Cambiado con la DEMO VERSION de CAD-KAS PDF-Editor (http://www.cadkas.com).

20-M
HISTORIA NAVAL

NÁUTICA

Domingo, 22 de abril de 2007 / Diario de Mallorca

El cuarto y último vapor Mallorca
En Junio de 1.969, el vapor “Mallorca” sufrió un voraz incendio cuando se encontraba atracado en Palma, en el muelle de Pelaires
El Mallorca, cuarto y último buque de vapor de este nombre, fue construido por encargo de la Isleña Marítima en los astilleros Nicolo Odero F. C. de Sestri Ponente en Genova, para suplir la pérdida del anterior Mallorca, naufragado en las Losas de Santa Eulalia en 1.913. Botado en noviembre de 1.914, este magnifico vapor, el mayor que tuvo una naviera balear, fue además, el último gran buque de este sistema de propulsión matriculado en nuestras islas, pues en adelante las unidades adquiridas estuvieron ya provistas de motores de combustión interna. Con un desplazamiento máximo de 2.930 toneladas, el Mallorca tenía las siguientes dimensiones: eslora total 95,00 metros, manga 11,70 y 8,40 metros de puntal, arqueando 2.352 toneladas de registro bruto y 1.276 de registro neto. Estaba equipado con una máquina de vapor de triple expansión de 3.150 HP. de potencia, pudiendo alcanzar los Cambiado con conDEMO VERSION de CAD-KAS PDF-Editor 16,7 nudos la un consumo de Bella estampa del último vapor Mallorca 40 toneladas de carbón por singladura. A primeros de diciembre de 1.914 llegó al puerto de Palma, ta de la Compañía Trasmediterrácapitaneado por Luis Orell To- nea, nueva empresa armadora de rres. Unos días después realizó los vapores de la Isleña Marítisatisfactoriamente las pruebas ma. Al comienzo de la década de oficiales, quedando amarrado en los treinta fue desplazado de su nuestro puerto en espera de los posición preferente, al incorporarse a Trasmediterránea las nuevas motonaves Infante D. Jaime y Príncipe D. Alfonso, nombrados posteriormente Ciudad de Barcelona y Ciudad de Palma. Cuando estalló la Guerra Civil acababa de entrar en nuestro puerto de regreso de Valencia, permaneciendo amarrado e inactivo hasta el mes de noviembre, en que fue confiscado para prestar servicio como unidad auxiliar documentos pertinentes. En el de la Marina de guerra. Con este motivo se trasladó al verano de 1.915 efectuó un corto viaje a Barcelona para entrar en puerto de La Spezia, en el norte dique y limpiar fondos, regre- de Italia, donde le instalaron un cañón de 120 mm., otro de 76 sando a Palma. A partir de entonces pasó a mm. antiaéreo y dos ametrallaprestar servicio en la línea rápida doras de 13 mm. Antes de finalide Palma a Barcelona, - la trave- zar el año, estuvo de nuevo en sía duraba unas nueve horas -, nuestro puerto, ya armado, quebajo el mando del capitán Jaime dando destinado en la base naval Estarellas Coll, y en ésta línea de Palma. Mandado por oficiales de la permaneció durante muchos años, incluidos los cuatro que Armada, a lo largo de la Guerra duró la Primera Guerra Mundial. Civil, tomó parte el Mallorca en Acabada la contienda, continuó muchas acciones, en la zona que en este mismo servicio por cuen- se extiende desde el sur de Italia

(http://www.cadkas.com).

En su condición de crucero auxiliar apresó a dos buques que transportaban contrabando de guerra

En la llamada vía rápida, el “Mallorca” unía el puerto de Palma con el de Barcelona en unas nueve horas

hasta el estrecho de Gibraltar. Actuó como transporte de tropas y de pertrechos de guerra y, a veces, como unidad de vigilancia y represión de los buques que transportaban a puertos españoles armas y provisiones para el gobierno de la República. En este cometido pasó varios meses del año 1.937 cerca de las costas de Argelia y en el mar de Sicilia, navegando en conserva con otras unidades de la Armada o auxiliares, deteniendo e inspeccionando gran número de buques. En abril del mismo año, juntamente con otras unidades militarizadas, el Rey Jaime I, el Vicente Puchol y el Antonio Lázaro, realizan el traslado de un contingente de tropas desde Palma a Cádiz, acompañados por el crucero pesado Canarias. Nuevamente opera en aguas italianas y transporta a aquel país las tripulaciones que iban á hacerse cargo de dos destructores, recién adquiridos por el gobierno de los nacionales, el Velasco-Melilla y el Velasco-Céuta. Más tarde, en aguas próximas a Gibraltar, apresó a un vapor francés, el François, que navegaba con un cargamento de armas. Posteriormente apresó al vapor del estado báltico de Estonia,

Juss, también con pertrechos para el Gobierno de la República. Hacia el final de la guerra tomó parte en la conquista de Menorca por parte de las tropas nacionales, como transporte de tropas. Efectuó posteriormente un viaje al puerto de Bizerta, -Túnez-, donde se había refugiado la escuadra republicana, trasladando a aquel puerto a las tripulaciones que debían hacerse cargo de los buques. Al acabar la guerra fue devuelto a la Trasmediterránea y se trasladó al puerto de Cádiz, donde se sometió a una importante reparación. Finalizados los trabajos, regresó a Palma, en noviembre de 1.939 y a partir de entonces reanuda sus servicios en el sector de Baleares, cubriendo la línea de Palma a Barcelona y luego las de Valencia y Alicante, sin incidentes dignos de mención. En 1.950 es sometido a una nueva renovación en el puerto de Barcelona, en los talleres Nueva Vulcano. Se prolongaron estos largos y costosos trabajos, hasta 1.953, quedando el Mallorca transformado, hasta en su aspecto exterior. Desde el punto de vista técnico, lo más destacable fue la sustitución del viejo sistema de carbón por el más moderno qué utilizaba fuel oil, que estaba imponiéndose, al ser más económico y permitir mayores velocidades. Así remozado, continuó durante algún tiempo cubriendo los servicios de Baleares, primero en la línea de Barcelona y después en otras, pasando al poco tiempo a la clasificación de buque de reserva. Su historia no estuvo exenta

de percances, tales como varadas, abordajes, incendios y otras vicisitudes. El más señalado de estos, fue quizás el violento incendio que sufrió en junio de 1969, estando amarrado en nuestro puerto. Igualmente, en sus Diarios, quedó constancia de hechos encomiables, entre ellos el salvamento de la dotación del vapor Orbok Head, en 1.916, tras ser torpedeado por un submarino alemán, así como del vapor francés Lamiven, que había quedado sin gobierno por avería en sus

A pesar del riesgo salvó al “Lamiven”, que estaba apunto de estrellarse contra las rocas de la costa

máquinas, en aguas de Menorca, en medio de un furioso temporal y con grave riesgo de estrellarse contra la costa. El Mallorca, corriendo no pocos peligros, consiguió remolcarle hasta el puerto de Mahón. Durante estos graves acaecimientos, ocurridos en enero de 1.949; mandaba el vapor mallorquín el capitán Jaime Gelpí Verdaguer. El Mallorca fue dado de baja en octubre dé 1.973, y al año siguiente lo adquirió en subasta pública una sociedad valenciana. MANOLO RIVES
Director Escuela Náutica Palma

Cambiado con la DEMO VERSION de CAD-KAS PDF-Editor (http://www.cadkas.com).