You are on page 1of 10

ESTADO SOCIAL: UN LEGADO EUROPEO EN ENTREDICHO Por Eric Tremolada* Resumen: Las presiones políticas y sociales derivadas de una

crisis económica no dejan de colocar en entredicho el Estado social, concepto incompatible para unos con el desarrollo económico y conquista irreversible para otros se debate entre su desaparición o perpetración. Comprender su génesis, el compromiso que encierra, sus limitaciones y las diversas explicaciones del mismo nos permitirá superar, reflexionando, la confusión existente sobre la viabilidad de un legado europeo que todavía es garante de los conflictos distributivos. Introducción:

El Estado Social considerado por unos como un monstruo burocrático incompatible con el desarrollo económico, y responsable de las involuciones de los sistemas políticos

actuales para otros, es un legado político y cultural del que debemos sentirnos herederos, independientemente de que hoy se debata entre un sinnúmero de patologías que aparecen por doquier.

Curiosamente desgastado aunque nunca ha sido plenamente realizado, mantiene vigente la pretensión que le exaltara Hermann Heller1, ser la extensión de las garantías del Estado de derecho al orden del trabajo y de los bienes.

Welfare State o Estado de bienestar, Estado social, Estado de las asociaciones etc., diversidad de nombres, que advierte García Pelayo, revelan el carácter complejo y aún indeterminado del Estado contemporáneo, optando este por la denominación de "Estado social" refiriéndose a lo que también llama Estado democrático neocapitalista.2

El Estado social se construye al impulso de las políticas económicas Keynesianas adoptadas por la mayoría de los países industrializados tras la segunda guerra mundial,

* Profesor e investigador en las áreas de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales de la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia. 1 HELLER H., Teoría del Estado, Traducción de L.Tobío, Fondo de Cultura Económica, México, 1971. 2GARCIA PELAYO M., Las Transformaciones del Estado Contemporáneo, Alianza Editorial, Madrid, 1980, pp. 113 y 114.

. Para las primeras la intervención económica es el ámbito donde investigar sobre las causas del Estado social. es decir. la propiedad privada de los medios de producción sin limitación. La Crisis del "Estado del Bienestar" en la crisis de la Civilización. 3 CAPELLA J. y políticas fiscales coherentes con ellos. considerándose que la intervención económica es instrumental respecto del objetivo social4. aplazando el cuestionamiento de los fundamentos del capitalismo privado (revolución social) y obtienen el reconocimiento de sus instituciones propias (partidos y sindicatos). insertándose en el Estado. 178. compromiso que contrasta con la persecución y represión pre-bélica de las instituciones de los trabajadores. Promociones Publicaciones Universitarias. Editorial Trotta. En términos técnicos. Barcelona. en pos de la paz social. 4 Véase: DE CABO MARTIN C. Madrid. la intangibilidad de los fundamentos de la producción capitalista. incluye siempre la intervención social como el ámbito generador de las causas generales del Estado interventor en nuestro tiempo. constituyéndose en la base sesgada de las explicaciones dadas sobre su origen. con el auxilio de Juan Ramón Capella. pero a su vez. La Crisis del Estado Social. 1991. R. reconocen políticamente las instituciones político-sociales de las clases subalternas. éstas clases subalternas. en: Problemas de Legitimación en el Estado Social. sobre la base del crecimiento económico. esto implica que el Estado instrumente políticas de redistribución de las rentas en favor de salarios. el doble aspecto descrito del Estado social. 2 . 1986. se instrumenta según el interés que representa el intérprete. Por su parte.. intentaremos explicar este compromiso. por su parte la teorización no marxista en cambio. p. su intervención económica y su intervención social. Su génesis: Ahora bien. tanto en las teorizaciones marxistas como en las que no lo son. 20 a 29.3 I.es el resultado de un compromiso entre clases sociales. se trata de exigencias del desarrollo capitalista matizadas por la relevancia que se le dé en todas sus tendencias al aspecto social (lucha de clases). las clases poseedoras aceptan la redistribución vía Estado del producto social. exigen a cambio. pp. aceptan esa política de rentas que a corto plazo posibilita un incremento de su consumo.

