. EL EXPOLIO.

EL VALOR DE UNA OBRA DE ARTE

El Greco fue un pintor que vivió la transición del Renacimiento al racionalismo moderno, pero su pintura fue sobre todo valorada en el siglo xx, pues fue en este siglo cuando su obra fue reconocida y admirada por los críticos, cuando sus cuadros pasaron a ser considerados parte indispensable del patrimonio artístico que hizo posible la Modernidad. Para intentar explicar la fascinación que los cuadros de El Greco ejercieron sobre artistas y críticos del siglo xx podemos empezar por aproximarnos a una de sus telas, más concretamente a El expolio, pues quizás sea este cuadro el que mejor encarna «el misterio» de su pintura, el virtuosismo de su arte. A diferencia de la tradición platonizante, a diferencia de las teorías psicológicas y de las experiencias estético-místicas, la sociología del arte trata de hacer visibles las condiciones históricas, sociales y culturales que hacen posible que una obra de arte se convierta, para determinados espectadores, en un objeto inefable y conmovedor. Allí donde surge la contemplación de lo sagrado, cuando la experiencia de la belleza permite al sujeto que entra en contacto con la obra artística trascender sus condiciones de existencia para adentrarse en un espacio abismal, surge también el peligro de absolutizar la producción artística más allá del tiempo y del espacio, más allá de la historia. La frecuente desubicación de las obras maestras del arte occidental, el continuo trasiego de cuadros que son arrancados del específico lugar para el que estaban destinados cuando se pintaron para pasar a ser colgados en las galerías de arte, en los museos o en los salones de los nuevos amos del universo, contribuyen a deshumanizar el arte, contribuyen a reforzar el mito del carácter intemporal de determinadas obras pictóricas. Frente a la ideología tantas veces proclamada del arte por el arte, el análisis sociológico de las producciones artísticas es
45

herencia de pura expresión espiritual. Así y sólo así puede explicarse su arte. era un soñador. ciánica. corporeidad y dinamismo romanos. pp. sino los ensueños. Identidad y transformación. con el fin de avanzar una nueva línea de interpretación de la pintura del artista candiota afincado en Toledo. Sobre los avatares interpretativos por los que pasó la obra de El Greco véase el magnífico estudio de José Álvarez Lopera. data prácticamente de principios del siglo xx.) pp. saber por qué y para qué el pintor cretense pintó El expolio. en el astigmatismo que padecía el pintor. Este cuadro. hasta el punto de llegar a asignar a una obra humana. al soñador. EL VALOR DE UNA OBRA DE ARTE siempre iconoclasta. pero únicamente podemos profundizar en su sentido si analizamos las condiciones de producción. sino para admirarle y pretender seguirle plenamente: al verdadero Greco. no ya para comprenderle y perdonarle. obsesión del color. exaltación. Su fuerza y su belleza no son ajenas a nuestro mundo. fue reivindicado especialmente por los románticos en el siglo )(a.5-56. 1999. Cossío. A estos patólogos morales se suman los que sostienen que la deformación de esas figuras retorcidas y alambicadas radica más bien en un problema de visión. soñaba. un carácter de eternidad. representa sin duda para nosotros una obra grandiosa. La finalidad de este segundo capítulo es mostrar la pertinencia de los análisis de sociología histórica para captar el significado latente de las producciones artísticas. pues trata de objetivar las condiciones sociales y políticas. dignidad. promovida a la vez por amantes y detractores de El Greco. Manuel B. pero el primer reconocimiento sistemático de su obra es aún mucho más reciente. «La construcción de un pintor. El expolio. Síntesis perfecta del orientalismo y occidentalismo. el redescubrimiento de El Greco en Occidente es muy tardío. Profeta de todo renacimiento idealista. Cossío. reivindica la modernidad de El Greco. Un siglo de búsquedas e interpretaciones sobre El Greco».MATERIALES DE SOCIOLOGÍA DEL ARTE EL EXPOLIO. el movimiento. sólo épocas inquietas y soñadoras son las propicias. en VVAA. Todavía en 1903. trataremos de hacer una síntesis de las indagaciones realizadas sobre este cuadro de El Greco.« ed. su sentido. en la medida de lo posible. y los descubrimientos de nuevos e importantes documentos se sucedían siguiendo un ritCfr. Para comprender por qué nos impresiona con tanta fuerza es preciso saber más de El Greco y de su extraño mundo. Madrid. es instrumentalizada una y otra vez por los críticos que creen descubrir en la pintura de Theotocopoulos claros signos de degeneración moral. misticismo castellanos. los procesos que hicieron posible lo que algunos artistas y críticos denominan la magia de la experiencia estética. el lugar para el que fue pintado. 341342. El Greco. La edición original de este libro ya clásico data de 1908. discípulo de Giner de los Ríos y autor de la primera gran monografía sistemática en la que. Y en este extremo radica sobre todo la razón fundamental de por qué vive El Greco intensamente como fuerza inspiradora en nuestros días. gama fría. contra inflexibles críticos. 1983 (4. Manuel B. En este caso. Su arte quedará como el esfuerzo más genial y logrado para transmitir al lienzo lo puro dinámico. el frenesí espiritual. En este sentido es El Greco un barroco. Madrid. mánticos. técnica y colorido venecianos. resume en el siguiente párrafo las claves de su pintura: El Greco no dormía. Francisco de Borja San Román comenzaba sus pesquisas documentales sobre El Greco y Toledo. Casi por la misma época. demasiado humana. acritud. qué quiso decir con esta obra. es también una especie de jeroglífico que es posible descifrar. en fin. un cuadro que afortunadamente aún permanece en un altar de la sacristía de la catedral de Toledo. y por tanto iluminar una importante región que permanece en penumbra. Cossío y su defensa del vanguardismo de El Greco significaron un punto de no retorno. 2. El Greco. Espasa-Calpe. Museo Thyssen-Bornemisza. un crítico y erudito de la historia del arte tan prestigioso como Carl justi se refería a su «salvaje amaneramiento que es difícil comprender si no se acepta una perturbación patológica». y especialmente por los ro46 La publicación del libro de Manuel B. Simboliza el triunfo de la individualidad. 47 . pues es un cuadro que nos sacude y nos conmueve. intimismo y cánones bizantinos. desentrañar. al loco L LA VOZ DE LOS EXPERTOS Como ya hemos señalado. La creencia en la locura del artista. a la vez fascinante y misterioso. y lo que aspiraba a pintar no eran las cosas reales que dan los sentidos.

