LU CHAMO S

POR TODOS
BOLIVAR - BS. AS. Una lucha autoconvocada de todo el pueblo

TODOS TODOS
MARIO ROBERTO SANTUCHO

El Combatiente PRT
Nº864 11 de Septiembre de 2009

POR LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA

1 Peso

Partido Revolucionario de los Trabajadores

Petroleros: UN PASO ADELANTE
FORD - TOYOTA - VOLKSWAGEN Bronca y movilización por abajo

CHINA: Una muralla contra el capitalismo

TODOS TODOS

E D I T O R I A L

T

La profundización y agudización de las luchas, su extensión en forma transversal hacia toda la sociedad, sumadas a la garra y a la decisión de los trabajadores, constituyen en esta etapa una ventaja cualitativa. Esto es imposible percibirlo con los ojos puestos en lo local, lo sectorial o desde lo reivindicativo exclusivamente. El factor político, la real correlación de fuerzas entre las clases producida por el actual enfrentamiento, es lo que ocupa el espacio central de la escena política en nuestro país.
en las ramas automotriz, autopartista, y metalúrgica; el paro de los trabajadores portuarios (que hizo perder millones de dólares a los grupos monopólicos), el enfrentamiento en Kraft Foods-Terrabusi (en lucha por la reincorporación de los 150 trabajadores despedidos); el de los repartidotres de gas en garrafa en varias provincias, el conflicto nacional del Senasa y las cientos de luchas que llevan adelante los trabajadores de la salud, docentes, judiciales, empleados provinciales y municipales; las movilizaciones sociales por justicia, contra el saqueo de los recursos naturales, contra la policía y las autoridades de distinto tipo, etc., expresan hasta dónde llega el creciente grado de conflictividad que existe en el pueblo. Los trabajadores, en las fábricas monopólicas, expresan un estado deliberativo, de bronca y de lucha; y en diferentes regiones, el movimiento de masas está entrando a un plano de decisión directa a seguir en esta marcha. Todo esto es lo que ha acorralado y debilitado, aun más, a la burguesía y sus gobiernos (nacional y provinciales), como así también a las llamadas “oposiciones” que, actuando como bomberos, pretenden apagar el fuego que alimenta los reclamos y las luchas de hoy, y las movilizaciones obreras y populares que se avecinan.

LUCHAMOS POR TODOS

rabajadores de diferentes ramas de la industria, del campo, de los diversos sectores públicos, en fin, el amplio arco que componemos los asalariados y todo el movimiento que estas actividades conllevan en la comercialización y distribución de los productos, etc., nos mantenemos en un estado de lucha y de deliberación. Las experiencias de las últimas semanas son de las más diversas, pero existen algunas en las que vale la pena detenerse, porque expresan un nuevo escalón del enfrentamiento. El reciente conflicto de los petroleros en el sur del país mantuvo en jaque a las empresas, a los gobiernos y a los sindicatos, marcando un nuevo escalón y otra calidad en la lucha de los trabajadores, en el camino de la recuperación salarial, sus derechos y la dignidad. Al mismo tiempo, se expresa una amplia lucha autoconvocada en diferentes pueblos que, como en Bolívar, todos los sectores participan de asambleas multitudinarias para establecer un plan de lucha que enfrente las políticas monopólicas. Esas asambleas buscan la unidad de todos los sectores superando cualquier reclamo sectorial, incluyendo a los trabajadores de la industria, los camioneros, docentes, hombres y mujeres ligados a la cultura, trabajadores del campo, ruralistas, entre otros. En esta experiencia -que se extiende a otras localidades como Olavarría, 9 de Julio, Henderson y decenas de otros pueblos- hay un repudio explícito a la Mesa de Enlace, a la CGT, al gobierno nacional y a las intendencias locales. Las últimas medidas de fuerza y el estado de confrontación de los obreros que se vive

Pág. 2

elcombatienteprt @ yahoo.com.ar

La burguesía, en política, está cada vez más empantanada. Desde el gobierno nacional no paran de dar signos claros de desgobierno.

TIRÉMOSLES MÁS BARRO ENCIMA

El Combatiente

Toman medidas, pero frente al rechazo popular se ven obligados a retroceder. Nos dicen “nunca negociaremos con el FMI” pero desarrollan tratativas para limar asperezas; nos dicen “vamos a luchar contra los monopolios” pero no paran un minuto en facilitarles nuevos negocios. Hablan, dicen y se desdicen, todo al mismo tiempo. Las cosas para los trabajadores y el pueblo tienen que estar claras. El gobierno habla de todo pero no habla de lo que hay que hablar. El salario es un tema tabú, intentan permanentemente cerrarlo una y otra vez, patearlo para adelante, pero no lo logran producto de la conflictividad y decisión que desde abajo se hace oír. Están parados a todo o nada sobre esto porque el plan de los monopolios está centrado sobre la base del robo al obrero y a todos los asalariados. Ellos tienen claro que todo lo demás puede negociarse, se pueden sentar a hablar hasta con el diablo, pero el enfrentamiento de fondo es con la clase obrera y eso, lo tienen claro. Por otro lado puede decirse que, a esta altura, el accionar de “la oposición” es impresentable. Todos los partidos del sistema, se definan como de izquierda, de centro o de derecha, coinciden en que la crítica al gobierno, por despiadada que sea, no puede tocar la institucionalidad. Dentro del sistema todo, fuera de él, nada. Lo curioso del caso es que, fuera de la institucionalidad, o sea, fuera de los negocios de este sistema capitalista, estamos la mayoría aplastante del pueblo, una mayoría que no busca hacer negocios con el sufrimiento de otro ser humano sino que busca vivir dignamente de su trabajo. La debilidad política de la burguesía (que expresan tanto el gobierno y “las oposiciones”) es producto de la lucha, la movilización y la bronca de esa mayoría del pueblo. Esto es lo que no permite al gobierno ni a la oposición restablecer un grado de confianza en el orden institucional. Por eso tenemos que seguir profundizando la unidad política, en el plano nacional y local, en torno a una salida revolucionaria. Es mucho lo que hay por hacer pero no debemos perder de vista que también es mucho lo que ya se ha hecho y más aún lo que tenemos hacia adelante por conquistar. La acción de nuestro Partido se inscribe en este marco, en donde trabajamos sin pausa por

la unidad del pueblo autoconvocado y para fundir el proyecto revolucionario con la aspiración del pueblo a una vida mejor.

