La locura del otro Luis Enrique MármolEdición al cuidado de REYNA RIVAS 1 a edición enMonte Ávila Editores, 2007 IMAGENDE

PORTADA Reinaldo Acosta V. COORDINADOR DE LA EDICIÓN Reinaldo Acosta V. ©MONTE ÁVILA EDITORES LATINOAMERICANA,C.A., 2007 Apartado Postal 70712, Caracas, Venezuela Telefax: (58-212) 263.8508 maelca@telcel.net.ve Hecho el Depósito de Ley Depósito LegalNº lf50020078001960 ISBN978-980-01-1509-1Prólogo Hablar o escribir sobre Luis EnriqueMármol y su obra poética es para mí una doble consideración, pues todo lo que sé de él, de su persona, de su obra poética, de su familia, de su vida y su muerte lo supe hace mucho tiempo por su madre: doña Rosa Amelia Infante deMármol. Muchas veces he dicho y escrito que el primer libro de verdadera poesía que tuve entre mis manos fue La locura del otro, libro único y primigenio en el cual el poetaMármol reunió sus decires líricos, su obra poética. Entonces yo era aún una niña recién llegada de Coro,mi tierra natal, y así recibí de manos de la señoraMármol ese tesoro, ese florilegio poético el cual, desde el primer instante, me deslumbró y debo decir que

ese deslumbramiento sigue con sus fulguraciones y sus iridiscencias hoy y seguirá, estoy segura, hasta el fin demi errancia. Libro primigenio y único, repito y subrayo, porque, como sabemos, a Luis Enrique Mármol la vida no le permitió más nada. La muerte lo sorprendió y lo secuestró en su mejor juventud.Había nacido en Caracas el 21 de agosto de 1897, postrimerías del siglo diecinueve y murió en Valencia el 17 de septiembre de 1926, postrimerías de sus mejores veinte años, en plena juventud creadora. Conocemos otras poesías suyas publicadas en la prensa local, las cuales fueron recogidas y editadas por Monte Ávila con prólogo de nuestro admirado y buen amigo Rafael VIIÁngel Insausti, con el nombre de El viento que me nombra. Adiferencia de La locura del otro este poemario contiene una serie de poemas pesimistas, trágicos, en los cuales podemos entender mucho de la vida del poeta y mucho de lo que en toda su poesía consideramos una iniciación al autopsicoanálisis y al desdoblamiento de la persona en el «otro», el otro, sí, tan definitivo y fundacional en La locura del otro, valga decir, en la vida y en la poesía de Luis EnriqueMármol.Aese corto itinerario entre la vida y la muerte, llevado paso a paso por un poeta verdadero, se refirió nuestro muy recordado y admirado escritor Antonio Arráiz con un pensamiento condensado en la más honda de las profundidades del ser, así: «Luis EnriqueMármol no tuvo tiempo de desilusionarse». Grande, profunda verdad. De esa ilusión, de esa esplendorosa juventud, de ese poeta doctorado en leyes, de ese hijo único, alma, vida y corazón de una madre amorosa, de ese amigomuy querido y admirado por sus contemporáneos hablaron siempre reverentes sus compañeros de generación, entre los cuales Andrés Eloy Blanco, Jacinto Fombona Pachano, Antonio Arráiz, Alberto Arvelo Larriva, Enrique Bernardo Núñez, Raúl Carrasquel y Valverde, Augusto Mijares, Fernando Paz

Castillo, Vicente Fuentes, Ramón Díaz Sánchez, José Fabbiani Ruiz por nombrar sólo algunos; compañeros, sí, compañeros de vida y de letras, de poesía y de otros palabreos; compañeros, tantos de ellos ya en la eternidad, en la altamemoria que los ampara y les sigue iluminando el camino allí, entre dos sueños o quizás para mejor decir: allí, entre lo ilusorio y la verdad, en las grutas del tiempo. Todos pertenecieron a esa prodigiosa generación de 1918 en la cualMármol irrumpió con su poesía distinta, poesía que le sirvió a su vida, a su ser y a su existencia en un modo vital pero sobreguardado por la razón poética, especialmente en su VIIIIX libro La locura del otro, poemario introspectivo, manifiesto de su vida toda y de su muerte y de su desesperanza, poesía trágica, no lo dudemos nunca, pero poesía amorosa. A Luis Enrique Mármol lo reconstruyo imaginariamente, veo su ancha frente, su sereno perfil, sus manos, su grafía, su obra poética, mas, a su madre la reconstruyo de memoria…ella, ya anciana,me llenaba de admiración por el amor que ella sentía por los jóvenes, por la calidez de su voz, inolvidable voz, cuando hablaba del hijo, del poeta, de ese ser humano extraordinario que se llamó y se llamará para siempre Luis EnriqueMármol. La reconstruyo dememoria, allí, en las soledades absolutas donde la memoria suele ser más memoria sin recuerdos ni olvidos.Memorables presencias reemplazadas por el infinito verbal más infinito: el del decir diciendo. Muchas veces, en las horas crepusculares de una Caracas apacible, en la parroquia San José, en una calle nombrada por dos santas: de Santa Rosa a Santa Inés, la señora Mármol me conversaba, nos conversaba, porque debo decir que muchas de esas tardes las disfrutábamos, pues coincidíamos por pura buena suerte

. Ella nos hablaba del hijo. su silencio y tantas veces sus lágrimas. Recuerdo que cuando le recité bonito unos versos de «La canción del vacilante» tuve que beberme mis lágrimas: ¿Recuerdas. un infinito amor que iluminaba su voz. lo que en ella ponías de verdad y belleza. me dijo: «Tú que recitas bonito. pues supe siempre que aunque los versos de Luis EnriqueMármol no se lean bonitos. José Ramón Medina y yo. cómo te asombrabas de encontrar enmi alma lo que en ella ponías. sobre la señora Mármol y dije: «Ella nos destejía el tiempo». léeme recitados los versos que tú quieras…». en pensamiento puro.Ida Gramcko. arrancó demi vida algomuy doloroso. llenaba de vida el presente. la voz de esa madre amorosa era un descubrimiento siempre. y. varias veces escribí sobre ella.Una vez. atravesada mi memoria por lamelancolía: «Ella nos deshilaba el tiempo». esa «locura del otro». Cuando me entregó el libro de su hijo. Hoy digo. pero que eramuymío y hoy añoro del alma esa parte perdida.X seguro que sí. serán siempre versos llenos de bien decir. sus palabras.madremía? Túmirabas crecer poco a pocomi alma. Para nosotros. llenaba al tiempo de amor.. Preparé mis fuerzas espirituales y le declamé los versos…No sé si recité bonito. No olvido lo que le recité a doña Amelia aquella tarde. el pasado y el porvenir. Sé que abrí el libro donde cayó mi mano y asi le leí: Ay! Yo vine a esta senda con el alma dolida añorando el olvido y el olvido tardío con sus brazos de sombras.

Luis Enrique Mármol usa la rima como canto. es un altísimo testimonio biográfico… su ser. confesional. y de doña RosaAmelia Infante. como cadencia. ameditar sobre las hondas y múltiples significaciones que esos modos de decir encierran. hombre verdadero poseedor de una altísima espiritualidad. sus amores. vital siempre. poeta de eseidad purísima. enMármol. también poeta. esa locura del otro. su dolor o su alegría quedaron trascendidos en la forma más pura y transparente. esa locura del mismo. la sabiduría. de la razón poética. en poesía pura. poesía biográfica esta de Luis EnriqueMármol…sí. su pensamiento. de las consonancias y las asonancias en esta poesía. y en él especialmente. juventud estudiosa y afanosa de conocimiento y verdad. sus narraciones.lo que en ella ponías de belleza y de fe! Yo transcribo aquí un párrafo de lo que escribí y publiqué en 1981: siempreviva la palabra de Luis Enrique Mármol nos llama a la reflexión. como ritmo paramarcar la especificidad de la palabra poética. sus silencios. venezolano integral. sobre todo en él. ser pensante y pensable. . dueño y señor de la palabra poética. quiero decir. La luz en la poesía de Luis EnriqueMármol brilla entre fulguraciones entrañadas en la poesía venezolana en una iridiscencia irradiante y conmovedora. sus deseos. muere cuando la poesía. susmeditaciones. sus angustias. en oraciones e invocaciones de las más altas connotaciones líricas. Poesía coloquial. los frutos y las inflorescencias de su palabra dada. cultor de la palabra. poeta integral. doctor en Leyes. cuando la vida en pleno hubieran esperado de él más y mejor entrega día a día…esa mejoría que dan la experiencia. hijo de LuisMármol. apasionado siempre. confidencial. Ese caraqueño de nacimiento. de su verbo encendido. la madurez. mago del verso y de lo versificable…Es de señalar el uso de la rima.

muerto trágicamente en San Fernando de Apure el 16 de febrero de 1914. XIEn esa locura del otro se abrazan el poeta y su «otro» en un encuentro amoroso y bienaventurado.Amimadre. pronombre personal allí. confesión es lo que el poeta dice en «La canción de la nada»: Yo soy el condenado de las evocaciones… Placeres. año de su muerte. en pos de la verdad. alegrías. simbiosis del uno y el otro. Todo ese poemario es un larga oración viviente y vivida. eso sí. el poeta LuisMármol. A los ochenta años de su muerte y a los ciento seis de su nacimiento. dialogan el poeta y su «otro». todo vano. sobre todo en las orillas del tiempo y de la ensoñaciónmás pura. sin dichas y sin penas. Oración. en soledad purísima. cuando ha llegado a verme mi espíritu de antes… Aunque no vio publicada «su locura del otro». rezada. la tenía ordenada.miserias. así: «A mi padre. lista para ir a la imprenta y la había dedicado. conocedor del «otro» entre las mismidades y las otredades.La locura del otro. este poeta y su obra creadora están allí creídos y creyentes. ¿persona y máscara unificadas? En esa locura del otro conviven. vana toda la vida: ni dichas ni desgracias. espejo del poeta. en lamismidad del conmigo o en la otredad del contigo y el consigo? La locura del otro. sin dolor ni entusiasmo! En el conmovedor poema «El visitante» le canta a su «otro» así: Yo estaba solitario. ¿yuxtaposición.Me asiste en este pensamiento donMiguel deUnamuno. invocación. Soy un alma perdida.RosaAmelia Infante de . según dicen en 1926. de la verdad que la poesía siempre ha alumbrado y buscado.

. fuesen literarios. el periodismo. había sufrido un grave accidente automovilístico. meses antes. sabía lo saludable del buen humor y de la verdad portadora siempre de optimismo y esperanza en los géneros humorísticos. Su madre vive con él. dedico». Grisanti. cuentos. sus primas hermanas González Infante. Fue un periodista nato.Más tarde lo acompañaron su madre. con amor. humorismo. Ejerció la abogacía. Se sabe también que había estado poco antes de morir en Caracas y trajo con él su último poema. por destino. El jurado integrado por los doctores Carlos F. Su padre se va para siempre cuando Luis Enrique tiene dieciséis años. bien sabido es que. con devoción. ensayos. Alos veinte años de su muerte fue trasladado su cuerpo e inhumado. al cual tituló: «El apóstol maldito». Vivía en Valencia y allí murió repentinamente pero. Lo había escrito al parecer para el aniversario de la revista Élite. musicales etcétera. Fue un gran humorista. Ya ha ido a la escuela XIIXIII primaria de los padres franceses y luego a la universidad hasta doctorarse en derecho. Su tesis de grado fue elogiada por el jurado y la había titulado «El aporte tercero del artículo sexto del Código Penal». Sus restos mortales reposan aquí en su ciudad natal. casi diría yo. Nicomedes Zuloaga y José Antonio Ramos Sucre aprobó por unanimidad esa tesis doctoral en laUCV. a lamanera de».Mármol. Mármol usó varios sinónimos en sus escritos (LEM fue uno de ellos). fuese poesía. por vocación. en el Cementerio General del Sur. su tía Rosario Infante de González. Conocidos son sus ya legendarios «Pastiches criollos. Colaboró en casi todos los diarios y revistas de su época. pictóricos. las letras.

En un poema diálogo. por eso su poesía es también razón de ser.No tuvo tiempo de desilusionarse. nos sugirió». Este poeta nuestro sigue iluminando con su palabra poética la poesía de muchas generaciones porque lo que irradia en él y en su obra creadora es. La locura del otro fue publicada post mortem gracias a la indeclinable voluntad de sus amigos. hay que amarla y cultivarla. el heroísmo y la belleza. palabras de duelo. mejor definición para Luis EnriqueMármol sería difícil. errantes y pequeños cuando tu voz la nueva pauta. volviendo aún el rostro aquellos que esperaban…Y el poeta les dice: «dices que enmiXV . Luis EnriqueMármol nació y vivió con vocación de ser. especialmente gracias a Raúl Carrasquel y Valverde.XIV Vuelvo a referirme a las palabras de Antonio Arráiz. Fue puro y melancólico como una idea que no cuajó. Pensativo el poeta detúvose y calló…y entonces se fueron alejando desc onsoladamente. haga el alma silencio a sumemoria. fue siempre la palabra. entrañada. dinos tus nuevas formas. por no decir imposible de encontrar. la palabra sola aunada a la razón poética pero sentidas ambas a la par como razón vital. a la inmortalidad. danos tus altos sueños… Íbamos desvelados. Y nosotros creemos que mejor perfil. A Luis EnriqueMármol le debemos un homenaje a nivel nacional: su poesía y su memoria merecen ser honradas y colocadas en el sitial que merecen. igual que a los laureles y a las rosas. en ese «apóstol maldito» el poeta y los que le siguen y aman su poesía se dicen: «Profeta. palabras de pésame para la poesía venezolana: Amó como alucinado las cosas espléndidas: el triunfo. Porque como he dicho y escritomuchas veces. enraizada. como si hubiese muerto en ese instante. Ya que los ojos no lloran.Su cuerpo estaba intacto.

gracias por esa generosa dádiva recibida así. me llenó de chispas el fuego de tu sueño…». hoy en ciernes y en potenciales realidades. con amor.palabra pauta y aliento hubiste. Las generaciones por venir. Ami madre. con devoción. . REYNA RIVAS Junio-julio 2006Almas signadas del divino fuego que lentamente os extinguís en brasas. poeta. por la locura otra. en conmovedor testimonio el poeta les dice: «sencillo corazón candoroso que has encontradomieles en la voz demi duelo. dedico. los poetas de mañana. AUGUSTO MIJARES (Fragmento de su ensayo «La poesía de Luis EnriqueMármol»)Ami padre. seguro que le dirán: «gracias. en poesía pura». define. una de las personalidades literariasmás vigorosas de nuestra lírica. Ese «apóstol maldito» lo fechó pocos días antes de morir. Rosa Amelia Infante deMármol. Sin embargo él había obtenido un anticipo de tales dones que su obra cercenada bruscamente por la muerte. y le responde uno de ellos: «Profeta. el poeta LuisMármol. faltas del soplo que debió vestiros del aladominuto de la llama! Así cantó Luis EnriqueMármol el sufrimiento de las almas que no obtienen jamás la gloria del sacrificio total y luminoso. muerto trágicamente en San Fernando de Apure el 16 de febrero de 1914. a pesar de ello. di qué encontraste en ella…». una palabra dame a cambio de las mías…». di qué encontraste. poeta. gracias. por el “otro”.

