You are on page 1of 17

LIF

Revista digital para la difusión del librepensamiento
AÑO I número 3 Enero 2007

LIF licencia Creative Commons en los términos en los que aparece en la página web de la revista, www.redilif.org Número 3

EDITORIAL
Se terminaba el año 2006 con las peores noticias que se podían recibir tanto a nivel nacional como internacional. En Irak se consumaba el asesinato del dictador Sadam Hussein por una causa menor seguramente buscando que, en posteriores juicios, saliesen a relucir los proveedores del material utilizado en el genocidio del pueblo kurdo, la guerra IrakIran, etc. Se trataba de un hombre que, en definitiva, sabía demasiado y que iba a poner sobre el tapete demasiada porquería que afecta directa o indirectamente al entorno actual del Presidente Bush (W). Por otra parte el ajusticiamiento del antiguo aliado venía a poner "broche de oro" a la cadena de despropósitos que ha sido hasta ahora la intervención de los Estados Unidos en Irak, despropósitos que nos pueden dar una idea del tipo de planteamientos que parecen tener los neocons estadounideneses: se actúa por cuestiones puramente económicas adornadas con las consabidas consignas sobre la libertad y la extensión de la democracia pero si que exista la menor planificación, el menor interés por devolver a ningún pueblo oprimido la libertad y enfangándose hasta la cintura con el acompañamiento de miles de muertos (civiles y militares) y sin que nadie quiera atender a los expertos que ofrecen fórmulas para salir del atolladero con la evidente implicación de los países de la zona -Siria e Irán- miembros del "eje del mal" pero cuyas sociedades parecen vivir en bastantes mejores condiciones en las que la actuación americana ha dejado a la ciudadanía iraquí. Por lo que a España atañe los descerebrados de ETA, uno no tiene claro si realmente es la que todos conocíamos o se trata de facciones en desacuerdo con la línea marcada con quienes se han dado cuenta de que lo único que tiene enfrente es un muro insalvable, han vuelto a actuar con el resultado desgraciado que todos conocemos, dos ciudadanos ecuatorianos muertos. Está claro que alguien se empeña en mantener una situación a todas luces insostenible y cuyas primeras consecuencias imagino que serán la desaparición del mapa político de Euzkadi de individuos como Otegui y compañía simples comparsas en la estrategia de los asesinos. Esta claro que Otegui no es Jerry Adams, no es ni tan siquiera su sombra. Estamos ante una auténtica marioneta en manos de una pandilla de descerebrados empecinados en conseguir algo que, con los métodos utilizados, nunca llegarán a obtener. seguramente que por vía democrática tampoco y ahí puede que radique el problema. Por otra parte hemos asistido al primer encarcelamiento en mucho tiempo en España por delitos de opinión, al asunto de De Juana Chaos se le dedica un artículo en este mismo número que no tiene más intención que dejar bien claras cuales son las reglas de juego en un Estado de Derecho, no se puede sacar un conejo de la chistera si con el juego de magia se vulneran derechos fundamentales de un ciudadano que, asesino convicto y condenado, había cumplido la sentencia a la que había sido condenado. este tipo de maniobras
LIF licencia Creative Commons en los términos en los que aparece en la página web de la revista, www.redilif.org Número 3

suelen presagiar malos vientos para la libertad ya que no es difícil que mañana se le apliquen a cualquier ciudadano que ose criticar al poderoso de turno.

LIF licencia Creative Commons en los términos en los que aparece en la página web de la revista, www.redilif.org Número 3