El Greco and Cervantes in the rhythm of experience. 2 Véanse Gregorio Marañón. escribe Rosenkranz. «La iconografía del Expolio del Greco». hasta el punto de que uno se siente de repente formando parte integrante del tumulto que rodea a los torturadores. 189-197. bibliotecario del poderoso cardenal Alejandro Farnesio. Archivo español de arte y arqueología. El Greco no fue un místico. Mayer. especialmente las avanzadas por san Román 2 Wethey concede con razón gran importancia a la estancia de El Greco en Roma en el palacio del cardenal Alejandro Farnesio. «resulta imposible comunicar adecuadamente el alcance y las sutilezas cromáticas de esta gran pintura». VIII 1927. Princeton. pp. litigante y airado. xxviii. Wethey. 1934. El Greco y Toledo. Desde los años sesenta hasta la actualidad los estudios sobre El Greco han conocido un importante desarrollo. 51-52. Wethey titulado El Greco and his school es de la mayor importancia. 28. de Azcárate. descubrimos en ellos la condición de humanidad de los tiempos modernos. Wethey considera a «El expolio como una de las más grandes composiciones en la que la combinación de la iconografía medieval con elementos manieristas se funden para producir esta obra sumamente original». Francisco de Borja San Román. que subraya las raíces bizantinas de la iconografía de El expolio. 2 tomos. Londres. ob. 51-54. pues Wethey subraya con fuerza las raíces italianas de la pintura del pintor cretense sin desconocer las nuevas aportaciones documentales españolas. EL VALOR DE UNA OBRA DE ARTE mo directamente proporcional al incremento del interés de los críticos del arte por el artista y su obra. Madrid. Tras la edición en 1926 del catálogo de A. 1910. Madrid. Sobre la iconografía y las fuentes literarias cfr. El Greco and his School. pp. pp. pp. Harold E. M. a pesar de que tanto para Cervantes como para Dominico Theotocopoulos las artes. y también «Documentos del Greco referentes a los cuadros de Santo Domingo el Antiguo». como por ejemplo los cuadros pintados para la iglesia de Santo Domingo el Antiguo. Se han superado en buena medida las visiones románticas y neorrománticas que hacían de El Greco un artista intimista y solitario. y 48 49 .MATERIALES DE SOCIOLOGÍA DEL ARTE EL EXPOLIO. insensible al enorme poder emotivo de este cuadro. desarrollada por la mano maestra de Tiziano. Para el crítico norteamericano. y resalta sus estrechos vínculos con el pintor miniaturista Giulio Clovio. 36-37 y tomo II. Archivo español de arte y arqueología. Los efectos de esta grecomanía contribuyeron a situar al artista entre los grandes maestros de la historia de la pintura del Occidente cristiano. «En estos dos hombres». pujaban al alza para comprar cuadros de El Greco. observa también que en una investigación realizada en la Universidad de Princeton sobre el tema del despojo de las vestiduras de Cristo aparecieron 22 ejemplos. se combinaba a la perfección con el virtuosismo del dibujo de la figura humana que Miguel Ángel había llevado hasta la más alta expresión en el Juicio Final de la Capilla Sixtina 3 . Los estudios realizados por los grecófilos se enriquecieron cada vez más con nuevas aportaciones documentales e interpretaciones arriesgadas. admirador y coleccionista de los cuadros de El Greco. que no fue . una obra en la que la tradición veneciana del color. la literatura y la pintura. Princeton University Press. L. así como Francisco de Borja San Román. orgulloso de su singularidad. tampoco fue un loco soñador como Don Quijote. El Greco en Toledo o nuevas investigaciones acerca de la vida y obra de Dominico Theotocopoulos. . Wethey. y abrieron la literatura y la pintura a la Modernidad— ha sido realizado por Hans Rosenkranz. especialmente los norteamericanos. En el capítulo que dedica a las obras maestras de El Greco en Toledo. y la publicación del célebre libro de Gregorio Marañón sobre El Greco y Toledo. 19%. son inseparables del conocimiento libre y de la reivindicación de la humanidad 4 . Archivo español de arte. Wethey llega incluso a afirmar que lo que provoca una conmoción emocional en el visitante de la sacristía de la catedral es ese extraño color rojo cereza brillante de la túnica de Cristo. El Greco and his School. a la vez que los museos y coleccionistas de todo el mundo. cit. J. 4 Un buen paralelismo entre El Greco y Miguel de Cervantes —que vivieron en Roma por la misma época al servicio de cardenales. «De la vida del Greco (Nueva serie de documentos inéditos)». 1932. Wethey. como la sucesiva venta y dispersión de cuadros que habían sido concebidos dentro de un conjunto. de los cuales 18 eran del siglo xiv o ligeramente anteriores. pero también se produjeron efectos catastróficos. Sin duda las informaciones técnicas proporcionadas por los especialistas en el arte de El Greco nos ayudan a contemplar el cuadro con nuevos ojos. es decir. así como con el círculo de humanistas y letterati que rodeaban a Fulvio Orsíni. el libro del crítico de arte norteamericano Harold E. Cfr. un misántropo soñador integrado de lleno en la tradición libertaria española. 1955. 1962. tomo I. «vemos nuestra propia historia. Harold E. pusieron de manifiesto una extraordinaria fuerza creativa.

Tradición e innovación. el círculo de la catedral de Toledo era casi una réplica del refinado entorno intelectual formado por el círculo de los Orsini: Todos ellos habían sido educados en la Universidad y muchos eran doctores en cánones y en derecho civil que estudiaron y escribieron sobre teología. Painting in Spain 1500-1700. así como poetas y arquitectos renacentistas inspirados en la tradición clásica. Es muy posible que debamos a Jonathan Brown la mejor síntesis de estas dos sensibilidades. Como señala Brown. se podrían distinguir al menos dos grandes líneas de interpretación que. los retratos de Tiziano. desde Tiziano y Miguel Ángel. quien en 1984 publicó un magnífico trabajo titulado «El Greco en Roma y el retrato de Vincenzo Anastagi». De un lado están los que subrayan el proceso de formación del pintor. y entre ellos Cfr.MATERIALES DE SOCIOLOGÍA DEL ARTE EL EXPOLIO. y por tanto tienden a insistir en los estrechos lazos que unen la pintura de El Greco con los grandes maestros de la pintura italiana. los segundos tienden a acentuar su manierismo. 1983 p. En términos generales. su oficio. al servicio del todopoderoso cardenal Alejandro Farnesio. En tanto que sede principal de España la archidiócesis de Toledo se puso a la cabeza a la hora de preconizar la observancia de los decretos del Concilio de Trento. Mientras que la sensibilidad italianizante está más vinculada al análisis técnico de la pintura. cuadro en el que El Greco incluye. Cfr. Miguel Ángel. El paralelismo entre El Greco y Cervantes había sido subrayado con anterioridad por Cossío. por ejemplo. su adscripción a una incipiente tradición estética troquelada en los moldes impuestos al arte sacro por los cánones del Concilio de Trento. Ambas tradiciones conviven sin problemas desde los comienzos de los años ochenta. cuando revistas especializadas. 11. están los que afirman sobre todo la originalidad de la síntesis operada por El Greco. hasta Tintoretto. como signo de reconocimiento y homenaje. el inicio del carácter singular de su pintura. encubren en realidad dos modos de ver la pintura de El Greco: los primeros subrayan sus raíces en la Antigüedad greco-latina. donde de nuevo vuelve a aparecer el retrato de Giulio Clovio perteneciente a la colección de Orsini. Italia y España. monografías y tesis doctorales relanzan de nuevo las interpretaciones sobre su obra. A su juicio. Su integración en el taller de Tiziano a principios de 1567. 51 . Studies in the 1-liistory of Art. Harold E. si bien no son completamente contradictorias entre sí. la sensibilidad hispanizante y contrarreformista encuentra un fuerte respaldo en la historia social del arte. No hace falta decir que esta circunstancia fue fundamental para la conformación del arte de El Greco en un medio de expresión del pensamiento y la devoción contrarreformista'. y para quienes su llegada a Toledo significó un nuevo rumbo en su carrera. la versión de La expulsión de los mercaderes del templo que se conserva en el Minneapolis Institute of Arts. Yale. en la que figuran autores griegos y latinos. la distancia entre los cardenales romanos y los canónigos de Toledo no era tan grande. reflejan bien las diferentes sensibilidades de los especialistas a la hora de valorar la pintura de El Greco. «Preface». Wethey. 32. Por otra parte. 50 exposiciones y los catálogos sobre El Greco. tanto en Roma como en Toledo. Del otro. EL VALOR DE UNA OBRA DE ARTE Los especialistas de El Greco han seguido sus pasos desde los talleres especializados en pintar iconos en Creta hasta su llegada a Toledo en 1577. clasicismo y espiritualidad propia de la contrarreforma católica. la ciudad en la que se afincó. Por lo tanto los patronos de El Greco estaban implicados tanto en la práctica como en la doctrina del Catolicismo de la Contrarreforma. Rafael y los Bassano. su lenguaje propio. pero las interpretaciones de su pintura siguen siendo muy diversas. ix (número monográfico sobre El Greco). para quien una de las principales características de El Greco es sujetar casi siempre lo divino a lo humano. el artículo del ya mencionado historiador del arte de la Universidad de Michigan. Giulio Clovio y Rafael. 1991. p. Un buen exponente de la sensibilidad italianizante es. donde vivió y pintó hasta su muerte en 1614. Jonathan Brown. también Jonathan Brown. momento en el que proliferan las por eso su obra nos interpela». Wethey pone de manifiesto el carácter netamente renacentista de la biblioteca de El Greco. La información documental de la que disponemos es cada vez más rica y más precisa. marcaron profundamente su formación como pintor. su inserción en la tradición del mejor Renacimiento. la búsqueda de un lenguaje propio. así como su estancia en Roma entre 1570 y 1576. El Greco está en el centro del mundo católico. Yale University Press.

