You are on page 1of 1

CUANDO EL COSTO DE LA TRANSGRESION ES CERO

La jugada del minuto 120 en el partido entre Uruguay y Ghana que recoge este clip de Youtube, ha provocado una discusión que ha salido del ámbito deportivo. El tema no es tanto si el delantero Luis Suarez hizo trampas al sacar una pelota con ambas manos desde la linea de gol, sino hasta qué punto la debilidad de los reglamentos lo permiten al aplicar un costo bajo para una falta grave. En 5 segundos tenemos el más formidable ejemplo de una operación costo/beneficio . El costo de la expulsión para el jugador fue mucho menor al resultado final: la clasificación del equipo a la otra fase. Esta célebre jugada le ha salido a hacer competencia a la de Maradona en el México de 1986, cuando propinó un gol con la mano a Inglaterra. Si con eso nació “la mano de dios”, la de Luis Suárez quiza sea “la mano del diablo”, por sus implicancias decisivas. El debate ha sido intenso y hastaThe Wall Street Journal titula su nota ¿Quien dijo que hacer trampas no vale la pena?, así como Developmen Research Institute: Rules vs. Norms in Development, or more importantly, Did Uruguay cheat Ghana? Las claves del partido las presenta Daniel Iglesias en Notas de fútbol. Lo destacable a nivel económico es la operación costo-beneficio del delantero uruguayo que opta deliberadamente por la opción racional de romper las reglas y trasgredir las normas generando una falta grave cuyo costo (la expulsión en el minuto 120), será irrelevante. Pero que, sin embargo, le ofrece la opción de una nueva oportunidad del todo o nada. Con esa acción evitó el gol que eliminaba al equipo de la competencia, asumiendo un castigo de relevancia cero. Puede resultar ilustrativa la serie de estudios probabilísticos que hay en Uruguay sobre loslanzamientos penales, como se aprecia en este video de la serie Uruguay Educa, en el cual se analizan todas las opciones siguiendo la teoría de juegos, un dato que, sin duda, es deconocido. Pero Suarez sabía que Ghana erraba penales. Lo notable ha sido que todo el mundo vio la trampa conociendo las reglas del juego y aceptando las sanciones. Pero los castigos aplicados (la expulsión y el penal) no hicieron justicia. ¿Es culpa de Ghana por errar un penal, o es culpa de la debilidad de las normas para una falta grave y decisiva en el último minuto? Curiosamente, es el mismo ejemplo que hemos vivido con los fraudes financieros . Para los grandes bancos, el costo de trasgredir las normas ha sido bastante menor que los beneficios obtenidos en esos actos ilícitos. Con la gran diferencia de que aquí los costos los ha debido asumir todo el mundo , mientras los beneficios quedaron en un puñado de ejecutivos. En Notas de Fútbol | Uruguay se impone a Ghana con un final de película Video de Youtube |UruguayEduca