Galbraith contra Friedman | Edición impresa | EL PAÍS

30/01/13 08:10

ARCHIVO
DOMINGO, 22 de agosto de 1982

EDICIÓN IMPRESA

TRIBUNA:

Galbraith contra Friedman
Friedman y Galbraith han sido contrapuestos en los últimos tiempos como los dos polos de la política económica posible dentro del capitalismo
JOAQUÍN ESTEFANÍA Madrid Opinión 22 AGO 1982 Milton Friedman John Kenneth Galbraith Política económica Televisión España Medios comunicación Economía Comunicación

Archivado en:

A mediados del mes de septiembre visitará España el premio Nobel de Economía, Milton Friedman para cerrar la emisión del programa económico, que está emitiendo Televisión Española, Libertad de elegir. Las teorías ultraliberales de Friedman han ocupado durante todo este año la principal polémica sobre política económica. Cuando el programa fue anunciado, mucha gente se preguntó qué criterios habían seguido los directivos de TVE para emitirlo y por qué no se había escogido el realizado por el también economista, John Kenneth Galbraith, desarrollado por la BBC de Londres, y titulado La era de la incertidumbre. De esta manera aparecieron enfrentados Galbraith y Friedman como principales portavoces de dos corrientes de opinión sobre política económica, que podrían calificarse en esquema, de intervencionista la del primero y de ultraliberal la de Friedman.

El divulgador de Fricdman en España ha sido él Instituto de Estudios de Mercado (IEM), cuyo director, el catedrático de Historia de las Doctrinas Económicas Pedro Schwartz, es uno de los principales exponentes del ultraliberalismo en nuestro país.La presencia de Friedman no ha sido vista con mucho agrado por una buena parte de las personas que forman el staff del recientemente constituido Partido- Demócrata Liberal (PDL), representante político del líberalismo en Espa7 fía, que consideran las doctrinas de Friedman como inaplicables en nuestro país y muy desprestigiadas en su imagen por haber sido aplicadas, con mayor o menor pureza, en diversas dictaduras (Chile, Argentina, Turquía...). Su presidente, Antonio Garrigues Walker, negó que la visita de Friedman tuviera algo que ver con el PDL. "Es una cosa del Instituto de Economía de Mercado y no tiene que ver nada con nosotros. No habrá ningún acto conjunto. entre Friedman y el PDL". El instituto en cuestión acaba de editar un folleto, titulado Friedman contra Galbraith, que intenta reflejar las diferentes posturas defendidas por ambos economistas, algunas de las cuales vamos a reflejar a continuación. Así pues, este debate, definido por Schwartz en la introducción como "un combate entre dos campeones", tiene en primer lugar el sesgo de la selección de textos que ha realizado el IEM, institución fríedmaniana por excelencia. Los textos que se contraponen son un artículo de Galbraith titulado La década de 1980: el futuro como extrapolación del presente, escrito por encargo especial de la entidad, y otro de Friedman, titulado De la tecnoestructura a la libertad económica, que constituye el texto de una conferencia pronunciada por el Nobel en 1976 en el Institute of Economic Affairs de Londres. Parte Galbraith de que en todas partes se puede observar un importante giro a la'derécha. "Los dos grandes profetas, americanos de la gran revuelta conservadora son, por supuesto, el señor Howard Jarvis y el profesor Friedman, ambos de California; el primero de ellos es el esforzado guerrero de esta cruzada, y el segundo, el prestigioso intelectual que le proporciona su fuerza moral".
http://elpais.com/diario/1982/08/22/economia/398815204_850215.html Página 1 de 3

