You are on page 1of 114

La Desaparición De Gloria Martínez Ruiz

La Desaparición De Gloria Martínez Ruiz por Nozick https://sites.google.com/site/lawebdelassombras/home Versión 2.10: Junio 2013. -Se publicarán actualizaciones

por Nozick

https://sites.google.com/site/lawebdelassombras/home

Versión 2.10: Junio 2013.

-Se publicarán actualizaciones en Scribd-

"Lo que sabemos es que dejamos a una hija y ya no la

hemos vuelto a

ver.

Esto

es

algo

terrorífico.

Sinceramente, es terrorífico, y a nadie, desde luego, le deseamos, ni yo le deseo, ni un sólo día de su existencia ante este terror. Esto es, de verdad, una novela de terror.

Pero

vivida por unas

... pasado con nuestra hija."

personas. No sabemos qué ha

Álvaro Martínez Martínez. Padre de Gloria.

"Lo único que me importaba era que yo había dejado a mi hija allí hacía veinticuatro horas, sana y salva, y de repente me decían que había desaparecido, que se había escapado. Pero yo me pregunto: ¿cómo se puede escapar y saltar un muro de casi dos metros una chica que está sedada? Que alguien me lo explique por favor".

Isabel Ruiz. Madre de Gloria.

"Los padres no son especialistas. Los padres no saben qué es lo que pasa con Gloria. Es el profesional, la profesional en este caso, la que indica cuál es el camino del tratamiento y de la posible curación que podría tener Gloria y, a tal efecto, es por eso que ellos ingresan a Gloria en la clínica, precisamente porque la psiquiatra les incide muy especialmente que es importante que, durante unos días, esté ingresada en dicha clínica."

Antonio Martínez Camacho. Abogado de la familia.

Í N D I C E

Índice

004

 

Prólogo

005

  • 01. Alicante

008

  • 02. La clínica

013

  • 03. El clan de La Moraleja

020

  • 04. La desaparición

027

  • 05. Antipsicóticos

039

  • 06. La doctora Soler

047

  • 07. La investigación

051

 
  • 08. Los juicios

059

  • 09. Epílogo

064

Clínica “Torres de San Luis

064

Luis Javier Rivas López

066

María Dolores Rosario Ruiz Díaz

067

Jesús Nahmías Torres

068

Juan Manuel Lara San Juan

070

Alfonso Calvé Pérez

071

  • 10. Reproducciones de documentos

078

D1. Concesión de beneficios fiscales a Zopito S.A.L.

078

D2. Datos sobre la empresa Zopito S.A.

079

D3. Primera condena civil. Pago de 60.000 euros.

081

D4. Segunda condena civil. Pago de 104.251,63 euros.

082

  • 11. Fuentes

092

  • 12. Habla la madre de Gloria Martínez

099

Fotos

103

Agradecimientos

113

 

Enlaces

114

PRÓLOGO

El año 1992 fue un año maldito por lo que se refiere a desapariciones de niñas y chicas adolescentes.

Marta María Obregón Rodríguez, una chica

de

veintidós años, estudiante de 5º curso de Ciencias de la Información, fue encontrada muerta por un camionero en Villagonzalo Pedernales, cerca de Burgos, el 27 de enero. Estaba desnuda y había sido violada y cosida a puñaladas.

Virginia Guerrero Espejo, de quince años, y su amiga Manuela Torres Bougeffa, de dieciséis, de la localidad palentina de Aguilar de Campoo, desaparecieron misteriosamente el 24 de abril cuando volvían, haciendo auto-stop, de una discoteca de Reinosa. Jamás se las volvió a ver.

El 25 de junio de 1992 desapareció Olga Sangrador

Caballo, una

niñita de

tan

sólo

nueve años. Juan

Manuel Valentín Tejero

apareció en

la

plaza

de

su

pueblo, Villalón de Campos, y se la llevó en su

todoterreno.

La

violó

repetidas

veces,

la

intentó

estrangular y, por fin, terminó con su vida golpeándola

en la cabeza con una barra de hierro.

PRÓLOGO E l año 1992 fue un año maldito por lo que se refiere a desapariciones
PRÓLOGO E l año 1992 fue un año maldito por lo que se refiere a desapariciones
PRÓLOGO E l año 1992 fue un año maldito por lo que se refiere a desapariciones

El 19 de julio desapareció Leticia María Lebrato Rojo, de Viana de Cega (Valladolid), de dieciocho años, que aparecería asesinada en un pinar. Por este crimen fue detenido y condenado Pedro Luis Gallego Fernández,

conocido como “el violador del ascensor”, a quién

también se condenaría por el asesinato de Marta María Obregón. Este indeseable tenía 18 violaciones probadas y 3 en grado de tentativa. Lo que no queda claro es por

PRÓLOGO E l año 1992 fue un año maldito por lo que se refiere a desapariciones

qué un individuo conocido como “el violador del ascensor”, de repente cambia de “modus operandi” y se transforma en el asesino sádico de los

extrarradios.

El 16 de septiembre desapareció la niña de nueve años María del Carmen Rivas López, de Villalba (Lugo). Tres días después se la encontró, violada y asesinada, por estrangulamiento. Aunque apareció decapitada,

según los forenses, la mutilación fue el resultado de la

putrefacción ...

lo mismo que luego dirían en el crimen

de Alcásser, donde ya desaparecían manos enteras con

huesos y todo como resultado de la “putrefacción”.

 El 16 de septiembre desapareció la niña de nueve años María del Carmen Rivas López

El 13 de noviembre desaparecerían Miriam García Iborra, Toñi Gómez Rodríguez y Desirée Hernández Folch, de Alcásser (Valencia). Miriam y Desirée tenían 14 años, y Toñi, 15. Aparecerían violadas, torturadas y asesinadas el 27 de enero siguiente. Al menos dos de ellas aparecieron decapitadas, aunque también fue cosa de la “putrefacción”. Por el triple

 El 16 de septiembre desapareció la niña de nueve años María del Carmen Rivas López

crimen fue detenido y condenado, como cómplice de los hechos, Miguel Ricart, un atracador y camello de medio pelo. El supuesto asesino, Antonio Anglés, era otro camello y atracador que se encontraba en busca y captura en la fecha de los crímenes. Se dice que huyó, cruzando toda España desde Valencia hasta Lisboa, para luego embarcar

supuestamente en un barco destino Liverpool

Tras haber burlado

... primero a la Guardia Civil y luego a la Interpol, veinte años después sigue sin ser localizado. Ni Anglés ni Ricart tenían antecedentes por crímenes sexuales.

Días antes, en la madrugada del 30 de octubre, desapareció Gloria Martínez Ruiz, de Alicante. Con diecisiete años.

La enorme cobertura mediática del crimen de Alcásser ocultó el caso de Gloria. Pero la primera vez que vi su foto y leí acerca de su desaparición sentí algo especial ...

Gloria era una niña agraciada, con una expresión dulce, y unos enormes ojos que parecían pedir ayuda. No era justo. Era tan joven y con toda la vida por delante, y en una sola noche la vida que ella conocía le fue arrebatada. Y sus padres no han vuelto a verla. No quiero ni pensar en lo que habrán sufrido en estos veinte años, aunque si vemos sus rostros en las escasas fotografías que han trascendido, se puede ver reflejado el dolor y la desesperación.

 El 16 de septiembre desapareció la niña de nueve años María del Carmen Rivas López

Gloria cumple 38

años

el

29

de

enero. Esto

es

un humilde

homenaje, un

pequeño recuerdo en su honor y un gran deseo de que aparezca.

Por ti, Gloria.

No te olvidamos.

01. ALICANTE

Gloria Martínez Ruiz, de

17

años, nació

el

29

de enero

de

1975 en

Alicante, donde vivía con sus padres, Álvaro Martínez Martínez e Isabel Ruiz, y su hermana menor, María José. 1

Alicante, como ciudad costera y portuaria, dotada de un clima agradable, ha basado tradicionalmente su economía en el turismo y el comercio, siendo zona de flujos migratorios. Actualmente, el 15% de la población es de origen

extranjero, de hasta 132 naciones diferentes. 2

El padre de Gloria era profesor de EGB en el colegio de Educación Infantil y Primaria Virgen del Rosario y su madre era ama de casa.

Gloria era una niña inteligente y buena estudiante, por encima de la media, aunque al parecer últimamente no se le daban tan bien las asignaturas de ciencias, lo que disgustó a su padre, que se entrevistó con los profesores. Cabe la posibilidad de que Gloria se sintiera presionada por el deseo de su padre de que todo le fuera lo mejor posible en sus estudios. Pero todos los padres quieren lo mejor para sus hijos.

Gloria, además de estudiar bachillerato en el Instituto Bahía de Babel, 3 estudiaba piano en el Conservatorio.

(1)

Al parecer, la familia vivía en el barrio Florida de Portazgo (Florida Alta o Florida Portatge), el mismo en el que trabajaba D. Álvaro. (Colegio E. Infantil Y Primaria Virgen Del Rosario. Plaza Florida-Portazgo, 6, de Alicante).

(2)

Uno de los flujos migratorios fue el de los “Pied-Noirs” (literalmente en francés, pies negros), ciudadanos de origen europeo que residían en Argelia y que se vieron obligados a salir de ese país cuando conseguió la independencia de Francia, en 1962. La mayor parte de ellos se trasladó a Francia, y una pequeña minoría se estableció en la Comunidad Valenciana (España), especialmente en la provincia de Alicante.

El término se aplica a todos los repatriados de Argelia. Hay que señalar que entre las personas que tuvieron que salir de Argelia había musulmanes, a los que se denominaba harkis (muchos de ellos militares y sus familias), que habían apoyado a las fuerzas políticas y militares francesas durante la contienda. Entre los no musulmanes, se incluyen tanto aquellos de origen europeo como los pertenecientes a la comunidad judía local, de origen mayoritariamente sefardí.

(3)

También conocido como Instituto Nº 8 o de la Cros. Se levantó en apenas 3 meses, durante el verano de 1988.

Barrio Florida-Portazgo, de Alicante Tenía problemas de insomnio y anorexia, por lo que sus padres la

Barrio Florida-Portazgo, de Alicante

Tenía problemas de insomnio y anorexia, por lo que sus padres la llevaron a la consulta privada de la doctora María Victoria Soler Lapuente, que ya la había tratado a los 14 años, según algunas fuentes.

Sin embargo, de las palabras de Isabel, madre de Gloria, no se deduce que hubiera un tratamiento previo:

Álvaro Martínez Martínez e Isabel Ruiz, con el cartel de búsqueda de Gloria

Barrio Florida-Portazgo, de Alicante Tenía problemas de insomnio y anorexia, por lo que sus padres la

"Cuando Gloria entró

en

la

clínica de

la

doctora Soler, tenía 17

años

y

unos

meses. Era una chica normal, sensible y

muy inteligente. No sabemos por qué,

pero llevaba una temporada larga en

la

que

padecía

un

fuerte

insomnio.

Se

levantaba por la noche, daba mil vueltas

por

la

casa

y

no conseguía dormirse.

Entonces

alguien

nos

recomendó

a

la

doctora Soler, una psiquiatra que trabajaba aquí, en Alicante, y que por lo visto era una buena especialista", explica.

Los

padres de

 

Gloria

la

llevaron a

la

consulta

de

la

citada

doctora

y,

al

principio, todo parecía ir bien. "La doctora

se

limitaba a charlar

con

Gloria

y

la

chiquilla iba mejorando. Después le puso

un tratamiento a base de pastillas y finalmente la dio de alta", sigue contando Isabel.

"Al cabo de un mes la llamaron para una revisión y la doctora le recomendó hacer terapia de grupo, pero Gloria decía que no quería hablar de sus cosas delante de otra gente y no fue. Pero unos días después se volvió a encontrar mal y nos pidió que la llevásemos a la doctora de nuevo."

Entonces fue cuando la doctora Soler, tras ver a Gloria, les comentó que era necesario ingresarla en la clínica "Torres de San Luis", al menos por unos días.

Dicho complejo está situado en la calle Miguel Ángel 2 del Campo de L'Alfaz del Pi, a unos 60 Km. de Alicante, en una zona campestre cercana a Benidorm en la que sólo hay algunos chalets.

Era una clínica de lujo, más bien un centro de reposo, que antes había sido una casa de citas y posteriormente sería convertido en un centro nudista.

En un principio, los padres de Gloria no querían separarse de su hija. Y Gloria tampoco quería ir.

D. Álvaro declaró:

"Nuestra hija, pensamos nosotros, no estaba como para ser ingresada, y este mismo sentimiento lo tenía nuestra hija, pero la doctora Soler insistió todo cuanto pudo, hasta decirnos que, si no era de este modo, nos olvidáramos de que ella la siguiese tratando".

“Gloria no estaba habituada a tomar tranquilizantes. De hecho, discutí con la

doctora Soler cuando, dos días antes del ingreso, le recetó unas gotas de

Haloperidol, 1 porque le dije que ella siempre me había jurado que su sistema curativo, la Psicoterapia Dinámica Breve, rechazaba los calmantes y los medicamentos químicos. Mi hija tomaba alguna aspirina cuando se acatarraba, pero no estaba acostumbrada a tomar esos calmantes tan fuertes.”

Cuando los padres adujeron que no podían pagar las desmesuradas tarifas de estancia en la clínica (45.000 PTA diarias), para terminar de convencerlos, la Dª Soler les hizo una rebaja sobre la tarifa "normal". D. Álvaro comentó:

“En este centro cobran cuarenta y cinco mil pesetas diarias, y como yo les dije que no podía pagar esa cantidad, pues llegamos a un acuerdo y me lo dejaron en treinta mil. Entonces no sabía que estas personas son unos sinvergüenzas sacaperras que se han aprovechado de los problemas de Gloria, que lo único que tenía era una depresión juvenil y no la enfermedad grave que certificó la doctora Soler quince días después de que nuestra niña desapareciera de la clínica, porque nunca antes había diagnosticado nada tan serio.”

