You are on page 1of 17

COMUNICACIÓN PATOLÓGICA Cap.

3 I Imposibilidad de no comunicarse Los esquizofrénicos se comportan como si trataran de negar que se comunican y luego encuentran necesario negar también que esa negación constituye en sí misma una comunicación. Es igualmente posible que el paciente dé la impresión de querer comunicarse aunque sin aceptar el compromiso inherente a toda comunicación. Un lenguaje que obliga al interlocutor a elegir entre muchos significados que son distintos que incluso pueden resultar incompatibles entre sí. Así se hace posible negar cualquier aspecto de un mensaje o todos sus aspectos. Aun cuando su ase eración est! condensada de tal modo que hace imposible todo reconocimiento inmediato" constituye una descripción coherente de la situación paradójica en la que se encuentra. La situación opuesta corrompe su estilo directo de comunicación. El intento de no comunicarse puede e#istir en cualquier otro conte#to en que se desea e itar el compromiso inherente a toda comunicación. Las moti aciones respecti as de los indi iduos carecen de importancia. $eacciones posibles% 1.- ec!a"o de la comunicaci#n. $.- Acep%aci#n de la comunicaci#n. 3.- &escali'icaci#n de la comunicaci#n( puede comunicarse de modo tal que su propia comunicación o la del otro quedan in alidadas. Autocontradicciones" incongruencias" cambios de tema" tangencializaciones" oraciones incompletas" malentendidos" estilo oscuro o manierismos idiom!ticos" interpretaciones literales de la met!fora e interpretación metafórica de las e#presiones literales" etc. &e siente incómodo al responder" pero también siente que debe responder. 'esde el punto de ista comunicacional no hay una diferencia esencial entre la conducta de un indi iduo normal y la de un indi iduo mentalmente perturbado que se encuentra en idéntico dilema% ninguno de los dos puede abandonar el campo" ninguno puede no comunicarse" pero probablemente por razones propias tiene miedo o no desean hacerlo. En el e#tremo clínico del espectro de la conducta" la comunicación (conducta) *alienada+ no es necesariamente la manifestación de una mente enferma" sino quiz! la ,nica reacción posible frente a un conte#to de comunicación absurdo o insostenible. ).- *l s+n%oma como comunicaci#n( la técnica de recurrir a la fuerza de moti os que est!n m!s all! del propio control" sigue ofreciendo una falla% A sabe que est! enga-ando al otro. .ero la *treta+ comunicacional se uel e perfecta cuando una persona logra con encerse a sí misma de que se encuentra a merced de fuerzas que est!n m!s all! de su control y se libera así de la censura por parte de los *otros significati os+ y de los remordimientos de su propia conciencia. La teoría de la comunicación concibe un síntoma como un mensaje no erbal% no soy yo quien quiere o no quiere hacer esto" sino algo fuera de mi control. II *s%ruc%ura de ni,eles( con%enido - relaci#n 'esacuerdo en el ni el metacomunicati o (relacional)" pero trata de resol erlo en el ni el del contendido" donde el desacuerdo no e#istía" cosa que los conduce a pseudodesacuerdos. /ientras que para el terapeuta la monótona redundancia de los pseudodesacuerdos se hace e idente con bastante rapidez" los protagonistas suelen erlos como algo aislado y totalmente nue o" por la simple razón de que las cuestiones pr!cticas y objeti as que se discuten pueden tener su origen en una amplia gama de acti idades. 0ariaciones posibles% 1.- En el mejor de los casos" los participantes concuerdan con respecto al contenido de sus comunicaciones y a la definición de su relación. $.- En el peor de los casos est!n en de acuerdo con respecto al ni el del contenido y también al de relación. 3.- Entre ambos e#tremos hay formas mi#tas%

En el discurso a ni el metacomunicacional cabría considerar que se trata" al menos teóricamente" de un regetrio ad infinitum" aunque por moti os de orden pr!ctico debe suponerse que resulta imposible manejar mensajes de un orden m!s alto de abstracción.uede ser un intento por resol er un problema relacional en el ni el del contenido (donde no e#iste) o una reacción frente a un desacuerdo objeti o con una ariación del reproche b!sico (*si me amaras" no me contradecirlas+). En el ni el relacional las personas no comunican nada acerca de hechos e#ternos a su relación" sino que proponen mutuamente definiciones de esa relación" y por implicación" de sí mismos.&e'inici#n del sel' . El desacuerdo puede surgir en cualquiera de los dos ni eles" y ambas formas dependen una de la otra. Así" para tomar un punto de partida arbitrario" la persona . P0rdida de mismidad" una traducción del término *alienación+. puede ofrecer a la otra" 5" una definición de sí misma. d.eles de percepci#n in%erpersonal( las respuestas posibles por parte de 5 (confirmación" rechazo o desconfirmación) tienen un denominador com. 1iertas formas de rechazo pueden incluso ser constructi as. 1. b) ec!a"o( presupone por lo menos un reconocimiento limitado de lo que se rechaza y" por ende" no niega necesariamente la realidad de la imagen que . &i en lógica formal se identificaran la confirmación y el rechazo del self dentro con los concepto de erdad y falsedad" respecti amente" entonces la desconfirmación correspondería al concepto de indeterminación" que pertenece a un orden lógico distinto.. . 4al como la obser amos en la comunicación patológica" la desconfirmación ya no se refiere a la 0 o 7 (si e#isten tales criterios) de la definición que . Los participantes est!n en desacuerdo en el ni el del contenido" pero ello no perturba su relación. a) Con'irmaci#n( 5 puede aceptar (confirmar) la definición que . /ientras el rechazo equi ale al mensaje% *est!s equi ocado+" la desconfirmación afirma *t. Es este hecho" el acuerdo en el ni el del contenido" lo que e identemente ubica el desacuerdo en el ni el relacional" en otras palabras" en el campo metacomunicacional..Ni. da de sí mismos probablemente el factor que m!s pesa en el desarrollo y la estabilidad mentales. 2adie pone en duda el alor de erdad de la ase eración3 de hecho" ésta no transmite información alguna ya que lo que afirma en el ni el del contenido es conocido por ambos participantes. Ahora bien" cabe se-alar que también . Es inherente a la naturaleza de la comunicación humana el hecho de que e#istan tres respuestas posibles por parte de 5 a la autodefinición de . La estabilidad de su relación se er! seriamente amenazada en cuanto deje de e#istir la necesidad de acuerdo en el ni el del contenido. no e#istes+.n" ya que por medio de cualquiera de ellas 5 comunica *así es como te eo+. tiene de sí mismo. Los participantes est!n de acuerdo en el ni el del contenido" pero no en el relacional. c) &escon'irmaci#n( la m!s importante" tanto desde el punto de ista pragm!tico como desde el psicopatológico.a. como fuente de tal definición. 'eben lograr una definición de su relación en términos de simetría o complementariedad. 1onfusiones entre *contenido y relación+.. &ituaciones en las que una persona se e obligada de un modo u otro a dudar de sus propias percepciones en el ni el del contenido" a fin de poner en peligro una relación ital con otra persona (comunicaci#n parad#/ica). 4ales definiciones poseen sus propios ni eles de complejidad. da de sí mismo" sino m!s bien niega la realidad de . La forma m!s madura de manejar el desacuerdo. $.el o%ro( no hay desacuerdo en el ni el del contenido. 1ompletamente aparte del mero intercambio de información" el hombre tiene que comunicarse con los otros a los fines de su autopercepción y percatación" y la erificación e#perimental de este supuesto intuiti o se hace cada ez m!s con incente a partir de las in estigaciones sobre la depri ación sensorial" que demuestra que el hombre es incapaz de mantener su estabilidad emocional durante períodos prolongados en que sólo se comunica consigo mismo. c. &in embargo" el desacuerdo equi ale a algo que es mucho m!s importante desde el punto de ista pragm!tico que el desacuerdo en el ni el del contenido. 1ualquiera sea el qué y el cómo de su comunicación en el ni el del contenido" le prototipo de su metacomunicación ser!% *así es como me eo+. 6ran parte de nuestras comunicaciones tienden a ese propósito. b.

