ELREDO DE RIEVAL - SERMÓN 4 EN LA MANIFESTACIÓN DEL SEÑOR

Los misterios de estos días de Navidad nos revelan la dulzura y poder de Cristo, que es luz, ungido por el Padre (Sal 44, 8; Heb 1,9). Con una interpretación siempre alegórica de los hechos y narraciones evangélicas, desentraña el misterio de la Epifanía. El buen olor de Cristo se ha sentido en Caldea inmediatamente. Para unos olor de vida, para otros, de muerte (2Co 2,14-16): para los paganos, olor de vida; para los Judíos, olor de muerte. Luz para Jerusalén, la Iglesia (¡s 60,1), visión de paz, la reina de Sabá, que ha venido a oír la sabiduría de Salomón (Mt 12,41; Lc 11,31; 2R 10,1), peregrina hacia el Reino (Mí 25,34). Hoy se le dice: "Levántate ", de las tinieblas del error, "resplandece porque llega tu luz". Sentido espiritual: no dar gloria a Dios por las cosas terrenas, sino por las celestiales. Los Judíos, de tierra, cubierta de tinieblas; Herodes, de tierra, se turbó. Le cubrieron las tinieblas. Jerusalén, la terrena, se turbó; la celestial, de los gentiles, se alegró. Regalos: de la reina de Sabá, de los reyes: oro de su divinidad, mira de su humanidad, incienso, sacrificio a Dios Padre por nosotros. Nosotros estábamos en Sabá: vicios y pecados, ciegos y tullidos. Por eso era necesario que nos dijese: "Levántate, resplandece". La estrella, la Sagrada Escritura, nos conduce por el camino de la paz: seguir a Cristo. Hemos de pasar por muchas tribulaciones para entrar en el Reino. No hemos de ir con las manos vacías, sino con los dones: oro del amor; incienso de la oración, y mirra de la mortificación. Dios habla con los hechos 1. Hace unos días os presentamos, hermanos, la luz surgida en las tinieblas para los rectos de corazón1, el surgir de aquél que Dios Padre ha ungido con el óleo de la alegría más que a todos sus compañeros2. Pero nuestras palabras no pudieron llegar a decir toda la dulzura y el poder de aquella unción. El poder de Cristo es tan grande que nadie puede llegar a definirlo, ni mente alguna es capaz de concebir. Pero lo que el hombre no puede expresar con palabras, Dios lo muestra con los hechos. En su benignidad se ha dignado manifestarnos hoy su poder con la evidencia de los hechos. 2. Los sabios de este mundo muy pocas cosas nos cuentan con palabras muy bonitas y elocuentes, por ejemplo, las victorias de los reyes, las batallas de los poderosos, o bien el giro de los astros, y la misma disposición del mundo. En cambio, nuestros pescadores3 nos hicieron ver con breves y sencillas palabras las cosas tan grandes y maravillosas que llegaron a conocer de Dios, pues veían que se debían, no sólo a los sabios, sino también a los indoctos4, no sólo a los listos, sino también a los ignorantes. Por eso hablaban con sencillez a fin de que todos pudiesen entender; demostraban lo que decían con signos tan claros para que todos pudiesen ver. 3. Nosotros hemos de imitarlos, adaptando nuestro modo de hablar a los más simples por la gloria de Cristo y su provecho.

1 Sal 111, 4; cfr Sal 96, 11. 2 Sal 44, 8; cfr Hb 1,9. 3 Naturalmente EIredo se refiere a los Apóstoles, pescadores de profesión al ser llamados por Cristo Mt 4, 19 4 Cfr Rm 1,14.

