HISTORIA Y FILOSOF´ IA DE LA F´ ISICA

Revista Mexicana de F´ ısica E 58 (2012) 133–149

DICIEMBRE 2012

Entre v´ ortices cartesianos y gravitaci´ on newtoniana: la Cosmolog´ ıa de Andr´ es de Guevara y Basoasabal S. J. (1748-1801)
S. Galindo Departamento de F´ ısica, Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares, Km. 36.5 Carretera M´ exico-Toluca 52045, M´ exico, e-mail : salvador.galindo@inin.gob.mx
Recibido el 24 de julio de 2012; aceptado el 26 de septiembre de 2012 ´ nicas obras que escribi´ Este art´ ıculo examina el contenido de la teor´ ıa de v´ ortices de Descartes y de gravitaci´ on de Newton en las u o Andr´ es de Guevara y Basoasabal: Pasatiempos de Cosmolog´ ıa (1789) e Institutionum Elementarium Philosophiæ (1796). Para este prop´ osito se se˜ nala el origen y desarrollo de la pugna entre ambas teor´ ıas mediante el an´ alisis de dos revistas enciclop´ edicas de la Ilustraci´ on. Se muestra por un lado que un grupo de jesuitas apoyaba la teor´ ıa de Descartes y por otro los cient´ ıficos la de Newton. A pesar de ser un jesuita, Guevara muestra su predilecci´ on por la gravitaci´ on newtoniana en sus dos obras. Descriptores: Basoasabal; pasatiempos de cosmolog´ ıa; institutionum elementarium Philosophiæ. This work reviews the content of the Cartesian vortex theory and Newton’s gravitation in the only books that Andr´ es de Guevara Basoasabal wrote: Pasatiempos de Cosmologia (1789) and Institutionum Elementarium Philosophiæ (1796). For this purpose we discuss the origin and development of the rivalry between the two theories by analyzing two Jesuit encyclopedic journals published during the Age of Enlightenment. It is shown that on the one hand a group of Jesuits championed the Cartesian theory while scientists that of Newton. Despite being Guevara a Jesuit we show his penchant for Newtonian gravitation in both of his works. Keywords: Basoasabal; pasatiempos de cosmolog´ ıa; institutionum elementarium Philosophiæ. PACS: 01.65.+g; 01.70+w

1.

Introducci´ on

Existe la creencia popular que la teor´ ıa de la gravitaci´ on de Newton fue prontamente aceptada despu´ es de su publicaci´ on en 1686. El caso no fue as´ ı. Para sus primeros detractores, la idea de una fuerza de atracci´ on gravitacional universal resultaba absurda pues seg´ un ellos, las substancias celestiales no estaban sujetas a las mismas leyes que la materia com´ un. Posteriormente para otros cr´ ıticos, el hecho de que la fuerza gravitacional actuara a distancia, inevitablemente les hizo preguntarse c´ omo un cuerpo pod´ ıa, sin estar en contacto con ´ ltimo. La oposici´ otro, actuar sobre este u on a la teor´ ıa de la gravitaci´ on dur´ o largo tiempo. Todav´ ıa durante el siglo XVIII la recepci´ on de la teor´ ıa gravitacional estuvo cubierta de accidentes y contingencias ligadas a creencias religiosas y como se˜ nalaremos m´ as adelante en una parte de este trabajo, a fraudes cient´ ıficos. Por lo que respecta a la Nueva Espa˜ na, est´ a visto que hacia mediados del siglo XVIII la mec´ anica newtoniana formaba parte del material de lectura novohispano [1]. Sin embargo dentro de la mec´ anica de Newton, el tema de la gravitaci´ on presentaba conflictos para el dogma cat´ olico ya que la teor´ ıa gravitacional conlleva a la explicaci´ on natural del he´ ste era contrario a la ense˜ liocentrismo y e nanza b´ ıblica. Ante este hecho durante nuestro per´ ıodo colonial, la teor´ ıa de la gravitaci´ on fue examinada -en el mejor de los casos- como una idea merecedora de discusi´ on. Por ejemplo en su texto Elementos de Filosof´ ıa Moderna (1774), el miembro de la congregaci´ on del oratorio, Juan Benito D´ ıaz de Gamarra y D´ avalos (1745-1783), figura categ´ orica de la ilustraci´ on no-

vohispana, invita a sus contempor´ aneos a examinar la teor´ ıa -ya casi centenaria- de Newton: “El sistema de [atracci´ on de] Newton, motivo de defensa de los m´ as ilustres, tiene que ser discutido por la mayor´ ıa de los fil´ osofos, si son amantes de la buena filosof´ ıa” [2]. Al parecer su llamado no tuvo mucho eco en la colonia, pues cabe aqu´ ı mencionar que en el mismo a˜ no que vio la luz el libro de Gamarra, uno de sus disc´ ıpulos, Jos´ e Ignacio Fern´ andez del Rinc´ on, redact´ o el manual de ense˜ anza Lecciones de Filosof´ ıa (1774), texto que present´ o como tesis en la Real y Pontificia Universidad de M´ exico ante un s´ ınodo presidido por otro c´ elebre ilustrado, Jos´ e Ignacio Bartolache (1739-1790). En este manual, escrito para la ense˜ nanza de la filosof´ ıa y f´ ısica, incorpora en sus p´ aginas las leyes de Newton, pero omite la ley de gravitaci´ on [3]. Empe´ poca, ro, en la gran mayor´ ıa de escritos novohispanos de la e la gravitaci´ on fue presentada como una falsedad y la teor´ ıa ´ ltihelioc´ entrica como una mera hip´ otesis [4]. Sobre esto u mo basta citar como ejemplo el texto Physica Particularis (c 1765), obra del jesuita mexicano Francisco Xavier Clavijero (1731-1787) escrita para su uso en el programa de estudios de los colegios de la compa˜ n´ ıa de Jes´ us en la Nueva Espa˜ na. En las p´ aginas del manuscrito de Clavijero se lee [5], “1a Conclusi´ on. El sistema copernicano no puede ser defendido como tesis. 1o porque la opini´ on acerca de la quietud del Sol y del movimiento de la Tierra parece oponerse a las sagradas Letras. . . 2o Porque los jueces Romanos de la Fe juzgaron que era absurda y her´ etica la opini´ on que afirmara que el Sol permanece inm´ ovil en el centro del mundo: y que la Tierra, en cambio,

Para este an´ alisis nos hemos basado en el examen de dos revistas eclesi´ asticas de gran importancia. Esta obra como veremos. En la tercera secci´ on haremos una investigaci´ on sobre la postura eclesi´ astica prevaleciente ya entrado el siglo XVIII con respecto a la pareja de teor´ ıas aludidas. Sin embargo. . . entre 1570 mucho a los pensadores de la e y 1572 el cardenal jesuita Roberto Bellarmino -famoso por su intervenci´ on en el juicio de Galileo. No obstante. La solidez de dichas esferas celestiales no fue muy cuestionada ni fue un t´ opico que preocupara ´ poca. tal fue el caso del jesuita Andr´ es de Guevara y Basoasabal (1748-1801) de quien nos ocuparemos en el presente art´ ıculo. Aqu´ ı nos limitaremos a analizar exclusivamente c´ omo se desarroll´ o y endureci´ o la postura de la Compa˜ n´ ıa de Jes´ us a favor de los v´ ortices cartesianos. hubo voces a favor de la gravitaci´ on newtoniana entre algunos de sus miembros [6]. Como aves en el aire y peces en el agua Hacia fines del siglo XVI el modelo cosmol´ ogico de Tolomeo era el aceptado por los estudiosos. GALINDO se mueve alrededor de e on fue ´ l. No obstante en esta segunda obra como veremos. La raz´ on de lo anterior es facilitar al lector el acceso a los mismos ya que algunos de estos escritos son de dif´ ıcil acce- so o no han sido a´ un traducidos a nuestra lengua.la postura oficial de la Iglesia Cat´ olica Romana y en particular la de los jesuitas con respecto a la teor´ ıa cartesiana y newtoniana. En la cuarta secci´ on de este trabajo. En este trabajo veremos como. pues su contenido apostaba a favor de la teor´ ıa de la gravitaci´ on de Newton e impugnaba la teor´ ıa de v´ ortices de Descartes.” Sorprenden estos puntos de vista de Clavijero. Para estos prop´ ositos hemos dividido el presente trabajo en cinco secciones. Con ello. lo dicho por Clavijero manifiesta fielmente la retardataria postura oficial de la compa˜ n´ ıa de Jes´ us sobre el heliocentrismo y en consecuencia sobre la gravitaci´ on newtoniana. Mex. Narraremos a continuaci´ on el peregrinaje en el que Guevara se vio envuelto despu´ es de su expulsi´ on de la colonia. cuya circulaci´ on cubre la mayor parte del mencionado siglo. conten´ ıa opiniones a contracorriente de las prescripciones eclesi´ asticas del momento. 2. entre los que se encontraba Andr´ es de Guevara y Basoasabal. refiri´ endose a las esferas s´ olidas.dict´ o una serie de conferencias en la universidad de Lovaina. de manera que aun los astr´ ologos son reticentes para hablar de ellas” e insisti´ o que los cuerpos celestiales se mov´ ıan libremente a trav´ es de un medio l´ ıquido “con movimiento propio como aves en el aire y peces en el Rev. Finalmente haremos varios comentarios y ofreceremos nuestras conclusiones. En conjunto ambas publicaciones reflejaron las opiniones clericales del siglo mencionado. Fis. Para poner en contexto el par de obras mencionadas seguiremos como hilo conductor la confrontaci´ on entre gravitaci´ on y v´ ortices que se gest´ o en el siglo XVII y se exacerb´ o a lo largo del siglo XVIII. comenzaremos haciendo un breve recuento de la vida de Guevara y el tipo de instrucci´ on escolar que recibi´ o estando a´ un en la Nueva Espa˜ na. 2a Conclusi´ on El sistema copernicano no puede admitirse ni siquiera como hip´ otesis. los cl´ erigos en general de la Iglesia Cat´ olica Romana fueron adoptando una postura partidaria a la teor´ ıa de v´ ortices de Descartes como alternativa conveniente a la teor´ ıa gravitacional de Newton.134 S. nuestro deseo es mostrar el ambiente – anti-gravitaci´ on de Newton. Sin embargo. para finalmente entrar en materia analizando los dos textos de su producci´ on. Los falaces comunicados aparecieron publicados en las p´ aginas del Journal de Beux-Arts. De esta manera examinaremos las duras y complejas circunstancias en que estos textos fueron escritos considerando el entorno hist´ orico. titulada Institutionum Elementarium Philosophiæ (1796) fue escrita de manera m´ as cautelosa pues presentaba h´ abilmente ambas teor´ ıas de una manera aparentemente “imparcial”. 3o Porque esa opini´ consignada en la lista de doctrinas proscritas por la Sant´ ısima compa˜ n´ ıa de Jes´ us y prohibida a los profesores de filosof´ ıa. el de Journal de Beux-Arts et des Sciences. ya que casi ´ una d´ ecada antes (en 1757) se hab´ ıa excluido del Indice de Libros Prohibidos el Revolutionibus de Cop´ ernico. Adem´ as que resulta imprescindible para nuestro an´ alisis la lectura de los mencionados fragmentos para poder comprender cabalmente como se fue gestando -previo al siglo de las luces y durante sus primeras d´ ecadas. . E 58 (2012) 133–149 . “que tales estructuras tan extraordinarias y complejas como los epiciclos y exc´ entricos son imaginarias. pese a la actitud oficial de la Compa˜ n´ ıa Ignaciana. Fue en este dif´ ıcil entorno que Guevara escribi´ o el par de textos de marras. . En efecto.que reinaba en los c´ ırculos eclesi´ asticos a la llegada de los jesuitas expulsados de la Nueva Espa˜ na. Recalcamos de nuevo que en ambos casos restringiremos nuestro an´ alisis a lo escrito por Guevara sobre gravitaci´ on y cosmolog´ ıa. Confrontaci´ on que estuvo representada por cient´ ıficos y por miembro de la Compa˜ n´ ıa. El primer manuscrito de Guevara y Basoasabal lleva por t´ ıtulo Pasatiempos de Cosmolog´ ıa (1789) [7]. Guevara tambi´ en manifiesta expl´ ıcitamente su predilecci´ on por la teor´ ıa de la gravitaci´ on newtoniana. En la segunda secci´ on hablaremos sobre el origen y gestaci´ on las dos teor´ ıas gravitacionales que fueron tratadas. Estas son: el Journal de Tr´ evox.entre otros temasen el par de obras de Andr´ es Guevara: la teor´ ıa de “v´ ortices” de Descartes y la de la gravitaci´ on universal de Newton. Adem´ as examinaremos un fraude cient´ ıfico perpetrado por fan´ aticos cartesianos con la intenci´ on de desacreditar la teor´ ıa de la gravitaci´ on de Newton. Proporcionamos al lector nuestras traducciones libres de algunos fragmentos de textos relacionados con ambas teor´ ıas. El cardenal declar´ o. El prop´ osito principal del presente art´ ıculo es analizar el contenido de este par de libros en lo que respecta a los temas sobre gravitaci´ on y cosmolog´ ıa. a lo largo de los a˜ nos. Guevara escribi´ o dos textos que trataron favorablemente el tema de la gravitaci´ on y denostaron la teor´ ıa de v´ ortices. Se pensaba que cada pla´ rbita circular alojada en una neta se mov´ ıa a lo largo de una o esfera s´ olida de cristal. revista jesuita de amplia circulaci´ on durante la primera mitad del siglo XVIII y su continuaci´ on (tras la expulsi´ on en 1762 de los jesuitas en Francia) bajo un cambio de nombre. Su segunda obra.

