You are on page 1of 10

EL SERVICIO EXTERIOR DE LA NACIÓN COMO ACTOR POSITIVO EN LA ARTICULACIÓN DE LAS ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL Y SU PROYECCIÓN INTERNACIONAL

Por PEDRO VON EYKEN *

Presentación

Este trabajo pretende no sólo ilustrar sobre una realidad institucional que suele resultar desconocida para la mayoría de los ciudadanos, en relación con las expectativas y la idea que se tiene de la función estatal en general y de las relaciones exteriores y sus funcionarios de carrera en particular. Luego de una toma de posición al abordar el concepto ético-solidario que da inicio a esta parte y que constituye una convicción del autor como funcionario de carrera del Estado en el Servicio Exterior, se explicita el rol de la Cancillería y de sus integrantes del cuerpo diplomático. Este ministerio es, posiblemente, aquel cuyas funciones menos conoce la gente. No sólo la gente de a pie, sino también de los sectores más informados y hasta académicos, por no mencionar a la propia clase política. Esta afirmación es válida no sólo respecto de la estructura administrativa y de las múltiples funciones que cumple este Ministerio, sino en su rol de articulador y de la asistencia internacional al denominado tercer sector. Si el escepticismo, cuando no el pesimismo suelen prevalecer al hablar del rol del Estado ante una sociedad desconfiada de la clase política, a ello se suman prejuicios y lugares comunes cuando se habla de la Cancillería, sea del organismo como de sus funcionarios de carrera, de los que, en realidad, se sabe muy poco. Pero no hay nada más fácil que criticar lo que no se conoce, y lugares comunes como la frivolidad, la arrogancia y el excesivo apego al protocolo son las críticas más comunes. De las funciones y de los servicios que presta se sabe, como queda dicho, bastante poco. 1. El Estado como facilitador y articulador: un concepto ético-solidario Resulta difícil, en el tiempo presente, asociar al Estado con conceptos como articulación y facilitación, con la ética y la solidaridad, porque también resulta difícil convencer a la ciudadanía que el Estado argentino puede ejercer un rol positivo, de corte netamente solidario y hasta apolítico, en beneficio de cualquier sector, no sólo del denominado tercer sector o de la sociedad civil. Examinemos brevemente que circunstancias no contribuyen a una asociación del Estado con funciones positivas. En primer lugar, no ayuda la ausencia de una correcta comprensión, por parte de la gente en general, de la diferencia entre el Estado, asociado a las “políticas de Estado”, que son permanentes, y el Gobierno, cuyos titulares son transitorios y acceden al poder por la respuesta de la ciudadanía a las campañas políticas, aunque deben ejercer el poder con el fin del bien común y dar continuidad a las políticas de Estado. Esto es así porque la política, ciencia y arte entre los más elevados desde la Antigüedad, tiene en nuestro país una de las imágenes más negativas y pesimistas de toda su historia, por parte de una población que asocia la palabra “política” con el egoísmo, la ventaja personal, el enriquecimiento y la corrupción, esto es, con todo lo malo y lo negativo, con todo lo opuesto a las virtudes republicanas y al bien común que deberían constituir su razón de ser. En los tiempos que corren, la política, en general, y la clase política, en particular, cubren todo lo que tocan con un manto de sospecha y de escepticismo, cuando no de rechazo casi general, con contadas excepciones entre quienes detentan cargos políticos.
* Es politólogo y funcionario de carrera del Servicio Exterior de la Nación desde 1983. En el exterior ha sido cónsul adjunto en Hamburgo y luego consejero político y cultural en la embajada en Alemania. En la Cancillería, entre otros cargos del último tiempo, fue Director de la Dirección de la Mujer en 2003, Director de Organizaciones Intermedias en 2004 y ahora, en el área consular, se halla a cargo de la Dirección de Argentinos en el Exterior.