1

creyendo firmísimamente que ha de ser feliz con su visión. 15. 66 (CCL 72. 14. 9 Rm 11. 142. En cuanto estos reyes de los que habla el Evangelio tuvieron noticia del nacimiento del Señor por medio de la estrella que vieron en Oriente. pues ya había descendido el que la había de levantar. Esta es la Jerusalén que el Señor Jesús. en el cielo una señal del nacimiento del Señor para que nos levantemos del amor de las cosas de la tierra a las del ciclo. y cada alma santa. Jerusalén. que en cuanto oyó que estaba presente la paz. sino seguramente a 5 I Tm I. que quiere llegar a verlo. ni a la Jerusalén sanguinaria. 3. Esa es también la santa Iglesia. levántate! 6. p. Sal 121. Pero Cristo quiere decir ungido6. muerte. edificada con piedras vivas. 8 Cfr Mt 2. La estrella grita al Salvador a la reina del Mediodía 8. Con razón se le dice: Resplandece. Esto ha sucedido hoy con el mismo Cristo. Levántate. 25 10 Is 60.16. Se le dice: Resplandece. 12 Cfr Mt 2. Pues ¿qué quiere decir buen olor sino buena fama? ¿Y qué mejor fama que el niño que yacía en el pesebre sea Dios y Señor.1. edifica con piedras vivas11. que había de congregar de entre las naciones con estas palabras: Levántate. resplandece. pero en cuanto unos y otros sintieron este olor. 2 . Jerusalén. y cada comunidad santa. 17). De entonces parte la ceguera de Israel de la que dice el Apóstol: La ceguera ha caído en una parte de Israel9. Estaba postrada ciega en las tinieblas. 7. dice. 11 Cfr Ef 2. 5. 4. en la iniquidad. 1-9. Por eso se le dice: Levántate. que es la paz suma y verdadera. revivieron los paganos y murieron los judíos. ya que viene tu luz10. ¿Qué nos está diciendo hoy la nueva estrella del cielo sino: Levántate. 7 2Co 2.SERMÓN 4 EN LA MANIFESTACIÓN DEL SEÑOR Olor de vida. Antes vivían los judíos y los paganos estaban muertos. ¿Pero a quién anunciaba esto hoy aquella estrella? Ciertamente no a los judíos. en el error. para los judíos. para unos olor de vida para la vida. Cristo nació en Judea y el olor de su unción lo percibieron en seguida los que estaban en Caldea. vinieron con regalos a adorarlo.ELREDO DE RIEVAL . No es algo nuevo para vosotros. Con razón se le dice: Levántate a la que estaba postrada. y la virtud de esta unción hoy se ha hecho manifiesta. y en cuanto Herodes tuvo noticia. pues. resplandece. olor de muerte En otra ocasión os hemos dicho que Cristo vino a este mundo para salvar a los pecadores5. 2. que estaban ciegos. 15. pues estaba ciega. Y por eso la señal es una estrella para que sepamos que hemos de ser iluminados con su nacimiento. para otros olor de muerte para la muerte7. ¡Jerusalén. buscó junto con los judíos el modo de matarlo8. y oyeron los judíos. y la salvación de todo el mundo? Es lo que oyeron los paganos. 3. de quien procede todo buen olor. 1 P. resplandece? Ha aparecido. Para los paganos este olor era vida. Entonces también empezó a brillar aquella luz que el Señor prometió por medio del profeta a su Iglesia. Nom. y se ha realizado en el mismo nuestro Señor lo que después dijo el Apóstol de sí y de otros como él: En todas partes llevamos el buen olor de Dios. se turbó y quería matar a la misma paz por la paz perdida12. pues ya estaba presente el que la iluminaría. 14. 5. 6 SAN JERÓNIMO.