Por lo tanto todos se encuentran en reposo. Rev. Las observaciones de Tycho sobre los cometas trajeron un cambio generalizado de opini´ on en muchos de sus contempor´ aneos ante la evidencia de la no-existencia de las esferas s´ olidas. Estas opiniones sobre el movimiento planetario hab´ ıan sido publicadas por el franc´ es tan solo unos a˜ nos antes en 1664 en su obra Principia Philosophiæ (de ahora en adelante PP). Descartes contin´ ua su razonamiento se˜ nalando que los cielos est´ an llenos de esas part´ ıculas celestiales y por lo tanto no existe el vac´ ıo. por medio de estas razones. supongamos que el material celestial. . . algunos cometen el error de imaginarlos [a los cielos] totalmente vac´ ıos. Imaginen el meandro de un r´ ıo. En pocas palabras se dieron las condiciones para favorecer la aceptaci´ on de un espacio ocupado por un fluido. podr´ ıamos suponer que el material de los cielos. [13] ´ l hace la aclaraci´ Una vez que e on de que la Tierra no se mueve. E 58 (2012) 133–149 . . Descartes atribuye el movimiento de traslaci´ on de los planetas a v´ ortices formados por part´ ıculas “celestiales” que arrastran a los mundos. pero le fue efectivo ya que el fil´ osofo no fue perseguido en vida por la Iglesia Cat´ olica Romana. (hemos subrayado el texto para enfatizarlo). . m´ aquina o mecanismo. “Podr´ ıamos suponer que el Sol est´ a formado por un material muy l´ ıquido. . . et pisces per aquam) [8]. el astr´ onomo dan´ es neg´ o la existencia de dichas esferas y opt´ o por un modelo de universo cuyas regiones estuvieran ocupadas por una sustancia fluida [10]. algunos de los cuales rotan sobre sus propios centros. En vista de lo anterior. . contin´ ua su PP con una descripci´ on del mecanismo que imparte movimiento al sistema solar. Por lo tanto Descartes enfatiza. [La Tierra] como un barquito que no est´ a impulsado por el viento. Aquellos que se encuentran m´ as cercanos al centro -del remolino que los contiene- Cuando Newton public´ o sus Principia Mathematica en 1687. por la sola raz´ on de que no existe el vac´ ıo en la naturaleza”. Esta trayectoria supralunar del cometa implicaba que el b´ olido ten´ ıa que atravesar las supuestas esferas s´ olidas durante su trayectoria. . Fis. El modelo de Tycho necesariamente ten´ ıa que prescindir de las s´ olidas esferas celestes por dos razones: (1) El modelo implicaba ´ rbitas de Marte y el Sol. hablando propiamente ni la Tierra ni los planetas est´ an en movimiento. ” N´ otese que Descartes se guarda de caer en la herej´ ıa de afirmar que la Tierra se mueve y as´ ı se previene de la consecuente reacci´ on de la Inquisici´ on en su contra. . Es importante recordar que pocos a˜ nos antes (en 1633) la misma Inquisici´ on hab´ ıa condenado a Galileo por afirmar la movilidad de nuestro planeta [12]. . necesariamente transportan cualquier cuerpo que est´ e rodeado por ellas. Est´ an en un error. El argumento anterior. aun los m´ as pesados. y que todos los planetas (entre los que incluimos a la Tierra) permanecen constantemente suspendidos entre los pedazos de este material celestial. Pero una cosa era conocer la composici´ on del espacio en el que se mueven los planetas y otra cosa dar una explicaci´ on causal al movimiento de los mismos. Aun m´ as. aunque el flujo y reflujo de esta gran masa de agua imperceptiblemente la transporta con ella. donde el agua da vuelta. §28 del PP se puede leer [11]. Espec´ ıficamente en la parte III. La obra contin´ ua explicando la causa del movimiento planetario.1. girando en c´ ırculos. de esta manera las part´ ıculas m´ as cercanas [al Sol] se mueven m´ as r´ apidamente que aquellas (hasta cierto l´ ımite) m´ as alejadas de e ´ l. . . . entenderemos f´ acilmente todo lo observado en el cielo. aun cuando dicho cuerpo sea duro. cuando se mueven juntas [las part´ ıculas celestiales] en la misma direcci´ on. hoy en d´ ıa resulta ingenuo. en el cual est´ an situados los planetas. cuyas part´ ıculas est´ an tan en extremo agitadas que ellas transportan a las part´ ıculas celestiales vecinas que las rodean. Por esta sola hip´ otesis. En el PP. sin la ayuda de alg´ un otro artefacto. 2. .´ ´ NEWTONIANA: LA COSMOLOG´ ´ DE GUEVARA . retirado todas nuestras preocupaciones sobre los movimientos de la Tierra. En ese sentido tanto Descartes como Newton ofrecieron sendas explicaciones. . Notemos que la opini´ on de Descartes est´ a en consonancia con el plenum de la f´ ısica Aristot´ elica. Habiendo. “. Pocos a˜ nos despu´ es en 1588 Tycho Brahe combinando el sistema helioc´ entrico de Cop´ ernico con el geoc´ entrico de Tolomeo hizo p´ ublico su modelo geo-helioc´ entrico [9]. V´ ortices. No se mueven con respecto a las part´ ıculas celestiales con las que est´ an en contacto. empleado por Descartes. ni por remos o detenido por ancla permanece en reposo en el medio de este mar. Notamos que los objetos flotando en esta corriente son conducidos por ella y giran dando vueltas y vueltas. . . al igual que el que forman al Sol y las estrellas fijas. las ideas de Descartes sobre la causa del movimiento de los planetas eran muy populares. lo que hula intersecci´ on entre las o biese sido imposible si hubiesen existido las mencionadas esferas s´ olidas y (2) gracias a sus propias observaciones Tycho confirm´ o que el cometa de 1577 se mov´ ıa en una regi´ on m´ as all´ a de la Luna. s´ olido y se encuentre completamente en reposo. ENTRE VORTICES CARTESIANOS Y GRAVITACION IA DE ANDRES 135 agua” (Sed motu propio sicut aves per aerem. se revuelve incesantemente en un v´ ortice con el Sol en su centro. es l´ ıquido”. . la explicaci´ on de Descartes ”. Mex. algunos grandes otros menores. . Descartes ampl´ ıa su explicaci´ on utilizando un s´ ımil fluvial que adem´ as le sirve para justificar que los planetas m´ as cercanos al Sol presenten per´ ıodos de traslaci´ on m´ as cortos que aquellos m´ as alejados. . Sin embargo.

2. y por su radio trazado hacia el Sol describen a ´ reas proporcionales a los tiempos. . de manera que no todas las part´ ıculas equidistan de su centro. Descartes explica el porqu´ e de las orbitas el´ ıpticas de los planetas ya que “no todas siguen un c´ ırculo perfecto”. Descartes recurri´ o -como siempre. El documento fue redactado por Newton antes de que publicara su PM en 1687. Los jesuitas consideraban que la acci´ on a distancia era exclusiva de Dios. en esta proposici´ on. pero Newton logr´ o m´ as tarde refutar la propuesta cartesiana al incluir en el libro segundo. y ahora tratar´ e el tema m´ as profundamente en el libro siguiente” [se refiere al libro III]. . tiempo y movimiento. ´ ltima frase del p´ Con la u arrafo anterior. Sin embargo cabe resaltar que por su parte la Iglesia Cat´ olica Romana y las Iglesias protestantes siempre hostigaron la filosof´ ıa de Descartes a causa de que estaba basada en parte. Un tercer argumento se encuentra en la ordenanza de Ignacio de Loyola -padre fundador de la Sociedad de Jes´ us. La visi´ on de Descartes del mundo. Entre los m´ as de 2000 t´ ıtulos de la biblioteca personal de Newton se encontraba un ejemplar del PP de Descartes [17].al ejemplo de un objeto arrastrado por la corriente. filosof´ ıa natural y moral y en Rev. Para reforzar su tesis. E 58 (2012) 133–149 .de seguir las ense˜ nanzas aristot´ elicas. GALINDO completan sus revoluciones m´ as pronto que aquellos m´ as alejados del centro. la teor´ ıa newtoniana proporcionaba una base s´ olida al heliocentrismo. Y esto es todo lo que necesitamos para explicar todos sus fen´ omenos. Finalmente cierra su ejemplo con la conclusi´ on. con la consecuente implicaci´ on de una Tierra en movimiento y por lo tanto constitu´ ıa una herej´ ıa. Por su parte la Iglesia Romana prest´ o poca atenci´ on a su teor´ ıa de v´ ortices ya que ten´ ıa. “. De gravitatione no se public´ o. Un segundo argumento ´ sta implipara rechazar la gravitaci´ on newtoniana era que e ca “acci´ on a distancia” sin necesidad de que exista un medio entre los cuerpos causantes. Mex. Cuando la teor´ ıa de la gravitaci´ on de Newton comenz´ oa ser conocida en la Europa continental los miembros m´ as educados de la Iglesia Cat´ olica reaccionaron. nociones esenciales del PP de Descartes. puede ser entendido por [la lectura] del libro primero. En l´ ogica. 2. En dicha obra el f´ ısico ingl´ es pretend´ ıa refutar los puntos de vista cartesianos sobre el espacio. En 1962 apareci´ o un manuscrito in´ edito de Newton sin t´ ıtulo cuyas primeras palabras son. Empero las partes de un v´ ortice nunca pueden girar con tal movimiento. Sin embargo no habr´ ıan de pasar muchos a˜ nos. otros conflictos mucho m´ as complejos con Descartes [15]. Si bien Newton ocult´ o el nombre de su destinatario. Gravitaci´ on. Esta idea de relatividad limitada de movimiento le permiti´ o a Descartes reconciliar el movimiento de la Tierra con la doctrina oficial de la Iglesia Cat´ olica Romana [14]. Newton conoc´ ıa muy bien el modelo de v´ orti- ces del franc´ es. la reacci´ on de Newton En la actualidad se reconoce que una de las intenciones de Newton al publicar su Principia Mathematica (de ahora en adelante PM) fue la de remplazar el modelo de v´ ortices de Descartes [16].” Y termina el escolio y el libro segundo del PM diciendo. He emprendido. como veremos a continuaci´ on. aun cuando estos remolinos siempre giran en c´ ırculos. los planetas circulan alrededor del Sol en elipses. aunque como revisaremos m´ as adelante. porque de acuerdo a la hip´ otesis copernicana. y en el escolio a la proposici´ on 53 se˜ nala sus conclusiones. estos dif´ ıcilmente describen un c´ ırculo perfecto. “La forma en que se realizan estos movimientos en espacios libres sin v´ ortices. Principalmente fueron los jesuitas quienes comenzaron a manifestar su rechazo a la tesis del sabio ingl´ es. “en particular. por un lado no toleraba la postura atom´ ıstica del franc´ es pues chocaba con el dogma de la transustanciaci´ on del pan y el vino al cuerpo de y sangre de Cristo. Descartes sosten´ ıa que “en realidad el movimiento es el transporte de la parte de la materia que se encuentra en contacto inmediato con un cuerpo y por lo tanto este cuerpo puede considerarse en reposo”. . para que surgiera una refutaci´ on a la teor´ ıa de v´ ortices en la pluma de Isaac Newton. como se menciona arriba. Por otro lado fue condescendiente al respecto de la teor´ ıa de v´ ortices ya que Descartes bien se cuid´ o al afirmar en su PP que la noci´ on com´ un de movimiento entendida como “la acci´ on mediante la cual un cuerpo pasa de un lugar a otro” es s´ olo una creencia basada en las apariencias. investigar las propiedades de los v´ ortices. Fis. teniendo como foco com´ un al Sol. De gravitatione et aequipondo fluidorum hoy en d´ ıa este manuscrito se le conoce simplemente como De gravitatione [18]. . un cuerpo remolcado por un fluido tiene menos movimiento que aquel cuerpo que no sigue la corriente porque el primero se separa menos de las part´ ıculas que lo rodean cuando sigue la corriente que cuando no lo hace”. de manera que pudiese encontrar si los fen´ omenos celestes pudieran ser explicados por ellos. tuvo una gran aceptaci´ on e impacto entre los pensadores europeos. . Las razones del rechazo jesuita son m´ ultiples: En primer lugar. . no ocult´ o el prop´ osito de esta parte del PM al escribir en el escolio a la proposici´ on 52 lo siguiente [19]. no lo hicieron inmediatamente. Por lo que respecta a la “f´ ısica cartesiana” la postura eclesi´ astica fue de car´ acter variopinto. De manera similar imaginemos las mismas cosas ocurriendo en los planetas. de su PM una secci´ on (§IX) “Sobre el movimiento circular de fluidos” que contradec´ ıa a Descartes sin mencionar su nombre.136 S. que acabamos de presentar. en su m´ etodo de “duda met´ odica” ya que a las Iglesias siempre les ha convenido tener hombres de Fe y no feligreses dubitativos. “De aqu´ ı que es manifiesto que los planetas no giran en torno a v´ ortices corp´ oreos. Finalmente.

