You are on page 1of 0

XV SEMINARIO NACIONAL DE HIDRÁULICA E HIDROLOGÍA - MEDELLIN 2002

ESTIMACIÓN DE CAUDALES MÍNIMOS EN ANTIOQUIA MEDIANTE REGIONALIZACION

GERMÁN POVEDA JARAMILLO, JAIME IGNACIO VÉLEZ UPEGUI, OSCAR JOSÉ MESA
SÁNCHEZ, LINA ISABEL CEBALLOS BONILLA, MANUEL DAVID ZULUAGA ARIAS,
CARLOS DAVID HOYOS ORTIZ
liceball@tifon.unalmed.edu.co
mdzuluag@tifon.unalmed.edu.co

POSGRADO EN APROVECHAMIENTO DE RECURSOS HIDRÁULICOS
UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA FACULTAD DE MINAS

RESUMEN
Se presentan los resultados de la regionalización de características medias para la estimación de
caudales mínimos para el departamento de Antioquia. El método implementado, involucra parámetros
geomorfológicos como el área de la cuenca, y factores climáticos como la precipitación y la
evaporación media, que permiten obtener expresiones para la media y la desviación estándar del
caudal mínimo para estimar valores de dicha variable asociados a períodos de retorno de
2.33,5,10,25,50 y 100 años. Se realizó una exploración de la teoría de multiescalamiento a partir de la
función de estructura hasta el cuarto momento que muestra que los caudales mínimos presentan
escalado simple con el área para cualquier período de retorno. Se presentan los resultados obtenidos
mediante mapas de caudal mínimo para el departamento a una resolución de 30 arcseg, que pueden
ser consultados digitalmente en el software HidroSIG Java (http://poseidon.unalmed.edu.co/hidrosig),
desarrollado por el Posgrado en Aprovechamiento de Recursos Hidráulicos de la Universidad
Nacional de Colombia Sede Medellín. Estos resultados tienen aplicación directa en los estudios de
prefactibilidad de obras civiles tales como acueductos y sistemas de riego entre otros. Al mejorar la
resolución temporal y espacial de los mapas de las variables involucradas la estimación de los
caudales será más acertada.

ABSTRACT
The results from the application of regionalization of the mean characteristic for the estimation of low
flow for Antioquia is presented. The used method involves both geomorphological parameters like
river basin area, and climatic factors like the average precipitation and evaporation; we obtain
expressions for the mean and the standard deviation of minimum events, which allows us to estimate
values of such variable associated to recurrence periods of 2,33.5.10.25.50 and 100 years. The
results obtained are presented by maps of low flow for Antioquia with a resolution of 30 arcseg, and
can be consulted using HidroSIG Java (http://poseidon.unalmed.edu.co/hidrosig), developed by
Posgrado en Aprovechamiento de Recursos Hidráulicos of Universidad Nacional de Colombia Sede
Medellín. These results have direct application in the feasibility studies of civil works such as
aqueducts and irrigation systems among others.

Palabras clave: caudales mínimos, curva de recesión, periodo de retorno, regionalización.
Keywords: regionalization, recession curve, recurrence periods, low flows


1 INTRODUCCION
En general, el caudal de un río es el resultado de procesos naturales complejos que actúan
sobre su cuenca de drenaje. En el caso particular de los caudales mínimos se pueden
considerar aspectos fundamentales tales como la distribución y características de infiltración
de los suelos; las condiciones hidráulicas y extensión de los acuíferos; la tasa, frecuencia y
cantidad de la recarga; las tasas de evapotranspiración en la cuenca; la distribución y los
tipos de vegetación; la interceptación; la topografía y el clima entre otros, [4]. Los caudales
mínimos son producidos generalmente por la descarga de agua desde los acuíferos hacia la
red de drenaje, mecanismo particularmente importante durante las temporadas donde se
presenta una disminución en la lluvia. Este artículo muestra la aplicación de la
regionalización de características medias y la curva de recesión de caudales, para la
obtención de mapas de caudales mínimos para Antioquia asociados a períodos de retorno de
2.33, 5, 10, 25, 50 y 100 años, desarrollados en el proyecto Balances Hidrológicos y Atlas
Digital de Antioquia por el Posgrado en Aprovechamiento en Recursos Hidráulicos de la
Universidad Nacional de Colombia y el Centro de Ciencia y Tecnología de Antioquia, CTA [3]
2 ASPECTOS METODOLÓGICOS

