You are on page 1of 12

SUBSECRETARÍA DE EDUCACIÓN BÁSICA DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN SECUNDARIA DEPARTAMENTO DE ESCUELAS SECUNDARIAS GENERALES JEFATURA DE ENSEÑANZA ACAPULCO – ZONA 22

SEG

La rosa y la araña.
Una rosa se gloriaba de su belleza, que atraía los homenajes de todos los insectos del jardín. A pesar de esto se consideraba muy molesta, porque hubiera querido solamente el toque de alguna mariposa gentil, o de alguna abeja dorada. Por esto un día llamó a una bellísima araña y le rogó que tejiera alrededor de su tallo una red, de manera que todos los insectos pequeños que osaran acercarse a ella, fuesen castigados por su temeridad. La araña no se hizo rogar, sabiendo que iba a gozar de una buena oportunidad para capturar insectos en abundancia. Enseguida se puso a la obra, y en pocos minutos había tejido una tela muy tupida, con mucha satisfacción de la orgullosa reina. Esta no tardó en complacerse al ver a aquellos pobrecillos que tropezaban ignorantes en los hilos finísimos de la red. No se conmovía al verlos perecer cruelmente, sino que saboreaba el placer de la venganza, deseando el momento de verse tocada y besada por la mariposa y por la abeja. Pero se engañaba en esto, dado que aquellos insectos, al acercarse a ella, avistaban con terror los esqueletos desnudos y los míseros restos de muchos de sus compañeros, y en seguida atemorizados se alejaban. Así la rosa altanera no conoció la caricia del zumbido dorado, y pasó solitaria su breve y radiante estación. F. Pontani

Con la frivolidad con que suele comportarse la gente cuando va en grupo. Nada. En un determinado momento. No mucho después iban los jóvenes paseando por un lugar desierto cuando tropezaron con un montón de huesos calcinados. El conocimiento prematuro es peligroso. De modo que el santo varón. los huesos se cubrieron de carne y se transformaron en voraces lobos que les atacaron y les hicieron pedazos.SUBSECRETARÍA DE EDUCACIÓN BÁSICA DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN SECUNDARIA DEPARTAMENTO DE ESCUELAS SECUNDARIAS GENERALES JEFATURA DE ENSEÑANZA ACAPULCO – ZONA 22 SEG Los discípulos irreflexivos. . ¿Y qué pensáis hacer con una cosa tan peligrosa?. Un sabio maestro estaba dando clase a un grupo de jóvenes discípulos. ¿Y cuándo es prematuro el conocimiento? –preguntaron ellos. Sólo es para robustecer nuestra fe –le respondieron. éstos le pidieron que les revelara una sagrada fórmula de la que habían oído largamente hablar y por medio de la cual los muertos pueden ser devueltos a la vida. hijos míos –dijo el anciano. Los discípulos. suplicándoles repetidas veces que la emplearan con suma discreción y responsabilidad. Cuando le proporciona poder a alguien que aún no posee la sabiduría que debe acompañar al uso de tal poder. les susurró al oído la fórmula sagrada. Y en cuanto hubieron pronunciado las palabras mágicas. decidieron poner a prueba la fórmula que sólo debía ser empleada previa una prolongada reflexión. les preguntó el sabio maestro. no obstante. muy a su pesar. insistieron hasta la saciedad.