(1) Conviene recordar este testimonio en relación con futuros acontecimientos.

Así que fue la insistencia, prácticamente el "chantaje"

de

la

Soler, la

amenaza de

que

dejaría de

tratar a

Gloria, lo

que

decide

a

sus

padres a

ingresarla.

Como manifestó Isabel Ruiz:

"Preferíamos que la medicaran y que estuviera en casa. De todas maneras, nos convenció, a pesar de que teníamos que pagar cuarenta mil pesetas diarias. Si pides un crédito para un piso o para un coche, también lo pides para tu hija, y con más motivo. Lo que pasa es que a mí me engañaron como a una tonta".

La

gran pregunta

es

por qué

una

niña

con unos problemas de

ansiedad,

insomnio y pérdida de apetito termina en manos de una psiquiatra. De precisar

algún tipo

de

ayuda, en principio

parecería más indicado

recurrir a

un

psicólogo.

Otra buena pregunta es cuándo la Dª Soler informó a los padres de Gloria que tenía que ser ingresada. ¿Fue en su consulta de Alicante o en la propia clínica, en una visita aparentemente rutinaria, cuando ya tenía allí a Gloria y era más fácil convencerlos?

Alguna fuente parece indicar esto último, pero para un ingreso parece evidente

que Gloria debería llevar consigo ropa y objetos personales y de aseo

...

no se improvisa en un momento.

Y eso

--- OOO ---

Gloria, en una foto en la que no parece muy feliz.

Gloria, en una foto en la que no parece muy feliz.

02. LA CLÍNICA

Algo que los padres de Gloria desconocían, era que la clínica estaba atravesando graves problemas. Cuando la joven ingresa, era la única paciente

de todo el complejo

Había rumores de que le debían dinero hasta a la señora

... de la limpieza y que los únicos que cobraban eran los médicos.

02. LA CLÍNICA A lgo que los padres de Gloria desconocían, era que la clínica estaba

Vista aérea actual de la entonces clínica "Torres de San Luis". Es el complejo con la piscina central.

Slavcho Slavou, el casero de la clínica, recuerda: Ramón Rivas se fue a buscar a nuestro hijo a Hungría para traerlo. Nuestro hijo tiene diecinueve años y el gerente nos hizo un favor entonces. Fue capaz de arriesgarse y meterlo en un maletero de su coche para pasar la frontera entre Hungría y Austria. Después nos dimos cuenta de que se cobró el viaje pagándonos mal. Nunca hemos cobrado bien.

Según declaró un ex empleado, había una mala gestión, lo que provocaba que no hubiera casi

clientes. Abandonó la clínica “porque estaban todos locos y me estaban volviendo loco a mí.

Además, siempre pensé que podría ocurrir una desgracia un día u otro.

¿El

complejo

estaba

vacío

porque

no

tenía

clientela, fue motivo?

algo

casual

o

había

algún otro

La clínica estaba

registrada

como

centro

de

tratamiento del stress y el relax. Se accede por una variante de la carretera Altea-la Nucía, que

conduce

a

la

Urbanización Puerto Azul. En

la

entrada nos encontramos con una valla metálica a cuyos lados se alza un alto muro de paredes encaladas, coronado por un tejado de rojas tejas.

Según declaró un ex empleado, había una mala gestión, lo que provocaba que no hubiera casi

Una vez traspasada la valla metálica, se accede a una explanada circular que sirve como aparcamiento, y a continuación se entra en el complejo a través de una casita de doble puerta con la misma decoración que todo el complejo:

paredes encaladas en blanco y tejado de tejas rojizas. En el folleto de

presentación se indicaba que

los tratamientos que

ofrecían eran

los

de

neurosis, depresiones, alteraciones de la nutrición, adicción y trastornos

somáticos.

La parte interna de la clínica tiene aproximadamente la forma de un cuadrado, con torres en las cuatro esquinas, que dan su nombre al complejo (Torres de San Luis). A La torre principal, mayor que las otras tres, situada a la izquierda de la entrada, se puede acceder directamente a través de una puerta en forma de arco. Se utilizaba como recepción, estando dedicada a las tareas administrativas relacionadas especialmente con los trámites de ingreso de los pacientes, y además contenía tres apartamentos o bungalows, de los cuales el rotulado “B1” –el más cercano a la entrada- es el que ocuparía Gloria, aunque hay otros seis apartamentos en el interior de recinto. La torre de la derecha albergaba las oficinas y la del fondo a la derecha, la consulta médica. Uniendo las torres del lado izquierdo hay una galería de arcos que da acceso al jardín. Al otro lado y en el exterior se encuentran las instalaciones deportivas, entre las que se observan dos pistas de tenis, con torre de vigilancia anexa. También se encuentran las oficinas, los servicios de cafetería y comedor, con las correspondientes cocinas, y otros cinco apartamentos.

Los citados bungalows, en un total de catorce, se utilizaban para alojar a los pacientes, y eran muy amplios, estando dotados de dormitorio, baño y salón, si bien algunos de los situados en torno a las instalaciones deportivas estaban reservados para el personal de la clínica, entre ellos un matrimonio ocupado del mantenimiento del complejo.

Ocupando la mayor parte del interior del recinto nos encontramos con una enorme piscina en forma de aspa, en cuyo centro hay un tobogán circular de colores blancos y negros. En todo el complejo hay pequeños jardines con su correspondiente mobiliario, rodeados de vallas de mampostería encaladas, de unos cincuenta centímetros de altura. También se contaba con tres fosas sépticas.

La finca estaba rodeada por un muro cuya altura oscilaba entre dos y cuatro

metros de altura. Había dos accesos en
metros de
altura. Había dos accesos
en

los

que existían verjas de

menor

altura: la puerta lateral, dedicada

a la entrada y salida de vehículos

de

servicio

y

suministro, y

la

principal, junto a la que figuraba

el nombre

de

la

clínica en

plaquetas de cerámica, junto al timbre.

El 29 de octubre de 1992, sobre la una de la tarde, se ingresó a Gloria. Al abandonar la clínica, su

padre, Álvaro Martínez, ya tenía un mal presentimiento Sentía que había hecho mal y que debía
padre,
Álvaro Martínez, ya
tenía un mal presentimiento
Sentía que había hecho mal y que debía volver
a
por
su
hija
y
no
...
dejarla ingresada
...
Pero
al
final
decidió mantener su
decisión.
Ocupando la mayor parte del interior del recinto nos encontramos con una enorme piscina en forma

D. Álvaro

no

ha

dejado

de

preguntarse

desde

entonces el por qué dejó a su hija en aquella clínica:

"Aquí no se puede quedar nadie para acompañarla. Es lo que nos dijeron cuando la ingresamos. Aún me sigo preguntando por qué y por qué la dejamos".

Si D. Álvaro hubiera sido consciente de que la clínica estaba enfocada principalmente a analizar durante cuánto tiempo se podía alargar la estancia de los pacientes para conseguir mayores ingresos, se habría ido directamente sin dejar a su hija y la desaparición nunca se habría producido. Pero ¿cómo iba a saber entonces que la clínica no era un instituto de Psicoterapia Dinámica Breve, sino un instituto sacaperras, como él mismo declararía más tarde?

Prueba evidente de ello es que a los pacientes se les practicaba un test de

“escala de adicción al juego” en el que tras una serie de preguntas para

simular dicho objetivo se acababa preguntando por las relaciones del paciente con bancos y compañías de crédito, así como su situación financiera y patrimonial: tarjetas de crédito, valores mobiliarios, propiedades personales y familiares, etc. Suponemos que la duración de la estancia en la clínica era directamente proporcional al estado de la economía del paciente.

La clínica era patrimonio de la sociedad mercantil "Zopito, S.A.L.", formada por cuatro socios. Dicha sociedad, que

comenzó su actividad el 27 de febrero de 1991, se

transformó en Sociedad Anónima el

9

de

abril

de

1991.

Aunque no poseo constancia documental, pues nunca ocupó

cargo alguno, se

estima que

uno

de

ellos

era

l o

so

  • l , 1 el futuro gobernador civil de Alicante. Dado que el

órgano de administración de "Zopito S.A.", sociedad que sucedió a la S.A.L., tenía tres cargos, parece razonable suponer que éstos serían los otros tres socios. En este caso, junto a Alfonso Calvé, accionista sin cargos, tendríamos al matrimonio Luis Javier Rivas López y María Dolores Rosario Ruiz Díaz, así como a la doctora María Victoria Soler Lapuente.

La clínica era patrimonio de la sociedad mercantil "Zopito, S.A.L.", formada por cuatro socios. Dicha sociedad,

Alfonso Calvé

El 7 de agosto de 1994, ABC se hacía eco de unas posibles irregularidades en la concesión de subvenciones oficiales a Zopito.

Miguel Millana "cargo público en su condición de diputado autonómico",

asesoró a Zopito S.A.L. La empresa Gesalcoop 2 hizo un estudio de viabilidad

para Zopito como requisito

para

la

obtención de una subvención pública.

Zopito se negó a pagar el informe por considerar que tenía un escaso

contenido profesional, a consecuencia de lo cual fue demandada por impago.

Como consecuencia, el juzgado de Primera Instancia Número 9 de Alicante solicitó a la Consejería de Trabajo, en octubre del año 1992, el listado de subvenciones por los informes de viabilidad realizados por "Millana Consultores y Asesores" así como por el Grupo Asesor Gesalcoop.

Miguel Millana

negó

en

su

día

asesoramiento

alguno

a

empresas de

la

economía social en la obtención de las subvenciones que otorga la Consejería de Trabajo.

(1) Creo que la fuente original que afirma que Calvé era accionista de Zopito es Lara, la col bor dor del colecti o “El P lleter”. (Ver bibliografía). De todos modos, aunque no fuera cierto que Calvé fuera accionista, teniendo un Nahmías nos sobra un Calvé.

(2) Gesalcoop está vinculada con Millana ya que como presidente figura un socio suyo, Pedro Menor Hernández, y, además, el teléfono de esta consultora figuró hasta 1991 a nombre de FEVES (Federación de Empresas Valencianas de Economía Social).

Zopito consiguió bonificaciones de hasta un 99% en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. D1

--- OOO ---

El personal de la clínica era el siguiente:

es

s

s de

orres, director médico.

Luis Javier Rivas López, subdirector médico. María Victoria Soler Lapuente, directora adjunta. Ramón Rivas Moreno, gerente (primo del subdirector).

Cristina Arguiano, enfermera (A.T.S.). Amparo Císcar, auxiliar de enfermería.

Luis Javier Rivas López, con su esposa Mª Dolores Rosario Ruiz.

Zopito consiguió bonificaciones de hasta un 99% en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos

Cada doctor tenía autonomía propia y entre ellos no había relación jerárquica, ocupándose de sus respectivos pacientes de forma "completamente autónoma y sin dependencia".

El

gerente

se

ocupaba

de

la

administración,

finanzas

y

personal,

sin

intervenir

en

asuntos médicos.

Quien parece pasar por todo este

caso como un fantasma, pues no

se

le

nombra

para

nada, es

el

doctor

Nahmías.

Nos

asombra

que, pese a ser el director médico

de la clínica, no se le haya exigido

responsabilidad

alguna

en

todo

este

caso.

O,

al

menos, no

tenemos constancia de ello.

 

Además,

se

contaba

con

el

servicio

de

un

matrimonio

búlgaro, que se alojaba en uno de

los

bungalows

destinados

al

personal.

El

marido,

Slavcho

Slavou,

era

el

casero,

y

se

dedicaba a tareas de jardinería y mantenimiento, y la mujer, Stella Vassileva, a tareas de limpieza y cocina. Al

parecer se encontraban en España de forma ilegal. También había cocinera, Reyes Martínez, y un camarero, Jesús Baños.

una

Jesús Nahmías con su esposa, Nancy Lillians

Jesús Nahmías con su esposa, Nancy Lillians Rina Castelucci , la única enfermera titulada, que fue

Rina Castelucci, la única enfermera titulada, que fue contratada el 1 de enero de 1992, recién inaugurada

la clínica, duda de la seriedad de los administradores,

“Por aquélla época tan sólo había un médico internista

que iba por las mañanas a visitar a los enfermos.Cuando los enfermos entraban en crisis, Rina tenía que llamar por teléfono al despacho de la doctora Soler en la calle Mayor 22 de Alicante, para recabar instrucciones. La solución siempre era a base de inyectar medicamentos al paciente. A veces Rina tuvo que negarse a cumplir con las prescripciones de la doctora Soler porque le parecía que se trataba de dosis excesivas y peligrosas, lo que se acabaría confirmando: una vez le pidió al internista que le firmara la medicación y éste le contestó que si quería matar al paciente. Rina acabó cansándose y salió a escape de la clínica en abril de ese mismo año. Pero antes pudo ver cómo un día entró a trabajar una chica de la limpieza y al poco tiempo la pusieron de auxiliar de enfermería. O cómo un polaco, que hasta entonces era albañil, acababa con una bata blanca, mientras a ella la despedían porque no la podían pagar.

La sociedad

 

tenía

una deuda de

167,7

MM

de

PTA

que

adquirió

mediante un crédito

hipotecario.

 

Se

destinaron

doce

millones de PTA.

para

capitalizar

Zopito

S.A.L.;

ciento diez millones para la compra del complejo y el resto,

para

su

Jesús Nahmías con su esposa, Nancy Lillians Rina Castelucci , la única enfermera titulada, que fue

restauración. La Comunidad Valenciana les había retirado una subvención de 35 MM de PTA, porque no cumplían los requisitos para formar una sociedad anónima laboral. Debían de tener treinta y seis socios empleados, pero nunca tuvieron más de cinco, y además discontinuos.

