ESPLENDORES Y MISERIAS DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS EN LA HISTORIA DEL PENSAMIENTO VENEZOLANO Juan Carlos Rey, 2003

(…) El rechazo inicial de los

ar!idos en c"an!o facciones

El sentimiento de rechazo o animadversión hacia los partidos pol ticos, no sólo ha estado siempre presente en el pensamiento venezolano, desde !ol var hasta nuestros d as, sino "ue ha sido claramente preponderante durante la mayor parte del tiempo# $ero esta visión ne%ativa no es una peculiaridad nacional, sino "ue se ori%ina y alimenta en una tradición muy anti%ua del pensamiento pol tico occidental# En e&ecto, de acuerdo a la teor a de las &ormas de %o'ierno, la m(s repro'a'le y corrupta de ellas es la tiran a, y al menos desde )ristóteles se caracteriza a los tiranos (cual"uiera sea el n*mero de sus titulares) por %o'ernar en inter+s particular y no en el 'ien de la comunidad# ,esde los si%los -.// y -./// la tiran a se identi&ica con 0el esp ritu de partido1 o con la facción, "ue si%ni&ica "ue se da pre&erencia a los intereses particulares o privados en vez de darlo a los intereses %enerales o al 'ien com*n2 y, entre las diversas &ormas de %o'ierno tir(nico, la oclocracia o dema%o%ia (es decir la &orma corrompida del %o'ierno popular o democr(tico) tendió a considerarse la peor# 3a condena del 0esp ritu de partido1, as entendido, muy presente en los 0padres de la patria1 de los Estados 4nidos (5ashin%ton, 6adison, etc#), es una constante del pensamiento del 3i'ertador (recu+rdese, por e7emplo, el Manifiesto de Cartagena (8982) o la Carta de Jamaica (898:))# $ero en el pensamiento pol tico occidental, e;iste otra tradición "ue tiene un ori%en y sentido muy distinto pero "ue tam'i+n lleva a rechazar la idea de partido# Es la propia de los teóricos de la so'eran a, tanto en su versión mon(r"uica (<o''es y !odino, por e7emplo) como en la democr(tica (so're todo Rousseau), "ue al considerarla como un poder *nico e indivisi'le =adem(s de supremo y a'soluto=, ven en la e;istencia de partidos o &acciones un peli%ro para la unidad del Estado y una amenaza de su disolución# En >imón !ol var tam'i+n encontramos esta razón de rechazo a los partidos, pues la e;istencia de +stos pon a en peli%ro el +;ito de la %uerra de independencia y, una vez conse%uida +sta, amenaza'a con la p+rdida de lo lo%rado# En su &amosa 0*ltima proclama1 (8930), su vehemente e;hortación al cese de los partidos y al &ortalecimiento de la 4nión, de'e ser entendida como un do'le llamamiento? a sacri&icar los intereses particulares en aras del inter+s %eneral y a de7ar a un lado las peleas entre 'andos "ue amenazan con la %uerra civil# ,esde entonces la e;hortación 'olivariana va a ser &recuentemente usada por los d+spotas o aspirantes a serlo, desvirtuando su sentido ori%inal, para atacar la e;istencia de los partidos pol ticos modernos, distintos de las facciones condenadas por el 3i'ertador# $ero, si es en los %o'iernos democr(ticos donde aparecen las peores tiran as @cómo es posi'le, entonces, le%itimar una democracia de &orma de ase%urar "ue en ella vaya a predominar la voluntad general, como e;presión del 'ien com*nA 3a repuesta cl(sica es la de Rousseau? suponiendo "ue en el momento de votar cada ciudadano sea capaz de orientarse por lo "ue cree ser el inter+s p*'lico (y no por su inter+s personal), el voto directo de la mayor a, siempre "ue se proh 'a la e;istencia de &acciones, se convierte en el me7or indicador de la voluntad general# $ropon%o llamar a este tipo de respuesta a los pro'lemas de construir un orden pol tico una

1

solución normativa# $ero la solución roussoniana plantea'a demasiados pro'lemas teóricos y pr(cticos, y la respuesta m(s aceptada i'a a consistir en sustituir la democracia directa por una democracia representativa, conservando, por lo dem(s, dos ideas '(sicas de Rousseau? la de "ue el ciudadano al votar no de'e orientase por su inter+s personal, sino "ue ha de se%uir su sincera y honesta opinión acerca de cu(l es el inter+s %eneral2 y la de "ue de'en prohi'irse las &acciones, entendidas como alianzas de individuos "ue se unen contra el 'ien com*n o para promover sus intereses privados# >e%*n la teor a ori%inal de la democracia representativa, las decisiones sustantivas no las tomar( el con7unto de ciudadanos mediante su voto directo, sino estar(n a car%o de representantes ele%idos en votaciones sucesivas, escalonadas en dos o m(s etapas y en las "ue el su&ra%io, tanto activo como pasivo, est( sometido a condiciones socioeconómicas yBo culturales, cada vez m(s e;i%entes a medida en "ue se ascienden los escalones de las elecciones# >e supone "ue, %racias a esa selección, los representantes "ue resultan electos ser(n personas sa'ias y virtuosas, "ue "uedan li'eradas de cual"uier &orma de mandato imperativo o de amenaza de revocación por parte de sus electores, y "ue %ozan de una total li'ertad en sus decisiones, de &orma tal "ue tras intercam'iar ar%umentos y pareceres entre s , decidir(n mediante votación, de acuerdo a su me7or opinión acerca de en "u+ consiste el inter+s %eneral# ) trav+s del con7unto de procedimientos y &iltros "ue caracterizan a la &orma de democracia representativa "ue estamos comentando, se espera "ue el espíritu de partido no contamine las decisiones p*'licas, "ue estar(n orientadas por el 'ien com*n o la voluntad %eneral# )un"ue distinta a la de Rousseau, la solución "ue la teor a de la democracia representativa va a dar al pro'lema de la construcción de un orden pol tico, es tam'i+n de tipo normativo, pues supone "ue los responsa'les de las decisiones p*'licas, aun"ue necesitan ser ayudados mediante los mecanismos institucionales dispuestos para &iltrar sus pasiones y sus intereses privados, son capaces de de7arse llevar por el inter+s %eneral, %racias a la 0&uerza1 moral "ue +ste es capaz de e7ercer so're ellos# En %eneral el pensamiento venezolano no tuvo necesidad de ela'orar una teor a de la democracia representativa, pues le 'asta'a con emplear la concepción "ue se ha' a ori%inado en otros pa ses# /deas muy claras so're el tema, en una &echa al%o tard a, las podemos encontrar en la intervención de Cerm n Doro, en la Convención Eacional de .alencia el 82 de Fctu're de 89:9 8# >in em'ar%o, ya en la Constitución de 89:9 se eliminaron todas las restricciones socioeconómicas al su&ra%io masculino as como el re"uisito de "ue el elector de' a sa'er leer y escri'ir, de manera "ue desde ese momento relativamente temprano se implantó en .enezuela, sin nin%una seria oposición, el su&ra%io universal de los varones, "ue sólo su&rir( una importante involución cuando en la Constitución de 8G3H se e;cluye del voto a los anal&a'etos# En cuanto a la elección directa del $residente de la Rep*'lica, "ue se va a implantar en 89:9, perdurar( =salvo el episodio de su elección por el Conse7o Cederal en las Constituciones de 8998 y 89G8=, hasta ser eliminada tras el derrocamiento de )ndrade en 89GG# 3a idea de "ue hay "ue rechazar totalmente a los partidos como los peores males, y "ue mediante su eliminación se mani&estar( la voluntad %eneral como e;presión de la unidad de la nación, es com*n en el pensamiento pol tico del pa s desde la /ndependencia hasta 89I0, apro;imadamente# Dal idea, pro'a'lemente por in&luencia directa de Rousseau, se e;presa claramente en los muy trillados pensamientos de >imón !ol var contra los partidos, y en la no tan conocida, pero muy e;presiva advertencia de la Constitución de 8930? 03os venezolanos tendr(n siempre
1

La Doctrina Conservadora. Fermín Toro. Congreso de La República. Pensamiento Político Venezolano del Siglo XIX. Volumen 1. Caracas, 1 !", pp. "#$%"#&

2

imadamente a partir de 89I0. la li'ertad del ciudadano para inte%rar partidos pol ticos no se 'asó en el reconocimiento de un derecho de asociación. Caracas. 0l te1to citado lle(a el título 23otas o 4puntamientos. sino "ue la misma es considerada necesaria para la democracia representativa# 3os partidos pol ticos. :omo I. 0no puede ha'erJloK sin principio de salud p*'lica. -ue un siglo despu's se con(irti/ en un lugar común de los pensadores dem/cratas.ue publicado como Fragmentos de un Relámpago inédito. es "ue sin el derecho a la li'ertad de pensamiento y de reunión no puede ha'er democracia# Cierro el par+ntesis y contin*o con el pensamiento de Muzm(n# >i%uiendo el e7emplo de /n%laterra y los Estados 4nidos. en &in.istencia de partidos. 1&! 3 . incluyendo Estados 4nidos y Crancia. 0son indispensa'les en el sistema representativo1. Volumen $. Congreso de La República. 1!66. nuestros li'erales considera'an "ue lo ideal y lo natural era "ue se &ormaran dos %randes partidos. all puede ase%urarse "ue no hay li'ertad. Pensamiento Político Venezolano del Siglo XIX. Reproducido en La Doctrina Liberal. su%erido por el comentario de Muzm(n# En . uno de los primeros en todo el mundo. ase%ura la mani&estación de la voluntad nacional J…K1 ()rt# 8L)# De la de#ensa $ %"s!i#icaci&n de los condenaci&n or los osi!i(is!as ar!idos or los ensadores li'erales a s" $ero.irmaci/n. no hay civismo. Volumen 6. Caracas. por o'ra de los pensadores li'erales =y so're todo de )ntonio 3eocadio Muzm(n= no sólo se va a de&ender por primera vez la e. 3 2La 3aci/n * los Partidos5. 38 9. Caracas.istir sin proclamar como causa suya uno o m(s o'7etos de inter+s p*'lico1.presente "ue del inter+s "ue todos tomen en las elecciones nace el esp ritu nacional "ue. si la comparamos con otros pa ses# $ero es interesante recordar "ue la prohi'ición de los partidos comunista y anar"uista "ue se 7usti&ica a partir del inciso HO del )rt# 32 de la Constitución de 8G29. sino su opinión so're en "u+ consiste el 'ien com*n o la voluntad %eneral# . dice Dom(s 3ander en 89II. hay oli%ar"u as o aristocracias. 7#!. Caracas "1 de agosto de 1!6#. sino "ue. sino "ue &ue una e. de modo "ue 0donde no hay partidos. Partidos5 * . +asta donde *o se. lo cual es una &echa relativamente temprana. y no al derecho de asociación# Esto nos su%iere re&le.e manera "ue un partido 0no puede e.enezuela.enezuela 0ser a como un niNo sin piernas1 o como 1un 'onito carro sin ruedas1 2# Este cam'io radical de perspectiva empieza por di&erenciar ri%urosamente el partido de la facción. p. no hay un pue'lo sino un re'aNo1 (Ibidem.pl citamente el derecho de asociación sino en 89:L ()rt# 8:). lo "ue en realidad "uiere decir. -ue +ace esta a. no pretenden de&ender el derecho a e. Congreso de La República. dada la tradición cultural pol tica venezolana. de me7orar las condiciones del pue'lo. Tomás Lander. una mani&estación necesaria de la li'ertad de pensamiento y de opinión.tensión y consecuencia de los derechos de li'ertad de opinión y de reunión# 3as constituciones venezolanas no van a reconocer e.ionar so're si. de manera "ue sin ellos . p. como en otros pa ses. por tanto. no hay virtudes sociales2 all hay opresión visi'le o enmascarada. con&usión en la "ue se 'asa'a el anterior rechazo# ) )ntonio 3eocadio Muzm(n se de'en la m(s 'rillantes p(%inas de&endiendo los partidos pol ticos y 7usti&icando su necesidad en la democracia representativa# >e%*n +l lo "ue caracteriza a un partido no es un inter+s parcial. p# 8LH)# $erm tanme introducir a"u un par+ntesis. Reproducido en La Doctrina Liberal. Pensamiento Político Venezolano del Siglo XIX. 2 Lander tiene el m'rito de ser el primer autor (enezolano )*. ntonio Leocadio !uzmán. sin una 'andera saluda'le13# 3os partidos son. apro. 1 !". como una e.istir de estas asociaciones. so&ocando a los partidos. cuando la %ente a&irma "ue sin partidos pol ticos no puede ha'er democracia. El Venezolano. como ocurre con las &acciones. 1 !".cepción o limitación al principio de li'ertad de mani&estación del pensamiento.

ser( el 7uez# Juan . y partidos eleccionarios o personales.ista armon a entre ellos y con tendencias no homo%+neas. sin "ue e. 38 7". 'usca los me7ores candidatos "ue al ser ele%idos de'en o'rar para %anarse y conservar el amor del pue'lo. publicado en El "anzanares.icente Monz(lez. en vez de el tipo de pol ticos 0"ue hacen pro&esión de mandar y "ue. al "ue corresponde e. del &uncionamiento ideal de un sistema de partidos constitucionales.e modo "ue para un conservador. en el "ue el partido de la oposición. sino una diversidad de 'andos "ue a%itan la repu'lica. los menores de&ectos del contrario ( Ibidem#. 1 !". desarrolla una idea "ue va a ser tema central para la evaluación de los partidos pol ticos durante el si%lo -/. le7os de 'uscar destruir al partido de %o'ierno o derrocarlo por medio de una revolución. com'ate las del adversario 'uscando el triun&o electoral# 3a competencia partidista hace de cada uno de ellos un e.#. :omo I. del 9# * 9& de abril de 1!66. pp# 333Q33:)# $ero el cuadro ideal so're el &uncionamiento de los partidos. tomando nom'res distintos. "96%"61. pp. 1! de . mediante sus votos. es 0mando y cucaNa. por un lado. :omo I. en torno a los cuales se a%rupar a el con7unto de la nación. Reproducido en La Doctrina Liberal. i'a a ser atacado por sus contrarios. #edro $osé Ro%as. como $edro Jos+ Ro7as (89II). ne%ando "ue &uera real y cuestionando la sinceridad de "uienes lo ha' an proclamado# . 5 2Prete1tos Políticos5.aminar su comportamiento y dar su veredicto# >i el partido proclama &alsas doctrinas y per7udica al pue'lo. Congreso de La República. medidas y conveniencias p*'licas1 (Ibíd.e modo "ue 0ese cuerpo de doctrinas de "ue se 7acta la oposición no es otra cosa "ue un cuerpo de patraNas1# 3o *nico "ue "uieren los li'erales. 7uez nato de esta controversia. &ormando &acciones diver%entes con intereses di&erentes# . mimado y sostenido por +l (Ibíd#. hace &alta 0hom'res "ue identi&icados con un cuerpo de doctrinas le%islativas y administrativas corran en lo civil la suerte de esas doctrinas1. adem(s de de&ender las ideas propias. 38 9"$ * 9"7. Cuman<. 4 . en realidad. a este &in.presen sus o'7etivos pol ticos2 y sólo aspiran al triun&o electoral por la '*s"ueda de car%os y la con"uista del poder# $ero. sacri&ican principios. ser( condenado a desaparecer2 en caso contrario ser( aco%ido. Pensamiento Político Venezolano del Siglo XIX.conservador y li'eral.y "ue. Reproducido en La Doctrina Conservadora. pues sólo de esta &orma el voto individual podr a ser e&ectivo# P Muzm(n descri'e 'rillantemente como &uncionar a. 9% 6. para "ue &uncione adecuadamente la democracia representativa. y la tesis "ue va a de&ender con %ran &uerza es la necesidad de "ue los partidos sean doctrinarosI# En los pa ses poco avanzados de /'eroam+rica.unio de 1!66. ntonio Leocadio !uzmán. para triun&ar en las elecciones. di& cilmente supera'le. p# 890) >e trata de una 7usti&icación. desde un punto de vista ideal.o el título de 20lecciones5 public/ en El Venezolano . Congreso de La República. trata de superarlo mediante una discusión en la "ue el pue'lo. Volumen $. Caracas. Volumen &. pp# 8L9QLG)# Cada partido. incluso va mantener una considera'le importancia en el si%lo --# >e trata de la distinción entre partidos doctrinarios. 1 !". la mayor a de los partidos carecen de cuerpos de doctrinas2 sólo se distin%uen por los nom'res de sus diri%entes2 carecen de pro%ramas "ue e. pp. por otro lado# $or doctrinas entiende los %randes o'7etivos pol ticos "ue de'en &i%urar en los pro%ramas de los partidos.celente &iscal "ue presenta ante el pue'lo. lo "ue ve en el pa s no es la competición entre los dos %randes partidos constitucionales. "ue pinta'an los pensadores li'erales. escri'iendo en el El Venezolano cuando todav a era 7oven y li'eral. Pensamiento Político Venezolano del Siglo XIX. Caracas. una democracia representativa mediante la competencia entre dos partidos# Cada partido tiene una opinión distinta so're el 'ien p*'lico y. trastornos y dia'luras1# En verdad son unos hipócritas "ue no aman sinceramente al pue'lo2 sus doctrinas son &alsas y en vez de ellas lo "ue tienen son am'iciones y pasiones# En resumen? las vocin%ler as con "ue cu'ren sus desi%nios no son sino patraNas:# 4 Se trata de dos artículos -ue ba.

