Lineamientos Estratégicos para el Desarrollo Productivo de la Argentina

(Primer documento para discusión)

Mayo 2007

Ministerio de Economía y Producción

Ministerio de Economía y Producción

CONTENIDOS Presentación

Parte I:

Estrategia macroeconómica

1. Logros macroeconómicos 2. Ejes fundamentales de la política macroeconómica. 3. Crecimiento, Equilibrio Macroeconómico y Mejora de los Indicadores Sociales 3.1 Demanda agregada y crecimiento 3.2 Sector externo 3.3 Finanzas públicas 3.4 La mejora en los indicadores sociales 4. Perspectivas y Desafíos

Parte II:

Estrategia productiva

1. Objetivos 2. Ejes Rectores 3. Lineamientos Estratégicos 3.1 Transformación de la Estructura Productiva 3.2 Nuevo Rol del Estado en el Desarrollo Productivo 3.3 Lineamientos Sectoriales 4. Acciones en Marcha 4.1 Experiencias Provinciales 4.2 Experiencias Sectoriales 4.3 Experiencias de Impacto Local 4.4 Coordinación Interministerial 4.5 Mejor Información para Diseño de la Política Productiva

1

Ministerio de Economía y Producción

2

Ministerio de Economía y Producción

Presentación

Entre los logros de la política económica actual se destacan la consolidación del crecimiento, la creación de empleo, la redistribución progresiva del ingreso y la

reducción de la pobreza.

La notable recuperación económica de los últimos años se ha dado a través del crecimiento sostenido de sectores de producción tradicionales, junto con la expansión de sectores innovadores y la aparición incipiente de actividades de alto potencial futuro. Este proceso ha tenido lugar mediante el creciente aprovechamiento de la dotación de recursos naturales y de capital humano del país, así como del tejido industrial preexistente, y ha sido acompañado por políticas públicas de tipo de cambio competitivo, financiamiento, incentivos fiscales y programas de asistencia técnica.

Sin embargo, las ventajas comparativas naturales de la economía argentina y el abandono de la política industrial de la década pasada, aún hacen gravitar la estructura productiva hacia la especialización en la producción y exportación de “commodities”, sobre todo de base primaria.

Esta no ha sido ni puede ser una opción de crecimiento y desarrollo sostenible para el país. Su dotación de recursos humanos calificados, su historia de desarrollo industrial y su tradición socioeconómica y cultural, hacen que la Argentina pueda plantearse como aspiración legítima un sendero hacia una estructura productiva más diversificada e integrada. Esto último significa, por una parte, integración a una economía mundial en proceso de creciente globalización con la irrupción en el mercado mundial de las grandes economías asiáticas, que combinan una amplia oferta de mano de obra, bajos costos y competencia para la localización de inversiones y, por otra parte, integración de segmentos significativos de la población y de las regiones que han quedado excluidos de los beneficios del crecimiento. A esto se agrega, que la naturaleza global del crecimiento económico está cambiando, siendo fuertemente impulsado por el rol del conocimiento y la tecnología en la creación de nuevos productos con mayor valor

3

Ministerio de Economía y Producción

agregado por lo que aprendizaje, capacitación e innovación tecnológica resultan palabras clave para una política de desarrollo sustentable.

Como pocas veces en la historia económica argentina, hoy se presenta la oportunidad de plantearse una estrategia productiva que dé consistencia y potencie las acciones en marcha, y que a la vez genere un nuevo sendero que asegure la sustentabilidad y la mejora en la calidad del crecimiento de largo plazo.

La formulación e implementación de dicha estrategia es un reto no solo económico, sino también institucional. La desindustrialización de la década pasada deterioró la capacidad institucional instalada para la formulación, ejecución y monitoreo de políticas productivas, tecnológicas y de inserción internacional, dejando como saldo un conjunto escasamente articulado de instrumentos y políticas en estos campos. Para revertir esta situación, se está generando un escenario de confluencia entre niveles jurisdiccionales y territoriales así como de firmas, actividades y sectores productivos en función de lineamientos nacionales y de un rol activo del Estado en la generación de condiciones para la construcción de consensos y la articulación de las acciones con los actores involucrados.

Es por ello que desde hace un tiempo, el Ministerio de Economía y Producción, en el marco del Consejo Federal de la Producción, ha iniciado un proceso de diálogo a nivel nacional, sectorial y territorial, de modo que la estrategia productiva no sea una iniciativa aislada, sino que se articule y complemente con acciones en otras áreas de gobierno a nivel de infraestructura, ciencia y tecnología, comercio exterior e inversiones, educación, trabajo, desarrollo social, medio ambiente y gestión pública, y se base en un amplio consenso con otros actores institucionales, sociales, sectoriales y regionales. Esta nueva direccionalidad busca consolidar el retorno de la política productiva como área vital de la gestión económica, en consonancia con el momento actual, las necesidades del país y las nuevas prácticas en la materia a nivel internacional y regional.

4

Ministerio de Economía y Producción

En este marco se ha elaborado el presente documento que contiene los “Lineamientos Estratégicos para el Desarrollo Productivo de la Argentina”. Los mismos se sustentan en los logros alcanzados por la actual gestión de gobierno, así como en los desafíos pendientes, en función de los cuales se establecen líneas de trabajo para profundizar y mejorar las acciones en marcha. En la primera parte se presenta la Estrategia Macroeconómica que contextualiza la Estrategia Productiva desarrollada en la

segunda parte del documento.

Para ser presentadas en una segunda etapa, se encuentran en elaboración las metas macroeconómicas para los próximos diez años, las perspectivas de la economía internacional y la integración regional, así como la mayor articulación entre las políticas macroeconómicas y las políticas productivas que aquí se tratan.

Este documento aspira a ser un catalizador para la discusión de ideas y propuestas con distintos actores de la vida nacional. Por lo tanto, debe ser tomado como un aporte a una construcción común, ya que estamos firmemente convencidos que el futuro de la Argentina nos compromete e involucra a todos.

Cuando escucho que un creciente número de empresas argentinas desarrolla actividades de mejoramiento genético o micropropagación vegetal; cuando leo la noticia sobre la producción de insulina humana a partir de ganado bovino transgénico, o que se inauguró un reactor nuclear en Australia concebido y construido por una empresa argentina; y cuando otra de nuestras empresas hace público un plan estratégico a diez años … sé que el futuro ya ha comenzado.

5

Ministerio de Economía y Producción

6

Ministerio de Economía y Producción

PARTE I ESTRATEGIA MACROECONOMICA

7

Ministerio de Economía y Producción

8

Ministerio de Economía y Producción

1) Logros macroeconómicos En 2006 la economía argentina completó otro año de crecimiento extraordinario, de 8,5% anual. Lo que alguna vez quiso ser interpretado como una recuperación circunstancial del nivel de actividad después de la crisis económica y financiera de 2001-2002 ha pasado a constituir un proceso de crecimiento sostenido con tasas cercanas al 9% anual durante ya cuatro años.

La experiencia de estos últimos años casi no tiene antecedentes en la historia argentina, no sólo por las tasas de crecimiento observadas sino, sobre todo, por la solidez y consistencia de los fundamentos macroeconómicos sobre los que se asienta, así como por su carácter socialmente inclusivo.

Desde una perspectiva histórica el rasgo que más sobresale es la persistencia del superávit de cuenta corriente de la balanza de pagos en el marco de un proceso de crecimiento económico sostenido. La economía argentina experimentó algunos períodos de crecimiento elevado a lo largo de su historia; pero éstos se producían a costa de crecientes déficit de cuenta corriente que desembocaban en estrangulamientos externos y crisis de balanza de pagos. También experimentó períodos con elevados superávit comerciales; pero dichos superávit se producían como fruto de una desaceleración o contracción del nivel de actividad (que daba lugar a una reducción de las importaciones y permitía un aumento de los saldos exportables) más que como efecto de una mejora en la competitividad general de la economía. Lo que no experimentó la Argentina en más de un siglo es la coexistencia de tasas de crecimiento económico elevadas y sostenidas en el tiempo, como las experimentadas desde 2003, y saldos positivos en la cuenta corriente de la balanza de pagos.

Otro rasgo a destacar desde una perspectiva de largo plazo es el reordenamiento de las finanzas públicas. Por primera vez en más de cuatro décadas el resultado fiscal arroja continuos saldos positivos. Por el lado de los ingresos, en los últimos cuatro años se verificó un incremento extraordinario de la recaudación impositiva y de los aportes y contribuciones a la seguridad social (gracias al aumento del empleo y a la creciente

9

Ministerio de Economía y Producción

formalización en el mercado de trabajo). Por el lado del gasto, la reestructuración de la deuda pública redujo de manera significativa la proporción de los recursos fiscales destinada al pago de los servicios de la deuda. El pago de intereses de la deuda pública pasó de representar el 22% de la recaudación tributaria (8% del PIB) en 2001 a sólo 9% de los recursos en la actualidad (2% del PIB). Esta mejora ha permitido concentrar los esfuerzos fiscales en la recuperación de la infraestructura social y productiva del país, como se refleja, por ejemplo, en el aumento de los haberes jubilatorios y en la expansión del gasto en infraestructura (el componente más dinámico del gasto público, que creció un 65% en el último año). Al mismo tiempo se ha podido hacer frente a parte de los vencimientos de capital de la deuda pública, reduciendo el grado de endeudamiento del Estado, que ha pasado de 135% del PIB a comienzos de 2003 a 63,7% en la actualidad.

Los buenos resultados obtenidos a nivel macroeconómico, en conjunción con las políticas de ingreso impulsadas por el gobierno (como, por ejemplo, el aumento del salario mínimo, el incremento en las jubilaciones, o el aumento de cobertura derivado de la instrumentación del “Plan de Inclusión Previsional”, por citar algunas de las políticas de mayor repercusión), permitieron una rápida recuperación de todos los indicadores sociales. El aumento en el nivel de actividad, que redujo la tasa de desempleo desde 20,4% en el primer trimestre de 2003 al 8,7% en el cuarto trimestre de 2006, redundó en una disminución muy significativa de la pobreza y la indigencia, cuya incidencia se redujo de 54,0% y 27,7% en el primer semestre de 2003, a 26,9% y 8,7% respectivamente, a fines de 2006. El crecimiento también hizo posible una mejora significativa en la distribución del ingreso que, luego de años de deterioro ininterrumpido, en 2003 revierte su tendencia y permite una mejora sustancial en el Coeficiente de Gini (de 0,519 a 0,489) y de la brecha de ingresos (que baja de 51,5 a 33,0 entre los deciles extremos) en tan sólo cuatro años.

