You are on page 1of 35

Benemérita Universidad Autónoma de Puebla

Facultad de Ciencias Químicas

Desarrollo de Habilidades del Pensamiento Complejo

1°F QFB


Toma de decisiones, diseño y elaboración de proyectos
y resolución de problemas


Domínguez Morales Arely
Hernández Pérez Mariel
Martínez Vargas Jessica Montserrat
Ramos Cruz Nadia Arely


25 de Octubre de 2013

INDICE

I. Toma de decisiones
1.1 Definición de decisión
1.2 Características y fases del proceso de decisión
1.3 Ambientes y criterios para la toma de decisiones.
1.4 El proceso decisional: sus fases y etapas
1.5 Clasificación de las Decisiones
1.6 Implicaciones en la toma de decisiones
1.7 Procesos cognitivos implicados en la toma de decisiones
1.8 Elementos en el proceso de decisiones
1.9 Errores en la toma de decisiones
1.10 Los principales bloqueos psicológicos en la toma de decisiones

II. Resolución de Problemas
2.1 Definición de problema
2.2 Las características de un problema
2.3 Tipos de problemas
2.4 Perspectivas ante los problemas
2.5 Filtros mentales
2.6 Proceso para la resolución de problemas
2.7 El Aprendizaje basado en problemas (ABP)
2.7.1 Definición de ABP
2.7.2 Características del ABP
2.7.3 Objetivos del ABP
2.7.4 Diferencias entre el ABP y otras estrategias de aprendizaje
2.7.5 Ventajas del ABP

III. Diseño y elaboración de Proyectos
3.1 Definición de proyecto
3.2 Pasos hacia el proyecto de vida
3.3 Elaboración de un proyecto de vida
3.4 Aspectos fundamentales de un proyecto de vida
3.5 Anexo ejemplo de proyecto de Vida
-Conclusiones
- Referencias



I. TOMA DE DECISIONES

1.1 Definición de decisión
El diccionario de la real academia define la decisión: “determinación, resolución que se
toma o que se da en una cosa dudosa”. El diccionario de psicología de H.C. Warren la
define como: “enunciación de un curso de acción con el firme propósito de llevarlo a
cabo”.
El problema de la Decisión, motivado por la existencia de ciertos estados de
ambigüedad que constan de proposiciones verdaderas (conocidas o desconocidas), es
tan antiguo como la vida misma. Podemos afirmar que todos los seres vivientes, aún los
más simples, se enfrentan con problemas de decisión. Así, un organismo unicelular
asimila partículas de su medio ambiente, unas nutritivas y otras nocivas para él. La
composición biológica del organismo y las leyes físicas y químicas determinan qué
partículas serán asimiladas y cuáles serán rechazadas.
Conforme aumenta la complejidad del ser vivo, aumenta también la complejidad de sus
decisiones y la forma en que éstas se toman. Así, pasamos de una toma de decisiones
guiada instintivamente, a procesos de toma de decisiones que deben estar guiados por
un pensamiento racional en el ser humano. La Teoría de la Decisión tratará, por tanto,
el estudio de los procesos de toma de decisiones desde una perspectiva racional.

1.2 Características y fases del proceso de decisión
Un proceso de decisión presenta las siguientes características principales:
 Existen al menos dos posibles formas de actuar, que llamaremos alternativas o
acciones, excluyentes entre sí, de manera que la actuación según una de ellas
imposibilita cualquiera de las restantes.
 Mediante un proceso de decisión se elige una alternativa, que es la que se lleva
a cabo.
 La elección de una alternativa ha de realizarse de modo que cumpla un fin
determinado.
 El proceso de decisión consta de las siguientes fases fundamentales:
 Predicción de las consecuencias de cada actuación. Esta predicción deberá
basarse en la experiencia y se obtiene por inducción sobre un conjunto de datos.
La recopilación de este conjunto de datos y su utilización entran dentro del
campo de la Estadística.
 Valoración de las consecuencias de acuerdo con una escala de bondad o
deseabilidad. Esta escala de valor dará lugar a un sistema de preferencias.
 Elección de la alternativa mediante un criterio de decisión adecuado. Este punto
lleva a su vez asociado el problema de elección del criterio más adecuado para
nuestra decisión, cuestión que no siempre es fácil de resolver de un modo
totalmente satisfactorio.

1.3 Ambientes y criterios para la toma de decisiones.
Los procesos de decisión se clasifican de acuerdo según el grado de conocimiento que
se tenga sobre el conjunto de factores o variables no controladas por el decisor y que
pueden tener influencia sobre el resultado final (esto es lo que se conoce como
ambiente o contexto). Así, se dirá que:
El ambiente es de certidumbre cuando se conoce con certeza su estado, es decir, cada
acción conduce invariablemente a un resultado bien definido.
El ambiente de riesgo cuando cada decisión puede dar lugar a una serie de
consecuencias a las que puede asignarse una distribución de probabilidad conocida.
El ambiente es de incertidumbre cuando cada decisión puede dar lugar a una serie de
consecuencias a las que no puede asignarse una distribución de probabilidad, bien
porque sea desconocida o porque no tenga sentido hablar de ella.
Según sea el contexto, diremos que el proceso de decisión (o la toma de decisiones) se
realiza bajo certidumbre, bajo riesgo o bajo incertidumbre, respectivamente.

1.4 El proceso decisional: sus fases y etapas.
El proceso de la toma de decisiones se desarrolla en seis fases o etapas, pero antes es
importante conocer la definición de las tres siguientes palabras clave para comprender
mejor el tema. El proceso de la toma de decisiones inicia con un problema o área de
oportunidad que se puede explotar. Es el punto en el que se visualiza el cómo se quiere
estar versus el cómo se está en este momento. Es decir, la evaluación de la situación
deseada versus la situación actual. Obviamente el pasar de la situación actual a la
deseada tiene un proceso. El proceso de la toma de decisiones va requerir un
tratamiento por separado dependiendo de quién decide:
a) Si es una persona
b) Si es un grupo pequeño
c) Una organización compleja

A continuación presentamos una breve explicación de las fases o etapas en las que
consiste el proceso de la toma de decisiones:

• Se percibe y define un problema
En este sentido el que decide será capaz de distinguir entre causas y efectos, y
síntomas y problemas, ya que de otra manera puede caer en manejos equivocados.
En muchos casos una situación conflictiva puede originarse por una serie de factores
que, si no se identifican con claridad, hacen correr el riesgo de actuar sólo sobre lo más
visible pero menos importante. El análisis del problema requiere máxima objetividad. El
que decide debe de tener en cuenta todos los antecedentes disponibles en la institución
o empresa. Será capaz de precisar si se trata de un problema actual, que surgió en
forma reciente, o si es fruto de desarrollos anteriores.
Es conveniente, además, que escuche de manera cuidadosa las opiniones de personas
con experiencia relacionadas con el problema específico.
Por otra parte, debe precaverse de planteamientos que ya en sí mismos sugieren una
solución. Este análisis sistemático del problema permite despejar incógnitas y situarlo
en su dimensión real. Muchas veces esta fase se ha descuidado por los ejecutivos
tradicionales, dándose origen a decisiones pobres y precipitadas.