ESTADO DE DERECHO Y LIBERTADES PÚBLICAS, el caso de De Juana Chaos
Pedro-José Vila Santos Probablemente no sea este el mejor momento para sacar un tema como este a colación, tampoco voy a caer en la fácil disculpa de que estos artículos están escritos en un momento determinado y que, en ocasiones, la actualidad nos sobrepasa. De Juana Chaos es un asesino convicto y condenado de acuerdo a la legislación aplicable en su momento y que de acuerdo con esa legislación y pese a quien pese debería estar en la calle pues ya había cumplido con la sociedad. Y tampoco voy a extenderme en la condena del terrorismo, una cosa nada tiene que ver con la otra. Podemos discutir si la ley vigente en el momento de ser fue juzgado era justa, si los terroristas deben cumplir o no íntegras sus penas (no entiendo que diferencia puede haber entre un terrorista, un capo de la mafia de la droga o un sinvergüenza de cuello blanco que estafa a miles de personas y estos sí tienen derecho a reducción de condena en aplicación de la legislación penitenciaria vigente; tampoco entiendo como los dos primos más famosos de España, los”albertos”, siguen sin traspasar la puerta de la prisión que hubieran elegido para cumplir una condena únicamente pendiente del recurso al Tribunal Constitucional por una supuesta violación de derechos), podemos discutir todo lo que se quiera pero lo que no es discutible es que en este momento y en este país que presume de democracia avanzada se encuentra encarcelada una persona por un delito de opinión, así de simple y claro. Se supone que el Estado debe velar porque los derechos constitucionales se apliquen a todos los ciudadanos por igual y es indudable que si lo opinado por De Juana Chaos era causa de prisión las cárceles españolas estarían llenas de “periodistas” que ejercen su oficio en medios escritos, televisivos y radiofónicos y que nos “deleitan” cada día con lo más soez que se puede decir en nombre de la sacrosanta “libertad de expresión” entendida tal y como la entienden estos energúmenos de la comunicación que parecen tener alguna bula especial con la que no contaba el asesino (ya redimido según la legislación que se le aplicó en el momento de su condena, no lo olvidemos) De Juana Chaos para expresar lo que consideraba oportuno en el momento en el que lo hizo y que , por cierto, no pareció ser causa de imputación penal en el momento en que se publicó. ¿Cuantas amenazas se han escuchado desde tribunas de prensa radio y televisión?¿Cuantas amenazas se ha escuchado desde diferentes púlpitos? ¿Cuantas de ellas han dado con sus autores en la cárcel? ¿Debe el Gobierno de un Estado de Derecho ceder a las presiones de un partido
LIF licencia Creative Commons en los términos en los que aparece en la página web de la revista, www.redilif.org Número 3

cada día más ubicado en la extrema derecha por miedo a una pérdida de votos? Sinceramente creo que no, la primera obligación del Gobierno es mantener la legalidad por encima de coyunturas más o menos favorables desde el punto de vista electoral y conculcar la libertad de expresión con la disculpa de que no se puede poner en la calle a un asesino nos parece excesivamente pobre. ¿Existe alguna diferencia en que una opinión haya sido publicada en Gara, Egunkaria o en El Mundo? Parece que sí ya que no hace muchos días un artículo en este último podía entenderse (muchos lo entendimos así) como una invitación a subvertir el orden constitucional. Hasta ahora que se sepa nadie a pedido el procesamiento de su director D. Pedro José Ramírez. El encarcelamiento por delitos de opinión es un primer paso para la pérdida de libertades, seguramente que antes de llegar a este extremo habremos tolerado un cúmulo de pequeños, incluso nimios en multitud de ocasiones, atentados a las Libertades en aras de lo que dicen una mayor seguridad pero que no son otra cosa que el camino por el que inexorablemente llegaremos al estado policial y fascista en el que la Libertad será un recuerdo. Nos escandalizamos ante los casos de Guantánamo, Abu Graib, Isla de Pinos, y todos los etcéteras que queramos añadir pero aquí salvo muy contadas excepciones (cabe destacar la del catedrático de Derecho Constitucional D. Javier Pérez Royo) no se escandaliza nadie. Los medios que hicieron todo lo posible para que se produjera un cambio de política en España (hagan un poco de memoria queridos amigos que no hablamos de hace tantos años) son los mismos portaestandartes de esta conculcación de un derecho elemental, derecho cuyo disfrute exigen para si mismos con la misma fuerza que se la niegan a los demás. El hecho comentado junto al cierre de algunos medios de expresión han reducido un poco la libertad de opinión que parece que disfrutamos en España, esperemos que no se siga por ese camino

LIF licencia Creative Commons en los términos en los que aparece en la página web de la revista, www.redilif.org Número 3