Esto lle a a conte#tos comunicacionales cuya complejidad hace tambalear la imaginación y que sin embargo" tienen consecuencias pragm!ticas muy específicas.. Empero" este *m!s o menos+ determina" m!s que cualquier otro factor" la naturaleza de nuestra relación y" por consiguiente" mi sensación (y la del otro) de ser entendidos y tener una identidad. Estos casos de comunicación patológica constituyen círculos iciosos que no se pueden romper a menos que la comunicación misma se con ierta en el tema de la comunicación" o sea" hasta que los comunicantes estén en condiciones de metacomunicarse. 4ambién el otro debe sacar de dicha información idénticas conclusiones. Así" la isión que el otro tiene de mí es tan importante (por lo menos en las relaciones personales estrechas) como la isión que yo tengo de mí mismo pero" en el mejor de los casos" ambas isiones sólo son m!s o menos similares.Impene%rabilidad( en la realidad interpersonal de la ida diaria" mi 8o est! enfrentado por un Alter y" desde el punto de ista del Alter" mi 8o es su Alter.ero para ello tienen que colocarse afuera del círculo..Causa . Lo que hace que la impenetrabilidad sea tan difícil de resol er desde el punto de ista terapéutico es el hecho de que las relaciones no son realidades concretas" sino e#periencias puramente subjeti as o construcciones hipotéticas. III Pun%uaci#n de la secuencia de !ec!os Las discrepancias no resueltas en la puntuación de las secuencias comunicacionales pueden lle ar a impasses interaccionales en los que se hacen acusaciones mutuas de locura o maldad. .Pro'ec+a au%ocumplidora( desde el punto de ista de la interacción" el equi alente comunicacional de un petitio principii" una conducta que pro oca en los dem!s la reacción frente a la cual esa conducta sería una reacción apropiada.ero la decisión en cuanto a qué es esencial y qué es irrele ante" aría de un indi iduo a otro y parece estar determinada por criterios que" en gran medida quedan fuera de la conciencia. . &e necesita efectuar un proceso dr!stico de selección para impedir que los centros cerebrales superiores se ean inundados por información irrele ante.ero en las relaciones nosotros mismos estamos contenidos3 en ellas sólo somos partes de un todo m!s amplio" cuya totalidad no podemos captar. Las discrepancias en cuanto a la puntuación de las secuencias de hecho tienen lugar en todos aquellos casos en que por lo menos uno de los comunicantes no cuenta con la misma cantidad de información que el otro" pero no lo sabe. 1.. Lain1( los conflictos relacionales constituyen patrones cuya comprensión permite er bajo una nue a luz cuidaros clínicos de la psicopatología tradicional.e'ec%o( el conflicto acerca de cu!l es la causa y cu!l el efecto" cuando en realidad ninguno de estos conceptos resulta aplicable debido a la circularidad de la interacción.cualquiera de estos mensajes puede ser sometido por el receptor a la confirmación" el rechazo o la desconfirmación ya descriptos" y que" naturalmente" ello se aplica también a la definición que 5 da de síu mismo y al discurso metacomunicacional con . A los fines de la pragm!tica de la comunicación humana" resulta irrele ante preguntar por qué una persona parte de tal premisa" de dónde surgió ésta y hasta qué punto es inconsciente. que le sigue. 3. Lo que caracteriza la secuencia y la con ierte en un problema de puntuación es que el indi iduo considera que él sólo est! reaccionando ante esas actitudes" y no que las pro oca. . En términos pragm!ticos" lo que se puede obser ar es que la conducta interpersonal de ese indi iduo muestra esa clase de redundancia" y que ejerce un efecto complementario sobre los dem!s" forz!ndolos a asumir ciertas actitudes específicas. $. En la raíz de estos conflictos de puntuación e#iste la con icción establecida y no cuestionada de que sólo hay una realidad" el mundo tal como yo lo eo" y que cualquier isión que difiera de la mía tiene que deberse a irracionalidad o mala oluntad. La percepción conjunta puede con ertirse en el material de las comunicaciones digitales" es algo que est! *ahí afuera+" por así decirlo" algo que se puede se-alar. 1ompleja estructura de conflictos" peculiar impenetrabilidad y sentimientos concomitantes de desconfianza y confusión. . Ego y Alter se enfrentan uno al otro en creciente alienación" cuya naturaleza interpersonal est! m!s all! de la percepción indi idual y cuyas consecuencias" por lo tanto" se atribuyen al otro.

.