que representan bien la sensibilidad hispanizante. Kagan sobre uno de los patrones de El Greco. «El Greco and the Spiritual Reform Movements in Spain». 57-74. A Study of El Greco's treatment of the Sacred Theme. Los críticos creían haber sentado las bases para una interpretación sólida y duradera de la pintura de El Greco. New Haven. son numerosos los documentos que nos hablan del trabajo del pintor en Toledo. donde El Greco entró en contacto con clérigos ilustrados españoles vinculados al cabildo de la catedral de Toledo. Patrick Pye lo expresó con claridad: «La pintura del Greco forma parte realmente de una gran empresa teológica.1984. Pero quizás la revelación más importante del artículo de Wethey sea la de la relación de El Greco con el círculo del cardenal Ugo Buoncompagni. Toledo era la capital eclesiástica del Imperio español que lideraba la lucha contra el protestantismo. Para Wethey. y. pp. Four Courts Press.don Luis Castilla. El expolio sería la obra de transición de un pintor de transición. así como Fernando Marías y Agustín Bustamante. hijo de don Diego Castilla. la pintura de El Greco debería ser interpretada como un instrumento pedagógico al servicio de la verdad de la fe católica. Wethey. 1967. 1984. 40. pp. David Davies. «II gran Cardinale». una obra en la que algunos críticos percibieron las raíces bizantinas de su iconografía. El entorno del Cardenal Alejandro Farnesio y su estrecha relación con el mundo del arte ha sido muy bien estudiado por Ciare Robertson en una tesis presentada en 1986 en el Warburg Institute de Londres titulada «The artistic patronage of Cardinal Alessandro Farnesse (1520-1589)». así como el hallazgo del pago de un recibo a la academia de San Lucas de Roma. «El Greco en la Academia de San Lucas». La tesis fue publicada algunos años más tarde: Clare Robertson. es decir. 1981. Patrick Pye. Vitrubio y Paladio. En el mismo número monográfico de los Studies in the History of Art en el que Wethey publicó su magnífico artículo se incluyen textos Cfr. don Pedro Salazar de Mendoza. Wethey subraya en su artículo la importancia de la existencia en la biblioteca de El Greco de un libro de Vitruvio anotado de su propia mano en los márgenes que fue descubierto por Fernando Marías y Agustín Bustamante. Las ideas artísticas de El Greco. la empresa de la teología tridentina» 9 . Tendríamos así de un lado a un Greco clasicista. 13. Archivo español de arte. pp. pp. «Pedro de Salazar de Mendoza as Collector. Fue en estos círculos. 1992. Studies in the History of Art. La suerte parecía estar echada. Kagan. y entre ellos con . Richard L. 13. derrotado por la cerrada oposición que manifestaron contra su candidatura tanto Felipe II como la familia Médicis. Scholar and Patron of El Greco». 153-159. EL VALOR DE UNA OBRA DE ARTE Petrarca. Madrid. y allí estaban los patrones de El Greco. En este marco. el del historiador Richard L. entre Tiziano y Miguel Ángel. 171-178. o en ambos. el artículo de Alfonso Rodríguez de Ceballos sobre los efectos del Concilio de Trento en la pintura de El Greco 8 . y en la que el color deslumbrante de los veneCfr. pp. el de Farnesio o el de Buoncompagni. sargento mayor de la guardia del Castillo de Sant'Angelo y caballero de la Orden de Malta —retrato que se conserva actualmente en la Frick Collection de Nueva York— prueba bien las conexiones de Dominico Theotocopoulos con la Corte papal de Gregorio XIII. 13. Cátedra. elegido Papa con el nombre de Gregorio XIII el 12 de mayo de 1572 6 . 89-93 y Alfonso Rodríguez Gutiérrez de Ceballos. en fin. Studies in the History of Art. como por ejemplo el artículo de David Davies sobre el movimiento de reforma espiritual en España. que en el debate que dividía a los amantes de la pintura de la época entre el disegno y el colore. 1984. Cuando El Greco llegó a Toledo los canónigos de la catedral firmaron con él el contrato de El expolio'. deán de la catedral de Toledo. se frustraban en esa elección papal las aspiraciones del cardenal Alejandro Farnesio a ocupar la silla de San Pedro. Yate University Press. 9 52 53 . el retrato que El Greco pintó en 1575-76 del oficial Vincenzo Anastagi. Studies in the History of Art. 13. Don Luis había sido comisionado por su padre para proponer a Dominico instalarse en Toledo para pintar el retablo de Santo Domingo el Antiguo. Sobre estos importantes documentos véase Domingo Martínez de la Peña. se decanta claramente por la escuela veneciana. del otro. Dublín. Ambas sensibilidades tienen que ver con los fondos documentales: mientras que sabemos muy poco de la vida de El Greco en Venecia y Roma. En este sentido.MATERIALES DE SOCIOLOGÍA DEL ARTE EL EXPOLIO. «La repercusión 8 en España del decreto del Concilio de Trento acerca de las imágenes sagradas y las censuras al Greco». 13. 1991 p. The Time Gatherer. «El Greco in Rome and the Portrait of Vincenzo Anastagi». Harold E. 1984. 97-98. Una vez más. Studies in the History of Art. pero también de su biografía y de su carrera profesional. Alessandro Farnese Patron of the Arts. un selecto grupo de eclesiásticos ilustrados movidos por una profunda espiritualidad contrarreformista. un Greco innovador y barroco que sustituye los viejos cánones estéticos en función de los imperativos espirituales de la Contrarreforma.

mediante la perfección material y formal de su pintura. el inquisidor don Diego Ramírez. fray Bartolomé Carranza de Miranda. 11-12. 1976. BAC. Para ello es preciso pasar a reconsiderar de nuevo los estrechos vínculos que unieron a El Greco con un arzobispo procesado por la Inquisición española. perseguidor implacable de herejes. Primado de las Españas. . que se refiere explícitamente al «incomprensible procedimiento que entregó a Carranza. La España de Carlos V. Menéndez Pelayo considera que el encarcelamiento del arzobispo de Toledo. muy acorde con el decreto tridentino de la justificación. intachable en su vida y costumbres. Península. y su largo y cruel proceso —un proceso que se prolongó durante cerca de dieciocho años—. en la conciencia colectiva. A nuestro juicio. y por tanto situado por encima de cualquier poder divino o terrenal. 10 za humana. inscribirlo en las condiciones en las que fue elaborado. quemador de sus huesos y de sus libros. Pierre Chaunu. especialmente a partir de los años ochenta. Madrid. Barcelona. Y es precisamente el valor absoluto de ese derecho de humanidad. para comprender la fuerza y el sentido de El expolio es preciso ir más allá de los aspectos formales del cuadro. estaríamos en las mejores condiciones para desvelar el misterio de El expolio. hijo del conde de Lemos y futuro arzobispo de Sevilla. a ese proceso por luteranismo que ha sumido a generaciones de historiadores en abismos de perplejidad». lo que caracteriza el amanecer de la Modernidad. para proceder a su detención y posterior encierro en las cárceles del Santo Tribunal de la Inquisición en Valladolid. y de algunos familiares del Santo Oficio. 1977. acompañado de don Rodrigo Castro. Menéndez Pelayo. una vez más. p. rodeado de soldados y de una multitud enfebrecida dispuesta al linchamiento. Historia de los heterodoxos españoles. teólogo del Concilio Tridentino. y de las graves acusacio11 Cfr M. el arzobispo Bartolomé Carranza de Miranda. provincial de la Orden de Santo Domingo. Sin embargo. No muy distinta es la opinión del historiador e hispanista francés Pierre Chaunu. un cuadro tan extraño como impresionante. en la madrugada del martes 22 de agosto de 1559. hay algo que no encaja en toda esa síntesis feliz y conciliadora en la que no hay lugar para el conflicto. Cfr. una obra que sirve de puente entre la tradición italiana y la española 1 O No cabe duda de que historiadores especializados en el siglo xvI e historiadores del arte han contribuido decisivamente. casi de tragedia griega. emperadores y reyes. pudo de la noche a la mañana verse derrocado de tan alta dignidad y prestigio y encarcelado y sometido a largo proceso por luterano?». pp. honrado a porfía por papas. inscrito en la propia naturaleRetomo algunas de las aportaciones de Wethey. el sucesor de Silíceo. En otro lugar hemos avanzado como hipótesis explicativa de la detención. para entender mejor la pintura de El Greco. el derecho de todos los seres humanos a la dignidad y a la libertad. Se pregunta don Marcelino Menéndez y Pelayo: ¿Cómo un hombre de tal historia. así como el sentido espiritual de la escena. es un «hecho singularísimo. seguidos de cien hombres armados de a pie y a caballo. y en ese hombre atado y sojuzgado. calificador del Santo Oficio. La tesis que nos gustaría desarrollar aquí es que. es decir. tomo II. El Greco asumió también la defensa de un derecho de humanidad que había sido pisoteado y vejado por la Inquisición. y la mejor prueba de que algo desentona es precisamente la fuerza que emana de El expolio. a ayudarnos a conocer mejor los avatares de la vida de El Greco.MATERIALES DE SOCIOLOGÍA DEL ARTE EL EXPOLIO. en El expolio El Greco retrató al arzobispo Carranza. 184. una pintura que resultó en su tiempo en buena medida inaceptable para los propios patronos de El Greco. irrumpieron en la posada de Torrelaguna en la que dormía el arzobispo de Toledo. EL VALOR DE UNA OBRA DE ARTE cianos se veía equilibrado y tensado por la fuerza de un dibujo potente al estilo de Miguel Ángel. II. y que sigue sacudiendo hoy al turista que se adentra despistado en la sacristía de la catedral de Toledo. tomo II. Si a estos logros técnicos añadimos el acento dramático. entre los más raros del siglo xvI» ". de Cossío y de Ana María Arias de Cossío.55 54 . PROCESO CONTRA EL ARZOBISPO CARRANZA Al despuntar el alba. afirmó con la fuerza de su arte. a un Carranza de carne y hueso representado en la figura de Cristo. restaurador del catolicismo en Inglaterra.