consiste en "ue. propondr(. pp# 398Q392)# $ero la parte m(s ori%inal del pensamiento de Mil Cortoul. y replicaron a los conservadores con an(lo%as acusaciones? '*s"ueda de 'ene&icios personales y desinter+s por el 'ien p*'lico# Es evidente "ue a partir de esos supuestos no era posi'le el &uncionamiento de un sistema de partidos constitucionales# Danto conservadores como li'erales sólo ve an a sus contrarios como a un mal al "ue ha' a "ue destruir. un 'ien? %racias a la ausencia de partidos irreconcilia'les &ue posi'le acuerdos ( fusiones) entre "uienes esta'an separados por las 'arreras partidistas. de manera "ue la *nica v a "ue "ueda'a a'ierta era la %uerra civil# $or lo dem(s. CaracasD >inisterio de 0ducaci/n. realmente modernos. so're el particular. pp.#. no ve a en la &alta de partidos doctrinarios un mal sino.#. ló%icas rara vez y casi siempre a'surdas. 1! # =os' Bil Cortoul. por e7emplo. "76%"7$ 5 . IV.istido dos %randes partidos doctrinarios. a veces para compartir el %o'ierno. como solución 'astante in%enua a los pro'lemas pol ticos. se%*n +l. 1 $7. "ue no sean personalistas sino doctrinarios e institucionales# )s . para resolver los pro'lemas nacionales con un criterio e.$ero. de modo "ue %rupos de li'erales y de conservadores se con&und an. para triun&ar con ellas y satis&acer as .enezuela ha'r an e. %ran parte del pensamiento del si%lo -/-. la creación de un partido le%alista de alcance i'eroamericano. "ue cre an "ue para la superación de los males era preciso crear nuevos partidos le%alistas y doctrinarios. ve en el caudillismo la principal causa de nuestros males pol ticos. pues =de acuerdo a Mil Cortoul= no han e. se%*n la cual en . en una o'ra por lo dem(s muy nota'le.presión paradi%m(tica del credo positivista (Ibíd. Vol. El 'ombre & la 'istoria. "ue hicieron posi'les nota'les pro%resos en diversas (rea ( Ibíd. a com'inaciones sin &in (las &amosas fusiones). con tal propósito. y sus 7e&es se entre%a'an. pp# 3G3Q3G:)# Crente a los pu'licistas de su +poca. capaz de con"uistar el poder y a trav+s de la educación aca'ar con el personalismo y el caudillismo#H $ero la cr tica mayor y m(s contundente a los partidos pol ticos va a ser o'ra de los pensadores positivistas# Entre ellos destaca Jos+ Mil Cortoul por su particular a%udeza y ori%inalidad# Escri'iendo al &inal del si%lo -/-. "ue nunca han estado claramente di&erenciadas# L 3o "ue ha ha'ido siempre es una disputa entre am'os %rupos por ocupar los car%os p*'licos# Dodos los partidos han sido puramente personalistas2 prue'a de ello es "ue esta'an dispuestos a posponer sus teor as a cam'io de %o'ernar.clusivamente cient &ico? 0so're las c('alas y aventuras del ideolo%ismo pol tico1 y contra 0las intri%as de los politicastros "ue reducen la pol tica al arte de idear teor as. por a totalidad de los historiadores venezolanos. al ha'er de7ado de ser doctrinarios y ha'erse vuelto personalistas# En %eneral la solución "ue se va a proponer a este pro'lema consistir(. o 'ien en una re%eneración de los anti%uos partidos "ue les permita volver a su pureza inicial2 o 'ien en la creación de nuevos partidos.istido ni procedimientos ni pro%ramas "ue permitan caracterizar como tales a esas entidades. por el contrario. Mil Cortoul considera'a necesario a'andonar las est+riles luchas entre partidos de contrapuestos ideales. a veces para participar en una revolución opositora ( Ibidem. (bras Completas. #ersonalismo & Legalismo. pronto se disipó. Jes*s 6uNoz D+'ar. la e& mera ilusión de los li'erales acerca del &uncionamiento de un sistema de partidos constitucionales. apart(ndose de lo "ue era la opinión a'rumadoramente mayoritaria de los autores de su +poca. y considera "ue el ori%en de tales males est( en la corrupción de los dos %randes partidos. o el apetito de mando o la am'ición de renom're personal1# >e trata de una e. pp# I02QI03)# 6 7 =esús >u?oz :'bar. rechaza la tesis de&endida. admira'lemente or%anizado para la propa%anda y para la lucha. 3ue(a @orA.

pintando con ras%os capaces de impresionar a sus lectores. Pensamiento Político Venezolano del Siglo XIX. por m(s "ue en el tumulto de las pasiones se oscurezca al%unas veces la realidad. 7usti&ic(ndola con el prete. Reproducido en La Doctrina #ositivista. suprimi+ndose de hecho los mecanismos esenciales de la democracia representativa. un cuadro muy adverso a los partidos.istido aun en .presión por o'ra de los pensadores positivistas "ue sirvieron como ideólo%os del r+%imen# Es sa'ido "ue tanto Castro como Mómez se enor%ullecieron de "ue. "ue apenas lle%an a conocer los nom'res y los caudillos de los mismos# >e%*n Malle%os. de modo "ue 0los partidos pol ticos =si es "ue al%una vez ha'remos de dar a las pala'ras su verdadera acepción= no han e.hortaciones del 3i'ertador contra las &acciones y la visión dantesca de las %uerras civiles y anar"u a "ue ha' a reinado en el pa s durante %ran parte del si%lo -/. son las causas &undamentales de la incapacidad nacional para &ormar instituciones. y recorriendo todo el pa s en una acción de peda%o% a pol tica nacional. una suspensión temporal de sus actividades. pues de'ido a su mentalidad rudimentaria no puede comprender una doctrina.Dam'i+n Rómulo Malle%os. Caracas. escri'iendo a principios del si%lo -. nin%uno de am'os %o'ernantes. $"6%$"&. ha' an eliminado tam'i+n los partidos tradicionales asociados al mismo# Es cierto "ue en un primer momento. 'a7o las en%aNosas declaraciones partidistas de com'atir por la realización de principios e ideales. mani&estó su deseo de destruir de&initivamente a los partidos. por la %(rrula pala'rer a de nuestro chancletismo intelectual# $ara servirnos de una e.allenilla 3anz advierte "ue. en realidad aNaden pocos elementos nuevos a la critica a los partidos tradicionales "ue se ha' a desarrollado en el si%lo -/-. &rente a la sucesión de caudillos. casi cincuenta aNos despu+s. 7unto a la destrucción por las armas del caudillismo venezolano. pero tuvieron un particular talento propa%and stico para 7usti&icar la tiran a de Mómez.ima e.urante los %o'iernos de Cipriano Castro y de Juan . como los partidos.ilio# 3os e. cuyos restos sólo pudieron supervivir en el e. era la instauración de instituciones. contra la presidencia de 6edina. 1 de . 3aureano . ello se de'e a la incapacidad de nuestra raza para captar ideas a'stractas. pp.allenilla y )rcaya. no hay en . reconoce "ue la idea primordial "ue encarna un partido pol tico no ha podido penetrar en el corazón de las masas populares.ponentes mas conocidos del positivismo pro%omecista.enezuela1# 9 >in em'ar%o. La lborada.to de una dictadura de emer%encia# $ero la dictadura temporal se convirtió en dictadura permanente. de manera "ue necesita concretarse en la persona de un caudillo "ue ha%a de intercesor inmediato entre la ciudadan a y la patria# 3a psicolo% a de las multitudes y la hetero%eneidad y aislamiento de nuestras a%rupaciones +tnicas. entre los "ue est(n dentro y los "ue a%uardan &uera2 entre los capitanes y los "ue aspiran a la capitan a# 8 2Las Causas5. 1 !".icente Mómez. sino m(s 'ien proclamaron una tre%ua.. Malle%os al postularse como candidato sim'ólico del $.ebrero de 1 # . 6 . Caracas. Volumen 16. el rechazo a los partidos pol ticos alcanzar( su m(. en el "ue se mezcla'an las e. como .en La lborada.presión yan"ui.E clandestino.enezuela otra lucha "ue entre los in y los out. Congreso de La República.y "ue la mayor a de los lectores ha' an su&rido en carne propia# )tacando las pretensiones de le%itimidad de los enemi%os del r+%imen. en realidad? 3as luchas de partidos no han sido sino luchas personalistas por el poder. consciente de "ue la *nica solución. se muestra in&luido por las ideas positivistas y muy pesimista so're las posi'ilidades de los partidos# )nte los males pol ticos de pa s. va a demostrar su %ran &e en las posi'ilidades de construir un partido pol tico de masas moderno# . 38 II. :omo II.

esta'a a'ierta era 'uscar una solución utilitaria a ese pro'lema? si los hom'res y los 9 Laureano Vallenilla Lanz. Cesarismo Democrático. el de suponer "ue. p. permanece en el poder representado una necesidad de orden y disciplina en uno de esos periodos de transición por los cuales han atravesado y se hallan e.tinción a'soluta el primero y por irremedia'le &raccionamiento el se%undo). pues los convierte en &an(ticos capaces de emprender. por una necesidad elemental de orden? J3Kos "ue impacientes esperan &uera Jdel %o'ierno. a los conceptos cl(sicos de SconservatismoT y Sli'eralismoT y m(s %rave error todav a. esos 0'andos1 "ue ha' an 0pasado r(pidamente de la discusión en la prensa y en lo "ue llama'an ScomiciosT a la lucha armada J###K. realmente. 7 .Rstos declaran la %uerra a a"u+llos en nom're de pretendidos principios inmortales. S%odoT. Estudios de )ociología Venezolana. no puede de&enderse 'a7o prete. en teor a. 2Las Constituciones de papel * las constituciones org<nicas5. con su me7or conciencia.e manera "ue la 0sinceridad1 de creencias de los partidos. 4p'ndice IV. la dictadura del %eneral Mómez se 7usti&ica utilitariamente. y SFposicionistaT al principio y lue%o S3i'eralT y SCederalT el otro. Fni(ersidad Santa >aría. contra el despotismo. apoyado por la opinión p*'lica. CaracasD Condo 0ditorial Lola de Cuenma*or. pod a ser aun peor "ue el e%o smo. esto es la oposición. contra la violación de los principios. (%racias a . si"uiera al%una vez.ios. id#) Dampoco es ori%inal )rcaya. la &alta de intereses personales ocultos. SconservadorT y ScentralistaT) el uno. es necesario llamar la atención so're un aspecto de e. en sus ata"ues a los partidos? >iempre nos ha parecido un %rand simo error el creer "ue los partidos pol ticos "ue se llaman en . correspondieran. en cam'io. cuando un hom're de presti%io.K protestan en&(ticamente contra la tiran a. "1 10 Pedro >anuel 4rca*a.enezuela SministerialT y SconstitucionalT (apodados por sus contrarios de Soli%arcaT. CaracasD 0ditorial Cecilio 4costa.tos +ticos y. y de muy relevantes consecuencias pr(cticas para el &uncionamiento de un sistema de partidos pol ticos# >e trata de la distinción entre dos distintas soluciones posi'les al pro'lema de construir un orden pol tico# <emos dicho "ue tanto el pensamiento de Rousseau como la teor a de la democracia representativa tratan de dar al pro'lema de construir un orden pol tico una solución normativa. pero en realidad por causas mucho menos desinteresadasG# $or tanto. la oposición al %omecismo. eran simplemente Scoaliciones de caudillosT1 movidos por la am'ición o &anatizados por 0la creencia de estar com'atiendo por una Scausa santaT =la propia= y contra los malos elementos =los adversarios#1 (Ibidem. pp# 82LQ29)# . una %uerra de reli%ión# )l analizar el pensamiento positivista. 19&. en el sentido de "ue en am'os casos se re"uiere "ue los ciudadanos y los partidos 'us"uen el 'ien com*n o el inter+s %eneral. :omo I. (bras Completas.traordinaria importancia teórica. desaparece la posi'ilidad de una solución normativa al pro'lema mencionado# 4na v a "ue. en vez de moverse por su propio provecho personal# $ero es evidente "ue en la medida "ue cada partido nie%a "ue el contrario est+ movido por ese inter+s com*n.puestos a atravesar todos los pue'los de la tierra J###K 1 ( Ibidem. &ormada por lo "ue "ueda de los anti%uos caudillos y de los partidos tradicionales. 1 !". desaparecidos ya por e. satis&icieran al%una necesidad racional de nuestra sociedad o produ7eran al%*n resultado *til#80 $ara )rcaya. 1 61. Centro de In(estigaciones Eist/ricas. p.

