You are on page 1of 4

VENTILACIÓN CONTROLADA POR PRESION

GERMAN ACEVEDO OSORIO STEVEN TORIFA GAMBOA

En estos modos se establece una presión pico inspiratoria que se alcanzará durante la inspiración, y que constituirá la variable de control. La variable de ciclado será el tiempo, con lo que estaríamos ante una “ventilación controlada por presión y ciclada por tiempo”. Los parámetros, pues, a fijar son el límite de presión, la frecuencia respiratoria y el tiempo inspiratorio o relación I:E. El flujo inicial se entrega rápido para alcanzar la presión predeterminada, tras lo cual va decelerándose para mantener la presión en el límite fijado hasta que se completa la fase inspiratoria (flujo inspiratorio decelerado). El patrón de la curva presióntiempo será de forma cuadrada. Estas características hacen que se mejore la distribución de la ventilación y se limiten las presiones regionales máximas entre las distintas unidades pulmonares.

En estos modos, el volumen tidal y el patrón de flujo variarán en cada respiración en función del gradiente de presión existente entre la vía aérea y el alveolo cuando se alcanza el inflado pulmonar, la resistencia de la vía aérea, la distensibilidad del sistema respiratorio y el tiempo disponible para la inspiración. De esta manera, cuando los pulmones o la pared torácica se vuelven rígidos o cuando aumenta la resistencia en la vía aérea, el volumen tidal disminuye dando lugar a un descenso peligroso en el volumen minuto, hipoxemia e hipercapnia. Sin embargo, a diferencia de los modos controlados por volumen, no predispone a un mayor riesgo de barotrauma.

A la hora de comparar estos dos modos de ventilación son varios los factores a considerar, como la seguridad y el confort – sincronía con el paciente.

Por ello este modo ventilatorio se ajusta bien a las estrategias de ventilación protectora pulmonar centradas en la regulación de la presión en la vía aérea. Hay que tener en cuenta. Con estas premisas es lógico pensar que la VPC tiene cierto carácter protector frente al baro trauma comparándola con la VVC. que algunos ventiladores modernos incorporan un avance a la modalidad de VVC. la cual puede alcanzar valores elevados cuando aumenta la resistencia o disminuye la distensibilidad. lo que parece que protege frente a la sobre distensión es el límite de la presión en la vía aérea en sí. controlan de forma efectiva las presiones pico y media de la vía aérea. El riesgo que acarrea es que en caso de aumento de la resistencia en la vía aérea y disminución de la distensibilidad pulmonar o torácica. Se pueden desarrollar presiones alveolares muy elevadas con los esfuerzos espiratorios o en los accesos de tos.Los modos controlados por volumen aseguran el volumen minuto. pero esto puede provocar que no se entregue el volumen tidal prefijado cuando se alcanzan estos límites. Los modos controlados por presión. Conviene en estos modos ajustar los límites de presión (las alarmas de presión en el ventilador). Sin embargo. hacen que el ventilador entregue un volumen tidal determinado sin controlar la presión que ha de ser necesaria para la apertura de la vía aérea. sin embargo. más que el modo ventilatorio. lo que somete a los alvéolos a fuerzas de estiramiento (“stretching forces”) peligrosas. En ambos casos se conseguiría un nivel similar de protección frente al baro trauma. aunque existen riesgos de que esto ocurra con la tos. además. el volumen tidal entregado puede ser insuficiente. Este control garantiza que no se alcanzará una presión más alta en el alveolo que la establecida. en pacientes de riesgo para desarrollar esta complicación. . ya se consiga esto con VVC con bajos volúmenes tilda (o ajustando la alarma del límite de presión) o con VPC que limite la presión meseta en la vía aérea por debajo de 30-35 cm H2O. que aporta un patrón de flujo decelerado que reduce las presiones pico y asemejaría más la VVC a la VPC.

pero no el modo de ventilación utilizado. en aquellos que reciben ventilación asistida. Sin embargo. A su vez. . más alto será el flujo inspiratorio inicial y menor el trabajo respiratorio del paciente. y en general los modos ciclados por presión son más capaces de asegurar esta sincronía . mayor número de órganos extrapulmonares disfuncionantes y mayor incidencia de insuficiencia renal. Esto es especialmente significativo en pacientes con una mecánica respiratoria heterogénea o con elevadas resistencias en la vía aérea (EPOC) o baja distensibilidad. Se objetivó que el grupo ventilado con VVC presentó de forma significativa mayor mortalidad intrahospitalaria. En un estudio randomizado prospectivo realizado por Esteban et al.Tampoco se ha podido demostrar hasta el momento que un modo ventilatorio sea superior a otro en términos de mortalidad. en el análisis multivariante se vio que los factores asociados de forma independiente con un aumento de la mortalidad fueron la presencia de 2 ó más fallos de órganos extrapulmonares y el fracaso renal. se ha visto que la ventilación asistida controlada por presión reduce el trabajo respiratorio del paciente de forma más efectiva que en los modos de A/C por volumen]. Sin embargo en términos de confort para el paciente. pero en ambos grupos con límite de presión por debajo de 35 cm H 2O. Cuanto más rápido se alcance la presión pautada. los modos que responden a la demanda del paciente producen mejor sincronía que aquellos que no. dependiendo este hecho fundamentalmente de un mayor pico de flujo inspiratorio que se alcanza con el patrón de flujo decelerado de los modos controlados por presión. frente al patrón cuadrado de los modos controlados por volumen. se comparó la mortalidad en pacientes con SDRA ventilados aleatoriamente en VVC o VPC.