Enzo Diolaiti Universidad de Buenos Aires enzodiolaiti@fibertel.com.

ar

XXII Simposio Nacional de Estudios Clásicos Pensarse a sí mismo: reflexividad filosófico-poética en Adelphoe

San Miguel de Tucumán, Argentina, 18, 19, 20 y 21 de septiembre de 2012

ni de déduire du caractère inversif des 1 La presente ponencia se enmarca dentro del proyecto de investigación UBACyT 2011-2014: “Recorrido generativo de dos comedias de Terencio: de la traducción filológica al texto espectacular y puesta en escena”. 5 Según consta en las didascalias conservadas. es decir. como bien puntualiza Deremetz (1995 : 179). algunas cuestiones terminológicas. through the deictic made to it by and other references made to it by the speakers who are its inhabitants” (Elam. stylistic or philosophical aspects” (Elam. según Elam (2002: 142). the metalinguistic function often has the effect of foregrounding language as object or event by bringing it explicitly to the audience’s attention in its pragmatic. Marcela Alejandra Suárez. ni siquiera la literatura en un sentido más amplio. Ahora bien. por otra parte. Adelphoe fue representada en los Ludi Funebres en honor a Emilio Paulo.Introducción1 El lenguaje dramático porta determinadas particularidades en virtud de su estructura dialogal y su naturaleza performativa. Desde nuestra perspectiva. Tampoco el concepto de reflexividad equivale al de autoconsciencia poética. en cierta medida. reflexividad designa. 2 . In the drama. En primer lugar. structural. se destaca su propiedad reflexiva en la medida en que puede construir como objeto de referencia dentro de su universo discursivo la propia materialidad lingüística: “The world of the drama is set up reflexively. que llame la atención el hecho de que nos refiramos a un discurso filosófico –o que así lo denominemos– cuando este se enmarca dentro de una comedia. Dada la complejidad teórica del tema. la reflexión –en sus dos valencias denotativas. El subrayado es nuestro. lo interesante de este gesto estético reside en que dicha reflexividad tiene la capacidad de realzar los distintos aspectos del lenguaje que le son inherentes. precisamente. a estudiar en qué medida la comedia terenciana. en este caso. De entre ellas. por reflexividad no entendemos metateatralidad.5 en que se desarrollaban las representaciones teatrales en el mundo antiguo. Sin embargo. es un lenguaje estetizado en su dimensión filosófica. 4 El fenómeno de reflexividad lingüística.2 Lo que se advierte en Adelphoe. mental y física– que muestra un lenguaje respecto de sí mismo y. como instancia necesaria. tiene como referente el teatro. lo presupone. no apuntamos. “il ne convient pas d’assimiler le ludisme au pur amusement. en este trabajo. 2002: 137).4 Es posible. respecto de otro. 2 “The range of object-languages. sobre todo si tenemos en cuenta el contexto de los Ludi. or linguistic levels […] is potentially limitless. aunque más no sea sucintamente. contribuye a delimitar el proceso de “characterto-character or actor-to-audience communication”. nos parece necesario precisar.3 si bien. 2002: 142). 3 Katharina Volk (2002: 9) utiliza el sintagma self-conscious poem para designar un texto poético que se revela a sí mismo consciente de ser poético. desde nuestro punto de vista. dirigido por la Dra.