urante el %o'ierno de 3ópez. su sucesor. parece estar cercano a una teor a utilitaria de la institucionalización. sino "ue tend an a encu'rirlas. pudo parecer a muchos como un alivio. en la "ue los individuos renuncian a su li'ertad primitiva a cam'io del orden y la se%uridad. CaracasD Cundaci/n 0ugenio >endoza. Eleazar 3ópez Contreras. comparado con la &eroz tiran a %omecista "ue inmediatamente le precedió. Pic/n%Salas 4ugusto >i. "99. 80L y 299Q2G0). caracterizó el r+%imen de 3ópez como 0una transición h('ilmente dosi&icada de una dictadura estacionaria y despótica a una democracia pol tica1 88. la tradición cultural venezolana tendió a considerar ile% timas este tipo de soluciones./. persi%uiendo sus propios intereses privados. la solución al pro'lema de construir un orden esta'le podr a asumir la &orma de una solución tipo ho''esiano.. se trata'a de acuerdos o e"uili'rios parciales y e& meros.partidos no se orientan si%uiendo el inter+s %eneral. incompati'le con la conservación de un m nimo de democracia. va a a'rir un res"uicio a los partidos pol ticos. con su e. mediante eventuales acuerdos ne%ociados. o con su interpretación del dictador como 0necesidad social1 "ue da lu%ar a una 0solidaridad mec(nica1 "ue paulatinamente ser( sustituida por una 0solidaridad or%(nica1 ( !b. entre%ando todo el poder a un *nico titular# 4na solución de este tipo.su%ieren la posi'ilidad de una solución de ese tipo# >in em'ar%o hay dos o'st(culos para una posi'le solución utilitaria# $or una parte. 1 &$. y es natural "ue. 8 . pp# LGQ800. a soluciones 'ene&iciosas para todos. los actores pol ticos pudieran lle%ar. no permanentes. present(ndolas como al servicio de %randes ideales# En se%undo lu%ar. Venezuela *ndependiente.-.cit#. aun"ue para +l el proceso es m(s 'ien el resultado de &uerzas naturales. Evoluci+n #olítica & )ocial .allenilla 3anz.ares Ram/n Gíaz S<nc+ez. unas re%las de 7ue%o relativamente permanentes y esta'les) de tipo utilitario. violencia y anar"u a "ue se%*n la 0interpretación pesimista1 ()# 6i7ares) ha caracterizado a la sociedad venezolana.plicación acerca del sur%imiento 0espont(neo1 del caudillo y so're el car(cter personal y no institucional del orden as producido. va a estar muy dominado 11 >. aun"ue era per&ectamente conce'i'le "ue. es la "ue. "ue &ueran aceptadas por todos# Deniendo en cuenta el cuadro de 'ar'arie. az >(nchez. van a dar los pensadores "ue 7usti&ican el %omecismo# .01.. e incluso como un %o'ierno li'eral (Uy hasta democr(ticoV)2 aun"ue para la mayor a de la oposición democr(tica no pasó de ser una dictablanda# . en t+rmino %enerales. "uiz( ser( posi'le "ue persi%uiendo sus propios intereses privados puedan lle%ar mediante acuerdos ne%ociados a arre%los 'ene&iciosos para todos# 3as o'servaciones de Mil Cortoul so're lo 'en+&icas "ue &ueron las fusiones entre partidos en el si%o -/. inclusive entre los partidarios de la modernización pol tica. consist a en la posi'ilidad de construir un orden pol tico permanente mediante una re%las de 7ue%o de car(cter utilitario. aun"ue con %randes limitaciones a la or%anización y participación popular en las "ue ve a serias amenazas al orden social y pol tico vi%ente# Ramón . de modo "ue en los casos en "ue se practicaron sus verdaderas razones no se hicieron p*'licas. "ue ten an "ue ser constantemente rene%ociados# 3o realmente di& cil era conce'ir la posi'ilidad de una solución constitucional (es decir. por e7emplo. espont(neas e inconscientes y no de c(lculos y asentimientos racionales y conscientes# El pro'lema mayor "ue esta'a por resolver. el pensamiento prevaleciente so're los partidos. pero conservando la democracia# >ólo &ue a partir de 8G:9 cuando se trató de hacer posi'le esta proeza# Los in!en!os de re(i(ir a los ar!idos d"ran!e el os)o*ecis*o ) la muerte de Mómez. p.

desde la re&orma constitucional de 8G3H. en lo "ue se re&iere a la participación del pue'lo en las elecciones. a "uienes no supieran leer y escri'ir. "ue con el prete. as como la desi%nación en elecciones de se%undo %rado de varios senadores y diputados. interven an le%al e ile%almente en los su&ra%ios para "ue sus resultados &ueran &avora'les a +ste# 3a verdad era "ue las *nicas amenazas al poder pol tico y social imperante eran las nuevas or%anizaciones pol ticas y sindicales de tendencia democr(tica radical yBo socialista. con una adaptación a la reciente situación? la necesidad de "ue los nuevos partidos &ueran doctrinarios.altar el esp ritu de unidad nacional del 3i'ertador. "ue plantea'an nuevas &ormas de movilización e incorporación de las masas a la pol tica# Cuando en 8G3L esas nuevas &uerzas consi%uieron el triun&o en las elecciones municipales de varios lu%ares (incluyendo el Conce7o 6unicipal de Caracas). inventó las )%rupaciones C vicas !olivarianas. como novedad.presa) del voto &emenino2 pero. en el cual los sectores pol ticamente m(s avanzados ve an la *ltima mani&estación del personalismo y del caudillismo (y no su superación.to c vico de e. sin esta'lecer nin%*n plazo para comenzar su aplicación# $ara entender el si%ni&icado "ue para la cultura pol tica del pa s ten a esta *ltima e. encarnado en el r+%imen. como muestra de su presunto esp ritu democr(tico. del %o'ierno de 3ópez Contreras.hortaciones 'olivarianas contra las &acciones# . dando un plazo a los anal&a'etos para "ue superaran esa condición# 3as razones para esta suspensión de su aplicación inmediata 9 . recordando las e. inmediatamente la propia Constitución suspend a su aplicación. hay "ue recordar "ue en las primeras constituciones venezolanas del si%lo -/-. superando con ello el %omecismo. la Constitución de 8G3H representa una seria involución. ile%alizando a sus partidos y or%anizaciones. en cuanto a su ori%en. con el 'enepl(cito de la Corte Cederal. el %o'ierno intervino contra ellas.cluye. reintroduce la elección indirecta de la C(mara de .e modo "ue cuando tuvo "ue crear or%anizaciones "ue le permitieran controlar las muy limitadas elecciones "ue se cele'ra'an. pero se suele aducir. en lu%ar de un partido pro%u'ernamental. y la prohi'ición ("ue por primera vez era ahora e. en &orma inmediata. pero hay "ue su'rayar "ue. el %o'ierno ha' a esta'lecido un dispositivo 7ur dico destinado a impedir "ue las or%anizaciones pol ticas de masas se convirtieran en un peli%ro para el orden pol tico y social# Es conocida la &alta de le%itimidad democr(tica.ilio y las li'ertades "ue inicialmente reconoció 3ópez permitieron tratar de revivir al%unos de los partidos tradicionales o crear otros nuevos# El tema central de discusión &ue. la elección indirecta del $residente y del >enado.clusión. despu+s de enunciar el principio de "ue para tener el derecho al voto era necesario sa'er leer y escri'ir. el mismo del si%lo -/-. compuestas en su mayor a por &uncionarios p*'licos y nota'les a&ectos al r+%imen. si la comparamos incluso con la totalidad de las Constituciones de Castro y de Mómez# Consa%ra.iputados ("ue ha' a desaparecido desde la Constitución de 89:9. en %eneral. como ha' an pretendido muchos positivista)# $ero el intento de resucitar los vie7os partidos o de crear otros nuevos 'a7o los anti%uos es"uemas or%anizativos y los mismos sistemas de ideas no i'a a tener aco%ida popular# )l%unos pe"ueNos partidos conservadores estuvieron dispuestos a cola'orar con el %o'ierno. al i%ual "ue +stas. por primera vez del derecho al voto. e.pulsando del pa s a sus principales l deres y anulando. pero la actitud de 3ópez &ue la de una total descon&ianza hacia los partidos.por el antipartidismo sustentado por los %o'iernos de los anteriores 3: aNos# El re%reso de los l deres pol ticos del e. "ue en dicha re&orma se acortó el mandato presidencial de siete a cinco aNos y se prohi'ió su reelección en el periodo inmediato posterior# Esto es cierto. las elecciones en "ue al%unos de esos diri%entes ha' an sido declarados %anadores# En realidad. "ue esta'leció la elección directa)2 y e.

pues no sólo proh 'e la propa%anda comunista.. antecedente de la &utura ).to su&iciente para la represión de cual"uier l der pol tico o sindical popular82# $or otra parte. y cuya e. en %eneral. era condición necesaria sa'er leer y escri'ir. así como la . "ue estuvo en vi%encia hasta 8GI:. de manera tal "ue la prohi'ición del voto de las anal&a'etos era una &orma indirecta y apenas disimula'a de e. 10 . dictadura del proletariado2 as como las doctrinas o m+todos "ue a'ar"uen el ideal comunista.E y sus l deres tuvieron "ue desarrollarse en la clandestinidad. el n*mero de anal&a'etos era muy %rande y comprend a a muchas personas "ue ha' an sido movilizadas pol ticamente por ha'er participado en la %uerra a &avor de la independencia.cluir de inmediato a los anal&a'etos.ar la decisi/n de las cuestiones de . para poder emitir voto consciente y racional. eran personas con las peores condiciones socioeconómicas. 0l partido debía mantener libros con todos su miembrosH un contabilidad detalladaH * un relato pormenorizado de las actas de las asambleas * .uncionamiento. la mayor a considera'a in7usto e.istente desde la Constitución de 8G29. sino tambi'n las proposiciones rec+azadas.to de estar desarrollando las disposiciones constitucionales (pero.tinción de la &amilia.tran7eros) a los individuos a&iliados a cual"uiera de las doctrinas antedichas. incitación de los o'reros contra los patronos.orma en -ue se aprobaron las mociones. de dicha prohi'ición en la Constitución de 8G3H (ahora sin dar un plazo de %racia. en realidad. con la pr(ctica de anular las elecciones directas o individuales de los a&iliados a las doctrinas prohi'idas. sino "ue autoriza al E7ecutivo en todo momento. "ue se de' a a si%los de despotismo mon(r"uico# $arec a 7usto. una vez esta'lecida la Rep*'lica.cluir del su&ra%io a los m(s po'res# 3a Constitución de 8G3H. conserva y ampl a en &amoso inciso HO del )rt culo 32.cluida. lucha de clases.untas o al comit' directi(o del partido. cuando lo considere conveniente para el orden p*'lico y la paz social# !as(ndose en tales disposiciones. la Corte Cederal e. no parece aventurado a&irmar "ue la mayor parte de ese se%mento de la po'lación ahora e. desconocimiento de la ley. e. en las -ue .eran tanto teóricas como pr(cticas# $or una parte.clusión podr a provocar serios distur'ios# En todo caso. el H8 por ciento de la po'lación de 8: aNos o m(s no sa' a leer y escri'ir)# $or otra parte. si resulta'an ele%idos para &ormar parte del 12 La Le* Lara obligaba. aun"ue todos esta'an de acuerdo en el principio de "ue. conceder a los anal&a'etos un lapso para superar su situación# $or otra parte.ondo a las . los (otos sal(ados * las personas -ue inter(inieron en las debates. en 8G3L el %o'ierno ile%alizó a las principales or%anizaciones pol ticas y sindicales populares. pues. un programa concreto * no permitía de. la Constitución de 89:9 eliminó totalmente la prohi'ición del voto de los anal&a'etos. y e. anar"uista o terrorista1# Con ello se da'a prete. para impedir la entrada al territorio de la Rep*'lica o e. para obtener una autorizaci/n legal para su . adem(s. por tanto. a presentar. adem<s de los estatutos. sin necesidad de "ue est+n suspendidas las %arant as constitucionales.pulsar de +l (por un plazo de seis meses a un aNo si se tratara de venezolanos o por tiempo inde&inido si &ueran e. adem<s. incluso como principio# 3a inclusión. ellos no pod an ser considerados responsa'les de su carencia. anar"uista o la destinada a su'vertir el orden pol tico y social.untas directi(as. sino de inmediata aplicación) i'a contra un importante lo%ro de la cultura pol tica venezolana2 y a&ecta'a a la mayor parte de la po'lación "ue sin esta prohi'ición hu'ieran podido votar (para ese aNo.tendió las consecuencias del inciso HO del art culo 32. e. a las agrupaciones políticas. ne%ó la le%alización del $. de nuevo. esta'lec a penas de prisión por hacer 0propa%anda a &avor de la a'olición de la propiedad privada.iguraran no s/lo las decisiones tomadas. durante todo el %o'ierno de 3ópez# !a7o el prete.pulsó del pa s a IL l deres populares# 3os partidos como el $.E. ampliando en mucho las &acultades "ue con&orme a ellas tenia el E7ecutivo) la Le" para garantizar el orden p#blico " los derec$os individuales de 89 de 7unio de 8G3H (la &amosa Le" Lara).

0s. absoluta * e1traordinaria. sin e1aminar si eran o no comunistas. Según la misma. heredero del 13 2La Corte declar/ -ue los comprendidos en una decreto de e1pulsi/n * los -ue de alguna manera . CaracasD :ipogra. sino aplicarles las sanciones correspondiente e. La Corte en esta sentencia 2agreg/ a la . La Corte no pidi/ para esa consecuencia -ue los imputados +ubiesen incurrido en el delito de propaganda de ideas pro+ibidasH era su. debían ser considerados comunistas * autom<ticamente pri(ados de derec+os políticos * por tanto inelegibles para cual-uier cargo público. 11 . lle%ó a reconocer al $oder E7ecutivo una &unción de alta polic a nacional entendida como 0a'soluta y e. discrecional * única. p# 8I2)# $ero el aNo si%uiente.orme a decisi/n acordada en Conse.3. sino 0a circunstancias de car(cter racial. representó un evidente pro%reso en materia de li'eralización pol tica# Cue el primer presidente venezolano del si%lo -. -ue tu(ieron gran empe?o en demostrar -ue no e..acultad desconocida en la Constituci/n de anular elecciones5 )Iol. por solicitud del Procurador Beneral actuando con. al poco de lle%ar al poder. * sin tomar en cuenta los argumentos de los electos. ante el mismo Con%reso. 1 6$. bas<ndose en -ue se +allaban incluidos en el decreto de e1pulsi/n del 1" de marzo de 1 "&.ercían ninguna acti(idad comunista.. cuya inteli%encia.orma a la doctrina comunista o la mera e1presi/n de un ideario comunista5 )0rnesto Iol. por la cual el $residente de la Rep*'lica pod a no sólo decidir so'eranamente so're "u+ personas esta'an incursas en pertenecer a partidos constitucionalmente prohi'idos. la . dictamen -ue la Corte reconoce * declara ser una 2decisi/n5. -ue consideraba a los electos como comunistas. El Decenio Democrático *nconcluso. 9$1. 14 La sentencia del 6 de marzo de 1 61 anul/ la elecci/n de dos diputados. 4sí la sentencia del 1 de . &rente a la actitud de animadversión hacia los partidos pol ticos propia de su antecesor. *bid. trans&ormado.emocr(tica (). 9$6. tiene "ue reconocer. pero ello no se de'ió a una &alta de acción por parte del r+%imen. 15 Citado por :ulio C+iossone. por lo cual su preocupación m(s %rande era 0la educación del pue'lo para la e.ueran se?alados por el índice de la sospec+a gubernati(a. 2el constitu*ente +a con. y 'asado en la 0unidad a'soluta del esp ritu nacional por medio del acercamiento y comprensión de los venezolanos1 ( Ibíd#. del principal partido de masas de la oposición.K). sucesor en la presidencia de 3ópez. p. )cción . lo cual constitu a una verdadera proeza en la historia de . discrecional y *nica1. am'iental e histórico "ue es menester ir encauzando con la evolución interrumpida del elemento humano. poco despu+s. sentimiento y voluntad es necesario educarlos pro%resivamente para el e7ercicio de los derechos pol ticos J…K1 (Ibíd#. "ue ha' a servido de 7usti&icación a la dictadura %omecista# En su 6ensa7e al Con%reso de 8GI0 .enezolano J$. era tratar de &ormar la conciencia democr(tica nacional.iado al poder e.unci/n de e1pulsar -ue la Constituci/n reconoce al Presidente de la República la . 1 7 .iliarse en cual-uier .ía 4mericana.o de >inistros.iciente a.Con%reso83# Esa misma Corte.. CaracasD 0ditorial 01 Libris.unci/n de alta policía nacional -ue en esta materia tiene el e. "ue no ha lo%rado llevar a la pr(ctica todas las con"uistas democr(ticas.emocr(tico . anular las elecciones en "ue dichas personas hu'iesen resultado %anadores8I# $or si esto &uera poco el %o'ierno acudió a toda suerte de trampas y &raudes para %anar elecciones# 3ópez Contreras pretendió ha'erse desli%ado del pensamiento positivista. pues. 6edina no sólo creó su propio partido en respaldo al %o'ierno ($artidarios de las $ol ticas del Mo'ierno J$$MK. Ktra.enezuela# $or otra parte. La bast/ a la Corte el dictamen del 0. 0'a7o la inspiración de las enseNanzas 'olivarianas1... :omo I. Eleazar L+pez Contreras e *saias "edina ngarita . se%*n el $residente. Raúl Leoni * =uan Kropesa."ue %o'ernó sin presos ni e..traordinaria.ilados pol ticos. posterior a su elecci/n.ecuti(o. incluso. Tratado de Derec2o Constitucional Venezolano ..ebrero de 1 "& anul/ las elecciones de Bonzalo Jarrios como senador * de los diputados =/(ito Villalba. . ha' a dicho? 0rechazo rotundamente la teor a "ue sustenta el cesarismo como la &orma natural de %o'ierno "ue cuadra a nuestro car(cter y &ormación +tnica1 8:# 3o "ue pretend a el r+%imen. p# 8I3)# Con lo cual se volv a a los mismos ar%umentos "ue los positivista ha' an utilizado para 7usti&icar el despotismo de Mómez# El %eneral /sa as 6edina )n%arita. p. en $artido .acta inteli%encia de lo "ue es la democracia1. al entre%ar el poder presidencial.). p.ecuti(o5. de 91 de abril de 1 "& anul/ la elecci/n de diputados suplentes por el 0stado Lulia. sino "ue permitió la le%alización en 8GI8.ecuti(o la sanci/n aplicableM con la circunstancia singular -ue lo +a erigido en <rbitro soberano del punto.