Ymi ideal.L.M. ya falto de juventud. . No obstante. callado. aqueste ser huraño aunque en veinte años frisa tiene ya la perfecta serenidad de un viejo. por la sombra podrida… Un dolor transparente demis pupilas rueda. se arruina irremisiblemente. Sin embargo es jovial y entusiasta en el fondo. Ensueño. soy inexpresivo como un lienzo en tinieblas: soy la fruta sin sol. caricatura de algo que bien pudo ser alto como un ensueño. vienes. tan sólo queda de aquel otro que estaba loco como la vida! 1917 7Mis emocionesSiempre solo Siempre solo. demi alma. en los labios un dejo de amargura. razonador. y aúnmi vida pueblas: mas. Mi voluntad. prodigioso como un poniente! Me voy tornando cuerdo. la gloriola un instante le enervó con su arrullo. y esta rutina que pugna por ser. otras veces una vaga sonrisa. prudente. no puede rechazar el asalto del desaliento turbio y del dolor que siente. sosiega su alma la luz de un sueño resplandeciente y hondo! Padeció tentaciones tercas: el egoísmo seducirlo intentara con promesa de goce. en soledad.Aquel otroAquel otro… La arquitectura. y. —sólo que no se da al primero que llega… Vanas luchas esquiva. enantes de luz y de basalto. pretérita. E.

retador del giganteMañana! En la olímpica serenidad de sus estrofas palpitaba un ímpetu de alas. lo imposible fue siempre un quizá conquistable. la Eternidad dominada. Bayardo del «Yo quiero». en el fluir de sus páginas desaparecía la lógica armazón de las frases: las palabras eran sensacionesmás que palabras! ¡Oh cálida juventud que le diste el oro esbelto y vivo de tu llama. la armonía griega y la fortaleza romana!… El Universo fuera sumundo. no en vano lo absoluto fue Pegaso para su audacia! Su héroe inmortal—Juventud. Optimismo—tuvo dos [antepasados.Hoy está alerta. 12la Acción era el reposar de su vida . su hora. lleno de luminosa emoción de vida perfecta. Vive siempre ami lado y le llamomi orgullo! 1920 11Palimpsesto AUlises Valero Fue este viejo papiro resonante poema de esperanza. tu optimismo sinmiedo y sin tacha. firme. seguro de símismo y sin embargo tiembla almás ligero roce. la aristocracia de tu ideal.

profundamente triste—¡ya he dicho que soñaba!— su alma era ingenua como una ilusión. de desaliento nunca. en su expresiónmás preclara —oh pálida añoranza de unasmanos demujer sobre la frente alucinada!—. le salvaba su anhelo tenaz de la cumbremás alta. todo el tesoro de nuestra edad avara— y paulatina e incansablemente 13 * Locución latina que significa «cuida de no caer».borraron la historia del héroe del alma que perennemente soñaba en la cumbremás alta! Y hoy cubren el anciano pergamino. . dolor de quimera frustrada. en su ineludible imposición de deber. nunca el cave ne cadas* su valor abatiera. inquietaban de luz y de sombra a su alma! Le inquietaban de sombra y de luz. el Odio.y el Ensueño lamás alta de sus hazañas!… Y sin embargo era profundamente humano. la desesperante conformidad de la llanura fatigara al conquistador demontañas!… *** Pero vinieron unosmonjes negros —desaliento. practicismo. el Amor. vicios. en su acepciónmás noble. pequeñez. inmensa como una esperanza! El Dolor.

y sonriendo decían: —Aquí no es!… . de esos que hacen. es un ocaso anónimo y doliente. datos. frases consagradas nimiedades. suspirar a las tísicas! Voy contando los árboles por distraer el alma… La voz del camarada rompe la grave calma del paseo: —Conmi vino sincero de canciones yo llamé amuchas puertas que soñé hallar abiertas… Y los ojos azules se reían demi intenso tesoro de emociones.fechas. tan hondo. vulgaridades de filosofía barata… Tal es la dolorosa historia del palimpsesto demi alma! Fue este viejo papiro resonante poema de esperanza! 1919 14Paseo ARaúl Carrasqueño † El amigo cordialme narra historias de su vida—el cobarde desmayo de su voluntad de glorias— bajo el oro inefable de la tarde. razonamientos. El cielo opalescente vierte su luz beatífica.

y nosotros seguimos gratamente charlando entre el aroma frágil de los huertosminúsculos… —¿Fulana? —Sí… . Los coches se entrecruzan. Nosmiran de reojo los que pasan en coche. diré que se hacen bellas: ¡las lágrimas se pueden confundir con estrellas! Se va borrando el prólogo violeta de la noche. —El ideal!…es triste seguir viviendo cuando impedir no podemos que el ideal se encharque… Su voz se torna pálida. turbando el ambiente raquítico del parque.y al lado:—Puede ser…Quizá…Tal vez! ¡Y el corazón doliente se ha desangrado tanto que ya no tiene sangre sino llanto! 15La verdad es absurda con su rostro siniestro… —no obstante alguienme grita que el porvenir es [nuestro! Tengo el hondo consuelo enmi verso romántico de ensalzar el gemido transformándolo en cántico! Lejano amor perdido quemis labios añoran! Soy demi propia penamirra y turiferario y enmis versos altivos los dolores se enfloran porque yo tengo excelsitudes de visionario para enjoyarmis versos cuandomis versos lloran! Hay un placermuy íntimo en rimar inquietudes. bordados de crepúsculos. las penas dulcifícanse en los áureos laúdes.

esta noche.mentalmente: —Dios te bendiga. a casa vente… Él estrechamimano. son el sólo legado de pretéritos siglos… ¡quémuchos de nosotros. de la Verdad. ymientras que se aleja. abrió un nuevo botón enmi alma dolorida… —Bueno. Nos salen al encuentro las ventanas primeras. vayamos irremediablemente hacia el hastío! ¿Qué nos queda de la Belleza.—¿De veras? 16Comentarios banales.mucho esfuerzo frustrado. es la Edad de los Remordimientos. hermano! 1915 17Es el siglo AJulio Rosales Es el siglo doliente y sórdido de los grandes proyectos tardíos. semilla de eternidad!…Ah! Diosmío… . de la Fuerza. chico. Diosmío? Vida ¡Milton certero! que incubas en tus sombras el dolor del Paraíso Perdido! ¿Qué nos queda de la Belleza?…Lamujer. ya cansados. y tras la herrumbre de los balaustrales hay carnes imposibles con olor de quimeras! El compañero ha puesto su consuelo enmi herida. El Imperio del—Quién lo hubiera sabido! Mucho vigor estéril. qué nos queda.

la amargura. Ensueño. imperfecto. y todo pasa y elmás hondo recuerdo es un plano inclinado hacia el olvido!… Todo conspira contra los hombres: el deseo. de recuerdo. lo imposible. preclaro idealmío! 1920 . el equilibrio. del esfuerzo. ya cansados. —hermanos. penumbra del infinito!… Ideal. inútil como una estrella. casi siempre baldío. lo frustrado y lo logrado.—¿La Verdad. vayamos irremediablemente hacia el hastío!… Quién pudiera soñar perennemente.*** Y de la Fuerza?No hablo de su caricatura. temed sobre todo ese terrible filtro desolado. ¡Oh instintiva armonía desordenada que llenabas el sagrado horror de los bosques primitivos. habéis dicho? ¡Verdad. cual de enojoso vestido! ¡Ah! los hombres sonríen cuando te nombro. 18te proscribió por siempre la fiebremiserable del urbano hormigueo convulsivo! Ah! pero en cambio vamos firmes hacia la cumbre de la Verdad.multiplicador demiserias. la desigualdad. despojarse de razón. ese implacable heraldo del fastidio! La ignorancia también nos hiere mas. sobre todo el Libro!… Quémucho que nosotros.

en línea recta huye hacia el sol.menudo y ágil. vibrante! ¿Útil.19Canto absurdo ACamiloMichelena Todo una loca vibración inmóvil el colibrí. un pajarillo. de súbito. su niñito. esto es absurdo. ¿en qué cosas pienso?. inútil. ymás vibra. inútil. detiénense a coger las florecillas. ymás. y él. y al fin. lírico aquel vuelo. qué nimiedad. Una. aquella vibración atormentada?… Libó en la flor. pero era también lumbre… Mas. un átomo! ¡Qué necedad! debo estar loco…pero. ¡oh proverbial felicidad sin nubes! Qué bien están así los tres: su dicha es egoísta al par que generosa para los tres…Mas ¿quiénes son?Me llaman… . su esposa. vuela de una a otra flor. lírico su vuelo? *** Un buen burgués. 20Lanza una piedra el niño…todos ríen. dos…diez…inmóvil! Angústiame de acción y de reposo su inquietud en un punto detenida… Liba en la flor y para sostenerse vibra.me angustia de acción y de reposo! Quiero atraparlo. y a cada instante su loca vibración semultiplica! Mas. ¿útil.

monosilabeantesme contestan… Qué cansancio en sus rostros. Bulliciosa .me envidia! Otro grupo ha llegado a la plazuela: un buen burgués.Si es Pérez. su niñito… ¡oh proverbial felicidad sin nubes! *** De jovialesmuchachas se ha poblado el parque atardecido…deliciosas! Ellos también. y en los ojos demi amigo descubro queme envidia. su esposa. Quieren reír. qué frívola y qué torpe! Parece que no sienten la exquisita seducción del instante. el pintor: —Oh! tanto tiempo sin verte ¿quéme cuentas? —Me he casado: mi señora. y es triste su sonrisa!…Apenas hablan. sonoros de entusiasmo con el aroma de la carne joven… 21Qué cálida promesa alucinante. en sus bocas qué laxitud!…El niño hacemohines. qué líricosminutos de quimeras! Mas su charla. de quien te hablara algunas veces. pero ha sonado a hueco su risa. elmuchacho…Luis Enrique Mármol. ¡Amí. mi antiguo camarada… Ella sonríe.

las repiten. ante un atento grupo. igual!…Señor. pero divinamente atormentada! El colibrí! qué lírico su vuelo: todo una loca vibración inmóvil! 1921 . son gente distinguida! Ellas. gozarlo todo. desorientada en la vacíamezquindad ambiente: están cerrados todos los caminos! 22Pero quiero vivir. lograrlo todo y que lo pierda todo! Los besos. han sentado cátedra: suspensos. ellos. viejos. exégesis total. nada desean! *** Ah! comentan el libro demi amigo! y escucho sus palabras largo rato: glosan sus expresiones. estudiadas actitudes… ¡Pero están bien. cuatro imbéciles desmenuzan el libro demi amigo! *** Almamía sin fe.mozos de estrecha frente lisa!… ¡Oh gloria apetecida! En la taberna. boquiabiertos escúchanlos en corro. divinamente inútil.frialdad. y las ansias y los sueños y la vida. pero en sus bocas qué vacío el gran libro demi amigo! Mas. qué asco! no tiemblan de inquietud.

y en la noche solemne. vertían elmilagro de la serenidad! 24Ah! no la viera nuncami anhelo deslumbrado que hoy cuando ansioso trato de evocar la radiosa visión que en lomás hondo del alma reverencio. sabía su nombre—¿bien poco?—Me bastaba: tenía un par de alasmi corazón tenaz! Conocía su nombre…la buscaba anhelante!… Fue en elminuto enorme de una noche inquietante cuandomi vista ávida violó su soledad: la tragedia angustiaba sus ojos tenebrosos. y era la voz tan pronto queja como canción! Y desde aquelmomentomi vida fue un perenne errar. no puedo recordarla. sus gestos armoniosos. pero nadie la conoció jamás! Mas. como bajo el presagio de una revelación. terribles de silencio! 1920 25Viejo rosal . yo escuchaba la pálida voz del desconocido. sus líneas. un incansable desorientado errar! Y en la tarde suntuosa. y en lamañana simple no dejé de buscar! La buscaba sin tregua y a todos preguntaba por Ella. sus formas se han borrado… pero surgen del fondo demi angustia espantosa sus ojos desolados.23La belleza APedro Sotillo Alguien hablara un día d’Ella…y estremecido. mas su rostro.