2.1 MÉTODOS DE ESTIMACIÓN

La estimación de los caudales mínimos de un río se puede realizar de diversas maneras
dependiendo fundamentalmente del tipo de información disponible y de las necesidades que
se tengan. Dentro de los métodos más comunes, cuando se cuenta con información
suficiente están entre otros, el Análisis de Frecuencias, que permite conocer el caudal
mínimo para un período de retorno dado; la Curva de Duración de caudales, que muestra la
relación entre la magnitud y la frecuencia de las descargas de un río y el método de la Curva
de Recesión, que trata de representar, utilizando variables geológicas y climáticas de la
cuenca, la forma que toman las hidrógrafas durante los períodos secos, las cuales se pueden
representar mediante diferentes ecuaciones, siendo las más comunes las de tipo exponencial
[4]. De otro lado, cuando no se tienen cuencas instrumentadas se debe recurrir a otros
métodos que permitan conocer, de manera aproximada, el valor del caudal mínimo en un
punto determinado. Estos métodos pueden ser clasificados en diferentes grupos como por
ejemplo: (i) los que apuntan a la estimación de ciertos índices, tales como la media o
cuantiles específicos a partir de técnicas de regionalización, involucrando parámetros
geomorfológicos (área, pendiente de la cuenca y/o canal, densidad de drenaje, etc.),
fisiográficos (porcentaje de lagos y zonas boscosas), climáticos (precipitación y evaporación)
e hidrológicos; (ii) métodos gráficos (construcción de curvas regionales); (iii) técnicas de
interpolación espacial y (iv) los que permiten estimar ciertas características del caudal
mínimo a partir de series sintéticas de caudal. Estos últimos requieren la aplicación de
métodos de simulación que buscan la generación de series continuas de caudal en uno o
varios sitios de una cuenca, que eventualmente pueden ser utilizados en métodos que
requieran mayor cantidad de información.




2.2 MÉTODO DE REGIONALIZACIÓN DE CARACTERISTICAS MEDIAS

Teniendo en cuenta la información de caudal mínimo que se tenía, se decidió adoptar
inicialmente un modelo en el cual la media y la desviación estándar del caudal mínimo
dependían del área de la cuenca como factor de escala, así,
1
θ
µ A k
Q 1 min
= (1)
2
θ
σ A k
Q 2 min
= (2)

Con el fin de obtener mayor información sobre la constante k, se supuso que esta es función
de la precipitación y la evaporación media sobre la cuenca para involucrar parámetros
climáticos en la estimación de los caudales, de esta manera los caudales mínimos se
estimarán como,

3
1 1
) (
min
θ β
µ
µ A E P c
Q
− = (3)
4
2 2
) (
min
θ β
σ
σ A E P c
Q
− = (4)

Ahora bien, si consideramos que haciendo un balance en el largo plazo sobre la cuenca el
caudal medio puede ser expresado de la forma,

5 A E P Q
med
) ( − = , (5)

y que en diversos estudios se ha encontrado que el valor del exponente θ de la ecuación 1
es aproximadamente igual a uno [2], las ecuaciones 3 y 4 pueden ser escritas como,

6
med Q
Q c
µ
µ =
min
(6)
7
med Q
Q c
σ
σ =
min
(7)

Con lo cual se tienen relaciones para la media y la desviación estándar de los caudales
mínimos relacionados con el caudal medio producido en la cuenca, que es una relación
bastante conveniente sobre todo cuando se cuenta con poca información.
2.2.1 Información utilizada
Para la estimación de caudales mínimos se utilizaron 65 estaciones de caudal mínimo y
caudal medio mensual obtenidas, en su gran mayoría del IDEAM y las Empresas Públicas de
Medellín. En la Figura 1 se muestra la localización de las estaciones que se utilizaron para
realizar el proceso de regionalización. En general se procuró que la longitud de los registros
fuera superior a 15 años para garantizar al menos estabilidad en la media y la varianza, pero


en sitios en los que se contaba con poca información, no se tuvo en cuenta esta condición
con el fin de aprovechar la que se tuviera.
2.2.2 Estimación de los caudales
Como se mencionó anteriormente, en la estimación de los caudales mínimos se utilizó un
procedimiento de regionalización que involucró parámetros geomorfológicos de la
cuenca, representados por el área, y parámetros climáticos representados por la
precipitación y la evaporación media sobre la misma. Se pretendía entonces obtener
expresiones tanto para la media como para la desviación estándar de los caudales mínimos
que permitieran conocer el valor de esta variable para cualquier período de retorno, a partir
de una expresión de la forma,