. &ormado por las )%rupaciones C vicas !olivarianas.E# P. su >ecretario Meneral y su principal ideólo%o2 sus miem'ros &ueron principalmente &uncionarios p*'licos y ami%os del %o'ierno# $ero el partido contó tam'i+n con un pe"ueNo %rupo de pro&esionales e intelectuales distin%uidos. anar"uizados JyK desli%ados de la acción o&icial1 8H.035/.actoria5 )Cuatro 4os de Democracia. se caracterizó por un respeto a las li'ertades p*'licas como nunca se ha' a conocido antes en la historia de . )rturo Wslar $ietri. se concedió la le%alidad al $artido Comunista# En una situación caracterizada por la ausencia de represión pol tica y le%alización de los principales partidos de oposición2 y en la "ue los vie7os mecanismos electorales del %o'ierno.01-."ue reconoció p*'licamente "ue sin partidos pol ticos no puede ha'er democracia? 0Po he propu%nado desde el poder la &ormación de un partido pol tico por"ue sin or%anización de partido no puede ha'er vida democr(tica J…K1. Según nos narra. en los primeros meses de su gobierno se le acercaron unos ciudadanos -ue -uerían saber si apo*aría la . (de 0mantuanismo pol tico1.. pues sin partidos políticos no +a* (ida democr<tica. 1 & . en el sentido "ue se trata'a de decisiones tomadas mediante una mayor a de votos. pero nunca satis. al propio tiempo. podr a ser considerado como una democracia restringida " olig%r&uica . Venezuela #olítica & #etr+leo )JarcelonaD Sei1 Jarral. lo ha cali&icado el . sin nin%*n arrai%o popular.. p. en 8GI:. 99. hay "ue repetirlo. d(ndoles instrucciones de cómo ten an "ue proceder y de "ue de' an incorporar al mismo empleados p*'licos y personas de calidad a&ectos al %o'ierno# >e trató de un partido creado por un acto presidencial. 6edina y sus asesores pol ticos sólo eran capaces de conce'ir un partido de cuadros o de nota'les. mediante tele%ramas enviados a los presidentes de los Estados. el nuevo presidente &ue convencido por al%unos de sus conse7eros de la necesidad de "ue el %o'ierno contara con un partido propio.anti%uo $. &6 12 .ormaci/n de partidos políticos. "ue le permitiera controlar las restrin%idas elecciones# 6edina &ue el primer presidente del si%lo -. pero en una comunidad cuya participación pol tica esta'a reducida a una minor a (y "ue. tras la re&orma constitucional en la "ue se suprimió la prohi'ición contenida en el inciso HO del art culo 32. "ue &ueron 'autizados por )ndr+s Eloy !lanco como 0el ala luminosa del $. 7usti&icando la creación del $. si damos a este ad7etivo su si%ni&icado t+cnico o el "ue le atri'uyen los diccionarios m(s usuales. no pod an conce'ir la idea de un partido moderno de masas. 8L# ..enezuela= di& cilmente puede cali&icarse como democr(tico. &ormado desde el %o'ierno. llenos de 'uena &e. ante lo cual >edina comentaD 23o sabían Nestos ciudadanosO c/mo lo an+elaba *o. esta'an 0&altos de &e. CaracasD 0ditorial =urídica Venezolana. se hizo desde el palacio presidencial. partidarios de realizar una revolución social 0por arri'a1. como e"uivalente a intervención del pue'lo en el %o'ierno# ) lo sumo. p. CaracasD Pensamiento Vi(o. no era democr(tica)# 16 Según un memor<ndum del principal asesor electoral del gobierno.1# 3a operación de crear el $$M (cuyo sólo nom're es muy si%ni&icativo de cu(l era tipo de partido del "ue se trata'a) y su conversión posterior en el $. 18 0n puntaciones #olítico/)ociales . citado por R/mulo Jetancourt.<cil. en el "ue el $residente de la Rep*'lica era su 7e&e y el todopoderoso >ecretario de la $residencia era.. p. 1 & . di7o en 8GII. a la manera del si%lo -/-.r# Dulio Chiossone 89) y "ue lo mismo "ue &ue creado pudo ser disuelto en 8GI: por la Junta Revolucionaria de Mo'ierno mediante un decreto# 6edina y su principal asesor pol tico. 1 &. &uncionando en una democracia de masas con su&ra%io realmente universal y elección directa de la autoridades del Estado# En realidad al %o'ierno de 6edina =cuya actuación. por tanto.es%raciadamente. la idea de la necesidad de partidos de oposici/n surgi/ en 'l desde el principio de su mandato. en el Con%reso. la labor del gobierno puede ser . 17 Según nos relata >edina en un libro muc+o tiempo despu's de ser derrocado. 1 79.

no sólo las mu7eres se%u an privadas del derecho al voto en las elecciones nacionales y provinciales.ormaci/n del e1presidente de la República.irma la e1istencia del acuerdo entre ese partido * el Gr. pp. tan pronto como lo conocieron. acuerdo al -ue. (b. 96 %9$1. como consecuencia de tal cam'io. =en el cual. . El Decenio Democrático *nconcluso. por al%unos. pero restrin%ido a los comicios municipales# $or lo dem(s. y. eran in&eriores a los de la primera Constitución de Cipriano Castro (8G08). . se a'rió el camino del %olpe de Estado "ue lo derrocó8G# La Re(ol"ci&n de Oc!"'re+ en "na de*ocracia de *asas el #racaso de "n ar!ido de *asas 3a llamada 'evolución de !ctubre si%ni&icó un cam'io radical en las re%las de 7ue%o pol ticas imperantes hasta entonces y. sino en la capacidad de 19 Personas mu* cercanas al gobierno de >edina +an negado la e1istencia de tal acuerdo.# El cam'io en las re%las de 7ue%o pol tico. el presidente >edina * sus allegados se opusieron con gran . 0leazar L/pez Contreras. C+iossone.ió%enes Escalante.. tras la cual renunciar a=. y el principal partido de oposición. 99&%99 . y menores. impulsar a una re&orma inmediata de la Constitución "ue consa%rar a unas elecciones democr(ticas plenas. tam'i+n. el primer partido moderno de masas de . la sorpresiva en&ermedad de Escalante &rustró dicho acuerdo.racasar. transmitida por escrito al Gr. sino "ue los anal&a'etos de am'os se. so're la ampliación del voto a la mayor a &ormada por los anal&a'etos# En resumen? las re&ormas constitucionales. y como "uiera "ue el %o'ierno de 6edina no estuvo dispuesto a aceptar un arre%lo "ue lo sustituyera. a"u+l se comprometió a "ue. pese a la esperada re&orma. Cit. contamos con la in.enezuela? ). Sin embargo. "ue no ocurrieron sino en 8GI:. nuevos medios de intervención en dicho 7ue%o. implica'a la introducción en el mismo de nuevos 7u%adores. creando las condiciones para "ue comenzase a actuar. 13 . ). -ue con. por 4G )(b. tan pronto como triun&ara. el %rado y la e. mediante la instauración del su&ra%io universal y la elección directa de las autoridades pol ticas ($residente y >enado) "ue no ha' an sido incluidas en la re&orma de 8GI:. so're todo. la irrupción de las masas en la pol tica 20# En adelante el +. en cam'io. y el acceso al mismo de otros %rupos# El cam'io de re%las consistió en la eliminación de las restricciones anteriormente e. a los "ue reconoc an =aun"ue sólo desde el punto de vista &ormal= todas la constituciones de Mómez# Ciertamente hu'o promesas de "ue en las si%uientes elecciones presidenciales. se esta'lecer a el su&ra%io directo2 y la concesión del voto municipal a las mu7eres &ue visto.os ten an prohi'ido el su&ra%io en todo tipo de elecciones# ) lo "ue hay "ue aNadir "ue la elección del >enado y del $residente continua'an siendo indirectas# En resumen? despu+s de la re&orma constitucional de 8GI:. &ueron demasiado pocas y demasiado tard as# 4n acuerdo entre el candidato presidencial del %o'ierno. con todas las posi'ilidades "ue le a'r a la nueva situación.3as re&ormas 0democratizadoras1 a la Constitución. se limitaron a resta'lecer la elección directa de los diputados y a la concesión del derecho al su&ra%io a las mu7eres.ito pol tico no estar a 'asado en las relaciones o in&luencias personales de tipo tradicional.tensión de la participación popular en las elecciones nacionales y provinciales. pp. al colapso mental del candidato gubernamental )V'ase. hu'iera hecho posi'le la continuidad del hilo constitucional# >in em'ar%o. como un primer paso "ue anuncia'a ulteriores e. a cele'rarse en 8G:8. Cit. en alguna medida. :ulio C+iossone * publicada por 'ste. * contribu*endo con ello. se produ7o un desplazamiento de los %rupos sociales "ue en virtud de tales re%las se 'ene&icia'an del poder.tensiones a otro tipo de elecciones# Eada se dec a.istentes a la participación electoral.unto al testimonio de R/mulo Jetancourt. tratando de +acerlo . en el sentido de una mayor democratización.uerza. 0scalante.

pp. La Revoluci+n de (ctubre. Puede consultarse acerca de otros aspectos de la Re(oluci/n -ue a-uí no puedo considerar. al poco tiempo. sino "ue el mismo sentimiento se e. 1 !. "ue las considera'a como medidas simplemente re&ormistas y ve a en ).. y de las venta7as derivadas del uso de los recursos del %o'ierno provisional. y CF$E/= representa'an ideolo% as y aun concepciones totales del mundo radicalmente opuestas (mar.tendió a los otros partidos de la oposición# Era muy di& cil "ue partidos tan diversos y en una situación revolucionaria.icada para la democratizaci/n e integraci/n nacional5. a la vez "ue la de el $C. "ue se mani&estaron. representa'a en la . "ue se sent an de inmediato desplazados por el cam'io de situación. como a"uella. etc#2 todo ello ten a "ue provocar la oposición m(s enconada de los sectores tradicionales.ismo y catolicismo. "ue incorpora'a por primera vez a la pol tica a una mayor a de venezolanos.e manera "ue.ito# 3os sectores mas conservadores. y en sus reservas con las re%las de 7ue%o '(sicas del orden pol tico "ue i'an a ser consa%radas en la Constitución de 8GIL# Esto es comprensi'le si tenemos en cuenta "ue de los cuatro partidos e. (cuyo &undadores &orma'an parte el ala luminosa del vie7o $. aceptasen la le%itimidad de las nuevas re%las de 7ue%o# . en los duros en&rentamientos ideoló%icos "ue caracterizaron los de'ates de la )sam'lea Constituyente en 8GIHQIL. incluso con entusiasmo. si 'ien aceptaron inicialmente las nuevas re%las de 7ue%o.cluidas en la pol tica2 el acceso popular a la educación2 los derechos sociales de los o'reros y empleados2 la or%anización sindical a %ran escala de los tra'a7adores de las ciudades2 la destrucción del poder pol tico. "ue aparec a como a'rumadoramente dominante y he%emónico# . del poder..enezuela de la +poca una verdadera revolución pol tica y social.) era un partido li'eral y no clerical# El proyecto pol tico de ).esde un punto de 20 Lo -ue sigue son e1tractos de mi ensa*o 2La Re(oluci/n de Kctubre como proceso de mo(ilizaci/n política * social * su signi.. or%anizar y movilizar a las masas# 3as oli%ar"u as tradicionales ser an desplazadas por el moderno partido de masas. en el sentido de un desplazamiento de los %rupos y clases "ue hasta entonces detenta'an el poder2 la or%anización y participación de las masas hasta entonces e.istentes dos =el $C. respectivamente)# ).presamente mar. mediante la re&orma a%raria y la or%anización de los campesinos.ista ha' a su&rido la in&luencia de tal tipo de pensamiento..tremo derecho del espectro pol tico venezolano. &1%!!. "ue se &undaron tras la revolución (4R. de su revolución# 4R. 0nD >anuel Caballero et alli. "ue aun"ue no se declara'a e. por su inspiración católica y por encontrarse en a"uel tiempo en el e. reales o supuestos. y CF$E/). para "uienes los adecos no eran sino comunistas solapados. no sólo las oli%ar"u as tradicionales se sintieron condenadas a ser perpetuos perdedores en el nuevo 7ue%o pol tico. rechazaron las nuevas re%las "ue los condena'a a ser perpetuos perdedores en el 7ue%o pol tico. ).persuadir. social y económico tradicional en el campo. su principal competidor &rente a los tra'a7adores# CF$E/. pronto se produ7eron %randes tensiones. as como el $C. CaracasD Cundaci/n Centro de 0studios Latinoamericanos R/mulo Ballegos. se convirtió en el centro de atracción de muchos %rupos conservadores "ue lo%raron in&iltrarse en la or%anización y "ue ten an como o'7eto &undamental desplazar a ). por e7emplo. *nico tipo de or%anización capaz de participar en dicho 7ue%o con posi'ilidades de +. de los "ue se sirvieron para adelantar su proyecto pol tico# 3a consecuencia &ue "ue los sucesivos procesos electorales del trienio constituyeron aplastantes victorias para ese partido. y pasar(n directamente a la conspiración# Con respecto a los otros partidos modernos. 14 . sin importar los medios para lo%rar ese &in# Junto a su clara vocación de partido de masas y su superior desarrollo or%anizativo. se caracteriza'a por una &uerte orientación ideoló%ica y por una intensa y permanente movilización emocional de sus militantes contra los enemi%os. %oza'a del presti%io de ser el conductor de la revolución.