la fuerza de las políticas Keynesianas hicieron posible un crecimiento económico sin precedentes y a partir de éste. Madrid. marzo 1994. 7 La preferencia por los derechos sociales. se plantearon y consagraron normativamente algunas demandas encaminadas a la modificación de las condiciones de vida de los grupos nuevos favorecidos. The Welfare State. nacen los presupuestos de existencia del Estado social. traduciéndose. véase: RENOUVIN P. Monografía.. retrocesos y contradicciones de la teoría de las libertades públicas. Historia de las Relaciones Internacionales Siglos XIX y XX. pp. 111177. Madrid. 1990.. London. 1980. en el oscuro período post-bélico7. funciona con relativa eficacia la política de redistribución salarial. AKAL. esta primera señal de alarma sumada a la relajación de la disciplina social. En la riquísima trayectoria de constantes avances. en palabras del ya citado Juan-Ramón Capella. en aproximación notable a una situación de pleno empleo. garante de la capacidad adquisitiva de los trabajadores y de los llamados derechos sociales. multiplicándose las señales de alarma. generaron así un aumento de la burocracia estatal. Esto se conoció al inicio de los sesenta como "crecimiento permanente y auto sostenido".Haciendo un brevísimo esbozo histórico constataremos que si bien en los procesos revolucionarios de 1789 y 1848 o en otros momentos del siglo XIX5. Centro de Estudios Constitucionales. 3 . 6 Un conciso desarrollo de esta evolución puede verse en: MARSH D. el aumento de la intervención del Estado y la búsqueda de la igualdad. segunda edición. en: TREMOLADA E. Como respuesta a los movimientos europeos de 1968 y a la impotencia de ejercer un control social y político. pero sólo se construye como tal. euforia precipitada que en la década siguiente ponía de manifiesto las limitaciones del Estado social. permitieron creer la posibilidad real e inmediata de superar el modo capitalista de producción. El mundo infradotado quería compartir los frutos del crecimiento al cual contribuía con materias primas. 5 Periodo de repercusión internacional de los procesos revolucionarios europeos. temerosos de perder las rentas alcanzadas. concept and development. no es sino hasta finales del siglo XIX y primer tercio del XX cuando cabe hablar de un considerable y reivindicativo movimiento en esta dirección6. las clases dominantes fomentaron el individualismo y el corporativismo. II. Sus limitaciones: Así. Presupuestos de Existencia del Estado Social de Derecho. como ya lo señalamos. se constituyen como presupuestos del Estado social.

que solo conjugados pueden conseguir una explicación correcta del fenómeno al que se enfrentan. partidos. fundaciones. La sociedad se va constituyendo en un sujeto frente al Estado y exige de éste determinados comportamientos que lo obliga avanzar por la vía de su condición de Estado "de bienestar". llevó al Estado a destinar recursos para organizar espectáculos o entretenimientos muchas veces triviales. de conformidad con sus recursos y prioridades. pero estos balances individuales de las distintas disciplinas.cit. desde diversas áreas del conocimiento se pretende explicar las patologías del Estado Social. tratando de satisfacer demandas sociales desde un sistema de acumulación privada. una de las muchas disfuncionalidades del sistema económico en nuestros días es el desempleo. todos con su lógica tendencia a influir sobre el Estado9. Diversas explicaciones desde diferentes disciplinas: Ahora bien. en primer término la sociología limita su explicación a los elementos cognoscitivos en un orden social cada vez más distante. por tanto. gremios. distribuida en infinitas asociaciones. sociedades. No es posible separar las funciones asistenciales del Estado de bienestar del contexto social en que las cumple. presión que a la larga se traduce en costos de producción crecientes. Este simple razonamiento económico muestra la claridad progresiva de las limitaciones del Estado social. mal que bien. J. serían a nuestro entender esfuerzos incompletos. el Estado de nuestro días atiende a las necesidades de la sociedad planteadas de una o de otra forma. el subsidio de desempleo. pp. suscitó mayor presión fiscal para hacerles frente.8 III. etc. la liberación de ciertas tareas de subsistencia con su consiguiente aumento de ocio.. grupos de presión. Así las premisas de la redistribución en favor de salarios y el equilibrio del compromiso se rompían.178 a 180 4 . con la consiguiente baja en la contribución fiscal. ob. sino existiera esta posibilidad carecería de sentido una de las prestaciones más gravosas del Estado contemporáneo en los países desarrollados. veamos: Procurando no caer en excesivas simplificaciones. 8 CAPELLA.El incremento de las demandas sociales. Caracterizada la sociedad contemporánea por una elevadísima articulación organizacional.. de los beneficios empresariales. y que generan un descenso de la competitividad económica y. Del mismo modo.