• Fijación de objetivos (resultados deseados)
Después de analizar de forma exhaustiva el problema, se determina el resultado al que
se desea llegar, pensando tanto en lo que sería ideal como en lo posible de lograr en la
situación correcta.

• Evaluar las alternativas
Después de ventilar en forma analítica la información válida y suficiente, se idea el
mayor número de soluciones para luego escoger las que se consideran viables.
La tecnología moderna ha creado gran cantidad de medios capaces de reunir
información, pero que en ningún caso pueden remplazar a una persona en la toma de
decisiones. Los sistemas de computación, investigación operativa, modelos
matemáticos, etc., se consideran sólo como instrumentos para analizar los problemas.
El que decide no debe transferir la responsabilidad de la toma de decisiones, en este
sentido, juega un papel muy importante la experiencia, conocimientos y espíritu creador
del ejecutivo.
En esta fase es conveniente conseguir la participación de otras personas, de niveles
superiores o inferiores, considerar entre todas las diferentes alternativas y verificar su
validez. Trabajar en equipo es útil cuando la suma de aportaciones de los individuos
que participan en el grupo es mayor que la que se lograría consultándolos en forma
individual; lo cual se logra cuando se ha elegido bien a quién consultar.
• Elegir las alternativas
Se elige la alternativa que elimine el problema, siendo a la vez la que mejor satisfaga
esas condiciones y se acerque más al objetivo ideal. El que decide debe tratar de
establecer para cada alternativa pros y contras y, si es posible, introducir elementos
cuantitativos: costos, resultados esperados, tiempo requerido, entre otros.
Con respecto a la calidad de la decisión, se supone que se hace con base en los
antecedentes más objetivos y respaldados en experiencias comprobadas y juicios
racionales. La adaptabilidad se refiere a la aceptación que la decisión tenga por parte
de todos los que están involucrados en su ejecución: superiores, colegas,
subordinados, beneficiarios o usuarios de los bienes o servicios que genera la
organización.
Un aspecto muy importante en esta fase es que la elección de la alternativa se
acompañe de una segunda selección para el caso de que aquélla no logre los
resultados esperados o encuentre resistencia en su aplicación.
Los siguientes términos pueden ayudar a tomar la decisión según el resultado que se
busque:
- Maximizar: Tomar la mejor decisión posible.
- Satisfacer: Elegir la primera opción que sea mínimamente aceptable
satisfaciendo de esta forma una meta u objetivo buscado.
- Optimizar: La que genere el mejor equilibrio posible entre distintas metas.

• Estrategia (plan de acción)
En esta etapa se elabora el plan de acción de la mejor alternativa; es decir, se fija una
estrategia. Las acciones que se implementen tienen como propósito lograr los objetivos
planteados.

• Aplicar la decisión
Esta última fase consiste en traducir la decisión en acción. Una cosa es determinar la
decisión y otra es que ésta se aplique y solucione el problema.
Muchas decisiones fracasan por una ejecución deficiente. La presencia de personas
clave en la deliberación y durante el proceso de formulación de alternativas, permite
asegurar mejores resultados a la hora de convertir la decisión en acción eficaz.
El que decide debe de prestar mucha atención a la fase de ejecución y establecer
procedimientos que permitan su seguimiento adecuado. Si las cosas no funcionan en la
forma prevista, debe de estar en condiciones de introducir los ajustes correspondientes.

1.5 Clasificación de las Decisiones
Las decisiones son parte fundamental de la vida, el éxito depende de la calidad de
estas y de la habilidad que se incorpore a su toma. Se tiende a pensar en las
decisiones como eventos, momentos en el tiempo como un antes y un después. Las
decisiones parecen tener un punto de no regreso, antes del cual es posible revocarlas o
cancelarlas, y después del cual ya no es posible dar marcha.
Es este punto del no regreso el que hace que algunas decisiones sean tan difíciles de
tomar: es preciso comprometerse a un curso de acción sin ser capaz de predecir todas
las consecuencias.
Porque las decisiones no solo son eventos: también son parte de procesos
interrelacionados. Están rodeadas por influencias y efectos, muchos de los cuales no
será posible ver de forma directa. El contexto de una decisión incluirá:
 Los patrones de cambio dentro de los que ocurre
 Otras decisiones pasadas, presentes y futuras
 La estructura organizacional
 Las visiones y objetivos de otras personas
 La propia experiencia, objetivos, ambiciones, miedos y emociones.
De acuerdo al autor John Adair las decisiones se pueden clasificar de acuerdo a varios
criterios se determinar a partir de las siguientes categorías:
Decisiones obvias: Son aquellas decisiones que se caracterizan por ser predecibles,
rutinarias, que de manera comparativa provocan poco disenso o dificultades.
Decisión programada: Son decisiones cuyo procedimiento se encuentra establecido y
cuya ejecución obedece a un cronograma, son repetitivas y rutinarias, son tácticas, de
corta duración y de efecto inmediato.
Las decisiones programadas se usan para abordar problemas recurrentes. Sean
complejos o simples. Si un problema es recurrente y si los elementos que lo componen
se pueden definir, pronosticar y analizar, entonces puede ser candidato para una
decisión programada. Por ejemplo, las decisiones en cuanto a la cantidad de un
producto dado que se llevará en inventario puede entrañar la búsqueda de muchos
datos y pronósticos, pero un análisis detenido de los elementos del problema puede
producir una serie de decisiones rutinarias y programadas.
Decisión no programada: Son aquellas que ocurren como resultado de la interacción
con el entorno, son espontaneas, estocásticas y son de carácter táctico y de efecto
mediato o de largo plazo
Las decisiones no programadas se usan para situaciones, nuevas y mal definidas de
naturaleza no repetitiva. Por ejemplo: la reestructuración de una organización, cerrar
una división no rentable y la creación de una estrategia de mercado para un nuevo
producto.
Decisión de emergencia: Ante situaciones sin precedentes se toman decisiones en el
momento a medida que transcurren los eventos. Se toman en una crisis, con gran
velocidad y con poco tiempo para pensar y reflexionar, si es lo correcto o no.
 Problemas que se definen como desviaciones de una norma.
 Planes, medios para manejar problemas potenciales
 Decisiones, opciones entre alternativas.
En la práctica, muchas decisiones podrán resolver problemas, solo funcionará si se
toma un plan bien fundamentado y la buena planeación influye la flexibilidad para tomar
decisiones óptimas dentro de él.
Decisión con una respuesta correcta: Se tiende a buscar decisiones que hacen
precisamente lo que se desea y nada más, o suponer que existe un curso “correcto” de
acción. Tales decisiones existen pero en ocasiones no son tan acertadas.
Decisiones internas: Llegan a las personas de manera inesperada. Atraviesan la forma
habitual de ver las cuestiones y suposiciones sobre lo que es posible hacer en una
situación. Tales decisiones no sean demostrables como correctas, más bien se sienten
como correctas.
Decisiones inciertas: No es posible ver si una decisión incierta es la mejor hasta que se
actúa en consecuencia. Muchas decisiones son de este tipo: requieren valor,
creatividad en la ejecución y prontitud para manejar lo inesperado.
Decisiones viciosas: Generan para otras personas problemas mucho mayores que los
que resuelven.
Decisiones nebulosas: Las decisiones nebulosas tienen límites poco claros y no pueden
tomarse utilizando solo métodos racionales. Las decisiones inciertas y viciosas son
nebulosas, también lo son la mayor parte de las decisiones más grandes, cotidianas y
no técnicas.
Toma de decisiones en condiciones de certeza:
El decisor conoce el estado de la naturaleza que ocurrirá con absoluta certeza.
Solamente hay una consecuencia para cada alternativa