” [20] Como para Arist´ oteles el vac´ ıo no existe y como la teor´ ıa de Newton act´ ua en el vac´ ıo. especialmente aquellas asociadas con la atracci´ on y pesantez fueron alguna vez descartadas de la f´ ısica y de la naturaleza por M. u ıa [24]. sino jesuitas de todas partes del continente.desde 1701 hasta 1762 a˜ no en que fueron expulsados los jesuitas de Francia.1. “Absurdo que la materia pueda actuar a distancia a trav´ es de espacio vac´ ıo. M´ as adelante el Journal de Tr´ eveaux contin´ ua su diatriba. La publicaci´ on de Gregory. Ir´ onicamente al estar escrita en franc´ es. Fis. El Journal de Tr´ evoux ´ poca (1701-1762) Cat´ Primera e olica Romana La oposici´ on a la teor´ ıa de la gravitaci´ on de Newton se˜ nalada en la secci´ on anterior fue en aumento y ya para el siglo XVIII se vio expresada en las publicaciones peri´ odicas de los jesuitas. o M´ emoires pour servir a ` l’Historie des Sciences et des Beaux-Arts. la sutileza de la geometr´ ıa que es empleada a trav´ es de este trabajo la har´ ıa un excelente obra” A partir del ejemplar de febrero de 1710. En consonancia con esta actitud los jesuitas reforzaron la disciplina de grupo en contra de ideas no aristot´ elicas durante la decimosexta Congregaci´ on de la Sociedad de Jes´ us celebrada del 19 de noviembre de 1730 al 13 de febrero de 1731. E 58 (2012) 133–149 .” No es ocioso recalcar que el revisor del trabajo de David Gregory se reserva la tradicional hostilidad de los jesuitas hacia Descartes llam´ andolo “el m´ as grande de los ge´ ometras”. Efectivamente. fue actualizar a sus lectores sobre los avances del conocimiento. ya fuese este especulativo o t´ ecnico. y cualquiera que ´ haya le´ ıdo el Principia y la Optica de M. escrita en lat´ ın titulada Astronomiae Physiscae et Geometricae Elemen´ nfasis en la vigencia universal de la teor´ ta hac´ ıa e ıa de la gravitaci´ on de Newton. Sus corresponsales y articulistas fueron en su gran mayor´ ıa jesuitas. aplicando las matem´ aticas. tres sucesos dram´ aticos confirmaban la validez de la mec´ anica de Newton: El primero fue la confirmaci´ on de que la Tierra deb´ ıa estar achatada en sus polos y ensanchada en su ecuador por efecto de su movimiento de rotaci´ on de acuerdo con el argumento de Newton. entre ellos los cient´ ıficos. Pero paulatinamente Newton remplaz´ o a Descartes en este papel. Solo se habla Rev.. . muchos de ellos comenzaron a ver con simpat´ ıa su teor´ ıa de v´ ortices como una aceptable alternativa a la cada vez m´ as popular gravitaci´ on newtoniana. La mayor´ ıa de art´ ıculos y sumarios de libros son an´ onimos por lo que fueron avalados por la pol´ ıtica editorial jesuita [21]. sin embargo.´ ´ NEWTONIANA: LA COSMOLOG´ ´ DE GUEVARA . Descartes. ocho a˜ nos antes (en 1702).y por otro lado. Newton sin duda habr´ a notado su credulidad sobre este t´ opico” Y termina con iron´ ıa comentando “S´ ı uno tan solo pudiese ignorar el principio [de atracci´ on]. “Cualidades ocultas. la reacci´ on eclesi´ astica contra la gravitaci´ on newtoniana (1687) fue lenta. el m´ as grande de los ge´ ometras. de e ´ stas cuando se busca un ejemplo de razonamiento falso fundamentado sobre prejuicios infantiles. En esta reuni´ on confirmaron que las doctrinas aristot´ elicas permanecer´ ıan como el n´ ucleo de las ense˜ nanzas cient´ ıficas en sus escuelas. En contraste es importante resaltar que en este respecto la postura cartesiana concuerda con la aristot´ elica lo que a la larga atraer´ ıa las preferencias de la Iglesia Cat´ olica Romana por la teor´ ıa de v´ ortices. Mex. Aun m´ as. pero recomend´ o que se atuviesen a los principios generales ´ tiles para la teolog´ del sistema aristot´ elico. En efecto. la cr´ ıtica del Journal de Tr´ evoux comenzaba sorpresivamente alabando a Descartes.. 3. Para tal prop´ osito la revista publicaba rese˜ nas de las principales obras del momento. durante el siglo de las luces una de las gacetas enciclop´ edicas m´ as relevantes en Europa era el Journal de Tr´ evoux. En efecto George Healy quien se dedic´ o a estudiar el discurso cient´ ıfico en del Journal de Trevoux se˜ nala [23]: “Cuando Newton public´ o su Principia. mientras la Compa˜ n´ ıa de Jes´ us hac´ ıa esfuerzos por preservar el sistema aristot´ elico.” A trav´ es de su existencia el Journal de Tr´ evoux mantuvo una consistente cr´ ıtica a la teor´ ıa de la gravitaci´ on newtoniana. ya que fue la tribuna desde la cual los jesuitas expresaron sus opiniones a favor o en contra de las teor´ ıas en turno. la han regresado al mundo [a la acci´ on a distancia]. . Las primeras salvas del Journal de Tr´ evoux en contra de la gravitaci´ on fueron disparadas en su ejemplar de febrero de 1710 a ra´ ız de la aparici´ on. El Journal de Tr´ evoux public´ o en idioma franc´ es una muy virulenta rese˜ na del mencionado tratado escrito por Gregory. En efecto.nunca dejaron de hacerlo. las mediciones geod´ esicas realizadas por las expediciones organizadas por la Academia 3. y tildando de teor´ ıa infantil a la gravitaci´ on [22]. la posici´ on tomada por el Journal de Tr´ evoux en contra de Descartes fue mutando. Descartes constitu´ ıa el principal problema de los jesuitas. Su lectura actual sirve para conocer la opini´ on de la Compa˜ n´ ıa sobre diversos asuntos. el decreto 36 de la Congregaci´ on estipul´ o que en el curso filos´ ofico se diese espacio a la erudici´ on cient´ ıfica. no s´ olo incluy´ o franceses. de una obra de David Gregory profesor Savileano de Oxford y disc´ ıpulo de Newton. Como mencionamos anteriormente. Sin embargo. ENTRE VORTICES CARTESIANOS Y GRAVITACION IA DE ANDRES 137 metaf´ ısica se deber´ a seguir la doctrina de Arist´ oteles. otrora atacado por los jesuitas. . . publicaci´ on mensual que estuvo en circulaci´ on -bajo el control de la Compa˜ n´ ıa de Jes´ us. y de manera paulatina. la nota contribuy´ o a la difusi´ on de la gravitaci´ on en Europa. H´ abiles matem´ aticos ingleses [se refiere a Gregory]. esto contradec´ ıa los preceptos de Arist´ oteles y por lo tanto la teor´ ıa newtoniana era inaceptable. Por un lado los jesuitas condenaron sus doctrinas filos´ oficas. El prop´ osito del Journal de Tr´ evoux desde su fundaci´ on.

fue arrestado junto con 59 religiosos de la Compa˜ n´ ıa de Jes´ us para posteriormente ser expulsados de la Nueva Espa˜ na a bordo de la fragata San Miguel.al enterarse de la intenci´ on del monarca espa˜ nol. Vida y Obra Hasta este momento hemos descrito cual fue el escenario europeo que hallar´ ıa Andr´ es de Guevara Basoasabal. E 58 (2012) 133–149 . No se sabe con exactitud quienes fueron directamente los profesores de Guevara durante esta etapa. Pablo y S. Ildefonso (hoy Escuela Nacional Preparatoria de la Universidad Nacional Aut´ onoma de M´ exico) para continuar sus estudios con los jesuitas en la Cd. En esta secci´ on –por razones de completitud del presente estudio . Empero. En 1760 ingresa al Real y m´ as antiguo Colegio de S. Estos tres acontecimientos convencieron a la mayor´ ıa de los opositores a la gravitaci´ on de la veracidad de la teor´ ıa. Los resultados de las mediciones “mostraban” que . Este par de experiencias provoc´ o un debate que dur´ o ocho a˜ nos en los cuales se involucraron los cient´ ıficos newtonianos d‘Alembert y Lalande. se neg´ o a recibir a los expulsos en sus territorios. tomaron una actitud de indiferencia frente a los ataques e hicieron caso omiso de estos alegatos period´ ısticos pues sab´ ıan que se trataba de un debate est´ eril.daremos una breve semblanza de su vida y formaci´ on antes de entrar al an´ alisis sobre el contenido de la gravitaci´ on newtoniana en la obra de nuestro autor [27]. Estado de M´ exico (hoy Museo Nacional del Virreinato). en la capital Novo Hispana. Es all´ ı. Pero el 26 de junio de 1767. fil´ osofo cartesiano. 4. ante Rev. el del fraude cient´ ıfico. Estos u en los territorios pontificios malviviendo a costa del ya muy apretado erario papal. Sin embargo. Andr´ es de Guevara Basoasabal. Hacemos menci´ on de Clavijero porque junto con D´ avila.el Papa en turno. Al terminar Guevara los cuatro a˜ nos de internado en la capital de M´ exico. de M´ exico. Lo sorprendente del asunto es que los dos experimentos nunca se realizaron y tanto Coultaud como Mercier resultaron ser dos personajes ficticios. No obstante el debate tom´ o otro giro inesperado. durante el per´ ıodo en que aparecieron las publicaciones sobre los experimentos fraudulentos anti-newtonianos la gran mayor´ ıa (salvo Lalande y d’Alembert) de los seguidores de Newton. Vida Andr´ es de Guevara y Basoasabal.materia que se impart´ ıa durante el segundo a˜ no de los cursos regulares.era el de enviarlos a los estados pontificios. 4. Los consejeros del Rey espa˜ nol. posteriormen´ ltimos a˜ te Cardenal de la Iglesia Cat´ olica y en los u nos de su vida candidato al papado. Dada la importancia de la revista. Tambi´ en sabemos que hasta 1763 en el Colegio colindante de San Gregorio se encontraba el c´ elebre Francisco Xavier Clavijero. Finalmente el tercer hecho ocurri´ o en 1759 con la predicci´ on correcta . pasa a hacer su noviciado en el Colegio de Tepozotl´ an. al llegar a su exilio en 1767 lugar donde escribi´ o su obra. Clemente XIII. donde Guevara tiene su primer contacto con la f´ ısica -principalmente la de Arist´ oteles. Mientras tanto. ´ poca (1763-1775) 3.138 S. La sospecha apunta directamente al abad Bertier. Ya nos ocuparemos m´ as delante de Gerdil [26]. El plan de Carlos III de Espa˜ na -al exiliar a la totalidad de los jesuitas de todos los dominios de su reino. cuando se encontraba haciendo sus estudios. Estos resultados fueron reportados por un autor desconocido de nombre Coultaud y confirmados dos a˜ nos m´ as tarde por otro desconocido de nombre Mercier. estudioso de la f´ ısica de Newton y de las teor´ ıas de Descartes y Leibniz. En 1769 el “renovado” Journal des Beux-Arts et des Sciences public´ o un experimento cuyos resultados descalificaban a la teor´ ıa de la gravitaci´ on. El experimento consist´ ıa en medir el per´ ıodo de oscilaci´ on de un p´ endulo a diferentes alturas sobre el nivel del mar.contrario a la predicci´ on newtonianael peso de un cuerpo se incrementaba al apartarlo del centro de la Tierra.sobre el perihelio del cometa de Halley. Italia. revista que circul´ o hasta 1775. Pedro y S. Segunda e Despu´ es de la expulsi´ on de los jesuitas en Francia ocurrida en 1762. El segundo suceso aconteci´ o en 1750 cuando Alexis Claude Clairaut logr´ o explicar el movimiento del afelio de la Luna utilizando la mec´ anica de Newton. El fraudulento anti-newtoniano y muy influyente cardenal Gerdil se hallar´ a viviendo en los estados pontificios simult´ aneamente con nuestro jesuita mexicano Guevara Basoasabal.1. La raz´ on es que a˜ nos antes el Papa hab´ ıa ya recibido a los jesuitas expul´ ltimos ya se encontraban sos de Francia y Portugal. sin embargo se hallaban presentes en los colegios jesuitas de la capital novo hispana varios de los m´ as destacados miembros de la Compa˜ n´ ıa ´ poca entre ellos Salvador D´ Ignaciana de aquella e avila. GALINDO Francesa de Ciencias a Laponia (1736-1737) y a al Ecuador (1735. nace en la Ciudad y Real de Minas de Santa Fe de Guanajuato. Mex. Fis. la Iglesia Cat´ olica Romana sigui´ o publicando el Journal de Tr´ evoux. Hacia 1768 su direcci´ on editorial decidi´ o en aquel momento cambiar el nombre de la publicaci´ on por el de Journal des Beux-Arts et des Sciences.del mismo Clairaut .1744) probaron este hecho [25].2. sus lectores notaron el cambio y esta revista comenz´ oa perder popularidad. No abundaremos m´ as en el caso y solo a˜ nadiremos que en 1996 James Evans public´ o una detallada investigaci´ on sobre el fraude y demuestra que efectivamente Bertier actu´ o cegado por su inquebrantable fe y extrema terquedad pero qui´ en escribi´ o los art´ ıculos fraudulentos de Coultaud y Mercier fue Hyacinthe Sigismond Gerdil (1718-1801) te´ ologo. ambos ser´ ıan m´ as tarde profesores de Guevara durante el destierro de los jesuitas mexicanos en Bolonia. La pregunta que surge es qui´ en perpetr´ o el fraude y porqu´ e. M´ exico. el 30 de noviembre de 1748. entonces editor de la revista. el Journal de Tr´ evoux pas´ o a manos del clero secular. Pasa los primeros doce a˜ nos de su infancia en su ciudad natal donde inicia sus estudios b´ asicos en el reci´ en fundado Colegio de la compa˜ n´ ıa de Jes´ us.