I2 *rrores de 3%raducci#n4 en%re ma%erial anal#1ico . 4iene lugar un proceso opuesto" una nue a retraducción de los mensajes ya digitalizados al modo analógico.o)" ideada para denotar *uno u otro o ambos+" también est! ausente del lenguaje analógico. La psicoterapia se ocupa de la digitalización correcta y correcti a de lo analógico% el é#ito o fracaso de una interpretación depende de la capacidad del terapeuta para traducir un modo al otro y de la disposición del paciente para cambiar su propia digitalización por otra m!s adecuada y menos angustiante. :sta es la fuente de conflictos relacionales. . La función lógica de erdad de al%ernaci#n (o no e6clusi." pero es el otro el que atribuye futuros alores de erdad positi os o negati os a mi propuesta. Los lógicos simbólicos han se-alado que para representar las principales funciones de erdad" dos de ellas" negación y alternación (o negación y conjunción)" son suficientes y" de las cinco necesarias para representar las tres restantes. Ausencia de las 'unciones l#1icas de . El lenguaje digital posee una sinta#is lógica que lo hace particularmente apto para la comunicación en el ni el del contenido. /ediante mi conducta puedo mencionar o proponer amor" odio" pelea" etc.di1i%al El material del mensaje analógico carece de muchos de los elementos que forman parte de la morfología y la sinta#is del lenguaje digital. El material de los mensajes analógicos es sumamente antitético3 se presta a interpretaciones digitales muy distintas y a menudo incompatibles. La *jaqueca+ erbal que fue in entada como una e#cusa con encional para no realizar alguna tarea puede ol erse subjeti amente real y adquirir magnitudes concretas en la dimensión del dolor. 4odos los mensajes analógicos in ocan significados a ni el relacional" y que" por lo tanto" constituyen propuestas acerca de las reglas futuras de la relación. 5a%eson . 9ncluso cuando la traducción parece adecuada" la comunicación digital en el ni el relacional puede seguir resultando poco con incente. La . 4al ausencia se uel e particularmente notable en el caso de la negación" ya que falta el equi alente del *no+ digital. 'e acuerdo con este razonamiento" aunque no sabemos casi nada específico acerca de la importancia pragm!tica de la ausencia de las otras funciones de erdad en el material analógico" podemos llegar a la conclusión de que" puesto que éstas no son m!s que ariaciones de *no+ y *o+" presentar!n dificultades similares de traducción.7ac8son( la importancia de la codificación analógico ersus la digital en la formación de los síntomas histéricos. .ero al traducir el material analógico al lenguaje digital" deben introducirse las funciones lógicas de erdad" pues éstas faltan en el modo analógico.erdad en el ma%erial anal#1ico . Es una conducta aparentemente *irracional+. Al traducir mensajes analógicos al lenguaje digital" es necesario pro eer tales elementos e insertarlos. 2o sólo le resulta difícil al emisor erbalizar sus propias comunicaciones analógicas" sino que" si surge una contro ersia interpersonal en cuanto al significado de una comunicación analógica particular" es probable que cualquiera de los dos participantes introduzca" en el proceso de traducción al modo digital" la clase de digitalización que concuerde con su imagen de la naturaleza de la relación. &i se despoja al material digital de sus indicadores de tipos lógicos" se llega a una formación errónea de síntomas.nica solución para poder transmitir una negación consiste" primero" en demostrar o proponer la acción que se quiere negar y luego en no lle arla a cabo. 5a%eson( otro de los errores b!sicos que se cometen al traducir de un modo de comunicación al otro es el supuesto de que un mensaje analógico es por naturaleza afirmati o o denotati o" tal como lo son los mensajes digitales. El ri%ual puede ser el proceso intermedio entre la comunicación analógica y la digital" ya que se asemeja al material de un mensaje pero de una manera repetiti a y estilizada ubicada entre la analogía y el símbolo. Los materiales analógicos a menudo se formalizan en los rituales de las sociedades humanas" y cuando ese material se canoniza se acerca a la comunicación simbólica o digital" re elando una curiosa superposición.

&i la primera consecuencia de un derrumbe en la comunicación suele ser la pérdida parcial de la capacidad para metacomunicarse en forma digital acerca de los aspectos relacionales" este *regreso a lo analógico+ parece una plausible solución transaccional. 7un1 demuestra que el símbolo aparece allí donde lo que llamamos *digitalización+ a.n no es posible.ero creemos que la simbolización también tiene lugar cuando la digitalización ya no es posible y que ello suele suceder cuando una relación amenaza con abarcar !reas social o moralmente prohibidas. . .

Esta tendencia e#plica la calidad de escalada que caracteriza a la interacción simétrica cuando éste pierde su estabilidad dando lugar a una escapada (disputas y luchas). Ambos conceptos se refieren a dos categorías b!sicas en las que se puede di idir a todos los intercambios comunicacionales. ) . 1. *Al menos en teoría+ pues es bien sabido cu!n difícil resulta en la pr!ctica pro ocar cualquier tipo de cambio en sistemas rígidamente definidos.n otro tipo. El contenido pierde importancia a medida que surgen los patrones comunicacionales. 2uestro an!lisis se centra en mensajes sucesi os. $. Ambas deben estar presentes" aunque en alternancia mutua o actuando en distintas !reas. La patología en la interacción simétrica se caracteriza por una guerra m!s o menos abierta o por un cisma. e#ige que 5 confirme una definición que . El psicoan!lisis las denomina relaciones sadomasoquistas y las entiende como una liaison m!s o menos fortuita entre dos indi iduos cuyas respecti as formaciones caracterológicas alteradas se complementan. Este cuadro cambia dram!ticamente cuando se los obser a en compa-ía de su *complemento+. LA O GANI9ACIÓN &* LA INT* ACCIÓN :UMANA Cap. Un problema surge cuando .Complemen%ariedad r+1ida( las patologías de las relaciones complementarias equi alen a desconfirmaciones antes que a rechazos del self del otro... La igualdad parece ser m!s tranquilizadora si uno logra ser un poquito *m!s igual+ que los otros.. 5bser amos un sentimiento progresi o de frustración y desesperanza en los dos participantes o en uno de ellos. En una relación simétrica sana" cuando participante puede aceptar la *mismidad+ del otro" lo cual lle a al respeto mutuo y a la confianza en ese respeto" e implica una confirmación realista y recíproca del self.complemen%aria La simetría y la complementariedad en la comunicación no son en sí mismas *buenas+ o *malas+" *normales+ o *anormales+" etc.2 Pa%olo1+as po%enciales en la in%eracci#n sim0%rica . &e hace e idente la patología de la relación. Ello coloca a 5 frente a un dilema% debe modificar su propia definición de sí mismo de forma tal que complemente y así corrobore la de . &on m!s importantes desde un punto de ista psicopatológico. Los patrones de relación simétrica y complementaria pueden estabilizarse mutuamente" y los pasajes del uno al otro constituyen así importantes mecanismos homeost!ticos. 1ada patrón puede estabilizar al otro toda ez que se produce una escapada en uno de ellos" y asimismo no sólo es posible" sino también necesario" que los dos participantes se relacionen simétricamente en algunas !reas y de manera complementaria en otras. 1uando una relación simétrica se derrumba obser amos m!s bien el rechazo que la desconfirmación del self del otro. Lo que se necesita para *clasificar+ un mensaje es la respuesta del otro. &e comprueba con frecuencia la queja acerca de sentimientos cada ez m!s atemorizantes de e#tra-amiento y despersonalización" de abulia y actino out compulsi o por parte de indi iduos que fuera de sus hogares (o en ausencia de sus pareja) son capaces de funcionar en forma perfectamente satisfactoria y que" cuando se los entre ista indi idualmente" pueden dar la impresión de estar bien adaptados. &eg. 2inguna ase eración aislada puede ser simétrica" de superioridad complementaria" o de ning.n el conte#to" el mismo patrón puede ser acabadamente confirmador del self en un momento y desconfirmador en una etapa posterior (o prematura) de la historia natural de una relación." pues es inherente a la naturaleza de las relaciones complementarias el que una definición del self sólo pueda mantenerse si el otro participante desempe-a el rol específico complementario. Es decir" lo que permite definir las funciones de la comunicación no es algo inherente a ninguna de las ase eraciones como entidades indi iduales sino a la relación entre dos o m!s respuestas.*scalada sim0%rica( peli1ro de la compe%encia. Esto posee una consecuencia terapéutica a saber que al menos en teoría es posible pro ocar un cambio terapéutico de manera muy directa introduciendo la simetría en la complementariedad o ice ersa durante el tratamiento. da de sí mismo y que no concuerda con la forma en que 5 e a .

