Bibliotecas de Psicoanálisis

www.psicoanalisis.org ferenczi@psicoanalisis.org

Obras Completas de Sandor Ferenczi

INFL !NCI" #! F$! # SOB$! L" %!#ICIN" &'())*
Para concebir de forma constructiva, la importancia de una sola persona para la ciencia o para uno de sus sectores, sería importante presentar primero el estado de esta ciencia antes de la aparición de tal persona y a continuación los cambios efectuados bajo su influencia. Pero tal descripción apenas podría satisfacer una mayor exigencia de causalidad. Tendríamos que determinar con precisión si un espíritu constructivo ha resumido simplemente de manera fecunda un material ya existente, o si la maravillosa luz de un espíritu tan brillante como un meteoro ha iluminado un mundo que ya no dudaba de nada y sin embargo no estaba en absoluto avanzado. inalmente se impone la cuestión de saber en qu! medida la fortuna del investigador, y en qu! proporción sus cualidades personales han participado como factores decisivos en el descubrimiento de una nueva ciencia y en su formulación teórica. "levada la investigación hasta este punto, a#n queda la tarea de completar estas contribuciones mediante una especie de estudio de personalidad. $l plantear la influencia de reud sobre la medicina debo limitarme a se%alar la problem&tica general y, antes de todo, debo exponer las circunstancias concomitantes. ue sin duda alguna fruto del azar que el respetable m!dico vien!s, doctor 'osef (reuer, tuviera en tratamiento hipnótico a una paciente inteligente a quien sorprendió el efecto favorable que se produjo en su estado de &nimo al expresar sus fantasías, poniendo en conocimiento de su m!dico este dato. Ella fue, en realidad quien inventó el primer m!todo cat&rtico. Tambi!n fue el azar quien puso en comunicación m&s tarde a )igmund reud con (reuer. )in embargo, no fue efecto del azar el que (reuer, a pesar de un profundo conocimiento de la amplitud psicológica y patológica de este descubrimiento, se desviara r&pidamente de estos problemas sin asociarse con reud para posteriores estudios. "as cualidades a las que reud debe su perseverancia y sus !xitos en el desarrollo científico del psicoan&lisis no son un secreto. $nte todo su objetividad permaneció inquebrantable, incluso frente a problemas sexuales de mucha envergadura. Por extra%o que parezca, es rigurosamente histórico que antes de reud los investigadores que se consideraban libres de prejuicios no estaban, en materia sexual, exentos de escr#pulos morales y nunca consideraban el aspecto psicológico de la vida amorosa. )ólo dos hombres valientes se atrevieron a estudiar con detalle las consideradas particularidades repugnantes de la vida sexual* el vien!s +rafft,-bing y el ingl!s .aveloc/, -llis, tras quienes fueron varios investigadores alemanes y suizos. "as primeras tentativas de reud para explicar el descubrimiento de (reuer condujeron en seguida al examen de los problemas sexuales. "os amigos y colegas que reconocían su talento mientras se ocupaba de objetos inofensivos, absolutamente morales, como la afasia y la par&lisis cerebral infantil, le abandonaron precipitadamente. 0ncluso (reuer se unió en seguida a quienes no quedan seguir a reud en el estudio de los temas antiest!ticos y por ello poco gratificantes, de manera que reud se halló muy pronto solo. $sí comienza esta etapa de su vida que merece el calificativo de heroica, durante la cual apareció La interpretación de los sueños, que es la base de toda su

