You are on page 1of 6

“Yo nunca te abandono”. Por Iván Muvdi.

Lectura del primer libro de Samuel (4,1-11): En aquellos días, se reunieron los filisteos para atacar a Israel. Los israelitas salieron a enfrentarse con ellos y acamparon junto a Piedrayuda, mientras que los filisteos acampaban en El Cerco. Los filisteos formaron en orden de batalla frente a Israel. Entablada la lucha, Israel fue derrotado por los filisteos; de sus filas murieron en el campo unos cuatro mil hombres. La tropa volvió al campamento, y los ancianos de Israel deliberaron: « ¿Por qué el Señor nos ha hecho sufrir hoy una derrota a manos de los filisteos? Vamos a Siló, a traer el arca de la alianza del Señor, para que esté entre nosotros y nos salve del poder enemigo.» Mandaron gente a Siló, por el arca de la alianza del Señor de los ejércitos, entronizado sobre querubines. Los dos hijos de Elí, Jofní y Fineés, fueron con el arca de la alianza de Dios. Cuando el arca de la alianza del Señor llegó al campamento, todo Israel lanzó a pleno pulmón el alarido de guerra, y la tierra retembló. Al oír los filisteos el estruendo del alarido, se preguntaron: « ¿Qué significa ese alarido que retumba en el campamento hebreo?»

irrisión y burla de los que nos rodean. y nuestro adversario nos saquea. muertos de miedo. ¡Sed hombres. y los dos hijos de Elí. Redímenos. Señor. Salmo Responsorial. Jofní y Fineés. los dioses que hirieron a Egipto con toda clase de calamidades y epidemias? ¡Valor. que huyeron a la desbandada. Nos haces el escarnio de nuestros vecinos. y ya no sales. R/. murieron. Señor. como lo han sido ellos de nosotros. decían: « ¡Ha llegado su Dios al campamento! ¡Ay de nosotros! Es la primera vez que nos pasa esto. Fue una derrota tremenda: cayeron treinta mil de la infantería israelita. por tu misericordia. El arca de Dios fue capturada. y al ataque!» Los filisteos se lanzaron a la lucha y derrotaron a los israelitas.Entonces se enteraron de que el arca del Señor había llegado al campamento y. filisteos! Sed hombres. Ahora nos rechazas y nos avergüenzas. Palabra de Dios. R/. . ¡Ay de nosotros! ¿Quién nos librará de la mano de esos dioses poderosos. con nuestras tropas: nos haces retroceder ante el enemigo. y no seréis esclavos de los hebreos.

puedes limpiarme. extendió la mano y lo tocó. de modo que Jesús ya no podía entrar abiertamente en ningún pueblo. R/. Palabra del Señor. Señor. encargándole severamente: «No se lo digas a nadie.» Pero. suplicándole de rodillas: «Si quieres. y quedó limpio. Lectura del santo evangelio según san Marcos (1. ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que mandó Moisés. empezó a divulgar el hecho con grandes ponderaciones. se acercó a Jesús un leproso.» Sintiendo lástima. se quedaba fuera. diciendo: «Quiero: queda limpio. para que conste. ¿Por qué nos escondes tu rostro y olvidas nuestra desgracia y opresión? R/.nos has hecho el refrán de los gentiles.» La lepra se le quitó inmediatamente. Reflexión: . cuando se fue. no nos rechaces más. en descampado. Él lo despidió. ¿por qué duermes? Levántate. y aun así acudían a él de todas partes. nos hacen muecas las naciones.40-45): En aquel tiempo. Despierta. pero.

no en vez de nosotros. bendecido por Dios. Cada día de nuestra existencia trae consigo un reto que exige de nuestra parte nuestra fe. si no existe la posibilidad de ser infieles? Es en el esfuerzo de una decisión libre y voluntaria que elige el bien. Es el esfuerzo humano. éste dice: “Bendito seas. elige hacer el bien”. fruto de la tierra y del trabajo del hombre. Dios no nos reemplaza. que en la oración secreta que hace el sacerdote en el momento de la presentación del pan y el vino. Es por ello. Dios. nuestra confianza. Rey del Universo. que recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos… El trigo del pan nos es dado por Dios. pero no llega hasta la mesa convertido en pan. nuestra fidelidad. Alguna vez escuché que: “santo es aquel que pudiendo hacer el mal. por este pan. lo que nos trae de regreso la salud del alma. el Señor nos enseña a pedir: “no nos dejes caer en la tentación”. no en cambio: “no exista la tentación en nuestro camino”. pero también nuestro esfuerzo y trabajo. Creo que esto es claro en el Padrenuestro. creo que quiere colocarnos de manifiesto que en nuestras batallas. si no interviene el esfuerzo y el trabajo del hombre. nuestro compromiso. ¿Cómo sabemos que somos fieles. . el día de hoy. Él lucha junto a nosotros. que elige a Dios como el Sumo Bien y la razón de ser de nuestra felicidad. que luego se consagrarán. Señor.Queridos hermanos: El primer libro de Samuel. nuestra entrega.

“SIEMPRE”. pues Él no falta a sus promesas: “aunque tu padre y tu madre te abandonen. de nuestra historia y no recurrir a Él sólo cuando sentimos que no podemos solos. Se toma a Dios como algo mágico y que de manera automática va a actuar complaciendo los caprichos de quienes se sienten en capacidad de manipularlo. hubieran marchado con ella desde el principio. El Arca estaba lejos. como en otros tiempos. debemos permitirle hacer parte. podemos deducir que. Dios nunca lo hace. El orante del salmo. 2.Como un segundo aspecto relevante a destacar en nuestra reflexión de hoy con base en esta primera lectura está en la siguiente frase: “Vayamos a Siló y busquemos el Arca del Señor”. Si la hubieran tenido presente. pero una vez todo empieza a salir mal. es decir. Si hemos seguido la línea de esta reflexión. Creo que es importante el hecho de que Dios debe estar siempre presente en nuestra vida. en el olvido. se acuerdan de Dios. . deja entrever en su aflicción que el Señor le ha abandonado. ni siquiera nos acordamos de Él. cuando estamos en problemas y mientras las cosas marchan bien. somos nosotros quienes nos alejamos. Yo deduzco dos cosas de esta acción: 1. yo nunca te abandonaré”. No podemos tratarlo como un bombero al cual recurrimos cuando tenemos la necesidad de apagar un incendio. es decir.

aquello que le pidamos lo hagamos con humildad y convenga a nuestra salvación. Jesús se acerca. y sin embargo. siempre y cuando. que estés limpio. Un Rabbí nunca se hubiera acercado y mucho menos tocado. le acoge. los leprosos tenían prohibido estar a menos de 50 metros de una persona sana. no un Dios lejano o ajeno a nuestros sufrimientos. que nadie te excluya”. un Dios con nosotros. Ese es nuestro Dios. al escucharla. Él nos toca y Él nos dice “quiero”. que seas feliz. lo tocó y le expreso el anhelo más profundo de su corazón: “quiero que estés sano. Que Dios los bendiga! Quedaos siempre con Dios! . le escucha. incluso se les obligaba a vivir fuera de las ciudades o aldeas principales y a portar una campana en el cuello para que todos. se apartaran.Creo que esto queda claro en el episodio del Evangelio.