EL LENGUAJE DE LA SOLEDAD DEL NACIONALISMO.
José Luis Caramés Lage Con este pequeño artículo deseo opinar sobre la concepción actual del nacionalismo, asunto candente que está produciendo acercamientos y rechazos por doquier en nuestro país y que, en mi opinión, está utilizándose para que el ciudadano deje de lado otros asuntos de vital importancia para su futuro. Así, mientras países como Bulgaria y Rumanía entran a formar parte con gran ilusión de la Unión Europea, en donde ya somos veintisiete países, los españoles estamos discutiendo la posibilidad de dividirnos en distintas naciones dentro del mismo país. El nacionalismo fue una fuerza política de gran auge en el siglo XIX que surgió de la exaltación romántica de vocablos como sentimiento e identidad, utilizados por autores como Herder y de la necesidad del sistema burgués que deseaba legitimar al Estado basado en el pueblo más que, por ejemplo, en las dinastías, en Dios o en la dominación imperial. La idea de la identidad nacionalista y del nacionalismo cívico fueron conceptos claramente burgueses que también definieron categorías como la de nación en términos étnicos. Por eso, la etnicidad tendrá que ver con el idioma que se habla en tal lugar concreto, con los apellidos, generaciones de familias de toda la vida en aquel lugar, etc. Se comienzan a establecer a lo largo del siglo XIX, algunos de los coletazos de, posiblemente, la Revolución francesa, ya que se hace la diferencia entre las personas leales al Estado civil que se denominan ciudadanos y, las personas que creen que este apelativo iguala demasiado a las personas a las que, por ejemplo, no se les deja hablar en su idioma regional. Hay palabras clave de uno o más vocablos en los lenguajes que usan los nacionalismos y, que se emplean consciente e inconscientemente, tales como despertar, quien despierta en el sentido de un despertar nacional; necesidad de proteger la cultura nacional en su propio Estado-protector; Estado adormecido; realización humana y conciencia nacional, entidad eterna, etc. Esta red de vocablos es lo que sostiene la idea básica del nacionalista que es que las naciones son las entidades capaces de construir lo esencial para el ser humano pueda realizarse con plenitud. Por eso, la felicidad se logrará, no a través de una universalidad que consideran moribunda (a pesar de la globalización, Internet o instituciones como la Unión Europea) sino por medio de la realización de las culturas nacionales distintivas. Estas palabras clave del nacionalismo, nos conducen a la idea aparente de que el nacionalismo es perenne y universal, es decir, se encuentra en el interior y exterior de las cosas, dentro de la psicología humana y dentro de su sociedad. Se posicionará así en contra de los universalistas que, bastante ingenuamente, les conceden mucho terreno de juego al querer superar las ideas nacionalistas y
LIF licencia Creative Commons en los términos en los que aparece en la página web de la revista, www.redilif.org Número 3

