El problema consiste no tanto en la tecnología de las pruebas sino en la forma como acostumbramos pensar acerca del intelecto y en nuestras

ideas inculcadas sobre la inteligencia. Para ayudar a estos individuos, he elaborado una estructura que, aprovechando la teoría de las inteligencias múltiples, se puede aplicar a cualquier situación educacional. LA !"EL #E!$ A $%&% $%&PE"E!$ A INTELIGENCIA LINGÜÍSTICA Dominio de la semántica: Al hablar sobre los significados o connotaciones de las palabras, nos encontramos en el 'rea de la semántica, el e(amen del significado que universalmente se considera que es central para el lengua)e. de la sintaxis. %tra virtud sin la cual no se da la poesía es el dominio de la sintaxis, las reglas que gobiernan el orden de las palabras y sus infle(iones. El poeta debe comprender de manera intuitiva las reglas de la construcción de frases al igual que las ocasiones en que es permitido hacer gala de la sinta(is, para yu(taponer palabras que, de acuerdo con los principios gramaticales comunes, no debieran ocurrir )untas. *, por último, el poeta debe apreciad las funciones pragmáticas, los usos que se pueden dar al lengua)e+ debe percatarse de los diferentes actos del habla po,tica, que van desde la lírica amorosa hasta la ,pica de la descripción- desde lo directo de una orden hasta las sutile.as de una súplica. Así, en el poeta uno ve en acción con especial claridad las operaciones medulares del lengua)e. /na sensibilidad para el significado de las palabras, según la cual un individuo distingue los sutiles matices de la diferencia entre derramar tinta 0intencionalmente0, 0deliberadamente0, o 0a propósito0. /na sensibilidad para el orden en las palabras 12 3la capacidad para observar las reglas gramaticales y, en ocasiones escogidas con cuidado, para violarlas. En un nivel un tanto m's sensorial 3sensibilidad para los sonidos, ritmos, infle(iones, y metros de las palabras3, la habilidad que puede hacer que incluso la poesía en un idioma e(tran)ero suene hermosa. * una sensibilidad para las diferentes funciones del lengua)e 3su poder para emocionar, convencer, estimular, transmitir información o simplemente para complacer. Pero la mayoría de nosotros no somos poetas 3ni siquiera en un nivel de aficionados 3 y sin embargo poseemos estas sensibilidades en grado significativo. En efecto, no sería posible apreciar la poesía si no se tuviera al menos un dominio t'cito de estos aspectos del lengua)e. &'s aún, no se podría esperar avan.ar con alguna eficiencia en el mundo si no se tuviera considerable dominio de la tetrada ling4ística de fonología, sinta(is, sem'ntica y pragm'tica. Pero para quienes como nosotros que no somos poetas activos, 5cu'les otros usos podemos dar al idioma6 7e entre numerosos candidatos yo aislaría cuatro aspectos del conocimiento ling4ístico que han probado su impresionante importancia en la sociedad humana. Ante todo, e(iste el aspecto retórico del lengua)e 3la habilidad de emplearlo para convencer a otros individuos acerca de un curso de acción. 8sta es la habilidad que han desarrollado los dirigentes políticos y e(pertos legales en grado m'(imo, pero que ya comien.a a cultivar todo infante de tres a9os que quiera pedir una segunda porción de postre. En seguida, e(iste el poder mnemot,cnico del lengua)e 3la capacidad de emplear este instrumento para ayudar a uno a recordar información, que va desde listas de posesiones hasta reglas de un )uego, de

por medio de la palabra en su forma escrita. m's. podríamos decir que la sinta(is y la fonología est'n cerca de la m.rminos de mis 0criterios0 para una inteligencia. /n e)emplo apremiante de este aspecto se puede encontrar en las ciencias.a y aprendi.onamiento logicomatem'tico y de los sistemas simbólicos.gos científicos. #ran parte de la ense9an. el lengua)e proporciona met'foras esenciales para iniciar y e(plicar nuevos halla. Por último.a)e ocurren por medio del lengua)e 3hubo ve. el lengua)e sigue siendo el medio óptimo para transmitir los conceptos b'sicos en los libros de te(to. empleando el verso. en que sucedió principalmente por medio de las instrucciones orales. Podemos ver insinuaciones de esta capacidad en el ni9o m's peque9o cuando dice+ 05:uisiste decir . Adem's. cada ve. .direcciones para encontrar un destino hasta procedimientos para operar una nueva m'quina. En t. en tanto que la sem'ntica y la pragm'tica incluyen entradas de otras inteligencias <como las inteligencias logicomatem'tica y la personal=. para empe9arse en el an'lisis 0metaling4ístico0. A pesar de la patente importancia del ra. y en la actualidad. e(iste la facultad del lengua)e para e(plicar sus propias actividades 3la habilidad de emplear el lengua)e para refle(ionar en el lengua)e.dula de la inteligencia ling4ística. recopilación de adagios o e(plicaciones sencillas3. /n tercer aspecto del lengua)e es su papel en la e(plicación. o *60 3con lo que hace que su interlocutor refle(ione en un uso anterior del lengua)e.