la valiente declaración del deán don Diego Castilla ante los inquisidores en el proceso incoado contra Carranza por el gran inquisidor Valdés. que Carranza es «el más santo y cristiano prelado desde San Ildefonso» 14 Cuando Don Luis Castilla. y el propio Bartolomé Carranza. del santo del Greco es como el de los retratos de Carranza cuando no lleva mitra. Elementos para una genealogía de la subjetividad moderna». Soldevilla (eds. no lo encuentran allí donde verdaderamente se encuentra. pero también las guerras civiles del Perú—. Como en todos los retratos de Carranza tampoco San Ildefonso tiene barba ni bigote. es decir. siguiendo la senda marcada por su padre y por su abuelo. Mann. National Gallery of Art. pues su defensa del derecho natural y del derecho de gentes —que había propiciado las Leyes Nuevas. Pita Andrade. hasta el punto de que con frecuencia creen descubrir en personajes de sus cuadros presuntos retratos del arzobispo. firmó en representación de su padre en Roma el primer contrato con El Greco. Madrid. los menos. cuadro que hoy se conserva en la National Gallery de Washington. Crespo y C. en el propio Cristo de El expolio. El arzobispo y San Ildefonso se caracterizan también por sus frentes estrechas. Washington. es decir. El cabello corto. ponen en relación la causa contra el arzobispo Carranza con el pintor cretense. y en particular con don Diego Castilla. 14 56 57 . Ambos tienen orejas de soplillo. pp. Pero a estos argumentos predominantemente iconográficos añade Mann un argumento aún más convincente. detrás de los fariseos y de otros testigos del milagro ". anchas y redondeadas. muy semejantes a los del retrato de Carvajal y otros informes del arzobispo. era incompatible con la arquitectura del Imperio ". a ese respecto. Richard G. . cree que existe un claro parecido entre el san Ildefonso que aparece pintado en el interior de La resurrección —uno de los cuadros que El Greco pintó para Santo Domingo el Antiguo—. Los libros de la catarata. en la esquina izquierda superior del cuadro. un cuadro que El Greco pintó en Roma en 1574. David Davies percibe su religiosidad y su sensibilidad espiritual en el Santo Domingo en oración de la Colección Plácido Arango. Es posible profundizar aún más en la relación entre El Greco y Carranza. El Greco y sus patronos. José Rogelio Buendía.). Fernando Álvarez-Uría. Vamos a tratar de demostrar que la potencia contenida en la pintura de El expolio cobra su fuerza. Pero fue sobre todo Richard G. Brown y J. llegará también a ser deán de la catedral—. a través del proceso ejemplar contra el fraile dominico a toda la Escuela de Salamanca. los críticos lo buscan por todas partes en los cuadros de El Greco pero. casi al uno. por ejemplo. Alejandro Farnesio. como a Pimpinela Escarlata.MATERIALES DE SOCIOLOGÍA DEL ARTE EL EXPOLIO. 34-45. la necesidad por parte de los grandes poderes de la monarquía española de decapitar.» Cfr. José Rogelio Buendía cree descubrirlo en el Laocoonte que lucha denodadamente contra la bestia del mal con el escenario de la ciudad de Toledo al fondo. de un hecho histórico trascendental en la historia del Imperio español del siglo xvi. como consta en las actas del proceso. junto con el de don Juan de Austria y el del duque de Parma y gobernador de los Países Bajos. Akal. El tema de la serpiente». Mann lo descubre disfrazado de san Ildefonso. EL VALOR DE UNA OBRA DE ARTE nes que la Inquisición española formuló contra el arzobispo Carranza. el retrato de Carranza estaría incluido. Algunos especialistas en la pintura de El Greco. Los gestos del santo resultan francos y directos comparados con los de San Jerónimo y. «Repensar la Modernidad. cejas fuertemente curvadas y grandes narices ganchudas de anchos agujeros. Tres grandes proyectos. p. La constitución social de la subjetividad. M. 17-44. A Carranza. José Rogelio Buendía. más concretamente de la detención. y basándose en el retrato del arzobispo pintado por Luis de Carvajal que se conserva en la sala capitular de la catedral. «Tanto el arzobispo como San Ildefonso —escribe Mann— fueron retratados con cabezas anchas y casi cuadradas. su capacidad de hacer ver y de hacer decir. El torso redondo de San lldefonso recuerda el retrato de Carranza por Carvajal. En esa comprometida declaración el deán aseCfr. el deán de la catedral de Toledo que encargó a El Greco la magna obra de Santo Domingo el Antiguo. paradójicamente. en E. El retrato de Carranza en frente de la Resurrección de Cristo hubiera resultado especialmente apropiado porque el arzobispo había considerado a aquél su imagen favorita y fuente de toda esperanza y consuelo. 12 13 gura. y que se conserva en la Galleria Nazionale de Parma. 1984 pp. y sus labios notablemente carnosos. el arzobispo Carranza acababa de fallecer tras prácticamente dieciocho años de reclusión. Mann quien estudió la relación de El Greco con sus mecenas. sostiene que en el interior del lienzo titulado La curación del ciego. en J. 36. sus mandíbulas son prominentes. «Humanismo y simbología en El Greco. Mann intentó argumentar la vinculación entre El Greco y Carranza. 1994. hijo de don Diego —quien más tarde. encierro y proceso contra el arzobispo de Toledo Bartolomé Carranza de Miranda. 2001. Madrid. Como ya hemos señalado. El Greco: Italy and Spain.

Los gastos corrían a cuenta de las rentas de la catedral hábilmente administradas por el deán don Diego Castilla. Iliperión. El nuevo Papa. y pidió al gran enemigo de Carranza. incluso la más excelsa y formalizada. redactada por el cabildo de Toledo y dirigida al Papa. con permiso de pasearse por distintas piezas que tenían vistas al río Tiber y a la campiña. redactó un breve para que Buoncompagni regresase a España. Carranza sin duda lo conoció como oficial de la guardia. 15 Pío V era bien visto por el entorno de Felipe JI. quien al enterarse de la muerte del Papa en diciembre de ese mismo año salió a toda prisa de Madrid hacia Roma para estar presente en el cónclave que debía elegir al nuevo Sumo Pontífice.MATERIALES DE SOCIOLOGÍA DEL ARTE EL EXPOLIO. A pesar de las dilaciones. por lo que los canónigos de la catedral gozaron durante todo el proceso de información muy directa. el cabildo de la catedral de Toledo había designado un séquito de criados. Vincenzo Anastagi aún no estaba ejerciendo el cargo de sargento mayor de la guardia del castillo de Sant'Angelo. Pío V resolvió que la — causa del arzobispo se dirimiese en Roma. el futuro mecenas. el arzobispo de Sevilla don Fernando Valdés. EL VALOR DE UNA OBRA DE ARTE La pintura. influían las pasiones humanas. torno III. como Carranza El cardenal Buoncompagni no llegó a tiempo al cónclave pues se había detenido en Avignon. p. El 17 de enero de 1566 fue elegido. 58 59 . Le designó el Papa por arresto». Madrid. convertido para Felipe II en una trascendental cuestión de Estado. pues el arzobispo de Toledo continuaba confinado en Sant'Angelo cuando El Greco pintó el retrato del condottiero. Carranza llegó a Roma a finales de mayo de 1567. Para dictaminar sin pasión en el proceso romano contra Carranza designó a 16 consultores. un Papa dominico. que apoyó su candidatura en el cónclave. Juan Antonio Llorente. Pío V. Al igual que algunos padres conciliares de Trento. pues antes de ascender a la silla de San Pedro había sido nombrado comisario general de la Inquisición romana. de manera que tuviese mucha mayor amplitud que en España. dedicó tres capítulos de su Historia crítica de la Inquisición en España a lo que denominó la causa célebre del arzobispo de Toledo. pues sabemos que fue nombrado para este puesto en mayo de 1575 por el jefe de las tropas pontificias e hijo del papa Giacomo Buoncompagni. gran inquisidor de la Iglesia de Roma. Aún más. a instancias de Felipe II. en 1558. el papa Pío IV nombró el consistorio de jueces que debía desplazarse a España para juzgar la causa. amigo y protector de El Greco. «la habitación de los sumos pontífices en el castillo de Sant'Angelo. Historia crítica de la Inquisición en España. Durante todo el tiempo que duró el proceso un grupo muy activo de los canónigos de Toledo apoyaron a Carranza. forma parte integrante de las condiciones de producción y de distribución de su obra. la renuncia a su poderoso cargo de inquisidor general. con el visto bueno del embajador español en Roma. 1980. que tuvo acceso directo a los legajos del archivo de la Inquisición —no en vano fue secretario de la Inquisición de Corte de Madrid entre 1789 y 1791 . en la que los canónigos suplicaban que la causa contra el arzobispo no fuese confiada al Santo Oficio de España porque. escribe Llorente. y más tarde. Fue un Papa que conocía muy bien los entresijos de la Inquisición. Pío V había dejado a los catorce años el oficio de pastor de ovejas para dedicarse a la más lucrativa profesión de pastoreo de las almas. pero éste se encaminó hacia Roma e informó directamente al Papa de las presiones a las que estaban sometidos los legados en España. y además estuvo presente en al menos 116 congregaciones. mientras que al joven e intrigante cardenal Alejandro Farnesio le faltaron tan sólo dos votos para salir elegido. entre los cuatro abogados defensores que se le permitió nombrar al arzobispo figuraba el canónigo de Toledo Alonso Delgado. 195. En julio de 1565. A su lado. Carranza salió de Valladolid hacia Roma acompañado de una amplia escolta. En todo caso. más que el verdadero celo de religión. lo que contribuyó a su salud y mayor robustez 16 . Por él sabemos que entre los papeles que le fueron confiscados al arzobispo en el momento de su detención figuraba la minuta o borrador de una representación latina. Tal era el interés que despertaba el proceso. 15. Entre ellos figuraba el cardenal Ugo Buoncompagni. La relación entre El Greco y sus patronos no constituye una anécdota curiosa relativa a la vida del pintor. no puede gozar de extraterritorialidad social. así como dos canónigos que lo acompañaron tanto durante el viaje como durante su estancia en Roma. 16 Juan Antonio Llorente.