Toma de Decisiones en Condiciones de Riesgo
Ocurre cuando hay dos o más estados de la naturaleza y se conoce la probabilidad de
ocurrencia de cada uno de ellos.





1.6 Implicaciones en la toma de decisiones

- Racionalidad limitada: Se debe de tener la suficiente información del problema
en un ambiente concreto para poder analizarlo y evaluarlo, el criterio que orienta
la decisión es la eficiencia. Esta se logra maximizando resultados con el mínimo
de recursos.
- Relatividad de las decisiones: Al escoger una alternativa cualquiera, implica la
renuncia de las demás y la creación de nuevas situaciones y alternativas en el
tiempo.
- Jerarquización de las decisiones: el comportamiento es planeado siempre que es
guiado por objetivos y es racional cuando selecciona las alternativas más
adecuadas para lograr los objetivos; siendo estos buscados a través de las
acciones de las personas y obedece entre sí a una jerarquía, en donde un nivel
cualquiera es un fin de relación con el nivel más bajo y medio con los de orden
superior
- Influencia organizacional: La facultad que tienen los participantes para decidir
independientemente sobre ciertos asuntos es sustituido por la organización, pues
esta les establece: División de tareas, estándares de desempeño, sistemas de
autoridad canales de comunicación, entrenamiento y adoctrinamiento.


1.7 Procesos cognitivos implicados en la toma de decisiones

Al igual que en el pensamiento crítico en la toma de decisiones se utilizan ciertos
procesos cognitivos como:
a) Observación: Analizar el objetivo, examinar atentamente y recato, atisbar.
Inquirir, investigar, escudriñar con diligencia y cuidado algo. Observar es aplicar
atentamente los sentidos a un objeto o a un fenómeno, para estudiarlos tal como
se presentan en realidad, puede ser ocasional o causalmente.
b) Comparación: Relación de semejanza entre los asuntos tratados. Fijar la
atención en dos o más objetos para descubrir sus relaciones o estimar sus
diferencias o semejanza. Símil teórica.
c) Codificación: Auto conocerse, conocer quién soy, quienes somos y clarificar
valores. Hacer o formar un cuerpo de leyes metódico y sistemático. Transformar
mediante las reglas de un código la formulación de un mensaje.
d) Organización: Curso de acción más responsable, evaluar opciones para elegir el
curso de acción más responsable. Disposición de arreglo u orden. Regla o modo
que se observa para hacer las cosas.
e) Clasificación: Ordenar disponiendo por clases/categorías. Es un ordenamiento
sistemático de algo.
f) Resolución: Implementación de la toma de decisiones. Término o conclusiones
de un problema, parte en que se demuestran los resultados.
g) Evaluación: Hacer el señalamiento del rango. Análisis y reflexión de los
anteriores razonamientos y las conclusiones.
h) Retroalimentación (feedback): Evaluación de los resultados obtenidos, el proceso
de compartir observaciones, preocupaciones y sugerencias, con la intención de
recabar información, a nivel individual o colectivo, para intentar mejorar el
funcionamiento de una organización o de cualquier grupo formado por seres
humanos. Para que la mejora continua sea posible, la realimentación tiene que
ser pluridireccional, es decir, tanto entre iguales como en el escalafón jerárquico,
en el que debería funcionar en ambos sentidos, de arriba para abajo y de abajo
para arriba.





1.8 Elementos en el proceso de decisiones

Toda decisión viene motivada en origen por la existencia de un problema que se ha
detectado y que se pretende solucionar. Decidir consiste en la elección de una posible
solución entre varios recursos de acción alternativos. Por tanto, no se puede hablar de
toma de decisiones ante una situación problemática para lo que no existe más que una
alternativa. Cuando existe una solución posible del problema, no hay capacidad de
elección y por tanto, no hay decisión.

Aun en el caso de contar con varias alternativas posibles, para poder hablar de decisión
es necesario que el decisor esté capacitado y dispuesto a dedicar cierto tiempo y
recursos a analizar el problema y sus posibles soluciones.
La toma de decisiones está basada en cinco elementos básicos:

 Información:
Estas se recogen tanto para los aspectos que están a favor como en contra del
problema, con el fin de definir sus limitaciones. Sin embargo si la información no
puede obtenerse, la decisión entonces debe basarse en los datos disponibles,
los cuales caen en la categoría de información general.

 Conocimientos:
Si quien toma la decisión tiene conocimientos, ya sea de las circunstancias que
rodean el problema o de una situación similar, entonces estos pueden utilizarse
para seleccionar un curso de acción favorable. En caso de carecer de
conocimientos, es necesario buscar consejo en quienes están informados.

 Experiencia:
 Cuando un individuo soluciona un problema en forma particular, ya sea con
resultados buenos o malos, esta experiencia le proporciona información para la
solución del próximo problema similar. Si ha encontrado una solución aceptable,
con mayor razón tenderá a repetirla cuando surja un problema parecido. Si
carecemos de experiencia entonces tendremos que experimentar; pero sólo en
el caso en que las consecuencias de un mal experimento no sean desastrosas.
Por lo tanto, los problemas más importantes no pueden solucionarse con
experimentos.

 Análisis:
No puede hablarse de un método en particular para analizar un problema, debe
existir un complemento, pero no un reemplazo de los otros ingredientes. En
ausencia de un método para analizar matemáticamente un problema es posible
estudiarlo con otros métodos diferentes. Si estos otros métodos también fallan,
entonces debe confiarse en la intuición. Algunas personas se ríen de la intuición,
pero si los otros ingredientes de la toma de decisiones no señalan un camino que
tomar, entonces ésta es la única opción disponible.