convencerlos de que el internacionalismo es franqueza, generosidad y universalismo. Lo que se consigue con esto es una gran lucha entre el particularismo más profundo y el universalismo más ilustrado y falto de cierta pillería política para darse cuenta de lo que sucede. Ha habido varios enfoques que trataron y tratan de explicar al nacionalismo. Elie Kedouri defendió en sus estudios recogidos en Nationalism (1993) el engaño que significa la naturalidad del nacionalismo. Señala que el nacionalismo no es ni universal ni necesario. Es un mero accidente ideológico de principios del siglo XIX en el contexto europeo. Por otro lado, tenemos teorías como las de Ernest Gellner (Nationalism, 1997) que dicen que el nacionalismo es la consecuencia de determinadas condiciones sociales que son nuestras, extendidas, profundas y generalizadas. Es decir, el nacionalismo posee raíces hondas e importantes que, a pesar de no ser universales, ya que no constituyen el destino de todas las personas, dificultan la existencia de otros muchos individuos. Los nacionalistas serían así las personas que, quizás a partir del siglo XVIII, reducen los sentimientos nacionales a la condición de manifestación emocional sobre los avatares de la vida y la sociedad. En nuestro acercamiento vamos a entender que el nacionalismo no es simplemente una teoría que puede ser rechazada y descartada. El nacionalismo fue y es una parte ineludible del mundo contemporáneo. Esto es así, puesto que las naciones no son algo dado, sino una creación de los estados y, en parte, de los nacionalismos. También, creemos que el nacionalismo posee cierto encanto que atrae a mucha gente, sobre todo cuando se entonan canciones populares que hablan de bohemias con fondos de gaitas o guitarras que lloran por tiempos mejores que nunca vendrán. Con estos mínimos presupuestos, en este artículo breve no trataremos de representar a los sentimientos nacionalistas, sino explicarlos. Para ello, vamos a comenzar a hablar de la cultura, entendida como lo que diferencia a los hombres y mujeres de otras especies de animales, aunque la cultura también se encuentra en algunas ideas genéticas que, por ejemplo, agrupan a algunos animales de generación en generación. Pero en el grupo humano nos diferenciamos por la posición social, género, edad, expectativas, obligaciones y privilegios. Esto es, los humanos, además de poseer cultura, nos organizamos conscientemente. Y, estos dos asuntos, cultura y organización, son los elementos básicos de toda nuestra vida colectiva. La cultura y la organización nos sirven para decir que el nacionalismo es un principio político en el cual la semejanza cultural hace de vínculo social más fuerte. De aquí que, los principios de autoridad que existen entre los miembros de ese grupo, dependen sencillamente del hecho de que pertenezcan a la misma cultura. Esto es, la semejanza cultural se convierte en la condición esencial de pertenencia a un grupo: solamente los miembros de esa cultura pueden
LIF licencia Creative Commons en los términos en los que aparece en la página web de la revista, www.redilif.org Número 3

pertenecer a esa entidad y además, todos ellos deben hacerlo. Debido a esto, los nacionalistas no pueden tolerar que dentro de sus fronteras un número de personas, más o menos significativo, no se adscriban a esta idea. La posibilidad de que surja el concepto de nación como culturas compartidas por todos haría venirse abajo a cualquier nacionalismo. Tenemos aquí un concepto incompatible con el nacionalismo, el de compartir, ya sea la cultura, el idioma o el territorio. El nacionalismo es aquí excluyente hacia cualquier idea que signifique poseer dos culturas, ser bilingüe o compartir el territorio con el diferente. Pero, el nacionalismo puede tener más problemas, ya que las naciones y los sentimientos nacionalistas no se encuentran universalmente repartidos, mientras que, en general, si lo están las culturas y las organizaciones que se dejan compartir. La actitud nacionalista trata siempre de definir los límites de la entidad que es solamente suya y del Estado que la lidera. Aquí, la idea de Estado no es el que entendemos normalmente como una institución universal de la sociedad organizada de las personas. Los estados nacionalistas no son universales, ya que no admiten nunca a los otros, a los distintos. Pero, aún hay más, la hostilidad étnica y el separatismo exigirán la presencia de diferencias culturales, ya que si no existen estas diferencias, -siempre plasmadas racialmente con artilugios muy vaporosos e ingenuos como son los Rh negativos, la forma de la nariz o del cráneo, etc. - no habría forma de identificarse y diferenciarse de los demás. Hoy en día, sabemos que el conflicto nacionalista esta ocasionando diferentes crisis, ya que es un problema que no se puede resolver con argumentos moralistas que invoquen la universalidad de todos los seres humanos. Es, por tanto, necesario ir a las raíces de las que surge el nacionalismo dejando de lado el decir que las gentes que lo profesan deben dejar de hacerlo, pues creerán que es algo que proviene antropológicamente del parentesco o del territorio. Para combatirlo se hace necesaria la estabilidad política entendida como un bien general de todos que no puede ser derribado pues, en la democracia, cabemos todos. Pero, además, tenemos que darnos cuenta que muchos gobiernos necesitan del nacionalismo para que sus ciudadanos los obedezcan de una forma no democrática, sino para que los obedezcan por que es un deber para su nación. Esto es lo que ocurre con muchos progresistas actuales que piensan que ser nacionalista es ser de izquierdas y de lo más inteligente que hay, cuando, si somos sinceros, nunca han leído ni a Marx, Lenin, Bakunin, Trosky o Rosa Luxemburgo que hablaron siempre mal de los nacionalismos. Con estos progres nos acercamos al mito, a la ideología más espiritualista, quizás al idealismo alemán del superhombre y, como conclusión, a lo aledaños del fascismo. Este acercamiento lo basamos en que todos los nacionalismos han terminado, por lo menos, en chauvinismos agresivos, ya que la verdadera naturaleza del nacionalismo requiere de unas fronteras levantadas como murallas vecinales para que el vecino no vea nada de lo que pasa dentro de ellas. Por eso, yo les deseo a los nacionalistas un buen viaje, yo me quedo aquí, con las
LIF licencia Creative Commons en los términos en los que aparece en la página web de la revista, www.redilif.org Número 3

