You are on page 1of 1

Música para niños Antonio Hernández Moreno La ausencia de un método coherente, atractivo y realista ha dificultado durante años que

la educación musical encuentre el espacio que le corresponde dentro de la formación integral de la persona. El “Método intuitivo de audición musical” propone primero la escucha atenta de la música (apreciación) y más tarde su producción (interpretación). Para hacer música primero hay que haberla escuchado. La educación musical ha de tener un carácter progresivo, un proceso evolutivo, un contenido informativo, familiarizar al niño con la realidad musical y participativa mas que con la representación conceptual, centrarse no solamente al canto, sino también a la educación del oído, la educación rítmica, el solfeo, la historia de la música y el conocimiento de sus obras, ésta ha de llevarse en un ambiente de atractiva libertad para el alumno, sin olvidar la disciplina y el esfuerzo necesarios para alcanzar determinados objetivos. Es partir de la experiencia vivida para encaminarse hacia el conocimiento teórico, fundamentando en el desarrollo del sentido rítmico.