You are on page 1of 32

Orientación y Acción Tutorial en los distintos Niveles Educativos

MÓDULO 4
LA FUNCIÓN DE ASESORAMIENTO

ISBN: 978-84-694-2512-1

MÓDULO 4 La función de asesoramiento

ÍNDICE MÓDULO 4. LA FUNCIÓN DE ASESORAMIENTO

1. FUNCIÓN ASESORA Y CONSEJO........................................................................... 2 1.1. Matizaciones terminológicas ................................................................................ 3 1.2. Finalidades del asesoramiento ............................................................................ 5 1.3. Factores condicionantes de la función asesora ................................................... 7 2. TEORÍAS Y MODELOS DE ASESORAMIENTO ...................................................... 9 2.1. Principios generales del asesoramiento ............................................................ 10 2.2. Modelos y técnicas de asesoramiento ............................................................... 11 3. ENFOQUE EDUCACIONAL-CONSTRUCTIVO ...................................................... 20 3.1. Principios generales del modelo ........................................................................ 20 3.2. Asesoramiento psicopedagógico al centro ....................................................... 22 3.3. Asesoramiento psicopedagógico al profesorado ............................................... 23 3.4. Asesoramiento y orientación a las familias ........................................................ 25 3.5. Consejo psicopedagógico al alumnado ............................................................. 28 3.6. Formación de los asesores ................................................................................ 29

1

MÓDULO 4 La función de asesoramiento

MÓDULO 4. LA FUNCIÓN DE ASESORAMIENTO 1. FUNCIÓN ASESORA Y CONSEJO
El asesoramiento es un modelo de actuación implicado en el proceso continuo y complejo del que deriva la orientación. Supone la intervención indirecta a nivel individual y grupal para favorecer la puesta en práctica y aplicación de programas orientadores. Por tanto, asesorar significa decir, ayudar, apoyar, colaborar, favorecer la puesta en práctica del proceso orientador. Se trata de una tarea complicada, requerida del orientador u orientadora para la aplicación de estrategias de actuación diversas según el aspecto en cuestión sobre el que asesorar, así como la persona objeto de la misma. En concreto estamos hablando del asesoramiento educacional-constructivo como servicio psicopedagógico para la individualización de la enseñanza. Hemos de indicar que se trata de un asesoramiento con tres tendencias claras, según Monereo y Solé (1996): 1. Es un medio que ofrece, desde la institución escolar, respuestas educativas susceptibles de adecuarse a las condiciones y características de sus destinatarios y destinatarias. 2. Se realiza en un contexto concreto, la institución educativa, por lo que se hace preciso disponer de conocimiento psicopedagógico específico. 3. Es un recurso que debe ser útil al centro para que éste pueda hacer frente a sus cometidos de forma coherente con las finalidades educativas socialmente acordadas. En el presente capítulo expondremos conceptos como consulta, función asesora o consejo, funciones propias tanto de los Departamentos de Orientación como de los EOEs. Habrá que tener en cuenta, como se dijo en el párrafo anterior, a los destinatarios/destinatarias a los que se dirige el asesoramiento, el modelo de intervención requerido dentro de la normativa vigente actual, además del papel asesor del orientador u orientadora (incluyendo campos de consulta, enfoques y estrategias). Comenzaremos con la presentación de una serie de matizaciones terminológicas que distinguen varios conceptos afines. Dicha diferenciación se hace obligatoria para comprender y situar adecuadamente la labor asesora que se va a estudiar en el bloque de contenidos que nos ocupa.

2

que el asesoramiento psicopedagógico procede del counseling. Otro aspecto que se deduce es que esta relación de ayuda implica la interacción y comunicación. De esta forma se despierta en éste la confianza de poder ser ayudado o ayudada para la resolución de sus problemas. trabajando para poner en libertad las aptitudes propias del individuo. competencia. repetiremos que la Orientación es un proceso que parte de la actividad educativa que se ofrece al alumnado y que intenta. Moreno y Torrero (1993): “actividad que facilita procesos para el desarrollo de escuelas y profesores. destreza y experiencia en el orientador/orientadora que en el orientado/orientada. a través del mismo. como ya hemos indicado anteriormente. Por tanto. planificándolas conjuntamente y promoviendo marcos de apoyo mutuo para su puesta en práctica y su evaluación”. La palabra Asesoramiento procede del latín “assidere”. También nos encontramos definiciones de asesoramiento relativas al acto de dar consejo. aunque con ciertas matizaciones. 3 . el contenido semántico (de significación) se mantiene en este caso. nos la dan García. por lo que se suelen utilizar ambas indistintamente. pues se da una relación de ayuda y de asistencia. en la búsqueda de soluciones. se supone que debe existir una mayor preparación. que concreta este tipo de relación.MÓDULO 4 La función de asesoramiento 1. colaborando en la definición de los problemas de la escuela. Revisando de nuevo nuestro punto de partida. para su incorporación a la vida activa en sociedad. De aquí se desprende que los participantes en la relación de ayuda se relacionan mutuamente. Matizaciones terminológicas Como hicimos en el primer bloque del manual. autoridad. También hemos de mencionar. constituyendo un modelo más dentro del término más amplio que supone la Orientación Psicopedagógica. diferenciándolos de otros afines como pueden ser Supervisión o Terapia.1. dar respuesta a sus necesidades y colaborar en la formación de individuos capaces de afrontar y tomar decisiones. atender a sus peculiaridades. El orientador u orientadora debe estar atento a todos los elementos puestos en juego en estos procesos de comunicación. que significa asistir. madurez. Así mismo. la persona que ofrece la ayuda pone a disposición del destinatario del asesoramiento su repertorio de técnicas y de información. verbal y no verbal. se hace obligatorio delimitar conceptualmente los términos Asesoramiento y Consejo. Según esto. Una definición de asesoramiento. favorecer su desarrollo íntegro.

su aplicación práctica. será desde la perspectiva de la intervención. El primero se define como ayuda que un profesional experto proporciona a otro agente educativo para la mejora de su intervención. se requiere de la figura del profesional especialista que elabore los programas. 4 . pues es una relación entre profesionales del mismo status). Aquí es el momento de ahondar en la Función asesora. con la posterior información de resultados al profesorado. derivada del propio concepto de asesoramiento y descontextualizada en la práctica educativa. A destacar aparecieron al principio de este epígrafe términos como Supervisión y Terapia. Si lo que pretendemos es distinguir el asesoramiento del consejo. Se requerirán estrategias específicas para atender su diversidad. facilitando a través del apoyo y la ayuda psicopedagógica. permitiendo el desempeño de la tarea docente y la consecución del fin último de la educación (desarrollo global del ser humano) a través de estrategias eficaces de actuación. cuestión ésta que no ocurre en el asesoramiento (el asesor/asesora y el asesorado/asesorada se colocan en el mismo nivel. al que se le asesorará sobre medidas concretas de atención educativa. Implica la profundización en la personalidad de un sujeto para ayudarle a superar conflictos que inciden en su desarrollo personal. pero a través de una relación jerárquica entre supervisor/supervisora y supervisado/supervisada. afines al de asesoramiento pero con matices diferenciadores. implicando una labor profesional desempeñada desde los Departamentos de Orientación o desde los EOEs. sin realizarse desde la práctica educativa. como atención individualizada ofrecida por el orientador u orientadora al alumnado con problemas de carácter personal o académico. Se ha de ofrecer la ayuda y el apoyo psicopedagógico precisos para facilitar el desarrollo de la acción educativa.MÓDULO 4 La función de asesoramiento El asesoramiento permite determinar el carácter especializado de la orientación ya que. Mientras que el segundo concepto forma parte de la orientación llevada a cabo con un individuo para favorecer su situación personal. siendo función obligatoria de todo docente. implicando el estudio individualizado del sujeto por parte del especialista en Psicopedagogía. ya que tiene un matiz clínico.

La meta principal del asesoramiento para algunos especialistas correspondería con la consecución de una salud mental positiva. Programaciones de aula). 2. como una reorientación de las respuestas típicas a las frustraciones o como la aparición de actitudes diferentes hacia otras personas o hacia el propio yo. en la mayoría de las ocasiones. 5 . Salud mental. etc. así como el apoyo psicopedagógico necesario en la organización y funcionamiento de los centros a través de sus documentos principales (Proyecto Educativo. De esta manera se facilita el desempeño de tareas. Es una intervención directa individual o grupal. Se parte de la colaboración entre iguales.MÓDULO 4 La función de asesoramiento Pero esta función asesora debe desarrollarse siempre desde el trabajo colaborativo y cooperativo. en tanto en el segundo el nivel de objetividad y de imparcialidad sería más alto. El alumnado. 1. Finalidades del asesoramiento Según la definición y exposición acerca de lo que significa la función asesora. además del hecho de que aumenta su estado de bienestar general. el desarrollo de habilidades sociales basadas en la asertividad. La responsabilidad del asesoramiento es del asesor o asesora. el logro de una autoestima adecuada. Así aprenderá a ser más autónomo y a aceptar las responsabilidades que le incumben. Sería el objetivo principal del “consejo orientador”. viéndose implicada por completo la comunidad educativa. Para ser llevada a la práctica puede producirse a través de un servicio interno o externo. debiendo permitir al asesorado o asesorada vivir una vida más fructífera. los rasgos característicos de la función asesora son: 1. Estos cambios pueden concretarse. Proyecto Curricular. En el primer caso se daría una visión más completa y global de la organización. es decir. familias y alumnado). podemos resumir las finalidades básicas del asesoramiento de la siguiente forma: 1. 4. satisfactoria y equilibrada.2. mientras que continuar la intervención a partir del asesoramiento corresponde al asesorado o asesorada. al alcanzar dicha meta se ha de sentir más adaptado e integrado. Encontramos el beneficio de la función asesora en el lógico cumplimiento de responsabilidades y compromisos de los agentes pertenecientes a la comunidad educativa (profesorado. A modo de resumen. 2. Cambios en la conducta. 3.

