You are on page 1of 13

PAISAJES CULTURALES Y ORDENAMIENTO TERRITORIAL

Nuevas claves de lectura
TERESÌTA NUÑEZ -FADU UBA
tedelwais@argentina.com.ar
1. INTRODUCCIÓN
La emergencia de los paisajes culturales
2 . LOS PAISAJES CULTURALES EN UN MUNDO DE REIONES
La constitución del territorio
! .NUE"AS CLA"ES DE LECTURA
# . PAISAJES Y PROYECTOS
$ .PAISAJES CULTURALES Y DESARROLLO LOCAL
%. MIRADAS DESDE EL PROYECTO&
Formas de gestión y legitimación de paisajes culturales
'. ()*l)+,ra-.a
1.INTRODUCCIÓN
“Están en marcha procesos que nos alejan tanto del paisaje rural tradicional, como del paisaje urbano
producto del siglo XIX. os tendencias se abren paso! por un lado la uni"ormidad de los no lugares # espacios
de circulación comunicación y consumo$ y por otra parte la “arti"icialidad% de las imágenes .
&arc 'uge ( El tiempo en ruinas
El objetivo de este trabajo es el de reflexionar acerca de la emergencia de la noción paisajes
culturales y su articulación con el ordenamiento territorial, sobre la base de proyectos. Estos
últimos pondrán en evidencia la existencia de un saber social, profesional y técnico,
especificando a su vez una particular relación con el paisaje partir de las practicas de un grupo
humano en el territorio.
El paisaje cultural es proceso y producto de estas prácticas, sean éstas individuales o grupales
constituyéndose en imagen y en emblema de identidad territorial.
La cuestión que nos interesa en ese caso no es el paisaje definido según categorías de los
organismos internacionales sino la relación de un grupo humano con el territorio.
La relación con el territorio, en un marco cultural dado, esta siempre mediada por un proyecto o
proyectos que le otorgan sentido, por lo que desde esta perspectiva no concebimos el paisaje sin
proyecto.
Nuestra relación con el territorio esta teñida de significados culturales sean estos hegemónicos de
la cultura global o bien subalternos de la cultura local.
En consecuencia nuestra propuesta consiste en:
A) Pensar el paisaje como producto cultural mediado por el proyecto.
B) Considerar al proyecto en el marco de los paisajes culturales como instrumento de
comunicación y promoción, "imagen¨ de un territorio, en pos de promover el desarrollo
local.
El paisaje en el siglo XXÌ adquiere un sentido comunicacional, que le otorga espesor simbólico en
tanto condensa: contenidos del pasado, e)presados en el presente y reelaborados como apuesta
al "uturo en un determinado “proyecto%.
1.1 La e/er,e0c)a de l+s 1a)sa2es culturales
La 0+c)30 de 1a)sa2es culturales ha servido en los últimos años como punto de partida para
repensar proyectos y propuestas de alcance urbano regional que promuevan una visión holística
del territorio.
Se trata de propuestas que movilizan una extensa variedad de recursos así como una diversidad
de actores e instituciones publicas y privadas implicadas en la administración y gestión del
territorio.
Tanto en Europa como en América, estos proyectos se anuncian bajo distintas formas
institucionales: Company Towns; Parques Patrimoniales; Parques Agrarios; Ecomuseos; etc,
incluyendo también "itinerarios¨ o "rutas¨ culturales . A través de todos ellos se renueva el interés
por el territorio, bajo distintas propuestas y formas espaciales se impulsa la atracción de flujos
de capital y movimientos de personas que contribuyen a una nueva lectura y valorización del
territorio en el plano económico social y cultural.
En muchos de los casos desarrollados en los últimos años se orientaran a consolidar las
identidades territoriales rescatando memoria y sentido de territorios olvidados o en decadencia
económica o bien situados en áreas periféricas rurales o urbanas.
Pueden interpretarse a estas formas de intervención como representativas de la cultura
posmoderna pero en un sentido distinto al de aquellas que propiciaban la homogeneidad cultural y
la fragmentación social, en este caso las intervenciones se orientan al rescate de contenidos
locales a partir de la valorización de los recursos culturales usando como estrategia la promoción
turística o apuntando al objetivo del desarrollo local.