que ha accedido a una función de servicio de por vida y mediante el esfuerzo intelectual que supone un concurso público. ni todos los funcionarios de carrera carecen de tales vicios y poseen una aureola de santidad administrativa. suelen ser superficiales e injustas. Ni todos los políticos con cargos circunstanciales o elegidos por fidelidades partidarias son corruptos. veintiuno de ellos en el Servicio Exterior propiamente dicho. no sólo del denominado tercer sector o de la sociedad civil. aquel que está donde está en virtud de una selección de antecedentes. que de aquel que detenta un cargo circunstancial como pago de operaciones políticas o de acompañamiento en campañas electorales. aunque deben ejercer el poder con el fin del bien común y dar continuidad a las políticas de Estado.1. resultan bastante más transparentes y objetivos. de falta de transparencia y opacidad del poder (los hombres públicos tienen que ser probos) (. vinculada a los problemas de corrupción. egoístas e indiferentes al bien común. de corte netamente solidario y hasta apolítico. una opinión más positiva del funcionario de planta. en particular. y como consecuencia de lo anterior.. las mejores virtudes y no pocos vicios en ambos tipos de agentes públicos.) Aparece una concepción de ética pública como de no corrupción (. permanentes. tiene en nuestro país una de las imágenes más negativas y pesimistas de toda su historia. asociado a las “políticas de Estado”.. en general. en la diplomacia de carrera. por parte de la gente en general. Sin embargo. en beneficio de cualquier sector. El Estado como facilitador y articulador: un concepto ético-solidario Resulta difícil. que no suelen acceder a sus cargos por parentesco o en virtud de premios políticos circunstanciales. con contadas excepciones entre quienes detentan cargos políticos. y la clase política. por parte de una población que asocia la palabra “política” con el egoísmo. Sin pretender que esto último signifique dar a entender que sólo los funcionarios de carrera son los dueños exclusivos de la vocación de servicio. tampoco ayuda el desconocimiento o la negación. el enriquecimiento y la corrupción.. cuando no de rechazo casi general. porque también resulta difícil convencer a la ciudadanía que el Estado argentino puede ejercer un rol positivo. con premios y castigos basados. En los tiempos que corren. cuyos titulares son transitorios y acceden al poder por la respuesta de la ciudadanía a las campañas políticas. Esto es así porque la política. no es una entelequia ni una mera aspiración. sino mediante concursos públicos de antecedentes y oposición. cubren todo lo que tocan con un manto de sospecha y de escepticismo. cabe señalar que las consideraciones precedentes no pretenden erigirse en una norma general. en general. ya que. íntimamente asociada al comportamiento ético y al espíritu solidario. a los efectos del presente trabajo se trata de establecer como presupuesto que la función pública. y puede afirmar con la mayor honestidad que ha conocido en la administración en general y en la Cancillería en particular. de la diferencia entre el Estado. ciencia y arte entre los más elevados desde la Antigüedad. no ayuda la ausencia de una correcta comprensión. en procesos de selección que si bien no son perfectos. y el Gobierno. en la idoneidad a que se refiere el artículo 16 de la Constitución Nacional. aunque a veces pareciera difícil hallarla. como la mayoría de las generalizaciones. asociar al Estado con conceptos como articulación y facilitación. Frente a ello tenemos el compromiso que suele advertirse con mayor nitidez en el funcionario más capacitado. en general. de la eficiencia y del espíritu solidario. que son permanentes. En primer lugar. en principio. esto es. jerárquica. de dos circunstancias: a) que la vocación de servicio existe. con todo lo opuesto a las virtudes republicanas y al bien común que deberían constituir su razón de ser. Examinemos brevemente que circunstancias no contribuyen a una asociación del Estado con funciones positivas. de haber rendido una serie de exámenes objetivos y ha elegido una estructura permanente. y b) que en el Estado existen cuerpos profesionales. Sin embargo. al decir que Emerge una ética vinculada al Estado. en el tiempo presente. con la ética y la solidaridad. En segundo lugar. debe ser ejercida con una vocación de servicio genuina y auténtica. la política. En ese sentido. la ventaja personal.. ni siquiera ser entendidas como una generalización.) En una sociedad donde los 2 . con todo lo malo y lo negativo. adscribimos a los conceptos de Daniel García Delgado cuando se refiere a la ética pública. Esto ocurre posiblemente porque las características más comunes de estos últimos cargos son lo pasajero y lo circunstancial. El autor de estas líneas es un funcionario de carrera de la administración pública desde hace veinticinco años. y constituyen las más de las veces un eslabón más en una carrera política. se ha podido observar que la población tiene.

