¿Qué hacemos con la deuda?

Políticas de actuación ante la deuda
Observatorio Justicia Fiscal Global de Attac Madrid 20 de Noviembre 2013

Índice de Contenidos
1. Introducción 2. Políticas de actuación paliativas para actuar sobre la deuda 2.1. Actuaciones fiscales 2.2. Actuaciones sector financiero 2.3. Actuaciones monetarias y de equilibrio europeo 3. Políticas de reducción de la deuda 3.1. Determinación de la legitimidad de la deuda 3.2. Procesos de reducción de la deuda 3.2.1. Administraciones Públicas 3.2.2. Familias 3.2.3. Instituciones financieras 3.2.4. Sociedades no financieras 3.3. Efectos de la reducción de la deuda 3.3.1. Actuaciones políticas 3.3.2. Actuaciones económicas 4. Bibliografía

Observatorio Justicia Fiscal Global 1

ATTAC Madrid

¿Qué hacemos con la deuda?

1. Introducción
Se responsabiliza en nuestro país al endeudamiento público derivado del déficit de las Administraciones Públicas de la actual fase de la crisis financiera (la llamada crisis de deuda soberana). Se sostiene que “no podemos permitirnos el actual nivel de gasto público”, que las prestaciones actuales del llamado Estado de bienestar están “más allá de nuestras posibilidades”. En definitiva, se plantea que la solución a la actual crisis es el equilibrio presupuestario por la vía de la reducción del gasto. Siguiendo este hilo, se argumenta que el Estado debiera comportarse “como una familia” y adecuar sus necesidades a los ingresos que obtiene para hacer frente a los compromisos previamente adquiridos. Es claro que en España hay un grave problema de sobreendeudamiento. Pero los datos muestran de forma clara que el sobreendeudamiento es fundamentalmente de origen privado y no público. También es preciso resaltar que el comportamiento del Estado no puede ser “el de una familia” porque tiene 1 capacidades y obligaciones diferentes a éstas . El actual nivel de deuda es insostenible para instituciones financieras, empresas, administraciones públicas y familias. Los préstamos contraídos no han sido eficientes desde el punto de vista económico, es decir, no han producido un resultado positivo que permita el pago de los intereses asociados a los mismos y la devolución del principal. Cuando ocurre eso, solamente hay una salida y esta obligará a una profunda reestructuración de la deuda que, inevitablemente debiera conllevar reducciones de la misma. No estamos 2 ante un problema de liquidez puntual por lo que si no se actúa, el colapso financiero será inevitable.

Evolución comparativa de la deuda de las Administraciones Públicas y del sector privado Millones de €
4.500.000 4.000.000 3.500.000 3.000.000 2.500.000 2.000.000 1.500.000 1.000.000 500.000 0 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 jun-13

Administraciones Públicas

SUBTOTAL OTROS SECTORES RESIDENTES

Fuente: La insostenible evolución de la deuda de la economía española. Carlos Sánchez Mato

El acelerado ritmo de crecimiento de la deuda es inseparable de fenómenos y mecanismos que permiten
1 Los Estados tienen a su disposición la herramienta fiscal para obtener ingresos. Una familia no tiene capacidad coercitiva para obtener recursos, un Estado sí. Además, los Estados tienen entre sus funciones la obligación de proveer bienes y servicios públicos cuya rentabilidad económica puede ser inexistente o difícilmente medible pero que son imprescindibles atendiendo a la rentabilidad social. 2 Estaríamos ante un problema de liquidez si las dificultades afectaran de manera puntual y existiera capacidad de crecimiento para afrontar el ingente volumen de deuda (pública y privada). Cuando eso no ocurre, el problema es de solvencia y requiere reducir el monto de la misma y no únicamente tratamientos que reduzcan los gastos financieros asociados a la misma y los plazos de su devolución.

Observatorio Justicia Fiscal Global 2

ATTAC Madrid

¿Qué hacemos con la deuda? calificarlo de ilegítimo, dado que el proceso se ha caracterizado por no tener en cuenta los intereses de la población que, sin embargo, sufre las consecuencias derivadas de los ajustes necesarios para hacer frente a los compromisos financieros adquiridos.
EVOLUCIÓN DE LA DEUDA (2000-Junio 2013) MILLONES €

Detalle
Administración central Comunidades autónomas Corporaciones locales Seguridad Social SUBTOTAL ADMINISTRACIONES PÚBLICAS 2 financieras Sociedades no Hogares Sector financiero SUBTOTAL OTROS SECTORES RESIDENTES

2000
337.527 48.058 28.428 31.809 445.822 828.242 343.588 119.364 1.291.194 1.737.016

jun-13
954.996 233.842 62.244 27.203 1.278.285 1.775.253 879.803 1.120.942 3.775.998 5.054.283

Var
617.469 185.784 33.816 -4.606 832.463 947.011 536.215 1.001.578 2.484.804 3.317.267

%
182,94% 386,58% 118,95% -14,48% 186,73% 114,34% 156,06% 839,10% 192,44% 190,98%

2

TOTAL

2 Fuente: La insostenible evolución de la deuda de la economía española. Carlos Sánchez Mato.

El endeudamiento privado ha crecido en los ocho años previos al estallido de la crisis a un ritmo rapidísimo ligado en gran medida a la burbuja inmobiliaria y que los prestamistas de nuestra economía ven complicado el recobro de las cantidades prestadas a entidades financieras, empresas y familias en un entorno de crecimiento económico muy limitado y con el valor de las garantías inmobiliarias en caída libre. A partir de 2007 son las administraciones públicas las que incrementan su deuda de manera muy rápida, recogiendo el testigo de los agentes privados. En este crecimiento de la deuda pública es clave la objetiva ilegitimidad que caracteriza al proceso de “socialización” de las pérdidas y el rescate de parte del sector privado (instituciones financieras) a cambio de lastrar a las Administraciones Públicas con descomunales compromisos para el futuro.
EVOLUCIÓN DE LA DEUDA POR PERÍODOS (DATOS EN MILLONES €)

