CAPITULO I: EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE LAS CONTRADICCIONES.

“El desarrollo de los animales, se reduce al de sus órganos naturales; en cambio, el de la sociedad humana se halla vinculado, ante todo, al desarrollo de las fuerzas productiva.”1

1.1. Etapa del Perú antiguo. El cultivo de la coca en el valle de los ríos Apurímac y Ene se remonta a las épocas de colonización de grupos humanos externos a estos parajes de selva alta, tal como se irá describiendo líneas abajo, donde este producto cumplía una función social; que mantenían relaciones sociales con los regnícolas, como el de la cultura Nazca del siglo IX, donde se encontraron plumas de aves típicas del VRAE en su ámbito cultural, esto implicaría necesariamente espacios la presencia pobladas de pobladores por las ajenos a estos nativas

geográficos

comunidades

originarias como la Asháninca y Machiguengas. La aparición de la cultura wari en los siglos XII y XIII en la parte norte del actual departamento de Ayacucho, quienes se enfrentaban

constantemente con tribus que venían de las “montañas”, así como la manifestación Chanca y Huanca en los siglos XIII y XIV, y la etapa tahuantinsuyana donde se establecieron colonias a manera del dominio de los ecosistemas, basados en la eficiente gestión de recursos de acuerdo a los pisos ecológicos, como parte de la política de desarrollo como nación eminentemente agrarista y sustentable. Cada uno de estos proceso humanos han sido

escritos, en su devenir histórico, con la coca como instrumento sagrado (mágico-religioso) y fuente de vida del hombre andino (estimulante y mitigante del hambre), características que

obligaba a su cultivo para el consumo comunal en estas culturas y sociedades. Como se ha venido demostrando en los estudios2 sobre las culturas Pre Inca e Inca.
1

Academia de Ciencias de la URSS, “Materialismo Histórico”. pp. 11. Editorial Grijalbo. México 1960. 2 Tratado con bastante detalle por Anthony Henman en su libro “Mama Coca” en 1981.

Entre

los

vestigios

observados

tenemos

las

de

Matucalle

y

Rajarajay que justifican la presencia Chanca; también el camino que une Vilcabamba con el Gran Pajonal, así como los andenes de Tunquipuquio3 que justifican la presencia Inca en esta región. Además de los relatos locales sobre una ciudad perdida en las alturas de Cachingari, donde al parecer se encontraría oro, cuya mayor referencia está en la comunidad de Camantavishi en el que se hallaría el llamado “Puente de Oro” que uniría el camino de las zonas de explotación minera con el Cusco.

Las relaciones económicas de esta etapa de la historia peruana, era la de intercambio comercial de los productos a través de su valor y no por su precio, lo que implícitamente replicaba la no existencia de la explotación económica de usura sustentada en formas como la del hombre por el hombre o del hombre a la naturaleza, a causa de que tanto la propiedad de los productos como de los medios y la de producción se eran comunales y de uso

teocrático,

producción

encontraba

perfectamente

socializada; esto hace prescindir de una sociedad injusta de lucro y pillaje, como los productos son la que tenemos actualmente, y el uso de de tipo necesarios y no suntuosos;

contradicciones que no permitieron desarrollar una agricultura forzosamente dependiente de un mercado; que le empuje a carecer de todo tipo de efecto de justicia y equidad.

Es por eso que el cultivo de la coca se realizaba en armonía con el entorno, porque la necesidad de su cultivo se fundamentaba en sus propiedades naturales, sociales y místicas; y no de sustento de riqueza económica basada en el dinero y la apropiación brutal del fruto del trabajo humano para sostener esta, creando un circulo de dependencia entre el explotado y explotador.

1.2. Etapa de Influencia externa. La invasión a la América del sur, en el siglo XV y XVI, por parte de los españoles y portugueses, no fue una casualidad como
3

Encontrados durante nuestra presencia en esta comunidad ubicada en el extremo sur del distrito de Sivia, en la provincia de Huanta, departamento Ayacucho. Donde se puede todavía observar plantas de coca gigantes entre los andenes y el bosque tupido.

lo demuestran las contradicciones presentes en Europa en esos años, pues en este continente se inicia una gran crisis

económica como producto de la escases de la demanda y aumento de la oferta, pues la existencia de monopolios obligaba la búsqueda de nuevos mercados, la debacle del feudalismo ocasionaría el abandono burgos, del que campo se de y la agricultura por el para formar ciudades o la y

sustentaban frecuentes

comercio, pestes

obligando pulmonares

manifestación

hambrunas,

bubónicas, así como el financiamiento de estados monárquicos por los burgueses4 que ponga coto al poder feudal y eclesiástico, e impulsar las tendencias de ampliar el mercado por la extrema competencia entre ellos; porque sabido es; que la etapa feudal estaba engendrando, en esa época, un capitalismo insipiente que a la postre mediante una revolución burguesa5 instauraría la actual etapa de la historia de la humanidad.

