You are on page 1of 2

servicios a la ciudadanía correos postal

servicios a la ciudadanía correos postal

MULTA A CORREOS DE MÁS DE 8 MILLONES
SEÑORES DE LA CNMC, ¿ÉSTE ES SU MODELO?
Parafraseando a El Roto, “Lo más importante de un informe no es lo que dice sino quién nombró a los expertos”. La frase se ajusta, como un guante, a la Resolución de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) del pasado 21 de enero que, a raíz de una denuncia interpuesta por Unipost, impone a Correos una sanción de 8,17 millones de euros por abuso de posición dominante. Siguiendo la estela de sus antecesores, los nuevos “sabios” de Competencia insisten en la necedad de confundir valor (prestación de servicio universal de calidad, con empleo de calidad y regulación de derechos) y precio (favorecer los intereses de los lobbies privados de pelotazo y tentetieso), enmascarándola bajo el principio -ideológico- de la sacrosanta competencia. Y es que, con esta multa, la anterior Comisión Nacional de Competencia, transformada en la actual CNMC, está desplegando una auténtica “cruzada” contra Correos con un “historial” de cuatro multas millonarias en cuatro años que suman cerca de 25 millones de euros, algo sin parangón con ningún sector de nuestro país: 8 millones en 2010, 4,8 en 2011, 3,3 en 2013 y ahora nuevamente 8 millones recién estrenado 2014. Vamos, como si el problema oligopólico de nuestro país residiera en Correos.

¡INJUSTA, INMORAL Y CONTRA DERECHO!

QUÉ DICE / FALSEA LA CNMC
Que Correos está incurriendo en una actuación muy grave al aplicar a sus grandes clientes descuentos mayores que a los operadores privados, impidiendo que éstos puedan desarrollar su actividad en el mercado postal. Que ello supone una práctica de discriminación, un abuso de posición de dominio y de estrechamiento de márgenes (de beneficio) a sus competidores. Que por tanto Correos está obligado a ofrecer un acceso a la red postal, a sus competidores al mismo precio que a sus grandes clientes. Como “impecables” argumentos “de peso”, la CNMC menciona que Correos tiene un nivel de facturación 10 veces mayor que su principal competidor Unipost o que a pesar del proceso de liberalización mantiene una cuota de mercado mayoritaria en el sector.

LO QUE SILENCIA INTERESADAMENTE LA CNMC
Que no puede haber discriminación, sino simple diferenciación de trato, cuando la propia Ley Postal (la actual lo recoge de la anterior) distingue claramente entre clientes y usuarios y operadores postales. Ni son iguales ni pueden serlo en un mercado abierto a la competencia. Que, en caso de equiparar a ambos, los operadores privados podrían convertirse en operadores virtuales, dedicándose a ejercer el negocio postal (estableciendo red postal en aquellos segmentos rentables) y dejando a Correos con la considerable carga financiera de mantenimiento de la red postal en su totalidad. Que las cifras de cuota de mercado no pueden manejarse aisladamente, con la única intención de demonizar al Operador Postal Público. No se puede silenciar torticeramente

www.fsc.ccoo.es/webfscpostal/Actualidad:Correos

Afiliada a la Union Network International (UNI)

que la cuota de mercado de Correos, del 82%, es la más baja de toda la UE o, dicho de otra forma, que los operadores privados del Sector Postal cuentan en nuestro país con la cuota de mercado más amplia de toda Europa (18%, del cual el 14% lo mantiene Unipost, por cierto, que en un mercado con miles de empresas que compiten con ella y que con estos mismos argumentos situarían a Unipost en posición de dominio respecto al resto de operadores privados). Que la facturación de Correos ha caído continuadamente en los últimos años (un 15% en los años 2010-2012), mientras que la de Unipost y algún otro operador privado como Akropost han crecido exponencialmente.

QUÉ DICE CCOO
QUE los argumentos de la CNMC no hay por dónde cogerlos y que siguen abanderando una política de “acoso y derribo” hacia el operador público y dando cobertura a intereses espurios que buscan dar una “mordida” al negocio postal en detrimento del derecho al Servicio Postal Público de los ciudadanos. QUE el Gobierno sigue dando bandazos y, así, en sus recientes decisiones, a una de cal (reconocimiento de la deuda histórica del Estado con Correos), le ha sucedido otra de arena (nueva sanción al operador público por competencia desleal). Y que todos sabemos que la CNMC es un organismo independiente -dependiente del Gobierno (recuérdese el “show” de las tarifas eléctricas) y, quizás, sea necesario que éste defina, en lo postal y de una vez por todas, su modelo. QUE sorprende que la CNMC hable de competencia desleal de CORREOS y, por pasiva, avale como leal el de la empresa recurrente, UNIPOST, cuyo proyecto consiste en mantener cuota de mercado tumbando precios, y ajustando costes y practicando dumping laboral a base de devaluar derechos (recorte de salario de hasta 20%, aplicación de Expediente de Regulación Temporal de Empleo -ERTE-, impago de las pagas extras de 2013, inaplicación de las tablas salariales, proyecto de ERE de 400-500 personas). Señores de la CNMC, ¿es ese el modelo? QUE el reciente revolcón del proyecto de privatización de la Sanidad Pública en Madrid es un buen ejemplo de que “lo público” es de todos y “en lo público”, y el servicio postal lo es, no vale todo.

En CCOO somos optimistas porque, entre otras cosas, como sindicato, no nos parece muy útil ser otra cosa. Y sabemos que el éxito es la capacidad de ir de un fracaso a otro -y ya llevamos cuatro en la CNMC- sin perder el entusiasmo. Por tanto, seremos entusiastas beligerantes contra esta actitud de la CNMC, tomaremos las iniciativas políticas que sean necesarias, en el ámbito del Gobierno y del Parlamento, valoraremos la resolución y, si hay margen para ello, nos personaremos en el proceso y la recurriremos . Nos han dicho que “el infierno puede ser divertido si encuentras el demonio adecuado”. Algunos lobbies privados ya lo han descubierto. Pero también sabemos que en el lado oscuro no tenemos ni queremos amigos y que preferimos depender de nuestros argumentos, de nuestras iniciativas, del colectivo amplísimo de trabajadores y trabajadoras que las respaldan y, en definitiva, de nosotros mismos.
Madrid, 28 de enero de 2014

Afiliada a la Union Network International (UNI)