La revolución sexual masculina que nunca llegó

Por: Silvia C. Carpallo | 22 de enero de 2014 Reivindicamos la libertad en la sexualidad femenina. Continuamente. Hablamos de la necesidad de entender que una mujer uede ele!ir c"mo vivir su vida# $ sobre todo# c"mo vivir su sexualidad. Pero# ¿por qué no hablamos de la libertad de los hombres a la %ora de ele!ir c"mo !o&ar de su sexo'
(oto!raf)a v)a C** +,xico -Cortes)a ./C0.

1ltimamente# a los %ombres m2s que dejarles ele!ir# no se les deja de exi!ir. 3es edimos que sean sensibles# com rensivos $ res etuosos# ero que no dejen de ser viriles# fuertes $ rotectores. 3es edimos que se ocu en de nuestro lacer# de nuestros or!asmos# $ adem2s# que ten!an los su$os cuando m2s nos conven!an. 3es edimos que se adentren en nuestras curvas femeninas# ara que nos a$uden a descubrir nuevas formas de lacer# ero nos %emos olvidado de a$udarles a descurbir sus nuevas formas de %acer. La culpa es de todos, pero también suya. Porque ellos tam oco %an %ec%o muc%o or buscar ese cambio. Los hombres no han liberado su sexualidad# si!ue encerrada en los barrotes que su one la obsesión por el pene# en todos los sentidos. 4ui&2s el roblema est2 en que al!unos a5n no saben lo que se est2n erdiendo. Pero mientras ellos no se abran a nuevas ex eriencias# nosotras no tendremos com a6eros con los que adentrarnos a ex lorar 7al!o m2s7. *o odremos salir del coitocentrismo# $ de las frustraciones que su one# si no lo %acemos juntos. Pero# 8qu, es lo que quieren los %ombres cuando %ablamos de sexo' ., que en muc%as cabe&as resonar2 aquello de 7meterla7. 9ale# s)# ero mi re!unta es: 8es solo eso lo que quieren todos' .i $a nos %abl" en este es acio Rub,n :arc)a de las llamadas ;nuevas masculinidades;# $ de c"mo actualmente ellos buscan al!o m2s de ex eriencias vitales tan im ortantes como la aternidad# ¿qué hay de aquellos que también buscan algo m s en su experiencia sexual!
;3os embajadores lacedemonios;. <lustraci"n de =udre$ >earsdsle$ ara el libro 3is)strata# como reflejo de la ;obsesi"n or el falo;.

?eleitarse con una sesión de caricias# de besos# de alabras ro%ibidas. =treverse a ju!ar# a incluir los ju!uetes dentro de sus rutinas# a ex lorar sus untos sensibles o incluso a intercambiar roles con su pareja. @n definitiva# dejar or un momento de lado la obsesi"n or el falo. 4uitarse de encima las resiones or el tama6o# los tiem os# los n5meros# $ descubrir el goce por el goce, sin m2s. <ncluso en el lacer con ellos mismos. .i %acemos continuamente cam a6a a favor de la masturbaci"n femenina# de la im ortancia de dejarnos llevar or nuestras fantas)as $ de darle ambiente al momento# oco decimos del onanismo masculino. 4ue or norma# salvo exce ciones# suele ser r2 ido $ directo# $ que# evidentemente# acaba siendo un reflejo de lo que uede ser lue!o la relaci"n sexual con otra ersona. 3a industria %a tomado nota# $ %a em e&ado# oco a oco# a ro oner nuevos jue!os a los %ombres a la %ora de ec%arle ima!inaci"n a sus ratos solitarios de lacer.Aa %emos %ablado varias veces de la marca B@*:= $ de sus ro uestas ara innovar en la masturbaci"n masculina. .i no odemos cambiar la base# al menos que variemos un oco las formas. ?esde c2 sulas de onanismo ara usar en la intimidad# a los famosos %uevos que ueden dar muc%o jue!o tambi,n en areja# asando or esculturas de silicona que ueden asar or un com lemento en la decoraci"n del %o!ar. *o se trata de convertir a los %ombres en mujeres. .i las mujeres intentamos liberarnos imitando la sexualidad masculina# $ nos dimos cuenta de que ese no era el camino# la cuesti"n no es re etir los errores del asado. .e trata de tener la capacidad de elegir, de ampliar opciones. 3a sociedad %a cambiado# $ los roles $a no son los que eran. 3a v)a asa or aceptar que un hombre sea como quiere ser, en

. A demos !racias or ello. i!ual de bien que si decide que quiere ex lorar su cuer o $ creer en el amor rom2ntico. 4ue en la diversidad est2 el !usto# $ que %a$ una areja ara cada ti o de %ombre# orque no todos somos i!uales. 4ue si quiere ser eminentemente !enital# $ disfrutar s"lo del sexo ocasional# est. 4ue todos son i!ual de %ombres# elijan las formas que decidan# $ que nadie es qui.todos los aspectos de su vida.n ara ju&!ar lo contrario.