Cambiado con la DEMO VERSION de CAD-KAS PDF-Editor (http://www.cadkas.com).

20-M
HISTORIA NAVAL

NÁUTICA

Domingo, 18 de marzo de 2007 / Diario de Mallorca

El Rey Jaime I: un vapor emblemático
En todos los actos donde acudía, su sola presencia era motivo de orgullo para la compañía armadora y admiración para todos los que lo visitaban
En junio del año 1.911 fue alistado en los astilleros de Sestri Ponente de Génova el vapor Rey Jaime I, construido por N. Odero F. y A., para la Isleña Marítima. El día 14 de julio, tras haber realizado las pruebas oficiales, zarpó al mando del capitán Ricardo Terrasa con destino a Valencia, en cuyo puerto debía embarcar el Presidente del Gobierno D. Antonio Maura y su séquito emprendiendo viaje a Palma. El buque Rey Jaime I constituía una buena referencia de la construcción naval de la época. Desplazaba 2.750 toneladas y sus dimensiones eran: eslora 96,63 metros, manga 11,50 y 8,70 metros de puntal, con un arqueo de 2.320 TRB. En cuanto a la propulsión, contaba con dos máquinas alternativas de triple expansión y una potencia de

CambiadoHasta la llegada de las con la DEMO VERSION de CAD-KAS PDF-Editor (http://www.cadkas.com).

motonaves siempre cubrió lineas de primer orden
El Vapor Rey Jaime I, del archivo de la Escuela Náutica de Palma

4.000 HP. En pruebas alcanzó una velocidad de 17,8 nudos, con un consumo de 50 toneladas de carbón por singladura. En agosto navega hasta Barcelona para entrar en dique. Una vez carenado toma la línea que realizaba hasta entonces el vapor Rey Jaime II como correo rápido entre Palma y Barcelona, efectuando dos servicios semanales. Uno de los primeros pasos de la radio fue en el ámbito marítimo, dada la importancia de la hasta entonces impensable comunicación con tierra o entre buques mediando algo más que pequeñas distancias, por medio del código Morse. En 1.913 se le instaló al vapor Jaime I la telegrafía sin hilos. En una travesía de Barcelona a Palma se llevaron a cabo las pruebas oportunas logrando comunicar con las estaciones de Sóller y Barcelona, así como con algunos barcos en alta mar. Durante la Primera Guerra Mundial, continuó este buque cubriendo la línea de Barcelona y al igual que otros, durante el conflicto se vieron obligados a

parar máquinas recibiendo a bordo la visita de oficiales de las potencias beligerantes que llevaban a cabo las pertinentes comprobaciones. En cinco ocasiones fue detenido el Rey Jaime I por buques de la Armada francesa, para examinar su carga y documentos. Durante la campaña de África realizó funciones de trasporte de guerra. A principios de octubre de 1.921 salió de Barcelona con tropas con destino a Melilla. El 25 de marzo de 1.923 embarca en el puerto de Barcelona una peregrinación con destino a Italia y y dos días más tarde, situado frente al puerto de Livorno, quedó encallado sobre unos bajos. En su auxilio acudió el vapor Jorge Juan también de Trasmediterránea, que pudo ponerlo a flote sin grandes esfuerzos. Solamente sufrió daños en sus hélices, siendo necesaria la entrada en dique para llevar a cabo la reparación. A finales de dicho año, con motivo del viaje que efectuaron a Italia a los Reyes de España Alfonso XIII y Victoria Eugenia, el vapor Rey

Jaime I embarcó a su comitiva. En noviembre de 1.923 salió de Valencia con destino a La Spezia. Después fue a Nápoles, emprendiendo viaje de retorno a finales de mes con destino a Palma de Mallorca. En septiembre de 1.925 participa de nuevo en operaciones de transporte de tropas. En marzo de 1.926 salió de Barcelona con tropas con destino a Ceuta y en posteriormente llevó a cabo otros viajes desde Valencia y Alicante. En abril de 1.926 desempeñó la misión de hotel flotante en el puerto de Huelva acogiendo a personalidades y miembros del Cuerpo Diplomático. El motivo consistía en el recibimiento de los tripulantes del hidroavión Plus Ultra, el comandante Ra-

En el comienzo de la guerra civil fue utilizado como prisión en Palma

món Franco, el capitán Julio Ruiz de Alda, el alférez de navío Juan Manuel Durán y el soldado mecánico Pablo Rada, que regresaban de Buenos Aires a bordo del crucero Argentina, tras su histórica hazaña de unir por aire la ciudad de Palos de la Frontera con Buenos Aires. El Rey Jaime I estuvo en la

línea de Palma a Barcelona hasta la entrada en servicio en 1.929 y 1.930 de las unidades con motor de combustión interna o motonaves Infante Don Jaime y Príncipe Don Alfonso, rebautizadas tras la proclamación de la República, con los nombres de Ciudad de Barcelona y Ciudad de Palma, respectivamente. Incorporadas a los servicios de Baleares las dos motonaves citadas, pasó a cubrir líneas de segundo orden. Al comenzar la Guerra Civil, este buque se encontraba en Palma en reparaciones, siendo utilizado como prisión. A finales de 1.936 fueron incautados nueve buques de la Trasmediterránea para ser artillados y convertidos en cruceros auxiliares, entre ellos el Rey Jaime I. A tal efecto, el buque viaja a La Spezia, donde se le instala una pieza de120 mm. y otra de 76 mm., actuando como crucero auxiliar entre la isla de Cerdeña y Gibraltar. El Ciudad de Barcelona, - ex Infante Don Jaime -, fue hundido por los torpedos del submarino General Sanjurjo con base en Soller, pereciendo más de doscientas personas, entre ellas un importante número de pilotos de aviación que venían voluntariamente a ofrecer sus servicios a la República. Una vez acabada la guerra fue reparado y remozado, a fin de seguir con sus servicios de pasaje habituales entre Palma y Barcelona, a partir de junio de 1.939 con tres viajes por sema-

na. Posteriormente pasó a cubrir la línea de Valencia. En febrero de 1.942 y procedente de los talleres Nuevo Vulcano de Barce-

En más de 50 años de navegación nunca sufrió ningún incidente grave

lona, se reintegra al servicio en el sector de Baleares. En diciembre de 1.953 entró nuevamente en los talleres Nuevo Vulcano, cambiando el sistema de combustible de carbón por fuel-oil. A finales de 1.955 pasó a cubrir las líneas de Barcelona a Mahón y a Ibiza y a principios de julio de 1.956 vino a Palma para cubrir la línea de Alicante y de Mahón. En 1.967, realizaba las líneas Palma - Mahón y Palma - Ibiza, hasta finales de dicho año en que fue dado de baja. Su último viaje lo realizó entre Palma y Valencia, donde fue subastado para su desguace. Concluía así la vida de este emblemático buque que sobrepasó el medio siglo sin incidencias notables y que siempre constituyó por sus prestaciones y magnífica estampa, un motivo de orgullo para su compañía armadora. MANOLO RIVES
Director Escuela Náutica Palma

Cambiado con la DEMO VERSION de CAD-KAS PDF-Editor (http://www.cadkas.com).