Mas allá de la emergencia de los paisajes culturales asociados a formas de intervención para el
desarrollo del territorio, se registran antecedentes acerca de la noción de paisaje cultural desde el
ámbito académico en disciplinas pioneras como la geografía humana. Tanto desde el urbanismo
como desde la geografía el paisaje cultural se define en la relación de un grupo humano con el
medio natural; y se presenta como una noción articuladora entre elementos naturales y
culturales, tangibles e intangibles en permanente interacción a través del tiempo.
En paralelo desde organismos internacionales como la UNESCO, desde una preocupación
más administrativa, preservadora y política, que académica y proyectual, se promueve desde 1992
la Categoría de Paisajes Culturales, elaborando una serie de categorías para la clasificación e
identificación de paisajes culturales en el territorio a escala mundial( paisaje diseñado, evolutivo,
asociativo,etc)
En el plano operativo, las representaciones y la lógicas de acción con relación a los paisajes
culturales tienen matices diferentes según las profesiones, las disciplinas o el nivel de las
instituciones encargadas de intervenir sea en forma proyectual o normativa.
Así como distinguimos diferentes categorías de paisajes culturales en el territorio, podemos
argumentar que existen diferentes paisajes mentales o tipos epistemológicos respecto de la
temática a estudiar, según diferentes contextos (países, instituciones, grupos académicos o
disciplinas etc).
Aquí vale la distinción entre la noción de paisajes culturales como categoría orientada a la
identificación tipificación /o enumeración de paisajes culturales, en un determinado inventario y la
noción de paisajes culturales como proceso dinámico y como recurso activo que deviene de la
relación de un grupo humano con el territorio en el tiempo.
El territorio, nos muestra que el espacio y el tiempo tienen s),0)-)cad+s ca/*)a0tes los cuales
se explican en sus diferencias y se expresan en sus paisajes.( García Bellido 1999) Estas
diferencias y tienen que ver con la cultura entendida como conjunto de significados o contexto que
da sentido a las transformaciones.
Desde el punto de vista del ordenamiento territorial se trataría de reconocer esas diferencias
ponerlas en evidencia en pos de un desarrollo mas equitativo, en consecuencia, nos interesa el
paisaje como expresión de esas diferencias, tanto en el plano material como simbólico, pues el
mismo da cuenta de la diversidad del territorio en un contexto de significados culturales.
Asimismo todo el territorio es concebido como patrimonio o legado, en el cual pueden percibirse
las huellas de la historia .y donde los paisajes se presentan como articulaciones espacio
temporales que revelan rasgos singulares de una cultura dando forma y significado al territorio.
En este sentido la cultura es entendida como un 4un estar siendo y no como un es¨.En el marco de
este trabajo se considera la cultura no como una entidad cerrada sino como proceso abierto en
continua transformación, los paisajes y el territorio están imbricados en este proceso.
En lugar de reconocer tipologías de paisajes culturales nos interesa reconocer y construir un
conjunto de problemáticas presentan en la actualidad alrededor de los paisajes culturales en
diferentes áreas, escalas y geografías, componiendo un campo virtual que dependerá de la
naturaleza del problema que en cada oportunidad se considere.
Desde este punto de vista el ordenamiento territorial se plantea una reelaboración de contenidos
métodos y técnicas de actuación a la luz de nuevos enfoques epistemológicos nutridos por los
cambios culturales que se suceden entre fin del siglo XX y principios del siglo XXÌ.
2. LOS PAISAJES CULTURALES EN UN MUNDO DE REIONES
El resurgimiento del territorio
El resurgimiento del territorio sucede en la actualidad al interés que en la década pasada suscitaba
la ciudad como motor de desarrollo.
Este desplazamiento de mirada, de la ciudad al territorio implica necesariamente un cambio de
objeto de estudio que obligara a revisar contenidos, objetivos y métodos de la investigación con
relación a la escala territorial que hoy vuelve a ser centro de interés.
En este contexto los paisajes culturales como recurso patrimonial y como vector desarrollo local y
regional, suscitan un creciente interés en ámbitos públicos y privados.
Pero si bien la circulación de conocimientos e ideas promueve una intensa difusión dela temática,
la cual tiene una presencia cada vez mas significativa, en ámbitos políticos técnicos y académicos,
no ocurre lo mismo con la implementación.
En nuestro medio la difusión de las ideas y contenidos acerca de los paisajes culturales no se
corresponde con una masa critica de proyectos que a su vez cuenten con los marcos
institucionales y normativos para implementarlos. No obstante ello, existen en Argentina una serie
de experiencias pioneras, cuyos métodos y formas de implementación confluyen con una
aproximación al paisaje cultural como recurso patrimonial.