Además, la Caja de Ahorros de Valencia les había exigido garantía personal solidaria para avalar el préstamo a los dos matrimonios (Luis Rivas López y María Dolores Rosario Ruiz; Jesús Nahmías de Torres y Nancy Lillians) y a la doctora María Victoria Soler Lapuente.

Lo más curioso es que, si los datos que poseo son correctos, dado que Zopito S.A.L. se transformó en S.A. el 9 de abril de 1991, es decir, dieciocho meses antes de los hechos, se terminó por juzgar y condenar a una sociedad ya inexistente en la fecha del ingreso de Gloria en la clínica.

Lo más curioso es que, si los datos que poseo son correctos, dado que Zopito S.A.L.

Sería interesante conocer la vinculación exacta de Zopito S.A.L. con el complejo

“Torres de San Luis”; si era

arrendataria o propietaria mediante compra o hipoteca, y, en este último caso, si era arrendadora de la clínica. Y si se hicieron modificaciones en los contratos respectivos con motivo de la conversión de S.A.L. en S.A.

Y

...

me gustaría saber cuál

es

el misterio

en

este caso

para

que

en

la

prensa se

tenga

un

cuidado

 

tan

extraordinario

 

con

los

participantes

...

O

no

se les

menciona, o

se

hace

mediante un sólo apellido, o

el nombre

más

las iniciales

de los apellidos

...

O sólo las

iniciales. En

el

caso

de

la

enfermera y la auxiliar, sólo por el nombre.

Y en la copia de la sentencia

a la que he accedido

...

sólo

figuran

los

nombres,

sin

apellidos,

y,

además,

cambiados.

 

Si nos descuidamos, acabamos hablando de la doctora S., el doctor R. y de

Cristina

y

Amparo. El doctor

N.,

ni

existe. Y

Zopito S.A.L. se

declara en

rebeldía y conocemos a uno de los componentes de milagro ...

Que yo sepa, la única posible menor de edad era la auxiliar de enfermería. Y, por tanto, la única candidata, en principio, para que se respetara su intimidad citándola mediante iniciales.

--- OOO ---

03. EL CLAN DE LA MORALEJA

La noche del 29 de enero de 1997 se emitía, una vez más, el Mississippi, el nombre por el que los telespectadores conocían al programa “Esta noche cruzamos el Mississippi”, de la cadena española Telecinco.

Pepe Navarro tenía motivos para estar satisfecho. Había comenzado su carrera profesional en la radio, colaborando en distintas emisoras. Después pasó a la televisión, trabajando primero en Televisión Española y luego en Canal Sur, Antena 3 y, por fin, Telecinco. Ahora su programa, que se emitía de lunes a jueves, era el rey de la franja nocturna televisiva. Llevaba emitiéndose desde el 18 de septiembre de 1995 y en ese corto espacio de tiempo había ganado el premio Ondas de 1996 y dos Tp de oro consecutivos.

03. EL CLAN DE LA MORALEJA L a noche del 29 de enero de 1997 se

No sabía que a su programa le quedaban menos de seis meses de emisión.

Ese miércoles, como tantas otras noches, estaban presentes Fernando García Mediano, padre de Miriam una de las niñas secuestradas, violadas, torturadas y asesinadas de Alcásser- y Juan Ignacio Blanco Durán, criminólogo y periodista, miembro del equipo de investigación de Fernando García, que se había convertido en la persona de su máxima confianza.

En un momento dado, Pepe Navarro preguntó:

¿Qué se está hablando en Valencia, Fernando, Juan Ignacio? ¿Es verdad que se han dado nombres en los medios de comunicación valencianos ya de posibles responsables de este tremendo hecho?

Y entonces cayó la bomba: Juan Ignacio Blanco empezó a destapar una trama, que desde entonces sería conocida como “el clan de La Moraleja”, al producirse el siguiente diálogo:

JIB:

Sí...

bueno,

en una emisora

de

radio en Valencia

ya

se

ha dado

el

nombre de Alfonso Calvé, 1 ex gobernador civil de Alicante, como presunto

responsable de esta trama, se ha barajado también el nombre de don Luis Solana como participante en estas aberraciones que se cometen, de personas que efectivamente podemos nosotros constatar que están siendo

investigados”.

(1) Recordemos que Alfonso Calvé es el supuesto accionista invisible de Zopito S.A.L., la sociedad que adquirió la clínica donde se ingresó a Gloria.

P.N.: “¿Cómo es posible que se lancen así tan alegremente esos nombres?”

J.I.B.: “Yo creo que no se lanzan alegremente. También hay que comentar que hay más personas que están siendo investigadas. Podemos hablar de un productor de cine que vive en La Moraleja -al igual que Alfonso Calvé, este médico psiquiatra, ex gobernador civil de Alicante-, el señor Bermúdez de Castro. Se habla también de Don Francisco Laína, que fue entonces Secretario de Estado para la Seguridad del Estado. Estamos hablando de personas muy importantes, con altos cargos políticos y estamos hablando de personas con un poder económico grande, que están siendo investigadas en

estos mismos momentos, no sólo por las Fuerzas de Seguridad, sino también por los servicios de espionaje del ejército, como es el CESID, y eso es una

realidad incontestable y, desde luego, totalmente constatable.” [

...

]

Forman

parte de un conocido clan, el clan de la Moraleja, que no solamente está

implicado desgraciadamente en este tipo de asuntos turbios, sino en bastantes más, porque entre otras cosas, tanto el señor Calvé como el señor Solana

están investigados por la desaparición de dos toneladas de cocaína." [

] “Hay

... que hacer mención a algunos detalles de personas muy importantes que yo creo que están todavía a tiempo, sinceramente, de dar explicaciones públicas. Podemos hablar, por ejemplo, del señor Granados, que fue Delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana en aquella época, y que yo desde aquí le emplazaría directamente a que alguna vez contara lo que sabe sobre el triple crimen de Alcàsser y las órdenes que él ha dado para investigar ” ...

Primero Bermúdez de Castro y, más tarde, Calvé y Solana, presentaron sendas querellas. Mientras tanto, Pepe Navarro declaraba que pedía disculpas porque nunca debieron decirse los nombres, pero que no por ello todo lo de Alcásser era mentira. El programa no había metido la pata, sino uno de sus invitados. ¿Y a qué se dedicaba esta trama? ¿De qué se acusaba al “clan de la Moraleja”?

El 31 de enero de 1997, Fernando García y Juan Ignacio Blanco repitieron sus

acusaciones en “La Mañana”, el programa de la Cope dirigido por Antonio

Herrero, 1 añadiendo que Calvé, Solana, Bermúdez y Laína formaban parte de una red de sádicos sexuales que estaría implicada en la desaparición de casi

150 niñas que habrían podido sufrir el mismo final que Toñi, Míriam y Desirée. Y que había una foto de Antonio Anglés en la que aparecía junto a los cuatro componentes de la trama, pero se la había hecho desaparecer del sumario.

(1) Antonio Herrero moriría el 2 de mayo de 1998, en un supuesto accidente mientras practicaba submarinismo en Marbella.

En mayo comenzó el juicio por

el crimen

de

Alcásser, y

a

partir

de

ese

momento, Fernando y Juan Ignacio simultaneaban sus apariciones en Canal 9

con las del Mississippi. Todos los días participaban en “El jui d’Alcasser”, en

Canal 9, que tenía horario de tarde, y después se iban al aeropuerto para

llegar a tiempo a “Esta noche cruzamos el Mississippi”.

Sobre las nueve menos cuarto de la noche del 10 de julio, hubo una explosión de gas en la casa de Fernando García, en Alcásser. Alcanzó a Matilde Iborra, su mujer, que fue trasladada al hospital Pesset Aleixandre, de Valencia. Intervino la policía municipal de Alcásser y no fue necesario, o no se quiso, llamar a los bomberos.

Esa noche Fernando y Juan Ignacio no fueron al Mississippi, sino al hospital a ver a Matilde.

No volverían al programa, porque aquella explosión de gas coincidió con la cancelación del Mississippi. 2

--- OOO ---

¿Cuáles eran las fuentes que habían proporcionado esa información a Juan Ignacio Blanco?

Había dos fuentes distintas. Una, Ángel Sopeña Quesada, era la fuente de Juan Ignacio Blanco. Otra, José Moisés Domínguez, la de Fernando García.

En marzo de 1993, poco más de un mes después de la aparición

de los

cadáveres de las niñas de Alcásser, el empresario José Moisés Domínguez acudió a la revista Panorama para contar lo que sabía sobre las desapariciones

de niñas en España.

(2) Esto puede parecer una afirmación arriesgada, ya que la fuente (ABC) da la noticia el sábado 12/07/1997. Pero el Mississippi se canceló el 10/07/1997. Y Juan Ignacio Blanco, en una entrevista televisiva en la que también estaba presente Fernando García (realizada por Francisco Pérez Abellán) afirma que la noche de la explosión no fueron al Mississippi. Y el programa se emitía de lunes a jueves. Así que no pudo ser el sábado, día que sale la noticia.

Por lo tanto, la explosión tuvo que suceder entre los días 7 y 10 de julio de 1997. Para que sea un día cercano a la noticia de ABC, me inclino por el día 10. Y, según Juan Ignacio Blanco, Dª Matilde sufrió serias quemaduras y tuvo que ser hospitalizada, en contraste con la noticia de

ABC. Por cierto ...

¿cuántas explosiones de gas ha habido en Alcásser en los últimos 50 años?

Esta información la habría obtenido del comisario Alberto Elías Hernández 1

(primero jefe de los servicios de información

de

la

policía y después

del

Servicio Central de Estupefacientes de la D.G.P.), que había sido socio suyo.

Según Domínguez,

Calvé

habría

sido

psiquiatra

de

Felipe González,

presidente del Gobierno, y le habría aconsejado, como método para curar el estrés, realizar terapias de choque que se basaban en secuestrar, torturar y asesinar niñas.

La trama incluiría, aparte del ya citado Calvé, a Bermúdez de Castro, José Luis García Cereceda y otros, que serían los encargados de proporcionar vídeos y niñas a las personalidades que realizaran dicha terapia.

Y, en un momento dado, Domínguez acude con la historia, no a Juan Ignacio Blanco, sino a Fernando García, que en un primer momento no le da crédito.

Más tarde, a principios de 1996, se diría que Bermúdez de Castro se habría encargado de grabar y distribuir un vídeo snuff en relación con el triple crimen de Alcásser.

Y,

hablando

de

películas

“snuff”,

Alejandro

Amenábar había rodado Tesis en 1995, el año

anterior, durante

los

meses de

agosto

(en

la

Facultad de

Ciencias de

la Información de

la

Universidad Complutense de Madrid) y septiembre (en el chalet de Ángel Sopeña

Quesada, en Puerta

de

Hierro). Sopeña, no

obstante, manifestó que

en

esa época

no

se

encontraba en España y que el chalet ya no era suyo, porque lo había vendido en 1991 a una sociedad.

Ángel Sopeña habría sido la fuente de Juan Ignacio Blanco. No obstante, no se llegó a saber cómo se había enterado de la existencia de la supuesta trama, en contraste con Domínguez, que tendría una fuente policial.

Esta información la habría obtenido del comisario Alberto Elías Hernández (primero jefe de los servicios de

(1) El comisario Elías fallecería pocos meses después, el 2 de octubre de 1993, en la isla de Aruba, en las Antillas Holandesas, en donde se encontraba con motivo de una reunión de la Interpol. Había estado implicado en un caso de espionaje policial a partidos políticos, concretamente al P.C.E. y al P.P. Aunque había indicios de que estaba implicado en revelación de secretos, infidelidad en custodia de documentos y malversación de fondos, el sumario se archivó. Y el Ministerio del Interior condecoró a Elías con la Cruz del Mérito Policial.

La única explicación es que Sopeña se hubiera enterado dada la relación empresarial que tuvo con Calvé y Bermúdez. Ése era el único pretexto posible.

El ginecólogo Ángel Sopeña Quesada era dueño de la Clínica 2.200 en la Avenida de Juan XXIII (Madrid). A finales de los ochenta, junto con Bermúdez de Castro, adquirió un edificio en la Avenida del Valle, el antiguo Instituto de Ciencias Neurológicas, por medio de la sociedad Vulpiyuri, junto con otros socios, un hermano de Ángel Sopeña, José María, y unos amigos de Bermúdez, el matrimonio Meseguer. Vulpiyuri alquiló dos plantas del edificio a la sociedad, Medicina Tecnológica, compuesta por los médicos Alfonso Calvé (subdirector general de la Policía), Rogelio Hernández Madariaga (primo de Luis Solana Madariaga) y Ernesto Gómez.

Dos hermanos de Ángel Sopeña, José y Mariano, eran socios de Luis Solana y su cuñado, Gonzalo Pérez Pita, en las empresas Ingeniería Belinchón, Graminsa S.A., Silvoix S.L., y Radomar. De este modo, Ángel Sopeña sería el vínculo que relacionaba a Calvé, Bermúdez de Castro y Solana.

Bermúdez de Castro tenía el 50% de Vulpiyuri S.A.; Ángel Sopeña, el 20%; y su hermano José, el 10%. En un momento dado, Bermúdez de Castro decidió vender el edificio de la clínica, comunicando a sus socios que el precio de venta era de 500 millones de PTA. Sopeña se consideró estafado, ya que meses después Procisa, una empresa constructora vinculada al promotor Luis García Cereceda (Lugarce), lo revendió en 1.300 millones de PTA. Obviamente, los hermanos Sopeña obtuvieron 150 millones de PTA., cuando si hubieran obtenido el precio de venta de Procisa, habrían conseguido 390 MM.