que cuestiona la suficiencia de todo nivel de justicia alcanzado y que considera que la justicia siempre está al menos un paso más adelante.. puede convertirse en un instrumento de articulación y facilitación en beneficio de la comunidad y de la sociedad civil. Fortalezas y debilidades en el umbral del tercer milenio. Con los presupuestos anteriores. Barcelona. un enjundioso análisis de la filosofía moral o de la ética sociológica escaparía al sentido del presente trabajo. 97 3 . al menos con la definición que he sugerido anteriormente. y que siempre podamos reaccionar en consecuencia. 90. quien rechaza el conformismo y la sumisa aceptación de que no se puede cambiar el mundo y que muestra. a través de funcionarios comprometidos. no robar o presentar una impecable presentación de bienes. tiene que existir un excedente respecto a lo que consideramos necesidades diarias.problemas que empiezan a preocupar a los ciudadanos no son tanto las grandes orientaciones emancipatorias. y cuando su pertenencia a los cuadros del Estado. de manera sucinta. 2000.. aparece una ética pública concebida como cumplimiento de reglas más que 1 como parte de una ética más amplia. cit. en fin. por motivos que exceden ampliamente el tema y los objetivos de esta monografía. Estado-nación y globalización.) La sensibilidad moral necesita ser excesiva para ser suficiente. dice Bauman: Raramente hemos de poner seriamente a prueba nuestra conciencia moral a través de alguna situación que exija nuestro sacrificio en bien de otros que no tienen más que su miseria para reclamar nuestra generosidad. genuina y auténtica. Keith. 211 3 Bauman.) una sociedad justa es una sociedad que siempre piensa que no es suficiente. 2 García Delgado. Sin embargo. Ariel. “sin un verdadero planteo acerca de la responsabilidad de cada uno de los actores en la configuración del bien común”2 En este sentido. Nos interesa reproducir a Bauman cuando define la sociedad justa en sus conversaciones con Keith Tester: Creo que la justicia es la traducción de “responsabilidad por” o Fürsein al lenguaje de la sociedad (... pp. al considerar las implicancias prácticas del tipo de compromiso ético que resulta tan importante en su obra. que se controlen los consumos y garanticen los servicios básicos. Zygmunt y Tester. adscribimos al compromiso con el bienestar de la sociedad y a los conceptos del sociólogo polaco Zygmut Bauman. el Estado. es una sociedad que reacciona ante cualquier caso de injusticia y se pone inmediatamente en marcha para corregirlo. Sobre todo. Nunca hay bastante sensibilidad moral y su cultivo es la condición preliminar de la “sociedad justa”. adquieren el significado de un compromiso sincero y profundo. pp.4 No es necesario señalar que la obra de Bauman es recomendable en general.. “ordinarias”. Ed. sean éstos permanentes o circunstanciales. Si bien el ámbito de acción y de servicio de un funcionario público no se agota 1 García Delgado. Hemos querido transmitir precedentemente. cit. sin poder prometernos nada a cambio (. porqué el pensamiento social es hoy una de las necesidades más perentorias de nuestra época. 2000. Paidós. 4 Ibid.3 Más adelante. de tal manera que siempre podamos percibir como casos de indignidad vergonzosa e intolerable todas las nuevas formas de miseria humana. Sin embargo. permitiendo así que se exclusivice una perspectiva meramente legalista que libere la conciencia de los funcionarios por el sólo hecho de no matar. pp. en un todo de acuerdo con García Delgado.. Daniel. como se ha dicho anteriormente.. pág 210. op. Buenos Aires. op. entendemos que la ética pública no debería estar desvinculada de la ética social. cuál es el tipo y el grado de solidaridad y de sensibilidad social que puede acompañar el sentido ético de las acciones de un servidor público cuando su vocación de servicio es.) Creo que la “sociedad moral” es en primer lugar y por encima de todo una sociedad justa (. “La ambivalencia de la modernidad y otras conversaciones“. sino que no se robe los impuestos.

formación e incorporación del personal para el cuerpo permanente activo del Servicio Exterior de la Nación y tiene como misión fundamental afirmar y desarrollar la vocación profesional. integran su cuerpo permanente activo. conforme el artículo 2° de la Ley 20. animado por una vocación indispensable y permanente. en la actividad de articulación y asistencia.957. e) y g). y de qué manera deben ser prestados esos servicios. − Difundir ampliamente el conocimiento de la República y fomentar las buenas relaciones políticas. porqué se enfatiza tanto esta perspectiva cuyo énfasis no pretende remitir. culturales y sociales y difundir su conocimiento con arreglo a las orientaciones y directivas emanadas del superior gobierno de la Nación” 5 Entre las obligaciones del personal permanente del Servicio Exterior. donde se analizan las motivaciones. aquellos constituyen. que vendrían a ser los miembros del denominado “cuerpo permanente activo”. cabe mencionar las siguientes en relación con el presente trabajo: − Prestar servicios en forma regular con toda su capacidad y diligencia. a motivaciones de índole exclusivamente corporativa. − Prestar la atención necesaria a los nacionales argentinos y sus intereses. ya que deben servir también a quienes no pueden o no quieren pagarlos.. El Servicio Exterior de la Nación al servicio de la sociedad civil Entre los funcionarios del Servicio Exterior de la Nación. el artículo 81 de la misma ley establece que “el Instituto del Servicio Exterior de la Nación (ISEN) constituye el organismo único de selección. Entre las funciones. y se avanza luego al capítulo 5. cabe mencionar a continuación las funciones y las obligaciones del personal diplomático de carrera de nuestra Cancillería. que no parece ser tenido siempre en cuenta por algunos envarados agentes públicos. culturales y sociales del país en que ejercen sus funciones. de acuerdo con las normas pertinentes. se comprenderá. explicitadas en la Ley del Servicio Exterior de la Nación y que pueden considerarse vinculadas con los objetivos de esta monografía. en este caso.en beneficio de quienes pagan impuestos. Por su parte. quizás. los agregados laborales y los especializados). a las entidades de la sociedad civil. económicas. con arreglo a los objetivos y a la terminología del presente trabajo. sin embargo. artículo 21. se incluyen las de: “Promover los intereses de la República en la comunidad internacional. de conformidad con la misma ley.957. no son los únicos integrantes del Servicio Exterior (ya que a éstos deben sumarse el cuerpo permanente pasivo de los jubilados. “los funcionarios con estado diplomático en actividad que se desempeñen indistintamente en funciones diplomáticas. económicas. 