imperfecciones de la democracia que me deja participar, como a todos los demás mayores de dieciocho años, en nuestro futuro fraternal y universal, lleno de ideas de libertad, igualdad y solidaridad que deberán perfeccionarse dialécticamente en una praxis constante con el mundo real que, cada vez, será más plural en sus concepciones del mundo y de sus cosas.

LIF licencia Creative Commons en los términos en los que aparece en la página web de la revista, www.redilif.org Número 3

EL AHORCAMIENTO
Federico Moreno Izquierdo El duro devenir de las imágenes en los vídeos que nos han trasladado a todos, a la cámara de ejecución de Sadam Hussein, hace imposible la indiferencia. Imposible sofocar un grito de horror y un sollozo por la barbarie, ignorancia y fanatismo de todos los allí presentes, incluidos el reo. El negar la existencia de la pena de muerte, es ya un lugar común en la cultura progresista e incluso en la de otras facciones políticas, pero el derecho a quitar lo mas preciada, lo que nos hace ser a manos del estado continua vigente y con él, el ritual macabro que quiere adornar, justificar un vulgar asesinato con rasgos de raciocinio, de justicia lo que no es mas que una perversa venganza. Pero en este caso, personalmente veo no solo una sociedad atenazada por el pánico y por tanto carente de generosidad dispuesta a exterminar lo que teme, que niega las posibilidades de progreso a un ser humano, terrible eso si, pero como todos susceptible de amejoramiento. veo también la larga sombra de la hipocresía occidental, sirviendo en bandeja el cadáver de Sadam, por lo mismas razones ; miedo, venganza, odio y además interés económico. Y la sociedad occidental somos nosotros y no solamente los americanos, todos los que hemos cerrado los ojos ante esta nueva barbarie. Veo finalmente, como hasta el ultimo momento el fanatismo religioso, verdadera razón del mantenimiento de esta y de muchas guerras, azuzado por la mano que mece la cuna, lleva ha herir al reo con rezos que no son de su convicción y al reo a despreciar a un personaje a su vez por él asesinado, por los mismos motivos. Día triste, para todos los que creemos que el hombre se liberara de los dogmas y someterá su insaciable soberbia, de imponer a los demás sus ideas por la razón.

LIF licencia Creative Commons en los términos en los que aparece en la página web de la revista, www.redilif.org Número 3

A PINOCHET
Carlos Trenor Medina Aquel hombre tenía la mirada espesa y el alma plagada de volutas trágicas Aquel hombre tenía la mirada espesa y callada, amarga y sucia, turbia y desconfiada. Aquel hombre tenía la mirada henchida de miedo. Aquel hombre tenía la mirada absorta en su conciencia y su conciencia estaba ciega. Aquel hombre tenía su conciencia ciega porque su mirada estaba cargada de dolor: conocía otras miradas espesas. Aquel hombre tenía la mirada sin mirada: nunca había mirado. Aquel hombre tenía horror a mirarse en un espejo. Aquel hombre era un torturador y conocía las miradas...