Detalle
Administración central Comunidades autónom as Corporaciones locales Seguridad Social SUBTOTAL ADM INISTRACIONES PÚBLICAS Sociedades no financieras Hogares Sector financiero SUBTOTAL OTROS SECTO RES RESIDENTES TOTAL

2000
337.527 48.058 28.428 31.809 445.822 828.242 343.588 119.364 1.291.194

2007
340.701 86.161 46.195 28.994 502.051 2.076.449 935.742 1.074.820 4.087.011

Var
3.174 38.103 17.767 -2.815 56.229 1.248.207 592.154 955.456 2.795.817

%
0,94% 79,29% 62,50% -8,85% 12,61% 150,71% 172,34% 800,46% 216,53%

Detalle
Administración central Comunidades autónomas Corporaciones locales Seguridad Social SUBTOTAL ADMINISTRACIONES PÚBLICAS Sociedades no financieras Hogares Sector financiero SUBTOTAL OTROS SECTORES RESIDENTES TOTAL

2007
340.701 86.161 46.195 28.994 502.051 2.076.449 935.742 1.074.820 4.087.011 4.589.062

jun-13
954.996 233.842 62.244 27.203 1.278.285 1.775.253 879.803 1.120.942 3.775.998 5.054.283

Var
614.295 147.681 16.049 -1.791 776.234 -301.196 -55.939 46.122 -311.013 465.221

%
180,30% 171,40% 34,74% -6,18% 154,61% -14,51% -5,98% 4,29% -7,61% 10,14%

1.737.016

4.589.062

2.852.046

164,19%

Fuente: La insostenible evolución de la deuda de la economía española. Carlos Sánchez Mato.

Observatorio Justicia Fiscal Global 3

ATTAC Madrid

¿Qué hacemos con la deuda? Es imprescindible reseñar que al enorme crecimiento de las cifras totales de endeudamiento de la economía española, hay que añadir un elemento adicional de insostenibilidad por el enorme crecimiento tanto 3 de la deuda externa bruta como de la deuda externa neta . La inserción periférica en la Unión Europea, unido a la insuficiencia del ahorro interno, provoca a España una absoluta dependencia financiera externa que ha llevado al país a un punto muy cercano al colapso. Como se puede apreciar en la información que publica el Banco de España, son los agentes privados, especialmente las entidades financieras, los que han generado el desmesurado crecimiento de la deuda externa hasta el estallido de la crisis en el año 2007. Y son estos los que están en una situación de dependencia absoluta, solamente sostenida por la financiación de última instancia que proporciona el Banco Central Europeo. Es una evidencia que el rescate de España ya se ha producido. La operación ha consistido en el salvamento parcial de los acreedores privados por parte del Banco de España que se subroga en la deuda que las entidades financieras han contraído con el Banco Central Europeo. Pero esto no es más que una solución temporal por que la definitiva no se ha alcanzado aún. Únicamente se ha procedido a modificar la composición de la deuda responsabilizando al Banco de España de una cuarta parte de la misma pero sin que se haya reducido el peso que la misma tiene sobre el Producto Interior Bruto.

DEUDA EXTERNA(MILLONES €) 2.000.000 1.800.000 1.600.000 1.400.000 1.200.000 1.000.000 800.000 600.000 400.000 200.000 0 DEUDA EXTERNA BRUTA DEUDA EXTERNA NETA 2000 468.915 201.544 2001 533.770 242.518 2002 675.174 303.071 2003 775.767 354.254 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 jun-13

906.924 1.144.447 1.370.277 1.563.730 1.672.021 1.757.372 1.718.341 1.759.003 1.727.077 1.712.551 436.424 505.493 648.218 822.823 863.066 982.156 932.006 944.800 940.900 950.000

Fuente: La insostenible evolución de la deuda de la economía española. Carlos Sánchez Mato.

La comparación entre la variación media anual de la deuda y el crecimiento del Producto Interior Bruto refleja el agotamiento extremo al que ha llegado la economía española y la ineficiencia de la deuda contraída. Entre 2000 y 2012, la riqueza medida en términos de PIB se ha incrementado anualmente el 5,55% mientras que la deuda lo ha hecho el 16,45%. O dicho de otro modo, cada euro de crecimiento del PIB ha precisado de 2,96 euros de incremento de deuda de promedio. Independientemente de la necesidad de realizar análisis de sostenibilidad más detallados, parece incuestionable la progresiva divergencia entre el crecimiento
3 La deuda externa bruta, según definición del Fondo Monetario Internacional (FMI), comprende los saldos de todos los pasivos (deudas) frente a los no residentes. Estos pasivos darán lugar a pagos por amortización y por intereses. Incluye por lo tanto todo tipo de instrumentos financieros, salvo las participaciones en el capital de empresas y los derivados financieros. La deuda externa neta es el resultado de restar a la deuda externa bruta el valor de los activos que los residentes en España tienen en el exterior.

Observatorio Justicia Fiscal Global 4

ATTAC Madrid

¿Qué hacemos con la deuda? disparatado de los niveles de deuda y el crecimiento de la economía real. Si consideramos sostenible un crecimiento de la deuda en los mismos parámetros que el crecimiento de la riqueza en términos de PIB, podemos apreciar que la economía española está sobreendeudada en más de 2,2 billones de euros (un 44% de la deuda a finales de 2012). El problema no es exclusivo del Estado español. Ni siquiera podemos circunscribir los problemas de sobre-endeudamiento a los países de la denominada “periferia europea”. Se trata de un problema global que requerirá actuaciones multilaterales pero eso no debe de provocar ni escepticismo ni desánimo. No hay obstáculos técnicos cuya superación sea imposible si la voluntad política varía y corresponsabiliza a deudores y acreedores para alcanzar soluciones justas al desafío al que nos enfrentamos.