La noche ha dilüido el crepúsculo. Lejos. y la luna se arrastra. sobre el llano. sobre la sierra. una orquesta de ranas croa susmelodías. la sombra se recoge. los cielos tienen vasta serenidad de lagos. acaso de sus tiemposmejores sentirá la nostalgia: un anhelo de flores se abrirá en su inconsciencia. vestidos claros pasean su donaire. enantes su alma fuera fragancia de las citas de amor. fileteada de puntos claros como alegrías. en bravas tardes henchidas de bochorno. espesa.La tristeza se enrosca como una yedra en torno de sus ramas cansadas y sus hojasmarchitas. Losmontes sus perfiles suavizan y hacen vagos. sobre el pantano… 27II . espera. angustiando su vida!… —Doloroso rosal. hermanomío. cual lejanos recuerdos trazados en el aire. blanca. y allá. aún lucen suaves tonos bermejos. ¡oh crepúsculo! avivas no sé qué ensueños tristes que pasas como un velo sobre las cosas viejas y lo que aún es joven de viejo lo revistes. Y hoy es sombrío. que pronto con su savia pondrá la primavera en tu verdemás triste la rosamás sentida! 1918 26Paisajes I En la opulencia frágil de tus luces bermejas.

paseomis nostalgias como una cargamuerta por entre tus rosales resecos. dolorosos como gemidos. serenas. amarillosa. Las nieblas inconsútiles cegaban la laguna. ahogados por el tedio. Losmontes a lo lejos tienen tintes exóticos velados por la bruma. incierta. puntiagudo e inválido. temblaba bajo el frío que plateaba la tierra. Y en estas dulces tardes de los grises neuróticos. la tarde se tendía sobre la abrupta sierra.Viejos parques anémicos. hondos. carcomidos. y tu sombra apacible. retorcidos cual fósiles esqueletos inmobles! Yo busco tus senderos quemueren entre zarzas. 28III El sol tenía anemia.mohosos. hoy espinos. demismales remedio. me apareciste ¡oh blanco fantasma queme asedia! Helena…Ofelia…Safo…tus ojos eran una cisterna oscura donde durmiese la tragedia! Los últimos fulgores del sol se derramaban sobre las ramazones de los árbolesmondos de verdor. silbando entre los robles. pálido. como vuelos de garzas. un pino impresionista. donde tuércese el viento. . como la luna. y tus frondas. como cisternas. y en la angustia de las praderas yermas gonzalitos nostálgicos sus llantos desgranaban… y en tus ojos arcanos. tus viejos robles. y el sol hastiado se cuelga de un alto pino. huérfanos de paseantes.

se abrevaban de luces las estrellas enfermas!… 1914 29Hoy tengo un ansia… AEnrique Planchart. cuando ha llegado a vermemi espíritu de antes. ymi emoción tradúcese en un supremo grito que alarga sus angustias. y como Icaromuero. Hoy tengo una ansia enorme de cantar. sueñomío! Ymi canto se pierde como el cristal de un río subterráneo…La curva suavidad de los cielos es pantalla de seda amis líricos vuelos. desgarrando distancias… Los bosques penumbrosos nome sugieren nada nuevo. Diosmío! Esta savia que corre pormis venas ahogami silencio en turbulencia amarga. sin dichas y sin penas. Él es elmismo siempre. ha estrechadomismanos . yme han invadido dolorosas angustias: mi alma es como una casa hoscamente cerrada y ya no da perfume. y no puedo decir nada nuevo a esta calma a pesar de sentirla dilüida enmi alma! Como a Icarome llena un afán de infinito. como las rosasmustias! Ay. víctima demis ansias. si yo pudiera darla en estrofas serenas… ¡este canto imposible pesa como una carga! 1916 30El visitante AArmando Fernández Yo estaba solitario.

con pasión…Mi fastidio eramás ymás grande! ¡Oh ingenuo y pobre espíritu. él hablaba sin tregua. ayer engaño. dame la estúpida serenidad de un santo o vuélvememis locas inquietudes de ayer! Y la Verdad. noble e impenetrable— Y quedé solitario conmi tedio…Ya nunca volverá a visitarmemi espíritu de antes. Después hizo recuerdo de todas nuestras cosas: la emoción entornaba sus ojos añorantes. noble e impertinente! ni siquiera una frase que logre interesarme —pensaba…y al fin dióse cuenta demimutismo que hacía esfuerzos vanos. 1920 31Iluso ayer Iluso ayer. hoy penoso deber. yo ocultaba el bostezo. austero. alucinada de amor y de luz. la vida. .monosilabeante.y—¡qué cambiado te hallo!—ha dicho al saludarme.mudo. yo dije de la vida y su encanto. Ya nome queda nada y por lo tanto no tengo nada que temer! Vida. se levantó inseguro yme tendió lamano con un amargo rictus de adiós irrevocable! Y se alejó con lento paso silencioso —pálido. pobre carnemaleable. Sintió de pronto toda nuestra desemejanza y una palidez triste recorrió su semblante. glotona de sueños insaciable: —Pobre espíritu enjuto.

que soy y seré cual vosotros. el dolor del anhelo en lo inestable. lleno de premiosas inquietudes. que en reposo sueñas y sueñas. que sufres profunda pena ¿quizá creíste que tu pena es la penamás intensa que existe? Tú. soy yo y soy también otros. yo. de júbilo o de pena. de pesimismo. noche y día ¿juzgaste que eras dueño de la sabiduría? Triunfador imperioso. a quien extraño júbilomaravilloso exalta ¿pensaste que tu dicha es la dichamás alta? Tú. ¡y hasta después demuerto soportarás tu cruz! 1919 32Canto de exaltación AJuan Domingo Pérez Hombre risueño o triste. piensas estar inmóvil…y la vida te arrastra! Hermanosmíos. yo que como en los sueños soy uno ymultiforme. yo que he sido. triunfante o desilusionado. ¿ignoras que nunca llegarás? Tú. el que ama y el que odia.encontrarás el tedio en todo lo invariable. soberbio de desdenes ¿en dónde está la realidad de lo que tienes? Vencido al que la vida fue terriblemadrastra. que sois como yomismo. o sereno. eresmi semejante! Tú. que como en los sueños. que vas en línea recta.minúsculo y enorme! os ofrendo este largo grito de exaltación —en él puse…o creí ponermi corazón! . llenos de fe.

y el ensueño impasible. y el bien y elmal y el tedio y las exaltaciones!… ¿quién dirá si elmar ruge sollozos o canciones? *** Aratos estoy triste. porque sé que la pena más torva. enfloranmi tristeza el ideal preclaro como la futileza. triste ronda en el ala fatigada del viento! La angustia indesechable de la novia lejana —¿qué desengaño nuevo nos guardará elmañana?— Y por la dulce Patria este dolor de amor cuya inmensidad íntima cabe en cada dolor! Así. y el violento arrebato. siniestramente triste! Un halo gris las formas y las ideas viste. la nostalgia de cuanto se ha ido destruyendo. y un cansancio imprecisome invade.*** 33En él amo la pena. el anhelo obsediante de lo que no alcanzamos nunca…el remordimiento de lo que desdeñamos… Los ojos de una bellamujer desconocida que nuncamás encontraremos en la vida! El ocaso que sobre la ciudad apiñada se inviste de una gracia dulce y desesperada! Las hojasmustias del rosal amarillento. en él amo el placer sin pudor timorato. el hastío de lo que vamos poseyendo. sordo y blando: es el dolor de todo lo que vamos dejando. demodo alterno. . si es sincera es fecunda y es buena.

y es un deslumbramiento demis cinco sentidos! ¡Oh sueño! ¡Oh dicha! ¡Oh luz! ¡Oh anhelos [encendidos! Esperanza suprema que enmi vida apareces y en silencio transportes inefablesme ofreces! Absurda. demodo vario. encienden la alegría los sueños y las cosas dentro del almamía. . todasmías. intensa.los desalados sueños como las bajas ansias —¡yo no soymás que un lírico soplo de resonancias! *** 34Ah! y otras veces siento un júbilo radiante. seguro y ansioso. el gesto del sacrificio futuro! Así. inmensa emoción de sentir este alborozo que no puedo traducir! Ah! cuántas emociones distintas. retorcida delicia en el ávido instante! El ocaso que sobre la ciudad afanada pone su exaltación en una llamarada! Las hojas secas del rosal amarillento vivas de la divina vida que les da el viento! Lasmanos de la amada—¡suavidad de palomas! —plenitud temerosa que a sus ojos asomas! Amor que teme das todo en unamirada sola. y es surtidor sonoromi alma burbujeante. Vida queme vas dando todo cuanto tenías! La perfecta armonía de la carne fragante. ¡ohmía e intocada! Y esta emoción de Patria. sin darme nada. donde apunta.

son límites internos la cumbre y el abismo. hecha de gozo y llanto. en su unidad compleja. fanático o escéptico. no sé si sonmolinos.lo irreal y lo cierto. claro refugio contra la vida proditoria que de asechanzas torvas eriza los destinos… ¡Oh espléndida verdad demirajes divinos! refugiado enmi ensueño.me abandono almandato imperioso y viril de luchar y luchar… Mil sombras acechantes se alzan en los caminos. sinmeditar qué busco y qué hallaré. pero lleno de ciego entusiasmo. triunfante o desilusionado. demis sueños soy dueño. nefelibata o profesor de energía. no sé si son gigantes. que al través de los cambios en su unidad perdura. ceniza en el quebranto! . lo simple y lo grandioso ¡Rosa abierta a las brisas bajo el cielo glorioso! *** 35Aveces sin saber por qué. o sereno. clara llama en el júbilo. eresmi semejante! El triunfo o la derrota son fases de timismo.me bato contra las gigantescas sombras en los caminos! Otros ratos serenami alma contradictoria la generosidad infinita del sueño. que se desborda en odio o en ternura. ¡que importan las traiciones que erizan los caminos! *** Hombre triste o risueño. lo real es tu «yo»! Tu «yo».

como no engrenda estrellas la nada del abismo. ella es guía segura. nada ¡ni la emociónmás pobre! Siquier tuviera el fuego demi dolor triunfante! Estos días de estériles palideces gemelas. ¿Aqué indagar de dónde vienes y a dónde vas?… ¡Mientras vivimos somos inmortales! 1923 37Ah. y el presente te dé su intensidad vivaz. qué pocome queda! ARamón Hurtado Ah! qué pocome queda. y demelancolía! ¡Ah! qué pocome queda…ya nome queda nada! Ha tiempo que no asciendemi voluntadmezquina hasta Dios en la llama pálida de un lamento… ha tiempo que a los astros no alzomi pensamiento. sobre su deslizarse. no da rosas. sin riego de dolor. de amor. demi antigua armonía dulcemente aureolada de quimera. ya nome queda nada demi antigua tristeza florida de armonía. como una lluvia déjanme la impresión desolante de susmonotonías paralelas! 38Y así el huerto.36Y así te dé el pasado su adorable amargura. y el porvenir su enorme augurio de ideales… Si eres dueño de tu alma. nimi estrella—¡la lágrima!—el almame ilumina con su divinamezcla cristalina de realidad y sentimiento! Todami vida es sólo una costumbre. .

persigo sin tortura. o bien. Deseo y no deseo. que hay inmensos ideales y terribles dolores.lo que llamamos alma no está en nosotrosmismos: somos la lente sólo: el alma está en las cosas! 1919 39La canción de la nada AFernando Paz Castillo Yo soy el condenado de las evocaciones… Placeres. marcho por todas partes. No hallara nunca nada armonioso: he encontrado que todo es ordenado. simplemente. alegrías. bueno?—me deja indiferente. como simis sentidos se hubieran apagado. ellos queme llenaron de promesas enormes! Pero como la vida nada de esome ofrece. y si oigo que alguien dice de algúnmotivo: «Es bello»…Deténgome amirarlo. . escucho y sólo ruidos percibo. sin fe. sin dolor ni entusiasmo! Lo visto nomemueve. desordenado. —me lo han dicho los libros ymis antiguos sueños. ya se trate de un gesto. soy un alma perdida. El cotidiano subsistir—¿malo. todo vano. sin luz. vana toda la vida: ni dichas ni desgracias. pero implacablemente banal lo encuentro y sórdido. Y ni siquiera sufro…Y ni siquiera vivo! Paradójicamente indiferente y ávido. pero sé que existen lo bello y lo armonioso. de un objeto o de un campo. sin entusiasmo! 40Ah!. palpo y no siento nada.miserias.

mil dolores triviales. obstáculos pigmeos.soy sólo el condenado de las evocaciones! 1921 41Canto del desencanto ARaúl Carrasquel y Valverde Ha tiempo que hizo presa enmí lo ineludible… Otrora fuerami alma recia fecundidad. oscuros buitres. vicio.me devoraronmis Sueños-Prometeos. violento!… Mi alma fue un haz de impulsos de combatir…y siento desde entonces el dolor de una herida en la espalda! Vulgares contratiempos. sin finalidad! Conmi sed de improviso presentí elmundo exiguo. gris. dije:—Ornarámis sienes olímpica guirnalda. palpita enmi ser todo el vigor antiguo. impulso y vibración creadora…Hoy un terrible tedio.milmezquinos deseos —indolencia. sobremi entusiasmo en derrota! 1919 43Fatum . impureza—. oh! jirón de idealismo que ondeas. la domaré. Sime es hostil la vida. unmarasmo estéril. suspéndese invencible sobremi vida absurda. triste. —sonda de luz que indaga la hondura del abismo… Es así como siento entre la sombra ignota tu trémula presencia. fastidio. de entrañas palpitantes demilagros futuros! 42Cavilante fulgor demis tinieblas brota —noble palidez pobre cual de estrella remota.

inútil! Cuántomenos penoso fuera hundirse. al compás del remo. En las amantes citas bajo el balcón ferrado. Sueños de Amor y Gloria…Brusca.mi ambiciónMalditos sean! Ved: todo inútil. donde lamuerte le seguía. porque en Oriente apunta gris velamen latino… Así enmi vida esclava: si el alma está soñando. la voz del implacable arráez del destino! 1923 44La canción del desilusionado APedro Erminy Luigi Mi orgullo. en los alucinados anhelos del pasado. . lamirada sombría. en lamás honda sima! Cuántomás dulceme sería hundirme que este perenne aletear en vano que este angustioso aletear sin tregua eternizando la fatal caída! Inútil inquietud demi impotencia. en lamás negra. inútil. en los asaltos. aquel forzado que en Flandes y en las Indias probó su bizarría. condénala a alejarse a remo. sueña. de su sueño.AArminio Borjas. en el erguido orgullo que en su denuedo había. esclava de su ínclito acero ensangrentado. hijo Atado en la galeramorisca. hundirse siempre en elmás bajo abismo. la voz demando del arráez destroza su realidad de ensueño.

desorbitados de terrormis ojos. inmensamente lenta. cese el delirio de tus alas torpes. las apariencias demil bellas cosas —atroz suplicio enmi fatal descenso! Las apariencias demil cosas bellas: sueños. y ojos demujer. que van quedandomás arriba… Glorias y Amor y Anhelos e Idealismos —perfectos dones en concretas formas— 45Sueños…y ojos demujer…y claros goces que van quedandomás arriba. enmi caída.histérico delirio demis alas que vas eternizandomi descenso! Miro al pasar enmi caída lenta. miro al pasar enmi caída lenta! Cómo se agravami dolor en este fatal descenso. sólo verán un vasto plano informe —las apariencias de las cosas bellas— en el horror de la caída brusca! 1922 46Canto de ingenuidad AJ. Hurtado-Paredes . frente a las cosas que ya sé imposibles! Inútil inquetud demi impotencia que vas eternizandomi descenso. y en el vertiginoso despeñarse.F. y claros goces. inmensamente tardo.