 Juicio:
El juicio es necesario para combinar la información, los conocimientos, la
experiencia y el análisis, con el fin de seleccionar el curso de acción apropiado.
No existen substitutos para el buen juicio.

1.9 Errores en la toma de decisiones

Todo este proceso de Toma de Decisiones se debe asumir con Riesgo, porque toda
decisión lo conlleva, y aunque haya sido planificada y planeada cuidadosamente en
todas sus alternativas, toda elección comporta en sí misma un riesgo.
También con Renuncia, ya que en el mismo momento que optamos por una alternativa
(decisión) estamos renunciando a posibles ventajas de otras opciones y finalmente con
Responsabilidad, quien toma una decisión debe aceptar la responsabilidad de sus
consecuencias. Si no compartimos la toma de decisiones, no es justo compartir la
responsabilidad
 No realizar un buen estudio de la situación. Falta de información. No se tienen
datos.
 Falta de decisión porque no se posee la información completa. Perfeccionismo y
maximalismo.
 Tratar de resolver los síntomas en vez de las causas. Favoreciendo la
precipitación y superficialidad.
 Demorar sucesivamente la decisión por temor a equivocarse.
 Meticulosidad extrema que provoca el aplazamiento de la decisión.
 Cambio constante de prioridades. Indefinición. Falta de objetivos.
 Decisiones extremadamente rápidas, casi compulsivas, para acabar “cuanto
antes” con el problema.
 Considerar sólo la primera alternativa de que se dispone. Plantear los problemas
sólo como sí o no.
 Decidir entre las alternativas por “intuición” sin elaborar unos criterios.
 Intuición, sin más. Corazonadas. Impresiones.
 Absoluto acomodamiento a los criterios tradicionales o convencionales para
tomar decisiones.
 Pretender resolver un excesivo número de problemas y tomar simultáneamente
muchas decisiones.
 Falta de anticipación de riesgos. Falta de previsión. Falta de imaginación.

Para muchas personas, tomar decisiones importantes en la vida les supone un cierto
temor o al menos incertidumbre, por si se elige incorrectamente. Cuando se trata de
decidir una ocupación o unos estudios, éste proceso está cargado de inseguridad,
porque sabemos que esta elección va a marcar nuestro estilo de vida y porque somos
conscientes que estamos decidiendo nuestro futuro profesional y vital.
Tomar una buena decisión consiste en trazar el objetivo que se quiere conseguir, reunir
toda la información relevante y tener en cuenta las preferencias del que tiene que tomar
dicha decisión. Si queremos hacerlo correctamente, debemos ser conscientes de que
una buena decisión es un proceso que necesita tiempo y planificación.
Por ello la única manera de tomar una buena decisión es a través de la aplicación de un
buen procedimiento, o modelo de toma de decisiones, el cual nos ahorrará tiempo,
esfuerzo y energía. La mayoría de autores coinciden en señalar seis criterios para
tomar una decisión eficaz y que destacamos como:

• Concentrarse en lo realmente importante.
• Realizar el proceso de forma lógica y coherente.
• Considerar tanto los elementos objetivos como los subjetivos y utilizar una estructura
de pensamiento analítica e intuitiva.
• Recoger la información necesaria para optar o elegir.
• Recopilar las informaciones, opiniones, etc., que se han formado en torno a la
elección.
• Ser directos y flexibles antes, durante y después del proceso.
1.10 Los principales bloqueos psicológicos en la toma de decisiones
Los principales obstáculos o bloqueos psicológicos provocan perjuicios en todas las
áreas vitales y, en especial, en el proceso de toma de decisiones. Son inconscientes,
generalmente actúan juntos y se nutren unos a otros lo cual, no obstante, trae la ventaja
de que al superar uno o varios de ellos se puede enfrentar a los demás.
- Pérdida de contacto con los propios sentimientos:
Se refiere a la incapacidad para sentir y expresar sentimientos y emociones de amor,
alegría, rabia, tristeza, miedo. Es un proceso inconsciente que comienza a edades muy
tempranas y evoluciona progresivamente a medida que nos hacemos mayores.
- Escasa autoestima o falta de confianza en sí mismo:
La dificultad para escoger opciones -en especial cuando se salta constantemente de
una alternativa a otra- se debe por lo general a la convicción inconsciente de que
ninguna opción que se elige es suficientemente buena.
- Vivir en la imaginación:
Estrechamente relacionado con vivir de ilusiones y la esperanza de cosas mejores. El
hecho de vivir en la imaginación nace de profundas carencias y de la necesidad de
obtener compensaciones. Es un bloqueo de la realidad que destruye el presente y
elimina los goces de la existencia cotidiana, impidiendo el éxito en cualquier faceta de la
vida.
- Temor al auto desprecio que pueda generarse si se toma una decisión errónea:
Las personas que padecen este bloqueo ponen a menudo de manifiesto una necesidad
obsesiva de tener siempre la razón, en la que subyace una falta de autoconfianza. Al
menor asomo de fracaso –por pequeño que sea- se auto desprecian severamente. Les
asustan las decisiones y se ven en la imposibilidad de tomarlas por miedo a cometer
algún error. Ello se debe a la acción conjunta del perfeccionismo, las esperanzas
exageradas, la necesidad de reconocimiento y la anulación del yo, los cuales no dejan
espacio para la aceptación de las limitaciones humanas y la probable escogencia de
alternativas equivocadas. Las víctimas de este bloqueo se infligen inconscientemente
severos castigos en forma de depresiones, enfermedades psicosomáticas, propensión
a accidentes, fracasos múltiples, relaciones destructivas, insomnio, problemas de
apetito, y toda una variedad de aflicciones.
- Criterios erróneos:
Un criterio acertado, es decir, la capacidad de evaluar las opciones de forma racional y
provechosa, es muy importante para el éxito en la toma de decisiones. Por el contrario,
un criterio erróneo con frecuencia se debe a un deficiente análisis y a un pobre
desarrollo de las ideas. Los trastornos emocionales, la desesperación, la euforia, el
estrés, y los estados mentales gravemente perturbados deterioran el criterio de las
personas. Todos los bloqueos discutidos ejercen, en mayor o menor medida, un efecto
perjudicial sobre el criterio personal, cuya influencia es directamente proporcional a la
intensidad de los mismos. El principal componente del criterio acertado es una visión
objetiva de la realidad y de nosotros mismos, sin la cual nuestra percepción resultará
sesgada, distorsionada.