El Combatiente

La agudización de la lucha y su extensión en forma transversal en toda la sociedad, sumadas a la garra y a la decisión de los trabajadores y de diversos sectores del pueblo, constituyen una ventaja cualitativa, que es imposible percibir con los ojos puestos en lo local e inmediato, en lo sectorial o desde lo reivindicativo exclusivamente. Esto que destacamos es el factor político, la real correlación de fuerzas entre las clases producida por el enfrenamiento actual. Lo que realmente es muy alentador para los intereses de esa mayoría que conformamos como pueblo, es que en los últimos tiempos y desde la lucha, ya vamos encontrando caminos de unidad política por fuera de las instituciones del Estado monopólico, por fuera del gobierno y por fuera de la oposición; nos estamos encontrando, haciendo de la autoconvocatoria genuina y revolucionaria un instrumento masivo del enfrentamiento. Esta nueva situación, obliga a la vanguardia revolucionaria y a nuestro Partido a encarar urgentemente la tarea de impulsar y ayudar a entrelazar la unidad de todos los trabajadores, más allá de los intereses sectoriales o de gremios, para hacer del factor político existente y que todo lo tiñe, una ventaja para todos. Concretar la unidad y la herramienta política de los trabajadores y el pueblo, que aspira a hacer tronar el escarmiento y concretar sus aspiraciones de vida digna, es la idea central conque debemos impregnar cada acción que lleve adelante este movimiento de masas. “Todos luchamos por todos”.

VAMOS ENCONTRANDO LOS CAMINOS DE LA UNIDAD POLÍTICA

Pág. 3

E

Petroleros Un paso adelante
l reciente conflicto de los petroleros de Santa Cruz, que durante 20 días tuvo en vilo a las autoridades de los monopolios – léase, gobiernos, sindicatos y la familia Kmarca un nuevo escalón y otra calidad en la lucha de los trabajadores en el camino de la recuperación salarial, los derechos y la dignidad. El piquete de 1.000 trabajadores del petróleo sobre la ruta N° 3, en Caleta Olivia; los piquetes de la ruta N° 43, en Pico Truncado, la aplicación de la violencia organizada y el sabotaje a los depósitos de petróleo en los campos de extracción de Repsol, Petrobras y Oxy Energy, (donde hay plata de los Kirchner) dieron como resultado el importante triunfo de los trabajadores, conquistando todas las demandas salariales y el pago de los 20 días de paro. Si bien este conflicto fue el de mayor contundencia en el sector durante los últimos años, la victoria no fue exclusivamente producto de la lucha sectorial; sino de la contingencia de la lucha de clases que se extiende por todo el país. Lo que hay que subrayar es el marco nacional en ascenso de la lucha política en que se desarrolló el conflicto, que comprende a trabajadores de otras ramas de la producción e inclusive a obreros petroleros de otras provincias. En la misma línea, mostró la hilacha y dejó al descubierto lo que se viene cuando mencionó que “lo que tampoco vamos a tolerar es que Repsol se quede con todo”. Esto, ¿qué significa? Por un lado, la extorsión: Repsol, esta es mi fuerza, vos ¿cuánto me das?; y por el otro que los planes de la empresa son no sólo quedarse con los recursos y las riquezas que se extraen de los pozos, sino también con todo el trabajo que se desprende y se realiza en los mismos. Con esto comprendemos mucho mejor todo el verso de la “crisis petrolera”, que no sólo ha afectado a los trabajadores del sector sino también a todas las pequeñas economías que giran en torno a ellos: albañiles, carpinteros, oficiales varios, el consumo de los mercados en los pueblos, etc.). Hasta ahora, cuando uno iba a un pozo, solamente el capo pertenecía a Repsol, el resto de los obreros era de las empresas que prestaban los diferentes servicios. Ahora parece que la multinacional (confirmado en las palabras de Pereira) quiere quedarse con todo. Esta intención explica también claramente las amenazas y chantajes que les vienen haciendo a los trabajadores petroleros y que en más de una zona, encuentran un firme rechazo. Los trabajadores sostienen que según lo que permanentemente les dice la empresa, “la crisis va a seguir igual hasta el 2010”. A la luz de los acontecimientos, puede perfectamente suponerse que apuntan a esa fecha como tope para cerrar estos nuevos negociados. El tira y afloje es permanente, la disputa está a flor de piel. Por un lado, las empresas y sus contubernios con el gremio, por el

Hace algunos días, en una asamblea realizada en Neuquén, en el gremio de petroleros, el Secretario General Pereyra daba un discurso plagado de una “emotiva defensa obrera”. En él, se explayó respecto a que “no iban a tolerar despidos”, acotando, por supuesto, que los compañeros tenían que ir a trabajar más tranquilos, llegar temprano y hacer todos los deberes que les pidieran las empresas…