siempre el lírico anhelo de la hazaña gloriosa —oprimidos de angustia. tú serás general…Luis. escapes para ver elmar que se tragaba la tarde. compañeros cordiales. tú. Con gestos de novela y alma de novela —Don Álvaro enmantillas.Mariscal de campo. deslumbrados de ansias. soñar con diablos rojos y con hadas floridas! Más tarde. cuenticos de Calleja. llenas de besos y caricias. Alberto. caballero bizarro de leyenda. Yo seré el general primero… —Que no… —Que sí… Una riña. don Ginés a horcajadas sobre el corcel de palo.I Infancia. azules horas. Maciejowice…Kosciusko…¡qué vehemente es la [infancia!— soñar en libertar a Polonia: —Fernando. llena de perspectivas . abanderado… 47—¿Abanderado?…eso serás tú. salía llorando uno de los libertadores! II Y así la vida toda. en la diestra la espada! Y luego en vuelos fáciles hacia tierras remotas. y siempre. rojo a golpes. y por las noches. la austeridad dogmática del profesor. inquietudes de escuela.

sucio y sórdido! III Y cuando nuestros ojos se abrieron ymiraron la vida tal cual era. y la Vida ¡la vil! sólo se rinde a golpes… y el alma que ha perdido su quijotismo impávido. y aquellos entusiasmos. ¡oh Cristo! proclamamos lo noble de las penas. y aquellas timideces. cuando el ideal. en la ternura. la novia y los crepúsculos eran parami alma la realidad delmundo! Y aquel desdén. en la belleza!… Y aquel inmenso sueño de la novia primera.renovadas sin tregua. con enorme fe lírica en la bondad. pero tornóse rojo!) IV Y han pasado los años…y han pasado los sueños. por todo lo demás de la vida—práctico. 48todavía soñamos…y sin odio y sin quejas. los engaños. y un entreabierto lirio que llevaba en el alma no semustió del golpe. .magnífico de fatuidad. todavía soñamos… Y cuando los dolores. el balbuceo alado de las primeras rimas. y sentimos ¡oh Cristo! compasión infinita por el verdugo…cuántomejor era ser víctima! (Ah! fue cuandomi ingenuo sentimientomancharan conmis heridas y las heridas de otro. con la que nunca hablamos! ¡Ahmi loca confianza en el bien de la vida. hicieron presa en nuestros espíritus ilusorios y tiernos. las flores. ¡oh la noviamás honda.

elegida de los hados infaustos! 50Himno que Roma alzara en cienmil lenguas de oro. alas en el celeste carro que guiara Elías y para Daniel. que brotaste de su ira por la presa frustrada cuando al romper su lanza pétrea contra la roca. contra Gomorra. imprevisto fuego que asombraste al ancestro. temeroso y siniestro.en el estremecido reposo del acecho sólo elmomento espera para el zarpazo enorme… y ojalá la sorprenda lamuerte antes de darlo! 1922 49Canto al fuego Almas signadas del divino fuego que lentamente os extinguís en brasas.mi designio te invoca! Fuego. alma en los holocaustos. lengua con que falló el arcano! Olímpico fulgor que robó Prometeo. en el bosque inhollado. cólera en la hecatombe. cómplice alado de la saña del aqueo contra Troya. en otros días. faltas del soplo que debió vestiros del aladominuto de la llama! I Alma inmortal del fuego. . creara la primera llamarada! Antorcha justiciera que Dios blandió en sumano contra Sodoma. itálico lirismo exaltado y sonoro que dio belleza trágica a Cartago senil… Canto tu denodada fuerza enorme.

vuelos y corazones. por la felicidad! III . que villano calentador demiembros torcidos y enclenques! —Oh fuego democrático y sin discernimiento. gigantesco y viril! II No canto el fuego débil ymezquino que ha olvidado el preclaro sello de su destino. ¡las grandes velas blancas osadamente abiertas!. antiestéticamente heroico—heroísmo de solidaridad! —oh idealismo económico de rebaños hambrientos! Salchicheros. domesticado y bajo. sórdido y persistente del hoy inútilmente. útil. políticos y Panzas descontentos se batieron amuerte por la felicidad. que cuece arenques. no el estúpido fuego de las inquisiciones. no el fuego de las naves que las velas truncara. ni el fuego del trabajo. hoy inútiles y yertas! No el fuego cotidiano que igual fabrica bombas bruscas. ni el fuego del hogar. que lomismo es impulso de usina. que las soberbias velas de púrpura arrïara. opaco ymacilento! 51¡Oh el ordenado fuego. no el fuego de las fraguas. noble fuego lejano. tiranuelo de ideas. imbécil. ¡oh audaces velas.¡oh fuego siempre igual y siempremultiforme. pasivo.

alma del holocausto. los héroes de los sueñosminúsculos. la justicia!. de abstenciones y de constreñimiento! Anosotros. a no hacer nada al Derecho condenamos. sacro y límpido en el hogar romano! ¿Dónde tu antigua fuerza denodada y enorme.¿Dónde tu antigua fuerza denodada y enorme. a nosotros. igual siempre y siempremultiforme! Qué lejos de nosotros y cómo nos asusta la sola evocación de tu visión augusta. demoral. que a cadamomentomurmuramos: —el derecho. del tonto sacrificio. y hundidos en aquesta perezosa estulticia. que a diario hacemos ejercicio para asombrarmujeres con nuestros fuertesmúsculos! 52Anosotros. visionaria. a nosotros. el deber…el deber. puritanismo… —¡veinte siglos eternos de feo cristianismo. avaros de virtudes sin cuento: gazmoñería. pudor. noble fuego. perenne. sangre del sacrificio. magnífico y siniestro con elMoloch fenicio. y reducimos la Justicia a no hacer nada! ¿Dónde aquella valiente. noble fuego. y reducimos el Deber a no hacer nada. recia virtud:—Derecho! Aquello que emprendimos! ¿Dónde aquella cordial decisión arbitraria: —Deber! lo que sentimos! . igual siempre y siempremultiforme. ley. espíritu supremo del lirismo pagano. del esfuerzomás leve.

Y aquella realidad triunfal a la que dábamos nuestra sangre:—Justicia! todo cuanto soñábamos! IV Hoy nuestra sangre, ¿estamos seguros de tenerla? hoy nuestra sangre corre interior y callada; esencia descompuesta de fuerza disipada, el ideal perdió la virtud de encenderla! Hasta ayer realizaba gestas con su denuedo, y la dimos, inútil o útilmente, sinmiedo, con fe, con pasión, con ardor! Hoy de su oscuro hermano triunfa el imperio oscuro, de su hermano bastardo, proditorio e impuro: ha sustituido a nuestra sangre nuestro sudor! Fuego de las creaciones y de las destrucciones, lírico apasionado de las renovaciones, 53que a Cortés inspiraste la denodada y fuerte virtud conquistadora que vio en la llamarada postrera de su armada, ganada la partida de gloria que su esfuerzo jugó contra lamuerte! V ¡Oh si incendiar pudiese la selva americana! Si en lanzarme a las claras llamas fuese el primero; si nome detuvieran los pueriles temores, cómo crepitaría el oro del renuevo, el oro portentoso de la creación futura, el oro portentoso delmundo hijo del fuego! ¡Ah! cómo se alzaría —¡míseros aferrados al despiadado hueso

pelado de la vidamiserable!— un lívido clamor de gritos lastimeros… iba a deciros una tempestad de lamentos… ¡si siquiera fuese una tempestad de lamentos! VI Dadme vuestra entereza para la vasta empresa, ¡oh Sandro Boticelli que viste cómo el fuego devoró la Belleza! ¡oh Jorge Brummell, que viste cómo el fuego consumiera el Amor! 54No flaqueó tu designio ¡oh Sandro, y al fuego diste toda la Belleza, tu Belleza! No flaqueó tu designio, ¡oh Brummell, y al fuego diste todo el Amor, tu Amor! Ymi inquietud ¿qué espera? ¡Oh corazón impuro, corazón vacilante, lleno de concesiones, de sordas y pequeñas concesiones; lleno de amor pequeño, apresurado de inquietud pequeña, de ritmo nimio de ambición pequeña! Ymi inquietud ¿qué espera? Corazón impotente de este siglo impotente que a lanzar no te atreves lo que queda enmi espíritu sobre la retorcida avidez de la llama, lo que queda enmi espíritu temeroso, lo Inútil! ¡Date todo en un gesto, corazón pusilánime!

¡Ah! si incendiar las selvas de América pudiera! 1924 55La canción del vacilante AHéctor Cuenca Yo he sido,madremía,madremía… Por encima de todos,mis culpasme baldonan: yo, nadie sino yo, es el solo culpable! Ohmadremía dulce, simple y desprevenida!, ¿te acuerdas? Túmoldeabas, sin darte cuenta de ello, en la gracia del niño la apostura del hombre! Túme lo diste todo para que fuera fuerte, túme lo diste todo para que fuera puro, por que lo fuera todo, túme lo diste todo! Tus dedos enmis bucles, con qué simplicidad,madremía,me diste la fuerza candorosa que anima la leyenda, y, cómo sonreías del estupor feliz demis ingenuos ojos exaltados! ¿Recuerdas,madremía? Túmirabas crecer poco a pocomi alma, y, cómo te asombrabas de encontrar enmi alma lo que en ella ponías, lo que en ella ponías de verdad y belleza, lo que en ella ponías de belleza y de fe! 56¿Te acuerdas,madremía? Apoyada enmi brazo que tú sentías fuerte para abarcar elmundo;

nadie sino yo es el solo culpable!… 57Mas tú no sabes verlo. ¿te acuerdasmadremía? Y hemirado doncellas ultrajadas. y aúnme sientes fuerte para abarcar elmundo. cobarde. que tú sentías bueno para salvar elmundo.madremía! ymimás noble gesto fue el de volver el rostro! Pero tú. temblorosa y gozosa de generosomiedo. por que lo fuera todo túme lo diste todo. y he visto cómo el fuerte despojara a los débiles. lo que tú cultivaste. y sofoqué. yo. túme lo diste todo para que fuera puro.madremía. yo hematado lo noble que pusiste enmi alma: yo he sido. anticipada angustia de la primera salida! Túme lo diste todo para que fuera fuerte. tú no has sabido verlo.madremía. yme he quedado inmóvil.madremía. los ímpetus viriles. temblorosa y gozosa de generosomiedo! 1924 58Mis amores61 .tu corazón junto ami corazón. ah!. y aúnme sientes bueno para salvar elmundo. y he presenciado crímenes. y hemirado las zarpas espantosas hundirse en blancas carnes indefensas. cómomemirabas.

huyendo elmiasma de vidas vacías. y no he encontrado la flor imprevista para las sienes de Carmen Elena! No tiene ritmo el lenguajematerno. Ya no florecen—¡insólita pena!— lauros de Jonia. sin vos yo nada puedo.A la que ha de venir Tengo unmolde purísimo para vaciarmi vida ¡Benvenuto Cellini envidiarámi fama! Pero la gloria espera aún vuestra venida. pálida Presentida: mi alma será el preclarometal y vos la llama! 191962 La canción rendida Bajo el fulgor de la tarde radiante. provecta y tacaña… —hoy de legumbres la tierra está llena. en los inéditos bosques benignos. mi alma—donde quimera gigante ansia de vuelos enormes refrena— en vano busca y no encuentra armonías para el elogio de Carmen Elena! Mirto. laurel. inútilmente ha buscadomi alma. no tiene flores la tierra delmundo. en sus horas de calma. . los únicos dignos de la belleza de Carmen Elena! ¿Lises de Francia y rosas de España? Ah! la burguesa ambición egoísta taló jardines.

digna del sueño de Carmen Elena! 192064 Yo cerraba los ojos AGonzalo Carnevali Yo cerraba los ojos para verte. Y al fin llegaste.mis auroras. porque enmi vidamediocre y serena pondrá su gesto la hazañamás noble. cielos ilustres. pero adentro demímismo… Llenabasmis ocasos. pálida Ensoñada. en un impulso violentome exalta. son las patrias bellezasmenguadas para el encanto de Carmen Elena! La voluntad de la gloriamás alta. viriles boscajes donde la fuerza del viento resuena… mas. entrevista . noches tremendas. y así tu cuerpo. los puntos cardinales de ensueño demis horas!… Tu fulgor paradójico era rotundo y triste —tú nome conocías. pero presentiste.mis noches.le falta espíritu almundomoderno63 que solidario idiotismo encadena para sentir el encanto fecundo de la armonía de Carmen Elena! Bella esmi tierra: inmortales paisajes. idealismo era sólo: una estrella que orientabami suerte! Estabas lejos. igual a todos. el firme orgullo que nunca se doble. tormentas crinadas.

pormi deseo. ymi dicha es eterna porque no llega nunca! Oh tú!mujer que adoro. de nada.mujer!Me siento todo pleno de vaguedades. y tu recuerdo apresa como un cristal ami alma rebosante de sueños. tu nombre es una lengua de llamas queme besa. siniestramente suave. ni una nota imprevista: eras tan sólo unamujer! Así debo un ensueño de oro a la lejanía. amodo de fragancia que inciensa una alcoba olvidada. es cauda de tristezas tu cabellera suelta. Viene amí tu recuerdo. ni una joya sincera. tu suavidad es bálsamo de ideales beleños! Yo amo tus inquietantes pupilas asombradas. la evocación exúltame líricamente. incapaz. son un refinamiento tusmanos extenuadas y un dolor tu silueta. vivió el fugazminuto que vive la emoción! Le estuvemucho tiempo guardando el corazón a unamujer a la que no quería! 191965 Unamujerme llena de luz ARafael Carías Hoyme llenas de luz. de imprecisión. y fuistemi futuro ymi ayer… Y buceé en tu alma estéril. . lánguidamente esbelta! Qué perfume tan íntimo tu evocación exhala! La vaguedad empompamás tu evocación trunca: la realidad presente con el tiempo resbala. egoísta.

blancas. como un arado ábreme el corazón a fondo. donde iba toda nuestra juventud palpitante…! Aquellame dio toda su exaltación triunfante de inmensos besos breves donde iba toda el alma. y aquelmirar tan hondo. amo las crenchas de oro… sonmuchas inquietudes para una sola vida! Y aquelmirar tan hondo…y aquelmirar tan grave! y las carnesmorenas y sus bravas caricias. remota. y aquellos senos blancos combados de delicias.mi Única! Tan sólo tu emoción quiero. que la nada es la inmensa alma del universo y la Belleza es una suprema lejanía! 191867 Elegía pagana AJulio César Alvarado Sonmuchas inquietudes para una sola vida. y aquelmirar tan grave! ¡Oh inmensos besos breves donde iba toda el alma. Rubias. tú sé distinta…que jamás pliegue tu túnica un gesto generoso de entrega antemi ruego ¡y así serásmásmía.morenas. inmortal silueta. a todas os adoro. eresmás hondamentemía.mi adorada. que esmelodía de dolor en la suavemúsica demi verso… Así. . amo los ojos negros. triste armoniosamente. Y tú. mi corazón canalla que tiene trino de ave!66 Otrasmujeres dénme su pasión y su fuego.clávame tu dulzura del alma en lomás hondo.

la de las pálidas caricias extenuadas. ¡oh carnes entrevistas. triste armoniosamente! Y vosotras.Wallis La amaba! Toda el alma. Mismiradas a veces erraban distraídas y Ella decía:—Eres como un cuerpo sin alma… y yo le contestaba sin saber quementía: —Alma!.¡oh tú. oh diseños de suprema belleza! ¡Ohmúltiple promesa que persistes promesa!… ¡Ah. la de inmortal silueta.mujeres que fugaces pasasteis dejándome tan hondas nostalgias dolorosas. todami alma ansiosa la poseía Ella. oh curvasmelodiosas de vosotras. Pero Ella no cuidaba bastante demi alma. la de enfermizas pupilas desoladas! ¡oh tú. Ya tarde lo comprendiómi vida: era que se olvidaba demi alma. y así sólo sentía la presencia demi alma cuando estábamos cerca. la tengo toda en ti: búscala dentro de timisma!… No era cierto. qué poco alcanzamos para toda una vida! 192069 La amaba AAlberto J.mujeres que fugaces pasasteis!68 Sonmuchas inquietudes para una sola vida! ¡Oh líneas. . ymi alma sin su solicitud de amor sememoría.