Más allá de la mejora en los indicadores socioeconómicos, el aspecto más relevante para la profundización de la estrategia macroeconómica es que, a diferencia de las políticas económicas inspiradas en el Consenso de Washington aplicadas en la Argentina durante

10

Ministerio de Economía y Producción

la década pasada, la estrategia actual sienta las bases para que la erradicación de la pobreza y la mejora en la distribución del ingreso constituyan objetivos efectivamente realizables en el mediano plazo.

En efecto, uno de los rasgos distintivos de la historia argentina ha sido la magnitud, duración y frecuencia de sus fluctuaciones económicas, con efectos negativos sobre el desarrollo de las capacidades productivas y de innovación y, por consiguiente, sobre la productividad y crecimiento del conjunto de la economía, incluyendo sus efectos devastadores sobre los trabajadores. Las políticas adoptadas durante la década pasada no hicieron más que exacerbar dicha variabilidad, potenciada por el comportamiento marcadamente pro-cíclico de los flujos externos de capital privado, y provocaron la crisis económica, política y social más profunda del último siglo.

Además de propiciar mejoras sociales, la actual estrategia macroeconómica resguarda a la economía de la reiteración de dicho patrón de auge y depresión, sentando las bases para un proceso de crecimiento sostenible apoyado en una continua acumulación de capital. A diferencia de la década pasada, en que el proceso de expansión dependía irremediablemente de crecientes (e insostenibles) volúmenes de financiamiento externo, el actual modelo económico cuenta con (y genera las) fuentes de financiamiento propio.

En tal sentido, uno de los aspectos más relevantes del buen desempeño macroeconómico presente está relacionado con el financiamiento macroeconómico de la inversión. Como se observa en el Cuadro 1, que compara las dos fases expansivas del ciclo económico de la década de los noventa (1993-94 y 1996-98) con el proceso de crecimiento actual (2003-06), en la década pasada el ahorro interno (alrededor de 15% del PIB en promedio) no llegaba a financiar la totalidad del gasto de inversión (que representaba en promedio algo más del 19% del PIB). La diferencia de cerca de 4 puntos porcentuales debía ser cubierta con endeudamiento externo.

11

Ministerio de Economía y Producción

Cuadro 1 Inversión Bruta Interna Fija 1993-1994 1996-1998 2003-2006 19.5% 19.2% 20.4% Ahorro interno 15.6% 15.3% 23.4% Ahorro (endeudamiento) Externo 3.9% 3.9% -3.0%

En el período 2003-06 la situación difiere sustancialmente. El ahorro interno (23,4% del PIB en promedio) excede el gasto de inversión (20,4% del PIB en promedio) generando un saldo favorable de 3 puntos porcentuales, que constituye superávit externo y por ende contribuye al desendeudamiento externo del país. En otras palabras, el proceso de crecimiento económico actual genera una masa de ahorro suficiente como para financiar la formación de capital y al mismo tiempo reducir el grado de endeudamiento externo
1

de la economía, tanto del sector privado como del sector público.

La diferencia de casi 8 puntos porcentuales entre el ahorro interno de la década de los noventa y el de la actualidad refleja la diferencia entre una economía que se endeudaba de manera insostenible, financiando el aumento en el consumo privado, la expansión de los sectores no transables y la formación de activos externos (fuga de capitales), y otra que genera endógenamente los recursos necesarios para financiar sus planes de inversión y, al mismo tiempo, reduce su grado de endeudamiento externo. Más fundamentalmente, refleja la diferencia entre una economía que dependía de manera apremiante del ingreso de capitales del exterior, hasta el punto de relegar completamente el diseño y manejo de su política económica, y otra que recurre a sus propios recursos para financiar su proceso de desarrollo y procura maximizar los grados de libertad con que cuenta para cumplir con ese propósito.

.)latipac ed sotsa g( ar u tcu rtsearf ni n e nóis revni al a etrap ne y acilbú p adued ed nóicalecnac al a etrap n e an itsed es euq ,ocilbúp orroha led otn em ua la ednopserroc )selau tnecrop sotn up sies ed rodederla( onretni orroh a le n e otn em u a led etrap aneuB 1
12

Ministerio de Economía y Producción

2) Ejes fundamentales de la política macroeconómica

La estrategia macroeconómica actual se asienta sobre tres ejes fundamentales. El primer eje es el sostenimiento de un tipo de cambio real competitivo. El superávit externo alcanzado en los últimos años -y, con él, el mayor margen de maniobra en el diseño e implementación de las políticas económicas- se deriva directamente de esta política. Un tipo de cambio competitivo estimula la expansión de los sectores transables de la economía, promueve la creación genuina de empleo, y sienta las condiciones para la generación de tasas de ahorro público y privado congruentes con dicho ritmo de expansión.

Así, la economía argentina está logrando revertir el proceso de desindustrialización que se inició con la última Dictadura Militar y que se acentuó en la década de los noventa, al propiciar un cambio estructural en la situación del sector externo de la economía, gracias a la notable expansión de las exportaciones y la sustitución de importaciones. El dinamismo de los sectores exportadores se refleja en la mayor participación relativa de los sectores productores de bienes y servicios transables, que son los que encabezan el crecimiento económico luego de la crisis de 2001-2002.

La contrapartida de la política de sostenimiento de un tipo de cambio real competitivo es la acumulación de reservas internacionales en el Banco Central, que a su vez constituye un mecanismo preventivo (o de cobertura) adicional frente a posibles cambios adversos en el contexto financiero internacional.

El segundo eje del modelo es el mantenimiento de la prudencia fiscal. Las finanzas públicas siguen exhibiendo superávit financieros, lo que posibilita la reducción nominal de la deuda pública y, de esta manera, la reducción de la misma en términos del PIB, proporción que en el contexto de crecimiento actual ha venido cayendo a un ritmo acelerado.

13

Ministerio de Economía y Producción

Como resultado de esta política, una vez concretada la reestructuración de la deuda de 2005, la Argentina pudo regresar a los mercados internacionales. Las nuevas emisiones no sólo lograron extender los plazos de colocación promedio, sino que además consiguieron una importante reducción en los costos de financiamiento del Estado, gracias a la fuerte caída (tanto en términos absolutos como en relación a otros países latinoamericanos) de la prima de riesgo país.

Como consecuencia del buen desempeño en materia de recaudación, el superávit primario del Sector Público Nacional se ha logrado en simultáneo con la recuperación de la inversión en infraestructura y en capital humano necesarias para apuntalar el proceso de desarrollo (puertos, caminos, energía, educación, etc.). La composición y evolución del gasto público reflejan la prioridad asignada por el Gobierno a la recuperación de la infraestructura social y productiva del país, tan relegada durante la década pasada.

El tercer eje del modelo gira en torno a las políticas de ingreso. Éstas persiguen dos objetivos principales: primero, asegurar activamente la difusión de los beneficios del crecimiento a los distintos estratos sociales, procurando mejorar la distribución del ingreso y contribuyendo a la integración social de los sectores menos favorecidos; y, segundo, jugar un rol activo en la mediación del conflicto distributivo a fin de acotar su efecto sobre la formación de expectativas inflacionarias.

Los principales instrumentos que conforman la política de ingresos comprenden las políticas en materia de seguridad social, las negociaciones colectivas de salarios, y las políticas de precios, que incluyen los subsidios a productos de la canasta básica, los acuerdos de precios con el sector privado y los impuestos a la exportación de determinados productos.

Tanto por el histórico atraso de sus ingresos como por su gran peso relativo dentro de la población, la mejora en la situación de la clase pasiva fue un medio importante para la difusión de los frutos del crecimiento entre la población y el mejoramiento de la

14

Ministerio de Economía y Producción

distribución del ingreso. Entre el segundo semestre de 2003 y el segundo de 2006 la incidencia de la pobreza se redujo en los adultos mayores (población mayor de 60 años)
2

de 27,2% a 12,5% y la incidencia de la indigencia de 9,5% a 4%.

La gran cantidad de medidas relacionadas con la seguridad social dio lugar no sólo a una necesaria recomposición de los ingresos de la población pasiva, sino también a un incremento en la cobertura a través de los planes de prestación anticipada por desempleo y el “Plan de Inclusión Previsional” de aquellos que quedaron excluidos del sistema de seguridad social producto de las reformas previsionales de la década de los noventa.

Las mejoras en los ingresos de los menos favorecidos, de la mano de la reactivación y puesta en vigencia efectiva del Salario Mínimo, Vital y Móvil, también se tradujeron en una importante reducción de la pobreza y la indigencia y contribuyeron a mejorar la distribución del ingreso.

La recuperación de las negociaciones colectivas como instrumento de mediación en la puja distributiva contribuyó a morigerar la incertidumbre de los agentes económicos, reduciendo la acción de los mecanismos de aumentos “preventivos” de precios en un contexto de fuerte crecimiento económico y recuperación de los salarios reales. Los acuerdos de precios con el sector privado constituyen el otro componente de la política de coordinación de expectativas de inflación. Esta estrategia se inició a finales de 2005 y ha involucrado a productos de primera necesidad, como alimentos y bebidas, indumentaria, calzado, útiles escolares, productos de limpieza y servicios educativos.

Otro mecanismo de política utilizado para evitar la difusión inflacionaria y mejorar los ingresos de los más necesitados es la aplicación de subsidios focalizados. Tal es el caso del transporte público urbano de pasajeros (buses, metro y trenes), que percibe un subsidio que representa un ahorro de unos cuarenta pesos mensuales para un universo de entre 6 y 7 millones de usuarios, ahorro que equivale a un 5% del salario mínimo. El

.7002 ed orene ed ritrap a etnegiv senoicalibuj sal ed otn em u a le in ”lanois iverP n óisulc n I ed n alP“ led sot cefe sol naredi snoc on sotad sotsE 2
15

Ministerio de Economía y Producción

transporte de larga distancia y de cargas también recibe subsidios de diversa magnitud, canalizado a través de rebajas en el combustible, contribuciones patronales y peajes. A esto hay que sumarle el subsidio a determinados alimentos primordiales en la canasta familiar, cuyo objeto es amortiguar el impacto de la variabilidad de las cotizaciones internacionales de las principales commodities agrícolas exportadas por Argentina.

Finalmente, las retenciones a las exportaciones persiguen varios objetivos. En primer lugar, estimulan las actividades con mayor complejidad tecnológica y valor agregado por la vía de aumentar el precio interno de sus productos respecto a los de las commodities. En segundo lugar, contribuyen a asegurar la robustez de las cuentas fiscales. En tercer lugar, forman parte indisociable de la política de ingresos, porque permiten la apropiación de la renta excedente proveniente de nuestros principales recursos naturales, canalizándola a través del gasto público al desarrollo de la infraestructura productiva y social. Finalmente, los impuestos a las exportaciones reducen el impacto de la suba de los precios internacionales sobre la canasta de consumo, en especial de las capas de menores ingresos, cuya estructura de gasto está relativamente más asociada a la estructura de nuestras exportaciones.