QUIEREN QUEDARSE CON TODO

QUE NO NOS EMBARREN LOS POZOS

Pág. 4

El Combatiente

otro, la dignidad de los trabajadores que no aceptan ser más pisoteados. Y en este tembladeral, ellos intentan lo que sea, sobre todo si es para embarrar la cancha o cascotear la lucha de los trabajadores. En una de las petroleras, hace un tiempo atrás despidieron a 69 compañeros; en el marco de una paritaria que prometió “paz social”, tuvieron que dar marcha atrás. Es decir, “uds. no jodan con los paros y nosotros no despedimos”. Recientemente, la misma empresa vuelve a enviar telegramas, esta vez, 93, ratificando los 69 anteriores y 24 nuevos. En una nueva asamblea del gremio, Pereyra sostuvo que “esto no podía ser” y que “iba a enviarle una multa a la empresa por no respetar los acuerdos” (¿?) Así estamos, expuestos a los manejos de estos delincuentes que ya no saben qué hacer para no seguir cayendo en picada. Porque como es de suponerse, por abajo, los ánimos están más que caldeados. No sólo por los salarios (ya que en estas zonas, el costo de vida es muy superior al del resto del país), sino porque las condiciones de trabajo, seguridad y salubridad son cada vez peores. Son muchísimos los compañeros jóvenes (de veinte y pocos años) que sufren los consabidos problemas en la espalda que, por supuesto, los imposibilita por el resto de sus vidas a superar un examen psicofísico en cualquier otra empresa. Lo que indigna hasta los huesos es que, si bien en los pozos las empresas tienen medios para que los trabajadores no hagan ese tipo de fuerza inhumana, si utilizan esos medios no pueden cumplir con los ritmos de producción que les imponen en el día a día. El régimen de superexplotación no contempla al hombre, ni su salud ni su vida, los corren de atrás, a los compañeros, por lo que terminan haciendo todo a puro aguante y reventándose el físico. A las condiciones de trabajo que padecen, se les suma la bronca que no ha desaparecido respecto del impuesto a las ganancias. Comentaba un compañero de una petrolera: “Hace unos

meses me tocaban cobrar 1300 pesos, pero como me tenían que descontar 1500 de ganancias… les terminé debiendo plata a estos hijos de puta” En fin, no hace falta mucha imaginación para saber como está la cosa. Producto de todo esto y a partir del intento de despidos anterior que mencionamos, las empresas resolvieron retirar de los pozos una vez terminada la labor del día una serie de equipos que en general se dejaban… ¿Por qué será? ¿Les correrá un frío por la espalda? Cuando en boca de estos gremialistas se escuchó hablar del reciente conflicto petrolero en Santa Cruz, hasta llegaron a sostener que “el Secretario de Santa Cruz actuó mal por que no acató la conciliación obligatoria, no volvieron los trabajadores a los pozos y les descontaron los días”. Cuando en realidad - más allá de que el gremio pretendió montarse sobre el conflicto-, quienes no acataron la conciliación obligatoria fueron los compañeros, lo que les permitió conquistar sus demandas y que no se les descontaran los días que estuvieron de paro. Frente a ello, escuchamos en boca de un compañero petrolero: “si la cosa ya estaba calentita, ahora a estos se les va a poner mucho peor… más les vale que se agarren, porque los petroleros no somos nenes de pecho”…

El Combatiente

Pág.5

H

acia finales de agosto, en varias localidades de la Pcia. de Buenos Aires volvieron las asambleas masivas y las movilizaciones hacia las rutas, haciendo sentir diversos reclamos que por abajo, lejos de desaparecer, se profundizan día a día. Más allá de las intenciones del gobierno nacional y provinciales –y de los medios masivos a su servicio- que pretenden encapsular la lucha como “del campo”, la realidad tiene muy poco que ver con eso ya que en varias experiencias confluyen las protestas no sólo de los productores y campesinos, sino de diversos trabajadores y del pueblo en general. La presencia de los trabajadores en todos los debates y acciones viene siendo muy importante, sobre todo después de que se logró mandar para atrás los aumentos de los servicios. En Bolívar, por ejemplo, desde las asambleas autoconvocadas se cuestiona públicamente el accionar de las entidades rurales de la mesa de enlace y los partidos políticos. Si bien esto no es nuevo, ahora se suman aquellos que hasta hace poco todavía creían que a través del Congreso era posible doblarle el brazo a la actual política, y por lo tanto tenían alguna esperanza de que se formara algún tipo de oposición institucional. El 28 de agosto, llegada la noche, miles de bolivarenses coparon las dos rotondas, cortes de todo el pueblo autoconvocado que surgieron a partir de la realización de cinco asambleas. La presencia popular es lo que se destacó en estas acciones, más allá de los intentos de algunos diputados serviles al poder que dando notas a los medios nacionales, pretendieron llevarse los laureles. Cuando la gente se dio cuenta de esto, salieron disparados como ratas por tirante. La movilización autoconvocada esta vez surgió de los trabajadores, de los docentes, de los camioneros, a la cual se sumaron hombres y mujeres del campo (también autoconvocados) y cientos de pequeños comerciantes. También se acercaron pobladores autoconvocados de la localidad de Daireaux. Numerosos trabajadores hablaron en esa convocatoria, en donde expresaron su indignación por lo mal que estamos viviendo.