A la llegada de los españoles e iniciada la invasión en el siglo XVI, el lucro y el robo fue el proceder más natural que

impusieron los invasores, donde el cultivo de la coca cambiaría su razón de ser en forma y en fondo; pues tuvieron la “visión” de utilizarlo como instrumento de sometimiento y explotación, al darse cuenta que existía una relación sagrada y de fuente de vida6 del sometido para con su la coca. Por en lo las que su cultivo era Cuya encomiendas7.

incentivado

utilización

contradicción principal entonces se veía en su uso y al mismo tiempo el rechazo, porque “repugnante” necesario
4 5

mientras la objetaban por ser algo el fondo al robo lo utilizaban que como se algo había

en

forma,

en

porque

contribuía

masivo,

Refiérese a habitante de los burgos o ciudades. La revolución Francesa que se iniciara el 14 de julio de 1789, con la toma de la bastilla símbolo de la feudalidad Europea. Dando paso a la actual etapa capitalista. 6 En esta parte me veo en la imperiosa necesidad de aclarar que la relación del hombre andino a la coca, en esa época y ahora, fisiológicamente hablando, no era de adicción por su contenido de cocaína, como lo propagandizaron y aun lo siguen haciendo las voces técnicas interesadas, sino de estimulante y mitigante del hambre, esto demostrado ya en épocas actuales tal y como lo citara, Sacha Barrio Healey, en su libro “Anatomía de la hoja de coca”, donde menciona que: “la ciencia nos dice que las trazas de cocaína presentes en la hoja de coca (que contiene 0.5 a 1% de alcaloide de cocaína) son desactivadas al contacto con la saliva de la boca de ahí que el autentico toxicómano nunca degluta el clorhidrato de cocaína.” 7 Institución que se instaura con la intención de agrupar a los indios y encargósele a un encomendero, era un noble o generalmente un miembro del clero, que se hacía cargo de los regnícolas. Esta institución fue creada en España y trasladado a su colonia, para que según ellos, cuidaran de los indios por fe cristiana para cristianizarlos, al verlos desvalidos y caracterizados como animales domésticos dignos de tutela, que por obvias razones terminaría en servidumbre.

generalizado

por

esos

tiempos

de

manera

legal,

mediante

la

explotación minera y

los obrajes.

En una cultura tan hipócrita como la española invasora, se veía que mientras en estas tierras irrumpidas, el debate giraba en torno a la prohibición o estimulación8 del uso de la coca, en su “madre patria” la estaban empleando como algo novedoso sustituto al té o café. Y en el siglo XVII ya se estaba generalizando el uso en bebidas comunes clericales y monárquicas de gran rango, como el vino9, las cuales gozaban de gran aprecio en estos

círculos exclusivos, mientras tanto en el Perú se continuaba estigmatizando a esta planta por considerarla, según ellos, como propio de la “idolatría pagana” y que embrutecía a los indios. No obstante durante todo el periodo virreinal se ha estimulado su producción para abastecer a los obrajes y mitas mineras, donde se perdiera y más muchas grande vidas humanas, que la producto de la pudo

expoliación

genocidio

humanidad

contemplar, diezmando a la población de nuestra patria.

Es así que en esta etapa de la historia peruana, se respalda la primera “gran represión al consumo la y cultivo, de la considerándola cristiandad”, como hecho

obstáculo

para

difusión

acaecido en 1,551, propiciado por el Gran Concejo Eclesiástico de Lima, la que posteriormente fue desestimada valorando la

importancia económica que ello producía para los intereses de los invasores, estimulando por el poder cobrar los impuestos contrario el cultivo para por tal

(diezmos)

necesarios

actividad económica, que favoreció a la iglesia católica10. Como se puede apreciar es la primera vez, oficialmente, que de

acuerdo a intereses externos al país se sataniza y reprime y al mismo tiempo se incentiva la comercialización de la coca, por ende su producción, por factores económicos.