1.11 La resolución de problemas y toma de decisiones
Los problemas no existen: o, por lo menos, su existencia se limita al ámbito interno del
ser humano. ¿Qué significa esto? Que nunca veremos por ahí un problema; que
aquello que llamamos problema no es sino nuestra representación interna y confusa de
un complejo segmento de la realidad cuya naturaleza nos resulta inaceptable.
De este modo, las situaciones problemáticas ofrecen un sinnúmero de facetas, cada
una de las cuales puede implicar más y más problemas. Por tanto, un problema es la
diferencia existente entre la situación real y la situación que deseamos. Así de simple.
Por consiguiente, resolver un problema no es más que llevar ambas situaciones, real y
deseada.
Una decisión es el primer paso hacia la acción y constituye el puente que convierte los
deseos en realidades. Una decisión se toma cuando se expresa de manera clara en
palabras o en imágenes visuales; de otro modo no es una decisión o es solo es su
etapa más primitiva. Los problemas son fenómenos mentales, y no concretos, sus
mecanismos por fuerza han de corresponder a nuestros procesos de pensamiento.







II. RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS
2.1 Definición de problema
Se entiende como problema toda situación que incluya la posibilidad de una alternativa
o solución; los problemas no tienen necesariamente un carácter subjetivo u objetivo,
sino un carácter propio. La definición psicológica dice que un problema es "una
situación que un individuo o un grupo quiere o necesita resolver y para la cual no
dispone de un camino rápido y directo que le lleve a la solución"
En los términos que a nosotros nos interesa, sin tener que mediar entre definiciones es
que un problema es una pregunta que se hacer acerca de una discrepancia entre lo
deseado o esperado y la realidad; condiciones que los humanos siempre han tenido
que enfrentar desde la época de los antiguos hasta nuestros días.
Para que un problema adquiera tal carácter se requiere la atención de contestar las
preguntas que se hayan planteado antes, esto es desde el qué hasta el cómo.
Los problemas pueden ser retóricos o prácticos dependiendo su naturaleza; el
complemento de un problema es cómo resolver el problema, las decisiones que tomas
y las acciones que ejecutas para solucionarlo y, de esta manera, reducir la
discrepancia.
2.2 Las características de un problema
Las características de todos los problemas sin importar su origen son las siguientes:
• Que tenga solución: la propia naturaleza del hombre debe permitir que al
plantearse el problema este tenga una solución inmediata o no.
• Tienen un límite o restricciones: Un problema que no esté delimitado por una
sola cuestión, imposibilitará su análisis y por tanto será difícil encontrar una solución.
• Relevancia: Aunque esta sea subjetiva, esto quiere decir que el problema y su
solución tienen un objetivo y un valor significativo
2.3 Tipos de problemas
• Problemas de razonamiento. En donde lo importante es el uso de la lógica y sus
operaciones de ordenación y de inferencia; por ejemplo, La solución a x+23-3=0
• Problemas de dificultades. En este caso se sabe la respuesta al problema, pero
se tiene oposición o dificultad al encontrarla.
• Problemas de conflictos. Son todos los que tenemos a causa de la oposición de
la voluntad de los demás, ya sea porque no nos entiendan o porque se opongan con
animosidad a nuestros proyectos. Lo emocional, en este tipo de problemas, desempeña
un papel importante. Por ejemplo, un pleito de parejas
Los problemas también pueden clasificarse en convergentes (también llamado
problema cerrado) y divergentes (también llamado problema abierto); los primeros
tienen una sola solución y los segundos son característicos por tener varias
posibilidades de respuesta.

2.4 Perspectivas ante los problemas
Ante un problema se pueden tener tres respuestas generales: adaptarnos al problema,
reformular el problema o evadirlo.
En el primer caso, ya que no se pueden cambiar las condiciones definitivas del
problema ya que esto supondría la pérdida de su propósito; el sujeto en cuestión debe
adaptarse para intentar resolverlo, puede manipular los datos del problema, pero no las
razones fundamentales del mismo.
En el segundo caso, podemos reformular el problema cuando las condiciones no son
flexibles; es decir cuando es difícil entender el problema o cuando en realidad ese no es
el real problema; por ejemplo, un joven que está buscando una nueva Universidad ya
que su rendimiento no es tan bueno; el verdadero problema no es encontrar
Universidad sino poner solución a sus problemas de aprendizaje.
Por último, cuando los problemas son innecesarios pueden evitarse, por ejemplo, Juan
tiene novia, pero le gusta otra chica, lo factible es que estuviera soltero por un tiempo
hasta resolver su problema, de esta manera se deshace de un problema que no es del
todo necesario.
Es preciso decir que para resolver un problema, implica ser lo suficientemente sabios
para identificar cuándo debemos adaptarnos a las condiciones del problema, cuándo
transformarlo y cuándo debemos evitarlo.
2.5 Filtros mentales
Al momento de solucionar problemas, la mente funciona con ciertos filtros que eligen la
información que recibimos.
Filtros negativos.
Aquellos que impiden al sujeto ser claros y objetivos
• Pensamiento impulsivo: Consiste básicamente en tomar decisiones sin
reflexionar bien las cosas, sin pensar en las consecuencias de sus actos; en general las
características del sujeto con pensamiento impulsivo es la dependencia hacia otros y la
carencia de autonomía.
• Pensamiento egocéntrico: La persona egocéntrica se caracteriza por pensar que
todo lo que ocurre está relacionado con su persona; trata de aplicar su experiencia
previa para resolver problemas, aun cuando estos tengan poco o nada que ver con lo
que sabe; confunde la realidad con sus deseos o temores, y, por lo tanto no es objetiva;
frecuentemente habla de sí misma y de sus logros.
• Pensamiento arrogante: Las personas arrogantes tienden a tener una actitud de
superioridad, ser déspotas y no apreciar opiniones de los demás; tienden a imponer sus
puntos de vista y a criticar siempre a los otros por lo que dicen. Este tipo de individuo
finge que todo lo sabe.
• Pensamiento sujeto a prejuicio: Las personas prejuiciosas actúan influidas por
una idea exagerada, falsamente generalizada o equivocada de la realidad. Prejuicios
acerca de las mujeres, de ciertas razas o nacionalidades, o de formas de hacer las
cosas.
• Pensamiento apático: Las personas apáticas son generalmente el resultado de la
falta de cultura y de lectura; son insensibles, indiferentes, que se aburren de todo y
quieren salir adelante con el esfuerzo mínimo, no colaboran en los trabajos en equipo y
tienen pretexto de todo tipo para no trabajar.
2.6 Proceso para la resolución de problemas
Si la habilidad para tomar decisiones se aprende, también se puede practicar y mejorar.
Parece ser que las personas hábiles en la toma de decisiones tienen capacidad para
clasificar las distintas opciones según sus ventajas e inconvenientes y, una vez hecho
esto, escoger la que parece mejor opción. El método básico sería:
El proceso de los cinco pasos
1. Definir el problema. Con este paso hay que procurar responder la pregunta de
¿Qué es lo que se desea conseguir en esa situación?
2. Buscar alternativas. En este paso es importante pensar en el mayor número de
alternativas posibles, ya que cuantas más se nos ocurran, más posibilidades
tendremos de escoger la mejor.