Hoymi alma es sólomía.Diosmío!.Tardes. dijo la gente…Bien. —Se adoran—dijo alguna. rompimos el amor y así quedó el recuerdo. un día dijo Ella: —No podemos continuar… Que rompimos. Feliz yo la adoraba… —Te quiero—me decía…70 Trajo un cantar la brisa vagabunda: Las almas de los novios son como las estrellas: desde lejos parece que estuvieranmuy juntas! *** Por cualquier cosa. sólo.muy en el fondo. pero yo estoy seguro de que Ella nunca supo lo suya que erami alma! 192071 . hace yamucho tiempo recuperémi alma. Y así quedó el recuerdo…pero llegó el olvido. sinceramente libre. un punto de tristeza! Y hoy soy enteramente. noches…los dosmuy juntos ymuy solos —Felices—dijo alguno.mi vida sólomía. y sin embargo nome sirven para nada! Pensaréis: una historia trivial en rimas pobres… Os juro quemás triste yo nunca la contara: teníamos amores. Yame he olvidado de Ella! La he encontrado cien veces. y no he llorado.

de tu dulzura demasiado triste! 191872 Qué dulzura AVicente Fuentes Qué dulzura en su gracia doncella. la zarpa de lo irrevocable… La Ineludible parami alma fueras. almamía. Luego. mas nuncami silencio irremediable fecundara otra cosa que quimeras! Eras así: tímidamente suave. qué anhelar. qué pasión. qué soñar. qué fuego. extrañamente grave. Enmi Tebaida espiritual surgiste con tu ternura arrulladora de ave… Y aún enmis sueños la emoción persiste de tu belleza. qué radiante belleza augural! Yo tenía quince años…destella enmi vida su luz celestial. .Soneto futuro Que ofrendaré a mi novia el día de sus bodas con otro La gracia esbelta de tus primaveras —realización de un ansia irrealizable— fue fulgor de una aurora inolvidable en la noche tenaz demis esperas. todavíame queda de ella este ingenuo recuerdo inmortal! Ymás tarde.

fueron unos ojosmuy hondos. olvidar y llorar! ¡Oh fragante tesoro. ilusiones—propenso corazón derrochado al azar!… Ymañana tal vez ni este inmenso dolor de hoy de admirar sin amar! 192073 Incoherencias ANapoleón Azebedo Íbame por la senda en soledad. la luna es hoy tan sólo una esfera de lodo… Y esta razón imbécil tuvo razón en todo: .minúsculo… ¿Qué porvenir tenía este loco de tantos que viste sus tristezas con oro de crepúsculo? —Tú no eres de este siglo—decíame la gente—. en incienso consumido ante inútil altar!… —Alma. humo. una bocamuy linda de llamas incendiarias y el sol demedianoche de unos cabellos blondos! Tuvo razón: la vida le brindó sus encantos más preciados: yo era pequeñito.. para amar. para amar. La vida abrió un largo paréntesis de noche enmi camino… La azul reminiscencia de una novia perdida era el acompañante queme brindó el destino. para amar!. El destino…la vida…Mentiras leyendarias: no fue el destino. recordar. ¡Ohmis horas jadeantes…y luego.raudas horas sin paz ni sosiego.

¿qué será de nuestra alma que soñaba contigo?… En la brisa los suaves rumores se apagaron. . dame tus grandes alas para alzarmis dolores… ¡Hasta las frondas tienen palpitar demotores y el silencio inmovilidad de fotografía!74 ¿Y esto es lo que llamamos vida intensa? ¿Y es esto lo que nombramos paz romántica y serena? Si al claror de esta luna hasta elmás noble gesto tiene ridiculeces de sombras en la arena! Bella luna…sol tísico…miserable almacigo de barro vil y negro. en tus pliegues de brumas se idealizan las cosas: adquierenmás colores y fragancias las rosas y nimbos de nostalgias las novias olvidadas! En los viejos cristales del espíritu en calma la saudade solloza de aquel día adorable. al bajar a la fosa. si tú.Ensueño! ¿has de salir vencido eternamente? Bella inquietud. y el olvido. cuando sentí tan íntima sumirada inefable queme asombré yomismo de lo hondo demi alma! *** Ay! yo vine a esta senda con el alma dolida añorando el olvido. nodriza fiel de la fantasía. eres tierra. que eres la diosa del ensueño. el silencio es como una honda interrogación. reflejo de las cosas pasadas. tardío. dolores que creímuertos se despertaron ¡y el alma nome cabe dentro del corazón! ¡Oh recuerdo.

yme hablaron de ensueño. y sin embargo siento. ansias inextinguibles de infinito y de glorias . una angustia de epiléptico: semuriómi emoción juvenil. unos labiosmuy dulces y una carne imposible! Contamos uno a uno románticas historias. intensamente. pero que eramuymío… y hoy añoro del alma esa parte perdida!75 —El silencio—dijeron. no da su vuelo al azulmi canción. soy como un alma sin ninguna pena. ¡O el silencio esmuy grande o yo soymuy pequeño! *** En las frondas lejanas semarchita la luna… Ya no sufro.con sus brazos de sombras arrancó demi vida algomuy doloroso. y los secretos dicen su indefinible atractivo: —Yo tuve una noviamuy blonda… fue la primera… Siempre unamirada honda. yo las busqué.mis ansias de fortuna… ¡Y ya no sé ni dóndeme queda el corazón!… 191676 A la lumbre inefable AÁngelMiguel Queremel Ala lumbre inefable de una lámpara exigua nuestras vidas narramos. La soledad abrióme sus Tebaidas brumosas. he sentido el dolor de las cosas. Una amistad antigua nos une.mi quimera.

. tus ilusiones primeras… Y abriendo hacia el recuerdo sus ojos sensitivos. y una lágrima vimos en sus ojos temblar porque ya no tenía nadamás que contar!… 191578 Aquel amor APabloW. Yo no le pedí nada. ni una rosa… sólome dio esta pena tan intensa. este dolor tan hondo quememustia la floración de luz de la quimera. un rincón de la vida propicio al ensoñar… Sólo faltaba uno por narrar sus quimeras: —Dínos tu historia. Yo creí en el amor. Hernández Aquel amor sememurió en pañales. era conforme con lo que dar quisiera —ni un beso. en todo.—glorias de amor y amor de glorias ensoñadas!— ¡Oh poemas inéditos que escribisteis. en Ella. yme dolió como un amor ya viejo. prologados de ensueño. amadas en nuestros corazones. tan tierno como era!. como una ilusión vieja. ni una carta. comenzó: —Eramuy blanca…77 Quedóse pensativo. y que rompió la vida gris y elmundo pequeño! Éramos cuatro amigos en el oscuro bar.

o duerme para siempre en el arcano tu sincera belleza resignada?80 . Nadie volvió hacia ella sumirada: daba una extraña sensación cobarde su sincera belleza resignada! Alguna vez. olvidar ¡ay! si pudiera! Aquel amor sememurió en pañales… Yo digo esta oración a la tiniebla: —Dadle. suave emoción del alma destrozada! ¿Triunfa tu carne en el tumulto humano. sobre su pecho. un descansar eterno… ¡y brille para él la luz perpetua! 191579 Del recordar lejano AJosé Ángel Cano En el pobre balcón de lamorada sórdida. mi dolor se endurece como cera dejada a la intemperie ¡si lograra olvidar. alguna vez también sonrió…y veía —oh sus graves pupilas dolorosas!— desde el balcón. sobre su pecho rosas. inmóvil. rosas puso su tímida coquetería. aparecía por la tarde. a la vida que corría! ¡Oh palidez del recordar lejano. Diosmío.qué carame ha costado la experiencia! Lo quemás siento es el sentir tan hondo.

No sé…y no obstante que pasé sin verte tantas veces…Tal vez sin comprenderte. Y ávido. hoy pongo sobre la vanidad de tantos espejismos —cuerpos sin alma. con esa ternura. de un amor inmenso que tuve… —hace tiempo ya quemurió. engaños. a cada instante: «el corazón». pero eramás grande el dolor! 192082 Mi estrella de Belén Fue en un siglo cualquier. reí. leí aquel Diario demi amor… Pobres frases sin entusiasmo. encontré el Diario de un amor. . Había notas de ella almargen: su letra—ninguna emoción! No quedaba sino lo cursi en aquel Diario demi amor… y en lugar de llorar. egoísmos— tu gracia triste demuchacha pobre! 192081 Ayer Ayer. Desesperaba mi fe bajo la noche delincuente. revolviendo papeles. hecha de ilusión y dolor. niña tímida y dulce. con que apuramos el recuerdo.

entre la sombra. suspenso como una lágrima de una pupila!… 191884 Yo siempre he poseído un dulce amor AHugo Ardila Bustamante Yo siempre he poseído un dulce amor lejano.no obstante.más fatalmente frío… Mi quietud insomne vacila —¿sueño. un hondo amor. Carmen. nunca correspondido: Elsa. .más fijamente. Através de las horas la seguía mi esperanza—su blonda luz tenía la realidad de una guedeja suelta… Y una noche su luz hundióse dentro de la siniestra selva en queme encuentro: la estrella de Belén iba de vuelta! 192083 Media noche Tus ojos inquietantes abren siniestramente enmi desolación su poderío. Clemencia. su brillo en el recuerdo se hacemás duramente hondo. deliro o pienso?… ¿Soy un hombre o un punto?…Soy un dolor. que las tinieblas apartaba: una estrella! lamisma que guiaba otro tiempo a tres Reyes del Oriente. un persistente presentimiento buenome asediaba! Y un fulgormilagroso de repente brotó.

y aunque tú teme das pura y entera. silencioso e infinito! 192286 Una noche AAntonio Leal La encontré en una casa de diversión cualquiera una noche en que el vino su entusiasmo nos diera. silencioso e infinito! Un hondo amor que generosamente.me daba —tal una luz que puebla la tiniebla— la plenitud de amor dispersa enmi alma!… Y hoy que al sentirme débil y cobarde. porque ha perdido el alma el don divino de soñar y soñar perpetuamente.Luisa. y aunqueme siento débil y cobarde porque ha perdido el alma el don divino de soñar y soñar perpetuamente en un amor nunca correspondido. sincero. pero yo .85 sufro la angustia de los sueños idos: yo siempre he poseído un dulce amor lejano. sin darme nada en realidad. Eramenuda y pálida. ideales pormimal perdidos! Yo siempre he poseído un hondo amor lejano. sincero. en tu amor tan humilde y tan sincero. tan leve y tan sencillo. me refugio en tu amor caritativo. tal vez vulgar…Pasó inadvertida para los otros.

