec-
tiva de derechos y oportunidades entre hombres y muje-
res, así como analizar y valorar críticamente las
desigualdades entre ellos.
4. Las personas adultas pueden realizar sus aprendi-
zajes tanto por medio de actividades de enseñanza,
reglada o no reglada, como a través de la experiencia,
laboral o en actividades sociales, por lo que se tenderá a
establecer conexiones entre ambas vías y se adoptarán
medidas para la validación de los aprendizajes así adqui-
ridos.
Artículo 67. Organización.
1. Además de las personas adultas, excepcional-
mente, podrán cursar estas enseñanzas los mayores de
dieciséis años que lo soliciten y que tengan un contrato
laboral que no les permita acudir a los centros educativos
en régimen ordinario o sean deportistas de alto rendi-
miento. Podrán incorporarse a la educación de personas
adultas quienes cumplan dieciocho años en el año en que
comience el curso.
2. La organización y la metodología de las enseñan-
zas para las personas adultas se basarán en el autoapren-
dizaje y tendrán en cuenta sus experiencias, necesidades
e intereses, pudiendo desarrollarse a través de la ense-
ñanza presencial y también mediante la educación a dis-
tancia.
3. Las Administraciones educativas podrán promo-
ver convenios de colaboración para la enseñanza de per-
sonas adultas con las universidades, corporaciones loca-
les y otras entidades públicas o privadas. En este último
supuesto, se dará preferencia a las asociaciones sin
ánimo de lucro. Estos convenios podrán, asimismo, con-
templar la elaboración de materiales que respondan a las
necesidades técnicas y metodológicas de este tipo de
enseñanzas.
4. Igualmente, corresponde a las Administraciones
educativas promover programas específicos de aprendi-
zaje de la lengua castellana y de las otras lenguas cooficia-
les, en su caso, así como de elementos básicos de la cul-
tura para facilitar la integración de las personas
inmigrantes.
5. En la educación de personas adultas se prestará
una atención adecuada a aquellas que presenten necesi-
dad específica de apoyo educativo.
6. En los establecimientos penitenciarios se garan-
tizará a la población reclusa el acceso a estas enseñan-
zas.
7. Las enseñanzas para las personas adultas se
organizarán con una metodología flexible y abierta, de
modo que respondan a sus capacidades, necesidades e
intereses.
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17179
8. Las Administraciones educativas estimularán la
realización de investigaciones y la difusión de prácticas
innovadoras en el campo de la educación de las perso-
nas adultas, con objeto de permitir el desarrollo de nue-
vos modelos educativos y la mejora continua de los
existentes.
Artículo 68. Enseñanza básica.
1. Las personas adultas que quieran adquirir las
competencias y los conocimientos correspondientes a la
educación básica contarán con una oferta adaptada a sus
condiciones y necesidades.
2. Corresponde a las Administraciones educativas,
en el ámbito de sus competencias, organizar periódica-
mente pruebas para que las personas mayores de diecio-
cho años puedan obtener directamente el título de Gra-
duado en Educación Secundaria Obligatoria, siempre que
hayan alcanzado las competencias básicas y los objetivos
de la etapa.
Artículo 69. Enseñanzas postobligatorias.
1. Las Administraciones educativas promoverán
medidas tendentes a ofrecer a todas las personas la opor-
tunidad de acceder a las enseñanzas de bachillerato o
formación profesional.
2. Corresponde a las Administraciones educativas
adoptar las medidas oportunas para que las personas
adultas dispongan de una oferta específica de estos estu-
dios organizada de acuerdo con sus características.
3. Igualmente, corresponde a las Administraciones
educativas organizar la oferta pública de educación a dis-
tancia con el fin de dar una respuesta adecuada a la for-
mación permanente de las personas adultas. Esta oferta
incluirá el uso de las tecnologías de la información y la
comunicación.
4. Las Administraciones educativas, en el ámbito de
sus competencias, organizarán periódicamente pruebas
para obtener directamente el título de Bachiller o alguno
de los títulos de formación profesional, siempre que
demuestren haber alcanzado los objetivos establecidos
en los artículos 33 y 40, así como los fijados en los aspec-
tos básicos del currículo respectivo. Para presentarse a
las pruebas para la obtención del título de Bachiller se
requiere tener veinte años; dieciocho para el título de
Técnico, veinte para el de Técnico Superior o, en su caso,
diecinueve para aquéllos que estén en posesión del
título de Técnico.
5. Los mayores de diecinueve años de edad podrán
acceder directamente a las enseñanzas artísticas supe-
riores mediante la superación de una prueba específica,
regulada y organizada por las Administraciones educa-
tivas, que acredite que el aspirante posee la madurez
en relación con los objetivos del bachillerato y los cono-
cimientos, habilidades y aptitudes necesarios para cur-
sar con aprovechamiento las correspondientes ense-
ñanzas.
6. Las personas mayores de 25 años de edad podrán
acceder directamente a la Universidad, sin necesidad de
titulación alguna, mediante la superación de una prueba
específica.
Artículo 70. Centros.
Cuando la educación de las personas adultas con-
duzca a la obtención de uno de los títulos establecidos en
la presente Ley, será impartida en centros docentes ordi-
narios o específicos, debidamente autorizados por la
Administración educativa competente.
TÍTULO II
Equidad en la Educación
CAPÍTULO I
Alumnado con necesidad específica de apoyo educativo
Artículo 71. Principios.
1. Las Administraciones educativas dispondrán los
medios necesarios para que todo el alumnado alcance el
máximo desarrollo personal, intelectual, social y emocio-
nal, así como los objetivos establecidos con carácter
general en la presente Ley.
2. Corresponde a las Administraciones educativas
asegurar los recursos necesarios para que los alumnos y
alumnas que requieran una atención educativa diferente
a la ordinaria, por presentar necesidades educativas
especiales, por dificultades específicas de aprendizaje,
por sus altas capacidades intelectuales, por haberse
incorporado tarde al sistema educativo, o por condiciones
personales o de historia escolar, puedan alcanzar el
máximo desarrollo posible de sus capacidades persona-
les y, en todo caso, los objetivos establecidos con carácter
general para todo el alumnado.
3. Las Administraciones educativas establecerán
los procedimientos y recursos precisos para identificar
tempranamente las necesidades educativas específicas
de los alumnos y alumnas a las que se refiere el apar-
tado anterior. La atención integral al alumnado con nece-
sidad específica de apoyo educativo se iniciará desde el
mismo momento en que dicha necesidad sea identifi-
cada y se regirá por los principios de normalización e
inclusión.
4. Corresponde a las Administraciones educativas
garantizar la escolarización, regular y asegurar la partici-
pación de los padres o tutores en las decisiones que afec-
ten a la escolarización y a los procesos educativos de este
alumnado. Igualmente les corresponde adoptar las medi-
das oportunas para que los padres de estos alumnos reci-
ban el adecuado asesoramiento individualizado, así como
la información necesaria que les ayude en la educación de
sus hijos.
Artículo 72. Recursos.
1. Para alcanzar los fines señalados en el artículo
anterior, las Administraciones educativas dispondrán del
profesorado de las especialidades correspondientes y de
profesionales cualificados, así como de los medios y
materiales precisos para la adecuada atención a este
alumnado.
2. Corresponde a las Administraciones educativas
dotar a los centros de los recursos necesarios para aten-
der adecuadamente a este alumnado. Los criterios para
determinar estas dotaciones serán los mismos para los
centros públicos y privados concertados.
3. Los centros contarán con la debida organización
escolar y realizarán las adaptaciones y diversificaciones
curriculares precisas para facilitar a todo el alumnado la
consecución de los fines establecidos.
4. Las Administraciones educativas promoverán la
formación del profesorado y de otros profesionales rela-
cionada con el tratamiento del alumnado con necesidad
específica de apoyo educativo.
5. Las Administraciones educativas podrán colabo-
rar con otras Administraciones o entidades públicas o
privadas sin ánimo de lucro, instituciones o asociaciones,
para facilitar la escolarización y una mejor incorporación
de este alumnado al centro educativo.
17180 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
SECCIÓN PRIMERA. ALUMNADO QUE PRESENTA NECESIDADES
EDUCATIVAS ESPECIALES
Artículo 73. Ámbito.
Se entiende por alumnado que presenta necesidades
educativas especiales, aquel que requiera, por un periodo
de su escolarización o a lo largo de toda ella, determina-
dos apoyos y atenciones educativas específicas derivadas
de discapacidad o trastornos graves de conducta.
Artículo 74. Escolarización.
1. La escolarización del alumnado que presenta
necesidades educativas especiales se regirá por los prin-
cipios de normalización e inclusión y asegurará su no
discriminación y la igualdad efectiva en el acceso y la per-
manencia en el sistema educativo, pudiendo introducirse
medidas de flexibilización de las distintas etapas educati-
vas, cuando se considere necesario. La escolarización de
este alumnado en unidades o centros de educación espe-
cial, que podrá extenderse hasta los veintiún años, sólo
se llevará a cabo cuando sus necesidades no puedan ser
atendidas en el marco de las medidas de atención a la
diversidad de los centros ordinarios.
2. La identificación y valoración de las necesidades
educativas de este alumnado se realizará, lo más tempra-
namente posible, por personal con la debida cualificación
y en los términos que determinen las Administraciones
educativas.
3. Al finalizar cada curso se evaluarán los resultados
conseguidos por cada uno de los alumnos en función de
los objetivos propuestos a partir de la valoración inicial.
Dicha evaluación permitirá proporcionarles la orientación
adecuada y modificar el plan de actuación así como la
modalidad de escolarización, de modo que pueda favore-
cerse, siempre que sea posible, el acceso del alumnado a
un régimen de mayor integración.
4. Corresponde a las Administraciones educativas
promover la escolarización en la educación infantil del
alumnado que presente necesidades educativas especia-
les y desarrollar programas para su adecuada escolariza-
ción en los centros de educación primaria y secundaria
obligatoria.
5. Corresponde asimismo a las Administraciones
educativas favorecer que el alumnado con necesidades
educativas especiales pueda continuar su escolarización
de manera adecuada en las enseñanzas postobligatorias,
así como adaptar las condiciones de realización de las
pruebas establecidas en esta Ley para aquellas personas
con discapacidad que así lo requieran.
Artículo 75. Integración social y laboral.
1. Con la finalidad de facilitar la integración social y
laboral del alumnado con necesidades educativas espe-
ciales que no pueda conseguir los objetivos de la educa-
ción obligatoria, las Administraciones públicas fomenta-
rán ofertas formativas adaptadas a sus necesidades
específicas.
2. Las Administraciones educativas establecerán
una reserva de plazas en las enseñanzas de formación
profesional para el alumnado con discapacidad.
SECCIÓN SEGUNDA. ALUMNADO CON ALTAS CAPACIDADES
INTELECTUALES
Artículo 76. Ámbito.
Corresponde a las Administraciones educativas adop-
tar las medidas necesarias para identificar al alumnado
con altas capacidades intelectuales y valorar de forma
temprana sus necesidades. Asimismo, les corresponde
adoptar planes de actuación adecuados a dichas necesi-
dades.
Artículo 77. Escolarización.
El Gobierno, previa consulta a las Comunidades Autó-
nomas, establecerá las normas para flexibilizar la dura-
ción de cada una de las etapas del sistema educativo para
los alumnos con altas capacidades intelectuales, con
independencia de su edad.
SECCIÓN TERCERA. ALUMNOS CON INTEGRACIÓN TARDÍA
EN EL SISTEMA EDUCATIVO ESPAÑOL
Artículo 78. Escolarización.
1. Corresponde a las Administraciones públicas
favorecer la incorporación al sistema educativo de los
alumnos que, por proceder de otros países o por cual-
quier otro motivo, se incorporen de forma tardía al sis-
tema educativo español. Dicha incorporación se garanti-
zará, en todo caso, en la edad de escolarización
obligatoria.
2. Las Administraciones educativas garantizarán que
la escolarización del alumnado que acceda de forma tar-
día al sistema educativo español se realice atendiendo a
sus circunstancias, conocimientos, edad e historial acadé-
mico, de modo que se pueda incorporar al curso más
adecuado a sus características y conocimientos previos,
con los apoyos oportunos, y de esta forma continuar con
aprovechamiento su educación.
Artículo 79. Programas específicos.
1. Corresponde a las Administraciones educativas
desarrollar programas específicos para los alumnos que
presenten graves carencias lingüísticas o en sus compe-
tencias o conocimientos básicos, a fin de facilitar su inte-
gración en el curso correspondiente.
2. El desarrollo de estos programas será en todo
caso simultáneo a la escolarización de los alumnos en los
grupos ordinarios, conforme al nivel y evolución de su
aprendizaje.
3. Corresponde a las Administraciones educativas
adoptar las medidas necesarias para que los padres o
tutores del alumnado que se incorpora tardíamente al
sistema educativo reciban el asesoramiento necesario
sobre los derechos, deberes y oportunidades que com-
porta la incorporación al sistema educativo español.
CAPÍTULO II
Compensación de las desigualdades en educación
Artículo 80. Principios.
1. Con el fin de hacer efectivo el principio de igual-
dad en el ejercicio del derecho a la educación, las Admi-
nistraciones públicas desarrollarán acciones de carácter
compensatorio en relación con las personas, grupos y
ámbitos territoriales que se encuentren en situaciones
desfavorables y proveerán los recursos económicos y los
apoyos precisos para ello.
2. Las políticas de educación compensatoria reforza-
rán la acción del sistema educativo de forma que se evi-
ten desigualdades derivadas de factores sociales, econó-
micos, culturales, geográficos, étnicos o de otra índole.
3. Corresponde al Estado y a las Comunidades Autó-
nomas en sus respectivos ámbitos de competencia fijar
sus objetivos prioritarios de educación compensatoria.
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17181
Artículo 81. Escolarización.
1. Corresponde a las Administraciones educativas
asegurar una actuación preventiva y compensatoria
garantizando las condiciones más favorables para la
escolarización, durante la etapa de educación infantil, de
todos los niños cuyas condiciones personales supongan
una desigualdad inicial para acceder a la educación básica
y para progresar en los niveles posteriores.
2. Corresponde a las Administraciones educativas
adoptar medidas singulares en aquellos centros escolares
o zonas geográficas en las cuales resulte necesaria una
intervención educativa compensatoria.
3. En la educación primaria, las Administraciones
educativas garantizarán a todos los alumnos un puesto
escolar gratuito en su propio municipio o zona de escola-
rización establecida.
4. Sin perjuicio de lo dispuesto en el capítulo I de
este mismo título, las Administraciones educativas dota-
rán a los centros públicos y privados concertados de los
recursos humanos y materiales necesarios para compen-
sar la situación de los alumnos que tengan especiales
dificultades para alcanzar los objetivos de la educación
obligatoria, debido a sus condiciones sociales.
Artículo 82. Igualdad de oportunidades en el mundo
rural.
1. Las Administraciones educativas tendrán en
cuenta el carácter particular de la escuela rural a fin de
proporcionar los medios y sistemas organizativos necesa-
rios para atender a sus necesidades específicas y garanti-
zar la igualdad de oportunidades.
2. Sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado 3 del
artículo anterior, en la educación básica, en aquellas
zonas rurales en que se considere aconsejable, se podrá
escolarizar a los niños en un municipio próximo al de su
residencia para garantizar la calidad de la enseñanza. En
este supuesto las Administraciones educativas prestarán
de forma gratuita los servicios escolares de transporte y,
en su caso, comedor e internado.
Artículo 83. Becas y ayudas al estudio.
1. Para garantizar la igualdad de todas las personas
en el ejercicio del derecho a la educación, los estudiantes
con condiciones socioeconómicas desfavorables tendrán
derecho a obtener becas y ayudas al estudio. En la ense-
ñanza postobligatoria las becas y ayudas al estudio ten-
drán en cuenta además el rendimiento escolar de los
alumnos.
2. El Estado establecerá, con cargo a sus Presu-
puestos Generales, un sistema general de becas y ayu-
das al estudio, con el fin de que todas las personas, con
independencia de su lugar de residencia, disfruten de las
mismas condiciones en el ejercicio del derecho a la edu-
cación.
3. A estos efectos, el Gobierno regulará, con carác-
ter básico, las modalidades y cuantías de las becas y
ayudas al estudio a las que se refiere el apartado anterior,
las condiciones económicas y académicas que hayan de
reunir los candidatos, así como los supuestos de incom-
patibilidad, revocación, reintegro y cuantos requisitos
sean precisos para asegurar la igualdad en el acceso a las
citadas becas y ayudas, sin detrimento de las competen-
cias normativas y de ejecución de las Comunidades
Autónomas.
4. Con el fin de articular un sistema eficaz de verifica-
ción y control de las becas y ayudas concedidas, se esta-
blecerán los procedimientos necesarios de información,
coordinación y cooperación entre las diferentes Adminis-
traciones educativas.
CAPÍTULO III
Escolarización en centros públicos y privados
concertados
Artículo 84. Admisión de alumnos.
1. Las Administraciones educativas regularán la
admisión de alumnos en centros públicos y privados con-
certados de tal forma que garantice el derecho a la educa-
ción, el acceso en condiciones de igualdad y la libertad de
elección de centro por padres o tutores. En todo caso, se
atenderá a una adecuada y equilibrada distribución entre
los centros escolares de los alumnos con necesidad espe-
cífica de apoyo educativo.
2. Cuando no existan plazas suficientes, el proceso
de admisión se regirá por los criterios prioritarios de
existencia de hermanos matriculados en el centro o
padres o tutores legales que trabajen en el mismo, proxi-
midad del domicilio o del lugar de trabajo de alguno de
sus padres o tutores legales, rentas anuales de la unidad
familiar, atendiendo a las especificidades que para su
cálculo se aplican a las familias numerosas, y concurren-
cia de discapacidad en el alumno o en alguno de sus
padres o hermanos, sin que ninguno de ellos tenga
carácter excluyente y sin perjuicio de lo establecido en el
apartado 7 de este artículo.
3. En ningún caso habrá discriminación por razón de
nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra
condición o circunstancia personal o social.
4. Las Administraciones educativas podrán solicitar
la colaboración de otras instancias administrativas para
garantizar la autenticidad de los datos que los interesa-
dos y los centros aporten en el proceso de admisión del
alumnado.
5. Los centros públicos adscritos a otros centros
públicos, que impartan etapas diferentes, se considerarán
centros únicos a efectos de aplicación de los criterios de
admisión del alumnado establecidos en la presente Ley.
Asimismo, en los centros públicos que ofrezcan varias
etapas educativas el procedimiento inicial de admisión se
realizará al comienzo de la que corresponda a la menor
edad.
6. Corresponde a las Administraciones educativas
establecer el procedimiento y las condiciones para la ads-
cripción de centros públicos a la que se refiere el apartado
anterior, respetando la posibilidad de libre elección de
centro.
7. En los procedimientos de admisión de alumnos en
centros públicos que impartan educación primaria, edu-
cación secundaria obligatoria o bachillerato, cuando no
existan plazas suficientes, tendrán prioridad aquellos
alumnos que procedan de los centros de educación infan-
til, educación primaria o de educación secundaria obliga-
toria, respectivamente, que tengan adscritos. En el caso
de los centros privados concertados se seguirá un proce-
dimiento análogo, siempre que dichas enseñanzas estén
concertadas.
8. En los centros privados concertados, que impar-
tan varias etapas educativas, el procedimiento inicial de
admisión se realizará al comienzo de la oferta del curso
que sea objeto de concierto y que corresponda a la menor
edad. Este procedimiento se realizará de acuerdo con lo
establecido para los centros públicos.
9. La matriculación de un alumno en un centro
público o privado concertado supondrá respetar su pro-
yecto educativo, sin perjuicio de los derechos reconoci-
dos a los alumnos y a sus familias en las leyes y lo esta-
blecido en el apartado 3 de este artículo.
10. La información de carácter tributario que se
precisa para la acreditación de las condiciones econó-
micas a las que se refieren el artículo 84.2 de esta Ley,
será suministrada directamente a la Administración
17182 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
educativa por la Agencia Estatal de Administración Tri-
butaria y por los órganos competentes de la Comuni-
dad Autónoma del País Vasco y la Comunidad Foral de
Navarra, a través de medios informáticos o telemáticos,
en el marco de colaboración que se establezca en los
términos y con los requisitos a que se refiere la disposi-
ción adicional cuarta de la Ley 40/1998, de 9 de diciem-
bre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
y otras Normas Tributarias, y las disposiciones que las
desarrollan.
11. En la medida en que a través del indicado marco
de colaboración se pueda disponer de dicha información,
no se exigirá a los interesados que aporten individual-
mente certificaciones expedidas por la Agencia Estatal
de Administración Tributaria y por los órganos mencio-
nados en el apartado anterior, ni la presentación, en ori-
ginal, copia o certificación, de sus declaraciones tributa-
rias. En estos supuestos, el certificado será sustituido por
declaración responsable del interesado de que cumple
las obligaciones señaladas, así como autorización
expresa del mismo para que la Agencia Estatal de Admi-
nistración Tributaria o los órganos competentes de la
Comunidad Autónoma del País Vasco y la Comunidad
Foral de Navarra, suministren la información a la Admi-
nistración educativa.
Artículo 85. Condiciones específicas de admisión de
alumnos en etapas postobligatorias.
1. Para las enseñanzas de bachillerato, además de a
los criterios establecidos en el artículo anterior, se aten-
derá al expediente académico de los alumnos.
2. En los procedimientos de admisión de alumnos a
los ciclos formativos de grado medio o de grado superior
de formación profesional, cuando no existan plazas sufi-
cientes, se atenderá exclusivamente al expediente acadé-
mico de los alumnos con independencia de que éstos
procedan del mismo centro o de otro distinto.
3. Aquellos alumnos que cursen simultáneamente
enseñanzas regladas de música o danza y enseñanzas
de educación secundaria tendrán prioridad para ser
admitidos en los centros que impartan enseñanzas de
educación secundaria que la Administración educativa
determine. El mismo tratamiento se aplicará a los
alumnos que sigan programas deportivos de alto ren-
dimiento.
Artículo 86. Igualdad en la aplicación de las normas de
admisión.
1. Las Administraciones educativas garantizarán
la igualdad en la aplicación de las normas de admi-
sión, lo que incluye el establecimiento de las mismas
áreas de influencia para los centros públicos y priva-
dos concertados, de un mismo municipio o ámbito
territorial.
2. Sin perjuicio de las competencias que le son
propias, las Administraciones educativas podrán cons-
tituir comisiones u órganos de garantías de admisión,
que deberán en todo caso, constituirse cuando la
demanda de plazas en algún centro educativo del
ámbito de actuación de la comisión supere la oferta.
Estas comisiones recibirán de los centros toda la infor-
mación y documentación precisa para el ejercicio de
estas funciones. Dichas comisiones supervisarán el
proceso de admisión de alumnos, el cumplimiento de
las normas que lo regulan y propondrán a las Adminis-
traciones educativas las medidas que estimen adecua-
das. Estas comisiones u órganos estarán integrados
por representantes de la Administración educativa, de
la Administración local, de los padres, de los profesores
y de los centros públicos y privados concertados.
3. Las familias podrán presentar al centro en que
deseen escolarizar a sus hijos las solicitudes de admisión,
que, en todo caso, deberán ser tramitadas.
Artículo 87. Equilibrio en la admisión de alumnos.
1. Con el fin de asegurar la calidad educativa para
todos, la cohesión social y la igualdad de oportunidades,
las Administraciones garantizarán una adecuada y equili-
brada escolarización del alumnado con necesidad especí-
fica de apoyo educativo. Para ello, establecerán la propor-
ción de alumnos de estas características que deban ser
escolarizados en cada uno de los centros públicos y priva-
dos concertados y garantizarán los recursos personales y
económicos necesarios a los centros para ofrecer dicho
apoyo.
2. Para facilitar la escolarización y garantizar el
derecho a la educación del alumnado con necesidad
específica de apoyo educativo las Administraciones edu-
cativas podrán reservarle hasta el final del período de
preinscripción y matrícula una parte de las plazas de los
centros públicos y privados concertados. Asimismo,
podrán autorizar un incremento de hasta un diez por
ciento del número máximo de alumnos por aula en los
centros públicos y privados concertados de una misma
área de escolarización para atender necesidades inme-
diatas de escolarización del alumnado de incorporación
tardía.
3. Las Administraciones educativas adoptarán las
medidas de escolarización previstas en los apartados
anteriores atendiendo a las condiciones socioeconómicas
y demográficas del área respectiva, así como a las de
índole personal o familiar del alumnado que supongan
una necesidad específica de apoyo educativo.
4. Los centros públicos y privados concertados están
obligados a mantener escolarizados a todos sus alumnos,
hasta el final de la enseñanza obligatoria, salvo cambio de
centro producido por voluntad familiar o por aplicación
de alguno de los supuestos previstos en la normativa
sobre derechos y deberes de los alumnos.
Artículo 88. Garantías de gratuidad.
1. Para garantizar la posibilidad de escolarizar a
todos los alumnos sin discriminación por motivos
socioeconómicos, en ningún caso podrán los centros
públicos o privados concertados percibir cantidades de
las familias por recibir las enseñanzas de carácter gra-
tuito, imponer a las familias la obligación de hacer aporta-
ciones a fundaciones o asociaciones ni establecer servi-
cios obligatorios, asociados a las enseñanzas, que
requieran aportación económica, por parte de las familias
de los alumnos. En el marco de lo dispuesto en el
artícu lo 51 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, regula-
dora del Derecho a la Educación, quedan excluidas de
esta categoría las actividades extraescolares, las comple-
mentarias, y los servicios escolares, que, en todo caso,
tendrán carácter voluntario.
2. Las Administraciones educativas dotarán a los
centros de los recursos necesarios para hacer posible la
gratuidad de las enseñanzas de carácter gratuito.
CAPÍTULO IV
Premios, concursos y reconocimientos
Artículo 89. Premios y concursos.
El Ministerio de Educación y Ciencia, sin perjuicio de
las competencias de las Comunidades Autónomas, podrá
establecer, por sí mismo o en colaboración con otras enti-
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17183
dades, premios y concursos de carácter estatal destina-
dos a alumnos, profesores o centros escolares.
Artículo 90. Reconocimientos.
El Ministerio de Educación y Ciencia, así como las
Comunidades Autónomas, podrán reconocer y premiar la
labor didáctica o de investigación de profesores y centros,
facilitando la difusión entre los distintos centros escolares
de los trabajos o experiencias que han merecido dicho
reconocimiento por su calidad y esfuerzo.
TÍTULO III
Profesorado
CAPÍTULO I
Funciones del profesorado
Artículo 91. Funciones del profesorado.
1. Las funciones del profesorado son, entre otras, las
siguientes:
a) La programación y la enseñanza de las áreas,
materias y módulos que tengan encomendados.
b) La evaluación del proceso de aprendizaje del
alumnado, así como la evaluación de los procesos de
enseñanza.
c) La tutoría de los alumnos, la dirección y la orienta-
ción de su aprendizaje y el apoyo en su proceso educa-
tivo, en colaboración con las familias.
d) La orientación educativa, académica y profesional
de los alumnos, en colaboración, en su caso, con los ser-
vicios o departamentos especializados.
e) La atención al desarrollo intelectual, afectivo, psi-
comotriz, social y moral del alumnado.
f) La promoción, organización y participación en las
actividades complementarias, dentro o fuera del recinto
educativo, programadas por los centros.
g) La contribución a que las actividades del centro se
desarrollen en un clima de respeto, de tolerancia, de par-
ticipación y de libertad para fomentar en los alumnos los
valores de la ciudadanía democrática.
h) La información periódica a las familias sobre el
proceso de aprendizaje de sus hijos e hijas, así como la
orientación para su cooperación en el mismo.
i) La coordinación de las actividades docentes, de
gestión y de dirección que les sean encomendadas.
j) La participación en la actividad general del centro.
k) La participación en los planes de evaluación que
determinen las Administraciones educativas o los propios
centros.
l) La investigación, la experimentación y la mejora
continua de los procesos de enseñanza correspondiente.
2. Los profesores realizarán las funciones expresa-
das en el apartado anterior bajo el principio de colabora-
ción y trabajo en equipo.
CAPÍTULO II
Profesorado de las distintas enseñanzas
Artículo 92. Profesorado de educación infantil.
1. La atención educativa directa a los niños del pri-
mer ciclo de educación infantil correrá a cargo de profe-
sionales que posean el título de Maestro con la especiali-
zación en educación infantil o el título de Grado
equivalente y, en su caso, de otro personal con la debida
titulación para la atención a las niñas y niños de esta
edad. En todo caso, la elaboración y seguimiento de la
propuesta pedagógica a la que hace referencia el apar-
tado 2 del artículo 14, estarán bajo la responsabilidad de
un profesional con el título de Maestro de educación
infantil o título de Grado equivalente.
2. El segundo ciclo de educación infantil será impar-
tido por profesores con el título de Maestro y la especiali-
dad en educación infantil o el título de Grado equivalente
y podrán ser apoyados, en su labor docente, por maestros
de otras especialidades cuando las enseñanzas imparti-
das lo requieran.
Artículo 93. Profesorado de educación primaria.
1. Para impartir las enseñanzas de educación prima-
ria será necesario tener el título de Maestro de educación
primaria o el título de Grado equivalente, sin perjuicio de
la habilitación de otras titulaciones universitarias que, a
efectos de docencia pudiera establecer el Gobierno para
determinadas áreas, previa consulta a las Comunidades
Autónomas.
2. La educación primaria será impartida por maes-
tros, que tendrán competencia en todas las áreas de este
nivel. La enseñanza de la música, de la educación física,
de los idiomas extranjeros o de aquellas otras enseñanzas
que determine el Gobierno, previa consulta a las Comuni-
dades Autónomas, serán impartidas por maestros con la
especialización o cualificación correspondiente.
Artículo 94. Profesorado de educación secundaria obli-
gatoria y de bachillerato.
Para impartir las enseñanzas de educación secundaria
obligatoria y de bachillerato será necesario tener el título
de Licenciado, Ingeniero o Arquitecto, o el título de Grado
equivalente, además de la formación pedagógica y didác-
tica de nivel de Postgrado, de acuerdo con lo dispuesto en
el artículo 100 de la presente Ley, sin perjuicio de la habi-
litación de otras titulaciones que, a efectos de docencia
pudiera establecer el Gobierno para determinadas áreas,
previa consulta a las Comunidades Autónomas.
Artículo 95. Profesorado de formación profesional.
1. Para impartir enseñanzas de formación profesio-
nal se exigirán los mismos requisitos de titulación y for-
mación establecidos en el artículo anterior para la educa-
ción secundaria obligatoria y el bachillerato, sin perjuicio
de la habilitación de otras titulaciones que, a efectos de
docencia pudiera establecer el Gobierno para determina-
dos módulos, previa consulta a las Comunidades Autó-
nomas.
2. Excepcionalmente, para determinados módulos
se podrá incorporar, como profesores especialistas, aten-
diendo a su cualificación y a las necesidades del sistema
educativo, a profesionales, no necesariamente titulados,
que desarrollen su actividad en el ámbito laboral. Dicha
incorporación se realizará en régimen laboral o adminis-
trativo, de acuerdo con la normativa que resulte de apli-
cación.
Artículo 96. Profesorado de enseñanzas artísticas.
1. Para ejercer la docencia de las enseñanzas artísti-
cas será necesario estar en posesión del título de Licen-
ciado, Ingeniero o Arquitecto, o del título de Grado corres-
pondiente o titulación equivalente a efectos de docencia,
sin perjuicio de la intervención educativa de otros profe-
sionales en el caso de las enseñanzas de artes plásticas y
diseño de grado medio y de grado superior y de la habili-
17184 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
tación de otras titulaciones que, a efectos de docencia,
pudiera establecer el Gobierno para determinados módu-
los, previa consulta a las Comunidades Autónomas. En el
caso de las enseñanzas artísticas profesionales se reque-
rirá, asimismo, la formación pedagógica y didáctica a la
que se refiere el artículo 100 de esta Ley.
2. En la regulación de las enseñanzas artísticas supe-
riores el Gobierno, previa consulta a las Comunidades
Autónomas, podrá incluir otras exigencias para el profe-
sorado que las asuma, derivadas de las condiciones de
inserción de estas enseñanzas en el marco de la educa-
ción superior.
3. Excepcionalmente, para determinados módulos o
materias, se podrá incorporar como profesores especia-
listas, atendiendo a su cualificación y a las necesidades
del sistema educativo, a profesionales, no necesaria-
mente titulados, que desarrollen su actividad en el ámbito
laboral. Dicha incorporación se realizará en régimen labo-
ral o administrativo, de acuerdo con la normativa que
resulte de aplicación.
4. Para las enseñanzas artísticas superiores, excep-
cionalmente, se podrá incorporar como profesores espe-
cialistas, atendiendo a su cualificación y a las necesidades
del sistema educativo, a profesionales, no necesaria-
mente titulados, de nacionalidad extranjera. Dicha incor-
poración se realizará en régimen laboral o administrativo,
de acuerdo con la normativa que resulte de aplicación y
deberá cumplirse el contenido de los artículos 9.5 y 36 de
la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y
libertades de los extranjeros en España y su integración
social, salvo en el caso de nacionales de los Estados
miembros de la Unión Europea o de aquellos a quienes
sea de aplicación el régimen comunitario de extranjería.
Para estas enseñanzas el Gobierno, previa consulta a las
Comunidades Autónomas, establecerá la figura de profe-
sor emérito.
Artículo 97. Profesorado de enseñanzas de idiomas.
1. Para impartir enseñanzas de idiomas se exigirán
los mismos requisitos de titulación y formación estableci-
dos en el artículo 94 para la educación secundaria obliga-
toria y el bachillerato.
2. Las Administraciones educativas, excepcional-
mente, podrán incorporar como profesores especialistas,
atendiendo a su cualificación y a las necesidades del sis-
tema educativo, a profesionales, no necesariamente titu-
lados, de nacionalidad extranjera. Dicha incorporación se
realizará en régimen laboral o administrativo, de acuerdo
con la normativa que resulte de aplicación y deberá cum-
plirse el contenido de los artículos 9.5 y 36 de la Ley Orgá-
nica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades
de los extranjeros en España y su integración social, salvo
en el caso de nacionales de los Estados miembros de la
Unión Europea o de aquellos a quienes sea de aplicación
el régimen comunitario de extranjería.
Artículo 98. Profesorado de enseñanzas deportivas.
1. Para ejercer la docencia en las enseñanzas depor-
tivas será necesario estar en posesión del título de Licen-
ciado, Ingeniero o Arquitecto, o el título de Grado corres-
pondiente o titulación equivalente a efectos de docencia.
Se requerirá asimismo la formación pedagógica y didác-
tica a la que se refiere el artículo 100 de esta Ley. El
Gobierno habilitará otras titulaciones para la docencia en
determinados módulos y bloques previa consulta a las
Comunidades Autónomas.
2. Excepcionalmente, para determinadas materias
las Administraciones educativas podrán incorporar como
profesores especialistas, atendiendo a su cualificación y a
las necesidades del sistema educativo, a profesionales,
no necesariamente titulados, que desarrollen su actividad
en el ámbito deportivo y laboral. Dicha incorporación se
realizará en régimen laboral o administrativo, de acuerdo
con la normativa que resulte de aplicación.
Artículo 99. Profesorado de educación de personas
adultas.
Los profesores de enseñanzas para las personas adul-
tas comprendidas en la presente Ley, que conduzcan a la
obtención de un título académico o profesional, deberán
contar con la titulación establecida con carácter general
para impartir las respectivas enseñanzas. Las Administra-
ciones educativas facilitarán a estos profesores una for-
mación adecuada para responder a las características de
las personas adultas.
CAPÍTULO III
Formación del profesorado
Artículo 100. Formación inicial.
1. La formación inicial del profesorado se ajustará a
las necesidades de titulación y de cualificación requeridas
por la ordenación general del sistema educativo. Su con-
tenido garantizará la capacitación adecuada para afrontar
los retos del sistema educativo y adaptar las enseñanzas
a las nuevas necesidades formativas.
2. Para ejercer la docencia en las diferentes enseñan-
zas reguladas en la presente Ley, será necesario estar en
posesión de las titulaciones académicas correspondien-
tes y tener la formación pedagógica y didáctica que el
Gobierno establezca para cada enseñanza.
3. Corresponde a las Administraciones educativas
establecer los convenios oportunos con las universidades
para la organización de la formación pedagógica y didác-
tica a la que se refiere el apartado anterior.
4. La formación inicial del profesorado de las dife-
rentes enseñanzas reguladas en la presente Ley se adap-
tará al sistema de grados y postgrados del espacio
europeo de educación superior según lo que establezca la
correspondiente normativa básica.
Artículo 101. Incorporación a la docencia en centros
públicos.
El primer curso de ejercicio de la docencia en centros
públicos se desarrollará bajo la tutoría de profesores
experimentados. El profesor tutor y el profesor en forma-
ción compartirán la responsabilidad sobre la programa-
ción de las enseñanzas de los alumnos de este último.
Artículo 102. Formación permanente.
1. La formación permanente constituye un derecho y
una obligación de todo el profesorado y una responsabili-
dad de las Administraciones educativas y de los propios
centros.
2. Los programas de formación permanente, debe-
rán contemplar la adecuación de los conocimientos y
métodos a la evolución de las ciencias y de las didácticas
específicas, así como todos aquellos aspectos de coordi-
nación, orientación, tutoría, atención educativa a la diver-
sidad y organización encaminados a mejorar la calidad de
la enseñanza y el funcionamiento de los centros. Asi-
mismo, deberán incluir formación específica en materia
de igualdad en los términos establecidos en el artículo
siete de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de
Medidas de Protección Integral contra la Violencia de
Género.
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17185
3. Las Administraciones educativas promoverán la
utilización de las tecnologías de la información y la comu-
nicación y la formación en lenguas extranjeras de todo el
profesorado, independientemente de su especialidad,
estableciendo programas específicos de formación en
este ámbito. Igualmente, les corresponde fomentar pro-
gramas de investigación e innovación.
4. El Ministerio de Educación y Ciencia podrá ofrecer
programas de formación permanente de carácter estatal,
dirigidos a profesores de todas las enseñanzas reguladas
en la presente Ley y establecer, a tal efecto, los convenios
oportunos con las instituciones correspondientes.
Artículo 103. Formación permanente del profesorado de
centros públicos.
1. Las Administraciones educativas planificarán las
actividades de formación del profesorado, garantizarán
una oferta diversificada y gratuita de estas actividades y
establecerán las medidas oportunas para favorecer la par-
ticipación del profesorado en ellas. Asimismo, les corres-
ponde facilitar el acceso de los profesores a titulaciones
que permitan la movilidad entre las distintas enseñanzas,
incluidas las universitarias, mediante los acuerdos opor-
tunos con las universidades.
2. El Ministerio de Educación y Ciencia, en colabora-
ción con las Comunidades Autónomas, favorecerá la
movilidad internacional de los docentes, los intercambios
puesto a puesto y las estancias en otros países.
CAPÍTULO IV
Reconocimiento, apoyo y valoración del profesorado
Artículo 104. Reconocimiento y apoyo al profesorado.
1. Las Administraciones educativas velarán por que
el profesado reciba el trato, la consideración y el respeto
acordes con la importancia social de su tarea.
2. Las Administraciones educativas prestarán una
atención prioritaria a la mejora de las condiciones en que
el profesorado realiza su trabajo y al estímulo de una cre-
ciente consideración y reconocimiento social de la fun-
ción docente.
3. Dada la exigencia de formación permanente del
profesorado y la necesidad de actualización, innovación e
investigación que acompaña a la función docente, el pro-
fesorado debidamente acreditado dispondrá de acceso
gratuito a las bibliotecas y museos dependientes de los
poderes públicos. Asimismo, podrán hacer uso de los
servicios de préstamo de libros y otros materiales que
ofrezcan dichas bibliotecas. A tal fin, los directores de los
centros educativos facilitarán al profesorado la acredita-
ción correspondiente.
Artículo 105. Medidas para el profesorado de centros
públicos.
1. Corresponde a las Administraciones educativas,
respecto del profesorado de los centros públicos, adoptar
las medidas oportunas para garantizar la debida protec-
ción y asistencia jurídica, así como la cobertura de la res-
ponsabilidad civil, en relación con los hechos que se
deriven de su ejercicio profesional.
2. Las Administraciones educativas, respecto al pro-
fesorado de los centros públicos, favorecerán:
a) El reconocimiento de la función tutorial, mediante
los oportunos incentivos profesionales y económicos.
b) El reconocimiento de la labor del profesorado,
atendiendo a su especial dedicación al centro y a la
implantación de planes que supongan innovación educa-
tiva, por medio de los incentivos económicos y profesio-
nales correspondientes.
c) El reconocimiento del trabajo de los profesores
que impartan clases de su materia en una lengua extran-
jera en los centros bilingües.
d) El desarrollo de licencias retribuidas, de acuerdo
con las condiciones y requisitos que establezcan, con el
fin de estimular la realización de actividades de formación
y de investigación e innovación educativas que reviertan
en beneficio directo del propio sistema educativo.
e) La reducción de jornada lectiva de aquellos profe-
sores mayores de 55 años que lo soliciten, con la corres-
pondiente disminución proporcional de las retribuciones.
Podrán, asimismo, favorecer la sustitución parcial de la
jornada lectiva por actividades de otra naturaleza sin
reducción de sus retribuciones.
Artículo 106. Evaluación de la función pública docente.
1. A fin de mejorar la calidad de la enseñanza y el
trabajo de los profesores, las Administraciones educati-
vas elaborarán planes para la evaluación de la función
docente, con la participación del profesorado.
2. Los planes para la valoración de la función
docente, que deben ser públicos, incluirán los fines y los
criterios precisos de la valoración y la forma de participa-
ción del profesorado, de la comunidad educativa y de la
propia Administración.
3. Las Administraciones educativas fomentarán asi-
mismo la evaluación voluntaria del profesorado.
4. Corresponde a las Administraciones educativas
disponer los procedimientos para que los resultados de la
valoración de la función docente sean tenidos en cuenta
de modo preferente en los concursos de traslados y en la
carrera docente, junto con las actividades de formación,
investigación e innovación.
TÍTULO IV
Centros docentes
CAPÍTULO I
Principios generales
Artículo 107. Régimen jurídico.
1. Los centros docentes que ofrezcan enseñanzas
reguladas en esta Ley se regirán por lo dispuesto en la
Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, Reguladora del Dere-
cho a la Educación, en la presente Ley Orgánica y en las
disposiciones que la desarrollen, así como por lo estable-
cido en las demás normas vigentes que les sean de apli-
cación, sin perjuicio de lo previsto en los apartados
siguientes de este artículo.
2. En relación con los centros integrados y de refe-
rencia nacional de formación profesional se estará a lo
dispuesto en la Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio, de las
Cualificaciones y de la Formación Profesional y en las nor-
mas que la desarrollen.
3. Corresponde a las Comunidades Autónomas
regular la organización de los centros que ofrezcan algu-
nas de las enseñanzas artísticas superiores definidas
como tales en el artículo 45 de esta Ley.
4. Corresponde al Gobierno la regulación y la ges-
tión de los centros docentes públicos españoles en el
exterior.
5. Las Administraciones educativas podrán conside-
rar centro educativo, a los efectos de organización, ges-
17186 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
tión y administración, la agrupación de centros públicos
ubicados en un ámbito territorial determinado.
Artículo 108. Clasificación de los centros.
1. Los centros docentes se clasifican en públicos y
privados.
2. Son centros públicos aquellos cuyo titular sea una
administración pública.
3. Son centros privados aquellos cuyo titular sea una
persona física o jurídica de carácter privado y son centros
privados concertados los centros privados acogidos al
régimen de conciertos legalmente establecido. Se entiende
por titular de un centro privado la persona física o jurídica
que conste como tal en el Registro de centros de la corres-
pondiente Administración educativa.
4. La prestación del servicio público de la educación
se realizará, a través de los centros públicos y privados
concertados.
5. Los centros docentes orientarán su actividad a la
consecución de los principios y fines de la educación esta-
blecidos en la presente Ley.
6. Los padres o tutores, en relación con la educación
de sus hijos o pupilos, tienen derecho, de acuerdo con lo
establecido en el artículo 4 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3
de julio, reguladora del Derecho a la Educación, a escoger
centro docente tanto público como distinto de los creados
por los poderes públicos, a los que se refiere el apartado 3
del presente artículo.
Artículo 109. Programación de la red de centros.
1. En la programación de la oferta de plazas, las
Administraciones educativas armonizarán las exigencias
derivadas de la obligación que tienen los poderes públi-
cos de garantizar el derecho de todos a la educación y los
derechos individuales de alumnos, padres y tutores.
2. Las Administraciones educativas programarán la
oferta educativa de las enseñanzas que en esta Ley se
declaran gratuitas teniendo en cuenta la oferta existente
de centros públicos y privados concertados y, como
garantía de la calidad de la enseñanza, una adecuada y
equilibrada escolarización de los alumnos con necesidad
específica de apoyo educativo. Asimismo, las Administra-
ciones educativas garantizarán la existencia de plazas
públicas suficientes especialmente en las zonas de nueva
población.
3. Las Administraciones educativas deberán tener
en cuenta las consignaciones presupuestarias existentes
y el principio de economía y eficiencia en el uso de los
recursos públicos.
Artículo 110. Accesibilidad.
1. Los centros educativos existentes que no reúnan
las condiciones de accesibilidad exigidas por la legisla-
ción vigente en la materia, deberán adecuarse en los pla-
zos y con arreglo a los criterios establecidos por la
Ley 51/2003, de 2 de diciembre, de igualdad de oportuni-
dades, no discriminación y accesibilidad universal, y en
sus normas de desarrollo.
2. Las Administraciones educativas promoverán
programas para adecuar las condiciones físicas, incluido
el transporte escolar, y tecnológicas de los centros y los
dotarán de los recursos materiales y de acceso al currí-
culo adecuados a las necesidades del alumnado que
escolariza, especialmente en el caso de personas con dis-
capacidad, de modo que no se conviertan en factor de
discriminación y garanticen una atención inclusiva y uni-
versalmente accesible a todos los alumnos.
CAPÍTULO II
Centros públicos
Artículo 111. Denominación de los centros públicos.
1. Los centros públicos que ofrecen educación infantil
se denominarán escuelas infantiles, los que ofrecen educa-
ción primaria, colegios de educación primaria, los que ofre-
cen educación secundaria obligatoria, bachillerato y forma-
ción profesional, institutos de educación secundaria.
2. Los centros públicos que ofrecen educación infan-
til y educación primaria se denominarán colegios de edu-
cación infantil y primaria.
3. Los centros públicos que ofrecen enseñanzas pro-
fesionales de artes plásticas y diseño se denominarán
escuelas de arte; los que ofrecen enseñanzas profesiona-
les y, en su caso, elementales, de música y danza, conser-
vatorios. Los centros que ofrecen enseñanzas artísticas
superiores tendrán las denominaciones a las que se
refiere el artículo 58 de esta Ley.
4. Los centros que ofrecen enseñanzas dirigidas a
alumnos con necesidades educativas especiales que no
puedan ser atendidas en el marco de las medidas de aten-
ción a la diversidad de los centros ordinarios, se denomi-
narán centros de educación especial.
5. Corresponde a las Administraciones educativas
determinar la denominación de aquellos centros públicos
que ofrezcan enseñanzas agrupadas de manera distinta a
las definidas en los puntos anteriores.
Artículo 112. Medios materiales y humanos.
1. Corresponde a las Administraciones educativas
dotar a los centros públicos de los medios materiales y
humanos necesarios para ofrecer una educación de calidad
y garantizar la igualdad de oportunidades en la educación.
2. En el contexto de lo dispuesto en el apartado ante-
rior, los centros dispondrán de la infraestructura informá-
tica necesaria para garantizar la incorporación de las tecno-
logías de la información y la comunicación en los procesos
educativos. Corresponde a las Administraciones educati-
vas proporcionar servicios educativos externos y facilitar la
relación de los centros públicos con su entorno y la utiliza-
ción por parte del centro de los recursos próximos, tanto
propios como de otras Administraciones públicas.
3. Los centros que escolaricen alumnado con nece-
sidad específica de apoyo educativo, en proporción
mayor a la establecida con carácter general o para la
zona en la que se ubiquen, recibirán los recursos comple-
mentarios necesarios para atender adecuadamente a
este alumnado.
4. Las Administraciones educativas facilitarán que
aquellos centros que, por su número de unidades, no pue-
dan disponer de los especialistas a los que se refiere el
artículo 93 de esta Ley, reciban los apoyos necesarios para
asegurar la calidad de las correspondientes enseñanzas.
5. Las Administraciones educativas potenciarán que
los centros públicos puedan ofrecer actividades y servi-
cios complementarios a fin de favorecer que amplíen su
oferta educativa para atender las nuevas demandas socia-
les, así como que puedan disponer de los medios adecua-
dos, particularmente de aquellos centros que atiendan a
una elevada población de alumnos con necesidad especí-
fica de apoyo educativo.
Artículo 113. Bibliotecas escolares.
1. Los centros de enseñanza dispondrán de una
biblioteca escolar.
2. Las Administraciones educativas completarán la
dotación de las bibliotecas de los centros públicos de
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17187
forma progresiva. A tal fin elaborarán un plan que per-
mita alcanzar dicho objetivo dentro del periodo de
implantación de la presente Ley.
3. Las bibliotecas escolares contribuirán a fomentar
la lectura y a que el alumno acceda a la información y
otros recursos para el aprendizaje de las demás áreas y
materias y pueda formarse en el uso crítico de los mis-
mos. Igualmente, contribuirán a hacer efectivo lo dis-
puesto en los artículos 19.3 y 26.2 de la presente Ley.
4. La organización de las bibliotecas escolares
deberá permitir que funcionen como un espacio abierto a
la comunidad educativa de los centros respectivos.
5. Los centros podrán llegar a acuerdos con los
municipios respectivos, para el uso de bibliotecas munici-
pales con las finalidades previstas en este artículo.
CAPÍTULO III
Centros privados
Artículo 114. Denominación.
Los centros privados podrán adoptar cualquier deno-
minación, excepto la que corresponde a centros públicos
o pueda inducir a confusión con ellos.
Artículo 115. Carácter propio de los centros privados.
1. Los titulares de los centros privados tendrán derecho
a establecer el carácter propio de los mismos que, en todo
caso, deberá respetar los derechos garantizados a profeso-
res, padres y alumnos en la Constitución y en las leyes.
2. El carácter propio del centro deberá ser puesto en
conocimiento por el titular del centro a los distintos secto-
res de la comunidad educativa, así como a cuantos pudie-
ran estar interesados en acceder al mismo. La matricula-
ción de un alumno supondrá el respeto del carácter
propio del centro, que deberá respetar a su vez, los dere-
chos de los alumnos y sus familias reconocidos en la
Constitución y en las leyes.
3. Cualquier modificación en el carácter propio de un
centro privado, por cambio en la titularidad o por cual-
quier otra circunstancia, deberá ponerse en conocimiento
de la comunidad educativa con antelación suficiente. En
cualquier caso, la modificación del carácter propio, una
vez iniciado el curso, no podrá surtir efectos antes de fina-
lizado el proceso de admisión y matriculación de los
alumnos para el curso siguiente.
CAPÍTULO IV
Centros privados concertados
Artículo 116. Conciertos.
1. Los centros privados que ofrezcan enseñanzas
declaradas gratuitas en esta Ley y satisfagan necesidades
de escolarización, en el marco de lo dispuesto en los
artícu los 108 y 109, podrán acogerse al régimen de con-
ciertos en los términos legalmente establecidos. Los cen-
tros que accedan al régimen de concertación educativa
deberán formalizar con la Administración educativa que
proceda el correspondiente concierto.
2. Entre los centros que cumplan los requisitos esta-
blecidos en el apartado anterior, tendrán preferencia para
acogerse al régimen de conciertos aquellos que, atiendan
a poblaciones escolares de condiciones económicas des-
favorables o los que realicen experiencias de interés
pedagógico para el sistema educativo. En todo caso, ten-
drán preferencia los centros que, cumpliendo los criterios
anteriormente señalados, estén constituidos y funcionen
en régimen de cooperativa.
3. Corresponde al Gobierno establecer los aspec-
tos básicos a los que deben someterse los conciertos.
Estos aspectos se referirán al cumplimiento de los
requisitos previstos en la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de
julio, del Derecho a la Educación y en las normas que le
sean de aplicación de la presente Ley, a la tramitación
de la solicitud, la duración máxima del concierto y las
causas de extinción, a las obligaciones de la titularidad
del centro concertado y de la Administración educativa,
al sometimiento del concierto al derecho administrativo,
a las singularidades del régimen del profesorado sin
relación laboral, a la constitución del Consejo Escolar
del centro al que se otorga el concierto y a la designa-
ción del director.
4. Corresponde a las Comunidades Autónomas dic-
tar las normas necesarias para el desarrollo del régimen
de conciertos educativos, de acuerdo con lo previsto en el
presente artículo y en el marco de lo dispuesto en los
artícu los 108 y 109. El concierto establecerá los derechos y
obligaciones recíprocas en cuanto a régimen económico,
duración, prórroga y extinción del mismo, número de uni-
dades escolares concertadas y demás condiciones, con
sujeción a las disposiciones reguladoras del régimen de
conciertos.
5. Los conciertos podrán afectar a varios centros
siempre que pertenezcan a un mismo titular.
6. Las Administraciones educativas podrán concer-
tar, con carácter preferente, los programas de cualifica-
ción profesional inicial que, conforme a lo previsto en la
presente Ley, los centros privados concertados de educa-
ción secundaria obligatoria impartan a su alumnado.
Dichos conciertos tendrán carácter singular.
7. El concierto para las enseñanzas postobligatorias
tendrá carácter singular.
Artículo 117. Módulos de concierto.
1. La cuantía global de los fondos públicos destina-
dos al sostenimiento de los centros privados concertados,
para hacer efectiva la gratuidad de las enseñanzas objeto
de concierto, se establecerá en los presupuestos de las
Administraciones correspondientes.
2. A efectos de distribución de la cuantía global a
que hace referencia el apartado anterior, el importe del
módulo económico por unidad escolar se fijará anual-
mente en los Presupuestos Generales del Estado y, en su
caso, en los de las Comunidades Autónomas, no pudiendo
en éstos ser inferior al que se establezca en los primeros
en ninguna de las cantidades en que se diferencia el
citado módulo de acuerdo con lo que se establece en el
apartado siguiente.
3. En el módulo, cuya cuantía asegurará que la ense-
ñanza se imparta en condiciones de gratuidad, se diferen-
ciarán:
a) Los salarios del personal docente, incluidas las
cotizaciones por cuota patronal a la Seguridad Social que
correspondan a los titulares de los centros.
b) Las cantidades asignadas a otros gastos, que
comprenderán las de personal de administración y servi-
cios, las ordinarias de mantenimiento, conservación y
funcionamiento, así como las cantidades que correspon-
dan a la reposición de inversiones reales. Asimismo,
podrán considerarse las derivadas del ejercicio de la fun-
ción directiva no docente. En ningún caso, se computarán
intereses del capital propio. Las citadas cantidades se fija-
rán con criterios análogos a los aplicados a los centros
públicos.
c) Las cantidades pertinentes para atender el pago
de los conceptos de antigüedad del personal docente de
los centros privados concertados y consiguiente repercu-
17188 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
sión en las cuotas de la Seguridad Social; pago de las
sustituciones del profesorado y los derivados del ejercicio
de la función directiva docente; pago de las obligaciones
derivadas del ejercicio de las garantías reconocidas a los
representantes legales de los trabajadores según lo esta-
blecido en el artículo 68 del Estatuto de los Trabajadores.
Tales cantidades se recogerán en un fondo general que se
distribuirá de forma individualizada entre el personal
docente de los centros privados concertados, de acuerdo
con las circunstancias que concurran en cada profesor y
aplicando criterios análogos a los fijados para el profeso-
rado de los centros públicos.
4. Las cantidades correspondientes a los salarios del
personal docente a que hace referencia el apartado ante-
rior, posibilitarán la equiparación gradual de su remune-
ración con la del profesorado público de las respectivas
etapas.
5. Los salarios del personal docente serán abonados
por la Administración al profesorado como pago dele-
gado y en nombre de la entidad titular del centro, con
cargo y a cuenta de las cantidades previstas en el apar-
tado anterior. A tal fin, el titular del centro, en su condi-
ción de empleador en la relación laboral, facilitará a la
Administración las nóminas correspondientes, así como
sus eventuales modificaciones.
6. La Administración no podrá asumir alteraciones
en los gastos de personal y costes laborales del profeso-
rado, derivadas de convenios colectivos que superen el
porcentaje de incremento global de las cantidades corres-
pondientes a salarios a que hace referencia el apartado 3
de este artículo.
7. Las Administraciones educativas podrán incre-
mentar los módulos para los centros privados concerta-
dos que escolaricen alumnos con necesidad específica
de apoyo educativo en proporción mayor a la estable-
cida con carácter general o para la zona en la que se
ubiquen.
8. La reglamentación que desarrolle el régimen de
conciertos tendrá en cuenta las características específi-
cas de las cooperativas de enseñanza y de los profeso-
res sin relación laboral con la titularidad del centro, a
fin de facilitar la gestión de sus recursos económicos y
humanos.
9. En la Ley de Presupuestos Generales del Estado
se determinará el importe máximo de las cuotas que los
centros con concierto singular podrán percibir de las
familias.
TÍTULO V
Participación, autonomía y gobierno de los centros
CAPÍTULO I
Participación en el funcionamiento y el gobierno
de los centros
Artículo 118. Principios generales.
1. La participación es un valor básico para la forma-
ción de ciudadanos autónomos, libres, responsables y
comprometidos con los principios y valores de la Consti-
tución.
2. La participación, autonomía y gobierno de los
centros que ofrezcan enseñanzas reguladas en esta Ley
se ajustarán a lo dispuesto en ella y en la Ley Orgá-
nica 8/1985, de 3 de julio, Reguladora del Derecho a la
Educación, y en las normas que se dicten en desarrollo
de las mismas.
3. Las Administraciones educativas fomentarán, en
el ámbito de su competencia, el ejercicio efectivo de la
participación de alumnado, profesorado, familias y per-
sonal de administración y servicios en los centros educa-
tivos.
4. A fin de hacer efectiva la corresponsabilidad entre
el profesorado y las familias en la educación de sus hijos,
las Administraciones educativas adoptarán medidas que
promuevan e incentiven la colaboración efectiva entre la
familia y la escuela.
5. En relación con los centros integrados y de refe-
rencia nacional de formación profesional se estará a lo
dispuesto en la Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio, de las
Cualificaciones y de la Formación Profesional y en las nor-
mas que la desarrollen.
6. Corresponde a las Administraciones educativas
regular la participación en los centros que impartan ense-
ñanzas artísticas superiores de acuerdo con la normativa
básica que establezca el Gobierno.
7. Corresponde a las Administraciones educativas
adaptar lo establecido en este Título a las características
de los centros que imparten únicamente el primer ciclo de
educación infantil. Esta adaptación deberá respetar, en
todo caso, los principios de autonomía y participación de
la comunidad educativa recogidos en el mismo.
Artículo 119. Participación en el funcionamiento y el
gobierno de los centros públicos y privados concerta-
dos.
1. Las Administraciones educativas garantizarán la
participación de la comunidad educativa en la organiza-
ción, el gobierno, el funcionamiento y la evaluación de los
centros.
2. La comunidad educativa participará en el gobierno
de los centros a través del Consejo Escolar.
3. Los profesores participarán también en la toma de
decisiones pedagógicas que corresponden al Claustro, a
los órganos de coordinación docente y a los equipos de
profesores que impartan clase en el mismo curso.
4. Corresponde a las Administraciones educativas
favorecer la participación del alumnado en el funciona-
miento de los centros a través de sus delegados de grupo
y curso, así como de sus representantes en el Consejo
Escolar.
5. Los padres y los alumnos podrán participar tam-
bién en el funcionamiento de los centros a través de sus
asociaciones. Las Administraciones educativas favorece-
rán la información y la formación dirigida a ellos.
6. Los centros tendrán al menos los siguientes órga-
nos colegiados de gobierno: Consejo Escolar y Claustro
de profesores.
CAPÍTULO II
Autonomía de los centros
Artículo 120. Disposiciones generales.
1. Los centros dispondrán de autonomía pedagó-
gica, de organización y de gestión en el marco de la legis-
lación vigente y en los términos recogidos en la presente
Ley y en las normas que la desarrollen.
2. Los centros docentes dispondrán de autonomía
para elaborar, aprobar y ejecutar un proyecto educativo y
un proyecto de gestión, así como las normas de organiza-
ción y funcionamiento del centro.
3. Las Administraciones educativas favorecerán la
autonomía de los centros de forma que sus recursos
económicos, materiales y humanos puedan adecuarse
a los planes de trabajo y organización que elaboren,
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17189
una vez que sean convenientemente evaluados y valo-
rados.
4. Los centros, en el ejercicio de su autonomía, pue-
den adoptar experimentaciones, planes de trabajo, for-
mas de organización o ampliación del horario escolar en
los términos que establezcan las Administraciones educa-
tivas, sin que, en ningún caso, se impongan aportaciones
a las familias ni exigencias para las Administraciones
educativas.
5. Cuando estas experimentaciones, planes de tra-
bajo o formas de organización puedan afectar a la obten-
ción de títulos académicos o profesionales, deberán ser
autorizados expresamente por el Gobierno.
Artículo 121. Proyecto educativo.
1. El proyecto educativo del centro recogerá los valo-
res, los objetivos y las prioridades de actuación. Asi-
mismo, incorporará la concreción de los currículos esta-
blecidos por la Administración educativa que corresponde
fijar y aprobar al Claustro, así como el tratamiento trans-
versal en las áreas, materias o módulos de la educación
en valores y otras enseñanzas.
2. Dicho proyecto, que deberá tener en cuenta las
características del entorno social y cultural del centro,
recogerá la forma de atención a la diversidad del alum-
nado y la acción tutorial, así como el plan de convivencia,
y deberá respetar el principio de no discriminación y de
inclusión educativa como valores fundamentales, así
como los principios y objetivos recogidos en esta Ley y en
la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, Reguladora del Dere-
cho a la Educación.
3. Corresponde a las Administraciones educativas
establecer el marco general que permita a los centros
públicos y privados concertados elaborar sus proyectos
educativos, que deberán hacerse públicos con objeto de
facilitar su conocimiento por el conjunto de la comuni-
dad educativa. Asimismo, corresponde a las Administra-
ciones educativas contribuir al desarrollo del currículo
favoreciendo la elaboración de modelos abiertos de pro-
gramación docente y de materiales didácticos que atien-
dan a las distintas necesidades de los alumnos y del
profesorado.
4. Corresponde a las Administraciones educativas
favorecer la coordinación entre los proyectos educativos
de los centros de educación primaria y los de educación
secundaria obligatoria con objeto de que la incorporación
de los alumnos a la educación secundaria sea gradual y
positiva.
5. Los centros promoverán compromisos educativos
entre las familias o tutores legales y el propio centro en
los que se consignen las actividades que padres, profeso-
res y alumnos se comprometen a desarrollar para mejo-
rar el rendimiento académico del alumnado.
6. El proyecto educativo de los centros privados con-
certados, que en todo caso deberá hacerse público, será
dispuesto por su respectivo titular e incorporará el carác-
ter propio al que se refiere el artículo 115 de esta Ley.
Artículo 122. Recursos.
1. Los centros estarán dotados de los recursos edu-
cativos, humanos y materiales necesarios para ofrecer
una enseñanza de calidad y garantizar la igualdad de
oportunidades en el acceso a la educación.
2. Las Administraciones educativas podrán asig-
nar mayores dotaciones de recursos a determinados
centros públicos o privados concertados en razón de
los proyectos que así lo requieran o en atención a las
condiciones de especial necesidad de la población que
escolarizan.
3. Los centros docentes públicos podrán obtener
recursos complementarios, previa aprobación del Con-
sejo Escolar, en los términos que establezcan las Admi-
nistraciones educativas, dentro de los límites que la
normativa vigente establece. Estos recursos no podrán
provenir de las actividades llevadas a cabo por las aso-
ciaciones de padres y de alumnos en cumplimiento de
sus fines y deberán ser aplicados a sus gastos, de
acuerdo con lo que las Administraciones educativas
establezcan.
Artículo 123. Proyecto de gestión de los centros públicos.
1. Los centros públicos que impartan enseñanzas
reguladas por la presente Ley dispondrán de autonomía
en su gestión económica de acuerdo con la normativa
establecida en la presente Ley así como en la que deter-
mine cada Administración educativa.
2. Las Administraciones educativas podrán dele-
gar en los órganos de gobierno de los centros públicos
la adquisición de bienes, contratación de obras, servi-
cios y suministros, de acuerdo con el Real Decreto
Legisla tivo 2/2000, de 16 de junio, por el que se aprueba
el texto refundido de la Ley de Contratos de las Admi-
nistraciones Públicas, y con los límites que en la norma-
tiva correspondiente se fijen. El ejercicio de la autono-
mía de los centros para administrar estos recursos
estará sometido a las disposiciones que las Administra-
ciones educativas establezcan para regular el proceso
de contratación, de realización y de justificación del
gasto.
3. Para el cumplimiento de sus proyectos educati-
vos, los centros públicos podrán formular requisitos de
titulación y capacitación profesional respecto de determi-
nados puestos de trabajo del centro, de acuerdo con las
condiciones que establezcan las Administraciones educa-
tivas.
4. Los centros públicos expresarán la ordenación y
utilización de sus recursos, tanto materiales como huma-
nos, a través de la elaboración de su proyecto de gestión,
en los términos que regulen las Administraciones educa-
tivas.
5. Las Administraciones educativas podrán delegar
en los órganos de gobierno de los centros públicos las
competencias que determinen, incluidas las relativas a
gestión de personal, responsabilizando a los directores
de la gestión de los recursos puestos a disposición del
centro.
Artículo 124. Normas de organización y funciona-
miento.
1. Los centros docentes elaborarán sus normas
de organización y funcionamiento, que deberán incluir
las que garanticen el cumplimiento del plan de convi-
vencia.
2. Las Administraciones educativas facilitarán que
los centros, en el marco de su autonomía, puedan elabo-
rar sus propias normas de organización y funciona-
miento.
Artículo 125. Programación general anual.
Los centros educativos elaborarán al principio de
cada curso una programación general anual que recoja
todos los aspectos relativos a la organización y funciona-
miento del centro, incluidos los proyectos, el currículo,
las normas, y todos los planes de actuación acordados y
aprobados.
17190 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
CAPÍTULO III
Órganos colegiados de gobierno y de coordinación
docente de los centros públicos
SECCIÓN PRIMERA. CONSEJO ESCOLAR
Artículo 126. Composición del Consejo Escolar.
1. El Consejo Escolar de los centros públicos estará
compuesto por los siguientes miembros:
a) El director del centro, que será su Presidente.
b) El jefe de estudios.
c) Un concejal o representante del Ayuntamiento en
cuyo término municipal se halle radicado el centro.
d) Un número de profesores, elegidos por el Claus-
tro, que no podrá ser inferior a un tercio del total de los
componentes del Consejo.
e) Un número de padres y de alumnos, elegidos res-
pectivamente por y entre ellos, que no podrá ser inferior
a un tercio del total de los componentes del Consejo.
f) Un representante del personal de administración y
servicios del centro.
g) El secretario del centro, que actuará como secre-
tario del Consejo, con voz y sin voto.
2. Una vez constituido el Consejo Escolar del centro,
éste designará una persona que impulse medidas educa-
tivas que fomenten la igualdad real y efectiva entre hom-
bres y mujeres.
3. Uno de los representantes de los padres en el
Consejo Escolar será designado por la asociación de
padres más representativa del centro, de acuerdo con el
procedimiento que establezcan las Administraciones edu-
cativas.
4. Corresponde a las Administraciones educativas
regular las condiciones por las que los centros que impar-
tan las enseñanzas de formación profesional o artes plás-
ticas y diseño puedan incorporar a su Consejo Escolar un
representante propuesto por las organizaciones empresa-
riales o instituciones laborales presentes en el ámbito de
acción del centro.
5. Los alumnos podrán ser elegidos miembros del
Consejo Escolar a partir del primer curso de la educación
secundaria obligatoria. No obstante, los alumnos de los
dos primeros cursos de la educación secundaria obligato-
ria no podrán participar en la selección o el cese del direc-
tor. Los alumnos de educación primaria podrán participar
en el Consejo Escolar del centro en los términos que esta-
blezcan las Administraciones educativas.
6. Corresponde a las Administraciones educativas
determinar el número total de miembros del Consejo
Escolar y regular el proceso de elección.
7. En los centros específicos de educación infantil,
en los incompletos de educación primaria, en los de edu-
cación secundaria con menos de ocho unidades, en cen-
tros de educación permanente de personas adultas y de
educación especial, en los que se impartan enseñanzas
artísticas profesionales, de idiomas o deportivas, así
como en aquellas unidades o centros de características
singulares, la Administración educativa competente
adaptará lo dispuesto en este artículo a la singularidad de
los mismos.
8. En los centros específicos de educación especial
y en aquellos que tengan unidades de educación espe-
cial formará parte también del Consejo Escolar un repre-
sentante del personal de atención educativa comple-
mentaria.
Artículo 127. Competencias del Consejo Escolar.
El Consejo Escolar del centro tendrá las siguientes
competencias:
a) Aprobar y evaluar los proyectos y las normas a los
que se refiere el capítulo II del título V de la presente Ley.
b) Aprobar y evaluar la programación general anual
del centro sin perjuicio de las competencias del Claustro
de profesores, en relación con la planificación y organiza-
ción docente.
c) Conocer las candidaturas a la dirección y los pro-
yectos de dirección presentados por los candidatos.
d) Participar en la selección del director del centro en
los términos que la presente Ley establece. Ser informado
del nombramiento y cese de los demás miembros del
equipo directivo. En su caso, previo acuerdo de sus
miembros, adoptado por mayoría de dos tercios, propo-
ner la revocación del nombramiento del director.
e) Decidir sobre la admisión de alumnos con suje-
ción a lo establecido en esta Ley y disposiciones que la
desarrollen.
f) Conocer la resolución de conflictos disciplinarios y
velar porque se atengan a la normativa vigente. Cuando
las medidas disciplinarias adoptadas por el director
correspondan a conductas del alumnado que perjudiquen
gravemente la convivencia del centro, el Consejo Escolar,
a instancia de padres o tutores, podrá revisar la decisión
adoptada y proponer, en su caso, las medidas oportunas.
g) Proponer medidas e iniciativas que favorezcan la
convivencia en el centro, la igualdad entre hombres y
mujeres y la resolución pacífica de conflictos en todos los
ámbitos de la vida personal, familiar y social.
h) Promover la conservación y renovación de las
instalaciones y equipo escolar y aprobar la obtención de
recursos complementarios de acuerdo con lo establecido
en el artículo 122.3.
i) Fijar las directrices para la colaboración, con fines
educativos y culturales, con las Administraciones locales,
con otros centros, entidades y organismos.
j) Analizar y valorar el funcionamiento general del
centro, la evolución del rendimiento escolar y los resulta-
dos de las evaluaciones internas y externas en las que
participe el centro.
k) Elaborar propuestas e informes, a iniciativa propia
o a petición de la Administración competente, sobre el
funcionamiento del centro y la mejora de la calidad de la
gestión, así como sobre aquellos otros aspectos relacio-
nados con la calidad de la misma.
l) Cualesquiera otras que le sean atribuidas por la
Administración educativa.
SECCIÓN SEGUNDA. CLAUSTRO DE PROFESORES
Artículo 128. Composición.
1. El Claustro de profesores es el órgano propio de
participación de los profesores en el gobierno del centro y
tiene la responsabilidad de planificar, coordinar, informar
y, en su caso, decidir sobre todos los aspectos educativos
del centro.
2. El Claustro será presidido por el director y estará
integrado por la totalidad de los profesores que presten
servicio en el centro.
Artículo 129. Competencias.
El Claustro de profesores tendrá las siguientes com-
petencias:
a) Formular al equipo directivo y al Consejo Escolar
propuestas para la elaboración de los proyectos del cen-
tro y de la programación general anual.
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17191
b) Aprobar y evaluar la concreción del currículo y
todos los aspectos educativos de los proyectos y de la
programación general anual.
c) Fijar los criterios referentes a la orientación, tuto-
ría, evaluación y recuperación de los alumnos.
d) Promover iniciativas en el ámbito de la experi-
mentación y de la investigación pedagógica y en la forma-
ción del profesorado del centro.
e) Elegir sus representantes en el Consejo Escolar
del centro y participar en la selección del director en los
términos establecidos por la presente Ley.
f) Conocer las candidaturas a la dirección y los pro-
yectos de dirección presentados por los candidatos.
g) Analizar y valorar el funcionamiento general del
centro, la evolución del rendimiento escolar y los resulta-
dos de las evaluaciones internas y externas en las que
participe el centro.
h) Informar las normas de organización y funciona-
miento del centro.
i) Conocer la resolución de conflictos disciplinarios y
la imposición de sanciones y velar por que éstas se aten-
gan a la normativa vigente.
j) Proponer medidas e iniciativas que favorezcan la
convivencia en el centro.
k) Cualesquiera otras que le sean atribuidas por la
Administración educativa o por las respectivas normas de
organización y funcionamiento.