Es importante evitar dejarnos llevar por lo que hacemos habitualmente o por lo
que hacen los demás.

Si no se nos ocurren muchas alternativas, pedir la opinión de otras personas nos
pueden ayudar a ver nuevas posibilidades.
3. Valorar las consecuencias de cada alternativa. Aquí se deben considerar los
aspectos positivos y negativos que cada alternativa pueda tener, a corto y largo
plazo, tanto para nosotros como a terceras personas.

Es necesario recabar nuevos datos que nos ayuden a valorar las distintas
alternativas con las que se cuenta.

Para cada una de las alternativas por separado, haremos una lista de todas las
ventajas y desventajas que comporta. Seguidamente, daremos una puntuación
de 0 a 10 a cada ventaja y a cada inconveniente en función de su importancia,
teniendo en cuanta que: 0 es “nada importante” y 10 significa que es “esencial o
muy importante”. Finalmente, una vez puntuada cada ventaja y cada
inconveniente en esa escala, se suman los números dados a todas las ventajas
por un lado y todos inconvenientes por otro. Si el resultado es positivo es que
tiene más ventajas o estás son más importantes que los inconvenientes.

4. Elegir la mejor alternativa posible. Una vez que se ha pensado en las alternativas
disponibles y en las consecuencias de cada una de ellas, habrá que escoger la
más positiva o adecuada.

Una vez que se han valorado las distintas alternativas, hay que compararlas
entre sí, escoger la que más nos satisfaga.

5. Aplicar la alternativa escogida y comprobar resultados. Una vez elegida,
deberemos responsabilizarnos de la decisión tomada y ponerla en práctica.
Además debemos preocuparnos por evaluar los resultados, con lo que podremos
cambiar aquellos aspectos de la situación que todavía no son satisfactorios y
además podemos aprender de nuestra experiencia.

.
2.7 El Aprendizaje basado en problemas (ABP)

2.7.1 Definición de problema
Es una estrategia de enseñanza-aprendizaje en la que tanto la adquisición de
conocimientos como el desarrollo de habilidades y actitudes resultan importantes, en el
ABP un grupo pequeño de alumnos se reúne, con la facilitación de un tutor, a analizar y
resolver un problema seleccionado o diseñado especialmente para el logro de ciertos
objetivos de aprendizaje. Durante el proceso de interacción de los alumnos para
entender y resolver el problema se logra, además del aprendizaje del conocimiento
propio de la materia, que puedan elaborar un diagnóstico de sus propias necesidades
de aprendizaje, que comprendan la importancia de trabajar colaborativamente, que
desarrollen habilidades de análisis y síntesis de información, además de
comprometerse con su proceso de aprendizaje.
El ABP se sustenta en diferentes corrientes teóricas sobre el aprendizaje humano, tiene
particular presencia la teoría constructivista, de acuerdo con esta postura en el ABP se
siguen tres principios básicos:
• El entendimiento con respecto a una situación de la realidad surge de las
interacciones con el medio ambiente.
• El conflicto cognitivo al enfrentar cada nueva situación estimula el aprendizaje.
• El conocimiento se desarrolla mediante el reconocimiento y aceptación de los
procesos sociales y de la evaluación de las diferentes interpretaciones individuales del
mismo fenómeno.
El ABP incluye el desarrollo del pensamiento crítico en el mismo proceso de enseñanza
- aprendizaje, no lo incorpora como algo adicional sino que es parte del mismo proceso
de interacción para aprender. El ABP busca que el alumno comprenda y profundice
adecuadamente en la respuesta a los problemas que se usan para aprender abordando
aspectos de orden filosófico, sociológico, psicológico, histórico, práctico, etc. Todo lo
anterior con un enfoque integral. La estructura y el proceso de solución al problema
están siempre abiertos, lo cual motiva a un aprendizaje consciente y al trabajo de grupo
sistemático en una experiencia colaborativa de aprendizaje.
Dentro de la experiencia del ABP los alumnos van integrando una metodología propia
para la adquisición de conocimiento y aprenden sobre su propio proceso de
aprendizaje.
Los conocimientos son introducidos en directa relación con el problema y no de manera
aislada o fragmentada. En el ABP los alumnos pueden observar su avance en el
desarrollo de conocimientos y habilidades, tomando conciencia de su propio desarrollo.