todo binomio aparee formulado en términos antitéticos. de modo que no es esa la especificidad de Adelphoe (cf. el monólogo de Mición. la antinomia urbs-rus. A tal punto la situación es percibida como una carencia que el hermano poseedor le cede en adopción a uno de sus hijos a su hermano carente. De esta forma. quod fortunatum isti putant. es decir.jeux par rapport au « spectacle civique » l’idée de leur insignifiance politique et de leur manque de sérieux”. Démeas. cuyas consecuencias resonarán a lo largo de toda la comedia. resuenan ecos de la realidad6 de la Roma republicana. ego hanc clementem vitam urbanam atque otium secutu’ sum et. el espacio de la clementia y el otium). mientras que Mición. carece de esos dos atributos. ille contra haec omnia: ruri agere uitam. semper parce ac duriter se habere. se diseminan otros sentidos. en el corpus terenciano. 1994: 187-188). en términos abstractos. pretendemos analizar diversos pasajes de Adelphoe –los monólogos de Mición y Démeas. nati filii duo. sino como poíesis: esta tiene entidad en tanto es creada por un discurso que la designa. en la medida en que Mición se reconoce como habitante de la ciudad (es decir. 7 Roland Barthes (2004: 21) define la figura de la antítesis como “la división de los contrarios y en esta división su irreductibilidad misma”. radicado en el campo y fiel a la tradición de los mores maiorum. En esta ocasión. gracias al devenir moroso de la comedia. numquam habui. mientras que Démeas optó por una vida en el campo signada por lo parcum y lo durum. uxorem duxit. uxorem. por último. y sus discusiones dialógicas– donde emerge. 6 No concebimos la realidad como una configuración predeterminada. El agón-filosófico Desde el momento inaugural de la fabula. 3 . a su vez. define al sujeto que de uno y otro se encuentra sujeto. Apuntemos que. surgen varias cuestiones: en primer lugar. mediante el par opositivo posesión/carencia. (42-47) De aquí. cada espacio extra-escénico al que se alude. A partir de esta consolidación de espacios-mutuamente-excluidos. el polyptoton que se da en los versos 44 y 46 del verbo habere refuerza la oposición aludida. donde. respectivamente. En esta línea. de un dispositivo retórico-persuasivo. igualmente antinómicos que podríamos formular. a través los deícticos implícitos “aquí”/”allí”. se casó y tuvo dos hijos. se instaura la antítesis7 entre los dos senes. Duckworth. un discurso cuyo objeto de referencia es el lenguaje en su dimensión filosófica ubicado en primer plano. En términos concretos. revestido. inde ego hunc maiorem adoptavi mihi. consagrado al ocio de la ciudad.

entre otras cosas. los conceptos. saber: a) en el plano discursivo. la vida en la ciudad por contraposición al campo. 2002: 62). incluso que ejerce poder sobre su hijo. el padre en apariencia indulgente9 precisa su concepción filosófica (pero también social o ideológica) acerca del vínculo padre-hijo: hoc patriumst. que se trata de una formación discursiva” (Foucault. A lo largo de este trabajo. en educar al hijo para que obre bien (recte) pero de acuerdo con su propia spons y no por metus. el verbo adoptare. Con todo. en virtud de lo que implica. lectura con la cual no coincidimos. volveremos más adelante. si bien la autora focaliza en la consistencia de la construcción de los personajes. de más de cincuenta versos. en lugar de constituirse a partir de textos y/o autores de distintas épocas. se dirá. En estos tres versos. correlaciones. termina de completar el campo semántico al que hacemos referencia. (Cf. 8 4 . al tiempo que hilvanan una serie discursiva correspondiente a los parlamentos de los ancianos que. mediante distintos recursos retóricos que producen como efecto de sentido la oposición irreconciliable de la postura de los dos senes. siguiendo los aportes de Michel Foucault (2002). para el imaginario social romano. Mición se identifica claramente con el primero. a través de las reflexiones de Mición y Démeas respecto del vínculo padre-hijo. b) en el plano cultural. sobre todo en la de Mición e insiste en la virtuosidad de este.8 la cual. sino de los roles de pater y dominus. las elecciones temáticas. c) en el plano filosófico. se pudiera definir cierta regularidad (un orden. pero no en función de las máscaras teatrales de los dos senes. Bustos. Desde nuestro punto de vista. los tipos de enunciación. por convención. proponemos considerar como una formación discursiva. detrás de estos tipos sociales. (74-76) Desde la perspectiva de Mición. en tanto y en cuanto esta figura actúa en distintos niveles de recursividad. la construcción antitética de los adelphoe senes funciona como principio constructivo de la obra. en el caso de que entre los objetos. mientras le deja a su hermano la correspondencia con el “En el caso de que se pudiera describir. veremos de qué modo estos tres niveles interactúan entre sí. semejante sistema de dispersión. como se podrá apreciar en el devenir de este trabajo). 9 La crítica se ha ocupado profusamente en lo que hace a los modelos educativos que cada padre anciano representa y la polémica en torno a la indulgencia de Mición y la severidad de Démeas no ha cesado. entre cierto número de enunciados. posiciones en funcionamientos. dicha indulgencia bien pude considerarse como aparente. 2009. la antítesis vuelve a formularse.Así. pero esto no será analizado aquí. potiu’ consuefacere filium sua sponte recte facere quam alieno metu: hoc pater ac dominus interest. la tarea del padre consiste. En segundo lugar. transformaciones). como contrapartida. Antes de concluir con su extenso monólogo. Sobre esto. pero también como compensación de habere. tiene lugar en la inmanencia de la comedia terenciana en cuestión.