la teor´ ıa copernicana. Adem´ as la situaci´ on econ´ omica de Andr´ es de Guevara debi´ o tambi´ en ser muy dif´ ıcil por los siguientes motivos: Los bienes de los jesuitas fueron confiscados al momento de su expulsi´ on. ´ ltiA˜ nos m´ as adelante. corrector de los libros orientales y prefecto de la Propaganda. Despu´ es de disuelta la compa˜ n´ ıa los frailes jesuitas se convirtieron en sacerdotes diocesanos y se dispersaron. la que se resume en no admitir. Adem´ as de ocupar una silla cardenalicia. Guevara al escribir esta afirmaci´ on se cuida las espaldas de alguna posible acci´ on de la Inquisici´ on en su contra al declarar inmediatamente que “ No lo doy como una cosa ya demostrada. El rey hizo caso al consejo y tomo la decisi´ on de enviarlos a C´ orcega. El nuevo pont´ ıfice firm´ o la extinci´ on can´ onica de la Compa˜ n´ ıa de Jes´ us en 1773. fueron tiempos delicados para Guevara durante los cuales se arriesga a escribir. Guevara nunca regres´ o a M´ exico y muere en Piacenza. entre los que se encontraba Guevara. Por un lado seguramente aprendi´ o de Salvador D´ avila y del contacto con otros profesores las teor´ ıas de Newton y Descartes ya que era com´ un que las ense˜ nasen as´ ı fuera tan solo para rebatirlas y por otro lado. de quien ya nos ocupamos en la secci´ on anterior como el orquestador de los experimentos fraudulentos ah´ ı mencionados. que hasta entonces se hallaban recluidos en Espa˜ na. Cabe recordar como lo mencionamos en la secci´ on anterior que para Gerdil el aspecto m´ as objetable de Newton era la gravitaci´ on. . La car- Rev. ni como hip´ otesis. La misiva de Guevara da a entender que se trata de una obra de divulgaci´ on cuya intenci´ on es transmitir noticias cient´ ıficas frescas a sus conciudadanos as´ ı como disipar en ellos sus prejuicios y temores en torno al heliocentrismo y al movimiento de la Tierra. Esta otra obra fue escrita en un per´ ıodo m´ as estable de su vida pues Guevara se hallaba ya integrado como profesor en el colegio de Parma. Guevara envi´ o su manuscrito acompa˜ nado de una carta de presentaci´ on en donde el autor “describe el plan de la obra”. Adem´ as en el exilio no percibir´ ıan un solo peso hasta que se ordenasen sacerdotes. Finalmente fue esta Universidad la que cumpli´ o los deseos de Guevara al publicar la obra en 1982 dentro del marco del CCL aniversario de su fundaci´ on. Italia en 1801 aun siendo profesor del colegio de Parma. sigo o impongo en todo el escrito” Pero. Gerdil fue consultor del Santo Oficio de la Inquisici´ on. Andr´ es de Guevara. Gerdil fue uno de los cardenales de mayor influencia en Roma siendo candidato al Papado en el conclave de Venecia de 1800 pero por su avanzada edad (82 a˜ nos) no fue electo pont´ ıfice. .1. Francisco Azpilcueta anex´ andole el manuscrito de esta obra terminada. El hilo conductor de su tem´ atica es pues el sistema de Cop´ ernico del cual se declara un convencido al decir “A m´ as de esto confieso ingenuamente que ning´ un otro modo de pensar cuadra tanto mi entendimiento como este sistema Copernicano que expongo. Cabe la pregunta de qu´ e clase de instrucci´ on pudo haber recibido Guevara de manos de estos maestros. Un suceso desventajoso en el entorno en que se movi´ o Guevara en Roma fue el nombramiento en 1777 como cardenal al anti-newtoniano Hyacinto Gerdil. Ese mismo a˜ no env´ ıa una carta desde Roma al Regidor de Guanajuato. primero en el Castell San Pietro cercano a la capital de Bolonia y despu´ es en la misma ciudad. continuar´ ıa sus estudios en las escuelas que fueron habilitadas para los jesuitas mexicanos. Pero solo ser´ ıa oficialmente sacerdote jesuita por escasos dos a˜ nos pues la orden fue extinguida. En estas dif´ ıciles condiciones permanece Andr´ es de Guevara desde su llegada a Europa en 1667 hasta que finalmente se ordena como sacerdote jesuita el 3 de noviembre de 1771. Guevara completar´ ıa su segunda y u ma obra Institutionen Elementarium Philosophiae escrita en cuatro tomos la cual se publicar´ ıa en Roma entre 1796 y1798. Mex. quiz´ as al convivir con Clavijero conoci´ o su posici´ on retardataria. A la muerte de Clemente XIII en 1769 le sucedi´ o Clemente XIV. An´ alisis de las Obras Pasatiempos de Cosmolog´ ıa Como ya se mencion´ o. un declarado anti-jesuita. En s´ ıntesis. los jesuitas mexicanos estuvieron poco tiempo desterrados en C´ orcega pues finalmente fueron admitidos en el estado pontificio de Bolonia. mi Patria”. Los jesuitas mexicanos expulsos. Sin embargo la isla pertenec´ ıa a la Rep´ ublica de G´ enova y en esos momentos hab´ ıa un levantamiento local independentista. 4. 4. de modo que pudiesen ingresar al clero secular. ni como tesis. Fis. Francisco Azpilcueta con el prop´ osito de que sea publicado “bajo los auspicios de esa Ciudad de Guanajuato.2. Es en estas escuelas donde los antiguos profesores mexicanos como D´ avila y Clavijero fueron congregados para que continuaran a cargo de la interrumpida educaci´ on de los novicios mexicanos.´ ´ NEWTONIANA: LA COSMOLOG´ ´ DE GUEVARA . ENTRE VORTICES CARTESIANOS Y GRAVITACION IA DE ANDRES 139 la negativa papal. como lo hacen muchos modernos cat´ olicos. El manuscrito permaneci´ o extraviado casi dos centurias y no fue sino hasta 1970 que fue encontrado en un estante en la Biblioteca de la Universidad de Guanajuato. Hacia 1796 Guevara en aquel tiempo decide mantener una prudente distancia y radica en Parma como profesor en dicha ciudad. antes de 1789. M´ exico. En pocas palabras Guevara Basoasabal debi´ o de haber estudiado bajo un ambiente en ocasiones retr´ ogrado. a´ un en la parte que toca a nuestro sistema solar”. fueron re-embarcados hacia 1768 con rumbo a la isla de C´ orcega. en 1789 Andr´ es de Guevara hace llegar desde Roma el manuscrito de sus Pasatiempos de Cosmolog´ ıa al entonces regidor de la ciudad de Guanajuato. se trasladaron a Roma donde los m´ as cultos encontraron trabajo como preceptores o maestros. Una vez en Bolonia. E 58 (2012) 133–149 . Sin embargo el gobierno decidi´ o no pasar estipendio alguno ni a los novicios ni a los estudiantes con la intenci´ on de que decidiesen dejar la Compa˜ n´ ıa y abjurar de su jesuitismo.2. Algunos de ellos. Carlos III decret´ o que parte de los bienes confiscados ser´ ıa dedicado a un fondo de pensiones individuales que los expulsos recibir´ ıan de modo vitalicio para su manutenci´ on. su primera obra Pasatiempos de Cosmolog´ ıa. le plantearon al monarca la posibilidad de exiliar a los expulsos en la isla de C´ orcega. Para su fortuna. Posici´ on que ya se˜ nalamos en la introducci´ on del presente trabajo. en el palacio de Herculano.

que no est´ e prevenido de antemano contra la posibilidad del movimiento de la Tierra. 6 y 7) fueron nombrados colectivamente por Guevara como “Diversos aspectos del universo visto desde la Tierra” y llevan por t´ ıtulos: “5. “. Figura y extensi´ on del Universo”. naturalidad y sencillez el apogeo y perigeo de los planetas”. ´ rbitas que Seguidamente advierte a su p´ ublico.Hablo de aquel pur´ ısimo ether (sic) que a´ un el fil´ osofo ingl´ es [Newton] que vaci´ o al mundo de la materia sutil de que lo hab´ ıa llenado Descartes. se refiere a ´ tomos) y con espacios vac´ los a ıos entre ellos para que estos elementos se puedan mover. Edad del Mundo o del Genero Humano”.a la teor´ ıa de la gravitaci´ on universal debemos detenernos en el tercer entretenimiento donde Guevara indica a sus lectores que la forma de la Tierra fue investigada conjuntamente por dos expediciones que han encontrado “despu´ es del viaje al Ecuador y a las vecindades del polo” que nuestro planeta est´ a aplastado a lo largo de su eje de giro y ensanchado en su ecuador como lo han “profetizado Huigens (sic) y Newton”. GALINDO ta de presentaci´ on adem´ as describe escuetamente la tem´ atica particular contenida en cada uno de los 24 cap´ ıtulos o “entretenimientos” en que se halla dividida su obra. E 58 (2012) 133–149 . es decir muy t´ ecnico para algunos lectores. fin´ ıtamente divisible (i. En el mismo tercer entretenimiento Guevara rechaza la teor´ ıa de v´ ortices o torbellinos de Descartes al afirmar a contracorriente de la opini´ on que prevalec´ ıa entre los propios jesuitas que.. Tycho Brahe y Nicol´ as Cop´ ernico.e. equivalen a una (casi) demostraci´ on para todo F´ ısico. aqu´ ı Guevara introduce a sus lectores los sistemas de Claudio Ptolomeo. “Todos los cuerpos que lo componen [al sistema Solar] nadan en un sutil´ ısimo fluido que por todas partes los rodea.”y seguidamente expresa un reflejo de un resabio aristot´ elico propio.como defensor de la gravitaci´ on newtoniana cuando tratamos el caso de los experimentos “fraudulentos”.140 S. Idea General del Universo”. “2. “4. Fis. de su elegancia y de la armon´ ıa perfecta que adopt´ andolo (a˜ na otesis) se encuen´ dase como hip´ tra en todo lo Astron´ omico. No quiero por esto decir que sea la materia sutil de Descartes. “. Con este entretenimiento termina Guevara el tomo primero de Pasatiempos de Cosmolog´ ıa. una traducci´ on de algunas secciones del compendio de Astronom´ ıa de este autor franc´ es [30]. En el entretenimiento d´ ecimo “Continuaci´ on del Sistema Copernicano” Guevara vuelve a explicar lo ya expuesto en su traducci´ on de la obra de Lalande. Continuaci´ on de la esfera” y “7. Mex. Jam´ as he tenido tentaciones de envolver al mundo en sus torbellinos. Cabe aclarar que la ense˜ nanza del sistema de Cop´ ernico fue permitida por la Iglesia Cat´ olica Romana mientras el sistema fuese presentado como una mera hip´ otesis [31]. como lo explica el propio Guevara.2 Tomo Segundo El segundo tomo comienza con una introducci´ on que Guevara coloca en su octavo entretenimiento “Sistemas del Mundo”. En el entretenimiento decimocuarto “Sue˜ no del Copernicano”.solamente de esta manera se puede explicar con exactitud. Se concluye lo perteneciente a la esfera”. F IGURA 1. De esta manera Guevara informa a sus lectores de la evidencia a favor de la teor´ ıa newtoniana.” Para apoyar su afirmaci´ on a˜ nade la si´ guiente nota al pie. 4. Fragmento del Compendio de Astronom´ ıa de la Land´ e “Todos los motivos sacados de la sencillez del Sistema Copernicano. Esta tercia de cap´ ıtulos trata sobre la esfera celeste y no ata˜ nen a v´ ortices o gravitaci´ on que son los temas que aqu´ ı nos conciernen. La raz´ on de esta reiteraci´ on se debe. Explicaci´ on sucinta de la esfera”.1 Tomo Primero Entrando a la descripci´ on de Pasatiempos de Cosmolog´ ıa podemos decir que los t´ ıtulos de los 4 primeros entretenimientos o cap´ ıtulos expl´ ıcitamente indican sus contenidos: “1. estaci´ on en que fue creado”. El primero de ellos sostiene que el mundo est´ a formado por materia heterog´ enea. unidad... Sin embargo en su traducci´ on Guevara se vuelve a cubrir las espaldas de una posible acci´ on de la Inquisici´ on en su contra. L´ ımites..1. “3. sobre la no existencia del vac´ ıo. a que considera que la exposici´ on del astr´ onomo franc´ es pudiera no ser entendida por todo el p´ ublico lector ya que nuestro autor la considera escrita en un tono “facultativo”. Sobre este punto Guevara se apoya citando la obra Abreg´ e d’Astromomie [28] del astr´ onomo Lalande a qui´ en ya mencionamos -en una secci´ on anterior de este trabajo. La traducci´ on del guanajuatense se da a continuaci´ on donde hemos subrayado las palabras agregadas por Guevara.2. que las o describen los planetas son elipses... La Figura 1 muestra el fragmento de la obra de Laland´ e que fue alterado por Guevara. en t´ erminos actuales. Para este prop´ osito Guevara recurre de nuevo a Lalande e incluye en este cap´ ıtulo.1. reservando el noveno entretenimiento titulado “Sistema Copernicano” a mostrar con mayor detalle el modelo copernicano.2. Guevara pone En boca de Gasendi: “¿Porqu´ e como se han de mover estos corp´ usculos sin Rev. En lo tocante -en estos cap´ ıtulos. “6. Guevara narra un sue˜ no en donde al principio aparecen Pierre Gasendi y Ren´ e Descartes. “Newton Isaac Optica Questio 18: S´ ı es ´ ter] difundido por todos los cielos que no se encuentra [el e por su fuerza el´ astica” [29] Los siguientes tres “entretenimientos” de Pasatiempos de Cosmolog´ ıa (5. 4. admite difundido por todo el espacio mundano. agregando palabras a la obra original de Lalande.