Lo que interesa focalizar en este trabajo es la idea de la existencia de un corpus de conocimiento
no formalizado, emergente de las practicas profesionales y de gestión realizadas en Argentina
desde ámbitos públicos y privados.
En este contexto discutiremos las diferentes aproximaciones que se orientan a considerar el
territorio como patrimonio y los proyectos (en el marco de los paisajes culturales) como vector de
desarrollo.
2.1La c+0st)tuc)30 del terr)t+r)+
La constitución del territorio como proceso y no como marco o escenario para la acción es la trama
de la cual emerge la noción de paisaje cultural .
En este contexto el territorio se concibe como un proceso de construcción social que contempla la
articulación de aspectos naturales y culturales mas allá de la acepción clásica de unidad político
administrativa lo cual supone salir de los marcos estatales tanto en su concepción como en su
delimitación. Se propone entonces una noción de paisaje cultural, que tomando distancia de los
discursos hegemónicos de las instituciones globales, encargadas de administrar, definir y legitimar
propuestas y proyectos, nos aproxime a una concepción dinámica de paisaje donde comunidad y
territorio se constituyen mutuamente.
El paisaje cultural supone en este caso considerar las múltiples miradas de los agentes que
intervienen en él en función de su uso, preservación y transformación. La significación será
diferente para cada grupo, por lo cual hablar de paisaje cultural implica considerar la pluralidad de
significados que le atribuye el conjunto de actores. La noción de paisaje cultural aparece entonces
como andamiaje para la construcción de proyectos territoriales y no solamente como categoría
analítica.
La construcción social del territorio y su imagen (paisaje ) nos remite a la construcción de
identidad.
Si bien la idea de identidad aparece la mayoría de las veces como referencia a un pasado mítico o
bien ligada a la preservación de rasgos locales amenazados por la globalización es necesario
reconocer que el paisaje y el territorio evolucionan en el marco de procesos de traducción cultural
que implican pérdida o transformación de contenidos originales.(la construcción de identidad
se da en un proceso de hibridación)
!. NUE"OS MODOS DE LECTURA
Se plantea aquí una nue*a cultura del territorio que utiliza métodos y estrategias como las
narrati*as las cuales focalizan su atención en el lenguaje y remiten al tiempo y a la historia.
Desde este enfoque tiene sentido el modo de lectura de sujetos y grupos concretos en su relación
con el paisaje.
Las nuevas cla*es de lectura del territorio articulan y tienen sentido en el marco de
transformaciones que presupone la globalización y la era posmoderna.
Como abordar el conocimiento del territorio y de la práctica proyectual en este contexto?
La crisis del Estado característica del siglo XX, produce en paralelo una crisis de los relatos.
El saber de los discursos científicos no es ya todo el saber y entra en conflictos con el saber
narrativo de los relatos, los cuales se relacionan con los contextos locales y se configuran con
percepciones e intereses de sujetos y grupos concretos.
Este saber narrati*o de los relatos compite con la *erdad objeti*a de los discursos reguladores.
entro de este en"oque no e)iste el sistema que monopoli+a la *erdad, se en"ati+a que la cultura
requiere el estudio de m,ltiples perspecti*as que no asumen una e)plicación totali+adora.
Este saber narrativo tildado de "no científico¨ esta siendo utilizado como herramienta para delimitar
e identificar distintas escalas del territorio ÷ lugares ÷ regiones, etc.
Si el territorio en su noción clásica estaba ligado a la noción de estado ÷ nación y su impronta se
definía en instancias socio- políticas o normativas, los métodos narrativos implican la posibilidad de
definir y delimitar porciones de territorio( lugares ÷ regiones) sobre la base de un relato (basado en
la historia y los recursos locales ) el cual, no necesariamente será legitimado por instituciones que
con"orman el estado.
Las aproximaciones narrativo- descriptivas que provienen de la geografía apuntan a la historicidad
de los lugares, tomando el tiempo y la historia como "modo de lectura¨ , permitiendo relevar, el
proceso constituti*o de la región.