.n que tienen estos con otros tipos de sistemas" estructur!ndolos en isomorfismos formales. @all y 7agen% *un conjunto de objetos así como de relaciones entre los objetos y entre sus atributos+. 1ualquier sistema dado puede subdi idirse a su ez en subsistemas" y los objetos pertenecientes a un sistema pueden considerarse dentro del medio de otro. ya que las secuencias de la comunicación son el material inseparable de un proceso cuyo orden e interrelaciones son el objeto de interés.. /edioambiente y subsistemas. 4... 'efinición de un sistema.=A.= La in%eracci#n como sis%ema La 4eoría de los &istemas 6enerales permite comprender la naturaleza de los sistemas interaccionales ya que considera los conceptos en com..A<.. 4otalidad !lidos para los sistemas en general+" anticip!ndose a las críticas con el argumento de que es posible aplicar modelos conceptuales a . Los si st em as int er ac ci onal es ser n dos o m s com uni cant es en el proc eso..==. Lud>ig on ?ertalanffy lo describe como *la formulación y deri ación de principios que son distintos fenómenos" sin que san la misma cosa. @all y 7agen% *para un sistema dado" el medio es el conjunto de todos los objetos cuyos atributos al cambiar afectan al sistema y también aquellos objetos cuyos atributos son modificados por la conducta del sistema+. 4. Lo s i ndi vi duos que se com uni can se est udi an en sus r el aci ones #ori " ont al es y vert i cal es con ot ras personas y con ot ros si st em as. o en el ni vel . .< In%roducci#n 1onsiderando la complejidad de la comunicación podremos e#aminar la estructura de los procesos de ésta3 primero en general" la organización de mensajes secuenciales" y luego en forma específica" el desarrollo de sistemas interaccionales.3 Las propi edad es de los si st em as abi ert os . .21 Importante es la variable “tiempo”. Boestler% un sistema es una jerarquía integrada de subtotalidades semiautónomas" que consisten en subCsubtotalidades" y así sucesi amente" en donde las unidades funcionales son bifrontes% un todo desde arriba y una parte desde abajo. 1onstituyen" por lo tanto" sistemas abiertos" y esto permite que la 4eoría de los sistemas generales pueda estudiarlos. El término relación permite reducir la aguedad de esta definición" pues siempre e#iste alguna clase de relación entre dos objetos. de de!i ni r l a nat ural e" a de su rel aci ón. .or lo tanto" no es el contenido de la comunicación lo importante" sino el aspecto relacional.

Equifinalidad Este principio significa que idénticos resultados pueden tener orígenes distintos" porque lo decisi o es la naturaleza de la organización.A= $etroalimentación 'esde la aparición de la cibernética" el descubrimiento de la retroalimentación y la circularidad constituyen el modelo causal adecuado para una teoría de los sistemas interaccionales.... .n el cual toda conducta es comunicación y resulta imposible no comunicarse" se deduce que las secuencias de comunicación serían recíprocamente inseparables3 en síntesis que la interacción es no sumati a. .A<< La noCsumati idad indica que un sistema no puede entenderse como la suma de sus partes3 de hecho" el an!lisis formal de segmentos artificialmente aislados destruiría el objeto mismo de estudio. .is%emas in%eraccionales es%ables $all y %a&en' “un sistema es estable con respecto a al&unas de sus variables si éstas tienden a permanecer dentro de l(mites de!inidos”. .. Ejemplo de esto es la concepción de la etiología de la esquizofrenia" pues las teorías de un trauma infantil . . Así" en un sistema abierto" las características organizati as del sistema pueden hacer incluso que se llegue al e#tremo de independencia total con respecto a las condiciones iniciales% el sistema constituye entonces su mejor explicación " y el estudio de su organización actual es la metodología adecuada.AA. . La naturaleza específica del proceso de retroalimentación es de interés mucho mayor que el origen y" a menudo" que el resultado.1ada una de las partes de un sistema est! relacionada de tal modo con las otras que un cambio en una de ellas pro oca un cambio en todas las dem!s y en el sistema total. A partir del primer a#ioma de la comunicación" seg.nico fueron cambiadas por el postulado de un trauma relacional repetiti o pro ocado por la madre esquizofrenizante. Un sistema se comporta como un todo inseparable y coherente.< $elaciones estables ... 'e hecho" también se produce que diferentes resultados pueden ser definidos por las mismas causas" destacando la premisa de que son los par!metros del sistema los que predominan y no las condiciones iniciales.. .A<= $esulta contraria al principio de totalidad la teoría de las relaciones unilaterales" ya que aunque una secuencia interaccional esté puntuada como un patrón de causalidad unilateral" tal secuencia es de hecho circular" y la aparente *respuesta+ también debe ser un estímulo para el hecho siguiente en esta cadena interdependiente..