4 . sostener los derechos que le acuerdan los tratados. Si se regresa al capítulo 1. así como los llamados “embajadores políticos”. 5 6 Ley 20. los funcionarios de planta. donde hablamos del Estado como facilitador y articulador desde una perspectiva ética social y solidaria. velar por su prestigio y fomentar sus relaciones políticas. incisos b). los principios éticos y morales y la convicción patriótica que informan la conducta de los aspirantes a integrantes del Servicio Exterior de la Nación”.6 Es decir que ya en el marco regulatorio principal de la actividad del Servicio Exterior de la Nación se encuentran implícitas funciones y obligaciones vinculadas a los objetivos de nuestro trabajo en la atención de los connacionales argentinos y sus intereses. 2. Es decir que si bien los diplomáticos de carrera. Hecha esa digresión. como cuerpo diferenciado. y aquellos que ingresen al servicio exterior conforme a las disposiciones de la presente ley”. para el mejor desempeño de sus funciones. costumbres y usos internacionales. consulares y en la Cancillería. consideramos necesario citar este concepto fiscal del origen de los fondos con que se pagan los sueldos de los funcionarios. artículo 20. inciso b) Ibíd.

tanto Universidades nacionales y Privadas. Dicha Subsecretaría es el área de ese Ministerio que sirve. − Tramitar los auspicios de la Cancillería o las declaraciones de interés nacional. 3. existen otras áreas de la Cancillería vinculadas al tercer sector. el FOAR) que la Argentina proporciona como donante a algunos países en desarrollo. exposiciones y otros eventos de carácter internacional7 Las funciones precedentes fueron las propias del autor de estas líneas desde noviembre de 2003 hasta diciembre de 2004. − Brindar asistencia y apoyo a la canalización y promoción en el exterior de las actividades de diversas organizaciones educativas y académicas de nuestro país. Estructura de la Cancillería argentina al servicio del tercer sector Si nos atenemos al campo más acotado y vinculado de nuestro trabajo. y de brindar la denominada “cooperación horizontal” (a través del Fondo Argentino de Cooperación Horizontal. Comercio Internacional y Culto 5 . seminarios. y 3) la de Asuntos Federales. de canalizar la cooperación técnica. Si bien al frente de la Subsecretaría de Relaciones Institucionales puede hallarse un funcionario político. cooperativas. el dominio de dos o más idiomas. como Fundaciones y Asociaciones vinculadas al sector académico y profesional. que no pertenezca al cuerpo permanente del Servicio Exterior de la Nación. para reuniones. un mayor conocimiento real del mundo y de otras culturas y de cómo funcionan Estados y organizaciones internacionales. entre estos los organismos no gubernamentales. deben pertenecer al personal diplomático de carrera. proyectos y actividades de las organizaciones. centros académicos y organismos no gubernamentales. se hallan limitados a América latina. como su nombre lo indica. además de sus funciones más conocidas. con los Gobiernos Provinciales. como las de enlace institucional y articulación con otros organismos nacionales. en el ámbito de la Subsecretaría de Relaciones Institucionales de la Cancillería. a través de las funciones de otras tantas Direcciones: 1) la de Relaciones Parlamentarias. Es decir que la Cancillería. que en el último tiempo y por cuestiones presupuestarias. que se halla en el ámbito de la Subsecretaría de Coordinación y Cooperación Internacional y se ocupa. asociaciones profesionales y demás organismos gubernamentales en sus relaciones con sus similares de otros países. Sin perjuicio de lo dicho hasta ahora respecto de las funciones de asistencia y articulación a la sociedad civil dependientes de la mencionada Subsecretaría. además. colaborando como órgano de enlace en lo atinente a su proyección internacional. consistente en la posesión de un título profesional. congresos. las normas vigentes establecen que los cuatro Directores citados. vinculadas a las relaciones exteriores de la Nación. científica y tecnológica que la Argentina recibe de Estados extranjeros y de organismos internacionales. normas internas acuerdan a la Dirección de Organizaciones Intermedias de la Cancillería --a cuyo frente sólo puede hallarse un funcionario de carrera del Servicio Exterior--.La exigente capacitación exigida al funcionario del Servicio Exterior. 2) la de Asuntos Nacionales. representativos del quehacer nacional. de enlace institucional y articulación con otros tres ámbitos internos de nuestro país. que son: 1) La Dirección General de Cooperación Internacional. con ambas Cámaras del Congreso Nacional. cabe destacar que esta Dirección General no recibe ni 7 Resolución N° 4006/97 del Ministro de Relaciones Exteriores. Respecto de la cooperación que se canaliza como receptor y donante. posiblemente menos conocidas por la población en general. se ponen en este caso al servicio de la sociedad civil y su proyección en el exterior. las siguientes acciones: − Asistir en temas atinentes a la canalización y promoción en el exterior de los planes. a las negociaciones económicas y comerciales y a la asistencia de los argentinos en el exterior. entre ellos el de Organizaciones Intermedias. cumple otras funciones. − Intervenir en la asistencia y requerimientos de las organizaciones representativas de los trabajadores. que se inician en la Presidencia de la Nación. con otros Organismos Nacionales. a la defensa de sus intereses permanentes. en coordinación con otras áreas del Ministerio.