3) Crecimiento, Equilibrio Macroeconómico y Mejora de los Indicadores Sociales

Como fuera mencionado, la economía argentina registra cuatro años consecutivos de crecimiento a un promedio de 8,9% anual. El nivel alcanzado por el PIB ya supera el máximo registrado en la década anterior (1998) en 14,7%. Sin embargo, a diferencia de lo ocurrido en la década de los noventa, cuando varios sectores productivos permanecían al margen de los frutos de crecimiento, el proceso de crecimiento actual involucra a todo el espectro productivo.

En efecto, en la década pasada la política económica tendió a favorecer a los sectores productores de bienes y servicios no transables, en especial aquéllos con mayor potencial de expansión en los grandes centros urbanos del país, en detrimento de los

16

Ministerio de Economía y Producción

sectores transables de la economía (especialmente en el sector industrial) y de buena parte de las economías regionales. Entre 2003 y 2006, en cambio, se advierte un proceso de crecimiento balanceado que incorpora al conjunto de los sectores económicos y sociales y que abarca todo el territorio nacional.

En particular, se destaca la recuperación y creciente protagonismo de los sectores productores de bienes transables, cuyo buen desempeño ha sido clave en el sostenimiento del superávit de la cuenta corriente de la balanza de pagos. Dentro de este grupo sobresale la industria manufacturera, que desde 2003 aportó más del 17% del crecimiento experimentado por el conjunto de la economía, y acumula una suba del 31%.

Dentro del sector industrial el desarrollo de las distintas ramas ha sido sumamente balanceado. Si bien en el último año se ha destacado la industria automotriz, que en 2006 creció un 35,1%, también se expandieron de manera significativa otros sectores relevantes, como los productores de bienes de consumo durable, minerales no metálicos, bienes de capital, químicos, edición y papel y siderurgia.

El sector agropecuario también tuvo un muy buen desempeño. En efecto, el aumento de la superficie sembrada y de la productividad en el conjunto de las actividades agropecuarias contribuyó considerablemente al sostenimiento de un frente externo equilibrado e hizo posible un patrón de crecimiento más equilibrado desde el punto de vista regional. Gracias a una expansión del 11% en el área sembrada con respecto a 2003, y a un crecimiento de los rendimientos por hectárea del 16%, el sector primario produjo exportaciones en 2006 un 35,1% superiores a las observadas durante 2003, e hizo posible un aumento de 53% en las exportaciones de manufacturas agropecuarias.

Los sectores productores de servicios transables también presentaron una evolución muy favorable en los últimos años. El turismo, por ejemplo, experimentó un alza considerable al crecer cerca de 75% desde el momento previo al comienzo de la recuperación. Se destaca también el aumento en las ventas externas de servicios

17

Ministerio de Economía y Producción

empresariales y profesionales y de servicios informáticos, que permitió reducir significativamente el saldo comercial negativo de servicios reales (ver abajo).

El buen desempeño de los productores de bienes y servicios transables no obstaculizó el desarrollo de los sectores no transables, que también mostraron un desempeño excelente. Entre los productores de bienes no transables se destaca la construcción, que creció 85% desde comienzos de 2003, aportó 4 puntos porcentuales de los 29 puntos de crecimiento acumulado desde entonces e impulsó el desarrollo de un conjunto de
3

actividades conexas con fuerte impacto directo e indirecto en la generación de empleo.

Entre los productores de servicios no transables se ha destacado en los últimos años la intermediación financiera, que en 2006 creció 22%.

3.1) Demanda agregada y crecimiento

El crecimiento de la actividad económica observado desde 2003 estuvo impulsado principalmente por la absorción interna (consumo e inversión), más una importante contribución de las exportaciones. En 2006, por ejemplo, el 56% de la suba anual de la demanda agregada fue explicada por el incremento en el consumo, el 37% por el de la inversión, y el 10% por las exportaciones. Así, a diferencia de lo ocurrido en la década de los noventa, en la presente fase expansiva la contribución al crecimiento del consumo fue acompañada por un aporte similar por parte de la inversión (Gráfico 1).

.nóiccurtsnoc al arap s om u sni ed le euf 6002 etnarud etn ativarg s á m rotces le zirt om otua airts udni al ed og eul ,arerutcaf u nam air tsudni al ed ortned ,ohceh eD 3
18

Ministerio de Economía y Producción

Gráfico 1 Contribución al crecimiento del PIB

El marcado incremento de la masa salarial, que se debe tanto al continuo crecimiento del empleo como a la recuperación de los ingresos reales de los trabajadores, ha sido un factor determinante en la expansión del consumo privado. Desde 2003 se crearon 2,75 millones nuevos puestos de trabajo a tiempo completo (cerca de 800 mil sólo en 2006). Si a esto se le añade el aumento de los salarios reales que en promedio recibió el conjunto de los trabajadores, más el efecto de una mayor cantidad de jubilados en condiciones de consumir como consecuencia de los planes de ampliación de la cobertura previsional, se advierte la importancia del mercado interno en el actual proceso de expansión.

Si bien en términos absolutos el mayor aporte al aumento de la demanda proviene siempre del consumo (por su elevada participación en la demanda agregada), en términos relativos se destaca la tasa de crecimiento interanual de la inversión (18,7%), que todavía en 2006 más que duplicó a la del PIB (8,5%), llevando la tasa de inversión a 21,7% (a precios constantes), un valor superior al máximo observado durante la década de los noventa, y uno de los más elevados de la historia argentina.

%8%6%4%2%0 %2 %4 %6
19

6002 5002 4002 3002 2002 1002 0002 9991 8991 7991 6991
CEDNI ed sotad erbos EPSS :etneuF

%5,01-

nóicatropmI nóisrevnI

nóicatropxE omusnoC

Ministerio de Economía y Producción

El crecimiento de la inversión se debe tanto a factores externos como internos. Como fuera mencionado, en el frente externo se advierte un sostenido crecimiento de la demanda en los principales mercados de destino de nuestras exportaciones, así como el mantenimiento de elevados precios para las commodities. En la esfera doméstica, además del tipo de cambio real competitivo, se destacan la expansión del mercado interno y del poder de compra, y el predominio de bajas tasas de interés, que favorece la rentabilidad relativa de los sectores productivos. Desde un punto de vista de mediano y largo plazo, los buenos resultados de las cuentas públicas y la balanza de pagos brindan un horizonte de certidumbre que favorece la decisión de destinar recursos a la inversión. A su vez, la solidez en las cuentas fiscales posibilita el aumento de la inversión pública (principalmente en infraestructura), contribuyendo directamente al incremento en la inversión bruta interna fija .
4

3.2) Sector externo Desde 2003, y por primera vez en más de cuarenta años, Argentina sostiene al mismo tiempo superávit en cuenta corriente y en sus cuentas públicas. El promedio de superávit en cuenta corriente entre 2003 y 2006 fue de 6.200 millones de dólares, un saldo positivo promedio de 3,8% del PIB. Dicho superávit se sustenta en el notable crecimiento de las exportaciones, que año a año marcan nuevos récord. Junto con la menor carga de intereses producto de la reestructuración de la deuda pública, el crecimiento de las exportaciones ha permitido hacer frente a la rápida recuperación de las importaciones, típica de un proceso de elevado crecimiento, sin que se perciban señales inmediatas de disminución del superávit comercial.

En efecto, en un marco en el que las importaciones, en especial las de bienes de capital, retomaron su dinamismo al ritmo de la mayor inversión y el elevado ritmo de crecimiento, la expansión de las exportaciones permitió que la balanza comercial sostuviera un superávit promedio de 14.300 millones de dólares, ó 8,9% del PIB. La

.3991 edsed a m ix ám al ,%31 ed am icne rop ogla ócibu es ajif anretni aturb nóisrevni al ed latot le ne acilbúp nóisrevni al ed nóicapicitrap al 6002 ne ,ohceh eD 4
20

Ministerio de Economía y Producción

mejora en la balanza comercial de bienes fue acompañada por una sensible reducción del déficit de la cuenta de servicios reales, que pasó de presentar un saldo negativo de casi 4.000 millones de dólares en promedio en los noventa (un 18,4% de las exportaciones de aquel período) a un resultado prácticamente nulo a finales de 2006. La reversión estructural de este déficit obedece a un vigoroso crecimiento de las exportaciones de servicios reales de 66,3% entre 2003 y 2006, que hoy suman 7.360 millones de dólares, lo que representa un 16% de nuestras exportaciones de bienes.

Las exportaciones de bienes crecieron un 56% entre 2003 y 2006. En 2006 alcanzaron una marca histórica de 46.600 millones de dólares. Aun cuando no puede soslayarse el aporte de los mayores precios internacionales de las materias primas sobre el desempeño exportador, es de destacar el muy buen desempeño de las exportaciones de origen industrial, que crecieron en volúmenes un 48,3% desde 2003, lo que representa casi la mitad del incremento total en las ventas externas. Conjuntamente con las manufacturas de origen agropecuario, las exportaciones industriales explican más de un 90% de los mayores volúmenes exportados del período.

Los resultados positivos en la cuenta corriente y (desde hace dos años) de la cuenta financiera de la balanza de pagos dieron lugar a una fuerte acumulación de reservas internacionales, cuyo nivel alcanzó recientemente un récord histórico de 39.000 millones de dólares. De esta manera, el incremento de las reservas más que compensó el pago al FMI de casi 10.000 millones de dólares realizado a comienzos de 2006.

El elevado stock de reservas internacionales con que hoy cuenta la Argentina, junto con las medidas implementadas para desincentivar el ingreso de capitales financieros de corto plazo, proveen cobertura frente a eventuales disrupciones en los mercados financieros internacionales, como pudo observarse durante los meses de mayo y junio de 2006, y de marzo de 2007, cuando las fuertes oscilaciones observadas en los mercados de activos internacionales no afectaron el nivel de actividad interna. Cabe remarcar que este intenso proceso de reconstitución de las reservas internacionales se logró sin asistencia multilateral, habiendo realizado pagos netos a los organismos

21

Ministerio de Economía y Producción

multilaterales de crédito por un monto superior a los 25.000 millones de dólares (Gráfico 2).