LIF licencia Creative Commons en los términos en los que aparece en la página web de la revista, www.redilif.org Número 3

VIOLENCIA Y PODER
Vilariño La violencia, que generalmente está considerada como una agresión física, se manifiesta sin embargo de múltiples maneras, entre otras, además de la señalada (la física), que puede decirse que es la mas ostensible o descarada, están la violencia psicológica, la sexual, la económica, la espiritual...., podríamos pensar que a cada actividad humana le corresponda un tipo de violencia que se le pueda aplicar. De lo que no parece que haya dudas es que la violencia es un ejercicio de poder, pretende someter al receptor a la voluntad del agresor, de manera que lo que se recibe es una agresión que causa dolor (físico o mental), y produce a la vez una baja autoestima o incluso puede llegar anular al ser agredido. La historia de la humanidad podría escribirse como una historia de la violencia, del sometimiento del fuerte, del poderoso, del guerrero, de los poderes económicos o religiosos, etc. Es triste pensar, que a pesar del grado de desarrollo que los humanos hemos logrado alcanzar, tanto los comportamiento individuales como sociales, sigan siendo tan primitivos, sin que hayamos conseguido erradicar de nuestro cerebro esta tendencia a dominar, mandar, a someter en lo económico, sexual, espiritual...para nuestro provecho y a veces por el simple placer del daño como forma de poder, a otros seres de la naturaleza. Habría que educar para el amor, no para el dominio, hay que educar para la convivencia, no para la coexistencia por imposición. La violencia se puede ejercer de forma individual, que es la que ejerce una persona sobre otra, como es el caso de la violencia de género, o puede ser social, como es el caso de la violencia que recibe un grupo, por ejemplo el caso de los judíos en la Alemania nazi. Otra distinción de la violencia es si es de tipo puntual, dos chavales que se pelean en un momento determinado, o si es de tipo estructural, es decir está sometida a normas de aplicación fijadas para someter a un ser o a un grupo, por ejemplo la cárcel o la represión política. La violencia puede tener tres funciones, expresiva, instrumental y comunicativa, la primera se da cuando la violencia se ejerce por placer, la segunda es cuando se busca un objetivo y en el tercer caso se pretende transmitir un mensaje. Normalmente casi nunca se da una función solamente, suelen ser de dos o las tres
LIF licencia Creative Commons en los términos en los que aparece en la página web de la revista, www.redilif.org Número 3

a la vez. La violencia siempre delata una relación de poder, buscando que la otra persona o grupo haga lo que uno quiere. La violencia es el instrumento de ejercer ese poder, para controlar los recursos que las victimas poseen, el sexo, el dinero, la voluntad en el caso de la violencia instrumental. Poder y violencia van aparejados, no existe la posibilidad del ejercicio del poder sin la violencia y no existe la posibilidad de la violencia si no tienes poder.

LIF licencia Creative Commons en los términos en los que aparece en la página web de la revista, www.redilif.org Número 3

BENITO JUÁREZ, UNO DE LOS AUTORES DE UNA NACIÓN
Cristobal Castillo Navarro
Traemos a este tercer número la primera aportación de allende los mares, un joven MEXICANO doctorando en Economía EN LA Universidad de Oviedo nos aporta un pequeño ensayo biográfico sobre uno de los padres del México republicano. Un hombre liberal, masón y cristiano ( para algunos parece no ser problema el compatibilizar estas tres cosas) Juá rez , al igual que podríamos citar a Melquíades Álvarez en España, eran de esa clase de gente para los que el liberalismo era algo muy diferente a lo que insignes economistas como Friedman han conseguido hacer creer a un mundo en el que importa más el dinero que la forma en que se consigue o a donde van los beneficios aunque todo ello suponga una merma de las libertades individuales y colectivas

Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles”. Bertolt Brecht.

“Hay hombres que luchan un día y son buenos.