Aquí podemos referirnos a la calidad del trabajo realizado y a la consecución de objetivos propios de nuestros proyectos vitales.MÓDULO 4 La función de asesoramiento 3. Resolución de problemas. Posteriormente. “el propósito central del asesoramiento es el de ayudar a cada alumno a resolver esos problemas que lo llevan a pedir ayuda”. contexto u otras circunstancias que puedan intervenir en la toma de decisiones responsables. 6 . Su función principal en este proceso será la orientación. Se ha de proporcionar toda la información necesaria sobre características personales. etc. No hemos de pensar que es el asesor o asesora la persona encargada de indicar qué decisión debe adoptar el alumno o alumna. el entrenamiento en habilidades sociales. 4. la reestructuración cognitiva. Eficiencia personal. 5. que se reflejan en la planificación y adopción de decisiones (de riesgo o no) como núcleo central del consejo orientador. La mayoría de teorías que estudian el asesoramiento señalan esta finalidad como una de las más importantes. En esta cuestión. siendo capaz éste de controlar su ambiente y las respuesta que provocadas por éste. Así quedará capacitado para enfrentarse de manera autónoma e independiente en futuras decisiones. los humanistas y los profesionales que trabajan procesos cognitivos cada vez están haciendo suya esta finalidad. la aportación de vías y opciones posibles. Podemos trabajar la resolución de conflictos desde la toma de decisiones común. El asesoramiento debe proponerse el máximo provecho de las actuaciones del alumnado. Según Krumboltz (1971). El asesoramiento ayuda al individuo a conocer lo que necesita para elegir y luego realizar sus elecciones. además de darle la alternativa de realizar la búsqueda de manera individual. Toma de decisiones. se producirá la elección por parte del sujeto orientado. Esta meta está estrechamente ligada a la salud mental y a la modificación cognitivoconductual. a pesar de que los principales partidarios son los orientadores y orientadoras de tendencia conductista.

b) Privacidad: la propia ética profesional que se requiere en el orientador u orientadora le llevará a tratar confidencialmente y en privado aquello que el alumnado quiera comunicarle. a) Ambiente físico: el aula o el despacho en el que se realiza la entrevista de asesoramiento ha de ser cómoda y acogedora. utilizando también esta información como material didáctico. los sujetos asesores pueden grabar sus sesiones. Factores condicionantes de la función asesora La función asesora queda condicionada por una serie de factores que pueden perturbar o potenciar su eficacia.3. Los elementos que conforman la ergonomía. no sólo por el código ético deontológico (del profesional del asesoramiento). destacaremos como elementos importantes a tener en cuenta los siguientes: 1. desde la perspectiva de las condiciones físicas del espacio en el que nos movemos (el mobiliario. 7 . las plantas. Ante esta cuestión surge una serie de interrogantes éticos a los que responder antes de realizar estos registros. La privacidad ha de transmitirse también. Se debe pedir el consentimiento del interesado o interesada y de sus familias o tutores/as legales en caso de que sea menor. Condiciones externas. la iluminación. A este respecto. Es la mejor forma de asegurar que el entrevistado o entrevistada se exprese libremente. Sin esta autorización expresa no debe adoptarse esta práctica ni utilizarse el material. Son importantes en esta relación de ayuda tanto el contexto en el que se realiza como las actitudes de la persona asesora. En cambio. etc. sino por las condiciones de la estancia en la que se produce la relación de ayuda (condiciones auditivas y visuales). un ambiente aséptico y frío puede llegar a entorpecer la comunicación en vez de estimularla.MÓDULO 4 La función de asesoramiento 1. los colores de paredes y cortinas. c) Registro sonoro de las sesiones: para poder reflexionar sobre su propia actuación y mejorar la misma.) facilitarán la relación a la vez que aportarán sensación de comodidad y relajación. El ambiente externo en el que se produce la relación de ayuda propia del asesoramiento puede favorecer o interrumpir el proceso. la decoración.

Factores íntimamente relacionados con los anteriores como: a) Rapport: para que una relación de ayuda de asesoramiento sea cómoda y adecuada. la confianza.. Como podemos ver.MÓDULO 4 La función de asesoramiento 2. Actitudes del asesor/asesora. a su vez. etc. b) Comprensión: imprescindible también para que la relación de ayuda sea eficaz. El asesor comprensivo “experimenta” los significados. Pero además. se establece un interés y aceptación de la persona asesora hacia el alumno o alumna. es un proceso de coparticipación. en lo que denomina la relación ideal. éstas deben quedar aparte de la relación de ayuda. define la actitud de comprensión como “la simple captación. 3.). tolerancia. Conducta verbal y no verbal deben poner de manifiesto dicha aceptación positiva. atenta e interesada en reducir cualquier resistencia del sujeto asesorado. aprecia y respeta incondicionalmente. No pone condiciones previas para prestar ayuda a su “cliente” (siguiendo a Rogers. Condiciones del asesor. Tyler. como destaca Fiedler. la cooperación o la sinceridad. tan importante es comprender las palabras del alumnado como captar los significados ocultos o enmascarados que se hallan escondidos en ellas. En el proceso de asesoramiento es de gran importancia esta actitud. Se acompaña de la empatía. producidas por medios naturales. pues tiene que percibir que existe una disposición favorable hacia él. La aceptación es el resultado directo de la capacidad del asesor o asesora para no juzgar. políticas. en la cual el rapport implica un entendimiento mutuo (no sólo de una parte) y un interés sostenido desde el inicio hasta el final. Por lo que se refiere a las ideas religiosas. exigiéndose una relación amistosa. Se genera por la cordialidad con que el asesor o asesora inicia y mantiene la relación. para poder ejercer la empatía. Por tanto. C. manteniéndonos neutrales en el proceso de asesoramiento. clara y completa. respeto. es decir. etc. del significado que el cliente está tratando de transmitir”. teniendo siempre en cuenta que esta aceptación no se identifica con el acuerdo o con la aprobación forzosamente. Al respecto. no artificiales. los valores individuales del alumnado son los que determinarán la dirección. Es importante hacer ver al alumnado que se le comprende. La actitud fundamental que debe permanecer entre las actitudes del asesor o asesora es de carácter filosófico: respeto a la dignidad de la persona orientada y creencia en la libertad del ser humano basada en la autodeterminación. La transmisión de valores será procedente de la necesidad del cumplimiento de los derechos que aseguren valores universales (igualdad. 8 . Entre otras actitudes creemos importante mencionar: a) Aceptación: requiere de respeto al individuo como entidad personal. la capacidad de ponerse en lugar del otro y.). El rapport se caracteriza por actitudes como el agrado. de así hacérselo ver. Además. este vínculo se caracteriza por una relación emocional. el núcleo y los propósitos del asesoramiento.