Gráfico 2 Reservas Internacionales y pagos netos a los organismos financieros internacionales Millones de dólares

3.3) Finanzas públicas

Como fuera mencionado, otro signo de cambio estructural en la economía argentina se dio en el marco de las finanzas públicas. Entre 2003 y 2006 el superávit fiscal primario consolidado (Nación más Provincias) promedió un 4,4% del PIB. El superávit financiero (superávit primario neto de intereses), también resultó positivo, lo que significa que el sector público ha podido reducir su nivel de deuda (tanto interna como externa). La Nación hizo un aporte significativo al logro de estos resultados, al obtener un superávit primario promedio de 3,4% del PIB, y un superávit financiero de 1,7% en dicho período. En todos los años el superávit alcanzado por la Nación fue superior al presupuestado, lo que permitió reducir su endeudamiento más allá de lo previsto.

Los excedentes del sector público se obtuvieron gracias a una significativa expansión de la recaudación tributaria, tanto a nivel nacional como provincial, que fue consecuencia no sólo de la mayor actividad económica sino también de una menor evasión

22

m 745.52 DSU :sodalumucA sogaP m 730.23 DSU :savreseR
N S J MM E N S J MM E N S J MM E N S J MM E N S J MM E N S J MM E 60 50 40 30 20 10

s e l a n o i c a n r e t n I s a t n e u C e d l a n oi c a N n ó i c c e r i D : e t n e u F

000.06 000.65 000.25 000.84 000.44 000.04 000.63 000.23 000.82 000.42 000.02 000.61 000.21 000.8 000.4 0

Ministerio de Economía y Producción

impositiva, proceso que se debió a la difusión de la formalización de las actividades económicas, en especial en el mercado de trabajo. Así, mientras que la actividad económica se incrementó (en términos nominales) un 74% entre 2003 y 2006, la recaudación tributaria total lo hizo en 108%.

Las mejoras en la recaudación permitieron sostener el superávit fiscal sin sacrificar la asignación de recursos a gastos esenciales en materia de infraestructura social y productiva, por mucho tiempo relegados a un segundo plano. La estructura de gasto se modificó de manera fundamental respecto de la década pasada: mientras que en el año 2001 un 22% del presupuesto se destinaba al pago de intereses de la deuda, hoy la mayor parte de esos recursos se orientan a las políticas de ingreso, a la seguridad social y a la inversión pública. Los gastos en seguridad social, que se elevaron en promedio un 18,3% por año desde 2003, permitieron mejorar sustancialmente el poder adquisitivo de los jubilados y pensionados, y además extender los beneficios previsionales a más de un millón de pasivos desde 2006. Entre 2003 y 2006 la inversión pública se multiplicó 6,6 veces, y actualmente la inversión en infraestructura (el componente más dinámico dentro del gasto público) representa aproximadamente un 12% del gasto total y un 3,5% del PIB (Nación más Provincias), valores mucho más elevados que, por ejemplo, en 1998 (5,4% y 1,4% respectivamente).
5

Por último, cabe señalar que las mejoras fiscales se vieron reflejadas en la evolución de la deuda pública bruta de la Nación, que representaba al finalizar el año 2006 aproximadamente un 64% del PIB, una reducción notable respecto de la situación de comienzos de 2003, cuando la deuda bruta alcanzaba el 135% del PIB.

.)lani mon otcudorp led otn eim icerc ed %32 n u a e tnerf ,%2,62 óicerc nóicadu acer al( oña oh cid etnarud 1 ed am icne rop ov u tsos es ) s o t s e u p m i e d l a r e d e f n ó i c a p i c i t r a p o c a l r a t n o c n i s ( l a n o i c a n n ó i c a d u a c e r a l e d o t c u d o r p - d a d i c i t s al e a L 5
23

Ministerio de Economía y Producción

3.4) La mejora en los indicadores sociales

Los buenos resultados obtenidos a nivel macroeconómico, en conjunción con las políticas de ingreso impulsadas por el Gobierno, permitieron una rápida recuperación de todos los indicadores sociales. La tasa de desempleo de fines de 2006 fue de 8,7% en las ciudades relevadas por la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), registrándose por primera vez desde comienzos de la década de los noventa una tasa inferior al 10%. Desde el segundo trimestre de 2003, cuando la tasa de desempleo urbana era de 17,4% la cantidad de desocupados cayó en 1,31 millones.

La causa fundamental de la reducción de la desocupación fue la mayor demanda de empleo producto de la mayor actividad económica, dado que la oferta de trabajo (la tasa de actividad) creció de manera ininterrumpida desde el comienzo de la recuperación. La economía generó desde el primer trimestre de 2003 un total de 3,7 millones de ocupaciones de tiempo completo, sin contar los planes de empleo. Sólo en 2006 se crearon en 774 mil puestos de tiempo completo, lo que implica una elasticidad-producto del empleo que se mantiene elevada y que en 2006 exhibió un promedio de 0,64.

La conjunción de un contexto macroeconómico favorable y de políticas de ingreso que tienden a compensar la situación de los sectores más necesitados redundó en una sostenida reducción de la pobreza y la indigencia. Desde el primer semestre de 2003 en los centros urbanos más importantes del país la cantidad de pobres disminuyó en 5,7 millones de personas. Sólo en 2006 la reducción fue de más de un millón y medio. Actualmente la incidencia de la pobreza alcanza el 26,9% en los centros urbanos, comparada con un 54,0% del primer semestre de 2003. La indigencia también disminuyó aceleradamente. Desde el primer semestre de 2003 hay 4,1 millones menos de indigentes, y los últimos datos indican que el porcentaje de individuos que perciben ingresos por debajo de la línea de indigencia es de 8,7%, comparada con un 27,7% del primer semestre de 2003.

24

Ministerio de Economía y Producción

En el marco de estas mejoras se advierte un importante aumento del ingreso per capita familiar real, que creció un 38,2% desde el segundo semestre de 2003, y una sensible mejora de la distribución del ingreso, que se observa en la fuerte reducción del Coeficiente de Gini. Este es un indicador de contenido estructural que tiende a mostrar variaciones muy lentas en el tiempo, y que no obstante exhibió desde el segundo semestre de 2003 una caída ininterrumpida, pasando de un valor de 0,519 a 0,489 en el segundo semestre de 2006. Los ingresos reales de los quintiles de menores recursos tuvieron una recuperación mucho más rápida que la de los de mayores ingresos, como se refleja en la importante reducción de la brecha de ingresos promedio entre los deciles más rico y más pobre, que pasó de 51,5 en el segundo semestre de 2003 a 33 en el mismo período de 2006.

4) Perspectivas y Desafíos

Como mencionamos antes, los sobresaltos de la economía argentina en el último siglo han estado en gran medida relacionados con episodios de “estrangulamiento externo”; es decir, con la dificultad de mantener simultáneamente el crecimiento y la sustentabilidad externa. Los cuellos de botella del sector externo estuvieron típicamente asociados con problemas en la disponibilidad de productos primarios para exportar, con caídas en los precios internacionales de nuestras exportaciones, o con problemas de apreciación cambiaria derivados del ingreso masivo capitales (endeudamiento) destinado a financiar actividades no transables.

Si bien en la actualidad la tasa de crecimiento de las exportaciones es elevada (en 2006 se situó en más del 15%), hay aún mucho por hacer en éste campo, pues la velocidad de aumento de las importaciones es todavía mayor (en torno al 20%) y la sustentabilidad de largo plazo del crecimiento exige que las tasas de crecimiento de las exportaciones e importaciones converjan en el tiempo. En tal sentido, junto con la activa promoción del crecimiento de las exportaciones, debe apuntarse a la reducción de la elasticidad-

25

Ministerio de Economía y Producción

producto de las importaciones, particularmente de bienes de consumo así como también diseñar políticas focalizadas y eficientes para algunos sectores sustitutivos estratégicos. El sostenimiento del ritmo de crecimiento de las exportaciones requiere, como condición necesaria (aunque no suficiente), mantener un tipo de cambio real competitivo. Además de una configuración de precios relativos favorable, el aumento del volumen exportado requiere de la instrumentación de políticas activas, tendientes a diversificar el perfil exportador, con el doble propósito de agregar más valor por unidad de producto exportada (a fin de aumentar el efecto multiplicador de las exportaciones) y de diversificar el riesgo asociado a la concentración excesiva en un número reducido de “commodities”.

El sostenimiento de un período prolongado de estabilidad macroeconómica y crecimiento, sin interrupciones provocadas por crisis de balanza de pagos, resulta decisivo para el éxito del proceso de desarrollo. Un crecimiento sostenido y con superávit en la cuenta corriente, tendería a reducir drásticamente la deuda externa como proporción del PIB, despejando el principal foco de vulnerabilidad externa de la economía argentina de las últimas tres décadas.

La resolución del problema de la restricción externa facilita pero no garantiza el éxito del proceso desarrollo. Importan también la expansión del acervo de capital y la mejora de las capacidades tecnológicas, incluyendo la calificación de la fuerza de trabajo encargada de llevar a cabo el proceso de producción.

Un proceso de crecimiento sostenido requiere de una significativa acumulación de capital; es decir, de una tasa de inversión elevada. En el caso argentino, para elevar aún más la tasa de inversión (que ya ha alcanzado el máximo histórico de las últimas décadas) y con ello garantizar tasas elevadas de crecimiento del producto, el ritmo de crecimiento de la inversión debería superar al del PIB, tal como sucedió en los últimos años.

26

Ministerio de Economía y Producción

El crecimiento de la capacidad productiva está asociado sólo parcialmente con la acumulación de capital físico. De hecho, en los casos exitosos buena parte del desarrollo económico se explica por la continua mejora en la calidad y articulación de los factores de producción; es decir, por una mayor productividad obtenida por la vía de la innovación tecnológica y una mejor calificación de los trabajadores.

En suma, un proceso de crecimiento sustentable requiere, por un lado, el incremento sostenido de las exportaciones (compatible con el crecimiento de las importaciones), un elevado nivel de inversión que permita un creciente proceso de acumulación de capital físico y humano, y un aumento sostenido de la productividad a través de mejoras tecnológicas que incrementen el grado de competitividad de la economía.

27

Ministerio de Economía y Producción

28

Ministerio de Economía y Producción

PARTE II ESTRATEGIA PRODUCTIVA

29

Ministerio de Economía y Producción

30

Ministerio de Economía y Producción

1) Objetivos:

Los logros a nivel macroeconómico crean el contexto y la oportunidad de plantearse una estrategia productiva que de consistencia y potencie las acciones en marcha, generando nuevas líneas directrices a los fines de consolidar la mejora sistemática del bienestar general. En función de ello, los principales objetivos de la estrategia productiva nacional son: •

Crecimiento sustentable: consolidar el aumento sistemático de la producción de bienes y servicios, incrementando el valor agregado promedio de la producción nacional en el marco de la preservación del medioambiente.