SECCIÓN TERCERA. OTROS ÓRGANOS DE COORDINACIÓN DOCENTE
Artículo 130. Órganos de coordinación docente.
1. Corresponde a las Administraciones educativas
regular el funcionamiento de los órganos de coordina-
ción docente y de orientación y potenciar los equipos de
profesores que impartan clase en el mismo curso, así
como la colaboración y el trabajo en equipo de los profe-
sores que impartan clase a un mismo grupo de alum-
nos.
2. En los institutos de educación secundaria existi-
rán, entre los órganos de coordinación docente, departa-
mentos de coordinación didáctica que se encargarán de la
organización y desarrollo de las enseñanzas propias de
las materias o módulos que se les encomienden.
CAPÍTULO IV
Dirección de los centros públicos
Artículo 131. El equipo directivo.
1. El equipo directivo, órgano ejecutivo de gobierno
de los centros públicos, estará integrado por el director, el
jefe de estudios, el secretario y cuantos determinen las
Administraciones educativas.
2. El equipo directivo trabajará de forma coordinada
en el desempeño de sus funciones, conforme a las ins-
trucciones del director y las funciones específicas legal-
mente establecidas.
3. El director, previa comunicación al Claustro de
profesores y al Consejo Escolar, formulará propuesta de
nombramiento y cese a la Administración educativa de
los cargos de jefe de estudios y secretario de entre los
profesores con destino en dicho centro.
4. Todos los miembros del equipo directivo cesarán
en sus funciones al término de su mandato o cuando se
produzca el cese del director.
5. Las Administraciones educativas favorecerán el
ejercicio de la función directiva en los centros docentes,
mediante la adopción de medidas que permitan mejorar
la actuación de los equipos directivos en relación con el
personal y los recursos materiales y mediante la organi-
zación de programas y cursos de formación.
Artículo 132. Competencias del director.
Son competencias del director:
a) Ostentar la representación del centro, representar
a la Administración educativa en el mismo y hacerle lle-
gar a ésta los planteamientos, aspiraciones y necesidades
de la comunidad educativa.
b) Dirigir y coordinar todas las actividades del cen-
tro, sin perjuicio de las competencias atribuidas al Claus-
tro de profesores y al Consejo Escolar.
c) Ejercer la dirección pedagógica, promover la inno-
vación educativa e impulsar planes para la consecución
de los objetivos del proyecto educativo del centro.
d) Garantizar el cumplimiento de las leyes y demás
disposiciones vigentes.
e) Ejercer la jefatura de todo el personal adscrito al
centro.
f) Favorecer la convivencia en el centro, garantizar la
mediación en la resolución de los conflictos e imponer las
medidas disciplinarias que correspondan a los alumnos,
en cumplimiento de la normativa vigente sin perjuicio de
las competencias atribuidas al Consejo Escolar en el
artícu lo 127 de esta Ley. A tal fin, se promoverá la agiliza-
ción de los procedimientos para la resolución de los con-
flictos en los centros.
g) Impulsar la colaboración con las familias, con ins-
tituciones y con organismos que faciliten la relación del
centro con el entorno, y fomentar un clima escolar que
favorezca el estudio y el desarrollo de cuantas actuacio-
nes propicien una formación integral en conocimientos y
valores de los alumnos.
h) Impulsar las evaluaciones internas del centro y
colaborar en las evaluaciones externas y en la evaluación
del profesorado.
i) Convocar y presidir los actos académicos y las
sesiones del Consejo Escolar y del Claustro de profesores
del centro y ejecutar los acuerdos adoptados en el ámbito
de sus competencias.
j) Realizar las contrataciones de obras, servicios y
suministros, así como autorizar los gastos de acuerdo con
el presupuesto del centro, ordenar los pagos y visar las
certificaciones y documentos oficiales del centro, todo
ello de acuerdo con lo que establezcan las Administracio-
nes educativas.
k) Proponer a la Administración educativa el nom-
bramiento y cese de los miembros del equipo directivo,
previa información al Claustro de profesores y al Consejo
Escolar del centro.
l) Cualesquiera otras que le sean encomendadas por
la Administración educativa.
Artículo 133. Selección del director.
1. La selección del director se realizará mediante un
proceso en el que participen la comunidad educativa y la
Administración educativa.
2. Dicho proceso debe permitir seleccionar a los can-
didatos más idóneos profesionalmente y que obtengan el
mayor apoyo de la comunidad educativa.
3. La selección y nombramiento de directores de
los centros públicos se efectuará mediante concurso de
méritos entre profesores funcionarios de carrera que
impartan alguna de las enseñanzas encomendadas al
centro.
4. La selección se realizará de conformidad con los
principios de igualdad, publicidad, mérito y capacidad.
17192 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
Artículo 134. Requisitos para ser candidato a director.
1. Serán requisitos para poder participar en el con-
curso de méritos los siguientes:
a) Tener una antigüedad de al menos cinco años
como funcionario de carrera en la función pública
docente.
b) Haber impartido docencia directa como funciona-
rio de carrera, durante un periodo de igual duración, en
alguna de las enseñanzas de las que ofrece el centro a que
se opta.
c) Estar prestando servicios en un centro público, en
alguna de las enseñanzas de las del centro al que se opta,
con una antigüedad en el mismo de al menos un curso
completo al publicarse la convocatoria, en el ámbito de la
Administración educativa convocante.
d) Presentar un proyecto de dirección que incluya,
entre otros, los objetivos, las líneas de actuación y la eva-
luación del mismo.
2. En los centros específicos de educación infantil,
en los incompletos de educación primaria, en los de edu-
cación secundaria con menos de ocho unidades, en los
que impartan enseñanzas artísticas profesionales, depor-
tivas, de idiomas o las dirigidas a personas adultas con
menos de ocho profesores, las Administraciones educa-
tivas podrán eximir a los candidatos de cumplir alguno
de los requisitos establecidos en el apartado 1 de este
artículo.
Artículo 135. Procedimiento de selección.
1. Para la selección de los directores en los centros
públicos, las Administraciones educativas convocarán
concurso de méritos y establecerán los criterios objetivos
y el procedimiento de valoración de los méritos del candi-
dato y del proyecto presentado.
2. La selección será realizada en el centro por una
Comisión constituida por representantes de la Adminis-
tración educativa y del centro correspondiente.
3. Corresponde a las Administraciones educativas
determinar el número total de vocales de las comisiones.
Al menos un tercio de los miembros de la comisión será
profesorado elegido por el Claustro y otro tercio será ele-
gido por y entre los miembros del Consejo Escolar que no
son profesores.
4. La selección del director, que tendrá en cuenta la
valoración objetiva de los méritos académicos y profe-
sionales acreditados por los aspirantes y la valoración
del proyecto de dirección, será decidida democrática-
mente por los miembros de la Comisión, de acuerdo con
los criterios establecidos por las Administraciones edu-
cativas.
5. La selección se realizará considerando, primero,
las candidaturas de profesores del centro, que tendrán
preferencia. En ausencia de candidatos del centro o
cuando éstos no hayan sido seleccionados, la Comisión
valorará las candidaturas de profesores de otros centros.
Artículo 136. Nombramiento.
1. Los aspirantes seleccionados deberán superar un
programa de formación inicial, organizado por las Admi-
nistraciones educativas. Los aspirantes seleccionados
que acrediten una experiencia de al menos dos años en la
función directiva estarán exentos de la realización del
programa de formación inicial.
2. La Administración educativa nombrará director
del centro que corresponda, por un periodo de cuatro
años, al aspirante que haya superado este programa.
3. El nombramiento de los directores podrá reno-
varse, por periodos de igual duración, previa evalua-
ción positiva del trabajo desarrollado al final de los
mismos. Los criterios y procedimientos de esta evalua-
ción serán públicos. Las Administraciones educativas
podrán fijar un límite máximo para la renovación de los
mandatos.
Artículo 137. Nombramiento con carácter extraordinario.
En ausencia de candidatos, en el caso de centros de
nueva creación o cuando la Comisión correspondiente no
haya seleccionado a ningún aspirante, la Administración
educativa nombrará director a un profesor funcionario
por un periodo máximo de cuatro años.
Artículo 138. Cese del director.
El cese del director se producirá en los siguientes
supuestos:
a) Finalización del periodo para el que fue nombrado
y, en su caso, de la prórroga del mismo.
b) Renuncia motivada aceptada por la Administra-
ción educativa.
c) Incapacidad física o psíquica sobrevenida.
d) Revocación motivada, por la Administración edu-
cativa competente, a iniciativa propia o a propuesta moti-
vada del Consejo Escolar, por incumplimiento grave de
las funciones inherentes al cargo de director. En todo
caso, la resolución de revocación se emitirá tras la ins-
trucción de un expediente contradictorio, previa audien-
cia al interesado y oído el Consejo Escolar.
Artículo 139. Reconocimiento de la función directiva.
1. El ejercicio de cargos directivos, y en especial del
cargo de director, será retribuido de forma diferenciada,
en consideración a la responsabilidad y dedicación exigi-
das, de acuerdo con las cuantías que para los comple-
mentos establecidos al efecto fijen las Administraciones
educativas.
2. Asimismo, el ejercicio de cargos directivos, y, en
todo caso, del cargo de director será especialmente valo-
rado a los efectos de la provisión de puestos de trabajo en
la función pública docente.
3. Los directores serán evaluados al final de su man-
dato. Los que obtuvieren evaluación positiva, obtendrán
un reconocimiento personal y profesional en los términos
que establezcan las Administraciones educativas.
4. Los directores de los centros públicos que hayan
ejercido su cargo con valoración positiva durante el periodo
de tiempo que cada Administración educativa determine,
mantendrán, mientras permanezcan en situación de activo,
la percepción de una parte del complemento retributivo
correspondiente en la proporción, condiciones y requisitos
que determinen las Administraciones educativas.
TÍTULO VI
Evaluación del sistema educativo
Artículo 140. Finalidad de la evaluación.
1. La evaluación del sistema educativo tendrá como
finalidad:
a) Contribuir a mejorar la calidad y la equidad de la
educación.
b) Orientar las políticas educativas.
c) Aumentar la transparencia y eficacia del sistema
educativo.
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17193
d) Ofrecer información sobre el grado de cumpli-
miento de los objetivos de mejora establecidos por las
Administraciones educativas.
e) Proporcionar información sobre el grado de conse-
cución de los objetivos educativos españoles y europeos,
así como del cumplimiento de los compromisos educativos
contraídos en relación con la demanda de la sociedad espa-
ñola y las metas fijadas en el contexto de la Unión Europea.
2. La finalidad establecida en el apartado anterior no
podrá amparar que los resultados de las evaluaciones del
sistema educativo, independientemente del ámbito terri-
torial estatal o autonómico en el que se apliquen, puedan
ser utilizados para valoraciones individuales de los alum-
nos o para establecer clasificaciones de los centros.
Artículo 141. Ámbito de la evaluación.
La evaluación se extenderá a todos los ámbitos educa-
tivos regulados en esta Ley y se aplicará sobre los proce-
sos de aprendizaje y resultados de los alumnos, la activi-
dad del profesorado, los procesos educativos, la función
directiva, el funcionamiento de los centros docentes, la
inspección y las propias Administraciones educativas.
Artículo 142. Organismos responsables de la evalua-
ción.
1. Realizarán la evaluación del sistema educativo el
Instituto Nacional de Evaluación y Calidad del Sistema
Educativo, que pasa a denominarse Instituto de Evalua-
ción, y los organismos correspondientes de las Adminis-
traciones educativas que éstas determinen, que evaluarán
el sistema educativo en el ámbito de sus competencias.
2. El Gobierno, previa consulta a las Comunidades
Autónomas, determinará la estructura y funciones del
Instituto de Evaluación, en el que se garantizará la partici-
pación de las Administraciones educativas.
3. Los equipos directivos y el profesorado de los cen-
tros docentes colaborarán con las Administraciones educa-
tivas en las evaluaciones que se realicen en sus centros.
Artículo 143. Evaluación general del sistema educativo.
1. El Instituto de Evaluación, en colaboración con las
Administraciones educativas, elaborará planes plurianua-
les de evaluación general del sistema educativo. Previa-
mente a su realización, se harán públicos los criterios y
procedimientos de evaluación.
2. El Instituto de Evaluación, en colaboración con las
Administraciones educativas, coordinará la participación
del Estado español en las evaluaciones internacionales.
3. El Instituto de Evaluación, en colaboración con las
Administraciones educativas, elaborará el Sistema Esta-
tal de Indicadores de la Educación que contribuirá al
conocimiento del sistema educativo y a orientar la toma
de decisiones de las instituciones educativas y de todos
los sectores implicados en la educación. Los datos nece-
sarios para su elaboración deberán ser facilitados al
Ministerio de Educación y Ciencia por las Administracio-
nes educativas de las Comunidades Autónomas.
Artículo 144. Evaluaciones generales de diagnóstico.
1. El Instituto de Evaluación y los organismos corres-
pondientes de las Administraciones educativas, en el
marco de la evaluación general del sistema educativo que
les compete, colaborarán en la realización de evaluacio-
nes generales de diagnóstico, que permitan obtener datos
representativos, tanto del alumnado y de los centros de
las Comunidades Autónomas como del conjunto del
Estado. Estas evaluaciones versarán sobre las competen-
cias básicas del currículo, se realizarán en la enseñanza
primaria y secundaria e incluirán, en todo caso, las previs-
tas en los artículos 21 y 29. La Conferencia Sectorial de
Educación velará para que estas evaluaciones se realicen
con criterios de homogeneidad.
2. En el marco de sus respectivas competencias,
corresponde a las Administraciones educativas desarro-
llar y controlar las evaluaciones de diagnóstico en las que
participen los centros de ellas dependientes y proporcio-
nar los modelos y apoyos pertinentes a fin de que todos
los centros puedan realizar de modo adecuado estas eva-
luaciones, que tendrán carácter formativo e interno.
3. Corresponde a las Administraciones educativas
regular la forma en que los resultados de estas evaluacio-
nes de diagnóstico que realizan los centros, así como los
planes de actuación que se deriven de las mismas, deban
ser puestos en conocimiento de la comunidad educativa.
En ningún caso, los resultados de estas evaluaciones
podrán ser utilizados para el establecimiento de clasifica-
ciones de los centros.
Artículo 145. Evaluación de los centros.
1. Podrán las Administraciones educativas, en el
marco de sus competencias, elaborar y realizar planes de
evaluación de los centros educativos, que tendrán en
cuenta las situaciones socioeconómicas y culturales de
las familias y alumnos que acogen, el entorno del propio
centro y los recursos de que dispone.
2. Asimismo, las Administraciones educativas apoyarán
y facilitarán la autoevaluación de los centros educativos.
Artículo 146. Evaluación de la función directiva.
Con el fin de mejorar el funcionamiento de los centros
educativos, las Administraciones educativas, en el ámbito
de sus competencias, podrán elaborar planes para la
valoración de la función directiva.
Artículo 147. Difusión del resultado de las evaluaciones.
1. El Gobierno, previa consulta a las Comunidades
Autónomas, presentará anualmente al Congreso de los
Diputados un informe sobre los principales indicadores del
sistema educativo español, los resultados de las evaluacio-
nes de diagnóstico españolas o internacionales y las reco-
mendaciones planteadas a partir de ellas, así como sobre
los aspectos más destacados del informe que sobre el sis-
tema educativo elabora el Consejo Escolar del Estado.
2. El Ministerio de Educación y Ciencia publicará
periódicamente las conclusiones de interés general de las
evaluaciones efectuadas por el Instituto de Evaluación en
colaboración con las Administraciones educativas y dará
a conocer la información que ofrezca periódicamente el
Sistema Estatal de Indicadores.
TÍTULO VII
Inspección del sistema educativo
Artículo 148. Inspección del sistema educativo.
1. Es competencia y responsabilidad de los poderes
públicos la inspección del sistema educativo.
2. Corresponde a las Administraciones públicas com-
petentes ordenar, regular y ejercer la inspección educativa
dentro del respectivo ámbito territorial.
3. La inspección educativa se realizará sobre todos los
elementos y aspectos del sistema educativo, a fin de asegu-
rar el cumplimiento de las leyes, la garantía de los derechos
y la observancia de los deberes de cuantos participan en los
17194 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
procesos de enseñanza y aprendizaje, la mejora del sistema
educativo y la calidad y equidad de la enseñanza.
CAPÍTULO I
Alta Inspección
Artículo 149. Ámbito.
Corresponde al Estado la alta inspección educativa,
para garantizar el cumplimento de las facultades que le
están atribuidas en materia de enseñanza y la observan-
cia de los principios y normas constitucionales aplicables
y demás normas básicas que desarrollan el artículo 27 de
la Constitución.
Artículo 150. Competencias.
1. En el ejercicio de las funciones que están atribui-
das al Estado, corresponde a la Alta Inspección:
a) Comprobar el cumplimiento de los requisitos
establecidos por el Estado en la ordenación general del
sistema educativo en cuanto a modalidades, etapas,
ciclos y especialidades de enseñanza, así como en
cuanto al número de cursos que en cada caso corres-
ponda.
b) Comprobar la inclusión de los aspectos básicos
del currículo dentro de los currículos respectivos y que
éstos se cursan de acuerdo con el ordenamiento estatal
correspondiente.
c) Comprobar el cumplimiento de las condiciones
para la obtención de los títulos correspondientes y de los
efectos académicos o profesionales de los mismos.
d) Velar por el cumplimiento de las condiciones bási-
cas que garanticen la igualdad de todos los españoles en
el ejercicio de sus derechos y deberes en materia de edu-
cación, así como de sus derechos lingüísticos, de acuerdo
con las disposiciones aplicables.
e) Verificar la adecuación de la concesión de las sub-
venciones y becas a los criterios generales que establez-
can las disposiciones del Estado.
2. En el ejercicio de las funciones de alta inspección,
los funcionarios del Estado gozarán de la consideración de
autoridad pública a todos los efectos, pudiendo recabar en
sus actuaciones la colaboración necesaria de las autorida-
des del Estado y de las Comunidades Autónomas para el
cumplimiento de las funciones que les están encomenda-
das.
3. El Gobierno regulará la organización y régimen de
personal de la Alta Inspección, así como su dependencia.
Asimismo, el Gobierno, consultadas las Comunidades
Autónomas, regulará los procedimientos de actuación de
la Alta Inspección.
CAPÍTULO II
Inspección educativa
Artículo 151. Funciones de la inspección educativa.
Las funciones de la inspección educativa son las
siguientes:
a) Supervisar y controlar, desde el punto de vista peda-
gógico y organizativo, el funcionamiento de los centros
educativos así como los programas que en ellos inciden.
b) Supervisar la práctica docente, la función direc-
tiva y colaborar en su mejora continua.
c) Participar en la evaluación del sistema educativo y
de los elementos que lo integran.
d) Velar por el cumplimiento, en los centros educati-
vos, de las leyes, reglamentos y demás disposiciones
vigentes que afecten al sistema educativo.
e) Velar por el cumplimiento y aplicación de los prin-
cipios y valores recogidos en esta Ley, incluidos los des-
tinados a fomentar la igualdad real entre hombres y
mujeres.
f) Asesorar, orientar e informar a los distintos secto-
res de la comunidad educativa en el ejercicio de sus dere-
chos y en el cumplimiento de sus obligaciones.
g) Emitir los informes solicitados por las Administra-
ciones educativas respectivas o que se deriven del cono-
cimiento de la realidad propio de la inspección educativa,
a través de los cauces reglamentarios.
h) Cualesquiera otras que le sean atribuidas por las
Administraciones educativas, dentro del ámbito de sus
competencias.
Artículo 152. Inspectores de Educación.
La inspección educativa será ejercida por las Adminis-
traciones educativas a través de funcionarios públicos del
Cuerpo de Inspectores de Educación, así como los perte-
necientes al extinguido Cuerpo de Inspectores al servicio
de la Administración educativa creado por la Ley 30/1984,
de 2 de agosto, de Medidas para la Reforma de la Función
Pública, modificada por la Ley 23/1988, de 28 de julio, que
no hubieran optado en su momento por su incorporación
al de Inspectores de Educación.
Artículo 153. Atribuciones de los inspectores.
Para cumplir las funciones de la inspección educativa
los inspectores tendrán las siguientes atribuciones:
a) Conocer directamente todas las actividades que
se realicen en los centros, a los cuales tendrán libre
acceso.
b) Examinar y comprobar la documentación acadé-
mica, pedagógica y administrativa de los centros.
c) Recibir de los restantes funcionarios y responsa-
bles de los centros y servicios educativos, públicos y pri-
vados, la necesaria colaboración para el desarrollo de sus
actividades, para cuyo ejercicio los inspectores tendrán la
consideración de autoridad pública.
d) Cualesquiera otras que le sean atribuidas por las
Administraciones educativas, dentro del ámbito de sus
competencias.
Artículo 154. Organización de la inspección educativa.
1. Las Administraciones educativas regularán la
estructura y el funcionamiento de los órganos que esta-
blezcan para el desempeño de la inspección educativa en
sus respectivos ámbitos territoriales.
2. La estructura a la que se refiere el apartado ante-
rior podrá organizarse sobre la base de los perfiles profe-
sionales de los inspectores, entendidos en función de los
criterios siguientes: titulaciones universitarias, cursos de
formación en el ejercicio de la inspección, experiencia
profesional en la docencia y experiencia en la propia ins-
pección educativa.
3. En los procedimientos para la provisión de pues-
tos de trabajo en la inspección educativa podrán tenerse
en consideración las necesidades de las respectivas
Administraciones educativas y podrá ser valorada como
mérito la especialización de los aspirantes de acuerdo con
las condiciones descritas en el apartado anterior.
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17195
TÍTULO VIII
Recursos económicos
Artículo 155. Recursos para dar cumplimiento a lo esta-
blecido en la presente Ley.
1. Los poderes públicos dotarán al conjunto del sis-
tema educativo de los recursos económicos necesarios
para dar cumplimiento a lo establecido en la presente Ley,
con el fin de garantizar la consecución de los objetivos en
ella previstos.
2. El Estado y las Comunidades Autónomas acorda-
rán un plan de incremento del gasto público en educación
para los próximos diez años, que permita el cumplimiento
de los objetivos establecidos en la presente Ley y la equi-
paración progresiva a la media de los países de la Unión
Europea.
Artículo 156. Informe anual sobre el gasto público en la
educación.
El Gobierno, en el informe anual al que hace referen-
cia el artículo 147 de esta Ley, incluirá los datos relativos
al gasto público en educación.
Artículo 157. Recursos para la mejora de los aprendiza-
jes y apoyo al profesorado.
1. Corresponde a las Administraciones educativas
proveer los recursos necesarios para garantizar, en el pro-
ceso de aplicación de la presente Ley:
a) Un número máximo de alumnos por aula que
en la enseñanza obligatoria será de 25 para la educa-
ción primaria y de 30 para la educación secundaria
obligatoria.
b) La puesta en marcha de un plan de fomento de la
lectura.
c) El establecimiento de programas de refuerzo y
apoyo educativo y de mejora de los aprendizajes.
d) El establecimiento de programas de refuerzo del
aprendizaje de las lenguas extranjeras.
e) La atención a la diversidad de los alumnos y en
especial la atención a aquellos que presentan necesidad
específica de apoyo educativo.
f) El establecimiento de programas de refuerzo del
aprendizaje de las tecnologías de la información y la
comunicación.
g) Medidas de apoyo al profesorado.
h) La existencia de servicios o profesionales especia-
lizados en la orientación educativa, psicopedagógica y
profesional.
2. En la Comunidad Autónoma del País Vasco y en la
Comunidad Foral de Navarra la financiación de los recur-
sos a los que hace referencia este título se regirán por el
sistema del Concierto Económico y del Convenio respec-
tivamente.
Disposición adicional primera. Calendario de aplicación
de la Ley.
El Gobierno, previa consulta a las Comunidades Autó-
nomas, aprobará el calendario de aplicación de esta Ley,
que tendrá un ámbito temporal de cinco años, a partir de
la entrada en vigor de la misma. En dicho calendario se
establecerá la implantación de los currículos de las ense-
ñanzas correspondientes.
Disposición adicional segunda. Enseñanza de la religión.
1. La enseñanza de la religión católica se ajustará a lo
establecido en el Acuerdo sobre Enseñanza y Asuntos
Culturales suscrito entre la Santa Sede y el Estado espa-
ñol. A tal fin, y de conformidad con lo que disponga dicho
acuerdo, se incluirá la religión católica como área o mate-
ria en los niveles educativos que corresponda, que será
de oferta obligatoria para los centros y de carácter volun-
tario para los alumnos.
2. La enseñanza de otras religiones se ajustará a lo
dispuesto en los Acuerdos de Cooperación celebrados
por el Estado español con la Federación de Entidades
Religiosas Evangélicas de España, la Federación de
Comunidades Israelitas de España, la Comisión Islámica
de España y, en su caso, a los que en el futuro puedan
suscribirse con otras confesiones religiosas.
Disposición adicional tercera. Profesorado de religión.
1. Los profesores que impartan la enseñanza de las
religiones deberán cumplir los requisitos de titulación
establecidos para las distintas enseñanzas reguladas en la
presente Ley, así como los establecidos en los acuerdos
suscritos entre el Estado Español y las diferentes confe-
siones religiosas.
2. Los profesores que, no perteneciendo a los cuer-
pos de funcionarios docentes, impartan la enseñanza de
las religiones en los centros públicos lo harán en régimen
de contratación laboral, de conformidad con el Estatuto
de los Trabajadores, con las respectivas Administraciones
competentes. La regulación de su régimen laboral se hará
con la participación de los representantes del profeso-
rado. Se accederá al destino mediante criterios objetivos
de igualdad, mérito y capacidad. Estos profesores percibi-
rán las retribuciones que correspondan en el respectivo
nivel educativo a los profesores interinos.
En todo caso, la propuesta para la docencia corres-
ponderá a las entidades religiosas y se renovará automá-
ticamente cada año. La determinación del contrato, a
tiempo completo o a tiempo parcial según lo que requie-
ran las necesidades de los centros, corresponderá a las
Administraciones competentes. La remoción, en su caso,
se ajustará a derecho.
Disposición adicional cuarta. Libros de texto y demás
materiales curriculares.
1. En el ejercicio de la autonomía pedagógica, corres-
ponde a los órganos de coordinación didáctica de los
centros públicos adoptar los libros de texto y demás
materiales que hayan de utilizarse en el desarrollo de las
diversas enseñanzas.
2. La edición y adopción de los libros de texto y
demás materiales no requerirán la previa autorización de
la Administración educativa. En todo caso, éstos deberán
adaptarse al rigor científico adecuado a las edades de los
alumnos y al currículo aprobado por cada Administración
educativa. Asimismo, deberán reflejar y fomentar el res-
peto a los principios, valores, libertades, derechos y debe-
res constitucionales, así como a los principios y valores
recogidos en la presente Ley y en la Ley Orgánica 1/2004,
de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral
contra la Violencia de Género, a los que ha de ajustarse
toda la actividad educativa.
3. La supervisión de los libros de texto y otros mate-
riales curriculares constituirá parte del proceso ordinario
de inspección que ejerce la Administración educativa
sobre la totalidad de elementos que integran el proceso
de enseñanza y aprendizaje, que debe velar por el respeto
a los principios y valores contenidos en la Constitución y
a lo dispuesto en la presente Ley.
17196 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
Disposición adicional quinta. Calendario escolar.
El calendario escolar, que fijarán anualmente las
Administraciones educativas, comprenderá un mínimo
de 175 días lectivos para las enseñanzas obligatorias.
Disposición adicional sexta. Bases del régimen estatuta-
rio de la función pública docente.
1. Son bases del régimen estatutario de los funciona-
rios públicos docentes, además de las recogidas, con tal
carácter, en la Ley 30/1984, de 2 de agosto, de Medidas
para la Reforma de la Función Pública, modificada por la
Ley 23/1988, de 28 de julio, las reguladas por esta Ley y la
normativa que la desarrolle, para el ingreso, la movilidad
entre los cuerpos docentes, la reordenación de los cuer-
pos y escalas, y la provisión de plazas mediante concur-
sos de traslados de ámbito estatal. El Gobierno desarro-
llará reglamentariamente dichas bases en aquellos
aspectos básicos que sean necesarios para garantizar el
marco común básico de la función pública docente.
2. Las Comunidades Autónomas ordenarán su fun-
ción pública docente en el marco de sus competencias,
respetando, en todo caso, las normas básicas a que se
hace referencia en el apartado anterior.
3. Periódicamente, las Administraciones educativas
convocarán concursos de traslado de ámbito estatal, a
efectos de proceder a la provisión de las plazas vacantes
que determinen en los centros docentes de enseñanza
dependientes de aquéllas, así como para garantizar la
posible concurrencia de los funcionarios de su ámbito de
gestión a plazas de otras Administraciones educativas y,
en su caso, si procede, la adjudicación de aquellas que
resulten del propio concurso. En estos concursos podrán
participar todos los funcionarios públicos docentes, cual-
quiera que sea la Administración educativa de la que
dependan o por la que hayan ingresado, siempre que
reúnan los requisitos generales y los específicos que, de
acuerdo con las respectivas plantillas o relaciones de
puestos de trabajo, establezcan dichas convocatorias.
Estas convocatorias se harán públicas a través del
Boletín Oficial del Estado y de los Diarios Oficiales de las
Comunidades Autónomas convocantes. Incluirán un
único baremo de méritos, entre los que se tendrán en
cuenta los cursos de formación y perfeccionamiento
superados, los méritos académicos y profesionales, la
antigüedad, la pertenencia a alguno de los cuerpos de
catedráticos y la evaluación voluntaria de la función
docente.
A los efectos de los concursos de traslados de ámbito
estatal y del reconocimiento de la movilidad entre los
cuerpos docentes, las actividades de formación organiza-
das por cualesquiera de las Administraciones educativas
surtirán sus efectos en todo el territorio nacional.
4. Durante los cursos escolares en los que no se
celebren los concursos de ámbito estatal a los que se
refiere esta disposición, las diferentes Administraciones
educativas podrán organizar procedimientos de provisión
referidos al ámbito territorial cuya gestión les corres-
ponda y destinados a la cobertura de sus plazas, todo ello
sin perjuicio de que en cualquier momento puedan reali-
zar procesos de redistribución o de recolocación de sus
efectivos.
5. La provisión de plazas por funcionarios docentes
en los centros superiores de enseñanzas artísticas se rea-
lizará por concurso específico, de acuerdo con lo que
determinen las Administraciones educativas.
6. Los funcionarios docentes que obtengan una
plaza por concurso deberán permanecer en la misma un
mínimo de dos años para poder participar en sucesivos
concursos de provisión de puestos de trabajo.
Disposición adicional séptima. Ordenación de la función
pública docente y funciones de los cuerpos docentes.
1. La función pública docente se ordena en los
siguientes cuerpos:
a) El cuerpo de maestros, que desempeñará sus fun-
ciones en la educación infantil y primaria.
b) Los cuerpos de catedráticos de enseñanza secunda-
ria y de profesores de enseñanza secundaria, que desempe-
ñarán sus funciones en la educación secundaria obligatoria,
bachillerato y formación profesional.
c) El cuerpo de profesores técnicos de formación
profesional, que desempeñará sus funciones en la for-
mación profesional y, excepcionalmente, en las condi-
ciones que se establezcan, en la educación secundaria
obligatoria.
d) El cuerpo de profesores de música y artes escéni-
cas, que desempeñará sus funciones en las enseñanzas
elementales y profesionales de música y danza, en las
enseñanzas de arte dramático y, en su caso, en aquellas
materias de las enseñanzas superiores de música y danza
o de la modalidad de artes del bachillerato que se deter-
minen.
e) El cuerpo de catedráticos de música y artes escé-
nicas, que desempeñará sus funciones en las enseñanzas
superiores de música y danza y en las de arte dramático.
f) Los cuerpos de catedráticos de artes plásticas y
diseño y de profesores de artes plásticas y diseño, que
desempeñarán sus funciones en las enseñanzas de artes
plásticas y diseño, en las enseñanzas de conservación y
restauración de bienes culturales y en las enseñanzas de la
modalidad de artes del bachillerato que se determinen.
g) El cuerpo de maestros de taller de artes plásticas
y diseño, que desempeñará sus funciones en las enseñan-
zas de artes plásticas y diseño y en las enseñanzas de
conservación y restauración de bienes culturales.
h) Los cuerpos de catedráticos de escuelas oficiales
de idiomas y de profesores de escuelas oficiales de idio-
mas, que desempeñarán sus funciones en las enseñanzas
de idiomas.
i) El cuerpo de inspectores de educación, que reali-
zará las funciones recogidas en el artículo 151 de la pre-
sente Ley.
El Gobierno, previa consulta a las Comunidades Autó-
nomas, podrá establecer las condiciones y los requisitos
para que los funcionarios pertenecientes a alguno de los
cuerpos docentes recogidos en el apartado anterior pue-
dan excepcionalmente desempeñar funciones en una
etapa o, en su caso, enseñanza distintas de las asignadas
a su cuerpo con carácter general. Para tal desempeño se
determinará la titulación, formación o experiencia que se
consideren necesarias.
Los cuerpos y escalas declarados a extinguir por las
normas anteriores a la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octu-
bre, de Ordenación General del Sistema Educativo, se
regirán por lo establecido en aquellas disposiciones, sién-
doles de aplicación lo señalado a efectos de movilidad en
la disposición adicional duodécima de esta Ley.
2. Corresponde al Gobierno, previa consulta a las
Comunidades Autónomas, la creación o supresión de las
especialidades docentes de los cuerpos a los que se
refiere esta disposición, a excepción de la letra i) del apar-
tado anterior, y la asignación de áreas, materias y módu-
los que deberán impartir los funcionarios adscritos a cada
una de ellas, sin perjuicio de lo dispuesto en el artícu lo 93.2
de esta Ley.
Asimismo, las Administraciones educativas podrán
establecer los requisitos de formación o titulación que
deben cumplir los funcionarios de los cuerpos que impar-
ten la educación secundaria obligatoria para impartir
enseñanzas de los primeros cursos de esta etapa corres-
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17197
pondientes a otra especialidad, de acuerdo con lo estable-
cido en el apartado 3 del artículo 26.
No obstante, los procesos selectivos y concursos de
traslados de ámbito estatal tendrán en cuenta únicamente
las especialidades docentes.
Disposición adicional octava. Cuerpos de catedráticos.
1. Los funcionarios de los cuerpos de catedráticos
de enseñanza secundaria, de música y artes escénicas,
de escuelas oficiales de idiomas y de artes plásticas y
diseño realizarán las funciones que se les encomiendan
en la presente Ley y las que reglamentariamente se
determinen.
2. Con carácter preferente se atribuyen a los funcio-
narios de los cuerpos citados en el apartado anterior, las
siguientes funciones:
a) La dirección de proyectos de innovación e investi-
gación didáctica de la propia especialidad que se realicen
en el centro.
b) El ejercicio de la jefatura de los departamentos de
coordinación didáctica, así como, en su caso, del departa-
mento de orientación.
c) La dirección de la formación en prácticas de los
profesores de nuevo ingreso que se incorporen al depar-
tamento.
d) La coordinación de los programas de formación
continua del profesorado que se desarrollen dentro del
departamento.
e) La presidencia de los tribunales de acceso y en su
caso ingreso a los respectivos cuerpos de catedráticos.
3. En el momento de hacerse efectiva la integración
en los cuerpos de catedráticos de enseñanza secundaria,
de catedráticos de escuelas oficiales de idiomas y de cate-
dráticos de artes plásticas y diseño, los funcionarios de
los respectivos cuerpos con la condición de catedrático se
incorporarán con la antigüedad que tuvieran en dicha
condición y se les respetarán los derechos de que vinieran
disfrutando en el momento de hacerse efectiva la integra-
ción, incluidos los derechos económicos reconocidos a
los funcionarios provenientes del cuerpo de catedráticos
numerarios de bachillerato. La integración en los distintos
cuerpos de catedráticos se hará efectiva en los mismos
puestos que tuvieran asignados en el momento de la
misma.
4. La habilitación prevista en la disposición adicional
primera de la Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio, de las
Cualificaciones y de la Formación profesional, se exten-
derá a los funcionarios de los cuerpos de catedráticos de
enseñanza secundaria en las condiciones y con los requi-
sitos establecidos en dicha Ley.
5. Los funcionarios de los correspondientes cuerpos
de catedráticos de enseñanza secundaria, escuelas oficia-
les de idiomas y de artes plásticas y diseño participarán
en los concursos de provisión de puestos conjuntamente
con los funcionarios de los cuerpos de profesores de los
niveles correspondientes, a las mismas vacantes, sin per-
juicio de los méritos específicos que les sean de aplica-
ción por su pertenencia a los mencionados cuerpos de
catedráticos.
6. La pertenencia a alguno de los cuerpos de cate-
dráticos se valorará, a todos los efectos, como mérito
docente específico.
Disposición adicional novena. Requisitos para el ingreso
en los cuerpos de funcionarios docentes.
1. Para el ingreso en el cuerpo de maestros serán
requisitos indispensables estar en posesión del título de
Maestro o el título de Grado correspondiente y superar el
correspondiente proceso selectivo.
2. Para el ingreso en el cuerpo de profesores de
enseñanza secundaria será necesario estar en posesión
del título de Doctor, Licenciado, Ingeniero, Arquitecto, o el
título de Grado correspondiente u otros títulos equivalen-
tes, a efectos de docencia, además de la formación peda-
gógica y didáctica a la que se refiere el artículo 100.2 de
esta Ley, así como superar el correspondiente proceso
selectivo.
3. Para el ingreso en el cuerpo de profesores técni-
cos de formación profesional será necesario estar en
posesión de la titulación de Diplomado, Arquitecto Téc-
nico, Ingeniero Técnico o el título de Grado correspon-
diente u otros títulos equivalentes, a efectos de docencia,
además de la formación pedagógica y didáctica a la que
se refiere el artículo 100.2 de esta Ley, así como superar el
correspondiente proceso selectivo.
4. Para el ingreso a los cuerpos de profesores de
música y artes escénicas y de catedráticos de música y
artes escénicas será necesario estar en posesión del título
de Doctor, Licenciado, Ingeniero, Arquitecto o título de
Grado correspondiente, u otro título equivalente a efectos
de docencia, además de, en el caso del cuerpo de profeso-
res de música y artes escénicas, excepto en las especiali-
dades propias de Arte Dramático, la formación pedagó-
gica y didáctica a la que se refiere el artículo 100.2 de esta
Ley, así como superar el correspondiente proceso selec-
tivo. El Gobierno, previa consulta a las Comunidades
Autónomas, establecerá las condiciones para permitir el
ingreso en el cuerpo de catedráticos de música y artes
escénicas, mediante concurso de méritos, a personalida-
des de reconocido prestigio en sus respectivos campos
profesionales.
5. Para el ingreso en el cuerpo de profesores de artes
plásticas y diseño, será necesario estar en posesión del
título de Doctor, Licenciado, Arquitecto, Ingeniero o el
título de Grado correspondiente u otros títulos equivalen-
tes, a efectos de docencia, además de la formación peda-
gógica y didáctica a la que se refiere el artículo 100.2 de
esta Ley, así como superar el correspondiente proceso
selectivo.
6. Para el ingreso en el cuerpo de maestros de taller
de artes plásticas y diseño será necesario estar en pose-
sión de la titulación de Diplomado, Arquitecto Técnico,
Ingeniero Técnico o el título de Grado correspondiente u
otros títulos equivalentes, a efectos de docencia, además
de la formación pedagógica y didáctica a la que se refiere
el artículo 100.2 de esta Ley, así como superar el corres-
pondiente proceso selectivo.
7. Para el ingreso en el cuerpo de profesores de
escuelas oficiales de idiomas será necesario estar en
posesión del título de Doctor, Licenciado, Arquitecto,
Ingeniero o el título de Grado correspondiente u otros
títulos equivalentes, a efectos de docencia, además de la
formación pedagógica y didáctica a la que se refiere el
artículo 100.2 de esta Ley, así como superar el correspon-
diente proceso selectivo.
8. Para el ingreso en el cuerpo de profesores de
enseñanza secundaria en el caso de materias o áreas de
especial relevancia para la formación profesional, para el
ingreso en el cuerpo de profesores de artes plásticas y
diseño en el caso de materias de especial relevancia para
la formación específica artístico-plástica y diseño, así
como para el ingreso en los cuerpos de profesores técni-
cos de formación profesional y de maestros de taller en el
caso de determinadas áreas o materias, el Gobierno, pre-
via consulta a las Comunidades Autónomas podrá deter-
minar, a efectos de docencia, la equivalencia de otras
titulaciones distintas a las exigidas en esta disposición
adicional. En el caso de que el ingreso sea a los cuerpos
de profesores técnicos de formación profesional y al de
maestros de taller, podrá exigirse, además una experien-
cia profesional en un campo laboral relacionado con la
materia o área a las que se aspire.
17198 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
Disposición adicional décima. Requisitos para el acceso
a los cuerpos de catedráticos e inspectores.
1. Para acceder al cuerpo de catedráticos de ense-
ñanza secundaria, será necesario pertenecer al cuerpo de
profesores de enseñanza secundaria y estar en posesión
del título de Doctor, Licenciado, Arquitecto, Ingeniero o
Grado correspondiente o titulación equivalente a efectos
de docencia, así como superar el correspondiente pro-
ceso selectivo.
2. Para acceder al cuerpo de catedráticos de artes
plásticas y diseño será necesario pertenecer al cuerpo de
profesores de artes plásticas y diseño y estar en posesión
del título de Doctor, Licenciado, Arquitecto, Ingeniero o
Grado correspondiente o titulación equivalente, a efectos
de docencia, así como superar el correspondiente pro-
ceso selectivo.
3. Para acceder al cuerpo de catedráticos de escue-
las oficiales de idiomas, será necesario pertenecer al
cuerpo de profesores de escuelas oficiales de idiomas y
estar en posesión del título de Doctor, Licenciado, Arqui-
tecto, Ingeniero o Grado correspondiente o titulación
equivalente, a efectos de docencia, así como superar el
correspondiente proceso selectivo.
4. Sin perjuicio de la posibilidad de ingreso regu-
lado en la disposición adicional novena, apartado 4, para
acceder al cuerpo de catedráticos de música y artes escé-
nicas, será necesario pertenecer al cuerpo de profesores
de música y artes escénicas y estar en posesión del título
de Doctor, Licenciado, Arquitecto, Ingeniero o Grado
correspondiente o titulación equivalente, a efectos de
docencia, así como superar el correspondiente proceso
selectivo.
5. Para acceder al Cuerpo de Inspectores de Educa-
ción será necesario pertenecer a alguno de los cuerpos
que integran la función pública docente con al menos una
experiencia de cinco años en los mismos y estar en pose-
sión del título de Doctor, Licenciado, Ingeniero, Arquitecto
o título equivalente y superar el correspondiente proceso
selectivo, así como, en su caso, acreditar el conocimiento
de la lengua cooficial de la Comunidad Autónoma de des-
tino, de acuerdo con su normativa.
Disposición adicional undécima. Equivalencia de titula-
ciones del profesorado.
1. El título de Profesor de Educación General Básica
se considera equivalente, a todos los efectos, al título de
Maestro al que se refiere la presente Ley. El título de
Maestro de enseñanza primaria mantendrá los efectos
que le otorga la legislación vigente.
2. Las referencias establecidas en esta Ley en rela-
ción con las distintas titulaciones universitarias, lo son sin
perjuicio de las normas que por el Gobierno se dicten
para el establecimiento, reforma o adaptación de las
modalidades cíclicas de cada enseñanza y de los títulos
correspondientes, en virtud de la autorización otorgada al
mismo por el artículo 88.2 de la Ley Orgánica 6/2001,
de 21 de diciembre, de Universidades, con el fin de cum-
plir las líneas generales que emanen del Espacio Europeo
de enseñanza superior.
Disposición adicional duodécima. Ingreso y promoción
interna.
1. El sistema de ingreso en la función pública docente
será el de concurso-oposición convocado por las respec-
tivas Administraciones educativas. En la fase de concurso
se valorarán, entre otros méritos, la formación académica
y la experiencia docente previa. En la fase de oposición se
tendrán en cuenta la posesión de los conocimientos espe-
cíficos de la especialidad docente a la que se opta, la apti-
tud pedagógica y el dominio de las técnicas necesarias
para el ejercicio docente. Las pruebas se convocarán,
según corresponda, de acuerdo con las especialidades
docentes. Para la selección de los aspirantes se tendrá en
cuenta la valoración de ambas fases del concurso-oposi-
ción, sin perjuicio de la superación de las pruebas corres-
pondientes. El número de seleccionados no podrá supe-
rar el número de plazas convocadas. Asimismo, existirá
una fase de prácticas, que podrá incluir cursos de forma-
ción, y constituirá parte del proceso selectivo.
2. Los funcionarios docentes de los cuerpos de pro-
fesores de enseñanza secundaria, de profesores de
escuelas oficiales de idiomas, de profesores de música y
artes escénicas y de profesores de artes plásticas y
diseño que quieran acceder a los cuerpos de catedráticos
de enseñanza secundaria, de catedráticos de escuelas
oficiales de idiomas, de catedráticos de música y artes
escénicas y de catedráticos de artes plásticas y diseño,
respectivamente, deberán contar con una antigüedad
mínima de ocho años en el correspondiente cuerpo como
funcionarios de carrera.
En las convocatorias correspondientes, que no ten-
drán fase de prácticas, el sistema de acceso a los citados
cuerpos será el de concurso en el que se valorarán los
méritos relacionados con la actualización científica y
didáctica, la participación en proyectos educativos, la eva-
luación positiva de la actividad docente y, en su caso, la
trayectoria artística de los candidatos.
El número de funcionarios de los cuerpos de catedrá-
ticos, excepto en el cuerpo de catedráticos de música y
artes escénicas, no superará, en cada caso, el 30% del
número total de funcionarios de cada cuerpo de origen.
3. Los funcionarios de los cuerpos docentes clasifi-
cados en el grupo B a que se refiere la vigente legislación
de la función pública podrán acceder a los cuerpos de
profesores de enseñanza secundaria y de profesores de
artes plásticas y diseño. En las convocatorias correspon-
dientes para estos funcionarios se valorarán preferente-
mente los méritos de los concursantes, entre los que se
tendrán en cuenta el trabajo desarrollado y los cursos de
formación y perfeccionamiento superados, así como los
méritos académicos, y la evaluación positiva de la activi-
dad docente. Asimismo, se realizará una prueba consis-
tente en la exposición de un tema de la especialidad a la
que se accede, para cuya superación se atenderá tanto a
los conocimientos sobre la materia como a los recursos
didácticos y pedagógicos de los candidatos.
En las convocatorias de ingreso en los cuerpos de pro-
fesores de enseñanza secundaria y de profesores de artes
plásticas y diseño se reservará un porcentaje de las plazas
que se convoquen para el acceso de estos funcionarios
docentes, que deberán estar en posesión de la titulación
requerida para el ingreso en los correspondientes cuer-
pos, así como haber permanecido en sus cuerpos de pro-
cedencia un mínimo de seis años como funcionarios de
carrera.
Quienes accedan por este procedimiento estarán
exentos de la realización de la fase de prácticas y tendrán
preferencia en la elección de los destinos vacantes sobre
los aspirantes que ingresen por el turno libre de la corres-
pondiente convocatoria.
No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, los
aspirantes seleccionados que estén ocupando, con carác-
ter definitivo en el ámbito de la Administración pública
convocante, plazas del cuerpo y especialidad a las que
acceden, podrán optar, en las condiciones que se esta-
blezcan en las respectivas convocatorias, por permanecer
en las mismas.
4. El acceso al cuerpo de Inspectores de educación
se realizará mediante concurso-oposición. Los aspirantes
deberán contar con una antigüedad mínima de seis años
en alguno de los cuerpos que integran la función pública
docente y una experiencia docente de igual duración. Las
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17199
Administraciones educativas convocarán el concurso-
oposición correspondiente con sujeción a los siguientes
criterios:
a) En la fase de concurso se valorará la trayectoria
profesional de los candidatos y sus méritos específicos
como docentes, el desempeño de cargos directivos con
evaluación positiva y la pertenencia a alguno de los cuer-
pos de catedráticos a los que se refiere esta Ley.
b) La fase de oposición consistirá en una prueba en
la que se valorarán los conocimientos pedagógicos, de
administración y legislación educativa de los aspirantes
adecuada a la función inspectora que van a realizar, así
como los conocimientos y técnicas específicos para el
desempeño de la misma.
c) En las convocatorias de acceso al cuerpo de ins-
pectores, las Administraciones educativas podrán reser-
var hasta un tercio de las plazas para la provisión
mediante concurso de méritos destinado a los profesores
que, reuniendo los requisitos generales, hayan ejercido
con evaluación positiva, al menos durante tres mandatos,
el cargo de director.
Los candidatos seleccionados mediante el concurso-
oposición deberán realizar para su adecuada preparación
un periodo de prácticas de carácter selectivo, al finalizar el
cual serán nombrados, en su caso, funcionarios de carrera
del cuerpo de Inspectores de educación.
5. Los funcionarios docentes a que se refiere esta
Ley, podrán, asimismo, acceder a un cuerpo del mismo
grupo y nivel de complemento de destino, sin limitación
de antigüedad, siempre que posean la titulación exigida y
superen el correspondiente proceso selectivo. A este
efecto se tendrá en cuenta su experiencia docente y las
pruebas que en su día se superaron, quedando exentos
de la realización de la fase de prácticas. Estos funciona-
rios, cuando accedan a un cuerpo, al tiempo que otros
funcionarios por el turno libre o por alguno de los turnos
previstos en esta disposición, tendrán prioridad para la
elección de destino.
6. El Gobierno y las Comunidades Autónomas
fomentarán convenios con las universidades que facili-
ten la incorporación, a jornada total o parcial a compartir
en este caso con su actividad docente no universitaria, a
los Departamentos universitarios de los funcionarios de
los cuerpos docentes de niveles correspondientes a las
enseñanzas reguladas en esta Ley, en el marco de la dis-
posición adicional vigésima séptima de la Ley Orgá-
nica 6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades.
7. La Administración del Estado y las Comunidades
Autónomas impulsarán el estudio y la implantación, en su
caso, de medidas destinadas al desarrollo de la carrera
profesional de los funcionarios docentes sin que necesa-
riamente suponga el cambio de cuerpo.
Disposición adicional decimotercera. Desempeño de la
función inspectora por funcionarios no pertenecientes
al cuerpo de inspectores de educación.
1. Los funcionarios del cuerpo de inspectores al ser-
vicio de la Administración educativa que hubieran optado
por permanecer en dicho cuerpo «a extinguir» tendrán
derecho, a efectos de movilidad, a participar en los con-
cursos para la provisión de puestos en la inspección de
educación.
Los funcionarios del cuerpo de inspectores al servicio
de la Administración educativa de las Comunidades Autó-
nomas con destino definitivo, e integrados en los corres-
pondientes cuerpos de acuerdo con la normativa dictada
por aquéllas, tendrán derecho, a efectos de movilidad a
participar en los concursos para la provisión de puestos
de la inspección de educación.
2. Aquellos funcionarios de los cuerpos docentes
que accedieron a la función inspectora de conformidad
con las disposiciones de la Ley 30/1984, de 2 de agosto, de
Medidas para la Reforma de la Función Pública, modifi-
cada por la Ley 23/1988, de 28 de julio, y que no hubieran
accedido al cuerpo de Inspectores de educación a la
entrada en vigor de esta Ley, podrán continuar desempe-
ñando la función inspectora con carácter definitivo y
hasta su jubilación como funcionarios, de conformidad
con las disposiciones por las que accedieron al mismo.
Disposición adicional decimocuarta. Centros autoriza-
dos para impartir la modalidad de ciencias de la natu-
raleza y de la salud y la modalidad de tecnología en
bachillerato.
Los centros docentes privados de bachillerato que a la
entrada en vigor de la presente Ley impartan la modali-
dad de ciencias de la naturaleza y de la salud, la modali-
dad de tecnología, o ambas, quedarán automáticamente
autorizados para impartir la modalidad de ciencias y tec-
nología, establecida en esta Ley.
Disposición adicional decimoquinta. Municipios, corpo-
raciones o entidades locales.
1. Las Administraciones educativas podrán establecer
procedimientos e instrumentos para favorecer y estimular
la gestión conjunta con las Administraciones locales y la
colaboración entre centros educativos y Administraciones
públicas.
En lo que se refiere a las corporaciones locales, se
establecerán procedimientos de consulta y colabora-
ción con sus federaciones o agrupaciones más repre-
sentativas.
2. La conservación, el mantenimiento y la vigilancia
de los edificios destinados a centros públicos de educa-
ción infantil, de educación primaria o de educación espe-
cial, corresponderán al municipio respectivo. Dichos edifi-
cios no podrán destinarse a otros servicios o finalidades
sin autorización previa de la Administración educativa
correspondiente.
3. Cuando el Estado o las Comunidades Autóno-
mas deban afectar, por necesidades de escolarización,
edificios escolares de propiedad municipal en los que
se hallen ubicados centros de educación infantil, de
educación primaria o de educación especial, depen-
dientes de las Administraciones educativas, para
impartir educación secundaria o formación profesional,
asumirán, respecto de los mencionados centros, los
gastos que los municipios vinieran sufragando de
acuerdo con las disposiciones vigentes, sin perjuicio de
la titularidad demanial que puedan ostentar los munici-
pios respectivos. Lo dispuesto no será de aplicación
respecto a los edificios escolares de propiedad munici-
pal en los que se impartan, además de educación infan-
til y educación primaria o educación especial, el primer
ciclo de educación secundaria obligatoria. Si la afecta-
ción fuera parcial se establecerá el correspondiente
convenio de colaboración entre las Administraciones
afectadas.
4. Los municipios cooperarán con las Administracio-
nes educativas correspondientes en la obtención de los
solares necesarios para la construcción de nuevos cen-
tros docentes.
5. Las Administraciones educativas podrán estable-
cer convenios de colaboración con las corporaciones
locales para las enseñanzas artísticas. Dichos convenios
podrán contemplar una colaboración específica en escue-
las de enseñanzas artísticas cuyos estudios no conduzcan
a la obtención de títulos con validez académica.
17200 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
6. Corresponde a las Administraciones educativas
establecer el procedimiento para el uso de los centros
docentes, que de ellas dependan, por parte de las autori-
dades municipales, fuera del horario lectivo para activida-
des educativas, culturales, deportivas u otras de carácter
social. Dicho uso quedará únicamente sujeto a las necesi-
dades derivadas de la programación de las actividades de
dichos centros.
7. Las Administraciones educativas, deportivas y
municipales, colaborarán para el establecimiento de pro-
cedimientos que permitan el doble uso de las instalacio-
nes deportivas pertenecientes a los centros docentes o a
los municipios.
Disposición adicional decimosexta. Denominación de
las etapas educativas.
Las referencias, contenidas en la Ley Orgánica 8/1985, de
3 de julio, Reguladora del Derecho a la Educación, a los nive-
les educativos se entienden sustituidas por las denomina-
ciones que, para los distintos niveles y etapas educativas y
para los respectivos centros, se establecen en esta Ley.
Disposición adicional decimoséptima. Claustro de pro-
fesores de los centros privados concertados.
El claustro de profesores de los centros privados con-
certados tendrá funciones análogas a las previstas en el
artículo 129 de esta Ley.
Disposición adicional decimoctava. Procedimiento de
consulta a las Comunidades Autónomas.
La referencia en el articulado de esta Ley a las consul-
tas previas a las Comunidades Autónomas se entienden
realizadas en el seno de la Conferencia Sectorial.
Disposición adicional decimonovena. Alumnado extran-
jero.
Lo establecido en esta Ley en relación con la escolari-
zación, obtención de títulos y acceso al sistema general
de becas y ayudas al estudio será aplicable al alumnado
extranjero en los términos establecidos en la Ley Orgá-
nica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades
de los Extranjeros en España y su integración social,
modificada por la Ley Orgánica 8/2000, de 22 de diciem-
bre, y en la normativa que las desarrolla.
Disposición adicional vigésima. Atención a las víctimas
del terrorismo.
Las Administraciones educativas facilitarán que los
centros educativos puedan prestar especial atención a
los alumnos víctimas del terrorismo para que éstos reci-
ban la ayuda necesaria para realizar adecuadamente sus
estudios.
Disposición adicional vigesimoprimera. Cambios de
centro derivados de actos de violencia.
Las Administraciones educativas asegurarán la esco-
larización inmediata de las alumnas o alumnos que se
vean afectados por cambios de centro derivados de actos
de violencia de género o acoso escolar. Igualmente, facili-
tarán que los centros educativos presten especial aten-
ción a dichos alumnos.
Disposición adicional vigesimosegunda. Transforma-
ción de enseñanzas.
En el supuesto de que en el proceso de ordenación de
la enseñanza universitaria se definieran en el futuro títu-
los que correspondan a estudios regulados en la presente
Ley, el Gobierno, previa consulta a las Comunidades
Autónomas, podrá establecer el oportuno proceso de
transformación de tales estudios.
Disposición adicional vigesimotercera. Datos persona-
les de los alumnos.
1. Los centros docentes podrán recabar los datos
personales de su alumnado que sean necesarios para
el ejercicio de su función educativa. Dichos datos
podrán hacer referencia al origen y ambiente familiar
y social, a características o condiciones personales, al
desarrollo y resultados de su escolarización, así como
a aquellas otras circunstancias cuyo conocimiento sea
necesario para la educación y orientación de los alum-
nos.
2. Los padres o tutores y los propios alumnos
deberán colaborar en la obtención de la información a
la que hace referencia este artículo. La incorporación de
un alumno a un centro docente supondrá el consenti-
miento para el tratamiento de sus datos y, en su caso,
la cesión de datos procedentes del centro en el que
hubiera estado escolarizado con anterioridad, en los
términos establecidos en la legislación sobre protec-
ción de datos. En todo caso, la información a la que se
refiere este apartado será la estrictamente necesaria
para la función docente y orientadora, no pudiendo tra-
tarse con fines diferentes del educativo sin consenti-
miento expreso.
3. En el tratamiento de los datos del alumnado se
aplicarán normas técnicas y organizativas que garanticen
su seguridad y confidencialidad. El profesorado y el resto
del personal que, en el ejercicio de sus funciones, acceda
a datos personales y familiares o que afecten al honor e
intimidad de los menores o sus familias quedará sujeto al
deber de sigilo.
4. La cesión de los datos, incluidos los de carácter
reservado, necesarios para el sistema educativo, se reali-
zará preferentemente por vía telemática y estará sujeta a
la legislación en materia de protección de datos de carác-
ter personal, y las condiciones mínimas serán acordadas
por el Gobierno con las Comunidades Autónomas en el
seno de la Conferencia Sectorial de Educación.
Disposición adicional vigesimocuarta. Incorporación de
créditos en los Presupuestos Generales del Estado
para la gratuidad del segundo ciclo de educación
infantil.
Los Presupuestos Generales del Estado correspon-
dientes al ámbito temporal de aplicación de la pre-
sente Ley incorporarán progresivamente los créditos
necesarios para hacer efectiva la gratuidad del
segundo ciclo de la educación infantil a la que se
refiere el artículo 15.2.
Disposición adicional vigesimoquinta. Fomento de la
igualdad efectiva entre hombres y mujeres.
Con el fin de favorecer la igualdad de derechos y opor-
tunidades y fomentar la igualdad efectiva entre hombres
y mujeres, los centros que desarrollen el principio de
coeducación en todas las etapas educativas, serán objeto
de atención preferente y prioritaria en la aplicación de las
previsiones recogidas en la presente Ley, sin perjuicio de
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17201
lo dispuesto en los convenios internacionales suscritos
por España.
Disposición adicional vigesimosexta. Denominación
específica para el Consejo Escolar de los centros edu-
cativos.
Las Administraciones educativas podrán establecer
una denominación específica para referirse al Consejo
Escolar de los centros educativos.
Disposición adicional vigesimoséptima. Revisión de los
módulos de conciertos.
1. Durante el periodo al que se refiere la disposición
adicional primera de la presente Ley, y en cumplimiento
del Acuerdo suscrito entre el Ministerio de Educación y
Ciencia y las organizaciones sindicales representativas
del profesorado de los centros privados concertados,
todas las partidas de los módulos del concierto se revisa-
rán anualmente en un porcentaje equivalente al de las
retribuciones de los funcionarios públicos dependientes
de las Administraciones del Estado.
2. Las Administraciones educativas posibilitarán,
para el ejercicio de la función directiva en los centros pri-
vados concertados, unas compensaciones económicas,
análogas a las previstas para los cargos directivos de los
centros públicos, de las mismas características.
Disposición adicional vigesimoctava. Convenios con cen-
tros que impartan ciclos de formación profesional.
Las Administraciones educativas podrán establecer
convenios educativos con los centros que impartan ciclos
formativos de formación profesional que complementen
la oferta educativa de los centros públicos de acuerdo con
la programación general de la enseñanza.
Disposición adicional vigesimonovena. Fijación del
importe de los módulos.
1. Durante el periodo al que se refiere la disposición
adicional primera de la presente Ley, se procederá a la
fijación de los importes de los módulos económicos esta-
blecidos, de acuerdo con el artículo 117, en función de la
implantación de las enseñanzas que ordena la presente
Ley.
2. En el seno de la Conferencia Sectorial se consti-
tuirá una comisión, en la que participarán las organizacio-
nes empresariales y sindicales más representativas en el
ámbito de la enseñanza privada concertada, para el estu-
dio de la cuantía de los módulos de concierto que valore
el coste total de la impartición de las enseñanzas en con-
diciones de gratuidad.
Disposición adicional trigésima. Integración de centros
en la red de centros de titularidad pública.
Las Comunidades Autónomas podrán integrar en la
respectiva red de centros docentes públicos, de acuerdo
con la forma y el procedimiento que se establezca
mediante Ley de sus Parlamentos, los centros de titulari-
dad de las Administraciones locales que cumplan los
requisitos establecidos en la Ley, atiendan poblaciones
escolares de condiciones socioeconómicas desfavorables
o que desempeñen una reconocida labor en la atención a
las necesidades de escolarización, siempre que las Admi-
nistraciones locales manifiesten su voluntad de integrar-
los en dicha red.
Disposición adicional trigesimoprimera. Vigencias de
titulaciones.
1. El título de Graduado Escolar de la Ley 14/1970,
de 4 de agosto, General de Educación y Financiamiento
de la Reforma Educativa y el título de Graduado en Educa-
ción Secundaria de la Ley Orgánica 3/1990, de 3 de octu-
bre, de Ordenación General del Sistema Educativo, ten-
drán los mismos efectos profesionales que el título de
Graduado en Educación Secundaria Obligatoria estable-
cido en la presente Ley.
2. Los títulos de Bachiller de la Ley 14/1970, de 4
de agosto, General de Educación y Financiamiento de
la Reforma Educativa y de la Ley Orgánica 1/1990, de 3
de octubre, de Ordenación General del Sistema Educa-
tivo, tendrán los mismos efectos profesionales que el
nuevo título de Bachiller establecido en la presente
Ley.
3. El título de Técnico Auxiliar de la Ley 14/1970, de 4
de agosto, General de Educación y Financiamiento de la
Reforma Educativa tendrá los mismos efectos académi-
cos que el título de Graduado en Educación Secundaria y
los mismos efectos profesionales que el título de Técnico
de la correspondiente profesión.
4. El título de Técnico Especialista de la Ley
14/1970, de 4 de agosto, General de Educación y Finan-
ciamiento de la Reforma Educativa tendrá los mismos
efectos académicos y profesionales que el nuevo título
de Técnico Superior en la correspondiente especiali-
dad.
Disposición adicional trigesimosegunda. Nuevas titula-
ciones de formación profesional.
En el periodo de aplicación de esta Ley el Gobierno,
según lo dispuesto en el apartado 6 del artículo 39 de la
misma, procederá a establecer las enseñanzas de forma-
ción profesional de grado medio y grado superior relacio-
nadas con las artes escénicas.
Disposición transitoria primera. Maestros adscritos a los
cursos primero y segundo de la educación secundaria
obligatoria.
1. Los funcionarios del cuerpo de maestros ads-
critos con carácter definitivo, en aplicación de la dis-
posición transitoria cuarta de la Ley Orgánica 1/1990,
de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema
Educativo, a puestos de los dos primeros cursos de la
educación secundaria obligatoria, podrán continuar
en dichos puestos indefinidamente, así como ejercer
su movilidad en relación con las vacantes que a tal fin
determine cada Administración educativa. En el
supuesto de que accedieran al cuerpo de profesores
de enseñanza secundaria conforme a lo previsto en la
disposición adicional duodécima de esta Ley, podrán
permanecer en su mismo destino en los términos que
se establezcan.
2. Los maestros que, en aplicación a la disposición
transitoria octava de la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octu-
bre, de Ordenación General del Sistema Educativo, ven-
gan impartiendo los dos primeros cursos de la educación
secundaria obligatoria en centros docentes privados,
podrán continuar realizando la misma función en los
puestos que vienen ocupando.
Disposición transitoria segunda. Jubilación voluntaria
anticipada.
1. Los funcionarios de carrera de los cuerpos docen-
tes a los que se refiere la disposición adicional séptima de
la presente Ley, así como los funcionarios de los cuerpos
17202 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
a extinguir a que se refiere la disposición transitoria
quinta de la Ley 31/1991, de Presupuestos Generales del
Estado para el año 1992, incluidos en el ámbito de aplica-
ción del régimen de clases pasivas del Estado, podrán
optar a un régimen de jubilación voluntaria hasta la fecha
en que finalice el proceso de implantación de la presente
Ley establecido en la disposición adicional primera, siem-
pre que reúnan todos y cada uno de los requisitos
siguientes:
a) Haber permanecido en activo ininterrumpida-
mente en los quince años anteriores a la presentación de
la solicitud en puestos pertenecientes a las correspon-
dientes plantillas de centros docentes, o que durante una
parte de ese periodo hayan permanecido en la situación
de servicios especiales o hayan ocupado un puesto de
trabajo que dependa funcional u orgánicamente de las
Administraciones educativas, o bien les haya sido conce-
dida excedencia por alguno de los supuestos contempla-
dos en el artículo 29, apartado 4 de la Ley 30/1984, de 2 de
agosto, de Medidas para la Reforma de la Función Pública,
modificado por la Ley 39/1999, de 5 de noviembre, y por la
Ley 51/2003, de 2 de diciembre.
b) Tener cumplidos sesenta años de edad.
c) Tener acreditados quince años de servicios efecti-
vos al Estado.
Los requisitos de edad y periodo de carencia exigidos
en las letras b) y c) anteriores, deberán haberse cumplido
en la fecha del hecho causante de la pensión de jubila-
ción, que será a este efecto el 31 de agosto del año en que
se solicite. A tal fin deberá formularse la solicitud, ante el
órgano de jubilación correspondiente, dentro de los dos
primeros meses del año en que se pretenda acceder a la
jubilación voluntaria.
Igualmente, podrán optar a dicho régimen de jubila-
ción los funcionarios de los cuerpos de inspectores de
educación, de inspectores al servicio de la Administración
educativa y de directores escolares de enseñanza prima-
ria, así como los funcionarios docentes adscritos a la fun-
ción inspectora a que se refiere la disposición adicional
decimoquinta de la Ley 30/1984, de 2 de agosto, de Medi-
das para la Reforma de la Función Pública modificada por
la Ley 23/1988, de 28 de julio, siempre que en todos los
casos reúnan los requisitos anteriores, salvo en lo que se
refiere a la adscripción a puestos pertenecientes a las
plantillas de los centros docentes.
2. La cuantía de la pensión de jubilación será la que
resulte de aplicar, a los haberes reguladores que en cada
caso procedan, el porcentaje de cálculo correspondiente a
la suma de los años de servicios efectivos prestados al
Estado que, de acuerdo con la legislación de Clases Pasi-
vas, tenga acreditados el funcionario al momento de la
jubilación voluntaria y del período de tiempo que le falte
hasta el cumplimiento de la edad de sesenta y cinco
años.
Lo dispuesto en el párrafo anterior se entiende sin
perjuicio de lo establecido en cada momento, en materia
de límite máximo de percepción de pensiones públicas.
3. Dado el carácter voluntario de la jubilación regu-
lada en esta disposición transitoria, no será de aplicación
a la misma lo establecido en la disposición transitoria pri-
mera del vigente texto refundido de la Ley de Clases Pasi-
vas del Estado.
4. Los funcionarios que se jubilen voluntariamente
de acuerdo con lo dispuesto en la presente norma, que
tengan acreditados en el momento de la jubilación al
menos 28 años de servicios efectivos al Estado, podrán
percibir, por una sola vez, conjuntamente con su última
mensualidad de activo, una gratificación extraordinaria
en el importe y condiciones que establezca el Gobierno a
propuesta del Ministro de Economía y Hacienda, por ini-
ciativa del Ministro de Educación y Ciencia, atendiendo a
la edad del funcionario, a los años de servicios prestados
y a las retribuciones complementarias establecidas con
carácter general para el cuerpo de pertenencia. La cuan-
tía de la gratificación extraordinaria no podrá, en ningún
caso, ser superior a un importe equivalente a 25 men-
sualidades del Indicador Público de Renta de Efectos
Múltiples.
5. Los funcionarios de carrera de los cuerpos docen-
tes a que se refiere esta norma, acogidos a regímenes de
Seguridad Social o de previsión distintos del de Clases
Pasivas, siempre que acrediten todos los requisitos esta-
blecidos en el apartado 1, podrán optar al momento de la
solicitud de la jubilación voluntaria por incorporarse al
Régimen de Clases Pasivas del Estado, a efectos del dere-
cho a los beneficios contemplados en la presente disposi-
ción, así como a su integración en el Régimen Especial de
Funcionarios Civiles del Estado.
La Comisión prevista en la disposición adicional
sexta del Real Decreto 691/1991, de 12 de abril, sobre
cómputo recíproco de cuotas entre regímenes de Segu-
ridad Social, determinará la compensación económica
que deba realizar la Seguridad Social respecto del perso-
nal de cuerpos docentes que opte por su incorporación
al Régimen de Clases Pasivas del Estado, en función de
los años cotizados a los demás regímenes de la Seguri-
dad Social.
6. Los funcionarios de carrera de los cuerpos
docentes a los que se refiere el apartado 1 de esta
disposición, acogidos a regímenes de Seguridad
Social o de previsión distintos del de Clases Pasivas,
que no ejerciten la opción establecida en el apartado
anterior, podrán igualmente percibir las gratificacio-
nes extraordinarias que se establezcan, de acuerdo
con lo previsto en el apartado 4 de esta disposición
transitoria, siempre que causen baja definitiva en su
prestación de servicios al Estado por jubilación
voluntaria o por renuncia a su condición de funciona-
rio, y reúnan los requisitos exigidos en los números 1
y 4 de la misma, excepto el de pertenencia al Régi-
men de Clases Pasivas del Estado. En este supuesto,
la cuantía de la gratificación extraordinaria no podrá,
en ningún caso, ser superior a un importe equiva-
lente a 50 mensualidades del Indicador Público de
Renta de Efectos Múltiples.
La jubilación o renuncia de los funcionarios a que se
refiere el párrafo anterior no implicará modificación
alguna en las normas que les sean de aplicación, a efectos
de prestaciones, conforme al régimen en el que estén
comprendidos.
7. Se faculta a la Dirección General de Costes de Per-
sonal y Pensiones Públicas del Ministerio de Economía y
Hacienda para dictar las instrucciones que, en relación
con las pensiones de clases pasivas, pudieran ser necesa-
rias a fin de ejecutar lo dispuesto en la presente norma y
en las que se dicten en su desarrollo.
8. Antes de la finalización, del periodo de implanta-
ción de la presente Ley, establecido en la disposición adi-
cional primera, el Gobierno, previa consulta a las Comuni-
dades Autónomas, procederá a la revisión del tiempo
referido al régimen de jubilación voluntaria así como de
los requisitos exigidos.
Disposición transitoria tercera. Movilidad de los funcio-
narios de los cuerpos docentes.
En tanto no sean desarrolladas las previsiones conte-
nidas en esta Ley que afecten a la movilidad mediante
concurso de traslados de los funcionarios de los cuerpos
docentes en ella contemplados, la movilidad se ajustará a
la normativa vigente a la entrada en vigor de la presente
Ley.
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17203
Disposición transitoria cuarta. Profesores técnicos de
formación profesional en bachillerato.
Los profesores técnicos de formación profesional que
a la entrada en vigor de esta Ley estén impartiendo
docencia en bachillerato podrán continuar de forma inde-
finida en dicha situación.
Disposición transitoria quinta. Personal laboral fijo de
centros dependientes de Administraciones no autonó-
micas.