que agrupa a unas 340 organizaciones no gubernamentales de los más variados ámbitos: gremios. sino cooperación técnica. organizaciones de base y de género. mantienen una relación institucional con ONG’s específicas dedicadas a dichos temas. articula la participación de técnicos extranjeros y argentinos en diversas áreas de desarrollo. las ONG’s manifiestan que se sienten cansadas de que las convoquen a reuniones para obtener información y que luego no se concreten programas o se superpongan proyectos públicos que se traban mutuamente. Como bien dice Daniel Arroyo.gov. Dicho Representante Especial cuenta con colaboradores pertenecientes al Servicio Exterior de carrera y es. no funciona a la perfección en países más avanzados que el nuestro. etc. lo que se explica por la articulación directa con la gestión. es decir.ar). a cargo de temas específicos. aunque con distintos efectos. 2) La Subsecretaría de Integración Americana y MERCOSUR. El cambio de la estructura social y las nuevas formas de organización en Argentina. como los Directores de Cooperación Bilateral y Multilateral y la Coordinadora del FOAR. cámaras empresarias. tanto en la Nación como en las provincias y los municipios. 6 . y procurar consensos sobre dichos temas. La constitución de oficinas estatales que coordinen la relación con las ONG’s parece ser una de las soluciones más cercanas para resolver la situación que se reproduce. esta Dirección General ha elaborado un amplio e interesante banco de datos. Daniel.cancillería. en cuyo ámbito se halla un funcionario de extracción política con el cargo de Representante Especial para las Relaciones con la Sociedad Civil y la Integración. el Coordinador del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil. y que contiene datos de ONG’s del país y del exterior. como las Direcciones Generales de Derechos Humanos y de Asuntos Ambientales. Pero si la articulación interna de un Ministerio. para intercambiar información e impresiones sobre las negociaciones económicas. entre áreas que se encargan de temas muy afines. Sin embargo. en mayo de 2004. así como de los principales Estados y organismos internacionales donantes de cooperación. y la Dirección de la Mujer. provincial y municipal. 9 8 Arroyo. y es que Un aspecto llamativo de las ONG’s en Argentina (a diferencia de los casos de Chile y Brasil) es el escaso nivel de vinculación con los parlamentos nacionales o provinciales. pero no recibe ni transfiere fondos. en el capítulo “cooperación”. universidades.8 Lo señalado anteriormente por Arroyo ha sido observado de manera personal por el autor de estas líneas. que pueden consultarse a través de la página de la Cancillería en Internet (www. (Separata obtenida en FLACSO. También se ha comprobado otra observación de Arroyo. colegios profesionales. tampoco es dable esperar semejante funcionamiento de la Cancillería argentina. en desplazamientos por el interior del país al tomar contacto con organizaciones sociales e instituciones académicas --como la Universidad Nacional de Córdoba--.brinda cooperación financiera directa. comerciales y de integración en curso. centrales sindicales. La relación con el Estado pasa exclusivamente por el Ejecutivo. a nivel Nacional. 3) Otras dependencias técnicas de la Cancillería. comerciales y de integración económica del Ministerio. año 2003) 9 Ibídem. al criticar “el exceso de burocracia y el alto nivel de exigencias formales” La presencia de oficinas “paralelas” en el Estado y el alto nivel de rotación de los funcionarios públicos obligan a la multiplicación de esfuerzos por parte de las organizaciones para acceder a la información e interactuar con el Estado. a la vez. aunque el Organismo cuenta en Servicio Exterior de carrera. Por otra parte. Al frente de esta Dirección General se halla una funcionaria de extracción política. creado en agosto de 2003. la práctica de intentar incidir sobre el Parlamento e incorporar otras valoraciones en la sanción de las leyes ha sido una práctica poco utilizada por las ONG’s en nuestro país. Este Consejo se reúne periódicamente en la Cancillería con las autoridades de las áreas económicas. En lo que hace al tercer sector.