de modo "ue se cre a autorizada a imponer tal voluntad. desde el punto de (ista sustanti(o. a toda la sociedad. sino como la mani&estación de un esp ritu &accioso. se %arantiza'a "ue el espíritu de partido no contaminar a la decisión &inal.vista normativo.cluidos por este sistema= "ue tales ideas no eran sino una &ant(stica ideolo% a 'a7o la cual se oculta'an una dominación de clase. al propio tiempo. se esta'lec a un %o'ierno del partido. con el inter's nacional.# Como reconoció claramente Rómulo Malle%os al asumir la presidencia.ender el inter's de los obreros se est< de. Li(re I. "ue ha' a sido considerado tradicionalmente por el pensamiento pol tico occidental. la idea va a su&rir una importante modi&icación.presar *nicamente el 'ien com*n o el inter+s %eneral# Eaturalmente "ue se pod a o'7etar =y as lo hac an e&ectivamente los "ue se ve an e. como la mayor a'erración. el voto de la ma"oría era el me7or indicador del contenido de la voluntad general. C+aprite II. unido a una elección escalonada (no directa) de las autoridades.de "ue por medio de estos dispositivos.esde entonces proviene la acusación de sectarismo. con personal del partido (y al%unos independientes de toda su con&ianza). III. todos los presidentes venezolanos electos.ista la %arant a de "ue el contenido de tales decisiones va a corresponder al inter+s p*'lico o a la voluntad %eneral# En un sistema de democracia representativa. de hecho. el (erdadero inter's de toda la comunidad. &ue "ue se trata'a de un %o'ierno del partido ). han sido li'erados de la disciplina partidista por todo el tiempo de la duración de +sta# ). como el anterior. uno de los ar%umentos de m(s peso "ue se utilizó para 7usti&icar el derrocamiento de Malle%os. a partir de 8G:9. se comprometen a de&ender los intereses de las clases "ue representan.e modo "ue 0el esp ritu de partido1. se va a convertir en un motivo de or%ullo para el nuevo partido de masas# $ero. reconoce a'iertamente "ue representa a un con7unto de clases y "ue sus militantes al ser ele%idos para los puestos p*'licos. "76. pues se a&irma "ue la decisión del partido ma"oritario es la e+presión genuina de la voluntad general # . pues se trata de la única clase -ue no puede liberarse a sí misma sin liberar. identi&ica'a su propia voluntad con la voluntad %eneral o de la nación. la aceptación de la le%itimidad de las decisiones pol ticas tomadas por la mayor a. Vol. desde el punto de vista de las minor as . re"uiere "ue e. sin respetar los derechos de las minor as (recu+rdese el ar%umento de Rousseau? cuando se le o'li%a a un ciudadano a o'edecer la voluntad %eneral. y pensa'a "ue era de o'li%atorio acatamiento por todos los ciudadanos. incluyendo el venezolano. 0no si%ni&ica otra cosa "ue se le o'li%ar( a ser li're1 22)# El partido tend a a considerar la oposición a las pol ticas de su %o'ierno no como la e. antinacional y +ticamente repro'a'le "ue de' a ser destruido# 3os partidos de oposición. al mismo tiempo.. tam'i+n de propiedad. le7os de %arantizar el %o'ierno de los me7ores. y no de todos los venezolanos# El recuerdo de este prete. por una parte.endiendo. Pero tambi'n es la tesis de los dem/cratas radicales. la cuestión se vuelve m(s complicada# El partido de masas. al mismo tiempo. y "ue las limitaciones al su&ra%io y el voto por etapas. as lo autoriza'a y re"uer a# $recisamente. no sólo por un de'er 7ur dico. 15 . París Balllimard. esto no imped a a tal partido pretender "ue. salvo <u%o Ch(vez. "ue de' a e. divididos 21 Gesde un punto de (ista te/rico.enezuela en el trienio. someti+ndose %ustosamente para ello a la disciplina partidista# . pues la claridad y contundencia del triun&o electoral de ). sólo ase%ura'a la dominación de los "ue ten an poder económico y social# $ero con el su&ra%io universal y el &uncionamiento de un partido de masas. como ocurre en .presión de opiniones e intereses le% timos. ha' a una razona'le se%uridad. 1 76. esta'a representando el inter(s nacional y la voluntad general)*# >e%*n Rousseau. "ue siempre ha perse%uido a ).to &ue la causa principal de "ue. es la tesis mar1ista -ue pretende -ue al de. sino tam'i+n como o'li%ación moral. para los cuales el inter's de las grandes ma*orías tiene un contenido 'tico * coincide. 22 V'ase Du Contract )ocial )6uvres Compl7tes. con el su&ra%io restrin%ido por razones teóricamente sólo de cultura pero. p. a condición de "ue estuvieran pro$ibidos los partidos (&acciones)# $ero ahora.

derrocó al %o'ierno y a'rió paso a una dictadura militar de m(s de nueve aNos# El a el de los ar!idos a ar!ir de . ten an el sentimiento com*n de "ue el %o'ierno esta'a a'usando del poder2 de "ue no respeta'a sus le% timos derechos como minor as2 y de ser o'7eto de persecución y amenazados con la ani"uilación# Crente a la pretensión de ). de Enero. 9" de enero. amenazando con convertirse en una re'elión popular %eneralizada. la unidad de la nación entera a la luz de la decisión en&urecida de echar de esta tierra al tirano y a su corte7o de ru&ianes y verdu%osT ( Ibíd. en tanto "ue mayor a.entre s en diversas materias. de modo "ue a los tres aNos de ha'erse producido la Revolución. 1 .. sin cultura ni propiedad. sintetiza esa unidad de todos los partidos.enezuela est( or%ullosa de . en el periodo 8GI:Q I9. unidos en la Junta $atriótica. actuando como orador de orden. un %olpe militar e7ecutado sin derramamiento de san%re y "ue contó con el asentimiento de casi todas las &uerzas vivas (incluyendo la /%lesia) y de los principales partidos de oposición (CF$E/ y 4R. de e. y un 7usti&icado pesimismo acerca de la posi'ilidad de superar al%*n d a la aplastante mayor a de este partido# . van a ser los prota%onistas y promotores de un movimiento civil "ue. la unidad de los intelectuales. or%ullosa del /artido Comunista de Venezuela J…K23 3a acción concertada de los partidos ha' a impulsado una verdadera unidad nacional. cuando la nueva Constitución apenas ha' a cumplido un aNo y medio de vida.enezuela est( or%ullosa de sus partidos pol ticos por"ue a ellos de'e. &undamentalmente. cuando el Con%reso cele'ra'a el primer aniversario de esa &echa.nión 'epublicana -emocr%tica y de C!/EI J…K. hizo "ue los militares de7asen de apoyar a $+rez Jim+nez y a'rió paso a la restauración de una democracia# El llamado espíritu del ). esos mismos partidos nueve aNos m(s tarde. "uienes se sent an e. e& mera y temporal. 3o. esas or%anizaciones pol ticas se propusieron crear 23 PGiscurso de KrdenQ. p. como las del si%lo -/-.e esta &orma se &ue produciendo una pro%resiva alineación de importantes sectores con respecto al sistema y sus re%las de 7ue%o.istencialmente amenazados por la Revolución de Fctu're identi&ica'an el dominio de ese partido con la oclocracia o la pardocracia. . la tiran a de la mayor a no 'lanca. tra7o consi%o como consecuencia ló%ica la unidad de los sindicatos o'reros.). !aceta del Congreso.trema entre los principales partidos.ia ante la he%emon a adeca. la voluntad general. la recon"uista de sus derechos y sus leyes# Est( or%ullosa de cción -emocr%tica J…K. 16 . "ue hizo posi'le el renacimiento democr(tico# 6i%uel Ftero >ilva. es decir. desde la perspectiva de la oposición. una sensación de as&i. p# 20)# $ero para "ue todo ello no "uedase reducido a una t pica fusión entre partidos. mes 1.-. ala'a'a la inteli%encia pol tica y el patriotismo de los partidos "ue superando las vie7as di&erencias se ha' an unido para con"uistar la li'ertad? • .enezuela. y el nuevo presidente no ha' a completado diez meses en el e7ercicio de su car%o. &ue la causa principal del &racaso del primer intento de crear una democracia de masas en . "ue amenaza'a los cimientos mismos de la sociedad # ) todo esto se un a./ 6ientras "ue una hostilidad e. 1 $ .presar. ". al estilo de la "ue hu'iera %ustado al 3i'ertador? • 3a unidad de los partidos hecha presencia real y no consi%na ver'al en el seno de la Junta $atriótica.

tanto individualmente como en sus relaciones rec procas. un papel "ue.istencia de una $eterogeneidad cultural y social y de la diversidad de valores y de orientaciones normativas presentes en la sociedad venezolana. conclu an en "ue era inevita'le una &alta de acuerdo. y se les acusa de ha'er usurpado &unciones propias de la sociedad civil y de aho%ar sus iniciativas y posi'ilidades de li're desenvolvimiento2H# $ero como vamos a tratar de ver. Caracas/ . JreRer Carías. un sistema de participación y representación no democr(tica. una verdadera constitución (si tomamos esta pala'ra en un sentido material y no meramente &ormal). El Estado *ncomprendido. hay "uienes a&irman "ue nuestra democracia ha de%enerado en una 0partidocracia1. sino para los partidos1 2:# )dem(s. sin desconocer las culpas "ue a los partidos les corresponde en la crisis "ue su&re la democracia venezolana. hay "ue estudiar. 1 !! 17 . y en la imposi'ilidad de conse%uir un consenso para 24 =. se considera a los partidos pol ticos como los responsa'les de la crisis pol tica e institucional del Estado venezolano. realizados en .59.enezuela por el CEE. dada la importancia y ma%nitud del papel de los partidos pol ticos en . desde 8G:9..e modo "ue. pro'a'lemente no es compara'le al "ue desempeNan en nin%una otra democracia competitiva# $or ello el caso venezolano puede ser considerado como un e7emplo e. por su prominencia. pero esto constituye sólo una parte. como a&irm+ en otra ocasión? • En . hay "ue seNalar otros importantes &actores "ue son responsa'les de ella# $ara analizar el sistema pol tico venezolano a partir de 8G:9. >. a trav+s de la cual se %arantizase "ue la democracia representativa se mantendr a y consolidar a# P aun"ue lo lo%raron durante en periodo aprecia'le. 20l papel de los partidos políticos en la creaci/n * consolidaci/n de la democracia en Venezuela5. pues 0ha de7ado de ser el %o'ierno del pue'lo y para el pue'lo y se ha convertido en un %o'ierno. "ue va a dar lu%ar a un con7unto de instituciones "ue representan un sistema semicorporativo de participación y de toma de decisiones p*'licas# )un"ue se trata inicialmente de una creación ori%inal de los partidos. >urillo Casta?o * >. "ue hac an a los partidos responsa'les de las &allas "ue presenta'a la democracia# . distinto del propiamente partidistaA 3os estudios socioló%icos so're Cambio político.enezuela los partidos pol ticos han venido 7u%ando.tremo (casi un 0caso de la'oratorio1) para mostrar la importancia "ue tiene el sistema de partidos para el mantenimiento de la democracia.enezuela. p. CaracasD Vadell. cada vez m(s intensas. no &altan "uienes los consideran responsa'les de %ran parte de los males "ue a&ectan a nuestro sistema pol tico e. !# 25 4.00.0 de ma&o . el sistema de partidos.. se les reconoce com*nmente como los &or7adores de nuestra moderna democracia# $ero. en la d+cada de los H0.. $& 26 4. incluso.E> y el 6/D. p. #roblemas del Estado de #artidos. este sistema semicorporativo ad"uiere pronto una vida independiente de ellos y dotada de dinamismo propio# La #"nci&n de los *ecanis*os "!ili!arios ara la #or*aci&n de consenso @Cu(l es el ori%en de este otro sistema. San =os' de Costa RicaD Cundaci/n Internacional de Sistemas 0lectorales )IC0S. al ca'o de cierto tiempo comenzaron a sur%ir cr ticas. del sistema pol tico total# Junto a ese estudio es necesario analizar. ciertamente sus partidos pol ticos. 0nD B. CaracasD 0ditorial =urídica Venezolana. al con7unto de nuestra sociedad# )s . 1 !$.. Re*. pues a partir de la hipótesis de la e.unas re%las de 7ue%o permanentes. al mismo tiempo. Con8erencia *nteramericana de )istemas Electorales. JreRer Carías. Villa(eces de Krd/?ez )eds.R.C. eran muy pesimistas acerca de la capacidad de &uncionamiento e&ectivo del sistema democr(tico.R. pero tam'i+n para llamar la atención so're las distorsiones "ue eventualmente puede producir en su sano &uncionamiento 2I En e&ecto. aun"ue muy destacada. tam'i+n. no sólo de los partidos.