Según Bermúdez y Calvé, las imputaciones de Sopeña se deberían al deseo de venganza por estos hechos.

Si ése fuera el origen de las acusaciones, no cabe duda de que Sopeña tenía una imaginación desbordante. Parece más lógico que se limitara a acusar a Bermúdez de estafador, adornándolo además con todos los calificativos que se quieran. Pero lo de inventarse la trama snuff, resulta delirante. ¿No será que realmente tenía algún dato? ¿Alguien podría haberle invitado a unirse a la trama?

--- OOO ---

Pero

¿esto era todo lo que tenía Juan Ignacio Blanco? ¿Dos fuentes orales,

... sin pruebas? ¿Y se atreve a declarar en un programa de televisión y otro radiofónico que hay una red “que está siendo investigada”? ¿O tenía algo más?

Según el propio Juan Ignacio, tenía algo más. Tenía mucho más.

En la última entrevista realizada a Juan Ignacio hasta la fecha, en Dimensión Límite, el dieciséis de marzo de 2013, Juan Ignacio nos dice que se reunió el catorce de diciembre de 1996 con el señor Mayor Oreja, a la sazón Ministro de Interior y Justicia, quien, ante las dudas e interrogantes que le plantean,

decide montar una mesa de investigación de los hechos. Y pone uno de sus asesores a disposición de Fernando García y suya. Terminan hablando con el general de brigada Pedro Muñoz Gil, responsable de la Jefatura de Investigación e Información de la Guardia Civil, a quien entregan una lista de cuestiones y le piden una respuesta. Muñoz Gil les da su palabra de general de que les contestará en una semana. Pero pasaron varias y no hubo respuesta. Fernando García le llama, y el general se excusa diciendo que había estado en un simposio policial en Inglaterra y que la próxima semana le contestaría.

Nunca más se volvió a tener noticias del general Muñoz. El Ministro del Interior declaró que era mentira que se estuviera investigando a las personas citadas.

¿Qué cuestiones habían planteado Juan Ignacio y Fernando García?

Aparte de las irregularidades en la investigación, Fernando y Juan Ignacio creían tener un documento irrefutable: una cinta de vídeo snuff en donde se veía la tortura y asesinato de una de las niñas.

Esta cinta la habrían obtenido del párroco de Alcásser, a quien se la habría confiado una persona, bajo secreto de confesión. El párroco llamó a casa de Fernando García, a altas horas de la noche, y tras concertar una rápida cita, le hizo entrega de un paquete, que contenía el citado vídeo y una carta.

En

esa

carta,

el

personaje

anónimo

se

identificaba

como

uno

de

los

participantes, arrepentido y al borde de la muerte por un cáncer terminal, y

daba cuatro nombres.

Esa cinta y esos nombres fueron entregados en el Ministerio del Interior. Una de las preguntas formuladas en el cuestionario de Juan Ignacio Blanco era que si la cinta de vídeo era auténtica, y otra, que si las personas que aparecían eran las que parecían ser y si eran conocidas por el general Muñoz.

Ante la reiterada falta de respuesta a sus preguntas y a la nula reacción del

gobierno y de

los

encargados de la investigación a la entrega de pruebas,

Fernando García y Juan Ignacio deciden contarlo en los medios. Los nombres

que citaron serían los que aparecían en la carta

...

y en el vídeo.

--- OOO ---

Todo esto parece imposible. ¿Cómo va a existir gente que realice semejantes terapias de choque? ¿Cómo va a haber gente que realice orgías con menores de edad?

A los ciudadanos normales cuya vida consiste en levantarse temprano para ir a su trabajo, para dar de comer a su familia y educar a sus hijos no les cabe en la cabeza. Es el sector de la población que mantiene a la casta de parásitos

cuyo

fin

en

la

vida

es ganar dinero para tener

conseguir dinero. O las dos cosas a la vez.

poder. O tener poder para

¿Puede haber algún sector social al que le parezcan posibles tales conductas?

Según La Vanguardia, Ernesto Ekaizer cuenta en su libro “Vendetta” que Mario Conde había explicado a Javier de la Rosa un plan para matarle, simulando una orgía con un menor, como podemos ver en el último párrafo de este artículo de

prensa, del 27 de julio de 1996: 1

“Pensaba juntarte con un niño pequeño. Te llevarían a un hotel y allí os
“Pensaba juntarte con un niño
pequeño. Te llevarían a
un
hotel y
allí
os

matarían a los dos para simular una orgía o algo así.”

Si esto fuera cierto (y la demanda de Javier de la Rosa fue desestimada en sentencia del 30 de septiembre de 1997) parece ser que, en ciertos sectores, eso no suena inverosímil. Pero, para realizar el plan que se cita, alguien debía tener una serie de contactos con criminales, que permitieran encargar el rapto de un menor, el secuestro del amenazado y el posterior asesinato de ambos.

Javier de la Rosa presentó la demanda contra Ekaizer y Plaza y Janés. Pero no

me consta que Mario Conde demandara a Javier de supuestas afirmaciones. Ni a Ekaizer. Ni a Plaza y Janés.

la

Rosa

por

estas

(1)

04. LA DESAPARICIÓN

Gloria desapareció el treinta de octubre de 1992, dos semanas antes del

crimen de

Alcásser. La enfermera y la auxiliar (Cristina y Amparo),

declararon que habían tenido que medicar a Gloria, a indicación de la doctora Soler, porque se había puesto muy agresiva, inyectándole un fortísimo cóctel

lo eridol, 1 indicado en agitaciones psicóticas.

de

r

ctil

i

o

Esto sucede

sobre las

dos

de

la

tarde,

alrededor

de

una

hora

después

de

su

ingreso.

Amparo

requirió la ayuda

del doctor

L.

J.

Rivas y la propia doctora Soler, a

fin

de

poder

reducir

a

Gloria por

contención mecánica, atándola de

pies

y

manos.

Le

aplicaron

tres

inyecciones de

la

mezcla

 

de

medicamentos, en diferentes dosis y

con

una

hora

de

 

otra fuente, hasta

intervalo. Según cuatro dosis de

25 mg. de cada uno de los medicamentos. Según una tercera, no queda constancia de la dosis.

Dado que el horario de los doctores

de

la

clínica era

de

ocho

de

la

mañana a tres de la tarde, tenemos que suponer que en torno a esa hora abandonaron el centro, con lo

que

la

enfermera y

la

auxiliar

se

encontraron a solas con la paciente.

04. LA DESAPARICIÓN G loria desapareció el treinta de octubre de 1992 , dos semanas antes
04. LA DESAPARICIÓN G loria desapareció el treinta de octubre de 1992 , dos semanas antes

Slavcho con las toallas con que se ató a Gloria.

A

media

tarde

llevan

a

Gloria

a

la

cafetería.

Evidenciando su falta de apetito, sólo toma un zumo, mientras escribe sus caóticos pensamientos en un papel.

Sobre las siete y cuarto de la tarde, Amparo Císcar habría vuelto a inyectar a Gloria el mismo cóctel de medicamentos.

(1) Ver detalle de estos medicamentos al final del capítulo 5 “

*

ti sicóticos”.

Y luego la llevaron a cenar, al parecer sobre las ocho y cuarto de la tarde, y la propia cocinera le dio de cenar con su propia mano, porque la joven estaba asustada.

Reyes, la cocinera, no lo ve claro. “Lo que a mí no me cuadra es que las enfermeras digan que le administraron esas tres inyecciones tan fuertes a las siete y cuarto de la tarde. A Gloria la llevaron a cenar una hora más tarde, y estaba fresca y nada aturdida. Lo que sí estaba es asustada, porque se abrazó a mí diciéndome que no dejase que se la volvieran a llevar, que la iban a atar otra vez a la cama. Estaba tan asustada e indefensa que le pregunté si quería que yo le diese la cena y ella accedió. Y no me extraña que estuviese asustada. Cuando la llevaron al comedor venía con dos vendas colgadas de los

tobillos y de las muñecas”.

De vuelta a su bungalow, vuelven a inmovilizarla, aunque esta vez, siguiendo instrucciones de la doctora Soler, fue atada de pies y manos a su cama, en cruz y boca abajo. Y luego esperaron hasta que se quedó dormida.

A la 1:30 de la mañana, Gloria se despierta y pide que la desaten para ir al

baño. Cristina Arguiano 1 declaró que Gloria al despertarse estaba muy nerviosa y entonces tuvo que llamar a Amparo por el interfono exterior para que la ayudase a desatarla y llevarla al aseo. Y Amparo tuvo que ir a por la medicación. En cambio Amparo Císcar, la auxiliar, declaró que Gloria empezó a ponerse violenta cuando regresó con la jeringuilla. Amparo comenzó a forcejear con Gloria, y entonces Gloria la empujó, se subió por la ventana, salió con dirección al jardín y se perdió por unos arcos que hay en el interior de la clínica.

Cristina va a llamar al matrimonio búlgaro del Centro. Pero cuando vienen no les dejan entrar en la clínica. Se escucha la voz de Amparo gritando a Gloria que volviese. Al final, Stella Vasileva, la mujer del jardinero entra en la clínica, pero la ventana de la habitación de Gloria, por donde supuestamente habría huido, estaba cerrada. A ella le pareció que todo estaba ensayado:

Y luego la llevaron a cenar, al parecer sobre las ocho y cuarto de la tarde,

"Me pareció que Cristina estaba muy tranquila cuando escuchamos la voz de Amparo gritando a Gloria que volviese. Yo me puse muy nerviosa y quería salir corriendo (se supone que tras Gloria), pero Cristina se tomó todo con mucha tranquilidad, me dio la sensación de que todo aquello estuviese ensayado " ...

(1) Como anécdota, cabe citar que he localizado a una tal María Cristina Arguiano Pérez, que el 19 de febrero de 2008 (si es la misma, ya había llovido) fue excluida de una lista de aspirantes por oposición a una vacante de auxiliar de enfermería en la Agencia Valenciana de Salud. Recurrió y, finalmente, fue admitida el 16 de septiembre de 2008 en la lista de aspirantes definitivos. No sé en qué habrá quedado la cosa.

¿Por qué no informaron a los padres de inmediato y esperaron a la mañana siguiente? ¿Cómo pudo Gloria saltar una valla de más de 2 m., medicada, en

una noche oscura (la luna comenzaba la fase de cuarto creciente), sin gafas ni

lentillas, teniendo 8

dioptrías? ¿A dónde pudo

ir,

sólo

con

lo

puesto?

Las

poblaciones más cercanas son La Nucía y Altea, que están a pocos

kilómetros

...

eso, sabiendo previamente en qué

dirección ir.

Y

su

casa en

Alicante, que era el sitio lógico a donde volver, estaba a 60 Km. de distancia.

Y no hay pruebas de la huída de Gloria en el entorno de la clínica. No hay pisadas, ni testigos, no hay rastro alguno.

¿Por qué no informaron a los padres de inmediato y esperaron a la mañana siguiente? ¿Cómo

De izquierda a derecha: Tibi, Alicante, L'Alfas del Pi, Clínica Torres de San Luis.

Si Gloria

ya había

tenido un

episodio de agresividad previo ¿cómo es que Cristina la dejó a solas con Amparo cuando pidió

ir

al

baño?

¿Qué otra

cosa

tenía que

hacer Cristina, no

habiendo ninguna otra paciente en la clínica? ¿Cómo se deja a una paciente menor de edad, que había intentado escaparse previamente, en un

bungalow que

dispone,

al

menos, de una ventana sin

rejas?

¿Por qué no informaron a los padres de inmediato y esperaron a la mañana siguiente? ¿Cómo

El muro del complejo. Foto por cortesía de J. J. Requena

Alguno de los medicamentos utilizados con Gloria, aparte de para una posible "cura de sueño", parecen más indicados para personas con esquizofrenia. El Haloperidol es un anti psicótico. ¿Se informó a los padres de que el estado de Gloria era susceptible de emplear tal tipo de medicamentos?

Alguno de los medicamentos utilizados con Gloria, aparte de para una posible "cura de sueño", parecen

Vista del complejo años atrás, no mucho después de los hechos.

El 30 de octubre, el personal de la clínica informó a los padres de la joven de su desaparición. A las ocho de la mañana, la doctora Soler llamó por teléfono a Isabel, para comunicarle que su hija se había escapado de la clínica a la una de la madrugada ...

"Me puse como una loca. La doctora me decía que no me pusiera histérica, pero ¿cómo no me iba a poner histérica si me estaban comunicando, primero que mi hija había desaparecido, y segundo que habían tardado siete horas en avisarme? ¿Por qué?

Inmediatamente, mi marido y yo nos fuimos a la clínica. Estábamos tan desquiciados que nos costó una hora llegar. En cuanto llegamos, yo le dije a él que fuera al cuartel de la Guardia Civil a poner una denuncia. La doctora trató de convencernos de que no lo denunciáramos porque si lo hacíamos la gente iba a empezar a hablar del caso. Pero, ¿qué me importaba a mí que la gente hablara o no del caso? Lo único que me importaba era que yo había dejado a mi hija allí hacía veinticuatro horas, sana y salva, y de repente me decían que

había desaparecido, que se había escapado. Pero yo me pregunto: ¿cómo se

puede escapar y saltar un muro de casi dos metros una chica que está sedada?

Que alguien me lo explique por favor " ...

"Maldito el día que traje aquí a mi hija", diría D. Álvaro después.

"Mi hija no es una persona agresiva. Es una persona pacífica, educada y

...

en

fin, de una familia de clase media, ni más, ni menos. Educada como cualquier

persona de su edad

...