8

Debate que se había originado por un lado que la consideraba como algo asqueroso y repugnante digno de prohibirla y por el otro que “prohibirla significaría la paralización de sus proyectos cleptomaniacos y lumpenezcos”. H Gamonal, en su tesis “Función de la Oferta de Coca en el valle del Rio Apurímac –Ene”. pág. 28. UNSCH.2007 9 Caso del Vino Mariani, tan apreciada por el Papa y los Reyes Europeos, en cuya receta se encontraba la coca. Anthony Henman “mama Coca”, 1981. 10 Tratado por el Inca Garcilazo de la Vega en sus Comentarios Reales.

De esta manera los invasores se apoderaban de las plantaciones de coca y la distribuían activamente a través de sus

encomiendas, para su uso en las actividades mineras y obrajes, por puro interés económico de lucro.

Las luchas por la libertad que impulsaron los oriundos de estas tierras fueron constantes desde la muerte de Atahualpa, pasando por Manco Inca, Túpac Amaru I, Túpac Amaru II, Tomasa Tito Condemayta, hasta llegar a Basilio Auqui entre otros; y no como se pretende escribir la historia11; es en este acontecer, que cada uno de los pasos de la resistencia se iba escribiendo con la coca como instrumento místico y de alimento; y que la

historia

demuestra que las condiciones de explotación en nombre

del señor Jesucristo permaneció intacta, pues los encomenderos de antesdeayer pasaron a ser los hacendados de ayer y los

empresarios de hoy; Como lo demuestra los estudios históricos serios12.

El

racismo

que

degeneradamente

acometían

los

invasores,

se

acentuaba ya en la etapa de la emancipación desde una visión eminentemente criolla, quienes consideraban al hombre andino

como un ser inferior digno de tutela y se discutía si tenían alma o no; por lo tanto les cerraban la participación en el debate de su propia libertad, pero no en la lucha; entre estos criollos de nombre egregio podemos nombrar a los de la “sociedad amantes del país”, Hipólito Unanue, quien publicara en el

“Mercurio Peruano” un tratado sobre la coca; y empíricamente demostraba que la misma en si no producía ningún efecto negativo en la población que la consumía, aparte de algunas descripciones botánicas y de uso tradicional. Vendría a ser el primer tratado más o menos serio publicado en nuestra patria al respecto.

Ya

en

esta

etapa

del

devenir

histórico,

podemos

encontrar

11

Enseñan a nuestros niños actualmente que a la caída del Tahuantinsuyu, nos sometimos mansamente a la miserable vida que nos tocaba seguir, con lo cual discrepo palmariamente porque existen muestras y referencias históricas que demuestran lo contrario; por eso considero realizar este deslinde de algunos enfoques interesados positivistas y postmodernistas de la historia. 12 J. C. Mariátegui, Siete Ensayos de Interpretación de la Realidad Peruana. Y J. F. W. Lora Cam. La guerra de 1879-1979 Chile-Bolivia-Perú. Entre otros.

nuestro país; aparentemente liberada del yugo español invasor, el 9 de diciembre de 1824, a consecuencia de las luchas de las masas hambreadas, miserabilizadas, y expoliadas. Invasores que fueron expulsados ficticiamente del país, sin embargo

permanecieron en sus propiedades; y transformaron sus espacios feudales en haciendas; con características de semifeudalidad, semicolonialidad y servidumbre, que va durar hasta la década del 60 del siglo XX para transformarse en otra, pero manteniendo siempre sus intereses a flote. Esta característica económica, no era ajena a la realidad del VRAE, ya que podíamos encontrar un sinnúmero de haciendas en la margen izquierda (perteneciente a la hoy departamento que de Ayacucho), en con nombres, distritos, inclusive, como San

cristianos, Francisco etapa era

quedaron

algunos

y Santa el

Rosa. La característica principal de esta el racismo y la servidumbre, que

latifundio,

necesariamente se plasmaba en la realidad, como producto de la prolongación de la invasión y colonia, concretadas en una

apropiación originaria de la riqueza, mediante la usurpación violenta de los modos y medios de producción; y el sostén de