en el sue˜ no del copernicano. Ll´ amese a esto atracci´ on. Estos g´ ermenes evolucionan y producen una nueva especie de ser vivo.1. A continuaci´ on enuncia la ley de gravitaci´ on “[Los cuerpos] Se atraen mutuamente seg´ un la masa de materia que contiene cada una. El d´ ecimo s´ eptimo entretenimiento “Ideas del Doctor Carlos Bonnet. m´ as alejados se encontraran del Sol.. Gasendi alega que su modelo del mundo requiere tres tipos de materia: El primer tipo est´ a constituido por “partecillas muy peque˜ nitas y angulosas”. Este camino curvo durar´ a mientras duren las dos fuerzas combinadas: la centr´ ıpeta. ni va derecho como antes. Newton le dice al Copernicano que el Ser Supremo dict´ o leyes generales para toda la Naturaleza. la raz´ on de no concebir dichos espacios es que Descartes.. En el d´ ecimo quinto entretenimiento “Continuaci´ on del sue˜ no del copernicano. Expuestas en su Palingenesia Filos´ ofica” es una exposici´ on directa de las ideas de Charles Bonnet. Si se retira al cuerpo de su camino derecho atray´ endolo perpendicularmente. Seg´ un estas ideas. Buf´ on argumenta que mientras “m´ as corpulentos y densos” los planetas. comenz´ oa formar el sistema que actualmente lleva su nombre. ingenerables. John Woodward y el conde de Buff´ on. 4.2. Las ´ ltimos del m´ onadas seg´ un este fil´ osofo son los elementos u universo con las siguientes propiedades: “. ni hacia la parte donde perpendicularmente lo arrastran. “Es necesario un impulso para mover un cuerpo quieto. m´ as toma un camino medio entre las dos fuerzas.. Con este entretenimiento concluye Guevara su tomo segundo. Lambert (2 ed. Este resulta ser Isaac Newton a quien. y la centr´ ıfuga”.. Pensamientos del Bar´ on de Leibnitz” Guevara presenta la idea de las “m´ onadas” de Leibnitz. pero se siguen los principios del Ingl´ es. El copernicano en el sue˜ no. . interrumpe a Leibnitz y se establece un di´ alogo de car´ acter metaf´ ısico mismo que sale del tema de discusi´ on de nuestro an´ alisis. “aborrec´ ıa el vacuo mortalmente”.” (Hemos subrayado el texto para enfatizarlo). que actualmente la Francia cient´ ıfica se puede decir que est´ a sujeta o dominada de la naci´ on a qui´ en por las armas no ha cedido jam´ as la primac´ ıa. ll´ amese gravedad o gravitaci´ on”. Fis. estas part´ ıculas forman el cuerpo solar y las estrellas fijas. sin figuraci´ on alguna y que no ocupan espacio” y cada una es un reflejo de todo el universo en una armon´ ıa preestablecida. mientras que las Academias de las ciencias reciben con docilidad las reglas generales que el sublime genio de Newton dict´ o a la posteridad para que sirvan de constituci´ on fundamental del sistema F´ ısico astron´ omico. Guevara no contento con el poco espacio que dio a las ideas de Buff´ on en este entretenimiento. El tercer grupo esta hecho de “partes m´ as grandes muy resistentes y crasas” que forman los Planetas. En efecto. de cuatro personajes m´ as: William Whiston. Sistema del Conde Buf´ on” el Conde sugiere que los planetas podr´ ıan haberse formado por la colisi´ on sucesiva de cometas contra el Sol.quiso abrir un camino para abatir el cartesianismo que comenzaba a ser el sistema dominante. . . En otra nota al pie Guevara incluye la biograf´ ıa de Newton en misma que refleja su alta estima hacia el sabio ingl´ es. “Isaac Newton... E 58 (2012) 133–149 . Esta teor´ ıa permit´ ıa explicar la aparici´ on de los seres sin contradecir a la Biblia. Cabe se˜ nalar que en 1784 Laland´ e propuso llamar Planeta Herschell a este nuevo integrante del sistema solar [33]. antes de que las partes de un globo se acaben de “solidar” (solidificar). Newton contin´ ua habl´ andole en el sue˜ no al Copernicano con el tema de la gravitaci´ on “Todos los cuerpos se atraen mutuamente o tiran a unirse uno con otro. . ENTRE VORTICES CARTESIANOS Y GRAVITACION IA DE ANDRES 141 que haya espacio desocupado?” Por su parte Descartes argumenta que el universo est´ a formado por materia homog´ enea infinitamente divisible sin espacio entre divisiones. inextensas. En el decimosexto entretenimiento “Continuaci´ on de la misma materia.´ ´ NEWTONIANA: LA COSMOLOG´ ´ DE GUEVARA .. Estas bolitas llenaran los “espacios et´ ereos que abrazan o cubren todos los globos como las aguas a los peces que esguazan” [32]. William Herschell acababa de descubrir Urano. M´ as adelante habla de que gracias a la gravitaci´ on se forman los globos planetarios y que. Aqu´ ı. despu´ es de haberse impuesto a todos los m´ as rec´ onditos arcanos de las ciencias matem´ aticas. el globo se aplasta en los polos y se ensancha en su ecuador. Dotado de un entendimiento de lo m´ as profundo. volver´ a en el pr´ oximo entretenimiento a hacer aparecer al Conde Buf´ on en la continuaci´ on del sue˜ no. Rev. El entretenimiento termina con la aparici´ on. en una nota al pie. El triunfo del Ingl´ es sobre su rival fue tan completo. incorruptibles. al crear Dios al mundo tambi´ en creo unos g´ ermenes. Guevara explica que no es lo mismo masa que volumen. pues todos los seres vivos habr´ ıan sido creados durante el G´ enesis. Un segundo tipo est´ a formado por “partecillas esf´ ericas y de mayor tama˜ no” que las del primer grupo. A continuaci´ on Newton enumera la ley de la inercia. Thomas Bournet. A lo cual Guevara desacredita esta hip´ otesis a˜ nadiendo una nota al calce “por desgracia se ha aparecido el nuevo Planeta Herschel (sic) que echa a perder este c´ alculo”. el Copernicano se cansa de escuchar la discusi´ on entre Gasendi y Descartes.. Su atenci´ on se vuelve entonces a un nuevo personaje que aparece en el sue˜ no..son sustancias simples indivisibles. La discusi´ on entre los dos personajes prosigue durante el sue˜ no. Reproducimos dicha nota..la atracci´ on sigue la raz´ on inversa de los cuadrados de las distancias”.. Se alaba el genio de Descartes.1 Tomo Tercero El tomo tercero de Pasatiempos de Cosmolog´ ıa inicia con un pre´ ambulo donde Guevara se˜ nala que los siguientes tres entretenimientos contienen su traducci´ on de Systeme du Monde par M. sin recurrir a ning´ un sue˜ no de alg´ un copernicano. Mex. Guevara describe en el sue˜ no como “de aspecto serio y taciturno”. Seg´ un explica Guevara. Que en turno discuten brevemente sobre la creaci´ on del sistema solar. En este punto en su sue˜ no. 1784) escrito por el suizo Jean Bernard Merian (1723-1807). ” El cuerpo sigue siempre un “rumbo derecho mientras no haya quien lo aparte de su camino..

ser´ ıa una esponja en comparaci´ on”. pueda transformarse en sat´ elite de alg´ un planeta o que el mismo b´ olido pueda chocar con alguno de ellos. Persuade al lector de que “todos los globos est´ an habitados y que todo el espacio del Universo est´ a tan lleno de globos cuanto pueda estarlo”. como el oro. Continuaci´ on de la segunda parte”. Fis.. al comparar a los cometas con los planetas. Vuelve a recalcar que “La ley de atracci´ on universal . En este punto Lambert abandona la discusi´ on del sistema solar para continuar con el movimiento de las estrellas. Concluye que hay pocos planetas para dejar libre espacio a la circulaci´ on de cometas. El prop´ osito de la obra de Lambert es “descubrir el plan del Universo” y el hilo conductor de la obra es la aplicaci´ on de la ley de gravitaci´ on universal de Newton. M´ as adelante indica que con el tiempo se ir´ an haciendo mejores mediciones y se sabr´ a un par de datos: por un lado. pertenecen a todos y pase´ andose continuamente de uno en otro mundo dan la vuelta al universo”. Desv´ ıa despu´ es su atenci´ on en los cometas y concede la posibilidad de que alg´ un cometa en su carrera. Se˜ nala correctamente que seg´ un la ley de atracci´ on de ´ rbitas de los cometas “no se limitan a la elipse Newton. Se pregunta porque hay muchos cometas y pocos planetas. Despu´ es especula sobre el n´ umero de cometas que existen. A continuaci´ on resumiremos en conjunto los tres entretenimientos. Extractado por M. la enormidad de estos cuerpos no debe arrendarnos. se˜ nala en el mismo pre´ ambulo del tercer tomo de Pasatiempos de Cosmolog´ ıa que el sistema de Lambert es desconocido y “que apenas hay quien tenga ´ l]” por lo que para conseguir su manuscrito tunoticia [de e vo “no poca dificultad” y que adem´ as tuvo que pagar por el texto “al doble de su precio”.extiende su imperio sobre todo lo material . lo que en t´ erminos modernos es la distancia que hay entre nuestro Sol y el centro de la galaxia y por otro lado el tiempo que tarda nuestro sistema solar en completar un giro alrededor del Rev. per´ ıodos de revoluci´ on muy largos y planos orbitales con muy variadas inclinaciones con respecto al plano del ecuador solar. Para regular la estabilidad de la v´ ıa l´ actea Lambert propone un cuerpo muy masivo que tiene que ser opaco pues si brillara ser´ ıa muy conspicuo en el cielo. Afirma “por lo dem´ as. aunque admite que su sistema conlleva muchas dudas y dificultades. Lambert. Es por esta raz´ on que Bernard Merian condens´ o el texto y adem´ as lo tradujo al franc´ es para darle mayor difusi´ on. Cabe hacer notar que Lam- bert propone esto. los cometas eran el tema de conversaci´ on y parte de la poblaci´ on tem´ ıa el choque de un cometa con la Tierra. en sus palabras “hacer este servicio a mi Patria”. que es la regla de la gravitaci´ on”. Este es la gravitaci´ on universal de Newton “y esta ley domina sobre todo el Universo material”. incluso sugiere la existencia de un cuerpo central muy masivo alrededor del cual estos sistemas solares giran.” Deduce que el sistema de estrellas debe formar un disco plano (¿v´ ıa l´ actea?) formado por muchos sistemas planetarios con un espacio vac´ ıo al centro lo que explica la apariencia de la v´ ıa l´ actea en la b´ oveda celeste. Antes de proporcionar al lector su traducci´ on al compendio hecho por Merian. o ıpticas. concluyendo que hay grandes diferencias entre ´ rbitas muy el´ ambos grupos en: atm´ osferas. Finalmente termina su pre´ ambulo reproduciendo el prefacio de Merian. Adem´ as justifica la inserci´ on de su traducci´ on en Pasatiempos de Cosmolog´ ıa por lo novedoso de la ideas del alsaciano. Sistema del mundo de M. Esto quiz´ as sea un antecedente hist´ orico de un hoyo negro [34]. E 58 (2012) 133–149 . (Existe un error de numeraci´ on en el manuscrito de Guevara por lo que no existe el entretenimiento d´ ecimo noveno) “20. El contenido de la obra de Lambert resulta singular ya que contiene ideas que al lector contempor´ aneo le parecer´ ıan sorprendentemente modernas. A˜ nade que por todos los motivos enumerados traduce la obra al espa˜ nol para darla a conocer y as´ ı. Seg´ un Lambert el gran cuerpo masivo central no puede ser observado directamente porque es oscuro. no sufre reposo absoluto en el Universo. sino de su masa o densidad. Despu´ es hace una revisi´ on del Cat´ alogo de Cometas de Halley y llega a la conclusi´ on de que esta muy incompleto pero el n´ umero de cometas aumentar´ a conforme se hagan m´ as observaciones. Los entretenimientos que presentan la traducci´ on al Systeme du Monde par M. en un per´ ıodo de la historia en el que tras el regreso del cometa de Halley en 1758. En otras palabras indica que el cuerpo masivo puede tener una densidad grand´ ısima. GALINDO El texto de Merian es a su vez una s´ ıntesis de las ideas contenidas en un epistolario de gran extensi´ on escrito en alem´ an por el alsaciano Johann Heinrich Lambert (17281777). Parte segunda. por todas partes hay movimiento. M´ as adelante aclarar´ a el porqu´ e. todos los cuerpos gravitan los unos hacia los otros. los planetas principales y secundarios [sat´ elites] fueron siempre los que hay al presente y han seguido la misma carrera”. Lambert prosigue su texto se˜ nalando que el Universo es una obra completa del Criador (sic) y por lo tanto existe un principio cosmol´ ogico. ¨los cometas. Lambert llevan por t´ ıtulos: “18. Por su parte Guevara. Estima muy baja la posibilidad de que esto ocurra para ambos casos y concluye que. Mex. Guevara hace un breve recuento del sistema de Lambert y proporciona una biograf´ ıa del autor. En seguida advierte que la excepci´ on son los cometas pues estos no se encuentran habitados. las secciones c´ onicas participan todas del mismo derecho. Por su estructura epistolar la obra es muy repetitiva. Sistema Universal” y finalmente “21. Merian Parte primera. Sistema Solar”. Lambert titul´ o dicho epistolario Cosmologische Briefe (1760) y contiene una serie de cartas dirigidas a un corresponsal imaginario. y hace una conjetura: “acaso el m´ as denso de los cuerpos terrestres..142 S. Lambert comienza su obra contemplando al sistema solar con el “Sol colocado en uno de los dos focos de las o ıpticas de ´ rbitas el´ los planetas y cometas”. porque primeramente no se trata de su volumen. las direcciones en que giran. porque todas tienen un foco donde puede residir la atracci´ on” De esta manera sugiere “se puede concebir algunos Cometas que sin pertenecer a alg´ un sistema [solar] en particular. como por ejemplo la existencia de m´ ultiples sistemas solares cada uno con sus respectivos planetas y sat´ elites.. las o y al c´ ırculo..