Dymond la define como “la transposición imaginaria del propio individuo al pensamiento. y la subsiguiente estructuración del mundo tal como este último lo estructura”. pues aporta seguridad al alumno o alumna para que se sienta comprendido. c) Atención: cualidad en la que la persona asesora es absorbida al máximo en las comunicaciones del sujeto. Por otro lado. para lograr un clima de confianza que favorecedor. Teniendo en cuenta que el asesoramiento está orientado hacia la conducta. su seguridad y su formación. pensamientos y conductas. No obstante. las teorías conductistas serán la fundamentación principal para elaborar teorías del asesoramiento. 9 . b) Empatía: concepto del cual ya iniciamos ciertas pinceladas en líneas anteriores. en los que hemos de estar atentos a la vez. Estas teorías del asesoramiento organizan en un sistema coherente la actividad asesora. Supone la capacidad para ponerse en el lugar de otra persona para “sentirse dentro” (pero sin sufrirlo). no hay que olvidar que hemos de completar nuestra intervención con otras teorías como la constructivista (centrada en procesos cognitivos) y la humanista (propia de la psicodinámica). sentimiento y actuación de otro. Aquí entran en juego aspectos de la comunicación tanto verbal como no verbal. Rogers la define como “la capacidad para sentir y describir los pensamientos y sentimientos de otros”. TEORÍAS Y MODELOS DE ASESORAMIENTO De las ciencias sociales y de la conducta se extraen teorías e investigaciones que suponen técnicas básicas a emplear por el asesor o asesora. cuestión bien difícil para los docentes. Con la empatía demostramos a los demás que comprendemos sus sentimientos. Éstas gestarán una serie de principios básicos de actuación. 2. Supone el arte de escuchar y observar activamente. sino cómo y por qué lo dice. A través de la atención el asesor o asesora percibe no sólo aquello que el alumnado dice. Esta condición contribuye eficazmente al desarrollo del proceso de ayuda.MÓDULO 4 La función de asesoramiento El asesor o asesora demostrará su pericia.

implicando un compromiso y dándole sentido como personal y privada. 8. Manifestación integral del sujeto. Llevada a cabo mediante procesos comunicativos e interactivos. como ya se ha mencionado en ocasiones anteriores. de ser reconocidos. En dicha relación actúa tanto el aspecto cognitivo como el afectivo. variará la estructura de la relación. La comunicación mutua tiene carácter verbal y no verbal. siempre estarán presentes. Son muchos los aspectos que favorecen efectividad terapéutica y no únicamente un factor concreto. las actitudes. Cuanto más clara sea la comunicación entre ellos. cuya eficacia no debe depender de la ideología teórica del profesional del asesoramiento. Relación estructurada. En la ayuda asesora. Dotación de sentido de la relación de ayuda. ni es la misma para todas las personas. Tanto asesorado como asesor tienen motivaciones de logro. Asesor/asesora y asesorado /asesorada han de valorar esta relación. 5. las percepciones. 7. Como se produce aprendizaje mutuo. sino a varios. aunque sus características fundamentales (de estímulo-respuesta). Relación entre participantes como base común del proceso de asesoramiento. La relación es una condición indispensable para provocar cambios. En todas las relaciones (en las que se produce estímulo-respuesta) se presenta esta ambigüedad. Principios generales del asesoramiento Una teoría del consejo intenta explicar lo ocurrido en la relación de asesoramiento. 3. la relación de asesoramiento debe guiarse por los siguientes principios generales: 1. 4. para lo cual desarrollan respuestas recíprocas. 6. etc. necesidades de éxito.1. Carácter multidimensional de la relación de ayuda. Una cuestión interesante que aportan ambos participantes al proceso es la experiencia y la historia vivencial personal. En la relación interpersonal de asesoramiento se dan tantas implicaciones que el efecto de la misma no puede atribuirse a un sólo factor. Ambigüedad de la relación de ayuda. las acciones.MÓDULO 4 La función de asesoramiento 2. proponiéndose ambas partes honestidad intelectual y emocional. el cambio manifestado en las conductas. los participantes se relacionan mutuamente como personas únicas y auténticas. Cualquiera que sea la perspectiva en la que se sitúe el asesor. 10 . pues son situaciones que no producen una sola respuesta. implicará a uno y otro participante. Cambio como finalidad de la relación de ayuda. Las dos partes se observan y reciben atención del otro. 2. siendo ésta una cuestión en la que acuerdan todos los enfoques de asesoramiento. Según el tipo de ayuda. más significativa y productiva será la relación.

determinan nuestra particular interpretación de la realidad y la consiguiente actuación en ella. 1990).. En el otro extremo. cuya finalidad es la de prevenir posibles problemas y. 1993): 1. vamos a comenzar por comentar la cuestión de la finalidad básica de la intervención psicopedagógica desde el asesoramiento. hipótesis.MÓDULO 4 La función de asesoramiento 2. En el marco teórico que se utiliza para la intervención asesora. Finalidad y objetivos prioritarios de la intervención. Este tipo de relación tiene la ventaja de establecer unos límites claros y de otorgar siempre la responsabilidad a la persona demandante. el asesoramiento surge como respuesta a una demanda concreta.2. se construye a partir de las distintas fuentes epistemológicas. utilizando. Sin embargo. en tanto que los docentes son los que solicitan la ayuda y hacen las demandas a partir de las cuales el especialista interviene. es decir. el compromiso y la implicación con la institución escolar son mayores. mejorar la calidad de la enseñanza y la educación escolar. Cuando se considera que se trata de ayudar a resolver los problemas que la escuela plantea. Marco teórico utilizado como soporte de referencia para la reflexión y actuación. Aunque difieren entre sí pueden definirse tres características básicas y comunes (Huguet. el sujeto asesor psicopedagógico se considera parte del centro y de la comunidad educativa. determinados recursos e instrumentos. por tanto. etc. Este conjunto de ideas. pues condicionan y. hemos de ser cuidadosos. El asesor o asesora es el “consultor”. Se forja un trabajo colaborativo. Según el marco teórico de referencia adoptado iremos definiendo nuestro modelo de intervención. 2. la finalidad básica de la intervención se entiende como una colaboración con el centro educativo. 11 . mientras que la relación que se establece es parecida a la de una consulta (Osborne. Desde esta perspectiva. En este caso. Marco de intervención relativo a la ubicación y relación institucional del asesor dentro de la escuela. se irán incorporando a partir de la experiencia y la formación. No se trata de intervenir sólo al darse una demanda de ayuda para la solución de determinados conflictos. para interpretar hechos. En este caso hay distintas opciones. en muchas ocasiones. problemas y realidades con los que trabajar. en consecuencia. 3. teorías y esquemas de interpretación de la realidad de la persona asesora. Modelos y técnicas de asesoramiento Los asesores y asesoras psicopedagógicos que colaboran en y con los centros educativos parten de modelos de intervención más o menos claros y explicitados. Entrando a analizar cada una de esas características.

procede de la Universidad de Minnesota. también será un elemento determinante e influyente en el modo y en las posibilidades de intervención: la ubicación y la relación institucional del asesor/asesora dentro de la escuela. Aunque se desee y sea lo recomendable. aunque se produce posteriormente un seguimiento de los casos tratados y se programan actividades de prevención. si el orientador u orientadora se encuentra totalmente dentro del centro (caso de los IES). entre cuyos autores destaca uno principal y de renombre: Williamson. la relación existente entre el sistema escolar y el sistema asesor psicopedagógico (un solo profesional orientador o un profesional perteneciente a un equipo o departamento de orientación). 1993). también denominado asesoramiento directivo. A) MODELO DE RASGOS Y FACTORES Este modelo. el individuo orientador asesor trabaja periódicamente dentro de la institución escolar. 12 . No obstante. En estos casos. Sus teóricos explican la personalidad como un sistema de rasgos o factores interdependientes. alumnado y familias). la relación de éste con respecto a los miembros del mismo será más íntima que si estuviera en una situación de dentro / fuera (como sucede con los profesionales de los EOEs para los centros de Educación Infantil y Primaria). planteándose determinadas consecuencias e implicaciones para ésta y las relaciones de colaboración propias de este contexto. el factor de ubicación influye indirectamente en la elección del modelo de intervención. Hemos de comentar que estas situaciones de dependencia o independencia de los centros educativos inciden sobre la dinámica interna de éstos. existen aspectos que difícilmente podrán establecerse. en cuanto a la disponibilidad de tiempo y al exceso de trabajo acumulado. Por ejemplo. Por otra parte. Una vez analizados estos aspectos relativos las características básicas de los modelos de intervención. además de otras. las posibilidades de actuación son más limitadas.MÓDULO 4 La función de asesoramiento El tercer aspecto diferencial del asesoramiento psicopedagógico (continuando con la perspectiva de Huguet. Desde la perspectiva sistémica. pasaremos a examinar por separado cada unos de los distintos modelos de asesoramiento que podemos encontrar. Para este tipo de asesoramiento resulta fundamental que se produzca en el sujeto asesorado un autoconocimiento o conocimiento de sí mismo y de sus habilidades para lograr el desarrollo de su potencialidad. como las relaciones de corresponsabilización. atendiendo puntualmente a diversidad de destinatarios (profesorado. Es decir. Se resuelven problemas concretos a demandas concretas con un inicio y un final. haciendo en ocasiones inviable otros modelos. La persona asesora ocupa un papel de consultora o supervisora. es de gran importancia el marco contextual de intervención.