1. Cuando se hayan incorporado, con anterioridad a
la entrada en vigor de la presente Ley, o se incorporen
durante los tres primeros años de su aplicación, centros
previamente dependientes de cualquier Administración
Pública a las redes de centros docentes dependientes de
las Administraciones educativas, el personal laboral que
fuera fijo en el momento de la integración y realice funcio-
nes docentes en dichos centros, podrá acceder a los cuer-
pos docentes regulados en esta Ley, previa superación de
las correspondientes pruebas selectivas convocadas a tal
efecto por los respectivos Gobiernos de las Comunidades
Autónomas. Dichas pruebas deberán garantizar, en todo
caso, los principios constitucionales de igualdad, mérito y
capacidad, en la forma que determinen los Parlamentos
autonómicos, debiendo respetarse, en todo caso, lo esta-
blecido en la normativa básica del Estado.
2. Los procedimientos de ingreso a que hace refe-
rencia esta disposición sólo serán de aplicación en el
plazo de tres años.
Disposición transitoria sexta. Duración del mandato de
los órganos de gobierno.
1. La duración del mandato del director y demás
miembros del equipo directivo de los centros públicos
nombrados con anterioridad a la entrada en vigor de la
presente Ley será la establecida en la normativa vigente
en el momento de su nombramiento.
2. Las Administraciones educativas podrán prorro-
gar, por un periodo máximo de un año, el mandato de los
directores y demás miembros del equipo directivo de los
centros públicos cuya finalización se produzca en el curso
escolar de entrada en vigor de la presente Ley.
3. El Consejo Escolar de los centros docentes públi-
cos y privados concertados constituido con anterioridad a
la entrada en vigor de la presente Ley continuará su man-
dato hasta la finalización del mismo con las atribuciones
establecidas en esta Ley.
Disposición transitoria séptima. Ejercicio de la dirección
en los centros docentes públicos.
Los profesores que estando acreditados para el ejerci-
cio de la dirección de los centros docentes públicos no
hubieran ejercido, o la hayan ejercido por un periodo infe-
rior al señalado en el artículo 136.1 de esta Ley, estarán
exentos de la parte de la formación inicial que determinen
las Comunidades Autónomas.
Disposición transitoria octava. Formación pedagógica y
didáctica.
Los títulos Profesionales de Especialización Didáctica
y el Certificado de Cualificación Pedagógica que a la
entrada en vigor de esta Ley hubieran organizado las uni-
versidades al amparo de lo establecido en la Ley Orgá-
nica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del
Sistema Educativo, el Certificado de Aptitud Pedagógica y
otras certificaciones que el Gobierno pueda establecer
serán equivalentes a la formación establecida en el
artícu lo 100.2 de esta Ley, hasta tanto se regule para cada
enseñanza. Estarán exceptuados de la exigencia de este
título los maestros y los licenciados en pedagogía y psico-
pedagogía y quienes estén en posesión de licenciatura o
titulación equivalente que incluya formación pedagógica
y didáctica.
Disposición transitoria novena. Adaptación de los cen-
tros.
Los centros que atiendan a niños menores de tres
años y que a la entrada en vigor de esta Ley no estén
autorizados como centros de educación infantil, o lo estén
como centros de educación preescolar, dispondrán para
adaptarse a los requisitos mínimos que se establezcan del
plazo que el Gobierno determine, previa consulta a las
Comunidades Autónomas.
Disposición transitoria décima. Modificación de los con-
ciertos.
1. Los centros privados que, a la entrada en vigor de
la presente Ley, tengan concertadas las enseñanzas pos-
tobligatorias, mantendrán el concierto para las enseñan-
zas equivalentes.
2. Los conciertos, convenios o subvenciones aplica-
bles a los centros de educación preescolar y a los centros
de educación infantil se referirán a las enseñanzas de pri-
mer ciclo de educación infantil y a las de segundo ciclo de
educación infantil respectivamente.
3. Los conciertos, convenios o subvenciones para
los programas de garantía social se referirán a programas
de cualificación profesional inicial.
Disposición transitoria undécima. Aplicación de las nor-
mas reglamentarias.
En las materias cuya regulación remite la presente Ley
a ulteriores disposiciones reglamentarias, y en tanto éstas
no sean dictadas, serán de aplicación, en cada caso, las
normas de este rango que lo venían siendo a la fecha de
entrada en vigor de esta Ley, siempre que no se opongan
a lo dispuesto en ella.
Disposición transitoria duodécima. Acceso a las ense-
ñanzas de idiomas a menores de dieciséis años.
No obstante lo dispuesto en el artículo 59.2 de esta
Ley, los alumnos que a la entrada en vigor de esta Ley
hayan completado los dos primeros cursos de la educa-
ción secundaria obligatoria podrán acceder a las ense-
ñanzas de idiomas.
Disposición transitoria decimotercera. Maestros espe-
cialistas.
En tanto el Gobierno determine las enseñanzas a las
que se refiere el artículo 93.2 de la presente Ley, la ense-
ñanza de la música, de la educación física y de los idiomas
extranjeros en educación primaria será impartida por
maestros con la especialización correspondiente.
Disposición transitoria decimocuarta. Cambios de titula-
ción.
Los requisitos de titulación establecidos en la pre-
sente Ley, para la impartición de los distintos niveles edu-
cativos, no afectarán al profesorado que esté prestando
sus servicios en centros docentes según lo dispuesto en
la legislación aplicable en relación a las plazas que se
encuentran ocupando.
17204 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
Disposición transitoria decimoquinta. Maestros con
plaza en los servicios de orientación o de asesora-
miento psicopedagógico.
1. Las Administraciones educativas que no hubieren
regularizado la situación administrativa para el acceso al
Cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria, especia-
lidad de psicología y pedagogía, mediante el concurso-
oposición, turno especial, previsto en el artículo 45 de la
Ley 24/2001, de 27 de diciembre, de Medidas Fiscales,
Administrativas y del Orden Social, de los funcionarios
del Cuerpo de Maestros que, con titulación de licenciados
en Psicología o Pedagogía, han venido desempeñando
plazas con carácter definitivo en su ámbito de gestión,
obtenidas por concurso público de méritos, en los servi-
cios de orientación o asesoramiento psicopedagógico,
deberán convocar en el plazo máximo de tres meses
desde la aprobación de la presente Ley un concurso-opo-
sición, turno especial, de acuerdo con las características
del punto siguiente.
2. El citado concurso-oposición, turno especial,
constará de una fase de concurso en la que se valorarán,
en la forma que establezcan las convocatorias, los méri-
tos de los candidatos, entre los que figurarán la formación
académica y la experiencia docente previa. La fase de
oposición consistirá en una memoria sobre las funciones
propias de los servicios de orientación o asesoramiento
psicopedagógico. Los aspirantes expondrán y defenderán
ante el tribunal calificador la memoria indicada, pudiendo
el tribunal, al término de la exposición y defensa, formu-
lar al aspirante preguntas o solicitar aclaraciones sobre la
memoria expuesta.
3. Quienes superen el proceso selectivo quedarán
destinados en la misma plaza que vinieren desempe-
ñando y, a los solos efectos de determinar su antigüedad
en el cuerpo en el que se integran, se les reconocerá la
fecha de su acceso con carácter definitivo en los equipos
psicopedagógicos de la Administración educativa.
Disposición transitoria decimosexta. Prioridad de con-
ciertos en el segundo ciclo de educación infantil.
En relación con lo dispuesto en el artículo 15.2 de la
presente Ley, las Administraciones educativas, en el régi-
men de conciertos a que se refiere el artículo 116 de la
misma, y teniendo en cuenta lo previsto en el artículo 117,
considerarán las solicitudes formuladas por los centros
privados, y darán preferencia, por este orden, a las unida-
des que se soliciten para primero, segundo y tercer curso
del segundo ciclo de la educación infantil.
Disposición transitoria decimoséptima. Acceso a la fun-
ción pública docente.
1. El Ministerio de Educación y Ciencia propondrá a
las Administraciones educativas, a través de la Conferen-
cia Sectorial de Educación, la adopción de medidas que
permitan la reducción del porcentaje de profesores interi-
nos en los centros educativos, de manera que en el plazo
de cuatro años, desde la aprobación de la presente Ley,
no se sobrepasen los límites máximos establecidos de
forma general para la función pública.
2. Durante los años de implantación de la presente
Ley, el acceso a la función pública docente se realizará
mediante un procedimiento selectivo en el que, en la fase
de concurso se valorarán la formación académica y, de
forma preferente, la experiencia docente previa en los
centros públicos de la misma etapa educativa, hasta los
límites legales permitidos. La fase de oposición, que ten-
drá una sola prueba, versará sobre los contenidos de la
especialidad que corresponda, la aptitud pedagógica y el
dominio de las técnicas necesarias para el ejercicio de la
docencia. Para la regulación de este procedimiento de
concurso-oposición, se tendrá en cuenta lo previsto en el
apartado anterior, a cuyos efectos se requerirán los infor-
mes oportunos de las Administraciones educativas.
Disposición transitoria decimoctava. Adaptación de nor-
mativa sobre conciertos.
A fin de que las Administraciones educativas puedan
adaptar su normativa sobre conciertos educativos a las
disposiciones de la presente Ley, podrán acordar la pró-
rroga de hasta dos años del periodo general de concerta-
ción educativa en curso a la entrada en vigor de la pre-
sente Ley.
Disposición transitoria decimonovena. Procedimiento
de admisión de alumnos.
Los procedimientos de admisión de alumnos se adap-
tarán a lo previsto en el capítulo III del título II de esta Ley
a partir del curso académico 2007/2008.
Disposición derogatoria única
1. Quedan derogadas las siguientes Leyes:
a) Ley 14/1970, de 4 de agosto, General de Educación
y Financiamiento de la Reforma Educativa.
b) Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordena-
ción General del Sistema Educativo.
c) Ley Orgánica 9/1995, de 20 de noviembre, de Parti-
cipación, Evaluación y Gobierno de los Centros Docentes.
d) Ley Orgánica 10/2002, de 23 de diciembre, de Cali-
dad de la Educación.
e) Ley 24/1994, de 12 de julio, por la que se estable-
cen normas sobre concursos de provisión de puestos de
trabajo para funcionarios docentes.
2. Asimismo, quedan derogadas cuantas disposicio-
nes de igual o inferior rango se opongan a lo dispuesto en
la presente Ley.
Disposición final primera. Modificación de la Ley Orgá-
nica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la
Educación.
1. El artículo 4 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de
julio, reguladora del Derecho a la Educación, queda redac-
tado de la siguiente manera:
«1. Los padres o tutores, en relación con la educa-
ción de sus hijos o pupilos, tienen los siguientes dere-
chos:
a) A que reciban una educación, con la máxima
garantía de calidad, conforme con los fines establecidos
en la Constitución, en el correspondiente Estatuto de
Autonomía y en las leyes educativas.
b) A escoger centro docente tanto público como dis-
tinto de los creados por los poderes públicos.
c) A que reciban la formación religiosa y moral que
esté de acuerdo con sus propias convicciones.
d) A estar informados sobre el progreso del aprendi-
zaje e integración socio-educativa de sus hijos.
e) A participar en el proceso de enseñanza y aprendi-
zaje de sus hijos.
f) A participar en la organización, funcionamiento,
gobierno y evaluación del centro educativo, en los térmi-
nos establecidos en las leyes.
g) A ser oídos en aquellas decisiones que afecten a
la orientación académica y profesional de sus hijos.
2. Asimismo, como primeros responsables de la
educación de sus hijos o pupilos, les corresponde:
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17205
a) Adoptar las medidas necesarias, o solicitar la
ayuda correspondiente en caso de dificultad, para que sus
hijos o pupilos cursen las enseñanzas obligatorias y asis-
tan regularmente a clase.
b) Proporcionar, en la medida de sus disponibilida-
des, los recursos y las condiciones necesarias para el
progreso escolar.
c) Estimularles para que lleven a cabo las activida-
des de estudio que se les encomienden.
d) Participar de manera activa en las actividades que
se establezcan en virtud de los compromisos educativos
que los centros establezcan con las familias, para mejorar
el rendimiento de sus hijos.
e) Conocer, participar y apoyar la evolución de su
proceso educativo, en colaboración con los profesores y
los centros.
f) Respetar y hacer respetar las normas establecidas
por el centro, la autoridad y las indicaciones u orientacio-
nes educativas del profesorado.
g) Fomentar el respeto por todos los componentes
de la comunidad educativa.»
2. El artículo 5.5 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de
julio, reguladora del Derecho a la Educación, queda redac-
tado de la siguiente manera:
«Las Administraciones educativas favorecerán el ejer-
cicio del derecho de asociación de los padres, así como la
formación de federaciones y confederaciones.»
3. El artículo 6 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de
julio, reguladora del Derecho a la Educación, queda redac-
tado de la siguiente manera:
«1. Todos los alumnos tienen los mismos derechos y
deberes, sin más distinciones que las derivadas de su
edad y del nivel que estén cursando.
2. Todos los alumnos tienen el derecho y el deber de
conocer la Constitución Española y el respectivo Estatuto
de Autonomía, con el fin de formarse en los valores y
principios reconocidos en ellos.
3. Se reconocen a los alumnos los siguientes dere-
chos básicos:
a) A recibir una formación integral que contribuya al
pleno desarrollo de su personalidad.
b) A que se respeten su identidad, integridad y digni-
dad personales.
c) A que su dedicación, esfuerzo y rendimiento sean
valorados y reconocidos con objetividad.
d) A recibir orientación educativa y profesional.
e) A que se respete su libertad de conciencia, sus
convicciones religiosas y sus convicciones morales, de
acuerdo con la Constitución.
f) A la protección contra toda agresión física o
moral.
g) A participar en el funcionamiento y en la vida del
centro, de conformidad con lo dispuesto en las normas
vigentes.
h) A recibir las ayudas y los apoyos precisos para
compensar las carencias y desventajas de tipo personal,
familiar, económico, social y cultural, especialmente en el
caso de presentar necesidades educativas especiales, que
impidan o dificulten el acceso y la permanencia en el sis-
tema educativo.
i) A la protección social, en el ámbito educativo, en
los casos de infortunio familiar o accidente.
4. Son deberes básicos de los alumnos:
a) Estudiar y esforzarse para conseguir el máximo
desarrollo según sus capacidades.
b) Participar en las actividades formativas y, espe-
cialmente, en las escolares y complementarias.
c) Seguir las directrices del profesorado.
d) Asistir a clase con puntualidad.
e) Participar y colaborar en la mejora de la conviven-
cia escolar y en la consecución de un adecuado clima de
estudio en el centro, respetando el derecho de sus compa-
ñeros a la educación y la autoridad y orientaciones del
profesorado.
f) Respetar la libertad de conciencia, las conviccio-
nes religiosas y morales, y la dignidad, integridad e inti-
midad de todos los miembros de la comunidad educa-
tiva.
g) Respetar las normas de organización, convivencia
y disciplina del centro educativo, y
h) Conservar y hacer un buen uso de las instalacio-
nes del centro y materiales didácticos.»
4. Al artículo 7 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de
julio, reguladora del Derecho a la Educación, se le añade
un nuevo apartado, con la siguiente redacción:
«3. Las Administraciones educativas favorecerán
el ejercicio del derecho de asociación de los alumnos,
así como la formación de federaciones y confederacio-
nes.»
5. Al artículo 8 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de
julio, reguladora del Derecho a la Educación, se le añade
un nuevo párrafo con la siguiente redacción:
«A fin de estimular el ejercicio efectivo de la participa-
ción de los alumnos en los centros educativos y facilitar
su derecho de reunión, los centros educativos establece-
rán, al elaborar sus normas de organización y funciona-
miento, las condiciones en las que sus alumnos pueden
ejercer este derecho. En los términos que establezcan las
Administraciones educativas, las decisiones colectivas
que adopten los alumnos, a partir del tercer curso de la
educación secundaria obligatoria, con respecto a la asis-
tencia a clase no tendrán la consideración de faltas de
conducta ni serán objeto de sanción, cuando éstas hayan
sido resultado del ejercicio del derecho de reunión y sean
comunicadas previamente a la dirección del centro.»
6. El artículo 25 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de
julio, reguladora del Derecho a la Educación, tendrá la
siguiente redacción:
«Dentro de las disposiciones de la presente Ley y nor-
mas que la desarrollan, los centros privados no concerta-
dos gozarán de autonomía para establecer su régimen
interno, seleccionar su profesorado de acuerdo con la
titulación exigida por la legislación vigente, elaborar el
proyecto educativo, organizar la jornada en función de las
necesidades sociales y educativas de sus alumnos,
ampliar el horario lectivo de áreas o materias, determinar
el procedimiento de admisión de alumnos, establecer las
normas de convivencia y definir su régimen económico.»
7. Al artículo 31 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de
julio, reguladora del Derecho a la Educación, se le añade
una nueva letra n) con el siguiente texto:
«n) Los Consejos Escolares de ámbito autonómico.»
8. El artículo 56.1 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de
julio, reguladora del Derecho a la Educación, tendrá la
siguiente redacción:
«1. El Consejo Escolar de los centros privados con-
certados estará constituido por:
El director.
Tres representantes del titular del centro.
Un concejal o representante del Ayuntamiento en
cuyo término municipal se halle radicado el centro.
Cuatro representantes de los profesores.
Cuatro representantes de los padres o tutores de los
alumnos, elegidos por y entre ellos.
17206 Jueves 4 mayo 2006 BOE núm. 106
Dos representantes de los alumnos elegidos por y
entre ellos, a partir del primer curso de educación secun-
daria obligatoria.
Un representante del personal de administración y
servicios.
Una vez constituido el Consejo Escolar del centro, éste
designará una persona que impulse medidas educativas
que fomenten la igualdad real y efectiva entre hombres y
mujeres.
Además, en los centros específicos de educación
especial y en aquéllos que tengan aulas especializadas,
formará parte también del Consejo Escolar un repre-
sentante del personal de atención educativa comple-
mentaria.
Uno de los representantes de los padres en el Consejo
Escolar será designado por la asociación de padres más
representativa en el centro.
Asimismo, los centros concertados que impartan for-
mación profesional podrán incorporar a su Consejo Esco-
lar un representante del mundo de la empresa, designado
por las organizaciones empresariales, de acuerdo con el
procedimiento que las Administraciones educativas esta-
blezcan.»
9. El artículo 57 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de
julio, reguladora del Derecho a la Educación, tendrá la
siguiente redacción en sus apartados c), d), f) y m):
«c) Participar en el proceso de admisión de alumnos,
garantizando la sujeción a las normas sobre el mismo.
d) Conocer la resolución de conflictos disciplinarios
y velar porque se atengan a la normativa vigente. Cuando
las medidas disciplinarias adoptadas por el director
correspondan a conductas del alumnado que perjudi-
quen gravemente la convivencia del centro, el Consejo
Escolar, a instancia de padres o tutores, podrá revisar la
decisión adoptada y proponer, en su caso, las medidas
oportunas.
f) Aprobar y evaluar la programación general del
centro que con carácter anual elaborará el equipo direc-
tivo.
m) Proponer medidas e iniciativas que favorezcan la
convivencia en el centro, la igualdad entre hombres y
mujeres y la resolución pacífica de conflictos en todos los
ámbitos de la vida personal, familiar y social.»
10. El artículo 62 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de
julio, reguladora del Derecho a la Educación, tendrá la
siguiente redacción:
«1. Son causa de incumplimiento leve del concierto
por parte del titular del centro las siguientes:
a) Percibir cantidades por actividades escolares
complementarias o extraescolares o por servicios escola-
res que no hayan sido autorizadas por la Administración
educativa o por el Consejo Escolar del centro, de acuerdo
con lo que haya sido establecido en cada caso.
b) Infringir las normas sobre participación previstas
en el presente título.
c) Proceder a despidos del profesorado cuando
aquéllos hayan sido declarados improcedentes por sen-
tencia de la jurisdicción competente.
d) Infringir la obligación de facilitar a la Administra-
ción los datos necesarios para el pago delegado de los
salarios.
e) Infringir el principio de voluntariedad y no discri-
minación de las actividades complementarias, extraesco-
lares y servicios complementarios.
f) Cualesquiera otros que se deriven de la violación
de las obligaciones establecidas en el presente título, o en
las normas reglamentarias a las que hace referencia los
apartados 3 y 4 del artículo 116 de la Ley Orgánica de Edu-
cación o de cualquier otro pacto que figure en el docu-
mento de concierto que el centro haya suscrito.
2. Son causas de incumplimiento grave del concierto
por parte del titular del centro las siguientes:
a) Las causas enumeradas en el apartado anterior
cuando del expediente administrativo instruido al efecto
y, en su caso, de sentencia de la jurisdicción competente,
resulte que el incumplimiento se produjo por ánimo de
lucro, con intencionalidad evidente, con perturbación
manifiesta en la prestación del servicio de la enseñanza o
de forma reiterada o reincidente.
b) Impartir las enseñanzas objeto del concierto con-
traviniendo el principio de gratuidad.
c) Infringir las normas sobre admisión de alumnos.
d) Separarse del procedimiento de selección y des-
pido del profesorado establecido en los artículos prece-
dentes.
e) Lesionar los derechos reconocidos en los artícu-
los 16 y 20 de la Constitución, cuando así se determine
por sentencia de la jurisdicción competente.
f) Incumplir los acuerdos de la Comisión de Concilia-
ción.
g) Cualesquiera otros definidos como incumplimien-
tos graves en el presente título o en las normas reglamen-
tarias a que hacen referencia los apartados 3 y 4 del
ar tículo 116 de la Ley Orgánica de Educación.
No obstante lo anterior, cuando del expediente admi-
nistrativo instruido al efecto resulte que el incumplimiento
se produjo sin ánimo de lucro, sin intencionalidad evi-
dente y sin perturbación en la prestación de la enseñanza
y que no existe reiteración ni reincidencia en el incumpli-
miento, éste será calificado de leve.
3. La reiteración de incumplimientos a los que se
refieren los apartados anteriores se constatará por la
Administración educativa competente con arreglo a los
siguientes criterios:
a) Cuando se trate de la reiteración de los incumpli-
mientos cometidos con anterioridad, bastará con que esta
situación se ponga de manifiesto mediante informe de la
inspección educativa correspondiente.
b) Cuando se trate de un nuevo incumplimiento de
tipificación distinta al cometido con anterioridad, será
necesaria la instrucción del correspondiente expediente
administrativo.
4. El incumplimiento leve del concierto dará lugar:
a) Apercibimiento por parte de la Administración
educativa.
b) Si el titular no subsanase el incumplimiento leve,
la administración impondrá una multa de entre la mitad y
el total del importe de la partida «otros gastos» del
módulo económico de concierto educativo vigente en el
periodo en que se determine la imposición de la multa. La
Administración educativa sancionadora determinará el
importe de la multa, dentro de los límites establecidos y
podrá proceder al cobro de la misma por vía de compen-
sación contra las cantidades que deba abonar al titular del
centro en aplicación del concierto educativo.
5. El incumplimiento grave del concierto educativo
dará lugar a la imposición de multa, que estará compren-
dida entre el total y el doble del importe de la partida
«otros gastos» del módulo económico de concierto edu-
cativo vigente en el periodo en el que se determine la
imposición de la multa. La Administración educativa san-
cionadora determinará el importe de la multa, dentro de
los límites establecidos y podrá proceder al cobro de la
misma por vía de compensación contra las cantidades
que deba abonar al titular del centro en aplicación del
concierto educativo.
BOE núm. 106 Jueves 4 mayo 2006 17207
6. El incumplimiento muy grave del concierto dará
lugar a la rescisión del concierto. En este caso, con el fin
de no perjudicar a los alumnos ya escolarizados en el cen-
tro, las Administraciones educativas podrán imponer la
rescisión progresiva del concierto.
7. El incumplimiento y la sanción muy grave pres-
cribirán a los tres años, el grave a los dos años y el leve
al año. El plazo de prescripción se interrumpirá con la
constitución de la Comisión de Conciliación para la
corrección del incumplimiento cometido por el centro
concertado.»
Disposición final segunda. Modificación de la Ley 30/1984,
de 2 de agosto, de Medidas para la Reforma de la Fun-
ción Pública.
Se añade una nueva letra al artículo 29.2 de la
Ley 30/1984, de 2 de agosto, de Medidas para la Reforma
de la Función Pública, con la siguiente redacción:
«ñ) Cuando sean nombrados para desempeñar
puestos en las Áreas Funcionales de la Alta Inspección de
Educación funcionarios de los cuerpos docentes o escalas
en que se ordena la función pública docente.»
Disposición final tercera. Enseñanzas mínimas.
Todas las referencias contenidas en las disposiciones
vigentes a las enseñanzas comunes, se entenderán reali-
zadas a los aspectos básicos del currículo que constituyen
las enseñanzas mínimas.
Disposición final cuarta. Autonomía de gestión econó-
mica de los centros docentes públicos no universita-
rios.
Continuará en vigor, con las modificaciones derivadas
de la presente Ley, la Ley 12/1987, de 2 de julio, sobre esta-
blecimiento de la gratuidad de los estudios de bachille-
rato, formación profesional y artes aplicadas y oficios
artísticos en los centros públicos y la autonomía de ges-
tión económica de los centros docentes públicos no uni-
versitarios.
Disposición final quinta. Título competencial.
La presente Ley se dicta con carácter básico al amparo
de la competencia que corresponde al Estado conforme al
artículo 149.1.1.ª, 18.ª y 30.ª de la Constitución. Se excep-
túan del referido carácter básico los siguientes preceptos:
artículos 5.5 y 5.6; 7; 8.1 y 8.3; 9; 11.1 y 11.3; 14.6; 15.3; 18.4
y 18.5; 22.5; 26.1 y 26.2; 30.5; 35; 41.5; 42.3; 47; 58.4, 58.5 y
58.6; 60.3 y 60.4; 66.2 y 66.4; 67.2, 67.3, 67.6, 67.7 y 67.8; 72.4
y 72.5 y 89; 90; 100.3; 101, 102.2, 102.3 y 102.4; 103.1; 105.2;
106.2 y 106.3; 112.2, 112.3, 112.4 y 112.5; 113.3 y 113.4; 122.2
y 122.3; 123.2, 123.3, 123.4 y 123.5; 124; 125; 130.1; 131.2
y 131.5; 145; 146; 154; disposición adicional decimoquinta,
apartados 1, 4, 5 y 7; y disposición final cuarta.
Disposición final sexta. Desarrollo de la presente Ley.
Las normas de esta Ley podrán ser desarrolladas por
las Comunidades Autónomas, a excepción de las relativas
a aquellas materias cuya regulación se encomienda por la
misma al Gobierno o que corresponden al Estado con-
forme a lo establecido en la disposición adicional primera,
número 2, de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, Regu-
ladora del Derecho a la Educación.
MINISTERIO DE LA PRESIDENCIA
7900 REAL DECRETO 524/2006, de 28 de abril, por
el que se modifica el Real Decreto 212/2002,
de 22 de febrero, por el que se regulan las
emisiones sonoras en el entorno debidas a
determinadas máquinas de uso al aire libre.
Mediante el Real Decreto 212/2002, de 22 de febrero,
por el que se regulan las emisiones sonoras en el
entorno debidas a determinadas máquinas de uso al aire
libre, se transpuso al derecho interno español la Direc-
tiva 2000/14/CE del Parlamento Europeo y del Consejo,
de 8 de mayo de 2000, relativa a la aproximación de las
legislaciones de los Estados miembros sobre emisiones
sonoras en el entorno debidas a las máquinas de uso al
aire libre. Con posterioridad fue aprobada la Ley 37/2003,
de 17 de noviembre, del Ruido, cuyas disposiciones no
afectaron a lo establecido en el real decreto.
Dicha Directiva 2000/14/CE se remitía, en su artículo 12,
a una tabla de valores límite de emisión sonora que
debían cumplir determinadas máquinas de las incluidas
en su campo de aplicación, objetivo que tenía que cum-
plirse en dos fases: La «fase I» tenía como límite el día 3
de enero de 2002 y la «fase II» el 3 de enero de 2006.
Ya, en el momento de promulgación de la directiva, se
preveía una revisión de los valores límite y valores decla-
rados, con la posibilidad de modificar los listados de
máquinas sujetas a unos y otros.
El resultado de un primer estudio fue concluir que cier-
tos valores límites establecidos para la fase II resultaban
técnicamente inviables. De ahí que el Parlamento Europeo
y el Consejo hayan aprobado la Directiva 2005/88/CE, por
la cual se modifica la 2000/14/CE, lo que, en la práctica, se
traduce en la ampliación del periodo indicativo para
Disposición final séptima. Carácter de Ley Orgánica de
la presente Ley.
Tienen rango de Ley Orgánica el capítulo I del título
preliminar, los artículos 3; 4; 5.1, 5.2; el capítulo III del
título preliminar, los artículos 16; 17; 18.1, 18.2 y 18.3; 19.1;
22; 23; 24; 25; 27; 30.1, 30.2, 30.3, 30.4 y 30.6; 38; 68; 71; 74;
78; 80; 81.3 y 81.4; 82.2; 83; 84.1, 84.2, 84.3, 84.4, 84.5, 84.6,
84.7, 84.8 y 84.9; 85; 108; 109; 115; el capítulo IV del títu-
lo IV; los artículos 118; 119; 126.1 y 126.2; 127; 128; 129; las
disposiciones adicionales decimosexta y decimoséptima;
la disposición transitoria sexta, apartado tercero; la dispo-
sición transitoria décima; las disposiciones finales pri-
mera y séptima, y la disposición derogatoria única.
Disposición final octava. Entrada en vigor.
La presente Ley orgánica entrará en vigor a los veinte
días de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado».
Por tanto,
Mando a todos los españoles, particulares y autorida-
des, que guarden y hagan guardar esta ley orgánica.
Madrid, 3 de mayo de 2006.
JUAN CARLOS R.
El Presidente del Gobierno,
JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ ZAPATERO
11.666 DIARIO OFICIAL DE GALICIA Nº 132 ț Luns, 9 de xullo de 2007
I. DISPOSICIÓNS XERAIS
CONSELLERÍA DE EDUCACIÓN
E ORDENACIÓN UNIVERSITARIA
Decreto 130/2007, do 28 de xuño, polo
que se establece o currículo da educación
primaria na Comunidade Autónoma de
Galicia.
Preámbulo
A Lei orgánica 2/2006, do 3 de maio, de educación,
no capítulo III, determina que se entende por currícu-
lo o conxunto de obxectivos, competencias básicas,
contidos, métodos pedagóxicos e criterios de avalia-
ción de cada unha das ensinanzas reguladas pola cita-
da lei.
Así mesmo, coa finalidade de asegurar unha forma-
ción común a toda a cidadanía española e garantir a
validez das titulacións correspondentes, establece
que lle corresponde ao Goberno de España fixar os
aspectos básicos do currículo en relación aos obxecti-
vos, contidos e criterios de avaliación que constitúen
as ensinanzas mínimas ás cales se refire a disposición
adicional primeira, punto 2, letra c, da Lei orgáni-
ca 8/1985, do 3 de xullo, reguladora do dereito á edu-
cación.
O Estatuto de autonomía de Galicia, no seu artigo
31, determina que é competencia plena da Comuni-
dade Autónoma galega o regulamento e administra-
ción do ensino en toda a súa extensión, niveis e graos,
modalidades e especialidades, sen prexuízo do dis-
posto no artigo 27 da Constitución e nas leis orgáni-
cas que, conforme o parágrafo primeiro do seu artigo
81, o desenvolvan.
O Real decreto 1513/2006, do 7 de decembro, polo
que se establecen as ensinanzas mínimas da educa-
ción primaria que facilitarán a continuidade, progre-
sión e coherencia da aprendizaxe no caso de mobili-
dade xeográfica do alumnado, desenvolve os aspectos
básicos do currículo en relación cos obxectivos, com-
petencias básicas, contidos e criterios de avaliación.
A Lei orgánica de educación indica que serán as
administracións educativas as que establezan o currí-
culo das distintas ensinanzas reguladas pola citada
lei, do cal formarán parte os aspectos básicos ante-
riormente indicados.
Os centros docentes desenvolverán e completarán,
se for o caso, o currículo das diferentes etapas e ciclos
no uso da súa autonomía, tal e como se recolle no
capítulo II do título V da Lei orgánica de educación,
respondendo ao principio de autonomía pedagóxica,
de organización e xestión que a citada lei lles atribúe
aos centros educativos coa finalidade de adecuarse ás
características e á realidade educativa de cada un
deles.
O currículo que se establece neste decreto ten como
obxectivo contribuír ao logro dos principios básicos
desta Lei orgánica de educación que se expresan no
preámbulo e que se resumen en lograr:
* Calidade de educación para todo o alumnado.
* Equidade que garanta a igualdade de oportunida-
des.
* Esforzo compartido por todas as persoas compo-
ñentes da comunidade educativa.
A educación primaria e mais a educación secunda-
ria obrigatoria constitúen o ensino básico, que é obri-
gatorio e gratuíto para todas as persoas.
A educación primaria é, pois, a primeira etapa do
ensino obrigatorio. Como tal, caracterízase por unha
especial atención á diversidade, pola prevención das
dificultades de aprendizaxe e a posta en práctica de
apoios e/ou reforzos tan pronto como sexan detecta-
das, acudindo ás medidas organizativas e/ou curricu-
lares que sexan precisas para asegurar o principio de
equidade, sen prexuízo de garantir unha educación
común para todo o alumnado.
Nesta liña, estableceranse os mecanismos precisos
para lograr unha coordinación entre esta etapa e as de
educación infantil e educación secundaria obrigato-
ria.
Porén, será de grande importancia a acción titorial
que vertebre todas as actuacións con cada un dos gru-
pos e con cada alumno e cada alumna dese grupo.
O eixe do traballo nesta etapa educativa será o
desenvolvemento das competencias básicas que per-
mitan encamiñar todo o alumnado cara ao logro dunha
formación integral, tanto na súa vertente persoal coma
nas demandas sociais e culturais que faciliten a con-
tinuación dos estudos e, posteriormente, a inclusión
na vida laboral, pero sempre coa asunción da necesi-
dade de aprender ao longo de toda a vida.
Ten enorme importancia a presenza no currículo das
competencias básicas que o alumnado deberá desen-
volver na educación primaria e completar na educa-
ción secundaria obrigatoria. As competencias básicas
permiten identificar aquelas aprendizaxes que se
consideran imprescindibles desde un enfoque inte-
grador e orientado á aplicación dos saberes adquiri-
dos. O seu logro deberá capacitar as alumnas e os
alumnos para a súa realización persoal, a incorpora-
ción satisfactoria á vida adulta e o desenvolvemento
dunha aprendizaxe permanente ao longo da vida.
Será preciso que a organización dos centros educa-
tivos, as formas de relación de todas as persoas com-
poñentes da comunidade educativa, as actividades
docentes, así como as complementarias e extraescola-
res, incidan no desenvolvemento das citadas compe-
tencias básicas. Prestarase especial atención á educa-
ción en valores e ás normas de convivencia que per-
mitan unha incorporación á sociedade democrática
con respecto, interese, esforzo e responsabilidade.
INICIO
Nº 132 ț Luns, 9 de xullo de 2007 11.667 DIARIO OFICIAL DE GALICIA
Neste decreto inclúense os seguintes anexos:
Anexo I. Competencias básicas.
Anexo II. Obxectivos, competencias básicas, conti-
dos e criterios de avaliación das distintas áreas que
constitúen a etapa.
Anexo III. Cadro de distribución horaria.
Anexo IV. Proxecto lector de centro.
Anexo V. Plan de introdución das tecnoloxías da
información e da comunicación.
De conformidade co exposto, por proposta da conse-
lleira de Educación e Ordenación Universitaria, no
exercicio da facultade outorgada polo artigo 34 da
Lei 1/1983, do 22 de febreiro, reguladora da Xunta e
da súa presidencia, modificada pola Lei 11/1988, do
20 de outubro, e pola Lei 2/2007, do 28 de marzo, do
traballo en igualdade das mulleres de Galicia, oídos
os ditames do Consello Consultivo e do Consello
Escolar, e logo de deliberación do Consello da Xunta
de Galicia, na súa reunión do día vinte e oito de xuño
de dous mil sete,
DISPOÑO:
Artigo 1º.-Principios xerais.
A educación primaria é unha etapa educativa que
ten carácter obrigatorio e gratuíto. Comprende seis
cursos académicos, que se cursarán ordinariamente
entre os seis e os doce anos de idade. Con carácter
xeral, o alumnado incorporarase ao primeiro curso da
educación primaria no ano natural en que cumpra
seis anos.
A educación primaria consta de tres ciclos que se
organizarán en áreas con carácter global e integrador.
Artigo 2º.-Fins.
1. A finalidade da educación primaria é proporcio-
narlles a todos os nenos e nenas unha educación que
permita afianzar o seu desenvolvemento persoal e o
seu propio benestar, adquirir as habilidades culturais
básicas relativas á expresión e comprensión oral, á
lectura, á escritura e ao cálculo, ao sentido artístico,
á creatividade e á afectividade, así como desenvolver
habilidades sociais e hábitos de traballo.
2. A acción educativa nesta etapa procurará a inte-
gración das distintas experiencias e aprendizaxes do
alumnado e adaptarase aos seus ritmos de traballo.
Artigo 3º.-Obxectivos da educación primaria.
Os obxectivos da educación primaria estarán enca-
miñados ao logro da adquisición, por parte de todo o
alumnado, das capacidades que permitan:
a) Coñecer e apreciar os valores e as normas de con-
vivencia, aprender a obrar de acordo con elas, prepa-
rarse para o exercicio activo da cidadanía e respectar
os dereitos humanos, así como o pluralismo propio
dunha sociedade democrática.
b) Desenvolver hábitos de traballo individual e de
equipo, de esforzo e de responsabilidade no estudo,
así como actitudes de confianza en si mesmo, sentido
crítico, iniciativa persoal, curiosidade, interese e
creatividade na aprendizaxe.
c) Adquirir habilidades para a prevención e para a
resolución pacífica de conflitos que lle permitan
desenvolverse con autonomía no ámbito familiar e
doméstico, así como nos grupos sociais con que se
relaciona.
d) Coñecer, comprender e respectar as diferentes
culturas e as diferenzas entre as persoas, a igualdade
de dereitos e oportunidades de homes e de mulleres e
a non-discriminación de persoas con discapacidade.
e) Coñecer e utilizar de xeito apropiado a lingua
galega, a lingua castelá e desenvolver hábitos de lec-
tura.
f) Adquirir en, polo menos, unha lingua estranxeira
a competencia comunicativa básica que lle permita
expresar e comprender mensaxes sinxelas e desenvol-
verse en situacións cotiás.
g) Desenvolver as competencias matemáticas bási-
cas e iniciarse na resolución de problemas que requi-
ran a realización de operacións elementais de cálcu-
lo, coñecementos xeométricos e estimacións, así como
ser capaz de aplicalos a situacións da súa vida cotiá.
h) Coñecer e valorar o seu contorno natural, social e
cultural, así como as posibilidades de acción e de coi-
dado deste, con especial atención á singularidade de
Galicia. Coñecer mulleres e homes que realizaron
achegas importantes á cultura e sociedade galegas.
i) Iniciarse na utilización, para a aprendizaxe, das
tecnoloxías da información e da comunicación,
desenvolvendo un espírito crítico ante as mensaxes
que recibe e elabora.
j) Utilizar diferentes representacións e expresións
artísticas e iniciarse na construción de propostas
visuais.
k) Valorar a hixiene e a saúde, aceptar e aprender a
coidar o propio corpo e o dos outros, respectar as dife-
renzas e utilizar a educación física e o deporte como
medios para favorecer o desenvolvemento persoal e
social.
l) Coñecer e valorar a flora e a fauna, en especial a
presente na Comunidade Autónoma de Galicia, e
adoptar modos de comportamento que favorezan o seu
coidado.
m) Desenvolver as súas capacidades afectivas en
todos os ámbitos da personalidade e nas súas rela-
cións coas demais persoas, o valor da corresponsabi-
lidade no traballo doméstico e no coidado das outras
persoas, así como unha actitude contraria á violencia,
aos prexuízos de calquera tipo e aos estereotipos
sexistas.
11.668 DIARIO OFICIAL DE GALICIA Nº 132 ț Luns, 9 de xullo de 2007
n) Fomentar a educación vial e actitudes de respec-
to que incidan na prevención dos accidentes de tráfi-
co.
Artigo 4º.-Currículo.
1. Enténdese por currículo da educación primaria o
conxunto de obxectivos, competencias básicas, conti-
dos, métodos pedagóxicos e criterios de avaliación
desta etapa educativa.
2. As competencias básicas que se deben adquirir
no ensino básico publícanse no anexo I deste decreto.
Ao seu logro deberá contribuír a educación primaria,
de acordo cos criterios de avaliación que para cada
ciclo e área figuran no anexo II.
3. O currículo para a educación primaria nos cen-
tros docentes dependentes da Consellería de Educa-
ción e Ordenación Universitaria da Comunidade
Autónoma de Galicia será o que se recolle para cada
área e nos diferentes ciclos no anexo II a este decre-
to.
4. Os centros docentes desenvolverán e concretarán
o currículo establecido neste decreto. Estas concre-
cións formarán parte do proxecto educativo, así como
o tratamento nas distintas áreas de educación en valo-
res, a educación moral e cívica, a educación para a
paz, a igualdade de oportunidades entre os sexos, a
educación ambiental, a educación sexual, para a saú-
de e calidade de vida, a educación para o lecer a edu-
cación do consumidor e a viaria.
Artigo 5º.-Organización.
1. A etapa da educación primaria comprende tres
ciclos de dous anos académicos cada un e organízase
en áreas, que terán un carácter global e integrador.
2. Cada un dos ciclos constitúe unha unidade de
ensino-aprendizaxe, polo que é imprescindible a
coordinación de todo o profesorado implicado para o
desenvolvemento correcto do currículo. A etapa de
educación primaria terá, pois, un carácter global e
integrador.
3. A educación primaria será impartida por mestres
e mestras, que terán competencia docente en todas as
áreas deste nivel. As ensinanzas da música, da edu-
cación física e dos idiomas estranxeiros serán impar-
tidas por mestres e mestras coa especialidade ou
habilitación correspondente.
Artigo 6º.-Áreas de coñecemento.
1. As áreas que se impartirán en todos e cada un dos
cursos da educación primaria, entre as que terán
especial consideración polo seu carácter instrumental
as linguas e as matemáticas, son as seguintes:
Coñecemento do medio natural, social e cultural.
Educación artística.
Educación física.
Lingua galega e literatura.
Lingua castelá e literatura.
Lingua estranxeira.
Matemáticas.
2. Ademais, no segundo ano do terceiro ciclo enga-
dirase a área de educación para a cidadanía e os
dereitos humanos, na cal se prestará especial aten-
ción á igualdade entre homes e mulleres.
3. Sen prexuízo do seu tratamento específico nal-
gunha das áreas da etapa, a comprensión lectora, a
expresión oral e escrita, a comunicación audiovisual,
as tecnoloxías da información e da comunicación e a
educación en valores traballaranse en todas as áreas.
4. Coa finalidade de fomentar o hábito da lectura, os
centros elaborarán e aplicarán un proxecto lector que
se axustará ás liñas básicas que se publican como
anexo IV ao presente decreto, asegurándose como
mínimo media hora diaria.
5. Os centros docentes elaborarán e aplicarán, ade-
mais, o plan de introdución das tecnoloxías da infor-
mación e da comunicación que se axustará ás direc-
trices que se publican como anexo V deste decreto.
Artigo 7º.-Horario.
1. Sen esquecer o carácter global e integrador das
diferentes áreas en que se organiza a educación pri-
maria, o horario semanal de cada unha das áreas nos
distintos cursos é o que figura no anexo III deste
decreto.
Artigo 8º.-Avaliación.
1. A avaliación dos procesos de aprendizaxe do
alumnado será continua, global, formativa e integra-
dora de todas as áreas. Terá en conta o progreso do
alumnado no conxunto das áreas.
2. Na avaliación serán tidos en conta todos os ele-
mentos que compoñen o currículo.
3. Os criterios de avaliación das áreas serán refe-
rentes fundamentais para valorar o grao de adquisi-
ción das competencias básicas.
4. Se no proceso de avaliación continua se adverti-
se que un alumno ou alumna non progresa adecuada-
mente, o centro educativo, tan pronto detecte as difi-
cultades de aprendizaxe, adoptará medidas de reforzo
educativo coa finalidade de que o alumnado adquira
os coñecementos necesarios para continuar o proceso
educativo.
5. O profesorado avaliará tanto as aprendizaxes do
alumnado coma os procesos de ensino e a súa propia
práctica docente.
Artigo 9º.-Promoción de ciclo.
1. Ao final de cada ciclo, e como consecuencia do
proceso de avaliación, tomaranse as decisións sobre
promoción de ciclo do alumnado.
2. A decisión de promoción de ciclo adoptaraa o
equipo de profesores e profesoras que imparten
docencia ao grupo de alumnos e alumnas no último
Nº 132 ț Luns, 9 de xullo de 2007 11.669 DIARIO OFICIAL DE GALICIA
curso do ciclo, e deberá ter en especial consideración
a información e o criterio do titor ou titora.
3. O alumnado acadará a promoción ao ciclo educa-
tivo seguinte sempre que alcanzase o desenvolvemen-
to correspondente das competencias básicas e un
axeitado grao de madurez. Accederase tamén ao
seguinte ciclo cando as aprendizaxes non alcanzadas
non sexan un obstáculo para seguir satisfactoriamen-
te o novo ciclo. Neste caso, o centro educativo adop-
tará as medidas precisas para que o alumnado reciba
os apoios necesarios para a recuperación das ditas
aprendizaxes.
4. Cando o alumno ou alumna non cumpra as con-
dicións establecidas no parágrafo anterior, permane-
cerá un ano máis no ciclo, tendo en conta que esta
medida só se poderá adoptar unha soa vez ao longo de
toda a etapa educativa. Esta medida deberá ir acom-
pañada dun plan específico de reforzo educativo que
os centros educativos organizarán de acordo co que
estableza a Consellería de Educación e Ordenación
Universitaria.
Artigo 10º.-Promoción á educación secundaria obri-
gatoria.
1. O alumnado accederá á educación secundaria
obrigatoria se alcanzou o desenvolvemento correspon-
dente das competencias básicas e o adecuado grao de
madurez. Accederá tamén cando as aprendizaxes non
alcanzadas non sexan un obstáculo para seguir satis-
factoriamente a nova etapa. Neste caso, o centro edu-
cativo receptor do alumnado establecerá as medidas
de apoio necesarias para que este recupere as ditas
aprendizaxes, á vista dos informes individualizados.
2. Se non se cumpren as condicións establecidas no
parágrafo anterior, o alumno ou alumna permanecerá
un ano máis no terceiro ciclo, agás se xa repetise unha
vez nos dous ciclos anteriores.
Artigo 11º.-Procedemento en materia de avaliación.
A Consellería de Educación e Ordenación Universi-
taria ditará as normas oportunas de procedemento en
materia de avaliación e promoción do alumnado.
Artigo 12º.-Informe sobre a aprendizaxe.
1. De conformidade co establecido no artigo 20.5º
da Lei orgánica 2/2006, do 3 de maio, de educación,
e coa finalidade de garantir a continuidade do proce-
so de formación do alumnado, ao rematar a etapa, os
titores ou titoras, tendo en conta a información solici-
tada ao equipo de profesores e profesoras, elaborarán
un informe individualizado de cada alumno ou alum-
na sobre a súa aprendizaxe, os obxectivos alcanzados
e as competencias básicas adquiridas, así como sobre
aqueles elementos que puidesen condicionar o pro-
greso educativo do alumnado.
2. A Consellería de Educación e Ordenación Univer-
sitaria elaborará as características do informe, estable-
cerá os mecanismos de coordinación coa etapa educati-
va seguinte e garantirá a súa confidencialidade.
Artigo 13º.-Participación dos pais ou titores.
A Consellería de Educación e Ordenación Universi-
taria establecerá o procedemento para que, de confor-
midade co establecido no artigo 4.2º e), da Lei orgá-
nica 8/1985, do 3 de xullo, reguladora do dereito á
educación, os pais e nais ou titores/as participen e
apoien a evolución do proceso educativo dos seus
fillos/as ou tutelados/as, coñezan as decisións relati-
vas á avaliación e promoción e colaboren nas medidas
de apoio ou reforzo que adopten os centros educativos
para facilitar o seu progreso educativo.
Artigo 14º.-Titoría.
1. Na educación primaria, cada grupo de alumnos e
alumnas terá un titor ou titora. A súa actuación debe-
rá coordinarse especialmente coa dos outros profeso-
res e profesoras que incidan sobre o mesmo grupo de
alumnos e alumnas, sen prexuízo da necesaria coordi-
nación co equipo de profesoras e profesores de ciclo e
etapa.
2. Na educación primaria, a acción titorial orienta-
rá o proceso educativo individual e colectivo do alum-
nado, sen prexuízo das competencias e a necesaria
coordinación, se é o caso, co Departamento de Orien-
tación.
3. A persoa titora manterá unha relación permanen-
te coas familias do alumnado, atendendo á concilia-
ción profesional e familiar, teraas informadas sobre o
progreso da aprendizaxe e integración socio-educati-
va dos seus fillos/as e escoitaraas naquelas decisións
que afecten a orientación académica e profesional dos
seus fillos/as, sen prexuízo, se é o caso, das compe-
tencias do Departamento de Orientación.
Artigo 15º.-Atención á diversidade.
1. A intervención educativa nesta etapa atenderá á
diversidade do alumnado, é dicir, centrarase nas
actuacións educativas dirixidas a dar resposta ás dife-
rentes capacidades, ritmos e estilos de aprendizaxe.
Ademais, porá énfase na detección temperá do alum-
nado que requira unha atención educativa diferente á
ordinaria, por presentar necesidades educativas espe-
ciais, por dificultades específicas da aprendizaxe,
polas súas altas capacidades intelectuais, por incor-
porarse tardiamente ao sistema educativo, ou por con-
dicións persoais ou de historia familiar.
2. En canto se detecten dificultades de aprendizaxe
nalgún alumno ou alumna, o centro educativo deberá
poñer en funcionamento as medidas de reforzo educa-
tivo que se consideren máis convenientes e que pode-
rán ser tanto organizativas como curriculares. Entre
estas medidas encóntranse o apoio dentro do grupo
ordinario, o apoio ocasional fóra do grupo ordinario,
os agrupamentos flexibles e as adaptacións do currí-
culo.
3. A escolarización do alumnado que se incorpora
tardiamente ao sistema educativo por proceder dou-
tros países ou por calquera outro motivo realizarase
11.670 DIARIO OFICIAL DE GALICIA Nº 132 ț Luns, 9 de xullo de 2007
atendendo ás súas circunstancias, coñecementos, ida-
de e historial académico.
Cando presente graves carencias na lingua de esco-
larización do centro, realizará un programa de inmer-
sión lingüística que será, en todo caso, simultáneo á
escolarización nos grupos ordinarios, cos cales com-
partirá o maior tempo posible de horario semanal, nos
termos que estableza a Consellería de Educación e
Ordenación Universitaria.
Os alumnos e alumnas que presenten un desfase no
seu nivel de competencia curricular de máis dun ciclo
poderán ser escolarizados nun curso inferior ao que
lles correspondería por idade. Neste caso, o centro
educativo adoptará as medidas de reforzo educativo
máis adecuadas para facilitar a súa integración esco-
lar e a recuperación do desfase curricular. No supos-
to de superar o dito desfase, incorporaranse ao curso
que lles corresponde pola súa idade.
4. A escolarización do alumnado con altas capaci-
dades intelectuais flexibilizarase de tal forma que se
poida anticipar un curso o inicio da escolarización
nesta etapa educativa ou reducir a súa duración can-
do se prevexa que estas son as medidas máis adecua-
das para o desenvolvemento do seu equilibrio persoal
e a súa socialización, ou poderá enriquecerse o currí-
culo, nos termos que estableza a Consellería de Edu-
cación e Ordenación Universitaria.
Artigo 16º.-Alumnado con necesidades educativas
especiais.
1. Enténdese por alumnado que presenta necesida-
des educativas especiais aquel que requira, por un
período da súa escolarización ou ao longo de toda ela,
determinados apoios e atencións educativas específi-
cas derivadas de discapacidade ou trastornos graves
da conduta, tal como indica o artigo 73 da Lei orgáni-
ca 2/2006, do 3 de maio, de educación.
2. Para que este alumnado poida alcanzar o máximo
desenvolvemento das súas capacidades persoais e os
obxectivos da etapa, estableceranse as medidas curri-
culares e organizativas oportunas que aseguren o seu
adecuado progreso, dentro dos principios de inclusión
e normalidade.
3. Na educación primaria poderán realizarse adap-
tacións curriculares que se aparten significativamen-
te dos contidos e criterios de avaliación do currículo,
dirixidas a este alumnado con necesidades educativas
especiais.
4. As adaptacións curriculares deste alumnado, que
estarán precedidas en todo caso dunha avaliación das
súas necesidades educativas especiais e da conse-
guinte proposta curricular específica, realizaranse
buscando o máximo desenvolvemento das competen-
cias básicas de acordo coas posibilidades do alumno
ou alumna; a avaliación e a promoción tomarán como
referencia os obxectivos e criterios de avaliación fixa-
dos nas ditas adaptacións.
5. A Consellería de Educación e Ordenación Uni-
versitaria determinará o procedemento de autoriza-
ción das adaptacións referidas neste artigo.
6. Sen prexuízo da permanencia durante un curso
máis no mesmo ciclo, prevista no artigo 9.4º do pre-
sente decreto, a escolarización deste alumnado na
educación primaria en centros ordinarios poderá pro-
longarse un ano máis, sempre que se favoreza a súa
integración socioeducativa.
Artigo 17º.-Avaliación de diagnóstico.
1. Ao finalizar o segundo ciclo da educación prima-
ria, todos os centros realizarán unha avaliación de
diagnóstico das competencias básicas alcanzadas
polo seu alumnado. Esta avaliación, que non terá
efectos académicos, terá carácter formativo e orienta-
dor para os centros, informativo para as familias e
para o conxunto da comunidade educativa, como esta-
blece o artigo 21 da Lei orgánica 2/2006, do 3 de
maio, de educación.
2. A Consellería de Educación e Ordenación Uni-
versitaria facilitaralles aos centros educativos os
modelos e apoios necesarios, co fin de que todos rea-
licen de xeito adecuado estas avaliacións.
Disposicións adicionais
Primeira.-Ensinanzas de relixión.
1. A área de relixión católica será de oferta obriga-
toria para os centros e de carácter voluntario para o
alumnado.
2. O ensino doutras relixións axustarase ao disposto
nos acordos de cooperación celebrados polo Estado
español coa Federación de Entidades Relixiosas
Evanxélicas de España, a Federación de Comunida-
des Israelitas de España, a Comisión Islámica de
España e, se é o caso, aqueles que no futuro se poi-
dan subscribir con outras confesións relixiosas.
3. Ao inicio de cada curso académico os pais/nais
ou titores/as dos alumnos e alumnas manifestarán a
súa vontade de que os seus fillos/as reciban ou non
ensinanzas de relixión.
4. Os centros docentes disporán as medidas organi-
zativas para que o alumnado cuxos pais ou titores non
optasen por que cursen as ensinanzas de relixión,
reciban a debida atención educativa co fin de que a
elección dunha ou outra opción non supoña discrimi-
nación ningunha. A dita atención, en ningún caso
comportará a aprendizaxe de contidos curriculares
asociados ao coñecemento do feito relixioso nin a cal-
quera área da etapa. As medidas organizativas que
dispoñan os centros deberán ser incluídas no proxec-
to educativo para que familias e titores/as as coñezan
con anterioridade.
5. A determinación do currículo do ensino de reli-
xión católica e das diferentes confesións relixiosas
coas cales o Estado español subscribiu acordos de
cooperación en materia educativa será competencia,
respectivamente, da xerarquía eclesiástica e das
Nº 132 ț Luns, 9 de xullo de 2007 11.671 DIARIO OFICIAL DE GALICIA
correspondentes autoridades relixiosas. O seu contido
deberá, en calquera caso, ser respectuoso cos dereitos
das persoas marcados na lexislación vixente e sobre
todo co valor de igualdade entre mulleres e homes.
6. A avaliación do ensino da relixión católica reali-
zarase nos mesmos termos e cos mesmos efectos ca a
das outras áreas da educación primaria. A avaliación
do ensino das diferentes confesións relixiosas axusta-
rase ao establecido nos acordos de cooperación subs-
critos polo Estado español.
7. Coa finalidade de garantir o principio de igualda-
de e a libre concorrencia entre todo o alumnado, as
cualificacións que se obtivesen na avaliación das
ensinanzas de relixión non se computarán nas convo-
catorias en que deban entrar en concorrencia os expe-
dientes académicos.
Segunda.-Ensinanzas en linguas estranxeiras.
A Administración educativa poderá autorizar que
unha parte do currículo se imparta en linguas
estranxeiras, sen que iso supoña modificación dos
aspectos básicos do currículo regulados neste decre-
to. Os centros que impartan unha parte das áreas do
currículo en linguas estranxeiras non poderán incluír
en ningún caso requisitos lingüísticos entre os crite-
rios de admisión do alumnado.
Disposición derrogatoria
Queda derrogado o Decreto 245/1992, do 30 de
xullo, polo que se establece o currículo da educación
primaria na Comunidade Autónoma de Galicia, sen
prexuízo da vixencia do seu currículo ata a implanta-
ción da nova ordenación da educación primaria, de
acordo co disposto no Real decreto 806/2006, do 30
de xuño, polo que se establece o calendario de apli-
cación da nova ordenación do sistema educativo,
establecida pola Lei orgánica 2/2006, do 3 de maio,
de educación.
Disposicións derradeiras
Primeira.-Desenvolvemento normativo.
Autorízase a Consellería de Educación e Ordena-
ción Universitaria para ditar as disposicións que
sexan necesarias para a execución e o desenvolve-
mento do establecido neste decreto.
Segunda.-Entrada en vigor.
Este decreto entra en vigor o día seguinte ao da súa
publicación no Diario Oficial de Galicia, sen prexuí-
zo do establecido na súa disposición derrogatoria.
Santiago de Compostela, vinte e oito de xuño de
dous mil sete.
Emilio Pérez Touriño
Presidente
Laura Sánchez Piñón
Conselleira de Educación e Ordenación Universitaria
ANEXO I
Competencias básicas
Unha posible definición de competencia básica
podería ser «a capacidade de poñer en práctica de
forma integrada, en contextos e situacións diversas, os
coñecementos, as habilidades e as actitudes persoais
adquiridas. O concepto de competencia inclúe tanto
os saberes como as habilidades e as actitudes e vai
máis alá do saber e do saber facer, incluíndo o saber
ser ou estar».
A incorporación de competencias básicas ao currí-
culo permite poñer o acento naquelas aprendizaxes
que se consideran imprescindibles desde unha posi-
ción integradora e orientada á aplicación dos saberes
adquiridos. De aí o seu carácter básico. Son aquelas
competencias que debe desenvolver un mozo ou unha
moza ao finalizar o ensino obrigatorio para poder
lograr a súa realización persoal, exercer a cidadanía
activa, incorporarse á vida adulta de xeito satisfacto-
rio e ser capaz de desenvolver unha aprendizaxe per-
manente ao longo da vida.
A inclusión das competencias básicas no currículo
ten varias finalidades: integrar as diferentes aprendi-
zaxes, tanto as formais, incorporadas ás diferentes
áreas ou materias, coma as informais e non formais.
Permitirlles a todos os estudantes integrar as súas
aprendizaxes, poñelas en relación con distintos tipos
de contidos e utilizalas de xeito efectivo cando lles
resulten necesarias en diferentes situacións e contex-
tos. Orientar o ensino, ao permitir identificar os con-
tidos e os criterios de avaliación que teñen carácter
imprescindible e, en xeral, inspirar as distintas deci-
sións relativas ao proceso de ensino e de aprendizaxe,
a metodoloxía, a organización dos centros educativos,
as relacións persoais e a participación de toda a
comunidade educativa.
Coas áreas e materias do currículo preténdese que
todos os alumnos e as alumnas alcancen os obxectivos
educativos e, consecuentemente, que adquiran as
competencias básicas. Con todo, non existe unha rela-
ción unívoca entre o ensino de determinadas áreas ou
materias e o desenvolvemento de certas competen-
cias. Cada unha das áreas contribúe ao desenvolve-
mento de diferentes competencias e, pola súa vez,
cada unha das competencias básicas alcanzarase
como consecuencia do traballo en varias áreas ou
materias.
Ao ser as competencias un elemento organizador
van ter influencia, non só nos contidos e na avalia-
ción, senón tamén na metodoloxía.
O traballo nas áreas e materias do currículo para
contribuír ao desenvolvemento das competencias
básicas debe complementarse con diversas medidas
organizativas e funcionais, imprescindibles para o seu
desenvolvemento. Así, a organización e o funciona-
mento dos centros e as aulas, a participación do alum-
nado, as normas de réxime interno, o uso de determi-
nadas metodoloxías e recursos didácticos, ou a con-
11.672 DIARIO OFICIAL DE GALICIA Nº 132 ț Luns, 9 de xullo de 2007
cepción, organización e funcionamento da biblioteca
escolar, entre outros aspectos, poden favorecer ou
dificultar o desenvolvemento de competencias asocia-
das á comunicación, a análise do contorno físico, a
creación, a convivencia e a cidadanía ou a alfabetiza-
ción dixital. Igualmente, a acción titorial permanente
pode contribuír de modo determinante á adquisición
de competencias relacionadas coa regulación das
aprendizaxes, o desenvolvemento emocional ou as
habilidades sociais. A planificación das actividades
complementarias e extraescolares pode reforzar o
desenvolvemento do conxunto das competencias bási-
cas.
No marco da proposta realizada pola Unión Euro-
pea, e de acordo coas consideracións que se acaban
de expoñer, identificáronse oito competencias bási-
cas:
1. Competencia en comunicación lingüística.
2. Competencia matemática.
3. Competencia no coñecemento e na interacción co
mundo físico.
4. Tratamento da información e competencia dixital.
5. Competencia social e cidadá.
6. Competencia cultural e artística.
7. Competencia para aprender a aprender.
8. Autonomía e iniciativa persoal.
Neste anexo recóllense a descrición, finalidade e
aspectos distintivos destas competencias e ponse de
manifesto, en cada unha delas, o nivel considerado
básico que debe alcanzar todo o alumnado ao finali-
zar a educación secundaria obrigatoria.
O currículo da educación primaria estrutúrase en
áreas; é nelas onde se deben buscar os referentes que
permitan o desenvolvemento e adquisición das com-
petencias nesta etapa. Así pois, en cada área inclui-
ranse referencias explícitas á súa contribución a
aquelas competencias básicas ás cales se orienta en
maior medida. Doutra banda, tanto os obxectivos
como a propia selección dos contidos buscan asegurar
o desenvolvemento de todas elas. Os criterios de ava-
liación serven de referencia para valorar o progresivo
grao de adquisición.
Competencia en comunicación lingüística.
Esta competencia refírese á utilización da linguaxe
como instrumento de comunicación oral e escrita, de
representación, interpretación e comprensión da rea-
lidade, de construción e comunicación do coñece-
mento e de organización e autorregulación do pensa-
mento, das emocións e da conduta.
Os coñecementos, destrezas e actitudes propios
desta competencia permiten expresar pensamentos,
emocións, vivencias e opinións, así como dialogar,
formar un xuízo crítico e ético, xerar ideas, estruturar
o coñecemento, dar coherencia e cohesión ao discur-
so e ás propias accións e tarefas, adoptar decisións e
desfrutar escoitando, lendo ou expresándose de forma
oral e escrita, todo o cal contribúe ademais ao desen-
volvemento da autoestima e da autoconfianza.
Comunicarse e conversar son accións que supoñen
habilidades para establecer vínculos e relacións cons-
trutivas cos demais e co contorno, así como achegar-
se a novas culturas, que adquiren consideración e
respecto na medida en que se coñecen. Por iso, a
competencia de comunicación lingüística está pre-
sente na capacidade efectiva de convivir e de resolver
conflitos.
A lingua, como ferramenta de comprensión e repre-
sentación da realidade, debe ser instrumento para a
igualdade; para a construción de relacións, en termos
de igualdade, entre mulleres e homes; para a elimina-
ción de estereotipos e expresións machistas ou xenó-
fobas. A comunicación será o eixe da resolución pací-
fica de conflitos na comunidade escolar.
Escoitar, expoñer e dialogar implica ser consciente
dos principais tipos de interacción verbal, ser progre-
sivamente competente na expresión e comprensión
das mensaxes orais que se intercambian en situacións
comunicativas diversas e adaptar a comunicación ao
contexto. Supón tamén a utilización activa e efectiva
de códigos e habilidades lingüísticas e non lingüísti-
cas e das regras propias do intercambio comunicativo
en diferentes situacións, para producir textos orais
adecuados a cada situación de comunicación.
Ler e escribir son accións que supoñen e reforzan as
habilidades que permiten buscar, recompilar e proce-
sar información, e ser competente á hora de compren-
der, compoñer e utilizar distintos tipos de textos con
intencións comunicativas ou creativas diversas. A
lectura facilita a interpretación e comprensión do
código que permite facer uso da lingua escrita e é,
ademais, fonte de pracer, de descubrimento doutros
contornos, idiomas e culturas, de fantasía e de saber,
todo o cal contribúe, pola súa vez, a conservar e
mellorar a competencia comunicativa.
A habilidade para seleccionar e aplicar determina-
dos propósitos ou obxectivos ás accións propias da
comunicación lingüística (o diálogo, a lectura, a escri-
tura, etc.) está vinculada a algúns trazos fundamentais
desta competencia, como as habilidades para repre-
sentarse mentalmente, interpretar e comprender a
realidade, e organizar e autorregular o coñecemento e
a acción dotándoos de coherencia.
Comprender e saber comunicar son saberes prácti-
cos que se deben apoiar no coñecemento reflexivo
sobre o funcionamento da lingua e as súas normas de
uso, e implican a capacidade de tomar a lingua como
obxecto de observación e de análise. Expresar e inter-
pretar diferentes tipos de discurso acordes á situación
comunicativa en diferentes contextos sociais e cultu-
rais implica o coñecemento e aplicación efectiva das
regras de funcionamento do sistema da lingua e das
estratexias necesarias para interactuar lingüistica-
mente dun xeito adecuado.
Nº 132 ț Luns, 9 de xullo de 2007 11.673 DIARIO OFICIAL DE GALICIA
Dispoñer desta competencia implica ter conciencia
das convencións sociais, dos valores e aspectos cultu-
rais e da versatilidade da lingua en función do contex-
to e da intención comunicativa. Implica a capacidade
empática de poñerse no lugar doutras persoas; de ler,
de escoitar, de analizar e de ter en conta opinións dis-
tintas á propia con sensibilidade e espírito crítico; de
expresar adecuadamente -en fondo e forma- as pro-
pias ideas e emocións, e de aceptar e realizar críticas
con espírito construtivo.
Con distinto nivel de dominio e de formalización -espe-
cialmente en lingua escrita- esta competencia significa,
no caso das linguas estranxeiras, poder comunicarse nal-
gunhas delas e, con iso, enriquecer as relacións sociais e
desenvolverse en contextos distintos ao propio. Así mes-
mo, favorécese o acceso a máis e diversas fontes de infor-
mación, comunicación e aprendizaxe.
En síntese, o desenvolvemento da competencia lin-
güística ao final da educación obrigatoria comporta o
dominio da lingua oral e escrita en múltiples contex-
tos, e o uso funcional de, polo menos, unha lingua
estranxeira.
Na Comunidade Autónoma de Galicia, recollendo
as normas do Estatuto de autonomía, todos estes ele-
mentos que configuran a competencia lingüística
estarán referidos ás dúas linguas oficiais, o galego,
lingua propia de Galicia, e o castelán, así como, polo
menos, a unha lingua estranxeira.
Competencia matemática.
Consiste na habilidade para utilizar e relacionar os
números, as súas operacións básicas, os símbolos e as
formas de expresión e razoamento matemático, tanto
para producir e interpretar distintos tipos de informa-
ción como para ampliar o coñecemento sobre aspec-
tos cuantitativos e espaciais da realidade, e para
resolver problemas relacionados coa vida cotiá e co
mundo laboral.
Forma parte da competencia matemática a habilida-
de para interpretar e expresar con claridade e preci-
sión informacións, datos e argumentacións, o que
aumenta a posibilidade real de seguir aprendendo ao
longo da vida, tanto no ámbito escolar ou académico
como fóra del, e favorece a participación efectiva na
vida social.
Así mesmo, esta competencia implica o coñecemen-
to e manexo dos elementos matemáticos básicos (dis-
tintos tipos de números, medidas, símbolos, elemen-
tos xeométricos, etc.) en situacións reais ou simuladas
da vida cotiá, e a posta en práctica de procesos de
razoamento que levan á solución dos problemas ou á
obtención de información. Estes procesos permiten
aplicar esa información a unha maior variedade de
situacións e contextos, seguir cadeas argumentais
identificando as ideas fundamentais, e estimar e axui-
zar a lóxica e validez de argumentacións e informa-
cións. En consecuencia, a competencia matemática
supón a habilidade para seguir determinados proce-
sos de pensamento (como a indución e a dedución,
entre outros) e aplicar algúns algoritmos de cálculo ou
elementos da lóxica, o que conduce a identificar a
validez dos razoamentos e a valorar o grao de certeza
asociado aos resultados derivados dos razoamentos
válidos.
A competencia matemática implica unha disposi-
ción favorable e de progresiva seguridade e confianza
cara á información e ás situacións (problemas, incóg-
nitas, etc.) que conteñen elementos ou soportes mate-
máticos, así como cara á súa utilización cando a situa-
ción o aconsella, baseadas no respecto e no gusto pola
certeza e na súa procura a través do razoamento.
Esta competencia cobra realidade e sentido na
medida en que os elementos e razoamentos matemáti-
cos son utilizados para enfrontarse a aquelas situa-
cións cotiás que os precisan. Xa que logo, a identifi-
cación de tales situacións, a aplicación de estratexias
de resolución de problemas e a selección das técnicas
adecuadas para calcular, representar e interpretar a
realidade a partir da información dispoñible están
incluídas nela. En definitiva, a posibilidade real de
utilizar a actividade matemática en contextos tan
variados como sexa posible. Por iso, o seu desenvol-
vemento na educación obrigatoria alcanzarase na
medida en que os coñecementos matemáticos se apli-
quen de xeito espontáneo a unha ampla variedade de
situacións, provenientes doutros campos de coñece-
mento e da vida cotiá.
O desenvolvemento da competencia matemática ao
final da educación obrigatoria implica utilizar espon-
taneamente -nos ámbitos persoal e social- os elemen-
tos e razoamentos matemáticos para interpretar e pro-
ducir información, para resolver problemas prove-
nientes de situacións cotiás e para tomar decisións.
En definitiva, supón aplicar aquelas destrezas e acti-
tudes que permiten razoar matematicamente, com-
prender unha argumentación matemática e expresar-
se e comunicarse na linguaxe matemática, utilizando
as ferramentas de apoio adecuadas, e integrando o
coñecemento matemático con outros tipos de coñece-
mento para dar unha mellor resposta ás situacións da
vida de distinto nivel de complexidade.
Competencia no coñecemento e a interación co
mundo físico.
É a habilidade para interactuar co mundo físico,
tanto nos seus aspectos naturais como nos xerados
pola acción humana, de tal modo que se posibilite a
comprensión de sucesos, a predición de consecuen-
cias e a actividade dirixida á mellora e preservación
das condicións de vida propia, das demais persoas e
do resto dos seres vivos. En definitiva, incorpora
habilidades para desenvolverse adecuadamente, con
autonomía e iniciativa persoal, en ámbitos da vida e
do coñecemento moi diversos (saúde, actividade pro-
dutiva, consumo, ciencia, procesos tecnolóxicos, etc.)
e para interpretar o mundo, o que exixe a aplicación
dos conceptos e principios básicos que permiten a
análise dos fenómenos desde os diferentes campos de
coñecemento científico involucrados.
11.674 DIARIO OFICIAL DE GALICIA Nº 132 ț Luns, 9 de xullo de 2007
Así, forma parte desta competencia a adecuada per-
cepción do espazo físico en que se desenvolven a vida
e a actividade humana, tanto a grande escala coma no
contorno inmediato, e a habilidade para interactuar
co espazo circundante: moverse nel e resolver proble-
mas nos cales interveñan os obxectos e a súa posición.
Así mesmo, a competencia de interactuar co espazo
físico leva implícito ser consciente da influencia que
ten a presenza das persoas no espazo, o seu asenta-
mento, a súa actividade, as modificacións que intro-
ducen e as paisaxes resultantes, así como da impor-
tancia de que todos os seres humanos se beneficien
do desenvolvemento e de que este procure a conser-
vación dos recursos e a diversidade natural, e se man-
teña a solidariedade global e interxeracional. Supón,
así mesmo, demostrar espírito crítico na observación
da realidade e na análise das mensaxes informativas
e publicitarias, así como uns hábitos de consumo res-
ponsables na vida cotiá.