1825). Las continuas reimpresiones de esta obra de Guevara en Espa˜ na se deben a que la obra fue adoptada como texto oficial en las universidades hispanas por decreto del Rey Fernando VII [38]. Estos temas aparecen tratados en el tercer tomo de la obra [39]. No obstante seguidamente expresa sus objeciones “. como es distinta la colocaci´ on que ocupa en el sistema a que pertenece”. .. La discusi´ on sobre la teor´ ıa de v´ ortices y de la gravitaci´ on universal se encuentra contenida en la quinta disertaci´ on “Astronom´ ıa F´ ısica”.2. Pasa despu´ es a discutir las partes m´ as peque˜ nas del universo y encuentra paralelismos entre el microcosmos y el macrocosmos. nos interesa aqu´ ı el tratamiento que hizo Guevara de la teor´ ıa de v´ ortices y de la gravitaci´ on universal en su Institutionum Elementarium Philosophiæ. se divide en cuatro tomos escritos en lat´ ın..” Pasamos ahora al an´ alisis de su segunda obra de Guevara. Contenido general de la obra El libro de texto Institutionum Elementarium Philosophiæ. El segundo tomo se divide en l´ ogica y metaf´ ısica. el fuego y la electricidad e incluye una descripci´ on de los sentidos externos. la tercera “Sobre las fuerzas de los cuerpos” (De viribus corpus). La tem´ atica de los dos tomos restantes est´ a organizada de acuerdo con la divisi´ on que Christian Wolff hizo de la f´ ısica. El primero de los tomos ofrece una breve exposici´ on de la historia de la filosof´ ıa. Contiene adem´ as varios ap´ endices. seu Cartesii vortices) y §2. Tanto la primera edici´ on como la segunda se subtitulaban: “Ad usum mexicanae juventutis” i. La primera edici´ on fue producida en Roma por Paulus Junchiu en 1798 [36]. Se admira de “la maravillosa simetr´ ıa del universo”. Este cap´ ıtulo a su vez se halla dividido en dos secciones: §1. .e. la segunda se titula “Sobre el movimiento de los cuerpos” (De motu corporum). que ilustran la literatura. Institutionen Elementarium Philosophiae pa˜ na: dos en Valencia (1824. esto es f´ ısica general y particular. estudio de los gases y de la atm´ lar: o osfera. 1829.e. hasta que vino a ser sustituido por Filosof´ ıa Fundamental de Jaime Balmes en 1848. E 58 (2012) 133–149 . para el uso de la juventud estudiosa [37]. Termina su obra recapitulando con las siguientes palabras “La ley de gravedad [de Newton] se extiende por todas partes donde hay materia” En los tres entretenimientos finales Guevara presenta su disertaci´ on sobre la armon´ ıa del Universo. A partir de la tercera edici´ on el subt´ ıtulo de la obra fue cambiado a “Ad usum studiosæ juventutis” i. 4. Para los prop´ ositos del presente art´ ıculo. cada una con sus cap´ ıtulos correspondientes.2. seis en Madrid (18241827.2. Espec´ ıficamente en su d´ ecimo cap´ ıtulo “Sobre las causas del movimiento de los cuerpos celestes” (De causa motus corporum cælestium).. Dos a˜ nos despu´ es en Venecia se realiz´ o la segunda edici´ on.. El tomo tercero es de f´ ısica general: naturaleza de los cuerpos. de F´ ısica y de Metaf´ ısica. no tienen todav´ ıa aquel peso que se requiere para poderlas establecer como bases de un sistema. Mex.” pues necesitan “mayor n´ umero de observaciones. se produjo otra impresi´ on en Venecia (1819) y por lo menos otras nueve en Es- Rev. Para poder analizarlos en su contexto debemos precisar con m´ as detalle cual es el contenido del tercer tomo. para el uso de la juventud mexicana y estaban dedicadas a los estudiantes del Colegio de San Ildefonso en M´ exico.. la cuarta “De las aplicaciones de las fuerzas o la mec´ anica” (De applicatione virium seu me´ ltima “Astronom´ chanica) y la u ıa F´ ısica” ( Astronomia physica). En sus palabras: “dentro de poco nuestras medidas ser´ an el radio de la o odico”.´ ´ NEWTONIANA: LA COSMOLOG´ ´ DE GUEVARA . Se tienen noticias que el texto de Guevara estuvo en uso incluso bien entrado el siglo XIX. es decir atracci´ on newto- La obra Institutionum Elementarium Philosophiæ de Andr´ es de Guevara es un texto dirigido a estudiantes de bachillerato para su instrucci´ on en: l´ ogica. con divisiones did´ acticas y claras. mantienen y perpet´ uan este complejo de cosas que llamamos universo” Compara el universo con una m´ aquina muy complicada con muchas piezas que encajan entre s´ ı y todas tienen una raz´ on de ser como el “c´ elebre reloj de Estrasburgo o Argentina” [35]. entendiendo armon´ ıa como “la disposici´ on de las partes que constituyen.2. 4.. ENTRE VORTICES CARTESIANOS Y GRAVITACION IA DE ANDRES 143 mismo centro. sus propiedades. “El sistema del mundo de M. La primera disertaci´ on lleva por t´ ıtulo “Sobre la naturaleza de los cuerpos” (De corporis natura). res´ umenes o traducciones parciales. El tomo cuarto est´ a dedicado a la f´ ısica particu´ ptica. Lambert.muchas de las cosas que asienta M.. Finalmente Guevara rememora brevemente sobre casi todos los temas tratados en sus Pasatiempos de Cosmolog´ ıa y cuando toca el turno a la recapitulaci´ on del sistema de Lambert expresa su opini´ on. ya fallecido Guevara en 1801. Fis. movimiento y fuerzas. Lambert es una de aquellas hermosas producciones. Sistema de lo vac´ ıo. seguida de un tratado de matem´ aticas.1. y es el m´ as voluminoso. Sistema de lo lleno es decir torbellinos de Descartes (Systema pleni.. ´ rbita solar y su tiempo peri´ Lambert finalmente propone un sistema jer´ arquico de cuerpos centrales muy masivos alrededor de los cuales giran sistemas solares (especies de “galaxias” aunque no usa el t´ ermino) y estos sistemas (“de galaxias”) a su vez giran alrededor de otro cuerpo central todav´ ıa m´ as masivo. Contiene adem´ as nociones generales sobre m´ aquinas simples y astronom´ ıa. Hace una la pregunta abierta de que si todos los planetas estar´ an igualmente poblados como nuestro globo ll´ amense criaturas o seres inteligentes y concluye que “En otros planetas reinar´ a un orden muy diverso” ya que las “leyes generales se combinan tan diversamente de un globo a otro.. matem´ aticas. 1833) y una en Barcelona (1845): y no menos de cinco ep´ ıtomes. M´ as tarde. Adem´ as en su portada Guevara aparec´ ıa firmando como presb´ ıtero guanajuatense (guanaxuatensi presbytero). Dicho tomo consta de un pre´ ambulo denominado “Proleg´ omenos a la F´ ısica General” (Physicae generalis Prolegomena) y cinco disertaciones. llamadas disertaciones a su vez subdivididas en cap´ ıtulos.

Fis.2. 4. Todas las o ıptica (1a .3 Sistema de lo lleno. A continuaci´ on enumera los hechos que dicha teor´ ıa deber´ a justificar: 1. Rev. Las irregularidades (desigualdades) observadas en los movimientos orbitales de J´ upiter y Saturno. Indica que as´ ı mismo.2. El a ´ rea del triangulo que forma el radio vector al circular en una revoluci´ on peri´ odica es proporcional al tiempo. 2. tiene diversas inclinaciones con respec´ sta es el plano en el que se to a la ecl´ ıptica. El achatamiento de los polos terrestres. Sin embargo hay ciertos argumentos en contra de la gravitaci´ on que no pueden ocultarse y que dan al lector para juzgar. adem´ as que la doctrina cartesiana tampoco explica las diversas inclinaciones de los planos orbitales.1 Primer argumento El primero tiene que ver con objeciones a la estabilidad de la ´ rbita de la Luna cuando se considera la actuaci´ o on simult´ anea de las fuerzas gravitacionales que el Sol y la Tierra ejercen sobre nuestro sat´ elite. Y aclara e ´ rbita alrededor del Sol. GALINDO niana (Systema vacui. 5. al igual que los a los planetas secundarios (sat´ elites) y e ´ rbitas el´ planetas principales. Justamente estas irregularidades (desigualdades) se observan en los sat´ elites Jovianos. abran bien los ojos para discernir qu´ e teor´ ıa se apega m´ as a la realidad. 5. 4. Las o ıpticas de los planetas. Con esto termina su exposici´ on de la teor´ ıa cartesiana y pasa a exponer el sistema newtoniano.2. pero se˜ nala que hay cometas que giran en sentido opuesto y en planos muy inclinados con respecto a la ecl´ ıptica. . E 58 (2012) 133–149 . 14. ver punto anterior) al hacer variar la longitud y latitud en estrellas fijas.2.4 Sistema de lo vac´ ıo. Los planetas giran alrededor de un centro com´ un de movimiento y algunas veces presentan movimientos retr´ ogrados. Explica que e a que su masa es muy grande comparada con la de los planetas.2. 4. cuyo flujo y reflujo se deben a que la Luna act´ ua atrayendo la masa de agua conjuntamente con el Sol. no pueden ser explicados por la teor´ ıa de v´ ortices: 1. V´ ortices cartesianos A continuaci´ on Guevara expone la doctrina de V´ ortices de Descartes y habla sobre la materia sutil que llena todo el espacio acarreando en su movimiento a los planetas. La mayor´ ıa de lo expuesto es congruente con la atracci´ on de Newton.2. 4. 15.2. Los per´ ıodos de revoluciones de los planetas son proporcionales a su distancia del Sol. la teor´ ıa de Newton es aplicable ´ stos. Por lo tanto dice que Newton desecha la existencia del fluido cartesiano en su sistema. 11. (3ra Ley de Kepler). Las mediciones del per´ ıodo de un p´ endulo realizadas en el Chimborazo por la expedici´ on de la Condamine y Bouguer. 10. La presesi´ on de los equinoccios. El movimiento de nutaci´ on del eje terrestre. debido a la influencia gravitacional de J´ upiter y Saturno. Mex. 2. 9. Las irregularidades en el movimiento orbital de la Luna producidas por la atracci´ on solar. A continuaci´ on enumera algunos argumentos en contra.2. Sin embargo la causa final del movimiento queda por explicarse. seu attractionis newtonianæ).2. Todos los fen´ omenos preceden´ stos se tes mencionados est´ an conectados entre si por lo que e observan en cada uno de los subsiguientes planetas. 6.2. al exponer las teor´ ıas sobre el movimiento de los cuerpos celestes. Cada planeta se mueve alrededor del Sol como el cuadrado de su tiempo peri´ odico es al cubo de su distancia media. seg´ un insiste Lalande. Guevara enumera 15 fen´ omenos cuya mayor parte. Atracci´ on de Newton Guevara explica que para Newton el movimiento de los cuerpos celestes en el fluido sutil´ ısimo de Descartes los ir´ ıa frenando y su movimiento se ir´ ıa debilitando. que produce efectos (cfr. en el afelio se mueven mas lento que en el perihelio. 3.144 S. .al cubo de su distancia ´ rbitas el´ al Sol. 12. mueve la Tierra en su o 4.5 Argumentos en contra de la gravitaci´ on newtoniana Guevara expone cuatro argumentos en contra de la teor´ ıa de la gravitaci´ on: 4.2. 8. describen o ıpticas alrededor de su centro. adem´ as contiene un ap´ endice con argumentos en contra de los sistemas expuestos (Argumenta contra expositum systema). 6. 3. Admite que la teor´ ıa cartesiana explica el por qu´ e todos los planetas giran en la misma direcci´ on en su movimiento de traslaci´ on. La regularidad de las mareas. (aclara que seg´ un Lalande). Cada plano orbital en el que se mueven cada uno de los planetas. 4. El atraso en la aparici´ on del cometa cuyo per´ ıodo era de 580 d´ ıas en el a˜ no 1759. Guevara recuerda al lector que estos fen´ omenos que han sido expuestos. y a su magnitud. A continuaci´ on Guevara enuncia la ley de la gravitaci´ on y explica que este es el mecanismo que Newton propone como causa alternativa del movimiento de los planetas alre´ stos giran a su alrededor debido dedor del Sol. no son explicables en su mayor´ ıa por la hip´ otesis de v´ ortices. La relaci´ on del cuadrado del tiempo peri´ odico -observado en el movimiento de los planetas . La disminuci´ on de la oblicuidad de la ecl´ ıptica. 7. ´ rbitas conforman una figura el´ Ley Kepler). Pide a sus lectores que. V´ ortices y gravitaci´ on. cometas y la Luna. generalidades Guevara inicia su discusi´ on sobre los v´ ortices cartesianos y la gravitaci´ on de Newton con un comentario sard´ onico pues censura la opini´ on de que los cuerpos celestes son movidos ´ ngeles y aclara que e ´ sta es una opini´ por a on obsoleta. (2da Ley de Kepler).5. 13. El movimien´ psides en planetas del mismo modo que el to de la l´ ınea de a movimiento del apolunio.