8 σ µ ˆ ˆ k Q
Tr
+ = (8)

en la cual,
Tr
Q es el caudal mínimo para un período de retorno Tr , µˆ y σˆ son la media y la
desviación estándar muestral de la variable analizada y k es un factor de frecuencia que
depende de la función de distribución que se elija y del período de retorno, en este trabajo se
utilizaron las distribuciones Gumbel y LogNormal, que son las distribuciones más utilizadas
en este caso [1].


Figura 1 Localización de las estaciones de caudal mínimo utilizadas en la regionalización

2.2.3 Estimación de parámetros de regionalización
El primer paso en la estimación de los caudales mínimos fue la obtención de series de caudal
mínimo anual medio a partir de las series mensuales para realizar un proceso conocido como
desanidación de cuencas.



Las ecuaciones de regionalización han mostrado que es posible obtener caudales mínimos a
partir de información en las cuencas realizando una regresión entre múltiples variables
geomorfológicas. Sin embargo, dicha regresión requiere que las cuencas no estén anidadas
es decir, no se encuentren unas dentro de otras, pues el utilizar información que aunque
corresponde a la misma cuenca y aún a la misma corriente puede introducir errores en la
estimación de los resultados, principalmente cuando se tienen cuencas muy grandes con
corrientes bastante largas que atraviesan zonas donde las condiciones hidrológicas y
climatológicas son diferentes, hecho que resulta muy común en el territorio Colombiano. Para
realizar la desanidación se tomaron series de caudal mínimo anual, de manera tal que para
una misma cuenca los períodos de registro fueran iguales. El proceso en si es bastante
sencillo; se ubicaban las estaciones sobre la cuenca, y se toma la primera estación ubicada
aguas arriba, como la estación de referencia; como ésta es la que se encuentra más “arriba”
ni el caudal ni el área requieren ser desanidados, entonces para la estación siguiente, en
dirección hacia aguas abajo, el caudal desanidado sería el caudal registrado en esa estación
menos el caudal registrado en la estación de referencia o estación anterior; de igual manera
se desanidaba el área de la cuenca y así sucesivamente.

Para la estimación de los parámetros de regionalización θ y β se utilizaron las ecuaciones 3
y 4, realizando regresiones en las cuales se conocían el caudal, el área de la cuenca y la
precipitación y la evaporación medias sobre la misma. En investigaciones anteriores [2], se
ha mostrado que el valor de θ es cercano a 1.0. Para comprobar esto se realizaron ajustes
de distribuciones de probabilidad Gumbel y Lognormal a las series de caudal mínimo anual,
para obtener caudales asociados a diferentes períodos de retorno que permitieran hacer
regresiones de la forma,

9
Tr
A k Tr Q
Tr
θ
= ) (
min
, (9)

para la cual se estimaron los parámetros
Tr
k y
Tr
θ

En la Figura 2 se muestran los resultados de los ajustes para diferentes períodos de retorno
(Tr.). Nótese que para cualquier período de retorno los valores de
Tr
θ son bastante cercanos
a la unidad.

De acuerdo con los resultados de la Figura 2 se podría pensar que los caudales mínimos
presentan escalamiento simple con el área, esto es, que el exponente del área no cambia
sustancialmente con el período de retorno ya que es prácticamente igual para los diferentes
períodos de retorno. Para verificar esta hipótesis se calcularon los momentos de orden j,
) ( j
M , de las series de caudales mínimos de acuerdo con,
10
n
Q
M
n
i
j
i
j

=
=
1 ) (
, (10)




Figura 2 Regresiones de caudal mínimo con el área para períodos de retorno iguales a 2.33, 5, 10,
25, 50 100 años.


