You are on page 1of 10

Demanda de agua en la Ciudad de México CCH III

Maya Víctor

Página | 1
Demanda de agua en la Ciudad de México CCH III
Maya Víctor

INTRODUCCIÓN

Sin duda en la actualidad los problemas medio ambientales en el mundo son cada día más
graves. Con el devenir del capitalismo y posteriormente del imperialismo, la relación del
hombre con la naturaleza y más específicamente con el agua a conllevado
problemáticas y beneficios que han sido fundamentales en la construcción de nuestra
sociedad contemporánea. Es así, punto nodal de nuestra investigación y análisis.

Así como el petróleo fue le oro negro del siglo XX1, sin duda el agua será el oro azul del
siglo que empezamos. A nivel mundial existe una demanda de al redor del 20% mayor al
agua disponible en el planeta y se espera que esta cantidad suba de manera dramática en los
años por venir. El país que no tenga afianzada una reserva de agua suficiente estará
condenado al subdesarrollo, la problemática esta en que el sistema-mundo presente generó
una brecha enorme entre economías y los países del norte se proponen capitalizar el agua
en el planeta.

El agua moldeó la Ciudad de México y su devenir histórico. El primer asentamiento en la


zona fue Tenochtitlán, que del lago absorbía la vida, mismo que posteriormente provocaría
la caída de tan grandiosa civilización. Comenzando un nuevo siglo la capital vive sobre el
fantasma del lago y el agua prácticamente se ha ido, El crecimiento exponencial de la
capital, acentuado más en la segunda mitad del siglo XX ah puesto en jaque a los habitantes
al no poder satisfacer sus demandas del vital liquido.

Sin embargo, se necesita hacer un análisis profundo y metodológico de la situación actual


de la capital con respecto al agua, el cual incluya aspectos políticos, sociales, económicos y
culturales, de esta manera lograremos desentramar problemáticas subyacentes que pasan
desapercibidas.

1
Ríos, Lorena. “Planeta deshidratado”. Vértigo. (México DF.) año VI, N° 313: 18 de marzo de 2007. p. 15

Página | 2
Demanda de agua en la Ciudad de México CCH III
Maya Víctor

El AGUA HOY EN EL MUNDO

Básica para la vida es el agua. Sin duda fundamental en todas las etapas históricas del ser
humano. Los primeros asentamientos se dieron a orillas de fuentes de agua, esto debido a
que les proporcionaban sustento pasa sus actividades más fundamentales, como
alimentación y aseo. Esta relación en estadios primarios del hombre guardaba un equilibrio
tanto en uso como a nivel simbólico. La población se abastecía plenamente de las fuentes
de agua y sus residuos podían ser absorbidos por la naturaleza y regresar a su ciclo. En el
nivel simbólico había un respeto y algunas veces culto al vital liquido, lo que generaba una
conciencia de uso.

Con el paso de las grandes etapas históricas el sistema sociedad naturaleza2 fue cambiando,
y por ende la relación con el agua. En la sociedad contemporánea el agua se a convertido en
una mera mercancía ante la incapacidad de los estados de suministrarla y las necesidades de
un sistema imperialista que solo ve el valor económico de las cosas. Este fenómeno nos
lleva a dos situaciones. La primera es que al convertirse el agua en una mercancía solo las
personas con buenas cantidades de capital pueden tener acceso pleno al líquido y como
consecuencia grandes poblaciones sufren hambrunas, se estima que al año mueren al redor
de 2 millones de personas por falta de acceso al agua3. La segunda problemática es el gran
desperdicio de agua que se genera por personas que tienen acceso pleno, ya que ellos
consumen cantidades orbitales en comparación con quienes tienen acceso restringido,
aunado a esto quienes tienen menos poder económico son los que pagan más, por ejemplo:
en Lima, Perú, las clases bajas pagan hasta tres dólares por metro cubico da agua, mientras
los más ricos pagan tan solo 30 centavos por la misma cantidad4.