En un mundo en donde el racismo, el divorcio entre las naciones, la violencia entre hermanos, la falta de una corriente ideológica viviente que busque el bien de los individuos, causa una apatía enorme en la juventud, un desencanto con la realidad de esa generación del 68 del comunista corriendo tras del capital, en tiempos deshonrados, de infortunio y oprobio, es bueno recordar, las bases sencillas para la buena relación entre los humanos “Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz". A través del presente quiero recordar y por qué no decirlo, tratar de divulgar la figura de uno de los reformistas liberales más grandes de México, Benito Juárez. Nacido en San Pablo Guelatao, Oaxaca, el 21 de marzo de 1806. Benito Pablo Juárez García de extracción indígena, habló solamente zapoteco durante gran parte de su niñez, realizó estudios de Derecho en el Instituto de Ciencias y Artes. Durante su gobierno, se inició vigorosamente la parte constructiva del programa de la Reforma estableció las bases de la enseñanza laica para arrebatar al clero el monopolio de la educación, formulando los planes de estudios, en los que predominaba el conocimiento científico sobre el dogma religioso. Fundó la Escuela Nacional Preparatoria y mejoró la enseñanza profesional organizando las escuelas de Medicina, Ingeniería y Leyes. Juárez inició la era del desarrollo material, durante su gestión se construyó el
LIF licencia Creative Commons en los términos en los que aparece en la página web de la revista, www.redilif.org Número 3

ferrocarril mexicano uniendo a Veracruz con Puebla (una unión ferroviaria entre el mayor puerto comercial al centro del país). La industria y el comercio en manos de extranjeros, comenzó a desarrollarse en su tiempo. Durante el gobierno de Juárez se reglamentó el juicio de amparo para garantizar adecuadamente el ejercicio de las garantías individuales frente al poder del estado. También se expidieron los códigos civil y de procedimientos que venían a sustituir la anacrónica y complicada legislación colonial en materia civil, hasta entonces vigente. Y se puso en vigor una ley de Institución Pública. Aunque estos códigos y leyes se dictaron para el Distrito Federal y los territorios federales, la mayoría de los estados los adoptaron con ligeras modificaciones. Las Leyes de Reforma estaban destinadas a destruir el poder económico del clero y anular su intervención en los negocios civiles porque era evidente que este ayudaba con todos sus recursos a la burguesía representada por el Partido Conservador. La primera ley fue la de la nacionalización de los bienes eclesiásticos, las cual ordenaba que todos los bienes administrados por el clero secular y regular debían pasar al dominio de la nación (12 de julio de 1859). Esta ley establecía la separación de la iglesia y el estado, la libre contratación de los servicios que prestaban los sacerdotes a los fieles; la supresión de las comunidades religiosas de hombres y de toda clase de cofradías y congregaciones; la prohibición de nuevos conventos y el traslado de los libros y obras de arte de los monasterios suprimidos a las bibliotecas y museos nacionales. Esta misma ley despoja al clero del control de las actas de nacimiento, matrimonio y defunción. Estableciendo al matrimonio como contrato civil, indisoluble admitiendo sólo el divorcio temporal, (28 julio de 1859). La República Mexicana se vio invadida por el imperio Francés a raíz de los reclamos franceses por la suspensión de la deuda por el gobierno de Benito Juárez, y por el proyecto conservador del establecimiento del Segundo Imperio Mexicano, encabezado por Maximiliano de Habsburgo apoyado por las tropas francesas, belgas y austriacas que ocuparon el país entre 1862 y 1867. La cruenta ocupación se vio finalizada el día 15 de mayo de 1867, cuando el ejercito de la República toma la Ciudad de Querétaro, captura a Maximiliano y sus cómplices conservadores Miramón y Mejia, los cuales son sometidos a juicio y después de juzgarlos son condenados a la pena de muerte que se ejecuta el 19 de junio de 1867 en el cerro de las campanas. En 1863, Víctor Hugo, al inicio de la ocupación, escribió una emotiva carta al pueblo de México en la cual expresó: “Ciertamente estoy con ustedes. Estamos de pie contra el imperio, ustedes por un lado, yo por el mío. Ustedes en su patria. Yo, en el exilio. Combatan, luchen, sean terribles, y si piensan que mi nombre les puede servir, utilícenlo. Que ese hombre que les hace la guerra sea el blanco, que la libertad sea el proyectil”. Al dictarse la sentencia, el mismo Víctor Hugo dirige una extensa carta al presidente Juárez, para interceder por la vida del
LIF licencia Creative Commons en los términos en los que aparece en la página web de la revista, www.redilif.org Número 3