y #ue const i t uye el n'cl eo del enf o#ue comuni ca ci onal de l a f ami li a. 1ay caract er" st i cas del si st ema. ent ro de l a f ami li a l a condu ct a de cada indi vi duo est á rel aci onada y depende de l a de los demás. en una si t uaci ón i nt erpersonal uno est á l i mit ado a comuni carse. es deci r.43 +a f ami l i a como si st ema +a t eor" a de las re!l as fami l i ares de adecua a la def i ni ci ón de un si st ema est abl e. La analogía m!s simplificada es la del funcionamiento del computador" cuya forma de trabajar puede describirse en términos de su lenguaje" de circuitos de retroalimentación" sistemas de entradaCsalida" etc. pat rones i nt era cci onal es. soci al o f" si ca.44. . . 0 o sumat i vi dad. .44/. proceso #ue es de suma i mport anci a ya #ue una rel a ci ón est abl e no puede #uedar si n resol ver. si endo su!eri do por %a c&son al i nt roduci r el conc ept o de hom eost asi s fam i l i ar . i nfl uy e sobre los demás y suf re la i nf l uenci a de est os. et c ). t ambi én los mensaj es mani fi est os i nt erca mbi ados se vuel ven part e del cont ext o i nt erpersonal part i cul ar y ej erc en l i mi t aci ones sobre la i nt erac ci ón post eri or. El anál i si s de una f ami li a no es l a suma de l os anál i si s de sus mi embros i ndi vi dual es.43 e!l as de l a rel aci ón En t oda comuni caci ón los part i ci pant es def i nen desd e s" la rel aci ón. 4.) lle an a las consecuencias a largo plazo de los a#iomas y las patologías de la comunicación humana. -oda condu ct a es comuni ca ci ón. y por ende. . en su sal ud psi col ó!i ca.= Limitación )n una se cuenci a com uni ca ci onal . #ue conf i rma o rec$aza la def i ni ci ón #ue $ace el ot ro.. muc$as de l as cual es.<<. #ue trasci end en l as cual i dades de los mi emb ros i ndi vi dual es. de $ec$o.. son. cara ct eri za a l a f ami li a como un si st ema !obernado por re!l as. 4. 4. . cuando ocurren cambi os f avorabl es o desf avorabl es en el mi embro cl asi fi cado co mo paci ent e ej ercen por lo com'n al !'n ef e ct o sobre l os ot ros mi embro.e est e modo. punt uaci ón.. t odo i nt e rcam bi o de m ensaj es di sm i nu ye el n*m ero de movi m i ent os si &ui ent es posi bl es. 4. Est o i mpl i ca un ref orzami ent o del pri m er axi oma. &in embargo" aquí lo que importa no es el por qué sino el cómo opera el sistema interaccional. %a c&son ll ama regl a de la rel aci ón a est a est abil i zaci ón l a cual trat a de una f ormul aci ón de l as redundanci as observadas en l o rel aci onal y se apl i ca a l os m'l t i pl es aspect os de la rel a ci ón (si m et r" a. 1uando se pregunta por qué e#iste una relación dada" encontramos factores como la moti ación" la satisfacción de necesidades" factores sociales etc. *s" . -ot ali dad. en part i cul ar l a conduct a si nt omáti ca. Pero no sól o el cont e xt o l at ent e l i mit a..<) importantes para ambos participantes =) duraderas La necesidad de repetir secuencias comunicacionales en una red natural (familia" matrimonio" etc.

La importancia del cambio y la ariación radica en la premisa implícita de cierta estabilidad fundamental de la ariación" noción que ha sido oscurecida por el doble uso del término *homeostasis+. y es pre ci sament e a#u" donde result a más erróneo el model o $omeost át i co puro.or lo tanto" la e#presión m!s e#acta para este rango fijo es la calibración" la *regulación+ del sistema que es equi alente al concepto m!s específico de regla. #ue en !eneral se manti en e medi ant e mecani smos de ret roali m en t aci ón n egat i va . Aplicando este modelo a la ida familiar" o a pautas sociales amplias" se sugiere que e#iste una calibración de la conducta habitual o aceptable" las reglas de una familia o las leyes de una sociedad" dentro de los cuales suelen funcionar los indi iduos o los grupos. En un ni el estos . de l a madre de una es#ui zof réni ca #ue por cada cambi o product o del creci mi ent o de sus $i j a.. 9mplica dos supuestos m!s b!sicos% el de constancia dentro de un rango definido. El si st ema act 'a sobre l as ent radas (a cci on es de l os mi embros o del medi o ) al si st ema f amil i ar y l as modif i ca. mi ent ras #ue otras al menor traspi é se desmoronan (ej .443 et roal i ment a ci ón y $omeost asi s. -odas las f amil i as #ue perman ec en uni das se cara ct eri zan por ci ert o !rado de ret roal i ment aci ón ne!at i va. :i n emba r!o. . 4. 2n ej empl o. .eb e exami narse l a nat ural eza del si st ema y l os me cani smos de ret roali m ent aci ón as" como l a nat ural eza de l a ent rada (E#ui f i nali dad ). y para corroborarl o se se3al a #ue el comi enzo de l os s" nt omas est á correl aci onado $abi t ual ment e con un cambi o en la si t uaci ón de vi da del cónyu! e. el l a lo ti l daba de enf ermo o noci vo ).i n$erent es al si st ema.avi s y -oc$ y 1ast orf . lo cual es mayor en l as f ami l i as pert urbadas.. pues di c$os ef e ct os est án más cercanos a l a ret roali m en t aci ón posi t i va . . cambi o #ue podr" a produci rl e ansi edad. pues al !unas fami l i as pueden soport ar !randes reves es o i ncl uso conv ert i rl os en moti vo de uni ón. 1alibración y funciones escalonadas. espec" f i cam ent e la exi st en ci a de ci ert a const anci a f rene al cambi o (e xt erno ) /) como un m edi o8 l os mecani smos de ret roal i ment a ci ón ne!at i va #ue i nt er vi enen para mi ni mi zar el cambi o. desde l a época de 7ernard exi st en dos def i ni ci on es de $om eost asi s8 . . Est a ambi !9edad $a li mi t ado su uso como una anal o!" a pre ci sa o un pri nci pi o expl i cat i vo.. El cambio en la calibración es una función escalonada" es decir se produce un cambio en el sistema producto de la ariación en la calibración" aunque el sistema de retroalimentación sigue siendo el mismo. Una función escalonada ejerce a menudo un efecto estabilizador" logrando así efectos m!s adaptati os. Est e pat rón i nt era cci onal caract er" st i co es desi !nado por 4ry como 5 cont rol dual 6 . por l o #ue en l a act uali dad resul t a más cl aro ref eri rse al est ado const ant e o l a est abi l i dad de un si st ema.) como un f i n o est ado.e acuerdo a .. exi st e t ambi én aprendi zaj e y cre ci mi ent o en la f amil i a. es cuando l os s" nt omas del paci ent e pare cen prot e!er al có yu!e.

