La economía, razón principal o parte del problema

El maltrato infantil es entendido como toda acción u omisión que entorpece el desarrollo integral del nonato, niño o adolescente lesionando sus derechos, donde quiera que ocurra, desde los círculos más particulares e íntimos de la familia, hasta el contexto general de la sociedad”1

Con este concepto se desea introducir la temática del presente ensayo que consiste en el fenómeno del maltrato infantil en Colombia y su relación con las variables socioeconómicas, que en un principio será la tesis que defender, buscando demostrar que los errores del actual sistema económico generan negativas consecuencias dentro de la sociedad. Así, el maltrato infantil es visto como un problema que aqueja al pueblo colombiano, continuamente se sabe de más casos, y los medios, un poco en su amarillismo, muestran el problema grave al que están sujetos nuestros niños, en una cultura falta de amor y con problemas mentales serios. Pero, ¿qué tanto el sistema económico hace que se generen este tipo de fenómenos?, la primera respuesta que surge es que tiene muchísimo que ver, pues las condiciones de vida hacen que se de una actitud positiva o negativa hacia el menor. La clave del asunto estará en encontrar las causas, tomando como primicia el repudio y desacuerdo total con el maltrato. El actual sistema económico es la principal causa del maltrato infantil. El sistema económico de la actualidad (el neoliberalismo o globalización capitalista) ha venido generando a lo largo del tiempo una desigualdad absurda, concentración de la riqueza por los más poderosos, ha hecho que los objetivos muchas veces paradójicos de la economía como lo son la justicia y la igualdad se muestren utópicos ante la realidad mundial. La estadísticas nos ayudan en este sentido, el 90% del mundo vive en condiciones de pobreza, mientras que el restante 10% tiene la posibilidad de vivir cómodamente, estos datos obviamente depende del umbral de pobreza, según el cual y sorprendentemente, Colombia no es un país pobre; podría eso ser entendible obviamente comparado con países africanos sumidos en la miseria. Como si fuera poco, otro dato es que la fortuna de las 358 personas más ricas del mundo es superior al ingreso anual del 45% de los pobres del mundo, lo que refleja que la economía lo que está haciendo es concentrar riquezas, en donde gana el más fuerte guiado por la mano invisible (Adam Smith) en la que el equilibrio se mantiene mientras haya egoísmo entre los agentes de la economía. Y si nos acercamos a Colombia, el desempleo es del 12% y la pobreza llego últimamente a ser el 46%, cifras alarmantes, y más aún si no somos un “país pobre”. Todo esto, para que el lector se de cuenta que si bien es probable que cuente con todas sus comodidades, pueda tener una visión global en
1 FERNANDEZ SUÁREZ, María Fernanda. “Maltrato Infantil en Colombia”. Página 1.

2

la cual usted mismo se vea y se sienta parte de un sistema económico en el que la igualdad parece haber desaparecido. A lo largo de la historia se han impulsado movimientos como el socialismo que han intentado llegar a la raíz del problema pero se han ido al otro extremo generando más violencia. Entonces, ¿qué hará el 46% de la población colombiana sin recibir un solo peso de ingreso para subsistir?, pues aquí empieza el drama: la violencia, el robo, el maltrato infantil se abren paso en el momento de la desesperación cuando los valores se pierden por la llamada guerra del centavo. Es un argumento muy fuerte saber que en la economía no se encuentra lo que ella en sus investigaciones persigue, pues de la búsqueda de igualdad pasamos a una sociedad insatisfecha. Se ha visto como puede entonces la economía ser la causa principal del maltrato infantil, profundizando más en esto sabremos que la crianza de un niño en sí misma tiene unos costos que tienden a ser elevados con el tiempo, por lo que los niños se ven sometidos a la explotación, obligados a trabajar desde muy pequeños, obligado a mendigar, robar, e incluso hasta vender su cuerpo, sólo porque los adultos encargados de ellos puedan acceder a un ingreso. Pero dónde queda entonces el derecho fundamental a la vida digna, el derecho al libre desarrollo de la personalidad, qué personalidad tendrá un niño maltratado, un niño que psicológicamente no puede prosperar, limitado por culpa de los adultos inconscientes que los usan. He aquí el dilema pues no puede ser aceptado en un Estado de derecho hechos tan repudiables desde todo punto de vista, la economía en vez de buscar ayudas para los más necesitados busca salir de una crisis ocasionada por sí misma, y lo que más preocupa es que al intento de cumplir con un desarrollo se está olvidando de la gente, el componente humano que se está muriendo y su última alternativa es atropellar al otro. En este sentido la educación se vuelve un tema fundamental, si se considera como una herramienta válida para salir de la pobreza, tal vez esa ha sido una de las apuestas de los gobiernos cumplir lo mejor posible con este derecho. La economía entonces será una causa de los índices de maltrato cada vez más tristes que reflejan que se ha perdido el amor, que los valores no importan y la agresión intrafamiliar tiende a ser vista como algo “normal”, incluso sabiendo que aqueja a una sociedad doliente. Más que un sistema económico la causa principal son los problemas mentales, acompañados de una falta de amor por parte del adulto hacia el menor. Establecer qué causa los comportamientos de maltrato infantil, en cada una de sus formas, como lo son: físico, sexual, psicológico, negligencia social, o descuido, es el propósito, entonces podría llegar a pensarse que es una problema más allá de la economía, los datos en Colombia muestran que hubo, durante el 2008, 13523 valoraciones por maltrato reportadas en Medicina Legal; 13913 en el 2007; 13540 en el 2006; lo que muestra que esté fenómeno no mejora a lo largo del tiempo, lo que es peor aumenta; es probable que este aumento se deba a que existen más instituciones y facilidades para denunciar los hechos y como la cobertura por parte del gobierno es mayor, los casos registrados muestran cifras más acordes con la realidad; sin embargo son para preocuparse, ¿será entonces que todo es culpa de la economía?; el ICBF recibió casos por negligencia o

3

La economía, razón principal o parte del problema

descuido de 40319 denuncias el año pasado, y hasta agosto del presente año ya iban 30000 otro síntoma de una enfermedad profunda. Con base a estas estadísticas, qué establecen actualmente las autoridades acerca de las causas del maltrato, curiosamente en la bibliografía consultada el aspecto socioeconómico en un principio no parece ser tan fundamental. Los llamados factores de riesgo, o posibles situaciones que propicien eventos de maltrato son entre otros: Antecedentes familiares que incluyen un sin número de problemas, como que el mal tratante fue víctima de violencia en su infancia, y a partir de las secuelas psicológicas que quedan en el individuo se genera una reacción negativa hacia el menor, por lo tanto no se le puede pedir que se trate de la mejor manera si se tiene un trauma o una enfermedad que impide un buen trato, es un factor peligroso pues muestra como estas prácticas pueden pasar de generación en generación, haciendo hogares más violentos y destruyendo la familia. Una actitud de rechazo hacia el niño, si se considera que el niño es feo, es un estorbo, etc., por parte del adulto responsable, seguramente habrá represión y maltrato, más que físico, psicológico. Incluso otro factor de riesgo es problemas familiares, peleas, crisis internas que hagan que el menos culpable pague las consecuencias, entonces el menor llegaría a ser víctima de abusos o maltratos de tipo sexual o físico. Padres adolescentes que tienden a dejar al niño por negligencia o porque simplemente lo consideran un error. Estas otras causas entonces entran al debate, ¿qué tanto un trauma por parte de los padres o una situación familiar determinada o una insatisfacción con el niño son razones más directas que generan este tipo de conflictos?, hasta qué punto los problemas mentales de los padres es el verdadero problema a atacar, la violencia intrafamiliar no puede ser más algo cotidiano ya que estamos criando niños con problemas de autoestima, de personalidad, de confianza. Porque por encima de cualquier situación económica, si una persona actúa de una u otra manera es por algo, más cuando se trata de un menor, los valores debería ser aquello que prevalezca, entonces estamos ante un problema de principios, un problema moral en el que los padres de hoy no les importa ultrajar a los menores por sus propios intereses. Una causa es la falta de educación de los padres, la falta de amor hacia sus hijos, una sociedad como la colombiana en la que la educación no ha sido un elemento a resaltar tiene personas con gran cantidad de embarazos no deseados, con poco cuidado de su cuerpo, lo que hace que más niños crezcan sin tener una familia que realmente los quiera y los acepte tal cual son. Estamos haciendo futuras personas solas, violentas y todo porque se han perdido los valores y la moral, se ha perdido lo que verdaderamente construye el cambio. Hemos visto en este ensayo como, el modelo económico que sigue el mundo no está generando personas satisfechas y que el hecho de que no haya con que subsistir obliga a muchas personas a usar a los menores o a deshacerse de ellos para buscar una estabilidad. Sin embargo hay otras causas de fondo que consiste en la psicología de los individuos. En conclusión, la economía tiene muchos problemas y es un factor, pero no es la principal causa del maltrato

4 Ángela Álvarez (Codigo2)

infantil, en Colombia estamos ante una sociedad que ha perdido su identidad ha perdido los principios, ha perdido el amor hacia el otro por lo que se vuelve una realidad cotidiana por falta de educación y moral.

5

La economía, razón principal o parte del problema

Derechos humanos estadísticas mundiales de pobreza y miseria. ORGANIZACIÓN DE NACIONES UNIDAS (ONU). [On-line]. Actualizada a 19 de septiembre de 2009. [Citada 19 de septiembre de 2009]. Derechos humanos estadísticas mundiales de pobreza y miseria. Estadísticas económicas sobre desempleo y pobreza. DEPARTAMENTO ADMINISTRATIVO NACIONAL DE ESTADÍSTICA (DANE) [on-line]. Bogotá D.C (Colombia). Actualizada a septiembre 19 de 2009. [Citada 19 de septiembre de 2009]. Suárez Gómez María Fernanda. Maltrato Infantil en Colombia. UNIVERSIDAD CES [on-line]. Medellín (Antioquia, Colombia). Actualizada a 23 de Agosto de 2009. [Citada 19 de septiembre de 2009

6 Ángela Álvarez (Codigo2)