todo ese sistema, el campesino alto andino de las hoy provincias de Huanta, La Mar y Huamanga; que fueran reclutados con la promesa de mejores condiciones de vida, y llegaban a esos montes plagado de mil dificultades y penurias, con el destino de servir al patrón, bajo el consuelo de una alimentar a su familia, caña. parcela para alimentarse y

una “Libra” de coca y “cuartilla” de

Algunas décadas antes, en el mundo se acababa de extraer la cocaína en el año de 1,855 a 1,858; por los Científicos Nieman y Wolter, que en esta época pasaba desapercibida, sin embargo más adelante científico morfina, médicos a consecuencia Sigmund también Freud, lograría de los ensayos la realizados por a el la

para gran

atenuar

dependencia en los

prestancia

círculos

por su uso como anestésico, recibiendo grandes elogios,

no obstante a la par ya se generaba una popularidad en los espacios militares, principalmente norteamericanos, para mejorar “los estados de ánimo” en los soldados, siendo este el inicio de

la

espectacular

demanda

que
13

se

tiene

en

el

mundo

de

este

alcaloide extraído de la coca.

La primera reforma agraria impulsada por la junta militar de 1962, que gobernaba el Perú, no sentaría las bases en el VRAE de una toma de tierras legal por parte de los campesinos; así, es menester tomar en cuenta que esta primera promulgación de la ley base de la reforma agraria era a consecuencia de las protestas casi generalizadas de los hombres de campo de todo el país, que mediante alzamientos viriles intentaban romper la barrera de la semifeudalidad explotación del y semicolonialidad, latifundista mediante precisamente la por y la la

servidumbre

tenencia de la tierra, y como una medida que

mengüe ese impacto

se promulga esta ley; sin embargo es ya durante el gobierno Velasquista de 1968, que se generaliza la reforma agraria en el país, y por fin, el campesinado toma las tierras de las

haciendas, no obstante esta ley es impulsada como una medida populista ya que su razón de ser obedecía a los intereses de la oligarquía nacional, que ya convertida en “industrial”, seguían dependientes de los intereses norteamericanos principalmente;

estos latifundistas supuestamente expropiados de sus tierras, fueron indemnizados para su posterior transformación en

empresarios industriales, dejaron sus tierras a merced de los campesinos, que en esta ocasión no podrán ver nunca más al opresor encarnado en el hacendado como ayer.

Luego

de

la

etapa

de

las

haciendas

donde

los

principales

cultivos comerciales eran el café, cacao, maní, barbasco y coca (principalmente para consumo local), se inicia una creciente tendencia al monocultivo de la coca entre los años 1986 a 1993; a consecuencia de que en el VRAE comienzan a operar las

principales firmas del narcotráfico, derivada de la vertiginosa demanda mundial de cocaína por la generación de la adicción en Norteamérica y Europa explicado líneas arriba, que abastecían precisamente a estos mercados; y desde mediados de los años ochenta pretendían iniciar una política de disminución de la
13

Ampliamente descrito en el libro “Coca, cocaína y Narcotráfico” de Inés Coronado Tinoco, pág. 35.

producción cocalera que atenúe la oferta y por ende su demanda14, consiguientemente el Programa de las Naciones Unidas para la Fiscalización Internacional de las Drogas (PNFUID) ha venido ejecutando diferentes proyectos “planes” orientados para lograr a este objetivo, a mediante

organizar

productores actividades

cocaleros impulsándolos

a que

se involucren en

económicas alternativas al cultivo de la coca. Que a la postre se consolidaría mediante la ocupación militar de estos

territorios.

A la par que se difundía la fama de la cocaína, también se forjaba grandes negocios con ingentes niveles de lucro, y a nuestro modesto más entender, adelante, también se farsantemente, la como lo y

demostraremos

iniciaba

persecución

represión del tráfico ilícito de las drogas. Quizá sea esta el inicio de cómo el afán tendencioso de apropiación de la riqueza, impusiera producción en de el mundo por segunda de vez el incentivo su a la

manera

masiva

hoja,

para

posterior

extracción del alcaloide (producto comercial) y su consumo como cocaína por los demandantes de países desarrollados, mientras se declaraba la guerra en apariencia, no al consumo del alcaloide y la riqueza que ello genera (comercio-trafico), sino al cultivo y a los cultivadores; por el Sinrazón proyectada, con implementada apoyo y

ejecutada

gobierno

nacional

económico

internacional, lo que necesariamente nos hace concluir en que la persecución no es al narcotráfico y el daño que produce al

hombre consumidor por tanto a sus países, sino a detentar el monopolio de esta línea comercial que genera ingentes cantidades de riqueza, y lo recursos naturales que se encuentran en estas zonas de producción, que son sumamente necesaria para la

supervivencia de los países capitalistas; para lo cual utilizan gobiernos fementidos que defienden causas ajenas a las de sus países de origen y persiguen a sus connacionales, antes de dar
14