2omo ya he se%alado. instalarse en la confortable idea del nihilismo m!dico. había que admitir que las causas de los síntomas neuróticos se hallaban en la vida psíquica inconsciente. -l que los no iniciados califiquen esta construcción de fant&stica no tiene que sorprender. como ocurre casi hoy día. 5oy a intentar explicar brevemente lo que entendemos por eso. 7uien lo desee puede llamarla 8quimera9 científica. el equipo profesional del m!dico que se ocupaba de las enfermedades funcionales estaba constituido por los aparejos far&dicos y galv&nicos solamente. no le permitió reposo hasta que su espíritu penetrante no resolvió solo. -sta primera diferenciación tópica de las funciones psíquicas condujo a la separación del 2onsciente y del 0nconsciente. 1tro rasgo de car&cter que predestinaba a reud a convertirse en el inventor del psicoan&lisis era su crítica despiadada de la actividad terap!utica y de los conocimientos teóricos de esta !poca. reud no utilizó intencionadamente los m!todos de la hipnosis y de la sugestión que hubieran abierto un acceso parcial al 0nconsciente. nacida en la cabeza de reud. -ste edificio es el llamado Metapsicología.obra ulterior. pasados m&s de treinta a%os desde su aparición. que habían fracasado totalmente en el tratamiento de las neurosis. en el que fuerzas de intensidad variable actuaban unas sobre otras. todos los desarrollos ulteriores de esta ciencia. la eficacia de tales m!todos podía parecer inexplicable e incluso mística. aunque hayan sido a menudo transformados y reconstruidos. )in embargo. 1bst&culos casi insuperables parecieron impedir y oponerse a esta labor. seg#n las normas de los conocimientos psicológicos de la !poca. pues suponía que. "e hubiera sido f&cil. un rasgo específico de su manera de ser.nos. )in embargo. 3o dudo en afirmar que esta idea de reud ha determinado el porvenir de la psicología en todas sus aplicaciones. reud no podía explicar el origen de los síntomas neuróticos sin suponer actividades psíquicas en el interior de un sistema topológico. llegó reud a la convicción de que la electroterapia no podía conseguir nada en las neurosis y representaba un procedimiento totalmente in#til para tratarlas. "a psicología moderna nació en el mismo momento en que apareció esta idea b&sica de reud. lo que seguramente indica que el psicoan&lisis no correspondía a las exigencias del mundo científico y m!dico. -l resultado de este conflicto dependía de la relación de fuerzas6 sin embargo debía suponerse que la suma de dos fuerzas psíquicas era constante. dotando a su consulta sin ning#n esfuerzo de una clientela cada vez m&s abundante. podemos a#n observar la actitud negativa de mucha gente. pero creo que puede atribuirse a quien sabe hallar una salida a una situación tan desesperada como la que acabo de describir. 4esde el principio pareció necesario seleccionar el abundante material recogido por el nuevo m!todo. y no me parece exagerado atribuir a esta idea. que le impulsaba de una forma violenta hacia la verdad y que le hacia no quedar contento con una simple crítica de la situación. 3o es f&cil definir la noción de genio. pues se trataba de resolver una ecuación de muchas incógnitas. reud tuvo que ponerse a formular los contornos de su teoría configurando la estructura cuyos pilares se han mantenido hasta hoy. . sin ayuda del exterior. )in embargo consiguió llegar a algo inverosímil* esas regiones que pasaban por ser insondables acabaron abri!ndose ante su método de la libre asociación. 2omo (reuer y reud habían reconocido. toda teoría científica es una 8quimera9 y como tal sólo es utilizable mientras cumple su objetivo y no se halla en contradicción con los datos de la . 4e buena o mala gana. para ordenado científicamente. particularmente en el ambiente m!dico donde había crecido. -l car&cter efímero e imperfecto de los !xitos ocasionalmente obtenidos por la hipnosis y la sugestión indujo a reud a abandonar tales m!todos. "os conocimientos obtenidos a trav!s de tales m!todos hubieran llevado la marca del misticismo sin tener en cuenta la exigencia científica de claridad. que no parece accesible a una exploración directa. y la primera representación de la din&mica fue la hipótesis de un conflicto de fuerzas en el interior de estos campos. -n una !poca en que.oy. las cuestiones palpitantes que tenía planteadas.

