Bruno Nicolás Arancibia Alberro

viernes 2 de diciembre de 2011

Crítica del curso de Historia Mesoamericana
En general, me encuentro muy satisfecho con el curso de Historia Mesoamericana y sus alcances. Creo que la estructura del curso es muy adecuada, pues si bien cada clase analizábamos algunos sitios arqueológicos de especial relevancia, que eran expuestos por alumnos, los comentarios del profesor completaban de manera adecuada la información permitiendo un mayor entendimiento. El tema más interesante tratado en clase, a mi parecer, fue la configuración urbana de los establecimientos mesoamericanos, basándose en el espacio circundante y confiriendo especial importancia a los espacios públicos. No se decir que tema me pareció menos interesante pues en realidad creo que cada tema es relevante. Junto con mi equipo, expusimos el primer tema del curso: La Venta. En realidad creo que trabajamos de una manera adecuada, desarrollamos una mecánica de equipo eficiente y presentamos apropiadamente el tema. Me gustó mucho estudiar este sitio pues en el se observan algunos de los principios urbanos y arqueológicos que posteriormente serian comunes a la mayoría de los centros urbanos en Mesoamérica. De entre los temas analizados en clase posiblemente el caso que más interesante me pareció fue el de la ciudad maya de Uxmal, y es que me sorprendió enormemente la calidad de los espacios urbanos que fueron creados por los constructores mayas en este enclave. Ellos permiten confirmar que principios generales de composición y espacialidad son vigentes mas allá de los parámetros culturales o cronológicos. Por el contrario, el tema que menos interesante me pareció fue el de México Tenochtitlan, y es que a mi parecer la exposición fue muy precaria, pudieron haber desarrollado de una manera mucho más interesante su presentación, siendo que es posiblemente una de las ciudades prehispánicas más documentadas. Otras dos exposiciones que me parecieron especialmente interesantes fueron la de Cacaxtla y la de Uaxactun, dado que en ambos casos fueron presentaciones bien documentadas y estructuradas. Me parece que el sistema de crítica oral es adecuado pues de manera justa complementa el propio juicio del profesor, haciendo el proceso de evaluación mas certero; esto aunado a los formatos de valoración que cada uno de nosotros completó en cada sesión. Los reportes de lectura me parecen una manera muy adecuada de completar el trabajo en clase, pues los textos que leí me ayudaron a alcanzar un mayor entendimiento de los temas vistos en clase. De entre ellos, el más interesante sin duda fue para mí el de La Religión Mexica, pues me permitió entender mejor la cosmogonía de quienes habitaron hasta la conquista México-Tencochtitlan. Además, sin duda alguna, esta cosmogonía ha determinado en cierta medida la naturaleza de la sociedad mexicana contemporánea. Por otro lado, el reporte que más tedioso me pareció fue el del falso arco maya, pues creo que en ocasiones era demasiado técnico. No obstante, creo que es un tema igualmente interesante. En lo que a los reportes optativos respecta, lamentablemente no realicé ninguno de ellos.

Por otra parte, creo que las láminas que se solicitaron durante el curso son una muy buena manera de profundizar nuestros conocimientos respecto a la arquitectura mesoamericana, y es que al trazar y dibujar de manera técnica estos sitios es posible someterlos a una escala real y entenderlos de manera formal.

Bruno Nicolás Arancibia Alberro

viernes 2 de diciembre de 2011

El horario de clase me parece adecuado pues al ser la primera hora tengo más atención y no estoy cansado aún. La forma de evaluación me parece justa, en especial por que creo que se toma en cuenta la opinión de los alumnos. Lo mejor del curso es cuando las exposiciones fueron muy buenas, y de igual manera los peores momentos fueron cuando las exposiciones eran tediosas. Creo que para que el curso fuese mejor deberían incluirse visitas a los sitios arqueológicos, pues me parece que es la mejor manera de aprender al respecto.

Creo que mi aprovechamiento del curso fue muy bueno, entregue todas las tareas, asistí todas las clases, participé con frecuencia y aprendí mucho. Me encuentro muy satisfecho con mi desempeño y con los conocimientos que obtuve del curso. Por eso creo que mi calificación debería ser 10.