Desde esta perspectiva la dimensión temporal adquiere relieve, el tiempo se constituye en la cla*e
de lectura y el cambio en la condición permanente: tanto de la sociedad como de la naturaleza,, a
la hora de identificar y / o describir los paisajes culturales
#. PAISAJES Y PROYECTOS
En los últimos años la noción de paisaje cultural, basada en la articulación naturaleza ÷ cultura, se
impone como una nueva forma de intervención del territorio, dando lugar a diferentes tipos de
proyectos desarrollados sobre la base conceptual que estas figuras del ordenamiento territorial
propician. En todos los casos la constitución de un proyecto territorial en el marco de los paisajes
culturales resulta un producto disponible para la promoción y utilización del territorio en pos del
desarrollo local.
El proyecto territorial es concebido en el marco de este trabajo como un condensador de sentidos
a transmitir que logran materializarse en las practicas de actores involucrados en el proyecto. Esto
es lo que permite visualizar al proyecto como proceso y producto inacabado desde el cual circulan
una diversidad de significados y miradas con relación a los recursos patrimoniales. En esta
instancia, la noción de paisaje cultural tiene interés en la interacción del sujeto con el territorio, en
el marco de un proyecto territorial.
El paisaje es entonces una construcción, una puesta en relación de percepciones humanas, con el
entorno existente, con un recuerdo del pasado, o con una posibilidad de proyecto a futuro.
El paisaje existe como forma de ver el mundo con relación a un sujeto que percibe y /o interviene
en él.
Podemos distinguir dos formas de ver:
A)La visión del obser*ador que se sitúa fuera o mas allá, sin considerar la posibilidad de
transformar aquello que observa(concepción burguesa, prevalece la relación contemplativa).
B)La visión donde el sujeto se considera un actor trans"ormador (campesino, en función productiva,
arquitecto proyectista, paisajista funcionario público, gestor inmobiliario, etc.) el mismo se sitúa al
interior de un proyecto de paisaje en el cual conoce, interpreta, explora y evalúa posibilidades de
transformación, conservación y uso.
El paisaje " imagen " de un territorio es el resultado de la interacción de múltiples actores en el
marco de un proyecto. Concebido como un conjunto de relaciones simbólicas que se materializan
en el espacio.
En este sentido el proyecto territorial y el proyecto en el paisaje confluyen en sus objetivos
implicando:
a) La utilización plena de los recursos presentes en el territorio(monumentos, historia,
habilidad dela población, gastronomía, técnicas de utilización del suelo, naturaleza, fiestas,
creencias, etc)
b) La administración de los recursos en el espacio y en el tiempo a través de una propuesta
integradora.
c) La implicación y compromiso de los actores locales regionales o nacionales, públicos y
privados con relación al proyecto y los investigadores.
En este marco vale preguntarse por los contenidos de los proyectos territoriales que impulsa la
comunicación de paisajes culturales elaborados en el seno de las administraciones locales/
regionales /nacionales o bien desde ámbitos privados como impulsos desde la comunidad local.
$. PAISAJES CULTURALES Y DESARROLLO LOCAL
P+r 5ue as+c)ar el 1a)sa2e 6 la cultura al desarr+ll+ l+cal7
Si en los últimos años aparecen planes y proyectos de alcance territorial que se proponen como
vectores de desarrollo local-regional sobre la base de recursos culturales, esto obedece a un
cambio en la concepción de políticas territoriales y culturales en el seno del estado.
Durante mucho tiempo y en el marco de modelos desarrollistas, la cultura no era tenida en cuenta
considerándose un impedimento para el desarrollo económico. La crisis de estos modelos pondrá
de relieve el papel de los recursos culturales, en particular como instrumento para pensar el
pasado e imaginar el futuro.
Se produce un movimiento de transformación en el campo de las políticas culturales, la
importancia social y económica de la cultura como impulsora de desarrollo, es reconocida en los
documentos de UNESCO, orientados a superar nociones reduccionistas de la misma.
Los paisajes culturales en función del desarrollo local puede asociarse a:
- Participación pública
- Acceso a bienes culturales o recursos por parte de toda la población.
En particular estos recursos se proponen como catalizadores de un nuevo impulso económico de
regiones a partir de actividades que como el turismo movilizan la circulación de capital, personas y
dinamizan las economía locales. El rol de estos proyectos será el de preparar el territorio para el
consumo cultural e inaugurar una nueva etapa de desarrollo económico.