. tal orientación parece diri%irse pre&erentemente a otros aspectos o componentes del sistema pol tico. &ue imposi'le conse%uir "ue las minor as aceptasen las decisiones del partido mayoritario pues no las considera'an le% timas y moralmente vinculantes# $ero a &alta de una solución normativa al pro'lema de construir un orden pol tico.enezuela en el periodo 8GI:QI9. en las "ue se puede prever "ue a partir de dicha &ra%mentación se &ormar(n coaliciones pol ticas mayoritarias permanentes.D C03G0S%>I:.presamente con este propósito E. so're la orientación clientelar con respecto a los mecanismos electorales y hacia los partidos "ue tienen especialmente los votantes de las clases 'a7as (lo cual no si%ni&ica "ue las otras clases no se caractericen tam'i+n por un orientación instrumental y utilitaria. sino del &uncionamiento de mecanismos utilitarios pol ticos creados e. por e7emplo. a partir de 8G:9. 4. los de orden utilitario# Esto no "uiere decir "ue a partir de 8G:9 desaparezcan las consideraciones de tipo normativo "ue sirven de apoyo a la democracia. mecanismos utilitarios "ue han 7u%ado un papel central en la %eneración de apoyos al r+%imen democr(tico. en mecanismos de tipo utilitario. lo "ue es m(s importante? no tuvieron en cuenta "ue el consenso re"uerido para el &uncionamiento del sistema pod a ser el resultado no ya de una comunidad de valores y orientaciones normativas. Caracas%Cambridge )>as. El Fracaso de las . 18 .. Sil(a >ic+elena.pl cita.D C03G0S%>I:. durante los nueve aNos de dictadura. Jonilla * =. al mal &uncionamiento de la administración pu'lica y a los servicios "ue +sta presta. Caracas%Cambridge )>as.. cada vez m(s. Crisis de la Democracia. las repetidas cr ticas a la ine&icacia e ine&iciencia de la acción %u'ernamental. * C.isten claros indicios de "ue el sistema pol tico venezolano desarrolló. "ue tend a a considerar sólo como le% timos los mecanismos de tipo normativo y "ue ve a con sospecha. Sil(a >ic+elena )eds. 1 &#. en el pa s se ha' a producido una disminución de las tensiones ideoló%icas entre los partidos y un acercamiento de sus posiciones en varios aspectos# P. Jonilla. 1 &9. pues es en este sistema donde esos sectores van a tener una representación y participación privile%iada)# Ftro ndice es el car(cter cada vez m(s pra%m(tico y menos ideoló%ico de los principales partidos pol ticos y la seme7anza entre los contenidos y prioridades de sus pro%ramas electorales. representa un cam'io de consideración en la cultura pol tica "ue ha' a prevalecido en el pa s. y "ue con el transcurso del tiempo van a ser claves para la esta'ilidad del sistema# Denemos evidencia emp rica. aun"ue en el caso de las clases medias y superiores. socioeconómicas o culturales..iero son C. cuando no con repro'ación. E:ploraciones en nálisis & en )íntesis. sino "ue son las utilitarias las "ue van a ocupar. se puede 'uscar una solución de tipo utilitario. dadas las circunstancias e. las minor as no estar(n dispuestas a aceptar como 27 Los estudios a los -ue me re. Caracas%Cambridge )>as. 4. "ue se orientan a satis&acer las pre&erencias concretas del votante medio# F tam'i+n. y esto es lo "ue se intentó despu+s de 8G:9# De*ocracia re resen!a!i(a $ )o'ierno *i0!o El an(lisis pol tico comparado muestra "ue en una sociedad caracterizada por marcadas &ra%mentaciones +tnicas. y "ue sólo &ueron superados en atención p*'lica por el de la corrupción# )hora 'ien.D C03G0S%>I:. el primer plano# <emos visto "ue.istentes en . el hecho de "ue nuestra democracia se vaya a 'asar cada vez m(s y en &orma e.llevar a ca'o pol ticas relativamente permanentes y de lar%o alcance 2L# $ero estos estudios no tuvieron en cuenta un con7unto de &actores "ue indica'an "ue.lites. y especialmente hacia el sistema semicorporativo al "ue antes me re&er . temas "ue se convirtieron en centrales en los de'ates electorales a partir de 8GH9. 1 7&H =..

pero tam'i+n de un con7unto de re%las de 7ue%o y mecanismos y procedimientos no &ormalizados. de tipo utilitario. 2La Gemocracia Venezolana * la Crisis del Sistema Populista de Conciliaci/n5. compromisos y conciliaciones entre ellos. mérica Latina. "ue sirvió para ase%urar el respaldo de las minor as "ue pod an sentirse a&ectadas ne%ativamente en sus intereses &undamentales por una decisión tomada por la mayor a# <e propuesto llamar a este dispositivo sistema populista de conciliación)0# Este sistema dispone de importantes mecanismos 7ur dicoQinstitucionales &ormales. Re*. de partidos pol ticos y %rupos sociales diversos. no sólo no democr%tico sino &recuentemente antidemocr%tico.iste un %ran partido dominante o he%emónico "ue a%re%a de manera permanente a una mayor a de votantes. sin desconocer 28 V'ase =. 2Ideología * Cultura PolíticaD el Caso del Populismo Latinoamericano5. Jarrag<n. en las condiciones peculiares de un pa s sin tradición democr(tica y con amenazas a su esta'ilidad procedentes tanto de la iz"uierda como de la derecha# >e crea. para satis&acer los aspiraciones del pue'lo# $ero al lado de esos mecanismos democr(ticos.to. as sea parcialmente# P se va a implantar un nuevo estilo pol tico "ue. lo cual es una de las razones de la crisis de la democracia representativa# 6e atrevo a a&irmar "ue al%o de esto es lo "ue ocurre en . consiste en la instauración de una &orma de %o'ierno mi. Re*. en una %ran parte. 1 &7.to va a ser un posi'le recurso cuando la democracia representativa de masas se vuelve invia'le.C.C. temen "ue sus intereses pueden verse %ravemente per7udicados por la adopción de la re%la de la mayor a. 1 1. pero el presti%io ad"uirido por la pala'ra democracia hace "ue se trate de ocultar "ue. lternativas para la Democracia. 24pogeo * Gecadencia de la Gemocracia Representati(a5. la nueva realidad pol tica "ue resulta ya no es una democracia pura y simple# )un"ue en teor a se si%a proclamando "ue la so'eran a reside en el pue'lo. hetero%+neos y poderosos. Re*. Re*.o'li%atoria la re%la de la mayor a# P lo mismo tiende a ocurrir cuando e. cuyo o'7etivo '(sico es preservar el orden socioQpol tico. se de'ilitan los componentes democr(ticos del %o'ierno. CaracasD >onte S(ila 0ditores. y a veces ni si"uiera e. C. 19 . transacciones.C. Revista de Estudios #olíticos. =. en parte e. 0nD =. 1 9 29 Sobre el signi. en "ue hay partidos o %rupos minoritarios "ue est(n condenados a ser perpetuos perdedores.e esta manera el %o'ierno mi. &ormada por una suma de diversos intereses especiales# En condiciones como +stas. * R. en tales casos. Sobre su aplicaci/n a Venezuela. de manera "ue 7unto a la re%la de la mayor a para cierto tipo de decisiones.enezuela despu+s de 8G:9# El sis!e*a o "lis!a de conciliaci&n Es evidente "ue la via'ilidad de la democracia venezolana dependió. "ue &orman parte de lo "ue podr amos llamar su constitución en sentido material# >e trata de una peculiar cultura pol tica y de un con7unto de re%las in&ormales del 7ue%o pol tico. especialmente pp. se adopta parcialmente la re%la de la unanimidad en &avor de esos sectores minoritarios. especialmente cuando no se cree "ue tal re%la ten%a nin%una virtud normativa especial29# En a"uellos casos en "ue los sectores minoritarios pero poderosos. $69%$66. pp. reconociendo a +stos un derecho de veto so're a"uellas decisiones "ue a&ectan sus intereses vitales# . Eausmann. "!%6#. N>adridO 38 &6. se creó otro sistema. pp. ('ase =.presa y en parte t(cita. 38 $. de manera "ue todos puedan ser satis&echos. con tal &in. especialmente. es di& cil "ue +stos aceptasen la re%la de la mayor a para la toma de decisiones. 'asada en el reconocimiento de la le%itimidad de los intereses "ue a'arca y en la creación de un sistema de ne%ociación. una %ran coalición o alianza.icado de este concepto. =. una posi'le solución. de la capacidad de los mecanismos democr(ticos (&undamentalmente de las elecciones y del sistema de partidos). 1"&%1$#.pl citos. #oliteia.

0l uso de este t'rmino implica una sin'cdo-ue. mediante la descentralización &uncional. muchos de ellos no &ormalizados y e. antidemocr(tico.iero.ebrero. as como un con7unto de pactos. acuerdos * arreglos entre 'lites di(ersas. sectores empresariales y la'orales. ('ase Jrian C Crisp. Eacer casas. entre los tres principales partidos pol ticos. dados los l mites de tiempo de esta con&erencia) so're si tal sistema si%ni&ica un mayor control por parte del Estado so're el sector privado. aun-ue es mas larga. 9###.) a las Cuerzas )rmadas (a trav+s del )lto 6ando 6ilitar) y a la /%lesia Católica (a trav+s de su m(s alta 7erar"u a)# Con respecto a las decisiones menores "ue a&ecta'an a sectores espec &icos.luencia5. por e7emplo. . por parte de este sector.iste. -ue caracteriza al sistema -ue se inicia en 1 $!. ase%urando "ue en esta es&era no intervinieran pertur'aciones molestas para esos intereses especiales# >e trata de un sistema no sólo distinto y paralelo al sistema de participación y representación propio de la democracia. Se trata de un uso admisible si se es conciente -ue se est< utilizando un tropo como . estamos en presencia de una colonización. "ue implica'a una importante distorsión en la toma de decisiones.rente a los dem<s.ue(es 1# de . Caracas. sometidas al control y a las in&luencias pol ticas directas de los partidos.idad de lo -ue se trata. 31 Para una descripci/n detallada de este sistema.ico de in. 1 & 20 . tener una (ida -ue no se corresponda con lo -ue el indi(iduo gana. 0l problema es -ue en muc+os casos la palabra punto8i%ismo +a perdido todo signi.ismo para ustedW5 @ 'l contestaD 20s esa línea de corrupci/n * de podredumbre. se desarrolló simult(neamente un sistema in&ormal "ue inclu a en la consulta para las decisiones &undamentales al empresariado (a trav+s de Cedec(maras). de un sistema semicorporativo# E. en todo caso. continua y permanente en una es&era particularmente importante# Ello implicó sustraer de la toma de decisiones centrales del Estado.emplo. un sector muy importante. se acudió a la creación de un sector especializado de consulta y de toma de decisiones administrativas. pues para designar el sistema total se utiliza el nombre de una de sus partes. en los "ue participan. "ue se desarrolla a partir del $acto de $unto Ci7o. a los tra'a7adores (a trav+s de la CD.erirse al sistema de pactos.undamentaci/n te/rica )('ase las obras citadas en nota 9 . pero comprende tam'i+n otros pactos partidistas posteriores (como. pretende tener una . apro(ec+arse de la gente. pues si%ni&icó una limitación al &uncionamiento de los mecanismos democr(ticos cl(sicos. por e. utilizar la e1presi/n sistema populista de conciliaci+n -ue. 4sí. la periodista Luisiana Colomine. en una entre(ista a Luis >i-uilena )0L F3IV0RS4L. CaracasD 0ditorial =urídica Venezolana. una pol+mica ("ue a"u no puedo desarrollar. tener (enta. ser ladr/n. sino contrario a +sta y.ismo . El Control *nstitucional de la #articipaci+n en la Democracia Venezolana.preso de $unto Ci7o. "ue a'arcan a los principales sectores de la sociedad 30# Junto al $acto e.igura ret/rica. * -ue describe me. el tr<. @o pre..presos.ni de7ar de utilizar los mecanismos ideoló%icosQnormativos o los coactivos (estos *ltimos diri%idos contra "uienes no &orman parte de la alianza y son considerados a'iertamente hostiles) hace +n&asis en los mecanismos utilitarios# El sistema resulta mucho m(s e. cuya duración apenas a'arcó el primer periodo presidencial. y en el "ue la centralización no resulta'a via'le o era poco pr(ctica. en de&initiva.icado descripti(o * se +a con(ertido en un t'rmino -ue simplemente se usa para e1presar un sentimiento de condena * reprobaci/n del -ue lo utiliza. no aplicar la le*. de los aparatos estatales y de su apropiación de &unciones p*'licas 32# 30 Tltimamente se acostumbra en Venezuela +ablar de punto8i%ismo para re. o por el contrario. pues se institucionalizó su participación privile%iada. en verdad.or la comple. 7unto a representantes del %o'ierno.i. le preguntaD 2UVu' es el punto. inmoral. del de 0)ncha !ase1). adem(s de pro&esiones y %remios diversos38# 3a creación de estos escenarios especializados para la consulta y toma de decisiones &ue un triun&o para los intereses privados en cuestión.pl cito y notorio en su &uncionamiento en el (m'ito de los partidos pol ticos (verdaderos art &ices del mismo). sin em'ar%o. a &avor de los %rupos minoritarios y poderosos# >e trata. ase%urando en +l la presencia y participación permanente y privile%iada de ciertos intereses especializados# >e trata de un 0sistema de plani&icación1 concertada y de una maraNa de entes descentralizados y empresas del Estado.

. status y &unciones con los empresarios. de hacer del >enado una c(mara corporativa en la "ue estuvieran representadas las &uerzas vivas económicas.traNo "ue en una con&erencia cuyo tema central son los partidos. "ue la competición electoral entre partidos es el mecanismo adecuado para "ue el pue'lo ase%ure la satis&acción de tales aspiraciones# >in em'ar%o. "ue el %o'ierno de'e tratar de satis&acer a los ciudadanos. aparecen &recuentemente. 2Class Societ* in t+e >elting Pot5. "ue sirvió para le%itimar una pol tica de concertación de tipo semicorporativo# Xuiz( pueda parecer e. le haya dedicado tanto espacio a resaltar la importancia de ese sistema no partidista# 3a razón de ello es "ue cuando cerramos los o7os ante su e. por una parte. dando respuesta positiva a sus aspiraciones de pro%reso y 'ienestar2 y. en cam'io. 21 . 0. la derecha empresarial neoli'eral. 1 !1. miem'ros de los partidos pol ticos2 pero en la inmensa mayor a de los casos no se trata de pol ticos pro&esionales. 1%1#6. 3eR @orAD :+e Cree Press. lo%ró la inclusión del )rt culo 80G de la Carta 6a%na. implicar a una operación pol tica "ue re"uerir a de ciru% a mayor# La con#ianza o "lar en la de*ocracia re resen!a!i(a $ero la conservación de la democracia representativa venezolana. ante el cual no son responsa'les. "ue les permite invocar principios t+cnicos "ue hace "ue. &ormada por personas "ue tienen similitud de educación. Class< )tatus< and #o=er. como son las elecciones y el sistema de partidos# <ay "ue tener en cuenta "ue dos supuestos '(sicos de la cultura pol tica "ue prevalecer( en . 0nD R. un sistema de tipo corporativo "ue sirviera de contrapeso a +stos# ) tal corriente se de'ió la propuesta. >. por otra parte. "ue desde los inicios del sistema democr(tico hu'o corrientes de pensamiento "ue trataron de disminuir el alcance e importancia de la participación y representación democr(tica (especialmente la de los partidos) y "uisieron &ortalecer. sociales y culturales2 pero aun"ue la propuesta no lle%a a cristalizar. y se tiende a so'reestimar la responsa'ilidad directa "ue tienen los partidos en la crisis de nuestra democracia.. Lipset )ed.istencia. sino "ue re"uer a tam'i+n la con&ianza de la mayor a de la po'lación en el &uncionamiento de los mecanismos '(sicos de la democracia. no acepta'a tal 32 Para una introducci/n a esta pol'mica. La #olítica & el Capitalismo de Estado en Venezuela. sino "ue &orman parte de lo "ue podr amos llamar una burocracia o tecnocracia económica gubernamental. "ue est+n cumpliendo responsa'ilidades partidistas. tam'i+n. 33 Ee utilizado para Venezuela el concepto de burocracia econ+mica gubernamental. Jigler. creado para otro conte1to por :.enezuela desde 8G:9.. dados los interesados creados y la inercia 'urocr(tica. ten%an la *ltima pala'ra &rente a los pol ticos# >u nom'ramiento no lo de'en al partido. sin percatarse "ue 'uena parte de tal responsa'ilidad reside en el &uncionamiento de un sector en "ue dichos partidos no in&luyen directamente# Es cierto "ue en el sistema semicorporativo venezolano. no han &altado en . de manera "ue su eliminación. 1 77 )pp. sino al $residente de la Rep*'lica.perto. durante la ela'oración de la Constitución de 8GH8. ('ase B.enezuela sectores "ue han rechazado estos dos supuestos '(sicos# $or un lado. de hecho. como representantes del Estado. "ue a su vez est( li'erado de la disciplina partidista33# >e trata de un sistema 'a7o la a'soluta autoridad del $residente de la Rep*'lica y "ue una vez creado ad"uiere un dinamismo propio. y "ue se entrecruzan con los de +stos# Estos &uncionarios se supone "ue poseen un conocimiento e.Eo puede de7ar de seNalarse. >adridD :ecnos. no i'a a depender sólo del &uncionamiento del sistema populista de conciliación y de las instituciones semicorporativas a los "ue me he re&erido. ser(n. Beiger. no podemos comprender el &uncionamiento real del sistema pol tico venezolano. Jendi1 X S.