188-189. sino procurada por los interesados del Santo Oficio de España. Las presiones por tanto sobre cardenales y círculos influyentes debieron de ser enormes. Ignacio Telleche Idígoras. el siguiente epitafio: «Los veintiséis mil y pico folios del proceso Carranza representan de hecho el canto del cisne de la renovación religiosa que sesenta años antes Cisneros había abierto en España». Su sucesor en la silla de San Pedro fue el cardenal Ugo Buoncompagni. Pío y. y de éstos trata por su persona. porque el Papa no tiene experiencia de otros negocios sino de los de Inquisición. En esa misma misiva comunicaba al rey su encuentro con el cardenal Alejandro Farnesio. En las instrucciones que Felipe II dio a un comisionado para que la causa contra Carranza se dirimiese en España se decía: «Aunque debe confiarse que Dios dirigirá la voluntad del Sumo Pontífice de la manera que más convenga para su santo servicio. Juan Antonio Llorente..MATERIALES DE SOCIOLOGÍA DEL ARTE EL EXPOLIO. escribe Llorente. «de que la muerte de San Pío V no fue natural.Greco debía de estar familiarizado con un proceso en el que papas. Sin embargo. que accedió al pontificado con el nombre de Gregorio XIII. en que interesan el honor del rey y del Santo Oficio de España.. cit. Cfr. aunque tímidamente. pues el arzobispo Carranza estaba nada menos que acusado por el Santo Oficio de la Inquisición de propagar el protestantismo en sus escritos y predicaciones'''.. ob. junto con una buena parte de los canónigos de la catedral de Toledo y una parte de los padres conciliares reunidos en Trento eran carrancistas. p. Carranza. El luteranismo en Castilla durante el siglo xvi. Madrid. se plantea un importante problema de interpretación de su pintura. por lo cual se procurará investigar las amistades de las personas capaces de influir al objeto (sean de la calidad que fueren) y ganarlas con cualesquiera medios que se consideren proporcionados». un proceso que sin duda desencadenaba en los círculos humanistas. para que no sentenciase la causa de Carranza». EL VALOR DE UNA OBRA DE ARTE que en 1563 hicieron pública su creencia en la ortodoxia del controvertido Catecismo publicado por Carranza. tomo 1. sobre su tumba. Tras proclamar una vez más en su testamento la ortodoxia de sus creencias. 19 60 61 . - 18 El cardenal Alejandro Farnesio. También quedaba suspendido de su dignidad de arzobispo durante cinco años. y así se ofende más de que no se confíe de él cosa de estas que de otro negocio ninguno». en especial el capítulo titulado «Tremenda batalla diplomática 1570-1572». 256-258. pero murió repentinamente sin que su sentencia absolutoria llegase a hacerse efectiva ". 65. concitaba todas las simpatías de los círculos humanistas. Sus restos mortales yacen en el convento de Santa Maria Sopra Minerva y el Papa ordenó inscribir. El proceso romano del arzobispo Carranza 1567 1576. pp. murió en Roma de tristeza y de agotamiento a las pocas semanas de recibir la sentencia. Historia crítica de la Inquisición. Roma. ob. 1914. dijo misa en San Juan de Letrán. Cfr. Iglesia Nacional Española. reyes y emperadores forcejeaban con inquisidores. Madrid. Correspondencia diplomática entre España y la Santa Sede durante el pontificado de S. así como la fidelidad al rey. sino de una cuestión de Estado: «creo que convendría darle alguna más luz al proceso de la que hasta aquí se le ha dado. el patrón romano de El Greco. Serrano. recorrió a pie con hábito de penitente las cuatro basílicas. San Lorenzo de El Escorial. en los que el propio Greco se movía. También El Greco debió de sentir una fuerte compasión por aquel prelado penitente a quien quizás llegó a conocer en el Castillo del Sant'Angelo cuando pintó el retrato del sargento de la guardia Vincenzo Anastagí. en latín. como enorme era la causa contra el primado de la Iglesia española acusado de luteranismo. L.. y el perdón para todos sus perseguidores. que consideraba el negocio de gran calidad. 1983. 1988. como buen erasmista. Juan Antonio Llorente. no se deben despreciar los medíos humanos para conseguir una solicitud tan justa. y en su presencia se hacen las congregaciones. El Greco se encontraba aún en Roma cuando Gregorio XIII. Pero si El Greco se decantaba del lado de Carranza. la revelación más importante de esta carta del embajador es que se pone de manifiesto que no se trata de un asunto de ortodoxia o de heterodoxia. pues el Papa «se ha prendado con los agentes del Arzobispo de Toledo y con algunos o con muchos cardenales que los favorecen». avalaba la injusticia de su detención. cardenales romanos y cabildos catedralicios. " «Hay indicios». p.. y en penitencia se le impusieron algunas obras de piedad y devoción. Véase la presunta sentencia absolutoria en J. En una carta a Felipe II fechada en Roma el 1 de junio de 1566 el embajador español Requesens manifestaba su temor. formuló contra el anciano arzobispo dominico el 14 de abril de 1576 una «benigna» sentencia condenatoria. pp. Debía abjurar de 16 proposiciones luteranas entre las que figuraba la siguiente: «El estado de los apóstoles y de los religiosos no se distingue del estado común de los cristianos». Cfr. Carranza no soportó un veredicto que. también el Papa debía de estar convencido de la inocencia del fraile dominico. y rechazó la silla de mano que el Papa le ofreció en testimonio público de aprecio y compasión. Antes de morir. frente a Felipe II y frente al todopoderoso inquisidor general de la Inquisición española. 200. Swan. los más vivos debates ' 8 . príncipes de la Iglesia. sometido a fuertes presiones por los representantes de la diplomacia española. pues analizaba el proceso estrictamente desde un punto de vista doctrinal. Para entonces ya El . escribe Jesús Alonso Burgos. cit.