66 passim (CCL 72. La Iglesia es la reina de Sabá 11. estaba ciega. 31. el que ha hecho de las dos una sola cosa19. pues adoraba a los ídolos. La Iglesia verdaderamente es la reina de Sabá ya que reúne y gobierna rectamente esta cautividad. etc. 31. 24 Sal 33. la Iglesia santa de los gentiles.). Por eso esta reina viene hoy de los confínes de la tierra para ver el rostro del que se dice: He aquí a uno que es más que Salomón17. 9. 6. 25 Jn 1. 20 SAN JERÓNIMO.ELREDO DE RIEVAL . 34 (possidete paratum vobis regnum . en la persona de estos tres reyes paganos se levantó de aquella pésima costumbre. 5). y éste es tan pacífico que es la misma paz18. etc. es decir. 3 . que quiere decir pacífico14. ella es la Jerusalén. 138. Nom. cfr 2 Cro 9. 27 Gn 1. empezó a buscar la verdadera luz que ilumina a todo hombre que viene a este mundo25. Las tinieblas cubrían la faz del abismo 13.SERMÓN 4 EN LA MANIFESTACIÓN DEL SEÑOR aquella reina del mediodía. visión de paz20. 138. Me parece que hoy dice Dios: Hágase la luz. pues venía para ver al pacífico. cautividad. pero la tierra estaba vacía y estéril. 5). de la que dice David: La reina está a tu derecha con un vestido bordado de oro16 Esta Iglesia ha empezado a nacer hoy en aquellos paganos que vieron esta estrella y comprendieron lo que quería decir. 17 Mt 12. 19 Ef 2. 50 passim (CCL 72. Nom. pues la misma reina era pagana. del rostro del verdadero Salomón. pacífico. Por eso. 3. 1-2. p. Verdaderamente es más que Salomón. de aquel lecho inmundo en el que fornicaba con los demonios. y la luz se hizo26. Sabá. que quiere decir visión de paz15. en efecto. 41. etc. reino que recibirá el día del juicio. como dice el Apóstol: El es nuestra paz. 16 Sal 44. 26 Gn 1. quiere decir. 50. es decir. en la que se peregrina hacia aquel reino en el que no hay cautividad ni miseria alguna. 42. 63 (CCL 72. Había creado antes el cielo y la tierra. Y sin duda la Iglesia es la reina que gobierna tantos pueblos y naciones.14. Y muy oportunamente se llama a esta reina la reina de Saba21. p. Vulgata). etc. 22 Mt 25. 12. pero hoy. Nom. SAN JERÓNIMO. Un ciclo era el santo Simeón. Hasta este día estaba ciega. 15 SAN JERÓNIMO.). y las tinieblas cubrían la faz del abismo27. Nom. p. 121. cfr 3 R 10. 9-10. 21 Cf 3R 10. ya que corría hacia ella.). que reconoció al Señor 13 Mt 12. Por eso con razón se dice que aquella nuestra reina es Jerusalén. 23 Sal 44. 1 14 SAN JERÓNIMO. p. Lc 11. benditos de mi Padre. Esta reina. a las imágenes y a los demonios. 121. <recibid el reino que tenéis preparado>22. pues aquél simplemente era Salomón. 1. 10. 23. 63 (CCL 72. Nom. que vino en seguida desde los confínes de la tierra para oír la sabiduría de Salomón13. 142. p. y empezó a estar enamorada del más helio de los hijos de los hombres23. levantando los ojos a aquella admirable estrella. Lc II. Esta reina significa la Iglesia de los paganos. resplandece. 18 SAN JERÓNIMO. hasta este día estaba postrada. 14. Pero hoy se le dice: Levántate. 3. como diciendo: Acercaos a Él y seréis iluminados24. passim (CCL 72. 9. es decir. es decir. Hoy. como dice el Señor: Venid. 9 -10.5.

35 Cfr Mt 2. que permanecen en sus tinieblas. tierra eran. Se dice a la tierra estéril y vacía que se levante. todas las riquezas. Los gentiles son iluminados con la fe y el conocimiento de Dios. En esta faz del abismo estaban las tinieblas. las del paganismo. La gloria del Señor resplandece sobre ti 17. La profecía añade: Y la gloria del Señor amanece sobre ti34 . 15. Pero esta tierra era estéril y vacía: estéril de verdad. Y para el que se le ocurriese decir: No veo qué cosas celestiales ni espirituales debo buscar. un ciclo eran Zacarías e Isabel y los espirituales que había entre los judíos. primero en aquellos tres reyes y luego en todos los gentiles. Esta es la única razón por la que le dice el profeta: Porque viene tu luz. el profético y el evangélico. pero toda aquella gloria se quedaba en ellos. y oyen de Pablo: En un tiempo fuisteis tinieblas. estaba representada la santa Iglesia. 240 ss.4 31 Sal 96. p. porque llega tu luz29. que al reconocer esa luz. o lo que es lo mismo: Resplandece. Jerusalén. 29 Is 60. 