El primero de una serie ilimitada. vestía un sobretodo descosido y escondía su cabeza pelada en un sombrero verdoso. poder arrojar el sombrero verdoso y ponerse en la cabeza aquella especie de anillo brillante que resonaba sin descanso! Había nacido en su corazón inocente el primer deseo. Y volvió a sentirse libre y casi feliz. ni huerto. Pero no lo era. Entonces comprendió que su corona de lata no era más que un capricho. contemplar el cielo. hasta huraño. Cada vez que resonaba un cascabel. Había terminado la paz. cómo sonaba alegre! Ya podía ser feliz el pobre mendigo. un nuevo deseo se le encendía en el corazón. ¡Qué maravilla! El mendigo. Deseaba todas las cosas más absurdas. No deseaba nada. aunque sabio hasta aquel día. de zambullirse en el riachuelo. Cuento español . beber en la fuente. vanas e irresistibles bagatelas del mundo.SUBSECRETARÍA DE EDUCACIÓN BÁSICA DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN SECUNDARIA DEPARTAMENTO DE ESCUELAS SECUNDARIAS GENERALES JEFATURA DE ENSEÑANZA ACAPULCO – ZONA 22 SEG La corona de lata. Un día. Y cuando no se desea nada se termina siendo casi feliz. ¡Qué hermosura. Entonces pensó ofrecerle sus servicios al chaval de la corona de lata. Sobrevivía mendigando y recogiendo frutos salvajes. ni casa. dindán. No poseía nada. ni siquiera un asno. Desde aquel día el mendigo dejó de explayarse mirando las nubes. Se contentaba con vivir. Soñaba con la corona de latón como jamás ningún príncipe ambicioso había soñado el emblema del poder imperial. Y con un profundo suspiro devolvió al chaval su corona de lata. A cada movimiento del chaval las campanillas resonaban: dindán. Pero no era infeliz. ¡Qué brillante era. dando vueltas por las calles de una ciudad vio en la cabeza de un chaval pobre una vieja corona de lata adornada con cascabeles. todas las dulces. incapaz de darle otra cosa que no fuera intranquilidad y desorden. quedó con la boca abierta. Había un pobre sin morada fija. de coger moras y madroños. Se volvió triste.

Un día." Al tercer día. el gato del tendero divisó un ratón y se lanzó bruscamente a perseguirlo. pero una. pobre desdichado! ¡Pobre cabeza herida! ¿De dónde te viene esa calvicie? ¡Pareces triste. Ofreció limosnas a los pobres para que su loro recobrase la palabra. entró en la tienda un hombre calvo cuyo cráneo relucía como una escudilla. como un loro. de ellas es caña de azúcar y la otra está vacía. Se puso a volar por todos lados y acabó por derribar una botella de aceite de rosas.SUBSECRETARÍA DE EDUCACIÓN BÁSICA DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN SECUNDARIA DEPARTAMENTO DE ESCUELAS SECUNDARIAS GENERALES JEFATURA DE ENSEÑANZA ACAPULCO – ZONA 22 SEG El loro. Dos cañas se alimentan de la misma agua. el tendero. Se arrancó el pelo y la barba. advirtiendo el desorden que reinaba en su tienda y viendo la botella rota. el loro dejó bruscamente de hablar. sino que también distraía a la clientela con su parloteo.. el tendero lo dejó en la tienda y se fue a su casa. A consecuencia de este incidente. De pronto. Dos insectos se alimentan de la misma flor. fue presa de gran cólera. aunque tengan la misma apariencia. No sólo guardaba la tienda. . A su vuelta. son muy diferentes para quien las ha probado. Los que no reconocen a los hombres de Dios dicen: "Son hombres como nosotros: comen y duermen igual que nosotros.. El loro se asustó tanto que perdió la razón. le asestó unos buenos golpes en la cabeza." Pero el agua dulce y el agua amarga. Sus lágrimas no dejaron de correr durante tres días y tres noches. El loro. Pues hablaba como un ser humano y sabía cantar. como si hubieras derribado una botella de aceite de rosas!" Y toda la clientela estalló en carcajadas. Comprendiendo que su loro era la causa de todo aquello. al verlo. Se lamentaba diciendo: "Una nube ha venido a oscurecer el sol de mi subsistencia. El tendero quedó entonces muy apenado. exclamó: "¡Oh. haciéndole perder numerosas plumas. Un tendero poseía un loro cuya voz era agradable y su lenguaje divertido. pero uno de ellos produce miel y el otro veneno.