A n á l i s i s

P o l í t i c o

UN CONFLICTO QUE DEJÓ DE SER “DEL CAMPO” PARA EXPRESAR LOS INTERESES DE TODO EL PUEBLO

Pág.6

Un productor lechero hizo referencia a la lucha del pueblo recordando el corte en el Puente Correntino, lo que demuestra que la historia que está haciendo el movimiento de masas va dejando una huella imborrable. Con el paso de las horas, la calentura contra las entidades agropecuarias iba increscendo, a punto de que es sabido que por ahí no pueden ni pisar, mostrando que en esta zona ya no es más la lucha “del campo” sino que es el pueblo autoconvocado el que se hace oír. El principal desafío de las políticas y acciones revolucionarias en todo este proceso fue trabajar en la unidad de los diversos sectores en esa gran autoconvocatoria popular, más allá de las diferencias que surgen, muchas veces impuestas desde arriba, que no tienen nada que ver con nuestras vidas cuando luchamos codo a codo. Esto no lo entienden los sectores vinculados a la actividad agropecuaria, sobre todo los que tienen alguna influencia de las cuatro entidades, que dicen que “no les interesa la autoconvocatoria” rechazándola explícitamente. Pero la realidad supera cualquier discurso o maniobra, cuando en la práctica, les guste o no, la autoconvocatoria ya está instalada. El domingo 30 de Agosto se realiza una nueva asamblea en la ruta en donde se convocan cerca de 800 pobladores, a pesar de que el tiempo no acompañaba y por momentos, de tanta tierra que volaba, ni se veían las caras. El pueblo movilizado se las aguantó igual. A esa altura la ruta era un vacío total, no pasaba nadie ni salía nadie. Desde otras localidades como Pehuajo, Henderson y 9 de Julio, se fueron acercando pobladores para sumarse a la protesta.

El Comb

El lunes 31 de Agosto se realiza una nueva asamblea, esta vez con la participación de diversas localidades. Comenzaron estando representantes de 30 pueblos y a medida que pasaba la tarde llegaron a concurrir cerca de noventa. La misma contó con una mayor presencia de tamberos y ganaderos, y también de pequeños y medianos productores del campo. Luego de que se expresaron todos los sectores, la mitad de la asamblea repudia a las cuatro entidades y decide continuar con los cortes; el repudio fue total para la clase política, incluso se hizo callar a un Senador de Colón que pretendía meter la cuchara. La propuesta mayoritaria fue extender la autoconvocatoria a todo el pueblo y no encerrar los reclamos basados en las necesidades de un solo sector. En Bolívar y Olavaria se cortaban las rutas en base a la decisión de las asambleas, participando tamberos, ganaderos, maquinistas, camioneros, docentes, pobladores de diferentes barrios y trabajadores, buscando hacerse fuertes en cada lugar y en cada zona, en contrapartida de otras propuestas que planteaban “ir a la Plaza de Mayo”, lejos de nuestra gente y de nuestros pueblos. Los comerciantes de la zona urbana junto a los productores realizan un escrache a la Cámara Comercial, como así también al intendente y a varios concejales y diputados. La bronca también la sintieron los del Grupo El Tejar (de capitales ingleses y norteamericanos) que de la mano de la familia K y con subsidios del gobierno, se quieren quedar con los campos de la zona; y los de la cooperativa eléctrica, porque se buscaba desplazar a la conducción responsable del tarifazo.

batiente

El miércoles 2 de Septiembre, en una nueva asamblea se decide por amplia mayoría continuar con los cortes y movilizaciones sostenidas por los pobladores y ninguneadas por las cuatro entidades agropecuarias. En las localidades de Pirovano y Los Toldos se extiende en la práctica, la autoconvocatoria hacia toda la población. Hay que destacar que toda esta movilización permanente por abajo molesta y preocupa (mucho) a las cúpulas de las entidades agropecuarias. Más allá de las dificultades y hasta de sus errores, el movimiento es tan grande que ellos han expresado que “es inaudito que exista”. Lo que golpea sus intereses es que se vayan desarrollando y existiendo organizaciones que cada día se perfeccionan más y se propongan ir contra los intereses de todo lo establecido, incluso de las propias dirigencias “ava-

EXTENDER LA AUTOCONVOCATORIA A TODO EL PUEBLO

ladas con el voto”. Por tal motivo -de golpe y porrazo- empezaron a digitar todas las reuniones provinciales y nacionales que se iban ha hacer en esas localidades, llevándolas a otros lados “más amigables”, e inclusive devolviéndole protagonismo a De Angelis. Esto también se refleja en los medios masivos que concurren “a informar” sobre los cortes “del campo”, “de la Mesa de Enlace” y de “la sequía” y se encuentran con otra cosa muy diferente, y ahí salen a la disparada o no saben qué hacer. La debilidad de todo el arco institucional de la burguesía se pone de manifiesto cuando los trabajadores –expresando nuestros intereses como clase- no sólo se integran, sino que juegan un papel decisivo en la unidad y son parte de la dirección de todo ese movimiento de masas. Esto debe ser un orgullo para cada uno de estos pueblos que, decididos, emprenden este nuevo camino. Esta experiencia demuestra que el estado de asamblea permanente autoconvocada, es un canal de participación directa para todos los sectores del pueblo, en donde se tratan y dan resolución a todos los problemas, y que ya genera -hoy por hoy- sus nuevos dirigentes; lo que la va convirtiendo en un verdadero órgano de poder en la comunidad, incluso por encima de la Intendencia y las demás instituciones formales del sistema que ya no sirven para nada. En medio de toda esta lucha que está lejos de concluir, aparece nuevamente el debate de realizar una movilización hacia la Capital Federal, planteado en varias asambleas. El gran problema que enfrentan las dirigencias rurales (que son las que están tanteando la medida para el 10 de diciembre cuando asumiría el nuevo Congreso, así como la continuidad del paro) es que de realizarse, el sentimiento que se expresa por abajo es “contar con las fuerzas necesarias y no volverse hasta que se resuelvan los reclamos”, lo que en definitiva –una vez másdesborda a las entidades, como ya viene pasando en varias localidades. En la asamblea realizada el jueves 3 de septiembre, la decisión fue la de continuar con los cortes en las rutas, buscando los mecanismos que eviten que la movilización del pueblo se desgaste, uniendo los 80 kilómetros que van desde Bolívar hasta Pirovano y luego, continuando hasta 9 de Julio. Se resolvió realizar un nuevo encuentro para decidir los pasos a seguir, y que la próxima asamblea autoconvocada sea lo más masiva posible, buscando sellar una unidad total de todo el pueblo, poniendo por delante nuestras reivindicaciones más concretas. Y en esa cancha, la pelota la tenemos los trabajadores.