pero no ha hecho gran cosa para ayudar a los peor situados en nuestra eco nomía". pero se verá también que di cha política logra de hecho detener la inflación únicamente por medio de la creación de un volumen de excesos de capacidad. apreciablemente afectadas. la lógica se resume del modo siguiente: 'Enfrentados con una fuerte demanda de bienes que empuja los precios al alza.Galbraith contra Friedman | Edición impresa | EL PAÍS 30/01/13 08:10 La revuelta conservadora Para el economista americano. La línea de acción qué dicho banco debería seguir. la Shell y demás empresas gigantes disponen normalmente de amplios fondos en efectivo procedentes de sus propios ingresos. http://elpais. incluidos los simpatizantes con su orientación política general. los sindicatos. el monopolio de países productores de petróleo y las políticas agrarias y aduanera que operan sobre los precios en la misma dirección. los pequeños constructores. Friedman ha utilizado la metodología de exponer en primer lugar las tesis de Galbraith y luego acudir a la realidad. la política monetarista. que buscan sin éxito nuevo empleo.muy anterior al de Galbraith. en su opinión. o que nunca logran obtener uno. por tanto. los nuevos conservadores vuelven su mirada hacia el banco central. Para Galbrairh. y frente a las presiones de las grandes y poderosas empresas. para los revolucionarios conservadores. por tanto.html Página 2 de 3 . con una reducción consigtuiente en los impuestos. se sugieren dos líneas diferentes de acción. En cuanto al segundo gran arma esgrimida por la revuelta conservadora. con ejemplos para corroborarlas. existe una revuelta conservadora cuyo tema básico es la idea de que los grupos más ricos y valiosos de la sociedad están siendo terriblemente vapuleados por los grupos más pobres. Falta de convicción Friedman comienza su artículo. tarde o temprano algunos habrán de reconocer que una pequeña renta procedente de la seguridad "al contribuye enormemente a aumentar la libertact de la madre sin medios o de los indigentes en general. El economista realiza otra predicción: "Se irá viendo con creciente claridad que la política monetaria restrictiva funciona bien desde el punto de vista de los más afortunados. para los hombres y mujeres que resultan despedidos. acumulación de existencias y desempleo suficientes para que constituyan en sí un freno a la tendencia alcista de los precios y salarios. "la defensa decidida y positiva de las gentes acomodadas. "un sentido elemental de la justicia social exige hoy". expuesta en el libro La sociedad opulenta. Este artículo es demoledor para con Galbraith. a pesar de ser cierto que los impuestos reducen inevitablemente la libertad individual de gastar dinero. La guerra a la pobreza. y no se verán. han intentado documentár esas afirmaciones".com/diario/1982/08/22/economia/398815204_850215. esta es sin duda una implicación de extrema impor tancia. "ha sido un excelente negocio para'los miUares de funcionarios que han hecho carrera gracias a ella y para tantos intelectuales y profesores como han podido escribir un estudio tras otro sobre el tema. concluye el economista. especialmente en la medida que logre detener la inflación. El impacto inicial de los eleva dos tipos de interés o de la denegaión de préstamos por parte de los bancos recaerá sobre las pequeñas empresas. consiste en propiciar una reducción de la demanda global. comerciantes y granjeros. por tanto tiempo maltratadas y vilipendiadas". la segunda propone una simplificación de la gestión y control del sistema económico. Con el objeto de estimular la revuelta. todos los cuales dependen de los préstamos bancarios para su su pervivencia. La primera consiste en una drástica réducción de la actividad reguladora estatal y de lo a servicios públicos. La General Motors. preguntándose cómo éste puede "conciliar su sincera convicción de la validez de cuanto afirma con la imposibilidad en que se han visto cuantos estudiosos.

lo entendemos mejor si vemos en él al misionero en busca de conversos. Sobre las teorías galbraithianas del poder compensador (la aparición de una concentración de poder estímula siempre la de otra capaz de contrarrestarla). "Me parece que la idea de Galbraith es en sustancia la misma. y cree que si las masas llegan a asimilar un número suficiente de obras suyas. De ahí la tendencia de los reformadores de toda laya a sér enemigos del mercado libre". http://elpais. © EDICIONES EL PAÍS. porque hace que el pueblo pueda tener lo que quiere y no lo que los reformadores le den. contaríamos con una alternativa al gobierno de los espíritus superiores que lo haría difícil o imposible. enfrentándola a las concepciones intervencionistas de Galbraith: "Si nos guiásemos por un mercado libre.com/diario/1982/08/22/economia/398815204_850215. Un visionario Para Friedman.ponen como objeción básica a la libertad de mercado que no les deja llevar a cabo sus reformas. Estos radicales creían en una aristocracia de la que se sabían miembros y de la que entendían que tenía obligaciones para con las masas y que era el único grupo de la comunidad que podría servir desinteresadamente a esas masas.L. No preconiza ningún tipo de imposición a las masas de los valores que defiende. si fuese el mercado quien realmente gobernase en respuesta a unas necesidades válidas del consumidor. Friedman hace una apología de la libertad del mercado. Sabe que estos valores son superiores. Por último. las grandes empresas y los grandes sindicatos tienen intereses comunes frente al consumidor. Friedman explica que es erróneo suponer que esas grandes concentraciones militan siempre en bandos diferentes. S. Así. y lo hace basándose en otros autores que no han encontrado pruebas de ello.html Página 3 de 3 .Galbraith contra Friedman | Edición impresa | EL PAÍS 30/01/13 08:10 Según Friedman. a Galbraith. Muchos reformadores -en esto Galbraith no está solo. El Nobel deshace también las tesis de que la economía está domínada por gigantescas concentraciones de empresas cuyo control se encuentra en manos de la clase técnicogerencial (la tecnoestructura). acabarán por compartir sus opiniones y pedirles a él y a sus colegas intelectuales que les guíen". la tesis de la opulencia de lo privado y la escualidez de lo público es al revés: "Es más acertado hablar de opulencia pública y penuria privada". Galbraith me ha parecido siempre una versión moderna de los radicales tories de principios del siglo XIX". en vez de considerarlo un científico en busca de explicaciones.