el experto artista marcial advirtió cuán engañosas son las apariencias y cuánto había vivido hasta entonces en la ilusión de su fuerza. Cuando el agresor se alejó. tenía problemas de respiración y la cabeza le dolía frecuentemente. Los días fueron pasando y el luchador cada vez se sentía menos en forma. el anciano abrió un ojo y luego otro. Un día sintió tales escalofríos acompañados de fiebre. Lo único que consiguió fue rozar levemente el cuerpo del maestro de Kung-Fu. Pero llegó un día en que un anciano de larga y blanca barba no le cedió el paso y continuó su camino justo delante de él. el experto artista marcial intentó empujar al viejo. impresionado por el sincero arrepentimiento del matón. y su efecto se manifestaba ahora. se sacudió el polvo y continuó su camino tranquilamente. Lo que más apreciaba por encima de todo. el agresivo luchador dejó allí el cuerpo inanimado del viejo que había osado resistírsele. De esta manera se quedó junto al anciano hasta que éste murió. El mismo anciano decidió curarle. Torpemente se levantó. Después de haber meditado largamente sobre la razón de su malestar y debilidad. sólo halló una explicación probable: el ligero golpe que le había dado el anciano. Pero no era un contrincante digno para él y pronto el anciano rodó por el suelo. entonces suplicó humildemente al anciano que lo aceptara como su alumno. ya que el anciano había esquivado el empujón. Hacía ya algún tiempo que un experto luchador de Kung-Fu se había instalado en un pequeño pueblo aislado. pero su cuerpo se encontró con el vacío. poseído por una verdadera necesidad de aprender. sino un apacible respeto. en medio de la pelea el anciano intentaba torpemente parar los golpes. tras varias sesiones de Tui-Na. Así. Luego volvió al pueblo. el luchador se abalanzó sobre el anciano y comenzó a golpearle.SUBSECRETARÍA DE EDUCACIÓN BÁSICA DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN SECUNDARIA DEPARTAMENTO DE ESCUELAS SECUNDARIAS GENERALES JEFATURA DE ENSEÑANZA ACAPULCO – ZONA 22 SEG La enseñanza del anciano. por lo que no tardó en llegar. Fiel a su terrible imagen. El anciano vivía en un pequeño templo cercano al pueblo. y comenzaba a sentirse a sus anchas ya que el miedo que inspiraba a los lugareños le permitía convertirse en el ―señor‖ del lugar. sin duda habría tocado algún punto vital. acupuntura y un tratamiento de hierbas medicinales. notando un gran malestar en su cuerpo que se tornaba cada vez más débil. era ver que nadie osaba enfrentarse a él ni cruzarse en su camino. Popular chino . envió a buscar al viejo para pedirle perdón por su incalificable conducta y para darle las gracias por haberle abierto los ojos. Satisfecho con la lección que acababa de dar al anciano. Comprendiendo finalmente que el anciano le había dado una buena lección. que tuvo que quedarse en la cama ya que no tenía fuerzas para moverse y apenas podía hablar. pero ahora su presencia ya no inspiraba miedo. Embargado por un verdadero remordimiento. Furioso. el luchador pudo ponerse en pie y recuperó sus fuerzas.