Idea por demás falsa, porque la disminución de la oferta nunca mermará la demanda, lo que si incentiva es la exclusividad del consumo ( droga para ricos: cocaína, droga para pobres: sintéticos) y encarecimiento de los precios del alcaloide en los mercados mundiales, que en muchos casos son legales, por tanto a la existencia de demanda y precios altos que generan utilidades elevadas, sumado a la apropiación del producto (hoja de coca) que el campesino empobrecido y miserabilizadas produce como única alternativa económica para su sustento, genera un circulo vicioso inacabable de producción, comercio y lucro.

soluciones problema.

auténticamente

nacionalistas

y

políticas

a

este

El

accionar

organizado

del

narcotráfico,

en

la

actualidad,

genera un movimiento económico importante, que coadyuva a la migración de mano de obra no calificada a este valle e impulsa al país a encontrarse entre los principales productores de PBC del mundo, lo que trajo como consecuencia que en el año de 1995, se inicie el accionar de CONTRADROGAS y luego DEVIDA con los Programas gobierno de Desarrollo Alternativo secundada países ensayos con el Participativo por la (PDAP). El

Norteamericano los

Unión

Europea, contra como la este por

considerados droga,

principales serie convenio de

“luchadores” en el Perú,

inician

una

programa,

previo

Perú,

representado

CONTRADROGAS y por parte de ellos USAID, la misma que se inicia el 24 de de Setiembre de 1994 con la aprobación de “PLAN

NACIONAL DE PREVENCIÓN Y CONTROL DE DROGAS”, y el 12 Mayo de 1995, se inicia con la ejecución del Programa a través de

operadoras

como el caso de CARE, WINROCK, INADE; CHEMONICS y

FONCODES, e impulsan de manera “agresiva” la erradicación de cultivos de coca y financiando proyectos productivos15 a cambio de esta; entre los llamados cultivos alternativos presentado con mucha arroz, imaginación maíz; por ellos de tenemos: café, cacao, de que plátano, cuy y

además Pero

apicultura, quepa de en la

crianza aclaración;

piscigranjas16. operadoras intereses han

también

estas en sus

venido

actuando antes que

manera el

preocupada de las

económicos

logro

metas

señaladas por las financieras17, tal es así que los impactos esperados en las comunidades beneficiarias, nunca han sido

positivas, pese a la inversión de varios centenares de millones de dólares, por el contrario se amplió en área a consecuencia de la apertura de nuevos espacios de cultivo de coca, basado en las necesidades económicas y de migración al valle los siguientes años venideros.
15

Es importante señalar que también se financiaron proyectos carácter social y de infraestructura vial. 16 Proyectado para el distrito de Santa Rosa 17 Esta contradicción es uno de los factores del fracaso de este programa porque también existen otros aspectos técnicos que indujeron a lo mismo.

Lejano

de

cualquier

juicio

ilusorio

de

unidad

a

partir

de

sufrimientos, penurias o pareceres románticos, la organización campesina en el VRAE, nace a consecuencia de la miseria y hambre en la que se encontraban, razón de profundas raíces económicas, y se inicia por donde partió la colonización; es decir, en las zonas denominadas Acón, Sana, San Francisco, Kimbiri, Choymacota e Ipabamba; es decir en la hoy denominada Valle del rio

Apurímac, donde fundaran en la década de 1970, la Federación campesina Valle del rio Apurímac (FECVRA), adherida a la

Federación Nacional de Productores de Coca (FENDEPCO) y a la Confederación Campesina del Perú (CCP),cuya lucha fundamental era la defensa de los precios de los productos agrarios como la coca y el “cube” (barbasco), así como el cacao y café

posteriormente, e impulsando vehementemente la cooperativización para el logro de sus fines; la mencionada estaba formada por

sindicatos agrarios que englobaban a los campesinos según su comunidad. Esta Organización primigenia posteriormente daría

origen a la Federación de Productores Agropecuarios Valle de los ríos Apurímac y Ene (FEPAVRAE), que comprendía ya la zona del Ene, fronterizas con la región Junín, cuya organización estaba estructurada (COPA`s) Distrital de de mediante carácter comités local, y de que Productores confluían Agropecuarios en el de Comité ámbito

Productores

Agropecuarios

(CODIPA`s),

distrital, y finalmente todos convergían en su federación.