a la autocomprensión y la autodirección. señalaremos que. 4. los fundamentos o principios básicos de los que parte este modelo son: 1. para conseguir estos objetivos. 5. Todo individuo es una estructura organizada y única de capacidades y potencialidades. que van cambiando en el transcurso del tiempo y a medida que avanza en su carrera”. a su vez. 2. en las que no profundizaremos por no ser nuestro objeto de estudio: 1. Por último. 3. Modificación del ambiente. En relación a este último supuesto. Ayudar a controlar el propio desarrollo mediante métodos racionales de resolución de problemas. para Williamson. 3. Selección del ambiente adecuado. Williamson clasificó un conjunto de técnicas en cinco categorías generales. Para conseguirlo. Pueden identificarse o evaluarse dichas características a través de la aplicación de tests objetivos. 2. Aprendizaje de las destrezas necesarias. tratando de utilizarlas para el logro de un trabajo y una vida plenamente satisfactorios. El diagnóstico de capacidades del escolar debe preceder a su elección vocacional de itinerarios curriculares o laborales. a evaluar sus aspectos positivos y negativos en relación con los requerimientos de metas vitales. 4.MÓDULO 4 La función de asesoramiento En palabras de Williamson: “la tarea que se propone el asesoramiento del tipo de rasgos y factores es la de ayudar al individuo mediante aproximaciones sucesivas. Las estructuras de personalidad e intereses están correlacionados con la conducta en el trabajo. el significado de la vida equivaldría al de perseguir el bien y rechazar. que son posibles de determinar. Ayudar al individuo a sentirse mejor mediante la aceptación de su yo percibido. Promoción de la conformidad. Los diferentes planes de estudios requieren de capacidades e intereses diferentes. En función de esta definición. evitar o controlar el mal. 3. el asesor o asesora tendrá que influir activamente sobre el desarrollo del asesorado. 5. 13 . ayudándolo. 2. De aquí se desprenden una serie de objetivos propios del modelo de rasgos y factores: 1. Modificación de actitudes. Enseñar al asesorado a aprender a conocerse a sí mismo y a su ambiente. Cada sujeto posee la aptitud y el deseo de identificar cognitivamente sus propias capacidades.

en cuanto a sus intereses y necesidades. Este asesoramiento se basa en un plan racional que comprende medidas adecuadas para iniciar la relación. Únicamente deberán utilizarse los métodos activos ante indicaciones específicas en dicho sentido. Como vimos en el modelo anterior. 3. 2. Son preferibles los métodos más simples en toda oportunidad de ayuda. El sujeto asesorado espera de la persona asesora ser más experto en esta tarea. El profesional que se coloca en este modelo plantea que una sola orientación es limitadora. las técnicas pasivas y no directivas. 14 . 6. siempre que sea posible. es inevitable algún grado de directividad en cualquier proceso de asesoramiento. Así. que se base en la mayor utilización posible de los recursos intelectuales”. son aquellas por las que existe mayor preferencia. No obstante. La denominación de “ecléctico” se justifica en base a que selecciona. las preferidas durante etapas tempranas de la terapia. Lo más deseable es orientar al cliente en la resolución de problemas de un modo no directivo. Toda terapia o relación de ayuda deberá centrarse en el paciente o. convenimos en afirmar que la relación de ayuda se haya presente en una interacción de dominiosometimiento.MÓDULO 4 La función de asesoramiento B) MODELO ECLÉCTICO Entre sus defensores principales contamos como autor representativo a Frederick C. 4. en este caso. Thorne. podemos afirmar que la teoría y la práctica se establecen a partir de la necesidad de llevar a su máximo desarrollo los recursos intelectuales con los que cuente el sujeto para la resolución de sus problemas. Así se desarrolla una serie de métodos y se seleccionan los más adecuados para resolver determinados problemas o para un individuo en particular. 7. Las técnicas pasivas son. Sobre el empleo de métodos activos o pasivos: 1. elige doctrinas o métodos apropiados tomándolos de diversos sistemas. en el alumno o alumna. Por tanto. 8. Para concluir con este modelo. Los métodos directivos se aconsejan en casos de desajustes situacionales. el cual consigue tanto previniendo como modificando los factores causales que producen desajuste o perturbación mental. según el cual “la meta de la terapia consiste en reemplazar la conducta emocional-compulsiva por otra deliberada. Siempre que sea posible han de utilizarse métodos pasivos. racional y adaptadora. el autor cree que el ser humano busca asesoramiento porque tiene problemas que no sabe resolver solo. En general. tratar causas y síntomas y finalizar la “terapia” o relación de ayuda. Thorne (1961) concibe el asesoramiento como un proceso de aprendizaje. 5. La asesora o asesor ecléctico tiene como principal objetivo salvaguardar la salud mental. también mostraremos los supuestos o principios básicos que postulan el eclecticismo como modo de asesoramiento. generalmente.

su competencia profesional y las consideraciones éticas. pudiéndose modificar mediante la manipulación y el aprendizaje. debemos indicar que las etapas finales de este proceso de ayuda se suelen caracterizar por una conducta de resolución de problemas por parte del asesorado. C) MODELO CONDUCTISTA Como autores partidarios de este enfoque se encuentran: Patterson. 4. En este modelo. En concreto. 15 . Ciertos cambios ambientales pueden provocar modificaciones conductuales.MÓDULO 4 La función de asesoramiento Por último. Para evaluar la eficacia del consejo debemos guiarnos en base a los cambios conductuales. Desde este modelo también se nos habla de las tres limitaciones del sujeto asesor en el tratamiento de los problemas de la persona asesorada: el interés en el tipo de problemas del “cliente”. basadas en principios del aprendizaje. La conducta humana en su mayor parte es aprendida y está sujeta a modificaciones. en estas situaciones el asesor desarrollará una actividad más directiva. A través de la conducta observable se evalúan los resultados del asesoramiento. el asesor o asesora prepara las condiciones precisas para que se produzca el aprendizaje de la conducta adaptativa que le ayude a afrontar sus problemas. El objetivo del asesoramiento. Thorensen y Krumboltz. Así. Thorensen (1966) aporta las características o supuestos básicos del asesoramiento conductual: 1. en este modelo. Este modelo teórico defiende que la mayor parte de la conducta humana es aprendida. Estas limitaciones se deducen de la siguiente afirmación: “el asesoramiento consiste en cualesquiera actividades éticas que un asesor realiza. como el refuerzo y el moldeamiento. por ejemplo. 3. es posible elaborar procedimientos de asesoramiento de manera específica. Se denominan asesores de la conducta y la definen como la función de interacción entre herencia y ambiente. por lo que dichos procedimientos no son estáticos. sería el logro de cambios ambientales estimuladores de cambios de conducta. Además de las anteriores características. 2. 5. En los procedimientos asesores pueden aplicarse técnicas de modificación de conducta. en un esfuerzo por ayudar al cliente a desempeñar los tipos de conducta que conduzcan a una resolución de problemas”.

2.MÓDULO 4 La función de asesoramiento Se indica que las finalidades o metas del asesoramiento deben ser formuladas de manera distinta para cada asesorado. que la estructura de la personalidad. autobiografías. Aprendizaje emocional: aplicación de estímulos placenteros cuando el cliente experimenta sentimientos de ansiedad. la consulta psicoanalítica consiste en ayudar al individuo a alcanzar una comprensión duradera de sus propios mecanismos de adaptación y ayudarle a resolver sus problemas básicos. acuerdos o contratos entre asesorasesorado. a través de grabaciones sonoras. etc. centrándose excesivamente en la figura del asesor/asesora y en las técnicas del especialista en el asesoramiento. etc. 4. En cuanto a las técnicas. éstas se derivan de los cuatro enfoques del aprendizaje: 1. Éste ha resultado ser la base de muchas prácticas de asesoramiento actuales. Los teóricos de este modelo coinciden en señalar. películas. ilustrando técnicas adecuadas para la reducción de ciertas limitaciones del ambiente. pero siendo compatibles con los valores del asesor. Aprendizaje cognitivo: instrucción verbal. Como ventaja podemos destacar las aportaciones prácticas para la ciencia. Aprendizaje operante: distribución temporal de los refuerzos de la conducta durante y fuera de la entrevista. además de ser observables. se originan por dos factores: 16 . las clases de objetivos marcados por el individuo y los métodos empleados por éste para alcanzarlos. D) MODELO PSICOANALÍTICO Como es bien conocido. Una crítica que se le puede achacar a este modelo podría ser la de que es demasiado impersonal y frío. 3. representación de funciones. como principios o supuestos básicos. vídeos. Como principal objetivo. con Freud (1856-1939) se inició la escuela teórica que constituye la doctrina originaria del presente modelo. Aprendizaje imitativo: observación de modelos de conducta más adaptativa.