¡Majestad. y llevando sobre un brazo su halcón predilecto. Después trató de beber el agua recogida. el Zar la llenó por tercera vez e hizo por beber. De nuevo. Después de haber caminado mucho le entró sed. lenta. cuando uno de sus siervos llegó al galope. no! – le gritó. se alejó a caballo. recogiendo del suelo a su amigo muerto. . Bastante contrariado. Pero también esta vez el halcón. Pero el halcón se lanzó encima. y finalmente. montado en cólera. Un día el Zar de Rusia se fue de cacería con un halcón. ¡No beba esa agua! ¡Es una fuente envenenada! El Zar arrojó lejos la copa y un velo de lágrimas cubrió su mirada. encontró una vena de agua que goteaba lenta. ¡Guiado por su instinto. derramó la copa. Buscó mucho. mi halcón. pero el halcón se agitó y. esparciendo toda el agua alrededor. me ha salvado la vida por lo menos tres veces. de una roca.SUBSECRETARÍA DE EDUCACIÓN BÁSICA DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN SECUNDARIA DEPARTAMENTO DE ESCUELAS SECUNDARIAS GENERALES JEFATURA DE ENSEÑANZA ACAPULCO – ZONA 22 SEG El zar y el halcón. derramó la copa. tomó al halcón por el cuello y lo mató. Estaba para llenar otra vez la copa. con un golpe de ala. ¡Cuántos errores cometemos a causa de la precipitación y de la falta de reflexión!. Entonces el Zar. Y he ahí cómo yo lo he recompensado. dijo con amargura. en busca de una fuente. Puso una copa bajo aquel diminuto manantial y esperó con paciencia que se llenara. revoloteando alrededor. el Zar llenó el recipiente y como lo vio lleno de agua fresca. trató de llevarlo a la boca.

la escena cambió: el cortejo había llegado a la gran plaza. la princesa lo invitó al castillo. — ¡Un momento! –gritó la Princesa-. La princesa. la ley nadie la puede cambiar. El consejero del príncipe hizo notar que. Leyenda normanda .¿no podrían bastar ochocientos cincuenta ducados? — La ley pide mil –respondieron fríamente los magistrados. aplaudía a los esposos. — Señor –respondieron los jueces. — No es culpa nuestra –dijeron los magistrados impasibles en sus capas negras-. pero no encontró más que cincuenta ducados. ¿existen delitos que no se pueden perdonar? –preguntó la princesa con un hilo de voz. Pero. Aquel condenado ya había sido obligado a meter la cabeza en el lazo. quizás encuentren algo… El verdugo obedeció. y dijo: — Señores. a un cierto punto. en vez de terminar la jornada enterrado en la fosa. mientras la ciudad de Benevento. cualquier condenado podía ser rescatado solamente mediante la suma de mil ducados de oro. — Entonces. Precisamente por aquel contributo al precio del rescate el malhechor se salvó. Entonces. E hicieron una señal al verdugo para cumplir con su deber. ¿Pero dónde quiere que encuentre. pero la ley ordena que este hombre muera. Antes bien.SUBSECRETARÍA DE EDUCACIÓN BÁSICA DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN SECUNDARIA DEPARTAMENTO DE ESCUELAS SECUNDARIAS GENERALES JEFATURA DE ENSEÑANZA ACAPULCO – ZONA 22 SEG La dadiva de una princesa. — Señores –dijo entonces. como señal de homenaje en el día en que llegó entre nosotros. Entonces la princesa bajó de la carroza e hizo una colecta entre los pajes y caballeros del séquito. pudo sentarse al banquete de bodas en el palacio real. frente al castillo. la princesa mi esposa. según una antigua costumbre de la ciudad de Benevento. el príncipe hizo parar al cortejo e hizo señales al verdugo para que esperara. El día de bodas un príncipe normando entraba en la ciudad con su joven esposa. Hicieron la cuenta final: novecientos noventa y nueve ducados. aquello que tenían. La princesa.somos muy felices al escuchar el deseo de nuestra princesa. rebuscó en su portamonedas. y de uno de los bolsillos del condenado sacó un ducado de oro: era exactamente lo que faltaba para completar los mil ducados. — ¿Nadie tiene un ducado más? — Nadie… — Por lo tanto. rompió en lágrimas. y así. con gusto. con manos temblorosas. y allí había un palco con una horca para ajusticiar a un malhechor. Todos pusieron. Los príncipes iban en una carroza espléndida tirada por ocho caballos blancos. fuera de los muros de la ciudad. Se dirigió a los magistrados que estaban al pie del palco. busquen en los bolsillos de aquel infeliz. agolpada a lo largo de la avenida. este condenado. una suma semejante? El príncipe abrió la bolsa y salieron ochocientos ducados. pide que se haga gracia a este hombre. dándose cuenta de lo que sucedía. en sus manos gentiles. ¿por un ducado será ahorcado este hombre? –exclamó indignada la Princesa.