“La clase de todas las clases que no son miembros de sí mismas ! Una clase es la totalidad de todos los objetos que poseen una determinada propiedad. <.1. 1ualquier ase eración seg.1. 4oda ase eración seg.1.%e1m>ller( una ase eración que es contradictoria y demostrable. < <.n la cual un objeto pertenece simult!neamente a ambas clases constituiría una simple contradicción" pues nada puede ser y no ser al mismo tiempo.$.asando al ni el lógico superior siguiente" las clases pueden ser miembros de sí mismas o no. 2ada puede ser una cosa y no serla al mismo tiempo. . LA COMUNICACIÓN PA A&Ó7ICA Cap.or ende" esta di isión debe aplicarse por igual a la clase / y a la clase 2. $ecordemos que la di isión del uni erso en clases que se incluyen a sí mismas y clases que no se incluyen a sí mismas es e#hausti a y que" por definición" no puede haber e#cepciones. &in embargo" en el ni el superior siguiente" se produce un desastre.  =uine( crea una autocontradicción mediante modos aceptados de razonamiento. .sistemas son muy estables" pues cualquier des iación fuera del rango aceptado es contrarrestada" mientras que en otro ni el el cambio se produce a lo largo del tiempo" lo cual se debe a la amplificación de otras des iaciones y puede e entualmente lle ar a un nue o estado del sistema (función escalonada). Unir todas las clases que son miembros de sí mismas en una sola clase /" y todas las clases que no son miembros de sí mismas en la clase 2.  . &in embargo" la di isión de paradojas en reales y falsas es relati a.n la cual una de estas clases es y no es un miembro de sí misma implicaría contradicción" que puede dejarse de lado.1.ero" si por medio de la deducción puede demostrarse que tanto Aj como su negación DAj son demostrables" entonces también lo es AE" y tenemos aquí una antinomia. &i tratamos de establecer ahora si la clase 2 es o no miembro de sí misma" caemos en la paradoja de $ussell. <. En este segundo ni el" el uni erso uel e a di idirse en dos clases" las que son miembros de sí mismas y las que no lo son. Equi alente de *paradoja+" pero se prefiere limitar su empleo a las paradojas que surgen en sistemas formalizados. Los %res %ipos de parado/as a) Paradojas lógico-matemáticas. . &e'inici#n La paradoja es una contradicción que resulta de una deducción correcta a partir de premisas congruentes. &e e#cluyen todas esas *falsas paradojas+ basadas en un error oculto en el razonamiento o en alguna falacia intencionalmente incluida en el argumento. 8a no se . antinomias 1orresponden a la sinta#is lógica. La na%urale"a de la parado/a En la naturaleza de la paradoja hay algo que encierra importancia pragm!tica inmediata" e incluso e#istencial" para todos nosotros% La paradoja no sólo puede in adir la interacción y afectar nuestra conducta y nuestra salud mental" sino que también pone a prueba nuestra creencia en la congruencia y" por ende" en el sentido final de nuestro uni erso.

. &urgen en el curso de las interacciones" y determinan allí la conducta.eles del len1ua/e( en el ni el m!s bajo del lenguaje se hacen ase eraciones con respecto a objetos (len1ua/e de ob/e%os).aradojas .trata de una contradicción" sino de una antinomia" pues el resultado paradójico est! basado en una rigurosa deducción lógica y no en una iolación de las leyes de la lógica" En realidad" hay una falacia.  b) "efiniciones paradójicas o #ntinomias semánticas 1orresponden a la sem!ntica. c) Paradojas pragmáticas$ 1orresponden a la pragm!tica.  ussell? %eor+a de los ni. Una persona atrapada en tal situación se encuentra en una posici#n insos%enible.'entro del marco de esa relación" se da instrucción que se debe obedecer" pero también desobedecer para obedecerla.La persona que ocupa la posición de inferioridad en esta relación no puede salir fuera del marco y resol er así la paradoja haciendo un comentario sobre ella" es decir" metacomunicando acerca de ella. Las palabras o las combinaciones de palabras no tienen una jerarquía de tipos lógicos. ...ara e itar este peligro" los indicadores del tipo lógico deben emplearse toda ez que e#ista la posibilidad de que surja una confusión de ni eles. La paradoja se debe a una confusión de tipos o ni eles lógicos. El mismo nombre *concepto+" sin embargo" se utiliza en ambos casos" y así se crea una ilusión lingFística de identidad. $.el que quiera los re isa  .mero" sino que surgen de algunas incongruencias ocultas en la estructura de ni eles del pensamiento y del lenguaje. . En cuanto empezamos a estudiar la paradoja en conte#tos interaccionales" el fenómeno deja de ser un mero problema de interés para el lógico y el filósofo de la ciencia" y se con ierte en una cuestión de importancia pr!ctica para la cordura de los comunicantes.Una fuerte relación complementaria.ragm!ticas que por moti os de espacio no quisimos poner ac!. 2o e#isten moti os por los cuales la orden no pueda impartirse por absurda que resulte desde el punto de ista lógico. La comunicación de este tipo crea una situación insostenible..or lo tanto" decir que la clase de todos los conceptos es en sí misma un concepto no es falso" sino que carece de significado.. Una clase pertenece a un tipo superior que el de sus miembros3 para postularla tu imos que ascender un ni el en la jerarquía de tipos. 'ado que el mensaje es paradójico" cualquier reacción frente a él dentro del marco establecido por < 'esde la p!gina <G< hasta la <HI hay <= ejemplos de . 3. &in embargo" cuando queremos decir algo sobre ese lenguaje" debemos utilizar un metalenguaje" y un metaCmetalenguaje si queremos hablar sobre ese metalenguaje" y así sucesi amente en una regresión teóricamente infinita. *1oncepto+ en el ni el inferior (miembro) y *concepto+ en el ni el superior siguiente (clase) no son idénticos. Los ingredientes de esta contingencia son% 1. ussell( todo lo que incluya a la totalidad de un conjunto no debe ser parte del conjunto. 2o aparecen en los sistemas lógicos o matem!ticos y" por ende" no est!n basadas en términos como clase formal y n. Adem!s" la raíz del mal est! en incongruencias del lenguaje antes que de la lógica.