—Es tan tímido—piensas. toda una noche la poseí. ni siquiera te saludo. y con pueril provocación te engríes de tu busto triunfal. os juro que tenían sus ojos chispas de oro! 192188 Motivos triviales Al verte. pero eludo tusmiradas burlonas. y nos amamos toda una noche…pero fue en vano acechar en sus ojos el centellear lejano que sorprendiera cuando lamiré fijamente! En sus ojos febriles buceé vanamente. Tal vez con tus amigas te gloríes de aqueste juego caprichoso ymudo… Insistentememiras. afectuosas palabras vulgaresmurmuraba y en generosa entrega su cuerpome brindaba.queme quedémirándola fijamente. tal vez tierna. entreví chispas de oro en sus ojos desencantados. inútilmente quise despertar arbitrarios ardores en sus flojos ardoresmercenarios por encender el oro que en sus ojos había! Resignada. semidesnudo. pero en vano buscaronmis ojos obsediados chispas de oro en sus pobres ojos desencantados: aquellas chispas de oro que unmomento advertí…87 No obstante la infructuosa busca de aquel tesoro. ella consentía. y tú ríes… . —Delirante. y sonríes.

a quien no conocía. pero todo su anhelo vehemente era tan sólo por la dama de corazón! Era una inquietud ávida y desinteresada: su vida. el fracaso90 . Todo cuanto quedábale de su fortuna puso sobre el tapete verde. pese a lo vulgar del caso. estás inerme y no has adivinado que soy una emboscada de deseos! 192189 La dama de corazón AR. —Sus dedos tambaleaban. y de soslayomi expresión inquieres. Carreño-Rodríguez Guardo el recuerdo. que yo sufrí su enorme angustia por la dama de corazón. titubeaba su voz. consagrada a las cartas. sintiendomío su dolor. alzado. esperaba la dama de corazón. sintió la confusa injusticia de su sino—no vino la dama de corazón! Desde esa noche. novicia en galanteos! Me juzgas simple y ser perversa quieres. cual por descuido. enmi alma que nada para sí reservó. Pobre niña. cada vez que pienso enmi alma.Tus faldas has. y había tal pasión en sus ojos. No obstante no era el oro lo que le atormentaba. de la noche lejana en que aquel jugador de póker. lloro.

de aquel empedernido tahúr que en vano puso su fe en la espera de la dama de corazón! 192291 Envío Al pie de La Corona de Rosas. cómo abren a un sol de amormis rosas tempraneras! Son para ti. en confusión de sedas y colores.92 Ni ramo ni corona hice con ellas. sin componerlas. que para ti entreabrieron.muchacha. quédese la retórica del ramo a otromenos premioso de traerlas! Míralas bien: son rosas! . de Eugenio de Castro AJosefina Ponce Bello Bajo el total dolor de esta cantiga. atreve un torpe balbucirmi labio que quiere hablarte en gracia de poema! Y es que es tan honda la inquietud que siento que toda el alma se estremece de ella. sucinta nota de emoción inmensa. y te las traigo así. y toda canta al imperioso soplo como un rosal bajo una brisa recia! ¡Ah!. qué emoción tan locamente agita las ramas verdes hasta ayer tan quietas! Si vieras cómo entreabren al jubiloso influjo en llamas y en aromas todasmis rosas nuevas! Si tú vieras.

sombra. La noche sigilosa abolió los paisajes. floridas de poemas que fueron de ella ymíos… Ajenos versos ibanmusicandomi alma y su alma estaba atenta al solapado ritmo. . es un remordimiento voraz esta congoja. una congoja densa. una tenaz angustia de tiempo cercenado a la expresión demi alma. yo sé que ella intuía todo lo que eramío en los ajenos versos que ami almamusicaban… lo sé. quietud…y tu recuerdo que abre en la noche ciega la estrella inolvidable! 192594 El poeta ha leído versos a la amada Las horas han pasado floridas de poemas.Tal vez por su humildad no lo parezcan! Culpa no es del rosal si no entreabrieron divinamente bellas! Tómalas: para ti florecieron todas… ¿Dejarás que enmismanos extendidas semueran? 192393 Sin ti… Elmar es una bruma sonora en la distancia. Soledad. desnuda. tedio. Yo sé que ellame oía distintamente. perome invade de pronto una congoja. densa y desparramada! Densa y desparramada como un remordimiento. distinta demi alma. simple y sola! Ala expresión demi alma que quiere darse toda. que ella la resonancia oía.

. una afectuosa exigencia…un silencio…una frase… una emoción. una quimera. desnuda. sin ayuda y sin contagio. un brusco ceño...que quiere darse toda. resonantes de juventud ayer! En los triunfos de Andrés no llegómi voz hasta usted. simple y sola!. una indagación hecha al oráculo de unamargarita?. el que agrava de cavilaciones su frente!. pero enmi vida fueron rotundas emociones los lauros del hermano—¡perdone!—y eso basta. una inquietud pensativa. . quiero ser plenamente el que entristece de gravedad sus ojos. un gesto. una angustia sin causa.mas sonábanle a cobre sus rimas. Yo quiero queme quiera pormí. profundamente. pormí!95 Mas yo ¿qué soy? ¿Acaso no soy turno tras turno la versión de un poema. la glosa de un romance. quiero ser ese solo plenamente!Pausas99 Carta a Rosario Blanco Meaño (Fragmentos) Rosario: hamucho tiempo que este ex poeta pobre pensó escribirle. Quiero ser esemás que todo.. así debíalemis felicitaciones. era un deber y un placer. pormí... Soy eso turno tras turno…sólo soy eso para ella! Y tal vez sólo eso soy…Pero quieromás. pensó escribirle en verso.

y bueyesmelancólicos vuelven hacia la altura la infinita dulzura cansada de sus ojos! Un hilo de agua trémulo vagamente se pierde en la azul lejanía. como Gautier. una emoción de cielos! Así vivomi vida. Un arrullo de tórtolas alegra los rastrojos.Culpe usted a la zona tórrida. y otras veces tendido bajo el azul risueño para. sentir crecer la hierba! Aquí toda impresión es triste. palpanmismanos ávidas. noble y pura. y agostómis queridos campos sentimentales —los únicos que puede poseer un poeta! Enantes la enfermiza influencia delmarasmo ambiente érame extraña: todomi yo eramío… Mas. Jinete demi ensueño por el llanomediocre y la cumbre superba. aspiranmis anhelos: un ondular de valles bajo las cumbres lilas. lapidómi entusiasmo algomás doloroso que el dolor. y allá. hosco. rubias pieles de sol arden en lamaleza de unmatiz claro.. que en su quieta persistencia de sol secómismanantiales. el vacío! * * *100 Hoy siquiera algo nuevo admiranmis pupilas. ceibas donde la fortaleza . y fracciona el paisaje el vertical orgullo dorado de un ramaje sobre una estremecidamonotonía verde… Germinan en las cosas instintos de belleza. sobre las cumbres.. irreparable.

se tuerce con inmóvil eternidad de estatua… Y un ocaso. divinamente efímero sobre la tierra fatua!101 ¡Y las noches! sonoras. exclama y se inclina ante vos. bizarramente erguidos. el Vencedor. lenguas de sol cautivan los lanzones… Laten femíneos pechos encendidos! Y fue el encuentro y fueron golpes rudos. horadadas por una estrella inalcanzable… Allá austerasmontañas de fantásticos rasgos ymil ruidos elásticos en sombras insondables. Y don Francisco. los fijosdalgo sobre sus trotones: Nuños yMendos. ardidamente: . choque de lanzas. FRANCISCO DE QUEVEDO Y VILLEGAS Ajustar van. restitúyanse justas y torneos y hagan paces las capas con el toro. connubio de luz y de tristeza. palpitantes de trasgos.muerta en la plenitud de su juventud y belleza.marciales alaridos. Laras y Quiñones. tremen al viento sedas de pendones. el de los pies torcidos! Divisas cien. resonar de escudos… Y don Francisco. expresables con una palabra: inexpresables! 1919102 Menguada ofrenda En el álbum de Josefina Iribarren. Jineta y cañas son contagiomoro.

buena. Tal he soñado en pleno siglo veinte. y pormagia de todas estas cosas.—Menguada ofrenda a tan ilustre dama!. señor. y allá. el rubiomiraje de la tarde florida que agoniza en las frondas! La dulzura del ángelus arrullando la estrella . y aquesto sí lo afirmo. suave en la plenitud del adjetivo.María Luisa.. pues os he visto en los ojos demi amigo! 1920104 En el álbumde María Luisa Blanco Meaño Un paisajemuy tenue: el alma de un paisaje! Idilios en los nidos y en las cabezas blondas de jovialesmuchachas. No sé si sois la dama de sus sueños… Mas sé que sois.. caballerescamente comedido. gentil. 1920103 A María Luisa Rotundo Me pide versos para vuestra gracia —alto honor paramí—cordial amigo. nome explico cómo puede tal afirmar demí. bizarramente bella.mi verso fluye espontáneo y sencillo… —Pues. y vuestro dulce asombro subrayaréis con unmohín divino… Y es que ignoráis que ya os conozco. Me habla de vos asaz discretamente. si nome ha visto nunca… argüiréis.

aquella inquietud que nos brinda. brumosos de saudades. linda estatua viviente del Sueño y la Armonía! Una emoción de brisas en la fronda dorada. ¿por qué se llena tumirada de esa dulce gracia cansada que pone una niebla dorada . el crepúsculo—oro celeste ymelodía— para tus ojos líricos. ¿por qué tienes los ojos tristes? Si en tu alma se elevanmil voces ¡áureas aleluyas de goces! si las tristezas desconoces y todo en tu vida es promesa. como una pincelada demúsica en la tarde! 1916105 En el álbumde Carmen Cecilia Caballero Si una espléndida primavera te alboroza la vida entera y eres la feliz hilandera de tus sueños que en luz revistes. y en el ambiente.vespertina. y sobre el panorama que en sangre de sol arde. todo palideces. indecisa sobre el cielo de raso. lleno de suavidades. va tu silueta rítmica. como un vino. vagamente aureolada. si la belleza y la armonía y la gloria y la poesía son tu reino de fantasía. el ocaso! Dignomarco suntuoso.

En cristal fino trabajada —vaso de esencia deliciosa— transparente ymaravillosa como tu gracia estilizada. como tu alma su fragancia. ¿no será por coquetería que tienes los ojos tan tristes? 1922107 Iraida Regina Blanco El poeta loa tu gracia inmaterial Modeló el alma emocionada para expresar tu primorosa belleza el ánfora armoniosa. si la belleza y la armonía106 y la gloria y la poesía son tu reino de fantasía. era síntesis de tu vida. Señora! . armoniosamente alargada. como tu euritmia su elegancia.sobre su divina belleza? Perdona esta duda explicable: si una primavera adorable te encanta de encanto inefable y eres la hilandera incansable de tus sueños que en luz revistes. Y se ha quebrado…En buena hora! porque su fragancia esparcida te traducemejor.

no son hombres de ningún siglo. contrariedades. ensueños! Aratos. almargen de las cosas. una realidad atenuada! Lomínimo diario no inquieta la continuidad de sus vidas: asperezas. hazañas.1926Mismotivos111 Los héroes demis poemas ATito Salas Son los héroes demis poemas. nada de esto conocen ellos: sólo saben de excelsas cosas. almargen de las cosas. su dolor es definitivo. perciben . cerveza. una realidad atenuada. nunca la urgencia del «negocio» les puso el ceño imperativo… Son los héroes demis poemas: no son hombres de ningún siglo! Viven. pequeñeces que nos limitan… Lomínimo diario no inquieta la continuidad de sus vidas! Sólo saben de excelsas cosas: amores. amables charlas. no obstante. amores. fecunda y alta: viven. ensueños…112 Vino. su alegría. hazañas.

era el desierto enorme… . cuando a ratos creen que perciben algo de la vida agria y dura! No hacen nunca filosofía: sienten sin conceptos ni fórmulas.113 esclavo o amante—no sé— ridículo y sentimental. grave y sensato en este coro dementira y banalidad.algo de la vida agria y dura. su existencia es luz o es sombra… No hacen nunca filosofía: sienten sin conceptos ni fórmulas! Yo los envidio intensamente a los héroes demis poemas. prisionero de la sórdida realidad. ellos son lo que yo quisiera… Yo los envidio intensamente a los héroes demis poemas! Los envidio yo. de una verdad cómica y dura que no es ni siquiera verdad! 1923114 Profesión de fe* Era la noche tétrica. yo soy un fracaso de ellos. pero la visión para ellos guarda un encanto de penumbra. sinmedias tintas cavilantes.

de Andrés Eloy Blanco. garra de fuego retorcida y deforme! Ni un rumor en la turbia amplitud vacilante. poeta! No importa: este crepúsculo le da toda su luz. Asu paso señálalo una vieja indiscreta y losmuchachos grítanle:—Dime un verso. sombra. solo enmedio al inmenso silencio circundante: redimía una gota de sangre cada huella… Súbito hirió sus ojos un temblor de agua pía. —Desierto. cruzaba la agresiva extensión uniforme. sahumados de la pálidamúsica de los nidos. una tarde como esta Cristomurió en la cruz! Bajo estos florestales robustos y floridos. desvaída. y hoy en sus secas fauces clava su acometida la sed.Una sombra curvada. un sorbo acaso…pero dentro una estrella había y el agua dejó intacta por no abolir la estrella! 1919 * Pórtico del libro Tierras que me oyeron. irreal. como la vida! Un vigor de idealismos impulsó su partida: quiso llevarmuy lejos su alto ensueño inconforme. tedio ymal. hacia el dolor de la tarde dorada… Las gentes dicen de él:—No sirve para nada. todo cambia de gesto y el dolor ya no hiere: hay bálsamos extraños en la tarde quemuere! Y el poeta es feliz en la paz de su olvido .115 Peregrinación ALeopoldo AyalaMichelena Allá va.

para la luna impúdica que se baña en el lodo y para elmar andrógino que se pierde en el cielo!. Vosotros que reís. a cebadame suena la frase en vuestros labios que en vano pugna el asno por dar rebuznos sabios… Sólo tenéis un sueño dorado: la comida! No habéis vivido nunca ni un pedazo de vida y os reís de este loco enlutado y risueño que tiene la suprema cordura del ensueño!. hombres calculadores... su pensamiento es como una gota de Dios! Por la noche. a la luz flaca de los velones.. vuestra sonrisa en vano anhela ser irónica y revela vuestra alma de una estupidez crónica.. . nunca oísteis el hondo cantar de los dolores. saturada de nada.. escribe versos para alguien que no le ama. y los alados sentimientos se exasperan de vuelo.116 Perfumando de ensueño los dolores. nimbada de una extraña suavidad de belleza… y ni siquiera sabe de ella cómo se llama! Y así su vida toda. ¿para qué cavilar si la ruta es perdida y si siempre ha de guiarnos el instinto inconsciente?. alguien que pasó un día junto de su tristeza.porque sufre el placer de no ser comprendido!... Pone en su alma lamúsica una inquietud. Él tiene una ternuramuy grande para todo. cuando se abren las cóncavas luces de los balcones. su vida discurre como el agua serena de una fuente.

mercaderes.de nada como el Tiempo. Arreaza Calatrava Gulliver tomó asiento en la piedra rugosa que los liliputienses llamaban lamontaña… Asus pies extendíase la ciudad populosa de Liliput—fabril. sobre el hondomisterio de su fosa entreabierta sollozó la sonora tristeza de los bronces!… 1916117 El extranjero AJ. destronado entre la sombra incierta. fanáticos de gloria aquéllos: lasmujeres.T. la cabaña. crímenes…y Gulliver sentía . y. labriegos oblicuos de cansancio! Hormigueaba en las callesmuchedumbre irrisoria —líricos. el parque. Odio. a la hora de las luces fantásticas. progresista y tacaña! La fábrica. necias. hijosdalgo. injusticias. pecheros. y la casona hidalga del abolengo rancio. el palacio.más allá. era una ciudad como cualquiera: cien carruajes cruzaban la blanca carretera. el Amor y la Gloria! Y una tarde. cuando las nubes tienden superficies elásticas hacia el sol. nada faltaba. al finmujeres! Gulliver contemplaba cómo a sus pies hervía en torpes ansias sórdidas la ciudad trepidante. éstos ávidos de oro. mientras todos exclaman: —Eramuy bueno… Entonces.