2
Según Clara Elisa Miranda podemos establecer tres etapas históricas en correspondencia con el desarrollo de
la sociedad Naturaleza: 1) La revolución neolítica: ligada al surgimiento de la agricultura y el paso de la
economía apropiadora a la economía productora. 2) La revolución industrial: que marca el paso del trabajo
artesanal al trabajo maquinizado y la creación de la industria. 3) La revolución Científico –técnica: apoyada en
la producción automatizada. Filosofía y medio ambiente, una aproximación teórica. P. 21
3
UNESCO/ Division of water sciences. 2003.
4
Ríos, Lorena. “Planeta deshidratado”. Vértigo. (México DF.) año VI, N° 313: 18 de marzo de 2007. pp.
14-19
Página | 3
Demanda de agua en la Ciudad de México CCH III
Maya Víctor

Por lo anterior la problemática es polifactorial y reside en dos factores primarios. Estos son
acaparacion por la clase dominante y sus empresas, y una pobre conciencia medioambiental
a todos niveles pero acentuada más en la clase alta. Este fenómeno es efecto directo del
capitalismo salvaje, con el cual el mundo se polariza en dos sectores, el norte y el sur,
donde las potencias dominantes del norte consumen y capitalizan la mayor parte del agua
del planeta (véase anexo 1 y 2) y vendiéndolas a precios altos una vez que la crisis se
agudiza.

CIUDAD DE MÉXICO: DE LAGUNA A POZO

El nacimiento de la ciudad de México se dio por medio de lo que fue interpretado como una
señal divina5. Esta primera civilización que se asentó tuvo una relación muy estrecha con el
agua, debido a que literalmente vivían sobre ella. A la llegada de los españoles y al
desatarse la guerra, el agua se utilizo como medio para derrotar a los mexicas. Ya bien
establecida la dominación, todos los recursos naturales se comenzaron a explotar solo con
el fin de cubrir las necesidades de los europeos. Al mismo tiempo se dio un proceso de
aculturación y de implantación de relación sociedad-naturaleza6. Esta devastación y cambio
de costumbres es el legado sobre el cual cimentamos nuestra capital.

El crecimiento de la población de la ciudad de México incremento de manera muy


alarmante en 1950 había 3 millones de habitantes y para el 2005 ya había casi 10 millones7.
Este aumento es solo una de las causas que provocan el actual problema de abastecimiento
del agua, ya que aunque la población ya es muy grande la tendencia al crecimiento se esta
revirtiendo (al menos en la ciudad de México) por lo cual no se prevé una población
exponencialmente mayor.

5
Escalante, Pablo. Mesoamérica Oasisamérica y Aridoamérica. p.11
6
Miranda, clara. Filosofía y medio ambiente, una aproximación teórica. p.32
7
INEGI, 2005
Página | 4
Demanda de agua en la Ciudad de México CCH III
Maya Víctor

Veamos un poco la mecánica de abastecimiento de agua en la ciudad de México, existen


dos formas fundamentales, una es por medio de la explotación de los mantos acuíferos y
otro por medio de ríos: Lerma, Cutzamala y magdalena.

Los mantos acuíferos proporcionan el 71% del agua8, sin embargo, Hay dos razones por las
cuales esta practica debería se transformada. La primera es que los mantos se recargan
menos de la mitad de lo que son explotados, en otras palabras, por cada 45 metros cúbicos
de agua que se extraen cada segundo solo 25 se reponen por medio de lluvias9. La segunda,
que es efecto de la primera, al no haber suficiente agua en el subsuelo este se comienza a
colapsar lo cual esta provocando un hundimiento de la ciudad, este hundimiento es de
alrededor de 10 cm, aunque en algunas zonas llega a ser de hasta 45 cm. El agua de los
posos esta tan agotada que su profundidad es ya de hasta 700 metros mientras que en otras
partes del país es de tan solo unos cuantos metros.

En el caso de los ríos que aportan el agua restante (30% aprox.)10 La situación no es mejor,
El sistema Cutzamala por ejemplo tiene un caudal de 15 mil 500 litros por segundo, pero en
conjunto el sistema de distribución de agua de la ciudad pierde alrededor del 40% del total
de agua que transporta, esta perdida equivaldría a dos tercios de la sobreexplotación de los
pozos11. Aunado a esto los conflictos políticos entre entidades tanto por el agua en si como
por otras razones podrían dejar sin una gran parte de ese suministro a la capital.