Madrid. p. el establecimiento de la seguridad social. 33 a 67. 9 Renacimiento del Corporatismo. como protector de los sectores más débiles.. en los años del frente popular (jornada laboral. Bogotá. vacaciones anuales remuneradas. segunda edición. En segundo lugar el Estado del que hablamos desde una visión netamente política. 1985. F. en donde se suponía la nacionalización de ciertas industrias y servicios públicos. que por cierto ya estaba promulgada en Francia antes de la segunda guerra mundial. ver: REVEL J. Crisis Económica y Estado Social y Democrático de Derecho. Así las instituciones del Estado llegaron a ser más sensibles a ese conjunto de pareceres y criterios generalmente compartidos que se hace conocer a través de la opinión pública. Democracia: el honor de ser responsable. 1980. pp. Barcelona. es el conjunto de sucesivas respuestas a situaciones consideradas socialmente como problemáticas10. El Rechazo del Estado. Problemas actuales del Estado Social y Democrático de Derecho. en la práctica el poder puede permanecer durante mucho tiempo indiferente pero nunca enfrentado a ella.. Editorial Planeta. 12 GARCÍA COTARELO R. como previsor de futuro etc. 41 11 El Concepto de opinión pública es difícil de definir. La Sociedad Corporativa. triunfador de las elecciones de 1945. 5 . CIS. Pontificia Universidad Javeriana. es en este sentido que tachamos de incompleto el análisis sociológico. como mecanismo generador de empleo y de renta. sino que es el distribuidor más justo de la riqueza. 1999.. ver: GINER S. la reforma de las prestaciones de desempleo y la ampliación de la legislación social. Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Alicante. Colección profesores Nº 19. nadie sabe con exactitud lo que es. Esta interrelación de Estado y sociedad implica no sólo que el primero es el garante del orden público. en: IV Congreso Nacional de Ciencia Política.se trata de una dinámica estatal de mantenerse en contacto con la sociedad "real". La teoría del Estado social se configura en el programa del partido laboralista británico..) fueron sus derroteros. ámbito sumamente complejo por tratarse de un terreno de lucha de intereses contrapuestos expresados en terrenos ideológicos. 1985. etc.11 En principio lo que nos interesa es hacer relevante que es incomprensible el Estado social si se omiten las referencias sociales que fueron y siguen siendo los soportes de esta forma de Estado12. 10 SALAZAR VARGAS C. Las Políticas Públicas. social y económica de la post guerra. pero es muy poco probable hoy en día que un gobierno democrático se enfrente a ella. fue el resultado de la aplicación del programa socialdemócrata a la realidad política.

sino que era propio del ambiente de la época final a la segunda guerra mundial. 38. Por lo tanto el Estado social en su origen. señala que el primero atiende solo a la vertiente formal del principio de igualdad. 15 PAREJO ALFONSO L. esto último podría traducirse en que la igualdad de todos se convierta en el derecho de los más poderosos si hacen valer su superioridad real. prescindiendo de las relaciones sociales de poder. Ese reconocimiento implícito de que la guerra tenía el carácter de lucha de clases Inter-Naciones ayudó a que se le considere como represalia contra los sectores simpatizantes del fascismo. 13 IBIDEM. en medio de la bipolaridad emergente. mientras que para el Estado social de derecho. En términos constitucionales muchos cuestionan el adjetivo social o el alcance del término democrático.. 14 COSSIO DIAZ J. donde lo importante es que todos tengan iguales derechos. 1989. R. no sólo se configuraba en el programa de los laboralistas. pp. lo decisivo ha de ser la igualdad en sentido material toda vez que en virtud del pacto. Estado Social y Administración Pública. Civitas. al diferenciar entre el Estado de derecho y el Estado social de derecho.Pero el modelo del Welfare State. 1989. podemos introducir al Estado democrático los fines de los dos primeros. Madrid. tiene la obligación. es también el resultado de una correlación de fuerzas políticas concretas.13 Avocando el tercer enfoque encontramos que no son menores las dificultades que plantea el concepto en términos jurídicos. de corregir desigualdades. garantizando que los débiles socialmente cuenten con una libertad y una protección judicial equivalente a la de los socialmente favorecidos.14 Al respecto el profesor Parejo Alfonso15 pone de relieve la interpretación teleológica de Hermann Heller enunciada al inicio de este escrito. que confluyen en la valoralización de la dignidad de la persona como fundamento del orden político. 6 . el Estado social necesita una articulación jurídica mediante la cual dota de eficacia sus fines. pero acudiendo a las relaciones entre el Estado social y el Estado de derecho.. p. Estado Social y Derechos de Prestación. independientemente que estén realmente en situación de disfrutarlos o ejercitarlos por igual. Madrid. Ed. atendiendo a las relaciones sociales de poder. 34 a 36 y 57 a 59. Centro de Estudios Constitucionales.