Mas y mejor empleo y distribución del ingreso: promover la creación de puestos de trabajo y la mejora cualitativa del empleo, para incrementar los niveles de ingreso, disminuir de modo sistemático la pobreza y mejorar de manera sensible la distribución del ingreso.

Equilibrio regional: promover el desarrollo productivo territorial con miras a la a la disminución de las diferencias de niveles de ingreso y calidad de vida entre las regiones del país.

2) Ejes rectores:

Es preciso que el país en su conjunto y cada una de las regiones que lo integran, sigan una orientación estratégica hacia el perfil de desarrollo deseado. En ese sentido, el desarrollo es concebido a partir de un enfoque productivo, centrado en la creación de riqueza que redunde en la mejora sistemática del bienestar de la población.

El objetivo de la propuesta es incrementar el valor agregado promedio de la producción nacional, reduciendo paulatinamente la proporción del contenido primario de lo que se

31

Ministerio de Economía y Producción

produce y se exporta. Se trata de inducir un “cambio virtuoso” mejorando gradualmente la estructura productiva a través del aumento del nivel de calidad, innovación, articulación, complementación y productividad. Se busca alinear este cambio sobre los siguientes ejes rectores:

Exportaciones: la mejora sistemática en la forma de inserción del país en la economía mundial a través de la expansión y diversificación de las exportaciones, es un requisito fundamental para la generación genuina de divisas que permitan financiar en forma continua y estable el crecimiento económico en el mediano y largo plazo.

Inversión: la selección de la inversión como variable estratégica tiene que ver con su rol central en el proceso de acumulación de capital, el cual es un pilar clave para el incremento de los niveles de producción y empleo.

Competitividad: la competitividad se relaciona con el incremento sistemático del nivel de productividad de la economía a través de una articulación más eficiente de sus factores de producción y de la mejora en la calidad de los mismos, particularmente del capital humano. Ella hace posible el crecimiento sostenido del nivel de vida, a la vez que permite un mejor desarrollo de los mercados domésticos y mayores posibilidades de acceso al mercado internacional.

Financiamiento: la viabilidad del incremento sistemático buscado a nivel de las exportaciones, la inversión y la competitividad, demanda nuevos mecanismos de financiamiento de modo de asegurar un adecuado flujo de fondos hacia proyectos con significativas potencialidades.

32

Ministerio de Economía y Producción

3) Lineamientos Estratégicos:

3.1) Transformación de la Estructura Productiva:

A diferencia de lo que sucede en economías maduras con mayor grado de desarrollo, la estructura productiva Argentina aún tiene un “cuadrante ausente” a nivel de sectores, cadenas de valor y conglomerados productivos, que combinen un alto grado de innovación y a la vez no sean “islas de modernidad”, sino que tengan fuertes complementariedades con el resto del tejido productivo a través de una densa red de encadenamientos.

Las actividades innovadoras incluyen la producción de bienes y servicios nuevos, la incorporación de nuevos métodos de producción, el uso de nuevos insumos, el acceso a nuevos mercados, así como cambios organizacionales y de gestión. Las

complementariedades suponen el desarrollo de encadenamientos productivos y redes de servicios, de canales de distribución y comercialización, y de instituciones generadoras coordinación que impactan tanto del lado de la oferta a través de economías de escala, de aglomeración y de especialización, como en los efectos demanda mediante un mayor volumen y frecuencia de interrelaciones productivas.

Argentina: el “Cuadrante Ausente”

+
ejazidnerpA - nóicavonnI dadeiratnemelpmoC
arerutcafunam airtsudni al ed otseR salocírgA seitidommoC sodavirp soicivreS selanoicansnarT saserpmE y selairtsudnI seitidommoC senoicazitavirP

+

33

Ministerio de Economía y Producción

El gráfico permite apreciar que el sector productor de “commodities” agrícolas se ha expandido en los últimos años gracias a una importante introducción de innovaciones a nivel de procesos y productos, pero aún tiene un sendero a recorrer para alcanzar mayores complementariedades con el resto de la estructura productiva.

El sector de “commodities” industriales (acero, aluminio, papel) y empresas transnacionales se caracteriza por contener conductas innovadoras aunque las complementariedades con el resto del tejido productivo todavía son débiles. En particular, muchas empresas transnacionales tienen bajos costos de movilidad entre países y, en general, escaso desarrollo de proveedores, de filiales especializadas y de actividades de investigación.

Las empresas privatizadas de servicios públicos son relativamente débiles tanto en innovaciones (excepto telecomunicaciones) como en encadenamientos productivos. Los servicios privados y el resto de la industria manufacturera también aparecen como relativamente débiles en innovaciones, debido a que durante los noventa fueron forzados a un ajuste defensivo que derivó en aumento de la informalización y baja productividad promedio. Sin embargo, el resto de la industria manufacturera tiene encadenamientos significativos con la estructura productiva y es, junto con los servicios privados, absorbedora de mano de obra.

El reto de la política productiva para la Argentina es, entonces, promover un cambio que transforme la estructura productiva a favor de actividades que incorporen más innovación y que contribuyan al desarrollo de un tejido productivo más denso, en forma consistente con los ejes rectores de aumento de las exportaciones, la inversión y la competitividad.

Esta transformación de la estructura productiva debe tomar en cuenta el tejido industrial existente y la dotación de recursos del país y sus posibilidades de transformación en productos y servicios de alto valor agregado con significativa demanda doméstica e internacional. Por ejemplo, el relativamente alto nivel de calificación de los técnicos y

34

Ministerio de Economía y Producción

profesionales permite pensar en una estrategia donde la provisión de servicios de alto valor agregado (diseño, arquitectura e ingeniería, consultoría, etc.) juegue un rol importante. En el mismo sentido, la abundancia de recursos naturales ha dejado de ser, como lo demuestran diversas experiencias internacionales exitosas, una “maldición” para el crecimiento. Esto se debe a la posibilidad de incorporación intensiva de ciencia y tecnología en segmentos de las cadenas de producción asociadas a los mismos, desde la producción de insumos hasta la comercialización de productos finales. Buenos

ejemplos de esto son: la biotecnología para la producción de variedades transgénicas de plantas y para las industrias farmacéutica y de la salud (como la producción de insulina bovina); y las tecnologías de la información aplicadas a los sistemas integrados de gestión agropecuaria.

Es importante destacar que no se trata sólo de estimular la expansión de sectores definidos per se como “de alta tecnología”, sino también de sectores más tradicionales ya existentes mediante la incorporación y el desarrollo de innovaciones en productos y procesos, así como la diversificación productiva en las cadenas de valor.

3.2) Nuevo Rol del Estado en el Desarrollo Productivo:

Lo anterior supone que cada cadena, sector, actividad o conglomerado productivo puede, dadas determinadas condiciones, contribuir y facilitar el cambio estructural deseado, siguiendo una trayectoria de expansión, modernización e inclusión que le es específica. La política pública debe continuar adaptando sus instrumentos y sus modos de intervención a esa particularidad. Las políticas de apoyo al desarrollo productivo deben seguir profundizando la nueva forma de intervención, apartándose de un sesgo excesivamente horizontal y reorientándose hacia el desarrollo de sectores estratégicos y el apoyo a cadenas productivas y conglomerados productivos regionales. De esta forma, se espera contribuir a la generación de economías de aglomeración que propicien ambientes más favorables para la innovación, la agregación de valor y la mejora permanente de las

35

Ministerio de Economía y Producción

prácticas productivas. Este cambio debe estar también acompañado de un desarrollo institucional, que permita dotar al Estado de instrumentos de medición de objetivos y monitoreo de metas de la política productiva, en articulación con el sector privado.

Por lo tanto, los principales lineamientos de acción estarán dados por el desarrollo de estrategias focalizadas en actividades de alto impacto potencial y de planes estratégicos de cadenas de valor y conglomerados productivos centrados en sectores innovadores, y de estrategias más horizontales para aplicar en segmentos de sectores tradicionales.

En forma concomitante, se propenderá al reordenamiento del conjunto de instrumentos horizontales de promoción productiva (es decir, aquellos de carácter universal y sin especificidad sectorial) de modo de asegurar su consistencia con la nueva estrategia propuesta.

Actualmente, la promoción productiva en Argentina está compuesta por una serie de mecanismos de incentivos y asistencia empresarial, distribuidos en un conjunto de instrumentos que componen un complejo sistema institucional de organismos de aplicación.

Estos instrumentos de promoción se pueden ordenar en tres vectores básicos de actuación (competitividad, inversión y exportaciones) que combinan distintos mecanismos, características e instancias jurisdiccionales.

36

SENOICA TROPXE

otne ima icna niF aci ncé T a i c n ets is A

SELANOICAN

Instrumentos

sovitisopmI so icife neB se l b as l o b m e e R on se tropA

actuación de las políticas de promoción son los siguientes:

Los principales organismos e instituciones nacionales responsables de los vectores de

NOISREVNI

DADIVITITEPMOC

SELAICNIVORP

COMPETITIVIDAD

INVERSION

EXPORTACIONES

Ministerio de Economía y Producción

37

R A -tropxE nóicadn uF ot l u C y l a n o i c a n r e t n I oicrem oC ,seroiretxE senoicaleR ed oirets iniM )IF C( sen oisrevnI ed laredeF ojesnoC )ECIB( roiretxE oicrem oC y nóisrevnI ed ocnaB lan oigeR ollorraseD y as erp m E anaideM y añeuqeP al ed aíratercesbuS laicrem oC nóitseG y acitíloP ed aíratercesbuS

senoisrevnI ed ollorraseD ed lanoicaN aicn eg A laicoS ollorraseD ed oirets iniM )IF C( sen oisrevnI ed laredeF ojesnoC lan oigeR ollorras eD y aserp m E anaideM y añeuqeP al ed aíratercesbuS )ECIB( roiretxE oicrem oC y nóisrevnI ed ocnaB sotn e m i lA y acseP ,aíredan aG ,arutl ucirg A ed aíraterceS aíreniM ed aíraterceS airtsudnI ed aíratercesbuS

ATNI ITNI socilbúP s osergnI ed aíratercesbuS laicoS dadirug eS y oelp m E ,ojabarT ed oiretsiniM airt sudnI ed aíratercesbuS lanoigeR ollorraseD y as erp m E anaideM y añeuqeP al ed aíratercesbuS airt sudnI ed aíratercesbuS R ATNOF-.acigólonceT y acif ítn eiC nóicomorP ed lanoicaN aicn eg A

selanoigeR selairotceS selatnoziroH

Ministerio de Economía y Producción

En conjunto, los instrumentos nacionales de promoción a la competitividad son en su mayor parte de carácter horizontal y no existe un claro predominio por tipo de mecanismo de intervención, aunque se puede destacar al financiamento.