con sede en Buenos Aires. sino el de la mayor fuerza política. estos son lícitos. y De Piero. si bien hasta el presente el autor de estas líneas no ha recibido cuestionamientos de ningún tipo por parte de la sociedad.En el caso de nuestro trabajo. como la Cancillería. No obstante y a pesar de estas observaciones. demandas y prácticas que se desarrollan en nuestro país y no sólo por premisas ideológicas. En esto estamos totalmente de acuerdo con Nicolás Ducoté. y puede decirse que la asistencia y la articulación de esta área de la Cancillería con las organizaciones de sociedad civil no han sido guiadas por el color político. la discusión sobre la relación entre Estado y sociedad debe desenvolverse en base a las iniciativas. que el funcionario de a conocer su agenda de reuniones si le fuera requerida. Sin embargo. Si bien es cierto que es difícil volver a pensar una intervención del Estado como la que conocimos durante la última parte del siglo XX. En este sentido. incómodos roces internos.. puede decirse que. la falta de coordinación o de articulación suele ocasionar. frente al Congreso Nacional. En: Acerca de la Constitución del Tercer Sector en la Argentina. también debería hallarse incluida en el proceso en marcha de regular el acceso a la información pública por parte de la población. como el autor de estas líneas. que pueda garantizar los derechos de todos los ciudadanos y los grupos sociales. ha sido la falta de respaldo del Gobierno Nacional (en sus tres 10 García Delgado. Otro inconveniente podría surgir con una eventual “ideologización” de la asistencia al tercer sector y su articulación con el exterior. director ejecutivo del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC). en términos generales. 2001”.. se percibe claramente. en lo que hace a relación y articulación con las ONG’s. Allí. 7 . ni siquiera el acatamiento a normas que establecen un claro reparto de competencias. a veces.) el Estado debe proveer información relevante. no ha tenido lugar durante la breve gestión del autor. aceptables y hasta deseables. ni la presión o preferencias de ningún tipo. se advierten no ya entre dos agencias del Ejecutivo. que suelen ceder posiciones y/o “negociar” con criterios más “políticos” que profesionales los repartos de áreas de influencia. Sergio. 2003. no obstante ser un área de bajo nivel jerárquico. esto es. si los funcionarios. y los vicios comentados respecto de la duplicación de esfuerzos. La Dirección de Organizaciones Intermedias de la Cancillería. en tiempo y forma para que pueda ejercerse un verdadero control cívico. el “puesto” de observación desde el lado estatal es una agencia del Poder Ejecutivo. los funcionarios de las distintas áreas a cargo de la relación con el tercer sector suelen aportar un considerable grado de realismo y sensatez. por ejemplo. sin embargo. originados en conflictos de competencias. sino en la misma agencia objeto de estudio. resta comentar en este punto que sería saludable observar una mayor participación de la ciudadanía en estos procesos de asistencia y articulación a las organizaciones de la sociedad civil. Catamarca y Alto Valle de Río Negro. es importante señalar que uno de los principales obstáculos para el efectivo ejercicio del control y seguimiento de la gestión de gobierno. En lo que hace al rol institucional de la Cancillería. que prevé. Daniel. pp. 52. “Articulación y relación Estado-Organizaciones de la Sociedad Civil: Modelos y prácticas en la Argentina de las reformas de segunda generación. CENOC. hubieran recibido instrucciones sobre a quienes asistir y a quienes no. donde no siempre prevalece el criterio del sentido común. lo que permite un trabajo bastante articulado en favor de la sociedad civil. cuando dice es fundamental tener presente que (. Como señalan Daniel García Delgado y Sergio De Piero. no es menos cierto que la demanda por un Estado con mayor presencia. y de reglamentación del ejercicio del lobby. Convenio FLACSO-CENOC. esto es. Buenos Aires. Las actividades de las Organizaciones de la Sociedad Civil inscriptas en el CENOC.10 Esta posibilidad. en la propia Cancillería.