Pág. 7

“Lo que está uniendo al pueblo en esta lucha es la autoconvocatoria”
En el marco de la experiencia que en la Pcia. de Bs. As. hombres y mujeres de nuestro pueblo vienen realizando, El Combatiente conversó con uno de los compañeros que está siendo parte de toda esa lucha, quien nos dejó sus impresiones respecto a lo que están viviendo.

A nivel nacional y con total intencionalidad, los medios masivos de la burguesía hicieron y hacen un fuerte hincapié en que la protesta es “del campo”… - Bueno, cuando aparecieron los medios nacionales, la asamblea definió que las acciones que se iban a realizar, e incluso, lo que se iba a decir, las iniciaran precisamente los trabajadores, no los que representaban al sector del campo; de esa forma se abrió el tema a los medios que llegaron acá, lo que quiebra de plano la intención que traían de hacer eje exclusivamente en la cuestión de la sequía, los animales muertos, que sí es real, que son cosas que nos vienen pasando hace muchísimo tiempo, pero no es el exclusivo problema que el pueblo está viendo; es decir, durante toda nuestra historia como pueblo agrícola hubo sequías, inundaciones, todos las hemos padecido, hay muchas experiencias de lucha sobre todos esos temas que no nos las van a venir a contar ahora los medios…

¿Cuál es el elemento principal, fundamental, que hace que esa lucha que originalmente había surgido como de los ruralistas se transforme en una lucha de todo el pueblo? - El elemento fundamental fue la participación de los trabajadores, y que los productores en nuestra zona, también se dieron cuenta de que solamente como una lucha del sector no se iba a ningún lado. Es decir, no había salida como lucha de un solo sector, quedaba encorsetada y encima estaba siendo contraproducente. Ellos definieron en su propia asamblea que había un problema de diálogo con el resto de la sociedad, sino se involucraban en otros temas… incluso hicieron un mea culpa que ellos nunca habían apoyado directamente luchas de otros sectores del pueblo, de docentes, de trabajadores; y vieron la necesidad de integrarse a todo el resto de las luchas. Había una necesidad concreta desde el resto de los demás trabajadores de buscar un plan en común, sobre todo teniendo en cuenta que en la zona el sector más numeroso de la producción, en definitiva, es el de los productores rurales, estamos hablando de unos dos mil productores. Cuando uno habla del tema de la unidad está hablando concretamente de qué sectores vamos a confrontar. Y bueno, eso fue tomado por todo los trabajadores.

¿Cómo funciona, cómo se organiza ese grupo que de alguna manera está a la cabeza de toda esta experiencia? Te pregunto porque son varias decenas de compañeros y es interesante conocer detalles de cómo lo están haciendo. - Mirá, la asamblea permanente está compuesta por cerca de cien compañeros que somos trabajadores del campo y de la ciudad, después hay productores agrícolas, ganaderos y lecheros, hay pequeños comerciantes, docentes; no fue fácil llegar a ese nivel de unidad, primero pasaron muchísimas reuniones, muchísimas asambleas sin que se llegara a una en común. Muchas de ellas fueron primero barriales, de barrios autoconvocados, camioneros autoconvocados que son como 500 compañeros que no se sienten parte de los gremios… en todo ese movimiento previo pesa mucho el odio que se le está teniendo a las instituciones, sean sindicales o del tipo que sean. Atrás de eso, el rol que jugó la oposición desde el día después de las elecciones, porque hay que decir que había un sector que tenía alguna expectativa, incluso que había participado apoyando algún partido electoral… y bueno, al otro día todo eso se cayó, en concreto, despidieron en el pueblo a un obrero de una fábrica de calzado y la situación explotó. La organización es a través de la asamblea, han surgido grupos de delegados que trabajan y organizan los distintos temas, para involucrar al resto del pueblo que todavía no está participando, y sobre lo que nosotros esperamos como asamblea construir. Por eso decimos que esta vez para nosotros la cuestión del paro del campo pasó como algo más intrascendente que la otra vez, la preocupación nuestra, de todos los sectores que estamos en estado de asamblea, es cómo hacer más masiva esta lucha y cómo organizarnos mejor. Sobre eso estamos trabajando ahora. Nos gustaría conocer más en detalle cómo fue el tema del reparto de la leche como parte de la protesta, algo muy sensible que ha sido utilizado otras veces para desprestigiar los reclamos. - Había dos antecedentes que pesaron muchísimo en nosotros. Uno fue cuando se tiró la leche en alguna zona, que si bien eso acá no se hizo, a nivel masivo eso pesó, y lo otro es que cuando se repartió a través de la

Pág. 8

El Combatiente

Existe como un prejuicio fogoneado desde la burguesía, que este tipo de organización, así como nace, no puede durar, no se sostiene en el tiempo ¿Qué piensan uds. de cómo continúa todo esto para adelante? - Mirá, esto de ahora en realidad es la continuidad de más de un año de trabajo, de luchas, en donde no se ha bajado los brazos, cada asamblea sale con una resolución concreta, cada uno sabe lo que tiene que hacer. El palabrerío ya quedó descartado de plano en nuestras asambleas, no dejamos que se vaya ha hacer catarsis, vamos por objetivos concretos, que puede ser cortito, a dos o tres días, pero lo cumplimos. Hay una decisión muy clara: nosotros no tenemos tiempo para esperar, los problemas hay que resolverlos ahora, ya esperamos mucho, para nosotros no hay ni diciembre, ni marzo ni nada; ni que el legislador tal va a presentar no se qué, ya los vimos pasar prometiendo cosas por la asamblea, está clarito cuál es el papel que ellos juegan.