Y

...

no sé, que no sé si le había pegado una tal

...

y que

se había salido por la ventana y que se había salido ...

Y entonces, yo me acuerdo que pregunté, digo

...

Y

...

¿ha salido por el muro?

¿Por el muro ha salido? Y entonces dice

...

- No, no, cuando llega allí

...

cuando

llega allí al muro

...

Digo, ¿Cuando llega allí al muro, qué sucede? - Bueno,

pues allí ya dejamos de verla ...

Digo ...

entonces ¿qué pasa? ¿que cruza el muro como los fantasmas? O sea,

no entiendo lo que están diciendo. O sea, no lo entendía. Las explicaciones que

me dieron, no lo entendía."

--- OOO ---

Slavcho descarta que se atara a Gloria con tiras ortopédicas. “Durante todo el

año que estuve trabajando me hacían recortar tiras de esas toallas enrollables

que hay en los lavabos públicos para utilizarlas con los pacientes. Yo tengo en

mi casa las tiras con las que ataron a Gloria porque me valen para demostrar

cómo trabajaban allí.”

Por su parte, Stella notó comportamientos extraños a raíz de los hechos. “La

actitud de ellos hacia nosotros cambió radicalmente a partir del día en que

desapareció Gloria. Antes me dejaban limpiar en toda la clínica. Después me

prohibieron que limpiase la zona de oficinas. De hecho, un día o dos después

ocurrieron cosas que me extrañaron mucho. Estaba limpiando cerca de la

oficina donde están los expedientes médicos y vi a la doctora Soler con una

goma de borrar en la mano. Estaba borrando algo de un expediente. Cuando

me vio se puso muy nerviosa y cerró la puerta. Y otra cosa es que yo saqué

del bungalow de Gloria algunos papeles escritos y se los entregué a Jesús, el

camarero, para que se los diese a los padres de la niña. Al día siguiente vino

una auxiliar a preguntarme que dónde estaban estos papeles. Le dije que los

había tirado a la basura. Y poco después vi desde mi ventana cómo el doctor

Rivas, que es primo del gerente, Ramón Rivas, y la doctora Soler, buscaban

con nerviosismo por el contenedor de la basura”.

En cuanto a Rina, opina lo siguiente: “Creo que la chica no salió de allí. Hay

que cerrar esa clínica porque las cosas que se ven ahí dentro son increíbles.

Además, el doctor Rivas se ponía ciego a pastillas, a mí me faltaban los

valiums de mi armario y luego me los encontraba debajo de su asiento.

¿Ustedes creen que este hombre estaba en condiciones de atender a otros?”

Reyes y Jesús la cocinera y el camarero-, fueron despedidos al día siguiente

de los hechos. Los caseros, Slavcho y Stella, veinte días después.

--- OOO ---

Y ahora es cuando nos conviene hacer un alto en el camino y reflexionar sobre

lo que sucedió.

Gloria era la gallina de los huevos de oro. La única paciente de la clínica, y le

estaban sacando a su padre 30.000 pesetas diarias. Lo que le habría convenido

a los propietarios del complejo es que Gloria estuviera encantada de la vida de

estar allí y que se hubiera quedado el mayor tiempo posible.

¿Qué habría pasado al día siguiente si Gloria no hubiera desaparecido? Pues

que Gloria habría llamado por teléfono a sus padres y les habría contado que la

habían atado a la cama y le habían puesto un montón de inyecciones. Don

Álvaro se habría indignado (recordemos que ya discutió con la doctora Soler

porque le había recetado Haloperidol en gotas a su hija), y lo primero que

habría hecho es ir a recoger a su hija, tras montarle el consiguiente escándalo

(o incluso denuncia, ya que Gloria era menor de edad) a la doctora Soler. Y

digo esto porque no nos consta que la doctora Soler hubiera pactado con los

padres de Gloria que ésta estuviera incomunicada durante su estancia. Pero,

incluso en ese caso, tarde o temprano Gloria habría contado a sus padres lo

sucedido.

Es decir, perderían el dinero, se arriesgaban a una posible denuncia y también

a que el caso no constituyera precisamente una fuente de prestigio para su

negocio.

¿Es coherente el comportamiento hacia Gloria por parte de los gestores de la

clínica?

Evidentemente, o estamos hablando de personas que no tienen ni idea de lo

que es llevar un negocio, o es que algo muy raro sucedió la noche que Gloria

desapareció. Tal y cómo actuaron, Gloria les habría durado en la clínica un día.

Y, salvo que hubieran cobrado por adelantado, apuesto a que D. Álvaro se

habría negado a pagarles ese día de estancia, y con toda la razón.

No

deberían

haber

medicado

(si

es

que

lo

hicieron)

a

Gloria

sin

el

consentimiento previo de sus padres y, en el supuesto de que la fuga de Gloria

realmente se produjera, los protocolos de actuación en este tipo de centros

suelen establecer que quién descubra la ausencia del paciente lo comunique al

médico de guardia, este debe realizar el pertinente informe y después debe de

comunicar inmediatamente la desaparición al juez, si el paciente fue internado

por orden judicial; opcionalmente, a la policía, y, por supuesto, a los

familiares. Con mayor motivo en el caso de Gloria, que era menor de edad.

Toda la actuación de los responsables de la clínica es una auténtica chapuza y

actúan de manera tan irresponsable que da la impresión de que les daba igual

todo y que estaban seguros de que su actuación iba a quedar impune.

Y, desde luego, quedaron impunes por vía penal y la clínica no fue clausurada.

Entonces ...

¿Qué pasó realmente con Gloria? Creo que podemos establecer

cuatro hipótesis:

  • 1. Se fugó del complejo, tal y como declaró el personal de la clínica. Desataron

a Gloria para que fuera a los aseos, empujó a la enfermera y huyó por la

ventana de su bungalow.

  • 2. Se produjo una muerte accidental, probablemente por sobredosis en la

medicación. Demasiadas inyecciones del cóctel, una burbuja en una vena ...

quién sabe ...

  • 3. Si creemos en las teorías de José Moisés Domínguez, podría haber una

trama con una finalidad similar a la descrita para el Clan de la Moraleja. Se

podría haber rodado un vídeo snuff en la propia clínica.

  • 4. Si creemos en las teorías de José Moisés Domínguez, podría haber una

trama con una finalidad similar a la descrita para el Clan de la Moraleja. Gloria

fue raptada y trasladada a un lugar desconocido.

La primera, como queda dicho, es la versión del personal de la clínica. La

segunda ha sido ya comentada por varias fuentes. 1 En cuanto a la tercera, se

basaría en la imposibilidad o poca credibilidad de las dos primeras. Y la última,

en las manifestaciones de una testigo anónima que se tratarán más adelante.

(Las dos últimas, en las manifestaciones de José Moisés Domínguez).

---OOO---

  • 1. El perímetro delimitado por las cuatro torres es de algo más de 200 metros.

Sin embargo, el perímetro total del complejo, que se encuentra rodeado por un

muro con dos puntos de acceso mediante verjas, una en la entrada principal y

otra en un lateral para entrada de vehículos de suministro, es de unos 600

metros.

A no ser que la ventana de Gloria estuviera justo enfrente de la zona de muro

que se comentó que tenía 1,50 metros de altura (oscilando el resto, al parecer,

entre dos y cuatro metros), Gloria tendría que haber recorrido buena parte de

ese perímetro de 600 m. a oscuras, esquivando otros obstáculos, hasta

encontrar la zona del muro que pudiera saltar.

(1) E

tre ell

s

I

ter

i

(e

su

rt culo “Glori

u

c

s

lió de l

cl

ic

”.

ero 877 de l

semana del 22 al 28 de febrero de 1993) e Iker Jiménez (Caso Gloria Martínez Ruiz. Cuarto

Milenio. Programa del 5 de abril del 2009.)

Plano del complejo. Las zonas rayadas son las fosas sépticas. Vista de la suite de Gloria.

Plano del complejo. Las zonas rayadas son las fosas sépticas.

Plano del complejo. Las zonas rayadas son las fosas sépticas. Vista de la suite de Gloria.

Vista de la suite de Gloria. Zona inferior izquierda de la torre, con el porche de teja rojiza.

¿Y todo eso medicada?

En el supuesto de que exista esa zona del muro más baja, es justo el punto al

que deberían haberse dirigido de inmediato las enfermeras si querían retener a

Gloria.

Según Stella Vassileva, la mujer de Slavcho, “Me parece imposible que Gloria

trepase por ese muro y mucho más aún con toda la medicación que dicen que

le habían metido, porque por la parte que dicen que saltó, no había nada con

qué ayudarse. Hubiera hecho falta una silla o algo parecido para hacerlo. Sólo

había un tablón en un rincón del muro, pero estuvimos mirando por ese sitio al

día siguiente y no encontramos ninguna señal de que hubiese sido movido, y la

teja, colocada sobre toda la parte superior de la tapia, no estaba movida ni

rota.

En el plano del que disponemos, la suite de Gloria estaba muy próxima a la

entrada principal. Sin embargo, Amparo declara que Gloria corrió hacia el

jardín, pasando bajo unos arcos que hay en el interior de la clínica, que unen

la torre principal con el resto del complejo.

En cualquier caso, a mí no me parece creíble tal versión. Gloria, somnolienta y

sin reflejos, de noche y sin gafas, no debía ver prácticamente nada. Resulta

igualmente poco convincente la versión que relataron las enfermeras para

explicar su huida por la ventana de su suite.

Rina recuerda: “Una noche la doctora Soler se tuvo que llevar a un ingeniero

que estaba ingresado allí al servicio de urgencias de la clínica Benidorm,

porque en Torres de San Luis no sabían ni poner una sonda vesical, que era lo

que necesitaba este hombre. Cuando volvieron, la doctora tuvo que arrimar su

coche al muro, porque se había olvidado el mando electrónico que abre la

puerta, y entonces le dijo al ingeniero que saltase. El pobre hombre nos lo

contó todo asustado al día siguiente. ¿Y dicen que no hay indicios de delito en

el caso de una menor que desaparece de una clínica de donde no puede salir

nadie, ni siquiera los empleados, si no te abren? ¿A usted le parece que la

chica pudo saltar un muro de dos metros pelados y encima con la medicación

que dicen que llevaba encima? Lo que me gustaría saber es por qué no se

registran unas fosas sépticas que hay allí, que me lo dijo una vez el jardinero”.

Pero

si al final resultara

ser

ésta la realidad de

los hechos

...

Dentro de la

desgracia que tuvieron de que Gloria se escapara

...

al menos tuvieron la buena

fortuna de que la clínica no tuviera más pacientes que pudieran cuestionar su

versión.

2. ¿Qué pasó realmente a la 1,30 de la madrugada? ¿Se despertó Gloria y

pidió ir al baño o la despertaron? Observemos que le pusieron la primera dosis

a las 13:30, la siguiente a las 19:30 y si seguimos aplicando el patrón de 6

horas, tocaba una nueva dosis del triple cóctel precisamente a la 1:30 de la

madrugada.

Puerta principal del complejo "Torres de San Luis". Foto por cortesía de J. J. Requena. ¿Despertaron

Puerta principal del complejo "Torres de San Luis". Foto por cortesía de J. J. Requena.

¿Despertaron a Gloria para ponerle la tercera dosis

y entonces

ella

se

angustió? Amparo declara que Gloria empezó a ponerse violenta cuando

regresó con la jeringuilla, mientras que Cristina dice que fue al despertarse.

Si creemos en la teoría de la sobredosis, me inclino por la versión de Amparo.

El organismo de Gloria no pudo resistir una tercera inyección del cóctel y tras

recibir una sobredosis -accidental o por incompetencia- que tiene como

resultado su fallecimiento, las enfermeras llaman por teléfono recabando

instrucciones y se les indica que monten rápidamente la comedia, con gritos

incluidos, para incorporar como testigos -que oyen, pero no ven- al matrimonio

búlgaro del centro, Slavcho y Stella.

Después se hace desaparecer el cuerpo, llevándoselo de la clínica en medio de

la noche. O se oculta, de forma provisional, en una de las fosas sépticas.

Es factible, pero desde luego demuestra una enorme sangre fría que no estoy

seguro que tuvieran las dos enfermeras, y también es necesaria la complicidad

de alguien con medios para hacerlo. Porque no es fácil para una persona o

personas "normales" hacer desaparecer un cadáver de tal forma que hayan

pasado veinte años sin encontrar nada.

A mí no me parece posible que dos enfermeras jóvenes, una de las cuales -al

parecer- era menor de edad, se queden impertérritas ante el drama que

supone que se les quede una paciente entre las manos, casi una niña, y

ninguna se derrumbe emocionalmente.

Jesús Baños, el camarero, afirmó: “Hay muchas versiones, pero todos

creemos que se han pasado con ella en lo que sea y lo han ocultado. Para mí

que la chica no ha salido de la clínica”.

Si estallase un escándalo, el patrimonio de todos los socios de la clínica

correría un grave peligro, puesto que todos ellos habían aportado garantías

personales, respondiendo con su propio patrimonio, aparte de la hipoteca que

gravaba la clínica. De modo que si la desaparición de Gloria se hiciese de

dominio público, las posibilidades de conseguir nuevos clientes que permitieran

afrontar los elevados gastos financieros de la clínica se reducirían a un mínimo.

Reyes, la cocinera, declaró: “A mí el gerente me decía que quería escuchar a

los clientes decir que pasaban hambre y apenas si nos daba dinero para

comida”.