la formación reactiva. diseñadas para llamar la atención hacia los aspectos inconscientes y determinantes de la conducta. el psicoanalista utiliza la transferencia como apoyo importante. mediante la cual se puede lograr que lo inconsciente se transforme en consciente para la persona asesorada. como si éste representara alguna figura importante de la infancia. Su consigna por parte del profesional del asesoramiento podría ser: “dígame todo lo que pase por su mente”. La interpretación: referida a las propias comunicaciones de la persona asesora con el asesorado o asesorada. El desarrollo de “mecanismos de defensa” como formas diversas de reducir la ansiedad surge ante la necesidad de protección del sujeto de sí mismo. Es decir. o en nuestro caso al asesor/asesora. las técnicas principales utilizadas en este modelo. Destacaremos. 2. la racionalización. A la organización de los procesos cognoscitivos desarrollados en respuesta a los esfuerzos del individuo por discriminar las condiciones de riesgo en las cuales debe modificar la expresión de sus impulsos de aquellas en las que es posible expresarlos sin peligro se le denomina “el yo”. a protegerse contra experiencias desintegradoras producidas por la expresión descontrolada de sus impulsos. 2. la regresión. La asociación libre: es el instrumento básico en esta relación de ayuda. ésta sólo puede ser modificada. cada sujeto aprende. la introyección. Todo concepto de defensa se relaciona íntimamente con el del inconsciente. no eliminada. Cabe preguntarnos cuándo se abandonan estas defensas. Por este motivo. desde el inicio de su vida. Su primer objetivo es romper la “resistencia” del sujeto contra la labor del consejero. la proyección. Así. Es el proceso de defenderse contra las fuerzas destructivas o desintegradotas y del temor que desencadena la expresión de los impulsos. Freud afirmaba que estas defensas se desarrollaron cuando la mayoría de las conductas individuales estaban aún en el nivel no verbal y los impulsos rodeados de una gran ansiedad. el desplazamiento. con las cuales se llega a esclarecer al sujeto que sus conductas y actitudes pueden tener dependencia de factores emocionales de los que no es consciente: 1. Brevemente explicaremos las ideas en las que se basa esta escuela procedente de la psicología del inconsciente. 17 . La respuesta la encontramos al producirse bajo condiciones de transferencia por las que el sujeto reacciona frente al terapeuta. en último lugar. la fantasía y la negación de la realidad.MÓDULO 4 La función de asesoramiento 1. Entre los principales mecanismos de defensa destacan: la represión. El desarrollo de la tolerancia a la frustración. Al no ser posible el bloqueo total de la expresión de dichos impulsos.

es importante en el proceso de asesoramiento. Produciéndose un desarrollo emocional en la relación de ayuda. favoreciendo al sujeto asesorado el enfrentamiento con sus características inaceptables pero sin sentirse amenazado. se acentúa la capacidad del asesorado/asesorada para determinar las cuestiones que. Tuvo como creador y promotor principal al autor antes citado Rogers (1902-1987). percibir el mundo como lo ve el asesorado y comunicarle esta comprensión empática. sino en la persona asesorada. El sujeto orientador asesor ha de ayudar al cliente a afrontar la incongruencia entre ambos elementos (conciencia y experiencia) de la siguiente manera: 1. y depende menos de la aprobación o desaprobación de los demás. confía en sus propios juicios y elecciones. El individuo llega a funcionar con plenitud gracias a esta tendencia a la realización. según la cual les concede valor. Por tanto. así como para resolver sus propios conflictos. vive plenamente cada momento. Rogers (1951) le da una gran importancia para facilitar la “terapia” a las actitudes del asesor o asesora y no a sus técnicas. además. como la “tendencia inherente del organismo a desarrollar todas sus capacidades de modo que sirven para mantener o expandir el organismo”. 18 . la responsabilidad recae. no en el individuo asesor. Atendiendo a los sentimientos más que a los pensamientos. 4. debido a que está abierto a la experiencia. Para esto es importante el establecimiento de una relación de ayuda cordial. Hemos. siendo la actitud básica su conducta funcional con los demás. tienen mayor importancia. de procurar que el sujeto tome la decisión de cambiarlas por sí mismo sin experimentar ansiedad por ello. Para los seguidores de esta teoría no directiva. para este autor. Como función principal del orientador u orientadora. que precede a sus supuestos básicos. Centrando la atención en el “cliente” y no el problema. Atendiendo más al presente que al pasado. 3. permisiva y de aceptación mutua. dignidad. la coherencia. 2. para él. Como idea fundamental. a este enfoque también se le denomina asesoramiento no directivo. o correspondencia estrecha entre conciencia y experiencia. respeto y derecho a autodirigirse.MÓDULO 4 La función de asesoramiento E) MODELO CENTRADO EN EL CLIENTE Por el contrario del modelo de rasgos y factores. Rogers nos habla también de la autorrealización. consistiría en asumir el marco interno de referencia del “cliente”.

como indicábamos en el párrafo anterior. De este modo. La tarea básica de éste será la de penetrar en el mundo del “cliente” y participar con él en las realidades del mismo. 19 . Según sus partidarios. Se trata de un enfoque “holístico”. Psiquiatría y Psicología. el asesor existencialista – en palabras del autor – “no ofrece interpretaciones en función del pasado del cliente. pues el inconsciente es parte del propio ser humano. Una característica esencial de la relación de ayuda la constituye la honestidad. desde sus postulados. la experiencia existencialista a través de la presencia del asesor convertirá su existencia en algo real. diremos que son flexibles. Con el fin de poner de manifiesto todas las potencialidades del individuo. 4. es el individuo quien decide lo que será su existencia. reconocerlo por separado sería como justificar o racionalizar la conducta evitando las realidades de la propia existencia. Sin este punto de vista (según la teoría existencialista) no sería posible comprender el ser de una persona. sin fraccionamientos. no su ambiente. Aunque. por la que el individuo puede proyectarse hacia atrás y hacia delante en el tiempo. Es una concepción dinámica. como un todo significativo. integral o sistémico. El primer teórico concibe la ansiedad como “la experiencia de la amenaza del no ser inminente”. 3. objeto de rechazo por parte de éste debido a la represión y a la resistencia al cambio. Filosofía. podrá trascender el presente para actuar y reaccionar en dichas dimensiones.MÓDULO 4 La función de asesoramiento F) MODELO EXISTENCIALISTA El existencialismo fusiona conceptos procedentes de la Teología. Éstos han propuesto. que no permite considerar al asesorado como objeto de manipulación. combinándose en un esfuerzo por comprender las conductas y las emociones humanas. Entre los autores que han originado esta idea del ser humano podemos citar a May y Dreyfus. Se aplicarán las que considere el profesional que van a permitir al asesorado revelar su propia existencia. sus impulsos y su conducta. porque atiende al sujeto en cuanto es y se transforma. 2. Se da vital importancia a la comprensión del sujeto asesorado. Entendemos la personalidad mejor como proyección del futuro. Los existencialistas no conciben al individuo dividido en partes concientes e inconscientes. En este sentido. los principales supuestos básicos de este enfoque: 1. En cuanto a Dreyfus. por lo que relegan a segundo plano las técnicas del asesor o asesora. sino más bien en función del ser en el mundo presente”. las técnicas del asesor o asesora existencialista se quedan en segundo plano. pues intenta comprender al ser humano y a su realidad en global.

es un principio del aprendizaje que inspira una forma de ejercer el asesoramiento psicopedagógico asumiendo una serie de premisas básicas. Estos supuestos son los que vamos a estudiar en el próximo subapartado. veremos las características de este asesoramiento. La interacción comienza en situaciones sociales rutinarias como la hora de la alimentación. 3. Esta función mediadora permite que el nuevo ser se apropie de las herramientas mentales que le permitan decodificar progresivamente los fenómenos ocurridos a su alrededor. familias. cuidadores secundarios. educadores. como concepción epistemológica que supone un proceso interno de reorganización de estructuras o esquemas cognitivos preexistentes en el alumnado. interpretándola y comunicándola). El bebé recién nacido sen enfrenta a un entorno culturalmente organizado por las personas adultas. alumnado y asesores/asesoras). ENFOQUE EDUCACIONAL-CONSTRUCTIVO El constructivismo. concebido como educacional-constructivo. teniendo en cuenta que los profesionales dedicados a esta tarea también necesitan ser orientados y formados para un adecuado desarrollo de su trabajo.) y sujeto aprendiz se produce siempre en un contexto social. que acercan la realidad al menor a través de sus acciones verbales y no verbales (seleccionándola. Como vemos. Las podemos concentrar en cuatro afirmaciones 1 : 1.MÓDULO 4 La función de asesoramiento 3. Instrumentos como el lenguaje. Principios generales del modelo Ya mencionábamos en la introducción del enfoque educacional-constructivo. por ejemplo. desde la perspectiva del servicio que se le facilita a los distintos destinatarios (centro. amistades. el momento del baño o la situación de ir a dormir. madres. desde este enfoque constructivista el aprendizaje se constituye como el motor de desarrollo y no como un mero elemento añadido a éste (como otras teorías evolutivas sostienen). 1 Según Monereo y Solé (1996). incorporados a su aprendizaje. 20 .1. La interacción entre los agentes mediadores (familiares incluidos padres. que existe un conjunto de premisas o principios generales que inspiran el ejercicio de los asesores y asesoras psicopedagógicos. A continuación. permiten al niño o niña ir regulando su mundo exterior. construyendo conocimientos de manera más autónoma en sucesivas ocasiones. En resumen. además de autorregular su propio pensamiento (mediante procesos metacognitivos). etc. éstos últimos se consideran también parte de la población a la cual se dirige el trabajo asesor. El desarrollo humano supone un proceso permanente de culturización. profesorado. 2.

