UN FENÓMENO QUE NO SE DETIENE

Importantes radioemisoras dejaron de transmitir en la onda corta

R

adio Nacional de Noruega (NRK), Radio Dinamarca y Radio TV Irlanda (RTE) apagaron sus potentes transmisores. De ahora en más se concentrarán en las emisiones !a sat"lite y por Internet. #na tecnolog!a $ue se resiste a morir a pesar de las nue as tecnolog!as. Kol Israel está en peligro. %os &ltimos meses del a'o ())* con+irmaron $ue la onda corta no +igura en la agenda pol!tica de numerosos estados del planeta. ,rente a la otrora importancia de la radio transmitida a enormes distancias del glo-o seg&n el modo de onda corta, con el surgimiento arrollador de la tecnolog!a satelital en materia de radiodi+usi.n a +inales de los a'os /) y la posterior aparici.n de la Internet so-re los a'os 0), las emisiones internacionales por ondas cortas +ueron cediendo en +orma paulatina +rente a la demoledora acci.n de los cam-ios. 1in importar el pensamiento de las audiencias u-icadas en la peri+eria del planeta y desconociendo el airado reclamo de una especie en e2tinci.n, la de los más +anáticos escuchas de radio conocidos como 3die2istas3, numerosas estaciones de radio de carácter internacional iniciaron el proceso de desguace del etusto sistema de transmisi.n actual. Entre las nue as !ctimas +iguran las importantes radioemisoras nacionales de Noruega y Dinamarca, $ue decidieron callar sus potentes emisores. 4s!, las populares emisiones de la NRK5Radio Nacional de Noruega y de Radio Dinamarca pasarán a engrosar el ál-um de los recuerdos. Radio Tele isi.n de Irlanda (RTI), con emisiones a tra "s de los potentes e$uipos de transmisi.n de la empresa 6erl!n 7omunicaciones, tam-i"n ces. en sus acti idades sin conocerse una resoluci.n o+icial so-re el cierre en una muestra de ausencia de inter"s de parte de las autoridades irlandesas en materia de radio y la +alta de respeto hacia los radioescuchas. 4 la lista tam-i"n se agreg. la estaci.n Vo8 del 6editerráneo, con programas emitidos desde la isla de 6alta. 9 esta n.mina pareciera completarse con las emisiones en lengua espa'ola de Radio Damasco, aun$ue la +alta de una con+irmaci.n o+icial de:a en la incertidum-re de no conocer el +uturo de la emisora siria. En su lugar, pueden escucharse programas en lengua ára-e. Todo un s!ntoma del desalo:o de la lengua de 7er antes de la agenda del ser icio e2terior de la radio de 1iria. 6ientras Kol Israel, la emisora p&-lica israel!, ha logrado conser ar sus emisiones en espa'ol, el +uturo del ser icio e2terior de la radio israel! aparece plagado de nu-es de tormenta +rente a la dramática carencia de +ondos presupuestarios de un go-ierno olcado plenamente hacia el plano militar, en el marco de una econom!a seriamente empo-recida $ue s.lo parece mantenerse en pie gracias a la generosa estad!a de capitales procedentes desde los Estados #nidos. 6uy di+erente parece ser el +uturo de la radio internacional de 7hina, cuya emisora anclada en ;ei:ing estar!a muy a an8ada en el incremento de horas de emisi.n en lengua espa'ola. #n espe:ismo en medio de un oc"ano encrespado $ue parece imposi-le de ser contenido. En esas condiciones, los entusiastas seguidores de las ondas cortas de-erán replantearse la acti idad -a:o el riesgo de perecer en el intento. No se pueden re ertir los cam-ios tecnol.gicos, como tampoco se trata de congelar los nue os usos y costum-res de las personas con sus medios de comunicaci.n. Ni si$uiera se puede pensar en detener los há-itos de consumo cultural, $ue en el nue o milenio ad$uieren signi+icaciones diametralmente opuestas a los de d"cadas pasadas. <ero, s! es posi-le asimilar las no edades negati as con un sentido positi o. 1e a-re un a-anico de posi-ilidades totalmente inusitado tiempo atrás tras la retirada en el dial de +recuencias y espacios $ue anta'o ocupa-an medios $ue hoy s.lo i en en la memoria y en el cora8.n de los amantes de la a+ici.n y los radioescuchas. 1.lo será cuesti.n de e2plorar las reales potencialidades de la onda corta, las emisoras regionales y las nacionales esparcidas a lo largo y a lo ancho de la peri+eria del planeta= el Tercer 6undo. 9 mirar a Internet como una nue a alternati a para escuchar a las emisoras $ue alguna e8 transmitieron por onda corta o como una nue a +uente de posi-ilidades de sintoni8ar a$uellas estaciones de radio, $ue de otro modo nadie podr!a captar en su domicilio. Claudio Morales*
*Periodista Corresponsal! Cola"orador # Productor Period$stico de medios de comunicaci%n ar&entinos # del e'terior Director (undador del )rupo Pasteur! primer colecti*o multimedia cultural+educati*o ju*enil de la ,r&entina