enezuela. se ha a&irmado "ue. ser( imposi'le "ue los mecanismos electorales se conviertan en un medio e&ectivo para satis&acer las aspiraciones de las mayor as3I# $ese a todo. Sonntag. so're todo. para continuar con las constantes movilizaciones de protesta "ue le si%uieron y "ue prepararon al am'iente para los dos intentos de %olpe de 8GG2# 3a crisis continuó indeteni'le durante el se%undo %o'ierno de Caldera y culminó con el colapso electoral de los partidos pol ticos tradicionales en 8GG9. con e&ectos ne%ativos. la crítica de =. "ue se inicia a &inales de la d+cada del L0 del si%lo pasado.ista. pero en las elecciones de 8GG9 y 2000 se convirtió en una verdadera hecatom'e. pese a las cr ticas a los pol ticos pro&esionales y a los partidos. pero "ue estalló de modo espectacular al inicio de la se%unda presidencia de Carlos )ndr+s $+rez.&orma de comprender a la democracia. claramente positiva2 pero. considerados ine&icaces. para su&rir un verdadero colapso con la se%unda presidencia de $+rez. "ue en 8GG3 pudieron ser vistos por muchos como posi'les relevos de los anti%uos# Dodos esos s ntomas eran mani&estaciones de una crisis de la democracia representativa. corruptos y corruptores de los tra'a7adores# En al%unos momentos. Conver%encia y $royecto . por otra. 1 & . eran los recursos idóneos para o'tener su me7oramiento y pro%reso. "ue comienza en 8GL9 y alcanza niveles alarmantes en 8GG3 y 8GG9# El rechazo a los partidos pol ticos se re&le7a'a en la disminución del voto de las principales or%anizaciones "ue ha' a sido históricamente dominantes. el sistema de partidos) para lo%rar "ue el pue'lo tuviera un control e&ectivo so're sus %o'ernantes y sus correspondientes pol ticas# El desencanto con el sistema electoral se e. mientras su'sistan en .enezuela las estructuras económicas y sociales propias del capitalismo. "9 * &&%&! 22 . $$D. CaracasD 4teneo de Caracas. so're los partidos nuevos (o 0emer%entes1). por otra parte. El #roceso Electoral de . Sil(a >ic+elena * E. situación "ue se mantiene con la se%unda de Caldera. y "ue al principio se desarrolló en %ran parte en &orma latente o larvada. por e. "ue de7ar a v a li're al estatismo de los partidos populistas.emplo.presó en el aumento de la a'stención electoral. la %ran mayor a de los ciudadanos manten a su esperanza en "ue a trav+s de la competencia electoral entre partidos se i'a a ase%urar la satis&acción pro%resiva de sus deseos de 'ienestar# $ero estos sentimientos comienzan a declinar %radualmente a partir del %o'ierno de 3uis <errera Camp ns. como 3CR. la naciente democracia venezolana &ue capaz de despertar en la mayor a de los venezolanos la con&ianza en "ue el voto y la competición electoral entre partidos.0>-. tam'i+n. este tipo de ideas lle%aron a prevalecer hasta orientar la acción %u'ernamental# $ero. "ue es &recuente encontrar desde las encuestas iniciales de opinión p*'lica de "ue disponemos. con el caracazo del 2L de &e'rero de 8G9G. tanto colectivo como personal# P as . en t+rminos %enerales. la evaluación de la la'or de los partidos pol ticos &ue. como en la se%unda presidencia de Carlos )ndr+s $+rez. pp. y &ue visi'le desde 8GG3. lo cierto es "ue durante los primeros veinte aNos de nuestra democracia. durante la cual el rechazo de la opinión p*'lica a los partidos y a los pol ticos pro&esionales lle%a a sus niveles m(s altos# 3o "ue se pon a ahora en tela de 7uicio era la capacidad de los mecanismos '(sicos de la democracia representativa (por una parte el sistema electoral y. desde un punto de vista de inspiración mar. el triun&o inmediato como presidente de "uien ha' a sido el prota%onista de uno de los 34 Ge inspiraci/n mar1ista es. 4.

"ue tal cosa no ocurrir a si los senadores y diputados &ueran independientes y no estuvieran sometidos a la disciplina partidista# $ero tal ar%umentación muestra una total incomprensión del &uncionamiento de la democracia representativa. *ter. con a'soluta in%enuidad. "ue a su vez es causada por el sistema electoral imperante# 3a votación por listas ela'oradas por las directivas de los partidos. hace "ue los ele%idos no se sientan o'li%ados hacia el elector sino sólo hacia su partido. especialmente a partir de la presidencia de Jaime 3usinchi. teniendo en cuenta el sustrato antipartidista 'olivariano "ue siempre ha estado latente en el &ondo de la cultura pol tica del pue'lo venezolano. &ue particularmente virulenta. a los militantes de los partidos. a su vez. 7"%&" 23 . pues es a +ste a "uien de'en el puesto# 3a solución "ue se propone consiste en suprimir la intermediación partidista. la cr tica a los partidos pol ticos y al sistema electoral vi%ente se convirtió. "ue sustituye la democracia representativa por una democracia participativa y prota%ónica# El *oderno a!a1"e a los ar!idos $ara la opinión p*'lica. consiste en "ue a trav+s del &uncionamiento de los mecanismos "ue le son propios. una vez ele%idos se desentienden de las pre&erencias de la mayor a de sus electores# ) ello se de'e el "ue el pue'lo sea incapaz de in&luir en las decisiones %u'ernamentales# Esa indesea'le consecuencia =si%ue la ar%umentación= es el resultado de la mediatización e7ercida por los partidos pol ticos. es como si%ue? la principal causa de la crisis de la democracia venezolana se de'e a los partidos y a los pol ticos pro&esionales. pero no da razón del &enómeno m(s %rave e in"uietante? la falta de responsabilidad de los partidos a los "ue +stos pertenecen# En e&ecto.plicación son varios# En primer lu%ar.plicar.plicar la &alta de responsabilidad personal de los representantes ele%idos. etc#) "ue supuestamente caracterizar an. en muchos casos. no sean responsa'les ante sus votantes y o'li%uen a serlo a las personas postuladas en sus listas. los ar%umentos criticando a los partidos son muy populares. aun"ue en 'uena parte 7usti&icada. trata de e.%olpes de Estado y la apro'ación de la Constitución de 8GGG. y muy in%enua o primitiva desde el punto de vista de la Ciencia $ol tica# 3o cual se podr a e. tales cr ticas proven an de los llamados notables. 38 "# * "1. es decir. se o'li%a a los representantes a "ue por su propio inter+s cumplan con sus responsa'ilidades pol ticas# $ero las cr ticas. a las "ue me he re&erido. en uno de los temas centrales de atención. 0nero%4gosto 9##". personas de los "ue ca'r a esperar una mayor ilustración# 3a ar%umentación '(sica. con lo cual se lo%rar( "ue el ele%ido se sienta responsa'le ante sus electores# 3os pro'lemas de esta e. en %arantizar las virtudes morales de los ele%idos. cuyo m+rito no consiste. Revista de Teología. proli&eran en los mass media y se convierten en un lu%ar com*n de la opinión p*'lica# $ero la mayor a de las cr ticas "ue &ormulan al%unas 35 V'ase mi ensa*o 2Poder. aplicando para ello la disciplina de la "ue disponenA# 3a respuesta "ue se da se limita a re&erirse a la &alta de virtudes o a las malas cualidades personales (e%o smo. en %eneral. ni re"uiere "ue +stos posean atri'utos +ticos especiales# 3a principal venta7a de la democracia representativa &rente a otras &ormas de %o'ierno. "ue con li%eras variantes predomina en la opinión p*'lica. Libertad * Responsabilidad Política en las Gemocracias Representati(as5. pero "ue resulta in7usti&ica'le si tenemos en cuenta "ue. @cu(l esla razón por la "ue los partidos. en la cual se aprovechó la tri'una permanente de discusión y di&usión "ue proporciona'a la Comisión $residencial para la Re&orma del Estado (CF$RE)# 3a cr tica a los partidos pol ticos. con&und an la responsa'ilidad pol tica con la moral2 y desconoc an la importancia "ue para el &uncionamiento de la pol tica tiene la responsa'ilidad colectiva o del partido3:# ) partir de mediados de la d+cada de los 90. en nin%*n caso. '*s"ueda de venta7as y 'ene&icios personales. tam'i+n. y a dar por descontado. especialmente pp. "ue preocupados *nicamente por %anar las elecciones y las venta7as personales "ue ello les depara.

de manera "ue adem(s de los partidos. o por personalidades no partidistas. "ue inclu an la supresión de la representación proporcional y el esta'lecimiento del voto uninominal# )dem(s. lo cual permitió a los Je&es de Estado tomar decisiones y aumentar dicho sistema. entendido como el "ue los partidos compartan el poder ( !b.R. con una %ran variedad de re&erendums de todo tipo. con Carlos )ndr+s $+rez)# . en su car(cter de e. en una repulsa de la democracia representativa# 36 37 4. Rep*'lica# ) medida "ue los ciudadanos &ueron perdiendo la &e en su capacidad para satis&acer sus aspiraciones. ha sido por omisión y no por acción# 6uy discuti'les son tam'i+n los remedios "ue se plantean para superar esta situación# El autor al "ue nos re&erimos propone 0modi&icar y aumentar las 'ases de la representación pol tica. p. p# :G). presidida por Caldera. paulatinamente. cuando en realidad. "ue &uncionó al mar%en y sin control de los partidos. no sólo sin contar con el partido sino. JreRer Carías. 1 !$. por e7emplo.personas de reconocida &ormación acad+mica. El Estado *ncomprendido. para sustituirlos por un corporativismo pleno. 61 4. se%*n el dia%nóstico de uno de los m(s reputados especialistas en el an(lisis 7ur dicoQinstitucional del Estado venezolano? 03os responsa'les de la crisis institucional. o incluso a eliminar. CaracasD 0ditorial =urídica Venezolana. no sólo de los partidos. en el "ue tanto he insistido.R. no superan la super&icialidad de las "ue hemos visto# )s . son los partidos pol ticos13H2 y acusa a nuestra democracia de ha'erse convertido en una 0partidocracia1. $& 24 . JreRer Carías. as como la pr(ctica "ue +stos si%uieron desde 8G:9. 1 !!. se pod a acusar a los partidos de ha'er renunciado a sus responsa'ilidades pol ticas y de ha'er entre%ado 'uena parte del poder estatal a sectores privados# >e%*n otras voces m(s decididas. hay "ue repetirlo una y otra vez. contra el partido (como ocurrió. p. lle%ó a ela'orar durante la se%unda presidencia de $+rez. cit#. todos los ciudadanos J…K puedan directamente e incluso a trav+s de sociedades intermedias. a veces. una Comisión del Con%reso. CaracasD Vadell. de li'erar de la disciplina partidista a los $residentes. propuestas de re&ormas constitucionales "ue inclu an mecanismos de democracia directa.istencia del sistema semicorporativo de consulta y toma de decisiones p*'lica. sino para los partidos13L# $ero esto si%ni&ica'a desconocer el poderoso sistema semicorporativo.e manera "ue. se de'er a lle%ar a la eliminación de los partidos como mediadores entre el Estado y la sociedad. por"ue 0ha de7ado de ser el %o'ierno del pue'lo y para el pue'lo y se ha convertido en un %o'ierno. "ue actuando como l deres carism(ticos &ueran capaces de esta'lecer un contacto directo (@por aclamaciónA) con el pue'lo# >in lle%ar a esos e. en la l nea de pensamiento antipartidista. "ue supera'an en mucho los conocidos en cual"uier otro pa s# Estas re&ormas no &ueron apro'adas durante la llamada /. particularmente. el rechazo y la cr tica a los partidos pol ticos y al sistema electoral se i'an a convertir. Rep*'lica.presidente y senador vitalicio. la mediatización de los partidos. si por al%o han pecado los partidos pol ticos en casos como +stos. sin la menor duda. teniendo en cuenta la e. a esa l nea de pensamiento antipartidista corresponden las propuestas de re&ormas electorales tendientes a corre%ir.tremos. #roblemas del Estado de #artidos. o'tener representación en los ór%anos representativos1 (p# I9)# >e trata de 0despartidizar1 el Estado. pero las ideas &ueron incorporadas en la Constitución de 8GGG como &undamento de la llamada .

. como un sistema capaz de satis&acer las aspiraciones de los electores# . !6% 1. de'e ha'er partidos responsa'les. y siempre "ue e.Las res onsa'ilidades de los ar!idos $ero @cu(les &ueron las causas de tal incapacidad.ica no saber nada de lo -ue es un partido leninista ni comprender la naturaleza de un partido de masas. "ue es una de las contri'uciones m(s importantes "ue la moderna Ciencia $ol tica ha hecho a la teor a de la democracia. se puede decir "ue el sistema de partidos est( en capacidad de 38 Ee desarrollado las ideas -ue se e1ponen a continuaci/n en El Futuro de la Democracia en Venezuela )9Y ed. indirecta y por omisión. Pero esto signi. Loc. los partidos se han de caracterizar por la e. "ue han impedido el correcto &uncionamiento de la democracia representativa. 1 !. es necesaria la e. cada uno de los cuales. comprende varias condiciones39# En primer lu%ar. al menos? 8) la participación de sus miem'ros en la ela'oración y apro'ación de la doctrina y pro%ramas del partido2 2) el nom'ramiento. el partido de'e contar con una or%anización y una disciplina interna lo su&icientemente sólidas.e(moslo# 3a teor a de los %o'iernos y partidos responsa'les. como es el caso del &uncionamiento de sistema semicorporativo.pli"ue "u+ es lo "ue se propone realizar para me7orarla. Libertad * Responsabilidad Política en las Gemocracias Representati(as55. "ue le permitan ser pol ticamente responsa'le 3G# En se%undo lu%ar. cit. Se est< con. s la eliminación de las m(s toscas 0'arreras de entrada1 y de los monopolios o duopolios partidistas# Cuando se da ese con7unto de condiciones. y "ue no se limiten a se%uir servilmente dicha opinión. se re"uieren tres re"uisitos. inspir(ndose en sus principios doctrinarios. pero desde lue%o. lo cual "uiere decir partidos "ue est+n dispuestos y sean capaces de e7ercer una dirección y lideraz%o so're la opinión p*'lica del pa s. "ue durante muchos aNos no se hizo presenteA . como es el caso. de las crisis económicas provocadas por las oscilaciones de los mercados internacionales del petróleo# .istencia de una clara democracia interna "ue comprende.ista un sistema electoral adecuado. hasta cierto punto.e al%unas de ellas no tuvieron culpa los partidos. 39 0n Venezuela se +izo mu* común criticar a los partidos -ue cuentan con una buena organizaci/n * disciplina. pp.undiendo la e1istencia de disciplina interna con la . en caso de triun&ar en las elecciones2 2) han de tratar de convencer a la mayor a de la ciudadan a de las 'ondades de tal pro%rama. I) al propio tiempo. 25 . mediante votaciones democr(ticas. lo m(s &ielmente posi'le. acus<ndolos de seguir un modelo leninista de partido. a su vez. para in&luir so're ella y cam'iarla. "ue no pudieron ponerse al servicio de las necesidades de la po'lación# $ero los principales partidos venezolanos son responsa'les directos de ciertas &allas propias. lo cual no implica la posi'ilidad de una 0competencia per&ecta1. de todas sus autoridades2 y 3) la desi%nación por la 'ase de los candidatos a todos los puestos electivos# En tercer lu%ar.alta de democracia. y de "ue el partido cuenta con la capacidad y la voluntad para llevarlo a ca'o2 3) una vez "ue resulte %anador en la contienda electoral. su responsa'ilidad es. por e7emplo. seNala "ue para el 'uen &uncionamiento de la democracia representativa.istencia de li're acceso de nuevos partidos a la competición electoral. CaracasD Fni(ersidad Central de Venezuela.e otras. ""9%"6&H * en 2Poder. de acuerdo a las in&ormaciones "ue les proporcionan las encuestas# Esto re"uiere varias condiciones? 8) los partidos de'en ser capaces de analizar ri%urosamente la situación del pa s e. ela'orar un pro%rama en el "ue e. "ue a'sor'ió una parte considera'le de los recursos del Estado. el partido de'e realizar todos sus es&uerzos para cumplir. pp. sus o&ertas y promesas electorales# $ero.