donde
i
Q representa el caudal mínimo medio anual en cada estación y n es el número de
años y se hicieron regresiones, de la forma
) (
) (
) (
j
j
A j C M
φ
= , con el fin de calcular la función
de estructura, definida como la relación entre las pendientes de las regresiones para los
momentos de orden superior ( 2 ≥ j ) y la pendiente de la regresión para el primer momento
( 1 = j ),
11
1
) (
φ
φ
j
j FE = (11)

En la Figura 3, que muestra la función de estructura, se nota que los valores de ) ( j FE se
agrupan alrededor de la línea de pendiente igual a uno, lo que indica escalado simple con el
área en la región de estudio. Esto no descarta la posible separación de los valores
muestrales para 4 ≥ j , con respecto de la línea de pendiente unitaria, pero por la corta
longitud de las series no se efectúa la estimación de la función de estructura de orden mayor
o igual que 4. Este análisis permitió fijar el valor de θ en 1,0 y determinar el valor de β a
partir de las ecuaciones 3 y 4. En la Figura 4 se muestran la regresión realizada con la media


de los caudales mínimos con el fin de determinar β para dicha variable. Para dicha
regresión se utilizaron los mapas de precipitación y evaporación obtenidos en el proyecto
Balances Hidrológicos y Atlas Digital de Antioquia [3], el primer mapa se estimó mediante
triangulación con deriva y el segundo utilizando el Método del Factor Regional. Teniendo en
cuenta estos resultados se fijó el valor de β en 1,0, tanto para la media como para la
desviación estándar.


Figura 3 Función de estructura de los caudales mínimos en Antioquia



Figura 4 Regresiones de Q
min
/A con la precipitación y la evaporación para obtener el valor del
exponente β, tanto para la media. ?Nótese que en ambos casos se puede decir que el valor
de dicho exponente es muy cercano a 1,0.

Las constantes c
µ
y c
σ
se estimaron a partir de las ecuaciones 6 y 7, pues se tenían registros
históricos de las dos variables involucradas. Para la ecuación 6 se utilizaron los registros de
caudal medio y mínimo mensual desanidados tal y como se explicó anteriormente. De esta
manera se obtuvo una constante para cada subcuenca definida por la estación de aforo; así,


si se tenía una corriente con tres estaciones, se subdividía en tres subcuencas para cada
una de las cuales se obtenía un valor de c
µ
y c
σ
.

Una vez se obtuvieron las constantes de regionalización para cada subcuenca y utilizando
los mapas de precipitación y evaporación empleados en la estimación de β , y un mapa de
áreas obtenido a partir de un modelo de elevación digital de todo el departamento, se
construyeron los mapas de las características medias del caudal mínimo, es decir, un mapa
para la media y otro para la desviación estándar, haciendo un álgebra de mapas aplicando
las ecuaciones 3 y 4. Estos mapas, que se muestran en la Figura 5 hacen parte del Atlas
Hidrológico de Antioquia, y pueden ser desplegados utilizando el software HidroSIG Java
desarrollado por el Posgrado en Aprovechamiento en Recursos hidráulicos de la Universidad
Nacional de Colombia.

Con estos mapas y utilizando la ecuación 8 es posible obtener valores del caudal mínimo
para cualquier período de retorno y para cualquier río sobre el departamento para la
resolución dada. Estos pueden ser consultados, también en HidroSIG Java.



Figura 5 Mapa de la media y la desviación estándar del caudal mínimo para Antioquia obtenidos a
partir de ecuaciones de regionalización



Figura 6 Mapa de la desviación estándar del caudal mínimo para la región de Antioquia obtenido a
partir de ecuaciones de regionalización
3 ANÁLISIS DE RESULTADOS Y CONCLUSIONES

En cuanto a los resultados se obtienen buenos estimativos de los caudales, salvo en algunos
casos, donde se presentan errores grandes. Estos errores están asociados a la estimación
del caudal medio; pues se presentan en los mismos sitios donde el cálculo del caudal medio
es deficiente. Existen cuencas que tienen problemas en la estimación del área a partir de los
Modelos Digitales de Terreno y otras presentan problemas con los registros de caudal,
debido a su corta longitud y a su calidad.