pero manifestaba ya una inclinación por la medicina y la cirugía. serio. pero el domingo usa todavía el jabón y las cuchillas. Todos los domingos por la mañana se levantaba tarde. — Pero no te cortes a propósito como el domingo pasado –decía Francisco severamente-. Hacía de todo para estar distraído. Aquel era el momento esperado por su hijo Francisco. — Ya –decía el señor César. — ¿Qué hay?. pegaba el esparadrapo. a propósito no vale. la botellita de alcohol desnaturalizado. entraba al baño y se sentaba en el taburete a esperar. Entonces yo te curaré. que tenía sólo seis años. pregunta el señor César. — ¿Entonces? — Bien –decía Francisco. el corte llegaba y Francisco podía entrar en acción. Secaba el hilo de sangre. dejando abierta la puerta del baño.puede ser que tú te cortes. El señor César era muy rutinario. Francisco tomaba el paquete de algodón hidrófilo. Francisco se torcía en el pequeño asiento. pero es difícil y casi imposible. Los otros días de la semana se afeitaba con la máquina eléctrica. y Francisco estaba convencido de ser útil a su distraído padre. daba vueltas por casa en pijama y a las once se afeitaba. aquí o allá. enjabonándose la cara.SUBSECRETARÍA DE EDUCACIÓN BÁSICA DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN SECUNDARIA DEPARTAMENTO DE ESCUELAS SECUNDARIAS GENERALES JEFATURA DE ENSEÑANZA ACAPULCO – ZONA 22 SEG El afeite dominical. Así cada domingo el señor César regalaba un hilo de sangre a su hijo. desinfectaba. — De acuerdo –decía el señor César. Pero cortarse sin hacerlo aposta no lo lograba. sin responder. Cuentos por teléfono . Intentaba equivocarse sin quererlo. el sobre de los esparadrapos. pero no podía. Finalmente. Gianni Rodari.

y el país presentaba un espectáculo que partía el corazón más duro. Estaba exhausto. Tiene que hacerlo una persona de sangre real porque hay un encantamiento. — Tengo hambre. El Rey resignado ordenó en seguida un fuerte impuesto en todo el reino para poder comprar la décima tercera corona de oro. Vete a mitad de la llanura y cava sin pararte. miraba y pensaba. la Reina se desmayó. no había comido desde el día anterior y las fuerzas le venían a menos. los príncipes se pusieron todos a llorar. Pero el pueblo se negó enérgicamente a pagar. pero hay millares de miserables que no lo están. El país era pobre y hacía tres años que reinaba una terrible carestía. apenas cumplió los 15 años. También el príncipe estaba hambriento. Pensaba en el motivo de su viaje: ¿con qué derecho marchaba a la conquista de una corona. pero sus hermanos no dejaban de molestarlo. montó a caballo. la espalda dolorida y la cara manchada de tierra. El príncipe destronado crecía alto y fuerte. despuntó otro día: Tenía las manos despellejadas. lloraban en voz baja. le dijo con un hilo de voz. y descubrió a una vieja tan demacrada y macilenta que daba horror. por culpa de aquella bendita corona. El príncipe destronado. encontrarás también tu corona. Cava y cava. la mujer le dijo todavía: — Yo estoy saciada. Los campos. cuando sus súbditos morían de hambre? De pronto escuchó un lamento. Un día. Y en el fondo de la fosa excavada. hasta que encuentres la mina del Pan. a escondidas de todos. estaban sembrados de cadáveres. con el corazón alborotado. pero en vano: El recién nacido existía y allí estaba. no obstante sacó del bolso su único pan y se lo dio. la noche se echaba encima y no descubría nada. se abrió la ventana y una cigüeña de pico largo depositó en la sala al decimotercer principito. Cuando terminó de comer. después saltó a tierra. La carestía no había terminado. en vez de jugar y gritar. decidió partir y no regresar al reino. Hubo un grito de consternación. El Rey intentó en vano devolverle el bulto al pájaro. en vez de dorarse las mieses. El príncipe volvió el caballo hacia el centro de la llanura. Por lo tanto. partió a la aventura. pero a los dos reyes no les faltaba de nada. Había una vez un Rey y una Reina que tenían doce hijos. . También los pájaros habían dejado de cantar.SUBSECRETARÍA DE EDUCACIÓN BÁSICA DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN SECUNDARIA DEPARTAMENTO DE ESCUELAS SECUNDARIAS GENERALES JEFATURA DE ENSEÑANZA ACAPULCO – ZONA 22 SEG El príncipe destronado. Un día. desenvainó la espada y se puso a cavar. tanto que se hubo de renunciar a la corona. Los niños. mientras la familia real estaba toda reunida. Cava y cava. y tomando consigo sólo su sable y un pan. hasta haber conseguido la corona más bella del mundo. Y al nuevo príncipe se le llamó el Príncipe Destronado.

