AVUELO DE NEBLÍ ALIGERO XII

A PROPOSITO DEL 37 CONGRESO DEL PSOE ¿Quiénes somos?

Podemos afirmar sin lugar a equivocarnos que "Somos trasuntos del suelo en que nacimos con peculiaridades químicas que engendran flores y frutas tan propias de su índole, porque Gea, Flora, Fauna y Psique, constituyen naturaleza, urdimbre infranqueable, armónica vida sui-generis, ello que, los vinos de una región no se den idénticos a otra ni las almas por ende." y, sin embargo, el hilo de Ariadna está ahí. No de otra forma podríamos explicarnos la simbiosis cultural que nos asiste: No es solamente una lengua común, o varias, amén de las profundas influencias catalanas, vascas o gallegas no bien estudiadas jamás en ninguno de los dos lados del Atlántico. Los intentos de mantener unos lazos más firmes con la población que migro a América Latina no han sido lo suficientemente fuertes y estables y no han pasado de ser intentos pasajeros motivados por intereses del momento y no por una política orientada a mantener unos lazos de unión que permitan un fluido intercambio entre los pueblos. Las sociedades occidentales modernas no han definido aun un modelo que permita el desarrollo de las sociedades en su evolución dentro de un mundo globalizado. Pero si lo están en cuanto a las metas que se han de conseguir: Libre circulación de capitales, libertad absoluta de empresa y de comercio, privatización del sector público y reducción al máximo de los poderes del Estado. Olvidan, por otra parte, que la historia tiende a reducir los antagonismos y a desarrollar la integración social, y también, que este movimiento es el soporte del progreso tecnológico y viceversa: La observación de los hechos confirman este aserto. Sin embargo, la integración depende de otros factores aparte de la abundancia económica como resultado del progreso técnico, tanto más cuanto que, el progreso técnico mal regulado por el estado, se convierte en un peligroso medio de desestabilización, pauperización y desintegración de las sociedades.

El hombre desde su más remota infancia ha soñado con una sociedad plena, integrada, donde cada miembro de la colectividad se funda libremente, en comunión, con los demás miembros del grupo, sin que su personalidad se vea mermada o menoscabada por ninguna fuerza extraña, y con la joven esperanza de encontrar, en los pueblos colindantes, aspiraciones y sentimientos recíprocos: Esta la aspiración del hombre individual y colectivamente observado. Pero queda mucho por andar, el Estado moderno ha ido perdiendo sus facultades de control no solamente por el crecimiento inmoderado de su burocracia, sino y fundamentalmente, por las presiones externas ejercidas por las grandes empresas multinacionales, el movimiento incontrolado de los capitales financieros, las compañías y capitales internos, los partidos políticos ideológicamente desestructurados o al servicio de intereses privados, los movimientos de grupos sociales organizados y la ausencia de una regulación de los mercados que

impida malas prácticas en detrimento generalmente de los países más pobres y de los ciudadanos más necesitados.

Por todo lo anterior desde estas páginas nos proponemos luchar por la integración de los Ciudadanos inmigrantes Españoles y fundamentalmente Mallorquines en América Latina y de los Ciudadanos inmigrantes de América Latina en Europa, España, y de forma muy especial en las Islas Baleares. Pretendemos la integración total de las dos comunidades en ambos lados del Atlántico; no pretendemos el Paraíso, pero tampoco perderlo; tampoco permitiremos estar atados, como Gulliver, por cientos de lazos, tendidos por los pequeños Liliputienses del Poder. No afirmo estas cosas por divertimiento mío y fastidio de algunos, sino porque cada día se acentúan mas las dificultades para que la integración de las comunidades sea efectiva por cuanto la entrada de los jóvenes nativos al mercado laboral les enfrenta con los adultos de sus propias comunidades, eterno conflicto generacional, en el disfrute de los cargos existentes. A esto se suma la inestabilidad laboral provocada por las nuevas formas de contratación: los contratos basura y la falta de controles efectivos por parte del Estado para reprimir con mano dura, desde los Ministerios respectivos, con severas inspecciones, los abusos de la Patronal y de muchos desaprensivos empresarios, que ante la inanidad del estado, medran del sudor de los humildes, para embolsarse suculentos beneficios, ni que decir de las multinacionales que campan a sus anchas sin que nadie se atreva a ponerle el cascabel al gato. Por esta razón el inmigrante no es visto con buenos ojos sin tener en cuenta que viene a suplir los puestos de trabajo que no quiere ejercer la población nativa, a colaborar en la creación de la riqueza nacional y a permitir, con su desempeño laboral, un mejor desarrollo de la sociedad globalmente considerada. De ahí la importancia de luchar por una integración bien avenida donde tanto el inmigrante de aquí como el de allá se sienta dentro de su propia patria.

Permítaseme una pequeña digresión sobre lo que es hoy un inmigrante: Es un hombre o mujer venido de cualquier lugar del mundo; su mundo, misterioso y exótico, para muchos, es su historia, su cultura, dolorosa muchas veces, pero inscrita profundamente en su alma y en su memoria, su yo permanente y esencial, diverso e idéntico a sí mismo, como son la imagen y el reflejo de la misma en el espejo. Por razones ajenas a él, cualquier día, debe abandonar su lar nativo llevando dentro de su corazón la consigna de ayudar a los suyos desde el lugar donde se encuentre, y para ello, obedeciendo el mandato Divino, desde que fuimos echados del paraíso, si es que alguna vez estuvimos en el, de conquistar la tierra y moldearla inteligentemente respetando la naturaleza y el entorno donde tiene que vivir. Atraviesa las fronteras de sus dominios y debe enfrentarse a un mundo nuevo, desconocido, con costumbres diversas a las suyas que ha de aprehender para sobrevivir. Allí se queda solo, se siente doblemente extranjero, primero, porque ha perdido lo suyo y sabe que pasado algún tiempo ya ni se le reconocerá, y luego, porque es consciente de que en el nuevo medio en que se encuentra será difícil que se le reconozca como propio y que se le llegue a amar como a uno de los suyos porque en el nuevo medio es un desconocido sin historia. Ante esta realidad sigue adelante, sabe que tiene que esforzarse para conseguir algún reconocimiento, de lo que no es consciente es que solo no podrá hacerlo y de que está más cerca del fracaso que del éxito. Una larga noche se extiende ante él. ¡A saber

cuánto tiempo permanecerá en este estado! Solo será posible salir de él cuando la sociedad y el Estado comprendan que el mundo en que vivimos, variado y multicolor, es propiedad de todos y que es posible disfrutarlo plenamente si nos empeñamos en conseguir dicho propósito. Si pensamos más en el hombre y menos en el comercio. Si la globalización se hace pensando más en los intereses del hombre y no en oscuros intereses financieros, estaremos cada vez más cerca de su solución. La tarea es larga y difícil, los escollos están por todas partes, no bastara la buena voluntad, tenemos que ser más exigentes con la Democracia y menos complacientes con los grupos de poder. Los partidos políticos, especialmente los partidos de izquierda y aquellos que detentan el rotulo de progresistas, tienen la obligación de implicarse a fondo en la solución de este problema, confiamos que en el 37 congreso del Partido Socialista Obrero Español este tema este dentro de la agenda a debatir, con muchos otros que incluyen la salvaguarda de los derechos humanos: los derechos personalísimos del ser humano.

Carlos Herrera Rozo.