1. pero ahora sois luz en el Señor28. que hoy se proclaman en la Iglesia. Esta es la única razón por la que es iluminada la santa Iglesia. se hacen luz. resplandece. en la que se manifestaba una gran gloria del Señor amaneció claramente sobre los mismos tres reyes35. que la sugería abandonase las obras terrenas y la invitaba a la verdadera luz. se añade: Resplandece. las tinieblas del error. cIV SAN GREGORIO MAGNO. 32 Cfr Ez 1. La Luz ha nacido en las tinieblas 15. Tierra eran aún estos santos tres reyes en los que. cfr Sal 111. 18. En la profecía se dice a la santa Iglesia de los gentiles: Levántate. profetisa. en los que entonces estaba la santa Iglesia. ¿Pero para quién? No para los duros de corazón. 14. que se prepare para buscar las cosas celestiales. no iba más allá.4. las de una espantosa rebeldía. Madrid 1958 (BAC 170. vacía de toda obra buena. un cielo era la santa Ana. 1. In Ez. 16. 1.SERMÓN 4 EN LA MANIFESTACIÓN DEL SEÑOR niño. quedándonos en la letra. porque llega tu luz. 4 . es decir. 30 Is 60. 34 Is 60. Es decir: Hágase la luz. Esto. la faz del abismo. ¿Pero de dónde les viene esta luz? Levántate. Se nos presentan el Evangelio en la profecía y la profecía en el Evangelio como una rueda en otra rueda32. Sal 111. dice. quisieron adorarla. Pero hoy se les dice a los que eran tierra: Levántate y resplandece a aquellos que estaban cubiertos de tinieblas sobre la faz del abismo. ¿Pero qué es lo que se le dice a la santa Iglesia según el sentido espiritual con estas palabras: Porque la gloria del Señor amanece sobre ti? Los judíos carnales antes daban gloria al Señor. 8. resplandece. Y las tinieblas también cubrían la faz del abismo. El Evangelio narra cómo la misma estrella. En el Evangelio se narra cómo apareció a la misma Iglesia de los gentiles una estrella nueva en el cielo.) 33 Cfr Mt 2. pues ha nacido la luz en las tinieblas30. 9-10. 16. es su mente. como dijimos. 11. 6. todo el honor del 28 Ef 5. pues no hay duda que todas las cosas terrenas y transitorias. y no gozaban más que de la tierra. que acababa de nacer33. I -2. El abismo es el alma por la gran profundidad de su naturaleza. I -12. sino para los rectos de corazón31.ELREDO DE RIEVAL . hom. Y ved cómo están de acuerdo los dos Testamentos en estos dos pasajes. I.

pensaba que el que había nacido no había de buscar más que un reino terreno. Llegaron estos tres reyes de los que hemos hablado a Jerusalén y dijeron: ¿Dónde está el nacido rey de los judíos?39 En cuanto Herodes lo oyó. 20. 39 Mt 2. 38 Rm 11. Jacob la parte de su heredad37. En aquel pueblo estaban los profetas. y la oscuridad. 8-9. me llamas a mí ahora? 21. 3. pues.ELREDO DE RIEVAL . Llama tierra a los judíos porque sólo sabían a tierra y no querían más que cosas terrenas. 44 Is 60. Y fijaos cómo describe el Evangelio estas tinieblas y cómo dice que los judíos han quedado ciegos de acuerdo con esta profecía. dice el profeta. 23. 26. no superior. Pues mira. la santa Iglesia de los gentiles no se turbó sino que se alegró. Fijaos cómo está de acuerdo con todo esto el Evangelio. A esta tierra la cubren las tinieblas. Escucha el porqué: Porque he aquí que las tinieblas cubrirán la tierra. ¿Por qué. como está escrito: Cuando el Altísimo distinguía a las naciones. pues las tinieblas cubrieron la tierra. es decir.25. respondiese a lo anterior: ¿Por qué me llamas ahora? Antes me rechazaste y elegiste a los judíos para tu servicio. la que mata a los profetas y los apedrea42. la espiritual. 43 Cfr Ga 4. a los pueblos. 37. Como él no buscaba más que un reino terreno. Turbación de Herodes 22. y en ti se verá su gloria. Por eso añadió el profeta: Sobre ti nacerá el Señor. Buscar las cosas de arriba 19. para que los hijos de la santa Iglesia dirijan su corazón de las cosas terrenas a las celestiales y no sirvan a Dios y le den gloria por las cosas terrenas sino por las celestiales. I. 37 Dt 32.22. se turbó40. Si aquellos judíos carnales daban gloria a Dios era porque les prometía bienes de este mundo. Lc 13. y en ti se verá su gloria44. Pero hoy se dice a la santa Iglesia: Levántate porque la gloria del Señor amanece sobre ti. 46 Cfr Rm 11. se turbó y quedó ciego. por eso. en cuanto oyó que ha nacido el rey de los judíos. porque. 