Históricamente las luchas campesinas antes de la década de 1960 confluían en la recuperación de las tierras de manos de los latifundistas, y al supresión de la servidumbre; sin embargo ya en los años posteriores, la problemática agraria tiene carácter de nucleación de la tierra, aunque persista la contrariedad de la tenencia de la tierra, que ha venido repercutiendo en el sistema productivo del campo, y el VRAE no era ajena esta

realidad, además la comercialización de los productos empiezan a dar origen a la usurpación original de la riqueza mediante la apropiación de los productos, por razón de la imposición de precios irrisorios por parte de los comerciantes (empresarios) a los campesino, los cuales se ven obligados a vender sus frutos

sino quieren morirse de hambre, en este avatar la coca surge como opción de supervivencia y no de riqueza, como se demuestra en el capitulo siguiente.

La

FEPAVRAE,

máximo

gremio

de

los

campesinos

del

VRAE,

a

consecuencia de la persecución y de la falta de logros por parte de las operadoras del PDAP, el 2002 inician la marcha de los productores Agropecuarios del VRAE hacia Lima, aunque sólo

llegaron a Ayacucho, planteando el retiro definitivo de las ONGs del VRAE y logrando su cometido. Desde esa fecha hasta el año

2005 no se ha tenido ninguna intervención directa en el tema de Desarrollo alternativo, lo que no quiere decir que menguó la persecución a los campesinos cocaleros, por el contrario la

ocupación militar del Valle se acentuaba cada vez más con el pretexto del narcoterrorismo18.

En el año 2003, como parte del acuerdo nacional y en el marco de la descentralización promovido por el Estado Peruano se redacta el “Plan de Paz y Desarrollo de los Departamentos de Apurímac, Ayacucho y Huancavelica y las provincias de la convención y Satipo” (Plan VRAE19), documento presentado al ejecutivo

especificando presupuestos y proyectos a ejecutar desde el 15 de Noviembre del 2003 al 31 de Diciembre del 2006; sin embargo por los conflictos presentes en la zona, no se ejecuta. Ese mismo año de acuerdo al convenio entre los gobiernos de Perú y los Estados unidos (DEVIDA-USAID), el PDA busca alcanzar sus metas mediante la aplicación de un “modelo de reducción gradual y concertada de los cultivos ilícitos de coca, como resultado de un proceso de concertación del gobierno con las poblaciones de las cuencas cocaleras”20.

18

Figura legal promovida por el gobierno, que reúne dos formas de delito: el terrorismo y el narcotráfico, el primero justificado por la presencia de una facción del Partido Comunista del Perú (PCP) alzado en armas, y el segundo por los carteles internacionales. Con ambos pretextos entonces, sostenemos nosotros, se persigue y criminaliza las protestas y luchas campesinas de carácter económico reivindicativo, porque los productos fruto de la socialización del trabajo, se apropian violenta y terroristamente los comerciantes- empresarios y capitalistas, lo que genera que se agudice la crisis en estas zonas devastadas por el hambre y la miseria. 19 Especificada en el capítulo II del documento ““Plan de Paz y Desarrollo de los Departamentos de Apurímac, Ayacucho y Huancavelica y las provincias de la convención y Satipo”. Consejo Nacional de Descentralización. Octubre del 2003. 20 Decreto Supremo Nº 044-2003-PCM.