transitando por el punto e. Simplificaci´ on de la figura (Fig. la Luna es atra´ ıda tanto por el Sol como por nuestro planeta y compara las fuerzas que ambos cuerpos ejercen sobre la Luna. Fis. 4. Para este prop´ osito se˜ nala que la masa solar es igual a 227 512 masas terrestres.5. siendo que en la e bi´ o su libro. Por lo tanto.2. (ver Fig. el movimiento del planeta es perpendicular a la l´ ınea LE. Curiosamente Guevara se˜ nala de manera anacr´ onica a este problema como una ´ poca que Guevara escricuesti´ on abierta. Mex. Finalmente Guevara. 2). Clauriot) para tratar el problema de tres cuerpos y as´ ı tener una explicaci´ on satisfactoria a la estabilidad del movimiento de la Luna [42]. No obstante y siguiendo esta l´ ınea de pensamiento Guevara se˜ nala que los cr´ ıticos de la teor´ ıa newtoniana advierten err´ onea´ rbita por mente que nuestro sat´ elite ser´ ıa arrancado de su o el Sol. Guevara lo explica as´ ı: “Sea la elipse EHLO cuyo foco. cuando el Sol y la Luna est´ an en conjunci´ on. Por lo tanto con estos datos seg´ un la ley de gravitaci´ on. El desarrollo de este argumento es enga˜ noso y se basa la err´ onea suposici´ on de que la fuerza centr´ ıpeta permanece constante durante el movimiento de un planeta alrededor del Sol. lo cual obviamente no es cierto. es en principio parcial ya que contempla al sistema SolTierra-Luna como si estuviese est´ atico. Aqu´ ı la “conjunci´ on” tiene una connotaci´ on astrol´ ogica pues se consideraba como el per´ ıodo durante el cual se daba el tr´ ansito simult´ aneo de ambos planetas por una misma divisi´ on (o signo) en los que se divide el zodiaco. que la edad de la Tierra se reduce a solo 6000 a˜ nos.2. 52. Por lo que el Sol jala vigorosamente al planeta hacia el foco C y el planeta Rev. F IGURA 2. Guevara contin´ ua explicando: “Al llegar al punto E (afelio). ENTRE VORTICES CARTESIANOS Y GRAVITACION IA DE ANDRES 145 Guevara advierte que seg´ un la teor´ ıa de Newton. esto supuestamente provocar´ ıa el paulatino acercamiento entre los dos planetas. Normalmente llamamos “conjunci´ on planetaria” a los acercamientos entre planetas en la b´ oveda celeste. En este caso se trata del planeta Saturno. ya se hab´ ıan desarrollado m´ etodos aproximados (Laplace. contin´ ua su trayectoria y al llegar el planeta al punto e’ la fuerza de atracci´ on que siente el planeta es cuatro veces mayor que en el punto E. en defensa de la teor´ ıa de la gravitaci´ on advierte que los cr´ ıticos de Newton no han tomado en cuenta la influencia del planeta Urano y supone que tal vez debido a su presencia Saturno no ´ rbita Joviana. 52 de Institutionem) utilizada por Guevara para explicar una objeci´ on a la gravitaci´ on newtoniana. Por lo tanto los cr´ ıticos a la gravitaci´ on arguyen que cada 20 a˜ nos se deber´ ıa reducir la distancia entre los dos pla´ stos suponen. Por otro lado Guevara correctamente se˜ nala que esta conjunci´ on se da cada 20 a˜ nos aproximadamente. ha invadido la o 4. al netas por un factor de 1/131. sin considerar que en realidad sus componentes se hallan en movimiento.5. (aclara que seg´ un Lalande este valor es de 365 412 masas) [40]. Como adem´ as e igual que Guevara. ser´ a el cuatro veces mayor que la fuerza atractiva que siente el planeta cuando pasa por el punto E” (ver Fig.´ ´ NEWTONIANA: LA COSMOLOG´ ´ DE GUEVARA . S´ ı suponemos que la longitud del segmento CE del eje mayor de la o ıpti´ rbita el´ ca es el doble que la del segmento Ce. la fuerza que ejerce el Sol sobre nuestro sat´ elite es m´ as de dos veces mayor que la que la Tierra ejerce sobre la Luna. como lo menciona Guevara la conjunci´ on entre J´ upiter y Saturno dura aproximadamente dos a˜ nos y si durante todo ese tiempo J´ upiter ejerce una fuerza notoria por su cercan´ ıa sobre Saturno. . Despu´ es Guevara nos presenta un argumento muy estrafalario de los opositores a Newton pues dice que cada vez que hay una “conjunci´ on” entre J´ upiter y Saturno la distancia entre ellos debe reducirse por un factor de 1/131 de su valor original y agrega que la “conjunci´ on” entre estos dos planetas dura aproximadamente dos a˜ nos. E 58 (2012) 133–149 .2.2 Segundo argumento El segundo argumento contra la gravitaci´ on que los cr´ ıticos de Newton hacen es tambi´ en un problema de estabilidad orbital. ocupado por el Sol. Debemos advertir que esta consideraci´ on que presenta Guevara. este argumento considera el mo´ rbita el´ vimiento de un hipot´ etico planeta en una o ıptica hipot´ etica. es C cf. . 2). e nala que de acuerdo con la teor´ ıa de Newton la fuerza con la que J´ upiter atrae a Saturno es 1/131 veces la fuerza con la que el Sol atrae a su vez a Saturno. entonces [de acuerdo con Newton] la magnitud de la fuerza de atracci´ on sobre un planeta. [es decir sobre la l´ ınea tangente ST] Una vez que e ´ ste pasa por el punto E. Abreviando ´ ste se˜ la exposici´ on de Guevara. Aqu´ ı resulta oportuno se˜ nalar lo que aqu´ ı se entiende como “conjunci´ on planetaria”. Fig. ha habido alrededor de 300 conjunciones y por ´ rbita de J´ lo tanto Saturno deber´ ıa haber invadido la o upiter desde hace mucho tiempo atr´ as. Comenta que la distancia que hay entre el Sol a la Luna es de 330 veces mayor que la distancia de la Luna a la Tierra [41].3 Tercer argumento El tercer argumento en contra de la teor´ ıa de gravitaci´ on descansa en una falsa explicaci´ on que supuestamente demuestra que si la ley de gravitaci´ on es verdadera entonces los planetas ´ rbitas circulares y no en o ´ rbitas el´ deber´ ıan girar en o ıpticas como realmente lo hacen y por lo tanto la ley de la gravitaci´ on es falsa. La ley de Newton indica que la fuerza centr´ ıpeta est´ a en raz´ on inversa al cuadrado de la distancia al centro. Lagrange. Para sus prop´ ositos.2.

en su art´ ıculo Cosmolog´ ıa de los jesuitas novohispanos Trabulse nos dice que. Pero si la fuerza centr´ ıfuga supera a la fuerza centr´ ıpeta. por dirigirse al centro C. es absurdo pensar que un planeta que est´ e en su afelio nunca llegue a su perihelio.4 Cuarto argumento ´ ltimo argumento en contra. y tambi´ en impugnadas. se refiere a las distintas inclinaciones que presentan los planos orbitales de los planetas con respecto al plano de la ecl´ ıptica.A. Por lo tanto. Por su parte Guevara deja la explicaci´ on “a la infinita inteligencia de Dios”. El presente trabajo es quiz´ as el primer intento por hacerlo. el planeta si llega al perihelio. Estrictamente hablando. Actualmente sabemos que esto tiene que ver con la formaci´ on y evoluci´ on del sistema solar. que presenta el libro El cuarto y u de Guevara. Hasta ahora.5. Por un lado la teor´ ıa cartesiana parece solucionar este hecho mientras que la gravitaci´ on de Newton no logra explicar la causa. Conclusi´ on de Guevara Basoasabal sobre la teor´ ıa de la gravitaci´ on. Por su parte el distinguido historiador de la ciencia mexicana El´ ıas Trabulse menciona a las ideas sobre cosmolog´ ıa de Lambert como propias de Guevara. diciendo (ver Fig. E 58 (2012) 133–149 .2. la mera fuerza centr´ ıpeta aumenta en el perihelio y no podr´ a ser superada por una fuerza centr´ ıfuga mucho menor.se sit´ uan a la vanguardia de la modernidad y en los l´ ımites de la heterodoxia religiosa” [45] (hemos subrayado el texto para enfatizarlo). por ejemplo M. contiene su traducci´ on del Systeme du Monde par M. Por esta raz´ on para que el planeta llegue a su afelio la fuerza centrifuga debe superar a la centr´ ıpeta.” “Por otro lado. la escojo mientras que lo imponga la naturaleza universalmente. Fis. Mex. de manera expl´ ıcita cual de ellas es la de su preferencia. por lo tanto el planeta deber´ ıa describir un c´ ırculo y no una elipse”. Guevara fue solo su divulgador. Por lo tanto. “La importancia de la obra de Guevara y Basoazabal (sic) radica tambi´ en en su visi´ on de la pluralidad un de los mundos y en su cosmolog´ ıa que. GALINDO tiende a acercarse al centro C es decir tiende a colapsar con el Sol”.2. “Por lo tanto. Rev. pues creemos que este notable mexicano merece mayor atenci´ on. Precisamente. que es cuatro veces mayor. yo en la gravitaci´ on universal. el planeta no llega a recorrer [la o ta el´ ıptica]. el planeta se desviar´ a de la tangente ST hacia el centro C. pero por s´ ı sola nunca podr´ ıa superarla”. Explica al ´ rbita y se acercara lector que si un planeta abandonara su o al Sol entonces el radio vector que une al planeta con el Sol ´ reas iguales en tiempos iguales violando la seno barrer´ ıa a gunda ley de Kepler y por lo tanto lo que argumentan los anti-newtonianos es falso. 3) Cuya traducci´ on se lee. y en el sol caer´ a. Ser´ ıa como si una fuerza menor superara a una mayor. (proposiciones 10 y 11) de´ rbita el´ mostrando que si un cuerpo se mueve en una o ıptica la fuerza centr´ ıpeta que lo atrae hacia el foco es inversamente proporcional al cuadrado de la distancia que separa al cuerpo de dicho foco [43]. para su e ´ poca -y a´ para la nuestra. Lo que en realidad se sit´ ua en la modernidad es la cosmolog´ ıa de Lambert [46]. actuar´ a con mayor vigor sobre el planeta hacia ´ rbiel foco C. Aqu´ ı hemos mostrado lo contrario. la fuerza centr´ ıfuga y la de atracci´ on deben ser iguales. Su actitud destaca y contrasta con la de sus mentores escol´ asticos entre los que se encontraba el c´ elebre Francisco Xavier Clavijero cuyo enfoque retardatario y a contra´ poca se refleja en corriente de la visi´ on cosmog´ onica de la e los cursos de F´ ısica que imparti´ o en la Nueva Espa˜ na. al nivel de las instituciones elementales de ense˜ nanza. nunca volver´ ıa a su perihelio el planeta. Conclusiones y comentarios Andr´ es de Guevara y Basoazabal fue un adepto a la teor´ ıa de la gravitaci´ on. “Hemos presentado las ideas sobre la atracci´ on. [Esto es] La fuerza en e’. (Note el lector que este argumento supone constante a la fuerza centr´ ıfuga). Guevara pudo arg¨ uir que Newton hab´ ıa ya tratado esta cuesti´ on en el libro primero de sus Principia. Quiz´ as Guevara no quiso complicar su texto acudiendo a la demostraci´ on de Newton. 4. la obra de Guevara sobre ense˜ nanza y divulgaci´ on de la F´ ısica no hab´ ıa sido estudiada con detenimiento. Moreno-Corral en reciente art´ ıculo escribi´ o “Al igual que Clavijero. el planeta no ser´ a capaz de ir del perihelio al afelio.146 S. el planeta en el afelio nunca hubiera llegado hasta el perihelio. Guevara revira este argumento con un elaborado contraargumento basado en la segunda ley de Kepler. no obstante defendidas racionalmente.2.6 Ep´ ıtome sobre los sistemas de lo lleno y de lo vac´ ıo Despu´ es de haber expuesto todas las tesis que considera relevantes al tema de gravitaci´ on y v´ ortices Guevara expresa de F IGURA 3. 4.2. si la fuerza que act´ ua en el punto E es cuatro veces inferior a la del punto e’. ¿Cu´ al de ellas en conclusi´ on creo que es la verdadera? Como ya se dijo en el Art 217. En una palabra. [a Guevara] no parece gustarle la idea de fuerza gravitacional” [44]. Anteriormente la obra de Guevara hab´ ıa sido ignorada por muchos autores o bien tratada con desatenci´ on. Por lo tanto. Por lo tanto. Con un esp´ ıritu cr´ ıtico divulg´ o en sus obras esta teor´ ıa. Esto es un disparate.” 5. Hemos mencionado en este trabajo que el tercer tomo de Pasatiempos de Cosmolog´ ıa de Guevara. Pero si se me pregunta. expuestas sin largos c´ alculos y sin ambages. Guevara repite el argumento anterior: “Por consiguiente.

