You are on page 1of 1

Baño abandonado Aikas Era una plaza ya un poco abandonada, pero era el único lugar que se encontraba cerca

donde pudo aparcar el vehículo y poder acceder a un baño sin tener que consumir algo; se había quedado sin dinero e iba de camino a su casa pero aún le faltaba un buen tramo de camino. Entró al baño y la luz artificial blanca, generado por un foco ahorrador, comenzó a temblar. ado que no creía en las coincidencias, se aseguró a sí mismo que la luz estaba temblando desde antes que !l llegara. "e tenía que mentir para tranquilizarse, estaba en una plaza a la que poco le faltaba para ser abandonada y que la luz del baño, a media noche, fallase era algo que podría comenzar a erizar la piel a cualquiera. #iniera en sus cinco sentidos o no. "e acercó al mingitorio viendo aqu!l foco tembloroso a trav!s del espe$o que se encontraba sobre los lavabos. %a imagen de fondo mostraba mosaicos rotos en el baño y algunos grafitis con plumón indeleble en las puertas rotas de los baños, e&ploró con la mirada el baño mientras caminaba hasta que estuvo frente al mingitorio. "e ba$ó la bragueta mientras observaba aquel equipo autom'tico, un baño que seguro deberían de recuperar antes de que se abandonara la plaza. (uando estaba a punto de comenzar a orinar se percató del peculiar zumbido del foco. El zumbido se hacía acompañar de pequeños chasquidos el!ctricos. (omenzó a orinar y aqu!l suspiro de satisfacción poco a poco se fue transformando en un sentimiento de desesperación al notar que las intermitencias de luz se hacían m's y m's evidentes. e pronto se apagó todo y solo quedó silencio. )nas últimas gotas de orina se escaparon e hicieron un último eco ante aquella envolvente y fría oscuridad. *penas y podía percibir el sonido de la saliva al pasar y $usto cuando iba a subirse la bragueta se escuchó un ruido estruendoso y luego un grito. "e encendió nuevamente la luz y el sonido del mingitorio autom'tico activ'ndose inundó el baño. %a luz ro$a desapareció y solo quedó una luz verde en el dispositivo. +o se abrió la puerta y tampoco se volvió a cerrar. "ilencio. "in est'tica, sin chasquidos ni zumbidos. El foco volvió a fallar hasta que otro urgido caballero entro corriendo al baño, sin prestar la suficiente atención como para darse cuenta si el foco había comenzado a parpadear antes o despu!s de su intromisión en aquel baño. +uevamente sin est'tica, sin chasquidos, ni zumbidos. El sonido de aqu!l grito se perdió en la noche, entre maullidos de gatos calle$eros y alguna alarma de un coche que estaba siendo robado en algún lugar de aquella ciudad.