LA IRRACIONALIDAD

Sin duda los números nos muestran una problemática estructural y de capacidad con el
abastecimiento del agua. Pero analicemos esto desde otra perspectiva. El consumo de agua
en la ciudad no es parejo y varia drásticamente de una clase social a otra. Personas en
asentamientos irregulares pertenecientes a las capas bajas de la sociedad consumen
8
Comisión de Agua del D. F. del día 3 de enero del 2003.
9
Sánchez, Alejandra. “El DF, a 32° C y en 80 colonias no hay agua”. La crónica de hoy. (México DF) 9 de
junio de 2005.
10
Comisión de Agua del D. F. del día 3 de enero del 2003.
11
Pedgett, Humberto. “Urgen más obras de agua para DF” (México DF) Reforma. 1 de marzo de 2005.
Página | 5
Demanda de agua en la Ciudad de México CCH III
Maya Víctor

alrededor de 28 litros por habitante al día, mientras los sectores con máximos ingresos
consumen alrededor de 800 y 1000 litros por habitante al día12. Estas cifras son alarmantes
ya que nos lleva de un problema de abastecimiento a un problema de acaparación del agua.
Se privilegia a las personas de una clase alta en detrimento de los derechos de otra que
tiende hacer más numerosa. La desigualdad y la explotación desmedida tiene justificación
ideológica en el capitalismo13. Las clases sociales tienden a concentrarse en zona
geopolíticas, las personas viviendo en estas zonas son aquellas que están inmersos en el
mundo del capital de una forma muy intensa, así que los servicios públicos que deberían ser
universales y equitativos son concentrados en las zonas de mayor opulencia y en este caso
el agua se convierte en un bien del cual goza con prioridad solo una parte de la sociedad.

LA CRISIS DEL AGUA O LA CRISIS Y EL AGUA

No podemos ver la problemática liquida como un suceso aislado, tenemos que vincular
esta con una real crisis de la modernidad y mas específicamente del progreso. La creencia
de que en la capital se podía obtener una mejor calidad de vida atrajo miles de personas a
vivir a esta, bajo esta óptica se creía que todo se debía sacrificar por el progreso14, entre
esto los recursos naturales ya que se obtendría bienestar social y crecimiento económico,
tanto personal como a nivel localidad. Por desgracia las cosas no pasaron así y gran parte
de la sociedad quedo marginada, lo que nos deja dos grandes problemas: por una parte una
desigualdad social muy acentuada donde la calidad humana es cada día menor y las clases
sociales se distancias unas de las otras abismalmente. Por otra parte una necesidad real de
bienes de consumo para satisfacer las necesidades básicas de los ciudadanos y dentro de
estas es agua potable.

12
Comisión de Agua del D. F. del día 3 de enero del 2003.
13
Wallerstein, Immanuel. Conocer el mundo, saber el mundo, el fin de lo aprendido. p. 90.
14
Morin, Edgar. Tierra patria. p . 92
Página | 6
Demanda de agua en la Ciudad de México CCH III
Maya Víctor

El estado es responsable de proveer el suministro de agua a los ciudadanos como un


derecho legitimo de estos. Por desgracia el estado ha sido incapaz de satisfacer plenamente
a la población. Para asumir esta problemática el estado ha tenido dos formas de arreglo: la
primera por subsidio y la segunda es el no actuar15. El subsidio en México ha sido una
práctica cotidiana para con el agua pero aquí tenemos dos problemáticas: La primera es que
el valor del agua se menosprecia y la conciencia de ahorro también cae con esta
devaluación. La segunda es que como ese subsidio debe aumentar junto con la demanda se
vuelve cada vez más difícil costear los gastos.

Acorde con el sistema-mundo capitalista el estado a dado paso a la inversión privada para
el suministro del agua y se espera que esta inversión sea cada ves mayor, En el DF el jefe
de Gobierno Marcelo Ebrard ha dicho: “Se a estado valorando el cambiar la personalidad
jurídica del sistema de aguas de la capital. De ser órgano desconcentrado a convertirla en
empresa para estatal con participación de la iniciativa privada.16” Sin duda esta acción
generaría inversión en muchos rubros, pero desde que la inversión privada su fin último es
el lucro una vez más se perjudicara a los que menos tienen.

Por su parte el empresario Carlos Slim tiene su propio punto de vista y afirma que el
problema no es la privatización o no, sino la forma de pago. El sugiere que los usuarios
comunes solo paguen 3 pesos por metro cubico de agua, siempre que su consumo no
exceda los 30 metros cúbicos al mes. A su vez los que excedan de esta cantidad estarían
pagando 3 dólares por metro cubico17. Esta idea de “subsidios cruzados” parece ser buena,
pero tenemos que tener en cuenta que en la actualidad organismos privados se encargan del
cobro del agua y estos se verían bien beneficiados por estas políticas. Además que se
restringiría el uso de agua a los que menos tienen.