Observatorio Justicia Fiscal Global 5

ATTAC Madrid

¿Qué hacemos con la deuda?

2. Políticas de actuación paliativas para actuar sobre la deuda
Aunque en el capítulo introductorio se diagnostica el problema de la deuda como estructural y se plantea como imprescindible la reducción significativa del monto global de la misma, hay un marco ámplio de actuaciones políticas que mejorarían la posición ante los pasivos adeudados y limitarían su reproducción. Es decir, sin cuestionar la necesidad de actuar sobre el volumen de la deuda ni la ilegitimidad de origen de gran parte de la misma, es perfectamente factible actuar de manera simultánea con políticas fiscales, monetarias y actuaciones sobre el sector financiero.

2.1. Actuaciones sector financiero
La hipertrofia del sector financiero ha agudizado el problema del endeudamiento excesivo de los agentes económicos. La pretendida auto-regulación de los mercados financieros ha generado burbujas especulativas que, como en el caso español, han concentrado las inversiones de capital en sectores como el inmobiliario, las grandes infraestructuras y la internacionalización de las grandes compañías, con una deficiente asignación de recursos en otros ámbitos. Se impone una decidida actuación que evite en el futuro estos desequilibrios.

2.1.1. Mayor peso del Estado en el sector financiero
El Estado ha de ganar peso dentro del sector financiero, de forma que mediante un control político democrático pueda garantizar la correcta atención a los intereses colectivos. Facilitar la financiación del sector público y crear las condiciones para que los recursos puedan asignarse siguiendo criterios distintos a la rentabilidad financiera a corto plazo es clave para reactivar la economía, a la par que ayudaría a reorientar el modelo productivo. Para ello es imprescindible nacionalizar de manera permanente4 las cajas de ahorro y sus bancos participados para convertir a estas entidades en el embrión de una banca pública vinculada a las políticas 5 sociales y económicas . Además, todas las ayudas públicas directas o indirectas que hayan recibido el resto de las entidades financieras se transformarán en acciones públicas con derechos políticos que conllevarán una modificación sustancial de las pautas de actuación que establezcan criterios de transparencia, utilidad social y racionalidad en la concesión de créditos.

2.1.2. Separación de banca de inversión de banca de depósitos y limitación al tamaño de entidades bancarias
La conversión de las ayudas en capital supondrá la nacionalización de la mayor parte del sector bancario pero la existencia de entidades financieras privadas, ya sean con ánimo de lucro, cooperativas de crédito o banca ética, precisan de una estricta separación entre la banca de inversión y la banca de depósito. Es imprescindible preservar y garantizar los ahorros de la ciudadanía y por ello, las entidades privadas deberán estar obligadas a mantener niveles de solvencia suficientes para no poner en riesgo los mismos. Asímismo, solo con la limitación de tamaño de las entidades bancarias que sigan bajo control privado, se podrán prevenir la existencia de futuras crisis financieras y evitar los perniciosos efectos de contagio y riesgo sistémico para el conjunto de la 6 economía en el futuro .

Es inaceptable la utilización de recursos financieros públicos para sanear entidades financieras privadas y, después de su salvamento, privatizarlas.
5 6

4

Documento aprobado por ATTAC España sobre banca pública como alternativa para una salida social a la crisis.

El sector bancario europeo en su conjunto es “demasiado grande para quebrar”. Los activos de los bancos superan el 350% del PIB de la Unión Europea. Únicamente con la quiebra de uno de las 30 entidades de mayor tamaño causaría el colapso del conjunto del sistema financiero. Mientras haya bancos privados con este tamaño será imposible superar una crisis financiera.

Observatorio Justicia Fiscal Global 6

ATTAC Madrid

¿Qué hacemos con la deuda?

2.1.3. Unión Bancaria Europea
De igual forma y dada la interconexión entre las entidades financieras privadas, es imprescindible adoptar las medidas legales y presupuestarias necesarias para que, a nivel europeo, se establezcan las normas de supervisión conjunta de las entidades bancarias privadas. Además de la consideración homogénea de las exigencias de control y transparencia, se tendrían que adoptar los mecanismos de funcionamiento en caso de desequilibrios patrimoniales de las entidades para proteger y salvaguardar los ahorros de los depositantes. En todo caso, el sistema europeo de garantía de depósitos de las entidades privadas, tendrá que dotarse con contribuciones específicas de las mismas sin recurrir a la protección pública de dichos ahorros.

2.1.4. Políticas impositivas sector financiero (Controles de cambio, ITF etc.)
La experiencia de los últimos años evidencia que es necesario y urgente regular el sector financiero de forma que permita canalizar capitales hacia el sector público y hacia usos sociales productivos en unas condiciones ajenas a las del mercado. Para ello son necesarios controles de capitales que eviten la libre movilidad de los flujos financieros, de modo que sea posible contar con suficiente financiación doméstica, tipos de interés nominales próximos a cero (inferiores a la inflación, para que garanticen tasas reales negativas) que faciliten una pérdida de valor de las deudas acumuladas; mayores impuestos sobre los rendimientos de capital y las transacciones financieras, que desincentiven operaciones especulativas; la colocación de volúmenes significativos de deuda pública no negociable entre las instituciones financieras domésticas, o la obligatoriedad de suscripción de dicha deuda, lo cual abarataría la financiación recibida por el sector público; también es necesario poner bajo el control público eficaz y transparente a todos los establecimientos financieros, por lo que deben eliminarse los paraísos fiscales.