ejercicios. no hemos incluido estos términos. La mayoría de dificultades o trastornos del aprendizaje2 de algunos alumnos y alumnas3 pueden ser explicados por la inexistencia o baja calidad de la interacción social recibida. no sólo de dificultades del aprendizaje. Monereo y Solé hablan. consiga negociar y compartir sus significados con los discentes. Por tanto. Para explicar cómo un agente educativo puede promover grados superiores de aprendizaje situándose siempre unos pasos por delante del alumno o alumna se suele utilizar la analogía del “andamio”. a partir de sus conocimientos efectivos. ya que la persona adulta y menor comienzan a interpretar los comportamientos del otro en relación a las prácticas conjuntas que llevan a cabo. En este ámbito. significa que no todos los sujetos con estas dificultades tengan el mismo origen ambiental. En el caso del profesorado (a diferencia de los familiares) la mediación debe ser intencional y conscientemente llevada a cabo. el conocimiento de lo que sabe el alumnado es una condición indispensable para que el docente. sugerencias. fuera de las cuales perderían su significado. metáforas. a través de estrategias adecuadas (diálogo y provisión de ayudas educativas se consideran como medidas principales). 2 21 . 3 Teniendo en cuenta que se refiere a las dificultades de aprendizaje de algunos alumnos/as. rutinarias y con pocas posibilidades de transferencia. 4. planificando las actividades de enseñanza-aprendizaje para la creación de contextos favorecedores de negociación de significados de los contenidos curriculares. Por ser un tema de discusión que no trataremos. El andamiaje implica proporcionar las bases para la construcción hasta que el sujeto controle la actividad y consiga nuevos grados de autonomía.MÓDULO 4 La función de asesoramiento Estas actividades cotidianas son adquiridas tempranamente con la categoría de contexto. Debido a este tipo de situaciones sociales deprivadas. problemas. por lo que sus operaciones mentales se vuelven rígidas. imágenes. el sujeto no interioriza nuevos procedimientos para gestionar cada vez mejor sus conocimientos. datos. Aquí juega un papel fundamental la zona de desarrollo próximo de Vigotsky (1979). en la que el aprendiz. El objetivo será que éstos construyan relaciones sustanciales y significativas entre los nuevos contenidos y su bagaje de ideas previas. etc. ejemplos. accede a nuevos estadios de competencia a través de la actividad mental constructiva que puede desarrollar gracias a las ayudas facilitadas por otros. 3. en la escuela estas ayudas las gestiona el docente por ejemplo gracias a tácticas como preguntas. Conectando con la idea de este principio dentro del enfoque constructivo. Existen mediadores especializados (agentes educativos y docentes) que deben guiar al aprendiz desde sus conocimientos previos a niveles progresivamente más elevados de abstracción y autonomía. sino también de retrasos en el desarrollo.

en los estilos docentes y. culturización. mediación y adquisición de autonomía. 22 . la cohesión y el liderazgo adecuados en los equipos docentes. y otros). junto con el papel desempeñado por sus directivos. Navas y Castejón (1999). Como factores de eficacia en el funcionamiento de los centros hemos de destacar la estabilidad.MÓDULO 4 La función de asesoramiento Como indican Monereo y Solé (1996). Asesoramiento psicopedagógico al centro Atendiendo a Sampascual. los procesos de elaboración del Proyecto Educativo (PE) y del Proyecto Curricular (PC) suponen la realización por parte del equipo docente de una serie de tareas complejas que precisan de la ayuda y del consejo de un profesional experto. son factores que promueven la eficacia institucional. como los estudios de la effective school research (Castejón. la organización del centro y el clima existente en el mismo son también condicionantes de su eficacia. entre otros elementos. Además. trasciende la acción individual de éste abarcando la acción conjunta del centro. el fomento de la cohesión de los distintos sectores educativos y una organización flexible. Por ende. fijándonos en que una de las tareas principales de la educación es la de ofrecer al alumnado una enseñanza de calidad (fundamentada ésta en los principios de la Psicología de la Educación y de la Psicología de la Instrucción). En los últimos años se viene estudiando el concepto de eficacia de la escuela. por consiguiente. podemos considerar que las enseñanzas recibidas han de estar diversificadas y adaptadas a las diferencias individuales. 1994. el apoyo a las iniciativas académicas. en las orientaciones didácticas. en la que el docente asume el rol más destacado. impone un cambio radical en las prácticas educativas. también exige una profunda revisión de las funciones de los asesores psicopedagógicos 3. son elementos centrales en el proceso de enseñanza-aprendizaje.2. la labor de los enseñantes. considerar las relaciones entre el desarrollo y el aprendizaje como fenómenos dependientes de los procesos de construcción. contextualización. Se ha comprobado que la capacidad de liderazgo pedagógico del equipo directivo. Creemers y Scheerens. que ponen de manifiesto que los equipos docentes. Por ejemplo. 1994. a la vez que estructurada. Pero para ello se requiere un asesoramiento especializado.

3. El asesoramiento se contempla como la ayuda que ofrece el experto en el proceso de toma de decisiones implicado en la elaboración de los citados docentes del centro. los canales de comunicación. Además de estas funciones particulares de asesoramiento a los centros. inmerso en el proceso. el orientador u orientadora no puede quedar al margen de la estructura y del funcionamiento del centro en su conjunto. estarían las de conocer la institución en la que trabajan y asesorar al equipo de profesorado y a la Comisión de Coordinación Pedagógica (CCP) para la elaboración y el desarrollo del Proyecto Educativo y del Proyecto Curricular. global y centrado en la organización y en el funcionamiento del centro educativo como un todo. etc. Así pues. favoreciendo aquellos factores ligados a las escuelas eficaces. con otros centros y otros niveles educativos. Por otra parte. 3. Su función principal al respecto es la de asesorar como experto/experta en este campo y colaborar en el desarrollo y evaluación de las actuaciones propuestas. su estructura. Como afirman Monereo y Solé (1996). por lo que tiene también como objetivo la colaboración en la organización adecuada del centro. Asesoramiento psicopedagógico al profesorado Otro ámbito de actuación en lo que a funciones del orientador u orientadora se refiere es el de asesorar y colaborar con el profesorado para proporcionar respuestas educativas satisfactorias. de cuyo análisis extraemos grandes utilidades para la planificación del asesoramiento y el apoyo psicopedagógico. para facilitar la inserción y movilidad del alumnado. En general. No podemos olvidar que cada centro funciona como un sistema en el que interactúan diversos elementos que le confieren una dinámica propia. consiste en “ayudar al equipo directivo y a los equipos docentes en la toma de decisiones”. el orientador/orientadora debe colaborar también en la coordinación del centro con el entorno social y con las instituciones del mismo. Sin embargo. entre las funciones generales atribuidas a estos especialistas en Psicopedagogía. con respecto a las etapas y tipos de centros en los que está inserto el docente. el orientador u orientadora ha de conocer la realidad de su institución escolar. Por esto. y de forma común para todas las etapas. vamos a señalar las actividades de asesoramiento al profesorado con carácter específico. Todas estas funciones suponen la adscripción a un modelo de orientación e intervención psicopedagógica interno y ecológico. 23 .MÓDULO 4 La función de asesoramiento La orientación educativa es considerada como un elemento de calidad que favorece la mejora de la enseñanza. El papel del orientador u orientadora respecto al centro y a sus órganos colegiados es el de un recurso técnico que facilita el logro de objetivos generales de la comunidad educativa. el nivel de participación de los distintos sectores en la toma de decisiones. las funciones de la persona asesora en esta cuestión giran alrededor de las que también hemos indicado en el capítulo tercero.

Asesorar en la obtención y registro de la información sobre las características del alumnado en el contexto de aula. En el asesoramiento. 6. informándoles de las necesidades formativas detectadas y participando en actividades relacionadas con la intervención. etc. apoyo a la acción tutorial y apoyo para la investigación e innovación educativa. Asesorar y colaborar en el diseño y desarrollo de programas innovadores. Asesorar y colaborar en la búsqueda de estrategias para resolver situaciones problemáticas del grupo. A su vez. 2. Asesorar y colaborar en la elaboración de las ACI. Tabla. estas actividades de asesoramiento se concretan en otras funciones. junto con las de la Educación Especial. Actividades de asesoramiento psicopedagógico en centros de Educación Especial ASESORAMIENTO Y APOYO EN CENTROS DE EDUCACIÓN ESPECIAL RESPECTO A LA ORGANIZACIÓN DOCENTE 1. Asesorar en la organización del aula. la función de asesoramiento y apoyo técnico al profesorado adquiere un papel relevante. control de esfínteres. 2. programas específicos de autonomía personal. Primaria y Secundaria se desarrolla a través de actividades centradas en tres áreas fundamentales: organización de la actividad docente. RESPECTO A LA RENOVACIÓN PEDAGÓGICA 1. evaluación. Asesorar en la programación de actividades facilitadoras de la socialización y adaptación. Asesorar en la programación de actividades adecuadas al nivel de madurez del grupo. El asesoramiento y apoyo al profesorado de las etapas de Educación Infantil. Asesorar en actividades de estudio sobre procesos básicos de enseñanza-aprendizaje. 4. pautas de actuación y de conducta. 24 . 3.MÓDULO 4 La función de asesoramiento Como nos dicen Sampascual. Asesorar técnicamente a los y las especialistas (logopedia. Facilitar información sobre materiales de apoyo y bibliografía. RESPECTO A LA ACCIÓN TUTORIAL 1. 3. hábitos de alimentación. la función tutorial. así como en el trabajo en equipo son aspectos fundamentales a tener en cuenta a la hora de planificar las actividades. Asesorar y colaborar en las actividades orientadas a fomentar la relación con las familias y a estimular su participación. la metodología y las estrategias de enseñanza. características de éstos y establecimiento de los objetivos básicos de trabajo. fisioterapeuta y cuidadores) sobre objetivos y metodología de trabajo con el alumnado. 2. 5. debido al cambio producido en los últimos años en la población de alumnado atendido en los centros específicos de Educación Especial y las características idiosincrásicas de éstos. Cooperar con el CEP al que están adscritos los docentes del centro en lo relativo a la formación del profesorado. Navas y Castejón (1999). 3.