Esta competencia, partindo do coñecemento do cor-
po humano, da natureza e da interacción dos homes e
mulleres con ela, permite argumentar racionalmente
as consecuencias duns ou doutros modos de vida, e
adoptar unha disposición a unha vida física e mental
saudables nun contorno natural e social tamén sauda-
ble. Así mesmo, supón considerar a dobre dimensión
-individual e colectiva- da saúde, e mostrar actitudes
de responsabilidade e de respecto cara aos demais e
cara a un mesmo.
Esta competencia fai posible identificar preguntas
ou problemas e obter conclusións baseadas en probas,
coa finalidade de comprender e tomar decisións sobre
o mundo físico e sobre os cambios que a actividade
humana produce no medio natural, na saúde e na cali-
dade de vida das persoas. Supón a aplicación destes
coñecementos e procedementos para dar resposta ao
que se percibe como demandas ou necesidades das
persoas, das organizacións e do medio natural.
As habilidades asociadas ao movemento no espazo
físico e á saúde activan esta competencia a través da
actividade física e do control do propio corpo. A acti-
vidade física está mediatizada polo movemento e as
súas funcións. Unha correcta utilización do move-
mento por medio da actividade física facilitará, ade-
mais dun maior coñecemento de si mesmo, unha uti-
lización máis produtiva do contorno, unhas mellores
relacións entre as persoas e un incremento da calida-
de de vida e da saúde, entendida como un estado de
benestar físico, mental e social.
Tamén incorpora a aplicación dalgunhas nocións,
conceptos científicos e técnicos, e de teorías científi-
cas básicas previamente comprendidas. Isto implica a
habilidade progresiva para poñer en práctica os pro-
cesos e actitudes propios da análise sistemática e de
indagación científica: identificar e propoñer proble-
mas relevantes; realizar observacións directas e indi-
rectas con conciencia do marco teórico ou interpreta-
tivo que as dirixe; formular preguntas; localizar, obter,
analizar e representar información cualitativa e cuan-
titativa; propoñer e contrastar solucións, tentativas ou
hipóteses; realizar predicións e inferencias de distin-
to nivel de complexidade; e identificar o coñecemen-
to dispoñible (teórico e empírico) necesario para res-
ponder ás preguntas científicas, e para obter, inter-
pretar, avaliar e comunicar conclusións en diversos
contextos (académico, persoal e social). Así mesmo,
significa recoñecer a natureza, fortalezas e límites da
actividade investigadora como construción social do
coñecemento ao longo da historia.
Esta competencia proporciona, ademais, destrezas
asociadas á planificación e ao manexo de solucións
técnicas, seguindo criterios de economía e de efica-
cia, para satisfacer as necesidades da vida cotiá e do
mundo laboral.
En definitiva, esta competencia supón o desenvol-
vemento e aplicación do pensamento científico-técni-
co para interpretar a información que se recibe e para
predicir e tomar decisións con iniciativa e autonomía
persoal nun mundo en que os avances que se van pro-
ducindo nos ámbitos científico e tecnolóxico teñen
unha influencia decisiva na vida persoal, na socieda-
de e no mundo natural. Así mesmo, implica a diferen-
ciación e valoración do coñecemento científico á bei-
ra doutras formas de coñecemento, e a utilización de
valores e de criterios éticos asociados á ciencia e ao
desenvolvemento tecnolóxico.
En coherencia coas habilidades e destrezas relacio-
nadas ata aquí, son parte desta competencia básica o
uso responsable dos recursos naturais, o coidado do
medio, o consumo racional e responsable, e a protec-
ción da saúde individual e colectiva como elementos
clave da calidade de vida das persoas.
Tratamento da información e competencia dixital.
Esta competencia consiste en dispoñer de habilida-
des para buscar, obter, procesar e comunicar informa-
ción, e para transformala en coñecemento. Incorpora
diferentes habilidades, que van desde o acceso á
información ata a súa transmisión en distintos sopor-
tes unha vez tratada, incluíndo a utilización das tec-
noloxías da información e da comunicación como ele-
mento esencial para informarse, aprender e comuni-
carse.
Está asociada coa procura, selección, rexistro e tra-
tamento ou análise da información, utilizando técni-
cas e estratexias diversas para acceder a ela segundo
a fonte á cal se acuda e o soporte que se utilice (oral,
impreso, audiovisual, dixital ou multimedia). Require
o dominio de linguaxes específicas básicas (textual,
numérica, icónica, visual, gráfica e sonora) e das súas
pautas de descodificación e de transferencia, así
como aplicar en distintas situacións e contextos o
coñecemento dos diferentes tipos de información, das
súas fontes, das súas posibilidades e da súa localiza-
ción, así como as linguaxes e soportes máis frecuen-
tes en que esta adoita expresarse.
Dispoñer de información non produce de forma
automática coñecemento. Transformar a información
Nº 132 ț Luns, 9 de xullo de 2007 11.675 DIARIO OFICIAL DE GALICIA
en coñecemento exixe de destrezas de razoamento
para organizala, relacionala, analizala, sintetizala e
facer inferencias e deducións de distinto nivel de
complexidade; en definitiva, comprendela e integrala
nos esquemas previos de coñecemento. Significa, así
mesmo, comunicar a información e os coñecementos
adquiridos empregando recursos expresivos que
incorporen, non só diferentes linguaxes e técnicas
específicas, senón tamén as posibilidades que ofrecen
as tecnoloxías da información e da comunicación.
Ser competente na utilización das tecnoloxías da
información e da comunicación como instrumento de
traballo intelectual inclúe utilizalas na súa dobre fun-
ción de transmisoras e xeradoras de información e de
coñecemento. Utilizaranse na súa función xeradora ao
empregalas, por exemplo, como ferramenta no uso de
modelos de procesos matemáticos, físicos, sociais,
económicos ou artísticos. Así mesmo, esta competen-
cia permite procesar e xestionar adecuadamente
información abundante e complexa, resolver proble-
mas reais, tomar decisións, traballar en contornos
colaborativos ampliando os contornos de comunica-
ción para participar en comunidades de aprendizaxe
formais e informais, e xerar producións responsables
e creativas.
A competencia dixital inclúe utilizar as tecnoloxías
da información e da comunicación extraendo o seu
máximo rendemento a partir da comprensión da natu-
reza e modo de operar dos sistemas tecnolóxicos, e do
efecto que eses cambios teñen no mundo persoal e
sociolaboral. Así mesmo, supón manexar estratexias
para identificar e resolver os problemas habituais de
software e de hardware que vaian xurdindo. Igual-
mente, permite aproveitar a información que propor-
cionan e analizala de forma crítica mediante o traba-
llo persoal autónomo e o traballo colaborativo, tanto
na súa vertente sincrónica como diacrónica, coñecen-
do e relacionándose con contornos físicos e sociais
cada vez máis amplos. Ademais de utilizalas como
ferramenta para organizar a información, procesala e
orientala para conseguir obxectivos e fins de aprendi-
zaxe, traballo e lecer previamente establecidos.
En definitiva, a competencia dixital comporta facer
uso habitual dos recursos tecnolóxicos dispoñibles
para resolver problemas reais de modo eficiente. Ao
mesmo tempo, posibilita avaliar e seleccionar novas
fontes de información e innovacións tecnolóxicas a
medida que van aparecendo, en función da súa utili-
dade para acometer tarefas ou obxectivos específicos.
En síntese, o tratamento da información e a compe-
tencia dixital implican ser unha persoa autónoma, efi-
caz, responsable, crítica e reflexiva ao seleccionar,
tratar e utilizar a información e as súas fontes, así
como as distintas ferramentas tecnolóxicas; tamén ter
unha actitude crítica e reflexiva na valoración da
información dispoñible, contrastándoa cando for
necesario, e respectar as normas de conduta acorda-
das socialmente para regular o uso da información e
as súas fontes nos distintos soportes.
Competencia social e cidadá.
Esta competencia fai posible comprender a realida-
de social en que se vive, cooperar, convivir e exercer
a cidadanía democrática nunha sociedade plural, así
como comprometerse a contribuír á súa mellora. Nela
están integrados coñecementos diversos e habilidades
complexas que permiten participar, tomar decisións,
elixir como comportarse en determinadas situacións e
responsabilizarse das eleccións e decisións adopta-
das.
Globalmente supón utilizar, para desenvolverse
socialmente, o coñecemento sobre a evolución e orga-
nización das sociedades e sobre os trazos e valores do
sistema democrático, así como utilizar o xuízo moral
para elixir e tomar decisións, e exercer activa e res-
ponsablemente os dereitos e deberes da cidadanía.
Esta competencia favorece a comprensión da reali-
dade histórica e social do mundo, da súa evolución,
dos seus logros e dos seus problemas. A comprensión
crítica da realidade exixe experiencia, coñecementos
e conciencia da existencia de distintas perspectivas
ao analizar esa realidade. Supón recorrer á análise
multicausal e sistémica para axuizar os feitos e pro-
blemas sociais e históricos e para reflexionar sobre
eles de forma global e crítica, así como realizar razo-
amentos críticos e loxicamente válidos sobre situa-
cións reais, e dialogar para mellorar colectivamente a
comprensión da realidade.
Significa tamén entender os trazos das sociedades
actuais, a súa crecente pluralidade e o seu carácter
evolutivo, ademais de demostrar comprensión da
achega que as diferentes culturas fixeron á evolución
e progreso da humanidade, e dispoñer dun sentimen-
to común de pertenza á sociedade en que se vive. En
definitiva, mostrar un sentimento de cidadanía global
compatible coa identidade local.
Así mesmo, forman parte fundamental desta compe-
tencia aquelas habilidades sociais que permiten
saber que os conflitos de valores e de intereses for-
man parte da convivencia, resolvelos con actitude
construtiva e tomar decisións con autonomía empre-
gando tanto os coñecementos sobre a sociedade como
unha escala de valores construída mediante a refle-
xión crítica e o diálogo no marco dos patróns culturais
básicos de cada rexión, país ou comunidade.
As dinámicas persoais ou de grupo a través do pro-
pio corpo, en situacións de cooperación e de oposi-
ción, fomentan a reflexión sobre os fenómenos depor-
tivos na actualidade, así como os valores deportivos
máis esenciais de colaboración, de compañeirismo e
de solidariedade e a súa aplicación a outros ámbitos
da vida do alumnado.
A dimensión ética da competencia social e cidadá
entraña ser consciente dos valores do contorno, ava-
lialos e reconstruílos afectiva e racionalmente para
crear progresivamente un sistema de valores propio e
comportarse en coherencia con eles ao afrontar unha
decisión ou un conflito. Iso supón entender que non
11.676 DIARIO OFICIAL DE GALICIA Nº 132 ț Luns, 9 de xullo de 2007
toda posición persoal é ética se non está baseada no
respecto a principios ou valores universais como os
que encerra a Declaración universal dos dereitos
humanos.
En consecuencia, entre as habilidades desta com-
petencia destacan coñecerse e valorarse, saber comu-
nicarse en distintos contextos, expresar as propias
ideas e escoitar as alleas, ser capaz de poñerse no
lugar do outro e comprender o seu punto de vista aín-
da que sexa diferente do propio, e tomar decisións nos
distintos niveis da vida comunitaria, valorando
conxuntamente os intereses individuais e os do grupo.
Ademais, implica a valoración das diferenzas á vez
que o recoñecemento da igualdade de dereitos entre
os diferentes colectivos, en particular entre homes e
mulleres. Igualmente, a práctica do diálogo e da nego-
ciación para chegar a acordos como forma de resolver
os conflitos, tanto no ámbito persoal como no social.
Para rematar, forma parte desta competencia o exer-
cicio dunha cidadanía activa e integradora que exixe
o coñecemento e a comprensión dos valores en que se
asentan os estados e sociedades democráticas, dos
seus fundamentos, modos de organización e funciona-
mento. Esta competencia permite reflexionar critica-
mente sobre os conceptos de democracia, liberdade,
solidariedade, corresponsabilidade, participación e
cidadanía, con particular atención aos dereitos e
deberes recoñecidos nas declaracións internacionais,
na Constitución española e na lexislación autonómi-
ca, así como á súa aplicación por parte de diversas
institucións; e mostrar un comportamento coherente
cos valores democráticos, que á súa vez implica dis-
poñer de habilidades como a toma de conciencia dos
propios pensamentos, valores, sentimentos e accións,
e o control e autorregulación deles.
En definitiva, o exercicio da cidadanía implica dis-
poñer de habilidades para participar activa e plena-
mente na vida cívica. Significa construír, aceptar e
practicar normas de convivencia acordes cos valores
democráticos, exercer os dereitos, liberdades, respon-
sabilidades e deberes cívicos, e defender os dereitos
dos demais.
En síntese, esta competencia supón comprender a
realidade social en que se vive, afrontar a conviven-
cia e os conflitos empregando o xuízo ético baseado
nos valores e prácticas democráticas, e exercer a
cidadanía, actuando con criterio propio, contribuíndo
á construción da paz e da democracia, e mantendo
unha actitude construtiva, solidaria e responsable
ante o cumprimento dos dereitos e obrigas cívicas.
Competencia cultural e artística.
Esta competencia supón coñecer, comprender,
apreciar e valorar criticamente diferentes manifesta-
cións culturais, artísticas e deportivas, utilizalas
como fonte de enriquecemento e desfrute e considera-
las como parte do patrimonio dos pobos.
Apreciar o feito cultural en xeral, e o feito artístico
en particular, leva implícito dispoñer daquelas habi-
lidades e actitudes que permiten acceder ás súas dis-
tintas manifestacións, así como habilidades de pensa-
mento, perceptivas e comunicativas, sensibilidade e
sentido estético para poder comprendelas, valoralas,
emocionarse e desfrutalas.
Esta competencia implica poñer en xogo habilida-
des de pensamento diverxente e converxente, posto
que comporta reelaborar ideas e sentimentos propios
e alleos; atopar fontes, formas e canles de compren-
sión e expresión; planificar, avaliar e axustar os pro-
cesos necesarios para alcanzar uns resultados, xa
sexa no ámbito persoal ou académico. Trátase, xa que
logo, dunha competencia que facilita tanto expresarse
e comunicarse como percibir, comprender e enrique-
cerse con diferentes realidades e producións do mun-
do da arte e da cultura.
Require poñer en funcionamento a iniciativa, a ima-
xinación e a creatividade para expresarse mediante
códigos artísticos e, na medida en que as actividades
culturais e artísticas supoñen en moitas ocasións un
traballo colectivo, cómpre dispoñer de habilidades de
cooperación para contribuír á consecución dun resul-
tado final, e ter conciencia da importancia de apoiar
e apreciar as iniciativas e contribucións alleas.
A competencia artística incorpora, así mesmo, o
coñecemento básico das principais técnicas, recursos
e convencións das diferentes linguaxes artísticas, así
como das obras e manifestacións máis destacadas do
patrimonio cultural. Ademais, supón identificar as
relacións existentes entre esas manifestacións e a
sociedade -a mentalidade e as posibilidades técnicas
da época en que se crean-, ou coa persoa ou colecti-
vidade que as crea. Isto significa tamén ter concien-
cia da evolución do pensamento, das correntes estéti-
cas, das modas e dos gustos, así como da importancia
representativa, expresiva e comunicativa que os fac-
tores estéticos desempeñaron e desempeñan na vida
cotiá da persoa e das sociedades.
Supón igualmente unha actitude de aprecio da crea-
tividade implícita na expresión de ideas, experiencias
ou sentimentos a través de diferentes medios artísti-
cos, como a música, a literatura, as artes visuais e
escénicas, ou das diferentes formas que adquiren as
chamadas artes populares. Exixe, así mesmo, valorar
a liberdade de expresión, o dereito á diversidade cul-
tural, a importancia do diálogo intercultural e a reali-
zación de experiencias artísticas compartidas.
En síntese, o conxunto de destrezas que configuran
esta competencia refírese tanto á habilidade para
apreciar e desfrutar coa arte e outras manifestacións
culturais como a aquelas relacionadas co emprego
dalgúns recursos da expresión artística para realizar
creacións propias. Implica un coñecemento básico
das distintas manifestacións culturais, artísticas e
deportivas; a aplicación de habilidades de pensamen-
to diverxente e de traballo colaborativo; unha actitu-
de aberta, respectuosa e crítica cara á diversidade de
expresións artísticas e culturais; o desexo e a vontade
de cultivar a propia capacidade estética e creadora e
Nº 132 ț Luns, 9 de xullo de 2007 11.677 DIARIO OFICIAL DE GALICIA
un interese por participar na vida cultural e por con-
tribuír á conservación do patrimonio cultural e artís-
tico, tanto da propia comunidade como doutras.
Competencia para aprender a aprender.
Aprender a aprender supón dispoñer de habilidades
para iniciarse na aprendizaxe e ser capaz de conti-
nuar aprendendo de xeito cada vez máis eficaz e autó-
nomo de acordo cos propios obxectivos e necesidades.
Esta competencia ten dúas dimensións fundamen-
tais. Por unha banda, a adquisición da consciencia
das propias capacidades (intelectuais, emocionais,
físicas), do proceso e das estratexias necesarias para
desenvolvelas, así como do que se pode facer por un
mesmo e do que se pode facer con axuda doutras per-
soas ou recursos. Doutra banda, dispoñer dun senti-
mento de competencia persoal, que redunda na moti-
vación, na confianza nun mesmo e no gusto por apren-
der.
Significa ser consciente do que se sabe e do que
cómpre aprender, de como se aprende, e de como se
xestionan e controlan de forma eficaz os procesos de
aprendizaxe, optimizándoos e orientándoos a satisfa-
cer obxectivos persoais. Require coñecer as propias
potencialidades e carencias, sacando proveito das
primeiras e tendo motivación e vontade para superar
as segundas desde unha expectativa de éxito, aumen-
tando progresivamente a seguridade para afrontar
novos retos de aprendizaxe.
Por iso, comporta ter consciencia daquelas capaci-
dades que entran en xogo na aprendizaxe, como a
atención, a concentración, a memoria, a comprensión
e a expresión lingüística ou a motivación de logro,
entre outras, e obter un rendemento máximo e perso-
nalizado delas coa axuda de distintas estratexias e
técnicas: de estudo, de observación e rexistro siste-
mático de feitos e de relacións, de traballo cooperati-
vo e por proxectos, de resolución de problemas, de
planificación e de organización de actividades e tem-
pos de forma efectiva, ou do coñecemento sobre os
diferentes recursos e fontes para a recolla, selección
e tratamento da información, incluídos os recursos
tecnolóxicos.
Implica, así mesmo, a curiosidade de formularse
preguntas, identificar e manexar a diversidade de res-
postas posibles ante unha mesma situación ou proble-
ma utilizando diversas estratexias e metodoloxías que
permitan afrontar a toma de decisións, racional e cri-
ticamente, coa información dispoñible.
Inclúe, ademais, habilidades para obter informa-
ción -xa sexa individualmente ou en colaboración- e,
moi especialmente, para transformala en coñecemen-
to propio, relacionando e integrando a nova informa-
ción cos coñecementos previos e coa propia experien-
cia persoal e sabendo aplicar os novos coñecementos
e capacidades en situacións parecidas e contextos
diversos.
Por outra banda, esta competencia require proporse
metas alcanzables a curto, medio e longo prazo e cum-
prilas, elevando os obxectivos de aprendizaxe de for-
ma progresiva e realista.
Fai necesaria tamén a perseveranza na aprendizaxe,
desde a súa valoración como un elemento que enri-
quece a vida persoal e social e que é, xa que logo,
merecedor do esforzo que require. Supón ser capaz de
autoavaliarse e autorregularse, responsabilidade e
compromiso persoal, saber administrar o esforzo,
aceptar os erros e aprender de e cos demais.
En síntese, aprender a aprender implica a conscien-
cia, xestión e control das propias capacidades e coñe-
cementos desde un sentimento de competencia ou efi-
cacia persoal, e inclúe tanto o pensamento estratéxi-
co como a capacidade de cooperar, de autoavaliarse,
e o manexo eficiente dun conxunto de recursos e téc-
nicas de traballo intelectual, todo o cal se desenvolve
a través de experiencias de aprendizaxe conscientes e
gratificantes, tanto individuais coma colectivas.
Autonomía e iniciativa persoal.
Esta competencia refírese, por unha banda, á adqui-
sición da consciencia e aplicación dun conxunto de
valores e actitudes persoais interrelacionadas, como a
responsabilidade, a perseveranza, o coñecemento de
si mesmo e a autoestima, a creatividade, a autocrítica,
o control emocional, a capacidade de elixir, de calcu-
lar riscos e de afrontar os problemas, así como a capa-
cidade de demorar a necesidade de satisfacción inme-
diata, de aprender dos erros e de asumir riscos.
Por outra banda, remite á capacidade de elixir con
criterio propio, de imaxinar proxectos, e de levar
adiante as accións necesarias para desenvolver as
opcións e plans persoais -no marco de proxectos indi-
viduais ou colectivos- responsabilizándose deles, tan-
to no ámbito persoal coma no social e no laboral.
Supón poder transformar as ideas en accións; é
dicir, propoñerse obxectivos e planificar e levar a
cabo proxectos. Require, xa que logo, poder reelabo-
rar as propostas previas ou elaborar novas ideas, bus-
car solucións e levalas á práctica. Ademais, analizar
posibilidades e limitacións, coñecer as fases de
desenvolvemento dun proxecto, planificar, tomar
decisións, actuar, avaliar o feito e autoavaliarse, tirar
conclusións e valorar as posibilidades de mellora.
Exixe, por todo iso, ter unha visión estratéxica dos
retos e oportunidades que axude a identificar e cum-
prir obxectivos e a manter a motivación para lograr o
éxito nas tarefas emprendidas, cunha ambición per-
soal, académica e profesional. Igualmente, ser capaz
de poñer en relación a oferta académica, laboral ou de
lecer dispoñible, coas capacidades, desexos e proxec-
tos persoais.
Ademais, comporta unha actitude positiva cara ao
cambio e á innovación que presupón flexibilidade de
formulacións para que se comprendan os devanditos
cambios como oportunidades, para adaptarse crítica e
construtivamente a eles, afrontar os problemas e ato-
par solucións en cada un dos proxectos vitais que se
emprenden.
11.678 DIARIO OFICIAL DE GALICIA Nº 132 ț Luns, 9 de xullo de 2007
Na medida en que a autonomía e iniciativa persoal
involucran a miúdo outras persoas, esta competencia
obriga a dispoñer de habilidades sociais para relacio-
narse, para cooperar e para traballar en equipo:
poñerse no lugar do outro, valorar as ideas dos
demais, dialogar e negociar, a asertividade para
comunicarlles adecuadamente aos demais as propias
decisións, e traballar de forma cooperativa e flexible.
Outra dimensión importante desta competencia,
moi relacionada con esta vertente máis social, está
constituída por aquelas habilidades e actitudes rela-
cionadas co liderado de proxectos, que inclúen a con-
fianza nun mesmo, a empatía, o espírito de supera-
ción, as habilidades para o diálogo e a cooperación, a
organización de tempos e tarefas, a capacidade de
afirmar e defender dereitos ou a asunción de riscos.
En síntese, a autonomía e a iniciativa persoal supo-
ñen ser capaz de imaxinar, emprender, desenvolver e
avaliar accións ou proxectos individuais ou colectivos
con creatividade, confianza, responsabilidade e senti-
do crítico.
Relación entre competencias básicas, obxectivos
xerais da etapa e áreas curriculares.
Aínda que todas as áreas contribúen á consecución
das oito competencias básicas, a contribución é maior
ou menor segundo a competencia á cal nos refiramos:
Competencia no coñecemento e a interacción co
mundo físico.
Obxectivos xerais.
* Coñecer, valorar e desfrutar do contorno natural,
social e cultural, as interaccións entre eles, así como
as posibilidades de defensa, mellora e conservación
del.
* Coñecer e valorar os animais máis próximos ao ser
humano e adoptar modos de comportamento que favo-
rezan o seu coidado.
Áreas máis directamente relacionadas.
* Coñecemento do medio natural, social e cultural.
* Lingua galega e literatura.
* Lingua castelá e literatura.
* Linguas estranxeiras.
* Matemáticas.
Competencia cultural e artística.
Obxectivos xerais.
* Coñecer, valorar e desfrutar do contorno natural,
social e cultural, as interaccións entre eles, así como
as posibilidades de defensa, mellora e conservación
del.
* Utilizar diferentes representacións e expresións
artísticas, desenvolvendo a sensibilidade estética e a
capacidade de desfrute das súas diferentes manifesta-
cións e iniciándose na construción de propostas per-
soais.
* Coñecer, comprender, valorar e respectar as dife-
rentes culturas e os seus patrimonios, as diferenzas
entre as persoas, a igualdade de dereitos e oportuni-
dades de homes e mulleres e a non-discriminación de
persoas por ningunha causa.
Áreas máis directamente relacionadas.
* Educación artística.
* Coñecemento do medio natural, social e vultural
* Educación gísica.
* Lingua galega e literatura.
* Lingua castelá e literatura.
* Linguas estranxeiras.
* Educación para a cidadanía e os dereitos huma-
nos.
Competencia en comunicación lingüística.
Obxectivos xerais.
* Coñecer e utilizar apropiadamente a lingua gale-
ga e a lingua castelá e desenvolver hábitos de lectura
e de respecto á diversidade lingüística.
* Adquirir en, polo menos, unha lingua estranxeira
a competencia comunicativa básica que permita
expresar e comprender mensaxes sinxelas e desenvol-
verse en situacións cotiás.
Áreas máis directamente relacionadas.
* Lingua galega e literatura.
* Lingua castelá e literatura.
* Linguas estranxeiras.
* Educación para a cidadanía e os dereitos huma-
nos.
Competencia en matemáticas.
Obxectivos xerais.
* Desenvolver as competencias matemáticas bási-
cas e iniciarse na resolución de problemas que requi-
ran a realización de operacións elementais de cálcu-
lo, coñecementos xeométricos e estimacións, así como
ser capaces de aplicalos a situacións da súa vida
cotiá.
Áreas máis directamente relacionadas.
* Matemáticas.
* Lingua galega e literatura.
* Lingua castelá e literatura.
* Coñecemento do medio natural, social e cultural.
Competencia dixital e tratamento da información.
Obxectivos xerais.
* Iniciarse na utilización, para a aprendizaxe, das
tecnoloxías da información e da comunicación desen-
Nº 132 ț Luns, 9 de xullo de 2007 11.679 DIARIO OFICIAL DE GALICIA
volvendo un espírito crítico ante as mensaxes que
recibe e elabora.
* Utilizar estratexias persoais e variadas para obter,
seleccionar, organizar, transformar, representar e
comunicar a información.
Áreas máis directamente relacionadas:
* Matemáticas.
* Lingua galega e literatura.
* Lingua castelá e literatura.
* Linguas estranxeiras.
* Coñecemento do medio natural, social e cultural.
* Educación para a cidadanía e os dereitos huma-
nos.
* Educación artística.
* Educación física.
Competencia para aprender a aprender.
Obxectivos xerais.
* Desenvolver hábitos de traballo individual e de
equipo, de esforzo e de responsabilidade no estudo,
así como actitudes de confianza en si mesmo, sentido
crítico, iniciativa persoal, curiosidade, interese e
creatividade na aprendizaxe.
* Utilizar estratexias persoais e variadas para obter,
seleccionar, organizar, transformar, representar e
comunicar a información.
Áreas máis directamente relacionadas.
* Lingua galega e literatura.
* Lingua castelá e literatura.
* Linguas estranxeiras.
* Matemáticas.
* Coñecemento do medio natural, social e cultural.
* Educación para a cidadanía e os dereitos huma-
nos.
* Educación artística.
* Educación física.
Autonomía e iniciativa persoal.
Obxectivos xerais.
* Valorar a hixiene e a saúde, aceptar o propio cor-
po e o do resto das persoas, respectar as diferenzas e
utilizar a educación física e o deporte como medios
para favorecer o desenvolvemento persoal e social.
* Desenvolver hábitos de traballo individual e de
equipo, de esforzo e de responsabilidade no estudo,
así como actitudes de confianza en si mesmo, sentido
crítico, iniciativa persoal, curiosidade, interese e
creatividade na aprendizaxe.
* Adquirir habilidades para a prevención e para a
resolución pacífica de conflitos que lle permitan
desenvolverse con autonomía no ámbito familiar e
doméstico, así como nos grupos sociais cos cales se
relaciona. Fomentar a práctica e o respecto de normas
cívicas e de aspectos de educación viaria, asumindo
comportamentos que incidan na vida saudable, no
consumo responsable, na seguridade e na prevención
dos accidentes de tráfico.
* Desenvolver as capacidades afectivas en todos os
ámbitos da personalidade e nas relacións co resto das
persoas, así como unha actitude contraria á violencia,
aos prexuízos de calquera tipo e aos estereotipos
sexistas.
Áreas máis directamente relacionadas.
* Educación para a cidadanía e os dereitos huma-
nos.
* Coñecemento do medio natural, social e cultural.
* Lingua galega e literatura.
* Lingua castelá e literatura.
* Linguas estranxeiras.
* Educación artística.
* Educación física.
Competencia social e cidadá.
Obxectivos xerais.
* Coñecer e apreciar os valores e as normas da con-
vivencia, aprender a actuar de acordo con elas, pre-
pararse para o exercicio activo da cidadanía e respec-
tar os dereitos humanos, así como o pluralismo propio
dunha sociedade democrática.
* Desenvolver as capacidades afectivas en todos os
ámbitos da personalidade e nas relacións co resto das
persoas, así como unha actitude contraria á violencia,
aos prexuízos de calquera tipo e aos estereotipos
sexistas.
* Coñecer, comprender, valorar e respectar as dife-
rentes culturas e os seus patrimonios, as diferenzas
entre as persoas, a igualdade de dereitos e de oportu-
nidades de homes e mulleres e a non-discriminación
de persoas por ningunha causa.
* Adquirir habilidades para a prevención e para a
resolución pacífica de conflitos que lle permitan
desenvolverse con autonomía no ámbito familiar e
doméstico, así como nos grupos sociais cos cales se
relaciona o alumnado. Fomentar a práctica e o res-
pecto de normas cívicas e de aspectos de educación
viaria, asumindo comportamentos que incidan na vida
saudable, no consumo responsable, na seguridade e
prevención dos accidentes de tráfico.
* Coñecer, valorar e desfrutar do seu contorno natu-
ral, social e cultural, as interaccións entre eles, así
como as posibilidades de defensa, mellora e conser-
vación del.
11.680 DIARIO OFICIAL DE GALICIA Nº 132 ț Luns, 9 de xullo de 2007
* Desenvolver as capacidades afectivas en todos os
ámbitos da personalidade e nas relacións co resto das
persoas, así como unha actitude contraria á violencia,
aos prexuízos de calquera tipo e aos estereotipos
sexistas.
Áreas máis directamente relacionadas.
* Educación para a cidadanía e os dereitos huma-
nos.
* Coñecemento do medio natural, social e cultural.
* Lingua galega e literatura.
* Lingua castelá e literatura.
* Linguas estranxeiras.
* Educación artística.
ANEXO II
Obxectivos, competencias básicas, contidos
e criterios de avaliación das distintas áreas que
constitúen a etapa
Introdución.
A educación primaria, na LOE, pon énfase no
desenvolvemento das competencias básicas, na aten-
ción á diversidade do alumnado e na prevención das
dificultades de aprendizaxe, actuando tan pronto
como estas se detecten.
Ao longo da etapa, o alumnado progresa en control
e autonomía. Evoluciona a consciencia do propio cor-
po e prodúcense enormes avances nas habilidades de
coordinación, na axilidade, flexibilidade, equilibrio,
resistencia, velocidade, forza e precisión. A finais da
mesma etapa xorde a conciencia crítica do propio cor-
po e da propia imaxe, polo que é importante un clima
de aceptación e de valoración no contorno onde vive
o alumnado.
O control do espazo desenvólvese simultaneamente
ao do corpo. Pasa dun coñecemento directo e viven-
cial del a un coñecemento máis abstracto e represen-
table con signos convencionais.
No ámbito cognitivo danse salientables progresos.
De acordo coas necesidades, os nenos e nenas van
creando e elaborando representacións para asimilar a
realidade. Ao comezo da etapa, o alumnado xa cons-
trúe os coñecementos por medio da linguaxe, pero a
súa percepción do mundo é aínda limitada e está
influída polo egocentrismo. A medida que progresa
este período, as alumnas e os alumnos adquiren
unhas actitudes menos egocéntricas e máis realistas;
comezan a percibir con maior claridade as diferenzas
existentes entre si e o resto das persoas.
Pouco a pouco van organizando as súas accións en
sistemas de conxuntos e prodúcense grandes avances
na aplicación de nocións lóxicas, pero aínda con ape-
go á situación concreta; poderán, en definitiva, ir
accedendo a niveis de razoamento cada vez máis com-
plexos.
A educación primaria sitúase de cheo no estadio
das operacións concretas. O proceso de socialización
é gradual e, ao longo del, o alumnado adquire valores,
normas e condutas que son precisas para comportar-
se en sociedade, fórmanse os vínculos afectivos e
constrúense os conceptos de persoa, grupo e relacións
sociais.
Ao longo da etapa o alumnado evoluciona desde
posicións de dependencia a posicións de maior auto-
nomía moral e de acordo social. É a etapa propicia
para poñer as bases das actitudes e dos comportamen-
tos de participación, democráticos, de respecto e de
tolerancia cara ao resto das persoas; é dicir, para a
asunción de valores. Ao alumnado desta etapa debe-
rá procurárselle un desenvolvemento o máis autóno-
mo e equilibrado posible, procurando sempre que,
nos seus diferentes e novos niveis de integración
social, poida acadar a autoestima, a seguridade e a
atención necesarias que lle permitan coñecerse de
maneira máis profunda.
A escola debe favorecer en todas as nenas e en
todos os nenos un desenvolvemento equilibrado, tan-
to afectivo como social e cognitivo, que os leven a ir
acadando as competencias necesarias que lles permi-
tan ter unha vida con calidade na sociedade actual.
Metodoloxía xeral.
A incorporación das competencias básicas no currí-
culo da educación primaria require reconsiderar a
práctica educativa para permitirlle ao alumnado inte-
grar as súas aprendizaxes relacionándoas con diferen-
tes tipos de contidos (conceptos, destrezas e actitu-
des), usar eses contidos con efectividade cando cum-
pra e aplicalos a situacións e contextos variados. Con-
secuentemente, a práctica educativa debe:
* Salientar aquelas aprendizaxes básicas e impres-
cindibles e seleccionar aqueles contidos que sexan
máis relevantes para acadar competencias; os conti-
dos esenciais deberán ser considerados e analizados
desde a óptica da utilidade para formar cidadás e
cidadáns cos perfís necesarios para moverse con ade-
cuación, responsabilidade e liberdade no mundo
actual.
* Dotar os contidos dun enfoque integrador promo-
vendo a globalización.
* Centrarse na funcionalidade, orientando as apren-
dizaxes cara á súa aplicación en contextos diferentes
e diversificados e conseguindo que as nenas e os
nenos desenvolvan diversos xeitos de actuación e
adquiran a capacidade de enfrontarse a situacións
novas.
* Procurar que o alumnado aprenda a aprender
(participe na planificación e na toma de decisións
sobre o traballo, controlando os procesos, usando
conscientemente estratexias de aprendizaxe e sendo
progresivamente máis autónomo).
11.758 DIARIO OFICIAL DE GALICIA Nº 132 ț Luns, 9 de xullo de 2007
corporal e apoiándose en varios aspectos e materiais.
Con este criterio valórase tamén a capacidade para
adecuarse a outras persoas e crear grupalmente un
pequeno «espectáculo». Teranse en conta a creativi-
dade, a soltura e a desinhibición.
* Identificar algunhas das relacións que se estable-
cen entre a práctica correcta e habitual da actividade
física e a mellora da saúde e da calidade de vida e
actuar de acordo con elas.
Quérese verificar se os alumnos e as alumnas son
conscientes da relación que existe entre a actividade
física practicada de forma coherente, axeitada e habi-
tual e a mellora da saúde e da calidade de vida. Com-
probarase a predisposición cara á realización de exer-
cicio físico, cara á adopción de posturas correctas,
cara á adquisición de hábitos de hixiene, cara á ali-
mentación e hidratación axeitadas, cara á adopción
de medidas de seguridade, cara ao rexeitamento de
prácticas pouco saudables (inxestión de substancias
nocivas, actividades físicas perigosas...) e cara á pre-
vención de accidentes ao realizar actividade física.
Valorarase o interese por buscar información variada
e en distintos medios, así como a capacidade de refle-
xión crítica sobre as mensaxes que estes medios ache-
guen.
* Actuar coordinada e cooperativamente coas per-
soas que compoñen o propio equipo para resolver
retos ou opoñerse ás do equipo contrario nun xogo ou
actividade deportiva colectiva, establecendo rela-
cións construtivas e equilibradas.
Preténdense avaliar as relacións e interaccións coas
demais persoas participantes nos xogos e deportes
realizados. Atenderase ás accións de cooperación e
de oposición (comunicación e contracomunicación
motriz) e á axeitada ocupación do terreo de xogo.
Terase en conta que as relacións entre as persoas par-
ticipantes dun e doutro equipo sexan respectuosas,
equilibradas e non discriminatorias.
* Identificar como valores fundamentais dos xogos e
das actividades deportivas o esforzo persoal e as rela-
cións co grupo, resolvendo de forma crítica as situa-
cións conflitivas que poidan xurdir.
Avalíase se as alumnas e os alumnos valoran o
esforzo nos xogos e nos deportes practicados, o xogo
limpo, as relacións coas demais persoas e a resolu-
ción pacífica dos conflitos e das desavinzas xurdidas.
Prestaráselles atención á expresión de opinións, ao
diálogo, ao debate e á adopción de criterios propios,
así como á comprensión do punto de vista do resto das
persoas, máis ca aos resultados da propia actividade
(gañar ou perder).
* Coñecer, practicar e valorar xogos e deportes
populares tradicionais de Galicia, recompilando
información sobre eles e interesándose pola súa con-
servación.
Búscase comprobar que o alumnado recompile e
achegue información sobre xogos e xoguetes, depor-
tes, danzas ou bailes propios da nosa comunidade
autónoma, facendo para iso traballo de campo, utili-
zando as TIC, a biblioteca da aula, a do centro, a
municipal ou calquera outro medio. Avaliarase a
práctica das ditas actividades e o interese pola súa
transmisión e conservación.
ANEXO III
Cadro de distribución horaria para a educación primaria
1º CICLO 2º CICLO 3º CICLO

curso

curso

curso

curso

curso

curso
Lingua castelá e literatura 4 4 4 4 4 3
Lingua galega e literatura 4 4 4 4 4 3
Lingua estranxeira 2 2 3 3 3 3
Educación artística 2 2 2 2 2 2
Educación física 2 2 2 2 2 2
Matemáticas 5 5 4 4 4 4
Coñecemento do medio
natural, social e cultural
5 4 5 4 5 4
Relixión 1 2 1 2 1 2
Educación para a cidadanía
e os dereitos humanos
- - - - - 2
TOTAIS 25 25 25 25 25 25
ANEXO IV
Proxecto lector de centro
Co fin de facilitar a consecución dos obxectivos que
a Lei orgánica de educación e a Comunidade Autóno-
ma de Galicia sinalan para as etapas de ensino obri-
gatorio, os centros educativos deberán elaborar e
incluír nos seus proxectos educativos de centro, pro-
xectos lectores que integren todas as actuacións do
centro destinadas ao fomento da lectura e da escritu-
ra e á adquisición das competencias básicas.
O proxecto lector de centro será un documento
deseñado para desenvolver a medio prazo en que, a
partir da análise do contexto en materia de lectura, se
articulen todas as intervencións que se van realizar no
centro en relación coa lectura, a escritura e as habili-
dades informativas, coa participación do profesorado
das distintas áreas, materias e ciclos, incorporando a
biblioteca escolar e as bibliotecas de aula como
recursos fundamentais para a súa posta en marcha. O
proxecto lector de centro será a referencia para a ela-
boración de programas ou plans anuais de lectura,
que se incluirán na programación xeral anual. O seu
deseño e posta en marcha son competencia de todo o
equipo docente e estarán coordinados preferentemen-
te pola persoa responsable da biblioteca escolar.
Para a consecución dos devanditos obxectivos, os
centros educativos deberán tomar decisións consen-
suadas que permitan:
* A existencia dunha biblioteca escolar como cen-
tro de recursos da información, da lectura e da apren-
Nº 132 ț Luns, 9 de xullo de 2007 11.759 DIARIO OFICIAL DE GALICIA
dizaxe, dinamizadora da actividade educativa e da
vida cultural do centro.
* A integración das fontes informativas, en calque-
ra soporte (impreso ou electrónico) no tratamento dos
contidos curriculares.
* A formación de lectores e de lectoras competentes
e a creación e consolidación do hábito de lectura.
* O desenvolvemento de actitudes favorables á lec-
tura mediante a creación de ambientes lectores, entre
outras estratexias.
* O funcionamento da biblioteca escolar como fac-
tor de compensación social.
Fundamentos.
O plan anual de lectura e o proxecto lector de cen-
tro garantirán a paulatina capacitación do alumnado
nas competencias básicas que se pretenden, de cara á
súa formación como cidadáns activos e solidarios.
Con esta finalidade, empregaranse cun enfoque fun-
cional as distintas tecnoloxías da comunicación e da
información ao alcance do alumnado, para incidir en
aspectos específicos destes soportes e linguaxes de
cara a unha utilización eficaz, comprensiva e ética
deles.
A formación da lectura comprensiva exixe, pola súa
vez, un traballo progresivo e continuado. Traballarase
con todo tipo de textos: literarios, expositivos, xorna-
lísticos, publicitarios, gráficos; en soporte impreso ou
electrónico.
Incidirase na identificación da finalidade da lectu-
ra e na forma de axustar a lectura ao obxectivo en
cada ocasión. Ensinaranse estratexias de compren-
sión lectora.
O profesorado de todas e cada unha das áreas e
materias de todos os niveis educativos, incluirá nas
súas programacións as actividades previstas no pro-
xecto segundo a temporalización que nel se acorde,
determinando a dedicación real dun tempo mínimo
diario para a lectura e a inclusión de prácticas de
comprensión e fomento da lectura e da escritura.
Seguimento e avaliación.
Realizarase unha avaliación continuada dos avan-
ces ou dificultades da posta en marcha do proxecto e
das súas concrecións nos plans anuais de lectura.
Para a avaliación de aspectos relacionados co hábi-
to lector teranse en conta non só os índices de lectu-
ra, senón tamén a capacidade do alumnado para
avanzar na súa competencia literaria e ser quen de se
enfrontar a textos cada vez máis complexos, así como
a súa actitude diante da lectura como medio para a
aprendizaxe, fonte de pracer e recurso para o desen-
volvemento persoal.
ANEXO V
Plan de introdución das tecnoloxías da información e
da comunicación
Enmarcada nas accións que se dispoñen na Lei
orgánica de educación, e coa finalidade de que as tec-
noloxías da información e a comunicación se incorpo-
ren como un recurso máis aos procesos de ensino-
aprendizaxe, cada centro educativo deberá elaborar e
incluír no proxecto educativo de centro, un plan de
introdución das tecnoloxías da información e da
comunicación que implique un cambio metodolóxico
e unha adaptación á realidade para o mellor aprovei-
tamento das posibilidades que as TIC ofertan.
A aplicación das TIC ao traballo da aula convértese
nunha peza clave na educación e formación das novas
xeracións. A súa importancia social e o lugar prefe-
rente que ocupan xa na vida dos nenos e das nenas,
fai que deban estar presentes nos centros educativos,
de modo que aqueles adquiran os coñecementos e
habilidades necesarias para abordar con garantía de
éxito a súa utilización nos contornos de aprendizaxe,
familiares e de lecer.
Trátase de que o alumnado, ao rematar a escolariza-
ción obrigatoria, acade unha competencia dixital.
Esta competencia consiste en dispoñer de habilida-
des para buscar, obter, procesar e comunicar informa-
ción, para transformala en coñecemento. Incorpora
diferentes habilidades, que van desde o acceso á
información ata a súa transmisión en distintos sopor-
tes unha vez tratada, incluíndo a utilización das TIC
como elemento esencial para informarse, aprender e
comunicarse.
Para que isto se poida poñer en práctica con garan-
tía de éxito e de coherencia, resulta necesaria a crea-
ción dun plan de introdución das tecnoloxías da infor-
mación e da comunicación no centro e na aula coa
participación activa de todo o equipo docente, que
unha vez aprobado, se incorporará á programación
xeral anual de centro, e a súa avaliación, á súamemo-
ria. Cada proxecto será único atendendo ás caracte-
rísticas e ás posibilidades que se poden acadar tendo
en conta a situación xeográfica, o tipo de alumnado, a
formación do profesorado e as infraestruturas dispoñi-
bles.
Deseñaranse unhas pautas para realizar un segui-
mento e avaliación do plan, polo menos trimestral,
polas persoas coordinadoras de ciclo e -en caso de
existir- pola persoa coordinadora do plan, que deter-
minarán, se é o caso, aspectos de mellora.
Como marco para a elaboración deste plan de traba-
llo, xúntanse as características que se deben ter en
conta para a súa elaboración:
* Estudo inicial do centro referido ás características
de toda a súa comunidade educativa. Poden recoller-
se aquí as iniciativas xa realizadas neste campo e
mais as expectativas e os intereses de cara ao futuro.
11.760 DIARIO OFICIAL DE GALICIA Nº 132 ț Luns, 9 de xullo de 2007
* Obxectivos que, a curto e longo prazo, se preten-
den alcanzar, así como a metodoloxía e actividades
concretas que se aplicarán para acadalos. Deberán
incluírse iniciativas pedagóxicas innovadoras e cam-
bios metodolóxicos que redunden nun mellor aprovei-
tamento das TIC nas aulas.
* Estratexias de coordinación do profesorado das
distintas áreas e niveis educativos.
* Utilización e aproveitamento dos recursos exis-
tentes no centro en beneficio do proxecto.
* Organización dos espazos do centro.
* Fomento dos valores democráticos, tratamento da
diversidade, atención ao alumnado con necesidade
específica de apoio educativo e medidas para promo-
ver o acceso ás TIC en condicións de igualdade por
parte de persoas dos dous sexos e de diferentes con-
dicións sociais.
* Uso da biblioteca escolar como centro de recursos
multimedia para a obtención de información e para a
aprendizaxe.
* Plan de avaliación anual tendente a detectar os
obxectivos acadados e os incumpridos, así como as
estratexias que deberán adoptarse para alcanzar os
non conseguidos.
* Detección de necesidades formativas do profeso-
rado. Elaboración dun plan de formación interno que
permita difundir boas prácticas e aproveitar ideas e
coñecementos dos compañeiros e compañeiras docen-
tes.
* Medidas para difundir o proxecto entre o alumna-
do, as familias e a comunidade educativa en xeral, de
maneira que se fomente a súa participación nel.
Cada plan deberá recoller ademais os seguintes
obxectivos xerais:
* Fomentar a páxina web do centro como espazo de
comunicación e de colaboración con toda a comuni-
dade educativa.
* Coordinar a acción do profesorado de distintas
áreas e materias en relación ao traballo coas TIC.
* Facilitar o acceso a esta ferramenta por parte do
alumnado con necesidades especiais de apoio educa-
tivo e nas tarefas de apoio e reforzo de aprendizaxes.
* Impulsar a comunicación con outros centros e
localidades, para coñecer e transmitir valores sociais
e de respecto doutros costumes e outras formas de
vida.
* Potenciar a capacidade de razoamento do alumna-
do, a súa motivación e o seu afán de coñecemento.
* Fornecer ao alumnado estratexias para obter e
xestionar a información conseguida mediante o uso
das TIC.
* Utilizar programas e contornos que faciliten a
consecución dos obxectivos propostos nas diferentes
áreas do currículo.
* Utilizar o ordenador como medio de creación, de
integración, de cooperación e de expresión das pro-
pias ideas.
* Potenciar a comunicación cos seus iguais.
* Mellorar a proposta pedagóxica do profesorado e a
súa práctica docente ao aproveitar as posibilidades
que ofrecen as TIC.
* Empregar as TIC para o traballo cotián e nas acti-
vidades de aula: programacións, proxectos, explica-
cións, actividades...
* Consultar e obter información a través das TIC,
tanto para temas profesionais como para experiencias
interesantes para a súa actividade docente.
* Intercambiar experiencias, coñecementos, inicia-
tivas... en diversas redes de colaboración como a
internet.
* Lograr a integración das TIC como medio dinámi-
co de comunicación, de maneira que se constitúan
nun elemento común de información e de contacto
con todos os axentes do proceso educativo, facilitan-
do a conexión entre eles.
* A través das asociacións de nais e de pais dos
centros, poñer en marcha mecanismos para aproveitar
a infraestrutura tecnolóxica e favorecer a adquisición
por parte de nais e pais dos coñecementos necesarios
para un uso proveitoso das TIC.
Favorecer a superación das limitacións de acceso ás
TIC derivadas das desigualdades sociais.
III. OUTRAS DISPOSICIÓNS
CONSELLERÍA DE PRESIDENCIA,
ADMINISTRACIÓNS PÚBLICAS
E XUSTIZA
Resolución do 29 de xuño de 2007, da
Secretaría Xeral de Emigración, pola que
se establecen as bases reguladoras e se
convoca, en réxime de concorrencia com-
petitiva, un programa de axudas consis-
tente na dotación de material destinado
ás comunidades galegas no exterior para
o exercicio 2007.
O Estatuto de autonomía de Galicia recoñécelles ás
comunidades galegas asentadas fóra de Galicia o
dereito a colaborar e compartir a vida social e cultu-
ral do pobo galego. A Lei 4/1983, do 15 de xuño, de
N
o
99 L Martes, 25 de maio de 2004 DIARIO OFICIAL DE GALICIA 7.315
I. DISPOSICIÓNS XERAIS
CONSELLERÍA DE EDUCACIÓN
E ORDENACIÓN UNIVERSITARIA
Decreto 99/2004, do 21 de maio, polo
que se regula a organización e o fun-
cionamento da Inspección Educativa e o
acceso ao corpo de inspectores de Edu-
cación na Comunidade Autónoma de
Galicia.
A Constitución española no artigo 27.8º establece
a obrigatoriedade para os poderes públicos de ins-
peccionar os centros educativos para garantir o cum-
primento das leis.
O Estatuto de autonomía de Galicia no artigo 31
establece a competencia plena desta Comunidade
para o regulamento e administración do ensino en
toda a súa extensión, niveis e graos, modalidades
e especialidades, no ámbito das súas competencias,
sen prexuízo do disposto no artigo 27 da Constitución
e nas leis orgánicas que a desenvolven.
A Lei orgánica 10/2002, do 23 de decembro, de
calidade da educación, fai referencia expresa no seu
artigo 1.k) que son principios de calidade xunto coa
avaliación a inspección do conxunto do sistema edu-
cativo, tanto do seu deseño e organización coma dos
procesos de ensino e aprendizaxe.
A mesma Lei orgánica 10/2002, do 23 de decem-
bro, no capítulo II do título VII, regula as funcións
e organización da Inspección Educativa, así como
a formación permanente dos inspectores de educa-
ción; e na súa disposición adicional undécima esta-
blece, no marco da carreira docente, o procedemento
de acceso ao corpo de inspectores de Educación.
O modelo de Inspección Educativa que a Lei orgá-
nica 10/2002, do 23 de decembro, define en canto
á súa configuración básica, responde á necesidade
de especialización. Trátase, en efecto, de asegurar
en cada un dos ámbitos territoriais, para os efectos
de acceso ao corpo de inspectores de Educación
e de provisión de postos de traballo mediante con-
curso de traslados de ámbito nacional, unhas exixen-
cias básicas comúns para todo o Estado, sempre sen
prexuízo da organización específica que para os ser-
vizos de Inspección cada Administración educativa
determine no ámbito das súas competencias.
En desenvolvemento da citada lei orgánica apro-
báronse, por un lado, o Real decreto 1538/2003,
do 5 de decembro, que establece as especialidades
básicas da Inspección Educativa, considerando un
dos principios de calidade do sistema educativo a
inspección do conxunto do sistema educativo e, por
outro, o Real decreto 334/2004, do 27 de febreiro,
polo que se aproba o Regulamento de ingreso, acce-
sos e adquisición de novas especialidades nos corpos
docentes que imparten as ensinanzas escolares do
sistema educativo e no corpo de inspectores de
Educación.
Na súa virtude, no uso das atribucións conferidas
pola Lei 1/1993, do 22 de febreiro, reguladora da
Xunta e do seu presidente, e por proposta do con-
selleiro de Educación e Ordenación Universitaria,
logo do informe do Consello Escolar de Galicia, de
acordo co ditame do Consello Consultivo de Galicia
e da deliberación do Consello da Xunta de Galicia
na súa reunión do vinte e un de maio de dous mil
catro,
DISPOÑO:
Capítulo I
Disposicións de carácter xeral
Artigo 1º.-Obxecto.
1. O presente decreto ten por obxecto regular a
organización e o funcionamento da Inspección Edu-
cativa na Comunidade Autónoma de Galicia, así
como o procedemento de acceso ao corpo de ins-
pectores de Educación.
2. A estrutura e o funcionamento da Inspección
Educativa articularase, en todo caso, tendo en conta
as especialidades establecidas polo Goberno do
Estado en uso das competencias atribuídas polo arti-
go 106.1º da Lei orgánica 10/2002, do 23 de decem-
bro, atendendo aos diferentes niveis educativos e
especialidades docentes.
Artigo 2º.-Inspección Educativa.
1. A consellería competente en materia de edu-
cación, no desempeño das súas atribucións, exercerá
a inspección sobre todos os centros docentes, ser-
vizos, programas e actividades que integran o sistema
educativo de Galicia, tanto de titularidade pública
como privada, en todos os niveis educativos, co fin
de asegurar o cumprimento das leis, contribuír á
mellora do sistema educativo, á calidade do ensino,
así como á garantía dos dereitos e á observancia
dos deberes de cantos participan nos procesos de
ensino e aprendizaxe.
2. A Inspección Educativa é a organización inte-
grada na Consellería de Educación e Ordenación
Universitaria a que se lle atribúe a inspección a
que se refire o punto anterior.
3. Os funcionarios do corpo de inspectores de Edu-
cación e do corpo a extinguir de inspectores ao ser-
vizo da Administración educativa estarán integrados
na Inspección Educativa.
Artigo 3º.-Funcións da Inspección Educativa.
As funcións da Inspección Educativa serán as
seguintes:
a) Controlar e supervisar, desde o punto de vista
pedagóxico e organizativo, o funcionamento dos cen-
tros educativos, tanto de titularidade pública como
privada.
b) Supervisar a práctica docente e colaborar na
súa mellora continua e na do funcionamento dos
centros, así como nos procesos de reforma educativa
e de renovación pedagóxica.
c) Participar na avaliación do sistema educativo,
especialmente na que corresponde aos centros esco-
lares, á función directiva e á función docente, a
través da análise da organización, funcionamento e
resultados destes.
INICIO
7.316 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
99 L Martes, 25 de maio de 2004
d) Velar polo cumprimento nos centros educativos
das leis, regulamentos e demais disposicións que
afecten o sistema educativo.
e) Asesorar, orientar e informar os distintos sec-
tores da comunidade educativa no exercicio dos seus
dereitos e no cumprimento das súas obrigas.
f) Informar sobre os programas e actividades de
carácter educativo promovidos ou autorizados pola
Consellería de Educación e Ordenación Universi-
taria, así como sobre calquera aspecto relacionado
co ensino que lle sexa requirido pola autoridade
competente ou que coñeza no exercicio das súas
funcións, a través das canles regulamentarias.
g) Cantas outras se lle atribúan dentro do ámbito
das súas competencias.
Artigo 4º.-Exercicio das funcións de Inspección.
1. As funcións da Inspección Educativa serán
desempeñadas polos inspectores de Educación. Son
inspectores de Educación os funcionarios perten-
centes ao corpo de inspectores de Educación e ao
corpo dos inspectores ao servizo da Administración
educativa.
2. No ámbito das súas competencias, os inspectores
de Educación levarán a cabo as funcións que lles
son propias, tanto por iniciativa propia, como por
instancia razoada de parte interesada, como por orde
superior.
3. No exercicio das súas funcións, os inspectores
de Educación terán a consideración de autoridade
pública e, como tal, están facultados para levantar
actas con natureza de documento público e recibirán
dos diferentes membros da comunidade educativa
así como doutras autoridades, organismos e insti-
tucións a axuda e a colaboración necesarias para
o desenvolvemento da súa actividade.
4. As funcións que neste decreto se lle asignan
á Inspección Educativa exerceranse sen prexuízo
das que as disposicións vixentes lles atribúan aos
órganos de goberno e de participación no control
e na xestión dos centros docentes.
5. A actividade dos inspectores de Educación terá
unha dobre vertente: a xeral, común a todos, e a
especializada, vencellada á especialidade a que cada
inspector estea adscrito.
Artigo 5º.-Procedemento de actuación.
As actuacións dos inspectores de educación con-
cretaranse en informes, propostas, actas e dictames
que, de ordinario, serán dirixido ao delegado pro-
vincial da Consellería de Educación e Ordenación
Universitaria ou, cando sexa o caso, ao subdirector
xeral de Inspección Educativa ou autoridade edu-
cativa superior que así o demande.
Artigo 6º.-Atribucións dos inspectores de Edu-
cación.
Os inspectores de Educación, no exercicio das súas
funcións, terán as seguintes atribucións:
a) Supervisar todos os centros, ensinanzas, etapas,
niveis, programas e servizos educativos sen prexuízo
de que o inspector do centro ou autoridade superior
requiran a intervención dun inspector especialista.
b) Acceder aos centros docentes públicos e pri-
vados, así como aos servizos e instalacións nos que
se desenvolven actividades promovidas ou autori-
zadas pola Consellería de Educación e Ordenación
Universitaria, co fin de observar e analizar o seu
desenvolvemento, para poder valorar a súa organi-
zación, funcionamento e rendemento.
c) Coñecer directamente todas as actividades que
se realicen nos centros tanto públicos como privados,
e, en concreto, observar o desenvolvemento das acti-
vidades docentes e comprobar, se é o caso, mediante
os procedementos de avaliación que se determinen,
a adecuación do nivel de coñecementos dos alumnos
cos establecidos nos respectivos currículos.
d) Supervisar a documentación académica, eco-
nómica, psicopedagóxica e administrativa dos cen-
tros docentes, tanto públicos como privados, e dos
servizos educativos, podendo solicitar informes,
documentos e antecedentes que consideren nece-
sarios para poder levar a cabo as súas actuacións,
sen máis límites que os establecidos polas leis.
e) Convocar ou pedir a convocatoria, celebrar e
presidir reunións cos diferentes órganos de parti-
cipación no control e xestión, cos de coordinación
docente e cos responsables de programas, así como
cos membros dos diferentes centros e sectores da
comunidade educativa.
f) Requirir, a través das canles establecidas, os
responsables dos centros docentes, tanto públicos
como privados, para que adecúen a súa organización
e funcionamento á normativa vixente.
g) Acceder, a través das canles establecidas, á
información dos outros órganos e servizos da Con-
sellería de Educación e Ordenación Universitaria
que sexa necesaria para o exercicio das súas
funcións.
h) Formar parte de comisións, xuntas e tribunais
cando así o determine a Consellería de Educación
e Ordenación Universitaria.
i) Mediar nas situacións de desacordo ou dispa-
ridade de criterio que puideran levar a conflitos,
formulando propostas de solución ou de posibles
alternativas.
k) Aquelas outras atribucións que se lles enco-
menden no ámbito das súas competencias.
Capítulo II
Organización e funcionamento
da Inspección Educativa
Sección primeira
Estrutura e organización da Inspección Educativa
Artigo 7º.-Estrutura da Inspección Educativa.
1. A Inspección Educativa estruturarase do seguin-
te xeito:
a) Subdirección Xeral de Inspección Educativa.
b) Servizos provinciais de Inspección Educativa.
2. Órganos de coordinación e asesoramento:
a) A xunta de xefes de servizo.
b) As xuntas provinciais de coordinación.
N
o
99 L Martes, 25 de maio de 2004 DIARIO OFICIAL DE GALICIA 7.317
c) As xuntas provinciais de inspectores.
Artigo 8º.-Organización.
1. A Inspección Educativa organizarase con cri-
terios de xerarquía, traballo en equipo, profesiona-
lidade, internivelaridade e especialización.
2. A organización territorial da Inspección Edu-
cativa, dentro do ámbito provincial, levarase a cabo
a través das sedes, sectores e subsectores de Ins-
pección. Cando a Administración educativa o con-
sidere necesario poderanse ordenar actuacións de
inspección que excedan do ámbito do sector ou da
provincia.
Sección segunda
Plans de actuación da Inspección Educativa
Artigo 9º.-Plan xeral da Inspección Educativa.
1. A Consellería de Educación e Ordenación Uni-
versitaria fixará periodicamente as liñas e os cri-
terios de actuación da Inspección Educativa. A con-
creción destas liñas, criterios e actividades que os
inspectores de Educación deben levar adiante para
o desenvolvemento das súas funcións constitúe o
Plan xeral da Inspección, que será supervisado polo
subdirector xeral de Inspección Educativa e apro-
bado polo director xeral de Centros e Ordenación
Educativa ou órgano que teña atribuída a com-
petencia.
2. Anualmente avaliarase o grao de cumprimento
do Plan xeral de Inspección. As conclusións máis
relevantes recolleranse na memoria anual de fun-
cionamento da Inspección, que será elaborada polo
subdirector xeral de Inspección Educativa e elevada
ao director xeral de Centros e Ordenación Educativa
ou órgano que teña atribuída a competencia.
Artigo 10º.-Plans provinciais de actuación da
Inspección.
1. Os plans provinciais de actuación da Inspección
desenvolverán e concretarán, no ámbito provincial,
o contido do Plan xeral da Inspección.
2. Cada plan provincial de actuación da Inspección
será elaborado para cada curso escolar polo corres-
pondente xefe do Servizo Provincial de Inspección
Educativa e aprobado polo subdirector xeral.
3. Ao rematar o curso avaliarase o desenvolve-
mento dos plans provinciais de actuación da Ins-
pección. As conclusións máis relevantes recolleran-
se na respectiva memoria anual de funcionamento
do Servizo Provincial de inspección, que será ela-
borada polo xefe do servizo e elevada ao subdirector
xeral de Inspección Educativa.
Sección terceira
A Subdirección Xeral de Inspección Educativa
Artigo 11º.-A Subdirección Xeral de Inspección
Educativa.
1. A Inspección Educativa dependerá da Dirección
Xeral de Centros e Ordenación Educativa ou órgano
que teña atribuída a competencia.
2. A dirección inmediata e a coordinación das fun-
cións que realiza a Inspección Educativa será exer-
cida pola Subdirección Xeral de Inspección Edu-
cativa.
3. A Subdirección Xeral de Inspección Educativa
estará constituída por:
-O subdirector xeral de Inspección Educativa.
-O xefe do Servizo de Avaliación e Calidade do
Sistema Educativo.
-O xefe do Servizo de Coordinación e Planificación
da Inspección Educativa.
4. Na estrutura da Subdirección Xeral poderá
determinarse a existencia de inspectores adxuntos,
adscritos aos servizos anteriores.
Artigo 12º.-Funcións da Subdirección Xeral de
Inspección Educativa.
Á Subdirección Xeral de Inspección Educativa
correspóndelle:
a) Dirixir e supervisar a elaboración do Plan xeral
de actuación da Inspección de Educación e super-
visar o seu cumprimento.
b) Coordinar o traballo dos servizos provinciais
de Inspección Educativa.
c) Elaborar e propoñer o Plan de perfeccionamento
e actualización para os membros da Inspección
Educativa.
d) Elevar dictames, informes e propostas aos dis-
tintos centros directivos da Consellería de Educación
e Ordenación Universitaria.
e) Realizar as accións de avaliación xeral e mellora
dos réximes e niveis das ensinanzas escolares do
sistema educativo de Galicia.
f) Participar nas accións de avaliación programa-
das polo Instituto Nacional de Avaliación e Calidade
do Sistema Educativo.
g) Elaborar a memoria anual do funcionamento
da Inspección Educativa.
Artigo 13º.-O subdirector xeral de Inspección
Educativa.
1. O subdirector xeral de Inspección Educativa
dirixirá e coordinará as actuacións da Subdirección
Xeral, proporá ao director xeral de Centros e Orde-
nación Educativa a aprobación do Plan xeral da Ins-
pección Educativa e garantirá a coordinación dos
servizos provinciais de Inspección Educativa.
2. O subdirector xeral de Inspección Educativa
será nomeado polo conselleiro de Educación e Orde-
nación Universitaria polo procedemento de libre
designación, mediante convocatoria pública, entre
funcionarios do corpo de inspectores de Educación,
do corpo de inspectores ao servizo da Administración
educativa ou funcionarios que reúnan os requisitos
para o acceso ao corpo de inspectores de educación.
Artigo 14º.-Os xefes de servizo e os inspectores
adxuntos.
O xefe do Servizo de Avaliación e Calidade do
Sistema Educativo, o xefe do Servizo de Coordina-
ción e Planificación da Inspección Educativa e os
inspectores adxuntos, se é o caso, serán nomeados
polo conselleiro de Educación e Ordenación Uni-
versitaria, polo procedemento de libre designación,
mediante convocatoria pública, entre funcionarios
do corpo de inspectores de Educación ou do corpo
de inspectores ao servizo da Administración edu-
7.318 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
99 L Martes, 25 de maio de 2004
cativa ou funcionarios que reúnan os requisitos para
o o acceso ao corpo de inspectores de educación.
Artigo 15º.-Funcións do xefe do Servizo de Ava-
liación e Calidade do Sistema Educativo.
Ao xefe do Servizo de Avaliación e Calidade do
Sistema Educativo correspóndelle, baixo a dirección
do subdirector xeral, o exercicio das seguintes
funcións:
a) Realizar o deseño, planificación e execución
das accións de avaliación xeral e de mellora da cali-
dade das ensinanzas escolares do sistema educativo
de Galicia que se integrará no Plan xeral de actua-
ción da Inspección de Educación.
b) Elaborar e coordinar as accións para a ava-
liación xeral dos réximes e niveis das ensinanzas
escolares do sistema educativo de Galicia, de acordo
coas prioridades determinadas pola Consellería de
Educación e Ordenación Universitaria, así como ava-
liar os proxectos e programas educativos en fun-
cionamento.
c) Elaborar e coordinar os plans de avaliación dos
centros e de mellora de calidade.
d) Asumir as tarefas inherentes á participación
da Consellería de Educación e Ordenación Univer-
sitaria no Instituto Nacional de Avaliación e Cali-
dade do Sistema Educativo, así como nos estudios
de avaliación de ámbito estatal ou internacional.
e) Elaborar informes sobre os resultados das ava-
liacións realizadas.
f) Cantas outras lle sexan encomendadas no ámbito
das súas competencias.
Artigo 16º.-Funcións do xefe do Servizo de Pla-
nificación e Coordinación da Inspección Educativa.
Ao xefe do Servizo de Planificación e Coordinación
da Inspección Educativa correspóndelle, baixo a
dirección do subdirector xeral, o exercicio das
seguintes funcións:
a) Coordinar o cumprimento das funcións que
teñen encomendadas os servizos provinciais de Ins-
pección Educativa.
b) Elaborar o Plan xeral da Inspección, baixo a
supervisión do subdirector xeral de Inspección
Educativa.
c) Supervisar o cumprimento do Plan xeral de
Inspección.
d) Elaborar e executar o plan de perfeccionamento
e actualización dos inspectores de Educación baixo
a supervisión do subdirector xeral de Inspección
Educativa.
e) Elaborar informes e propostas derivados de estu-
dios de necesidades da Inspección Educativa.
f) Elaborar a memoria anual de funcionamento da
Inspección Educativa, baixo a supervisión do sub-
director xeral de Inspección Educativa.
g) Cantas outras lle sexan encomendadas no ámbito
das súas competencias.
Sección cuarta
Os servizos provinciais de Inspección Educativa
Artigo 17º.-Os servizos provinciais de Inspección
Educativa.
1. Os inspectores de educación destinados en cada
delegación provincial da Consellería de Educación
e Ordenación Universitaria integran o Servizo Pro-
vincial de Inspección Educativa.
2. O Servizo Provincial de Inspección Educativa
dependerá funcionalmente do delegado provincial
e do subdirector xeral de Inspección Educativa.
3. O exercicio das funcións da Inspección Edu-
cativa realizarase, en cada provincia, de acordo co
Plan xeral de actuación da Inspección Educativa.
4. A xornada de traballo dos inspectores de edu-
cación estruturarase coa flexibilidade necesaria para
que permita o contacto coa comunidade educativa
dos centros docentes.
Artigo 18º.-Sedes da Inspección Educativa.
1. Con carácter xeral, a sede do Servizo Provincial
de Inspección Educativa será a da delegación pro-
vincial da Consellería de Educación e Ordenación
Universitaria.
2. De acordo coas características de cada provincia
ou outras circunstancias que así o aconsellen, a Con-
sellería poderá establecer sedes de Inspección Edu-
cativa dependentes do Servizo Provincial de Ins-
pección noutras localidades da provincia.
3. A Consellería de Educación e Ordenación Uni-
versitaria determinará os postos de traballo de cada
unha das sedes de Inspección Educativa.
Artigo 19º.-Xefatura do Servizo Provincial de Ins-
pección Educativa.
1. En cada servizo provincial haberá un xefe do
servizo, que dirixirá, baixo a dependencia do dele-
gado provincial da Consellería de Educación e Orde-
nación Universitaria, a organización da Inspección
provincial e dos recursos humanos e materiais de
que dispoña.
2. O xefe do Servizo Provincial de Inspección será
nomeado polo conselleiro de Educación polo pro-
cedemento de libre designación, de entre os fun-
cionarios en activo do corpo de inspectores de Edu-
cación ou do corpo de inspectores ao servizo da
Administración educativa.
3. De cada xefe do Servizo Provincial de Inspección
Educativa dependerán todos os inspectores con des-
tino na provincia.
Artigo 20º.-Funcións do xefe do Servizo Provincial
de Inspección Educativa.
Serán funcións do xefe do Servizo Provincial de
Inspección Educativa:
a) Dirixir e coordinar todas as actividades do Ser-
vizo Provincial de Inspección Educativa.
b) Elaborar a proposta do Plan provincial de Ins-
pección Educativa a que se refire o artigo 10 deste
N
o
99 L Martes, 25 de maio de 2004 DIARIO OFICIAL DE GALICIA 7.319
decreto e elevala, co visto e prace do delegado pro-
vincial, ao subdirector xeral de Inspección Educativa
para a súa aprobación.
c) Realizar o seguimento e a avaliación do Plan
provincial de Inspección Educativa e adoptar, se
é o caso, as medidas correctoras oportunas.
d) Elevar ao subdirector xeral de Inspección Edu-
cativa, co visto e prace do delegado provincial, a
memoria anual de funcionamento do servizo pro-
vincial e de avaliación do Plan provincial.
e) Elevar informes e propostas ao delegado pro-
vincial da Consellería de Educación e Ordenación
Universitaria, así como visar e tramitar os realizados
polos inspectores de educación do servizo provincial.
f) Convocar e presidir as reunións das xuntas pro-
vinciais de coordinación e das xuntas provinciais
de inspectores ás que se refiren respectivamente os
artigos 26 e 27 deste decreto, así como daquelas
outras que sexan necesarias para a organización e
o funcionamento do servizo provincial.
g) Propoñer ao delegado provincial da Consellería
de Educación e Ordenación Universitaria a adscri-
ción dos inspectores de educación aos equipos de
inspección aos que se refire o artigo 22º deste
decreto.
h) Propoñer ao delegado provincial da Consellería
de Educación e Ordenación Universitaria o nomea-
mento dos inspectores coordinadores de sector aos
que se refire o artigo 23º deste decreto, así como
a adscrición dos inspectores aos subsectores corres-
pondentes.
Sección quinta
Organización territorial da Inspección Educativa
Artigo 21º.-Sectores e subsectores de Inspección.
1. Para o desenvolvemento das tarefas asignadas,
cada unha das provincias poderase dividir en sec-
tores educativos, de acordo coa planificación e orde-
nación educativa.
2. O sector educativo é unha unidade xeográfica
na que exercerán as súas funcións os inspectores
de educación adscritos a el, conformando o equipo
de sector.
3. Cada sector dividirase en subsectores que esta-
rán integrados por un ou varios concellos limítrofes.
Exceptúanse os concellos das sete cidades que son
sede da Inspección. Os centros educativos destes
concellos distribuiranse de maneira equitativa entre
os subsectores do sector correspondente. Á fronte
de cada subsector estará un inspector que será o
responsable de todos os centros deste.
4. O titular da delegación provincial da Consellería
de Educación e Ordenación Universitaria estable-
cerá o ámbito xeográfico de cada un dos sectores
e subsectores de Inspección da súa provincia.
Artigo 22º.-Equipos de inspección de sector
educativo.
1. En cada sector constituirase un equipo de ins-
pección de sector, que levará a cabo as funcións
que se sinalan no artigo 3º deste decreto.