¿Cuáles son los puntos de unidad de todos estos sectores del pueblo que están participando en esta experiencia autoconvocada? - Primero, los reclamos más sentidos de cada sector, nosotros queremos que vayan los reclamos propios de cada sector, completos, pero vamos a lo práctico, qué se necesita, los números de esto y de aquello; no queremos que nos hablen de “la Constitución ni de la República”, ni de las cosas que ya estamos cansados de escuchar. Pero la metodología es fundamental, me parece que eso es lo que está uniendo, sabemos hoy que una vez decidido, en pocos minutos podemos cortar una ruta o plantar un reclamo, todas las redes que tenemos para contactarnos entre nosotros, de distribución, todas las cosas se ponen a funcionar en minutos.

Municipalidad no se hizo del todo bien, no fue fructífero, se llegó a repartir cerca de 2000 litros. Esta vez, la distribución de la leche, concretamente se organizó con la participación de los barrios, trabajadores y tamberos autoconvocados, con equipos de distribución de frío, se eligieron los mejores tambos de la zona, no se distribuyó cualquier leche, era de primera calidad. Se repartieron 11.000 litros de leche en tres días, en los barrios, en puntos neurálgicos de la ciudad, en comedores de escuelas, en todo lugar que hiciera falta. Esa fue una acción que cayó muy bien en la población, quiero aclarar que cayó muy bien por el nivel de organización, no por la dádiva; eso es lo que está mirando muy atentamente el pueblo que se plantea que esta experiencia autoconvocada se va haciendo cargo de un montón de instituciones que de hecho las va a barrer de plano, porque son instituciones que han sido funcionales a las políticas que estamos padeciendo.

El Combatiente

La burguesía monopólica sabe de la crisis política que tiene, y por más que intente buscar recambio para el 2011, no logra que el conjunto del pueblo veamos en su decadente democracia representativa y su sistema para pocos, la resolución de nuestros problemas. Sus gobiernos carecen de toda legitimidad: el pueblo ya no les cree absolutamente nada y cualquier medida que pretendan tomar es totalmente cuestionada y rechazada. ¡Y todavía quedan dos largos años por gobernar y no hay alternativa de recambio! Urgidos por esto, se larga la carrera a la presidencial con algún tiempito de anticipación. El 28 de agosto, el gobernador de Chubut, Das Neves, tuvo la intención de iniciar su campaña para presidente en la localidad de Piedra del Águila, Neuquén. Todo parecía marchar sobre ruedas pero una piedra de interpuso en su camino. Parece que no contó con que allí también hay pueblo. Como a las 10 de la mañana ya se encontraban unas 30 personas entre jóvenes, adultos y niños cortando la ruta 237 (que atraviesa el pueblo y lo comunica con Bariloche, San Martín de los Andes y otras localidades), con la firme intención de no moverse de allí hasta conseguir un incremento de $ 400 al básico. La consigna fue: “Nosotros no nos vamos hasta que aparezca la plata”. Cuando llegó Das Neves, alrededor de las 18 hs., en su Mondeo de U$S 140.000, rodeado de matones con la chapa de la UOCRA pretendió junto a su comitiva estacionar los vehículos y pasar caminando… je, je… pasó la primer parte del piquete, pero cuando vio la carita con que lo miraban unos 40 trabajadores más adelante, regresó sobre sus pasos con el traserito a dos manos. A esta altura la cantidad de manifestantes que cortaban la ruta era bastante mayor de lo que había sido por la mañana. El corte abarcó unos 24 km. de vehículos detenidos hacia ambos lados. Urgente se convocó a una sesión del Concejo Deliberante para destrabar la situación. Más temprano se había hecho conocer una propuesta que no satisfizo a los manifestantes. La sesión fue rápida. La cuestión es que no pudieron reprimir y como a las 22.30 el intendente firmó el aumento de $360 al básico, con lo que los cumpas festejaron y levantaron. Las luchas populares se extienden a lo largo del país y la burguesía sabe que el horno no está para bollos. Por eso nos “venden” el diario de Irigoyen: ocultar abiertamente cualquier noticia de movilizaciones, luchas o conflictos populares, y si éstos son autoconvocados más aún. No vaya a ser cosa que se tomen como ejemplo y se extiendan como reguero de pólvora. Pero el pueblo sabe que solo con la presión popular y el enfrentamiento se consigue lo que se busca. Una lucha, por más chica que parezca ser, hace a todas las luchas del pueblo argentino; suma al torrente de la experiencia nacional que se viene gestando.

FLOR DE PIEDRA PARA DAS NEVES

Pág. 9

E

n el mes de agosto, el gremio de mecánicos (SMATA) realizó asambleas en todas las plantas de las terminales automotrices de Pcia. de Bs. As., con el fin de aprobar el acuerdo que ya tenían firmado con sus jefes y socios, las empresas. Fueron asambleas informativas sobre algo ya abrochado por arriba con las patronales: un aumento del 27,8% aplicable hasta junio del 2010, y a cobrar en 4 cuotas, incluyendo una parte en negro que luego se irá incorporando de a poco al básico. Así plantearon las cosas, como lo único que se había alcanzado. Y la actitud sindical fue similar en todas las terminales, porque el gremio vino con una sola intención: “el acuerdo tiene que salir cueste lo que cueste”.