Esos cuadros estaban destinados. vida.000. y Madrid. y los ingresos del cabildo eran aún mayores.000 habitantes. junto con las rentas de los mayorazgos. se encontraron con la desagradable sorpresa de que «había salido para Toledo aquel mismo día muy de mañana» ". pp. cumplidor exacto de grandes comisiones de Carlos V. 4-12. y sospechosos por tanto de promover la herejía luterana. Mann subraya la valiente defensa que había hecho el deán del arzobispo Carranza en su comparecencia ante el Tribunal de la Inquisición el 21 de noviembre de 1562. en VVAA. El historiador Antonio Domínguez Ortiz señala que las rentas del arzobispo oscilaban en torno a los doscientos mil ducados anuales. administraba la diócesis de Toledo. El Greco llevaba entonces en Roma casi seis años. gozaba de un poder enorme pues. emperador. 20 cluyó en un escrito fechado en Valladolid el 19 de diciembre de 1558 —con anterioridad por tanto a la detención de Carranza— al deán de Toledo entre los favorecedores del arzobispo. puerta de América. en VVAA. en que se veneran San Atanasio y San Antonio. hacían de Toledo una ciudad de una gran riqueza. 99. El documento ha sido publicado en anexo en el artículo del gran especialista en la historia y vida del arzobispo de Toledo J. una población muy importante para la época. Jerónimo Ramírez. la producción de objetos de hierro y de acero —como las famosas espadas toledanas— y los herrajes forjados. Don Diego sin duda contaba con amigos en el Interior del Santo Oficio de Valladolid pues. dotado de ánimo modesto en la prosperidad y paciente en la adversidad. Sin embargo. Véanse estos datos en Antonio Domínguez Ortiz. El pintor no podía entonces sospechar que en esa misma capilla toledana de los Castillas iban también a reposar sus propios restos mortales. en su calidad de deán de la Sede Primada. contribuía a la lenta decadencia de Toledo. 1985. La expulsión de los moriscos se había producido ya. Simposio «Valdés-Salas».« El Greco y su época». don Diego Castilla. pues fue en 1570 cuando Giulio Clovio lo recomendó al Cardenal Farnesio como un aventajado discípulo de Tiziano 20 . cuando los oficiales lo fueron a buscar a la posada para que testificase ante el Santo Oficio. Cuadernos de Historia 16. Domínguez Ortiz señala con razón que «la Iglesia fue el estamento que mejor resistió el impacto» 22 . Don Diego Castilla. navarro. Las fábricas de seda. en el de 1576. Richard Mann ha puesto de manifiesto la relación de El Greco con algunos de sus patronos de Toledo. 21 22 62 63 . y así lo aceptaron los inquisidores. El censo de 1571 registraba en Toledo 62. Este monumento está dedicado a Bartolomé Carranza. El fiscal pedía que se les tomase declaración. La academia funcionaba como una corporación que agrupaba a todos los miembros de la profesión. rey católico.MATERIALES DE SOCIOLOGÍA DEL ARTE EL EXPOLIO. por tanto. Por un recibo del 18 de septiembre de 1572 se sabe que El Greco cotizaba a la Academia de San Lucas en Roma como pintor miniaturista. convertida como consecuencia del desplazamiento de Felipe II a El Escorial en villa y corte. y de Felipe II. La relación de El Greco con el arzobispo Carranza y su entorno estaba entonces tan sólo en sus comienzos cuando don Luis Castilla le propuso. a mover a piedad en una capilla funeraria. Por otra parte la atracción que representaban Sevilla. aunque entonces empezaba a entrar en una fase de recesión. pp. Ignacio Tellechea Idígoras. los trabajos de orfebrería. pero esa declaración cobra aún mucho más valor si se tiene en cuenta que el fiscal de la causa en España. cuando firmó el recibo de cuatrocientos reales que el cabildo de Toledo le dio a cuenta por la pintura de El expolio. su padre. El Greco estaba por tanto en Toledo prácticamente un año después de la muerte de Carranza. Oviedo. «Los amigos de Carranza. inLa carta está fechada el 16 de noviembre de 1570. primado de las Españas. en nombre del deán. «La sociedad castellana en la época de El Greco». además de los ingresos propios de su cargo. las de los hospitales y los monasterios. pintar los cuadros de santo Domingo el Antiguo. «fautores de herejía»». Murió de sesenta y tres años. predicación y limosnas. dominico. EL VALOR DE UNA OBRA DE ARTE A Dios óptimo máximo sea dada la gloria. III. TOLEDO Y EL GRECO La primera noticia de la estancia de El Greco en España data de principios de julio de 1577. arzobispo de Toledo. varón ilustre en linaje. Cuando El Greco murió el número de habitantes había descendido a 40. Universidad de Oviedo. una de las más ricas de la cristiandad. y en particular con el deán de la catedral. durante los diecisiete años que duró el proceso contra Carranza. 1968. día 2 de mayo. 171-173. doctrina.

que hizo remontar nada menos que al rey don Pedro el Cruel. Aún más. pues el papa Pablo III. preceptor del príncipe Felipe. La bula papal Exurge Domine lanzada contra el fraile agustino Martín Lutero volvía a resonar con fuerza en tierras de Castilla suscitando temor y temblor: «¡Levántate Señor y juzga tu causa. en 1575. Los estatutos de limpieza de sangre. es decir. 1979. Esas expectativas quedaron sin embargo truncadas de golpe por el Véase la dura batalla en torno al Estuto de limpieza de sangre en Albert A. Agustín Cazalla. escandalosos. don Carlos de Seso. principal cliente y protector de El Greco. Don Diego tenía en parte cubiertas las espaldas. EL VALOR DE UNA OBRA DE ARTE El predecesor de Carranza en la sede episcopal fue Juan Martínez Silíceo. Carlos V alentaba con amargura a la princesa gobernadora para que se procediera contra los acusados como contra «¡sediciosos. Taurus. de modo que «gracias a la Pasión no queda más que un solo rebaño y un solo pastor». los Estatutos de limpieza de sangre suponían un golpe mortal a la coexistencia de las tres culturas (la judía. tuvo lugar el 21 de mayo de 1559.. Controversias entre los siglos xvI y xvii. un proceso que se inició al año y medio de su nombramiento. El arzobispo. No obstante se vio obligado a reconstruir con suma habilidad su propia genealogía.. Para los eclesiásticos erasmístas. más conocido como el doctor Egidio. a los que se opusieron denodadamente don Diego Castilla y otros canónigos descendientes de judíos conversos. recuperar los años dorados del erasmismo. los amigos del arzobispo Carranza. en el que fueron condenados a la hoguera catorce acusados. corregidor de Toro. fue restituido en ella». e incluso llegaron a dirigir un extenso memorial al Consejo Real. Constantino Ponce de la Fuente. Entre los encausados de Sevilla y Valladolid no sólo se encontraban numerosos canónigos como Juan Díaz. profesor de Teología en San Gregorio de Valladolid y discípulo de Francisco de Vitoria. un jabalí salvaje ha invadido tu viña!». Con mayor pompa y esplendor si cabe se celebró el segundo auto de fe el 8 de octubre del mismo año. quizás pudo escuchar los aullidos de dolor de los ajusticiados. La ciudad entera se había desplazado al Campo Grande para disfrutar del terrible espectáculo punitivo contra los herejes. Don Diego Castilla tenía entonces razones para temer por su seguridad e incluso por su vida. El nombramiento de Carranza para detentar la mitra toledana. dos años antes del encargo de El expolio. en un documento titulado Carta de la Universidad de Alcalá para el Deán de Toledo en reprobación del estatuto hecho. el dominico fray Domingo de Rojas. fueron derrotados. y ello no sólo porque estaba presidido en persona por el propio rey Felipe II. sobrina de don Diego Castilla. deán de la catedral primada de Toledo. y en general para los humanistas. Pedro Cazalla. Desde el monasterio de Yuste. Historia del rey don Pedro y su descendencia que es el linaje de los Castillas indican que trató de convencer a tirios y troyanos de su limpieza de sangre. Madrid. Es importante señalar que. sino que también una prima y una sobrina del deán formaban parte de la larga lista de acusados de luteranismo por la Inquisición. señalan que todos los hombres descienden de Adán y que «luego que pecó Adán fue privado de la nobleza hasta que con la penitencia del hijo de Dios. Diego de Simancas volvía a la carga con un panfleto firmado con seudónimo titulado Defensio Statuti Toletani. Sicroff. un fraile ilustrado. habían hecho posible el engrandecimiento de Toledo. con la creencia de él. estaba casada nada menos que con el principal acusado de atizar el fuego de la herejía. día de la Santísima Trinidad.MATERIALES DE SOCIOLOGÍA DEL ARTE EL EXPOLIO. durante siglos. sino también porque entre los treinta condenados figuraban hombres y mujeres principales como don Carlos de Seso. equivalía por tanto a recuperar el espíritu del humanismo cristiano. procedentes también como don Diego de familias de judíos conversos. desde la vivienda en la que estaba confinado. Isabel de Castilla. y por tanto de que gozaba de la máxima legitimidad para disfrutar de sus prebendas catedralicias". Entre los relajados en este auto figuraba la también religiosa doña Catalina Castilla. la prima de don Diego.. 65 64 . Los teólogos de Alcalá. Silíceo hizo aprobar en Toledo los Estatutos de limpieza de sangre. legitimó su nacimiento con una bula. Sicroff resalta la actividad de don Diego y el apoyo que recibieron los canónigos contrarios al Estatuto por parte de la Universidad de Alcalá. pero que se venía preparando mucho antes. A pesar de que batallaron en contra del estatuto. los procesos inquisitoriales que el arzobispo de Sevilla lanzó contra los focos luteranos de Sevilla y Valladolid habían desencadenado una alarma general en los círculos ilustrados. alborotadores e inquietadores de la república!». Contra esta pestilente plaga únicamente podía servir de remedio purificador el fuego de las hogueras inquisitoriales. la musulmana y la cristiana) que. Las numerosas copias manuscritas que se conservan en la Biblioteca Nacional de su obra. el abuelo del cardenal Farnesio. 23 proceso contra Carranza. retornar a los buenos tiempos en los que la Universidad de Alcalá —que dependía de la diócesis toledana— elaboraba la Biblia políglota. El primer auto de fe celebrado en Valladolid.