Estos nuevos escenarios promueven la exploración y diseño de alternativas de proyectos
territoriales de desarrollo, a través de los cuales se intenta impulsar energías y recursos
endógenos, por medio de estrategias cualitativas e integrales. Las mismas incluyen a la
multiplicidad de actores económicos, sociales, políticos en la toma de decisiones y se orientan a
cubrir las diferencias y particularidades locales y regionales. El desarrollo local se genera en a
partir de lo propio de un territorio de su patrimonio de su singularidad y diferencia respecto de
otros territorios y en este marco el paisaje se nos presenta como expresión de esas diferencias.
Aquí, la valorización de recursos por la vía del proyecto resulta crucial en función de la
valorización del territorio, sin embargo esto último puede derivar en paradojas o efectos no
deseados. Algunos proyectos de paisaje , incentivan el consumo cultural del territorio generando
una presión sobre la demanda de suelo urbanizable o bien sobre los recursos naturales. En la
medida que aumentan los flujos del turismo de masas se hace cada vez mas difícil el control sobre
los recursos naturales y culturales que deben ser conservados.
El territorio corre el riesgo de convertirse en un mero espectáculo a ser contemplado por la mirada
fugaz de la circulación de personas en el marco de procesos de globalización económica que
inducen al consumo cultural del territorio. Mas allá de estas cuestiones, y de los conflictos que se
plantean alrededor de los proyectos de paisaje cultural y que no alcanzan a resolverse en las
declaratorias de la UNESCO, el impulso del territorio en pos del un desarrollo equitativo y
sustentable constituye el verdadero desafío.
Que sentido tienen estos proyectos en la practica proyectual en escala territorial? Cuales son
los alcances y /o los limites de este tipo de intervenciones en Argentina?
%. MIRADAS DESDE EL PROYECTO

%.1 8+r/as de ,est)30 6 le,)t)/ac)30 de 1a)sa2es culturales
En la actualidad podemos identificar un conjunto significativo de proyectos cuyos contenidos y
objetivos son coincidentes con la visión de Paisajes culturales( formando parte de listas indicativas
o bien integrando de iniciativas públicas, privadas o mixtas en el marco de administraciones locales
o de organizaciones no gubernamentales( ONG))
Reconocemos dos tipos de aproximaciones a la temática de los proyectos los cuales se inscriben
en un horizonte temporal como proceso abierto.
a) Proyectos de carácter normativo, que se orientan a obtener una declaración legitimante por
parte de organizaciones internacionales a partir de cualidades que le son propias ( Camino
del ÌNCA, Costa del Río de Buenos Aires, etc, incluyendo a los proyectos que ha n sido ya
declarados patrimonio de la Humanidad como Humahuaca o el Camino de la Estancias.
b) Proyectos de carácter estratégico que se presentan como articulación de recursos
culturales en el territorio en pos; de la preservación , conservación y desarrollo y que
serán legitimados por su propio accionar en el tiempo o el cumplimiento de objetivos,
intrínsecos al proyecto. Estos no están inscriptos en listas indicativas pero tampoco lo
pretenden.
En el primer caso son proyectos que han sido promovidos por organismos oficiales locales ante
instituciones de carácter internacional. En el segundo se trata preferentemente de experiencias de
carácter local de escala y complejidad diversa llevados a cabo preferentemente desde el ámbito
privado a través de ONG o fundaciones de carácter privado.
Los dos tipos de proyecto guardan relación con ciertos modelos de ordenamiento territorial, a saber
: el primero mas normati*o apuntando a la calificación de áreas seleccionadas para su
delimitación en función de una declaración legitimante de parte de organismos internacionales
como la UNESCO. El segundo aparece asociado a un modelo de carácter mas estratégico de
gestión de recursos que asocia conservación uso y desarrollo territorial a partir de la integración de
recursos en un determinado proyecto.
Por su parte, los modelos de gestión en cada uno de los casos mencionados tienen orientaciones
opuestas. En el primer tipo de proyecto prevalece la lógica pública gubernamental de carácter
centralizado, incluye la creación de un área o distrito ( referente espacial del proyecto )y comité de
distrito base del proyecto( referente institucional)que es seleccionado por la autoridad político
administrativa.
En el segundo caso, se proponen modalidades de gestión o de manejo descentralizado sobre la
base de instituciones que funcionan en forma aislada o bien articulándose en Red, proponiéndose
instancias de participación y negociación con el conjunto de actores intervinientes.