este también redefine su condición subjetiva de filius para pasar a ser un servus. al equipararlo con el dominus.: De Amicitia de Cicerón). aunque más no sea teóricamente. que en términos deícticos es lo cercano a y lo propio del sujeto enunciador. en el plano cultural-ideológico. las ideas fluyen. donde cualquier sujeto puede escucharlas. desde nuestra perspectiva. aparece reforzada por un nuevo polyptoton patrium-pater al comienzo de los versos pares. el nodo de la crítica no se halla en el dictum. el título Adelphoe bien puede estar connotando los dos niveles generacionales de parentesco.10 La habilidad retórica de Terencio logra. 2007: 43). se encuentran agónicamente en la calle. cobra relevancia el espacio en que se desarrolla la comedia romana. Este gesto tiene un correlato directo evidente pero implícito por cuanto. Entendemos este pasaje como una proyección de la plataforma forense 10 No nos ocuparemos aquí de la compleja y polémica relación de poder pater-filius (cf. No obstante. Con todo. Deremetz (1995: 191) sostiene que el espacio teatral es a la vez una puesta en abismo (la escenografía de una ciudad dentro de una ciudad) y al mismo tiempo metáfora de esa ciudad real. recién tiene lugar en el acto IV. por cuanto el conflicto tiene que ver con el agón entre los senes. ninguno de los discursos logra imponerse respecto del otro. cuyo objeto referencial es. de allí que podamos reconocer en él el principio –en el doble sentido de fundamento y punto de partida lógico temporal. 5 . Mición no arma un par antitético pater/non pater. es destacable la distribución de las palabras en el verso: la anáfora de hoc. sino también a la sociedad romana como cuerpo-colectivo que forma parte del convivio teatral. En el plano retórico. así. vigencia y cercanía con esos espectadores ubicados en un espacio intermedio. Sin convivio –reunión de dos o más hombres. La acción. acompaña (o se deja llevar por) las reflexiones filosóficas de los adelphoe senes. sino que llena de una especificidad bien marcada el polo negativo non pater.segundo. se da el primer encuentro agónico ente los dos hermanos12 ancianos. aplazado en la obra. Bien por el contrario. Esto.11 Como resulta claro. tácitamente. 12 A diferencia de lo que sostienen algunos estudiosos. es preciso remarcar el lugar que ocupan estas palabras de Mición en Adelphoe: su posición inaugural puede dar a entender cierta preminencia de su discurso filosófico por sobre el de Démeas –su monólogo. como veremos. consideramos que este trabajo bien puede ser útil para enmarcar. por cierto–. precisamente. encuentro de presencias en una encrucijada espacio-temporal cotidiana– no hay teatro. redunda en implicancias sociales bien marcadas en la Roma del período republicano. el vínculo con los adulescentes. allanar el camino para una futura investigación. Por otra parte. sino en lo que. gesto que dota a las reflexiones sobre la paternidad de verosimilitud. A nuestro modo de ver. por su parte. también nota 8) –la cual. condensar en tres versos una dura crítica ya no sólo a Démeas. se desarrolla en la calle. en un espacio público –al igual que los diálogos platónicos. desde allí. el espectador de halla en ese intersticio entre un espacio y el otro y. 11 “La base de la teatralidad debe buscarse en las estructuras conviviales.gr. se advierte a través de una cuidada isotopía semántica construida en distintos pasajes de la comedia. así. Ahora bien. la cuestión y. de modo que el discurso filosófico no se pronuncia en el seno de un círculo de intelectuales (v. se da a entender. a nivel textual.” (Dubatti. esta primera “sensación” se ve invertida hacia el final de la obra cuando. y desde un punto de vista topológico. al mismo tiempo que el padre deja de funcionar como tal por imponer su spons a la de su hijo. En la segunda escena de este primer acto. como se sabe. En este orden de cosas. los senes y los adulescentes.