FORD - TOYOTA - VOLKSWAGEN Bron ca y movi li z ac ión por aba jo
do lo que había a mano, arrojado por los trabajadores hacia el palco donde estaban los capitostes. En Toyota, luego de haber realizado la votación, anuncian: “por una amplia mayoría, gano la positiva”. Nada de festejos ni aplausos por el tan esperado aumento. La imagen que se reflejaba en la cara del secretario general, Mario R. Manrique, lo decía todo: mirando al piso con cara de susto ante la posible reacción de los trabajadores, como si tuviese enfrente a la mismísima muerte. En la Volkswagen pasó algo similar. Cuando llegó el momento de la votación, la gran mayoría de trabajadores no levantó la mano ni por una ni por otra, y automáticamente anunciaron desde el palco, y con la misma cara de asustados: “por una amplia mayoría, gano la positiva”. Inmediatamente, gran parte de la asamblea se da media vuelta y se va, retornando a sus puestos de trabajo y a sus casas. Mientras se retiraban se escuchaba una voz que de fondo imploraba: “compañeros no se vayan que todavía no terminó”. Tengamos en cuenta en las últimas semanas las cosas no están nada calmas en la planta de VW. En la tarde en que bajaron esa propuesta de aumento, se juntaron alrededor de 500 trabajadores en el cuarto-bunker gremial para hacerles saber a los delegados el descontento y el malestar por el preanunciado acuerdo. A esa manifestación se sumaron distintas acciones cotidianas, como paradas de líneas y agresiones varias a delegados, entre otras.

Pero lo firmado lejos está de las aspiraciones y necesidades que tenemos los trabajadores. Lo que se intuía en las fábricas es que esas “asambleas” donde ponen toda la carne al asador para abrocharnos con sus arreglos por arriba, son el terreno del enemigo. En las distintas reuniones que convocaron en las plantas, lo que obtuvieron fue una gran indiferencia de la mayoría contra su pan y circo y sus patotas. Llegaron al punto de hacer tres veces la votación en la Ford, hasta que, con cara de asustados y temerosos de que las cosas se les fueran de las manos, dijeron “por una amplia mayoría, gano la positiva”. De inmediato empezaron los insultos más variados y a volar to-

EL AUMENTO DE LA VERGÜENZA

Pág. 10

Todos estos hechos son una de las tantas muestras de que los trabajadores no nos comemos cualquier sapo. Queda claro cada vez más que el gremio sólo representa a los intereses de las empresas y que para ellos nosotros somos el ultimo orejón del tarro. Ellos saben que el acuerdo está atado con alambre, que no lograron imponerlo y que con esa maniobra entreguista sólo aumentaron el descontento y la desconfianza por abajo. A su vez, los obreros sabemos los negocios que tienen pendientes y que con los planes que tienen para el próximo año se viene la producción a full y que van a tener que cumplir con los pedidos. Ya lo dijo el fanfarrón de Rattazzi de la FIAT:” el sector de autos está tomando gente. Otra vez estamos arriba de los 4.000 empleados… Es un orgullo y en general la situación está repuntando. En agosto hicimos un record histórico: llegamos a 8.400 vehículos. Pensábamos que este año sólo íbamos a llegar a 400 mil unidades, pero al final llegaremos a las 500 mil…y el 85% de la producción la enviamos a Brasil”. Allí radican nuestras fuerzas y nuestro poder. Por eso como clase obrera tenemos que seguir impulsando nuestras propias organizaciones autoconvocadas: juntarnos con los compañeros de cada sector, de cada línea, de cada planta, con las fábricas vecinas. Ellos le tienen terror a la movilización de los trabajadores y la clase obrera autoconvocada es indestructible.

JUNTARNOS CON LOS COMPAÑEROS

El Combatiente

E

OBREROS CHINOS HACEN UNA MURALLA CONTRA EL CAPITALISMO
“Mientras decenas de obreros comenzaron a golpearlo con palos y piedras, otros cientos no permitieron la entrada al edificio de una ambulancia ni del personal médico, e impidieron que la policía interviniera”. El gobierno chino había dispuesto miles de efectivos militares y antidisturbios, que no pudieron reprimir “debido a la cantidad de obreros presentes”. Parece ser que detrás del “fenómeno asiático” también suceden cosas como la lucha de clases. En junio en la ciudad de Dongguan - de donde salen la mayor parte de las exportaciones de China hacia el mundo-, un obrero de una compañía metalúrgica mató a puñaladas a dos patrones e hirió gravemente a un tercer ejecutivo, por un conflicto laboral, delante de otros 200 trabajadores que no intentaron frenarlo para nada. En diciembre, se amotinaron cientos de obreros despedidos de una fábrica de juguetes. China registra anualmente miles de “conflictos sociales, disturbios, manifestaciones” motivadas por la corrupción o abusos de autoridades y gerentes. Algunos medios de prensa informan que luego de lo sucedido “el gobierno anunció ayer la suspensión “definitiva” de la venta de Tonghua, lo que fue anunciada por los altoparlantes de la fábrica y celebrada con fuegos artificiales por los obreros”. En China la muralla al capitalismo también viene de la mano de los trabajadores.