3. Pero estas cosas se le dicen ahora. Los paganos reciben hoy la verdadera luz con la que se ciegan los judíos. Y entre las dos puso aquella obcecación de los judíos carnales46. 2. 40 Cfr Mt 2. 34. los justos y los santos que son tus delicias. 36 Is 60. 2. Pero la Jerusalén. 5 . 41 Mt 2. 2. Por eso la gloria que daban al Señor quedaba en ellos porque no buscaban más que la recompensa temporal. como si la Iglesia de los gentiles admirada de las atenciones que Dios tiene con ella.SERMÓN 4 EN LA MANIFESTACIÓN DEL SEÑOR mundo es más bajo que el hombre. estableció las fronteras de los pueblos según el número de los hijos de Israel. La porción del Señor fue su pueblo. que es nuestra madre43. y ahora dice: Sobre ti nacerá el Señor. 42 Cfr Mt 23. cuando separaba a los hijos de Adán. Antes había dicho: La gloria del Señor ha nacido en ti45. Se turbó la Jerusalén terrena. Pero veamos qué sigue en la profecía y qué en el Evangelio. Y no sólo se turbó Herodes. 45 Is 60. ¿Por qué si no porque era de tierra y las tinieblas cubrieron ¡a tierral Temió perder su reino terreno. cómo las tinieblas cubrirán la tierra y la oscuridad a los pueblos36. sino toda Jerusalén con él41. como dice el Apóstol: La ceguera ha caído sobre parte de Israel hasta que entre la plenitud· de los gentiles38.

2. 50 ls 60. a la que aquí se dirige el profeta. 48 Mt 2. 8. ¿No se ha visto una gran gloria del Señor cuando los reyes lo adoraban y ofrecían regalos a aquel pequeño y pobre. 9. 11. Y en cuanto los mismos reyes salieron de Jerusalén. en cuanto ellos llegaron a Jerusalén. se vuelve a nuestra reina y dice: En cambio sobre ti nacerá el Señor49: No cabe duda que esta estrella que vieron estos paganos encima de sí significa que nuestro Señor. lo que sin duda sucedió cuando el rey Herodes se turbó y toda Jerusalén con él. sino que ofreció a Salomón regalos sumamente valiosos53. cuando apareció aquella nueva estrella anunciando que Dios había nacido.ELREDO DE RIEVAL . hoy ciertamente se ha visto la gloria del Señor en la Iglesia de los gentiles. 23. como una estrella de gran resplandor que la ilumina y camina de virtud en virtud56 para llegar a Jesús y ofrecerle oro. Pensemos ahora en aquella famosa reina que vino desde los confines de la tierra para ver a Salomón y oír su sabiduría52. ¿Por qué? Sin duda porque se ha querido expresar que la santa Iglesia había de ofrecer en todo el mundo dones espirituales a nuestro Señor Jesucristo.25. vio sobre sí primero en aquellos tres reyes paganos la gloria de Dios. hermanos. Lc 11. dice. se vio tanta ceguera en los judíos47. 9. ¿Cuál es la luz de la santa Iglesia sino la que ilumina a todo hombre que viene a este mundo55? El Evangelio. 10. 55 Jn 1. 31. 49 ls 60. que reconocieron que el que había nacido era Cristo. 27. el incienso la del sacrificio que él ofreció a Dios Padre por nuestra satisfacción.SERMÓN 4 EN LA MANIFESTACIÓN DEL SEÑOR La Iglesia vio la gloria de Dios 24. la mirra en la humanidad. 11. Por eso continúa el profeta: Y caminarán los pueblos a tu luz y los reyes al resplandor de tu aurora54. cfr 2 Cro 9. 42. 51 Cfr Mt 2. También el santo Evangelio es la luz de la Iglesia. de nuevo la estrella que habían visto en Oriente iba delante de ellos hasta llegar al lugar donde estaba el niño donde se detuvo48. incienso y mirra57. Estos son los 47 Rm 11. Así la santa Iglesia. esto es poco comparado con lo significado en aquellos reyes y en estos dones. que ha nacido. resplandecerá en ti50. hermanos. Y su gloria. El oro significa la fe en su divinidad. Por eso quizá el profeta. 2. Después. la Iglesia santa de los paganos. es decir. 25. Allí regalos y aquí regalos. hijo de una pobre doncella?51 Y sin embargo. y sin embargo lo buscaban para matarlo. 56 Cfr Sal 83. Hoy. reinaría sobre la Iglesia de los paganos. luz de la Iglesia 28. después de haber dicho de los judíos: He aquí que las tinieblas cubrirán la tierra y la oscuridad los pueblos. Los reyes y sus dones 26. 6 . No vino con las manos vacías. 57 Mt 2. Ya veis que por todas partes los pueblos caminan a la luz de la santa Iglesia. Ved en estos tres reyes lo que significa aquella reina. 53 Cfr I R 10. 54 Is 60. 3. 52 Mt 12.