En este sentido. Así pues. Se produce. is meus est factu’: siquid peccat. ubi non erit fortasse excludetur foras. amat: dabitur a me argentum dum erit commodum. respectivamente. estando solo en la escena. de esta forma. Sin embargo. 6 . Notemos cómo reaparece en el verso 114 la cuestión de la posesión/carencia de un hijo y cómo la refutación se sostiene sobre la base de la adopción que implica la transición de lo ajeno a lo propio expresada mediante los pronombres encierran el verso: toum-mihi. Démeas no tiene lugar. las predicaciones se formulan respecto de sujetos en primera o tercera persona. la aliteración del fonema /m/ a lo largo de los versos 114-118 (sobre todo en este último) no hace otra cosa que poner en relieve el ego enunciador. confiesa: “nec nil neque omnia haec sunt quae dicit” (141). bien podríamos inclinarnos a pensar que Mición ha logrado consolidar una posición de poder discursivo. Mición vuelve a sobresalir con una bella metáfora sobre la vida y el libre albedrío: ita vitast hominum. hemos analizado la particularidad del prologus terenciano como oratio forense. 13 por cuanto las intervenciones de Mición constituyen breves refutationes de los argumentos de su hermano. negando el espacio discursivo y subjetivo del interlocutor. En esa ecuación. (114-121) En efecto. cuyos referentes son Mición y Ésquino. opsonat potat. Demea. en virtud de sus peculiaridades retórico-performativas. Hasta este punto. una fisura textual en el propio discurso del anciano que no sólo habilitará la posterior equiparación y recomposición retórica de Démeas. Así le contesta: tuom filium dedisti adoptandum mihi.configurada en el prologus. mihi peccat: ego illi maxumam partem fero. quasi quom ludas tesseris: 13 En otra ocasión. dada la eficacia persuasiva de su oratio. la segunda persona queda absolutamente ausente. discidit vestem : resarcietur. fores effregit: restituentur. sino también la irreconciliable dialéctica entre uno y otro personaje. lo que este personaje intenta hacer es socavar el discurso de su adversario mostrando su inconducencia. que ostensiblemente intenta borrar las marcas del tu. ya hacia el final del acto IV. En el resto del parlamento. olet unguenta: de meo. En un segundo encuentro. todos los errores que el adulescens cometa o pueda llegar a cometer serán objeto de preocupación de su padre adoptivo.