como se procura brindar este servicio desde el área institucional: a) Mediante las charlas de divulgación en Buenos Aires y el interior del país. por ejemplo. quien. de manera casuística. dos encuentros en Tierra del Fuego en abril (en Ushuaia y Río Grande). Durante el presente año 2004. esas acciones que sólo hemos citado a través de normas con mayor o menor grado de generalización o especificidad. por invitación de Gobiernos Provinciales o de instituciones académicas. creemos que algunos ejemplos y modalidades de trabajo permitirán comprender. eventualmente. cuyo espíritu y esfuerzos son plenamente compartidos por el autor . Nicolás. f) Mediante el enlace con asociaciones deportivas que permitan obtener beneficios o facilidades para los deportistas argentinos que compiten en certámenes internacionales. o esa amplia red de embajadas y consulados argentinos en el exterior. para interesar a sus agencias públicas o entidades privadas en el posible apoyo técnico o financiero de organizaciones locales de desarrollo social u otra índole. Ducoté. a saber. a fin de obtener la participación de especialistas en seminarios u otras reuniones técnicas o académicas que se celebran en nuestro país. d) Mediante la misma difusión. a veces las más alejadas de Buenos Aires. o bien con funcionarios de otros países. una reunión en la Universidad Nacional de Córdoba en mayo. Algunas formas de asistencia y articulación con el tercer sector Hemos pasado revista a las funciones y obligaciones del cuerpo permanente activo del Servicio Exterior y a la estructura del Ministerio de Relaciones Exteriores. 4. con textos de solicitudes preparados en dos idiomas extranjeros.11 Cabe señalar que el CIPPEC se halla en una intensa campaña de promoción de la reglamentación del acceso a la información pública. explicó como acceder a la página web de su Dirección y con ella. En: Directorio de ONG’s vinculadas con políticas públicas en las 24 jurisdicciones argentinas. y dos reuniones en la Provincia del Chaco (Resistencia y Presidencia Roque Sáenz Peña). que acercan a las organizaciones de la sociedad civil de las provincias. y la falta de experiencia y voluntad de la administración pública en ser monitoreada por la ciudadanía. de obtener recursos para una biblioteca o para la ampliación de instalaciones. con el fin de abrir canales de comunicación entre entidades similares y. y debió realizar diversas gestiones para la diversas federaciones deportivas. a cargo de la Dirección de Organizaciones Intermedias. c) Mediante la difusión a todas las embajadas y consulados del país en el exterior sobre la labor y los objetivos de determinada fundación cultural. Ahora bien. Buenos Aires. o de la descripción de funciones de diversas áreas técnicas? ¿Cómo se ponen los funcionarios destacados en la Cancillería. por ejemplo. al servicio de las organizaciones de la sociedad civil? Además de la buena voluntad y la vocación de servicio que deben informar las actividades de los funcionarios. 11 8 . sobre cómo tomar contacto vía Internet con Estados y ONG’s del exterior. a los funcionarios de Cancillería encargados de asistir y articular los requerimientos de dichas organizaciones. ¿cómo se operan esa asistencia y esa articulación de las entidades del tercer sector con el exterior. a fin de obtener recursos financieros para la infraestructura operativa. dirigida a todas nuestras representaciones en el exterior o tan sólo a aquellos países desarrollados de los que suele obtenerse más fondos. En este sentido. sobre las formas de asistencia y articulación con el tercer sector. a través de una embajada o consulado argentinos. que nos proporcionan un marco para la acción. A los encuentros de Tierra del Fuego y del Chaco asistieron el autor de estas líneas y una consultora de la Dirección General de Cooperación de la Cancillería. e) Mediante el contacto con entidades académicas extranjeras.poderes) en las instancias y mecanismos instrumentales. la Dirección de Organizaciones Intermedias fue el Organismo de enlace de la Cancillería y de nuestra embajada en Grecia. en septiembre. CIPPEC. para los juegos olímpicos de Atenas 2004. “Las acciones del Estado argentino para promover la participación”. 2003. a los datos de otras ONG’s y de los Estados y organismos donantes de cooperación internacional b) Mediante la asistencia técnica a una ONG de rescates en catástrofes. se llevaron a cabo cuatro reuniones de este tipo. con sostén informático.