Los instrumentos nacionales de promoción a la inversión son tanto de alcance horizontal como sectorial y existe un claro predominio de los beneficios fiscales en primer lugar y del financiamiento, en segunda instancia.

Los instrumentos nacionales de promoción a las exportaciones son mayoritariamente de carácter horizontal y tienen una leve inclinación de alcance regional. La asistencia técnica, el financiamiento y los beneficios impositivos son los mecanismos más comunes en este tipo de instrumentos, aunque puede afirmarse que estos últimos son los más significativos.

Si bien hay aún un sendero por recorrer en la mejora de los diversos mecanismos promocionales , especiales esfuerzos se deberán desplegar en el ámbito del financiamiento, de modo de asegurar un adecuado flujo de fondos hacia proyectos con significativas potencialidades. Buena parte de la inversión reproductiva se financia hoy con ahorro interno, pero la misma es fundamentalmente autofinanciada. Hay entonces, mucho por hacer para mejorar la mecánica de la intermediación financiera, particularmente en lo atinente a la evaluación de proyectos y al análisis de riesgos asociados a empresas pequeñas y medianas, potenciando las acciones en marcha tales como el Régimen de Bonificación de Tasas, el FONAPyME y, más recientemente, el Programa Global de Crédito de la SSEPyMEyDR, así como modernizando y focalizando las acciones de las instituciones financieras públicas.
6

.otnemucod led lanif la 1.5.4 nóicces reV .)PIDDB( avitcudorP n ó i c o m o r P e d s o t n e m u r t s n I e d s o t a D e d e s a B a n u o d a l l o r r a s e d a h e s , s ot n e m u r t s n i e d n ó i c a l u c i t r a y nóicanidrooc ,dadilibisecca al ed aroje m erbos ah cram ne ojabart le raicnetop ed a m rof om oC 6
38

.odacrem led %05 atneserper núa ,09‘ sol ed adacéd al ne noreirruco euq senoicisiuqda y senoisuf sal ed rasep a euq selanoican selatipac ed airtsudni anu y anicidemoib ne nóicidart agral anu nanibmoc es euq al ne ,acituécamraf airtsudni al ed rotces le ne lacol otcapmi royam us odinet ah aígoloncetoib al ed lairtsudni nóicacilpa aL .samsim sal etnaidem sodicudorp somusni aelpme lanoicida %64 nu y ,saserpme sal ed %8 le ne adaznava aígoloncetoib ed senoicacilpa noracifitnedi es ,sotnemila ed airtsudni al nE .aígoloncetoib al ed osu le etnaidem salle ed sanugla y lairtsudni osu ed samizne necudorp es síap le nE .ocinégsnart onivob odanag ed nóiccudorp al arap aígoloncet noc odnum le ne sesíap socop sol ed onu ,adnaleZ aveuN y aeroC ,ailartsuA ,.UU.EE sol noc etnematnujnoc ,se anitnegrA .setnaluconi ed ollorrased y sadicitcesni e sadicibreh a etnerf nóiccetorp ,lategev nóicagaporp-orcim ,ociténeg otneimarojem ed sedadivitca nallorrased euq saserpme 22 ed sám a arculovni e ,)sadirbíh sallimes ed senollim 021 S$U sonu odneyulcni( senollim 076 S$U sonu ed launa nemulov nu eneit onitnegra sallimes ed odacrem lE .orga le arap aciténeg aíreinegni ed sedadeirav ed rotcudorp etnatropmi nu omoc odacibu átse es síap le dadilautca al nE
aígoloncetoiB

iniciativas.

nichos donde el país tendría alto potencial y a apoyar la incubación y desarrollo de

consumo. Las líneas de acción sobre estas actividades se orientan a identificar los

radicalmente los procesos de producción, los bienes y servicios y las formas de

Son actividades incipientes pero con un elevado potencial futuro de transformar

sectores tradicionales.

impacto potencial y de sectores innovadores, así como también de segmentos en

productiva, ha permitido realizar una primera determinación de actividades de alto

teniendo en cuenta la transformación que se pretende imprimir a la estructura

El análisis preliminar de la información y de los estudios sectoriales disponibles,

3.3) Lineamientos Sectoriales

Nanotecnología

Biotecnología

Energías Renovables

Actividades de Alto Impacto Potencial

Ministerio de Economía y Producción

39

.selbitsubmocoib ed nóiccudorp al arap otneimidner otla ed somusni res nedeup euq sotcudorp sodairav ed ollorrased y nóicagitsevni al ne oibmac oilpma nu erba y setnanimatnoc on y opmeit le ne selbatnetsus sarto rop selbavoner on aígrene ed setneuf ed osu le etnemanitaluap razalpmeer ed adeuqsúb al ne onimac nu acram selbitsubmocoiB ed yeL al ed nóicnas etneicer aL .adiv ed dadilac al rarojem y etneibma oidem le ravreserp ,oelórtep led sodavired selbitsubmoc ed adnamed al ricuder a áriubirtnoc ,sacilóe sanibrut o sociatlovotof seroditrevnoc omoc ,setnanimatnoc on sovitanretla sodotém rop dadicirtcele ed nóicareneg ed sametsis ed lacol ovitcudorp rotces le ne avisam nóicaroprocni aL .lanoicnevnoc acimrét nóitsubmoc al etnaidem aígrene ed nóiccudorp al noc sodaicosa samelborp sol revloser arap elbaiv sám avitanretla al omoc odiconocer etnemailpma ay odis ah selbavoner sosrucer ne sadasab aígrene ed setneuf ed osu lE .nóicalbop al ed ratseneib le y aímonoce al ed otneimatropmoc le erbos renet nedeup aígrene ne ollorrased y nóicagitsevni ed sodatluser sotsedom núa euq nóicacifingis al ednerpmoc es ,laidnum oturb otcudorp led %8 a 7 etnemadamixorpa natneserper aígrene ne senoicagore sal etnemlabolg euq aredisnoc es iS
selbavoner saígrenE

.oditnes ese ne etnatropmi osap nu se ,aígoloncetonaN ed anitnegrA nóicadnuF al ed nóiccudorP y aímonocE ed oiretsiniM le edsed ahcram ne atseup aL .lisarB noc etnemlaicepse ,sesíap sorto noc nóicarepooc al néibmat ísa omoc ollorrased y nóicagitsevni al etnemof euq ocigétartse nalp nu ne adalpmetnoc étse opmac etse ne nóicca al euq ed dadisecen al a ecudnoc euq ol ,navired es lé ed euq sacigóloncet senoicacilpa sal ed y ocifítneic opmac etse ed etneicerc aicnatropmi al ed aedi aralc anu nad sadalañes sedutingam saL .selauna seralód ed senollim 000.3 sol arepus )adavirp airtsudni al ratnoc nis( selatnemanrebug saicnega sal ed labolg nóisrevni aL .seralód ed nóllirt nu ed 5102 arap nóicceyorp anu amitse ”)INN( evitaitinI ygolonhcetonaN dna ecneicsonaN“ aL .seralód ed senollim 000.54 sol a amixórp arfic anu ne amitse es socigóloncetonan sotcudorp ed laidnum odacrem le yoH .síap le ne soirotarobal sorto ed sámeda ,)AENC( setneyutitsnoC ocimótA ortneC y )TECINOC-atalP aL ed lanoicaN dadisrevinU( ATFINI ,)seriA soneuB ed lanoicaN dadisrevinU( selarutaN y satcaxE saicneiC ed datlucaF ,)oyuC ed lanoicaN dadisrevinU y AENC( orieslaB otutitsnI e ehcoliraB ocimótA ortneC :nos solop sotsE .dadijelpmoc atla ed otneimapiuqe y serodagitsevni nenúer euq solop ortauc ne etnemacisáb ,aígoloncetonan y aicneiconan ne dadivitca etneicerc orep etneipicni anu ratceted etimrep ,adacéd amitlú al etnarud anitnegrA ne adallorrased acigóloncet y acifítneic dadivitca al ed sisilána nU
aígoloncetonaN

.amsim ís ne acimónoce dadivitca ed oditnes elrad y etnetsixe -erp ociténeg laicnetop le ratolpxe aíritimrep ollE .nóicacifitrec etneidnopserroc al noc ,-sanal ed dadilac ,sehcel ed dadilac ,senrac ne arenret osac- lareneg ne adneicah o/y serotcudorper ed dadilac ed avitejbo nóicanimreted al ne setnaveler res nedeup savitaicini sartO .saserpme ed levin a saígoloncet ed sovitatpada senalp sol ravitnecni rop nasap sozreufse seroyam sol lamina o/y lategev aciténeg a sodacilpa aígoloncetoib ed sollorrased ed socifícepse sosac sol nE

Ministerio de Economía y Producción

40

led osac le nE .elbisop atem al ed sojel núa artneucne es orep ,sollop ed nóiccudorp al ed osac le ne etnemlaicepse ecnava narg nu ovut euq osecorp ,lamina aníetorp ne sonarg y selategev saníetorp ed nóicamrofsnart al omoc selat ,ollorrased ed laicnetop otla nu noc saerá núa netsixE .sotcudorpbus ed selairtsudni sosu sorto y selbitsubmocoib ed sacitílop sal ed nóicanidrooc y nóicomorp ed etrapa olutípac nu sámeda nadnamed zíam la otnuj sasonigaelo saL .odnum led sovititepmoc sám serotcudorp sol ed onu omoc anitnegrA al a odanoicisop ah ,odatolpxe etnemlatot on núa ,ovitcudorp laicnetop etsE .sanaepmap on senoiger sal a ,etrap ne ,eyulcni euq nóiccudorp al ed nóicacifisrevid ed ozneimoc nu y ;savitcudorp sanedac selapicnirp sal ed lacitrev nóicargetni ,etneicifusni núa euqnua ,etneicerc anu ;serodavonni etnemairanidroartxe soiraserpme noc etnatropmi avitcudorp dadicapac anu odareneg ah soña somitlú sol ed nóicazinredom ed osecorp le ,etnemlanoicidA .ovitacifingis lanoicutitsni e onamuh latipac nu natneserper opmac etse ne airatisrevinu nóicagitsevni etnatropmi al y ATNI led aicnetsixe aL .adallorrased yum etnemavitarapmoc átse acigóloncet y acifítneic esab al euq ralañes etnatropmi sE .ralucelom aígoloib al se omoc atnup ed aicneic odaroprocni nah )acinégsnart ajos al ,olpmeje rop( sotcudorp sus ed sonugla euq ay osned etnemacigóloncet rotces nu ed atart eS .latot oelpme led %53 led rodederla atneserper oiratnemilaorga rotces le rop odareneg otceridni e otcerid oelpme le ,etnemralimiS .elbarud omusnoc ed seneib ed y selairtsudni somusni ed adnamed al ed sévart a aímonoce al ed otser le erbos airauceporga nóiccudorp al eneit euq rodacilpitlum otcapmi otla le rop adazrofer átse avitatitnauc aicnatropmi atsE .latot IBP led %03 led sám atneserper ,otnujnoc us ne odamot ,oiratnemilaorga rotces le euq nacidni setneicer senoicamitsE
sotnemilaorgA

desarrollo de sus encadenamientos productivos y tecnológicos a nivel nacional:

sobre éstos sectores se orientan a la promoción de su expansión y al fortalecimiento y

complementariedades con el resto de la estructura productiva. Las líneas de acción