pues eran controlados por oli%ar"u as "ue imped an "ue la presión de la 'ase o'li%ara a cumplir los pro%ramas y o&ertas electorales o. especialmente pp.. si se cre a "ue con ellas se i'an a o'tener venta7as electorales# $ero la o'sesión por el poder y la lucha implaca'le por conse%uirlo.enezuela e.istentes de&raudan sucesivamente al electorado. de pro%ramas o de am'os. de esta manera. de tal manera "ue se ase%urar( un e"uili'rio. de acuerdo con los deseos de la mayor a. 26 . especialmente a partir de principios de la d+cada de los L0. sin "ue vacilen en emplear. pudo 7usti&icarse la corrupción.istencia de un duopolio partidista imped a "ue eventuales outsideres desa&iaran a ). 1#"%111H * 2La Gemocracia Venezolana * la Crisis del Sistema Populista de Conciliaci/n5. se produ7o un proceso de 0&accionalización1. de manera "ue en lu%ar de tratar de %anar las elecciones para realizar un pro%rama "ue re&le7ara su visión del pa s deseado y posi'le. no sólo a&ectó las relaciones entre los partidos sino tam'i+n. no inclu*e en su es-uema los elementos organizati(os necesarios par el buen . eventualmente. de manera "ue. los partidos venezolanos tam'i+n carec an de democracia interna. presentado por 4ntonio Leocadio Buzm<n en el siglo XIX. en sus en&rentamientos internos. las elecciones sucesivas y la alterna'ilidad "ue de ellas puede resultar. sur%ir(n partidos nuevos "ue con"uistar(n el &avor de los ciudadanos y desplazar(n a los antiQ %uos. lo "ue hicieron &ue ela'orar pro%ramas para %anar elecciones. 41 V'ase mis ensa*os 2 0l papel de los partidos políticos en la creaci/n * consolidaci/n de la democracia en Venezuela5. Loc. se convierten en el mecanismo semiautom(tico "ue premia el cumplimiento y casti%a el incumplimiento de las o&ertas electorales.iste un pensamiento de ori%en acad+mico "ue ha analizado el &uncionamiento de nuestros partidos pol ticos y ha seNalado la &alta de varias de las condiciones "ue aca'amos de seNalarI8# En primer lu%ar. el *nico o'7etivo= &ue la con"uista del poder. sin reparar en l mites para vencer el contrario# )s . &ue un serio despresti%io y deterioro de esas or%anizaciones. en el "ue se satis&ar(n las pre&erencias de los votantesI0# En . y con dicho &in se en&rentaron entre s . La di.satis&acer las aspiraciones de los ciudadanos# >u &uncionamiento es muy simple. al menos a lar%o plazo. a las relaciones en el seno de cada uno de los partidos. tal como los re&le7a'an las encuestas# Esto produ7o una %ran seme7anza entre los o&ertas electorales de los dos principales partidos. la responsa'ilidad pol tica del ele%ido &rente al elector# >i los partidos e.uncionamiento de los partidos. disput(ndoles el triun&o electoral# $ero.to de "ue era necesaria para o'tener los recursos "ue permitir an %anar las elecciones2 pero tam'i+n se autorizaron las acusaciones de corrupción contra el adversario. y CF$E/. tanto internos como entre partidos. especialmente $$7%$79. cit. y "ue luchan por la con"uista de posiciones y del poder en el interior del partido. aun"ue &ueran &alsas. "ue se volvieron catc$1all parties.uncionamiento de un sistema de partidos constitucionales. con el prete. y la democracia interna de los mismos no es capaz de producir un cam'io de diri%entes. a modi&icarlos# P la e. no eran sólo al%unos limitados c rculos acad+micos los "ue ten an conciencia de las insu&iciencias y &allas "ue imped an el adecuado &uncionamiento de la 40 0l lector notar< el parecido -ue tiene este modelo. -ue no podía conocer los modernos partidos de masas. en muchos casos. con el es-uema sobre el .erencia ma*or es -ue Buzm<n. se volvieron crecientemente pra%m(ticos. y un olvido de sus ideolo% as y doctrinas ori%inales# El o'7etivo &undamental de los partidos =y para muchos de sus militantes. ante la ciudadan a# $or otra parte. los principales partidos. y hace e&ectiva. pues dados esos supuestos.cit. en torno a caudillos "ue e7ercen un lideraz%o puramente personal.. en lu%ar de las anteriores divisiones internas de car(cter ideoló%ico. Loc. en muchos aspectos seme7ante a lo ocurrido en el si%lo -/-# >e trata de la aparición de %rupos constantemente cam'iantes. las mismas t(cticas totalmente carentes de escr*pulos "ue caracterizan los en&rentamientos entre partidos rivales# El resultado de esos en&rentamientos.

9 por ciento se opondr a)# P. as como la dirección en "ue de'er an ir las re&ormas# 6erece la pena recordar "ue una de las m(s revolucionarias de +stas. sino tam'i+n por la &alta de apoyo de la mayor a de los ciudadanos "ue no pertenec an a partidos. Rial.democracia representativa# En varios dia%nósticos de la CF$RE y en al%unas de sus propuestas de re&ormas institucionales.H por ciento para ro'ar2 de acuerdo al I. cuyos diri%entes no "uer an disminuir su poder. 27 . 2Las instituciones democr<ticas * la acci/n de los partido políticosD percepci/n ciudadana en los países andinos5.I por ciento respondió dando visiones &rancamente ne%ativas (se%*n el :9.3 por ciento pre&erir a "ue lo hicieran los representantes)# Dodo lo cual demostra'a "ue la opinión p*'lica venezolana cuestiona'a seriamente no sólo a los partidos y a los pol ticos pro&esionales sino a la misma democracia representativa# Concl"si&n @<a'r( lle%ado ese rechazo a los partidos a tocar &ondoA @Eo se avizoran si%nos del comienzo de una cierta tendencia en sentido contrarioA . "ue se ori%inaron durante la presidencia de Jaime 3usinchi. no sólo por la oposición de los principales partidos. a lo "ue aspira'an. recordar y comentar las re&le. provino en su mayor a de al%unos miem'ros de los propios partidos. y a repetir..0 por ciento para enri"uecerse2 y para el G. y se reduc a a recordar el aporte "ue esas or%anizaciones hicieron en el pasado para la restauración de la democracia. para triun&ar con ellas y satis&acer as o el apetito de mando o la 42 C. Cuadro 38 6. en vez de de7ar "ue las discutan los parlamentarios I2# (>ólo el 83. an%ustiados. era a "ue los partidos desaparecieran de la escena pol tica. 0nero%=unio 1 $. la conocida &rase? 0>in partidos pol ticos no puede ha'er democracia1# $ero una parte importante del pue'lo venezolano no lo creyó as # En una encuesta a escala nacional. el 90. a manera de conclusión. Pirelli * =.ienden las personas -ue se muestran de acuerdo con esta a. en el "ue muchos venezolanos 'usca'an. el Je&e de Estado disolviera el Con%reso y %o'ernara por decreto (mientras "ue sólo el 8G. el L0.G por ciento pre&er a "ue el pue'lo &uera consultado directamente so're cuestiones '(sicas. y casi siempre a'surdas. cuando se les pre%untó a los venezolanos si considera'an necesarios los partidos pol ticos. desde el punto de vista democr(tico# 3a 0de&ensa1. se mani&esta'a una claro conocimiento de la situación. ló%icas tal vez. como si se tratase de una verdad indiscutida e indiscuti'le. tanto en la elección de sus directivas como en la desi%nación de sus candidatos a car%os electorales# 3a iniciativa no prosperó.istencia.irmaci/n. era nota'le la ausencia de un vi%oroso pensamiento "ue de&endiera y 7usti&icara su e. ?oletín Electoral Latinoamericano. mas 'ien. sin darse cuenta de las implicaciones ne%ativas "ue esto tendr a para la democracia# )nte la tremenda o&ensiva ideoló%ica contra los partidos. no est< claro -u' es lo -ue de. mientras "ue el I3 por ciento lo ne%ó# En la misma encuesta.e7o al lector las respuestas a estas interro%antes# Po pre&iero. esta'a diri%ida a ase%urar la total democracia interna de los partidos. cuyo resultado inmediato ser a entre%ar la vida nacional a las intri%as de los politicastros "ue reducen la pol tica al arte de idear teor as. a &inales de 8GGI. a &inales del si%lo -/-. "ue hartos de +stos.iones de Mil Cortoul. Pero.9 por ciento para de&ender sus propios intereses)# )dem(s. $ * !. cuando el pa s viv a una situación "ue en muchos aspectos recuerda la actual# >e trata'a de un momento de crisis de los partidos tradicionales. a la pre%unta de @por "u+ "uieren los pol ticos lle%ar al poderA. el L2. en vez de interesarse en la me7ora de los mismos. sólo el :3 por ciento de los encuestados contestó a&irmativamente.L por ciento esta'a dispuesto a aceptar "ue en caso de un con&licto entre el $residente y los parlamentarios. por si esto &uera poco. la creación de otros nuevos li'rados de vicios de los anteriores# $ero para Mil Cortoul la solución de los pro'lemas de la Rep*'lica no esta'a en la &ormación de partidos sectarios. como se?alamos en el par'nteiss de p<gina ! )vide supra. XIII.

van mostr(ndose ya capaces de diri%irse a s propios y empiezan a comprender "ue. (b.tensión de la democracia e incluso con interpretaciones muy pro%resistas. Rep*'lica. aun"ue con otro nom're y en distintas versiones# $ero si no se acepta ni el presidencialismo ple'iscitario ni el corporativismo de derecha o de iz"uierda. al menos para m . "ue 0el su&ra%io popular descon& a cada vez m(s de los evan%elios pol ticos declamados por los partidos12 y "ue a medida "ue se e. o 'ien en la recuperación de los vie7os partidos. con la pretensión de re%enerarlos por &uerza los esclavizan siempre.cit< p. los pue'los. p# I8H)# U$arecer a "ue estuvi+ramos oyendo a un 0nota'le1 de &ines de la cuarta Rep*'licaV Eo est( claro. y de la representación proporcional# 4n aspecto dudoso. aclamado y apoyado por el pue'lo. el anta%onismo doctrinario encarnado en dos o m(s partidos conservadores y li'erales se har( materialmente imposi'le ( Ibidem. en vez de un semicorporativismo. el resultado no parece ser atractivo para una mayor a de la po'lación# 3a otra solución para sustituir a los partidos es "ue. p# I83)# Dodo este razonamiento lo hac a Mil Cortoul para oponerse al propósito de los pensadores de su tiempo "ue propu%na'an la necesidad de &ormar nuevos partidos doctrinarios# Crente a ellos. las intri%as e inconsecuencias de los politicastros1 ( Ibíd. =ale%a'a= en todos los pa ses civilizados se nota 0el dis%usto creciente de los pensadores y de la po'lación tra'a7adora ante los mane7os. depurados de sus vicios2 o 'ien en la creación de otros nuevos sin las lacras de a"u+llos# . cumpliendo con las condiciones y re"uisitos "ue 43 El 'ombre & la 'istoria. en realidad. pues para ello se re"uerir a rescatar la teor a y la pr(ctica de los partidos y %o'iernos responsa'les. en un plazo razona'le. en el "ue el Je&e de Estado.e'o con&esar "ue no me ha%o mucha ilusiones so're la posi'ilidad de dicha recuperación. pues era partidario del su&ra%io realmente universal (incluyendo el voto de la mu7er).#. a las anti%uas luchas ideoló%icas es necesario sustituir la o'servación cient &ica de los &enómenos sociales# $ensa'a. 6#9. "ue es lo "ue propon a Mil Cortoul para sustituir a los partidos y a los 0politicastros1# >a'emos "ue en esa +poca de&end a la e. la solución a la crisis de la democracia representativa venezolana de'e consistir. 28 . %o'ernar a con %randes poderes apoy(ndose en el conse7o de los me7ores cient &icos sociales# En todo caso. sa'emos lo "ue ocurrió en . era partidario de un presidencialismo ple'iscitario. se esta'lezca un corporativismo pleno2 y parece "ue tanto en la oposición como en el %o'ierno hay sectores "ue lo propu%nan. era su de&ensa del mandato imperativo.tendiera el derecho al voto para hacerse m(s universal. a partir del cual se pod a 7usti&icar su deseada eliminación de los partidos# >e puede adelantar la hipótesis de "ue. de las &órmulas m(%icas y de los evan%elios redentores toca a su t+rmino# Con la universalidad de la instrucción y del su&ra%io. "ue &ue simplemente la desaparición de cual"uier &orma =por modesta e insu&iciente "ue antes hu'iera sido= de democracia# >i a esto le aNadimos las e.am'ición de renom're personal1# 3o "ue hay "ue hacer es evitar cuanto dividida a los ciudadanos en 'andos y sectas irreconcilia'lesI3# )nuncia'a nuestro %ran historiador "ue el ciclo de las teor as idealistas.enezuela cuando se suprimieron los partidos pol ticos. v ctimas hasta ahora de los politicastros "ue. como el de la llamada /. en cam'io.periencias europeas y latinoamericanas acerca de los re%imenes ple'iscitarios sin partidos de oposición.

e. muy su%estiva. aun"ue uno no est+ de acuerdo con 'uena parte de sus ideas2 y me complace mucho ha'er tenido la oportunidad de disertar so're tal cuestión en un evento "ue honra su nom're# 29 . como siempre. de'en recordar la advertencia Mil Cortoul? • los partidos no sur%en de la noche a la maNana al con7uro de unas cuantas voces elocuentes.aminamos anteriormente. p# 3GG) Con lo cual podemos concluir "ue la lectura de Mil Cortoul so're el tema de los partidos (y so're otros muchos) es. y no me parece "ue los partidos tradicionales est+n muy dispuestos a acatar dichas condiciones y re"uisitos# En cuanto a los nuevos partidos. ni se trans&orman las costum'res nacionales en sólo unos meses de entusiasmo patriótico J…K J3os partidos pol ticosK son siempre y en todas partes e&ecto de lar%as luchas y lar%as tradiciones colectivas J…K1 ( Ibid#. ser a necesario. y yo no soy muy optimista so're su disposición a hacerlo# En todo caso. los "ue ponen sus esperanzas en los nuevos partidos. tam'i+n "ue cumplieran con esas mismas condiciones.