Jerusalén. 60 SAN JERÓNIMO. resplandece para que puedas conocer el camino recto. 11. La estrella. Ya ha llegado nuestra luz. que está postrada en el pecado.). Nom.-Const. es decir. en la cautividad59. Estábamos entre los Caldeos. "Grâces ordinaires et grâces spéciales" dans le Livre II du Miroir de la charité en. estos son los aromas que nuestra reina. es decir. p. 32. 1 R 10.SERMÓN 4 EN LA MANIFESTACIÓN DEL SEÑOR regalos. cuando no tenían la luz de las Escrituras. y al ir delante y quedarse sobre la casa en la que está. lo muestra. entonces dijo: Resplandece. era necesario que nos dijese a cada uno de nosotros: Levántate para que puedas caminar.ELREDO DE RIEVAL . cuando estábamos en el mundo. Como demonios son los que no quieren ir sólo ellos a la perdición. Cuando Dios nos movió con la gracia de su visita63 para aborrecer nuestros pecados. pues ya ha llegado la verdadera luz que ilumina a todo 58 Cfr Mt 2. y desconocedores del camino que lleva a la vida62. No era de extrañar que antes de la venida del Señor los paganos estuviesen hundidos en sus pecados y en las tinieblas de los errores. 11-12) 61 Cfr 2Co 6. de modo que reconociendo estas cosas. Lc 11. disolutos y enfermos. Cuando nos inspiró el sentimiento de la santa emulación. 66 Cfr Lc 1. Espejo de ta Caridad II. 7. (DEZINGER 54). 57 (CCL 72. de las tinieblas a la luz 31. para iluminar con la fuerza de la palabra y el ejemplo de la vida a los que estaban en las tinieblas y conducirlos por el camino de la paz66. sino que engañan a cuantos pueden y los arrastran a los vicios en los que ellos están metidos. Ciertamente estábamos en la cautividad. le diese vergüenza del hedor de sus vicios y se convirtiese de verdad al que es la paz y la gloria de todos sus santos. porque Dios se ha hecho hombre por nosotros y por nuestra salvación64. 7 . 63 Véase SAN ELREDO. Pero ahora supone una gran vergüenza el estar metido en los apetitos de la carne y en las tinieblas de la maldad. Eramos cautivos de los vicios y pecados. Al aparecer lo anuncia. Ver también I. p. 12. etc. 59 Cfr SAN JERÓNIMO. 11. Pero como estábamos ciegos y paralíticos. la estrella que nos lleva a Jesús es la Sagrada Escritura. 62 Cfr Mt 7. p 64-77. Así fuimos. Nic. entonces dijo: Levántate.31. 42. Pero allí oyó nuestra alma: Levántate. IIUILLE. Is 42. que es como decir como demonios60. 66 passim (CCL 72. viniendo de los confines de la tierra. y le hemos visto en la tierra y convivir con los hombres65. 142. y empezamos a desear ir a él. sino porque habría de pasar de la confusión a la paz? La llamó Jerusalén para que. Nom. dominados por pésimas costumbres. del poder del diablo. 79. al oír este nombre le insinuase con una inspiración secreta para que y cuán excelsa había sido creada. Allí tuvimos noticia de la fama del verdadero Salomón. 130. e incapaces de ninguna obra buena. Todos nosotros estábamos en Sabá. resplandece. A él nos conduce la estrella que va delante y que lo anuncia y muestra. 30. 64 Símb. postrados en los deseos de nuestra carne como en un camastro. 14. así fueron muchos de nosotros61. ¿Pero por qué se llama Jerusalén al alma que está en las tinieblas. Todos estábamos en la cautividad 29. 38. 65 Bar 3. cuando no habían oído nada de Dios. es más. Colletanea Cisterciensia 55 (1993). El camino que conduce a Cristo 33. 10). Llamados a pasar de la cautividad a la libertad. 2032. de todas las partes del mundo. ofrece al verdadero Salomón58. hermanos.