Ambos tipos de proyecto si bien desde diferentes puntos de partida, tienen en común la
valorización del territorio sobre la base de recursos patrimoniales o culturales y contienen el
germen de una nueva cultura del territorio, una nueva cultura del proyecto, sobre la cual es
necesario trabajar para hacer mas eficientes nuestras acciones.
En el contexto de las lógicas globales que atraviesan el territorio, lógicas económicas que operan
regionalmente y trascienden las fronteras nacionales, lógicas de circulación creciente de
información y de imágenes que provocan la fragmentación del territorio y al mismo tiempo
diluyen las diferencias la noción de paisaje cultural se presenta como un recurso .
El paisaje expresa a través de sus diferencias los significados cambiantes del territorio en el
tiempo y en el espacio. Su utilización como recurso activo, emblema de identidad territorial, lo
posiciona como un elemento estratégico para el impulso de un nuevo tipo de proyectos que
apunten al desarrollo local.
Un campo de experimentación e investigación se abre con relación a las diferencias que se ponen
de manifiesto en el territorio, a partir de cambios sociales y económicos que se expresan en los
paisajes culturales E0 este se0t)d+ l+s 1a)sa2es culturales re1rese0ta0 u0 )/1+rta0te )0su/+
1ara la -+r/ulac)30 de 1r+6ect+s terr)t+r)ales 5ue a1u0te0 a c+0s+l)dar )de0t)dades l+cales.
'. ()*l)+,ara-.a
- ALANEN9 Ar0+ld R. 6 MELNIC:9 R+*ert (2000)(edited by), Preserving cultural landscapes in
America, John Hopkins University, Baltimore,
- Au,;9 Marc<2==!> El tiempo en ruinas . Ed. -edisa. /arcelona .Espa0a
- Au,;9 Marc<2===) El viaje imposible. Ed. Gedisa / Barcelona .España
- A,0e?9 J. < 1@@@) Regions on the mind does not equal regions of the mind. Progress in Human
Geography 23.1 Pag. 91-96.
- (erd+ula6 ". < 2===> Le retour du refoulé. Les avatars modernes du récit geographique.
En:Levy. J. Y Lussault.M.( Dir.):Logique de l ´espace esprit des lieux. París Berlín
A (erd+ula6 ". <2==1> Sujeto y acción en geografía cultural.En: Boletín A.G.E. n 34,pp51-61
- (ERBUE9 Au,ust)0, (1995)Les raisons du paysage, Hazan,
- (ERMAN9 M.( 1995.)Todo lo sólido se desvanece en el aire. La experiencia de la modernidad,
- Siglo XXÌ, México,
-
- (OYLE9 S. (1996). Los paisajes culturales y los recursos lineales: cuestiones de identificación,
protección y manejo. National Park Service, Washington DC. (MS).
- De la ROCCELLE9 P)erre. Lectura de Paisajes culturales y mantenimiento de la identidad de
los sitios. EN: Nuestro Patrimonio Paisajista: Los paisajes culturales/CÌC ÷Linta Noviembre
2001
- De/atte)s )use11e D +ver0a 8ra0cesca(2005) Territorio y territorialidad en el desarrollo
local. La contribución del modelo SloT; Boletín de la A.G.E.N.º 39 --,págs.31-58
- 8RITSCC9 PE)l)11e : (1996) "Architecture, Paysage et Pouvoir¨ en ; Architecture et Nature,
Contribution a un Anthropologie du Patrimoine, MARTTÌN,J.-B, Presses Universitaires de Lyon ,
Centre de recherches et d'études anthropologiques. Lyon ,
A ARCIA CANCLINI Néstor: (1994 )Consumidores y Ciudadanos Grijalbo . México.
A ARCIA CANCLINI Nestor ( 1992) " Culturas Híbridas¨. E. Sudamericanna
- arc.a (ell)d+ ( 1999).La Cultura del Territorio.
- EERTF9 Cl)--+rd. : ( 1992 )"La interpretación de las culturas¨ Gedisa Editorial. Cap Ì la
descripción densa.
- +/eG Me0d+Ga9 J+se-)0a (2001) Un mundo de regiones :geografía regional de geometría
variable. En: Boletín de la Asociación de geógrafos españoles 32: Region y geografía regional.
.- COUC9 M)cEael : (1990) « Out of Place », Restoring Ìdentity to the regional landscape.
Yale University.