2.2. Actuaciones monetarias y de equilibrio europeo
El estado español forma parte de la Unión económica y monetaria europea y ha cedido por tanto su soberanía en este aspecto. Sin embargo, esta realidad no impide actuaciones directas e indirectas para modificar las políticas monetarias que se aplican desde las instituciones europeas. Las políticas monetarias son imprescindibles para mitigar el coste financiero de la deuda de los estados y para algunas de ellas no se precisa la modificación de los tratados (como es el caso de acceso directo por parte de los bancos públicos a la financiación del Banco Central Europeo)7.

2.2.1. Compra de deuda por parte del Banco Central Europeo
A corto plazo, y como medida urgente, el Estado debería encontrar la fórmula de financiar sus déficits al margen de los mercados financieros. En el caso español, existe ya una banca pública que, puede refinanciarse a través del BCE, y que compraría la deuda pública en el mercado primario de emisión a tipos de interés similares a los oficialmente marcados por el BCE. Esto reduciría enormemente el problema de la carga financiera de la misma, 8 que ya vimos que es una de las grandes causas de la actual crisis fiscal . Sin una medida de este tipo, que nos blinde temporalmente de los mercados financieros, un posible gobierno que decidiese aplicar una política económica como la que aquí se señala se vería rápidamente chantajeado por los ataques de los inversores financieros. En este sentido, debería modificarse el artículo del BCE que prohíbe la monetización de la deuda pública. Estas medidas resultarían mucho más efectivas si pudieran coordinarse a escala europea.

7 8

Iniciativa Roosevelt 2012

El sobrecoste soportado en 2012 por las Administraciones Públicas superó los 25.000 millones de euros, es decir, la tercera parte del déficit excluído el coste del rescate bancario.

Observatorio Justicia Fiscal Global 7

ATTAC Madrid

¿Qué hacemos con la deuda?

2.2.2. Mutualización de deudas europeas: Los “Eurobonos”
La emisión de bonos europeos en vez de bonos nacionales permitiría refinanciar las deudas de los países periféricos a tipos de interés más reducidos. Esta medida no es en sí misma una solución a los problemas de deuda en la zona euro; pero sí resultaría eficaz para atajar los problemas de financiación a corto y medio plazo de los Estados más endeudados, lo que permitiría desactivar las políticas de austeridad fiscal. La mutualización de la deuda debería ir acompañada de un plan de estímulo fiscal continental basado en un potente presupuesto fiscal federal que permitiese transferencias interterritoriales de renta suficientes para propiciar la recuperación y el consiguiente desendeudamiento, así como la convergencia productiva entre países. Los tratados institucionales actuales de la UE y la zona euro deben ser renegociados desde su misma base, de forma que incorporen mecanismos de solidaridad interterritorial efectiva.

2.2.3. Mecanismos que actúen sobre los desequilibrios externos
Frente a la estrategia de devaluación interna que se basa en que cada país trate de “exportar más que su vecino”, debería articularse un mecanismo que permitiera equilibrar los saldos comerciales y financieros externos de las economías europeas y, al mismo tiempo, contribuyera a incrementar la demanda agregada. Así, sería posible reducir progresivamente los déficit de las economías periféricas y, con ello, sus elevados niveles de endeudamiento, impulsando el crecimiento.

2.3. Actuaciones fiscales
Las políticas fiscales que someramente se exponen a continuación, situarían en una posición mejor a los agentes económicos endeudados para afrontar los compromisos contraídos. Familias, empresas y administraciones públicas mejorarían su capacidad de repago con políticas fiscales expansivas combinadas con una reforma fiscal progresiva que gravara en mayor medida el capital en vez de las rentas del trabajo.

2.3.1. Políticas fiscales expansivas
Las políticas basadas en la mal llamada austeridad, sumen a la economía en una espiral recesiva: en la medida en que se agudiza la escasez de demanda, perjudica a la actividad productiva, así como la generación de empleo y la recaudación fiscal, reforzando la crisis económica y con ella los problemas de sobreendeudamiento público y privado. En un contexto donde todos los agentes privados –hogares y empresas– están tan endeudados, únicamente el Estado puede actuar como motor económico. La ruptura de la dinámica recesiva pasa por revertir la austeridad, impulsando políticas expansivas y bien orientadas de gasto público que deberían ser útiles para reactivar la economía, generar empleo, aumentar la calidad de vida de la población y colaborar en la necesaria redefinición de nuestro modelo productivo.

2.3.2. Reforma fiscal progresiva
Es imprescindible poner en marcha una reforma fiscal profunda, ambiciosa y muy progresiva. Actualmente la carga fiscal está muy por debajo de la media comunitaria y el fraude en niveles muy superiores, por lo que hay mucho margen para incrementar los recursos que se obtienen por esta vía. El criterio, además, ha de ser muy progresivo, gravando proporcionalmente más a los grupos sociales que más renta y patrimonio poseen.

Observatorio Justicia Fiscal Global 8

ATTAC Madrid

¿Qué hacemos con la deuda?

2.3.3. Política de rentas: Estímulo de la demanda
La estrategia impuesta por la Troika, basada además de en la austeridad en la mejora de la competitividad externa –vía reducción salarial– de las economías endeudadas, no sólo es antisocial, sino también ineficaz. Por un lado, dado que se basa en ganar competitividad a costa de los socios comerciales, difícilmente puede resultar eficaz para todos los países de la zona euro, donde dos tercios del comercio internacional es intracomunitario. Por otro, no tiene en cuenta que los salarios no son sólo un coste, son también la base de la demanda de consumo, por lo que su reducción coordinada a nivel europeo determina una fuerte caída de la demanda interna y externa de las economías. Es por tanto necesario terminar con las políticas de devaluación interna, derogando las últimas reformas laborales, reforzando legalmente la negociación colectiva, y poniendo en marcha una nueva política de rentas que recupere los salarios y así la demanda de la mayoría de la población.