En el año 2007 se declara de necesidad pública y preferente interés nacional el esquema de intervención estratégica integral denominado “Una Opción de Paz y Desarrollo en Seguridad para el Valle de los Ríos Apurímac y EnePLAN VRAE21”. Donde se

constituye el grupo de trabajo multisectorial del VRAE y se dicta las funciones de los mismos así como se determina la manera de elegir al responsable político de este plan, con lo que se estaría creando el marco legal para la ejecución de la misma, y al momento en que estamos escribiendo el presente

texto, 28 de junio del 2012, las noticias locales informan que el Primer Ministro Oscar Valdez lanza una vez más el mismo mecanismo de sustitución de cultivos con el llamado “Plan VRAE 2012”. momento Y con viene esta actitud el estado mera peruano, que de hasta el

actuando

como

marioneta

conciernas

externas, consolidaría por tercera vez la intervención en el factor coca por intereses económicos de grupo externos a los agricultores.

Como vemos pues, a una planta considerada sagrada y de alimento que existía en en armonía veneno y con el medio que la rodeaba de la que

transforman

problema

mundial.

Luego

extrayeran la cocaína, la estudiaran y después la masificaran como uso común en sus países, irónicamente esta droga termina siendo un problema nuestro, y las jugosas utilidades como

producto del tráfico en ellos, son necesariamente guardados en los bancos importantes del mundo de que sostienen gran la economía que van

mundial,

cual

riachuelos

una

cuenca

necesariamente encausándose a un espacio de acumulación mayor, sin embargo empiezan perseguir a productores de hoja y

campesinos con normativas criminalizadoras, como si el problema la hubiéramos generado nosotros y nuestro país se sostuviera del total de las utilidades que ellos en gran medida se llevan. Estas son las grandes mentiras que ocultan los países

consumidores.

Es también necesario aclarar que en la actualidad, el VRAE se
21

Decreto Supremo Nº 003-2007-DE.

encuentra sumido en la más terrible miseria, pareciera que nunca podrá salir, tal y como lo muestran los indicadores oficiales publicados por el estado,
22

y

cuya

sustitución

de

cultivo

alternativo (cacao, café)

a la coca, no surtirá ningún efecto

por varias razones; porque no se puede sustituir la rentabilidad de ninguno de estos cultivos alternativos con la coca, porque no son competencia como productos en el mercado, no compiten por espacios de suelo durante su cultivo, y finalmente considerar que el problema cocalero es un problema económico social y por ende político, por tanto es fundamental, que su solución no escape a ello, características por demás contundentes para no proseguir por ese camino, que el gobierno tercamente impulsa. Económico-social y por tanto político, porque la pobreza general en la que se encuentra la población es producto de la inadecuada redistribución de la riqueza nacional, es decir se queda en pocas manos, dejando en la más terrible miseria a los campesinos productores de cultivos de exportación que nunca exportaron ni exportan, porque otros lo hacen por ellos, consumándose de esta manera la apropiación del producto, no obstante son ellos los que sostienen una gran cadena “productiva” comercial, donde

lucran grandes mafias completamente organizadas; la mafia de los comerciantes nacionales), capital fijo de que se agroquímicos apropian la de (empresas casi de el trasnacionales 80% del total y del y

invertido,

mafia

los

intermediarios

cooperativas agrarias cafetaleras o cacaoteros que entregan los productos a los exportadores o “brókeres” quienes se sostienen del trabajo campesino, la mafia de los burócratas y militares del estado peruano que viven a consecuencia de estas

contradicciones, con ingentes cantidades de dinero llegado desde países “cooperantes”, y la mafia del narcotráfico que se

sustenta en una nueva apropiación originaria de la riqueza, cuya característica es de que no es necesario ser aparentemente

dueños de los modos y medios de producción, sino ahora del producto, de tal manera que se hace imposible, por parte del desposeído ver a su verdugo como antaño, sino a los mercaderes
22

No se plantea los otros cultivos como arroz, plátano, achiote, ajonjolí, palmito etc. porque su efecto sustitutivo no es significativo demostrado por E. H. Morales, en su tesis “Impacto de los cultivos Alternativos dentro del PDA, Santa Rosa - Ayacucho”. UNSCH. 2012.

(empresarios), que supuestamente le hacen un favor al comprar sus productos. En esta circunstancia terrible de apropiación del producto; que eleva la plusvalía a niveles inconmensurables, es en el que se encuentra el cocalero del VRAE, por lo tanto la única salida que le toca asumir es la de su protagonismo

histórico mediante la elevación de sus luchas reivindicativas a un nivel político, asistiendo a la lucha por la transformación de la sociedad y democratización de la riqueza, en alianza con los demás oprimidos del país.