Para verificar los resultados obtenidos en los mapas de caudal mínimo, la Figura 7 muestra
la comparación entre el caudal mínimo estimado y los valores registrados en estación. En
general se obtiene un buen ajuste, salvo en algunos casos, donde los errores en la
estimación de caudal son grandes. Estos errores están asociados a la estimación del caudal
medio; pues se presentan en los mismos sitios donde la estimación del caudal medio es
deficiente. Particularmente los errores más altos, por encima del 100%, se encuentran en los
ríos Nus, Sonsón, Negro (Cundinamarca), San Bartolomé (Yondó, Ant), Chinchiná, y
Guatapé; algunas de estas cuencas tienen problemas en la estimación del área a partir del
MDT, pues algunas son muy pequeñas, otras presentan problemas con los registros de
caudal, debido a su corta longitud y a su calidad.




Figura 7 Comparación entre la media del caudal mínimo observado en estación y la estimada con
el balance.

Un comportamiento similar se tiene para la desviación estándar (Figura 8), pero en este caso
la dispersión alrededor de la línea de ajuste perfecto es mayor, lo cual se traduce en errores
de estimación más altos. Las posibles causas aparte de las ya mencionadas en el caso de la
media, pueden estar relacionadas con la longitud de los registros, pues si bien se procuró
utilizar series con longitud de registros grandes, en zonas en las que se contaba con poca
información o con longitud de registros corta se optó por incluirlas dentro del análisis. Esto
hace que la estimación de los parámetros estadísticos no se realice con la información
suficiente para garantizar su estabilidad, aún cuando se calcula a partir de registros
históricos.


Figura 8 Comparación entre la desviación del caudal mínimo observado en estación y la estimada
con el balance.



La estimación de los caudales mínimos en este trabajo proporcionó buenos resultados,
utilizando el método de regionalización de caudales. Ésta investigación y anteriores, han
mostrado que existe, primero que todo una fuerte linealidad entre el caudal mínimo y el área
de la cuenca, como lo muestran los resultados para los exponentes de las ecuaciones.
Además de esto, existe una fuerte correspondencia entre el caudal mínimo y una
componente climática, como es la precipitación y la evaporación. Es posible entonces
concluir, que existe una gran linealidad entre los caudales mínimos y los caudales medios
producidos por la cuenca.

En cuanto al método de desanidación utilizado es posible decir que resulta útil en el caso de
corrientes que atraviesen por regiones hidrológicas y climatológicas diferentes como de
hecho sucede en nuestro país, ya que evita las extrapolaciones y la obtención de promedios
que en algunos casos no son adecuados, además permite la identificación de
comportamientos regionales a gran escala, pero crea la necesidad de desarrollar
metodologías para reconstruir el caudal mínimo en cuencas que no pertenezcan a una
misma región.

Es importante señalar que en este estudio no se consideró la influencia del fenómeno ENSO,
por limitaciones en la información, pues la longitud de las series de caudales no permitía
separar los años ‘El Niño’ y trabajar en las condiciones más críticas, pues en algunos casos
se obtenían series con pocos eventos ‘El Niño’ que no son suficientes para realizar un
análisis estadístico confiable que garantizara la estabilidad de la media y desviación
estándar, razón por la cual los resultados deben usarse con cuidado pues están basados en
condiciones medias.

4 REFERENCIAS
[1] Bedoya, J.A., y Rodríguez, E. M., Regionalización de caudales mínimos en la subregión
oriental del departamento de Risaralda. Trabajo dirigido de grado. Facultad de Minas,
Universidad Nacional de Colombia. Sede Medellín. 1997
[2] Furey, P.R. y Gupta, V.K. Space-time variability of low streamflows in river networks.
Water Resources Research. 36(9), 2679-2690. 2000.
[3] UNALMED, CTA. Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín, Centro de Ciencia y
Tecnología de Antioquia – Programa Interinstitucional Cátedra del Agua. Balances
Hidrológicos y Atlas Digital de Antioquia. Informe final. 2001.
[4] Smakhtin, V.U. Low flow hydrology: a review. Journal of Hydrology. 240, 147–186. 2001.
[5] Vélez O. Maria V. y Smith Q. Ricardo. Hidrología de Risaralda. Aspectos de diseño
hidrológico con énfasis en información escasa. Posgrado en Aprovechamiento en Recursos
Hidráulicos. Universidad Nacional de Colombia. Medellín, 156p. 1999.