2.7.2 Características del ABP
Fomentar en el alumno la actitud positiva ante el aprendizaje desarrollando su propia
autonomía en cuanto al trabajo, la búsqueda de información y su propia metodología de
resolución de problemas.
Además el ABP posee otras características que se explican a continuación:
 Es un método de trabajo activo donde los alumnos participan constantemente en
la adquisición de su conocimiento.
 El método se orienta a la solución de problemas que son seleccionados o
diseñados para lograr el aprendizaje de ciertos objetivos de conocimiento.
 El aprendizaje se centra en el alumno y no en el profesor o sólo en los
contenidos.
 Es un método que estimula el trabajo colaborativo en diferentes disciplinas, se
trabaja en grupos pequeños.
 Los cursos con este modelo de trabajo se abren a diferentes disciplinas del
conocimiento.
 El maestro se convierte en un facilitador o tutor del aprendizaje.
2.7.3 Objetivos del ABP
 Promover en el alumno la responsabilidad de su propio aprendizaje.
 Desarrollar una base de conocimiento relevante caracterizada por profundidad y
flexibilidad.
 Desarrollar habilidades para la evaluación crítica y la adquisición de nuevos
conocimientos con un compromiso de aprendizaje de por vida.
 Desarrollar habilidades para las relaciones interpersonales.
 Involucrar al alumno en un reto (problema, situación o tarea) con iniciativa y
entusiasmo.
 Desarrollar el razonamiento eficaz y creativo de acuerdo a una base de
conocimiento integrada y flexible.
 Monitorear la existencia de objetivos de aprendizaje adecuados al nivel de
desarrollo de los alumnos.
 Orientar la falta de conocimiento y habilidades de manera eficiente y eficaz hacia
la búsqueda de la mejora.
 Estimular el desarrollo del sentido de colaboración como un miembro de un
equipo para alcanzar una meta común.
2.7.4 Diferencias entre el ABP y otras estrategias de aprendizaje
 Los profesores tienen el rol de facilitador, tutor, guía, co-aprendiz, mentor o
asesor.
 Los alumnos toman la responsabilidad de aprender y crear alianzas entre el
alumno y profesor.
 Los profesores diseñan su curso basado en problemas abiertos; los profesores
aumentan la motivación de los estudiantes presentando problemas reales.
 Los alumnos son vistos como sujetos que pueden aprender por cuenta propia.
 Los alumnos trabajan en equipos para resolver problemas, adquieren y aplican el
conocimiento en una variedad de contextos.
 Los alumnos localizan recursos y los profesores los guían en este proceso.
 Los alumnos conformados en pequeños grupos interactúan con los profesores
quienes les ofrecen retroalimentación.
 Los alumnos participan activamente en la resolución del problema, identifican
necesidades de aprendizaje, investigan, aprenden, aplican y resuelven
problemas.
 Los alumnos experimentan el aprendizaje en un ambiente cooperativo.
 Los profesores evitan solo una “respuesta correcta” y ayudan a los alumnos a
armar sus preguntas, formular problemas, explorar alternativas y tomar
decisiones efectivas.
 Los estudiantes evalúan su propio proceso así como los demás miembros del
equipo y de todo el grupo. Además el profesor implementa una evaluación
integral, en la que es importante tanto el proceso como el resultado.
2.7.5 Ventajas del ABP
 Alumnos con mayor motivación: El método estimula que los alumnos se
involucren más en el aprendizaje debido a que sienten que tienen la posibilidad
de interactuar con la realidad y observar los resultados de dicha interacción.
 Un aprendizaje más significativo: El ABP ofrece a los alumnos una respuesta
obvia a preguntas como ¿Para qué se requiere aprender cierta información?,
¿Cómo se relaciona lo que se hace y aprende en la escuela con lo que pasa en
la realidad?
 Desarrollo de habilidades de pensamiento: La misma dinámica del proceso en el
ABP y el enfrentarse a problemas lleva a los alumnos hacia un pensamiento
crítico y creativo.
 Desarrollo de habilidades para el aprendizaje: El ABP promueve la observación
sobre el propio proceso de aprendizaje, los alumnos también evalúan su
aprendizaje ya que generan sus propias estrategias para la definición del
problema, recaudación de información, análisis de datos, la construcción de
hipótesis y la evaluación.
 Integración de un modelo de trabajo: El ABP lleva a los alumnos al aprendizaje
de los contenidos de información de manera similar a la que utilizarán en
situaciones futuras, fomentando que lo aprendido se comprenda y no sólo se
memorice.
 Posibilita mayor retención de información: Al enfrentar situaciones de la realidad
los alumnos recuerdan con mayor facilidad la información ya que ésta es más
significativa para ellos.
 Permite la integración del conocimiento: El conocimiento de diferentes disciplinas
se integra para dar solución al problema sobre el cual se está trabajando, de tal
modo que el aprendizaje no se da sólo en fracciones sino de una manera integral
y dinámica.
 Las habilidades que se desarrollan son perdurables: Al estimular habilidades de
estudio autodirigido, los alumnos mejorarán su capacidad para estudiar e
investigar sin ayuda de nadie para afrontar cualquier obstáculo, tanto de orden
teórico como práctico, a lo largo de su vida. Los alumnos aprenden resolviendo o
analizando problemas del mundo real y aprenden a aplicar los conocimientos
adquiridos a lo largo de su vida en problemas reales.
 Incremento de su autodirección: Los alumnos asumen la responsabilidad de su
aprendizaje, seleccionan los recursos de investigación que requieren: libros,
revistas, bancos de información, etc.
 Mejoramiento de comprensión y desarrollo de habilidades: Con el uso de
problemas de la vida real, se incrementan los niveles de comprensión,
permitiendo utilizar su conocimiento y habilidades.
 Habilidades interpersonales y de trabajo en equipo: El ABP promueve la
interacción incrementando algunas habilidades como; trabajo de dinámica de
grupos, evaluación de compañeros y cómo presentar y defender sus trabajos.
 Actitud automotivada: Los problemas en el alumno incrementan su atención y
motivación. Es una manera más natural de aprender. Les ayuda a continuar con
su aprendizaje al salir de la escuela.


III. PROYECTO DE VIDA
3.1 Definición de proyecto
Un proyecto de vida son aquellas bases teóricas que una persona tiene, desde donde
va orientando sus decisiones de acuerdo a los criterios claros que ha venido
construyendo gracias a su red de relaciones primarias (familia – escuela – sociedad), y
en algún momento de su vida, asume todas aquellas experiencias y valores en un solo
argumento que, organizado, se presenta como una herramienta básica para, interpretar
su pasado, fortalecer su presente y lanzarse hacia el futuro, con la plena convicción de
que el éxito o el fracaso de su vida no dependen de agentes externos, sino de sus
propias decisiones.

El proyecto de vida debe estar basado en el conocimiento e información de nosotros
mismos. Debemos conocer tanto nuestras fortalezas y debilidades internas como
también las oportunidades y amenazas del entorno.

El análisis SWOT, presenta la siguiente estructura:

¿Cuáles son tus fortalezas (puntos fuertes)? ¿Cómo encajan éstos con el objetivo?
¿Dónde quieres estar, y cómo te ayudarán estos puntos fuertes a llegar allí?
¿Cuáles son tus debilidades y limitaciones? ¿Dónde fallas en el actual y cambiante
mercado de trabajo?
¿Qué limitaciones personales o profesionales debes vencer?
¿Qué oportunidades existen ahí fuera? ¿Hacia dónde va el mercado?
¿¿Cuáles son las amenazas para tu carrera y para tus decisiones? ¿Qué clase de
competencia existe, y donde te quedas corto en tu capacidad de afrontar estos retos?
¿Qué cosas pueden interferir en tu capacidad de reconocer y aprovechar las
oportunidades?

Un proyecto se refiere a un conjunto articulado y coherente de actividades orientadas a
alcanzar un objetivo, siguiendo una metodología adecuada, que prevé el logro de
numerosos resultados sin contravenir las normas y practicas establecidas.
Los seres humanos siempre vamos en busca de conseguir una serie de fines y metas
en la vida.


3.2 Pasos hacia el proyecto de vida

El objetivo es conocer las bases con que cuenta una persona para construir su proyecto
de vida. Debe propiciar una sana aceptación de sí mismo y de las circunstancias que lo
rodean, sin que ello quiera decir que deba contemporizar con todo lo que pueda ser
superado.



Punto de partida:

El punto de partida no será, como algunos podrían pensar la contemplación de
realidades ajenas a nuestra propia vida. Al iniciar la temática partiremos del momento
de la vida en el que ustedes se encuentran. Este momento tiene dos características
fundamentales.
En primer lugar la edad. La adolescencia o primera juventud es trascendental en la vida
del hombre. Es ahora cuando el crecimiento se manifiesta más palpablemente. Este es
el momento crucial en que, por así decirlo, se están haciendo hombres. Están
experimentando cambios en el cuerpo, en la mente, en el corazón, en la conciencia, en
todo el ser, que indica a las claras que el niño de ayer va dando paso al adulto de
mañana. Se hallan en una edad de transición, en la etapa que va dejando atrás a la
niñez y que va acercando a la madurez.
Al nacer recibieron el ser de sus padres. Pero ahora sienten una nueva vida en ustedes.
Hoy el ímpetu de la inteligencia, de la libertad, de los instintos, de los sentimientos, del
amor reclama la propiedad y la responsabilidad de vida en sus comienzos a sus
progenitores. Se encuentran en la búsqueda de una personalidad atractiva y definida.
Pero esta edad , bella y trascendental, es a su vez difícil, pues los cambios son
frecuentemente tan rápidos y profundos que llegan no pocas veces a crear situaciones
conflictivas e imaginables.
La segunda característica de este momento de la vida es estar estudiando, esto añade
a la característica anterior la edad, una nota importante: en este tiempo tienen ustedes
que tomar decisiones, muchas de las cuales pueden marcar o determinar
definitivamente sus vidas.