. y muy especialmente por el arzobispo Carranza. Felipe II y su Consejo habían ganado la batalla. el canónigo penitenciario de la catedral de Toledo. Albany. Es justamente esta concepción revolucionaria en la época. La pintura de El Greco es innovadora porque es a su vez el producto de una innovación. Medina del Campo. Salazar se refiere a un tratado escrito por él en el que defendía los derechos de la monarquía española a la posesión de las Indias. Los seres humanos nacen libres e iguales y no sometidos a servidumbre. No deja de servir de confirmación de nuestra tesis el hecho de que otro de los patronos de El Greco. a sacrificarlo arrojándolo al foso de los leones de la Inquisición.• das en Europa. una creación que arremete contra los crímenes contra la humanidad. cuando se imponía la censura y la ley del silencio. Los procesos contra los protestantes de Sevilla y Valladolid constituían tan sólo los prolegómenos de la causa célebre contra Carranza. José Faur. El arzobispo de Sevilla e inquisidor general don Fernando Valdés Salas tejió en este sentido una tela de araña de la que era prácticamente imposible escapar. especialmente en Holanda. Controversia sobre la necesaria residencia personal de los obispos. del descubrimiento de un derecho de humanidad defendido por los representantes de la denominada Escuela de Salamanca. Los canónigos carrancistas. Carranza llegó incluso a plantear un nuevo escenario en el que se produciría el abandono de las colonias por la potencia ocupante. Además de los escritos de los dominicos Francisco de Vitoria. Nueva York. 66 67 . ob. en la impiedad y en la tiranía. pero la reciente muerte de Carranza seguía conmoviendo a partidarios y defensores del arzobispo. así como los títulos de legitimidad del poder imperial. encabezados por don Diego. y a la vez un alegato contra las violaciones del derecho natural. en su testamento. don Pedro Salazar de Mendoza. incompatible con la dominación española en América. Ni el Papa ni el Emperador eran dueños del universo. Richard L. El expolio de América hundía por 24 Cfr. Las tesis fuertes en favor del derecho natural no iban a poder ser defendidas en España y fueron disemina. amigo y protector de Carranza. Venecia). fuese también carrancista y autor de una extensa biografía del arzobispo Carranza. Bartolomé Carranza de Miranda. Cfr. es preciso incluir en los planteamientos íusnaturalistas al canonista y profesor de la Universidad de Salamanca don Diego de Covarrubias retratado por El Greco. Madrid. 1952. Scholar and Patron of El Greco». necesitaban un símbolo que fuese la expresión de sus años de lucha y sus denodados esfuerzos por arrancar al arzobispo de las garras de la Inquisición española y demostrar su inocencia. Misión de Es: paña en América. Richard Kagan señala que. Domingo de Soto. csic. por los judíos conversos. hasta el punto de que tanto el papa Pío V como Gregorio XIII se plantearon muy en serio destruir los frescos del juicio final de la Capilla Sixtina pintados por Miguel Ángel. Cfr. un oscuro pintor cretense que había emigrado de su tierra en busca de fama y fortuna pintó en El expolio un grito de dolor contra la injusticia. administrador del hospital de San Juan Bautista. es fruto del descubrimiento del dereCho natural. Bartolomé Carranza y Bartolomé Las Casas. Fundación Universitaria Española. Kagan. la que obligó al príncipe Felipe. la maquinaria represiva había tenido un rodaje casi perfecto. los representantes de la Escuela de Salamanca se vieron obligados a impugnar las concepciones teocráticas del Papado imperantes en el mundo medieval. Como señala un historiador de la época. 1956. ahora inmortalizada por El Greco como El expolio de Cristo 25 . Para llegar a esta trascendental propuesta. «Pedro de Salazar de Mendoza as Collector. 88. Carranza había muerto lejos de su diócesis. El expolio es quizás en Europa la primera declaración artística en defensa de los derechos humanos. La obra es- tanto sus raíces en la fuerza y en la violencia. cit. la Corona española. EL VALOR DE UNA OBRA DE ARTE IV. 1540 1560. En virtud de ese derecho natural.MATERIALES DE SOCIOLOGÍA DEL ARTE EL EXPOLIO. p. El Greco les proporcionó un cuadro de impecable factura técnica que sintetiza en Cristo el sufrimiento de toda la humanidad. a sus legítimos propietarios. y conoció varias reediciones (Lyon. y que marca un antes y un después en la obra pictórica de El Greco. el Imperio español era ilegítimo y debía ser restituido a sus naturales. EN DEFENSA DE LA HUMANIDAD MALTRATADA Cuando El Greco llegó a Toledo ya se habían apagado las hogueras inquisitoriales. Luciano Pereña. Salamanca. In the shadow of history: Jews and conversos at the down of Modernity. Melchor Cano. Cuando toda Europa se veía envuelta en las llamas del fanatismo religioso. Madrid. 1994. 25 - crita en Trento se editó por vez primera en Venecia en 1547. Cfr. El derecho de dominio es un derecho natural que comparten todos los seres humanos. él que había defendido con más fuerza que nadie la obligación de residencia de los obispos".