Observatorio Justicia Fiscal Global 9

ATTAC Madrid

¿Qué hacemos con la deuda?

3. Políticas de reducción de la deuda
Las políticas fiscales, monetarias y control del sector financiero no solucionan el problema del enorme volumen de deuda ya contraída por los agentes económicos. Abordarlo requerirá plantear, además de aspectos relacionados con los plazos de su devolución o las condiciones financieras de los préstamos, un enfoque de reducción de la deuda tanto pública como privada. Cuando se plantea la alternativa de las quitas de deuda, el discurso económico ortodoxo suele indicar que reducir el monto del importe adeudado supondría la quiebra de la seguridad jurídica además de consecuencias dramáticas que provocarían un efecto contrario al deseado. Se considera que no son extensibles al sector público o las familias, los mecanismos legales y económicos para arbitrar las quiebras cuando ocurren en el ámbito empresarial. En definitiva, “las deudas hay que pagarlas” y no hay solución que no pase por encima de dicho axioma. Sin embargo, la experiencia histórica demuestra que no ha sido precisamente esa la práctica utilizada para resolver los problemas de sobre-endeudamiento9. Más aún, la adopción tardía de medidas en la dirección de reducir de manera suficiente el importe de las deudas para adecuarlas a la capacidad de pago, han tenido 10 consecuencias dramáticas para la estabilidad política . Es evidente que, las políticas de reducción de deuda son las únicas realmente efectivas cuando el sobreendeudamiento bloquea la capacidad de pago de los agentes económicos. Hasta las instituciones financieras multilaterales (Fondo Monetario Internacional) empiezan a lanzar el claro mensaje de que es imprescindible realizar procesos de reducción de la deuda pública, ligando este proceso al establecimiento de algún tipo de imposición directa extraordinaria sobre el patrimonio que tuviera como destino la cancelación parcial de deuda 11 pública . Pero además de la insostenibilidad técnica de la deuda y la evidencia que las políticas implementadas hasta ahora estimulan el círculo vicioso que aleja cada vez más el objetivo pretendidamente buscado, hay que tener en cuenta que el proceso de sobre-endeudamiento ha ido acompañado de decisiones políticas que 12 cuestionan la legitimidad de esa deuda. Entendemos por deuda ilegítima toda aquella que vulnera los derechos humanos, sociales, económicos, culturales y medio-ambientales de gran parte de la población en favor de los intereses de una minoría. La definición de una deuda como ilegítima es independiente de la organización política del Estado que la contrae, sea éste una dictadura o un gobierno constitucionalmente elegido en las urnas. En este caso, su impago no obedece a cuestiones legales, sino al carácter injusto y moralmente ilegítimo de una deuda que genera grandes desigualdades y va en contra del bien común. Pero uno de los argumentos que más evidencia la ilegitimidad del rescate a la banca y del aumento consecuente de la deuda pública, son las consecuencias sociales, económicas y políticas de su ejecución. De esta manera, se ha llegado a un estado de emergencia social, un estado de necesidad, en el que el pago de la deuda impide el gasto social de primera necesidad, causando el empobrecimiento de la población, el 25% de la población se encuentra en riesgo de caer en la pobreza. En esta situación, continuar con la transferencia de
9 Hay múltiples experiencias de condonación de deudas (Alemania en 1953, países latinoamericanos con la aplicación del Plan Brady, la Iniciativa HIPC, Irak, etc). En el libro de Williams K.C, Le Droit International et les obligations financières internationales qui naissent d’un contrat, se recogen múltiples ejemplos históricos de quitas de deuda que van desde el siglo X a JC con el rey Salomón hasta las operaciones de este tipo planteadas por diversos monarcas de la época del Renacimiento como Eduardo III de Inglaterra o Felipe II de España.

En 1932 en la Conferencia de Lausana, se acuerda que Alemania suspenda los pagos por reparaciones de guerra hasta su recuperación. Se acepta la “capacidad de pago” como principio pero es evidente que estas disposiciones se tomaron demasiado tarde y no evitaron el ascenso del nacionalsocialismo al poder.
11

10

Informe sobre vigilancia fiscal Octubre 2013. Fondo Monetario Internacional. Plataforma de Auditoría Ciudadana de la Deuda 2013

12

Observatorio Justicia Fiscal Global 10

ATTAC Madrid

¿Qué hacemos con la deuda? recursos a la élite política, así como el pago de la deuda pública, se convierte en un hecho completamente ilegítimo, que está vulnerando los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales de la población. Así mismo, la presión llevada a cabo por los acreedores internacionales está interfiriendo en la soberanía de la población. Instituciones supranacionales no democráticas, controladas por las élites financieras, como son CE, BCE y el FMI, presionaron al gobierno central para que modificara la constitución y ascendieran a rango constitucional el pago prioritario de la deuda sobre cualquier otro gasto público. Así, en 2011, los partidos mayoritarios de PP y PSOE, modificaron el artículo 153 de la Carta Magna, sin consultarlo previamente a la ciudadanía y sin que formara parte de su programa electoral. Pero la pérdida de soberanía no ha qued allí, en julio 2012, el estado aceptó el rescate ofrecido por el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), otra institución intergubernamental, de carácter no democrático, que puso a disposición del gobierno una línea de crédito de 100.000 millones de euros, con lo que cubrir las necesidades de recapitalización de las entidades financieras españolas. Hasta el momento, el estado ha utilizado 40.000 millones de euros, los cuales han ido en beneficio de bancos y cajas españolas, aunque el compromiso de reembolso de dichos fondos ha sido asumido por el estado, un ejemplo claro de transformación de deuda privada en deuda pública. Sin embargo, el rescate del MEDE tiene implicaciones políticas mayores. Con objeto de garantizar la devolución del préstamo, esta institución obligó al estado a firmar un acuerdo denominado, Memorandum de Entendimiento, donde se recogen clausulas que condicionan, no solo la política de regulación del sistema financiero, sino también la política fiscal y laboral. La reducción del déficit público a través de la reducción del gasto público, las privatizaciones de servicios públicos básicos, la subida de impuestos regresivos como el IVA, la flexibilización del mercado laboral, a base de reducciones salarial y precarización de derechos laborales, forman parte de las condiciones que debe cumplir el gobierno por haber aceptado el rescate. Es decir, las políticas que dan forma a nuestra realidad social ya no son elegidas por población a través de la votación de un determinado programa político, sino que las imponen organizaciones supranacionales, dominadas por los acreedores financieros internacionales, que las orientan bajo el único propósito de redirigir todos los recursos de la economía al pago de la deuda privada que se está transformando en pública. Pagar la deuda a costa de la soberanía política de los pueblos supone un acto completamente ilegítimo. Por todo ello, dado que antes o después habrá que abordar un proceso de quitas de la deuda existente, debiera realizarse un riguroso análisis de la legitimidad de la misma para que el reparto de cargas de la reducción sea adecuado y justo desde el punto de vista social.