2. A adscrición dos inspectores aos equipos de
inspección de sector realizaraa o titular da dele-
gación provincial da Consellería de Educación e
Ordenación Universitaria, a proposta do titular da
xefatura do Servizo Provincial de Inspección Edu-
cativa, oída a Xunta Provincial de Inspección.
3. De igual modo procederase á adscrición de ins-
pectores aos subsectores.
4. No proceso de adscrición terase en conta ade-
mais das atribucións recollidas no artigo 6.a), as
necesidades educativas de cada sector e subsector,
as prioridades do inspector, a experiencia profesio-
nal e a antigüidade no cadro de persoal, no corpo
e como funcionario.
5. A adscrición realizarase por un período de cinco
cursos, debendo cambiar de sector ou de subsector
cada cinco anos como máximo.
6. Na adscrición dos inspectores ao correspondente
equipo de sector terase en conta unha distribución
equilibrada dos diferentes sectores educativos, do
número de centros e do número de profesores.
7. Á fronte de cada equipo de inspección de sector,
o titular da delegación provincial da Consellería de
Educación e Ordenación Universitaria, por proposta
do xefe do Servizo Provincial de Inspección, e unha
vez oído o equipo de inspectores, nomeará un ins-
pector coordinador.
Artigo 23º.-Coordinadores de sector.
O inspector coordinador do equipo de sector rea-
lizará as seguintes funcións:
a) Coordinar no seu sector a realización das tarefas
incluídas no Plan provincial da actuación da Ins-
pección Educativa.
b) Convocar e presidir as reunións do equipo de
inspectores do sector.
c) Informar ao titular da xefatura do Servizo Pro-
vincial de Inspección Educativa sobre o desenvol-
vemento e aplicación do Plan provincial de actuación
da Inspección Educativa no seu sector e colaborar
no seu seguimento e avaliación.
Sección sexta
Organización especializada da Inspección
Educativa
Artigo 24º.-Áreas específicas de traballo.
1. En cada Servizo Provincial de Inspección Edu-
cativa constituiranse áreas específicas de traballo
estruturais e áreas específicas de traballo curri-
culares.
2. As áreas específicas de traballo estruturais
teñen por obxecto organizar a intervención da Ins-
pección Educativa nos campos da avaliación, o con-
trol administrativo, a organización escolar, a pla-
nificación dos recursos e a escolarización. Estas
áreas específicas poderán ampliarse de acordo co
que a Consellería de Educación e Ordenación Uni-
versitaria planifique.
3. As áreas específicas de traballo curriculares
teñen por obxecto organizar a intervención da Ins-
pección Educativa, de acordo coas áreas e materias
que integran os currículos do sistema educativo.
7.320 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
99 L Martes, 25 de maio de 2004
4. Todos os inspectores de Educación estarán ads-
critos, cando menos, a unha área específica de tra-
ballo estrutural e a unha área específica de traballo
curricular, en función da súa especialidade, da súa
experiencia profesional, da súa formación específica,
así como das necesidades de funcionamento da Ins-
pección Educativa.
Sección sétima
Órganos de coordinación e asesoramento
da Inspección Educativa
Artigo 25º.-Xunta de xefes de servizo.
1. A xunta de xefes de servizo é o órgano de ase-
soramento do subdirector xeral de Inspección Edu-
cativa e de coordinación entre os servizos pro-
vinciais.
2. Integran a xunta de xefes de servizo o sub-
director xeral de Inspección Educativa, que a pre-
sidirá, os xefes de servizo da Subdirección Xeral
de Inspección Educativa e os xefes dos servizos
provinciais.
3. A xunta de xefes de servizo terá as seguintes
funcións:
a) Asesorar o subdirector xeral de Inspección Edu-
cativa na elaboración da proposta do Plan xeral da
Inspección.
b) Informar o subdirector xeral de Inspección Edu-
cativa sobre o desenvolvemento do Plan xeral da
Inspección.
c) Propoñer criterios para a coordinación das
actuacións da Inspección Educativa en Galicia.
d) Asesorar o subdirector xeral de Inspección Edu-
cativa na elaboración da memoria anual da Inspec-
ción Educativa.
e) Asesorar o subdirector xeral de Inspección Edu-
cativa na elaboración da proposta do plan de per-
feccionamento e actualización no exercicio profe-
sional da Inspección Educativa.
Artigo 26º.-Xuntas provinciais de coordinación.
1. Nos servizos provinciais de Inspección Edu-
cativa integrados por máis dun sector de Inspección
constituírase a Xunta Provincial de Coordinación,
que terá como función a unificación de criterios de
actuación e procedementos de traballo da provincia,
así como o asesoramento e colaboración co xefe do
Servizo Provincial na elaboración do Plan provincial
de Inspección e da memoria anual de funcionamento.
2. A Xunta Provincial de Coordinación estará inte-
grada polo xefe do servizo provincial, que a presidirá,
e polos inspectores coordinadores de sector.
Artigo 27º.-Xunta Provincial de Inspección.
1. A Xunta Provincial de Inspección, que terá fun-
ción asesora, estará integrada pola totalidade dos
inspectores de Educación da provincia e será pre-
sidida polo xefe do servizo provincial.
2. A Xunta Provincial de Inspección terá as seguin-
tes funcións:
a) Definir os criterios e procedementos para a ela-
boración da proposta do Plan Provincial de Ins-
pección.
b) Informar sobre o desenvolvemento do Plan Pro-
vincial de Inspección.
c) Elaborar as propostas sobre o perfeccionamento
e actualización no exercicio profesional da Inspec-
ción Educativa.
Capítulo III
Acceso ao corpo de inspectores de Educación
e provisión de postos de traballo
Sección primeira
Principios rectores e órgano convocante
Artigo 28º.-Principios rectores do procedemento.
O procedemento de acceso regulado neste decreto
realizarase mediante convocatoria pública e garan-
tirá, en todo caso, os principios de igualdade, mérito
e capacidade, así como o de publicidade.
Oprocedemento a que se refire esta norma rexerase
polas bases da convocatoria respectiva, que se axus-
tarán, en todo caso, ao disposto neste decreto e ás
demais normas que resulten de aplicación.
Artigo 29º.-Órgano convocante.
O conselleiro de Educación e Ordenación Uni-
versitaria, unha vez aprobadas as súas respectivas
ofertas de emprego, procederá a realizar a convo-
catoria para a provisión das prazas autorizadas na
dita oferta, con suxeición en todo caso ás normas
de función pública que lle sexan de aplicación.
Sección segunda
Órganos de selección
Artigo 30º.-Órganos de selección.
1. A selección dos participantes no procedemento
selectivo de acceso ao corpo de inspectores de Edu-
cación será realizada por tribunais que serán nomea-
dos polo conselleiro de Educación e Ordenación Uni-
versitaria, cuxos membros serán designados por sor-
teo, agás o presidente que o designará o conselleiro,
de conformidade co que establece o artigo 7 do Real
decreto 334/2004, do 27 de febreiro.
2. No caso de que o número de participantes por
especialidade o requira poderanse nomear os tri-
bunais que se consideren necesarios. Nese caso a
convocatoria deberá determinar a constitución da
comisión de selección para o efecto.
Artigo 31º.-Funcións dos órganos de selección.
1. Corresponderá ao tribunal, unha vez constituído,
todas ou algunhas das seguintes funcións:
a) A cualificación das distintas probas da fase de
oposición.
b) A valoración dos méritos da fase de concurso.
c) O desenvolvemento do procedemento selectivo
de acordo co que dispoña a convocatoria,.
d) No caso de tribunal único a agregación das
puntuacións da fase de concurso ás obtidas na fase
de oposición, a ordenación dos aspirantes, a ela-
boración das listas dos aspirantes que superasen
ambas as dúas fases, a declaración dos aspirantes
que teñan superado as citadas fases de concurso
e oposición, a publicación das listas corresponden-
tes, así como a elevación destas á Consellería de
Educación e Ordenación Universitaria.
N
o
99 L Martes, 25 de maio de 2004 DIARIO OFICIAL DE GALICIA 7.321
2. No caso de que se constitúa unha comisión de
selección de acordo co previsto no artigo 30.2º, a
convocatoria atribuiralle as seguintes funcións:
a) A coordinación dos tribunais.
b) A determinación dos criterios de actuación dos
tribunais e a súa homoxeneización.
c) A agregación das puntuacións da fase de con-
curso ás adxudicadas polos tribunais na fase de opo-
sición, a ordenación dos aspirantes e a elaboración
das listas dos aspirantes que teñan superadas ambas
as dúas fases.
d) A declaración dos aspirantes que teñan supe-
radas as fases de concurso e oposición, a publicación
das listas correspondentes a eles, así como a súa
elevación á Consellería de Educación e Ordenación
Universitaria.
3. A convocatoria poderá determinar que a asig-
nación da puntuación que corresponda aos aspiran-
tes na fase de concurso, de acordo co baremo, para
todos ou algún dos méritos incluídos neles, se lle
encomende á comisión de selección. Igualmente
poderá determinar que se encomende a outro órgano
da Administración distinto dos tribunais ou da comi-
sión de selección, que realizará esta valoración por
delegación destes, as tarefas materiais e puramente
regradas de aplicación do baremo de méritos, ache-
gándolles, unha vez concluída a fase de oposición,
os resultados da súa actuación.
Artigo 32º.-Composición dos órganos de selección.
A composición dos tribunais e da comisión de
selección axustarase aos principios básicos estable-
cidos no artigo 7 do Real decreto 334/2004, do 27
de febreiro, polo que se aproba o Regulamento de
ingreso, accesos e adquisición de novas especia-
lidades nos corpos docentes que imparten ensinanzas
escolares do sistema educativo e no corpo de ins-
pectores de Educación (BOE do 28 de febreiro).
Artigo 33º.-Regras adicionais sobre a composición
e funcionamento.
1. Os tribunais ou, se é o caso, a comisión de
selección, poderá propoñer, de acordo co que esta-
bleza a convocatoria, a incorporación aos seus tra-
ballos de asesores especialistas e axudantes. Serán
funcións dos primeiros o asesoramento dos membros
do órgano de selección na avaliación dos coñece-
mentos e méritos obxecto da súa especialidade. Os
axudantes colaborarán con estes órganos mediante
a realización das tarefas técnicas de apoio que estes
lles asignen. Na súa actividade, uns e outros, limi-
taranse ao exercicio das súas respectivas compe-
tencias.
Os asesores e axudantes deberán ter a capacidade
profesional propia da función para a que sexan
designados.
2. A convocatoria poderá establecer que a agre-
gación das puntuacións das fases de concurso ás
adxudicadas polos tribunais na fase de oposición,
a ordenación dos aspirantes e a elaboración das listas
dos aspirantes que superasen ambas as dúas fases,
se encomende a un órgano da Administración distinto
dos tribunais ou comisión de selección, o que rea-
lizará estas funcións por delegación dos referidos
órganos de selección, achegándolles os resultados
que obteñan.
3. A participación nos órganos de selección ten
carácter obrigatorio. A Consellería de Educación e
Ordenación Universitaria poderá determinar as cir-
cunstancias en que pola súa situación administra-
tiva, por causa de forza maior ou por outros motivos
debidamente xustificados que se establezan, deter-
minados funcionarios poidan ser dispensados desta
participación.
4. Cando concorra algunha das circunstancias pre-
vistas no artigo 28 da Lei de réxime xurídico das
administracións públicas e do procedemento admi-
nistrativo común, ou se realizasen tarefas de pre-
paración de aspirantes as probas selectivas para
ingreso no corpo de inspectores de Educación, nos
cinco anos anteriores, os membros dos órganos de
selección deberán absterse de intervir, e notifica-
rano, coa debida xustificación documental, á auto-
ridade convocante, quen resolverá o que proceda.
5. Poderá promoverse a recusación dos membros
dos órganos de selección nos casos e forma previstos
no artigo 29 da mesma lei.
Sección terceira
Da convocatoria
Artigo 34º.-Publicación da convocatoria.
1. A convocatoria do procedemento selectivo de
acceso ao corpo de inspectores de Educación e as
súas bases publicarase no Diario Oficial de Galicia
e no BOE. A publicación no BOE poderá substituírse
pola inserción dun anuncio no que se indique que
convoca o conselleiro de Educación e Ordenación
Universitaria da Xunta de Galicia, o corpo de ins-
pectores de Educación afectado pola convocatoria,
o número de prazas convocadas, o número do Diario
Oficial de Galicia e a data na que se fai pública
a convocatoria, a data de remate do prazo de pre-
sentación de instancias e o órgano ou dependencia
a que estas deben dirixirse.
2. As bases das convocatoria vincularán a Admi-
nistración, os órganos de selección e os que par-
ticipen nelas.
3. A convocatoria e as súas bases, unha vez publi-
cadas, só poderán ser modificadas con suxeición
estrita ás normas da Lei de réxime xurídico das admi-
nistracións públicas e do procedemento administra-
tivo común. Non obstante, cando a modificación
supoña unicamente o aumento de prazas vacantes
convocadas, non será preceptiva a apertura dun novo
prazo de presentación de instancias, agás se se enga-
den prazas vacantes dunha especialidade que non
figurase na convocatoria.
4. A convocatoria, as súas bases e cantos actos
administrativos deriven daquela e da actuación dos
órganos de selección poderán ser impugnados polos
interesados nos casos e na forma prevista na
Lei 30/1992, do 26 de novembro, de réxime xurídico
das administracións públicas e do procedemento
administrativo común.
7.322 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
99 L Martes, 25 de maio de 2004
Artigo 35º.-Contido da convocatoria.
A convocatoria debera incluír, ademais dos ele-
mentos previstos no artigo 31 da Lei 4/1988, do
26 de maio, da función pública de Galicia, os
seguintes:
1. O número total de prazas convocadas por
especialidades.
2. Manifestación expresa de que os órganos de
selección non poderán declarar que superaron o pro-
ceso selectivo un número superior de aspirantes ao
de prazas fixadas na convocatoria.
3. Prescrición de que os aspirantes que superen
o proceso selectivo deberán obter o primeiro destino
definitivo no ámbito da Consellería de Educación
e Ordenación Universitaria da Xunta de Galicia, na
forma que se determine na convocatoria.
4. Naquelas probas escritas nas que non se requira
exposición oral polo candidato ou lectura ante o tri-
bunal, deberá garantirse o anonimato dos aspirantes.
5. A determinación da forma en que, de acordo
co previsto no artigo 59 da Lei de réxime xurídico
das administracións públicas e do procedemento
administrativo común, teña que realizarse a publi-
cación das restantes actuacións do procedemento
selectivo.
6. As características e duración do período de
prácticas.
Artigo 36º.-Prazas e especialidades.
As especialidades do corpo de inspectores de Edu-
cación que se terán en conta para determinar as
prazas que serán obxecto da convocatoria do pro-
cedemento selectivo de acceso ao mencionado corpo,
son as que a seguir se relacionan:
Nivel Especialidade
Educación infantil, educación
primaria.
Educación secundaria, formación
profesional de grao superior.
Educación preescolar, infantil e primaria.
Lingua galega.
Lingua.
Humanidades.
Linguas estranxeiras e ensinanzas de idiomas.
Matemáticas.
Ciencias.
Tecnoloxía e formación profesional.
Educación física e deportes.
Educación artística.
Pedagoxía e psicoloxía.
Sección cuarta
Desenvolvemento do procedemento selectivo
Artigo 37º.-Requisitos xerais dos participantes.
Os aspirantes a participar no procedemento selec-
tivo de acceso ao corpo de inspectores de Educación
deberán cumprir as condicións xerais seguintes:
1. Ser español ou ter a nacionalidade dalgún dos
demais Estados membros da Unión Europea, ou dal-
gún Estado ao que, en virtude dos tratados inter-
nacionais celebrados pola Unión Europea e ratifi-
cados por España, lle sexa de aplicación a libre
circulación de traballadores.
Tamén poderán participar, calquera que sexa a
súa nacionalidade, o cónxuxe dos españois e dos
nacionais dalgún dos demais estados membros da
Unión Europea e, cando así o prevexa o correspon-
dente tratado, o dos nacionais dalgún estado ao que,
en virtude dos tratados internacionais celebrados
pola Unión Europea e ratificados por España, lle
sexa de aplicación a libre circulación de traballa-
dores, sempre que non estean separados de dereito.
Así mesmo, coas mesmas condicións, poderán par-
ticipar os seus descendentes e os do cónxuxe, meno-
res de 21 anos e maiores da dita idade que vivan
ás súas expensas.
2. Ter cumpridos 18 anos e non ter alcanzado a
idade establecida, con carácter xeral, para a xubi-
lación.
3. Non padecer enfermidade nin estar afectado
por limitación física ou psíquica incompatible co
desempeño das funcións correspondentes ao corpo
e especialidade a que se opta.
4. Non ter sido separado, mediante expediente dis-
ciplinario, do servizo de calquera das administra-
cións públicas, nin encontrarse inhabilitado para o
exercicio das funcións públicas.
Os aspirantes que non teñan nacionalidade espa-
ñola deberán acreditar, igualmente, non estar some-
tidos a sanción disciplinaria ou condena penal que
impida, no seu Estado, o acceso a función pública.
5. Non ser funcionario de carreira en prácticas
ou estar pendente do correspondente nomeamento
do corpo de inspectores de Educación, salvo que
se concorra aos procedementos para adquisición de
novas especialidades.
Artigo 38º.-Requisitos específicos dos participan-
tes.
1. Pertencer a algún dos corpos docentes que
imparten as ensinanzas a que se refire a LOCE.
2. Acreditar unha experiencia mínima docente de
seis anos como funcionario de carreira do corpo des-
de o que opta.
3. Estar en posesión do título de doutor, licenciado,
enxeñeiro ou arquitecto.
Artigo 39º.-Prazo no que deben reunir os requi-
sitos.
Todas as condicións e requisitos enumerados nos
artigos 37º e 38º deberán reunirse na data na que
finalicen os prazos de presentación de instancias
e manterse ata a toma de posesión como funcionarios
de carreira.
Artigo 40º.-Acreditación do coñecemento da lin-
gua galega.
Os aspirantes que non teñan destino na Comu-
nidade Autónoma de Galicia deberán acreditar o
coñecemento da lingua galega mediante o certificado
de superación do curso de perfeccionamento ou equi-
valente sempre que estea homologado pola Conse-
llería de Educación e Ordenación Universitaria. No
caso de non posuílo, deberá acreditalo mediante a
superación dunha proba, na que se comprobará que
posúe o nivel adecuado de comprensión oral e escrita
desta lingua.
N
o
99 L Martes, 25 de maio de 2004 DIARIO OFICIAL DE GALICIA 7.323
Sección quinta
Sistema de ingreso
Artigo 41º.-Sistema de selección.
1. O sistema de selección debe de permitir avaliar
a cualificación dos aspirantes para o exercicio da
función inspectora. Para iso o procedemento de
selección comprobará no só os coñecementos, senón
as capacidades científicas, didácticas e profesionais
que sexan necesarias para o exercicio da inspección
educativa.
2. De conformidade co establecido na disposición
adicional undécima, punto 3, da Lei 10/2002, do
23 de decembro, de calidade da educación, o sistema
de ingreso no corpo de inspectores de Educación
será o de concurso-oposición, que atenderá, en todo
caso, as especialidades establecidas. Existirá ade-
mais unha fase de prácticas que formará parte do
sistema selectivo.
Artigo 42º.-Coñecementos e técnicas específicas.
Na fase de oposición do corpo de inspectores de
Educación valoraranse no aspirante os seus coñe-
cementos pedagóxicos, de administración e lexis-
lación educativa, así como os coñecementos e téc-
nicas específicos para o desempeño das funcións
inspectoras de control, avaliación e asesoramento.
Igualmente se valorará a súa actualización científica
e didáctica nas áreas ou materias das que impartiu
ensino, así como o exercicio das actividades desen-
volvidas no centro.
Artigo 43º.-Temarios.
1. Os temarios sobre os que versaran as probas
da fase de oposición serán os que publique o Minis-
terio de Educación Cultura e Deporte, logo de con-
sulta ás comunidades autónomas. O temario da espe-
cialidade de lingua galega será establecido e publi-
cado pola Consellería de Educación e Ordenación
Universitaria.
2. A orde de realización das probas será a que
se establece no artigo 44º deste decreto.
Artigo 44º.-Probas da fase de oposición.
No procedemento de ingreso ao corpo de inspec-
tores de Educación, as probas da fase de oposición
nas que deberá terse en conta o disposto no artigo 42º
desde decreto, desenvolveranse pola orde que se
estableza na convocatoria e axustaranse ao que a
continuación se indica:
1. Unha proba que constará de dúas partes:
a) Primeira parte: consistirá no desenvolvemento
por escrito de dous temas, un da parte A e outro
da parte B do temario, elixidos polo aspirante de
entre catro, dous de cada parte, extraídos por sorteo
polo tribunal. O aspirante disporá polo menos de
dúas horas para a realización desta primeira parte.
Os escritos correspondente serán lidos ante o tri-
bunal, que lle poderá formular ao aspirante as pre-
guntas ou aclaracións que estime pertinentes. Esta
primeira parte da proba cualificarase de cero a dez
puntos debendo obter o aspirante, para a súa supe-
ración, unha puntuación igual ou superior a cinco
puntos.
b) Segunda parte: consistirá na exposición oral
dun tema da parte C do temario elixido polo aspirante
de entre dous extraídos por sorteo polo tribunal. O
aspirante disporá polo menos de tres horas para a
preparación deste exercicio, podendo utilizar os
medios adecuados que considere oportunos e que
deberá achegar el mesmo. Para a exposición oral
do exercicio, o aspirante disporá, como máximo, dun-
ha hora, podendo o tribunal formular as preguntas
ou aclaracións que estime pertinentes. Esta segunda
parte cualificarase de cero a dez puntos, debendo
obter o aspirante, para a súa superación, unha pun-
tuación igual ou superior a cinco puntos. A cua-
lificación da proba será a media das cualificacións
obtidas en cada unha das partes.
2. Elaboración e defensa dunha memoria que terá
dúas partes: unha sobre a actualización científica
e didáctica do aspirante nalgunha das áreas, materias
ou módulos dos que impartiu ensino e outra sobre
aspectos, que se concretarán na respectiva convo-
catoria, relacionados coas actividades desenvolvidas
nos centros e o modo no que o exercicio da función
inspectora incide na mellora das ditas actividades.
A memoria elaborada polo aspirante deberá presen-
tarse no momento que estableza a convocatoria. O
aspirante disporá dunha hora para a exposición e
defensa da memoria, podendo o tribunal formular
as preguntas ou aclaracións que estime pertinentes.
Esta proba cualificarase de cero a dez puntos, deben-
do obter o aspirante, para a súa superación, unha
puntuación igual ou superior a cinco puntos.
3. Análise por escrito dun caso práctico que será
proposto polo tribunal. O aspirante analizará o caso
e formulará unha proposta razoada de actuación do
inspector neste suposto sobre as técnicas adecuadas
para a actuación da Inspección Educativa. A proba
será lida ante o tribunal, que lle poderá formular
ao aspirante as preguntas ou aclaracións que estime
pertinentes. O aspirante disporá de dúas horas para
a súa defensa e de vinte minutos para as aclaracións.
Esta proba cualificarase de cero a dez puntos, deben-
do obter o aspirante, para a súa superación, unha
puntuación igual ou superior a cinco puntos.
Sección sexta
Fase de concurso
Artigo 45º.-Méritos.
1. Na fase de concurso ao corpo de inspectores
de Educación valorarase a traxectoria profesional
dos aspirantes e os seus méritos específicos como
docentes. Entre estes méritos, terase especialmente
en conta a preparación científica e didáctica nas
áreas, materias ou módulos dos que impartiu ensino;
o desempeño de cargos directivos con avaliación
positiva e pertencer a calquera dos corpos de cate-
dráticos das ensinanzas escolares. En todo caso, o
baremo da convocatoria deberá respectar as espe-
cificacións que se recollen no anexo deste decreto.
2. A cualificación da fase de concurso aplicarase
unicamente aos aspirantes que teñan superado a fase
de oposición.
7.324 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
99 L Martes, 25 de maio de 2004
Sección sétima
Cualificación das distintas fases e selección
dos aspirantes para a realización
da fase de prácticas
Artigo 46º.-Publicidade das cualificacións.
A convocatoria sinalará o modo de facer públicos
os resultados obtidos polos aspirantes ao longo do
proceso de selección. En todo caso, terán carácter
público os resultados das probas que permiten acce-
der a outra proba posterior e as puntuacións da fase
de concurso e finais dos seleccionados.
Artigo 47º.-Sistema de cualificación.
1. Cada unha das probas da fase de oposición terá
carácter eliminatorio.
2. A cualificación correspondente á fase de opo-
sición será a media aritmética das puntuacións obti-
das nas probas integrantes desta fase, cando todas
elas fosen superadas.
3. A ponderación da fase de oposición e concurso
para formar a puntuación global será de dous tercios
para a fase de oposición e dun tercio para a fase
de concurso.
Artigo 48º.-Superación das fases de concurso e
oposición.
1. Resultarán seleccionados para pasar á fase de
prácticas aqueles aspirantes que, unha vez orde-
nados segundo a puntuación global das fases de opo-
sición e concurso, teñan un número de orde igual
ou menor que o número total de prazas convocadas
en cada especialidade.
2. No caso de que se producisen empates, estes
resolveranse atendendo sucesivamente aos seguintes
criterios:
a) Maior puntuación na fase de oposición.
b) Maior puntuación en cada un dos exercicios
da fase de oposición pola orde establecida no
artigo 41º.
c) Maior puntuación nos epígrafes do baremo de
méritos pola orde en que estes aparezan na con-
vocatoria.
d) Maior puntuación nos subepígrafes do baremo,
polo orde en que estes aparezan na convocatoria.
Unha vez aplicados os criterios anteriores, se per-
sistira o empate, a convocatoria establecerá un quin-
to criterio de desempate, consistente na realización
das probas de capacitación complementarias que
aquela determine.
Artigo 49º.-Publicación das listas de aspirantes
seleccionados que superaron a fase de concurso e
oposición.
Unha vez rematada a selección dos aspirantes, os
órganos de selección farán pública a relación de
aspirantes seleccionados que superaron as fases de
concurso e oposición por orde de puntuación, non
podendo superar estes o número de prazas convo-
cadas e elevarán esta relación á Consellería de Edu-
cación e Ordenación Universitaria, de acordo co dis-
posto no artigo 18.5º da Lei 30/1984, do 2 de agosto,
de medidas para a reforma da función pública.
Sección oitava
Da fase de prácticas
Artigo 50º.-Nomeamento de funcionarios en prác-
ticas.
Unha vez formadas estas listas, a Consellería de
Educación e Ordenación Universitaria procederá a
nomear funcionarios en prácticas os integrantes des-
tas, asignándolles destino para efectualas de acordo
coas necesidades do servizo.
Artigo 51º.-Obxecto e duración.
1. A realización da fase de prácticas tuteladas for-
ma parte do procedemento selectivo e terá por obxec-
to comprobar a aptitude para o exercicio das funcións
da Inspección de Educación dos aspirantes selec-
cionados.
2. Esta fase terá unha duración maior a un trimestre
e non superior a un curso e poderá incluír cursos
de formación.
Artigo 52º.-Características.
1. Todos os funcionarios en prácticas do corpo
de inspectores de Educación realizarán a fase de
prácticas baixo a tutela do inspector coordinador
do equipo de sector.
2. Durante esa fase o coordinador do equipo de
sector fará un seguimento da realización das funcións
inspectoras nos centros que teña asignados o ins-
pector en prácticas, emitindo un informe mensual
no que fará especial referencia ao cumprimento das
funcións indicadas no artigo 3, letras a), b), d) e e).
3. O inspector en prácticas realizará unha memoria
razoada sobre a realización das funcións inspectoras
no sector e centros asignados de acordo co esta-
blecido no Plan xeral de Inspección e no Plan pro-
vincial de actuación, que remitirá á Consellería de
Educación e Ordenación Universitaria no prazo dos
vinte días seguintes ao do remate da fase de
prácticas.
Artigo 53º.-A avaliación da fase de prácticas.
1. A avaliación da fase de prácticas deberá garantir
que os aspirantes posúan a adecuada preparación
para levar a cabo as funcións atribuídas ao corpo
de inspectores de Educación na especialidade
correspondente.
2. O conselleiro de Educación e Ordenación Uni-
versitaria nomeará a comisión que realizará a ava-
liación de todos os aspirantes que realizaron a fase
de prácticas e que estará formada por funcionarios
en activo do corpo de inspectores de Educación.
3. Ao finalizar a fase de prácticas, avaliarase cada
aspirante nos termos de apto e non apto. Neste último
caso, o conselleiro de Educación e Ordenación Uni-
versitaria poderá autorizar a repetición desa fase
por unha soa vez, podendo estes aspirantes incor-
porarse cos seleccionados da seguinte promoción,
ocupando, nesta promoción, o número de orde
seguinte ao do último seleccionado na súa espe-
cialidade. Caso de non poder incorporarse á seguinte
promoción por non terse convocado ese ano pro-
cedemento selectivo de ingreso ó mesmo corpo e
especialidade, realizarán a fase de prácticas durante
o curso seguinte a aquel no que foi cualificado como
non apto. Quen non se incorpore ou sexa declarado
N
o
99 L Martes, 25 de maio de 2004 DIARIO OFICIAL DE GALICIA 7.325
non apto por segunda vez, perderá todos os dereitos
ao seu nomeamento como funcionario de carreira.
4. O conselleiro de Educación e Ordenación Uni-
versitaria declarará, mediante resolución motivada,
a perda de todos os dereitos ao nomeamento como
funcionario de carreira dos aspirantes que sexan cua-
lificados como non aptos na fase de prácticas.
Artigo 54º.-Nomeamento de funcionarios de carrei-
ra.
Concluída a fase de práctica e comprobado que
todos os aspirantes declarados aptos nela reúnen
os requisitos específicos de participación estable-
cidos na convocatoria, o conselleiro de Educación
e Ordenación Universitaria aprobará o expediente
do procedemento selectivo que fará público na mes-
ma forma que se fixo pública a convocatoria e remi-
tirán a lista de seleccionados no corpo de inspectores
de Educación ao Ministerio de Educación Cultura
e Deporte, para os efectos do seu nomeamento e
expedición dos correspondentes títulos de funcio-
narios de carreira.
Capítulo IV
Formación e perfeccionamento
dos inspectores de Educación
Artigo 55º.-Formación e perfeccionamento.
1. O perfeccionamento e actualización no exercicio
profesional é un dereito e un deber dos inspectores
de Educación.
2. A formación dos inspectores de Educación na
Comunidade Autónoma de Galicia será competencia
da Consellería de Educación e Ordenación Uni-
versitaria.
Artigo 56º.-Plan de perfeccionamento e actua-
lización.
1. Este dereito e deber de perfeccionamento e
actualización profesional dos inspectores de Edu-
cación desenvolverase anualmente a través do plan
de perfeccionamento e actualización no exercicio
profesional da Inspección Educativa, no que se pro-
curará a colaboración das universidades e institu-
cións superiores de formación.
2. Ese plan estará constituído polo conxunto de
actividades de formación nas súas diversas moda-
lidades, cursos, xornadas, grupos de traballo, semi-
narios permanentes, licencias por estudios, que
anualmente se programarán e que, para efectos de
xestión económica e administrativa, formará parte
do plan de formación do profesorado.
3. Na elaboración e proposta deste plan, compe-
tencia da Subdirección Xeral de Inspección Edu-
cativa, teranse en conta as propostas formulada polos
servizos provinciais de Inspección.
Artigo 57º.-Convocatorias de formación.
As convocatorias relacionadas coa actualización
e mellora continua da cualificación do profesorado
como licencias por estudios, reintegros individuais,
actividades formativa de inglés e francés, programas
europeos e outras similares que se poidan establecer,
incluirán a posibilidade de participación dos ins-
pectores de Educación.
Disposicións adicionais
Primeira.-Os funcionarios docentes que accedan
mediante convocatoria pública polo procedemento
de libre designación a un posto da estrutura da Ins-
pección Educativa conservarán o seu destino de
orixe.
Segunda.-Excepcionalmente, con ocasión de
vacante, poderán ser designados inspectores de Edu-
cación con carácter temporal, funcionarios perten-
centes aos corpos docentes que reúnan os requisitos
establecidos para o acceso ao corpo de inspectores
de Educación. A súa situación administrativa será
a que establece o artigo 50.2º da Lei 4/1988, do
26 de maio, da función pública de Galicia (DOG
do 1 de xuño).
Disposición transitoria
Os funcionarios do corpo de inspectores ao servizo
da Administración educativa e do corpo de inspec-
tores de Educación que actualmente estean exer-
cendo as súas funcións na Comunidade Autónoma
de Galicia, por razóns debidamente xustificadas,
poderán optar pola asignación de centros educativos
do mesmo nivel que aqueles nos que están exercendo
as funcións inspectoras.
Disposición derrogatoria
Primeira.-Queda derrogado o Decreto 135/1993,
do 24 de xuño, polo que se regulan as funcións e
organización da Inspección Educativa na Comuni-
dade Autónoma de Galicia (DOG do 29 de xuño).
Segunda.-Así mesmo, quedan sen efecto todas
aquelas normas de igual ou inferior rango que se
opoñan ao establecido no presente decreto.
Santiago de Compostela, vinte e un de maio de
dous mil catro.
Manuel Fraga Iribarne
Presidente
Celso Currás Fernández
Conselleiro de Educación e Ordenación Universitaria
ANEXO
Especificacións ás que debe axustarse o baremo
de méritos para o ingreso no corpo de inspectores
de educación
Mérito Puntuación
Puntuación
máx. do bloque
1. Traxectoria profesional.
1.1. Traballo desenvolvido.
1.1.1. Por cada ano de experiencia docente a maio-
res dos seis exixidos como requisito, como fun-
cionario de carreira dos Corpos docentes que impar-
ten as ensinanzas a que se refire a LOCE. 0,500
1.1.2. Por cada ano en postos de inspector
accidental. 0,500
1.1.3. Por cada ano de servicio en postos de Admi-
nistración educativa de nivel 26 ou superior.
Por este subepígrafe só serán tidos en conta os
anos prestados como inspector accidental en postos
obtidos como resultado da súa participación nos
concursos de méritos convocados para a súa
provisión.
En relación co traballo desenvolvido, as convoca-
torias establecerán a puntuación correspondente a
cada mes/fracción de ano de modo proporcional
á valoración asignada a cada un dos tres elementos
que integran este subepígrafe. 0,500
7.326 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
99 L Martes, 25 de maio de 2004
Mérito Puntuación
Puntuación
máx. do bloque
1.2. Por pertencer ao corpo de catedráticos. 2,000 5,000
2. Exercicio de cargos directivos.
2.1. Por cada ano como director, con avaliación
positiva. 0,750
2.2. Polo desempeño doutros cargos directivos.
2.2.1. Por cada ano como xefe de estudios, secre-
tario, subdirector, administrador ou análogos. 0,500
2.2.2.Por cada de servizo como coordinador de ciclo
na educación primaria ou xefe de departamento
na educación secundaria ou análogos. 0,100 4,000
3. Preparación científica e didáctica e outros méritos.
Serán determinados na convocatoria e entre eles
teranse en conta a preparación científica e didác-
tica, así como a avaliación voluntaria. 2,000
III. OUTRAS DISPOSICIÓNS
CONSELLERÍA DA PRESIDENCIA,
RELACIÓNS INSTITUCIONAIS
E ADMINISTRACIÓN PÚBLICA
Orde do 14 de maio de 2004 pola que
se clasifica como mixta a Fundación Ini-
ciativas 21.
Visto o expediente de clasificación da Fundación
Iniciativas 21, con domicilio en Santiago de Com-
postela.
Supostos de feito.
1. Ramón Máiz Suárez, en calidade de presidente
da fundación, en escrito de 10 de marzo de 2004
formulou solicitude de clasificación para efectos da
súa inscrición no Rexistro de Fundacións de Interese
Galego.
2. A fundación foi constituída en escritura pública
outorgada en Santiago de Compostela, o día dezanove
de xaneiro de dous mil catro, ante o notario Héctor
Ramiro Pardo García, co número sesenta e nove do
seu protocolo por Joaquín Álvarez Corbacho, Xosé
Carlos Arias Moreira, María Concepción Burgo
López, María Olga Crespo Sánchez, Gumersindo
Guinarte Cabada, Xoán López Facal, Abel Fermín
Losada Álvarez, Ramón Máiz Suárez, José María
Martín Moreno, Carlos Martínez-Buján Pérez, Emilio
Pérez Touriño, Luis Rei Núñez, José Manuel Rivera
Otero, Manuel Francisco Vieites García e Federico
Vilas Martín. Todos eles interveñen no seu propio
nome e dereito. Ademais interveñen en nome e repre-
sentación de Manuel Lago Peñas, Santiago Lago
Peñas, María Xosé Rodríguez Galdo, Mercedes
Rosón Ferreiro, César Antonio Molina Sánchez e
Fabiola Sotelo Sotelo.
3. Segundo consta no artigo 6 dos seus estatutos
o obxecto da fundación é promover, impulsar e cana-
lizar iniciativas que contribúan ao desenvolvemento
político e social e ao progreso económico e cultural
de Galicia, fomentando o coñecemento, a expansión
e o desenvolvemento do pensamento socialdemócrata
e galeguista para acadar unha sociedade máis desen-
volvida, xusta, solidaria e respectuosa cos seus sinais
de identidade no século XXI.
4. O padroado da fundación estará composto por
Ramón Máiz Suárez como presidente, María Xosé
Rodríguez Galdo como vicepresidenta e Abel Fermín
Losada Álvarez como secretario.
5. A comisión integrada polos secretarios de todas
as consellerías eleva ao conselleiro da Presidencia,
Relacións Institucionais e Administración Pública
proposta de clasificación como mixta da Fundación
Iniciativas 21, dado o seu obxecto e finalidade, polo
que, véndose cumpridos os requisitos exixidos na
Lei 7/1983, do 22 de xuño, e na Lei 11/1991, do
8 de novembro, de reforma da lei anterior, de réxime
das fundacións de interese galego, e segundo esta-
blece o artigo 32.1º e 2º do Decreto 248/1992, do
18 de xuño, polo que se aproba o Regulamento de
organización e funcionamento do protectorado das
fundacións de interese galego, procede a súa cla-
sificación como mixta e a súa adscrición á Con-
sellería da Presidencia, Relacións Institucionais e
Administración Pública.
Fundamentos de dereito
1. O artigo 34 da Constitución española recoñece
o dereito de fundación para fins de interese xeral
de acordo coa lei, e o artigo 27.26º do Estatuto de
autonomía para Galicia outórgalle competencia
exclusiva sobre o réxime das fundacións de interese
galego.
2. De acordo co disposto no artigo 32.2º c) do
Decreto 248/1992, do 18 de xuño, polo que se aproba
o Regulameto de organización e funcionamento do
protectorado das fundacións de interese galego,
corresponde a esta consellería a clasificación da fun-
dación e a adscrición á consellería correspondente,
quen exercerá plenamente o protectorado sobre ela.
3. Á vista do que antecede, pódense considerar
cumpridas as finalidades tanto legais como regu-
lamentarias establecidas para o caso, de acordo coa
proposta realizada pola Comisión de Secretarios
Xerais na súa reunión do día 11 de maio de 2004.
Vista a Constitución española de 1978, o Estatuto
de autonomía de Galicia (Lei orgánica 1/1981, do
6 de abril); a Lei 7/1983, do 22 de xuño e na Lei
11/1991, do 8 de novembro, de reforma da anterior,
de réxime das fundacións de interese galego, así
como as demais normas de desenvolvemento e de
xeral aplicación.
Na súa virtude,
DISPOÑO:
Clasificar como mixta a Fundación Iniciativas 21
adscribíndoa á Consellería da Presidencia, Rela-
17.848 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
247 L Mércores, 22 de decembro de 2004
I. DISPOSICIÓNS XERAIS
CONSELLERÍA DE EDUCACIÓN
E ORDENACIÓN UNIVERSITARIA
Orde do 13 de decembro de 2004 pola
que se desenvolve o Decreto 99/2004, do
21 de maio, polo que se regula o fun-
cionamento da Inspección Educativa e o
acceso ao corpo de inspectores de Edu-
cación na Comunidade Autónoma de
Galicia.
No Decreto 99/2004, do 21 de maio, polo que
se regula o funcionamento da Inspección Educativa
e o acceso ao corpo de inspectores de Educación
na Comunidade Autónoma de Galicia (DOG nº 99,
do 25 de maio), establécese que é a consellería com-
petente en materia de educación a que exercerá a
inspección sobre todos os centros docentes, servizos,
programas e actividades que integran o sistema edu-
cativo de Galicia, tanto de titularidade pública como
privada, atribuíndose este labor á Inspección Edu-
cativa.
Para desenvolver o citado decreto e en uso da
competencia que este lle confire á Consellería de
Educación e Ordenación Universitaria, por proposta
da Dirección Xeral de Centros e Ordenación Edu-
cativa,
DISPOÑO:
Artigo 1º.-Funcións da Inspección Educativa.
Ademais das funcións asignadas no artigo 3º do
Decreto 99/2004, do 21 de maio, os inspectores pro-
moverán o intercambio de experiencias educativas
e favorecerán calquera aspecto tendente á mellora
da calidade da ensinanza.
Artigo 2º.-Atribucións dos inspectores de edu-
cación.
Ademais das sinaladas no artigo 6º do Decre-
to 99/2004, do 21 de maio, terán as seguintes:
a) Remitirlle aos órganos competentes da Admi-
nistración educativa, por iniciativa propia ou por
petición dos ditos órganos, informes, actas, propostas
e ditames sobre o estado real da actividade educativa
e a súa posible mellora.
b) Realizar os ditames e estudos técnicos que en
materia da súa competencia lles sexan requiridos
polos órganos da Administración educativa.
c) Observar o desenvolvemento da actividade
docente para comprobar, por medio dos instrumentos
de avaliación axeitados, a eficacia dos procesos e
resultados educativos.
Artigo 3º.-Actuacións dos inspectores de Edu-
cación.
Realizaranse no marco do Plan xeral da inspección
educativa e do correspondente Plan provincial de
actuación da inspección, establecidos nos artigos
9º e 10º do Decreto 99/2004, do 21 de maio. Con-
cretaranse en informes, propostas, actas e ditames,
e, especificamente, en visitas aos centros educativos,
instalacións e/ou outros lugares, nos que se desen-
volva algún servizo, programa ou actividade.
Artigo 4º.-Plan xeral da inspección educativa.
1. O Plan xeral é o documento no que se recollen
as liñas e criterios de actuación da Inspección Edu-
cativa, no marco das funcións que ten encomendadas
e de acordo coas prioridades establecidas pola Con-
sellería de Educación e Ordenación Universitaria,
co obxecto de coordinar globalmente as actividades
dos inspectores de Educación.
2. Para a elaboración do Plan xeral teranse en
conta as memorias anuais e as propostas recibidas
dos distintos órganos da consellería. A súa apro-
bación terá lugar antes do 31 de xullo.
3. Por situacións sobrevidas ou non previstas ini-
cialmente, en calquera momento poderán incorpo-
rarse aquelas actuacións ou modificacións que se
xulguen necesarias.
4. Son obxectivos do Plan xeral os seguintes:
a) Concretar as actividades de supervisión, ase-
soramento e avaliación que todos os inspectores de
Educación teñen encomendadas.
b) Priorizar as actuacións da Inspección en función
das necesidades detectadas, así como dos obxectivos
na mellora da calidade programados pola Consellería
de Educación e Ordenación Universitaria.
c) Establecer os criterios necesarios que propicien
unha actuación coordinada da Inspección no exer-
cicio das súas funcións.
5. A memoria anual do Plan xeral da inspección
educativa será elaborada nos primeiros días do mes
de xullo. As conclusións da devandita memoria ser-
virán para introducir as oportunas modificacións no
Plan xeral.
Artigo 5º.-Plan provincial de actuación da ins-
pección.
1. O Plan xeral da inspección educativa desen-
volverase e concretarase, para o ámbito de cada pro-
vincia, a través do Plan provincial, que se elaborará
durante o mes de setembro. Para a súa elaboración
teranse en conta as suxestións da Xunta Provincial
de Inspección recollidas na memoria do curso
anterior.
2. Durante os primeiros días do mes de xullo os
equipos de cada sector avaliarán o desenvolvemento
do plan. Os coordinadores de sector elevarán as con-
clusións ao xefe do servizo que será o responsable
de recoller na memoria anual as conclusións máis
relevantes. A devandita memoria remitirase, antes
do quince de xullo, ao subdirector xeral de Inspec-
ción Educativa.
N
o
247 L Mércores, 22 de decembro de 2004 DIARIO OFICIAL DE GALICIA 17.849
Artigo 6º.-A visita de inspección.
1. A visita é o procedemento de actuación habitual
da inspección para desenvolver as súas funcións nos
centros educativos. A través desta o inspector coñe-
cerá directamente o funcionamento do centro, órga-
nos colexiados, equipos docentes, servizos e pro-
gramas, o profesorado e a función directiva.
Así mesmo, permitirá o asesoramento á Comuni-
dade Educativa.
2. Tipos de visita:
a) Xerais: son aquelas visitas nas que se realiza
unha análise e valoración da actividade educativa
de acordo coa programación do Plan provincial.
b) Específicas: son aquelas visitas que se realizan
para dar resposta a unha necesidade concreta e
determinada.
c) Incidentais: son aquelas que deben realizarse
de xeito urxente e puntual cando as circunstancias
así o demanden.
3. Calendario de visitas: no Plan xeral da ins-
pección educativa fixarase a periodicidade das visi-
tas, regulándose os documentos que se deben utilizar
mediante resolución da dirección xeral competente.
O Plan provincial recollerá a programación e con-
creción dos aspectos anteriores.
Artigo 7º.-Estrutura e organización da Inspección
Educativa.
De conformidade co establecido no artigo 7º do
Decreto 99/2004, do 21 de maio, a estrutura da Ins-
pección Educativa organízase en Subdirección Xeral
de Inspección Educativa e servizos provinciais, inte-
grados nas delegacións provinciais da Consellería
de Educación e Ordenación Universitaria.
Artigo 8º.-A Subdirección Xeral de Inspección
Educativa.
Para o desenvolvemento das súas funcións a Sub-
dirección Xeral de Inspección Educativa, ademais
do previsto no Decreto 99/2004, do 21 de maio,
poderá incorporar asesores técnicos no número que
se determine en función das necesidades, baixo a
dirección e coordinación do subdirector xeral e, con
carácter xeral, a través do Servizo de Planificación
e Coordinación da Inspección Educativa e do Servizo
de Avaliación e Calidade do Sistema Educativo.
Artigo 9º.-Os servizos provinciais de Inspección
Educativa.
1. O Servizo Provincial de Inspección Educativa,
en cada unha das súas sedes, organízase en sectores
e subsectores, de acordo coa seguinte distribución:
a) Servizo Provincial de Inspección Educativa da
Coruña, integrado por 34 inspectores e estruturado
do seguinte xeito:
Sede da Coruña: 1 sector e 18 subsectores.
Sede de Santiago de Compostela: 1 sector e 10
subsectores.
Sede de Ferrol: 1 sector e 5 subsectores.
b) Servizo Provincial de Inspección Educativa de
Lugo, integrado por 15 inspectores e estruturado do
seguinte xeito:
Sede de Lugo: 1 sector e 14 subsectores.
c) Servizo Provincial de Inspección Educativa de
Ourense, integrado por 15 inspectores e estruturado
do seguinte xeito:
Sede de Ourense: 1 sector e 14 subsectores.
d) Servizo Provincial de Inspección Educativa de
Pontevedra, integrado por 31 inspectores e estru-
turado do seguinte xeito:
Sede de Pontevedra: 1 sector e 15 subsectores.
Sede de Vigo: 1 sector e 15 subsectores.
2. O titular da xefatura do Servizo Provincial de
Inspección Educativa, para formular ao delegado
provincial a proposta prevista no punto 2º do arti-
go 22 do Decreto 99/2004, do 21 de maio, terá en
conta os criterios enumerados no punto 4º do ante-
riormente citado artigo 22, coa seguinte prelación:
Antigüidade na provincia como funcionario de
carreira dun dos corpos de Inspección Educativa,
antigüidade nun dos corpos de Inspección Educativa
e antigüidade como funcionario docente.
Contra a resolución do delegado provincial pode-
rase interpor recurso de alzada nos termos e prazos
previstos na Lei 30/1992, do 26 de novembro, de
réxime xurídico das administracións públicas e do
procedemento administrativo común, modificada
pola Lei 4/1999, do 13 de xaneiro, sen prexuízo
do cumprimento desta, mentres non se resolva o
recurso presentado.
3. A adscrición dos inspectores aos subsectores
realizarase cada cinco anos no mes de decembro,
facéndose efectiva no mes de xaneiro seguinte. Os
inspectores que, no momento de realizarse a ads-
crición, se atopen na situación administrativa de ser-
vizos especiais ou de servizos noutras administra-
cións públicas poderán participar no proceso de ads-
crición aos equipos de sector e, se é o caso, aos
subsectores. Cando se reincorporen á función ins-
pectora adscribiranse ás áreas específicas de tra-
ballo.
4. Cando un subsector non estea ocupado polo
correspondente inspector, o xefe do Servizo Provin-
cial, oída a Xunta Provincial de Inspección, proporá
ao delegado provincial a asignación dos centros entre
os inspectores do sector que se xulguen necesarios
co fin de manter unha distribución o máis equilibrada
posible da carga de traballo.
5. Por razóns debidamente xustificadas, por ini-
ciativa propia ou por proposta do xefe do Servizo
Provincial de Inspección Educativa, oída a Xunta
Provincial, o delegado provincial da Consellería de
Educación e Ordenación Universitaria poderá modi-
ficar a adscrición aos sectores e/ou subsectores antes
do período de cinco anos sinalado.
17.850 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
247 L Mércores, 22 de decembro de 2004
6. Nos catro sectores nos que a súa sede coincide
coa do servizo provincial, as tarefas de coordinación
do sector serán realizadas polo xefe do Servizo Pro-
vincial de Inspección Educativa.
Artigo 10º.-Áreas específicas de traballo.
1. As áreas específicas de traballo, ás que se refire
o artigo 24 do Decreto 99/2004, do 21 de maio,
serán ao menos as seguintes:
a) Áreas específicas de traballo estruturais de: ava-
liación e calidade, control administrativo, organi-
zación escolar e escolarización, planificación dos
recursos e normalización lingüística.
b) Áreas específicas de traballo curriculares de:
educación preescolar, infantil e primaria, lingua
galega, lingua, humanidades, linguas estranxeiras
e ensinanzas de idiomas, matemáticas, ciencias, tec-
noloxía e formación profesional, educación física e
deportes, educación artística, e pedagoxía e psi-
coloxía.
2. A adscrición prevista no punto 4º do artigo 24
do Decreto 99/2004, do 21 de maio, realizarase ao
mesmo tempo que a adscrición aos subsectores e
por un período de cinco anos renovables.
3. A devandita adscrición levarase a cabo no marco
dunha reunión da Xunta Provincial de Inspección,
tendo en conta o seguinte:
a) Áreas específicas de traballo estruturais: expe-
riencia profesional, formación específica dos ins-
pectores e necesidades de funcionamento da Ins-
pección Educativa.
b) Áreas específicas de traballo curriculares: espe-
cialidade á que está adscrito o inspector.
c) A elección realizarase con criterios de equidade
e na procura do mutuo acordo. Nos casos de dis-
crepancia a elección realizarase tendo en conta a
seguinte prelación:
Antigüidade na provincia como funcionario de
carreira dun dos corpos de Inspección Educativa,
antigüidade nun dos corpos de Inspección Educativa
e antigüidade como funcionario docente.
4. O xefe do Servizo Provincial de Inspección Edu-
cativa dará traslado do proceso ao delegado pro-
vincial, que resolverá.
Contra a resolución do delegado provincial pode-
rase interpor recurso de alzada nos termos e prazos
previstos na Lei 30/1992, do 26 de novembro, de
réxime xurídico das administracións públicas e do
procedemento administrativo común, modificada
pola Lei 4/1999, do 13 de xaneiro, sen prexuízo
do cumprimento desta, mentres non se resolva o
recurso presentado.
5. Os inspectores adscritos a unha área específica
de traballo constituiranse en equipos provinciais
e/ou autonómico, nas condicións que se determinen.
Artigo 11º.-Órganos de coordinación e asesora-
mento da Inspección Educativa.
1. A xunta de xefes de servizo, establecida no
artigo 25 do Decreto 99/2004, do 21 de maio, reu-
nirase preceptivamente con carácter ordinario unha
vez ao mes, na Subdirección Xeral de Inspección
Educativa, e sempre que a convoque o seu presi-
dente. Das reunións levantará a correspondente acta
o xefe do Servizo de Planificación e Coordinación
da Inspección Educativa que será o seu secretario,
podendo, na súa ausencia, realizar dita función o
xefe do Servizo de Avaliación e Calidade do Sistema
Educativo ou, de ser o caso, o funcionario da Sub-
dirección Xeral de Inspección Educativa que o sub-
director xeral designe, con voz, pero sen voto.
2. A Xunta Provincial de Coordinación, estable-
cida no artigo 26 do Decreto 99/2004, do 21 de
maio, reunirase preceptivamente con carácter ordi-
nario unha vez ao mes, na sede do Servizo Provincial
de Inspección Educativa, e sempre que a convoque
o seu presidente, quen levantará acta da mesma.
3. A Xunta Provincial de Inspección, establecida
no artigo 27 do Decreto 99/2004, do 21 de maio,
reunirase preceptivamente con carácter ordinario
unha vez ao mes, na sede do Servizo Provincial de
Inspección Educativa, e sempre que a convoque o
seu presidente, quen levantará acta da mesma.
4. As reunións do equipo de inspectores de sector,
ás que se refire o artigo 23 do Decreto 99/2004,
do 21 de maio, celebraranse ordinariamente unha
vez á semana e sempre que as convoque o seu pre-
sidente, quen levantará acta delas.
Artigo 12º.-A formación e actualización dos ins-
pectores de educación.
O Plan de perfeccionamento e actualización dos
inspectores de Educación, previsto no artigo 56 do
Decreto 99/2004, do 21 de maio, será elaborado
polo Servizo de Planificación e Coordinación da Ins-
pección Educativa, baixo a supervisión e dirección
do subdirector xeral de Inspección Educativa, tendo
en conta as propostas formuladas polos servizos pro-
vinciais de Inspección, para ser elevado, para a súa
aprobación, ao director xeral de Centros e Orde-
nación Educativa, antes do 31 de maio.
Disposición adicional
No prazo de seis meses, contados desde o día da
entrada en vigor desta orde, procederase á adscrición
dos inspectores aos equipos de sector, se é o caso,
e aos subsectores, e á adscrición ás áreas específicas
de traballo.
Disposicións derradeiras
Primeira.-Autorízase a Dirección Xeral de Centros
e Ordenación Educativa para ditar cantas normas
e disposicións sexan oportunas para o desenvolve-
mento desta orde.
N
o
247 L Mércores, 22 de decembro de 2004 DIARIO OFICIAL DE GALICIA 17.851
Segunda.-Esta orde entrará en vigor o día seguinte
ao da súa publicación no Diario Oficial de Galicia.
Santiago de Compostela, 13 de decembro de 2004.
Celso Currás Fernández
Conselleiro de Educación e Ordenación Universitaria
II. AUTORIDADES E PERSOAL
b) NOMEAMENTOS:
CONSELLERÍA DE EDUCACIÓN
E ORDENACIÓN UNIVERSITARIA
Decreto 296/2004, do 9 de decembro, polo
que se dispón a substitución dun membro
do Consello Escolar de Galicia.
De conformidade co disposto nos artigos 4 e 5
da Lei 3/1986, do 18 de decembro, de consellos
escolares de Galicia, no artigo 10 do Decre-
to 44/1988, do 11 de febreiro, polo que se desenvolve
a dita lei, e no artigo 16.1º c) do Decreto 87/1992,
do 26 de marzo, polo que se aproba o regulamento
de réxime interno do Consello Escolar de Galicia,
por proposta do conselleiro de Educación e Orde-
nación Universitaria, e logo da deliberación do Con-
sello da Xunta de Galicia, na súa reunión do nove
de decembro de dous mil catro,
DISPOÑO:
Artigo 1º.-Que cese como membro do Consello
Escolar de Galicia, en representación da Adminis-
tración educativa, María Pilar del Mar Pérez Marsó,
agradecéndolle os servizos prestados.
Artigo 2º.-Noméase membro do Consello Escolar
de Galicia, nas condicións determinadas na
Lei 3/1986, do 18 de decembro, de consellos esco-
lares de Galicia, en representación da Administra-
ción educativa, a María Luisa Castro Casas.
Artigo 3º.-O mandato do novo membro será ata
que se proceda á legal renovación por metades que
establece o artigo 6 da Lei 3/1986, do 18 de decem-
bro, de consellos escolares de Galicia.
Disposición derradeira
Este decreto entrará en vigor o día seguinte ao
da súa publicación no Diario Oficial de Galicia.
Santiago de Compostela, nove de decembro de dous
mil catro.
Manuel Fraga Iribarne
Presidente
Celso Currás Fernández
Conselleiro de Educación e Ordenación Universitaria
III. OUTRAS DISPOSICIÓNS
CONSELLERÍA DE POLÍTICA
TERRITORIAL, OBRAS PÚBLICAS
E VIVENDA
Orde do 20 de decembro de 2004 pola
que se determinan os servizos mínimos que
hai que manter durante a folga convo-
cada nas empresas Arriva Noroeste, S.L.,
Trolebuses Coruña-Carballo, S.A. e Ruta
Bus, S.A.
Ante a convocatoria de folga presentada nas empre-
sas Arriva Noroeste, S.L., Trolebuses Coruña-Carba-
llo, S.A. e Ruta Bus, S.A. que terá lugar entre as
00.00 horas e as 24.00 horas dos días 23 e 24 de
decembro deste ano 2004, procede que, de confor-
midade co que establece o artigo 3 do Decreto
155/1988, do 9 de xuño, esta consellería determine
os servizos mínimos que permitan, en consonancia
co establecido no artigo 28.2º da nosa Constitución,
compaxinar o exercicio lexítimo do dereito á folga
dos traballadores co mantemento dos servizos esen-
ciais á comunidade.
Na súa virtude e de conformidade co establecido
no Decreto 61/1985, do 18 de abril, e no Decreto
155/1988, do 9 de xuño
DISPOÑO:
Artigo 1º
Os servizos mínimos que deberán manterse durante
a folga convocada nas empresas Trolebuses Coru-
ña-Carballo, S.A., Ruta Bus, S.A. e Arriva Noroes-
te, S.L. serán os seguintes:
A) Servizos concesionais:
* Concesión: V-0722;XG-048.
-Parga-Friol-Lugo:
Saída de Parga: 7.00 horas.
Saída de Lugo: 19.00 horas.
* Concesión: V-1663;XG-108.
-Ferrol-Lugo:
Saída de Ferrol: 9.00 e 18.01 horas.
Saída de Lugo: 18.30 e 11.01 horas.
-Vilalba-Baamonde-Cabra-Guitiriz-Parga-Baa-
monde-Lugo:
Saída de Vilalba: 7.00 horas.
Saída de Lugo: 18.01 horas.
* Concesión: V-3044; C-LU-114.
-Lugo-A Coruña (por autovía e Betanzos):
Saídas de Lugo: 6.40 e 18.01 horas.
Saídas da Coruña: 9.00 e 19.30 horas.
-Ribadeo-A Coruña (por Mondoñedo, Vilalba e
autovía):
Saída da Coruña: 9.00 horas.
Saída de Ribadeo: 18.20 horas.
10.210 DIARIOOFICIAL DE GALICIA N
o
112L Luns, 13dexuñode2005
I. DISPOSICIÓNSXERAIS
CONSELLERÍADE EDUCACIÓN
E ORDENACIÓNUNIVERSITARIA
Orde do 23 de abril de 2005 pola que
seregula a xornada detraballodosfun-
cionarios integrados nos servizos provin-
ciaisda InspecciónEducativa da Comu-
nidadeAutónomadeGalicia.
Oartigo27.8ºdaConstituciónespañolaencomén-
dalles aos poderes públicos a responsabilidade da
inspeccióndosistemaeducativo.
En aplicación doReal decreto1763/1982, do24
de xullo, sobre traspaso de funcións e servizos da
AdministracióndoEstadoáComunidadeAutónoma
de Galicia, e de acordo co establecido no Estatuto
deautonomía, oDecreto135/1993, do24 dexuño,
polo que se regulan as funcións e organización da
InspecciónEducativanaComunidadeAutónomade
Galicia, aLei 10/2002, do23dedecembro, decali-
dade da educación, fundamentalmente no seu títu-
lo VII, e máis en concreto no Decreto 99/2004, do
21 de maio, polo que se regula a organización e
ofuncionamentodaInspecciónEducativaeoacceso
ao corpo de inspectores de Educación na Comu-
nidadeAutónomadeGalicia, recóllesenesteúltimo,
noseuartigo2, queáInspecciónEducativacorres-
póndelleainspeccióndetodos os centros docentes,
servizos, programaseactividadesqueintegranosis-
tema educativo de Galicia, tanto de titularidade
públicacomoprivada, entodososniveiseducativos,
cofindeasegurar ocumprimentodasleis, contribuír
ámelloradosistemaeducativo, ácalidadedoensino,
así como á garantía dos dereitos e á observancia
dos deberes de cantos participan nos procesos de
ensinoeaprendizaxeenoartigo3 as funcións que
debe desenvolver a Inspección Educativa desta
comunidade.
A concreción anual das actividades previstas para
desenvolver ascitadasfunciónsregúlasemedianteoplan
anual detraballodaInspección Educativa, previstonos
artigos9e10docitadoDecreto99/2004.
O desempeño eficaz das funcións encomendadas
áInspecciónEducativademandaqueasactividades
necesariasparaoseudesenvolvementodebanlevar-
se a cabo fundamentalmente nos centros docentes,
atravésdavisitadeinspección, perotaménafunción
deasesoramentorequireapresenzados inspectores
enlugares ehoras coñecidos polos diversos deman-
dantesdela.
O artigo 17 do devandito Decreto 99/2004 así o
recoñece sinalando que a xornada de traballo dos
inspectores de Educación estruturarase coa flexi-
bilidadenecesariaparaquepermitaocontactocoa
comunidadeeducativadoscentrosdocentes.
Todooanterior supónunhas especiais exixencias
aosinspectoresdeEducaciónquefanimprescindible
unharegulamentaciónespecíficadasúaxornadade
traballo.
Co fin de atender a singularidade no desempeño
da función inspectora e en virtude do establecido
no punto 2º do artigo 1 da Lei 4/1988, do 26 de
maio, dafunciónpúblicadeGalicia,
DISPOÑO:
Artigo1º
A xornada semanal de traballo dos funcionarios
quedesempeñanpostosdeinspectoresdeEducación
nosservizosprovinciaisdeInspecciónnassúasdis-
tintas sedes será a establecida con carácter xeral
paraos demais funcionarios públicos, coas adecua-
ciónsásqueserefireapresenteorde.
Artigo2º
En aplicación do establecido no artigo 17 do
Decreto99/2004, do21demaio, poloqueseregula
aorganizacióneofuncionamentodaInspecciónEdu-
cativa e o acceso ao corpo de inspectores de Edu-
caciónnaComunidadeAutónomadeGalicia, osfun-
cionarios quedesempeñenpostos deinspectores de
Educación nos servizos provinciais de Inspección
nas distintas sedes desenvolverán as súas funcións
atravésdunhaxornadadetraballoflexiblequeper-
mitaocontactocoacomunidadeeducativados cen-
trosdocentes.
Artigo3º
Coobxectodeatender asdemandasdeinformación
easesoramentorequiridas eas posibles incidencias
que puidesen xurdir, os xefes dos servizos provin-
ciais deInspecciónEducativaproporanlle, aodele-
gado provincial correspondente, para a súa apro-
bación, unhorariodemañáatarde, delunsavenres,
que abranga o tramo horario de maior incidencia
nos centros docentes daprovincia. Naditaproposta
deberase recoller a forma e, se é o caso, as sedes
do servizo provincial en que o dito horario vai ser
atendidopolosinspectoresadscritosaoservizo.
Artigo4º
Paraaatencióndohorarioprevistonoartigoante-
rior, cada un dos xefes dos servizos provinciais de
InspecciónEducativaestableceráas quendas nece-
sarias entre todos os funcionarios que desempeñan
postos deinspectores deEducación noseu servizo,
dexeitoquecadaundestes funcionarios teñacomo
mínimoun 20%dasúaxornadasemanal destinada
para tal fin, acreditando a súa presenza mediante
o emprego da tarxeta individual de identificación
noscentrosadministrativosdotadosdemediosnece-
sarios oumedianteasinaturanos partes correspon-
dentes naqueles centros quenon dispoñan detales
medios.
Artigo5º
Osfuncionariosquedesempeñanospostosdeins-
pectores de Educación nos servizos provinciais de
InspecciónEducativateñenincluídanasúaxornada
detraballosemanal asvisitasaoscentros, comopro-
cedementodeactuaciónhabitual dainspecciónpara
desenvolver assúasfunciónsnoscentroseducativos,
tal e como sinalaoartigo6daOrdedo13dedecem-
bro de 2004, pola que se desenvolve o Decre-
to99/2004, do21demaio, antescitado, econaque-
loutras actividades necesarias paraoeficaz desem-
peñodasfunciónsencomendadas, actuandodeacor-
docoprevistonacircular 3/94, do11denovembro,
da Inspección Xeral de Servizos e xustificando as
N
o
112L Luns, 13dexuñode2005 DIARIOOFICIAL DE GALICIA 10.211
súas ausencias, cando a natureza do traballo así o
requira, o delegado provincial ou persoa en quen
delegue, de acordo co cadro de horarios aprobado
polodelegadoprovincial aqueserefireoartigo3º
dapresenteorde.
Artigo6º
1. Despois de cada actividade, prevista ou non,
os funcionarios que desempeñan postos de inspec-
tores deEducaciónnos servizos provinciais deIns-
pección Educativa entregaranlle ao xefe do servizo
provincial respectivo, independentementedoinfor-
meaquepuidesedar lugar, unhafichadebidamente
cuberta, segundoomodeloquesesinalanoanexoI,
na que se recollerán sinteticamente as caracterís-
ticasdoservizorealizado, computándosecomohora-
rio realizado o comprendido desde a hora de saída
ataaderegreso.
2. En todo caso, a suma do horario previsto nos
artigos4º e5º deberáacadar aduracióndaxornada
ordinariadetraballodosfuncionariospúblicos.
Disposiciónsderradeiras
Primeira.-AutorízanseasdirecciónsxeraisdePer-
soal edeCentroseOrdenaciónEducativaparaditar
as normas quecumpranparaodesenvolvementodo
dispostonestaorde.
Segunda.-Estaordeentraráenvigor odíaseguinte
aodasúapublicación noDiarioOficial deGalicia.
Santiago de Compostela, 23 de abril de 2005.
CelsoCurrásFernández
ConselleirodeEducacióneOrdenaciónUniversitaria
CONSELLERÍADE SANIDADE
Decreto 155/2005, do 9 de xuño, sobre
un réxime extraordinario de recoñece-
mentododesenvolvementoprofesional do
persoal estatutario das categorías de
licenciadossanitariosdoServicioGalego
deSaúdeprevioáimplantacióndoréxime
dedesenvolvemento profesional a quese
refireaLei 44/2003, do21denovembro,
deordenación das profesións sanitarias.
A primeiraregulación xeral dun sistemadereco-
ñecementododesenvolvementoprofesional noeido
dasprofesiónssanitariasrecolleusenaLei 44/2003,
do 21 de novembro, de ordenación das profesións
sanitarias.
A Lei 7/2003, do 9 de decembro, de ordenación
sanitaria de Galicia, e a Lei 55/2003, do 16 de
decembro, do estatuto marco do persoal das ins-
titucións sanitarias do Sistema Nacional de Saúde
refírense á carreira profesional como o dereito dos
profesionais a progresar de forma individualizada,
co recoñecemento do seu desenvolvemento profe-
sional en cantoacoñecemento, experienciaecum-
primentodosobxectivosdaorganizaciónenquepres-
tanosseusservizos.
4.146 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
54 L Venres, 16 de marzo de 2007
I. DISPOSICIÓNS XERAIS
CONSELLERÍA DE EDUCACIÓN
E ORDENACIÓN UNIVERSITARIA
Decreto 30/2007, do 15 de marzo, polo
que se regula a admisión do alumnado
en centros docentes sostidos con fondos
públicos que imparten as ensinanzas regu-
ladas na Lei orgánica 2/2006, do 3 de
maio, de educación.
O artigo 31 do Estatuto de autonomía de Galicia,
aprobado pola Lei orgánica 1/1981, do 6 de abril,
establece que é competencia plena da Comunidade
Autónoma galega o regulamento e administración
do ensino en toda a súa extensión, niveis e graos,
modalidades e especialidades, no ámbito das súas
competencias, téndose producido o traspaso das
competencias en materia de ensino non universitario
mediante o Real decreto 1763/1982, do 24 de xullo.
A Lei orgánica 2/2006, do 3 de maio, de educación,
regula no seu capítulo III do título II a escolarización
en centros públicos e privados concertados. A lei
prescribe que as administracións educativas deberán
regular a admisión do alumnado en centros públicos
e privados concertados de tal forma que se garanta
o dereito á educación, o acceso en condicións de
igualdade e a liberdade de elección de centro por
pais, nais e titores legais.
No artigo 84 da lei establécense os criterios prio-
ritarios que se aplicarán na admisión do alumnado
cando non existan prazas suficientes.
Así mesmo, a Lei orgánica 8/1985, do 3 de xullo,
reguladora do dereito á educación, regula a par-
ticipación na programación xeral do ensino e dedica
o seu título IV aos centros concertados, regulando
que a admisión nestes centros se axustará ao réxime
establecido para os centros públicos e definindo a
infracción das normas sobre admisión de alumnado
como unha das causas de incumprimento grave do
concerto por parte do titular do centro.
A admisión de alumnado na Comunidade Autó-
noma de Galicia está regulada polo Decreto 87/1995,
do 16 de marzo. É necesario substituír esta norma
por outra que se adapte ao previsto na Lei orgá-
nica 2/2006, do 3 de maio, de educación, a partir
do curso académico 2007-2008, tal como prescribe
a disposición transitoria décimo novena da propia
lei, aproveitando para introducir algunhas modifi-
cacións en relación coa normativa anterior, xurdidas
como consecuencia da experiencia acadada pola súa
aplicación.
Establécese que os pais, nais ou titores legais auto-
rizarán a Consellería de Educación e Ordenación
Universitaria a acceder aos datos tributarios nece-
sarios para a aplicación dos criterios de admisión
e puntualízase que contra as resolucións do titular
dos centros privados concertados se poderán pre-
sentar reclamacións perante o delegado ou delegada
provincial da propia consellería.
No decreto regúlase a admisión nos ciclos for-
mativos tanto de grao medio e superior con inde-
pendencia do centro en que o alumnado estivese
cursando os estudos previos, e reservando unha pro-
porción de prazas para o alumnado que acceda a
través de proba e outra para o alumnado con
discapacidade.
En aplicación do artigo 87 da Lei orgánica 2/2006,
do 3 de maio, de educación, e coa finalidade de
asegurar a calidade educativa para todos, a cohesión
social e a igualdade de oportunidades, garántese
unha adecuada e equilibrada escolarización do alum-
nado con necesidade específica de apoio educativo,
establecendo a proporción de alumnado destas
características que debe ser escolarizado en cada
un dos centros públicos e privados concertados
garantindo os recursos persoais e económicos nece-
sarios. Finalmente, garántese a escolarización do
alumnado de incorporación tardía.
Polo demais, neste decreto tense en conta a inte-
gración activa da dimensión da igualdade entre
mulleres e homes consonte o establecido na
Lei 7/2004, do 16 de xullo, galega para igualdade
de mulleres e homes.
Na súa virtude, por proposta da conselleira de Edu-
cación e Ordenación Universitaria, en uso das atri-
bucións conferidas polos artigos 28.1º e 31 do Esta-
tuto de autonomía de Galicia, a Lei 1/1983, do 22
de febreiro, reguladora da Xunta e do seu presidente,
modificada pola Lei 11/1988, do 20 de outubro, pre-
vio informe do Consello Escolar de Galicia, de acordo
co ditame do Consello Consultivo de Galicia, e logo
da deliberación do Consello da Xunta de Galicia,
na súa reunión do día quince de marzo de dous
mil sete,
DISPOÑO:
TÍTULO I
Disposicións xerais
Artigo 1º.-Obxecto e ámbito de aplicación.
Este decreto ten por obxecto a regulación dos cri-
terios e o procedemento de admisión do alumnado
nos centros docentes sostidos con fondos públicos
da Comunidade Autónoma de Galicia, que imparten
as ensinanzas reguladas na Lei orgánica 2/2006, do
3 de maio, de educación.
Artigo 2º.-Principios xerais.
1. Todo o alumnado ten dereito a unha praza esco-
lar que lle garanta a educación obrigatoria e gratuíta.