"leva sus investigaciones psicológicas hasta los impulsos humanos que considera la línea fronteriza que no debe franquear la investigación psicológica porque tal vez se equivocaría si siguiera adelante. y que tal vez nunca sea plenamente realizable. 4ejando de lado consideraciones pr&cticas. constatando su similitud con la fuerza motriz física. que se abandonaba a los diletantes y a los literatos. los actos frustrados de la vida cotidiana y los síntomas < 4el latín uter. esperaba aclaraciones sobre el modo operativo de los procesos psíquicos. y nos da la posibilidad de influir sobre una justa repartición de las fuerzas. . -l temor a las generalizaciones infundadas previno a reud del error de reunir lo psíquico y lo físico en un monismo materialista. de modo que las extra%as formaciones del sue%o. . como hipnotizada.motrices. -sta nos posibilita comprender las perturbaciones de la vida psíquica de un paciente. ni la fisiología habían contribuido al conocimiento de los impulsos psíquicos m&s delicados. consideran casi injuriosa.asta entonces. a trav!s del microscopio y. Para caracterizar su dualismo es preciso acu%ar un nuevo t!rmino. el utraquismo1 y estoy convencido de que este m!todo de investigación sobre cuestiones que afectan a las ciencias de la naturaleza y a las del espíritu merece gran difusión. "a psicología propiamente dicha era un campo alejado. lo que ocurre en la metapsicología de reud. no puede evitar establecer analogías con las ciencias de la naturaleza ni siquiera en sus investigaciones puramente psicológicas. es decir el diccionario del 0nconsciente. 2onsiguió seguir la fuerza que bulle tras la vida psíquica hasta su origen biológico. entonces y ahora. como lo muestra el sistema metapsicológico construido sobre el modelo del arco reflejo. sino que formula tambi!n las reglas de la gram&tica específica y de la lógica primitiva que rigen este campo. "os trabajos ulteriores de reud reemplazaron este sistema de gran simplicidad por otro mucho m&s complejo. 3o dudo en afirmar que esta construcción es en cuanto tal de gran importancia científica. 4e este modo reud se hizo dualista. constatando m&s tarde que la realidad psíquica de los datos hallados mediante estos m!todos subjetivos era indudable. no consintió en renunciar a la diversidad descubierta6 la ilusión de un sistema de unificación prematuro no le hizo renunciar a sus ideas.ay que atribuir este error a que los m!dicos anteriores a reud tenían un punto de vista exclusivo y materialista. "os hechos psíquicos evidentes que desempe%an un importante papel en nuestra vida y en la de nuestros pacientes.experiencia. que presentaban lagunas y no le satisfacían por completo pero que estaban acordes con la realidad. "a medicina científica observaba fijamente. )ignifica. -l #nico medio para alcanzar este objetivo consistía en analizar la vida psíquica del hombre enfermo y del sano mediante la investigación psicoanalítica. . :l tiene constantemente a la vista los elementos anatómico. como el resultado de tales conflictos o de conflictos semejantes. la ciencia m!dica flotaba en la incertidumbre en cuanto a las condiciones patológicas. .na de las conquistas m&s notables de la psicología de reud consiste en que no sólo transcribe el contenido. eran considerados datos de escasa importancia. de los que ning#n hombre de ciencia debía ocuparse. 3o debe confundirse nunca el dualismo de reud con la separación ingenua del organismo vivo en cuerpo y alma. )u honestidad intelectual le llevó a reconocer que la vida psíquica no era accesible m&s que por m!todos introspectivos desde el punto de vista subjetivo. la primera tentativa de resolver un problema que concierne a la física y a la fisiología de los fenómenos psíquicos. cu&l de los dos. postura que la mayor parte de los especialistas en ciencias naturales. 2omo no podían mostrarse modificaciones cerebrales en ninguna neurosis o psicosis funcional. 3o creo que reud tenga objeciones contra la concepción monista del saber.fisiológicos relativos al sistema nervioso. el uno o el otro. )in embargo estos procedimientos sólo podían aclarar los datos m&s simples de las funciones sensorio. Por otra parte. ni la anatomía. ni m&s ni menos. a partir de las informaciones sobre el desarrollo y el trazado de los haces nerviosos. )u dualismo expone simplemente que esta unificación no ser& posible ni hoy ni en el futuro próximo.

-n este sentido.n m!dico que comprende el lenguaje de los pacientes neuróticos y psicóticos y puede utilizarlo etiológicamente y etimológicamente. -l psicoan&lisis no pertenece al grupo de esos m!todos envidiables que. incluso a nivel de especialista. la tolerancia del inevitable sufrimiento psíquico. . forma parte de los elementos que el psicoan&lisis debe dejar bien claro al paciente. -l psicoan&lisis prefiere limpiar a fondo los focos psicópatas. psicoterapeuta o director de un asilo psiqui&trico. obtener resultados m&s r&pidos. . -sto ya ocurre hoy en gran medida. despu!s de que las ideas de reud han atravesado los muros de los asilos psiqui&tricos. )in embargo su arte no podía ser ense%ado. y una gran fidelidad a las ense%anzas de reud no hay ning#n obst&culo para una formación completa. )on bien conocidos los grandes cambios realizados en el &mbito de la psiquiatría. aunque muchos procesos se oculten provisionalmente bajo nombres diferentes. tuto et jucunde ! es aplicable al psicoan&lisis. cuando han fracasado las restantes medidas psicoterap!uticas@ ?-s el #nico sistema de psicoterapia capaz de obtener !xito. que reposa sobre un fondo real. !ste es uno. )e ha aceptado la necesidad de contextos y de vinculaciones B D C&pido. "a certidumbre de un resultado definitivo sólo puede presumirse. -l psicoan&lisis admite que no es aplicable a todas las neurosis y que existen otros m!todos de psicoterapia. a la influencia de las ideas de reud. Tampoco deja entrever una total exención del dolor6 por el contrario. como los hay en cualquiera otra rama del arte de sanar. afronta estas enfermedades con una comprensión distinta a la del hombre de ciencia que se preocupa poco del origen de cada fenómeno aislado y se deja dirigir #nicamente por su intuición artística. $ntes de reud hubo eminentes psicoterapeutas que se mostraron eficaces y obtuvieron extraordinarios resultados en el tratamiento de las psicosis y de las neurosis. -l psicoan&lisis no es una terap!utica r&pida. podemos predecir que ning#n tipo de psicoterapia escapar&. a la larga. gracias a su aplicación.n an&lisis dura normalmente varios meses. . bien y con agrado. -l 0nconsciente del m!dico comprendería al 0nconsciente del enfermo y permitiría que la respuesta adecuada y el hallazgo de la medicación eficaz llegara hasta el 2onsciente del m!dico. )in embargo confía que en el futuro su espíritu acabar& infiltr&ndose en los restantes m!todos. con una preparación adecuada. pueden barrer repentinamente los síntomas. Aa nadie se contenta con el m!todo descriptivo que consiste en clasificar los casos seg#n los grupos sintomatológicos. 4e entrada esto no es ning#n atractivo. 7uien se halle de verdad interesado es posible que espere con impaciencia saber algo sobre los resultados concretos del psicoan&lisis. "os afortunados que poseían este talento no podían ense%ar su m!todo de comprensión intuitiva. Por supuesto que siempre habr& artistas en el psicoan&lisis. aunque el analista act#e como hipnotizador. y en los casos difíciles varios a%os. . -ste contacto entre paciente y m!dico podría denominarse =di&logo entre dos 0nconscientes>. es un m!todo muy lento. non est idem $ es cierto en alg#n sitio. )i dos hacen lo mismo.n analista formado realizar& un trabajo m&s fructífero y tendr& un criterio m&s justo que quien no hace ninguna tentativa para investigar en el material existente la etiología probable de los síntomas patógenos. )i el proverbio «"i duo #aciunt idem. ya no es lo mismo. )in embargo. a pesar de su mejor voluntad. ?Podemos. m&s numerosos y de mayor alcance. y no existen casos en que resultan preferibles los otros m!todos@ Para responder francamente a estas preguntas tendr! que decepcionar a quienes suponen que la divisa del cirujano* «Cito. como la hipnosis. -l progreso que significa el psicoan&lisis para la pr&ctica m!dica consiste esencialmente en que ha convertido en ciencia a este arte terap!utico.neuróticos y psicóticos se vuelven comprensibles y significativos. 3o concede ninguna confianza a la duración de tales m!todos y est& convencido de que el polvo levantado por tales procedimientos tiene que depositarse en alg#n sitio. que puede ser aprendido por cualquier m!dico inteligente con la misma facilidad o dificultad que la cirugía o la medicina interna. 4e entrada no se presta al tratamiento masivo.

ay que atribuir al odio y al ciego horror de sus contempor&neos el no haber indicado estas cosas a tiempo.na de ellas consistiría en seguir oprimiendo y rechazando el psicoan&lisis. 3aturalmente hay muchas maneras de sacar partido de los pensamientos de reud. de manera que pudo ocuparse de la actividad consciente de forma clara y respetable. reud consiguió tambi!n completar la investigación de las fuerzas ocultas tras la vida impulsiva. conciencia moral. etc. es decir la liberación de los enfermos mentales de sus cadenas. y la química. Pinel. que confirman las teorías de reud. siguiendo los dictados bondadosos de su corazón. la auscultación. idealismo. Por fortuna. "o que el viejo maestro de la psiquiatría. 2ada vez se elevan m&s voces. ha conseguido exteriormente. )in embargo. que por ultimo dio explicaciones detalladas de las actividades psíquicas superiores* entendimiento. el inventor del psicoan&lisis ha podido vivir lo bastante para asentar firmemente su obra y protegerla de las numerosas tentativas de disolución.inteligibles. $ntes de tales descubrimientos había m!dicos que conseguían !xitos. .oy ning#n m!dico sensato se dejaría guiar exclusivamente por su intuición. 4e esta manera. "o llamativo es que tal confirmación no sólo viene del campo psiqui&trico sino tambi!n de los &mbitos de la medicina interna. $unque estemos lejos de alcanzar este estado ideal. Por ello algunos pretendieron que husmeaba en impulsos inconfesables. Eracias a su descubrimiento. en cuanto ciencia autónoma. la radioterapia. debido a su aspecto poco apetecible. y !stos podrían satisfacerse. lo ha reproducido reud partiendo del interior. Pero es muy superfluo abordar seriamente tal posibilidad. )eguramente. que reud ha iniciado. que no estaban muy claras en la literatura prefreudiana. Todos constatan en sus especialidades que #nicamente la explicación psicoanalítica hace comprensible y . renunciando intencionadamente a contrastar objetivamente la exactitud o la inexactitud de sus reflexiones. 7uiero hablar de los inicios de su psicología científica del -go. reud no se ocupó de las aberraciones de la vida sexual y de los impulsos de agresividad animal por gusto personal sino porque no había otro . . algunas a#n dudosas. puede situarse a la misma altura que la revolución de la medicina interna provocada por los m!todos clínicos de la percusión. -l psicoan&lisis ha elevado a un grado científico nuevo los conocimientos sobre las neurosis y las psicosis. la medida de la temperatura. $penas se preocupó de las opiniones negativas de la sociedad y de los prejuicios. el poder de las fuerzas rechazadas y la sublimación de tales fuerzas tenían tanta importancia en su ense%anza como la vida impulsiva. -l psicópata habla ahora un lenguaje que comprende quien ha recibido la formación adecuada. los síntomas de los locos han dejado de ser una colección de monstruosidades que se acostumbraba a rechazar como ridículo y sin sentido. moralidad. -ra un simple buscador de la realidad. la bacteriología.!rcules para poner orden en los corrales de $ugias. y de la dermatología. y ya no se puede operar como si esto no existiera. 4e este modo ha quedado superado por vez primera el profundo abismo que separaba al hombre sano y al enfermo mental. en absoluta calma. . )in embargo reconoció desde el principio que los factores de la adaptación social. tales ideas no herirían el sentido est!tico y !tico de los sabios delicados. que había sido abandonada. con los frutos obtenidos a trav!s de ellas. parece que acabar& pronto el período de tan curiosos ataques. Podemos predecir que los asilos psiqui&tricos acabar&n siendo transformados en centros de tratamiento psicoterap!utico. si fuera posible una hora al día. de la pediatría. y a trav!s de treinta a%os de trabajo ha llevado a una especie de conclusión. "a gran revolución de la teoría de las neurosis y de la psiquiatría. de la ginecología. embutidas bajo una capa opresiva. y otros denostaron sus teorías calific&ndolas de 8pansexualismo9 y de epidemia psíquica peligrosa. )us contempor&neos tenían gran necesidad de tales explicaciones. en los que los m!dicos de formación analítica se ocupar&n todos los días de cada uno de los pacientes. a pesar que sus fructíferas ideas se infiltran por todos los caminos y por todas las ramas del saber. no puede eludirse el proyecto.

-n (erlín y en 5iena existen clínicas e institutos de formación para la teoría y la pr&ctica de la psicoterapia freudiana6 otros institutos est&n en vías de creación en "ondres. $unque parezca una exageración podría decirse que hasta ahora la medicina actuaba como si el paciente no tuviera nada en la cabeza y como si las fuerzas superiores de la inteligencia. "os centenares de m!dicos que asistieron recientemente al 2ongreso de psicoterapia de (aden. Fuchos m!dicos eminentes Gcitar! sólo al alem&n Eeorg Eroddec/ y al vien!s !lix 4eutschH se ocupan intensivamente de la terapia analítica de las enfermedades org&nicas. Pudo ser una inspiración divina la que impulso a reud a citar en el prólogo de su 'nterpretación de los sueños la frase po!tica* «.(aden estaban totalmente impregnados del espíritu psicoanalítico.. aunque le haya sido concedido el título de Profesor en virtud de sus m!ritos. $#n falta tiempo para que se escuchen las llamadas cada vez m&s fuertes en las puertas de las universidades. -c*eronta mo&ebo . )ólo se trata de unos inicios prometedores cuya importancia en el futuro es difícil establecer ahora. conmover! a $queronte. 2uando se realice la apertura adquirir& el psicoan&lisis el lugar que le corresponde en los programas de M )i no puedo doblegar las regiones superiores. $l mismo tiempo. Todas las instituciones dedicadas exclusivamente al psicoan&lisis deben su creación a la iniciativa privada y han tenido que combatir la indiferencia e incluso la hostilidad de los estamentos oficiales. "o cual no quiere decir que sus trabajos no contengan nada v&lido o interesante. "os órganos oficiales de esta organización son la %e&ue 'nternationale de (s)c*oanal)se. como se ha hecho a menudo en tantas publicaciones científicas. 3ada ilustra mejor esta situación que el dato de que nunca se han dirigido al fundador del psicoan&lisis para invitarle a impartir una ense%anza oficial. "a toma en consideración de los factores psíquicos inconscientes para explicar la patog!nesis de las enfermedades. "a influencia del psicoan&lisis va siendo absorbida pasivamente por todas las ramas de la medicina y de las ciencias del espíritu pero la )ociedad 0nternacional est& dispuesta a trabajar activamente para desarrollar en amplitud y profundidad las ideas de reud. dividida en tantas especialidades. la revista 'mago y el +ournal 'nternational de (s)c*anal)se. Aa es hora de tomar en serio la expresión 8tratamiento individual del paciente9. -l psicoan&lisis es una bendición para la medicina. que llamamos fuerzas psíquicas. )in embargo puede interpretarse esta divisa en otro sentido. (udapest y 3ueva Aor/. no intervinieran en el combate de los órganos corporales contra la enfermedad.accesible al tratamiento m&s de un caso enigm&tico. pues recomienda tratar al enfermo al mismo tiempo que a la enfermedad en cualquier manifestación de !sta. parece extenderse como una epidemia.lectere si nequeo superos. "a $sociación Psicoanalítica 0nternacional fue fundada en el 2ongreso de 3Iremberg en <JKL6 existen sociedades afiliadas en todos los centros culturales. -sto se había reconocido siempre como un principio. dirijamos nuestra vista hacia el Eran Fodificador9. en "ondres. . 3o sería correcto citar sus nombres junto al del maestro. protege al an&lisis de las falsificaciones y de posibles errores de interpretación. pero casi nunca se había puesto en pr&ctica por falta de verdaderos conocimientos psicológicos. -sta historia me recuerda el dicho satírico del original y espiritual patólogo vien!s )amuel )tric/er quien completaba la comunicación de sus propios descubrimientos con esta nota* 8A ahora. lo mismo que en los dem&s campos ideológicos. -n todos los lugares han sido las universidades las que han mostrado una actitud m&s conservadora. (aste constatar que la influencia de un solo disidente es insignificante en comparación con la de reud. a las que llegan sólo como gru%idos surgidos de las profundidades. pero no es !ste el lugar de abordarlas. "as fortalezas de la ciencia oponen a#n gran resistencia a la introducción de la ense%anza psicoanalítica. .an aparecido tendencias separatistas. 2on ello quería destacar el hecho científico de que los problemas m&s importantes del espíritu humano sólo pueden ser abordados a partir de las profundidades del 0nconsciente.

-l psicoan&lisis exige del m!dico una infatigable receptividad a todas las relaciones entre las ideas. "os sucesores de los actuales profesores har&n justicia a la importancia de reud. -spero que no se pierda el recuerdo de quien. adem&s del estudio de la teoría. )in embargo. -l psicoan&lisis se%ala el rechazo de las tendencias libidinosas como la causa de las neurosis. Por supuesto. -l internista vien!s 1ser. "a diferencia entre esta situación y la que acabamos de mencionar reside en que. rancia. -n un país anglosajón se acu%ó el siguiente dicho* 8Posiblemente se sue%an esas cosas en la capital austriaca* nuestros sue%os son m&s honestos9. no aceptaron f&cilmente el psicoan&lisis. la medicina era ense%ada como una pura ciencia natural. -n realidad. Para satisfacer tal exigencia. el psicoan&lisis exige algo de este tipo cuando espera del m!dico la intuición psíquica de las anormalidades del paciente. -stoy persuadido de que los esfuerzos encaminados a ello ser&n ampliamente recompensados. se me hubiera ense%ado el arte de manejar la trans#erencia y la resistencia. cada uno de nosotros puede obtener de su propio 0nconsciente la capacidad de tal comprensión. cuando !stos se hallen en situaciones peligrosas. -s posible que esto ocurra antes de lo que creemos. con muchos conocimientos teóricos y pr&cticos. el factor psicológico es para la terapia tan importante como el estado objetivo de los órganos. no es suficiente. durante mis estudios. tal teoría debiera haber aparecido en un país dominado por la pudibundia y el rechazo. a afirmar que el psicoan&lisis. un an&lisis did&ctico de al menos un a%o de duración. )e llegaba a la acultad de Fedicina y se salía siendo 4octor. "a formación de un especialista en psicoan&lisis exige. en el mundo de la pr&ctica m!dica. sólo podía haber aparecido en la ligera y decadente atmósfera vienesa. . de la familia y de la sociedad. seg#n las constataciones del psicoan&lisis. . que ense%aba la patología del estómago. a trav!s de su obra y de su vida. 3os basta simplemente con liquidar la resistencia frente a esta fuerza inconsciente para volverla consciente y utilizable a fin de comprender al paciente. 