La clínica mantenía que existían unas condiciones de seguridad adecuadas al

tipo de pacientes que recibían tratamiento en el centro y que se habían

reforzado en el caso de Gloria, debido al estado de agitación psicomotriz que

presentaba. Pero, dado que no había ningún médico de guardia, y que la noche

de la desaparición sólo se encontraban presentes dos enfermeras, y ningún

personal especializado, y, además, de las dos enfermeras sólo una de ellas

estaba con Gloria, no parece que la seguridad del complejo Torres de San Luis

se hubiera reforzado lo más mínimo.

Como en el caso anterior, habría sido una coincidencia favorable para el

montaje el que Gloria fuera la única paciente y nadie pudiera contradecir lo

manifestado por aquéllas.

  • 3. Había una trama con una finalidad similar a la descrita para el Clan de la

Moraleja. Se planeó cuidadosamente lo que iba a suceder aquella noche, y los

responsables se aseguraron de que no hubiera pacientes en el complejo. El

vídeo snuff se rodaría en la propia clínica. Después, se hizo desaparecer el

cuerpo, como en la hipótesis 2.

  • 4. Había una trama con una finalidad similar a la descrita para el Clan de la

Moraleja. Se planeó cuidadosamente lo que iba a suceder aquella noche, y los

responsables se aseguraron de que no hubiera pacientes en el complejo. Gloria

fue reducida con una fuerte dosis del famoso cóctel y trasladada a un lugar

desconocido. A partir de ahí, todas las hipótesis son posibles: trata de blancas,

tráfico de órganos, snuff movies...

No tomamos en consideración la hipótesis del secuestro, ya que jamás se pidió

un rescate a los familiares.

¿Estaba Gloria en la lista de 150 jóvenes mencionadas como posibles objetivos

del llamado “Clan de la Moraleja”?

¿Por qué se encontró ropa de Gloria guardada en el garaje de la clínica, dos

años después de su desaparición?

¿Por qué cerró la clínica poco después de la desaparición de Gloria?

Si Gloria escapó de la clínica sana y salva y no tenía nada que temer ¿por qué

la buscó la guardia civil en un vertedero de La Nucía? ¿Simplemente porque un

holandés dijo que podía estar allí?

vertederos?

¿Por

qué

luego

la

buscaron en otros

Lo vuelvo a decir: no me creo que Gloria fuera capaz de escapar de la clínica.

Pero me creo menos todavía que Gloria, que nunca se había comportado así

antes, tenga dos episodios de furia violenta en un mismo día y que, de

repente, la doctora Soler advierta que tiene un síndrome Border-Line

(trastorno límite de la personalidad)

...

pero

haga el

informe después de la

desaparición. Concretamente, el 16 de noviembre de 1992:

“La paciente Rosario , padece en el momento actual, un síndrome Border-Line,

con cuadro psicótico agudo, caracterizado por alteraciones de la afectividad,

trastornos del pensamiento, trastornos de la sensopercepción (alucinaciones

auditivas), reacciones de pánico y ansiedad generalizada en insomnio pertinaz,

y desorientación tempo-espacial.”

--- OOO ---

Como curiosidad recordemos que Gloria desaparece el 30 de octubre- cabe

añadir que el 31 de octubre de 1992 fue el primer aniversario de la

refundación de la primera iglesia satánica por “gran sacerdotisa” Karla LaVey,

para continuar con el legado de su padre, Anton LaVey, autor de la Biblia

Satánica. Anton había fundado la iglesia satánica el 30 de abril de 1966, noche

de Walpurgis o del Aquelarre. El 31 de octubre se celebra Halloween, la noche

de brujas.

Y también cabe recordar que la Comunidad Valenciana es la tercera autonomía

española con mayor número de sectas, con cerca de 200 grupos, 14 de ellos

satánicos. Y que en Alicante hay unas 40 sectas, 7 de ellas satánicas.

Dicho esto, no creo que este caso tenga nada que ver con sectas satánicas. Si

hay alguna secta, es de las que la policía no investiga.

--- OOO ---

05. ANTIPSICÓTICOS

La doctora Soler pasó repentinamente de las sesiones de terapia con Gloria

a los antipsicóticos, nada más ser ingresada en la clínica. Todo esto sin el

conocimiento ni el consentimiento de su familia. Recordemos las palabras de

D. Alvaro Martínez, padre de Gloria:

Gloria no estaba habituada a tomar tranquilizantes. De hecho, discutí con la

doctora Soler cuando, dos días antes del ingreso, le recetó unas gotas de

Haloperidol, porque le dije que ella siempre me había jurado que su sistema

curativo, la Psicoterapia Dinámica Breve, rechazaba los calmantes y los

medicamentos químicos. Mi hija tomaba alguna aspirina cuando se acatarraba,

pero no estaba acostumbrada a tomar esos calmantes tan fuertes.

La doctora Soler no diagnosticó a Gloria un síndrome border-line hasta

después de que desapareciera.

Ese diagnóstico, síndrome border-line o trastorno límite de la personalidad,

tiene todo el aspecto de ser malintencionado, ya que:

“La mayoría de pacientes describen experiencias infantiles conflictivas, y

hasta la mitad de ellos algún tipo de abuso sexual. Los meta-análisis

realizados hasta el momento, con todo, sólo muestran una correlación

moderada entre abuso sexual y TLP, o entre trauma infantil y conductas auto-

agresivas. Además, sólo un 1/3 de los pacientes con TLP refieren traumas

severos, del tipo que los estudios comunitarios han relacionado con secuelas

psicológicas importantes en la edad adulta. Como los abusos sexuales

suelen darse en paralelo a alteraciones generalizadas en la dinámica

familiar que también podrían predisponer a padecer el trastorno, por el

momento es difícil concretar el impacto de cada uno de ellos por separado”. 1

¿El diagnóstico a posteriori de Gloria era una acusación velada contra los

padres de la adolescente?

1

(Manual del residente en psiquiatría. Tomo I. personalidad.)

Capítulo 46.

El trastorno

límite de

la

Al medicar a Gloria, la doctora Soler tenía que saber lo que estaba haciendo.

Los antipsicóticos son medicamentos que distan mucho de ser inocuos. Por el

contrario, son muy peligrosos. Se estima que un tratamiento prolongado con

antipsicóticos puede disminuir la vida de los pacientes en torno a unos 15

años. Hasta tal punto que el pronóstico de enfermedades como la esquizofrenia

es mejor en países subdesarrollados que utilizan menos antipsicóticos- que en

los desarrollados.

En mayor o menor medida, todos los antipsicóticos presentan estos riesgos. La

lista incluye los siguientes fármacos:

NOMBRE DEL MEDICAMENTO

NOMBRE COMERCIAL

   

Antipsicóticos antiguos

 

Chlorpromazina

Largactil, Thorazine

Haloperidol

Haldol

Pimozida

Orap

   

Antipsicóticos nuevos

 

Aripiprazol

Abilify

Asenapina*

Saphris

Clozapina

Clozaril; FazaClo

Iloperidona*

Fanapt

Lurasidona*

Latuda

Olanzapina

Zyprexa

Paliperidona

Invega

Quetiapina

Seroquel

Risperidona

Risperdal

Ziprasidona

Geodon

Los antipsicóticos producen una pérdida o atrofia de masa cerebral. Después

de un tratamiento con neurolépticos de 20 ó 30 años de duración el paciente

puede sufrir una pérdida de hasta un 25% en el volumen de su córtex frontal.

En estos casos se origina de forma automática un aumento del LCR (líquido

cefalorraquídeo) para compensar el vacío, por ello cuando aumenta el LCR hay

que sospechar una pérdida de masa cerebral.

En términos generales, podemos considerar que el haloperidol produce efectos

secundarios extrapiramidales y la clorpromazina (principio activo del largactil),

hipotensión.

Otros efectos secundarios de los antipsicóticos son:

Síndrome metabólico. Caracterizado por obesidad, incrementos en

triglicéridos y colesterol sanguíneo, hiperglucemia y resistencia a la

insulina. Es decir:

Ganancia

de

peso

hasta

alcanzar

la

obesidad,

lo

que

incrementa el riesgo cardiovascular del paciente y reduce su

integración social, de por sí ya complicada dado su trastorno

mental.

Diabetes. La prevalencia es más del doble que entre el resto

de la población.

 

Hiperlipidemia.

Asociada

con

el

uso

de

antipsicóticos

derivados de las dibenzodiazepinas.

Prolongación del intervalo QTC. A partir de 500 msec. puede causar

arritmia ventricular y muerte súbita.

 

Miocarditis. La clozapina incrementa el riesgo. Los síntomas son fatiga,

disnea, fiebre, dolor pectoral y palpitaciones. Puede ocasionar la muerte.

Efectos sexuales colatarales. Se incrementa la secreción de prolactina.

Esto puede retrasar la madurez sexual tanto en los niños como en las

niñas. Puede causar períodos menstruales anormales o interrumpir esos

períodos en las adolescentes. Y causar un desarrollo anormal de los

senos en los jóvenes de ambos sexos.

 

Efectos

secundarios

extrapiramidales.

Pueden

ocasionar

temblores

incontrolables,

similares

a

los

producidos

por

la

enfermedad

de

Parkinson.

Cataratas. Los pacientes tratados con antipsicóticos tienen un factor de

riesgo mayor de sufrirlas.

Síndrome neuroléptico maligno, que puede ocasionar la muerte, con fiebre

alta, sudor excesivo, grandes variaciones de la presión arterial y rigidez

de los músculos.

Somnolencia.

Mareos, dolores de cabeza, visión borrosa, congestión nasal y boca seca.

Y, concretamente, la clozapina puede causar una disminución drástica del

número de glóbulos blancos en sangre, al atacar la médula ósea, por lo que

resulta necesario la realización frecuente de análisis para vigilar la evolución

del nivel de leucocitos.

Todas estas complicaciones se conocen desde hace años. Y los primeros

antipsicóticos se descubrieron por accidente, literalmente, “jugando” con

colorantes, como al azul de metileno y con antihistamínicos.

“El término neuroléptico, atribuido a Delay por Thuillier y Rifkin y,

conjuntamente, a Deniker y Delay por Frankenburg, se acuñó para indicar que

con la clorpromazina había mermado la actividad neurológica, refiriéndose a la

disminución de la agitación, que era considerado el efecto terapéutico, y al

enlentecimiento motor que se observaba, semejante al de la enfermedad de

Parkinson. Los efectos colaterales de la clorpromazina observados inicialmente

fueron letargia, hipotensión, ictericia y un síndrome parkinsoniano. Se debe

destacar que la propiedad considerada clínicamente importante en ese

momento era la reducción de la agitación (la «neurolepsia»), sin ningún efecto

sobre los delirios y las alucinaciones u otros síntomas psicóticos. Elkes, citado

por Rifkin, en el primer estudio del uso de la clorpromazina en Gran Bretaña en

1954 afirmó: «Es importante insistir que en ningún caso el contenido de la

psicosis cambió. Los pacientes esquizofrénicos y parafrénicos continuaban

sujetos a los delirios y las alucinaciones, aunque parecían menos perturbados

por ellos». En la primera publicación norteamericana en 1954, Lehman y

Hanrahan también señalaron la acción benéfica sobre la agitación, sin

comentar ningún efecto sobre los síntomas psicóticos, aunque ya mencionaban

la aparición de los efectos extrapiramidales ” ...

1

Si algo sorprendió del RP4560 -clorpromazina, para los amigos y 3-(2-cloro-

10H-fenotiazin-10-il)-N, N-dimetilpropan-1-amina, para los puntillosos- a las

primeras personas que la utilizaron fue su curiosa propiedad de tranquilizar sin

sedar o, lo que es lo mismo, sin alterar el nivel de conciencia del individuo.

Laborit, agudamente, se percató de que inducía también una cierta indiferencia

en el paciente, una "quietud eufórica", que definió como ataraxia, término que

deriva del griego "ataraktos" (imperturbable, sin excitación, sin confusión,

calmado, sereno) y "ataraktein" (estar calmado). Esta observación, de la que

arranca su propuesta de utilizarla en el tratamiento de la agitación de

pacientes psiquiátricos, está detrás de uno de los primeros términos utilizados

para referirse al grupo terapéutico de la clorpromazina, el de "atarácticos". En

su momento la ataraxia fue definida también como "lobotomía química", una

idea que en los años 50 podía constituir una adecuada tarjeta de visita, dada la

amplia difusión de la que gozaba la Psicocirugía, cuyo creador, Egas Moniz,

había recibido además el Premio Nobel en 1949, sólo tres años antes de la

introducción de la clorpromazina. No muchos años después, en el auge de la

Antipsiquiatría y con los universitarios de mayo del 68 ocupando el despacho

de Delay, establecer una relación entre la Psicocirugía y la clorpromazina sería

probablemente lo peor que se podía decir del fármaco y en general de la

Psicofarmacología...”

2

1

 

(Mazana, J. S. - Cincuenta años de Clorpromazina).

2

(Medrano, Juan Las bodas de diamante de la Clorpromazina).

Las divagaciones sobre el nombre que habría que dar a la clorpormazina y sus

seguidores pueden parecer fuera de lugar, pero tienen su sentido. Es más:

siempre lo han tenido, como lo refleja el hecho de que ya en 1957 se celebrase

en un congreso un simposio sobre la nomenclatura a utilizar con estos

fármacos (8). Detrás de cada uno de los términos empleados en este poco más

de medio siglo se oculta una idea, un concepto, sobre lo que es el fármaco y

sobre cuál es su acción terapéutica. No es lo mismo, desde luego, hablar de

atarácticos (y de lobotomía química), que de neurolépticos (o camisa de fuerza

química) o que de antipsicóticos o antiesquizofrénicos. 1

“ Las divagaciones sobre el nombre que habría que dar a la clorpormazina y sus seguidores

Modificaciones del estriado cerebral en un paciente tratado con haloperidol.