de asistencia directa al argentino con problemas. suelen asociar a esa institución y a sus funcionarios con distantes e incomprensibles negociaciones internacionales sobre aspectos que van del desarme y la no proliferación de armas de destrucción masiva. o la articulación con la Fundación Exportar y otras dependencias de la Cancillería que se encargan de capacitar a los microemprendedores y cooperativas en los primeros pasos de la exportación de sus productos. Corolario sobre la motivación: la ética social y el compromiso En este párrafo se desea enfatizar que los ejemplos enunciados en el punto anterior exceden el mero trabajo de contacto que hace el funcionario a favor de una institución de nuestro país con otra del exterior. no se desvincule de la ética social. como el de una pequeña organización de base de promoción cultural o de ayuda comunitaria del remoto interior de nuestro país. es negar. Conviene recordar. menos creíbles. los automóviles alemanes y un excesivo apego al protocolo. en el que se enfatizaba la necesaria vocación de servicio del funcionario y su grado de identificación y de compromiso con la sociedad. para la organización de seminarios internacionales sobre temas comunes de interés público. por parte del representante de una ONG conocida. para relaciones institucionales o de cooperación internacional. como ya se ha dicho. en especial de aquellas comprometidas con la búsqueda de soluciones inmediatas para los más necesitados. por ejemplo. En este punto nos permitimos una nueva digresión sobre la función consular. ubicada en una gran ciudad y que además posea considerables fondos propios. que normalmente los sectores menos instruidos suelen desconocer la naturaleza del Organismo dedicado a las relaciones exteriores y la actividad y capacitación de sus funcionarios de carrera. Esto puede ocurirr. todo lo cual suele atribuirse a los diplomáticos. debe visitar. y en hospitales públicos a sus connacionales enfermos. los más informados. Mientras no se alcance un ponderable y extendido grado de compromiso. como nos decía Daniel García Delgado. una saludable predilección por el bajo perfil y un paulatino abandono de todos aquellos símbolos externos de ostentación y frivolidad. ajena. o incluso mediar reservadamente en cuestiones de divorcio y de tenencia de hijos en el exterior. en especial con la “sociedad justa” de la que habla Zygmunt Bauman. cuando el funcionario diplomático cumple funciones consulares. menos tangibles y menos representativos resultarán esos funcionarios a los ojos y a las percepciones de la población de nuestro país. extensible al diplomático. Lo mismo puede decirse al reiterar la necesidad de que la ética pública del funcionario. Pero peor que “desconocer”. Mientras tanto. Prejuicios estos lamentablemente bastante extendidos. donde intervengan instituciones académicas o otras del tercer sector. con todos los aspectos de la realidad circundante por parte de un cuerpo altamente capacitado como el de los miembros permanentes del Servicio Exterior de la Nación. en el otro extremo del mito. es decir que prevalezcan los ya clásicos prejuicios relacionados con la frivolidad de los cócteles. pero se estima que los ejemplos precedentes ilustran suficientemente sobre lo que se pretende significar respecto de las posibilidades de asistencia o articulación de la Cancillería con el tercer sector. 5. Es preciso comprender que se hallan en juego una imagen y una credibilidad sobre la vocación de servicio que un ciudadano pueda formarse de una persona y de la institución a la que pertenece. Todo esto nos retrotrae forzosamente al punto 1 de este trabajo. a este trabajo: los más y los menos informados suelen olvidar o desconocer. en cárceles extranjeras. por ejemplo. como por ejemplo una ONG indígena. o bien aquellos que tienen menos prejuicios. así como a los ojos y percepciones de los representantes de las organizaciones de la sociedad civil. sin embargo. que en el exterior. en realidad. en un contexto de evidente deterioro y exclusión sociales. que cuenta con escasos recursos y cuya dependencia de la asistencia institucional y de la cooperación internacional es mucho mayor.g) Mediante el trabajo conjunto con otros Ministerios u Organismos del Estado Nacional. en este sentido. a complejas intervenciones ante Estados y foros internacionales donde se discuten acuerdos de integración económica y represalias comerciales. La lista podría continuar. no desnaturalizarán 9 . o de buscar mercados para los mismos. En este contexto. h) Mediante la asistencia a cooperativas de trabajo sobre las formas de vinculación con entidades similares del extranjero. a argentinos presos por tráfico de drogas.

Buenos Aires. Comercio Internacional y Culto. Bauman. 2003. 2002 Ducoté. Buenos Aires. desde el menos instruido al más informado y desde el más humilde al más acomodado. 2003. Daniel. Daniel. 2000. El cambio de la estructura social y las nuevas formas de organización en Argentina (Separata obtenida en FLACSO durante 2003). 10 .957 del Servicio Exterior de la Nación. CIPPEC. Ley 20. Las actividades de las organizaciones de la sociedad civil inscriptas en el CENOC. Nicolás. Barcelona. debe servir antes que servirse. y lo acercarán más al contribuyente común. 1975 Resolución N° 4006/97 del Ministro de Relaciones Exteriores. Ed. BIBLIOGRAFÍA Arroyo. en Acerca de la constitución del tercer sector en la Argentina. antes al contrario. Anexo sobre las Acciones de la Dirección de Organizaciones Intermedias. Sergio. Fortalezas y debilidades del tercer milenio. Paidós. ya que. Estado-Nación y globalización. “Las acciones del Estado argentino para promover la participación” en Directorio de ONGs vinculadas con políticas públicas. Zygmunt y Tester. García Delgado. La ambivalencia de la modernidad y otras conversaciones. Keith.la verdadera esencia del funcionario del Servicio Exterior. García Delgado. Ariel. Buenos Aires. “Los cambios recientes de la sociedad Argentina y el rol de las organizaciones de la sociedad civil”. como su nombre lo indica. Daniel y De Piero.