3.1. Determinación de la legitimidad de la deuda
Diversos colectivos ciudadanos proponen procesos de auditoría ciudadana como un mecanismo al alcance de toda la población para analizar de manera crítica la política de endeudamiento llevada a cabo por las autoridades de nuestro país, así como el impacto de esta política sobre la población. El objetivo es evitar que el proceso se limite a un análisis de expertos de datos financieros y propone un análisis más amplio y profundo que abarca desde los recortes en los derechos fundamentales de los ciudadanos, en el medio ambiente y la falta de transparencia, hasta el derecho de control que tienen los ciudadanos sobre aquellos que gobiernan, y promover con ello una participación más activa en los asuntos públicos. Un proceso por el que recobremos el control sobre nuestra economía y nuestras vidas, sobre el modo en que producimos, el modo en que consumimos y en definitiva nos relacionamos. Se trata de un proceso para, colectivamente, comprender cómo hemos llegado hasta la situación actual, qué impactos económicos, sociales, culturales, ambientales, de género y políticos ha tenido el proceso de endeudamiento. Sólo a través de esta comprensión colectiva podemos, desde una ciudadanía informada, proponer alternativas que realmente
13 13

Entre ellos la Plataforma de Auditoría Ciudadana de la Deuda (PACD) y la Red Europea de ATTAC.

Observatorio Justicia Fiscal Global 11

ATTAC Madrid

¿Qué hacemos con la deuda? respondan a las necesidades e intereses de la población (y no de los mercados, las élites económicas y los acreedores). El objetivo no es tan sólo dirimir entre deudas legítimas e ilegítimas, sino denunciar un sistema financiero y un funcionamiento de las instituciones supuestamente democráticas que atenta contra el bienestar y los derechos de la población, a la vez que nos debe permitir construir nuevos modos para evitar caer de nuevo en 14 endeudamientos ilegítimos . En todo caso, el proceso debiera contar con la participación del Parlamento y las organizaciones sindicales para conseguir un consenso lo más amplio posible.

3.2. Proceso de reducción de la deuda
Teniendo en cuenta los factores de la ilegitimidad e insostenibilidad de la deuda, habría que proceder a la reestructuración y reducción mediante quitas de las deudas existentes. Las actuaciones en este sentido tienen 15 que tener un carácter integral y global y establecer las consecuencias derivadas de las mismas .

3.2.1. Deuda pública
Los pasivos de las Administraciones Públicas se han duplicado desde el estallido de la crisis. Una parte considerable de ese incremento se puede atribuir al rescate del sector financiero y a la transformación de la deuda privada del mismo en deuda pública. Eso ha llevado a que para satisfacer las exigencias de los acreedores, todos los recursos públicos se canalicen hacia el pago de la deuda, a través de las políticas de recorte, austeridad y privatizaciones, en lugar de utilizarse para cubrir las necesidades y garantizar los derechos de la población. Desde el punto de vista de la ilegitimidad no solamente esas cantidades debieran ser susceptibles de realizar una quita ya que existen rubros considerables que también debieran tomarse en consideración (sobrecoste financiero pagado por el Estado, obras faraónicas etc). Desde el punto de vista de la sostenibilidad económica, la reducción de la deuda pública debiera situar la 16 misma en un máximo del 60% del PIB . Para establecer los efectos sobre los acreedores de una quita sobre la deuda pública, hay que tener en cuenta en quien recaería la carga de dicho proceso. Según los datos a finales de 2012, hay un 19% del total de pasivos de las Administraciones Públicas que se adeudan a otras Administraciones Públicas por lo que no tendría ningún sentido reestructurar esos rubros (fondo de reserva de la Seguridad Social por ejemplo). Las instituciones financieras monetarias (entidades de crédito residentes) son acreedoras del 34% de la deuda pública, las instituciones no monetarias (fondos de inversión, fondos privados de pensiones, seguros etc) acumulan el 10%, empresas e inversores no residentes el 29%, sociedades no financieras residentes el 5% y familias españolas el 3%.

14 “Escapar de la trampa de la deuda supone finalizar políticas de austeridad y establecer auditorías de la deuda que conduzcan a cancelaciones de la deuda. Bancos y actores privados deben responsabilizarse de su parte de pérdida”. Red Europea de ATTAC.

Plantear una quita a la deuda pública o a la privada exige una actuación global para paliar las consecuencias de la quiebra desordenada de los prestamistas (entidades financieras, fondos de inversión o pensiones y particulares).
16 Aunque todo el proceso de integración europea subordina los intereses de los ciudadanos a los de los mercados financieros, el ratio de sostenibilidad de la deuda pública (60% sobre el PIB) marcado en el Pacto de estabilidad y crecimiento, puede ser utilizado como indicador de referencia.