- MetcE)ld R+ssler ÷ Paisajes Culturales y la convención del patrimonio mundial cultural y
natural. Resumen de reuniones temáticas previas.
- MOLINARI9 R. 2000. ¿Posesión o participación? El caso del Rewe de la comunidad Mapuche
Ñorquinco (Parque Nacional Lanín, Provincia de Neuquen, Argentina). Ponencia presentada al
2do. Congreso Virtual deAntropología y Arqueología. Octubre 2000. www.naya.org.ar.
- MURPCY.A< 1@@1>Regional as social constructs: The gap between theoriy and practice ÷
Progress in Human Geography
- MOLINARI9 R.D 8ERRARO9 L.D PARADELA9 C.D CASTAHO9 A. 6 S. CARACOTCCE. 2001
Odisea del Manejo: Conservación del Patrimonio Arqueológico y Perspectiva Holística.
Ponencia presentada al 2do. Congreso Virtual de Antropología y Arqueología. Octubre 2000.
www.naya.org.ar
- NOUE9 Jea0< 2000) , " Paisatge escala y percepción¨La creacio d´identitats territorials¨ En:
Les escales del paisatge. DAU (Debats d´arquitectura e urbanisme) 12. Tardor de 2000.
- NIHEF9 Teres)ta < 2=='>A Valparaíso : La ciudad como paisaje y proyecto.Globalización y
presente histórico. Boletín Ìnfomativo Techint
- NIHEF9 Teres)ta < 2==J> 1aisajes y proyectos en 'rgentina. Buenos Aires, En: PAÌSAJES
CULTURALES Y DESARROLLO LOCAL/ en el marco de la ÌÌÌ Reunion del Programa ALFA
(UE) Gestion de Recursos Culturales y Desarrollo local ÷ EDÌCONES FADU UBA Buenos
Aires(En prensa)
- NIHEF9 Teres)ta 9LOPO Martín(2006> -estion de 2ecursos 3ulturales y esarrollo Local 4
5arraciones locales y estrategias de creación de *alor. Publicación del Centro de investigación
Marina Waisman Cordoba
- NKLeG Teres)ta y Lopo Martín (2005) Paisajes Culturales y Proyectos Territoriales: Una
propuesta de narrativa No Lineal -[ en CD ] Buenos Aires, CÌCOP ÷ GCBA / para Encuentro
ÌTÌNERARÌOS Y RUTAS CULTURALES - Vías de comunicación e intercambio de
experiencias, bienes y costumbres - En el marco del VÌÌÌ Congreso Ìnternacional de
Rehabilitación del Patrimonio Arquitectónico y Edificación ÷ Buenos Aires/Salta- 2006 (2005,
Buenos Aires). ÌSBN N¼ 987-97641-6-1

- NKLeG T. Y Meza S. ( 2000). Estrategias de comunicación en el marco de un proyecto urbano
Documento de Trabajo UB ( Universidad de Belgrano)
- Orte,a "alcarcel9 J+s; <2==#>El paisaje como construcción. El patrimonio territorial.En:DAU
Les escales del paisatge (Debats d arquitectura i urbanisme) . Publicacio de Lleida del Collegi
d´arquitectes de Catalunya
- TOMAS9 8ra0M+)s (1996) "Architecture, Nature et Paysage "en ; Architecture et Nature,
Contribution a un Anthropologie du Patrimoine, MARTÌN,J.-B, Presses Universitaires de Lyon
Centre de recherches et d'études anthropologiques. Lyon.
- PROJET UR(AIN Nro. 21 (2000) L ÌBA Emscher Park ÷ Un anti Modele . Paris A
- ROSALDO9Re0at+ ( 1995) Cultura y Verdad . Gedisa
- SA(ATE J+a5u)0 6 ScEuster MarN ÷(2001)Designing the LLOBREGAT Corridor Cultural
Landscape and Reginal Planning. U PC( Universidad Politecnica de Catalunya ) and MÌT
( Massachusets Ìnstitute of Thecnologie). Barcelona
- SA(ATE J+a5u.0<2==%> De la preservación del patrimonio a la ordenación del territorio . ÌD
- SELTMMAN9 erd O:OL:AU9 A0ette, « La ÌBA de Emscher Park », Ministerio de Obras
Públicas, Transportes y Medio Ambiente.
- STO"EL .Cer* (1995)- Sobre la autenticidad /ÌCOMOS Canada.