Revista de Estudios Políticos. tendentes al mejoramiento social17. con el que iniciamos este estudio. ob. Numero 7. quiere restaurar las condiciones de acumulación del capital que le son propias del Estado liberal de derecho. p.. 47. pretendiendo obviar los otros enfoques. tal vez solo pueda realizarse mediante la intervención del Estado que terminaría siendo totalitario16. Entonces.. ob. 18 COSSIO DIAZ J. La expresión "derechos sociales" podría vislumbrarnos una posible salida. muestra su perplejidad ante la inesperada y compleja realidad. cit. 32. cayendo en un círculo vicioso19. pretende volver a aquella posición en que al evolucionar. este reconocimiento de prestaciones a cargo del Estado. ob. 19 GARCIA COTARELO R. son dos constantes del Estado social que garantizan condiciones mínimas para la población. cit.. el Estado social es la primacía de lo económico sobre lo político y jurídico. es decir. Crisis Económica y Estado Social y Democrático de Derecho. Crisis Económica y Estado Social y Democrático de Derecho. Nueva Época. p. sin duda resulta evidente que es el meollo del asunto.. p. Teoría de la Constitución. pp. 1979. Madrid 1982.. 17 Ver: SCHMITT C.. es a través de prestaciones estatales llamadas a satisfacer "mínimos vitales". La economía ortodoxa o no.18 Finalmente como cuarto enfoque disciplinar. acabaría por ser igualación. dentro de un procedimiento normativo. cuanta razón tiene José Ramón Cossio al advertir que más que de derecho sociales se debería hablar de "derechos de igualdad" cuando se alude a la significación teleológica. 7 . y de "derechos prestacionales" cuando se refieran a su dimensión material.La igualdad. a su vez. Su viabilidad en el siglo XXI: 16 GARCIA COTARELO R. 174.. P. y SCHNEIDER H. 41. admitiendo que el único medio posible de realización de la igualdad como valor. sin embargo. cit.. IV. produjo el efecto que ahora es preciso corregir. Peculiaridad y Función de los Derechos Fundamentales en el Estado Constitucional Democrático. 42 a 54. p. que no permite restablecer el equilibrio del compromiso inicial.. volvemos al económico. R. mayoritariamente la doctrina considera que la peculiaridad de estos derechos consiste en la obligación del Estado a conferir prestaciones en favor de grupos y personas.. sumado a la aceptación del valor de igualdad como finalidad. contenido especial del Estado social y democrático de derecho.

constituiría para algunos el replanteamiento del Estado de bienestar. 21 THERBORN en los Retos del Estado de Bienestar. sobre el incierto devenir del Estado social. que consideran exagerado hablar de una crisis.. Así el Estado social del futuro está sujeto a una mayor inseguridad.Creemos que toda indagación acerca del futuro debe tomar como necesario punto de partida la situación pasada y presente. Si el Estado ha asumido en los últimos tiempos como propia la necesidad de prestar ciertos servicios. Alfons el Magnanim Valencia. se convierte para algunos en la incapacidad del Estado y la necesaria remodelación de los instrumentos utilizados para la regulación de la vida económica. El legado Keynesiano. Ni en los planteamientos neoliberales donde se puede llegar a glorificar el mercado sucede esto. Crisis y Futuro del Estado de Bienestar. Madrid. especular desde una perspectiva más integral. Por su parte. 1989. nada nuevos del fin de la era Keynesiana. irónicamente y de alguna medida víctima de su propio éxito al intentar extender la demanda de prestaciones.20 Estos anuncios. p. nos permita al menos. La constatación contemporánea de las patologías y el conjunto de síntomas que lo aquejan ha llevado incluso a plantearse el fin del Estado social. Se debe revisar la redistribución de la riqueza a través de la política fiscal o la voluntad de alcanzar el pleno empleo. Porque en algunos países hay más paro que en otros. citado por: MUÑOZ DEL BUSTILLO R. él idealizarlo obedece más a la importancia de ciertos valores como la libertad. 1989. 8 . y conflictos distributivos. al punto que ven a éste como una conquista irreversible en la forma de entender las relaciones sociales y nunca susceptible de ser abandonada. Contribuye a este terminal diagnostico sin duda la crisis económica que pone a prueba día a día sus limitaciones. 87 y 97. no faltan los defensores a ultranza del mismo. es porque el desarrollo técnico ha llevado a que se produzca una transformación de la existencia humana que precisa de nuevas formas de intervención en la vida económica. Alianza. 101. que atendiendo a su capacidad de generar riqueza. resultado de las relaciones de poder y estrategias de lucha21.. 20 El Estado de bienestar no conduce necesariamente al pleno empleo o a políticas que lo favorezcan. en la medida que es el escenario de esfuerzos. pp. de ahí ésta metodología que tiende a la unificación de los balances pluridisciplinares que sumados al origen y su progresivo desarrollo. Ver THERBORN G.