teniendo como tal las características propias de todos los sistemas abiertos. Así pues. Colaborar en el establecimiento de relaciones con las familias. 2. técnicas de disciplina y organización del aula. PRIMARIA Y SECUNDARIA RESPECTO A LA ORGANIZACIÓN DOCENTE 1. 6. Asesorar y colaborar en la elaboración de las ACI. 2.MÓDULO 4 La función de asesoramiento Tabla. RESPECTO A LA ACCIÓN TUTORIAL 1. Asesorar y colaborar en el diseño y desarrollo de programas innovadores. 8. Asesorar sobre estrategias de intervención ante situaciones problemáticas que se puedan producir en el grupo. 3. Asesorar sobre técnicas para la mejora cualitativa de su función tutorial y docente. la familia realiza una función básica e indispensable para el desarrollo y crecimiento del niño o niña. Asesorar para la elaboración de programas de intervención que mejoren las técnicas de trabajo intelectual del alumnado. 5. lo alimenta y le da el apoyo psicológico y afectivo que necesita para desarrollarse y para poder ir organizando ese mundo exterior en el que actuará y participará. dirigidos al alumnado y a sus familias. 8. informándoles sobre sus hijos y potenciando su colaboración. académica. Asesorar sobre técnicas e instrumentos para la puesta en práctica de la acción tutorial. 4. RESPECTO A LA ACCIÓN INVESTIGADORA E INNOVADORA 1. En palabras de Andolfi (1985): “la familia es un sistema relacional que supera a sus miembros individuales y los articula entre sí”. elaboración y desarrollo de programas específicos en función de las necesidades detectadas. su diseño. Actividades de asesoramiento psicopedagógico en Infantil. Asesorar en actividades de estudio sobre procesos didácticos fundamentales. Colaborar y asesorar en la utilización de materiales de apoyo. Colaborar y asesorar en la planificación y programación de la actividad pedagógica. vocacional. 5. siendo su primer agente educativo y socializador. con el fin de facilitar la recogida de información precisa sobre las características de los/as estudiantes. Colaborar con el profesor/a-tutor/a y asesorarle en la elaboración y aplicación de programas de orientación escolar. profesional y personal. Asesorar en el diseño. la familia es el primer contexto que acoge al niño o niña cuando nace. 3. desarrollo y evaluación. 4. 3. Asesorar para la organización de actividades facilitadoras de la socialización y adaptación al grupo. 2. 25 . Cooperar con el CEP en lo relativo a la formación del profesorado. Asesorar en la adaptación de la programación de aula a las características y niveles del grupo. comunicándole las necesidades de formación detectadas. 3. bibliografía y metodologías novedosas. 7. así como en la elaboración de materiales y recursos facilitadotes del proceso de enseñanza-aprendizaje. En él encuentra un sistema más o menos organizado que lo protege.4. 7. Asesorar en aspectos de motivación. Asesoramiento y orientación a las familias Como afirma Huguet (1996). Primaria y Secundaria ASESORAMIENTO Y APOYO EN CENTROS DE INFANTIL. Proporcionar pautas y recursos para la observación y el registro. Asesorar y mediar en las relaciones profesor/a-tutor/a y familias. 6. Coordinar la actividad docente del profesorado de Educación Especial y de apoyo a la integración.

Se mantendrá en el rol de mediador/mediadora en la resolución y mejora de esas situaciones conflictivas. entre el profesorado y con las familias u otras personas adultas que colaboran con ella.) que reúna las siguientes condiciones: 1. tan difícil por otro lado. Cada escuela. un respeto real. 1988. Este papel suyo puede ser decisivo para ayudar a llegar a acuerdos. Ante la resolución de conflictos se debería ayudar a destacar y valorar las actitudes y los aspectos positi vos de los dos sistemas y de las personas. creencias y maneras de hacer. El sujeto asesor psicopedagógico del centro o de la zona puede ejercer un importante papel en la creación y mejora del clima relacional que se va creando con las familias de los escolares. 2. generalmente en cada centro educativo hay un determinado clima afectivo que impregna las relaciones con el alumnado. por encima de los negativos. no pudiendo darse relaciones fluidas y de resolución fácil de los conflictos. Mientras que en otras se encuentran dificultades y problemas de entendimiento. a comprender otras perspectivas para poder colaborar y entender su situación. desde cada ámbito se podría hacer para avanzar y progresar. evitando intervenciones exclusivamente destinadas a buscar las causas que generen culpabilidad y paralización de los pocos recursos disponibles. es distinta. 3. para avanzar y detectar aquello que. Como características que debe reunir la intervención psicopedagógica de los orientadores y orientadoras en el campo de la familia. Desde esta neutralidad.MÓDULO 4 La función de asesoramiento En cuanto al establecimiento de la relación familia-escuela. 26 . etc. como cada familia. La asesora o asesor psicopedagógico del centro educativo –como mediador entre familia y escuela– debe intentar mantener la neutralidad entre los dos sistemas. se puede ayudar a los distintos miembros de los dos sistemas a ponerse en el punto de vista del otro (utilizando la empatía). Huguet. debemos basarnos en un marco global sistémico (Bassedas. 1993. explícito y manifiesto sobre sus respectivos valores. Su intervención debe ir encaminada a conseguir la participación activa de todos y cada uno de los individuos de los dos sistemas para intentar mejorar y cambiar la situación disfuncional. Hay escuelas en las que la relación con padres y madres es vivida de manera agradable y tranquila.

27 . personal y sociofamiliar. sin embargo. a través del profesor/a-tutor/a. 4. 1996). la orientación va más allá de la simple información y asesoramiento e incluye la puesta en marcha de programas de entrenamiento a las madres y padres con la finalidad de lograr una mejor educación de los hijos en lo que respecta a temas como la disciplina. motivaciones e intereses de sus hijos. 2. Informar y orientar a las familias para que hagan uso de los recursos sociales de la comunidad. escuelas de padres y madres. en algunos casos. que les permitan compensar la frecuente falta de tiempo para interaccionar con ellos con una mayor calidad en la misma. 4 Extraídas de los citados autores (Sampascual. Sampascual. Asesorar a las familias. 1999). En otros casos. Planificar y promover actividades formativas e informativas (charlas. De este modo. el uso de la televisión. el proceso de comunicación entre ambas partes será más eficaz y podrán orientarlos adecuadamente tanto a nivel personal como intelectual. especialmente en la Educación Secundaria. la alimentación. Navas y Castejón. como afirma Martínez González. alcohol y otras drogas. Participar en la elaboración. Colaborar con el centro en las actividades de información a las familias. así como sobre el Plan de Orientación Académico y Profesional (POAP) que se está llevando a cabo con ellos.). Realizar entrevistas con las familias. 6. 9. sobre las capacidades. las habilidades comunicativas. (Gordillo. se sugieren algunas actividades de asesoramiento y orientación con las familias 4 : 1. 7. el consumo de tabaco. madres y padres demandan cada vez mayor formación específica en estrategias de relación con sus hijos e hijas. para presentar las adaptaciones curriculares y establecer pautas de actuación. etc. para facilitar la resolución de tensiones producidas por la posible inadaptación escolar. Asesorar a la Comisión de Coordinación Pedagógica durante el proceso de elaboración del Proyecto Educativo para incluir actividades orientadas a impulsar las relaciones centro-familia. Planificar en el PAT actividades dirigidas a fomentar la relación tutor-familias. Navas y Castejón (1999) nos dicen que la función de asesoramiento y orientación a las familias se lleva a cabo. teniendo como objetivos la mejora de la calidad educativa de la familia y el establecimiento de unas relaciones sólidas de colaboración entre la familia y la escuela. 5. seguimiento y evaluación de programas de intervención sociofamiliar.MÓDULO 4 La función de asesoramiento Desde otra perspectiva. 8. 3. junto con el docente. el desarrollo de la autoestima de los/as hijos/as. A continuación. Ayudar a las familias en la educación de los hijos e hijas informándoles de las características de cada momento evolutivo. fundamentalmente. la planificación y supervisión del estudio en casa. Otro aspecto a valorar sobre este tipo de asesoramiento es que. etc.