15
Wallerstein, Immanuel. Conocer el mundo, saber el mundo, el fin de lo aprendido. p. 93.
16
Ríos, Lorena. “Planeta deshidratado”. Vértigo. (México DF.) año VI, N° 313: 18 de marzo de 2007. p.33
17
Ibídem. p. 31
Página | 7
Demanda de agua en la Ciudad de México CCH III
Maya Víctor

CONCLUSIÓN

Todo lo anterior deja ver que el problema medioambiental relacionado con el agua tiene
una nutrida variedad de factores que la acosan. Por esto no se le puede tratar desde una sola
perspectiva sino como un sistema complejo de factores autónomos algunas veces y otras
con relación causa y efecto.

Sin embargo la cuestión del agua esta circunscrita en una sociedad mundo capitalista, esto
es la mayor problemática ya que conlleva a: 1) Una relación sociedad naturaleza que
subordina a la segunda en aras de un razonamiento puramente económico y pragmático. 2)
Un estado incapaz de suministrar y administrar los recursos locales de agua dulce, esto
debido a un neoliberalismo salvaje. 3) Un capitalismo que utiliza su poder factico para
ejercer un monopolio del agua, esto a nivel local como a nivel global, privilegiando el
acceso al agua a elites.

Por ultimo nos queda mencionar que ante tal veredicto se hace muy difícil poder vislumbrar
una salida a esta problemática. El actual esquema de la administración del agua se basa en
una explotación sostenida la cual esta ligada a la teoría del liberalismo económico. Es
necesario trascender de este razonamiento y entrar en un sistema de desarrollo diferente que
nos proporcione una verdadera alternativa viable, se podría explorar el desarrollo
sustentable o el desarrollo compatible18 y en casos extremos pero que podrían ser necesario
el cambiar el sistema-mundo. En los próximos años este planteamiento será insoslayable
poder sobrevivir como especie en el mundo.

18
Confer: Manuel medina para conocer los planteamientos de los modelos de desarrollo en: Ciencia,
tecnología y cultura. Bases para un desarrollo compatible en Ética, estética y naturaleza. Revista de
ciencias sociales. Año 16, n. 40 Julio-diciembre. Iztapalapa, Méx. UAM: 1996 pp. 107-122
Página | 8
Demanda de agua en la Ciudad de México CCH III
Maya Víctor

Tabla anexo 1

Tabla anexo 2

Página | 9
Demanda de agua en la Ciudad de México CCH III
Maya Víctor

Bibliografía

Escalante, Pablo. “Mesoamérica, Aridoamérica, Oasisamérica” en: Atlas histórico de


Mesoamérica. México, 1989.

Medina Manuel. Ciencia, tecnología y cultura. Bases para un desarrollo compatible en


Ética, estética y naturaleza. Revista de ciencias sociales. Año 16, n. 40 Julio-
diciembre. Iztapalapa, Méx. UAM: 1996

Miranda, clara. Filosofía y medio ambiente, una aproximación teórica. México: Ediciones
tal ler abierto, 1997.

Morin, Edgar y Anne Brigitte. Tierra patria. España: Kairós, 1997.

Pedgett, Humberto. “Urgen más obras de agua para DF” (México DF) Reforma. 1 de marzo
de 2005.

Ríos, Lorena. “Planeta deshidratado”. Vértigo. (México DF.) año VI, N° 313: 18 de marzo de
2007. p. 15

Sánchez, Alejandra. “El DF, a 32° C y en 80 colonias no hay agua”. La crónica de hoy.
(México DF) 9 de junio de 2005.

Wallerstein, Immanuel. Conocer el mundo, saber el mundo, el fin de lo aprendido. México:


Siglo Veintiuno Editores 2001.

http://www.copo.df.gob.mx/calendario/calendario_2004/marzo/agua.html Comisión de
Agua del D. F. del día 3 de enero del 2003

http://cuentame.inegi.gob.mx/monografias/informacion/df/poblacion/default.aspx?tema=m
e&e=09 INEGI, 2005.

http://unesco.org/water/waap UNESCO/ Division of water sciences. 2005.

Página | 10