luminosa y extraña! Abríanse en la sombra trémulas luces de oro. y bajando la visto pudo ver Gulliver los grupos abstraídos en hondos embelesos: el hombre siervo. El perfecto silencio. henchido de rumores indistintos. en la cabaña. silencio en que fermentan cienmil vagos ruidos mínimos y trascendentales. solo…y Gulliver sentía la tristeza de ser gigante! 1921119 El silencio AAntonio Arráiz Buscaba el silencio. sordo. No ese silencio de la noche de los campos. claridad…118 Grupos de amantes íbanse bajo el parque sonoro y era un inmenso arrullo de amor y de piedad toda la sombra…Oíase en susurrar de besos. silencio de contraste con el gritar diurno. luz en palacio. junto al amor unánime de la ciudad vibrante… Estaba solo. No ese silencio turbio de las noches urbanas. sierva divina lamujer! Estaba solo enmedio de la noche sombría.el orgullo de ser gigante! Gulliver tomó asiento en la piedra rugosa que los liliputienses llamaban lamontaña… Asus pies descansaba la ciudad bulliciosa de Liliput—romántica. supremo y vasto. el silencio. .

una noche tal vez. la voz que de alegría enloqueció en el alba?. . absoluto silencio! 1922121 La campana AJulio Garmendia Lan…lan…lan…lan…¿qué angustia llena la voz de [bronce.120 Mas por sólo un instante poseyó ese silencio la avidez de su alma. porque enmedio al vacío del silencio supremo se dilató—distinto. una honda noche. infinito. de lasmil cosas leves o enormes que incuba la sombra en lamedrosa soledad de los campos! Su alma necesitaba del silencio absoluto. donde el futuro aspira! Y de pronto. no de esa soledad llena de resonancias que los hombres llamaban «el silencio» —oh imperfecto silencio donde el pasado llora. su alma encontró el supremo.de rumores de savia. absoluto silencio. sólo por un instante.. rebosó de sonora inquietud inmortal el profundo. luego. inexorable. dominando el silencio! Y así fue como sólo por un fugaz instante la avidez de su alma poseyera el silencio sólo por un instante: su propio corazón inexorable. de brisas y de bosque.. isócrono— un latido inmortal. donde el presente late.

delicado y .. temblar toda la angustia atroz de la campana! 1923123 La selva AFranciscoMartínez —Qué es ese olor extraño. son cada vezmás negras. hasta cuándo?.. eterniza su enorme angustia la campana: lan…lan…lan…lan…sus voces son cada vezmás [hondas. Yo siento que una angustia frenética estremece el bronce oscuro y vivo…¿qué dirá la campana? ¿qué dirá en su terrible inexpresión sonora la desesperación de cada campanada? Cómo sufre y se alarga en el pavor nocturno la desesperación de cada campanada! Qué dirá en su terrible inexpresión sonora la angustia que yo siento torcerse en la campana?122 Vasta. qué inexorable angustia se alarga y se dilata en cada campanada! ¿Hasta cuándo. en la [noche. En la tarde. interminablemente arrastra por los campos su angustia la campana… Ymis nervios se rompen a cada son…y súbito me lanzo sobre el bronce…y su voz se hace opaca. sorda y opaca…y ya no suenamás: silencia su desesperación la campanada… Pero bajomi pecho yo siento temblar toda.. infinitamente. son cada vezmás largas!..Ah! qué espantosa angustia.

laberinto de fuerza atenuado de hojas… El hombre es solo y débil. irresoluto… ¡Oh flora despiadada de ásperas ramas rojas de un rojo inmóvil. guardiana delmisterio absoluto. igual. esmás hondo el pavor de la selva enlutada. pero sigue adelante!124 Adelante. En vano lo imprevisto buscó su anhelo ávido y hoy una cautelosa fuerza trueca su impávido esfuerzo en esta inmóvil gravedad quemedita.enervante? ¿Es por ventura la ninfa de este bosque?… —Es el boa!…Es el boa!… Espantosa es la noche en la selva cerrada. adelante! Para hurgar en la entraña más dura de la selva infinita y huraña. . Qué intensidad oscura llena cadaminuto: latentes agresiones ymiedos esparcidos! El designio en el alma flaquea. sobre la inmensa umbría. el día despliega. obsesionante. angustiosa penumbra hostil en pleno día! Y el hombremarcha a pasos largos y decididos por la selva. pero cuando la aurora adivinada. la sed de lo imprevisto le presta su denuedo: suyo ha de ser el don nuevo de lamontaña! *** Sólo que es igual todo en la selva infinita. a pesar del cansancio y delmiedo… Adelante. inútilmente. seco. Súbita sierpe silba bajo un samán gigante.

Inútil la piedad del aroma y la luz en el exiguo patio en cuyo centro claman su desolada sed los brazos implorantes delmolinete hidráulico! Y el patio tiene flores. Cómo es pueril la paz que limitar aspiran sus cuatro paredones tan feos y tan altos. sembrado profusamente en nimia evocación de campo. Es el boa!. pero flores y césped y luz de sol conspiran por exaltarlo en vano. h. le acosa: la selva de la vida sin objeto se extiende indefinidamente. en su blando cansancio demolicie imperiosa..No alienta nada en estamezquina serenidad de apenas veintemetros cuadrados: las flores nacen tristes y el sol se hace prudente al penetrar en el pequeño patio. que lo acecha en la sombra la serpiente espantosa… Ni dolor. Nada vive. ni tristeza. El viajero comprende. pobre patio de apenas veintemetros cuadrados. Tranquilidadmezquina la de este patio pobre. sin embargo.El cansancio en susmúsculos fíjase terco y grávido! Es el boa!... Rivero. Triste patio. y es que todas las cosas sienten el egoísmo . y el viajero comprende… Más que la vida es bella lamuerte ymás piadosa! 1922125 El surtidor AMariano O.

el silencio animábase al galope inaudito y revivió a su paso. y el aire es todo sol vivaz y diáfano. y contagia las flores y reaviva las hierbas. ebrio de inmensidad resonaba su acento: losmilenarios ecos repetían su grito. cuando las plumas de agua que se irisan en armonioso giro desalado proclaman la belleza generosa y fecunda que ha vuelto loco almolinete hidráulico! 1923127 El héroe APedro Parés Espino Hasmeus admetas sudet oportet equus… PROPERCIO Ávido de imposibles. como unmilagro. el viento! ¿Quién es? ¿Aqué victoria aspiran sus hazañas? Élmismo no lo sabe—recio vigor oscuro le insufla elmal divino de las rutas extrañas y va hacia el infinito crescendo demontañas que cierra el horizonte del lado del futuro! Va por la interminable llanura desolada . bajo el triunfo del día.infecundo e inmóvil del recinto cerrado…126 Mas de pronto un rumor invasor y creciente estremece la sorda serenidad del patio. fuerte como su lanza. Lírico como un gesto. armado paladín del Sueño y la Esperanza. el acicate hundía en el corcel piafante.

junto al hilo de agua límpida elmusgo tierno que cubre la colina de la Felicidad! Y el lírico cruzado claras delicias bebe… mas yérguese de súbito austero y silencioso y hacia los cuatro vientos vuelve elmirar seguro: menguada es la colina! el horizonte breve! —y no obstante la dicha que le brinda el reposo.. tardes…¡cuántas ha que camina! ¿una…cien?—¿quémás da!. Sobre boscajes trémulos de arrullos el sol dora el hemiciclo espléndido de un cielo inolvidable! Cuán lejos el dolor de los llanos bermejos y la huraña visión de losmontes. en este encantamiento de paz y claridad! Cómo invita al ensueño perezoso y eterno. qué encantos insinuantes le dan ese divino deslumbramiento.mañanas. El ansia le alucina. y el cansancio le abruma. . hundido el acicate.. exquisitas y hondas.donde los cardos clavan su sed desesperada… Noches. bajo las frondas suaves. y febril bajo el férreo peto el corazón bate pronto a estallar…El héroe. cuán lejos! Cómo aduérmese el bravo vigor bajo las frondas..128 y la sed le atenaza. cruza el caballero andante. y bajo la furia dardeante delmediodía. vuela en su potro negro. y así entre el polvo. esa sensación inefable que le ha invadido el alma recia y batalladora?.. todo blanco de espuma! ¿Qué sortilegio súbito irrumpe en su camino.

. Rectangular y blanco el edificio. ávido de horizontes prosigue. parecióme casi alegre el asilo. Y es que en verdad es duromirar hacia la vida cuando nunca alcanzamos nada o lo hemos perdido… ¡Cómo es duromirar!.Mas es también terrible la impasibilidad de piedra y cal delmuro liso! *** Allí estaban. sus ojos se volvieron hacia la puerta abierta y un rayo de sol prístino penetrando. Y yo no supe si abolió las ventanas piedad o egoísmo. .130 yo que ensayado habíami corazón cualquiera. o si fue indiferencia o qué…mas. elmuro. el dolor sin deseos que unía a losmendigos… Y yo que les traía cien frases de consuelo. por el hueco fugaz puso en losmás cercanos un esplendormagnífico! Y no sé si fue el sol. que para cada pena forjara lenitivo. ordenados harapos inmobles. casi en fila losmendigos. aturdido. Piedra y cal sin ventanas.. y era una cosa blanda el dolor de conjunto.hundiendo el acicate en el bridón oscuro. lasmiradas clavadas en las torvas cumbres innominadas! 1921129 Losmendigos AJacinto Fombona Pachano Y llegué ante la puerta. adentro.

el cierto. con sus ojos inútiles.mis palabras tal vez lo hubieran creado en esa sosegada tristeza del asilo! En esa sosegada tristeza repartida quemás que todo era afecto compasivo. mientras él parecía no sentir. no vivir. y ya nunca podrá borrarse demímismo.montañas. y no existían sino sus ojos abolidos! Era elmás desdichado sin duda en aquel corro de desdichados.sentíme artificioso y absurdo…El dolor íntimo. ternura generosa que tiene la virtud de darnos una dichamayor que la que dimos! Y entonces comprendí que también para aquellos miserables. inútilmente fijos… Y lo demás—harapos y arrugas—se borraba. algo que ya no sé de fijo qué fue…Sólo recuerdo. ¡oh sus ojos inútiles. . cielos. esta siniestra cosa de horror que yo hemirado: la envidia en los sombríos ojos de losmendigos! 1923131 El nuevo evangelio ARodolfoMoleiro Primer término. la vida tenía su sentido! *** Se encontraronmis ojos con sus ojos borrados. un llano. fondo. que le atendían solícitos. inútilmente fijos! Yme acerqué hasta él y en susmanos dejé con piedad torpe.

y él permanecemudo. vibrante todo de juventud. delmar y de las cumbres. casi incesantemente. pero se llegan temblando hasta sus plantas. puebluchos soñolientos: tal. y retrocede toda lamuchedumbre. en conjunto.mudo.muda de pavor. fuerte. y sollozan. pero egoístas y buenos y perversos y ambiciosos y humildes. al otro gigantescas y extrañas ciudades. bello. de invencible cobardíamezquina… . y aquel Dios les infunde pavor. en coro balbuciente. inexorablemente… Y aquellosmiserables. inexorablemente! Y un hombre se adelanta de entre lamultitud. le dicen sus congojas: todos han señalado un objeto a su vida y por él han luchado —gloria. dolientesmuchedumbres. noble y firme. bello como un deseo. erguido. elmal…losmás diversos fines. como un designio. perdieron la partida: todos han señalado un objeto a su vida!132 Piedad al Dios demandan. el valle de los Remordimientos… Y enmedio a aqueste cuadro áridamente rudo. el bien.medita eternamente inmóvil un Dios hermafrodita! Vienen de las ciudades. riqueza. como una torre. y ruegan piedad para sus turbias vidas desbaratadas… Y el Dios vuelve hacia ellas sus pálidasmiradas pero se quedamudo.elmar a un lado. en coro balbuciente. y. y al Dios inmóvil toca en la pierna desnuda.más lejos.

sobre un agua corriente. El rebaño. a unos daría bienes. retrocede más ymás. el eco de sus quejas aún queda en tus oídos. suave como una caricia. como unmartirio. muchedumbre irrisoria en nuestras soledades que quedan soledades irremediablemente…133 Los has visto llegar convulsos. seda y dolor e ira: —La dicha. doloridos. y en veces dura como un galopar de potros: una voz que era hierro. a otros daría honores . la desgracia. le hace signo de que se quede. y del bien y delmal. confuso. desoyes impasible su ruego? ¿Por qué tu omnipotencia consuelo no les da. de la tierra y del fuego y del agua. humano? —¿Por qué si eres señor de todo cuanto existe. ridículo demiedo. y repruebas acasomi actitud impasible porque ignoras. a otros. Señor: no te conmueven sus dolores. de lamañana fúlgida y de la noche triste. y se pierde en el confín lejano… Y el Dios:—Ya estamos solos ¿Quéme pides.majestuoso. luz…¿quémás da?. humano. quizás? Habló a su vez el Dios. con una voz extraña: sorda como el rumor del viento en lamontaña a ratos.Y el Dios vuelve al intruso lamirada divina y. la victoria:mentira! Te digo quemuy poco valen las realidades —sombras. horrible. que con gusto les diera todo cuanto han pedido si de algo les sirviera. como un rumor.

pensativo— el instinto es tu fuerza. ¿todo cuanto deseas logras. en la pradera y aureolada de luna llegó la noche honda. su desdicha está en ellos escondida: todos han señalado un objeto a su vida! Pero tú. pormi fe. se hacía esencia y forma. yo tuvemil sueños fracasados. y en el sueño su alma. era su alma—cuando de pronto toda . ¿nada pides? —Nada pido… —Demodo que no tienes deseos? —Sí. trémulo del supremo secreto de la vida! 1921134 Tendióse a dormir AJosé López Borges Tendióse a dormir bajo la tarde.si ello bálsamo ser pudiera en sus dolores… Mas. Sumás bello tesoro: amores y fortuna y paz. por Dios! —Luego. mas. él seguía durmiendo. su tesoromejor. alcanzas cuanto esperas? —No. no hasmenester de nada! Espléndida de astros la noche era venida y el hombre descendió la colina sagrada. qué importa! son bellos frustrados o logrados: para que se renueven yo podomis quimeras y gozo y sufro y sueño y lucho y siento y vivo!… —Esa es toda la ciencia—dijo el Dios.