Gutiérrez Cortines. 61 a 65. Generando por una parte sectores que se valen por sí mismo. 9 . 23 SAGÜES N. Los Principios Específicos del Derecho Constitucional. lo evidencia OFFE. y por otra un conformismo que acepta la 22 OFFE. F. Nº 30. el de legalidad. sirviendo a un tipo político singular. de tal modo que pretende ser no solo formal sino también un Estado de justicia. Lo menos nuevo de los nuevos movimientos sociales de hoy son sus valores pues lo que llevan a cabo es una "crítica moderna de la modernización"22. lo que se traduciría en nuevas demandas que desequilibrarían mas el compromiso que le dio origen. Cl. no solo significa la satisfacción de un valor formal. Es así que el Estado social. el triunfo del capitalismo. Sistema. otros ingredientes o manifestaciones más evolucionados de los de hoy. 1992. Democracia: el honor de ser responsable. que conciben el derecho constitucional como derecho de y para el Estado democrático y social de derecho. como principio ideológico del derecho constitucional.. sin protección social. pp.Verdugos o defensores siempre se sesgan de acuerdo al grado de respuestas de sus demandas. descubriendo en ellos los valores de la modernidad que precisamente las instituciones del capitalismo tardío han sido incapaces de realizar. 163 a 244. pp. Trad. En la otra orilla están los constitucionalistas contemporáneos. 24 Remitirse a: "Información: La objetividad existe" Ensayo de Revel que cuestiona sobre el relativismo absoluto que reina en los periodistas. REVEL J. Fenómeno que contribuye al desarme del ciudadano por los desgastes de libertad de expresión y representación. cit. Madrid 1988. gracias tal vez a una ley natural. ob. Bogotá. 38 y 39. que se generalizan y esquematizan absolutizando sus perfiles por un periodismo político en la mayoría de los casos carente de objetividad24. analiza los nuevos movimientos sociales. Se trata y en sus palabras. al intentar acercarse a los nuevos problemas que plantea la evolución del sistema capitalista. perdiendo el carácter ideológico neutro. Temas de Derecho Público. Ed. el derecho constitucional sería aprincipista y anómalo23. P.. no de nuevos valores sino de una radicalización de las promesas incumplidas. pp. sino que también debe cumplir con requisitos de fondo y estructura... Partidos Políticos y Nuevos Movimientos Sociales. pueden ser autónomos. concluyendo que en una situación contraria. crea unas verdades exageradas de planteamientos rigurosos e intelectuales. Dando cabida a que en el futuro las exigencias de la justicia pueden requerir. El Rechazo del Estado. Universidad Externado de Colombia. Por su parte.

contribuyendo a sostener que la fórmula para la escasez de las prestaciones es la no necesidad del mismo. pero a esto se suman los efectos perversos de los que se consideran su amigo. que por cierto nace con el único objetivo de contribuir. gozará. Finalmente. Previsión que haría innecesario este escrito. tal vez. El egoísmo en el Estado social coincide con el Estado mínimo. pese a sus patologías. esta es. Es comprensible desde el punto de vista de los enemigos del Estado de bienestar. ni mercado sin Estado social. creemos firmemente que esta forma de Estado será viable en el siglo XXI.marginación. efectos del uso indiscriminado por parte del ciudadano individualista que olvida las consecuencias colectivas25. de vitalidad. 25 Tolerancia social de comportamientos cada día más generalizados que como en el caso de los beneficiarios del subsidio de desempleo. 10 . trabajan subempleados. reflexionando. Desde esta óptica se debería sustituir la reivindicación por la reflexión racional. ambos como rechazo del Estado social. pero recordemos que es un resultado político como solución a situaciones concretas en el proceso de transformación del capitalismo basado en un compromiso equilibrado y del mismo modo que apareció puede desaparecer. mientras tengamos esto presente. A manera de conclusión: El Estado social hoy es el principal escenario de las luchas por la existencia digna del ser humano. eliminado la presión política y social permitiendo su supervivencia. que limita sus prestaciones tanto al detractor como al defensor. la crisis económica se resolverá en un nuevo ciclo de prosperidad y crecimiento económico. la más importante conclusión de las experiencias vividas en el siglo XX. Lo cierto es que no puede haber Estado social sin mercado. a evidenciar la confusión existente.