que transmite el caos de la expresión (Lausberg. en el verso 866. con el desasosiego de sentir la injusticia de la inequidad que. ego desertus sum. Jocosamente. (872-874) La consecuencia de este viaje introspectivo impacta en el último enfrentamiento discursivo de los dos senes. mediante una apología del libre albedrío. que se vuelve patente en su monólogo más extenso casi al concluir la comedia: ill’ suam semper egit vitam in otio. pero desde la óptica del otro. clemens. apud illum sunt ambo. por extensión.si illud quod maxume opus est iactu non cadit. (739-741) Una poética expresión metafórica que no solo deja oír los ecos del atomismo epicúreo –y la novedad introducida en relación con la filosofía determinista de Demócrito: el concepto de desviación (clinamen) en el movimiento de los átomos– sino que también. illud quod cecidit forte. placidu’. El contraste resulta. nulli laedere os. esta configuración retórico-dramática adopta la forma de estructuras sintácticamente simétricas (isocola) que intensifican la desazón del senex durus al punto de la más patética (en el sentido etimológico del término) victimización del anciano: illum amant. esta tensión discursiva (filosófica) empuja al personaje de Démeas hacia un punto de máxima angustia. pues. flagrante: reflexión acerca de la vida y la libertad del sujeto versus preocupación cotidiana respecto de lo material.14 Unos versos después. in conviviis. ego ille agresti’ saevo’ tristi’ parcu’ truculentus tenax. 14 7 . id arte ut corrigas. amant. sibi sumptum fecit: omnes bene dicunt. la desesperación del personaje. Esta condensación retórica. se materializa en una enumeratio combinada con variatio sintáctica y zeugma en los versos 863-865. 1999: §670) y. en que. los atributos que Démeas se atribuye a sí mismo. al elevado registro filosófico de su hermano este responde: “Corrector! nempe tua arte uiginti minae / pro psaltria periere” (742-743). me fugitant. meam autem mortem exspectant scilicet. (863-866) Así este percibe su propia vida y la de su hermano. mediante una reductio ad absurdum. Ahora bien. illi credunt consilia omnia. sibi vixit. arridere omnibus. illum diligunt. se encuentra fuertemente contrastada con una congeries que horizontalmente amplifica. refuta las acusaciones de Démeas. illum ut uiuat optant. a su vez. Démeas lleva al extremo los Este es un buen ejemplo de cómo la reflexividad filosófico-poética implica tanto la consciencia del propio lenguaje como la del otro.

sino también se encuentran expuestos a su propia materialidad lingüística. Micio. bonus est. todo intento de conciliación de una oposición implica semántica y formalmente traspasar.15 por cuanto Démeas consigue que Mición le ceda al esclavo Hegión una parcela de tierra. le reflexividad se hace manifiesta en la medida que los discursos de los ancianos no sólo responden uno al del otro. Por otra parte. 16 quod nimium ad rem in senecta attenti sumus'. postremo nunc meum illud uerbum facio. la acción se Es cuestión debatida por la crítica terenciana en qué medida la obra de este poeta es cómica o sobria. Agelli est hic sub urbe paulum quod locitas foras: huic demus qui fruatur. 1995 : 178). 17 En efecto. Sobre esto nos ocuparemos en otra oportunidad. también nota 14. Pero esta transgresión no es sino ficticia. que en algunas ocasiones ficcionaliza –recrea– el espacio forense configurado en el prologus. Mi pater! (949-956) De este modo. Cf. Mediante esta operación. MI. “c’est l’ouvre que crée (poièsis) son monde propre de référence interne par un acte de mimèsis productrice de sens” (Deremetz. huelga decir. mediante una particular estetización del lenguaje operada por Terencio. en verdad. conexión alguna. transgredir los polos antiéticos que la forman. hanc maculam nos decet ecfugere: et dictumst uere et re eapse fieri oportet.17 Así. a causa del debilitamiento discursivo ejercido por su hermano. AE. quod tu. tamen faciundumst: pro patre huic est. ambas personae instauran dentro de la construcción semiótica de esta comedia –donde. / communia esse amicorum inter se omnia” (803-804). recte datur. Hacia una conclusión A medida que fue avanzando el análisis. esperamos haber dejado plasmado el hecho de que las posturas filosóficas de los senes aparecen revestidas. Como bien señala Roland Barthes (2004). para hacer evidente que entre estos y la realidad a la que hacen referencia no hay. Si multumst. al compartir un mismo universo de referencia. los principios filosófico-morales enunciados y sostenidos por Mición a lo largo de toda la obra se corroen y este pierde ese lugar empático y persuasivo preservado hasta el momento.argumentos de su hermano. Paulum id autemst? DE. Quid facere? DE. por un dispositivo retórico. 16 Notemos cómo Démeas recurre aquí al mismo refrán-argumento utilizado por Mición en la escena III del acto V: “Nam uetu’ uerbum hoc quidemst. noster est. asistimos al fingimiento de la disolución de la antítesis. porque es justo que se le sea entregada (recte datur) en virtud de lo buena persona que es: MI. El pasaje que sigue constituye uno de los momentos más divertidos de la comedia. 15 8 . bene et sapienter dixti dudum: `uitium commune omniumst. tanto en los monólogos como en los encuentro agónicos.