Bien ...

llegados a este punto, parece claro que se producen lesiones cerebrales

en los pacientes tratados con antipsicóticos, además de una disminución de su

expectativa de vida. ¿Es esto justo? ¿Mejora realmente la calidad de vida de

los pacientes, que sufren todos estos trastornos colaterales? ¿O sólo los hace

“más soportables” para la sociedad?

¿Era esto lo que le esperaba a Gloria en el mejor de los casos? ¿Convertirse en

una paciente con adicción crónica a estas drogas? ¿Desarrollar una psicopatía

artificial? ¿Desarrollar obesidad, diabetes, somnolencia, cataratas y temblores

parkinsonianos?

¿Así pensaban “curar”

anorexia?

a

una niña

que

sólo tenía problemas de

sueño y

Cuanto más se analiza el caso, el tratamiento que Gloria sufrió se asemeja

más y más a una tortura metódica que a otra cosa. Eso como mínimo. Porque

después vino la supuesta fuga “a lo Antonio Anglés”.

1

(Medrano, Juan Las bodas de diamante de la Clorpromazina).

(*)

LARGACTIL: El principio activo es Clorpromazina. Neuroléptico y anti psicótico. Llamado Thorazina en USA.

Indicaciones:

Estados de agitación psicomotriz: psicosis agudas, crisis maniacas, accesos delirantes, síndromes confusionales, procesos psicogeriátricos, etc. Procesos psicóticos: esquizofrenia, síndromes delirantes crónicos. Curas de sueño.

Posología:

Vía parenteral: vía i.m ó i.v mediante perfusión, 25 a 50 mg (1-2 ampollas de 5 ml) varias veces al día, sin sobrepasar los 150 mg/día, salvo casos particulares.

Interacciones:

Litio. La administración conjunta de litio y clorpromazina produce un síndrome confusional. Otros depresores del Sistema Nervioso Central: sedantes, derivados morfínicos, barbitúricos, antihistamínicos H1, hipnóticos, ansiolíticos, clonidina, metadona. Al administrar este tipo de productos concomitantemente con Largactil se producirá un mayor efecto depresor del Sistema Nervioso.

Advertencias:

Este tipo de medicamentos puede potenciar la aparición de alteraciones del ritmo cardiaco (prolongación del intervalo QT) que pueden llegar a ser graves y provocar la muerte.

SINOGAN: El principio activo es levomepromazina. Es un neuroléptico fenotiazínico.

Indicaciones:

Condiciones asociadas con ansiedad y tensión; Alteraciones autonómicas, alteraciones de la personalidad, alteraciones emocionales secundarias; Como analgésico, en dolor asociado a cáncer, neuralgia del trigémino, neuralgia intercostal, dolor fantasma de extremidades amputadas y malestar muscular. Como potenciador de anestésicos: en anestesia general, donde puede ser utilizado tanto como sedante y analgésico pre o post-operatorio. Como antiemético: para el tratamiento de náusea y vómito de origen central. Como sedante: para el manejo del insomnio resistente. Alteraciones psicóticas: esquizofrenia aguda y crónica, psicosis senil, síndrome maníaco-depresivo.

Posología:

Como un tranquilizante, ansiolítico, analgésico o sedante: iniciar el tratamiento con 6 a 25 mg/día dividido en 3 dosis, luego aumentar la dosis hasta que se alcance el nivel óptimo. Como sedante: habitualmente una dosis única en la noche de 10 a 25 mg es suficiente. Condiciones severas: tales como psicosis o dolor intenso en que levomepromazina es usado a dosis más altas: iniciar el tratamiento con 50 a 75 mg/día dividido en 2 ó 3 dosis diarias; aumentar la dosis hasta obtener el efecto deseado. En ciertas psicosis la dosis puede alcanzar 1 g o más al día.

Efectos Colaterales:

Enterocolitis necrotizante, que puede ser fatal, en muy raras veces. Casos aislados de muerte súbita, de posible origen cardíaco.

Contraindicaciones:

Está contraindicado en el caso de coma o depresión central debido a alcohol, hipnóticos, analgésicos o narcóticos. También está contraindicado en pacientes con discrasias sanguíneas, alteraciones hepáticas o hipersensibilidad a las fenotiazinas.

Advertencias:

Los neurolépticos fenotiazínicos pueden potenciar la prolongación del intervalo QT lo que aumenta el riesgo de arritmias ventriculares serias del tipo torsade de pointes, potencialmente fatal (muerte súbita). Se ha observado un aumento de 3 veces en el riesgo de eventos cerebro vasculares. en ancianos

Precauciones:

Cuando Sinogán

se

administra a

altas

dosis, al

inicio

del

tratamiento puede aparecer hipotensión

ortostática.

Potencia la acción de otros fenotiazinicos y depresores del SNC (barbitúricos, analgésicos, narcóticos y antihistamínicos). Las dosis usuales de estos agentes deben reducirse a la mitad si se usan en forma concomitante con levomepromazina, hasta que la dosis de ésta última se haya establecido.

HALOPERIDOL: Derivado de la butirofenona.

Bloquea

específicamente

los

receptores

dopaminérgicos

cerebrales.

Neuroléptico.

Anti

psicótico.

Antiemético.

Indicaciones Esquizofrenia crónica sin respuesta a otros anti psicóticos, preferiblemente en pacientes < 40 años Tratamiento de ataque de psicosis agudas; Tratamiento sintomático coadyuvante en ansiedad grave en caso de ineficacia de terapias habituales; Agitación psicomotriz de cualquier etiología (estados maníacos, delirium tremens); Estados psicóticos agudos y crónicos (delirio crónico, delirios paranoide y esquizofrénico); Movimientos anómalos (tics motores, tartamudeo y síntomas del s. de Gilles de la Tourette y corea).

Advertencias y precauciones Historia de epilepsia o alteración predisponente a convulsión, hipertiroidismo, ancianos (> sensibilidad a sedación e hipotensión), enf. cardiovascular grave, I.R., enf. hepática, Parkinson, tto. simultáneo con anti parkinsonianos, continuar con éstos tras discontinuación de haloperidol para evitar aparición de síntomas extra piramidales. No usar aisladamente cuando la depresión sea predominante y con trastorno afectivo bipolar, ajustar dosis para evitar fase depresiva. Se ha asociado con casos raros de SNM. Iniciar con dosis más bajas y aumentar gradualmente. Insuficiencia hepática.

Interacciones Somnolencia o sedación por depresión del SNC con: alcohol, hipnóticos, sedantes, analgésicos potentes. Riesgo de depresión respiratoria con: morfinomiméticos, barbitúricos. No asociar a: analgésicos, antitusígenos morfínicos, antihistamínicos H1, barbitúricos, benzodiacepinas y otros tranquilizantes, clonidina y derivados. Antagoniza efectos de: adrenalina y otros simpaticomiméticos, guanetidina. Aumenta efecto de antihipertensivos (excepto guanetidina), riesgo de hipotensión ortostática. Puede aumentar efecto sobre SNC de: metil-dopa. Antagonismo recíproco con: levodopa.

Reacciones adversas Discinesia precoz con tortícolis espasmódica, crisis oculógira, espasmos de músculos de masticación; pseudoparkinsonismo, discinesia tardía, SNM, depresión, sedación, agitación, somnolencia, insomnio, cefalea, confusión, vértigo, crisis de gran mal (epilépticos), exacerbación de síntomas psicóticos, náusea, vómitos, pérdida del apetito, hiperprolactinemia.

06. LA DOCTORA SOLER

La doctora Soler tenía su consulta en lo que antiguamente era la recepción

del complejo. Era una murciana de edad media, con aspecto inteligente y con

una dulce sonrisa. Sin embargo, en sus declaraciones se excedía, en el sentido

de que quizás revelaba datos demasiado confidenciales, especialmente si se

exponían a los medios de comunicación. 1

María Victoria Soler Lapuente Y Ramón Rivas Moreno

06. LA DOCTORA SOLER L a doctora Soler tenía su consulta en lo que antiguamente era

En una

corta

entrevista con Arturo

Luna

Briceño, la doctora

Soler

dejó claro

que

todos los problemas de Gloria se originaban

en la relación con su padre. Demasiada

presión. Los estudios, la carrera de piano en

el conservatorio, la supervisión constante,

habían hecho que Gloria desarrollara una

prevención contra

su

padre

que

la

había

hecho adoptar

una

actitud

ocasional

de

rebeldía.

Por ejemplo, una noche se fue a bailar a una

discoteca y entró en trance, comenzando a

bailar sin

parar...

hasta que perdió el sentido

de la realidad. No sabía

qué

hora

era

ni

dónde estaba.

Esa noche fue la Policía Municipal de Alicante

la que tuvo que ocuparse

de recoger a

Gloria, averiguar dónde vivía, lo que no fue

fácil de conseguir, dado el estado de la niña,

y llevarla a su casa.

Pero

sin más información ¿cómo vamos a

saber si este incidente fue la manifestación

de una patología o es que Gloria,

por una

vez, se pasó con la bebida ...?

Cuando entran en un trance de éstos

desarrollan una fuerza formidable, por eso

se soltó, empujó a la enfermera y saltó la

valla- siguió la doctora.

(1) Arturo Luna Briceño. Desaparecidos. Capítulo II. (Colaborador de ¿Quién sabe dónde?).

Según ella, tampoco sería un problema para Gloria conseguir un refugio seguro

tras fugarse.

La zona sí la conocía, porque el verano anterior estuvo aquí en una

jornada de convivencia. Una terapia de grupo donde los enfermos

conviven, disfrutan de la piscina, hacen excursiones a pie por los

alrededores y celebran acampadas por la noche. Seguro que en esas

convivencias trabó amistad con alguien de por aquí. No hay que

olvidarse de que, con la crisis, aquí hay muchos chalets abandonados

que está ocupados por distintas gentes de ésas que hoy se denominan

tribus urbanas. Si ha llegado a alguno de ellos, lo más probable es que le

hayan dado protección allí. Hay testigos que dicen haberla visto dos días

después en Altea.

Es decir, la chica había saltado la valla y lo que sucediera después no era

responsabilidad de la clínica. Es más, la doctora Soler se abonó a la teoría de

que Gloria necesitaba cariño y comprensión y que en ese estado podía caer en

manos de cualquiera que

se

lo ofreciera. En esas condiciones, no volvería

jamás con sus padres. Lo más probable es que la hubiera captado una secta.

Sí, es una personalidad muy propicia para integrarse en cualquier grupo

de ésos donde la protección es total. Yo la buscaría por ahí.

Gloria tenía tantos amigos y tan queridos en el entorno de la clínica que por

eso

le

había dicho

a

su

padre

que

de

ninguna manera quería que

la

ingresaran

...

Si tan mal estaba con su familia ¿por qué no huyó directamente

de su casa y esperó a que la llevaran a la clínica? No tiene sentido.

En la fecha de los hechos, además de ser la psiquiatra de Gloria, María Victoria

Soler Lapuente era secretaria de Zopito S.A. O, como dice la sentencia “...era

socio, miembro del Consejo de Administración y médico”. Sin embargo, no se

observa la más mínima asunción de responsabilidad. Ni un átomo de

arrepentimiento. ¿Qué estuvo haciendo la doctora Soler entre la una y las ocho

de la madrugada del día 30? ¿La llegaron a avisar? ¿Investigó la policía las

llamadas efectuadas desde la clínica en ese intervalo de tiempo?

La farmacoterapia aplicada por la doctora Soler con loria, ¿era la correcta

para un paciente con el diagnóstico mencionado? ¿El Largactil, el Sinogán y el

Haloperidol eran los medicamentos idóneos, en 1992, para el tratamiento de

dicho síndrome? ¿En el juicio se recurrió al testimonio de algún otro psiquiatra

para verificarlo?

Pero, en resumidas cuentas, nos podemos hacer una idea de cómo funcionaba

la clínica. Se sectorizaba a los pacientes por sus ingresos. El tiempo de

estancia era directamente proporcional a su nivel económico. Para que no

dieran problemas, tenían diferentes escalones de contención: alimentación

insuficiente, que resta energías a los pacientes; un siguiente escalón en el que

se aplicaba medicación para contenerlos; si esto todavía no era suficiente, se

llegaba a la contención mecánica.

Dado que a los padres de Gloria no se les avisó ni del diagnóstico correcto de

su hija (salvo que fuera falseado en el informe de la doctora Soler), ni de que

podía ser sometida a una fuerte medicación sedativa, ni mucho menos de que

podía estar expuesta a contención mecánica, y que éstos no prestaron el

correspondiente consentimiento por escrito estamos hablando de una menor

de edad-, si todo esto es cierto, me atrevo a afirmar que la clínica vulneró el

entonces vigente artículo 211 del Código Civil y, por lo tanto, cometió un delito

de privación de libertad sin tutela judicial.

Y, además, quiero suponer que el material de contención está tipificado y

legalizado. Dudo que las tiras de toalla que recortaba Slavtcho para atar a los

pacientes figuren en catálogo alguno de material ortopédico.

Dado que a los padres de Gloria no se les avisó ni del diagnóstico correcto de

Entrevista a la doctora Soler en Canal 9: “A veces confiada con la gente demasiado y a veces muy desconfiada y entonces hay un peligro importante al haberse perdido ¿no?No tengo palabras para valorar la precisión y seguridad del perfil elaborado por la doctora Soler y las pistas que nos da para que se proceda a buscar a Gloria con la mayor garantía de éxito. Impagable su aportación. Con profesionales así la psiquiatría está en las mejores manos.

También sería de interés que la doctora Soler aclarara si en los días posteriores

a la desaparición de Gloria hubo alguna manipulación en los expedientes

médicos. Recordemos una vez más que Stella Vasileva afirma que desde el día

de los hechos se le prohibió que limpiase la zona de oficinas y que un par de

días después vio a la doctora Soler con una goma de borrar en la mano

eliminando algo de un expediente. Al ver a Stella se puso muy nerviosa y cerró

la puerta. Y cuando Stella, que entregó ciertos papeles de Gloria a Jesús

Baños, para que se los hiciese seguir a los padres de la niña, fue interrogada

por una auxiliar sobre el destino de dichos papeles y le respondió que los había

tirado a la basura, observó poco después como Luis Javier y Ramón Rivas,

junto con la doctora Soler, realizaban una búsqueda en el contenedor de la

basura.

Reyes Martínez, la cocinera en la clínica la noche que desapareció Gloria, y el

camarero, Jesús Baños, fueron despedidos al día siguiente de los hechos;

Stella Vasileva y su marido, Slavtcho Slavou, veinte días después.

¿Problemas de presupuesto o testigos incómodos?

Lo que daría por leerme el sumario. Pero, por otra parte, estoy absolutamente

seguro de que me iba a indignar ...

--- OOO ---

07. LA INVESTIGACIÓN

El 8 de diciembre, la prensa anunciaba que Agentes de la Unidad Central

Operativa de la Guardia Civil, con sede en Madrid, se habían desplazado a

Valencia para formar un grupo de especialistas dedicados a investigar el caso

de las tres niñas de Alcásser.

Este grupo especial colaboraría también en la búsqueda de Gloria.

María Teresa Sempere, diputada del PSOE en las Cortes Generales y concejala

del Ayuntamiento de Elche, manifestó que alguno de los expertos del grupo

desplazado desde Madrid se trasladaría a Elche, debido al gran número de

personas que habrían creído ver a Gloria allí. Unos afirmaron haberla visto en

bares del barrio de Altabix; otros manifestaron verla en el barrio de San Antón

y, en el barrio de Palmerales, varios vecinos dijeron haberla visto durmiendo

en la escalera de un bloque de viviendas.

Sempere se entrevistó con el delegado del Gobierno en Valencia, Francisco

Granados, que dijo que establecería contacto con la Dirección General de la

Guardia Civil para pedirles que los especialistas de la UCO se encargaran

también de coordinar la búsqueda de Gloria.

El día 18 de noviembre se había celebrado una manifestación en la plaza de la

Muntanyeta de Alicante, delante del Gobierno Civil, llevada a cabo por unos

doscientos alumnos del Instituto de Bachillerato Nº 8, del barrio de Babel, que

portaban pancartas con censuras e insultos a los medios de comunicación,

entre ellos Televisión Española, porque se dedicaban en exclusiva al caso

Alcásser y no se ocupaban en absoluto de la desaparición de Gloria. También

había vecinos del barrio de La Florida y los padres de Gloria, que también

llevaban una pancarta. “Nosotros queremos a Gloria”, “Que aparezca Gloria”, “Los

chavales de EGB exigimos más ayuda de TVE”, “TVE, ¿servicio público?” y “Lo

importante eres tú, Gloria”, eran algunos de los textos de las pancartas. También

se increpaba a la policía para que acudiera a la clínica donde se había

producido la desaparición pues “ahí está la clave de todo”, según aseguraban los

padres de una compañera de conservatorio de la joven.

En la asamblea estuvieron presentes Reyes Martínez y Jesús Baños, la

cocinera y el camarero de la clínica, despedidos por entregar las notas escritas

por Gloria a su familia, a la que le contaron lo que sabían. Reyes Martínez

declaró que

...

A eso de las doce del día en que la ingresaron, desde la cocina se oían los

gritos de Gloria ‘¡No, por favor, no!”

...

A la chica la tenían atada con vendas de

esparadrapo y una auxiliar, Cristina, me contó que le habían dado ya seis inyecciones y

no podían con ella

...

Yo no cuento todo esto como represalia, porque cuando el día 30 la

madre de la chica estaba en el ‘office’ yo salí a entregarle las notas que había escrito

Gloria y no podía imaginarme que iban a echarnos

...

Decía cosas como ‘papá, tú no

tienes la culpa, te quiero mucho’ y en otras nombraba a un tal Vicen...”.

Al final, se leyó un manifiesto reivindicativo, exigiendo que se intensificara la

búsqueda y pidiendo más colaboración por parte de los medios de

comunicación de ámbito estatal. Después, los padres de Gloria subieron al

despacho del Gobernador

y

luego

se entrevistaron con los mandos

de

la

Guardia Civil. Dado que Alfonso Calvé no fue nombrado hasta el 4 de

diciembre de 1992, debió ser su predecesor en el cargo, Pedro Valdecantos

García, el que recibió a los padres de Gloria.

En aquellas fechas, la región levantina registraba el veinte por ciento de todas

las desapariciones producidas en el territorio nacional.

El abogado de la familia solicitó una prueba pericial para saber si Gloria habría

podido escapar en sus condiciones de sedación, así como un informe

meteorológico para determinar si había luna llena la noche de autos.

También se realizó una comparativa grafológica de la escritura de Gloria antes

y después de ser ingresada.

Gloria y no podía imaginarme que iban a echarnos ... Decía cosas como ‘ papá, tú

"Me da miedo pensar que estoy muriendo y

la única luz está cerca de mí, Dios mío".

Se encontró una

nota

de

Gloria

con

ese

texto. En el análisis hecho por los peritos

calígrafos, se

determinó

que,

en

el

momento de escribirla, Gloria estaba bajo

los efectos de alguna sustancia, ya que se

puede ver claramente la incoherencia de la

escritura.

Me gustaría saber si los peritos determinaron, sin lugar a dudas, que, aparte

de la incoherencia de la escritura, todavía se podía reconocer que pertenecía a

Gloria, o bien estaba tan deformada que no era posible. En este último caso ...

¿podría estar falsificada esta nota? ¿Otra prueba del supuesto brote psicótico

de Gloria y subsiguiente medicación?

---OOO---

El siete de febrero de 1993, la familia de Gloria ofreció un millón de pesetas a

quien pudiera aportar noticias sobre su paradero. Quien lo conociera, debía

llamar al teléfono 96 511 35 82, o bien dirigirse a la Guardia Civil.

La iniciativa fue promovida por amigos de

la

joven

y

por

la asociación de

vecinos El Diálogo, del barrio Florida-Portazgo, que abrieron dos cuentas

corrientes para recoger fondos anónimos procedentes de las personas que

quisieran colaborar con el caso. También se organizó la rifa de una pulsera de

oro

con

el mismo

fin, obtener financiación para proseguir la búsqueda de

Gloria.

 

José Francisco Varón, portavoz de la familia y presidente de la asociación

mencionada, opinaba que “Gloria sigue con vida y con total seguridad se

encuentra en algún lugar retenida contra su voluntad.”

El ministro del Interior, José Luis Corcuera, recibió en Madrid, el 10 de febrero,

a los padres de Gloria. D. Álvaro Martínez declaró que solicitaría el apoyo del

ministro pare reforzar la búsqueda de su hija por medio de diversas

actuaciones, difundiendo la fotografía y los datos de Gloria por diversos países,

para lo que solicitaría la colaboración del Ministerio de Exteriores, por si la

joven estuviese fuera de España o se la hubiera sacado al extranjero por la

fuerza. Y que no quería que el caso se olvidara, ya que su hija había

desaparecido 15 días antes que las niñas de Alcácer, que recientemente habían

sido encontradas sin vida.

Don Álvaro añadió que pensaba que su hija no estaba bien, porque si pudiera

ya se habría puesto en contacto con la familia o habría vuelto. Por último,

terminaba lamentando que el caso hubiera sido sobreseído por el juez.

La iniciativa fue promovida por amigos de la joven y por la asociación de vecinos El

Tras una reunión de más de media

hora de duración

en

la

sede

del

ministerio, el ministro Corcuera les

aseguró que no se abandonaría la

búsqueda. El tema ni estaba

olvidado, ni se iba a olvidar, e iba

a contar con todos los medios a su

alcance para solucionarlo.

Parece que, como suele suceder en

estos casos, todo se quedó en una

mera declaración de intenciones.

Los padres de Gloria rogaron a los medios de comunicación que difundieran la

promesa de que si Gloria volvía no iba a ingresar en ninguna clínica ni centro

psiquiátrico.

“Pensar, pensamos muchas cosas, peo lo único que queremos es encontrarla, y

encontrarla con vida

...

nos asaltan todo tipo de temores y nos rondan toda

clase de pensamientos. Más que a nadie, porque al fin y al cabo nosotros

somos sus padres.

Y Dª Isabel Ruiz añadía:

“Nosotros dejamos a Gloria allí, y desde el día 30 de octubre, día en que

desapareció, no hemos vuelto a tener noticias de ella. Tengo muchísimas

dudas. Sé que se ha investigado bastante y parece que allí no pasó nada, pero

hasta que esto no se soluciones no podemos saber lo que verdaderamente

ocurrió.”

También se entrevistaron con el presidente de la Generalidad Valenciana, Joan

Lerma.

---OOO---

El titular del Juzgado de Instrucción Nº 1 de Benidorm, ordenó que se realizara

una reconstrucción de los hechos, que se llevó a cabo el 22 marzo de 1993,

entre las nueve de la noche y la una de la madrugada. En dicha reconstrucción

participó Mariló, prima de Gloria, que interpretó su papel paso a paso.

Estuvieron presentes el Jefe de la Audiencia Provincial de Alicante, Ricard

Cabedo; el juez instructor del caso, Félix Juan; personal de la clínica y el

gerente, Javier Rivas.

Mariló se

acostó

en

la

cama

de Gloria, caminó

por donde las enfermeras

condujeron a su prima, empujó a una de ellas y, finalmente, intentó saltar la

valla por el lugar donde el personal de la clínica aseguraba que Gloria había

escapado.

No lo logró. Y después manifestó que le parecía muy difícil saltar la tapia de la

clínica.

El fiscal jefe de Alicante, Ricard Cabedo, aseguró que se continuaría con las

investigaciones.

Y Dª Isabel Ruiz añadía: “Nosotros dejamos a Gloria allí, y desde el día 30 de

Se

produjeron

ciertas

contradicciones,

dependiendo

de los testigos, en cuanto a los

horarios en los que sucedieron

los hechos.

 

La Guardia Civil desplegó

un

amplio

dispositivo

para

localizar a Gloria. Interrogó a

todo

el

personal del centro,

realizó

careos,

removió

toneladas

de

tierra

en

las

escombreras que se ubicaban

en

las

proximidades

de

las

Torres de San Luis, y hasta se

vaciaron los aljibes y se inspeccionaron las fosas sépticas. Lástima que no se

hiciera de

inmediato

y

todo

a

la

vez

...

Sino que

se

trató

de

distintas

operaciones que se escalonaron en un período de dos años.

El veintiséis de marzo de 1993, más de trescientos voluntarios se desplazaron

hasta las inmediaciones de la clínica, para realizar una batida en búsqueda de

Gloria.

En la mañana del 28 de julio de 1993 se buscó el cadáver de Gloria en un

vertedero cercano a la clínica, en la localidad de La Nucía. Se utilizó una pala

excavadora. Por la tarde se excavó en otros dos vertederos próximos, así como

en un solar situado frente a la puerta principal del complejo. D. Álvaro Martínez

expresó su desolación ante el hecho de tener que estar buscando a su hija en

un vertedero.

vaciaron los aljibes y se inspeccionaron las fosas sépticas. Lástima que no se hiciera de inmediato

Meses después se desbrozaron

y arrancaron cañaverales en el

barranco de

Sitra

para ver

si

había podido quedar atrapada

en su interior camino de la

autopista, sin que se hallara el

menor rastro.

Los vecinos de la desaparecida

asociación de vecinos "El

Diálogo" llenaron Alicante

de

carteles con su foto, en los que

se ofrecía la citada recompensa

de un millón de pesetas.

En

, una jueza ordenó una búsqueda por la zona, y un registro exhaustivo

de la clínica, en la que aparece una bolsa con ropa sucia, de

loria. La bolsa

 

está etiquetada

loria

, correspondiente a su alojamiento. La enfermera

declaró que

loria se había orinado encima y por ello tuvo que cambiarse de

ropa.

¡Dos años, para ordenar un registro del complejo! Y, aún así, aparecen cosas ...

¿La bolsa apareció en la clínica o, como se menciona en otras fuentes, en la

fosa séptica del complejo, que, al parecer, también se inspeccionó?

Dos años después de la desaparición de Gloria Martínez, las diligencias del

caso habían pasado por las manos de cuatro jueces diferentes que se hicieron

cargo del Juzgado número 1 de Benidorm desde su desaparición, y el citado

fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Alicante, Ricard Cabedo, no

encontraba indicios de delito, según las pruebas realizadas ...

¿Por qué hubo semejante movimiento en el Juzgado de Benidorm? ¿Estaba

justificado el cambio de jueces? ¿Qué orden ocupa, en este movimiento de

cuatro jueces, la jueza que en 1994 ordenó las nuevas búsquedas? ¿Se la

cambió por "demasiado implicada"? ¿Qué otras diligencias se realizaron tras la

aparición de la ropa de Gloria y la declaración de la enfermera?

Los primeros años, las

policías de

España, Inglaterra, Francia

e

Italia

se

dedicaron a buscarla

...

Después, todo se fue apagando.

 

El nuevo

fiscal

jefe,

José

Antonio

Romero,

cuando

se

hizo

cargo del

departamento, sustituyendo a su antecesor Ricard Cabedo, se entrevistó con

los padres de Gloria y realizó gestiones para evitar el archivo definitivo del

caso en el juzgado, pero no lo consiguió., a pesar de pedir colaboración