UPASAKA LOSANG GYATSO.

Upasaka Losang Gyatso: Una Breve Biografía de Nagarjuna
UPASAKA LOSANG GYATSO.

Una Breve Biografía de Nagarjuna.
El Gran Ser, el revitalizador del Mahayana, el gran maestro Budista conocido como Nagarjuna, nació en el seno de una familia Brahmín en el Sur de India, en el antiguo reino de Vidarbha, que ocupaba parte de lo que hoy son los estados de Maharashtra y Andhra Pradesh, en un poblado en las cercanías del Godavari. Sus padres pusieron al niño por nombre Gotama, y a la edad de 7 años fue enviado al Norte, a la Universidad Budista de Nalanda, para hacerse monje. El joven novicio pronto dio muestras de una gran inteligencia y habilidad en el debate; siendo capaz de comprender difíciles textos con una sola lectura, y de extraer su significado por la fuerza de su meditación. Como monje recibió el nombre de Shrimanta, y entre otros maestros fue discípulo de Ratnamati, con quien estudió Sutra y Tantra, y sobre todo de Saraha, que sería su gurú raíz, y de quien recibió, entre otras enseñanzas, el Tantra de Guhyasamaja. Con el paso del tiempo llegó a ser el Abad de Nalanda, donde en una época de hambruna, transmutando hierro en oro, fue capaz de alimentar a los monjes durante mucho tiempo. Al par que un gran erudito fue un gran reformador de la disciplina monástica, enfatizando la pureza de comportamiento de los monjes, prestándoles gran atención y apoyo, pero llegando a expulsar de los monasterios a 800 monjes que eran incapaces de reformarse. Construyó numerosos templos, y cuando los elefantes dañaron el Árbol de Iluminación, construyó dos grandes columnas, con lo que los daños se evitaron por un tiempo. Posteriormente cerró todo el recinto con un muro, edificando en él 108 pequeños templos. Instauró a Mahakala como protector de los templos. En ese periodo fue intensa su actividad ante los no ordenados, instándolos a observar la ley del karma, para lo que escribió varias obras.
2

Su segundo periodo se caracterizó por la exposición de la Prajñaparamita, y por formular el Madhyamaka (Camino Medio). Fue la gran revitalización del Mahayana, una época de grandes debates, y de una profusa composición de textos y de comentarios. Es universalmente considerada como su gran aportación al Budismo, lo que hizo que fuera considerado como un segundo Buda, pues racionalmente clarificó las enseñanzas de los Sutras del Segundo Giro de Rueda del Dharma en numerosos tratados, como por ejemplo el Prajñaparamita Shastra, un comentario a la Prajñaparamita en 25000 líneas; y revelando él mismo el Sutra de la Prajñaparamita en 100000 líneas, el cual dijo haber obtenido del rey de los Nagas, que lo tenía en custodia; aunque sus detractores lo acusaron a él de haberlo escrito. Este fue el último Sutra Mahayana en aparecer. Tras él no hubo más. En sus últimos años, siguiendo las indicaciones de Tara, se dirigió al Sur, asentándose en la montaña de Shri Parvata donde se dedicó básicamente a enseñar tantra, y compuso sus Alabanzas. Murió a la edad de 100 años, cuando el hijo de su amigo el Rey Udayibhadra, de nombre Kumara Shaktiman, ya anciano y viendo que no podría reinar pues su padre había sido profetizado que moriría el mismo día en que lo hiciera Nagarjuna, le pidió su cabeza. Nagarjuna, como Bodhisattva aceptó, pero el anciano príncipe fue incapaz de cortarla con su espada, y el propio Nagarjuna le dijo que debía de usar una hoja de Kusa. A su muerte sucedieron grandes prodigios. La aparición de Nagarjuna, y su actividad, fue profetizada en varios textos, como el Tantra Raíz de Mañjushri, El Tantra de Kalachakra, el Sutra Lankavatara y detalladamente en el Sutra del Gran Tambor del Dharma, al final del Sutra. De Nagarjuna nos queda el gran legado de su obra escrita. Parte se ha perdido, pero se conservan muchas obras del gran maestro en sánscrito, y sobre todo en tibetano. Entre los eruditos hay ciertas diferencias sobre como clasificar los textos en base a grupos, y qué texto entra dentro de cada grupo. De su primera etapa, alimentado por el Primer Giro del Dharma, es su Colección de Consejos. En el canon tibetano se le adjudican los siguientes: 1) La Preciosa Guirnalda (Ratnavali) 2) El Árbol de la Sabiduría (Shes rab Dong bu) 3) Una Gota de Alimento 4) La Carta a un Amigo (Suhrillekha) 5) Compendio de Sutras (Sutrasamuccaya) 6) Comentario sobre la Bodhicitta (Bodhicittavivarana) Su Colección de Razonamiento, sobre el Camino del Medio (Madhyamaka), representa el Segundo Giro de la Rueda del Dharma. Son las siguientes obras: 1) Versos Raíz de Camino del Medio (Mulamadhyamaka-karikas) 2) La Refutación de los Objetos (Vigraha-vyavartani) 3) Las Setenta Stanzas Sobre la Vacuidad (Sunyata3

saptati) 4) Las Sesenta Stanzas de Razonamiento (Yukti-sastika) 5) Tratado sobre la Pulverización (Vaidalyaprakarana). Su Colección de Alabanzas, escritas en la última parte de su vida, tiene como base la Naturaleza de Buda, y se corresponde con el Tercer Giro de la Rueda del Dharma. La más extensa y destacada es su Alabanza del Dharmadhatu; otras son: En Alabanza del Inconcebible; En Alabanza de Quien está Más Allá de la Alabanza; En Alabanza de los Seres Sintientes, etc. La influencia y labor de Nagarjuna llega hasta hoy, y podemos decir que todo el Mahayana existente hoy en día, en todas sus diferentes escuelas, está basado en la clarificación que Nagarjuna hizo de los Sutras de la Prajñaparamita, y su formulación racional e inequívoca del Madhyamaka, el Camino del Medio. Su principal discípulo fue Aryadeva, el autor de Las Cuatrocientas Stanzas; y el máximo exponente de la visión y más acertado intérprete de Nagarjuna fue Chandrakirti, el autor del Madhyamakavatara (Introducción al Camino del Medio).

Upasaka Losang Gyatso.

4