CELEBRACION DE BENDICION DE VESTIDURAS Y DE RECEPCION DE ACOLITOS.

Después del Acto Penitencial Monición ¿Nos vestimos igual para ir a una fiesta, para ira a jugar o para el trabajo? Ahora bien, nuestra Celebración Eucarística es la fiesta que el Padre nos preparó. Es el Banquete de Bodas del Cordero con la Iglesia. Por eso, al menos quienes desempeñan una función traen vestido de fiesta. Nos recuerdan a todos nuestra condición de bautizados y nuestra alegría de fiesta, y a la vez expresa la función que cada ministro desempeña en la celebración. Que al reservar para el culto estas vestiduras de los acólitos, el Señor nos bendiga a nosotros para hacernos dignos de participar devotamente los sagrados Misterios. Llamado de los candidatos - (El instructor los va nombrando, y ellos contestan: ¡Cristo vive!) Declaración de los Acólitos Presidente: Han sido llamados por el Señor a su servicio y yo en nombre de la comunidad los acepto para su servicio litúrgico. Estarán más comprometidos como servidores del altar y colaboradores de los sacerdotes en las acciones sagradas que Cristo nos ha dejado para la salvación de la humanidad. Traten de seguir haciéndolo de modo digno, para que cada celebración resulte decorosa y ordenada. Compórtense como discípulos de Jesús, llenos de caridad, generosos y disponibles, alegres y limpios, tanto en el altar como en la vida, ya que así lo espera de ustedes esta comunidad. Antes de iniciar esta nueva etapa de su servicio litúrgico les invito a que expresen libremente su compromiso: ¿Quieren comprometerse en este servicio litúrgico a la comunidad? R: SI, QUIERO. Todos leen su oración: Señor, te agradezco el honor y la alegría que me das, al poder servir en el altar. Concédeme el don de la piedad, la virtud de la pureza, y el conocimiento de la doctrina cristiana. Aumenta mi fe en tu divina presencia en el altar, y motiva mi adoración sincera. Haz que cada día sea mejor y sirva de buen ejemplo a los demás. Bendice a todos los monaguillos y acólitos, para que ayuden al decoro de las celebraciones, y para que florezcan entre nosotros las vocaciones consagradas. AMEN.

También nos esforzaremos para que con nuestra conducta en el templo. en la escuela y en todo lugar.Presidente: Por la intercesión de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo. Declaración de los acólitos: (uno en nombre de todos declara): Yo en nombre de mis compañeros. un himno de bendiciones. reafirmen nuestra consagración a tu servicio. Vestición Canto del Gloria . en la casa. Oración Presidente: Elevamos a ti. signo de nuestra piedad y destinados a las acciones litúrgicas. Amén. Prometemos ser puntuales y generosos para servir con alegría en las celebraciones litúrgicas. mediador de la Nueva Alianza. aceptas benigno nuestras alabanzas y con tu generosidad divina derramas sobre nosotros tus dones. Padre. Por Cristo nuestro Señor. quiero agradecer al Señor. tú que por medio de tu Hijo. sigamos continuamente los ejemplos de Jesús. Concede que estas vestiduras. quedan ustedes integrados como grupo de servidores del altar. por habernos llamado a formar parte del grupo de acólitos.