'os o m!s personas en una relación intensa que posee gran alor.n la cual se afirmaba algo acerca de ese marco y" por ende" acerca de sí misma" a saber" negaba el marco de referencia y" con ello" el juramento mismo.eraciones au%orre'le6i. 9ngredientes% 1.&e da un mensaje que est! estructurado de tal modo que% C Afirma algo..as( se hacía una ase eración dentro de un marco de referencia pre iamente definido" seg. .+nculo 5a%eson? 7ac8son? :ale. En el peor de los casos" el otro se niega a obedecer o" en el mejor de los casos" hace lo adecuado pero por moti os erróneos" siendo los *moti os erróneos+ la obediencia. 1uando surgen en la interacción humana" no importa tanto que el contenido (información) carezca de sentido como que la relación (instrucción) no pueda eludirse ni tampoco entenderse claramente.  In%erde%erminabilidad de las ase. La %eor+a del doble . Es inherente a la naturaleza de la paradoja el hecho de que las *ecuaciones+ basadas en ella no resulten. 2inguna persona en su sano juicio se compraría como este imaginario patrón. Esto" sin embargo" es un non sequitur" pues al menos en teoría e#isten dos razones posibles para tal conducta% o bien el patrón busca un prete#to y utiliza una desagradable triqui-uela para tal fin3 o bien no est! en su sano juicio. La situación cambia por completo si el indi iduo no permanece dentro del marco establecido por la instrucción y hace un comentario sobre él3 si no reacciona frente al contenido de la orden" sino que se comunica acerca de esa comunicación" sale del conte#to creado por él y no queda apresada en el dilema.. $. 4odo aquel que enfrenta esta instrucción se encuentra en una posición insostenible" pues para obedecerlo tendría que ser espont!neo dentro de un marco de sometimiento" de noCespontaneidad. C Afirma algo de su propia afirmación. 1uando la paradoja contamina las relaciones humanas" aparece la enfermedad.@ea8land( qué secuencias de e#periencia interpersonal pro ocarían (en lugar de ser el efecto) una conducta capaz de justificar el diagnóstico de EJK. Estas ase eraciones no sólo e#presan un contenido carente de sentido lógico" sino que también definen la relación del self con el otro. <. 2inguna ase eración hecha dentro de un marco de referencia dado puede salir al mismo tiempo de se marco y negarse a sí misma. Las ideologías tienen particular tendencia a mezclarse en los dilemas paradójicos" sobre todo si su metafísica consiste en una antimetafísica. 2o se limita a la ida familiar (interacción parentoCfilial). En términos de simetría y complementariedad" estas instrucciones son paradójicas" porque e#igen simetría dentro del marco de una relación definida como complementaria. 'ebe i ir en un uni erso donde las secuencias de hechos son de tal índole que sus h!bitos comunicacionales no con encionales resulten en cierto sentido adecuados. La forma m!s frecuente en que la paradoja inter iene en la en la pragm!tica es a tra és de una instrucción que e#ige una conducta específica" que por su misma naturaleza sólo puede ser espont!nea..el mensaje debe ser igualmente paradójico.$. La espontaneidad florece en la libertad y desaparece con la restricción. &in embargo" es difícil comunicarse acerca de la comunicación.

Es probable que la persona se ea castigada (o al menos se sienta culpable) por tener percepciones correctas" y sea definida como *mala+ o *loca+ incluso por insinuar que puede haber una discrepancia entre lo que realmente e y lo que *debería er+. Aunque el mensaje carezca de sentido desde el punto de ista lógico" constituye una realidad pragm!tica% el receptor no puede dejar de reaccionar a él" pero tampoco puede reaccionar a él en forma apropiada (no paradójica)" pues el mensaje mismo es paradójico. &i un doble ínculo da lugar a conducta paradójica" entonces esa misma conducta" a su ez" crea un doble ínculo para quien lo estableció. En el caso de los dobles ínculos" la complejidad del . El principal distingo entre las instrucciones contradictorias y las paradójicas consiste en que" frente a una instrucción contradictoria" se elige una y se pierde" o se sufre" la otra alternati a.ero frente a una instrucción contradictoria" la elección es lógicamente posible. 3.La conducta paradójica impuesta es" a su ez" un doble ínculo" y lle a a un patrón de comunicación autoperpetuador. La cualidad interaccional de este patrón quiz! se uel a m!s clara si se recuerda que el doble ínculo no puede ser" en la naturalezas de la comunicación humana" un fenómeno unidireccional. 'esde la *EJK como una enfermedad misteriosa de la mente indi idual+ a la *EJK como un patrón de comunicación específico+.&e impide que el receptor del mensaje se e ada del marco establecido por ese mensaje" sea metacomunic!ndose (comentando) sobre él o retrayéndose. La instrucción paradójica" por otro lado" impide la elección misma" nada es posible y se pone así en marcha una serie oscilatoria autoperpetuante.C Ambas afirmaciones son mutuamente e#cluyentes. ).  Así" el significado del mensaje es indeterminado. &ólo en este sentido puede considerarse el doble ínculo como agente causal y patógeno.  *'ec%os Bue los dobles . A.. Los dobles ínculos no son tan sólo instrucciones contradictorias" sino erdaderas paradojas.+nculos %ienden a producir en la conduc%a( en toda secuencia comunicacional" cualquier intercambio de mensajes disminuye el n. El doble ínculo no causa EJK. Esto se aplica en particular a la infancia" ya que todos los ni-os tienden a llegar a la conclusión de que lo que les sucede ocurre en todo el mundo.1uando el doble ínculo es duradero" posiblemente crónico" se con ertir! en una e#pectati a habitual y autónoma con respecto a la naturaleza de las relaciones humanas y el mundo en general" e#pectati a sin refuerzo ulterior. La mayoría de tales e#periencias son aisladas y espurias" aunque en su momento puedan ser de naturaleza traum!tica.. El distingo para instrucciones contradictorias ersus instrucciones paradójicas (dobles ínculos)" trata de un distingo de gran importancia porque los efectos pragm!ticos de ambas clases de instrucciones son distintos. Una ez que dicho patrón ha comenzado a actuar" irtualmente carece de sentido preguntar cu!ndo" cómo y por qué se estableció" pues los sistemas patológicos e#hiben una cualidad de tipo círculo icioso" autoperpetuadora. .mero de posibles jugadas siguientes. 1uando el doble ínculo se ha con ertido en el patrón predominante de comunicación" y cuando la atención diagnóstica est! limitada al indi iduo manifiestamente m!s perturbado" la conducta de este indi iduo satisface los criterios diagnósticos de la EJK. &e trata de un patrón definido de interacción.. Es muy distinta la situación cuando el contacto con los dobles ínculos es duradera y se con ierte gradualmente en una e#pectati a habitual. Esta situación est! determinada por la prohibición m!s o menos e#plícita de manifestar que se tiene conciencia de la contradicción o del erdadero problema implícito.