convulso de ansia. Y la siguió frenético bajo la nochemuda. leve. se irguió de pronto enmedio de la llanura sola… una sombra a su lado deslizóse en la hierba. unos iban a su trabajo. y en su avidez atónita la nada halló…y fue entonces cuando se diera cuenta de que corría tras su propia sombra! 1920136 Todos iban AAugustoMijares Todos iban desorientados: perseguían un objeto próximo. cayó el hombre. y. otros al trabajo de otros… Los ojos errantes y vagos. de su carrera loca fue testigo la aurora. brutal. su espíritu una sombra! Y despertó violento enmedio de la noche. seguida de otra sombra. Y el cansancio no pudo seguirlo en su carrera ciega y desatentada al través de las horas… Contemplaron los días. porque le arrebatara. quiso alcanzarla. sobre la sombra que a través de los siglos se le escapara siempre… —Al fin!—rugió su triunfo. los años y lo siglos el vuelo de una sombra seguida de otra sombra!135 Con un salto de fiera. y lamañana fúlgida y la tardemiraron una sombra que huía.su paz tornóse angustia. de entre lasmanos. . se le escapó la sombra.

tú que eres lo únicomío.hacia lamancha de los pinos cruzó indolente un enlutado… —Adónde vas? —No sé—me dijo. y en losminutos de dicha radiante. claro recuerdo y acompáñame!138 Y cuando viva esemomento . sé bueno como un buen amigo. claro recuerdo. acompáñame! En el instante banal. y siempre—si soymalo y si soy bueno—. cuandome alejo demímismo y cuandome alejo demí en el torvo instante. y el enlutado hacia símismo! 1919137 Claro recuerdo En las horas de indiferencia. y en los siglos de tortura. claro recuerdo. sin ideales. y sea un hombre que va por la calle —autómata de amables saludos— casi feliz. Todos iban desorientados. acompáñame! Cuandome sienta indiferente y comercie como los otros. y en los días de desencanto.

convencido. recobrami alma que es tuya. qué simpático compañero… porque reímos sinmotivo y hacemos unas cuantas frases. y cuando vuelva el rostro para llorar con todosmismúsculos sin que asome una lágrima. claro recuerdo. sálvame!139 . cuando camine satisfecho y autoanalicemi energía que pliegamás ymásmis labios —hostilidad un poco ingenua— cuandome diga:—Triunfaré. y en ese instante no piense ni en amor ni en quimeras. claro recuerdo y acompáñame! Y cuando inmensamente llore y se vaya anchando en la almohada la fríamancha indiferente.que tenemos todos y que hace decir a los otros: Caramba!. claro recuerdo queme salvas! Cuandome sienta duro y no exista sinomi dolor de egoísmo. y el rapazuelo y el desdichado sufran la agresión demi orgullo. yo sé que nome dejarás solo.

que enmi conceptomuy alta es la locura. sálvame! Dame la fe sin contagio de premio. pesimismo. cuandome sienta rodeado de imprecisables agresiones. infantil con el alba y anciano en amargura ante la pompa efímera e inmortal del ocaso! Juventud. dame arrogancia contra el poderoso. siempre dentro al alma un ideal enorme . dame un anhelo de amor infinito. dame piedad para el pobre vencido. sálvame!Yo143 Yo Heme aquí: tal vez loco pormomentos. o acaso pueril. y en vez del anhelo de lucha el renunciamiento delmiedo me torture el alma cobarde.Y cuandome sienta débil y busque justificaciones. vanidad. complejo y simple. el alma trémula y pequeña. claro recuerdo. y eres toda la novia y eres toda lamadre —lomejor demi alma!— claro recuerdo. como el aguamultiforme… Mas. claro recuerdo que llevo aquí dentro y eres un poco el único amigo. y envidie al vecino apacible porque el ideal pesamucho. desengaños. ah!.

ya está atrás. en el vaivén de la vida. tendidas lasmanos adelante en el loco anhelo de asir algo sólido que guíe nuestros pasos.. Lleva consigo un soplo helado que roza nuestros ojos. nos sorprende una noticia como la de la muerte de Luis EnriqueMármol. debido a unmovimiento descuidado sentir cómo nuestro pie se hunde en el vacío. con un esfuerzo terrible. nos amedrenta con la evocación de algo más fuerte y más hondo que la existenciamisma y.que esmío y sin embargomás grande que yomismo! —Es unmuchacho—dicen. trémulo de angustia. condensar elmiedo: y. en una desesperante noche. . que en un gesto bien puede plasmarse el infinito! 1917Testimonios147 Epílogo Andar a ciegas. y continuar luego con el reflejo impresionante de la espantosa experiencia que hace más cauto nuestro paso ymás pálida la frente… Algo semejante a lo que se sufre cuando. sostener el equilibrio y desasirse del abismo. sin que las lágrimas renuentes hayan tenido tiempo de cristalizar. de oídas los conoce… —Mentira! Todami psiquis vibra con emoción de lira: hoy que tengomás vida sientomás grande el alma! Voy bebiendo paisajes en la copa del cielo… Aunque la vida es corta..Un instante nos conturba. ningún esfuerzo omito. en el vago pretérito.—Nada turba su calma ¿Los dolores?. vacilar. unmomento después. y tal vez—¡oh futuro!—realizarémi anhelo.

troquelado. nobilísimo corazón. No tuvo ni la fortuna casi producto de la ignorante desfachatez. Ya que los ojos no lloran. amenudome veía obligado a sonreír de sus puerilidades. casi consecuencia de la ruindad. nos ha dejado a sus camaradas de juventud. Fue puro y melancólico como una idea que no cuajó. definitivo… La locura del otro. Nos queda del gallardo compañero malogrado lo mejor de su vida: un libro de poesía. . un tesoro. el heroísmo y la belleza. ensueños y ambiciones.muerto inesperadamente el viernes 17 de septiembre.Un gran libro. ése fue él. gran poeta. de su bella inconsciencia lírica. ANTONIO ARRÁIZ149 Textos escritos en septiembre de 1925 a raíz de lamuerte del poeta Luis EnriqueMármol Nuestro querido hermano Luis Enrique Mármol. Bajo ningún aspecto me lo represento148 mejor que como el compañero demasiado entusiasta que aprueba demasiado pronto y engaña y se deja engañar con su cálido optimismo. Amó como alucinado las cosas espléndidas: el triunfo. sin impaciencias. Si hay alguno quemereciera el precepto de los limpios de envidia y de incomprensión. haga el alma silencio a sumemoria.Me imagino a Luis Enrique cayendo en plena avenida cuando iba seguramente tras de un proyecto fantástico y hermoso.Aunque eramayor. ni el sentido práctico.No tuvo tiempo de desilusionarse.Más que todo fue un amigo eternamente generoso.Aún tenía cándidos los ojos en su cabeza atormentada.

septiembre Yo creo que entre los primeros poetas contemporáneos está él. en una legendaria tierra de belleza y de amor. «Claro recuerdo». «Todos iban». y si su obra no es abundante es selectísima. PERÁN ERMINY LUIGI150 Vació en gloriosos moldes la pura esencia de su alma. cerró los ojos. casi como un secreto. Luis Enrique Mármol. Ramón Díaz Sánchez le escribe a Raúl Carrasquel y Valverde: . en toda la literatura venezolana habrá páginas comparables pero no superiores a «El extranjero».volumen en cuya selección rigurosa puso Luis Enrique su enorme talento y todo su afán de belleza. como una plegaria. y una mañana cualquiera. animó con el soplo de su impulso creadormil perfectos poemas. MARCO AURELIO RODRÍGUEZ El poeta Fernando Paz Castillo en la estrofa final de un poema a Luis EnriqueMármol escribe: Deja un libro de versos que es la flor de su espíritu ¡no se pudomorir sin dejar algo bello! Y así fue el epitafio: elmás sencillo del compañero para el compañero. dicho en voz baja. auténticas joyas de antología que pueden figurar sin deslucirse al lado de cuantas óptimas poesías se han escrito en castellano. RAÚL CARRASQUEL Y VALVERDE 1926 . el elogiomás justo que se le pudo hacer: ¡Luis EnriqueMármol se nosmurió por bueno! FERNANDO PAZ CASTILLO El 29 de septiembre de 1926.

se da en una poesía elevada en la cual el sentimiento raya a una altura que sólo pueden alcanzar los excelentes. Soldado del derecho. Inconforme.Yél. Fue como una visita de despedida a la tierra natal que él amaba entrañablemente. elevación. el151 gran poetamuerto cuando su juventud fuerte y optimista nos ofrecía una obra de excepción en pensamiento y forma. belleza fuéronlemusas propicias. RAMÓN DÍAZ SÁNCHEZ Luis Enrique Mármol sintió su vida estremecida por todas las inquietudes de su tiempo y fue uno de los más preclaros intérpretes de tales inquietudes. Serenidad. desorientado generosamente con esa desorientación que clava los ojos en la estrella infalible. versos dignos. sino del que quiere luchar por la humanidad y se inspira en la Justicia.En el último número de Élite. Su muerte ha sido digna de él como la de un soldado en el combate. pura expresión de su claro espíritu. no de ese derecho curialesco y rutinario. Traía como siempre proyectos hermosos. tuve el placer de leer su magnífico artículo sobre Luis Enrique Mármol. le dice a Luis Enrique Mármol el propicio 17 de septiembre de 1926: La locura del otro se llamaba . lo era a sumanera.Había en sus versos una gracia transparente. PEDRO SOTILLO No hacemuchos días Luis EnriqueMármol vino a Caracas. ENRIQUE BERNARDO NÚÑEZ 18 de septiembre de 1926152 El poeta Alfredo Arvelo Larriva en un poema que tituló «La locura del otro». nobles entusiasmos y he aquí que ya ha entrado en la llanura pálida ymelancólica donde se revela a los elegidos el gran secreto.

Ejerce en Valencia su profesión de abogado.154 1926 Muere el poeta Luis EnriqueMármol en Valencia el 17 de septiembre. en febrero de ese mismo año de su . Carlos Grisanti y José Antonio Ramos Sucre. En 1914muere su padre. La locura del otro ha de seguir llamándose tu libro huérfano. Estudios primarios en Caracas en el colegio de los padres franceses. ALFREDO ARVELO LARRIVA153 Cronología 1897 Nace el poeta Luis EnriqueMármol el 21 de agosto en Caracas. El jurado calificador estuvo integrado por Nicomedes Zuloaga.tu libro inédito. como era entonces lo habitual. En sus mejores veinte años se gradúa de abogado en la Universidad Central de Venezuela. cuando menos se esperaba. 1912 Se gradúa de bachiller en Filosofía en la plena juventud de sus quince años. 1914-15 Escribe y publica sus primeros versos. en laUniversidad Central. parroquia Santa Rosalía. Sus padres: el poeta LuisMármol y doña RosaAmelia Infante deMármol. Y tumuerte. Antes. 1924 Publica algunos de sus célebres «Pastiches criollos a la manera de». significa la locura del otro… Para hundir en la nada tu juvenil nobleza el destino se ha vuelto loco. Secundarios. unos meses antes. poeta. Su tesis de grado: «El aporte tercero del artículo sexto del Código Penal».

muerte, había sufrido un grave accidente automovilístico, pero se había recuperado y, días antes demorir, había estado en Caracas y entregado colaboraciones suyas en la revista Élite de la cual era, fue siempre, asiduo colaborador. 1946 Sus restos fueron traídos, veinte años después de su muerte, desde Valencia a su ciudad natal y sepultados en el panteón familiar en el Cementerio General del Sur el 21 de septiembre de 1946. Esemismo añomuere sumadre; le había sobrevivido veinte años. Su cuerpo estaba intacto, incorrupto, como si hubiesemuerto ese 21 de septiembre de 1946. Sus compañeros de generación, amigos, poetas, escritores, periodistas, etcétera, testimoniaron en conmovedoras palabras lo que significaba esa muerte para las letras y para la poesía venezolana. REYNA RIVAS octubre de 2006155 Esta edición de La locura del otro llevada a cabo por MonteÁvila Editores Latinoamericana, encierra lamás alta de las razones: la de honrar, honrar no sólo la memoria del poetaMármol, sino la razón poética, la autenticidad de un venezolano integral, cultor de la palabra pura en poesía pura. REYNA RIVASÍNDICE Prólogo VII REYNA RIVAS Dedicatoria 3 AQUEL OTRO… Aquel otro 7 MIS EMOCIONES Siempre solo 11

Palimpsesto 12 Paseo 15 Es el siglo 18 Canto absurdo 20 La belleza 24 Viejo rosal 26 Paisajes 27 Hoy tengo un ansia… 30 El visitante 31 Iluso ayer 32 Canto de exaltación 33 ¡Ah, qué pocome queda! 38 La canción de la nada 40 Canto del desencanto 42 Fatum 44La canción del desilusionado 45 Canto de ingenuidad 47 Canto al fuego 50 La canción del vacilante 56 MIS AMORES Ala que ha de venir 61 La canción rendida 62 Yo cerraba los ojos 64 Unamujerme llena de luz 65 Elegía pagana 67 La amaba 69 Soneto futuro 71 Qué dulzura 72 Incoherencias 73

Ala lumbre inefable 76 Aquel amor 78 Del recordar lejano 79 Ayer 81 Mi estrella de Belén 82 Media noche 83 Yo siempre he poseído un dulce amor 84 Una noche 86 Motivos triviales 88 La dama de corazón 89 Envío 91 Sin ti… 93 El poeta ha leído versos a la Amada 94 PAUSAS Carta a Rosario BlancoMeaño 99 Menguada ofrenda 102 AMaría Luisa Rotundo 103En el álbumdeMaría Luisa BlancoMeaño 104 En el álbumde Carmen Cecilia Caballero 105 Iraida Regina Blanco 107 MIS MOTIVOS Los héroes demis poemas 111 Profesión de fe 114 Peregrinación 115 El extranjero 117 El silencio 119 La campana 121 La selva 123 El surtidor 125

El héroe 127 Losmendigos 129 El nuevo evangelio 131 Tendióse a dormir 134 Todos iban 136 Claro recuerdo 137 YO Yo 143 TESTIMONIOS Epílogo 147 Textos escritos en septiembre de 1926 a raíz de lamuerte del poeta Luis EnriqueMármol 149 Cronología 153Este libro se terminó de imprimir en julio de 2007. en los talleres de GRÁFICAS LAUKI situados en calle Santa Clara. .500 ejemplares impresos en papel Tancreamy 60 grs. Son 1. Venezuela. piso 1. Caracas. edificio Tulipán. Boleíta Norte.