15

Observatorio Justicia Fiscal Global 12

ATTAC Madrid

¿Qué hacemos con la deuda?

Deuda Total AAPP por acreedores (incluyendo valores distintos de acciones, préstamos, otras cuentas a pagar) Deuda millones euros diciembre-12 % s/Total

Sociedades no financieras Entidades de crédito Instituciones financieras no monetarias (Fondos Inversión, pensiones) Administraciones Públicas Familias y hogares Resto del mundo DEUDA TOTAL

61.683 393.212 123.091 226.020 35.924 337.623 1.177.553

5,24% 33,39% 10,45% 19,19% 3,05% 28,67% 100,00%

Fuente: Cuentas financieras de la economía española Banco de España

Desde un punto de vista técnico, sería factible la realización de una quita suficiente haciéndola recaer sobre 17 instituciones financieras monetarias y no monetarias e inversores no residentes .

3.2.2. Deuda de las familias
Las familias y hogares adeudaban a final de 2012 un total de 901.430 millones de euros . Los acreedores fundamentales son las entidades de crédito residentes. El proceso de quita tendría que afectar a las deudas hipotecarias que incluyan claúsulas abusivas y/o engañosas además de las derivadas del proceso de sobretasación que acompañó gran parte de los préstamos contraídos. Únicamente se debiera incluir el endeudamiento derivado de la adquisición de vivienda habitual y teniendo en cuenta el nivel de renta de la 19 familia sobre-endeudada .
Deuda Total familias por acreedores (incluyendo préstamos y otras cuentas a pagar) Deuda millones euros diciembre-12 % s/Total
18

Sociedades no financieras Entidades de crédito Instituciones financieras no monetarias (Fondos Inversión, pensiones) Administraciones Públicas Resto del mundo DEUDA TOTAL

13.936 842.286 23.869 18.404 2.935 901.430

1,55% 93,44% 2,65% 2,04% 0,33% 100,00%

Fuente: Cuentas financieras de la economía española Banco de España
17 Un 50% de reducción sobre estas instituciones supondría una reducción de 426.963 millones de euros. Efectos y consecuencias de una quita sobre la deuda. Sánchez Mato C.

18 19

En 2008, con la crisis iniciada, solamente el 50,1% de los hogares tenían algún tipo de deuda. La gran estafa. Alberto Garzón

Las estimaciones de esa quita se aproximarían a los 250.000 millones de euros. Efectos y consecuencias de una quita sobre la deuda. Sánchez Mato C.

Observatorio Justicia Fiscal Global 13

ATTAC Madrid

¿Qué hacemos con la deuda?

3.2.3. Deuda de las instituciones financieras
Las instituciones financieras adeudaban a final de 2012 un total de 1,2 billones de euros. Los acreedores 20 fundamentales son las instituciones monetarias con más del 60% del total. Fundamentalmente la quita tendría que afectar a la deuda en poder del Banco Central Europeo y a los inversores no residentes21.

Deuda por acreedores (incluyendo préstamos, valores distintos de acciones y otras cuentas a pagar) Deuda Instituciones financieras (millones euros) diciembre-12 % s/Total

Sociedades no financieras Instituciones monetarias Familias Administraciones Públicas Resto del mundo DEUDA TOTAL

48.948 745.590 52.599 2.925 387.042 1.237.104
Fuente: Cuentas financieras de la economía española Banco de España

3,96% 60,27% 4,25% 0,24% 31,29% 100,00%

3.2.4. Deuda de las sociedades no financieras
Las empresas no financieras adeudaban a final de 2012 un total de 1,86 billones de euros. Los acreedores fundamentales son las instituciones financieras (45,89% del total), seguido por otras sociedades no financieras (29,97%). Dado que los procedimientos legales para la reducción de deuda funcionan en el marco de la ley concursal, únicamente serían susceptibles de establecer mecanismos de reducción de deuda en pequeñas y medianas empresas con algún tipo de condición adicional ligado al mantenimiento del empleo y restricción al 22 pago de dividendos .
Deuda por acreedores (incluyendo préstamos, valores distintos de acciones y otras cuentas a pagar) Deuda Empresas no financieras (millones euros) diciembre-12 % s/Total

Sociedades no financieras Instituciones monetarias Familias Administraciones Públicas Resto del mundo DEUDA TOTAL

557.864 854.272 24.635 57.853 366.840 1.861.464

29,97% 45,89% 1,32% 3,11% 19,71% 100,00%

Fuente: Cuentas financieras de la economía española Banco de España

20 La deuda con el Banco Central Europeo ascendía a 357.293 millones de euros aunque en el mes de agosto de 2013, se había reducido hasta los 250.000 millones de euros.

Una quita de la totalidad de la deuda con el Banco Central Europeo y del 50% de la deuda con inversores no residentes supondría 443.521 millones de euros. Efectos y consecuencias de una quita sobre la deuda. Sánchez Mato C.
22

21

Efectos y consecuencias de una quita sobre la deuda. Sánchez Mato C.

Observatorio Justicia Fiscal Global 14

ATTAC Madrid

¿Qué hacemos con la deuda?