Son

sectores

arquitectura, ingeniería y servicios a empresas)

Servicios de alto valor agregado (turismo, industrias culturales, diseño,

Bienes de capital

Tecnología nuclear, aeroespacial y satelital

TICs (tecnologías de información y comunicación)

Farmo y agroquímica

Agroalimentos

existentes

de

Sectores Innovadores

alta

capacidad

innovadora

Ministerio de Economía y Producción

pero

con

bajas

41

lE .)opit etse ed sotneimidnerpme 0051-0001 ed nalbah senoicamitse sanugla( socitámrofni soicivres ed nóicatserp al y erawtfos ed ollorrased la néibmat sodacided lanosrepinu opit ed o selamrofni sotneimidnerpme ed )ednarg etnemelbimuserp euqnua( otreicni oremún nu agerga es euq sal a ,saserpme 009 ed rodederla netsixe euq aluclac es ,dadilautca al nE
)nóicacinumoc y nóicamrofni ed saígoloncet( sCIT

.alocírga aretnorf al ed nóisnapxe al odicudorp ah es ednod ,sanaepmap-artxe senoiger sal ed seligárf sám solleuqa etnemralucitrap ,sametsisoce sol ed odatse led nóicaulave al y oleus le omoc selarutan sosrucer ed osu led dadilibinetsos al a nóicaler noc etnemlaicepse ,anitnegrA al arap evalc netluser euq opit orto ed y soiratinasotif samelborp sol y sovitluc sol ed sedadisecen sal odnaredisnoc ,ocigóloncet ollorrased y nóicagitsevni ed saerá setnerefid sal a otnauc ne sedadiroirp ed nóicajif al y acilbúp nóicagitsevni al ed ecnacla le rinifed latnemadnuf atluser ,ocram etse nE .sotcudorp ed opit etse ed osu le rop odnum le ne latneibma aicnetsiser narg anu etsixe euq ralañes ed se ,ograbme niS .anizarta al y otasofilg le omoc selat ,socituéparet a néibmat y )sodatafsof socimíuq o selarenim sonoba y oinoma ed sotafsof etnemlaidromirp( sodarofsof omoc )aeru etnemacisáb( sodanegortin otnat setnazilitref sol a ,etnemlaicnese ,atnupa sosu sol ne otneimicerc etsE .soña somitlú sol ne 005.1 sol a selauna seralód ed senollim 059 sol ed selevin ed ósap socimíuqorga sol ed osu led rolav lE .salocírga etnemlanoicidart sanoz sal ne setneicerc sotneimidner ed aicnerruco al ed ralip odis nah etrap arto rop y selanigram saerá ed ovitluc la nóicaroprocni etneicerc al oditimrep nah euq odad ,anitnegra airauceporga nóiccudorp al ed otneimicerc led ovitacifingis nétsos nu soña somitlú sol ne odatneserper nah socimíuqorga soL .selaidnum sodacrem ed sohcin arap anivob anilusni ed nóiccudorp al omoc senoicalumrof y sotnemacidem sol ed le se ollorrased odipár us arap senoicidnoc noc atneuc etnemlautca euq rotcesbus ortO .odavirp rotces le y acilbúp nóiccudorp ed saicnatsni sairav ertne nóicalucitra al esrarojem ebed ednod ,onamuh osu ed sanucav sal ed odacrem la ednopserroc ralucitrap olutípac nU .selanoican soirotarobal a necenetrep 89 ,síap le ne sadacidar satnalp 011 sal eD .sotceridni 000.001 y )sodacifilac nos soelpme sotse ed %03 le( sotcerid soelpme 000.12 areneg rotces le y ;)selaidnum selatot sal ed % 6,0( selauna seralód ed senollim 053 ed rodederla ed nos selauna senoicatropxe sal ;seralód ed senollim 005.3 natneserper lacol odacrem la satnev sal ;airtsudni al ed odagerga rolav led latot led %7 nu etnemadamixorpa atneserper anitnegra acimíuqomraf y acituécamraf airtsudni al ed odagerga rolav lE
acimíuqorga y omraF

.selbagevan satur y sonimac ed arutcurtsearfni al railpma ed dadisecen al y ,dadivititepmoc al naírarojem euq senoicaluger sarto y dadiuconi ,dadilibazart al noc sodanoicaler samet ragerga aírbac roiretna ol odot A .arodamrofsnart apate al ne lairtsudni nóisrevnocer ed selairotces senalp nareiuqer es euq elbisop se y dadivitca al ed nóicazinagro ed lacol amrof al a etnerehni dadijelpmoc al ed nóicnuf ne seroyam res núa naírebed sapate ertne nóicanidrooc ed sozreufse sol ,enrac al ed osac le nE .nóicatropxe ed sedadilibisop satla noc y sadaicnerefid sám seroiretsop senoicarobale aicah ovitcudorp otlas la oiverp osap nu nos sedadilac ed nóicagerges ed samet sol ,ogirt

Ministerio de Economía y Producción

42

,seradar ,etrop narg ed seuqub ,dadijelpmoc atla ed ocidém opiuqe ,sadasluporpotua sarodahcesoc ,nóicavresbo ed setilétas ,nóicatnemirepxe ed seraelcun serotcaer síap ortseun ne neyurtsnoc y nallorrased es ,selairtsudni sosecorp sotnitsid ne sadazilaicepse sairaniuqam ed sámedA .elbaredisnoc dadilaicnetop anu nartseum selanoican sacigóloncet sedadicapac saL .ojabart ed sotseup 051 sol narepus euq sotneimicelbatse a sodapuco 5 ed sonem noc serellat soñeuqep edsed ednerpmoc airtsudni al orep ,sodapuco 03 sol a onrot ne artneucne es samrif sal ed oidem oñamat lE .lanoican latipac ed sEMyP samrif rop ,dadilatot us ne etnemacitcárp ,odamrofnoc átse euq se rotces led saiporp sacitsíretcarac sal ed anU .sotceridni sotnat sorto y sotcerid soelpme 000.03 ne amitse es rotces le rop odareneg nóicapuco ed levin lE .lairtsudni nóiccudorp al ed oturb rolav led %6 le etnemadamixorpa atneserper latipac ed seneib ed airtsudni aL .latipac ed seneib arap sazeip y setrap ,setnenopmoc ed sarotcudorp saserpme sal a sámeda aredisnoc es is saserpme 000.5 etnemadamixorpa a edneicsa euq arfic ,selanif latipac ed seneib ed sarotcudorp samrif 004.1 y 002.1 ertne ednerpmoc rotces lE
latipac ed seneiB

.selacol serodeevorp ed ollorrased la setneidnet senoicca ed eugeilpsed le aicnatropmi atla sám al etsiver sojelpmoc sobma nE .nóisnapxe ed savitcepsrep y acimánid royam al etnemlautca artseum latiletas/laicapse al euqnua ,adamrifa sám artseum al raelcun amart al rop odirrocer ay onimac le ,oditnes etse nE .socifícepse sotnemges ne etnemlanoicanretni ritepmoc sojelpmoc sotse a netimrep el sadalatsni sedadicapac saL .latiletas aígoloncet y senoicacinumocelet ,acitámrofni ,etneibma oidem ,aígoloib ,)aciluárdih e acilóe ,ralos( savitanretla setneuf ed saígrene omoc sarto namus es euq sal a ,aíreinegni e raelcun acisíf ne sedadicapac setnatropmi ,ocimótA ojelpmoC led nóicaerc al a sodatneiro sosap soremirp sol edsed soña 05 ed sám sodirrucsnart ed ogeul ,odalumuca nah euq y ).cte ,ehcoliraB nóicadnuF ,orieslaB otutitsnI ,PAVNI ,EANOC ,AENC( somsinagro y senoicutitsni sasrevid ne nañepmesed es euq sodacifilac etnematla sonamuh sosrucer ed nóicatod al a adirefer etnematcerid átse sopmac sotse ne anitnegrA atneuc euq noc avititepmoc ajatnev lapicnirp aL .)5002 le ne senollim 32 S$U( 5002-4991 odoirep le etnarud seralód ed senollim 571 rop odatropxe ah y sanosrep lim 0005 ed rodederla apuco rotces le ,etnemlautcA
latiletas y laicapseorea ,raelcun aígolonceT

.sotcudorp ed sadacitsifos sám samag aicah otneimalacse nu razilaer y odagerga rolav otla ed soicivres y sotcudorp ne nóicazilaicepse ed osecorp nu ratnemof arap sedadilaicnetop atneserp euq rotces nu ed atart eS .sonretxe sodacrem sol a adatneiro al euq dadijelpmoc ronem ed se lacol odacrem la adigirid adnamed al ,selareneg sonimrét nE .sajelpmoc sám sadnamed raetnalp naírdop euq sol nos euq ,aímonoce al ed socimánid sám serotces sol a satnev sacop nartsiger es y adazilaicepse on y adatnemgarf átse anretni adnamed al ed arutcurtse aL .nóicazilaicepse ed oralc lifrep nu ed núa ecerac socitámrofni soicivres y erawtfos led airtsudni aL .senollim 003 $SU sol ed onrot ne 6002 ne odatropxe otnom nu noc ,lanoicanretni odacrem la egirid es etrap atniuq anu etnemadamixorpa ,odarutcaf latot leD .)etnemavitcepser %5.11 y % 6.3 led selaer selauna sotneimicerc noc( 6002 y 5002 ne oñepmesed neub nu odnartsom noraunitnoc y 4002 le y 2002 oña le ertne %52 nu ed sám ,setnatsnoc serolav a ,noreicerc satnev saL .etnemadamixorpa sanosrep 000.14 a oña omitlú ese ne ógell rotces le ne nóicapuco al euq otnat ne ,6002 ne M 008.4 $ y 5002 ne M 000.4 $ órutcaf rotces