Teñen dereito, así mesmo, a un posto gratuíto no
segundo ciclo da educación infantil.
2. A consellería competente en materia de edu-
cación, mediante a programación xeral e a oferta
anual de prazas escolares, garantirá o dereito do
alumnado a unha praza escolar nas etapas e niveis
obrigatorios e no segundo ciclo da educación infantil,
INICIO
N
o
54 L Venres, 16 de marzo de 2007 DIARIO OFICIAL DE GALICIA 4.147
especialmente nas zonas de nova poboación. Nesta
programación terase en conta a oferta existente de
centros públicos e privados concertados e, como
garantía de calidade da educación, realizarase unha
adecuada e equilibrada escolarización do alumnado
con necesidade específica de apoio educativo.
3. Os pais, nais ou titores legais dos alumnos ou
alumnas e, se é o caso, estes cando sexan maiores
de idade, teñen dereito a elixir centro docente de
entre a oferta de centros sostidos con fondos públi-
cos. Cando o número de postos escolares ofertados
nun centro sostido con fondos públicos sexa inferior
ao número de solicitantes, a admisión rexerase polo
establecido neste decreto.
4. Na admisión do alumnado integrarase activa-
mente a dimensión da igualdade de oportunidades
entre mulleres e homes, e en ningún caso haberá
discriminación na admisión do alumnado por razón
de nacemento, raza, sexo, relixión, opinión ou cal-
quera outra condición ou circunstancia persoal ou
social, nin poderá exixirse a formulación de decla-
racións que poidan afectar a súa intimidade, crenzas
ou conviccións.
5. Para garantir a posibilidade de escolarizar todo
o alumnado sen discriminación por motivos socioe-
conómicos, en ningún caso poderán os centros públi-
cos ou privados concertados percibir cantidades das
familias por recibir as ensinanzas de carácter gra-
tuíto, impoñer ás familias a obriga de facer achegas
a fundacións ou asociacións nin establecer servizos
obrigatorios, asociados ás ensinanzas, que requiran
achega económica, por parte das familias do alum-
nado. No marco do disposto no artigo 51 da Lei
orgánica 8/1985, do 3 de xullo, reguladora do dereito
á educación, quedan excluídas desta categoría as
actividades extraescolares, as complementarias, e
os servizos escolares, que, en todo caso, terán carác-
ter voluntario e non discriminatorio. A consellería
competente en materia de educación dotará os cen-
tros dos recursos necesarios para facer posible a
gratuidade das ensinanzas de carácter gratuíto, de
acordo co artigo 88 da Lei orgánica de educación.
6. En aplicación do principio de colaboración e
atendendo ao principio de reciprocidade, a conse-
llería competente en materia de educación facili-
taralle ao alumnado doutras comunidades autónomas
o acceso a centros de zonas limítrofes, para cursar
ensinanzas que non se lles oferten en centros próxi-
mos ou da súa comunidade autónoma.
Artigo 3º.-Información ao alumnado e aos pais,
nais ou titores legais.
1. Os centros docentes farán público o seu proxecto
educativo e facilitaranlles ao alumnado e aos pais,
nais ou titores legais canta información favoreza
unha maior participación da comunidade educativa.
Así mesmo, informaranlle dos recursos específicos
ou especiais e dos servizos complementarios de que
dispoñan.
2. Os titulares dos centros privados concertados
informarán, ademais, do seu carácter propio no caso
de que o tivesen definido, de acordo co artigo 115
da Lei orgánica 2/2006, do 3 de maio, de educación.
A matriculación do alumnado nun centro público
ou privado concertado suporá respectar o seu proxec-
to educativo, sen prexuízo dos dereitos recoñecidos
ao alumnado e ás súas familias nas leis e no esta-
blecido no punto 3 do artigo 84 da Lei orgánica
de educación. Así mesmo, informarán, se é o caso,
do réxime de financiamento con fondos públicos das
ensinanzas concertadas, así como das actividades
extraescolares e actividades complementarias, ser-
vizos complementarios e outros servizos de carácter
voluntario e non lucrativo que ofrecen, coa indi-
cación estimativa do prezo e da correspondente apro-
bación nos casos que sexa preceptiva.
3. Todos os centros docentes sostidos con fondos
públicos facilitaranlles aos pais, nais ou titores legais
que o soliciten e exporán no seu taboleiro de anun-
cios e en todos os sistemas de información pública
de que dispoñan, durante o proceso de admisión
do alumnado, polo menos a seguinte información:
a) Normativa reguladora da admisión de alumnado
en centros docentes sostidos con fondos públicos.
b) Oferta de postos escolares en cada un dos cursos
das ensinanzas sostidas con fondos públicos para
o curso académico ao que se refire o proceso de
admisión.
c) Área de influencia de cada unha das ensinanzas
e da adscrición do centro, se existe, a outros centros.
d) Centros que ten adscritos.
e) Prazo de presentación de solicitudes.
f) Calendario que inclúa a data de publicación
das relacións do alumnado admitido e os prazos para
presentación de reclamación e, se é o caso, recursos.
g) Prazo para a formalización da matrícula.
Artigo 4º.-Requisitos.
1. Para ser admitido nun centro docente, o alum-
nado deberá reunir os requisitos de idade e, se é
o caso, os requisitos académicos exixidos polo orde-
namento xurídico vixente, para o nivel educativo
e curso ao que se pretende acceder.
2. Non poderá condicionarse a admisión ao resul-
tado de probas ou exames, agás para os niveis ou
ensinanzas en que así o estableza o ordenamento
xurídico vixente.
Artigo 5º.-Garantía de permanencia.
1. Unha vez admitido un alumno ou alumna nun
centro docente público ou privado concertado, queda
garantida a súa permanencia nel ata a finalización
das ensinanzas sostidas con fondos públicos que o
centro estea autorizado a impartir, sen prexuízo do
que a normativa vixente establece sobre requisitos
académicos e de idade e dereitos e deberes do alum-
nado para cada un dos niveis educativos e sen prexuí-
4.148 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
54 L Venres, 16 de marzo de 2007
zo do dereito das familias a solicitar o cambio de
centro.
2. O disposto no punto anterior non será de apli-
cación para o alumnado que vaia cursar ciclos for-
mativos de grao medio ou de grao superior de for-
mación profesional ou ensinanzas de réxime espe-
cial.
Artigo 6º.-Adscrición de centros docentes.
1. Para os efectos de escolarización de alumnos
e alumnas, sen necesidade de novo proceso de admi-
sión, os titulares das delegacións provinciais da con-
sellería competente en materia de educación, de
acordo coa planificación previamente realizada para
atender as necesidades de escolarización, poderán
adscribir cada un dos centros públicos de educación
infantil a centros públicos nos cales se imparta edu-
cación primaria, e cada un dos centros públicos nos
cales se imparte educación primaria a centros públi-
cos nos cales se imparte educación secundaria obri-
gatoria, de acordo co procedemento que estableza
a consellería competente en materia de educación.
2. A pedimento dos titulares dos centros privados
concertados, os titulares das delegacións provinciais
da consellería competente en materia de educación
poderán aprobar a adscrición dos centros de edu-
cación infantil, educación primaria e educación
secundaria obrigatoria a centros privados concer-
tados que pertenzan ao mesmo titular e que se encon-
tren na mesma área de influencia.
3. Se non mediar solicitude dos titulares ou o centro
concertado non tiver outro centro privado ao que
se adscribir conforme o disposto no parágrafo ante-
rior, os titulares das delegacións provinciais da con-
sellería competente en materia de educación, oídos
os centros afectados, poderán facer a adscrición a
centros públicos ou privados concertados.
4. Para os efectos de adscrición nos centros con-
certados o número de prazas entenderase referido
á capacidade destes recollida na correspondente
autorización administrativa dos centros e o número
de unidades concertadas con que conten.
TÍTULO II
Normas comúns sobre o procedemento
e a acreditación dos criterios de admisión
Artigo 7º.-Solicitudes.
1. Por orde da consellería competente en materia
de educación establecerase o modelo normalizado
de solicitude, o prazo da súa presentación e o de
resolución delas. Así mesmo, nesta orde determi-
narase a documentación que, se é o caso, deberá
presentar o interesado xunto coa solicitude para
acreditar aqueles criterios que desexa que lle sexan
tidos en conta no procedemento de admisión, de
acordo co establecido neste decreto.
2. A solicitude de posto escolar será única para
unhas mesmas ensinanzas, irá dirixida á dirección
do centro, no caso dos centros públicos, e ao titular,
no caso dos concertados, e presentarase no centro
en que o solicitante pretende ser admitido, sen
prexuízo, para os centros públicos, do establecido
no artigo 38.4º da Lei 30/1992, do 26 de novembro,
de réxime xurídico das administracións públicas e
do procedemento administrativo común.
3. Na solicitude poderán relacionarse outros cen-
tros, por orde de preferencia, que serán considerados
posteriormente, no caso de que o interesado non
sexa admitido no centro a que vai dirixida a
solicitude.
4. O consello escolar dos centros docentes públicos
e o titular no caso dos centros privados concertados
poderán solicitar de forma motivada dos solicitantes
a documentación complementaria para a xustifica-
ción das situacións e circunstancias alegadas. No
caso de que esta documentación non sexa presentada
no prazo de dez días, entenderase que se renuncia
á puntuación prevista no punto correspondente do
baremo.
5. Será ineficaz a solicitude ou solicitudes pre-
sentadas nos casos seguintes:
a) Cando se presente máis dunha solicitude para
unhas mesmas ensinanzas, o mesmo centro ou cen-
tros diferentes.
b) Cando se comprobe a falsidade ou uso frau-
dulento da documentación presentada polo inte-
resado.
c) Cando a solicitude se presente fóra de prazo.
Nestes supostos, non se terá en conta a solicitude
ou solicitudes presentadas, e realizará a escolari-
zación pola comisión de escolarización ou, no seu
defecto, o Servizo Provincial de Inspección Edu-
cativa.
Artigo 8º.-Áreas de influencia.
1. Os titulares das delegacións provinciais da con-
sellería competente en materia de educación deli-
mitarán, de acordo co procedemento que se estableza
por orde da consellería, en que serán oídos os sec-
tores afectados, as zonas de influencia dos centros
co obxecto de aplicar a puntuación que corresponda
por proximidade do domicilio. Para determinar a
área de influencia de cada centro terase en conta
a súa capacidade e a poboación que hai que esco-
larizar do seu contorno, tendo en conta á hora de
fixalas que se lles poida ofrecer aos solicitantes un
centro público e sempre que sexa posible, un centro
privado concertado. Así mesmo, determinarán as
áreas limítrofes ás anteriores, para os efectos do dis-
posto nos artigos 19º e 20º deste decreto.
2. Nos centros que impartan bacharelato, a deli-
mitación das áreas de influencia e limítrofes poderá
realizarse para cada unha das modalidades.
Artigo 9º.-Irmáns matriculados no centro ou pai,
nai ou titores legais traballando no centro.
1. Para a consideración de irmáns matriculados
no centro, só se terán en conta os que vaian continuar
N
o
54 L Venres, 16 de marzo de 2007 DIARIO OFICIAL DE GALICIA 4.149
escolarizados nel durante o curso escolar para o que
se solicita a admisión.
2. No caso de centros docentes privados concer-
tados será necesario, ademais, que estes teñan subs-
crito concerto para o nivel educativo no que cursará
estudos o irmán ou os irmáns matriculados.
3. Para os efectos do previsto neste decreto, terán
a consideración de irmáns as persoas sometidas a
tutela ou acollemento familiar permanente ou prea-
doptivo legalmente constituído dentro da mesma uni-
dade familiar.
4. Así mesmo, nos casos de irmáns que nacesen
dun parto múltiple, outorgaráselles a cada un deles
a puntuación que se establece no artigo 17º a) deste
decreto, sempre que todos solicitasen o mesmo cen-
tro e obtivesen a máxima valoración pola proximi-
dade do domicilio.
5. Para a consideración de pais, nais ou titores
legais que traballen no centro, teranse en conta aque-
les que no prazo de solicitude de admisión teñan
unha relación laboral ou funcionarial nel e que esta
vaia continuar durante o curso escolar para o que
se solicita a admisión.
Artigo 10º.-Definición e acreditación do domicilio
familiar e do lugar de traballo.
1. O solicitante poderá demandar que se teña en
conta o domicilio familiar ou o lugar de traballo,
non sendo acumulables as puntuacións polos dous
criterios.
2. Considérase como domicilio familiar o habitual
de residencia dos representantes legais do alumnado
ou, se é o caso, o dos alumnos e alumnas maiores
de idade ou menores emancipados se viven en domi-
cilios distintos dos daqueles e excepcionalmente
daqueles familiares cos que o menor efectivamente
conviva sempre que esa convivencia real se probe
co que dispoña a consellería competente en materia
de educación. Cando os representantes legais vivan
en domicilios diferentes, considerarase como domi-
cilio familiar o daquel con quen conviva ou teña
a garda e custodia legalmente atribuída por sentenza
firme, por convenio regulador ou por acollemento
familiar preadoptivo.
3. O domicilio familiar acreditarase mediante cer-
tificado do padrón municipal. Naqueles centros e
ensinanzas en que haxa máis demanda que oferta,
os directores dos centros docentes públicos ou os
titulares dos centros privados concertados solicitarán
á delegación provincial correspondente que verifi-
que que os datos de identificación fiscal, emitidos
pola Axencia Estatal Tributaria no ano en que se
solicita praza escolar, coinciden cos achegados polo
certificado do Padrón Municipal. Para tal fin, na
solicitude de inscrición os pais, nais ou titores legais
autorizarán expresamente a utilización da informa-
ción de carácter tributario que se precisa para a
acreditación do domicilio fiscal, que será submi-
nistrada á consellería competente en materia de edu-
cación pola Axencia Estatal de Administración Tri-
butaria, a través de medios informáticos ou tele-
máticos, no marco de colaboración citado no arti-
go 11º deste decreto.
4. De conformidade co establecido no artigo 84.2º
da Lei orgánica 2/2006, do 3 de maio, de educación,
o lugar de traballo do pai, da nai ou titores legais
poderá ser alegado para os efectos da determinación
da puntuación que proceda por proximidade do
domicilio. Así mesmo, os alumnos e alumnas maiores
de idade ou menores emancipados poderán optar,
se é o caso, por que se considere o domicilio do
seu lugar de traballo.
5. Cando se teña en conta o lugar de traballo,
no caso dos traballadores que realizan a súa acti-
vidade por conta allea, a proximidade do lugar de
traballo ao centro acreditarase mediante a achega
dun certificado expedido para o efecto polo titular
da empresa ou polo seu responsable de persoal e
unha copia do contrato laboral. No caso de traba-
lladores por conta propia, a proximidade do lugar
de traballo ao centro acreditarase mediante alta cen-
sual inicial perante a Axencia Estatal Tributaria,
con todas as posibles modificacións posteriores e
alta na Tesouraría Xeral no Réxime da Seguridade
Social correspondente.
Os funcionarios presentarán a certificación expe-
dida pola xefatura de persoal respectiva.
Artigo 11º.-Acreditación da renda da unidade
familiar.
1. De conformidade co establecido no punto 10
do artigo 84 da Lei orgánica 2/2006, do 3 de maio,
de educación e nos artigos 95.1º, alínea k, e 95.2º
da Lei 58/2003, do 17 de decembro, xeral tributaria,
na solicitude de inscrición os pais, nais ou titores
legais autorizarán expresamente a utilización da
información de carácter tributario que se precisa
para a acreditación da renda anual da unidade fami-
liar, será subministrada directamente á consellería
competente en materia de educación pola Axencia
Estatal de Administración Tributaria, a través de
medios informáticos ou telemáticos, no marco de
colaboración que se estableza entre ambas e cos
requisitos a que se refire a disposición adicional
cuarta da Lei 40/1998, do 9 de decembro, do imposto
sobre a renda das persoas físicas e outras normas
tributarias, e as disposicións que a desenvolvan. Esta
información será a que corresponda ao exercicio fis-
cal anterior en dous anos ao ano natural en que
se presenta a solicitude.
Os interesados deberán facer constar na solicitude
a suma da renda anual de todos os declarantes na
unidade familiar, de acordo co que estableza a con-
sellería competente en materia de educación.
2. Cando no marco de colaboración entre a con-
sellería competente en materia de educación e a
Axencia Estatal de Administración Tributaria se poi-
da dispoñer da información de carácter tributario
que se precise, non se lles exixirá aos interesados
que presenten individualmente certificacións sobre
4.150 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
54 L Venres, 16 de marzo de 2007
ingresos expedidas pola Axencia Estatal de Admi-
nistración Tributaria, nin a presentación, en orixinal,
copia ou certificación, das súas declaracións tribu-
tarias. Nestes supostos, o certificado será substituído
pola declaración responsable do interesado de que
cumpre as obrigas sinaladas, así como a autorización
expresa deste para que a Axencia Estatal de Admi-
nistración Tributaria subministre a información á
Consellería de Educación e Ordenación Universi-
taria. Tanto que se optase por unha tributación
conxunta como por unha tributación individual, a
autorización será concededida por ambos os dous
cónxuxes.
Artigo 12º.-Acreditación de discapacidade.
Para os efectos deste decreto puntuaranse as dis-
capacidades en grao igual ou superior ao 33%. No
suposto de que se alegue unha discapacidade igual
ou superior ao 33%, do alumno ou alumna, ou da
súa nai, pai ou titores legais ou algún dos seus
irmáns, esta deberá acreditarse mediante a certi-
ficación do ditame emitido polo órgano competente
da Xunta de Galicia ou, se é o caso, doutras admi-
nistracións públicas.
Artigo 13º.-Acreditación da condición de familia
numerosa.
Esta circunstancia acreditarase mediante fotoco-
pia compulsada do título oficial de familia numerosa
que deberá estar en vigor ou da solicitude de reco-
ñecemento ou renovación do referido título oficial,
debendo neste último caso presentar este ou a súa
renovación con anterioridade á resolución do pro-
cedemento de admisión do alumnado.
Artigo 14º.-Acreditación do expediente acadé-
mico.
Nos supostos que se considere o expediente aca-
démico como criterio de admisión, acreditarase
mediante unha certificación académica persoal.
TÍTULO III
Admisión do alumnado en centros que imparten
as ensinanzas de réxime xeral, a excepción
da formación profesional
Artigo 15º.-Acceso por primeira vez a un centro.
1. O procedemento de admisión que se regula neste
título aplicarase a aqueles alumnos e alumnas que
accedan por primeira vez aos centros docentes públi-
cos ou privados concertados para cursar ensinanzas
correspondentes á educación infantil, a educación
primaria, a educación secundaria obrigatoria e o
bacharelato.
2. De conformidade co previsto no punto 5 do arti-
go 84 da Lei orgánica 2/2006, do 3 de maio, de
educación, nos centros públicos que ofrezan varias
etapas educativas o procedemento inicial de admi-
sión realizarase ao comezo da que corresponda á
menor idade.
3. De acordo co establecido no punto 8 do artigo 84
da Lei orgánica 2/2006, do 3 de maio, de educación,
nos centros privados concertados, que impartan
varias etapas educativas, o procedemento inicial de
admisión realizarase ao comezo da oferta do curso
que sexa obxecto de concerto e que corresponda
á menor idade.
4. O cambio de curso, ciclo, nivel ou etapa non
requirirá un novo procedemento de admisión, agás
que coincida cun cambio de centro.
5. O establecido no parágrafo anterior non será
de aplicación ás ensinanzas de formación profesional
e ás ensinanzas de réxime especial, que requirirán
un novo proceso de admisión, aínda que se impartan
no centro onde o alumno estea matriculado.
Artigo 16º.-Criterios xerais de prioridade para a
admisión do alumnado.
1. Naqueles centros sostidos con fondos públicos
onde houber suficientes prazas dispoñibles para
atender todas as solicitudes, serán admitidos todos
os alumnos e alumnas que cumpran os criterios a
que fai referencia o artigo 4º deste decreto.
2. Nos procedementos de admisión de alumnado
en centros que impartan educación primaria, edu-
cación secundaria obrigatoria ou bacharelato, cando
non existan prazas suficientes, terán prioridade
aqueles alumnos ou alumnas que procedan dos cen-
tros de educación infantil, educación primaria ou
educación secundaria obrigatoria, respectivamente,
que teñan adscritos.
3. Naqueles centros sostidos con fondos públicos
onde non existan prazas suficientes para atender
todas as solicitudes, adxudicadas, se é o caso, as
prazas que proceda en aplicación do establecido no
parágrafo anterior, o proceso de admisión rexerase
polos seguintes criterios prioritarios:
a) Existencia de irmáns matriculados no centro
ou pais, nais ou titores legais que traballen nel.
b) Proximidade do domicilio familiar ou do lugar
de traballo do pai, nai ou quen teña a custodia legal-
mente atribuída, ou dos alumnos ou alumnas maiores
de idade ou menores emancipados.
c) Rendas anuais da unidade familiar, atendendo
ás especificidades que para o seu cálculo se aplican
ás familias numerosas.
d) Concorrencia de discapacidade no alumno ou
alumna, ou no seu pai, nai, titor legal ou nalgún
irmán.
e) A condición de familia numerosa.
f) Ademais, para as ensinanzas do bacharelato tera-
se en conta o expediente académico do alumno ou
alumna.
4. Os centros públicos adscritos a outros centros
públicos, que impartan etapas diferentes, conside-
raranse centros únicos para efectos de aplicación
dos criterios de admisión do alumnado establecidos
neste decreto.
N
o
54 L Venres, 16 de marzo de 2007 DIARIO OFICIAL DE GALICIA 4.151
5. De acordo co establecido no punto 3 do artigo 85
da Lei orgánica 2/2006, do 3 de maio, de educación,
aqueles alumnos e alumnas que cursen simultanea-
mente ensinanzas regradas de música ou danza e
ensinanzas de educación secundaria terán priori-
dade para ser admitidos nos centros que impartan
ensinanzas de educación secundaria que determinen
os delegados ou delegadas provinciais da consellería
competente en materia de educación. O mesmo tra-
tamento se lle aplicará ao alumnado que siga pro-
gramas deportivos de alto rendemento.
6. De conformidade co artigo 78 da Lei orgáni-
ca 2/2006, do 3 de maio, de educación, corresponde
á consellería competente en materia de educación
favorecer a incorporación ao sistema educativo do
alumnado que, por proceder doutros países ou por
calquera outro motivo, se incorporen de forma tardía
ao sistema educativo español. Para tal fin, a con-
sellería competente en materia de educación poderá
autorizar un incremento de ata un dez por cento
do número máximo de alumnos ou alumnas por aula
nos centros públicos e privados concertados dunha
mesma área de escolarización para atender as nece-
sidades inmediatas de escolarización que se pro-
duzan.
Artigo 17º.-Valoración da existencia de irmáns no
centro.
a) Por un irmán matriculado no centro: 5 puntos.
b) Polo segundo e seguintes irmáns matriculados
no centro: 2 puntos por cada un.
Artigo 18º.-Valoración por ser traballador do pro-
pio centro.
A valoración por ser traballador do propio centro
será de cinco puntos e non será acumulable no supos-
to de que ambos os dous pais, ou titores legais, tra-
ballen no mesmo centro.
Artigo 19º.-Valoración da proximidade do domi-
cilio familiar ao centro.
A valoración da proximidade do domicilio familiar
dos alumnos ou alumnas ao centro, realizarase apli-
cando o seguinte baremo:
a) Se o domicilio familiar se encontra na área de
influencia do centro: 5 puntos.
b) Se o domicilio familiar se encontra nas áreas
limítrofes á área de influencia do centro: 2 puntos.
c) Se o domicilio familiar se encontra noutras
áreas: 0 puntos.
Artigo 20º.-Valoración da proximidade do lugar
de traballo.
A valoración da proximidade do lugar de traballo
realizarase aplicando o seguinte baremo:
a) Lugar de traballo do pai, nai ou titor legal,
situado dentro da área de influencia do centro: 3
puntos.
b) Lugar de traballo do pai, nai ou titor legal,
situado nas áreas limítrofes á área de influencia do
centro: 1 punto.
c) Lugar de traballo do pai, nai ou titor legal,
situado noutras áreas: 0 puntos.
Artigo 21º.-Valoración da renda anual da unidade
familiar.
Na valoración da renda anual da unidade familiar
teranse en conta as especificidades que para o seu
cálculo se aplican ás familias numerosas.
a) Ingresos iguais ou inferiores ao indicador públi-
co de renda de efectos múltiples: 3 puntos.
b) Ingresos superiores ao indicador público de ren-
da de efectos múltiples e inferiores ao duplo deste
indicador: 2 puntos.
c) Ingresos superiores ao duplo do indicador públi-
co de renda de efectos múltiples e inferiores ao triplo
deste indicador: 1 punto.
d) Ingresos iguais ou superiores ao triplo do indi-
cador público de renda de efectos múltiples: 0
puntos.
Artigo 22º.-Valoración da discapacidade.
A valoración da discapacidade a que fai referencia
o artigo 12º deste decreto realizase aplicando o
seguinte baremo:
a) Por discapacidade no alumno ou alumna:
3 puntos.
b) Por discapacidade na nai, pai ou titor legal:
2 puntos por cada un deles.
c) Por discapacidade nalgún dos irmáns ou das
irmás do alumno ou alumna: 1 punto por cada un
deles.
Artigo 23º.-Valoración da pertenza a familia
numerosa.
Por pertencer a familia numerosa outorgarase
1 punto.
Artigo 24º.-Valoración do expediente académico.
Para o acceso ás ensinanzas do bacharelato, o expe-
diente académico na titulación alegada para o ingre-
so terá a seguinte valoración:
a) Nota media de sobresaliente: 1 punto.
b) Nota media de notable: 0,50 puntos.
c) Por nota media de ben: 0,25 puntos.
Artigo 25º.-Puntuación total e criterios de desem-
pate.
1. A puntuación total que obteñan os alumnos e
alumnas, aplicando os baremos establecidos nos arti-
gos precedentes, decidirá a orde de admisión.
2. No caso de empate na puntuación final, apli-
caranse sucesivamente os seguintes criterios de
desempate:
a) Maior puntuación na epígrafe de ter irmáns
matriculados no centro.
4.152 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
54 L Venres, 16 de marzo de 2007
b) Pai, nai ou titor legal traballando no centro.
c) Maior puntuación na epígrafe de proximidade
do domicilio familiar ou laboral.
d) Maior puntuación na epígrafe de discapacidade.
e) Maior puntuación na epígrafe de renda da uni-
dade familiar.
f) No caso do bacharelato, maior puntuación no
expediente académico.
3. Se unha vez aplicados estes criterios se mantén
o empate, este resolverase aplicando o resultado dun
sorteo público, na forma que determine a consellería
competente en materia de educación.
TÍTULO IV
Escolarización do alumnado con necesidades
específicas de apoio educativo
Artigo 26º.-Escolarización do alumnado con nece-
sidades específicas de apoio educativo.
1. De acordo co artigo 87.1º da Lei orgáni-
ca 2/2006, do 3 de maio, de educación, e coa fina-
lidade de asegurar a calidade educativa para todos,
a cohesión social e a igualdade de oportunidades,
a consellería competente en materia de educación
garantirá unha adecuada e equilibrada escolariza-
ción do alumnado con necesidade específica de apoio
educativo nos centros públicos e nos centros privados
concertados.
2. A escolarización do alumnado con necesidades
educativas especiais rexerase polos principios de
normalización e inclusión e asegurará a súa non-dis-
criminación e igualdade efectiva no acceso e a per-
manencia no sistema educativo. A consellería com-
petente en Educación poderá autorizar a flexibili-
zación das distintas etapas educativas, cando o con-
sidere necesario.
3. A escolarización do alumnado con necesidades
educativas especiais en unidades ou centros de edu-
cación especial, que se poderá estender ata os vinte
e un anos, só se levara a cabo cando as súas nece-
sidades non poidan ser atendidas no marco das medi-
das de atención á diversidade nos centros ordinarios.
4. A consellería competente en materia de edu-
cación establecerá a proporción de alumnado con
necesidades educativas especiais que poderán ser
escolarizados en cada un dos centros públicos e pri-
vados concertados.
5. Para facilitar a escolarización e garantir o derei-
to á educación do alumnado con necesidade espe-
cífica de apoio educativo, a consellería competente
en materia de educación reservará ata o final do
prazo de matrícula un máximo do quince por cento
das prazas dos centros públicos e privados con-
certados.
6. A consellería competente en materia de edu-
cación adoptará as medidas de escolarización pre-
vistas nos puntos anteriores atendendo ás condicións
socioeconómicas e demográficas da área respectiva,
así como ás de índole persoal ou familiar do alum-
nado que supoñan unha necesidade específica de
apoio educativo.
TÍTULO V
Criterios de admisión nos ciclos formativos de grao
medio e superior de formación profesional específica
Artigo 27º.-Admisión do alumnado nos ciclos for-
mativos de formación profesional.
1. Na admisión de alumnado aos ciclos formativos
de grao medio e de grao superior, cando non existan
prazas suficientes, atenderase aos criterios que se
establecen neste artigo, con independencia de que
o alumnado proceda do mesmo centro ou doutro
distinto.
2. A consellería competente en materia de edu-
cación establecerá unha reserva dun mínimo do dez
por cento e un máximo do vinte por cento das prazas
de cada ciclo que se imparte nos centros públicos
e nos centros privados concertados para o alumnado
con discapacidade, sempre que a súa discapacidade
lles permita cursar o ciclo solicitado.
3. A consellería competente en materia de edu-
cación establecerá unha reserva dun mínimo do vinte
por cento e un máximo do trinta por cento das prazas
de cada ciclo que se imparte nos centros públicos
e nos centros privados concertados para o acceso,
a través de proba, daquelas persoas que non reúnan
os requisitos académicos exixidos con carácter xeral.
4. Nos ciclos formativos de formación profesional
de grao medio, cando non existan prazas suficientes,
seleccionaranse os alumnos ou alumnas pola maior
nota media do expediente académico da titulación
que lles dá acceso ou, se é o caso, a nota final
das probas de acceso. En caso de empate e por mor
de favorecer o fomento das vocacións nas áreas con
infrarepresentación de mulleres ou de homes, selec-
cionarase en virtude do sexo menos representativo
na área profesional en que se demanda a praza de
formación.
5. Nos ciclos formativos de grao superior de for-
mación profesional, e segundo o disposto nos arti-
gos 29.2º e 29.3º do Real decreto 1538/2006, do
15 de decembro (BOE do 3 de xaneiro de 2007)
polo que se establece a ordenación xeral da for-
mación profesional do sistema educativo, cando non
existan prazas suficientes, terá prioridade o alum-
nado que:
a) Cursase a modalidade de bacharelato que se
determine para cada ciclo coas materias vinculadas
a el.
b) Cursase a modalidade de bacharelato sen cursar
algunha das materias vinculadas ao ciclo.
N
o
54 L Venres, 16 de marzo de 2007 DIARIO OFICIAL DE GALICIA 4.153
c) Cursase algunha das modalidades de bacha-
relato distintas das establecidas nos parágrafos
anteriores.
d) Estea en posesión do título de técnico superior
ou equivalente.
e) Estea en posesión dunha titulación universitaria
ou equivalente.
Dentro de cada un dos colectivos, a orde de prio-
ridade virá determinada por:
1) A maior nota media no expediente académico
do alumnado.
2) Maior nota ou maior nota media nas materias
vinculadas.
En caso de empate en cada un destes casos e
por mor de favorecer o fomento das vocacións nas
áreas con infrarrepresentación de mulleres ou de
homes, seleccionarase en virtude do sexo menos
representativo na área profesional en que se deman-
da a praza de formación. De persistir o empate efec-
tuaríase un sorteo.
6. No caso da oferta modular presencial para as
persoas adultas e as ensinanzas de formación pro-
fesional a distancia a que se fai referencia nos capí-
tulos VI e VII do Real decreto 1538/2006, a con-
sellería competente en materia de educación poderá
establecer requisitos académicos de acceso diferen-
tes aos establecidos con carácter xeral.
TÍTULO VI
Órganos competentes para resolver
os procesos de admisión
Artigo 28º.-Consellos escolares e titulares dos cen-
tros privados concertados.
1. Nos centros públicos o órgano competente para
decidir sobre a admisión do alumnado é o consello
escolar do centro, con suxeición a este decreto e
ás normas que o desenvolvan.
2. Nos centros privados concertados, os seus titu-
lares serán os responsables do cumprimento estrito
das normas xerais sobre a admisión de alumnos.
O consello escolar do centro participará no proceso
de admisión do alumnado, garantindo a suxeición
ás normas sobre o mesmo.
Artigo 29º.-Comisións de escolarización.
1. Os titulares das delegacións provinciais da con-
sellería competente en materia de educación poderán
constituír comisións de escolarización de ámbito
municipal coa finalidade de garantir e supervisar
o cumprimento das normas sobre admisión de alum-
nado e o exercicio dos dereitos recoñecidos neste
decreto, así como adoptar as medidas oportunas para
a adecuada escolarización de todos os alumnos e
alumnas.
2. As comisión de escolarización constituíranse,
en todo caso, cando a demanda de prazas dalgún
centro educativo do seu ámbito de actuación supere
a oferta.
Artigo 30º.-Composición das comisións de esco-
larización.
1. Cada comisión de escolarización estará cons-
tituída polos seguintes membros, nomeados polo
delegado ou delegada provincial da consellería com-
petente en materia de educación :
a) Un inspector ou inspectora de educación que
exercerá a presidencia.
b) Un director ou directora dun centro público
do ámbito de actuación da comisión de escolari-
zación, nomeado por proposta da xunta provincial
de directores.
c) Un ou unha titular de centros concertados do
ámbito de actuación da comisión de escolarización,
nomeado por proposta das organizacións de titulares
en función da súa representatividade. No caso de
que non haxa centros concertados na zona, acumu-
larase este posto a un segundo representante dun
centro público.
d) Un representante do concello comprendido no
ámbito de actuación da comisión de escolarización.
e) Dous representantes das nais ou pais dos alum-
nos dos centros do ámbito de actuación da comisión
de escolarización, un deles dun centro público e
outro dun centro privado concertado, nomeados por
proposta das federacións e asociacións respectivas.
No caso de que non haxa centros concertados na
zona, acumularase este representante a un centro
público.
f) Dous representantes do profesorado, un deles
dun centro público por proposta da xunta de persoal
docente e outro por proposta das organizacións sin-
dicais con representación no ensino concertado. No
caso de que non haxa centros concertados na zona,
acumularase este representante a un centro público.
g) Unha funcionaria ou un funcionario designado
ou designada polo delegado provincial, e que actuará
como secretaria ou secretario, con voz e sen voto.
2. O delegado ou delegada provincial da conse-
llería competente en materia de educación nomeará
libremente, de acordo cos criterios e proporcións
establecidas nos puntos anteriores, os membros das
comisións de escolarización cando non se formule
ningunha proposta polo sector correspondente, pro-
curando unha representación equilibrada de ambos
sexos entre os membros que deba elixir da comisión
de escolarización.
Artigo 31º.-Funcións das comisións de escola-
rización.
1. As comisións de escolarización terán as seguin-
tes funcións:
a) Informarlle, segundo o procedemento que se
estableza, aos pais, nais ou titores legais do alum-
nado e a este sobre os centros docentes públicos
e privados concertados e sobre as prazas dispoñibles
neles.
4.154 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
54 L Venres, 16 de marzo de 2007
b) Distribuír entre os diferentes centros o alum-
nado con necesidades educativas específicas.
c) Establecer actuacións para verificar que cada
solicitante presentou unha única instancia e, se é
o caso, dar cumprimento ao previsto no artigo 7º.5
deste decreto.
d) Supervisar o proceso de admisión de alumnado
e o cumprimento das normas que o regulan pro-
poñendo, se é o caso, aos delegados ou delegadas
provinciais da consellería competente en materia de
educación, a adopción das medidas que consideren
adecuadas. Para o cumprimento desta función, o pre-
sidente da comisión poderá solicitar informe do ins-
pector do centro.
e) Distribuír aqueles alumnos ou alumnas que non
obteñan posto escolar no centro solicitado en pri-
meiro lugar entre os centros que conten con prazas
vacantes, tendo en conta, cando sexa posible, as
preferencias dos representantes legais do alumnado
e os criterios de admisión establecidos neste decreto,
garantindo a escolarización de todo o alumnado.
f) Adoptar as medidas necesarias para a escola-
rización das solicitudes efectuadas fóra de prazo.
g) Calquera outra que estableza a consellería com-
petente en materia de educación, en relación coa
aplicación das normas sobre admisión de alumnado
en centros sostidos con fondos públicos.
2. As comisións de escolarización poderán recibir
dos centros educativos, dos concellos ou das uni-
dades competentes das delegación provinciais, toda
a documentación que coiden necesaria para o exer-
cicio das súas funcións.
3. Nas ensinanzas de formación profesional espe-
cífica e ensinanzas artísticas poderá establecerse
unha comisión de escolarización de ámbito auto-
nómico, coa composición e funcións que determine
a consellería competente en materia de educación.
4. Iniciado o curso académico, os titulares das
delegacións provinciais da consellería competente
en materia de educación determinarán a data en
que as comisións de escolarización se disolven, asu-
mindo as súas funcións a inspección educativa.
TÍTULO VII
Reclamacións e recursos
Artigo 32º.-Reclamacións e recursos.
1. Os acordos e decisións sobre a admisión do
alumnado realizados polo consello escolar dos cen-
tros públicos, así como as decisións das comisións
de escolarización, poderán ser obxecto de reclama-
ción, perante o mesmo órgano, no prazo de cinco
días hábiles. Estes órganos deberán resolver as recla-
macións no prazo de cinco días hábiles.
2. As resolucións das reclamacións poderán ser
obxecto de recurso de alzada perante o delegado
ou delegada provincial da consellería competente
en materia de educación, no prazo dun mes.
3. Os acordos e decisións que sobre admisión de
alumnado adopten os titulares dos centros privados
concertados poderán ser obxecto de reclamación
polos interesados, perante os propios titulares dos
centros, no prazo de cinco días hábiles. O titular
deberá resolver as reclamacións no prazo de cinco
días. Contra as resolucións destas reclamacións
poderá presentarse denuncia ante os titulares das
delegacións provinciais da consellería competente
en materia de educación, por incumprimento das
normas que regulan a admisión de alumnado. A reso-
lución dos titulares das delegacións provinciais
porán fin á vía administrativa.
4. De conformidade co establecido no artigo 116
da Lei 30/1992, do 26 de novembro, de réxime xurí-
dico das administracións públicas e do procedemen-
to administrativo común, o recurso de alzada dirixido
ao delegado ou delegada provincial da consellería
competente en materia de educación, poderán inter-
poñerse perante o órgano que ditou o acto que se
impugna ou perante o órgano competente para resol-
ver. As denuncias contras as resolucións dos titulares
dos centros privados concertados presentaranse sem-
pre perante o delegado ou delegada provincial.
Se o recurso se presentase perante o órgano que
ditou o acto impugnado, este deberá remitilo ao com-
petente no prazo de dez días, co seu informe e cunha
copia completa e ordenada do expediente.
5. As resolucións da comisión de escolarización
autonómica prevista no artigo 31º.3 deste decreto
serán impugnables mediante recurso de alzada,
perante a Dirección Xeral de Formación Profesional
e Ensinanzas Especiais.
Artigo 33º.-Incumprimentos.
1. O incumprimento das normas sobre admisión
do alumnado polos centros docentes públicos dará
lugar á apertura do correspondente procedemento
administrativo, para efectos de determinar as posi-
bles responsabilidades en que se puidese ter incorri-
do.
2. O incumprimento das normas sobre admisión
de alumnado polos centros privados concertados é
causa de incumprimento grave do concerto por parte
do titular do centro e poderá dar lugar ás sancións
previstas no artigo 62, puntos 5 e 6 da Lei orgá-
nica 8/1985, do 3 de xullo, reguladora do dereito
á educación.
Disposicións adicionais
Primeira.-Proceso de admisión telemática e infor-
matización do proceso de admisión nos ciclos for-
mativos de formación profesional.
A consellería competente en materia de educación
poderá establecer procedementos telemáticos no pro-
ceso de admisión do alumnado e poderá establecer
a informatización do proceso de admisión do alum-
nado de ciclos formativos de grao medio e de grao
superior da formación profesional específica respec-
tando o establecido na Lei orgánica 15/1999, do
N
o
54 L Venres, 16 de marzo de 2007 DIARIO OFICIAL DE GALICIA 4.155
13 de decembro, de protección de datos de carácter
persoal e sen prexuízo das competencias que este
decreto lles atribúe aos diferentes órganos de gober-
no no proceso de admisión.
Segunda.-Admisión do alumnado en residencias
escolares e escolas fogar.
Para a determinación dos postos escolares vacantes
do centro ou centros docentes en cuxas áreas de
influencia quede comprendido o domicilio dunha
residencia escolar ou dunha escola fogar, a con-
sellería competente en materia de educación esta-
blecerá un número de postos vacantes nestes centros
suficiente para garantir a escolarización neles do
alumnado residente.
Terceira.-Alumnado estranxeiro.
O establecido neste decreto en relación coa esco-
larización será aplicable ao alumnado estranxeiro
nos termos establecidos na Lei orgánica 4/2000, do
11 de xaneiro, sobre dereitos e liberdades dos
estranxeiros en España e a súa integración social,
modificada pola Lei orgánica 8/2000, do 22 de
decembro, e na normativa que as desenvolva.
Cuarta.-Cambios de centro derivados de actos de
violencia.
Os delegados ou delegadas provinciais da con-
sellería competente en materia de educación ase-
gurarán a escolarización inmediata das alumnas ou
alumnos que se vexan afectados por cambios de cen-
tro derivados de actos de violencia de xénero ou
acoso escolar. Igualmente, facilitarán que os centros
educativos presten especial atención a este alum-
nado.
Quinta.-Escolarización do alumnado con necesi-
dades educativas específicas.
A consellería competente en materia de educación
poderá determinaros centros en que polas súas carac-
terísticas, dotacións e recursos o alumnado con
determinadas necesidades educativas específicas
terá unha escolarización preferente.
Sexta.-Escolarización nos centros que impartan
parte das materias en linguas estranxeiras.
Este decreto será de aplicación nos centros auto-
rizados a impartir parte das materias do currículo
en linguas estranxeiras.
Sétima.-Escolarización por traslado dos pais, nais
ou titores legais.
Os delegados ou delegadas provinciais da con-
sellería competente en materia de educación ase-
gurarán a escolarización do alumnado que, unha vez
iniciado o curso académico, se ven afectados polo
traslado a diferente localidade dos seus pais, nais
ou titores legais respectando, sempre que sexa posi-
ble, o dereito de elección de centro dos pais.
Oitava.-Admisión do alumnado nos centros espe-
cíficos de educación de adultos.
Este decreto será de aplicación nos centros que
imparten as ensinanzas de adultos, sen prexuízo do
que se estableza ao respecto na súa normativa
específica.
Novena.-Admisión do alumnado nos centros que
imparten ensinanzas de réxime especial.
A admisión do alumnado nos centros que imparten
ensinanzas de réxime especial rexerase pola súa nor-
mativa específica.
Décima.-Confidencialidade da información.
Todas as informacións a que se refiren os artigos 11
e 12 só poderán ser utilizadas para os fins previstos
neste decreto. As persoas que teñan acceso ás men-
cionadas informacións terán o deber de sixilo e
confidencialidade.
Décimo primeira.-Centros privados non concer-
tados.
De acordo co disposto no artigo 25 da Lei orgánica
reguladora do dereito á educación, os centros docen-
tes privados non concertados disporán de autonomía
para establecer os criterios e determinar o proceso
de admisión do alumnado neles, sen prexuízo do
establecido no artigo 2º.4 deste decreto.
Disposición derrogatoria
Á entrada en vigor deste decreto quedan derro-
gadas as seguintes disposicións:
1. Decreto 87/1995, do 16 de marzo, polo que
se regula a admisión dos alumnos nos centros sos-
tidos con fondos públicos de educación infantil, de
educación primaria e de educación secundaria.
2. Orde do 24 de abril de 2000 pola que se regula
o procedemento para a admisión dos alumnos en
bacharelato e ciclos formativos de formación pro-
fesional específica de grao medio, en centros sostidos
con fondos públicos.
3. Orde do 16 de marzo de 2001 pola que se regula
o procedemento para a admisión dos alumnos en
educación infantil, primaria e secundaria obrigatoria
en centros sostidos con fondos públicos.
4. Orde do 12 de abril de 2002 pola que se regula
a admisión do alumnado nos ciclos formativos de
grao superior de formación profesional específica
en centros docentes sostidos con fondos públicos.
5. Todas as normas de igual ou inferior rango que
se opoñan ao establecido neste decreto.
Disposicións derradeiras
Primeira.-Habilitación á consellería competente
en materia de educación.
Autorízase a conselleira de Educación e Ordena-
ción Universitaria para ditar as disposicións nece-
sarias para a aplicación e o desenvolvemento do
establecido neste decreto.
4.156 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
54 L Venres, 16 de marzo de 2007
Segunda.-Entrada en vigor.
Este decreto entrará en vigor o día seguinte ao
da súa publicación no Diario Oficial de Galicia.
Santiago de Compostela, quince de marzo de dous
mil sete.
Emilio Pérez Touriño
Presidente
Laura Sánchez Piñón
Conselleira de Educación e Ordenación Universitaria
II. AUTORIDADES E PERSOAL
c) SUBSTITUCIÓNS:
PRESIDENCIA
Decreto 31/2007, do 8 de marzo, polo que
se lle encarga o despacho de asuntos da
Consellería de Traballo, durante a ausencia
do seu titular, ao conselleiro de Presidencia,
Administracións Públicas e Xustiza.
Con motivo da ausencia do conselleiro de Traballo
é necesario prover a súa substitución.
Polo tanto, en uso das atribucións que me confire
o artigo 26.7º da Lei 1/1983, do 22 de febreiro, regu-
ladora da Xunta e do seu presidente,
DISPOÑO:
Artigo único.-Durante a ausencia do conselleiro
de Traballo, encárgaselle o despacho de asuntos da
citada consellería, desde o día 17 de marzo ata a
súa incorporación, ao titular da Consellería de Pre-
sidencia, Administracións Públicas e Xustiza.
Santiago de Compostela, oito de marzo de dous
mil sete.
Emilio Pérez Touriño
Presidente
Decreto 32/2007, do 15 de marzo, polo que
se lle encarga o despacho de asuntos da
Presidencia, durante a ausencia do seu titu-
lar, ao vicepresidente da Igualdade de do
Benestar.
Con motivo da viaxe do presidente da Xunta de
Galicia ao Brasil, é necesario prover a substitución
durante o tempo da súa ausencia.
Polo tanto, en uso das atribucións que me confire
o artigo 26.7º da Lei 1/1983, do 22 de febreiro, regu-
ladora da Xunta e do seu presidente,
DISPOÑO:
Artigo único.-Durante a ausencia do presidente
da Xunta de Galicia, con motivo da súa viaxe ao
Brasil, encárgaselle o despacho de asuntos da Pre-
sidencia, desde o día 16 de marzo ata o seu regreso,
ao vicepresidente da Igualdade e do Benestar.
Santiago de Compostela, quince de marzo de dous
mil sete.
Emilio Pérez Touriño
Presidente
III. OUTRAS DISPOSICIÓNS
VICEPRESIDENCIA DA IGUALDADE
E DO BENESTAR
Orde do 5 de marzo de 2007 pola que se
regulan as bases que rexerán as subvencións
dirixidas a concellos e mancomunidades de
municipios para o fomento e a realización
de actividades de voluntariado e se procede
á súa convocatoria para o ano 2007.
No Decreto 517/2005, do 6 de outubro, establécese
a estrutura orgánica da Vicepresidencia da Igual-
dade e do Benestar. No seu artigo 6 número 2.2º b)
establécese que lle corresponde á Dirección Xeral
de Xuventude e Solidariedade, a xestión e coordi-
nación das actuacións da Secretaría Xeral do Benes-
tar en materia de voluntariado, así como a elabo-
ración e o seguimento do Plan Galego de Fomento
e Promoción da Acción Voluntaria e a xestión do
sistema de Rexistro Autonómico das Entidades de
Acción Voluntaria. Tamén será a súa función o
desenvolvemento das actuacións de promoción,
investigación, asistencia e formación en materia de
voluntariado e todas aquelas segundo o disposto na
Lei 3/2000, do 22 de decembro, do voluntariado
de Galicia.
A Vicepresidencia da Igualdade e do Benestar con-
sidera, polo tanto, de máximo interese colaborar na
promoción de actividades no ámbito do voluntariado,
actuacións que necesariamente deberán influír no
desenvolvemento comunitario.
Esta convocatoria tramítase de acordo co disposto
no artigo 78 do Decreto lexislativo 1/1999, do 7
de outubro, polo que se aproba o texto refundido
da Lei de réxime financeiro e orzamentario de Gali-
cia, modificado pola Lei 14/2004, do 29 de decem-
bro, de medidas tributarias e de réxime adminis-
trativo, no Decreto 287/2000, do 21 de novembro,
polo que se desenvolve o réxime de axudas e sub-
vencións públicas da Comunidade Autónoma de
Galicia, na Lei 38/2003, do 17 de novembro, xeral
de subvencións e no establecido na Lei 14/2006,
do 28 de decembro, de orzamentos xerais da Comu-
nidade Autónoma de Galicia para o ano 2007.
Na súa virtude e no uso das atribucións que me
foron concedidas
DISPOÑO:
Artigo 1º.-Obxecto.
1) A presente orde ten por obxecto establecer as
bases reguladoras polas cales se rexerán as sub-
N
o
55 L Luns, 19 de marzo de 2007 DIARIO OFICIAL DE GALICIA 4.275
I. DISPOSICIÓNS XERAIS
CONSELLERÍA DE EDUCACIÓN
E ORDENACIÓN UNIVERSITARIA
Orde do 17 de marzo de 2007 pola que
se regula o procedemento para a admisión
do alumnado no segundo ciclo de edu-
cación infantil, educación primaria, edu-
cación secundaria obrigatoria e bacha-
relato en centros docentes sostidos con
fondos públicos.
O Decreto 30/2007, do 15 de marzo, polo que se
regula a admisión do alumnado en centros docentes
sostidos con fondos públicos que imparten as ensi-
nanzas reguladas na Lei orgánica 2/2006, do 3 de
maio, de educación, establece os criterios de admisión
do alumnado nos devanditos centros, garantindo o
dereito á educación, o acceso en condicións de igual-
dade e a liberdade de elección de centro por pais,
nais e titores legais.
Todo o alumnado será admitido nos centros docentes
sostidos con fondos públicos sen máis limitacións cás
derivadas dos requisitos de idade e, se é o caso, dos
requisitos académicos exixidos polo ordenamento xurí-
dico para o nivel educativo e curso ao que se pretende
acceder. Só no suposto dos centros onde non existan
prazas suficientes para atender todas as solicitudes
se aplicarán os criterios de admisión regulados no
artigo 16 do Decreto 30/2007, do 15 de marzo, garan-
tindo unha adecuada e equilibrada escolarización do
alumnado con necesidade específica de apoio edu-
cativo.
Resulta necesario regular o procedemento de admi-
sión do alumnado nos centros sostidos con fondos
públicos.
Na súa virtude, no uso das facultades conferidas
na disposición derradeira primeira do Decreto
30/2007, do 15 de marzo, esta Consellería de Edu-
cación e Ordenación Universitaria
DISPÓN:
Capítulo I
Disposicións xerais
Artigo 1º.-Obxecto.
A presente orde ten por obxecto desenvolver o pro-
cedemento de admisión do alumnado nos centros
docentes sostidos con fondos públicos, a excepción
dos universitarios, de conformidade co establecido no
Decreto 30/2007, do 15 de marzo, polo que se regula
a admisión do alumnado en centros docentes sostidos
con fondos públicos que imparten as ensinanzas regu-
ladas na Lei orgánica 2/2006, do 3 de maio, de
educación.
Artigo 2º.-Ámbito de aplicación.
1. A presente orde será de aplicación en todos os
centros docentes públicos e privados concertados que
impartan algunha das seguintes ensinanzas: segundo
ciclo de educación infantil, educación primaria, edu-
cación secundaria obrigatoria e bacharelato.
2. Non están incluídos no ámbito de aplicación da
presente orde os procedementos de admisión do alum-
nado nas ensinanzas de formación profesional de grao
medio e superior e nas de réxime especial.
Artigo 3º.-Principios xerais.
1. Todo o alumnado ten dereito a unha praza escolar
que lle garanta a educación obrigatoria e gratuíta.
O alumnado ten dereito, así mesmo, a un posto gratuíto
no segundo ciclo da educación infantil.
2. Os pais, nais ou titores legais dos alumnos e
alumnas e, se é o caso, estes cando sexan maiores
de idade, teñen dereito a elixir centro docente de
entre a oferta de centros sostidos con fondos públicos.
Cando o número de postos escolares ofertados nun
centro sostido con fondos públicos sexa inferior ao
número de solicitantes, a admisión rexerase polos cri-
terios establecidos na presente orde.
3. Na admisión do alumnado integrarase activamente
a dimensión da igualdade de oportunidades entre
mulleres e homes, e en ningún caso haberá discri-
minación na admisión do alumnado por razón de nace-
mento, raza, sexo, relixión, opinión ou calquera outra
condición ou circunstancia persoal ou social, nin pode-
rá exixirse a formulación de declaracións que poidan
afectar a intimidade, crenzas ou convicións destes.
4. Para garantir a posibilidade de escolarizar todo
o alumnado sen discriminación por motivos socioe-
conómicos, en ningún caso, poderán os centros públi-
cos ou privados concertados percibir cantidades das
familias por recibir as ensinanzas de carácter gratuíto,
impoñer ás familias a obriga de facer achegas a fun-
dacións ou asociacións nin establecer servizos obri-
gatorios, asociados ás ensinanzas, que requiran achega
económica por parte das familias do alumnado. No
marco do disposto no artigo 51 da Lei orgánica 8/1985,
do 3 de xullo, reguladora do dereito á educación,
quedan excluídas desta categoría as actividades
extraescolares, as complementarias e os servizos esco-
lares, que, en todo caso, terán carácter voluntario e
non discriminatorio.
Artigo 4º.-Áreas de influencia.
1. Os titulares das delegacións provinciais da Con-
sellería de Educación e Ordenación Universitaria deli-
mitarán, oídos os consellos escolares municipais, a
xunta provincial de directores e unha representación
dos titulares dos centros privados concertados, e logo
de informe da inspección educativa, as áreas de
influencia dos centros co obxecto de aplicar a pun-
tuación que corresponda por proximidade do domi-
cilio.
2. De non estar constituído o consello escolar muni-
cipal, oírase ao concello ou concellos afectados.
3. Para determinar a área de influencia de cada
centro terase en conta a súa capacidade e a poboación
que hai que escolarizar do seu contorno, tendo en
conta á hora de fixalas que se lles poida ofrecer aos
solicitantes polo menos un centro público e, sempre
que sexa posible, un centro privado concertado.
INICIO
4.276 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
55 L Luns, 19 de marzo de 2007
4. Ademais do previsto no parágrafo anterior, para
determinar a área de influencia de cada centro deberá
terse en conta que os centros públicos adscritos a
outros centros públicos, que impartan etapas diferen-
tes, se consideran un só centro para os efectos de
aplicación dos criterios de admisión do alumnado pre-
vistos na presente orde.
5. Os titulares das delegacións provinciais da Con-
sellería de Educación e Ordenación Universitaria deli-
mitarán, así mesmo, as áreas limítrofes ás de influen-
cia, para os efectos do disposto nos artigos 28 e 29
da presente orde.
6. Nos centros que impartan bacharelato, a deli-
mitación das áreas de influencia e limítrofes será rea-
lizada por cada unha das modalidades.
7. As áreas de influencia e limítrofes terán unha
vixencia de cinco anos prorrogables, sen prexuízo de
que se poida proceder á súa modificación en calquera
momento por variacións dos postos escolares ou da
poboación para escolarizar do contorno ou porque así
o aconselle a experiencia acadada na súa aplicación.
Artigo 5º.-Adscrición de centros docentes.
1. Para os efectos de escolarización de alumnos e
alumnas, sen necesidade de novo proceso de admisión,
os titulares das delegacións provinciais da Consellería
de Educación e Ordenación Universitaria, de acordo
coa planificación previamente realizada para atender
as necesidades de escolarización, oídos os consellos
escolares municipais, a xunta provincial de directores,
e logo do informe da inspección educativa, adscribirán
cada un dos centros públicos de educación infantil
a centros públicos nos que se imparta educación pri-
maria, e cada un dos centros públicos nos que se
imparta educación primaria a centros públicos nos
que se imparta educación secundaria obrigatoria.
2. A petición dos titulares dos centros privados con-
certados, os titulares das delegacións provinciais da
Consellería de Educación e Ordenación Universitaria
adscribirán os centros de educación infantil, educa-
ción primaria e educación secundaria obrigatoria a
centros privados concertados que pertenzan ao mesmo
titular, sempre que se encontren na mesma área de
influencia.
3. Se non mediase solicitude dos titulares ou o centro
concertado non tivera outro centro privado ao que
adscribirse conforme ao disposto no parágrafo anterior,
os titulares das delegacións provinciais da Consellería
de Educación e Ordenación Universitaria, oídos os
centros afectados, efectuarán unha adscrición a cen-
tros públicos ou privados concertados, de acordo co
procedemento previsto no punto 1 deste artigo.
4. Para os efectos de adscrición nos centros con-
certados, o número de prazas entenderase referido
á capacidade destes, recollida na correspondente auto-
rización administrativa dos centros, e ó número de
unidades concertadas coas que conten.
Artigo 6º.-Cambio de curso, ciclo, nivel ou etapa.
1. De conformidade co establecido nos artigos 5.1º
e 16.4º do Decreto 30/2007, do 15 de marzo, unha
vez admitido un alumno ou alumna nun centro docente
público ou privado concertado, queda garantida a súa
permanencia nel ata a finalización das ensinanzas sos-
tidas con fondos públicos que o centro estea autorizado
a impartir, sen prexuízo do que a normativa vixente
establece sobre requisitos académicos e de idade, de
permanencia na etapa e sobre dereitos e deberes do
alumnado, de tal xeito que o cambio de curso, ciclo,
nivel ou etapa non requirirá un novo procedemento
de admisión, agás que coincida cun cambio de centro.
2. Os pais, nais ou titores legais do alumnado ou
os alumnos e alumnas cando sexan maiores de idade
deberanlle remitir ao centro educativo, se é o caso,
unha copia da solicitude que formulen para ser admi-
tido noutro centro.
3. A admisión do alumnado nun novo centro impli-
cará a perda do dereito de permanencia establecido
no apartado 1 deste artigo.
4. O establecido no parágrafo 1 deste artigo non
será de aplicación para o alumnado que vaia cursar
ciclos formativos de grao medio ou de grao superior
de formación profesional ou ensinanzas de réxime
especial, que se rexerán pola súa normativa específica.
Artigo 7º.-Cambio dun centro a outro ao que se
estea adscrito.
1. De conformidade co prescrito no artigo 16.2º do
Decreto 30/2007, do 15 de marzo, nos procedementos
de admisión do alumnado en centros que impartan
educación primaria, educación secundaria obrigatoria
ou bacharelato, cando non existan prazas suficientes,
terán prioridade aqueles alumnos ou alumnas que pro-
cedan dos centros de educación infantil, educación
primaria ou educación secundaria obrigatoria, respec-
tivamente, que teñan adscritos.
2. Para os efectos de reserva de praza, os pais,
nais ou titores legais do alumnado presentarán o docu-
mento que se publica como anexo I á presente orde
no centro de adscrición no que pretenden continuar
estudos, do 1 ao 15 de febreiro de cada ano.
3. As direccións dos centros públicos e os titulares
dos centros privados concertados remitiranlle ao cen-
tro ao que están adscritos unha relación do alumnado
susceptible de matricularse nel para o vindeiro curso.
4. No suposto de que exista máis demanda que
oferta de postos escolares, as direccións dos centros
comunicaranlles aos interesados, a través do taboleiro
de anuncios do propio centro, que deberán presentar
a solicitude establecida no artigo 8 da presente orde,
xunto coa documentación xustificativa para a apli-
cación do baremo, no prazo establecido no artigo 9.
Capítulo II
Solicitude de admisión
Artigo 8º.-Solicitude de admisión.
1. As solicitudes axustaranse ao modelo oficial que
se publica como anexo II a esta orde.
2. Este impreso será facilitado gratuitamente nos
correspondentes centros docentes e poderá descar-
garse na páxina web da Consellería de Educación
N
o
55 L Luns, 19 de marzo de 2007 DIARIO OFICIAL DE GALICIA 4.277
e Ordenación Universitaria. Xunto coa solicitude os
interesados e interesadas presentarán a documenta-
ción acreditativa do requisito de idade e de estar en
disposición de reunir os requisitos académicos exixi-
dos en cada nivel educativo ou etapa.
3. Cada solicitante presentará unha única solicitude,
dirixida á dirección do centro, no caso dos centros
públicos, e ao titular, no caso dos concertados.
4. A solicitude presentarase no centro que se solicita
en primeiro lugar. Nela poderán relacionarse ata seis
centros, por orde de preferencia, que serán consi-
derados posteriormente, no caso de que o interesado
ou interesada non se admita no centro ao que vai
dirixida a solicitude.
5. Na mesma solicitude os pais, nais ou titores legais
deberán manifestar se desexan ou non utilizar o servizo
complementario de comedor.
6. Se o alumno ou alumna non obtivese praza no
centro solicitado en primeiro lugar, a dirección do
mesmo ou o titular, no caso dos centros privados con-
certados, remitiralle a solicitude, xunto coa corres-
pondente documentación, á comisión de escolariza-
ción, que procederá a escolarizar este alumnado de
acordo co que se dispón nesta orde.
7. Sen prexuízo do sinalado no apartado 4 deste
artigo, as delegacións provinciais da Consellería de
Educación e Ordenación Universitaria poderán dis-
poñer que, en determinadas localidades, as solicitudes
se presenten nun único centro ou dependencia.
8. Os interesados e interesadas, entregada a soli-
citude, terán dereito a que se lles expida unha copia
ou xustificante, con data e selo, que acredite a súa
petición.
Artigo 9º.-Prazo de solicitudes.
1. O prazo de presentación de solicitudes de admi-
sión será do 1 de marzo ao 31 de marzo de cada
ano, ambos os dous inclusive.
2. Cando o último día do prazo coincida con día
non lectivo prorrogarase automaticamente ata o día
inmediatamente seguinte que sexa lectivo.
Artigo 10º.-Solicitudes fóra de prazo.
1. As solicitudes presentadas fóra de prazo perderán
prioridade en relación coas presentadas no prazo esta-
blecido e serán remitidas polo centro educativo á comi-
sión de escolarización.
2. Os centros situados en ámbitos xeográficos sobre
os que non estenda a súa competencia unha comisión
de escolarización admitirán o alumnado que fixo a
solicitude fóra de prazo, sempre que dispoñan de pos-
tos escolares vacantes.
3. As solicitudes de admisión fóra de prazo poderán
presentarse directamente ante a comisión de esco-
larización ou, no seu defecto, ante o Servizo Provincial
da Inspección Educativa.
Artigo 11º.-Solicitude de admisión do alumnado con
necesidades educativas específicas.
1. Na solicitude os pais, nais ou titores legais debe-
rán manifestar se optan a unha praza para alumnado
con necesidades educativas específicas, achegando,
se for o caso, a documentación que acredite as cir-
cunstancias alegadas. No caso de alegar situación des-
favorecida como consecuencia de factores sociais, eco-
nómicos ou culturais, achegarán informe dos servizos
sociais oficiais competentes que acredite as circuns-
tancias alegadas.
2. Os centros remitirán copia das solicitudes de
praza para o alumnado con necesidades educativas
específicas de apoio educativo derivadas de disca-
pacidade física, psíquica ou sensorial, de sobredo-
tación intelectual, ou de trastornos graves da conduta
ao presidente da Comisión de Escolarización ou, no
seu defecto, ao titular da delegación provincial, no
prazo máximo de cinco días hábiles a partir do día
seguinte da súa presentación, xunto coa avaliación
psicopedagóxica inicial realizada no centro, para que
solicite informe do equipo de orientación específica.
3. Os centros remitirán, asemade, copia das soli-
citudes de praza para alumnado con necesidades espe-
cíficas de apoio educativo por encontrarse en situación
desfavorecida como consecuencia de factores sociais,
económicos ou culturais ao presidente da Comisión
de Escolarización ou, no seu defecto, ao titular da
Delegación Provincial, no prazo máximo de cinco días
hábiles a partir do día seguinte ao da súa presentación,
xunto coa avaliación psicopedagóxica inicial realizada
no centro, para que poida solicitar informe do equipo
de orientación específica.
4. A comisión de escolarización ou, no seu defecto,
o titular da delegación provincial da Consellería de
Educación e Ordenación Universitaria remitirá aos
centros educativos, antes da celebración das reunións
dos consellos escolares para decidir sobre a admisión
do alumnado, as solicitudes ás que se refire este artigo
co informe vinculante de se procede ou non a súa
escolarización con cargo á reserva de prazas prevista
no artigo 15.2º desta orde.
Artigo 12º.-Ineficacia da solicitude.
1. Será ineficaz a solicitude presentada nos casos
seguintes:
a) Cando se presente máis dunha solicitude para
unhas mesmas ensinanzas no mesmo centro ou en
centros diferentes.
b) Cando se comprobe a falsidade ou uso fraudulento
da documentación achegada polo interesado ou inte-
resada.
2. Nestes supostos non se terá en conta a solicitude
ou solicitudes presentadas, realizándose a escolari-
zación pola Comisión de Escolarización ou, no seu
defecto, polo Servizo Provincial de Inspección Edu-
cativa.
Artigo 13º.-Presentación de documentación acredi-
tativa dos criterios alegados.
1. Naqueles centros e para as ensinanzas nas que
exista máis demanda que oferta de postos escolares,
as direccións dos centros abrirán un prazo do 1 de
abril ao 20 de abril, ambos os dous inclusive, para
que os pais, nais ou titores legais do alumnado pre-
4.278 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
55 L Luns, 19 de marzo de 2007
senten a documentación xustificativa dos méritos por
eles alegados para a aplicación dos criterios de admi-
sión do alumnado, junto cunha copia del anexo II
presentado anteriormente.
2. A presentación dos xustificantes dos criterios de
baremación ten carácter voluntario. A non presen-
tación dalgún deles suporá a renuncia explícita a ser
baremado no criterio correspondente.
3. O consello escolar dos centros docentes públicos
e o titular no caso dos centros privados concertados
poderán requirir de forma motivada dos solicitantes
documentación complementaria á establecida nesta
orde, para a xustificación das situacións e circuns-
tancias alegadas. No caso de que a devandita docu-
mentación non sexa achegada no prazo de dez días,
entenderase que se renuncia á puntuación prevista
no punto correspondente do baremo.
Artigo 14º.-Información ao alumnado e aos pais,
nais ou titores legais.
1. Os centros docentes farán público o seu proxecto
educativo e facilitaranlles ao alumnado e aos pais,
nais ou titores legais canta información favoreza unha
maior participación da comunidade educativa. Así
mesmo, informarán dos recursos específicos ou espe-
ciais e dos servizos complementarios de que dispoñan.
2. Os titulares dos centros privados concertados
informarán, ademais, do seu carácter propio no caso
de que o tivesen definido, de acordo co artigo 115
da Lei orgánica 2/2006, do 3 de maio, de educación.
A matriculación do alumnado nun centro público ou
privado concertado suporá respectar o seu proxecto
educativo, sen prexuízo dos dereitos recoñecidos ao
alumnado e ás súas familias nas leis e no establecido
no punto 3 do artigo 84 da Lei orgánica de educación.
Así mesmo, informarán, se é o caso, do réxime de
financiamento con fondos públicos das ensinanzas
concertadas, así como das actividades extraescolares
e actividades complementarias, servizos complemen-
tarios e outros servizos de carácter voluntario e non
lucrativo que ofrecen, coa indicación estimativa do
prezo e da correspondente aprobación nos casos que
sexa preceptiva.
3. Todos os centros docentes sostidos con fondos
públicos facilitaranlles aos pais, nais ou titores legais
que o soliciten e exporán no seu taboleiro de anuncios
e en todos os sistemas de información pública de
que dispoñan, durante o proceso de admisión do alum-
nado, polo menos a seguinte información:
a) Normativa reguladora da admisión de alumnado
en centros docentes sostidos con fondos públicos.
b) Oferta de postos escolares en cada un dos cursos
das ensinanzas sostidas con fondos públicos para o
curso académico ao que se refire o proceso de
admisión.
c) Área de influencia de cada unha das ensinanzas
e da adscrición do centro, se existe, a outro ou outros
centros.
d) Centros que ten adscritos.
e) Prazo de presentación de solicitudes.
f) Prazo de presentación da documentación xusti-
ficativa dos criterios de baremación alegados.
g) Servizos complementarios que ofrece o centro
e normativa reguladora deles.
h) Calendario que inclúa a data de publicación das
listaxes do alumnado admitido e os prazos para pre-
sentación de reclamación e, se é o caso, recursos.
i) Prazo para a formalización da matrícula.
k) Nota informativa na que se recorde que só se
pode presentar unha única solicitude no centro no
que se solicita praza en primeiro lugar e a ineficacia
de todas as solicitudes no caso de incumprimento desta
norma.
Artigo 15º.-Postos escolares vacantes.
1. Os titulares das delegacións provinciais da Con-
sellería de Educación e Ordenación Universitaria, por
proposta das direccións dos centros públicos e dos
titulares dos centros privados concertados, determi-
narán o número de postos escolares vacantes en cada
centro, de acordo coa planificación previamente ela-
borada e a capacidade deste, así como co establecido
no seu réxime de autorización e o número de unidades
concertadas no caso dos centros privados concertados.
2. De acordo co establecido nos apartados 5 e 6
do artigo 26 do Decreto 30/2007, do 15 de marzo,
as direccións dos centros públicos e os titulares dos
centros privados concertados, porán á disposición das
comisións de escolarización ou, no seu defecto, do
Servizo Provincial da Inspección, tres postos escolares
por unidade para a escolarización do alumnado con
necesidade específica de apoio educativo, que serán
asignados conforme se establece nesta orde.
3. Para a determinación dos postos escolares vacan-
tes do centro ou centros docentes en cuxas áreas de
influencia quede comprendido o domicilio dunha
Residencia Escolar ou dunha Escola Fogar, a Con-
sellería de Educación e Ordenación Universitaria esta-
blecerá un número de postos vacantes nos devanditos
centros, suficientes para garantir a escolarización nos
mesmos do alumnado residente.
Artigo 16º.-Número de alumnos por unidade escolar.
Os números de alumnos e alumnas por unidade esco-
lar que se utilizarán para a estimación de vacantes
en cada un dos niveis son as que se subliñan a
continuación:
a) Segundo ciclo de educación infantil e educación
primaria: 25 alumnos por unidade. Non obstante, os
titulares das delegacións provinciais da Consellería
de Educación e Ordenación Universitaria poderán
aplicar un número de 20 alumnos por grupo, sempre
que se garanta a atención á demanda no centro e
non se supere o número de alumnos que poidan ser
escolarizados na educación primaria nese centro.
N
o
55 L Luns, 19 de marzo de 2007 DIARIO OFICIAL DE GALICIA 4.279
b) Educación secundaria obrigatoria: 30 alumnos
por grupo.
c) Bacharelato: 33 alumnos por grupo.
Capítulo III
Admisión do alumnado
Artigo 17º.-Acceso por primeira vez a un centro.
1. O procedemento de admisión que se regula neste
capítulo aplicarase a aqueles alumnos e alumnas que
accedan por primeira vez aos centros docentes públi-
cos ou privados concertados para cursar ensinanzas
correspondentes á educación infantil, á educación pri-
maria, á educación secundaria obrigatoria e ao
bacharelato.
2. De conformidade co previsto no punto 5º do artigo
84 da Lei orgánica 2/2006, do 3 de maio, de edu-
cación, nos centros públicos que ofrezan varias etapas
educativas o procedemento inicial de admisión rea-
lizarase ao comezo da que corresponda á menor idade.
3. De acordo co establecido no punto 8º do artigo
84 da Lei orgánica 2/2006, do 3 de maio, de edu-
cación, nos centros privados concertados, que impar-
tan varias etapas educativas, o procedemento inicial
de admisión realizarase ao comezo da oferta do curso
que sexa obxecto de concerto e que corresponda á
menor idade.
Artigo 18º.-Criterios xerais de prioridade para a
admisión do alumnado.
1. Naqueles centros sostidos con fondos públicos
onde houbese suficientes prazas dispoñibles para aten-
der todas as solicitudes, serán admitidos todos os
alumnos e alumnas que cumpran os requisitos de idade
e, se é o caso, os académicos exixidos polo orde-
namento xurídico vixente, para o nivel educativo e
curso ao que se pretende acceder.
2. Neste caso, o centro educativo comunicará á
correspondente comisión de escolarización ou, no seu
defecto, á delegación provincial da Consellería de
Educación e Ordenación Universitaria, o número de
prazas adxudicadas e, se é o caso, as vacantes resul-
tantes en cada curso.
3. Nos procedementos de admisión do alumnado,
cando non existan prazas suficientes, terá prioridade
o alumnado que proceda dos centros que teñan ads-
critos, conforme prevé o artigo 7.1º desta orde.
4. Naqueles centros sostidos con fondos públicos
onde non existan prazas suficientes para atender todas
as solicitudes, e adxudicadas, se é o caso, as prazas
que proceda en aplicación do establecido no parágrafo
anterior, o proceso de admisión será rexida polos
seguintes criterios prioritarios:
a) Existencia de irmáns matriculados no centro ou
pais, nais ou titores legais que traballen neste.
b) Proximidade do domicilio familiar ou do lugar
de traballo do pai, nai ou titor que teña a custodia
legalmente atribuída, ou dos alumnos ou alumnas
maiores de idade ou menores emancipados.
c) Rendas anuais da unidade familiar.
d) Concorrencia de discapacidade no alumno ou
alumna, ou no seu pai, nai, titor legal ou nalgún irmán.
e) A condición de familia numerosa.
f) Ademais, para as ensinanzas do bacharelato terase
en conta o expediente académico do alumno ou
alumna.
5. De conformidade co artigo 17.4º do Decreto
30/2007, do 15 de marzo, os centros públicos adscritos
a outros centros públicos, que impartan etapas dife-
rentes, consideraranse centros únicos para os efectos
de aplicación dos criterios de admisión establecidos
no parágrafo anterior.
6. Os titulares das delegacións provinciais da Con-
sellería de Educación e Ordenación Universitaria esta-
blecerán os centros nos que se imparte educación
secundaria nos que terá prioridade para ser admitido
o alumnado que siga programas deportivos de alto
rendemento ou que curse simultaneamente ensinanzas
de música ou danza e ensinanzas de educación
secundaria.
Artigo 19º.-Definición e acreditación de irmáns
matriculados no centro.
1. Para a consideración de irmáns matriculados no
centro, só se terán en conta os que vaian continuar
escolarizados no mesmo durante o curso escolar para
o que se solicita a admisión.
2. No caso de centros docentes privados concertados
será necesario, ademais, que estes teñan subscrito
concerto para o nivel educativo no que cursará estudos
o irmán ou os irmáns matriculados.
3. Para os efectos do previsto nesta orde, terán a
consideración de irmáns os supostos seguintes:
a) As persoas sometidas a tutela ou acollemento
familiar permanente ou preadoptivo legalmente cons-
tituído dentro da mesma unidade familiar.
b) Os fillos das familias formadas por pais ou nais
separados ou divorciados, aínda que non sexan fillos
comúns.
4. Así mesmo, nos casos de irmáns que naceran
dun parto múltiple, se lles outorgará a cada un deles
a puntuación que se establece no artigo 26.a) da pre-
sente orde, sempre que todos solicitarán o mesmo
centro e obtiveran a máxima puntuación pola proxi-
midade do domicilio.
5. A acreditación de irmáns no centro farase median-
te copia completa do libro ou libros de familia e cer-
tificación da dirección do centro.
Artigo 20º.-Definición e acreditación de pais, nais
ou titores legais que traballen no centro.
1. Para a consideración de pais, nais ou titores legais
que traballen no centro, teranse en conta aqueles que
no prazo de solicitude de admisión teñan unha relación
laboral ou funcionarial neste e que esta vaia continuar
durante o curso escolar para o que se solicita a
admisión.
4.280 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
55 L Luns, 19 de marzo de 2007
2. A condición de traballador do propio centro acre-
ditarase, no caso de centros adscritos, nos supostos
centros públicos, mediante certificación da dirección
do propio centro e, no caso de centros privados con-
certados, mediante certificación do titular do centro
visada pola inspección educativa, cando se trate de
persoal docente. No suposto de persoal non docente
dos centros privados a condición de traballador acre-
ditarase mediante certificación da dirección do centro
e unha copia do contrato de traballo.
Artigo 21º.-Definición e acreditación do domicilio
familiar e do lugar de traballo.
1. O solicitante poderá demandar que se teña en
conta o domicilio familiar ou o lugar de traballo, non
sendo acumulables as puntuacións polos dous crite-
rios. A opción que se realice será única para todos
os centros demandados na solicitude de admisión.
2. O domicilio ou lugar de traballo do propio alumno,
se procede, será considerado por instancia do soli-
citante no caso de admisión a ensinanzas do bacha-
relato.
3. Considérase como domicilio familiar o habitual
de residencia do pai, nai ou titores legais do alumnado
ou, se é o caso, o dos alumnos e alumnas maiores
de idade ou menores emancipados se viven en domi-
cilios distintos dos daqueles e excepcionalmente o
daqueles familiares cos que o menor efectivamente
conviva sempre que esa convivencia real se probe
mediante certificación específica expedida, para tales
efectos, polo concello. Cando o pai, nai ou titores
legais vivan en domicilios diferentes, considerarase
como domicilio familiar o daquel que teña a garda
e custodia legalmente atribuída por sentenza firme,
por convenio regulador ou por acollemento familiar
preadoptivo.
4. O domicilio familiar acreditarase mediante cer-
tificado do Padrón municipal. Os directores dos cen-
tros docentes públicos ou os titulares dos centros pri-
vados concertados solicitarán, ao día seguinte do rema-
te do prazo de presentación de documentos, á dele-
gación provincial correspondente que verifique que
os datos de identificación fiscal, emitidos pola Axencia
Estatal Tributaria no ano no que se solicita praza
escolar, coinciden cos aportados no certificado do
Padrón municipal. Para tal fin, de conformidade co
establecido no apartado 10º do artigo 84 da Lei orgá-
nica 2/2006, do 3 de maio, de educación, e nos artigos
95.1º, epígrafe k) e 95.2º da Lei 58/2003, do 17
de decembro, xeral tributaria, na solicitude de ins-
crición os pais, nais ou titores legais autorizarán expre-
samente a utilización da información de carácter tri-
butario que se precisa para a acreditación do domicilio
fiscal, que será subministrada á Consellería de Edu-
cación e Ordenación Universitaria pola Axencia Esta-
tal de Administración Tributaria, a través de medios
informáticos ou telemáticos.
Polo tanto, aquelas persoas interesadas que non pre-
senten a autorización expresa para que a Axencia Esta-
tal de Administración Tributaria subministre a infor-
mación, a que se refire o punto anterior á Consellería
de Educación e Ordenación Universitaria, terán cero
puntos neste criterio de admisión.
De non coincidir os domicilios familiar e fiscal, os
interesados deberán presentar a seguinte documen-
tación complementaria: copia autenticada do título que
lexitime a ocupación da vivenda declarada como domi-
cilio familiar (escritura de compravenda ou doazón,
contrato de aluguer) e contrato de alta de recibos
actualizados de subministracións (auga, luz, gas) a
nome do solicitante da praza.
5. De conformidade co establecido no artigo 84.2º
da Lei orgánica 2/2006, do 3 de maio, de educación,
o lugar de traballo do pai, da nai ou titores legais
poderá ser alegado para os efectos da determinación
da puntuación que proceda por proximidade do domi-
cilio. Así mesmo, os alumnos e alumnas maiores de
idade ou menores emancipados poderán optar, se é
o caso, porque se considere o domicilio do seu lugar
de traballo.
6. Cando se teña en conta o lugar de traballo, no
caso dos traballadores que realizan a súa actividade
por conta allea, a proximidade do lugar de traballo
ao centro acreditarase mediante a achega dun cer-
tificado expedido para o efecto polo titular da empresa
ou polo responsable de persoal desta e unha copia
do contrato laboral. No caso de traballadores por conta
propia, a proximidade do lugar de traballo ao centro
acreditarase mediante alta censal inicial perante a
Axencia Estatal Tributaria, con todas as posibles modi-
ficacións posteriores e alta na Tesourería Xeral no
Réxime da Seguridade Social correspondente.
Os funcionarios presentarán a certificación expedida
pola xefatura de persoal respectiva.
Artigo 22º.-Acreditación da renda da unidade
familiar.
1. De conformidade co establecido no punto 10 do
artigo 84 da Lei orgánica 2/2006, do 3 de maio, de
educación e nos artigos 95.1º, epígrafe k e 95.2º da
Lei 58/2003, do 17 de decembro, xeral tributaria,
na solicitude de admisión os pais, nais ou titores legais
autorizarán expresamente a utilización da información
de carácter tributario que se precisa para a acredi-
tación da renda anual da unidade familiar, que será
subministrada directamente á Consellería de Educa-
ción e Ordenación Universitaria pola Axencia Estatal
de Administración Tributaria, a través de medios infor-
máticos ou telemáticos, no marco de colaboración
entre ambas. A dita información será a que corres-
ponda ao exercicio fiscal anterior en dous anos ao
ano natural no que se presenta a solicitude.
Polo tanto, aquelas persoas interesadas que non pre-
senten a autorización expresa para que a Axencia Esta-
tal de Administración Tributaria subministre a infor-
mación, a que se refire o punto anterior, á Consellería
de Educación e Ordenación Universitaria terán cero
puntos neste criterio de admisión.
2. Para os efectos desta orde, considerase que a
unidade familiar está integrada polos cónxuxes non
separados legalmente e, se os houber, por:
a) Os fillos e fillas menores de idade, con excepción
dos que, co consentimento dos seus pais ou nais, vivan
independentemente.
N
o
55 L Luns, 19 de marzo de 2007 DIARIO OFICIAL DE GALICIA 4.281
b) Os fillos e fillas maiores de idade incapacitados.
3. Nos casos de nulidade, separación ou divorcio
entendérase por unidade familiar a formada polo pai
ou nai e todos os fillos que residan habitualmente
cun ou outro, que reúnan os requisitos subliñados
no parágrafo anterior. Nos casos de custodia com-
partida, entenderase como unidade da renda familiar
á unidade correspondente co domicilio familiar.
4. Tanto que se optase por unha tributación conxunta
como por unha tributación individual, a autorización
concederase por ambos os dous cónxuxes. Nos casos
de separación legal, nulidade, divorcio ou cando non
existise vínculo matrimonial, a autorización concede-
raa o que teña a garda e custodia. Achegase, ademais,
copia da sentenza de separación, nulidade ou divorcio,
ou o libro de familia que acredite a inexistencia de
vínculo matrimonial.
5. Para a valoración da renda da unidade familiar,
os interesados deberán facer constar na solicitude a
suma da base liquidable de todos os declarantes da
unidade familiar, unha vez reducidos os seguintes
mínimos: mínimo persoal e familiar, mínimo do con-
tribuínte, mínimo por descendentes, mínimo por
ascendentes e mínimo por discapacidade.
6. No caso de que a Axencia Estatal de Adminis-
tración Tributaria non dispoña de datos da declaración
da renda das persoas físicas dos suxeitos integrantes
da unidade familiar, estes deberán achegar certifi-
cación de haberes, ou calquera outro documento de
cada un deles, correspondente ao exercicio fiscal ao
que se refire o punto 1 deste artigo, que permita aplicar
o baremo que se establece nesta orde.
7. A información á que se refire este artigo só poderá
ser utilizada para a finalidade prevista nesta orde.
As persoas que teñan acceso á mencionada infor-
mación, en razón do proceso de admisión que teñen
a obriga de realizar, terán o mesmo deber de sixilo
que os funcionarios e funcionarias da Administración
tributaria.
Artigo 23º.-Acreditación de discapacidade.
Para os efectos desta orde puntuaranse as disca-
pacidades en grao igual ou superior ao 33 por 100.
No suposto de que se alegue unha discapacidade igual
ou superior ao 33 por cento, do alumno ou alumna,
ou da súa nai, pai ou titores legais ou algún dos seus
irmáns, esta deberá acreditarse mediante a certifi-
cación do ditame emitido polo órgano competente da
Xunta de Galicia ou, se é o caso, doutras adminis-
tracións públicas.
Artigo 24º.-Acreditación da condición de familia
numerosa.
Esta circunstancia acreditarase mediante fotocopia
compulsada do título oficial de familia numerosa que
deberá estar en vigor ou da solicitude de recoñece-
mento ou renovación do referido título oficial debendo,
neste último caso, achegar este ou a súa renovación
con anterioridade á resolución do procedemento de
admisión do alumnado.
Artigo 25º.-Acreditación do expediente académico.
No suposto de admisión nas ensinanzas do bacha-
relato, a nota do expediente académico irá referida
ao terceiro curso da educación secundaria obrigatoria
ou, se é o caso, da titulación que se alegue para
o ingreso, e acreditarase mediante unha certificación
académica persoal.
Artigo 26º.-Valoración da existencia de irmáns no
centro.
a) Por un irmán matriculado no centro: 5 puntos.
b) Polo segundo e seguintes irmáns matriculados
no centro: 2 puntos por cada un.
Artigo 27º.-Valoración por ser traballador do propio
centro.
A valoración por ser traballador do propio centro
será de cinco puntos e non será acumulable no suposto
de que ambos os dous pais, ou titores legais traballen
no mesmo centro.
Artigo 28º.-Valoración da proximidade do domicilio
familiar ao centro.
A valoración da proximidade do domicilio familiar
dos alumnos ou alumnas ao centro, realizarase apli-
cando o seguinte baremo:
a) Se o domicilio familiar se encontra na área de
influencia do centro: 5 puntos.
b) Se o domicilio familiar se encontra nas áreas
limítrofes á área de influencia do centro: 2 puntos.
c) Se o domicilio familiar se encontra noutras áreas:
0 puntos.
Artigo 29º.-Valoración da proximidade do lugar de
traballo.
A valoración da proximidade do lugar de traballo
realizarase aplicando o seguinte baremo:
a) Lugar de traballo do pai, nai ou titor legal, situado
dentro da área de influencia do centro: 3 puntos.
b) Lugar de traballo do pai, nai ou titor legal, situado
nas áreas limítrofes á área de influencia do centro:
1 punto.
c) Lugar de traballo do pai, nai ou titor legal, situado
noutras áreas: 0 puntos.
Artigo 30º.-Valoración da renda anual da unidade
familiar.
Na valoración da renda anual da unidade familiar
terase en conta as especificidades que para o seu
cálculo se aplican ás familias numerosas.
a) Ingresos iguais ou inferiores ao indicador público
de renda de efectos múltiples: 3 puntos.
b) Ingresos superiores ao indicador público de renda
de efectos múltiples e inferiores ao duplo do devandito
indicador: 2 puntos.
4.282 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
55 L Luns, 19 de marzo de 2007
c) Ingresos superiores ao duplo do indicador público
de renda de efectos múltiples e inferiores ao triplo
de dito indicador: 1 punto.
d) Ingresos iguais ou superiores ao triplo do indi-
cador público de renda de efectos múltiples: 0 puntos.
Artigo 31º.-Valoración da discapacidade.
A valoración da discapacidade á que fai referencia
o artigo 23º da presente orde, realízase aplicando o
seguinte baremo:
a) Por discapacidade do alumno ou alumna: 3
puntos.
b) Por discapacidade da nai, pai, ou titor legal:
2 puntos por cada un deles.
c) Por discapacidade nalgún dos irmáns do alumno
ou alumna: 1 punto por cada un deles.
Artigo 32º.-Valoración da pertenza a familia nume-
rosa.
Por pertencer a familia numerosa outorgarase 1
punto.
Artigo 33º.-Valoración do expediente académico.
Para o acceso ás ensinanzas do bacharelato, o expe-
diente académico na titulación alegada para o ingreso
terá a seguinte valoración:
a) Nota media de sobresaliente: 1 punto.
b) Nota media de notable: 0,50 puntos.
c) Por nota media de ben: 0,25 puntos.
Artigo 34º.-Puntuación total e criterios de desem-
pate.
1. A puntuación total que obteñan os alumnos e
alumnas, aplicando os baremos establecidos nos arti-
gos precedentes, decidirá a orde de admisión.
2. No caso de empate na puntuación final, apli-
caranse sucesivamente os seguintes criterios de
desempate:
a) Maior puntuación no punto de ter irmáns matri-
culados no centro.
b) Ter ao pai, nai ou titor legal traballando no centro.
c) Maior puntuación no punto de proximidade do
domicilio familiar ou laboral.
d) Maior puntuación no punto de discapacidade.
e) Maior puntuación no punto de renda da unidade
familiar.
f) No caso de bacharelato, maior puntuación no expe-
diente académico.
g) Ter a condición da familia numerosa.
3. Se unha vez aplicados estes criterios se mantén
o empate, este resolverase aplicando o resultado dun
sorteo público, que se realizará anualmente na Con-
sellería de Educación e Ordenación Universitaria, o
día 1 de marzo ou, de non ser lectivo, o día lectivo
inmediatamente seguinte, ás doce horas.
No sorteo extraeranse dúas letras de prioridade do
primeiro e segundo apelido. Terán preferencia aqueles
alumnos e alumnas que inicien o seu apelido polas
dúas letras resultantes nos sorteo continuando na ter-
ceira letra pola orde alfabética. No caso de igualdade
no primeiro apelido desempatarase pola prioridade
no segundo, en función das letras resultantes no sorteo.
De non haber ningunha persoa cos apelidos das dúas
primeiras letras pasarase á segunda letra inmedia-
tamente seguinte.
Nos casos de irmáns que nacesen dun parto múltiple
garantirase que todos eles son escolarizados no mesmo
centro incrementando para tal fin, se fose necesario,
o número de alumnos por unidade establecido no artigo
16º desta orde.
Artigo 35º.-Resolución provisional de admitidos e
non admitidos.
1. Realizada a baremación de acordo co establecido
nos artigos anteriores, procederase a publicar no tabo-
leiro de anuncios de cada centro a relación nominal
de todo o alumnado admitido e non admitido por curso,
mediante listaxes ordenadas por orde de puntuación,
nas que deberá constar a puntuación asignada a cada
alumno polos distintos criterios establecidos no bare-
mo, así como a puntuación total obtida.
2. Estas listaxes, que deberán publicarse con ante-
rioridade ao 30 de abril, terán un carácter provisional
e poderán ser obxecto de reclamación ante o consello
escolar do centro público ou titular do centro privado
concertado no prazo de cinco días hábiles.
3. As reclamacións resolveranse no prazo de cinco
días hábiles.
Artigo 36º.-Resolución definitiva de admitidos e non
admitidos.
Unha vez resoltas as reclamacións presentadas
publicaranse as listaxes definitivas de alumnado admi-
tido e non admitido, ordenadas por puntuación, no
taboleiro de anuncios dos centros.
Artigo 37º.-Adxudicación de vacantes pola comisión
de escolarización ou polos titulares das delegacións
provinciais da Consellería de Educación e Ordenación
Universitaria.
1. As direccións dos centros públicos e os titulares
dos centros privados concertados remitirán á comisión
de escolarización e, no seu defecto, aos titulares das
delegacións provinciais da Consellería de Educación
e Ordenación Universitaria, no prazo das corenta e
oito horas seguintes a exposición da listaxe definitiva
de admitidos, a seguinte documentación:
a) Copia das listaxes definitivas de admitidos.
b) Número de postos escolares non cubertos, deta-
llados por cursos e niveis.
c) Listaxe do alumnado que non resultou admitido
no centro, xunto coa documentación presentada.
2. Recibida a documentación anterior nas comisións
de escolarización ou, no seu defecto, nas delegacións
provinciais, ábrese o proceso de adxudicación das pra-
zas vacantes, respecto das solicitudes que non resul-
N
o
55 L Luns, 19 de marzo de 2007 DIARIO OFICIAL DE GALICIA 4.283
taron admitidas nos centros demandados en primeiro
lugar.
3. No caso de producirse vacantes nalgún centro
docente con posterioridade á data da resolución defi-
nitiva, estás serán comunicadas á comisión de esco-
larización que as ofertará aos solicitantes que, por
puntuación, lles corresponderían. En calquera caso,
esta asignación de vacantes deberá producirse con
anterioridade ao inicio do prazo de matrícula.
4. As prazas que xurdan con posterioridade ao inicio
do prazo de matrícula serán comunicadas á comisión
de escolarización ou, no seu defecto, aos titulares das
delegacións provinciais da Consellería de Educación
e Ordenación Universitaria que procederán, se é o
caso, a súa adxudicación.
Artigo 38º.- Servizos complementarios
O alumnado que solicite e obteña praza nun centro
distinto ao que lle corresponda, segundo a distribución
das áreas de influencia establecida polos titulares das
delegacións provinciais da Consellería de Educación
e Ordenación Universitaria, non terán dereito a ningún
dos servizos complementarios establecidos con carác-
ter gratuíto e sufragados pola Consellería de Educación
e Ordenación Universitaria.
Capítulo IV
Escolarización do alumnado con necesidades espe-
cíficas de apoio educativo
Artigo 39º.- Escolarización do alumnado con nece-
sidades específicas de apoio educativo nos centros
ordinarios.
1. Os consellos escolares dos centros públicos e
os titulares dos centros privados concertados adxu-
dicarán as prazas reservadas no artigo 15.2º desta
orde a aqueles alumnos ou alumnas co informe vin-
culante ao que fai referencia o artigo 11.3º.
De existir máis solicitudes que prazas reservadas
adxudicaranse estas aos peticionarios con maior pun-
tuación. As restantes concorrerán en igualdade de con-
dicións con todas as demais, sen prexuízo da limitación
prevista no parágrafo 5º deste artigo.
2. As direccións dos centros públicos e os titulares
dos centros privados concertados comunicarán ás
comisións de escolarización ou, no seu defecto, aos
titulares das delegacións provinciais da Consellería
de Educación e Ordenación Universitaria as solici-
tudes de alumnado con necesidade específica de apoio
educativo que non resultasen admitidas na resolución
definitiva a que fai referencia o artigo 36 desta orde,
e, se é o caso, as prazas vacantes reservadas a este
alumnado.
3. As comisións de escolarización ou, no seu defecto,
os titulares das delegacións provinciais da Consellería
de Educación e Ordenación Universitaria procederán
a distribuír este alumnado con necesidades específicas
de apoio educativo, non admitido na resolución defi-
nitiva entre os centros públicos e privados concertados
da localidade que teñan vacantes reservadas para este
alumnado, de acordo cos seguintes criterios:
a) A elección de centro formulada pola familia.
b) Existencia de irmáns no centro.
c) Dispoñibilidade de prazas nos centros da área
de influencia, por non ter cuberta a reserva destinada
ao alumnado con necesidades educativas específicas
de apoio educativo.
d) Garantía dunha adecuada e equilibrada esco-
larización do alumnado.
4. Os titulares das delegacións provinciais da Con-
sellería de Educación e Ordenación Universitaria
poderán determinar centros en que polas súas carac-
terísticas, dotación e recursos o alumnado con nece-
sidades educativas específicas terá unha escolariza-
ción preferente. En particular, no relativo ao alumnado
con necesidades educativas especiais asociadas a dis-
capacidade psíquica, motórica ou sensorial, os titu-
lares das delegacións provinciais da Consellería de
Educación e Ordenación Universitaria poderán adop-
tar medidas que permitan a súa escolarización en cen-
tros ordinarios dotados de medios físicos, técnicos e
profesionais adecuados.
5. Con carácter xeral, o número de alumnos e alum-
nas con necesidades educativas específicas a que se
refire o artigo 11º.1 desta orde en cada un dos centros
públicos e privados concertados non será superior a
3 por unidade, agás nos centros de escolarización
preferente.
Artigo 40º.-Admisión en unidades ou centros de edu-
cación especial.
A escolarización do alumnado con necesidades edu-
cativas especiais en unidades ou centros de educación
especial, que poderá estenderse ata os vinte e un
anos, só se levará a cabo cando as súas necesidades
non poidan ser atendidas no marco das medidas de
atención á diversidade nos centros ordinarios.
Capítulo V
Órganos competentes para resolver os procesos de
admisión
Artigo 41º.-Consellos escolares e titulares dos cen-
tros privados concertados.
1. Nos centros públicos o órgano competente para
decidir sobre a admisión do alumnado é o consello
escolar do centro, con suxeición a esta orde e ás nor-
mas que o desenvolvan.
2. Nos centros privados concertados, os seus titulares
serán os responsables do cumprimento estrito das nor-
mas xerais sobre a admisión de alumnos. O consello
escolar do centro participará no proceso de admisión
de alumnado, garantindo a suxeición ás normas sobre
este.
Artigo 42º.-Comisións de escolarización
1. Os titulares das delegacións provinciais da Con-
sellería de Educación e Ordenación Universitaria
poderán constituír comisións de escolarización de
ámbito municipal, coa finalidade de garantir e super-
visar o cumprimento das normas sobre admisión de
alumnado e o exercicio dos dereitos recoñecidos nesta
4.284 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
55 L Luns, 19 de marzo de 2007
orde, así como adoptar as medidas oportunas para
a adecuada escolarización de todos os alumnos e
alumnas.
2. As comisión de escolarización constituiranse, en
todo caso, cando a demanda de prazas dalgún centro
educativo do seu ámbito de actuación supere a oferta.
Artigo 43º.-Composición das comisións de esco-
larización.
1. Cada comisión de escolarización estará consti-
tuída polos seguintes membros, nomeados polo titular
do delegación provincial da Consellería de Educación
e Ordenación Universitaria:
a) Un inspector ou inspectora de educación que
exercerá a presidencia.
b) Un director ou directora dun centro público do
ámbito de actuación da comisión de escolarización,
nomeado por proposta da xunta provincial de direc-
tores.
c) Un ou unha titular de centros concertados do
ámbito de actuación da comisión de escolarización,
nomeado por proposta das organizacións de titulares
en función da súa representatividade. No caso de que
non haxa centros concertados na zona, acumularase
este posto a un segundo representante dun centro
público.
d) Un representante do concello comprendido no
ámbito de actuación da comisión de escolarización.
e) Dous representantes das nais ou pais dos alumnos
dos centros do ámbito de actuación da comisión de
escolarización, un deles dun centro público e outro
dun centro privado concertado, nomeados por proposta
das federacións e asociacións respectivas. No caso
de que non haxa centros concertados na zona, acu-
mularase este representante a un centro público.
f) Dous representantes do profesorado, un deles dun
centro público por proposta da xunta de persoal docen-
te e outro por proposta das organizacións sindicais
con representación no ensino concertado. No caso de
que non haxa centros concertados na zona, acumu-
larase este representante a un centro público.
g) Unha funcionaria ou un funcionario designado
ou designada polo delegado provincial, e que actuará
como secretaria ou secretario, con voz e sen voto.
2. Os titulares da delegación provincial da Con-
sellería de Educación e Ordenación Universitaria
nomearán libremente, de acordo cos criterios e pro-
porcións establecidas nos puntos anteriores, os mem-
bros da comisións de escolarización cando non formule
ningunha proposta o sector correspondente, procuran-
do unha representación equilibrada de ambos os sexos
entre os membros que deba elixir da comisión de
escolarización.
Artigo 44º.-Funcións das comisións de escolari-
zación.
1. As comisións de escolarización terán as seguintes
funcións:
a) Informar, segundo o procedemento que se esta-
bleza, os pais, nais ou titores legais do alumnado e
a este sobre os centros docentes públicos e privados
concertados e sobre as prazas dispoñibles neles.
b) Distribuír entre os diferentes centros ao alumnado
con necesidades educativas específicas de apoio
educativo
c) Establecer actuacións para verificar que cada
solicitante presentou unha única instancia e, se é o
caso, dar cumprimento ao previsto no artigo 12º desta
orde.
d) Supervisar o proceso de admisión de alumnado
e o cumprimento das normas que o regulan propo-
ñendo, se é o caso, aos titulares das delegacións pro-
vinciais da Consellería de Educación e Ordenación
Universitaria, a adopción das medidas que consideren
adecuadas. Para o cumprimento desta función, o pre-
sidente da comisión poderá solicitar informe do ins-
pector do centro.
e) Distribuír aqueles alumnos ou alumnas que non
obteñan posto escolar no centro solicitado en primeiro
lugar entre os centros que conten con prazas vacantes,
tendo en conta, cando sexa posible, as preferencias
dos representantes legais do alumnado e os criterios
de admisión establecidos nesta orde, garantindo a
escolarización de todo o alumnado.
f) Adoptar as medidas necesarias para a escola-
rización das solicitudes efectuadas fóra de prazo.
g) Calquera outra que estableza a Consellería de
Educación e Ordenación Universitaria, en relación coa
aplicación das normas sobre admisión de alumnado
en centros sostidos con fondos públicos.
2. As comisións de escolarización poderán recibir
dos centros educativos, dos concellos ou das unidades
competentes das delegacións provinciais, toda a docu-
mentación que coiden necesaria para o exercicio das
súas funcións.
3. Iniciado o curso académico, os titulares das dele-
gacións provinciais da Consellería de Educación e
Ordenación Universitaria determinarán a data en que
as comisións de escolarización se disolven, asumindo
as súas funcións a inspección educativa.
Capítulo VI
Procedemento de admisión nas comisións de esco-
larización
Artigo 45º.-Procedemento nas comisión de escola-
rización ou nas delegacións provinciais da Consellería
de Educación e Ordenación Universitaria.
1. A comisión de escolarización ou, no seu defecto,
o servizo provincial de inspección asignará praza a
aqueles alumnos e alumnas que non obteñan posto
escolar no centro solicitado en primeiro lugar nos cen-
tros onde teñan vacantes, tendo en conta, cando sexa
posible, as preferencias dos pais, nais ou titores legais
explicitadas na solicitude e a puntuación obtida por
aplicación do baremo.
N
o
55 L Luns, 19 de marzo de 2007 DIARIO OFICIAL DE GALICIA 4.285
2. As solicitudes de praza que resultasen ineficaces
por incorrer nalgún dos supostos previstos no artigo
12 desta orde e as presentadas fóra de prazo serán
atendidas ao rematar o proceso regulado no parágrafo
anterior, téndose en conta as súas preferencias só no
caso das vacantes dispoñibles.
3. As adxudicacións realizadas pola comisión de
escolarización ou polo servizo provincial de inspección
exporanse nos taboleiros de anuncios dos centros nos
que se obtivo praza e das delegacións provinciais da
Consellería de Educación e Ordenación Universitaria.
Artigo 46º.-Solicitudes fóra do proceso de admisión.
1. Son solicitudes fóra do proceso de admisión as
presentadas con posterioridade á publicación das
adxudicación de vacantes previstas no artigo anterior.
2. Os servizos provinciais de inspección adxudicarán
praza a estas solicitudes, seguindo a orde de entrada
delas e en función das prazas vacantes dispoñibles
despois dos prazos de matrícula establecidos nesta
orde.
3. As delegacións provinciais da Consellería de Edu-
cación e Ordenación Universitaria adoptarán, se é o
caso, as medidas necesarias para garantir a escola-
rización do alumnado de ensinanza obrigatoria.
Artigo 47º.-Cambios de centro derivados de actos
de violencia ou acoso escolar.
Os titulares das delegacións provinciais da Con-
sellería de Educación e Ordenación Universitaria ase-
gurarán a escolarización inmediata das alumnas ou
alumnos que se vexan afectados por cambios de centro
derivados de actos de violencia de xénero ou acoso
escolar. Igualmente, facilitarán que os centros edu-
cativos presten especial atención a este alumnado.
Artigo 48º.- Escolarización por traslado dos pais,
nais ou titores legais.
Os titulares das delegacións provinciais da Con-
sellería de Educación e Ordenación Universitaria ase-
gurarán a escolarización do alumnado que, unha vez
iniciado o curso académico, se vexa afectado polo
traslado a diferente localidade dos seus pais, nais
ou titores legais respectando, sempre que haxa vacan-
tes, o dereito de elección de centro dos pais.
Artigo 49º.-Alumnado de incorporación tardía ao
sistema educativo.
De conformidade co disposto no artigo 16.6º do
Decreto 30/2007, do 15 de marzo, correspóndelle á
Consellería de Educación e Ordenación Universitaria
favorecer a incorporación ao sistema educativo do
alumnado que, por proceder doutros países ou por
calquera outro motivo, se incorpore de forma tardía
ao sistema educativo español. Para tal fin, a Con-
sellería de Educación e Ordenación Universitaria
poderá autorizar un incremento de ata un dez por
cento do número máximo de alumnos e alumnas por
unidade nos centros públicos e privados concertados
dunha mesma área e escolarización para atender as
necesidades inmediatas de escolarización que se
produzan.
Capítulo VII
Recursos e denuncias
Artigo 50º.-Recursos contra as decisións dos con-
sellos escolares dos centros públicos, das comisións
de escolarización e do servizo provincial de ins-
pección.
As resolucións definitivas na admisión do alumnado
ditadas polos consellos escolares dos centros públicos,
as comisións de escolarización e os servizos provin-
ciais de inspección poderán ser obxecto de recurso
de alzada ante o titular da delegación provincial da
Consellería de Educación e Ordenación Universitaria,
no prazo dun mes contado desde o día seguinte ao
da súa publicación.
Artigo 51º.-Denuncia contra decisión dos titulares
dos centros privados concertados.
No caso dos centros privados concertados, os acordos
definitivos sobre admisión de alumnado que adopten
os titulares poderán ser obxecto de denuncia polos
interesados no prazo dun mes perante o titular da
delegación provincial da Consellería de Educación
e Ordenación Universitaria, cuxa resolución porá fin
á vía administrativa.
Contra as resolucións das reclamacións por parte
dos titulares dos centros privados concertados poderá
presentarse denuncia ante os titulares das delegacións
provinciais da Consellería de Educación e Ordenación
Universitaria, por incumprimento das normas que
regulan a admisión do alumnado. A resolución dos
titulares das delegacións provinciais porá fin á vía
administrativa.
Capítulo VIII
Matrícula do alumnado
Artigo 52º.-Formalización da matrícula.
1. O alumnado admitido en cada centro educativo
mediante calquera dos procesos descritos nos artigos
anteriores desta orde formalizará a súa matrícula nel.
2. Os prazos de formalización de matrícula serán
os seguintes:
a) Do 20 ao 30 de xuño para o alumnado de edu-
cación infantil e primaria.
b) Do 25 de xuño ao 10 de xullo para o alumnado
de educación secundaria obrigatoria e bacharelato.
c) Prazo extraordinario do 1 ao 10 de setembro para
o alumnado de educación secundaria obrigatoria e
bacharelato.
3. Se finalizado o prazo de matrícula, non se for-
malizase esta, decaerá o dereito á praza obtida.
4. O alumnado de educación secundaria obrigatoria
admitido en centros distintos ao de adscrición deberán
solicitar do centro de primaria un certificado en que
conste a superación desa etapa educativa para os efec-
tos de formalizar a matrícula.
5. A dirección dos centros en que se imparte edu-
cación secundaria solicitará ás direccións dos colexios
de educación infantil e primaria ou primaria a docu-
4.286 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
55 L Luns, 19 de marzo de 2007
mentación correspondente ao alumnado que forma-
lizou a matrícula no centro que dirixe. Mentres tanto,
toda a documentación quedará depositada no colexio
de educación infantil e primaria ou primaria.
Artigo 53º.-Comunicación de vacantes posteriores
á formalización da matrícula.
Transcorridos os prazos de matrícula, as direccións
dos centros públicos e os e as titulares dos centros
privados concertados comunicarán á delegación pro-
vincial da Consellería de Educación e Ordenación
Universitaria o número de prazas escolares vacantes
especificando curso e nivel educativo. Así mesmo,
comunicaranse todas as vacantes que se produzan ao
longo do curso académico.
Artigo 54º.-Anulación de matrícula.
1. As direccións dos centros docentes, por petición
razoada do alumnado ou, se é menor de idade, dos
seus pais, nais ou titores legais, antes de finalizar
o mes de abril de cada curso, cando as causas alegadas
imposibiliten a asistencia do alumno ou alumna a cla-
se, poderán deixar sen efecto a súa matrícula no
bacharelato.
2. Neste caso, a matrícula non será computada para
os efectos do número máximo de anos de permanencia
no bacharelato.
Artigo 55º.-Alumnado estranxeiro.
O establecido nesta orde en relación coa escola-
rización será aplicable ao alumnado estranxeiro nos
termos establecidos na Lei orgánica 4/2000, do 11
de xaneiro, sobre dereitos e liberdades dos estranxei-
ros en España e a súa integración social, modificada
pola Lei orgánica 8/2000, do 22 de decembro, e na
normativa que as desenvolva.
Artigo 56º.-Escolarización en centros que impartan
parte das materias en linguas estranxeiras.
Os criterios de admisión establecidos nesta orde
serán de aplicación nos centros autorizados a impartir
parte das materias do currículo en linguas estranxei-
ras.
Artigo 57º.-Datos de carácter persoal.
1. En relación cos datos de carácter persoal que
sexan tratados durante o proceso de admisión do alum-
nado previsto nesa orde, aplicarase o disposto na dis-
posición adicional 23ª da Lei orgánica 2/2006, do
3 de maio, de educación.
2. De maneira específica, as persoas que no desen-
volvemento do proceso de admisión do alumnado acce-
dan a datos de carácter persoal, deberán gardar sixilo
sobre eles. No caso contrario, procederase á apertura
do correspondente procedemento administrativo, para
os efectos de determinar as posibles responsabilidades
en que se puidese ter incorrido.
Artigo 58º.-Confidencialidade da información tri-
butaria.
Todas as informacións as que se refire esta orde
só poderán ser utilizadas para os fins previstos nela.
As persoas que teñan acceso ás mencionadas infor-
macións terán o deber de sixilo e confidencialidade.
Artigo 59º.-Incumprimento en centros públicos.
O incumprimento das normas sobre admisión de
alumnado polos centros docentes públicos, dará lugar
á apertura do correspondente procedemento adminis-
trativo, para os efectos de determinar as posibles res-
ponsabilidades en que se puidese ter incorrido.
Artigo 60º.-Incumprimento en centros privados
concertados.
O incumprimento das normas sobre admisión de
alumnado polos centros privados concertados é causa
de incumprimento grave do concerto por parte do titu-
lar do centro e poderá dar lugar ás sancións previstas
no artigo 62, punto 5º e 6º da Lei orgánica 8/1985,
do 3 de xullo, reguladora do dereito á educación.
Disposición adicional
Utilización de medios informáticos.
De conformidade co establecido na disposición adi-
cional primeira do Decreto 30/2007, do 15 de marzo,
a xestión dos procesos de admisión de alumnos poderá
realizarse a través de procedementos telemáticos,
seguindo as instrucións que, se é o caso, se diten
pola Consellería de Educación e Ordenación Uni-
versitaria.
Disposición transitoria
No procedemento de admisión de alumnos e alumnas
para o curso académico 2007-2008, os prazos pre-
vistos nesta orde serán os seguintes:
a) Reserva de praza no centro de adscrición: do
19 de marzo ao 30 de marzo.
b) Sorteo público previsto no artigo 34: 30 de marzo.
c) Publicación de vacantes: 10 de abril.
d) Presentación de solicitudes: do 10 ao 30 de abril.
e) Presentación de documentación acreditativa dos
criterios de admisión: do 2 de maio ao 18 de maio.
f) Publicación das listaxes provisionais de admitidos
e non admitidos: con anterioridade ao 31 de maio.
g) Os prazos de formalización de matrícula serán
os establecidos no artigo 52 desta orde.
Disposicións derradeiras
Primeira.-Esta orde entrará en vigor o mesmo día
da súa publicación no Diario Oficial de Galicia.
Segunda.-Autorízase a Dirección Xeral de Ordena-
ción e Innovación Educativa para ditar as disposicións
que sexan necesarias para a aplicación e desenvol-
vemento desta orde.
Santiago de Compostela, 17 de marzo de 2007.
Laura Sánchez Piñón
Conselleira de Educación e Ordenación
Universitaria
N
o
55 L Luns, 19 de marzo de 2007 DIARIO OFICIAL DE GALICIA 4.287
4.288 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
55 L Luns, 19 de marzo de 2007
N
o
55 L Luns, 19 de marzo de 2007 DIARIO OFICIAL DE GALICIA 4.289
4.290 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
55 L Luns, 19 de marzo de 2007
N
o
55 L Luns, 19 de marzo de 2007 DIARIO OFICIAL DE GALICIA 4.291
4.292 DIARIO OFICIAL DE GALICIA N
o
55 L Luns, 19 de marzo de 2007
BOE num. 131 Viernes 2 junio 1995 161B5
especial con el conjunto de centros y servicios ed uca-
tivos del sector en el que ə situados, con objeto
de que la ə acumulada por 105 profesionales
y los materiales existentes en ellospuedan ser conocidos
y utilizados para la atenci6n de los alumnos con ə
sidades especiales escolarizados en los centros ordina-
rios.
2. Los centros de educaci6n especial se iran con-
figurando ə como centros ə recursos
educativos abiertos a 105 ə de los centros
educativos del sector.
3. De acuerdo con el principio de normalizaci6n
escolar establecido en el punto 3 del artfculo 36 de
la Ley Organica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenaci6n
General del Sistema Educativo, la Administraci6n edu-
cativa promovera experiencias de escolarizaci6n com-
binada en centros ordinarios y centros de educaci6n
especial cuando las mismas se consideren adecuadas
para satisfacer las ə ı educativas especiales de
los alumnos que participen ə ellas.
Disposici6n adicional primera. Flexibilizaci6n del perfo-
do de escolarizaci6n.
EI Ministerio de Educaci6n y Ciencia, de acuerdo con
las Comunidades Aut6nomas que se encuentran en ə
pleno ə sus competencias, ə ə las con-
diciones y el procedimiento para flexibilizar, con caracter
excepcional. laduraci6n del perfodo de escolarizaci6n
obligatoria de 105 alumnos con necesidades educativas
especiales asociadas a condiciones personales de ə
dotaci6n intelectual. EI procedimiento que se establezca
contemplara en todo caso la audiencia previa a los alum-
nos implicados y a sus padres 0 tutores.
Disposici6n adicional segunda. Plantilla de los centros .
publicos.
En el plazo de un ano a partir de la entrada en vigor
del presente Real Decreto, el Ministerio de Educaci6n
y Ciencia establecera la plantilla de profesorado y otros
profesionales y la proporci6n de profesionales/alumnos
en 105 centros ptlblicos de educaci6n especial.
Disposici6n final primera. Desarro/lo yaplicaci6n.
Se autoriza al Ministro de Educaci6n y Ciencia para
desarrollar 10 dispuesto en el presente Real Decreto, asf
como para regular cuantas cuestiones se deriven de su
aplicaci6n.
Disposici6n final segunda. Actuaciones administrativas
complementarias.
1. En el plazo de un ano a partir de la entrada en
vigor de este Real Decreto, el Ministerio de Educaci6n
y Ciencia establecera los criterios y procedimientos para
efectuar la evaluaci6n pSicopedag6gica encomendada
a los equipos de orientaci6n educativa y psicopedag6-
gica y a los profesores de la especialidad de psicologfa
y pedagogfa de los departamentos de ı de
los centros de educaci6n secundaria.
2. En el mismo plazo, el Ministerio de Educaci6n
y Ciencia propondra un modelo de currfculo adaptado
a las caracterfsticas de los alumnos con necesidades
educativas especiales asociadas a deficiencia mental pro-
funda y retraso mental severo, plurideficiencias y tras-
tornos graves de la personalidad vinculados a psicosis
yautismo.
3. En el mismo plazo, el· Ministerio de Educaci6n
y Ciencia dictara las normas precisas para la adecuaci6n
del Reglamento Organico de las Escuelas de Educaci6n
Infantil y Colegios de Educaci6n Primaria a las carac-
teristicas de estos centros y establecera los requisitos
mfnimos que han de cumplir.
Disposici6n final tercera. Entrada en vigor.
EI presente Real becreto entrara en vigor el dfa
siguiente al de su publicaci6n en el «Boletfn Oficial del
ı ı
Dado en Madrrd a 28 de abril de 1995.
JUAN CARLOS R.
El Ministro de Educaci6n y Ciencia.
GUSTAVO SUAREZ PERTIERRA
13291 REAL DECRETO 732/1995. de 5 de mayo.
por el que se establecen los derechos y ə
res de los alumnos y las normas de con vi-
vencia en los centros.
En la educaci6n se ı ı y ejercitan los valores
que hacen posible la vida en sociedad y se adquieren
los Ə de convivencia y de respeto mutuo. Por ello,
la formaci6n en elrespeto de los derechos y libertades
fundamentales y en el ejercicio de la tolerancia y de
la libertad dentro de los principios democraticos de con-
vivencia es, de acuerdo con el articulo 1 de la Ley Orga-
nica 1/1990, de3 de octubre, de Ordenaci6n General
del SistemaEducativo, uno de 105 fines primordiales que
debe perseguir el sistema educativo.
A la consecuci6n de este fin deben contribuir no s610
los contenidos formativos transmitidos en cada una de
las etapas del sistema educativo, sino ə   muy
especialmente, el regimen de convivencia establecido
en el centro. Las normas de convivencia del centro, regu-
lando los derechos y deberes del alumno. deben propiciar
el clima de responsabilidad, de trabajo y esfuerzo, que
permita que todos los alumnos obtengan los mejores
resultados del proceso educativo y adquieran los habitos
y actitudes recogidos en la Ley Organica de Ordenaci6n
General del Sistema Educativo.
Desde esta concepci6n, es necesario que el alumno
perciba que las normas de convivencia no son ajenas
al centro, sino que han si do elaboradas y adoptadas
por el conjunto de la comunidad educativa. Por ello, en
la definici6n y aplicaci6n del ejercicio efectivo de los
derechos y deberes de los alumnos, es importante que
se potencie la autonomia del centro.
Es necesario, ademas, que 105 derechos reconocidos
a 105 alumnos en la Ley Organica 8/1985, de 3 de julio,
reguladora del Derecho a la Educaci6n, y que se desarro-
Ilan en el presente Real Decreto, impregnen la organi-
zaci6n del centro, de manera que, superando los limites
de la mera ı programatica, los alumnos pue-
dan percibir su incidencia en la vida cotidiana en el cen-
tro. Ello s610 es posible si. respetando 10 dispuesto en
las leyes, el Reglamento de ə interior del centro
desarrolla, concreta y adapta los derechos ı
a las especiales condiciones del centro. a su proyecto
educativo y a las necesidades propias de la edad y madu-
rez personal de sus alumnos.
Ambas necesidades lIavan, por consiguiente, a la con-
veniencia de dotar a los centros educativos de una gran
autonomia, tanto en ia delimitaci6n de sus normas de
convivencia como en el establecimiento de 105 meca-
nismos que permitan garantizar su cumplimiento. Esta
autonomia de organizaci6n debe, ademas, entenderse
de manera global, enlazada con una ampliaci6n de los
margenes de actuaci6n en otros campos: en la adap-
taci6n del currfculo. en la definici6n de la oferta educativa
y en la administraci6n de 105 recursos. EI desarrollo arm6-
INICIO
16186 Viernes 2 junio 1995 80E num. 131
nico de la autonomia .en estos ambitos. recogidos en
el Titulo iV de la Ley Organica de Ordenaei6n General
del Sistema Educativo. permitira alcanzar unos niveles
aceptables de calidad en la ensenanza.
EI deber mas importante de los alumnos es el de
aprovechar positivamente el puesto escolar que la socie-
dad pone a su disposici6n. Por elto. el interes por apren-
der y la asisteneia a clase. es deeir .. el deber del estudio
es la consecueneia del derecho fundamental a la edu-
caei6n.
Por otra parte. en la definici6n y exigeneia de los
deberes. es preciso tener en cuenta que el objetivo ı
que debe perseguirse es alcanzar. con la colaboraei6n
de todos los sectores de la comunidad educativa. un
marco de convivencia y autorresponsabilidad que haga
practicamente innecesaria la adopci6n de medidas dis-
ciplinarias. En todo caso. cuando estas resulten inevi-
tables. las correcciones deberan tener un caracter edu-
cativo y deberan contribuir al proceso general de for-
maci6n y recuperaei6n del alumno.
En la vida de los centros docentes actuan diferehtes
colectivos que se rigen por normas especif,cas; de entre
eltas. tiene espeeial ə desde el punto de vista
educativo la que se refiere a la actuaci6n de los alumnos.
regulada mediante el Real Decreto 1543/1988. Se ha
juzgado necesario por ello. y a la vista de estos principios
y de la experiencia en la aplicaci6n de dicha norma.
elaborar un nuevo Real Decreto que recoja los derechos
y deberes de los alumnos y. en general. que' ayude a
regular las normas de conviveneia de los centros. Se
pretende con el potenciar la autonomia de los centros
en la definiei6n de su regimen de conviveneia. ampliar
los derechos de los alumnos. suprimir aqueltas sanciones
que conlleven la perdida del derecho a la evaluaci6n
continua del alumno y establecer un regimen espeeial
para la correcei6n rapida de aquellas conductas que no
perjudiquen gravemente la convivencia en el centro.
inserta en el proceso de formaci6n del alumno.
En su virtud. apropuesta del Ministro de Educaei6n
y Cieheia. previo informe del Consejo Escolar del Estado.
de acuerdo con el Consejo de Estado y previa delibe-
raci6n del Consejo de Ministros en su reuni6n del dia 5
de mayo de 1995.
DISPONGO:
TITULO I
Disposiciones generales
Articulo 1.
Lo dispuesto en este Real Decreto sera de aplicaci6n.
en el ambito territorial de gesti6n del Ministerio de Edu-
caci6n y Ciencia. a losalumnos de los centros sostenidos
con fondos publicos que impartan alguna de las ense-
nanzas reguladas en la Ley Organica 1/1990. de 3 de
octubre. de Ordenaci6n General del Sistema Educativo.
Articulo 2.
Todos los alumnos tienen los mismos derechos y
deberes basicos sin mas distinciones que las derivadas
de su edad y de las ensenanzas que se encuentren
cursando.
Articulo 3.
EI ejercieio de los derechos y deberes de los alumnos
se realizara en el marco de los fines que a la actividad
educativa atribuye el articulo 2 de la Ley Organica
8/1985. de 3 de julio. reguladora del Derecho ala Edu-
caci6n. y los articulos 1 y 2de la Ley Organica 1/1990.
de 3 de octubre. de Ordenaci6n General del Sistema
Educativo.
Artfculo 4.
La Administrpei6n educativa y los 6rganos de gobier-
no de los centros docentes. en el ambito de sus res-
pectivas competeneias. velaran por elcorrecto ejereicio
de los derechos y deberes de los alumnos y garantizaran
su efectividad de acuerdo con el presente Real Decreto.
Articulo 5.
EI Consejo Escolar del centro es el6rgano competente
para la resoluci6n de los conflictos y la imposici6n de
sanciones en materia de disciplina de los alumnos.
de acuerdo con 10 establecido en los articulos 42 y 57
de la Ley Organica reguladora del Derecho a la Educaci6n
y en los respectivos Reglamentos organicos de los cen-
İ  
Articulo 6.
EI Consejo Escolar velara por el correcto ejercicio de
los derechos y deberes de los alumnos. Para facilitar
dicho cometido se constituira una Comisi6n de convi-
veneia. compuesta por profesores. padres y alumnos.
elegidos por el sector correspondiente. y que ı pre:
sidida por el Director. Las funciones principales de ı
Comisi6n seran las de resolver y mediar en los ı
planteados y canalizar las iniciativas de todos los sec-
tores de la comunidad educativa para mejorar la con-
vivencia. el respeto mutuo yla tolerancia en los centros
docentes. Todo elto a los efectos de garantizar una apli-
caci6n correcta de 10 dispuesto en este Real Decreto.
Articulo 7.
Los 6rganos de gobierno del centro. asi como la Comi-
si6n de conviveneia. adoptaran las medidas ı
necesarias para garantizar los derechos de los alumnos
y para impedir la comisi6n de hechos contrarios a las
normas de conviveneia del centro. Con este fin se poten-
eiara la comunicaei6n constante y directa con los padres
o representantes legales de los alumnos.
Articulo 8.
EI Consejo Escolar elaborara. siempre que 10 estime
oportuno y. en todo caso. una vez al ano. un informe
que ı parte de la memoria de final de curso sobre
el funcionamiento del centro. en el que se evaluaran
los resultados de la aplicaci6n de las normas de con-
viveneia. dando cuenta del ejercicio por los alumnos de
sus derechos y deberes. analizando los problemas detec-
tadoS' en su aplicaei6n efectivay proponiendo la adop-
ei6n de las medidas oportunas. La Inspecci6n tecnica
de Educaci6n examinara dicho informe y propondra al
centro o. en su caso. a las autoridades educativas las
medidas que considere convenientes. .
Articulo 9.

EI Reglamento de regimen interior aprobado por el
Consejo Escolar. que en los centros publicos forma parte
del proyecto educativo. contendra las normas de con-
vivencia del centro. asi como las otras normas sobre
organizaei6n y partieipaci6n en la vida del centro que
considere necesarias el Consejo Escolar. Dichas normas
de convivencia podran preeisar y concretar los derechos
y deberes de los alurnnos reconocidos en este Real
Decreto.
BOE ı 131 Viernes 2 junio ·1995 16187
TITULO ii
De 105 derech05 de 10S alumn05
ı 10.
1. Todos los miembros de la comunidad educativa
estan obligados al respeto de los derechos que se esta-
blecen en el presente Real Decreto.
2. EI ejercicio de sus derechos por parte de los alum-
nos implicara el reconocimiento y respeto de 108 dera-
chos de todos los miembros de la eomunidad edueativa.
ı 11.
1. Las alumnos tienen dereeho a recibir una for-
maei6n que asegure el pleno desarrollo de su perso-
nalidad.
2. La formaci6n a que se refiere el apartado anterior
se ajustara a los fines y principios eontenidos en los
ı 1 y 2 de la Ley Organica 1/1990, de 3 de
octubre, de Ordenaci6n General del Sistema Educativo.
3. EI pleno desarrollo de la personalidad del alumno
exige una jornada de trabajo escolar aeomodada a su
edad y una planificaci6n equilibrada de sus actividades
de estudio. . .
ı 12.
1. En el marco del Tftulo V de la Ley Organica de
Ordenaci6n General del Sistema ı sobre com-
pensaci6n de desigualdades en la edueaci6n, todos los
alumnos tienen derecho a las mismas oportunidades de
acceso a los distintos niveles de enseiianza. En los niveles
no obligatorios no ə mas limitaciones que las deri-
vadas de su aprovechamiento 0 de sus aptitudes para
el estudio.
2. La igualdad de oportunidades se promovera
mediante:
a) La no discriminaci6n por raz6n de nacimiento;
raza; sexo; capacidad econ6mica; nivel social; convic-
ciones polfticas, morales 0 religiosas, ı como por dis-
capacidades ffsicas, sensoriales y ı 0 cualquier
otra condici6n 0 circunstancia personal 0 social.
b) EI establecimiento de medidas compensatorias
que garanticen la igualdad real y efectiva de oportu-
nidades.
c) La realizaci6n de polfticas educativas de integra-
ci6n' y de educaci6n especial.
3. Los centros desarrollaran las ı ı que evi-
ten la discriminaci6n de los alumnos, pondran especial
atenci6n en el respeto de las normas de convivencia
y estableceran planes de acci6n positiva para garantizar
la plena integraci6n de todos los alumnos del centro.
ı 1 3.
1. Los alumnos tienen derecho a que su rendimiento
escolar sea evaluado con plena objetividad.
2. Con el ı ı de garantizar el derecho a la evaluaci6n
con criterios objetivos, los centros deberan hacer publi-
cos los criterios generales que se vah a aplicar. para
la evaluaci6n de los aprendizajes y la promoci6n de 105
alumnos.
3. A fin de garantizar la funci6n fOr!'·:ct(i·.ja que ha
de tener la evaluaci6n y lograr una rr'Lyor eHcacia del
proceso de aprendizaje de los alumnos, los tutores y
los ph)fcsores rnantendran una comunicaci6n fluida con
es
t
!)$ v padras en 10 relativo a ə valoraciones sobre
'.l! dprovecha",iento academico de 105 alumnos y la mar-
clia de su proceso de aprendizaje, ı como acerca de
las   ı que se adopten como resultado de dicho
proceso,
4. Los alumnos 0 SU:3 padres 0 tutores podran .recla-
mar contra las y calificaciones qüe. como
resultado del pruC<iSO de evaluaci6n, se adopten al fina-
lizar un ciclo 0 curso .. Dicha reclamaci6n debera basarse
en la ı de La prueba propuesta al alumno
en relaci6n con objetivos 0 contenidos de! ə 0
materia sometida a evaluaci6n y con el nivel previsto
en la programaci6n, 0 en la incorrecta aplieaci6n de los
criterios de evaluaci6n establecidos.
5. La Administracion educativa establecera el pro-
cedimiento para la formulaei6n y tramitaei6n de las ı
maciones ə las calificaciones y decisiones que,
como consecuencia del proceso de evaluaci6n, se adop-
ten al final de un ı 0 curso.
ı 14.
1. Todos los "Iumnos tienen derecho a ı orien-
taci6n escolar y ə para conseguir el mRximo
desarrollo personal, social y profesiona!. segun sus capa-
cidades, ı 0 intereses.
2. De manera especia!. se cuidara la orientaci6n
escolar y profesional de 108 alumnos con discapacidades
ffsicas, sensoriales y ı 0 con earencias sociales
o culturales.
3. La ı profesional se basan! unicamente
en las aptitudes y aspiraciones de los alumnos yexcluira
toda ı ı por Ə de sexo. La Administraci6n
educativa y los centros desarrollaran las medidas com-
pensatorias ı para garantizar la igualdad de
oportunidades en ı
4.' Para hacer efecti'Jo el derecho de los alumnos
a la orientaci6n ə y profesional. los centros reci-
ə los recursos y el apoyo necesario de la Adminis-
traci6n educativa. que podra promover a tal tin la coo-
peraci6n con otras Administraciones e instituciones. .
5. Los centros que impartan educaei6n secundaria,
formaci6n profesional de grado superior y ensefianzas
ı se relacionaran con las instituciones 0 empre-
sas publicas y privadas delentorno, a fin de facilitar
a los alumnos el conocimiento del mundo del empleo
y la preparaci6n ı   que habran de adquirir para
acceder a aL. Ademas, ə centros podran ı en
su programaci6n general anuallas correspondientes visi-
tas 0 actividades formativas.
Articulo 15.
Todos los alumnos tienen derecho a que su actividad
acadamica se desarrolle en las debidas condiciones de
seguridad e higiene. .
ı 16.
1 . Los alumnos tienen derecho a que se respete
su libertad de conciencia, sus convicciones religiosas,
morales 0 ideol6gicas, ı como su intimidad en 10 que
respecta a tales creeneias 0 convicciones. .
2. En el marco de 10 establecido en la Ley Organica
reguladora del Derecho a la Educaci6n y en la Ley Orga-
nica de Ordenaci6n General del Sistema Educativo, el
derecho a que se refiere el apartado anterior se garantiza
mediante:
a) La informaci6n, antes de formalizar la ı
sobre el proyecto educativo 0 sobre el caracter propio
del centro.
b) EI fomento de la capacidad y actitud crftica de
los alumnos que posibilite a 108 mismos la rea!izaci6n
de opciones de conciencia en libertad.
c) La elecci6n por parte de los alumnos 0 de sus
padres 0 tutores, si aquellos son menores de edad, de
la formaci6n religiosa 0 moral que resulte acorde con
16188
_______ V:.:i;:.e"rn"e"'s:....::2:....J.ju::;n"'i"'o-".::9"'9"'5'-______________ --=8:.:0'-'E=..:..:n=u"m:.:. •
sus creencias 0 conviCCiones. sm fiue de esta elecci6n
pueda derivarse discriminacion a1w,na.
Articulo 17.
Todos alumnos tianen deracho a que se respete
su integridad ffsica y maral y ı dignidad personal, no
pudiendo ser objeto, en ningun caso. de tratos vejatorios
o degradantes.
Articulo 18.
los eentros doeentes estaran obligados a guardar
reserva sobre toda aquella informaciufl de que dispongan
aeerea de las eireunstancias per$om,les y familiares del
alumno. No obstante, 105 centros eomunicaran a la auto-
ridad eompetente las circunstancias ı ı puedan implicar
malos tratos para el alumno 0 ı ı otro ineumpli-
miento de los deberes las leyes de pro-
tecci6n de los menores.
Articulo 1 9.
1. altJmnos ı dp.recho <1 ı ı en el
funeionarniento y en la vida de !os ı en la aetividad
escolar y 'I':n la gesti6n de 10$ de acuerdo con
10 dispU8StO ə la lev ı (o>,9ul'ldora del Dereeho
a la Educaci6n y en los mspectivns i'hoglamentos orga-
nieDS.
2. la partieipaci6n de los al'lfnwJs en el Consejo
Eseolar del ·Estado. en 108 COnSillf)$ Escolares Territo-
riales y en los ConseJ08 E.co!ar')" (1" Ins centros, 0 en
otros 6rganos de gobit:!rno ı ı F;r, -;u caso, se esta-
blezcan, se realizan\ de ə ə cnn las disposiciones
vigente3 (11 .
Articulo 20.
los ı tienen derf!cho a elegir, mediante sufra-
gio dirf!ClO y secreto, a sus representantes en el Consejo
Escolar y a los delegados de grupo an los terminos esta-
blecidos an los correspondientes Reglarnentos organicos
de los eentros.
Articulo 21.
las Jl1ntas de delegados tendran las atribuciones,
funciones y derechos que les asignen !üs correspondien-
tes Reglamentos organicos. .
Articulo 22.
1. los delegados no podran sef sancionados por
.el ejercicio de sus funciones como portavoces de los
alumnos. ə los terminos de la norrnativa vigente.
2. Los miembros de la Junta de delegados, en ejer-
eicio de sus funciones. tendran derecho a conocer y
a consultar las actas de las sesiones del Consejo Escolar.
yeualquier otra documentaci6nadministrativa del centro
que les afecte, salvo aquella cuya difusi6n pudiera afectar
al dereeho a la intimidad de las personas 0 al normal
desarrollo de los proeesos de evaluaci6n academica.
3. EI Jefe de estudios facilitara a la Junta de dele-
gados un espacio adeeuado para que pueda celebrar
sus reuniones y los medios materia!es necesarios para
su corre(;[o funcionamiento.
Articulo 23.
los alumnos tienen derecho a asociarse, creando aso-
ciacionas. federaciones y confederaciones de alumnos,
las cua!es podran recibir ayudas, todo ello en los terminos
previstos en la legislaci6n vigente. Igualmente, tienen
derecho a constituir cooperativas en los terminos pre-
vistos en la lev 3/1987. de 2 de abril. General de
ə
Articulo 24.
los alumnos ə asociarse una vez terminada su
relaci6n con 91 eantro, al ə de su escolarizaci6n,
en entidades que reunan a los antiguos alumnos y cola-
borar a lraves de ellas en el desarrollo de las actividades
del centro,
Articulo 25.
los alumnos tienen derecho a ser informados por
los miembws de la Junta de delegados y por los 'repre-
ı de las asociaciones de alumnos tanto de
las cuestiones propias de su centro como de las que
afecten a otros centros docentes y al sistema educativo
en general.
Articulo 26.
los alumnos tienen derecho a la libertad de expresi6n
sin perjuicio de los derechos de todos los miembros
de la comunidad educativa y el respeto que merecen
las instituciones de acuerdo con los principios y derechos
constitucionales. .
Artfculo 27.
los alumnos tienen derecho a manifestar su discre-
pancia respecto a las decisiones educativas que les afec-
ten. Cuando la discrepancia revista caracter colectivo,
la misma sera canalizada a ə de los representantes
de los alumnos en la forma establecida en la normativa
vigente.
Articulo 28.
1. En los terminos previstos en el articulo 8 de la
lev Orgiinica ə del Derecho a la Educaci6n,
los alumnos podran reunirse en sus centros dcleentes
para actividades de caracter escolar 0 extraescolar que
formen parte del proyecto educativo del centro, asi como
para aquellas otras a las que pueda atribuirse una fina-
lidad educativa 0 formativa.
2. los Directores de los centros garantizaran el ejer-
cicio del derecho de reuni6n de los alumnos dentro del
horario del centro. los Reglamentos de regimen interior
de los centros estableceran el horario que se reserve
al ejercicio de este derecho. Dentro de las atribuciones
da direcci6n y coordinaci6n que les confiere la lev Orga-
nica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a
la Educaci6n, los 6rganos competentes de los centros
facilitaran el uso de los locales y su utilizaci6n para el
ejercicio del derecho de reuni6n.
Articulo 29.
Los alumnos tienen derecho a utilizar las instalaciones
de los cenlros con las ı derivadas de la pro-
gramaci6n de actividades escolares y extraescolares y
con las precauciones necesarias en relaci6n con la segu-
ridad de las personas, la adecuada conservaci6n de los
recursos y el correcto destino de los mismos.
Articulo 30.
los   lienen derecho a participar, en calidad
de en las actividades de los centros do-
centes.
Articulo 31.
1. los alumnos lienen derechc a percibir las ayudas
precisas para compensar posibles carencias de tipo fami-
liar, econ6mico y sociocultural, de forma que se pro-
BOE num. 131 Viernes 2 junio 1995 16189
mueva su derecho de acceso a los distintos niveles
educativos.
2. La Administraci6n educativa garantizara este
derecho mediante una polftica de becas y los servicios
de apoyo adecuados a las necesidades de los alumnos.
3. La Administraci6n educativa establecera las
medidas oportunas para compatibilizar la continuaci6n
de 105 estudios con el servicio militar 0 la prestaci6n
social sustitutoria en la medida en que estos 10 permitan.
4. Los alumnos forzados a un traslado obligatorio
dellugar de residencia habitual recibiran asimismo espe-
cial atenci6n.
5. Los centros docentes mantendran relaciones con
otros servicios publicos y comunitarios para atender las
necesidades de todos los alumnos y especialmente de
105 desfavorecidos sociocultural y econ6micamente.
Articulo 32.
1. En las condiciones academicas y econ6micas que
se establezcan. 105 alumnos que padezcan infortunio
familiar tendran la protecci6n social oportuna para que
aquel no determine la imposibilidad de continuar y fina-
lizar los estudios que se encuantren cursando.
2. La protecci6n social a que se refiere el apartado
anterior comprendera el establecimiento de uh adecuado
regimen de becas y, en su caso, la adjudicaci6n de plazas
en residencias estudiantiles.
3. En funci6n de las disponibilidades presupuesta-
rias, los poderes publicos promoveran la concesi6n de
ayudas a familias que acojan alumnos acreedores de
protecci6n social.
4. Los alumnos tendran cubierta la asistencia medi-
ca y hospitalaria y gozarande cobertura sanitaria en
105 terminos previstos en la legislaci6n vigente.
5. En casos de accidente 0 de enfermedad prolon-
gada, los alumnos tendran derecho a la ayuda precisa,
ya sea a traves de la oriantaci6n requarida, material
didactico y las ayudas necesarias, para qua el accidente
o enfermedad no suponga detrimanto de su rendimiento
escolar. '
Artfculo 33.
Cuando no se respeten 105 derechos de los alumnos,
o cuando cualquier miembro de la comunidadeducativa
impida el efectivo ejercicio de dichos derechos, el 6rgano
competente del centro adoptara las medidas ql.Je pro-
cedan conforme a 10 dispuesto en la legislaci6n vigente,
previa audiencia de los interesados y consulta, en su
caso, al Consejo Escolar del centro.
Artfculo 34.
En el Reglamento de, regimen interior de los institutos
que impartan enseiianzas en regimen nocturno se tendra
en cuenta esta circunstancia cuando se trate de fijar
los criterios que puedan dar lugar a una valoraci6n ada-
cuada de la inasistencia a   ı de 105 alumnos, a 105
efectos de fijar las correcciones en 105 Ə a que
se refiere el artfculo 43.
TITULO iii
De 105 debere5 de 105 alumn05
Artfculo 35.
EI estudio constituye un deber basico de 105 alumnos
y se concreta en las siguientes obligaciones:
a) Asistir a   ı con puntualidad y participar en
las actividades orientadas al desarrollo de 105 planes de
estudio.
b) Cumplir y respetar los horarios aprobados para
el desarrollo de las actividades del centro.
c) Seguir las orientaciones del profesorado respecto
de su aprendizaje y mostrarle el debido respeto y con-
sideraci6n.
d) Respetar el ejercicio del derecho al estudio de
sus compaiieros.
Articulo 36.
Los alumnos deben respetar la libertad de conciencia
y las convicciones religiosas y morales, asi como la dig-
nidad, integridad e intimidad de todos 105 miembros de
la comunidad educativa.
Articulo 37.
Constituye un deber de 105 alumnos la no discrimi-
naci6n de ningun miembro de la comunidad educativa
por raz6n de nacimiento, raza, sexo 0 por cualquier otra
circunstancia personal 0 social.
Artfculo 38.
Los alumnos deben respetar el proyecto educativo
o el caracter propio del cElntro, de acuerdo con la legis-
laci6n vigente. '
Articulo 39.
Los alumnos deben cuidar y utilizar correctamente
105 bienes muebles y las instalaciones del centro y res-
petar las pertenencias de 105 otros miembros de la comu-
nidad educativa.
Articulo 40.
Los alumnos tienen el deber de participar en la vida
y funcionamiento del centro.
Articulo 41.
,
TITULOIV
Norma5 de convivencia
CAPITULO I
Disposiciones generales
Las normas de ı del centro, recogidas en
el Reglamento de regimen interior, podran concretar 105
deberes de 105 alumnos y estableceran las correcciones '
que correspondan por las conductas contrarias a las cita-
das normas. Todo ello, de acuerdo con 10 dispuesto en
este titulo.
Articulo 42.
Los incumplimientos de las normas de convivencia
habran de ser valorados considerando la situaci6n y las
condiciones personales del alumno.
Articulo 43.
1. Las correcciones que hayan de aplicarse por el
incumplimiento de las normas de convivencia habran
de tener un caracter educativo y recuperador, deberan
garantizar el respeto a 105 derechos del resto de 105
alumnos y procuraran la mejora en las relaciones de
todos 105 miembros de la comunidad educativa.
2. En todo caso, en la correcci6n de los incumpli-
mientos debera tenerse ə cuenta:
a) Ningun alumno podra ser privado delejercicio
de su derecho a la educaci6n, ni, en el caso de la edu-
caci6n obligatoria, de su derecho a la escolaridad, de
16190 Viernes 2 junio 1995 BOE num. 131
acuerdo con 10 dispuesto en el apartado 3 del articulo
53 del presente Real Decreto.
b) No podnln imponerse correcciones contrarias a
la integridad fisica y a la dignidad personal del alumno.
c) La imposici6n de las correcciones previstas en
este Real Decreto respetara la proporcionalidad con la
conduc:ta del alumno y debera contribuir a la mejora
de su proceso educativo.
d) De acuerdo con 10 dispuesto en el articulo 48
del presente Real Decreto, los 6rganos competentes·para
la instrucci6n del expediente 0 para la imposici6n de
correcciones deberan tener en cuenta la edad del afum-
no, tanto en el momento de decidir su incoaci6n 0 sobre-
seimiento como a efectos de graduar la aplicaci6n de
la sanci6n cuando proceda.
e) Se tendran en cuenta las circunstancias perso-
nales, familiares 0 sociales del alumno antes de resolver
el procedimiento corrector. A estos efectos, se podran
solicitar los informes que se estimen necesarios sobre
las aludidas circunstancias y recomendar, en su caso,
a los padres 0 a los representantes tegales det alumno
o a las instancias publicas competentes la adopci6n de
las medidas necesarias.
f) EI Consejo Escolar determinara si la inasistencia
a clase de los alumnos por razones generales y comu-
nicadas previamente por la Junta de delegados no deba
ser objeto de correcci6n, debiendo adoptar las medidas
necesarias para que esta situaci6n na repercuta en el
rendimiento acadamico de los alumnos.
Articulo 44.
1. Los alumnos que individual 0 colectivamente cau-
sen danos de forma intencionada 0 por negligencia a
las instalaciones del centro 0 su material quedan obli-
gados a reparar el dano causado 0 hacerse cargo del
coste econ6mico de su reparaci6n. Igualmente, los alum-
nos que sustrajeren bienes del centro deberan restituir
10 sustraido. En todo caso, los padres 0 representantes
legales de los alumnos seran civiles en los
ı Ə previstos en las leyes.
2. La falta a clase de moda reiterado puede provocar
la imposibilidad de la aplicaci6n correcta de los criterios
generales de evaluaci6n y la propia evaluaci6n continua.
Aparte de las correcciones que se adopten en el caso
de las faltas injustificadas, a juicio del tutor, los
Reglamentos de ragimen interior estableceran el numero
maximo de faltas por curso, area y materia y los siste-
mas extraordinarios de evaluaci6n previstos para estos
alumnos.
Articulo 45.
A efectos de la gradaci6n de las correcciones:
1. Se consideraran circunstancias paliativas:
a) EI reconocimiento espontaneo de su conducta
incorrecta.
b) La falta de intencionalidad.
2. Se consideraran circunstancias acentuantes:
a) La premeditaci6n y la reiteraci6n.
b) Causar dano, injuria u ofensa a los companeros
de menor edad 0 a los recian incorporados al centro.
c) Cualquier acto que atente contra el derecho reco-
gido en el articulo 12.2.a) de este Real Decreto.
Articulo 46.
Podran corregirse, de a.cuerdo con 10 dispuesto en
este titulo, los actos contrarios a las normas de con-
vivencia del centro realizados por los alumnos en el
recinto escolar 0 ı la realizaci6n de actividades
complementarias y extraescolares. Igualmente, podran
corregirse las actuaciones del alumno que, aunque rea-
lizadas fuera del recinto escolar, estan motivadas 0 direc-
tamente relacionadas con la vida escolar y afecten a
sus companeros 0 a otros miembros de la comunidad
educativa.
Articulo 47.
Los Consejos Escolares de los centros supervisaran
el cumplimiento efectivo de las correcciones en los tar-
minos en que hayan sido impuestas.
CAPITULO ii
Conductas contrarias a las normas de convivencia
del centro
Articulo 48.
Las conductas contrarias a las'normas de convivencia
del centro podran ser corregidas con:
a) Amonestaci6n privada 0 por escrito.
b) Comparecencia inmediata ante el Jefe de estu-
dios. .
c) Realizaci6n de trabajos especificos en harario na
lectivo.
d) Realizaci6n de tareas que contribuyan a la mejora
y desarrollo de las actividades del centro 0, si procede,
dirigidas a reparar el dano causado a las instalacione;;
o al material del centro 0 a las pertenencias de otros
miembros de la comunidad educativa.
e) Suspensi6n del derecho a participar en las acti-
vidades extraescolares 0 complementarias del centro.
f) Cambio de grupo del alumno por un plazo maximo
de una semana. ,
g) Suspensi6n del derecho de asistencia a deter-
minadas clases por un plazo maximo de tres dias. Duran-
te el tiempo que düfe la suspensi6n, el alumno debera
los deberes 0 trabajos que se determinen para
evitar la interrupci6n en el proceso formativo.
h) Suspensi6n del derecho de asistencia al centro
por un plazo maximo de tres dias lectivos. Durante el
tiempo que dure la suspensi6n, el alumno debera realizar
los deberes 0 trabajos que se determinen para evitar
la interrupci6n en el proceso formativo.
Artfculo 49.
1. Seran competentes para decidir las correcciones
previstas en el articulo anterior:
a) Los profesores del alumno, ofdo aste, las correc-
ciones que se establecen en los parrafos a) y b), dando
cuenta al tutar y al Jefe de estudios.
b) EI tutor del alumno, ofdo el mismo, las correc-
ciones que se establecen en los parrafos al, b), c) y ı
c) EI Jefe de estudios y el Director, oioo el alumno
y su profesor 0 tutor, las correcciones. previsas en los
parrafos b), ı   ı   e) y f).
d) EI Consejo Escolar, oido el alumno, las estable-
cidas en los parrafos g) y h), si bien podra encomendar
al Director del centro la decisi6n correspondiente a tales
correcciones. EI Director, ofdo el tutor y el equipo direc-
tivo,. tomara la decisi6n tras oir al alumno y, si es menor
de edad, a sus padres 0 representantes legales, en una
comparecencia de la que se levantara acta. EI Director
aplicara la correcci6n prevista en el parrafo h) siempre
que la conducta del alumno dificulte el normal desarrollo
de las actividades educativas, debiendo comunicarla
inmediatamente a la Comisi6n de convivencia.
2. Las conductas contrarias a las normas de con-
vivencia an el centro prescribiran en el plazo de un mes,
BOE num. 131 Viernes 2 junio 1995 16191
contado a partir de la fecha de su comisi6n. Las correc-
ciones impuestas como consecuencia de estas conduc-
tas prescribiran a la finalizaci6n del curso escolar.
Articulo 50.
EI alumno. 0 sus padres 0 representantes legales.
podran presentar una reclamaci6n en el plazo de cua-
renta y ocho horas contra las correcciones impuestas.
correspondientes a los parrafos g) y h) del articulo 48.
ante el Director provincial. cuya resoluci6n pondra fin
a la via administrativa.
CAPITULO III
Conductas gravemente perjudiciales
para la convivencia del centro
Secci6n 1." De las conductas que perjudiquen
gravemente la convivencia del centro
Articulo 51.
No ·podran corregirse las conductas gravemente per-
judiciales para la convivencia en el centro sin la previa
instrucci6n de un expediente. que. tras la recogida de
la necesaria informaci6n. acuerde el Director del centro.
bien por su propia iniciativa 0 bien a propuesta del Con-
sejo Escolar del centro.
Articulo 52.
Se consideran conductas gravemente perjudiciales
para la convivencia en el centro:
a) Los actos de indisciplina. injuria u ofensas graves
contra los miembrQs de la comunidad educativa.
b) La reiteraci6n. en un mismo curso escolar. de
conductas contrarias a las normas de convivencia del
centro ı ı   en el capitulo ii del Titulo iV de este
Real Decreto.
c) La agresi6n grave fisica 0 moral contra los demas
miembros de la comunidad educativa 0 la discriminaci6n
grave por cualquiera de las razones enumeradas en el
articulo 12.2.a) de este Real Decreto.
d) La suplantaci6n ·de personalidad en actos de la
vida docente y la falsificaci6n 0 sustracci6n de docu-
mentos academicos.
e) < Los daiios graves causados por uso indebido 0
intencionadamente en los locales. material 0 documen-
tos del centro 0 en los bienes de otr05 miembros de
la comunidad educativa. .
f) Los actos injustificados que perturben gravemen-
te el normal desarrollo de las actividades del centro.
g) Las actuaciones perjudiciales para la salud y la
integridad personal de los miembros de la comunidad
educativa del centro. 0 la incitaci6n a las mismas.
h) EI incumplimiento de las sanciones impuestas.
Articulo 53.
1. Las conductas enumeradas en el articulo anterior
podran ə corregidas con:
a) Realizaci6n de tareas que contribuyan a la mejora
y desarrollo de las actividades del centro o. si procede.
dirigidas a reparar el   ı causado a las instalaciones
o al material del centro 0 a las pertenencias de otros
miembros de la comunidad educativa. Estas tareas debe-
ı realizarse en horario no lectivo.
b) Suspensi6n del derecho a participar en las acti-
vidades extraescolares 0 complementarias del centro.
c) Cambio de grupo.
d) Suspensi6n del derecho de asistencia a deter-
minadas clases durante un periodo superior a cinco dias
e inferior a dos semanas. Durante el tiempo que dure
la suspensi6n. el alumno debera realizar los deberes 0
trabajos que se determinen para evitar la interrupci6n
en el proceso formativo.
e) Suspensi6n del derecho de asistencia al centro
durante un periodo superior a tres dias lectivos e inferior
a un mes. Durante el tiempo que dure la suspensi6n.
el alumno debera realizar los deber'es 0 trabajos que
se determinen para evitar la interrupci6n en el proceso
formativo.
1) Cambio de centro.
2. EI Consejo Escolar impondra las correcciones
enumeradas en el apartado anterior con arreglo al pro-
cedimiento previsto en el articulo 54 de este Real Decre-
to. Cuando se imponga la correcci6n prevista en el parra-
10 e} del apartado anterior. el Consejo Escolar podra
levantar la suspensi6n de su derecho de asistencia al
centro 0 readmitirlo en el centro antes del agotamiento
del plazo previsto en la correcci6n. previa constataci6n
de que se ha producido un cambio positivo en su actitud.
3. Cuando se imponga la correcci6n prevista en el
parralo 1) del apartado 1 de este articulo a un alumno
de ı     obligatoria. la Administraci6n educativa
procurara al alumno un puesto escolar en otro centro
docente.
4. Las conductas gravemente perjudiciales para la
convivencia en el centro prescribiran en el plazo de cua-
tro meses. contados a partir de la fecha de su comisi6n.
Las correcciones impuestas como consecuencia de estas
conductas prescribiran a la finalizaci6n del Curso escolar.
Secci6n 2. a Procedimiento para la tramitaci6n
de los expedientes disciplinarios
Articulo 54.
1 . La instrucci6n del expediente se IIevara a cabo
por un profesor del centro designado por ı Director.
Dicha incoaci6n se comunicara a los padres. tutores 0
responsables del menor.
2. EI alumno y. en su caso. sus padres 0 sus repre-
sentantes legales podran recusar al instructor ante el
Director cuando de su conducta 0 manilestaciones pue-
da inlerirse falta de objetividad en la instrucci6n del
expediente.
3. Excepcionalmente. al iniciarse el procedimiento
o en cualquier momento de su instrucci6n. el Director.
por decisi6n propia 0 a propuesta. en su caso. del ins-
tructor. podra adoptar las medidas provisionales que est;-
me convenientes. Las medidas provisionales podran con-
sistir en el cambio temporal de grupo 0 en la suspensi6n
del derecho de asistencia al centro 0 a determinadas
clases 0 actividades por un periodo que no sera superior
a cinco dias. Las medidas   ə   seran comunicadas
al c"onsejo Escolar. que podra revocarlas en cualquier
momento.
Articulo 55.
1. La instrucci6n del expediente debera acordarse
en un plazo no superior a los diez dias. desde que se
tuvo conocimiento de los hechos 0 conductas merece-
doras de correcci6n con arreglo a este Real Decreto.
2. Instruido el expediente se dara audiencia al alum-
no y. si es menor de edad. ademas a los padres 0 repre-
sentantes legales de aquel. comunicandoles en todo caso
las conductas que se le imputan y las medidas de correc-
ci6n que se proponen al Consejo Escolar del centro. EI
plazo de instrucci6n del expediente no debera exceder
de siete dias.
16192 Viernes 2 junio 1995 BOE num. 131
3. Se comunicara al Servicio de Inspecci6n Tecnica
el inicio del procedimiento y le mantendra informado
de la tramitaci6n hasta su resoluci6n.
Articulo 56.
La resoluci6n del procedimiento debera producirse
en el plazo maximo de Un mes desde la fecha de ini-
ciaci6n del mismo y contra la resoluci6n del Consejo
Escolar podra interponerse recurso ordinario ante el
Director provincial, en 105 terminos previstos en 105 ar-
ticulos 114 y siguientes de la Ley 30/1992, de 26 de
noviembre, de Regimen Juridico de las Administraciones
Publicas y del Procedimiento Administrativo Comun.
Disposici6n adicional primera.
1. Este Real Decreto se aplicara en 105 centros
docentes Concertados en aquello que les afecte COn arre-
glo a la normativa vigente. Las competencias que se
atribuyen en este Real Decreto al Jefe de estudios seran
realizadas en 105 centros docentes COncertados por las
personas que se determinen en sus respectivos Regla-
mentos de regimen interior. ,
2. De acuerdo COn 10 dispuesto en el ı 25
de la Ley Organica reguladoradel Derecho a la Educaci6n
y las normas que la desarrollan, 105 centros privados
nO concertados gozaran de autonomia para establecer
sus normas de cOnvivencia y para determinar el 6rgano
al que correspondan las facultades disciplinarias.
Disposici6n adicional segunda.
Lo dispuesto en este Real Decreto se aplicara en 105
centros de educaci6n infantil, educaci6n primaria y edu-
caci6n Especial COn las adaptaciones que sean precisas
de acuerdo COn las caracteristicas y edad de sus alumnOS
y la normativa especifica de estos centros.
Disposici6n adicional tercera.
Lo dispuesto en este Real Decreto se aplicara a 105
alumnos que utilicen el servicio de residencia, COn las
adaptaciones que se regulen en el Reglamento de regi-
men interior del centro.
ı   ı primera. •
Los Reglamentos de regimen interior en vigor deberan
adaptarse al presente Real Decreto y, en ningun caso,
podran aplicarse si se oponen a 10 dispuesto en el mismo.
Disposici6n transitoria segunda.
Lo dispuesto en este Real Decreto sera de aplicaci6n
a 105 centros que impartan ensenanzas anteriores a las
reguladas en la Ley Organica 1/1990, de 3 de octubre,
de Ordenaci6n General del Sistema Educativo.
Disposici6n derogatoria unica.
Queda derogado el Real Decreto 1543/1988, de 28
de octubre, sobre derechos y deberes de 105 alumnos,
y cuantas disposiciones de igual 0 inferior rango se opon-
gan a 10 dispuesto en este Real Decreto.
Disposici6n final primera.
1. Se autoriza al Ministro de Educaci6n y Ciencia
para dictar las disposiciones de ejecuci6n y desarrollo
de 10 establecido en este Real Decreto.
2. Se autoriza al Ministro de Educaci6n y Ciencia
para adaptar 10 dispuesto en este Real Decreto a las
peculiaridades que se deriven de la normativa especifica
de 105 centros a que se refiere el articulo 11.2 de la
Ley Organica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Dere-
cho a la Educaci6n.
Disposici6n final segunda.
EI presente Real Decreto entrara en vigor el dia
siguiente al de su publicaci6n en el «Boletin Oficial del
Estado».
Dado en Madrid a 5 de maya de 1995.
JUAN CARLOS R.
EI Ministro de Educaci6n y Ciencia.
GUSTAVO SUAREZ PERTIERRA
13292 REAL DECRETO 733/1995, de 5 de mayo,
sobre expedici6n de t{tulos academicos y pro-
fesionales correspondientes a las ensenanzas
establecidas por la Ley Organica 1/1990, de
3 de octubre, de Ordenaci6n General del Sis-
tema Educativo.
La Constituci6n espanola establece, en su articulo
149.1.30.", como competencia exclusiva del Estado, la
regulaci6n de las cOndiciones de obtençi6n, expedici6n
y homologaci6n de titulos academicos y profesionales
y normas basicas para el desarrollo del articulo·27, a
fin de garantizar el cumplimiento de las obligaciones
de 105 poderes publicos en la materia. La Ley Organica
1/1990, de 3 de octubre, de Ordenaci6n General del
Sistema Educativo, en su articulo 4.4, especifica que
105 titulos academicos y profesionales seran homologa-
dos por el Estado y expedidos por las Administraciones
educativas en las condiciones previstas en dicha Ley
y por las normas basicas y especificas que al efecto
se dicten. Para dar cumplimiento a 10 dispuesto en el
citado articulo, procede aprobar tales normas regulado-
ras de las condiciones en las que habra de Ilevarse a
cabo, por las Administraciones educativas competentes,
la expedici6n de 105 titulos correspondientes a estudios
establecidos por la Ley Organica 1/1990, de 3 de octu-
bre, garantizando su caracter oficial, a efectos de su
validez en todo el territorio espanol y de su reconoci-
miento internacional.
En el proceso de elaboraci6n del presente Real Decre-
to ha emitido informe el Consejo Escolar del Estado,
han sido consultadas las Comunidades Aut6nomas en
el senO de la COnferencia de Educaci6n y el Ministro
para las Administraciones Publicas ha dada su aproba-
ci6n previa.
En su virtud, a propuesta del Ministro de Educaci6n
y Ciencia, de acuerdo con el Consejo de Estado y previa
deliberaci6n del Consejo de Ministros en su reuni6n del
dia 5 de mayo de 1995, .
DISPONGO:
ı 1. Administraci6n educativa expedidora.
Los titulos academicos y profesionales acreditativos
de la superaci6n de las ensenanzas reguladas en la Ley
Organica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenaci6n Gene-
ral del Sistema Educativo, COn validez en tado el territorio
espanol, seran expedidos por la Administra0i6n educa-
tiva acuyo ambito de competencia pertenezca el centro
docente en el que se hayan concluido 105 estudicis corres-
pondientes.
Articulo 2. ModlHo general de t{tu/o.
1. Los titulos seran expedidos, en nombre del Rey,
por el Ministro de Educaci6n y Ciencia 0 por el 6rgano
correspondiente de la Comunidad Aut6noma de que se
trate, de acuerdo con el modelo que se ı como
anexo I del presente ReallOecreto y COn la totalidad
de 105 elementos ident1ficativos que figuran en el mismo.
La denominaci6n de 105 titulos quedara reservada en
exclusiva para cada uno de ellos.
GALEGO | CASTELLANO
DOG Núm. 153 Xoves, 10 de agosto de 1995 Páx. 6.356
I. DISPOSICIÓNS XERAIS
CONSELLERÍA DE EDUCACIÓN E ORDENACIÓN UNIVERSITARIA
DECRETO 235/1995, do 20 de xullo, polo que se regula o ensino da relixión nas ensinanzas de réxime xeral na Comunidade
Autónoma de Galicia e se modifican e completan os decretos 426/1991, do 12 de decembro, 245/1992, do 30 de xullo,
78/1993, do 25 de febreiro, e 275/1994, do 29 de xullo.
Conforme a disposición adicional segunda da Lei orgánica 1/1990, do 3 de outubro, o ensino da relixión axustarase ó establecido no acordo sobre
ensinanza e asuntos culturais subscrito entre a Santa Sé e o Estado español e, se é o caso, ó disposto naqueles outros que puidesen subcribirse con
outras confesións relixiosas.
Durante o período de desenvolvemento da devandita lei e implantación da reforma educativa promulgáronse diversos reais decretos polos que se
establecen as ensinanzas mínimas dos distintos niveis educativos e se introduce unha regulación concreta da ensinanza da relixión católica.
A Consellería de Educación e Ordenación Universitaria, no uso das competencias que lle outorga o Estatuto de autonomía, estableceu os currículos
das ensinanzas de réxime xeral para o ámbito da súa competencia.
O Tribunal Supremo, ó longo do curso académico 1993-1994, dictou sucesivas sentencias nas que, ó resolver recursos contenciosos-administrativos
sobre a dita regulación, se pronunciou declarando a nulidade de determinados artigos dos reais decretos de referencia. Todo iso, así como o feito de
que durante os anos transcorridos, e mediante as leis correspondentes, se aprobaron acordos de cooperación entre o Estado español e as confesións
evanxélica, israelita e islámica, fixo necesaria unha nova regulamentación específica da ordenación da ensinanza da relixión no sistema educativo.
O Real decreto 2438/1994, do 16 de decembro, polo que se regula o ensino da relixión aborda a avaliación desta materia cun tratamento
substancialmente diferente do que se lle atribuiu nas normas declaradas nulas polo Tribunal Supremo. Isto afecta non só á relixión católica, senón
tamén ás demais relixións e toma en consideración o diferente carácter e efectos que a avaliación desta materia ten nos distintos niveis educativos.
Mentres que na ensinanza obrigatoria a avaliación da área de relixión produce os mesmos efectos cá avaliación do resto das áreas do currículo, no
bacharelato as cualificacións de relixión non se computan para os efectos de obtención da nota media para o acceso á universidade, nin para a
selección de solicitudes de bolsas e axudas ó estudio cando haxa que acudir ós expedientes académicos para establecer un criterio de prioridade.
Esta excepción deriva
do obrigado respecto ó principio de igualdade entre os alumnos.
Por outra banda, para os alumnos e alumnas que non opten por segui-las ensinanzas de relixión, prevese unha serie de actividades orientadas á
análise e á reflexión respecto de contidos que non estean incluídos no currículo dos respectivos ciclos ou cursos e que se refiran a diferentes aspectos
da vida social e cultural. Non embargante, durante o segundo ciclo da Educación Secundaria Obrigatoria e durante un curso do bacharelato as ditas
actividades versarán sobre aspectos culturais relacionados coas relixións.
En consecuencia, en virtude da disposición final segunda do Real decreto 2438/1994, por proposta do conselleiro de Educación e Ordenación
Universitaria, logo de deliberación do Consello da Xunta de Galicia, na súa reunión do día vinte de xullo de mil novecentos noventa e cinco,
DISPOÑO:
Artigo 1º
Modifícase a disposición adicional do Decreto 426/1991, do 12 de decembro, polo que se establece o currículo da educación infantil na Comunidade
Autónoma de Galicia, nos termos que se establecen a continuación:
Disposicións adicionais
Primeira.
En virtude do establecido no acordo entre o Estado español e a Santa Sé sobre ensinanza e asuntos culturais, o currículo de educación infantil incluirá
ensinanzas de relixión católica para os nenos e as nenas dos que os seus pais ou titores legais o soliciten.
Segunda.
1. Igualmente, e en aplicación dos acordos de cooperación do Estado español coa Federación de Entidades Relixiosas Evanxélicas de España,
Federación de Comunidades Israelitas de España e Comisión Islámica de España, aprobados, respectivamente, polas leis 24, 25 e 26/1992, do 10 de
novembro, garántese o exercicio do dereito a recibir ensinanzas das respectivas confesións relixiosas no segundo ciclo de educación infantil nos
termos establecidos no artigo anterior.
2. De conformidade co establecido no apartado anterior, a ensinanza das devanditas relixións axustarase ós diferentes acordos de cooperación co
Estado español.
Terceira.
Para os nenos e as nenas dos que os pais ou titores legais non opten pola ensinanza relixiosa, os centros organizarán actividades como ensinanzas
complementarias e en horario simultáneo ás ensinanzas de relixión. Estas actividades, axeitadas á idade dos nenos e das nenas, terán como
finalidade facilita-lo coñecemento e a apreciación de determinados aspectos da vida social e cultural, na súa dimensión histórica e actual, a través do
achegamento a diferentes manifestacións literarias, plásticas e musicais, e contribuirán á consecución dos obxectivos que para esta etapa están
establecidos na Lei orgánica 1/1990, do 3 de outubro. En todo caso, estas actividades non versarán sobre contidos incluídos no currículo establecido
no presente decreto».
Decreto do DOG nº 153 do 10/08/1995 - Xunta de Galicia http://www.xunta.es/dog/Publicados/1995/19950810/Anunci...
1 de 3 12/10/13 13:06
INICIO
Artigo 2º
Modifícase e complétase o Decreto 245/1992, do 30 de xullo, polo que se establece o currículo da educación primaria na Comunidade Autónoma de
Galicia, nos termos que se establecen a continuación:
1. O apartado 3 do artigo 7 quedará redactado da seguinte forma:
«3. A área de relixión católica será de oferta obrigada para os centros e de carácter voluntario para os alumnos».
2. Engádese un apartado 5 ó artigo 7 co texto que segue:
«5. Igualmente, e en aplicación dos acordos de cooperación do Estado español coa Federación de Entidades Relixiosas Evanxélicas de España,
Federación de Comunidades Israelitas de España e Comisión Islámica de España, aprobados, respectivamente, polas leis 24, 25 e 26/1992, do 10 de
novembro, garántese o exercicio do dereito a recibir ensinanzas das respectivas confesións relixiosas nos termos establecidos no apartado anterior».
3. Engádese un apartado 6 ó artigo 7 co texto que segue:
«6. De conformidade co establecido no apartado anterior, a ensinanza das devanditas relixións axustarase ós diferentes acordos de cooperación co
Estado español».
4. Engádese un apartado 7 ó artigo 7 co texto que segue:
«7. Ó comeza-la educación primaria ou na primeira inscrición do alumno ó centro, os centros docentes obterán expresamente a decisión dos pais ou
titores legais de que o alumno curse as ensinanzas de relixión, sen prexuízo de que esta decisión poida modificarse ó inicio de cada curso escolar».
5. Engádese un apartado 8 ó artigo 7 co texto que segue:
«8. Para os alumnos e alumnas dos que os pais ou titores legais non optasen pola ensinanza relixiosa, os centros organizarán actividades de estudio
como ensinanzas complementarias e en horario simultáneo
ás ensinanzas de relixión. Estas actividades, axeitadas á idade dos alumnos e alumnas, terán como finalidade facilita-lo coñecemento e a apreciación
de determinados aspectos da vida social e cultural, na súa dimensión histórica e actual, a través do achegamento a diferentes manifestacións
literarias, plásticas e musicais, e contribuirán á consecución dos obxectivos que para esta etapa están establecidos na Lei orgánica 1/1990, do 3 de
outubro. En todo caso, estas actividades non versarán sobre contidos incluídos no currículo establecido no presente decreto».
6. O apartado 3 do artigo 13 quedará redactado do xeito seguinte:
«3. A avaliación da ensinanza de relixión católica realizarase para tódolos efectos, de acordo coa normativa vixente, do mesmo xeito cá das demais
áreas do currículo, e farase constar no expediente académico dos alumnos as cualificacións obtidas».
7. O apartado 4 pasa a ser apartado 6.
8. Engádese un apartado 4 ó artigo 13 co texto que segue:
«4. A avaliación das ensinanzas doutras confesións relixiosas axustarase ó establecido nas normas que dispoñen a publicación dos currículos
correspondentes, e farase constar, se é o caso, as cualificacións ou observacións pertinentes no expediente académico dos alumnos».
9. Engádese un apartado 5 ó artigo 13 co texto seguinte:
«5. As actividades de estudio non serán obxecto de avaliación e non quedará constancia delas no expediente académico dos alumnos».
Artigo 3º
Modifícase e complétase o Decreto 78/1993, do 25 de febreiro, polo que se establece o currículo da educación secundaria obrigatoria na Comunidade
Autónoma de Galicia nos termos que se establecen a continuación:
1. Engádese un apartado 8 ó artigo 5 co texto que segue:
«8. Igualmente, e en aplicación dos acordos de cooperación do Estado español coa Federación de Entidades Relixiosas Evanxélicas de España,
Federación de Comunidades Israelitas de España e Comisión Islámica de España, aprobados, respectivamente, polas Leis 24, 25 e 26/1992, do 10 de
novembro, garántese o exercicio do dereito a recibir ensinanzas das respectivas confesións relixiosas nos termos establecidos no apartado 6 do
presente artigo».
2. Engádese un apartado 9 ó artigo 5 co texto que segue:
«9. A determinación do currículo das diferentes confesións relixiosas será competencia das correspondentes autoridades relixiosas».
3. Engádese un apartado 10 ó artigo 5 co texto que segue:
«10. Para os alumnos e alumnas dos que os pais ou titores legais non optasen pola ensinanza relixiosa, os centros organizarán actividades de estudio
como ensinanzas complementarias e en horario simultáneo ás ensinanzas de relixión. Estas actividades, axeitadas á idade dos alumnos e alumnas,
terán como finalidade facilita-lo coñecemento e a apreciación de determinados aspectos da vida social e cultural, na súa dimensión histórica e actual,
a través da análise e comentario de diferentes manifestacións literarias, plásticas e musicais, e contribuirán á consecución dos obxectivos que para
esta etapa están establecidos na Lei orgánica 1/1990, do 3 de outubro. En todo caso, estas actividades non versarán sobre contidos incluídos no
currículo establecido no presente decreto».
4. Engádese un apartado 11 ó artigo 5 co texto seguinte:
«11. Durante os dous cursos do segundo ciclo desta etapa, as actividades de estudio alternativas, como ensinanzas complementarias, versarán sobre
manifestacións escritas, plásticas e musicais das diferentes confesións relixiosas, que permitan coñece-los feitos, personaxes e símbolos máis
relevantes, así como a súa influencia nas concepcións filosóficas e na cultura das distintas épocas».
5. O artigo 14 quedará estructurado e redactado como segue:
«Artigo 14. 1. A avaliación do ensino de relixión católica realizarase para tódolos efectos, de acordo coa normativa vixente, do mesmo xeito cá das
demais áreas do currículo, e faranse constar no expediente académico dos alumnos as cualificacións obtidas.
2. A avaliación das ensinanzas doutras confesións relixiosas axustarase ó establecido nas normas que dispoñen a publicación dos currículos
correspondentes, facendo constar, se é o caso, as cualificacións ou observacións pertinentes no expediente académico dos alumnos.
3. As actividades de estudio non serán obxecto de avaliación e non quedará constancia delas no expediente académico dos alumnos».
Decreto do DOG nº 153 do 10/08/1995 - Xunta de Galicia http://www.xunta.es/dog/Publicados/1995/19950810/Anunci...
2 de 3 12/10/13 13:06
© Xunta de Galicia. Información mantida e publicada na internet pola Xunta de Galicia
Oficina de Rexistro único e Información | Suxestións e queixas | Aviso legal |Atendémolo/a
Artigo 4º
Modifícase e complétase o Decreto 275/1994, do 29 de xullo, polo que se establece o currículo do bacharelato na Comunidade Autónoma de Galicia
nos termos que se establecen a continuación:
1. Engádese un apartado 4 ó artigo 30 co texto que segue:
«4. Igualmente, e en aplicación dos acordos de cooperación do Estado español coa Federación de Entidades Relixiosas Evanxélicas de España,
Federación de Comunidades Israelitas de España e Comisión Islámica de España, aprobados, respectivamente, polas leis 24, 25 e 26/1992, do 10 de
novembro, garántese o exercicio do dereito a recibir ensinanzas das res
pectivas confesións relixiosas nos termos establecidos nos apartados 1 e 3.
A determinación do currículo das diferentes confesións relixiosas será competencia das correspondentes autoridades relixiosas».
2. Engádese un apartado 5 ó artigo 30 co texto que segue:
«5. De conformidade co establecido no apartado anterior, o ensino das devanditas relixións axustarase ós diferentes acordos de cooperación co
Estado español».
3. Engádese un apartado 6 ó artigo 30 co texto que segue:
«6. Para os alumnos e alumnas dos que os pais ou titores legais, ou eles mesmos, non optasen polo ensino relixioso, os centros organizarán
actividades de estudio como ensinanzas complementarias e en horario simultáneo ás ensinanzas de relixión. Estas actividades terán como finalidade
facilita-lo coñecemento e a apreciación de determinados aspectos da vida social e cultural, na súa dimensión histórica e actual, a través da análise e
comentario de diferentes manifestacións literarias, plásticas e musicais, e contribuirán á consecución dos obxectivos que para esta etapa están
establecidos na Lei orgánica 1/1990, do 3 de outubro. En todo caso, estas actividades non versarán sobre contidos incluídos no currículo establecido
no presente decreto».
3. Engádese un apartado 7 ó artigo 30 co texto seguinte:
«7. Nesta etapa, as actividades de estudio alternativas, como ensinanzas complementarias, versarán sobre manifestacións escritas, plásticas e
musicais das diferentes confesións relixiosas, que permitan coñece-los feitos, personaxes e símbolos máis relevantes, así como a súa influencia nas
concepcións filosóficas e na cultura das distintas épocas».
4. Engádese un artigo 31 que se estructura e queda redactado como segue:
«Artigo 31. 1. A avaliación da ensinanza de relixión católica realizarase, de acordo coa normativa vixente, do mesmo xeito cá das demais áreas do
currículo, e farase constar no expediente académico dos alumnos as cualificacións obtidas.
2. A avaliación das ensinanzas doutras confesións relixiosas axustarase ó establecido nas normas que dispoñen a publicación dos currículos
correspondentes, facéndose constar, se é o caso, as cualificacións ou observacións pertinentes no expediente académico dos alumnos.
3. Co fin de garanti-lo principio de igualdade e a libre concorrencia entre tódolos alumnos, as cualificacións obtidas na avaliación das ensinanzas de
relixión non se computarán na obtención da nota media para efectos de acceso á universidade nin nas convocatorias para a obtención de bolsas e
axudas ó estudio que realicen as administracións públicas cando
haxa que acudir á nota media do expediente académico para unha selección entre os solicitantes».
4. As actividades de estudio non serán obxecto de avaliación e non quedará constancia delas no expediente académico dos alumnos».
Disposicións derradeiras
Primeira.-Autorízase o conselleiro de Educación e Ordenación Universitaria para dicta-las disposicións que sexan precisas para a aplicación do
disposto neste decreto.
Segunda.-O presente decreto aplicarase a partir do curso académico 1995-1996.
Santiago de Compostela, vinte de xullo de mil novecentos noventa e cinco.
Manuel Fraga Iribarne
Presidente
Juan Piñeiro Permuy
Conselleiro de Educación e Ordenación Universitaria
95-4683
Ir á sección Ir á seguinte
Decreto do DOG nº 153 do 10/08/1995 - Xunta de Galicia http://www.xunta.es/dog/Publicados/1995/19950810/Anunci...
3 de 3 12/10/13 13:06
GALEGO | CASTELLANO
© Xunta de Galicia. Información mantida e publicada na internet pola Xunta de Galicia
Oficina de Rexistro único e Información | Suxestións e queixas | Aviso legal |Atendémolo/a
DOG Núm. 153 Xoves, 10 de agosto de 1995 Páx. 6.359
III. OUTRAS DISPOSICIÓNS
CONSELLERÍA DE INDUSTRIA E COMERCIO
RESOLUCIÓN do 1 de xuño de 1995, da Delegación Provincial de Pontevedra, pola que se autoriza e se declara de
utilidade pública a instalación eléctrica que se cita. (Expediente número 287/1991 A.T.).
Visto o expediente incoado nesta delegación provincial a petición de Unión Eléctrica-Fenosa, S.A. con domicilio en Vigo no que solicita autorización e
declaración de utilidade pública para o establecemento dunha instalación eléctrica de media tensión, e cumpridos os trámites regulamentarios
ordenados no capítulo III do Decreto 2617/1966, sobre autorización de instalacións eléctricas, e no capítulo III do regulamento aprobado polo Decreto
2619/1966, sobre expropiación forzosa e sancións en materia de instalacións eléctricas, e de acordo co disposto no Real decreto 2634/1980, sobre
transferencias de competencias da Administración do Estado á Xunta de Galicia en materia de industria, esta delegación provincial, resolveu:
Autorizar a Unión Eléctrica-Fenosa, S.A. a instalación eléctrica que ten como características principais as seguintes: L.M.T., aérea, a 20 kV, de 184 m
de lonxitude, con conductores de aluminio-aceiro tipo LA-56, con apoios de formigón e tomas de terra, en Gandariña-Reboredo, concello do Grove.
C.T. de 50 kVA, relación de transformación 20 kV-380/220 V. R.B.T., de 1.590 m de lonxitude.
Declara-la utilidade pública da instalación eléctrica que se autoriza, para os efectos sinalados na Lei 10/1966, sobre expropiación forzosa e sancións
en materia de instalacións eléctricas, e no seu regulamento de aplicación do 20 de outubro de 1966.
Esta instalación non poderá entrar en servicio mentres o seu peticionario non conte coa aprobación do proxecto de execución, logo de cumpri-los
trámites que se sinalan no capítulo VI do citado Decreto 2617/1966, do 20 de outubro.
Pontevedra, 1 de xuño de 1995.
Ramón Álvarez Abad
Delegado provincial de Pontevedra
95-4681
Ir á anterior Ir á sección Ir á seguinte
Resolución do DOG nº 153 do 10/08/1995 - Xunta de Galicia http://www.xunta.es/dog/Publicados/1995/19950810/Anunci...
1 de 1 12/10/13 13:07
GALEGO | CASTELLANO
© Xunta de Galicia. Información mantida e publicada na internet pola Xunta de Galicia
Oficina de Rexistro único e Información | Suxestións e queixas | Aviso legal |Atendémolo/a
DOG Núm. 153 Xoves, 10 de agosto de 1995 Páx. 6.359
III. OUTRAS DISPOSICIÓNS
CONSELLERÍA DE INDUSTRIA E COMERCIO
RESOLUCIÓN do 5 de xuño de 1995, da Delegación Provincial de Pontevedra, pola que se autoriza o establecemento da
instalación eléctrica que se cita. (Expediente número 6/1995 A.T.).
Visto o expediente incoado nesta delegación provincial por instancia de Unión Eléctrica-Fenosa, S.A., con domicilio en Vigo no que solicita
autorización para instalar unha R.B.T. desde o C.T. existente en Martixe ata San Cristovo de Ansemil, concello de Silleda, e cumpridos os trámites de
información pública que determina o artigo 9 do Decreto 2617/1966, do 20 de outubro, sen que se presentase oposición nin obxección ningunha á
citada solicitude.
O delegado provincial, de conformidade co Decreto 1634/1980, artigo 14, e co 2617/1966, artigo 11, así como coas demais disposicións vixentes,
resolveu,
Autorizar a Unión Eléctrica-Fenosa, S.A. a instalación dunha R.B.T. desde o C.T. existente en Martixe ata San Cristovo de Ansemil, concello de Silleda.
Esta autorización non supón a aprobación do proxecto.
Pontevedra, 5 de xuño de 1995.
Ramón Álvarez Abad
Delegado provincial de Pontevedra
95-4679
Ir á anterior Ir á sección Ir á seguinte
Resolución do DOG nº 153 do 10/08/1995 - Xunta de Galicia http://www.xunta.es/dog/Publicados/1995/19950810/Anunci...
1 de 1 12/10/13 13:07
GALEGO | CASTELLANO
DOG Núm. 178 Venres, 15 de setembro de 1995 Páx. 6.991
I. DISPOSICIÓNS XERAIS
CONSELLERÍA DE EDUCACIÓN E ORDENACIÓN UNIVERSITARIA
DECRETO 247/1995, do 14 de setembro, polo que se desenvolve a Lei 3/1983, de normalización lingüística, para a súa
aplicación ó ensino en lingua galega nas ensinanzas de réxime xeral impartidas nos diferentes niveis non universitarios.
1. A lingua constitúe unha das bases esenciais da identidade do pobo e o máis forte vencello de unión entre as súas xentes. A lingua propia de Galicia
é o galego (Art. 5 do Estatuto de autonomía). Como un eido privilexiado da aprendizaxe da lingua é o ensino, cómpre arbitrar mandatos que garantan
esa aprendizaxe e axuden a unha implantación de hábitos lingüísticos a prol do idioma galego, idioma que, co castelán, é oficial na Comunidade
Autónoma, de acordo co estatuto (Art. 3 da Constitución).
2. O Parlamento de Galicia, con data do 15 de xuño de 1983, aprobou a Lei 3/1983, de normalización lingüística. A devandita norma revela o afán de
xeneralizar no seo da Comunidade galega o uso do galego como idioma propio de Galicia, cooficial co castelán.
O artigo 1 da lei citada establece o dereito dos galegos a coñeceren e usaren a súa propia lingua. O artigo 2 declara a cooficialidade, para a
Comunidade Autónoma, do galego e do castelán. O título III establece os principios xerais do ensino en lingua galega e determina (artigo 12) que o
galego é tamén lingua oficial no ensino en tódolos niveis e que a Xunta de Galicia regulamentará a normalización do uso das linguas oficiais no
ensino. Así mesmo o artigo 13 asegura o dereito de tódolos nenos e nenas a recibiren o primeiro ensino na súa lingua materna.
3. Os decretos 426/1991, do 12 de decembro, 245/1992, do 30 de xullo, 78/1993, do 25 de febreiro, e 275/1994, do 29 de xullo, polos que se
establecen os currícula da educación infantil, primaria, secundaria obrigatoria e bacharelato na Comunidade Autónoma de Galicia, determinan como
unha das finalidades de cada nivel educativo a utilización, de xeito apropiado, das linguas oficiais no ensino.
É necesario adapta-la normativa da Lei 3/1983, do 15 de xuño, de normalización lingüística, ó novo marco de aplicación da Lei 1/1990, do 3 de
outubro, de ordenación xeral do sistema educativo, e seguir contribuíndo a que sexan realidade os obxectivos fixados na citada Lei de normalización
lingüística, salientando o que dispón o artigo 14.3º: as autoridades educativas da Comunidade Autónoma garantirán que ó remate dos ciclos en que o
ensino do galego é obrigatorio, os alumnos coñezan este, nos seus niveis oral e escrito, en igualdade co castelán.
Por todo o anterior, por proposta do conselleiro de Educación e Ordenación Universitaria, logo do dictame do Consello Escolar de Galicia e de
deliberación
do Consello da Xunta de Galicia na súa sesión do catorce de setembro de mil novecentos noventa e cinco,
DISPOÑO:
Capítulo I
O galego, lingua oficial da Administración educativa en Galicia.
Artigo 1º
1.-A Administración educativa de Galicia e os centros de ensino dela utilizarán a lingua galega e fomentarán o seu uso tanto nas súas relacións
mutuas e internas como nas que manteñan coas administracións territoriais e locais galegas e coas demais entidades públicas e privadas de Galicia.
2.-Os documentos administrativos da Consellería de Educación e Ordenación Universitaria, das súas delegacións e dos centros de ensino
dependentes dela faranse en galego, e neles constará o nome do centro e o topónimo do municipio ou entidade de poboación na súa forma oficial.
3.-As actuacións administrativas de réxime interno dos centros docentes, tales como actas, comunicados e anuncios, redactaranse en galego. Tamén
se redactarán en galego as actuacións administrativas que se realicen a solicitude de persoa interesada, agás nos casos en que esta pida que se
fagan en castelán.
4.-A documentación que teña que surtir efecto fóra da Comunidade Autónoma traducirase ó castelán, segundo se establece no artigo 36 da Lei
30/1992, de réxime xurídico das administracións públicas e do procedemento administrativo común.
Artigo 2º
1.-A Consellería de Educación e Ordenación Universitaria, a través da Dirección Xeral de Política Lingüística, é o departamento administrativo
competente para organizar, coa colaboración - se é o caso - doutras institucións, especialmente da Escola Galega de Administración Pública, cursos
de galego tanto para o persoal docente como non docente da Administración educativa, co fin de que acaden un grao de dominio da lingua galega que
facilite o exercicio do dereito a usala, así como para facer un uso correcto dela dentro do ámbito académico e ademais para lles garantir
satisfactoriamente ese dereito ás persoas que teñen relación coa Administración educativa.
Capítulo II
As linguas oficiais en Galicia como materia de ensino e o ensino en lingua galega.
Artigo 3º
1.-Nas ensinanzas de réxime xeral e de educación das persoas adultas, recollidas na Lei orgánica 1/1990, do 3 de outubro, de ordenación xeral do
sistema educativo, asignarase globalmente o mesmo número de horas ó ensino da lingua galega e da lingua castelá.
2.-Nas clases de lingua galega e literatura e lingua castelá e literatura, usarase respectivamente o galego
e o castelán, tanto por parte do profesorado como por parte do alumnado.
Decreto do DOG nº 178 do 15/09/1995 - Xunta de Galicia http://www.xunta.es/dog/Publicados/1995/19950915/Anunci...
1 de 3 12/10/13 13:11
INICIO
Artigo 4º
1.-Na etapa de educación infantil e no primeiro ciclo da educación primaria os profesores e profesoras usarán na clase a lingua materna predominante
entre alumnos e alumnas, terán en conta a lingua ambiental e coidarán que adquiran de forma oral e escrita o coñecemento da outra lingua oficial de
Galicia, dentro dos límites propios da correspondente etapa ou ciclo.
2.-Atenderase de xeito individualizado a aqueles alumnos e alumnas do grupo que non teñan coñecemento suficiente da lingua materna
predominante, segundo se sinala no punto anterior.
3.-No segundo e no terceiro ciclos de educación primaria impartiranse en galego dúas áreas de coñecemento, cando menos, sendo unha delas a área
de coñecemento do medio natural, social e cultural.
Artigo 5º
1.-Na educación secundaria obrigatoria impartirase en galego a área de ciencias sociais (xeografía e historia) e a área de ciencias da natureza.
2.-Das materias optativas impartiranse en galego as de ciencias medioambientais e da saúde e, se é o caso, a optativa ofertada polo centro.
Artigo 6º
1.-No primeiro curso de bacharelato impartirase en lingua galega como materia común a filosofía e como materias específicas de modalidade as
seguintes: tecnoloxía industrial I (bacharelato de tecnoloxía); bioloxía e xeoloxía (bacharelato de ciencias da natureza e da saúde); historia do mundo
contemporáneo (bacharelato de humanidades e ciencias sociais); debuxo técnico (bacharelato de artes).
2.-No segundo curso de bacharelato o alumnado recibirá o ensino en galego de historia, como materia común, e como materias específicas de
modalidade: debuxo técnico, tecnoloxía industrial (bacharelato de tecnoloxía); ciencias da terra e medioambientais, debuxo técnico (bacharelato de
ciencias da natureza e da saúde); xeografía, historia da arte, historia da filosofía (bacharelato de humanidades e ciencias sociais); historia da arte
(bacharelato de artes).
3.-Así mesmo serán impartidas en galego as seguintes materias optativas: ética e filosofía do dereito, introducción ás ciencias políticas e socioloxía e
historia e xeografía de Galicia.
4.-Na formación profesional específica de grao medio e superior o alumnado recibirá ensino en galego nas áreas de coñecemento teórico-práctico que
faciliten a súa integración socio-laboral.
Artigo 7º
Segundo o disposto no artigo 13.3º da Lei de normalización lingüística, os alumnos e as alumnas non poderán ser separados en centros nin aulas
diferentes por razón da lingua.
Artigo 8º
1.-Nas áreas ou materias impartidas en lingua galega débese procurar que os alumnos e as alumnas a utilicen nas manifestacións oral e escrita.
2.-Os materiais que se empreguen nas áreas ou materias ás que se refire o parágrafo anterior estarán escritos normalmente en galego, terán a
calidade científica e pedagóxica adecuada e atenderán, sen prexuízo da súa proxección universal, ás peculiaridades de Galicia. Con este fin a
Consellería de Educación e Ordenación Universitaria fomentará a elaboración e publicación dos materiais curriculares correspondentes.
Artigo 9º
Nas áreas ou materias -distintas ás sinaladas nos artigos 4º.3, 5º e 6º- empregarase a lingua que se teña establecida no proxecto educativo de centro
aprobado polo claustro e o consello escolar. En todo caso, no proxecto educativo do centro coidarase e respectarase o equilibrio entre as dúas linguas
oficiais e nel constarán as oportunas medidas de apoio e reforzo para un correcto uso lingüístico escolar e educativo co fin de acada-lo obxectivo xeral
establecido na Lei de normalización lingüística (Art. 14.3º).
Artigo 10º
En todo caso, para facer efectivo o dereito á educación, os profesores e profesoras adoptarán as medidas oportunas co fin de que os alumnos e
alumnas que non teñan o suficiente dominio da lingua galega poidan seguir con proveito as ensinanzas que nesta lingua lles impartan.
Terase en conta o establecido no Decreto 253/1990, do 18 de abril, sobre exención da materia de lingua galega no ensino básico e medio, así como a
orde que o desenvolve.
Artigo 11º
A inspección educativa velará polo cumprimento do establecido no presente decreto. Con tal fin os centros docentes públicos e privados que impartan
ensinanzas de réxime xeral non universitarios remitirán á inspección educativa os horarios, áreas e materias impartidas en lingua galega, así como a
relación dos materiais curriculares empregados nestas materias.
Disposicións transitorias
Primeira.-En canto non se extingan as ensinanzas de 7º e 8º de educación xeral básica, bacharelato unificado e polivalente, curso de orientación
universitaria e formación profesional de primeiro e segundo grao, impartiranse en galego as áreas ou materias que se establecen no Decreto
135/1983, do 8 de setembro, polo que se desenvolve para o ensino, a Lei 3/1983, de normalización lingüística e a Orde do 1 de marzo de 1988 pola
que se desenvolve o Decreto 135/1983, do 8 de setembro, sobre aplicación da Lei 3/1983, do 15 de xuño, de normalización lingüística.
Segunda.-Cando por razóns de organización do persoal docente dos centros existan dificultades xusti
ficadas no curso académico 1995-1996, para a aplicación inmediata do establecido nos artigos 4º.3, 5º e 6º do presente decreto, a Consellería de
Educación e Ordenación Universitaria poderá conceder-lo prazo de ata un ano para facer efectivo o disposto nos citados artigos.
Disposición derrogatoria
Única.-Queda derrogado o Decreto 135/1983, do 8 de setembro, sobre aplicación da Lei 3/1983, do 15 de xuño de normalización lingüística; a Orde do
1 de marzo de 1988, pola que se desenvolve o Decreto 135/1983, do 8 de setembro, sobre aplicación da Lei 3/1983, do 15 de xuño, de normalización
lingüística, así como cantas normas de igual ou inferior rango se opoñan ó disposto neste decreto, sen prexuízo do establecido na disposición
transitoria deste mesmo decreto.
Disposicións derradeiras
Primeira.-Facúltase o conselleiro de Educación e Ordenación Universitaria para dicta-las disposicións necesarias para a execución e o
Decreto do DOG nº 178 do 15/09/1995 - Xunta de Galicia http://www.xunta.es/dog/Publicados/1995/19950915/Anunci...
2 de 3 12/10/13 13:11
© Xunta de Galicia. Información mantida e publicada na internet pola Xunta de Galicia
Oficina de Rexistro único e Información | Suxestións e queixas | Aviso legal |Atendémolo/a
desenvolvemento do establecido neste decreto.
Segunda.-O presente decreto entrará en vigor o día seguinte ó da súa publicación no Diario Oficial de Galicia.
Santiago de Compostela, catorce de setembro de mil novecentos noventa e cinco.
Manuel Fraga Iribarne
Presidente
Juan Piñeiro Permuy
Conselleiro de Educación e Ordenación Universitaria
95-5970
Ir á sección Ir á seguinte
Decreto do DOG nº 178 do 15/09/1995 - Xunta de Galicia http://www.xunta.es/dog/Publicados/1995/19950915/Anunci...
3 de 3 12/10/13 13:11
GALEGO | CASTELLANO
© Xunta de Galicia. Información mantida e publicada na internet pola Xunta de Galicia
Oficina de Rexistro único e Información | Suxestións e queixas | Aviso legal |Atendémolo/a
DOG Núm. 178 Venres, 15 de setembro de 1995 Páx. 6.993
III. OUTRAS DISPOSICIÓNS
CONSELLERÍA DE EDUCACIÓN E ORDENACIÓN UNIVERSITARIA
ORDE do 5 de setembro 1995 pola que se resolve provisionalmente a convocatoria de axudas económicas para o curso
1995-96 a unidades que escolaricen alumnos de educación infantil de 4 ou 5 anos en centros docentes privados.
A Orde do 27 de marzo de 1995 (DOG do 29 de maio) establece o regulamento para a concesión de axudas económicas para o curso 1995-96 a
unidades que escolaricen alumnos de educación infantil de 4 ou 5 anos en centros docentes privados.
Avaliadas polas correspondentes comisións as solicitudes presentadas cómpre proceder a resolver provisionalmente a devandita convocatoria e á
vista da proposta formulada pola Dirección Xeral de Ordenación Educativa e Centros.
Esta consellería,
DISPÓN:
Primeiro.-Resolver provisionalmente a convocatoria de axudas económicas para o curso 1995-96, concedendo as que se indican no anexo da
presente orde.
Segundo.-Segundo o establecido no punto décimo cuarto da Orde do 27 de marzo de 1995, os titulares dos centros que figuran no anexo desta orde
remitirán ó Servicio de Inspección, entre o 15 e o 30 de setembro de 1995, certificación do número de alumnos definitivamente matriculados en cada
unha das unidades subvencionadas. O Servicio de Inspección, feitas as oportunas comprobacións, remitirá, antes do 10 de outubro de 1995 e xunto
co seu informe, á Dirección Xeral de Ordenación Educativa e Centros a devandita certificación.
Terceiro.-Á vista das certificacións e dos informes sinalados no punto anterior, a Dirección Xeral de Ordenación Educativa e Centros formularalle ó
conselleiro de Educación e Ordenación Universitaria a proposta de resolución definitiva, que se publicará no Diario Oficial de Galicia.
Santiago de Compostela, 5 de setembro de 1995.
Juan Piñeiro Permuy
Conselleiro de Educación e Ordenación Universitaria
95-05450
Ir á anterior Ir á sección Ir á seguinte
Orde do DOG nº 178 do 15/09/1995 - Xunta de Galicia http://www.xunta.es/dog/Publicados/1995/19950915/Anunci...
1 de 1 12/10/13 13:11
GALEGO | CASTELLANO
DOG Núm. 213 Martes, 07 de novembro de 1995 Páx. 8.158
I. DISPOSICIÓNS XERAIS
CONSELLERÍA DE EDUCACIÓN E ORDENACIÓN UNIVERSITARIA
ORDE do 6 de outubro de 1995 pola que se regulan as adaptacións do currículum nas ensinanzas de réxime xeral.
A Lei orgánica 1/1990, do 3 de outubro, de ordenación xeral do sistema educativo propugna un ensino comprensivo. Este principio demanda unha
educación integradora que recoñeza a diversidade da poboación escolar e lle dea resposta mediante a adaptación ós diferentes estilos e ritmos de
aprendizaxe dos alumnos e das alumnas. Esta atención diversificada pode ser efectuada para a maioría deles no ámbito das actuacións pedagóxicas
que configuran a maneira habitual de proceder dos equipos educativos nos centros escolares e nas aulas. En ocasións, sen embargo, as necesidades
educativas dalgúns alumnos e alumnas requiren a adopción dunha serie de actuacións, tanto de carácter pedagóxico, curricular e organizativo como
relativas á utilización de recursos específicos, que difiren das habituais.
Os decretos 426/1991, 245/1992 e 78/1993, polos que se establecen respectivamente os currículum de educación infantil, educación primaria e
educación secundaria obrigatoria, establecen igualmente a realización de adaptacións curriculares para aqueles alumnos e alumnas con necesidades
educativas especiais, tanto polas dificultades de aprendizaxe amosadas como polas súas características excepcionais, co obxecto de que poidan
acada-lo máximo desenvolvemento dentro das súas capacidades.
O Decreto 275/1994, do 29 de xullo, establece o currículum do bacharelato ó que poderán accede-los alumnos e alumnas capacitados para seguir
estas ensinanzas. Así pois, os centros deberán articula-las actuacións pedagóxicas e os medios extraordinarios necesarios para atende-las
necesidades educativas especiais daqueles alumnos e alumnas que, estando capacitados intelectualmente para accederen ó ensinano secundario
postobrigatorio, necesitan aborda-lo correspondente currículum desde parámetros distintos da maioría, debido tanto a condicións persoais de
sobredotación como a condicións igualmente persoais dalgunha discapacidade.
En consecuencia, e en virtude das atribucións outorgadas nas disposicións derradeiras dos devanditos decretos, a Consellería de Educación e
Ordenación Universitaria,
DISPÓN:
Capítulo I
Disposicións xerais
Artigo 1º.-Obxecto.
1. O obxecto desta orde é a regulamentación das condicións para a adaptación do currículum ós alumnos e alumnas que o precisen. Así, o currículum
poderá
ser modificado en tódolos seus elementos: obxectivos, contidos, métodos pedagóxicos e criterios de avaliación, para lles dar resposta ás diferentes
necesidades educativas dos alumnos e das alumnas.
Artigo 2º.-Ámbito de aplicación.
A presente orde será de aplicación en tódolos centros educativos, tanto públicos como privados, da Comunidade Autónoma de Galicia que impartan
as ensinanzas de educación infantil, educación primaria e educación secundaria.
Artigo 3º.-Exencións.
Nos centros educativos que impartan ensinanzas de réxime xeral non haberá exencións en ningunha das áreas curriculares ou materias para os
alumnos e alumnas con necesidades educativas especiais, agás nos casos previstos no Decreto 79/1994, do 8 de abril, sobre a exención da lingua
galega no ensino básico e medio.
Capítulo II
As adaptacións do currículum na educación infantil e no ensinanzo básico
Sección primeira
Medidas de reforzo educativo
Artigo 4º.-Definición e condicións.
1. O reforzo educativo é unha medida ordinaria de atención á diversidade que afecta a elementos non prescritivos do currículum, é dicir, á secuencia
de contidos, ás formas e instrumentos de avaliación, á organización da aula, ós agrupamentos de alumnos e a todo aquilo incluído dentro do ámbito
da metodoloxía.
2. As medidas de reforzo educativo non suporán necesariamente medidas extraordinarias nin necesitarán de autorización para ser levadas a cabo, e
realizaranse segundo se establece a continuación:
a) Estarán dirixidas a aqueles alumnos e alumnas que coa modificación de elementos non prescritivos do currículum poden segui-lo proceso ordinario
de ensino-aprendizaxe.
b) Serán elaboradas polo profesor ou profesora que imparte a área ou materia na que o alumno necesita a medida de reforzo, co coñecemento do titor
ou titora. Este comunicarallo ó equipo directivo e á familia do alumno ou alumna.
Orde do DOG nº 213 do 07/11/1995 - Xunta de Galicia http://www.xunta.es/dog/Publicados/1995/19951107/Anunci...
1 de 4 12/10/13 13:14
INICIO
c) O seu desenvolvemento levarase a cabo no contexto escolar ordinario e polo profesor ou profesora do alumno que imparte a área ou materia, coa
colaboración, se é o caso, doutros profesionais. Esta colaboración non poderá substituír en ningún caso a actuación habitual do profesor.
3. As medidas de reforzo educativo reflectiranse no expediente académico do alumno como reforzo educativo. Faranse constar cun comentario no
informe correspondente ás familias e non terán constancia no libro de escolaridade.
4. A constancia do reforzo educativo e a valoración da súa utilidade para o alumno obxecto de medidas
de reforzo serán un requisito previo para a participación deste nun programa de diversificación curricular na Educación Secundaria Obrigatoria.
Sección segunda
As adaptacións curriculares
Artigo 5º.-Definición.
1. Para os efectos da presente orde, entenderase por adaptacións curriculares as modificacións dun ou de máis elementos prescritivos do currículum,
como son os obxectivos, os contidos e os criterios de avaliación, para atende-las necesidades educativas dun alumno ou alumna motivadas tanto por
unha determinada dificultade persoal como polas súas capacidades excepcionais.
2. O referente de toda adaptación curricular serán os obxectivos xerais de etapa, concretados no proxecto curricular do centro para cada ciclo ou, no
caso do 2º ciclo da educación secundaria obrigatoria, para cada curso.
Os obxectivos poderán pertencer, se é o caso, a outro ciclo ou etapa distinto do que curse o alumno obxecto de adaptación curricular.
3. Decidirase a conveniencia de elaborar unha adaptación curricular para un alumno determinado, unha vez esgotadas outras medidas ordinarias de
intervención educativa.
4. A elaboración e o desenvolvemento da adaptación curricular, agás casos excepcionais, levarase a cabo no contexto educativo ordinario.
Artigo 6º.-Condicións.
As adaptacións curriculares precisarán a autorización da inspección educativa correspondente. As condicións de realización serán as seguintes:
a) Serán elementos do currículum susceptibles de modificación os obxectivos, que poderán ser reaxustados, reducidos, suprimidos, complementados
ou ampliados, se é o caso; os contidos, que tamén poderán ser modificados, complementados e mesmo suprimidos; e os criterios de avaliación, que
poderán ser adaptados, complementados, modificados e mesmo suprimidos.
b) Estarán dirixidas a alumnos e alumnas que por diversas razóns educativas, sociais, culturais, por padecer déficit de calquera índole ou por posuír
cualidades excepcionais, non poden segui-lo proceso ordinario de ensino aprendizaxe sen medidas de modificación esencial do currículum de
referencia.
c) O seu deseño e desenvolvemento será responsabilidade do profesor ou profesora que imparte a área ou materia ó alumno, coa colaboración do
seminario ou departamento didáctico, co asesoramento do responsable da orientación educativa do centro, se existe, ou do equipo psicopedagóxico
de apoio de sector e, se é o caso, de calquera outro profesional que participe na atención ó devandito alumno.
d) Terán unha duración mínima dun ciclo educativo, agás no 2º ciclo da educación secundaria obrigatoria no que poderán desenvolverse só nun curso.
e) O seu desenvolvemento realizarase integrado, na medida do posible, nas accións educativas ordinarias do grupo de alumnos de referencia.
Artigo 7º.-Proceso de elaboración.
1. Para levar a cabo a adaptación curricular en calquera das áreas ou materias do currículum, os centros deberán realizar unha avaliación diagnóstica
na que se recollerán datos relevantes sobre a situación socio familiar do alumno ou alumna e sobre o seu proceso de aprendizaxe, aportados tanto
polo equipo educativo responsable do alumno ou alumna, como polo orientador do centro, se existe, o equipo psicopedagóxico de apoio ou calquera
outro profesional que estea participando na atención ó devandito alumno.
2. Os centros deberán realizar unha reunión coordinada polo xefe de estudios á que asistirán o titor, os profesores que imparten as áreas ou materias
que se consideran obxecto de adaptación curricular e os profesionais que participaron na avaliación diagnóstica. Nesta reunión decidirase a
pertinencia da adaptación curricular, así como aqueles elementos do currículum que, se é o caso, deberán ser modificados.
3. Elaborarase a adaptación do currículum de referencia nas áreas ou materias acordadas, segundo o establecido na presente orde.
4. Os datos obtidos na avaliación diagnóstica establecida no apartado 1 do presente artigo reflectiranse nun documento de adaptación curricular no
que se que consignará, segundo o modelo do anexo I da presente orde, a información relativa a:
-Datos persoais do alumno ou da alumna.
-Datos físicos e de saúde.
-Datos psicosociais máis relevantes.
-Datos do contorno sociofamiliar.
-Datos do contorno escolar.
-Datos pedagóxicos.
-Profesionais participantes.
Artigo 8º.-Solicitude e autorización.
O director ou directora do centro enviará a proposta de adaptación curricular ó correspondente servicio provincial de inspección, que emitirá un informe
segundo o anexo II da presente orde.
Artigo 9º.-Rexistro.
A avaliación diagnóstica, o documento de adaptación curricular e o informe do servicio da inspección educativa formarán parte do expediente do
alumno ou da alumna e terán carácter confidencial.
Artigo 10º.-Avaliación.
1. A avaliación do alumno que siga unha adaptación curricular farase en función dos criterios de avaliación individualizados establecidos nela, sen
Orde do DOG nº 213 do 07/11/1995 - Xunta de Galicia http://www.xunta.es/dog/Publicados/1995/19951107/Anunci...
2 de 4 12/10/13 13:14
ACS: Adaptación Curricular Significativa
prexuízo de que para efectos de promoción o referente sexan sempre os obxectivos establecidos para a etapa correspondente.
2. A adaptación curricular reflectirase como AC (adaptación curricular) no expediente académico do alumno ou alumna, no informe ós pais ou
responsables legais e no libro de escolaridade do ensinanzo básico, neste consignarase nas páxinas 12 e 13 para a educación primaria e na páxina
19 para a educación secundaria obrigatoria.
Artigo 11º.-Revisión.
As adaptacións curriculares revisaranse periodicamente, polo menos unha vez ó remate de cada curso. As posibles modificacións só requirirán unha
nova autorización no caso de que se produzan en referencia ós obxectivos e ós criterios de avaliación do ciclo ou curso sobre o que se elaborara a
adaptación.
Sección terceira
Promoción
Artigo 12º
1. Ó finaliza-lo ciclo ou curso para o que se realizara unha adaptación curricular, o titor ou titora, xunto co profesorado que impartira as áreas ou
materias obxecto de adaptación, oídos os pais ou responsables legais do alumno, determinarán a pertinencia da promoción de ciclo ou de curso, a
necesidade dalgunha adaptación curricular no curso seguinte e, de se-lo caso, as liñas xerais da mesma.
2. Cando un alumno ou alumna permaneza un ano máis nun ciclo ou curso, segundo o establecido para o efecto para as diversas etapas, deberá
seguir medidas de reforzo ou adaptacións curriculares, de xeito que en ningún caso se reproduzan as condicións educativas que presumiblemente
provocaron os desaxustes detectados no alumno.
Capítulo III
As adaptacións curriculares no bacharelato
Artigo 13º.-Definición e condicións.
1. Para os efectos da presente orde, entenderase por adaptacións curriculares as modificacións dun ou de máis elementos prescritivos do currículum,
como son os obxectivos, os contidos e os criterios de avaliación, para atende-las necesidades educativas dun alumno ou alumna debidas tanto a
condicións persoais de sobredotación como a condicións igualmente persoais dalgunha discapacidade.
2. Os alumnos e alumnas con necesidades educativas das establecidas no apartado anterior e que cursen as ensinanzas de bacharelato terán dereito
ás adaptacións pertinentes que faciliten o seu proceso educativo.
3. O profesor que imparta a materia, coa colaboración do seminario ou departamento didáctico e dos profesionais de orientación psicopedagóxica,
efectuará a adaptación curricular.
4. As adaptacións curriculares necesitarán a autorización da inspección educativa correspondente.
5. As adaptacións curriculares terán unha duración mínima dun curso e estarán integradas, na medida do posible, nas accións educativas ordinarias
do grupo de alumnos de referencia.
6. O proceso de elaboración, solicitude, autorización e rexistro da adaptación curricular para un alumno ou alumna que curse esta etapa axustarase ó
establecido nos artigos 7º, 8º e 9º da presente orde.
Artigo 14º.-Avaliación.
1. A avaliación destes alumnos e alumnas realizarase, con carácter xeral, de acordo co establecido na Orde do 1 de marzo de 1995 pola que se regula
a avaliación e a cualificación no bacharelato. Non obstante, a avaliación daqueles alumnos e alumnas con problemas graves de audición, visión ou
motricidade para os que non sexa posible a adaptación curricular sen afectar ós obxectivos estará baseada nos obxectivos previstos para eles. Estes
obxectivos non poderán, en ningún caso, pertencer a outra etapa. Así mesmo, deberase adapta-la duración e as condicións de realización de probas
específicas ás características destes estudiantes.
2. A adaptación curricular que afecte os obxectivos deberá ser consignada na páxina 20 do libro de cualificacións do bacharelato.
Capítulo IV
Relación coas familias
Artigo 15º
As familias dos alumnos ou alumnas que sigan algunha adaptación curricular recibirán a información pertinente das decisións adoptadas sobre a
mesma. No caso de desacordo poderán reclamar perante o director ou directora do centro e, de persistir na súa desconformidade, perante o servicio
de inspección correspondente, que deberá resolver.
Disposición adicional
Única.-Os alumnos e alumnas que cursen as ensinanzas de formación profesional terán dereito ás adaptacións curriculares pertinentes segundo o
establecido no artigo 14 do Decreto 239/1995, do 28 de xullo, e de acordo co procedemento establecido na presente orde.
Disposición derradeira
Autorízase a Dirección Xeral de Ordenación Educativa e Centros para dicta-las normas que sexan precisas para a execución do establecido na
presente orde.
Santiago de Compostela, 6 de outubro de 1995.
Juan Piñeiro Permuy
Conselleiro de Educación e Ordenación Universitaria
Sr. Director Xeral de Ordenación Educativa e Centros
ANEXO I
ADAPTACIÓN CURRICULAR
1. Datos persoais do alumno ou alumna.
Orde do DOG nº 213 do 07/11/1995 - Xunta de Galicia http://www.xunta.es/dog/Publicados/1995/19951107/Anunci...
3 de 4 12/10/13 13:14
© Xunta de Galicia. Información mantida e publicada na internet pola Xunta de Galicia
Oficina de Rexistro único e Información | Suxestións e queixas | Aviso legal |Atendémolo/a
(Nome e apelidos, data e lugar de nacemento, etapa, curso e ciclo no que está escolarizado, currículum de referencia, período de tempo para o que se
propón a adaptación curricular, ...).
2. Datos físicos e de saúde.
(Características físicas e sensoriais, enfermidades padecidas ou crónicas, ...).
3. Datos psicosociais.
(Nivel intelectual e aptitudinal, trazos de personalidade, intereses manifestados, adaptación persoal e social, ...).
4. Datos do contorno sociofamiliar.
(Profesión dos pais, número de membros da unidade familiar, expectativas familiares, relacións, ...).
5. Datos do contorno escolar.
(Formas organizativas do centro, formas organizativas da aula, relacións e participación dos distintos servicios educativos, ...).
6. Datos pedagóxicos.
(Competencias xa adquiridas respecto do currículum de referencia, necesidades educativas respecto das capacidades establecidas no currículum de
referencia, ...).
a) Áreas curriculares adaptadas.
(Obxectivos que se pretenden acadar, contidos necesarios para acada-los obxectivos e criterios de avaliación).
b) Recursos que se van empregar.
(Materiais, humanos).
c) Planificación do seguimento da adaptación curricular.
(Data, persoas que interveñen, rendemento do alumno ou alumna, adecuación dos recursos, adecuación da programación...ó remate do primeiro
curso do ciclo e ó remate do segundo curso do ciclo).
7. Profesionais participantes.
(Director, xefe de estudios, titor, profesores de área ou materia, orientador, equipo psicopedagóxico de apoio, outros).
Lugar e data.
Visto e prace
O director/a do centroO profesor titor/a
Asdo.:Asdo.:
95-7225
Ir á sección Ir á seguinte
Orde do DOG nº 213 do 07/11/1995 - Xunta de Galicia http://www.xunta.es/dog/Publicados/1995/19951107/Anunci...
4 de 4 12/10/13 13:14
BOE nUm ... , 278 Martes 21 noviembre 1995 33651
6J
1. Disposiciones generales
JEFATURA DEL ESTADO
25202 LEY ORGANICA 9/1995, de 20 de noviembre,
de la participaci6n, la evaluaci6n yel gobierno
de los cetJtros docentes.
JUAN CARLOS
REY DE ESPANA
A todos los que la presente vieren y entendieren.
Sabed: Que las Cortes Generales han aprobado y Yo
vengo'en sancionar la siguiente Ley Organica:
EXPOSICION DE MOTIVOS
EI progreso equilibrado de una sociedad democratica,
su bienestar colectivo y la calidad de la vida individual
de sus ciudadanos SOR fruto del desarrollo de la edu-
caci6n, en sus ı niveles.Conscientes de ello, las
sociedades exigen de modo creciente bienes y servicios
educativos, y su ı y salvaguardia por parte de
las Administraciones publicas han venido a formar parte
de las propias responsabilidades de estas.
En Espari.a, el ı 27 de la Constituci6n consagra
la responsabilidad de los poderes publicos como garantia
fundamental del derecho a la educaci6n, en todos sus
extremos.
Para desarrollar los principios constitucionales en esta
materia, la Ley Organica 8/1985, de 3. de julio, Regu-
ladora del Derecho a la Educaci6n, vino a consolidar
el ejercicio de tal derecho dentro de un sistema escolar
cOf1cebido como escuela para todos. Al mismo tiempo,
la Ley reconoci6 y afianz6 et regimen mixto, publico y
privado, de los centros docentes, sancion6 la libertad.
de c'reaci6n de centros, dentro de Ja inexcusable via-
bilidad, fij6 las condiciones en que los centros asfcreados
gozan de financiaci6n publica y, como elemento
cindible de la estructura' de los centros docentes finan-
ciados con fondos publicos, estableci6 los 6rganos uni-
personales y colegiados de gobierno y determin6 sus
funciones y modo de constituci6n.
Posteriormente, la Ley Organica 1/1990, de 3 de
octubre, de Ordenaci6n General del Sistema Educativo,
ha reestructurado, desde perspectivas renovadoras, el
conjunto del sistema educativo. Lineas fundamentales
de esta reforma han sido la ampliaci6n hasta los dieciseis
anos de la educaci6n obligatoria y gratuita, el estable-
cimiento de la educaci6n infantil, primaria y secundaria
obligatoria como nuevas etapas educativas y la definici6n
de un marco normativo moderno para el bachillerato
y la formaci6n profesional. .
La Ley Organica 1/1990, de 3 de octubre, de Orde-
naci6n General del Sistema Educativo, ha concretado
los objetivos y areas 0 materias de las distintas etapas
y ha delimitado en ı ı las caracterfsticas generales de
los nuevos ı Por otra parte, ·Ia Ley, que ha sig-
nificado un avance decisivo para la mejora de la calidad
de enserianza, a la que ha dedicado su ı iV, ha
determinado que los poderes publicos prestaran aten-
ci6n prioritaria al conjunto de factores que la favorecen.
Destacan.,entre ellos la cualificaci6n y formaci6n del pra-
fesorado, la programaci6n docente, la. innovaci6n y la
investigaci6n educativas, ı como la orientaci6n edu-
cativa y profesional, junto a otros especialmente vincu-
lados a la vida cotidiana de los centros, como la funci6n
directiva 0 la inspecci6n.
Las ı de la Ley 1/1990, de 3 de octubre,
de Ordenaci6n General del Sistema Educativo, compor-
tan elementos muy innovadores en cuanto a la estructura
del sistema educativo y sus etapas y ensenanzas, las
. nuevas responsabilidades y autonomia de los centros
y del profesorado en el desarrollo del ı   y la exi-
gencia de evaluaci6n del conjunto del sistema.
Es preciso, por tanto, adecuar a la nueva realidad
educativa . el planteamiento participativo y los aspectos
referentes a organizaci6n y funcionamiento quese esta-
blecieron en la Ley 8/1985, de 3 de julio, Reguladora
del Derecho a la Educaci6n.
En la educaci6n espariola, mediante la constituci6n
de los Consejos . Escolares de los centros, comenz6 a
desarrollarse un sistema de participaci6n en que estan
presentes el profesorado, el alumnado, las familias, el
personal de administraci6n y servicios, los representan-
tes municipales y los titulares de los centros privados,
lIevando ı los derechos constitucionalmente recono-
cidos a su aplicaci6n practica en el trabajo de los centros.
Debe asegurarse que tal participaci6n, que ya es un
componente sustantivo de la actividad escolar, se realice
en los centros con 6ptimas condiciones, y que en los
centros en los que se imparta formaci6n profesional
especffica se extienda al mundo empresarial, con el que
se asocian las contenidos de las nuevas enserianzas.
Por otra parte, deben reforzarse las propias funciones
encomendadas al Consejo Escolar, de modo que pueda
afrontar con exito las complejas que se le enco-
miendan, entre las que destacan, por su trascendencia,
la elecci6n del Director, el ejerGicio de una mayor auta-
nomia de organizaci6n y gesti6n y la determinaci6n de
las directrices para elaboraci6n del proyecto educativo
del centro, desde la concreci6n de los objetivos que pre-
tende