5. 70 Cfr 1 Jn 2. la imitación de los sufrimientos de Cristo 74 .24. 69 Jn 8. Is 49. 34. Que se digne concedéroslo él mismo. 42. passim. un amor verdadero. También el Apóstol muestra el camino que lleva a Cristo. 2. 80 Cfr Mt 2. que quita los pecados del mundo68 y justifica a los impíos. es decir.). es decir. etc. y tome su cruz y sígame71. 10. ya que Cristo.15. niegúese a sí mismo. Hemos de ser reyes 35. 81 Cfr Ex 23. significada en la estrella que. Sed. El mismo será glorificado en vosotros y os hará partícipes de su gloria. sino que tendrá la luz de la vida69. cuando dice: Hay que pasar por muchas tribulaciones para entrar en el Reino de Dios72. pues aún estáis en Sabá.SERMÓN 4 EN LA MANIFESTACIÓN DEL SEÑOR hombre que viene a este mundo67. 71 Mt 16. 15. 12. 23. Mt 7. 142. nos dice con toda claridad: El que me sigue no camina en las tinieblas. por la renuncia a la propia voluntad. y reina de Sabá75. 14. se apareció a los tres reyes. 11. 3. Este es el camino que nos muestra la Sagrada Escritura. que vive y reina por todos los siglos de los siglos. Pero como no hemos de llegar a Cristo o adorarle con las manos vacías81. es decir. p. 75 Cfr 1 R10. la mortificación de vuestro cuerpo. 36. 9-11. guiándonos y precediéndonos la estrella. Espejo de la Caridad II. como dijimos. cfr SAN ELREDO. Pero reprimid en vosotros mismos los movimientos de la carne para que no reine el pecado en vuestro cuerpo mortal78. Amén. Ofrecedle oro. 67 Jn 1. pues. 21. no dudéis que llegaréis a él y le adoraréis80. 1. una oración pura. 78 Rm 6. Ef6. y que vuestra alma sea una reina. preparadle vuestros regalos. Y lo mismo el Señor en el Evangelio: Bienaventurados los pobres de espíritu porque de ellos es el Reino de los cielos73. Espejo de la Caridad II. 21. 73 Mt 16. para que él mismo amanezca sobre vosotros y se vea su gloria en vosotros83. 1 Ts 1. Ya no podemos tener excusa de nuestros pecados. 82 Cfr Mt 2. 79 Cfr RBprol. y mirra82. 83 Cfr ls 60. reyes. ¿Y cuál es el camino por el que él camina y que conduce70 a él? Que hable él mismo y lo diga: El que quiera venir en pos de mí. cfr Jn 3. 7. He aquí a Sabá. 2. 29. 24.ELREDO DE RIEVAL . 76 Cfr SAN JERONIMO. 72 Hch 14. 8 . Nom. siguiendo los pasos que llevan a Cristo por ¡a senda del Evangelio de la paz79. las contrariedades de esta vida y la pobreza voluntaria. Este es el camino por el que anduvo Jesús y por el que iremos a él. 68 Cfr Jn 1. 9. 74 SAN ELREDO. Cristo Jesús. Con estos dones se aplacará Dios con vosotros. sois reyes y vuestra alma /a reina de Sabá. Ex 34. incienso. 77 Rm 7. Así. Y oíd en que <cautividad>: Veo otra ley en mis miembros que se opone a la ley del espíritu y me lleva cautivo a la ley del pecado77. 6. 14. 66 passim (CCL 72. en la cautividad76.