SUBSECRETARÍA DE EDUCACIÓN BÁSICA DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN SECUNDARIA DEPARTAMENTO DE ESCUELAS SECUNDARIAS GENERALES JEFATURA DE ENSEÑANZA ACAPULCO – ZONA 22 SEG Hubiera renunciado a la empresa. Entonces se dio cuenta de que era llevado en triunfo: ¡Viva nuestro Rey! ¡Viva nuestro salvador! Pensaba que no podía ser rey sin una corona… Cuando he aquí. si los gemidos del pueblo no lo hubieran empujado a resistir. Se despertó (no supo jamás después de cuánto tiempo) al sentirse levantado del suelo. y el Príncipe se vio reflejado con la corona más bella del mundo en la cabeza. En torno a él. Al final de la tercera noche. que la gente que lo llevaba pasó cerca del lago. doradas y llenas. lucían al sol en su frente. Vendetta Schmidt Vagliasindi . Espigas de grano. se desmayó. agotado. una muchedumbre delirante gritaba de alegría frente a una montaña de pan caliente y dorado que emanaba un perfume exquisito. y con aquella corona el príncipe destronado fue coronado Rey. Pasaron tres días y tres noches.

todos estuvieron presentes.. Erase una vez una isla donde habitaban todos los sentimientos: la Alegría.” Las emociones dijeron: . cada uno puede hacer lo que quiera. un velero. A veces. ¿Qué vamos a hacer ahora????” -preguntaron los demás. que no es zonzo y ya se había escondido en el motor.“¡No ! -dijo el Conocimiento-. Todos los sentimientos estaban allí. -“¿No podrías ayudarnos?”. la Rutina hacía que el Aburrimiento se quedara dormido. un bote.. hasta previsible. el Conocimiento dijo: . una balsa o algo que les permita irse. Si él dice que se hunde. Salvo el Amor. A pesar de los roces naturales de la convivencia. llevando de polizón al Miedo.. incluyendo el Amor. en efecto. inesperadamente para todos los habitantes de la isla.“La isla se hunde” el Conocimiento la isla dijeron: repitió: . Entonces." Todas las emociones que vivían en .“Tengo una mala noticia para darles.. otras veces.“¡No! ¡Pero no! ¿Qué será de nosotros???” Dicho esto.. Entonces el Conocimiento contestó: . Construyan un barco..Todas. .“Pero. pero yo les sugiero que busquen la manera de abandonar la isla. . preguntaron todos...¡Pero no puede ser!!! Quizás estás equivocado!!!” . . porque el que permanezca en la isla. se dedicaron a construir un bote. Todas las emociones. ¿como puede ser? …¡Si nosotros vivimos aquí desde siempre!!!!” Pero .“El Conocimiento nunca se equivoca -dijo la Conciencia.. desaparecerá con ella”. el Conocimiento convocó una reunión. debe ser por que se hunde”. la isla se hunde... o el Impulso armaba algún escándalo. la Constancia y la Convivencia lograban aquietar al Descontento...“Por supuesto. dándose cuenta de la verdad-. porque confiaban en su capacidad..“¡No! . dejaron la isla. volaremos hacia la isla más cercana. la Tristeza y muchos más.SUBSECRETARÍA DE EDUCACIÓN BÁSICA DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN SECUNDARIA DEPARTAMENTO DE ESCUELAS SECUNDARIAS GENERALES JEFATURA DE ENSEÑANZA ACAPULCO – ZONA 22 SEG La isla de los sentimientos. un barco. el Conocimiento se subió al avión con su socia y.. la Previsión y yo hemos construido un avión y en cuanto termine de decirles esto. Un día.. la vida era sumamente tranquila.. Cuando por fin la Distracción se dio por enterada y la Pereza llegó al lugar de encuentro.