vol 6. present and future G. Liber II Caput De naturae legibus newtonianis. E57 (2011) 102. pero cuando se entera de la codena a Galileo retiene la publicaci´ on de la obra. si bonae Philosophiae amatores estis”. E 58 (2012) 133–149 . Newtonian studies (Chapman and Hall. J Boscovich quien trat´ o de compaginar la teor´ ıa de m´ onadas de Leibnitz con la ley de gravitaci´ on de Newton. Cambridge. (traducci´ on del autor) en J. “Newtonii syst´ ema jure. 48 y 72-73. La m´ as notable excepci´ on fue la del jesuita R. 1990. al rev´ es. Mass. 1994). que el saber que una de ellas es falsa es suficiente para reconocer que todos los argumentos de los que hice uso son intrascendentes. Bol. Amazon. (Hackett Publishing Co. Feingold. A. Kindle edition. Citado por E. Intermolecular potentials-past. 1. Debo decirte que todas las cosas que expliqu´ e en mi tratado [se refiere al Tratado del Mundo]. Lewinston N. Kindle edition. Mass. F. Ed. . Ren´ e Desacartes. 2 (2003) 501 7. Amazon). p 207. Inc. y que su opini´ on concerniente al movimiento de la Tierra ha sido condenada como her´ etica. M´ exico 2008) nota 4 en p. pp. Sin embargo. Mex. Roger Ariew Descartes and the Jesuits: Doubt. Un a˜ no antes de su muerte se traslada a Estocolmo. en Jesuit Science and the Republic of Letters M. si bien cambiando de residencia continuamente. J. de Guevara Basoasabal Pasatiempos de Cosmolog´ ıa o Entretenimientos familiares acerca de la Disposici´ on del Universo. Se public´ o en 1664. Kindle edition. Este escrito se public´ o por vez primera casi dos siglos despu´ es de haber sido terminado esto es en 1982. As´ ı permanecieron hasta en a˜ no de 1948. D´ ıaz de Gamarra Elementa Recentioris Philosophiae (Joseph. 8. Principles of Philosophy. Mex. Adpendiculus.X. ed.uanl. . El propio Guevara indica que las ideas son de Lambert. ver por ejemplo: Alborada de la f´ ısica newtoniana en M´ exico M. 2003. (hasta que fueran corregidas). Crowe Theories of the world. A Koyr´ Cap III Newton and Descartes p. 10. 15. (UMSNH. Location 2271. Grant The Partial Transformation of Medieval Cosmology by Jesuits in the sixteenth and Seventeenth Centuries en Jesuit Science and the Republic of Letters (ed. Pasatiempos de Cosmolog´ ıa Quipu 1 (1984) 305-312. The Lord of Uraniborg: A Biography of Tycho Brahe (Cambridge University Press UK 257-258). transcripci´ on paleogr´ afica y facs´ ımil. B. 4. Amazon. pp. son tan com´ sa opini´ pletamente dependientes entre s´ ı. Victor E. Gravissimi que Philosophi. M´ exico.´ ´ NEWTONIANA: LA COSMOLOG´ ´ DE GUEVARA . X Clavijero Physica Particularis (c. Morelia 1995). 1765) en “F.A. From antiquity to the Copernican Revolution (Dover NY 2001) p 138. de la versi´ on en ingl´ es. se oponen a la modernizaci´ on” [47]. Newton en M´ exico S. Cf. Su obra. como ya se mencion´ o. y trad. Descartes expone la tesis del movimiento de la Tierra.1 del presente trabajo. 12. Roger Ariew ed. Blair Ternolds. Centzontle M´ exico. §28 de Descartes que aparecen en la secci´ on 2. pa´ ıs de tolerancia a partir desde 1629 hasta 1649. 2003). Citado por Jaime Labastida en Est´ etica del Peligro (Siglo XXI.J. Mordechai Feingold MIT press. 13. Editor. su apoyo por el atomismo. En su obra Tratado del Mundo.. ejem.390 6. las que inclu´ ıan e on acerca del movimiento de la Tierra. Locations 2323. J. “Indudablemente sabr´ as que Galileo fue recientemente censurado por los Inquisidores de la Fe. Palencia. I. Clavijero: Introductor de la filosof´ ıa moderna en Valladolid de Michoac´ an. Cambridge. 9. merit´ oque defendunt plurimi Clariss. and the Eucharist. pp 157-194. yo no los mantendr´ ıa por nada en el mundo contra la autoridad de la Iglesia”. Este trabajo muestra que al menos hubo una excepci´ on en Andr´ es de Guevara y Basoasabal. Fis. (Studies in the History of Philosophy. Jauregui. 2 (1988) 31 2. Bulmaro Reyes Coria (IIF UNAM. (cf. 11. Entre los conflictos m´ as delicados que ten´ ıa Descartes con el clero se encuentra. Malescio Nat. http://cdigital. colecci´ on digital UANL. Ver tambi´ en J. J I Palencia (Gobierno del Estado de Guanajuato/ Universidad de Guanajuato. Jaime Labastida al hacer un an´ alisis del papel de los jesuitas novohispanos durante la Colonia. Citada en M. 152 note 70. Carta de Descartes a Mersenne acerca de la condena a Galileo (abril 1634). Edwin Mellen. Mex. p.I. Moreno Corral Rev. 1982) 2 volumes. 1988). Es importante se˜ nalar que sus obras fueron incluidas p´ ostumamente (1667) en el ´ Indice de la Inquisici´ on si bien con la reserva de donec corrigantur. MIT press.html 3. que no son de manera alguna ilustrados. que. 2011) 5. 53. atinadamente comenta “sostengo que los jesuitas expulsos pertenecen a la corriente ortodoxa de la religi´ on cat´ olica. Fis. A. Mat. ques cont´ ulere debetis. Novelty. Fis. fueron traducidos por el autor. trans. Compuestos a petici´ on de un amigo por cuya mano los dedica el autor a su Patria la mui ilustre y mui Noble Ciudad de Santa Fe y Real de Minas de Guanaxuato. Existen muchos trabajos al respecto. Traducci´ on al castellano de la F´ ısica Particular por Bernab´ e Navarro.Y. A. 2000). aun cuando yo pens´ e que estaban soportados por muy ciertas y muy evidentes demostraciones.dgb. London 1965) 16. hoy Morelia. e. Andr´ es de Guevara y Basoasabal. 1774). Aiton. Fern´ andez del Rinc´ on Lecciones de Filosof´ ıa ed. E. Aunque cabe mencionar que el filosof´ o vivi´ o en Holanda. Ren´ e Tanton and Curtis Wilson (Cambridge University Press UK 1989). Rev. Finalmente queremos mencionar que el Dr. Tratado del Mundo no ver´ ıa la luz en vida de su autor. 14. Alatorre El Heliocentrismo en el mundo de Habla Espa˜ nola (FCE colec. Soc.. Los pasajes del Principia Philosophiæ parte III. Ver p. The Cartesian Vortex Theory en The General History of Astronomy Volume 2: Planetary astronomy from the Renaissance to the rise of Astrophysics Part 2A Tycho Brahe to Newton Eds. Brahe Tycho 1588 De mundi ætherei recentioribus phænomensis. Traducido por nosotros del libro Ren´ e Descartes: Philosophical Essays and Correspondence. Thoren. ENTRE VORTICES CARTESIANOS Y GRAVITACION IA DE ANDRES 147 Lambert.mx/la/1080026374/1080026374. Cruz. el cual entra en oposici´ on con el misterio de la transubstanciaci´ on del pan y el vino en el cuerpo y sangre de Cristo durante la Eucarist´ ıa.

S. Librer´ ıa Palau. “con objeto de que una posterior investigaci´ on sea hecha por otros” (in order to a further search to be made by others) (Newton Optics 2nd ed 1717) book III Part I. 1956) pp.. 34 p. Palencia. L. p 22. St. Fis.254 citado por J. Un argumento similar se encuentra en Alfred R. Shank. Sin embargo Guevara piensa que Newton admite su existencia. Amsterdam 1774) Google books (http://books. 2008. 34. GALINDO 17. 5. Galindo y J. USA 2008) p. 36. Opini´ on del cardenal jesuita Roberto Bellarmino. E. que va inserto a continuaci´ on. 27. Shank The Newton Wars and the beginning of the French Enlightenment (University of Chicago Press. Desautels. 48-59 citado por J. Mo. fue que el term´ ometro situado en el vac´ ıo se calentaba tanto y casi tan pronto como el otro term´ ometro. 44 (1976) 4. Cabe resaltar que New´ ter en sus “Queries”. Cambridge (Cambridge University Press. (Bibliograf´ ıa general espa˜ nola e hispanoamericana.3037708 35.com. Barcelona. 2 del presente art´ ıculo. L. Para mayor informaci´ on sobre la vida de Basoasabal ver la introducci´ on escrita por J. L. Referimos al lector a la Sec. 31.tem´ atico (Universidad Pontificia Comillas. Les M´ emoires de Tr´ evoux et le mouvement des id´ ees au XVIIIe sicle (Roma. R. B. p. Mechanistic Science and the French Jesuits: A study of the Responses of the Journal de Trevoux (1701-1762) to Descartes and Newton (Ph D. 23. de Alba Mart´ ınez Sobre el u ´ nico ejemplar Latinoamericano de De revoutionibus de Copernico. cf. Cit. Andr´ es de Guevara y Basoasabal. Para ´ ter. en su Octavo Entretenimiento. J. J.F. The Newton Wars and the beginning of the French Enlightment ( University of Chicago Press. Hall. Healy.J. 33. Jos´ Am´ erica latina: Escol´ astica barroca.148 S. 26. The Constitutions of the Society of Jesus (St. Fis. Mex. nota 7 del presente trabajo.2 del presente trabajo.J. Publicado en Journal de Trevoux Febrero (1710) 252. UK 1978.google. Cf. Ren´ e Tanton and Curtis Wilson (Cambridge University Press UK 1989). Cyril O’Keefe. The Library of Isaac Newton. E 58 (2012) 133–149 . Sec. USA. Para mayores detalles sobre el fraude que aqu´ ı relatamos referimos al lector al art´ ıculo de James Evans. Jaki. Hall and M. C. Mathematical Principles of Natural Philosophy The Great Books vol 34 (University of Chicago Press. 220-221. Imprenta Real) Rev. nota 26). Tome 32 (1979) 305-314. Stanley Jaki en sus siguientes trabajos: S. 28. B. 32. Jaki Lambert a selftaught physicist Phys. En el Optics Newton propone 31 interrogantes. E 58 (2012) 41. Ver por ejemplo S. Las Questia aparecen en la segunda edici´ on inglesa de su Optics (1717). e d’ Astronomie (op. Palau Dulcet. en Revue d’histoire des Sciences. 1953) Tomo VI. Mex. UK re-impresi´ on 1978) 19. 1978) 20.F. S. La Questio 18 a la que se refiere Guevara en su nota es parte del grupo numerado del Q17 al Q24 conocido como “The ether queries”. Ma. Los pasajes del Principia Mathematica de Newton que aparecen en la secci´ on 2. Reales Resoluciones Enero 14. 25. B. Ver tambi´ en J.D. (Madrid 1825. Unpublished Scientific Papers of Isaac Newton: A selection from the Portsmouth Collection in the University Library. Isis 87 (1996) 74-107.. No traduce el sistema de Tico. Pasatiempos de Cosmolog´ ıa Quipu 1 (1984) 305-312. J. 1824.) 18. A Jesuit Journal in the Age of the Enlightenment. de Lalande Abreg´ e d’ Astronomie (Barthelemi Vlam. La nota al pie agregada por Guevara se refiere a una de las 31 cuestiones (Questia) que Newton plantea como temas a investigar.mx/ books?id=YLIWAAAAQAAJ&pg=PA456&lpg=PA456&dq= Abreg %C3 %A9+d %C2 %B4Astromomie+Lalande&source =bl&ots=nBgf1Twbp2&sig=a7lqYjJx0-aqc8KDSTuztxFZHi M&hl=es-419&sa=X&ei=2LnxT8utB8ms2gXnk8nvBA&sqi =2&ved=0CDoQ6AEwAA#v=onepage&q&f=false) 29. USA 1970) pp. 1956) p 105.L. J. Harrison.1 De Revolutionibus y la Inquisisci´ on Rev. Thesis University of Minnesota. 124-126. Argentina es el antiguo nombre de Estrasburgo. ilustraci´ on y preparaci´ on de la Independencia (Iberoamericana – Vervuert. 124-126. “Habi´ endolo ya expuesto en el entretenimiento anterior i.) en la nota 61 p. En la Q18 Newton describe un experimento consistente en observar el comportamiento de dos term´ ometros colocados cada uno dentro de dos frascos herm´ eticos de vidrio. Decretos de Fernando VII. L. El resultado seg´ un Newton. no afirma ton al incluir la cuesti´ on del e la existencia del mismo sino lo deja como pregunta abierta. e Ignacio Sarayana y Carm´ en Jos´ e Alejos-Grau. CCHA 23 (1956) 53-56. (Cambridge University Press.1063/1. Ignatius of Loyola. Today 30 (1977) 25. Madrid 2005) 38. O’Neill y J. Titulo IV Filosof` ıa art.L. Chapin The shape of the Earth en The General History of Astronomy Volume 2: Planetary astronomy from the Renaissance to the rise of Astrophysics Part 2A The Eighteenth and nineteenth centuries Eds. 21.239 Real Decreto sobre el plan general de estudios del Reino. Cf. Pensamos que esta nota al pie indica que hacia 1784 este cap´ ıtulo del libro de Guevara no hab´ ıa sido terminado por su autor ya que es un a˜ nadido y no forma parte del cuerpo principal del texto. Fraud and Illusion in the Anti-Newtonian Rear Guard. que el calor fue transmitido por un medio “m´ as enrarecido y sutil que el aire”. Motte trad. 458. Phys.J. Louis. Una de las primeras concepciones sobre la existencia de un cuerpo muy masivo semejante a lo que hoy en d´ ıa se conoce como un “hoyo o agujero negro” es de Lambert.2. USA. on del trabajo de David Gregory Astronomiae Physiscae 22. 1432.I. Jaki Sur l’´ edition et la r´ ee ´ dition de la traduction franc ¸ aise des Cosmologische Briefe de Lambert. doi: 10. Dom´ ınguez Diccionario Hist´ orico de la Compa˜ n´ ıa de Jes´ us: biogr´ afico. Newton esta es una evidencia posible de la existencia de un e En la misma serie de “ether queries” Newton insiste que si en ´ ter este ser´ realidad existiera el e ıa un “medio extremadamente m´ as enrarecido y el´ astico que el aire”. Palencia al libro Pasatiempos de Cosmolog´ ıa.I. S.e. Este hecho ha sido ya se˜ nalado en m´ ultiples ocasiones por Prof. Madrid 2001) tomo II p. A. ¿No Significar´ a esto? Newton se pregunta. donde a uno de los frascos se le ha extra´ ıdo el aire. Manual del librero hispanoamericano. Los term´ ometros se colocaron frente a una fuente de calor y se observo su lectura. George R. de Lalande Abreg´ Guevra traduce el art´ ıculo titulado Sistema de Cop´ ernico desde el apartado 382 al 393. 30. fueron traducidos por el autor de la versi´ on en ingl´ es A. Am. Teolog´ ıa en 37. 24. Revisi´ et Geometricae Elementa. A. S.

Otro de los valores que desconoc´ ıa Newton con precisi´ on fue la distancia de la Tierra al Sol mismo que tuvo que esperar los tr´ ansitos de Venus .L. Mex.639. 47. M´ exico 2008) p. Today 30 (1977) 25. Lambert: self-taught physicist S. 45. A. 46. Trabulse en Los jesuitas y la Ciencia. ENTRE VORTICES CARTESIANOS Y GRAVITACION IA DE ANDRES 149 39. 40. 41. Est´ etica del peligro (Siglo XXI. La relaci´ on que Newton present´ o entre la masa de la Tierra a la de la Luna fue de 1:40 ((Principia Libro III Prop. 70 (1998) 589. The Great Books 34 (1978) 41-43. 44. M. Fis. Mex. Artes de M´ exico 82 (2005) 38-45.´ ´ NEWTONIANA: LA COSMOLOG´ ´ DE GUEVARA . Este valor de la masa solar que da Guevara proviene de un error ´ ltimo sobrestim´ cometido por Newton. Moreno-Corral Rev. El valor de la distancia Luna-Tierra que da Guevara es una buena aproximaci´ on al valor real de 333. Cor. 42. Gutzwiller Rev. El valor que da Lalande es una buena aproximaci´ on al valor real de 333 059. Rev. . Motte. Phys. Newton “Mathematical principles of natural philosophy”. Labastida.C. 37. Fis. Mod. 390. A. . Jaki Phys. E 58 (2012) 133–149 . M.a mediados del XVIII-para ser razonable- mente establecido. E. J. Aqu´ ı hemos consultado el Tomo III de la segunda edici´ on Hispana (Valencia 1825) (edici´ on en l´ ınea de la Universidad de Catalunya). IV) cuando en realidad es cercana a 1:81. ya que este u o en un 100 % la masa de la Luna. E 57 (2011) 102-108. 43.