adaptación personal. Tampoco debemos olvidar el carácter no únicamente correctivo. sino también preventivo de este tipo de programas. 28 . la demanda de formación lleva a plantear la necesidad de desarrollar programas de orientación educativa para la vida familiar. en su artículo Reflexiones aquí y ahora sobre el papel del asesor psicopedagógico en los centros. Por ejemplo.5. familiar. acepte su propia realidad. escolar y social. desarrolle su capacidad de autodirigirse y favorezca el ajuste de su madurez personal. de los cuales se viene realizando en los últimos años un crecimiento importante en lo que a investigación y experiencias innovadoras se refiere. además de ayudarle en su transición a otros ámbitos. La mayoría de los programas actuales sobre educación familiar. (1993). motivaciones. expone entre los distintos niveles de intervención el correspondiente al alumnado. tienen en cuenta los resultados de las investigaciones realizadas sobre los efectos que producen los diversos estilos educativos de las madres y los padres sobre sus hijos e hijas. En la Educación Secundaria la orientación debe entenderse especialmente como una ayuda al sujeto para que logre un conocimiento de sus capacidades y recursos. aptitudes. La orientación escolar. incidiendo en estrategias de interacción fundamentadas en un modelo democrático. de perspectiva sistémica. cuyo fin es asesorarle para su autoconocimiento. las familias u otros profesionales que han de intervenir también. la intervención del orientador u orientadora aportaría otro punto de vista respecto a esta posibilidad. colaborando con el maestro/maestra en esta decisión a tomar. entre las funciones de asesoramiento y apoyo al alumnado que tiene el orientador u orientadora se encuentra el consejo orientador de tipo académico. como ya hemos apuntado en muchas ocasiones. es un proceso que comienza al inicio de la escolaridad. En este sentido. Consejo psicopedagógico al alumnado Huguet. La finalidad más preventiva e institucional del asesoramiento psicopedagógico en relación con este tipo de intervención determina e influye en el enfoque y en el trabajo a realizar en estos casos. Siguiendo a Sampascual y otros (1999). desde una perspectiva exclusivamente asistencial. 3. Se trata del trabajo a realizar con sujetos concretos que preocupan en la escuela. en cuanto a sus intereses. personal y profesional. continúa a través de las diferentes etapas educativas y finaliza con el asesoramiento vocacional o profesional. ante un niño o niña con dificultades de aprendizaje sobre el cual el docente está planteándose una posible “no promoción de curso”. generando dinámicas de actuación conjunta con el profesorado.MÓDULO 4 La función de asesoramiento Por esto. las actividades a realizar por el orientador u orientadora se dirigen a conseguir un mayor conocimiento del alumnado.

3.6. Formación de los asesores Para profundizar en esta temática que cada vez tiene mayor importancia. Mauri (1996) detalla con respecto a esta idea que la profesionalización es el proceso socializador por el que los profesionales: 1. teniendo en cuenta las expectativas de los/as estudiantes.MÓDULO 4 La función de asesoramiento Un paso previo al asesoramiento es la evaluación psicopedagógica. cuestión que en los últimos años ya se viene produciendo. Para todo el alumnado es además obligado. intereses y posibilidades. al finalizar la ESO. Debe entenderse como una propuesta colegiada del equipo educativo en la que. 3. Se mantienen en la dinámica del mercado laboral y se vinculan a un grupo profesional determinado. en base a unos valores determinados. como el reconocimiento de la existencia de valores diversos entre los individuos que forman el contexto en que se ejerce. 2. ya que ningún ámbito profesional posee todas las soluciones ni es todopoderoso. Se vinculan responsablemente a un contexto social específico. aunque también las profesoras y los profesores de las distintas áreas curriculares (especialmente el tutor/tutora) han de tomar partido en la elaboración de este documento. dentro del proceso de intervención. que es preceptivo antes de adoptar medidas extraordinarias de atención a la diversidad. El orientador u orientadora participa en la elaboración de este consejo orientador. emitir un consejo orientador. Adquieren las características y capacidades específicas que les permiten ser competentes en su trabajo. 29 . El ejercicio de una profesión se ha venido concretando siguiendo diferentes modelos entre los que se limitan a establecer. se le recomiendan las opciones educativas o profesionales más acordes con sus capacidades. 4. En relación al alumnado con NEE. A esta idea habría que introducir un concepto de profesión más dinámico y procesual que incluya tanto un planteamiento ético de la propia tarea. Establecen limitaciones propias de todo comportamiento experto. el resultado de esta valoración debe quedar plasmado en el informe psicopedagógico. estudiaremos la aportación que Mauri Majós (1996) ha realizado al respecto. un a lista de competencias tipificadoras de un modo determinado de ejercerla. debido a las altas exigencias que se le proponen a las asesoras y asesores psicopedagógicos. guiándose por criterios poco contextuales y ahistóricos.

la formación debe ayudar a los profesionales a indagar sobre su propia práctica. 3. Como no todos los enfoques son igualmente profesionalizadores. teniendo en cuenta que el reconocimiento de las limitaciones les conduce a reconocer y valorar el papel que otros profesionales tienen en el logro de los objetivos de forma global. Caracterizar la profesión integrando las exigencias derivadas de los cambios previstos. 30 . no sólo para encontrar y aplicar los conocimientos y las técnicas que producen los efectos deseados en la solución de problemas ya conocidos. 6.MÓDULO 4 La función de asesoramiento No debemos entender estos criterios como una desvalorización de la práctica de los expertos y expertas. contextual. Reflexionar sobre el propio papel en la consecución de los mismos. Ejercer la autocrítica profesional. la verdadera formación sigue una secuencia lógica que ayuda a: 1. 4. Reforzar el compromiso ético con aquellos a los que se dirige esta actividad. Responder a las nuevas exigencias profesionales mediante el cambio real de la propia práctica profesional. Por tanto. ético. sino también de identificar y definir situaciones que les resulten menos familiares. reflexionando en la acción y amparándose en el conocimiento disponible para ir creando otro nuevo. Identificar. elaborando respuestas a problemas nuevos. El carácter polidimensional. 5. siendo considerada como uno de sus elementos característicos. donde el problema no está inicialmente claro y donde aún no se da un ajuste evidente entre las características del problema y el conjunto de teorías y técnicas disponibles para su solución. dinámico y cambiante de toda profesión contribuye a situar la formación profesionalizadora de carácter permanente en el mismo núcleo del ejercicio profesional. y siguiendo a Mauri. 2. Han de capacitarse. analizar y valorar críticamente los cambios sociales y culturales precisos que inciden en la mejora de la sociedad.

y MALIK. cuyo origen está en núcleos de trabajo externos a los de la propia escuela. se relacionan con la necesidad de formular un desarrollo profesional del orientador para su capacitación en una “eurodimensión”. c) Descontextualizada a una que tome en consideración el contexto de las relaciones interpersonales del centro y del aula. Las voluntades de mejora de la comunidad educativa y científica han ido produciendo en los últimos años estudios enmarcados en proyectos de gran escala. como es el caso de la investigación llevada a cabo por Repetto. se propone la adquisición de las competencias necesarias para poder realizar sus funciones con los “clientes europeos”. entre teoría y práctica. (1999): Hacia una formación de los orientadores en Europa: Estudio empírico de las áreas de competencias más relevantes. partiendo de unas teorías y unos recursos humanos y materiales. 31 .MÓDULO 4 La función de asesoramiento Todo esto nos lleva a unas implicaciones en las exigencias profesionales que las reformas legislativas educativas de las últimas décadas vienen formulando a los docentes en la intervención psicopedagógica. B. Exigencias de carácter innovador que han supuesto un cambio en el ejercicio de la docencia desde una práctica: a) Selectiva a una basada en la idea comprensiva de la educación. 10. Aportan las líneas principales sobre el perfil profesional de estos agentes educativos. Se impone un modelo de desarrollo basado en la práctica de competencias implicadas en contenidos teóricos. Ballesteros y Malik (1999) 5 . Así se forma la imagen de una asesora o asesor psicopedagógico colaborativo cuya filosofía de trabajo procede del enfoque sistémico. diciendo que reside en el proceso de cambio que. Se concibe una complementariedad. por tanto. B. E. Estos estudios tratan de dar respuesta a las posibles áreas formativas que se estiman necesarias para el ejercicio profesional de la orientación en Europa. como último detalle sobre este tema. REOP. Vol. primer semestre. nº 17. los ámbitos de formación considerados por ellos como prioritarios para el logro de la dimensión europea y las diferencias entre grupos relativas a estas valoraciones. para dar respuesta a las necesidades educativas del alumnado. 5 REPETTO. a una práctica profesional y autónoma y reflexivo-estratégica. es decir. Las conclusiones extraídas por los investigadores. BALLESTEROS. b) Centrada en la disciplina a otra centrada en los/as estudiantes. e) Tecnicista-aplicativa de proyectos o ideas. d) Individualista a otra caracterizada por el trabajo colaborativo en equipo. basada en la toma de decisiones. Las implicaciones para la formación permanente de los asesores y asesoras se vinculan a la mejora de la calidad educativa..