Por otra.. Pero esa misma mano en la que se unen los dedos índice y anular aparece también en otro hermosísimo cuadro. que el propio Greco diseñó. Pero El Greco había ido demasiado lejos. poco amigos de novedades. un cuadro que fue comprado por el pintor vanguardista Santiago Rusiñol a finales del siglo xix y en el que la Magdalena viste un manto muy parecido al del Cristo de El expolio. Sólo Cristo tiene este dominio. virtudes propias de los penitentes arrepentidos. El apostolado. había sido privado arbitrariamente de su sede episcopal y llevado injustamente como una oveja al matadero por el más alto tribunal eclesiástico de la España imperial. no la puede heredar otro. Ese gesto de decir la verdad es justamente lo propio de la función notarial. La mano de don Diego Castilla casi se podía percibir en el cuadro y se avivaron entre los canónigos oscuros temores. que es cuando quisieron poner a Nuestro Señor en la Cruz.» Este texto de un sermón de Carranza sobre el poder de los obispos puede ser leído a la inversa: en el Cristo sufriente. ha hecho con ese error tanto daño a la Iglesia como uno de los mayores de Lutero. tan evidente que los canónigos de Toledo para limar la fuerza de El expolio decidieron con el tiempo hacer de la sacristía de la catedral de Toledo una pinacoteca. notario mayor de Toledo. es decir. no teniendo sino sólo ministerio. Pero a la pérdida de referencias del cuadro contribuyó sobre todo la destrucción del retablo original que el propio Greco diseñó para enmarcar El expolio. La mano que la figura de Cristo se lleva al pecho en el cuadro indica a la vez piedad. desde Carl Justi a David Davies y Jonathan Brown. El expolio representaba para los carrancistas una especie de pacto de sangre con el arzobispo de Toledo y su causa. un año antes de su detención. había demasiadas mujeres que acompañaban a la Virgen en un momento en el que ni los evangelios ní la tradición patrística hablaban de la presencia de las mujeres. y para ello llevan su mano derecha al lugar del corazón. y más concretamente de la Magdalena penitente que Tiziano envió en 1567 al cardenal Alejandro Farnesio. 26 - 69 . 119 151. también doradas. entre otros valiosos cuadros. En esa época El Greco estaba en Venecia en el taller de Tiziano. El gesto de la mano no es casual. en el que se le arrancan las vestiduras a Cristo. pasando por Cossío y Harold E. un apostolado de El Greco. la Magdalena penitente del Museo Cau Ferrat de Sitges. Wethey. que tiene muchas figuras pintadas en lienzo. don Juan de Silva. Destinado al altar mayor de la sacristía de la catedral. y en el banco unas figuras de talla. sentado sobre una tabla. la humanidad vejada y aniquilada por codicias y tiranías. La humanidad pasaba por tanto a ocupar el primer plano en detrimento de la divinidad que quedaba desdibujada. los indios a quienes les han sido arrebatadas ilegítimamente sus tierras por la fuerza. El Greco lo retorna de Tiziano. Identidad y transformación. se repita machaconamente que el cuadro de El expolio. de pincel. despojado de sus vestiduras. «No piense nadie que la sustancia del Rey y la del Papa y la del Emperador y la del villano rústico. humildad y acatamiento. La analogía con el arzobispo penitenciado debía de resultar evidente en la época. El expolio estaba terminado en 1579 y no gustó a los canónigos que hicieron el encargo. por lo que su figura quedaba englobada entre la multitud. No deja de resultar sorprendente que. pues en las actas inquisitoriales los testigos juran decir la 68 verdad. es una pieza de su mayorazgo. EL VALOR DE UNA OBRA DE ARTE «Quien hace Señores a los prelados de las iglesias y les da dominio. con guarnición de pilastras. que sí es». el cuadro inevitablemente recordaba a los canónigos cada mañana que un obispo sabio y paciente. Ala desubicación del cuadro contribuyó de un modo especial el haber hecho dé la sacristía un museo de pintura en la que se incluyen. que son cuando Nuestra Señora echó la casulla a San lldefonso». cit. «El Greco en España». Por una parte. está representado el propio Carranza y con él todos los justos perseguidos injustamente por la justicia. El texto del sermón figuraba en el Proceso de la Inquisición. pastor de la iglesia de Toledo. que los críticos identifican con el marqués de Montemayor. resultaba acorde con la función de la sacristía en la que los canónigos se desvisten y se revisten de los ornamentos sagrados.. pero también es un signo de afirmación de la verdad. pp. Citado por Pita Andarade.. pero pocos años más tarde pudo admirar esa misma Magdalena penitente en Roma. La más conocida es la del Caballero con la mano en el pecho. refuerza uno de los argumentos utilizados por los canónigos contra el Estatuto de limpieza de sangre: silos estatutos estuviesen vigentes en la época apostólica la Iglesia no habría podido existir. cuando Carranza estaba prisionero en Sant'Angelo. Un texto de 1601 lo describía como «un retablo grande que hizo Dominico Greco. Cristo no destacaba suficientemente por encima de todo el resto de personajes. había dicho Carranza en el llamado Sermón de la tolerancia pronunciado en la iglesia de San Pablo de Valladolid el 21 de agosto de 1558. no es toda una. ob. El Greco. El Greco ha pintado en numerosas ocasiones esa mano. mientras que los críticos de arte hicieron del cuadro un cuadro de sacristía 26 . además de conectar con el evangelismo de Carranza. en VVAA.MATERIALES DE SOCIOLOGÍA DEL ARTE EL EXPOLIO.

el continuo trasiego al que se las somete. 71 . debió de quedar sobrecogido. El secreto a voces que guardaba El Greco. por tanto. El día 15 de junio. 27 Véase el texto en Fernando Marías y Agustín Bustamante. que hacen que las obras de arte representen únicamente un valor monetario. quizás para ocultar mejor los secretos inconfesables que se acumulan en sus cámaras acorazadas. Permaneció en Toledo durante diez días. como toda producción humana. privando a las obras artísticas de sus aristas y de su fuerza. y así como las fábulas deben ser útiles a la vida de los hombres. Compartimos con estos autores la inscripción de El Greco. excesiva para cualquier observador que entrase en la sacristía de la catedral. que acompañó a Felipe II en sus viajes a Inglaterra y a Flandes. al contemplarlo. la verdad y la libertad del arte se alzan por encima de poderes exorbitantes para afirmar sin ambigüedad un derecho de humanidad.. observa José Manuel Pita Andrade. que sean intercambiables por dinero. p. cit. en la tradición desarrollada por lo que el historiador René Pintard denominó el libertinaje erudito. como señaló en la época el padre Sigüenza. que incluye no sólo a teólogos dominicos y a prelados como el arzobispo Carranza. los pintores que la pintaron. quizás mejor. como otras cosas humanas —escribió El Greco— debe primero tener intenciones y representar algún efecto que sea el que dirige toda la composición. nunca lo había culpado de su suerte. tuvo lugar la primera valoración del cuadro. y que nos revela a través de su pintura. la pintura de El Greco no contentó a su Majestad. Carranza. las vidas de 70 La intención de El expolio resultaba demasiado provocativa. lejos del espíritu contrarreformista. EL VALOR DE UNA OBRA DE ARTE Sabemos que Felipe II contempló El expolio cuando realizó su visita a Toledo en 1579 para asistir a la fiesta del Corpus. es decir. El rey también debía de conocer bien al deán don Diego Castilla desde su pugna con Silíceo sobre los Estatutos de limpieza de sangre. ¡Un Imperio cristiano no se podía cimentar en la injusticia ní en la destrucción de la vida humana! ¡Los hombres nacen libres e iguales y no sometidos a servidumbre! En este marco no es extraño que. y la música debe tener intención propia. ob. pues coadyuvan con sus saberes eminentemente formales a la desrealización del arte. el papel de los críticos. quizás recordaron al rey prudente el paso de los penitenciados por la Inquisición en solemnes autos de fe. los profesores de arte y los museos que pretenden hacer de la obra de arte una mera mercancía en la que están ausentes los clientes que la encargaron.MATERIALES DE SOCIOLOGÍA DEL ARTE EL EXPOLIO. a reforzar la idea de eternidad y. V. de los comentaristas y de los expertos del arte consiste muchas veces en reforzar ese fetichismo de la mercancía. pero diferimos de ellos al defender que la modernidad de las ideas de El Greco no proviene tanto de la tradición italiana cuanto de su entronque en sentido amplio con la Escuela de Salamanca. tiene unas condiciones de gestación y de distribución que la dotan de sentido en un momento histórico dado. El rey. El 11 de junio el rey hacía su entrada en la ciudad imperial acompañado de la reina Ana y de las infantas Isabel Clara Eugenia y Catalina Micaela. y los movimientos del capital especulativo. y por el apoyo prestado a Carranza. El cuadro de El Greco sin duda debió de llegar a conmover la conciencia del monarca más poderoso de la cristiandad. de intemporalidad de la pintura. en el que los legionarios en fila. vestidos con túnicas semitransparentes. con la Escuela Española de la Paz. En este sentido. en fin. como en El expolio. era de una naturaleza muy diferente. A ello no sólo contribuye la descontextualización de las producciones artísticas. Las ideas artísticas de El Greco. Esto explica que en el siglo xx la belleza de las obras de arte tienda a ser monopolizada por los bancos. sino también las subastas. casas de seguros y otros centros del capital especulativo y financiero. en el humanismo laico o. obispo de Chiapas. el padre Las Casas. la finalidad principal de su producción. 164. Pero el poder de la pintura se pone sobre todo de manifiesto cuando. y es precisamente ese sentido el que con frecuencia ocultan los coleccionistas. en tanto que equivalente general. Se refería al San Mauricio y la legión tebana encargado por Felipe II para El Escorial. los críticos. REFLEXIONES FINALES La historia de la pintura no es ajena a la historia del poder. sino también a misioneros dominicos y prelados como el batallador defensor de los indios. así también la pintura debe poseerla". los públicos a los que iba destinada. Yo encuentro que la pintura. La pintura.

el eco de una lucha en la que El Greco antepuso el imperio de la razón a la razón imperial. a la razón de Estado.MATERIALES DE SOCIOLOGÍA DEL ARTE El expolio continúa hoy en la sacristía de la catedral de Toledo. Y aunque nos resulte dificil entenderlo. En este sentido. en su expresividad y en su oficio. pues la pintura y la literatura modernas nacen inexorablemente unidas a un derecho de humanidad. aun- que en un marco remodelado que reduce su sentido y convierte en enigmática su fuerza. El expolio inicia un nuevo rumbo para la pintura en la Modernidad. El corazón del arte moderno late al ritmo de la defensa de la justicia y de la libertad. percibimos en su belleza. 72 .