You are on page 1of 3

EL ACCESO A LA INFORMACIÓN, PARADOJAS DE LA

SOCIEDAD DE LA COMUNICACIÓN:
Javier Prieto Pariente

Alumno: Curso Doctorado “Educación

para la Resistencia” (2008-2009)

RESUMEN:

En la actualidad vivimos en la sociedad de la información, nunca el ser humano


había recibido tantos mensajes del entorno como en la actualidad, pero
realmente ¿Estamos bien informados?, en el presente ensayo tratamos de
analizar los principales problemas a los que nos enfrentamos actualmente a la
hora de encontrar información veraz y transcendente.

ÍNDICE:

1.- La información: Una nueva mercancía.

2.- Una nueva enfermedad: La infoxicación.

3.- ¿Información o conocimiento?

1.- LA INFORMACIÓN: UNA NUEVA MERCANCIA.

Si comparamos la cantidad de canales de televisión, prensa escrita y digital,


revistas especializadas,… que se encuentran actualmente emitiendo
información, podríamos pensar en una situación privilegiada respecto a la
pluralidad, ahora bien los medios de comunicación están siguiendo el modelo
de fusiones que se está produciendo en el ámbito de las empresas, de forma
que también podemos hablar en este sentido de grandes corporaciones de la
comunicación, lo cual trae consigo una serie de consecuencias:

A la hora de ofrecer la información no hay tantos puntos de vista como en un


principio pudiera parecer, en este sentido Víctor Manuel Marí (2007:11) dice “El
hecho de que, en la actualidad, un grupo reducido de empresas de
comunicación domine a escala mundial el mercado de las telecomunicaciones
tiene como consecuencia inmediata la reducción de la pluralidad ideológica y la
disminución de la capacidad de participación de la ciudadanía en la gestión de
lo público”. Esto en mi opinión, constituye un primer engaño a los ciudadanos
que se creen inmersos en una sociedad de la información plural en la que es
fácil contrastar opiniones como medio para evitar la manipulación

En muchas ocasiones la información que se proporciona por parte de los


medios de comunicación, está condicionada por los intereses comerciales de
las empresas a las que en última instancia pertenecen, tal como comenta
Aurora Labio (Del estereotipo al amarillismo, 2006) “El periodista no trabaja ya
para una cabecera concreta, sino para una compañía que en el mejor de los
casos sólo tendrá negocios en el mundo de la comunicación”. Lo normal es que
dichas empresas tengan intereses en sectores tan diversos como la banca,
empresas de armamento, recursos energéticos,….., cuyo objetivo no es cumplir
con una función social, sino influir en las audiencias con el fin de aumentar su
capital. Aquí tenemos el segundo engaño, ya que el ciudadano basa la en gran
medida la veracidad de la información en la neutralidad de los medios de
comunicación. En relación a esto es interesante la lectura del artículo
“publicidad encubierta, la información que vende” de la misma investigadora, en
el que se analizan distintos ejemplos de cómo algunos medios de
comunicación españoles persiguen algo más que informar sobre
acontecimientos relevantes para los ciudadanos.

Podemos concluir este apartado citando las palabras de Roberto Aparici “Ahora
más que nunca, estamos amenazados por una forma de totalitarismo invisible,
proveniente de la concentración de medios que se da a escala mundial y que
nos ofrecen una sola manera de pensar, una sola forma de entender los
conflictos, una representación repetida hasta el infinito de lo que nos rodea.
Desde una perspectiva ideológica a este nuevo orden planetario lo
denominamos «globalitarismo»” (Mitos de la Educación a distancia y las
nuevas Tecnologías, 2002)

2.- UNA NUEVA ENFERMEDAD: LA INFOXICACIÓN.

Al problema de la manipulación analizado en el punto anterior, debemos sumar


además el problema del exceso de información en muchos casos irrelevante
derivado de la utilización de las nuevas tecnologías. Actualmente tenemos
acceso a tanta información que nos es sumamente difícil no solo encontrar
dicha información, sino analizarla, determinar su calidad (importancia y
veracidad), y finalmente utilizarla adecuadamente. En este sentido se
manifiesta Umberto Eco cuanto dice “Ése es uno de nuestros problemas
contemporáneos. La abundancia de información irrelevante y la dificultad de
seleccionarla”

El problema es de tal magnitud que Alfons Cornella, presidente y fundador de


Infomania, habla del término Infoxicación para referirse a este exceso de
información. En el documento “Cómo sobrevivir a la infoxicación”, Cornella
proporciona unas pautas para luchar contra el exceso de información:
Identificar cuál es nuestra información crítica, saber cómo buscar la
información, aprovechar la información que encontramos de forma casual,
utilizar los filtros adecuados y utilizar la información adecuadamente.

El exceso de información no solo es un problema para el usuario de la misma,


sino para las empresas que quieren vender sus productos o servicios, esto
queda bien reflejado por Herbert Simon, premio Nobel de Economía, cuando
afirma que “la riqueza de información provoca una pobreza de atención”, en
este sentido las empresas invierten todo lo necesario para que nos fijemos en
lo que nos quieren mostrar. Así lo más fácil es que la información nos busque a
nosotros, y sin filtros nos llegará a tal velocidad que nos será muy difícil
analizar dicha información.

3.- INFORMACIÓN O CONOCIMIENTO:

Si definimos el conocimiento como “la capacidad de aplicar información para


resolver un problema determinado” (Lewis, 2001) podemos entender que el
hecho de tener información no quiere decir que obtengamos un cierto
conocimiento, para ello es necesario analizar y reflexionar sobre dicha
información.

Es interesante hablar en este punto de un fenómeno cada vez más creciente


denominado Ciber-Plagio, de esta forma es muy frecuente encontrarte el
mismo artículo en distintos blogs sin la capacidad de identificar la fuente
original debido a que dicha fuente no se cita, lo cual provoca una redundancia
de información muy perjudicial. Una variante interesante del Ciber-Plagio es el
académico, tan extendido entre los estudiantes que algunos autores ya hablan
de la “generación copiar-y-pegar” (Comas, Sureda & Urbina, 2005)

Bibliografía:

- Aparici, R y Marí Saéz, V. (2007): Manipulación y Medios en la Sociedad


de la Información. Ediciones de la Torre.
- Labio, A. (2006): Del estereotipo al amarillismo. Prácticas periodísticas
incorrectas en el tratamiento de grupos sociales vulnerables. Anàlisi,
núm. 33, p. 31-44.
- Labio, A. (2006): Publicidad encubierta. La información que vende.
Questiones publicitarias, núm. 11, p. 51-66.
- Aparici, R (2002): Mitos de la Educación a Distancia y las Nuevas
Tecnologías. RIED, núm. 1, p. 9-28.
- Shapiro, C y Varian, H. (2000): El Dominio de la Información. Antoni
Bosh Editor.

Webgrafía:
- Eco, U (2008): Entrevista en El País Semanal, “El que se sienta
totalmente feliz es un cretino”.
- Cornella, A (2000): Cómo sobrevivir a la Infoxicación.
- Lewis, R (2001): Jornadas de la red FREREF NTIC. Grupos de trabajo
en comunidades virtuales.
- Comas, R y Sureda, J (2007) Ciber-Plagio Académico. Una
aproximación al estado de los conocimientos, Revista TEXTOS de la
CiberSociedad, 10. Temática Variada.