n la provincia de Jilin (corazón industrial del N.E. de China) unos 3000 mil operarios mataron a palos al manager de la metalúrgica estatal Tonghua Steel and Iron Group, adquirida por el grupo privado Jianlong Steel Holding Company, que planeaba despedir al 80% de los empleados. La rebelión obrera se produjo luego de que la empresa Jianlong – con 17 filiales en China y sede en Pekín -se asegurara el control total al quedarse con el 50% de la estatal y anunciar la reestructuración. Fueron tres días de paro total de los 7 hornos de la acería. Los trabajadores mantuvieron bloqueadas varias carreteras impidiendo el acceso al lugar, y destrozaron varios vehículos policiales. La máxima determinación llegó cuando enfierecidos, mataron a golpes y patadas al gerente encargado de la operación que pretendía reducir la dotación de 30.000 a 5.000 trabajadores. Un trabajador de esa planta puede ganar unos 250 dólares al mes. Esta fusión es un viejo proyecto para crear una de las mayores acerías del mundo. China es el productor de acero más importante y el principal consumidor. Se trata de un proyecto estratégico para los monopolios a nivel mundial. El gerente -encargado de la tarea sucia- salió a darles explicaciones y tratar de convencerlos, pero lo sacaron a la rastra de la sala de reuniones, lo golpearon y lo arrojaron desde el segundo piso.

El Combatiente
MARIO ROBERTO SANTUCHO

www. prt-argentina.4t.com

Partido Revolucionario de los Trabajadores
Por la Revolución Socialista

El Combatiente

elcombatienteprt@yahoo.com.ar Aparece el 2°y el 4° viernes de cada mes.

Órgano de la Dirección del Partido Revolucionario de los Trabajadores. Fundado el 6 de marzo de 1968.
Año 41º. Editorial El Combatiente.

PRT

Pág. 11

E

Corrientes

MEDICOS RESIDENTES POR AUMENTO DE SALARIOS Y CONDICIONES DIGNAS DE TRABAJO

n Corrientes, la calle arde…Arde de bronca…De fiebre…De impotencia…Los médicos residentes vienen luchando desde hace dos años por un aumento de salario y condiciones dignas de trabajo. Hoy, siguen en la misma situación precaria, indigna: un salario de hambre de 900 miserables pesos, sin obra social, sin aseguradora de riesgo de trabajo, ni aportes jubilatorios… ¿Se puede comprender semejante burla del sistema provincial, avalado por el Estado? Pues es cierto. Pero, la sangre brota a través de las heridas abiertas, de los accidentes, de la cantidad de gente que acude regularmente para atenderse en los hospitales, ya que no cuentan con otra opción, sino con ésta única salida posible. Es así que por este salario paupérrimo, este año no hubo inscriptos residentes, lo que obligó a los 120 residentes médicos actuales, a hacerse cargo de toda la tarea que podría corresponder a los ausentes, a la cantidad virtual de los que deberían haber entrado este año, pero que optaron por irse a otra provincia que paga mejor…La realidad castiga a los que apuestan por quedarse a construir una provincia mejor, un lugar que brinde oportunidades a “los nadies, a los hijos de nadie”, a los olvidados y excluidos de todo sistema y censo…Los castiga con 48 o más horas de guardia, con aprietes, ante las primeras quejas y reclamos…Pero dijeron: ¡Basta! Se autoconvocaron y organizados, dieron pasos para que cumplan lo mínimo, lo digno. Sus exigencias son: Un salario básico de $2000, con aportes jubilatorios, ART y OBRA SOCIAL!!!!; Suspensión de aprietes y presiones de todo tipo a los 120 médicos residentes Mejores condiciones laborales, en todo sentido. Estamos hablando de profesionales de la salud, personas responsables de la vida y salud de otros seres humanos…Fue todo un circo!!! La propuesta de conciliación que les hicieron fue un encierro de toros: los llamaron; los ningunearon; le dijeron que cedan y les recomendaron “quedarse en el molde”, no molestar más sobre el tema… Los doctores Lanary, Fresén, Cialzeta y la Dra. Rosa, fueron los títeres que acudieron a “la encerrona”… Llamemos a las cosas por su nombre: lo que hacen con los médicos es una carnicería…Una médica residente, murió hace dos días de cáncer y los familiares tuvieron que poner todos los gastos médicos de su bolsillo…¡por qué no tenía obra social, ES UN CRIMEN A LA DIGNIDAD!!!! Ante este último grito desesperado, y ante la indiferencia de las autoridades sanitarias de la provincia, decidieron en forma autoconvocada, un aviso de 48 hs. antes de un paro completo de todos los Hospitales de la capital correntina, el Hospital Escuela Gral. San Martín, el Llano, el Vidal, entre otros…porque sabemos que quienes mantienen en funcionamiento los hospitales, son ellos, los médicos residentes, los que trabajan con la gente y para la gente… Los medios de comunicación ni mencionan este problema crítico y sin resolver desde hace dos años…No, no lo hacen… Estamos en la provincia en la que el actual gobernador, Arturo Colombi, un ñoqui mercedeño antes mantenido por la mujer, que es la actual ministra de educación, que desconoce la miseria de sueldos que paga a sus docentes… Este personaje, puede llegar a caer preso por un desfalco al Banco de Corrientes de $18.000.000, que concretó a través de su secretario privado, Mosqueda, hoy detenido por esta causa…¡Tiembla, Arturro! Lo único que se interpone entre Arturo Colombi y la cárcel es su puesto político de gobernador, y por eso anhela ardientemente la reelección… Pero la gente no olvida…Ni perdona…Los números no cierran, Arturo… Porque esta lucha es una y de todos… ¡¡Unifiquémosla en todo el país!! ¡¡Por una vida digna!! ¡¡Autoconvocatoria, ya!!