3o hay que ser un gran profeta para predecir que en breve numerosos cursos remediar&n el olvido de anta%o. es decir lo que llamamos 8comportamiento9 /be*a&iour0. los países que no se distinguían por una pudibundia particular. la extensión de la peste psicoanalítica. Fe hubiera evitado muchos esfuerzos y sufrimientos si. no podemos exigir al futuro m!dico que sufra todas las enfermedades contagiosas posibles para comprender y cuidar mejor a quienes resulten afectados por esos males. ha elevado la posición y la dignidad del m!dico. )i los adversarios de reud tuvieran razón.n conocimiento de la humanidad científicamente fundado ayudar& al m!dico a reconquistar la autoridad que ha perdido en cuanto consejero del individuo. pero tampoco se le puede ahorrar en su totalidad este proceso que a veces resulta doloroso. 4e un m!dico general no se exige tanto. en el exterior.na incomprensión total de los elementos esenciales del psicoan&lisis llevó a algunos adversarios de reud particularmente feroces. !l mismo debe poseer un psiquismo d#ctil y flexible. 5oy a terminar dando unas ideas sobre la extensión geogr&fica del psicoan&lisis o. "a humanización de los programas universitarios ser& pronto una necesidad y acabar& imponi!ndose. nos contaba que el tema le cautivaba debido a sus propios problemas g&stricos. . -nvidio al m!dico del futuro que conocer& esto. "a observación precisa de la actitud objetiva del paciente. o el psicoan&lisis sexual como ellos lo llamaban. ?2ómo puede adquirir el estudiante de medicina este conocimiento profundo de sí mismo@ -s una cuestión difícil de responder. $dvi!rtase que hasta la aparición de reud. -s bien conocido que los m!dicos diab!ticos tratan con una intuición particular a los pacientes diab!ticos. lo cual no puede alcanzarse si no se analiza. es dualista o utraquista. pero sin haber aprendido nada del alma humana. comprendido tambi!n lo que !l comunica.na dificultad particular en el aprendizaje del psicoan&lisis proviene de que su m!todo.estudio. . como ya he dicho. Por el contrario. como el se%or . y lo mismo ocurre con el m!dico tuberculoso. los sentimientos y los procesos inconscientes en el interior del paciente.oche la ha llamado.

reud ha tenido que renunciar a la auto. una incitación en!rgica al desarrollo de esta ciencia. 2omenzó haciendo suya la fórmula de )chNeninger quien decía que todo ser humano debía ser m!dico y todo m!dico ser humano. sino que tambi!n ha acercado las ciencias de la naturaleza y las del espíritu. -l psicoan&lisis no sólo ha promovido la comprensión recíproca entre medico y enfermo. quisiera destacar que reud ha abolido la línea de demarcación que separaba las ciencias de la naturaleza de las del espíritu. Para alcanzar este objetivo. $lemania ocupa una posición intermedia* tras una oposición violenta. países de moralidad sexual particularmente estricta. e 0talia han sido países en los que el an&lisis ha hallado una fuerte oposición. Para acabar.satisfacción que caracterizaba al m!dico tradicional. .$ustria. "a influencia de reud sobre la medicina significa una transformación formal. mientras que 0nglaterra y $m!rica. pero para su realización pr&ctica era necesaria la aparición de una personalidad de la importancia de reud. "a posibilidad de tal desarrollo ha debido existir antes. se han mostrado m&s receptivos. se inclinó ante el peso de la realidad.