El argumento de la saga se sitúa, como se hace constar al principio de todas las películas y de cualquier historia relacionada, "Hace mucho

tiempo, en una galaxia muy, muy lejana...." (en inglés: A long time ago, in a galaxy far, far away.... Los cuatro puntos al final de la frase están presentes desde el primer filme, cuando se incluyeron por error, aunque posteriormente se repitieron voluntariamente para todos los demás). En ese universo se ha dado durante siglos un enfrentamiento entre el Lado Luminoso de la Fuerza (representado por los Jedi, protectores de la galaxia) y el Lado oscuro (representado por los Sith). La Fuerza es una energía universal creada por todas las cosas. En éste y otros puntos de la saga, el universo de Star Wars se inspira en varias mitologías, como la romana, la budista o la celta, y en religiones como el sintoísmo. Esta coincidencia no es casual, ya que Lucas, antropólogo de formación, quiso crear una mitología moderna basada en gran parte, como se ha dicho antes, en los estudios de su amigo y mentor Joseph Campbell. Los diversos libros y cómics surgidos tras el estreno de la primera película desarrollan todo este universo ficcional, que se ha extendido hasta abarcar más de 27.000 años, situados en su mayoría antes de las dos trilogías cinematográficas. Estos desarrollos literarios, al no estar siempre autorizados por George Lucas, son en algunos casos incongruentes. La primera -narrativamente- trilogía cinematográfica (episodios I, II y III) nos cuenta cómo la República, que está formada por la mayoría de los sistemas planetarios de la galaxia, se enfrenta a una terrible guerra, en parte por los manejos de Darth Sidious, un misterioso maestro Sith. También se narra el aprendizaje de un joven Jedi, Anakin Skywalker, y su caída en el Lado Oscuro al ser tentado con el poder absoluto que éste puede darle, arrastrado por la intensidad extrema de sus sentimientos, inicialmente generosos. Finalmente se produce la desaparición de la República y su sustitución por un Imperio opresor (lo que recuerda a la historia de la Antigua Roma) bajo el mando del emperador Palpatine, elegido por el pueblo, y que en realidad es el maestro Darth Sidious. En la trilogía original (episodios IV, V y VI), los caballeros Jedi han sido exterminados y sólo un pequeño grupo de rebeldes resisten al Imperio. La existencia de una terrible arma imperial, la Estrella de la muerte, lleva al reclutamiento por parte de la Alianza Rebelde de un joven llamado Luke Skywalker (hijo de Anakin), y su entrenamiento para convertirse en Jedi por parte de Obi-Wan Kenobi y posteriormente por Yoda. En el proceso conseguirá redimir a su padre. Varios libros narran los hechos posteriores a los acontecimientos de la última película de la serie, abarcando aproximadamente otros 125 años más.