el elefante siempre trotaba a su lado. -No me hagáis reír -dijo el asno-. más gallardo que cualquiera de ellos. Toda aquella conversación sobre la elegancia lo fastidiaba. y aunque ambos no consumían el mismo tipo de alimento. . se levantó y meneó la cabeza. desde tiempo inmemorial.SUBSECRETARÍA DE EDUCACIÓN BÁSICA DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN SECUNDARIA DEPARTAMENTO DE ESCUELAS SECUNDARIAS GENERALES JEFATURA DE ENSEÑANZA ACAPULCO – ZONA 22 SEG El león y el elefante. Y no hay que creer. sus demás súbditos se reunieron en el bosque para discutir aquel fastidioso asunto. Todo ese asunto es claro como el día. El oso. quizá no tanto como una pierna…. que ello les gustaba. digamos un dedo del pie…. El zorro. Y ese asunto daba lugar a mil y un comentarios. No había uno sólo que no estuviera dispuesto a dar una pierna…. Los demás animales no lograban explicarse por qué estaba dispuesto el león a derrochar tanto de su valioso tiempo con el viejo y pesado elefante. yo podría comprender la simpatía que siente el león por él -dijo-. cuando el león había invitado al elefante a una excursión de caza que duraría dos semanas. bueno. desde luego. fue el primero en hablar. A todos los animales les parecía que el león era su rey. Al león le gusta el elefante porque sus orejas son largas. para que el león lo eligiera su amigo predilecto. Meneando su elegante cola para que los demás animales viesen de qué estaba hablando. yo comprendería inmediatamente por qué simpatiza con él. -Si el elefante tuviera unas zarpas largas y afiladas como las mías. Pero… ¿qué le ve de particular el león? Si el elefante tuviera una bella y peluda cola como la mía. comían a menudo juntos. el zorro concluyó su discurso y se sentó. ni por un momento. Pero el león tenía ya un favorito… con el que pasaba la mayor parte de su tiempo: el elefante. Cuando el león iba de visita. ¡Y eso es todo! -¡Cómo se quieren a ellos mismos estos estúpidos animales! -dijo a su mujer el pato. Era a tal punto más fuerte y más valiente -y. -No creáis que envidio al torpe y pesado elefante -dijo-. que la mayoría de sus súbditos lo miraba con veneración. Cierto día. que nunca había dudado que era más astuto que los demás animales. que no había oído ni la mitad de lo dicho por el zorro.Pero la verdad es que los animales que no saben graznar no merecen siquiera ser mencionados. -O si sus torpes colmillos fuesen como mis cuernos -intervino el buey.

Related Interests