en alguien que no merece confianza.uede obedecer a todos los mandatos en forma completamente literal y abstenerse manifiestamente de todo pensamiento independiente..squeda interminable de significados ocultos" descarta a priori la posibilidad de que e#ista otro aspecto en las relaciones humanas aparte del m!s literal y superficial" o bien" de que un mensaje debe tener m!s significado que otro. Con'ian"a .Apartarse de toda relación humana mediante el aislamiento físico en la medida de lo posible y cerrando los canales de entrada de la comunicación cuando el aislamiento no basta. $. <. La persona parecería retraída" inabordable y autista a un obser ador.. . La posibilidad de que tales indicios itales sean retenidos deliberadamente por los otros sólo constituiría una ariación sobre el mismo tema.patrón se e limitada y sólo unas muy pocas reacciones resultan pragm!ticamente posibles.. 4al conducta parecería tonta a cualquier obser ador" pues la incapacidad para distinguir lo tri ial de lo importante" lo plausible de lo no plausible" constituye la esencia de la tontería. .&ilema de los Prisioneros . &e'ensa percep%ual.1 Predicciones Parad#/icas &i el doble ínculo determina una conducta muy similar a la de los subgrupos paranoide" hebefrénico y catatónico" respecti amente" parecería que las predicciones paradójicas estu ieran relacionadas con conductas que sugieren la inercia y la abulia típicas de la EJK simple. &e er! obsesionado por la necesidad de encontrar esos indicios" de conferir sentido a lo que sucede en él y a su alrededor" y se er! obligado a e#tender esta b. 1. Estas tres formas de conducta frente a la indeterminabilidad que plantean los dobles ínculos sugieren los cuadros clínicos de la EJK (paranoide" hebefrénico y catatónico).. La comunicación EJK es en sí misma paradójica" por lo cual impone una paradoja a los otros comunicantes" y ello completa el ciclo icioso.3. <.ero también comunica mensajes que son indeterminados. &i el EJK intenta no comunicarse" entonces la *solución+ para ese dilema es el uso de mensajes indeterminables que afirman con respecto a sí mismos que no afirman nada. En lugar de lanzarse a una b.$. Es posible concebir un resultado irtualmente idéntico mediante una conducta hiperacti a tan intensa y persistente que ahogue la mayoría de los mensaje que entran. es objeto de la confianza implícita del otro" 5" y amenaza a 5 con hacer algo que con ertiría a . */emplo( aparecen toda ez que la persona .squeda de indicios y de sentido a los fenómenos m!s improbables y dispares.Es probable que una persona llegue a la conclusión de que debe estar pasando por alto indicios itales" ya inherentes a la situación" ya que le ofrecen los interactores significati os. 3. Una persona que carga con el rótulo diagnóstico de *EJK+ puede entenderse como alguien que se e atrapado en el dilema de la lógica y de la confianza.ero incluso fuera del campo de las comunicaciones EJK" puede comprobarse que las predicciones paradójicas desempe-an un papel en las relaciones humanas.$. Este supuesto se ería fortalecido por el hecho de que" para los dem!s" la situación parece muy lógica y congruente.

En cuanto se deduce la decisión *m!s razonable+" siempre aparece otra decisión *a. @ay una naturaleza interdependiente del dilema" que puede e#istir al margen de la estructura de la personalidad y residir e#clusi amente en la naturaleza de su *juego+ de relación. . En el mejor de los casos" el otro puede confiar o no" pero jam!s puede saber. Los psiquiatras est!n bien familiarializados con los cónyuges que lle an una ida de silenciosa desesperación" obteniendo un mínimo de gratificación de sus e#periencias en comían.risioneros es aquel juego que nos e#plicó Alejandro en L a b o r a t o r i o ( u t i l i za n d o a l o s 7 e l i p e 0a r e l a y @ u r t a d o % . .risioneros+ =" ninguna de las personas cuenta con información de primera mano. Así" la confianza siempre est! relacionada con resultados futuros y con la posibilidad de predecirlos. La gran mayoría de todas las decisiones est!n basadas en la confianza de un tipo u otro. 2o hay en la naturaleza de la comunicación humana ninguna manera de hacer que otra persona participe en la información o en las percepciones que est!n e#clusi amente al alcance de uno. = El dilema de los . Estas predicciones in ariablemente se uel en paradójicas. Ambas deben basarse en su confianza mutua" en una e aluación tentati a de su propia confiabilidad ante los ojos del otro" y en sus intentos de predecir el procedimiento de decisión del otro que" seg.En las relaciones humanas" toda predicción est! relacionada de una u otra manera con el fenómeno de la confianza. ) e n q u e c L u d e l o s j u g a d o r e s i g n o r a q u é a l t e r n a t i a s e l e g i r ! e l o t r o " ya q u e d e b e n e l e g i r s i m u l t ! n e am e n t e p e r o n o p u e d e n c o m u n i c a r n a d a s o b r e s u d e c i s i ó n .n m!s razonable+.n saben" depende en gran medida de las predicciones de éste con respecto a las propias.nicamente bas!ndose en información de primera mano sobre las percepciones. Ahora bien" en cualquier interacción del tipo del *'ilema de los . & i n o l o r e c u e r d a n " a g r e g am o s l a e#plicación.or otro lado" la acti idad humana quedaría irtualmente paralizada si la gente actuara .