Ministerio de Economía y Producción

43

.setnatropmi sám selanoicomorp sotnemele sol nos sarodednerpme savitaicini sal a oyopa le y nóicaticapac ed senalp ed ollorrased le ,sopmac sotse nE .)acitsígol al a sodalucniv sol etnemlaicepse( saserpme a soicivres sol y )sovitcudorp sotceyorp ed oñesid le ne sevalc( arutcetiuqra y aíreinegni ed soicivres sol )sodagazer nallah es sovitcudorp serotces sohcum euq al ne aerá( oñesid la racatsed ebac solle ertnE .ovitcudorp otarapa led nóicazilanoicanretni e nóicazinredom al erbos otcapmi neneit euq soicivres ed avitacifingis amag anu a odnaslupmi raunitnoc arap oirasecen onamuh latipac le eneit anitnegrA ,omitlú roP .setropos ed al a euq ,sodinetnoc ed nóiccudorp al a adacofne sám átse nóiccudorp ayuc ,sodallorrased sesíap sol ed la odicerap sám nórtap nu artseum anitnegrA al ,nóicazilaicepse ed sonimrét nE .seriA soneuB ed daduiC al ne anigiro es selarutluc sairtsudni sal rop odicudorp oelpme led oicret nu y odagerga rolav led datim al isaC .sotcerid ojabart ed sotseup 000.033 ed sám ogla nareneg y ,lanoican oelpme led %9,8 le y IBP led %3,8 le otnujnoc ne natropa saxenoc y selarutluc sairtsudni sal ,selbinopsid sotad somitlú sol a odreuca eD .selaudividni socimónoce setnega sol ed seseretni e sedadilibisop sal ed álla sám nav euq )”acitsírut acram“ anu ralatsni arap nóicomorp al olpmeje rop( senumoc sedadivitca ereiuqer omsirut le euq ed ohceh le rop omoc ísa ,otneimanoicnuf lamron us arap anretxe nóicanidrooc anu adnamed setneinivretni serotca ed dadicilpitlum al euq ne adidem al ne ,omsirut led osac le ne elbasnepsidni atluser acilbúp nóicnevretni al euq aczonocer es euq etneucerf sE .soña somitlú sol ne ocitsírut rotces le óiriuqda euq aicnatropmi al alañes euq ol ,6002 ne senollim 0092 y 5002 ne senollim 007.2 a 4002 ne seralód ed senollim 001.2 ed ósap síap le ne sorejnartxe satsirut sol rop odazilaer launa latot otsag lE
)saserpme a soicivres y aíreinegni ,arutcetiuqra ,oñesid ,selarutluc sairtsudni ,omsirut( odagerga rolav otla ed soicivreS

.ollorrased y nóicagitsevni al y aígoloncet ed aicnerefsnart ,otneimaicnanif ,sonamuh sosrucer ed nóicamrof ,anretxe dadivititepmoc al omoc selat sotcepsa sotnitsid odneirbuc ,satroc seires ed nóiccudorp al a sadatneiro y sadargetni sám senoicca noc rotces led nóicomorp al rarojem ebed es ,lanoican aímonoce al ne evalc retcárac us odaD .sodaznava sám etnemacigóloncet sesíap ed setneinevorp sol noc asotixe arenam ed netipmoc o setnegixe sodacrem a natropxe es sotcudorp sotse ed sohcuM .CNG ed oicivres ed senoicatse y acirtcéleordih nóicareneg arap saniuqámobrut ,oidar ed sarosime arap ocinórtcele otneimapiuqe

Ministerio de Economía y Producción

44 atributos de calidad, diseño o prestaciones específicas. agregado, a través de una mayor incorporación de innovaciones o del desarrollo de promoción de estrategias de diferenciación de producto y generación de mayor valor segmentos específicos. Las relativamente baja capacidad innovadora pero que presentan potencial de cambio en Son sectores existentes con alta densidad productiva e impacto en el empleo, con Sectores Tradicionales líneas de acción sobre estos sectores se orientan a la

Ministerio de Economía y Producción

Estos sectores agrupan a buena parte de la industria manufacturera del país, tales como la metalmecánica (segmentos de los sectores automotriz y autopartes, naval y maquinaria agrícola e industrial, incluyendo éstos últimos los servicios de apoyo a sectores primarios), química (petroquímicos, química fina, limpieza y cosmética), textil e indumentaria, cuero, madera y muebles, así como el sector de la construcción y de insumos para la construcción.

Asimismo, la revolución tecnológica en marcha junto con la internacionalización acelerada de mercados y procesos de producción, permiten repensar las potencialidades de buena parte de las producciones regionales tradicionales, para las cuales se abren nuevos mercados de consumo así como nuevos usos en tanto insumos en muy diversos ámbitos de la producción.

4) Acciones en Marcha

4.1) Experiencias Provinciales:

En el ámbito del Consejo Federal de la Producción, las provincias han sido convocadas a trabajar sobre los ejes rectores y lineamientos estratégicos propuestos con la participación de los sectores e instituciones localizados en su jurisdicción. Algunos ejemplos son el Plan Estratégico del la Región Centro, el de la Provincia del Chubut, el de la Región de Cuyo y el Programa de Competitividad del Norte Grande.

Se está promoviendo una mayor complementación de las iniciativas provinciales con las herramientas existentes a nivel nacional, así como también una adecuación de estas últimas a las diferentes realidades regionales.

45

Ministerio de Economía y Producción

Se potenciará la radicación de inversiones y el crecimiento de las exportaciones en sectores estratégicos en diversas provincias procurando una mayor interacción entre gobierno nacional, gobierno provincial y sector privado.

Se estimulará a nivel provincial, regional y local la profundización de las iniciativas vigentes de conglomerados productivos regionales, integrados por proyectos asociativos del sector privado en un determinado sector o cadena, el sector público y las instituciones educativas y de ciencia y tecnología.

4.2) Experiencias Sectoriales:

El apoyo para el desarrollo de los sectores estratégicos se basa en los planes estratégicos que se encuentran en marcha o en la formulación de nuevos. El Gobierno está

acompañando estas iniciativas, recibiendo las propuestas y promoviendo estrategias que integren al ámbito educativo, al científico y tecnológico y a actores privados de los sectores del trabajo y la producción. Algunos ejemplos son los avances en los planes del sector farmacéutico, software y naval.

El gobierno nacional es el ámbito de articulación entre los objetivos generales de la estrategia productiva y los objetivos específicos del sector, arbitrando una relación entre los distintos agentes económicos de las cadenas productivas que procura incorporar o profundizar prácticas innovadoras, densificar el tejido productivo promoviendo la incorporación de eslabones inexistentes de la cadena o fortaleciendo los más débiles y estimulando una distribución más equitativa de la renta al interior de la misma.

El gobierno nacional está adecuando los instrumentos existentes con el objeto de lograr una mayor adaptación de los mismos a las necesidades de los sectores estratégicos y de las actividades de alto potencial. Asimismo, generará instrumentos ad hoc que optimicen sus posibilidades de desarrollo.

46

Ministerio de Economía y Producción

Los planes estratégicos definen una serie de objetivos que tienden al aumento de la competitividad sectorial, considerando las ventajas competitivas y las restricciones actuales como punto de partida para el desarrollo de una estrategia productiva.

4.3) Experiencias de Impacto Local:

Se están desarrollando proyectos locales de muy alto impacto, a través de emprendedores y organizaciones de la sociedad civil como así también de los Gobiernos Municipales y Provinciales.

Estos proyectos comprenden iniciativas productivas de elevado beneficio social, es decir proyectos que, con una inversión de recursos relativamente baja, tienen efectos significativos en una determinada localidad a nivel del desarrollo local, la sustentabilidad ambiental y el aumento del empleo en cantidad y calidad.

4.4) Coordinación Interministerial:

La estrategia productiva propuesta contiene criterios y lineamientos de acción que permiten orientar no solamente las acciones de promoción productiva, sino también coordinar, sobre bases más consistentes, las acciones e iniciativas en marcha y a desarrollarse en otras áreas del Gobierno Nacional vinculadas con el desarrollo productivo: infraestructura, ciencia y tecnología, comercio exterior e inversiones, educación, trabajo, desarrollo social, defensa, medio ambiente y gestión pública. En tal sentido, se continuará avanzando en las tareas de intercambio y coordinación con otras iniciativas tales como el Plan Estratégico Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, el Plan Estratégico Territorial y el Plan Nacional de Inversión Pública.

47

Ministerio de Economía y Producción

4.5) Mejor Información para el Diseño de la Política Productiva:

Se continuará con el desarrollo de dos proyectos de bases de datos para la política productiva, iniciados a fines de 2006 y que han alcanzado los primeros resultados en el inicio de 2007.

4.5.1) Base de Datos de Desempeño Empresarial:

La Subsecretaría de Coordinación Económica del MECON, junto con las direcciones de Estadísticas de las Actividades Secundarias, de la Producción y el Comercio, y del Sector Externo del INDEC han desarrollado la primera etapa de una Base de Datos de Desempeño Empresarial, articulando la Encuesta Industrial Mensual, la Encuesta Nacional de Innovación y la Base de Comercio Exterior del INDEC. Se ha conformado un panel de 1200 empresas manufactureras con más de doscientas variables que permitirá, por primera vez en nuestro país, realizar un análisis integrado del desempeño empresarial vinculando las innovaciones, el comercio exterior, la capacidad de empleo, etc. En una segunda etapa se espera ampliar la base de datos con variables del Censo Económico, de Empleo y Salarios, y de Financiamiento.

4.5.2) Base de Datos de Instrumentos de Promoción Productiva:

La Subsecretaría de Coordinación Económica del MECON, con la colaboración de la Dirección de Análisis Fiscal del MECON y de la AFIP, ha desarrollado una Base de Datos de Instrumentos de Promoción Productiva, con información sobre los instrumentos nacionales disponibles para la promoción de exportaciones, inversión y competitividad. Esta base está disponible on-line para todo tipo de usuarios, y se instará a los Gobiernos Provinciales a incorporar a la misma la información pertinente sobre instrumentos provinciales de promoción productiva. La disponibilidad de esta base de datos permitirá un mejor trabajo de coordinación y articulación de instrumentos promocionales, así como una mejora en la accesibilidad de los mismos.

48

Ministerio de Economía y Producción

4.5.3) Materiales de Apoyo

Estas bases de datos se completan con guías y materiales de apoyo para el análisis de sectores, cadenas de valor y conglomerados productivos a los fines de la formulación de planes estratégicos para los mismos.

49