3.3 Como elaborar un proyecto de vida
La elaboración de un proyecto de vida, debe considerar aspectos tales como: el entorno
y conocimiento de la persona; la búsqueda de información para satisfacer las
inquietudes y posibilidades que nos rodean para alcanzar las metas propuestas; y la
flexibilidad, que no debe faltar, pues los seres humanos poseen múltiples intereses,
habilidades y la capacidad de rectificar, además los resultados no dependen sólo de la
persona.
Al definir un proyecto de vida las personas podrán defender lo que piensan, sus
intereses y formarse un carácter menos vulnerable al medio
Al definir un proyecto de vida las personas podrán defender lo que piensan, sus
intereses y formarse un carácter menos vulnerable al medio.

1.- El punto de partida: mi situación
a) fortalezas
b) debilidades
2.- Autobiografía:
a) ¿Quiénes han sido las personas que han tenido mayor influencia en mi vida?
b) ¿De qué manera han influenciado?
c) ¿Cuáles han sido mis intereses desde temprana edad?
d) ¿Cuáles han sido los acontecimientos que han influido en mi vida en forma
Decisiva en lo que soy ahora?
e) ¿Cuáles han sido en mi vida los principales éxitos y fracasos?
f) ¿Cuáles han sido mis decisiones más significativas?
3.- Rasgos de mi personalidad:
Enuncie 5 aspectos que más le gustan y 5 que no le gustan con relación a:
a) Aspecto físico
b) Relaciones sociales
c) Vida espiritual
d) Vida emocional
e) Aspectos intelectual
f) Aspectos vocacionales
4.- Quien soy
a) ¿Cuáles son las condiciones facilitadoras e impulsora de mi desarrollo?
b) ¿Cuáles son las condiciones obstaculizadoras o inhibidoras para mi desarrollo?
c) Organice la información obtenida teniendo en cuenta los siguientes aspectos:
1.- Aspecto personal
2.-Aspecto social
3.-Medio ambiente
4.-Es posible el cambio
5.-Es factible el desarrollo
6.-No es posible cambiar (Justifica por que no)
d) ¿Cuál sería el plan de acción a seguir?
5.- ¿Quién seré?
1.- ¿Cuáles son mis sueños?
2.- ¿Cuáles son las realidades que favorecen mis sueños?
Mis principales metas y objetivos, que intento seguir a corto o largo plazo
3.4 Aspectos fundamentales de un proyecto de vida
 VISION: Es la imagen del futuro que queremos lograr, indica a donde queremos
llegar y como seremos cuando logremos cada uno de los propósitos establecidos
en cuanto a nuestras metas objetivos, aspiraciones metas y esperanzas. Es una
perspectiva a mediano y largo plazo, haciéndose explicito el sentido y significado
de nuestro trabajo.

La visión responde a:

o ¿Quién soy?
o ¿Hacia dónde voy?
o ¿Cómo me veo en el futuro?

 MISION: Es la imagen presente que enfoca los esfuerzos que se realizan para
alcanzar determinados objetivos proyectos o planes. La misión debe ser concreta
y capaz de prolongar las bases necesarias para lograr el éxito.
 Responde a:
o ¿Quién eres?
o ¿Qué buscas?
o ¿Por qué lo haces?
Tener una misión personal promoverá a que los esfuerzos vayan dirigidos a alcanzar
la imagen u objetivo deseado para el logro de la meta personal.
 METAS: Los puntos de referencia a lo largo del proceso de formación y
desarrollo de la personalidad.
 Conocer las bases con que cuenta un apersona para construir su proyecto de
vida.
 Todo aquello que deseamos lograr a corto, mediano y largo plazo, son aquellas
cosas que nos motivan a seguir para alcanzar cualquier sueño anhelo o
propósito encomendado para estar internamente bien con nosotros mismos.
 Progresivo: Implica movimiento gradualidad, opciones parciales.
 Realizable: Se busca un ideal para tener en cuenta las situaciones personales,
las propias capacidades, los recursos y oportunidades.
 Coherente: Ser coherente entre lo que se hace o busca para lograrlo.
 Integral y Equilibrado: Se debe dar importancia a cada una de las áreas de la
personalidad.

- CONCLUSIONES

Todos los días nos enfrentamos a situaciones en las que tenemos que tomar una
decisión que puede o no afectar a las demás personas a nuestro alrededor; es
necesario saber cómo tomar una decisión correcta y más aún saber enfrentar las
consecuencias.
Para resolver los problemas debemos tomar decisiones y como hemos visto
existen muchas formas de resolverlos, la cuestión es que sepamos elegir la
técnica correcta y deshacernos de todas aquellas situaciones que entorpezcan la
respuesta.
En conclusión, la resolución de problemas y toma de decisiones también se
puede aplicar a la educación, una efectiva y tal vez mejor encaminada al
desarrollo profesional del alumno

REFERENCIA BIBLIOGRAFICA

Análisis de problemas y toma de decisiones
Espíndola Castro José Luis
Editorial Pearson
México DF. 1999

Como resolver problemas y tomar decisiones sistemáticamente
Pockras Sandy
Editorial Iberoamericana
México, D.F. 1998
Tercera Edición
Pág.35-54

Identificación y Resolución de Problemas
Münch Galindo Lourdes
Editorial Trillas
Primera Edición
Pág. 10-16

Como ser mejor, tomando decisiones
Barker Alan
Editorial Panorama
San Rafael, México, D.F.
Séptima Edición
Pág. 30-47

REFERENCIA CIBERGRAFICA

http://es.wikipedia.org/wiki/Toma_de_decisiones
Consultado el Miércoles 23 de Octubre de 2013 a las 16:00hrs.

http://www.monografias.com/trabajos12/decis/decis.shtml
Consultado el Martes 22 de Octubre de 2013 a las 21:00hrs

http://www.cop.es/colegiados/m-00451/tomadeciones.htm
Consultado el Martes 22 de Octubre de 2013 a las 21:30 hrs
www.ub.edu/mercanti/abp.pdf
Consultado lunes 21 de octubre de 2013 a las 3:30 hrs