3.3. Efectos de la reducción de la deuda
La realización de un proceso de quita supondría una clara redistribución de riqueza entre acreedores y deudores y supondría un avance en el reconocimiento de la responsabilidad compartida en el proceso de sobreendeudamiento de los agentes económicos. En todo caso, dependiendo de las opciones adoptadas a la hora de aplicar las quitas, los acreedores sufrirían fuertes quebrantos por lo que es imprescindible contemplar los efectos en cadena que inevitablemente se producirían. Fundamentalmente la operación conllevaría la necesidad inmediata de recapitalización del sector bancario que conduciría a su nacionalización si los 23 accionistas privados no sufren las consecuencias de la inadecuada gestión realizada . En definitiva, el objetivo es “escapar de la trampa de la deuda” tal y como viene exigiendo la Red Europea de ATTAC en su defensa de los principios básicos que permitan la liberación de la sociedad de la dominación de 24 los mercados financieros . Pero la reducción de la deuda no sería suficiente para evitar su reproducción. El proceso de reducción de deuda conllevaría una profunda redistribución de la riqueza con efectos no neutrales. Supondría, por tanto, una herramienta política que, además de servir para lograr la sostenibilidad de la deuda, permitiría poner de manifiesto la existencia de una gran parte de deuda ilegítima e identificar las alternativas políticas necesarias para cambiar el modelo económico, político y social, que nos ha llevado a esta crisis de sobreendeudamiento. Luchar por la implantación efectiva de estas alternativas, es tan importante como alcanzar el objetivo de reducción de la deuda, ya que si no modificamos el modelo que nos trajo a esta situación, la historia volverá a repetirse en el futuro.

3.3.1. Actuaciones políticas
• Una transformación social y política para que la soberanía sea recuperada por el pueblo, caminando hacia una verdadera democracia popular, donde las ciudadanas no seamos meras electoras y espectadoras. Extensión de modelos alternativos que garantizan la participación ciudadana en las decisiones políticas, se trata de herramientas de transparencia o de las consultas populares y referéndum para todas las cuestiones que afecten a la vida de las ciudadanas, potenciando de este modo la democracia directa. Una separación real entre la política y el mundo empresarial privado, así como un aumento de la transparencia en los órganos de representación políticos.

Un proceso de quita para devolver el monto de la deuda a términos sostenibles, supondría al menos la eliminación del 25% de los pasivos que existían en diciembre de 2012, es decir 1,29 billones de euros. Siguiendo este criterio, las entidades bancarias residentes sufrirían un quebranto superior a los 617.460 millones de euros pero lo compensarían con la reducción de sus obligaciones en 443.521 millones de euros por lo que el quebranto neto sería de 173.939 millones de euros. Los inversores no residentes perderían 362.333 millones de euros, el Banco Central Europeo 250.000 millones de euros y las instituciones no monetarias (fondos de inversión y de pensiones privados) 61.546 millones de euros. Lógicamente este proceso supondría la nacionalización inmediata del sistema bancario que ya estaba en quiebra antes de la realización del mismo y una profunda redistribución de la riqueza. Efectos y consecuencias de una quita sobre la deuda. Sánchez Mato C. Comunicado de la Red Europea de ATTAC: Siete principios para liberar nuestras sociedades de la dominación de los mercados financieros.
24

23

Observatorio Justicia Fiscal Global 15

ATTAC Madrid

¿Qué hacemos con la deuda?

3.3.2. Actuaciones económicas
• • • • Un cambio del modelo productivo, y desarrollo de la economía real frente a la financiera, y de una economía al servicio de las personas y no del dinero. Donde se asuman los límites materiales del planeta y las necesidades de cuidado de las personas. Lucha decidida y eficaz contra el fraude fiscal, así como la eliminación de los paraísos fiscales. Una política de gasto público expansiva, centrada en garantizar el bienestar de la población, la igualdad de género y un modelo productivo respetuoso con el medio-ambiente y con el que se recupere la soberanía productiva. Implantación de una renta básica para todas las personas.

Observatorio Justicia Fiscal Global 16

ATTAC Madrid

¿Qué hacemos con la deuda?

4. Bibliografía
-Qué hacemos con la deuda. Ed. Akal. Bibiana Medialdea (coord.). -Siete principios para liberar nuestras sociedades de la dominación de los mercados financieros. Red Europea de ATTAC -La gran estafa. Ed. Destino. Alberto Garzón -¿Por qué no debemos pagar la deuda?. V.V.A.A. Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda -Las deudas ilegítimas. F. Chesnais. -Iniciativa Roosevelt 2012. -La evolución de la deuda pública en España desde el inicio de la crisis. Boletín Económico Julio 2013 Banco de España. -La deuda externa. Aspectos jurídicos del endeudamiento internacional. Rafael Zafra Espinosa de los Monteros -Europa en deuda. Gobernanza económica europea y crisis de la deuda. Fundación 1º de Mayo -Informe sobre vigilancia fiscal octubre 2013. Fondo Monetario Internacional -Rescates bancarios y sobreendeudamiento. Carlos Sánchez Mato https://www.dropbox.com/s/yl34iq013rlfwtk/Rescate%20bancario%20y%20sobreendeudamiento.pdf -Las ayudas públicas al sector financiero español. 2012 Carlos Sánchez Mato. https://www.dropbox.com/s/2nw7o9viwialq01/Ayudas%20p%C3%BAblicas%20sector%20financiero%20espa%C3%B 1ol%20Diciembre%202012.pdf -El banco malo: Historia de una estafa inútil. 2013 Carlos Sánchez Mato. https://www.dropbox.com/s/tc9vrxugj2coucg/bancomalo2013.pdf -Insuficiencias de la nueva directiva europea para rescates bancarios. 2013 Carlos Sánchez Mato. https://www.dropbox.com/s/42hbfzsqhz7sr3x/DirectivaUE.pdf -La insostenible evolución de la deuda de la economía española. 2013 Carlos Sánchez Mato. https://www.dropbox.com/s/yjs3qt1wnxgm3s2/Deuda%20economia%20espa%C3%B1ola%202012.pdf -Cuentas financieras trimestrales de la economía española. Banco de España https://www.bde.es

Observatorio Justicia Fiscal Global 17

ATTAC Madrid

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful