You are on page 1of 3

LA FRONTERA DE CONTACTO La función que sintetiza la necesidad de unión y de separación es el contacto.

A través del contacto cada persona tiene la oportunidad de encontrarse nutriciamente con el mundo exterior. Una y otra vez se conecta. Yo te toco, yo te hablo, yo te veo, yo te quiero, yo te sonrío, todos a su turno sostienen la vibración de la vida. Yo estoy solo: si he de vivir, debo encontrarme contigo. La disminución de la capacidad de contacto ata al hombre a la soledad. Un verdadero contacto sol puede existir entre seres separados, que siempre necesitan autosuficiencia y se arriesgas a quedar cautivos en la unión. Perls, Hefferline y Goodman describen el contacto en los términos que siguen: ….fundamentalmente, un organismo vive en su medio manteniendo sus diferencias y, lo que importa aún más, asimilando el medio a sus diferencias. En la frontera es donde se rechazan los peligros, se superan los obstáculos, y se selecciona y apropia lo asimilable. Ahora bien, lo seleccionado y asimilado es siempre nuevo; el organismo subsiste asimilando lo nuevo, mediante el cambio y el desarrollo. Así por ejemplo, el alimento como solía decir Aristóteles, es aquello que, siendo “desigual” puede llegar a ser “igual”; y en el proceso de la asimilación el organismo resulta modificado a su vez. Primordialmente, el contacto es la conciencia de las novedades asimilables y el comportamiento correspondiente hacia ellas, y el rechazo de la novedad inasimilable. Lo que invade, lo que se mantiene siempre igual o lo indiferente, no es objeto de contacto.

El contacto es la savia vital del crecimiento, el medio de cambiar uno mismo y la experiencia que uno tiene del mundo. El cambio es producto forzoso del contacto, ya que apropiarse la novedad asimilable o rechazar la inasimilable conduce inevitablemente a cambiar. Si una persona accede a ponerse en contacto con la novedad a su manera, y con un sentido cabal de sí misma, estará más capacitada para el cambio. El contacto es implícitamente incompatible con el hecho de seguir siempre igual. No es necesario que uno se proponga cambiar a través de él, porque el cambio se produce de todos modos. El contacto se distingue del espíritu gregario y del acoplamiento porque ocurre en una frontera donde se mantiene un sentido tal d separatividad que la unión no amenaza avasallar a la persona. Perls subraya la naturaleza dualista de la función de contacto: “Cuando y dondequiera que surge a la vida una frontera, se la siente a la vez como contacto y como aislamiento. La frontera en la que puede entablarse el contacto es un centro de energía permeable y pulsátil

pierde el sentido del poder que debe ejercer para definir su propio espacio psíquico y defenderlo contra las incursiones naturales. los escenarios. La visión de un mundo en el que la libertad se otorgara como un don gratuito y seguro. los recuerdos y todo aquello que una persona quiere. la frontera del contacto es esencialmente el órgano de una relación particular entre el organismo y el ambiente. la expansión de la frontera del yo se experimenta como una amenaza de sobrecarga psíquica y es dónde aparecen las RESISTENCIAS. puede elegir en un compromiso total con el mundo exterior y compromiso dentro de sí mismo. la gente. En esta contradicción se cifran la aventura y el arte del contacto. un conocimiento que abarca la ampliación de las propias fronteras y la conciencia que así se asimila. y a través de este contacto ambos se experimentan más claramente. y no tuviera que conquistarse. las ideas. y hasta cierto punto. Cuando se han fijado rígidamente los límites. FRONTERAS DEL YO: Las fronteras del ser humano o fronteras del yo están determinadas por toda la gama de sus experiencias en la vida. CONTACTO CONSIGO MISMO O CONTACTO INTERNO Esto ocurre debido a la capacidad del hombre de desdoblarse en un observador y un observado. y por las aptitudes que haya adquirido para similar experiencias nuevas o intensificadas.Perls. La experiencia de la frontera del yo puede describirse desde varios puntos de vista: Frontera del cuerpo Frontera de los valores . Dicho con otras palabras. sin embargo. La persona cuya libertad depende exclusivamente del consentimiento de otra. entraña un grave riesgo para la identidad y la separatividad. Este tipo de experiencias define los actos. es el punto en que uno experimenta el yo en relación con lo que no es el yo. que. La posibilidad de emplear esta dicotomía en pro del crecimiento es inherente a gran parte del autoexamen. NUESTRO PROOPÓSITO COMO TERAPEUTAS ES GUIAR A LA GENTE HACIA EL RESTABLECIMIENTO DE SUS FUNCIONES DE CONTACTO. El albedrío surge y engendra vida en el contacto real. las imágenes. o puede servir de trampolín para sostener el desarrollo de la función de contacto con otra persona. Las acciones nuevas de una persona contienen las semillas del conocimiento interno. Algunas interferencias de esta concepción afectan el curso de la psicoterapia. los valores. una utopía que niega el contacto. El proceso especial que permite al sujeto tomar contacto consigo mismo puede permanecer orientado únicamente a su propio crecimiento autocontenido. Hefferline y Goodman dicen: …más que una parte del organismo. es por desgracia una idea ilusoria.

no te masturbes. Escuchar. FRONTERA DE LA FAMILIARIDAD: No es solo la muerte. Estas fronteras son inevitables. lo que en cierto sentido es exacto. La vida apenas nos da ocasión de experimentar una pequeña parte de lo posible. solo que más sutilmente. Conversar (la voz. no llores. la persona pierde contacto con lo que está más allá de la frontera del yo. FRONTERAS DE LA EXPOSICIÓN: Aquí se trata d una renuencia a ser observado o reconocido. Cambio de empleo. Empujar más allá las fronteras que finamos para nosotros mismos causa temor. las consecuencia es que el sujeto queda desconectado de importantes partes suyas. de personas significativas. El yo no es una estructura: es un proceso. Tal vez su temor a ser enjuiciadas está muy presente en éstas personas debido a introyectos. . No toques. lo que les produce cuando los hijos cambian. ya que no consiente que nadie entable contacto con él. sustrayéndolas al sentido que tiene de sí misma. la palabra). personas generosas en el anonimato. Necesitamos descubrir nuestra identidad en evolución. ya que inevitablemente perdemos la que tuvimos en otro tiempo. Moverse. a menos que funcione dentro de su frontera del yo. Lo que comenzó en la infancia continúa mientras crecemos. sino el cambio mismo que inspira terror a algunos y hace que prefieran reducirse a funcionar en ambientes que los limitan. FUNCIONES DE CONTACTO: Mirar. Al tener rigidez al contacto con su propio cuerpo. etc. pero que les son familiares. Tocar. FRONTERAS EXPRESIVAS: Los tabúes contra el comportamiento expresivo empiezan temprano.Frontera de la familiaridad Fronteras expresivas Fronteras de la exposición FRONTERA DEL CUERPO: Restringe o bloquea la percepción de determinadas partes o funciones. En el acto de desmantelar antiguas fronteras expresivas se puede avanzar hacia un sentido ensanchado de uno mismo. Ejemplo. FRONTERA DE LOS VALORES: El problema surge en la medida en que esta situación lo limita. no te hagas pis. y así se van trazando las fronteras. Oler y Gustar. nos hace sentir amenazada nuestra identidad. no te muevas. Personas que aportan al conocimiento y permanecen desconocidas.