Emperador: “Sí, a esos reyes cuyas prisiones se desbordan, cuyos patíbulos están enmohecidos de muertes, a esos reyes de las horcas, de los destierros, de los exilios y de las Siberias, a aquellos que tienen Polonia, a aquellos que tienen Irlanda, a aquellos que tienen La Habana, a aquellos que tienen Creta, a esos príncipes obedecidos por los jueces, a esos jueces obedecidos por los verdugos, a esos verdugos obedecidos por la muerte, a esos emperadores que con tanta facilidad hacen cortar la cabeza de un hombre, ¡demuéstreles cómo se perdona la cabeza de un emperador!. Por encima de todos los códigos monárquicos chorreados de sangre, abra usted la ley de luz, y, a la mitad de la más sagrada de las páginas de libro supremo, que se vea el dedo de la República posarse sobre este mandamiento de Dios: No matarás. Esas dos palabras contienen el deber. El deber, usted lo realizará”. Dicha carta fue publicada demasiado tarde por la prensa belga e inglesa, el día 21 de junio de ése año, tres días después de la ejecución de Maximiliano. Así como un comunicado telegráfico que fue girado desde Londres por la embajada de Austria y por orden emperador Fernando II, la cual notificaba a Juárez que Víctor Hugo solicitaba el perdón para Maximiliano. Al triunfo de la República, dijo en un célebre discurso: "Mexicanos: encaminemos ahora todos nuestros esfuerzos a obtener y a consolidar los beneficios de la paz. Bajo sus auspicios, será eficaz la protección de las leyes y de las autoridades para los derechos de todos los habitantes de la República. Que el pueblo y el gobierno respeten los derechos de todos. Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz"…"Confiemos en que todos los mexicanos, aleccionados por la prolongada y dolorosa experiencia de las comunidades de la guerra, cooperaremos en el bienestar y la prosperidad de la nación que sólo pueden conseguirse con un inviolable respeto a las leyes, y con la obediencia a las autoridades elegidas por el pueblo". Juárez, está lejos de ser un mártir, pues no sólo fue un triunfador insólito en un mundo de hechos trágicos, guerras, traiciones. No se le debe de considerar un adelantado a su época, sino un eterno contemporáneo humanista, fue un vencedor de un racismo ancestral, en un país desde siempre asfixiado por la indiferencia de su gente para su gente, logró la unión y las bases de una nación a través de un gobierno nómada, plantando cara y expulsando al imperialismo europeo. Jamás cedió ante la adversidad, siempre tuvo el temple que lo caracterizó como la piedra volcánica de su natal Oaxaca, fue el ejemplo indígena y mestizo, amigo y esposo, once hijos fueron su simiente, siempre al lado de Margarita Maza, mujer de raza blanca, a la cual jamás abandonó. Hombre estoico, con un anticlericalismo tan cristiano, pero primero ante todo moral y humanista, que logró con su ejemplo cambiar la herencia española de calles, avenidas, premios, teatros, universidades y festividades en el calendario con nombres de santos, Papas y reyes, por un trueque más universal, santos por héroes. Juárez dejó un legado moral, tan necesario en estos tiempos donde las
LIF licencia Creative Commons en los términos en los que aparece en la página web de la revista, www.redilif.org Número 3

estructuras políticas y la sociedad, vivimos en una indiferencia ante la vida, dejando a un lado las enseñanzas cívicas, olvidándonos que “los hombres no son nada, los principios son todo”, y son esos principios los que hacen al hombre ser hombre. Por su defensa de las libertades humanas, defensa que sirvió de ejemplo a otros países latinoamericanos, fue proclamado "Benemérito de las Américas" (título concedido por el Congreso de los Estados Unidos de Colombia el 2 de mayo de 1867). Se caracterizó por ser un gran masón pero no dejó sus raíces católicas, calificó a la masonería por sus bases científicas, fue apasionado de la escuadra y el compás. Creó una nueva corriente en la masonería muy aparte del rito yorkino y el escocés, creó el “rito nacional” (practicado en México) y que existe hasta la actualidad.

LIF licencia Creative Commons en los términos en los que aparece en la página web de la revista, www.redilif.org Número 3