por extremos. Foucault. TERENTI AFRI. Buenos Aires: Atuel. A study in popular entertainment. Michel. Dubatti. Deremetz. Bustos. La arqueología del saber. “Los hermanos de Terencio: un conflicto de caracteres”. Poétiques de la Réflexivité à Rome. 2007. 2002. 1995. George E. Fuente P. advertimos que la tensión dialéctica constitutiva del agón-filosófico no solo no encuentra instancia de conciliación armónica. Filosofía del teatro I. los adjetivos que delimitan el alcance de la noción: micro-inmanente. The Semiotics of Theatre and Drama. S/Z. estos tres elementos construyen el engranaje que pone en funcionamiento la comedia. “los conflictos latentes”. perecen. Arras: Presses Universitaires de Septentrion. SKUTSCH. En nuestro caso. como propone Foucault (2002: 62). Bibliografía Barthes. En Le miroir des muses. Circe 13 (2009): 65-73. un personaje es esencialmente “un paradigme de prédicats. Convivio. 2002. “Le comique comme paradigme de la réfléxivité”. Oklahoma: University of Oklahoma Press. LINDSAY. RECOGNOVERUNT BREVIQUE ADNOTATIONE CRITICA INSTRUXERUNT R. Buenos Aires: Siglo XXI. que estamos reformulando y adaptando el concepto acuñado por Foucault a la especificidad de la comedia Adelphoe. la reflexividad filosófico-poética funciona como condición de posibilidad de la antítesis que se despliega en esa formación discursiva de la que Mición y Démeas son parte –más aún. New York: Routledge.18 Siguiendo esta línea de pensamiento. aunque parezca paradójico. de ahí. Roland. María Natalia. Al final de Adelphoe. The Nature of Roman Comedy. cada personaje posee una competencia actancial prefijada que pauta el devenir de este en la fabula. sino que extiende. Alain. en este punto. 1958. experiencia y subjetividad. 1994.ve claramente relegada a un segundo plano– una micro e inmanente formación discursiva cuyo rasgo más sobresaliente. KAUER ET W. la sospecha de que ambos modelos filosóficos. 9 . Elam. Duckworth. Buenos Aires: Siglo XXI. E TYPOGRAPHEO CLARENDONIANO. subrepticiamente. 18 Es preciso aclarar. En palabras de Deremetz (1995: 191). COMOEDIAE. une potentialité de paroles et d’actes conformes à son être socio-théâtral”. 2004. OXONII. Keir. SUPPLEMENTA APPARATUS CURAVIT O. Jorge. 175-238. consiste en exhibir las divergencias entre los enunciados que la conforman.

Manual de Retórica Literaria.Lausberg. 10 . 2002. Heinrich. Oxford: Oxford University Press. Volk. “Tell me. Muse: Characteristics of the Self-Conscious Poem”. 6-24. Fundamentos de una ciencia de la literatura. Madrid: Gredos. En The Poetics of Latin Didactic. 1999. Katharina.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful