You are on page 1of 5

Prosperidad verdadera

Versión para impresora by Gloria Copeland El principio de una vida próspera es un alma próspera. Pero ¿cómo puede llegar a ese lugar? Mi travesía hacia una vida próspera comenzó años atrás cuando leí Mateo 6:33 en una Biblia que la madre de Kenneth le había regalado: «Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas». En otra versión dice que busquemos (…la manera en que Dios se conduce y Su rectitud…) [Traducción libre de The Amplified Bible]. Ése es el fundamento de la prosperidad del Señor. Cuando encontré ese versículo, me preparé para conducirme a la manera de Dios. Necesitaba muchas cosas, y la forma en que manejaba la situación no funcionaba. Descubrí que la prosperidad de Dios no sólo es bendición financiera. También incluye sanidad, protección, favor, sabiduría, éxito, bienestar y todas las bendiciones que usted pueda necesitar. Éstas le pertenecen porque Jesús pagó para que usted las tuviera. Él tomó nuestro lugar y llevó la maldición de nuestro pecado para que pudiéramos vivir bajo la bendición: «Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero), para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles...» (Gálatas 3:13–14). En Isaías 53:5 leemos: ―…el castigo [necesario para obtener] nuestra paz y bienestar fue sobre él, y por las heridas [que lastimaron] a Jesús fuimos sanados y restaurados‖ [Traducción libre de The Amplified Bible]. La palabra hebrea de la que se deriva el término paz en este versículo es shalom. Básicamente significa: ―Sin nada que le falte, ni esté incompleto‖; es decir, restauración en cada área de la vida: espíritu, alma y cuerpo. Esa clase de vida próspera no surge de la nada. Tampoco ocurre de la noche a la mañana. Sin embargo, los cimientos de la prosperidad verdadera comienzan con estos siete pasos: 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. Vivir en la verdad Ser fiel Ser diligente Diezmar Sembrar Creer Declarar Así que veamos brevemente cada uno de estos elementos claves para vivir en prosperidad. Versión en PDF

Vivir en la verdad «No hay para mí mayor alegría que sabe que mis hijos viven de acuerdo con la verdad» (3 Juan 4). Si yo le contara acerca del cielo, no podría darle información de primera, pues nunca he estado allí. No obstante, cuando enseño sobre prosperidad, es algo que he experimentado comenzando desde menos cero hasta la abundancia. Kenneth y yo hemos puesto en práctica las leyes de la abundancia durante 39 años. Cuando nos casamos no éramos nada prósperos. Yo usé un velo de US$2 y un vestido blanco que mi madre me confeccionó para la boda. Un amigo de Ken nos casó en su casa, y la esposa

Fidelidad y diligencia «Y su señor le dijo: Bien. Incluso tuvimos que pedir prestado US$100 para nuestra luna de miel. en Salmos 25:12–13 se nos promete que al temerle al Señor: ―Dios les enseñará [a ustedes] cómo elegir lo mejor. fuerte o firme en la fe de uno mismo. Dios desea que usted viva dentro del círculo de Su bendición. La prosperidad llegará a su vida. sobre poco has sido fiel. para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy. algo ocurrió y cambió por completo nuestra vida. Una persona fiel siempre realiza lo que es correcto. ocurrió cuando comenzamos a vivir conforme a la Palabra. sobre mucho te pondré. incluso cuando parezca que lo que hace será en desventaja de sí mismo. habíamos cambiado en nuestro interior. No me refiero a que sólo debe leer versículos que hablen de prosperidad. Andar en la verdad es llevar un estilo de vida agradable ante Dios: vivir en obediencia a lo que el Señor afirma que es correcto. y conoceréis la verdad. Sin embargo. En Salmos 106:3 leemos: «Dichosos los que practican la justicia y . y la diferencia era obvia. y te alcanzarán…» (versículo 1–2). la cual usted recibe cuando nace de nuevo. Una de las primeras enseñanzas que el Señor nos impartió fue la de permanecer libre de deudas —y nosotros ¡le obedecimos!—. En Isaías 1:19 leemos: «Si quisiereis y oyereis. Y luego la prosperidad vino a medida que la anhelamos y obedecimos la verdad de la Palabra. y nacimos de nuevo. que cree. En ese entonces. que los demás pudieron ver. ¡Todo comenzó a cambiar! Nos dimos cuenta de que el primer paso para prosperar es andar en la verdad. Pues de esa manera. Usted prospera cuando vive en obediencia a todo lo que Dios le indica. No obstante. El diccionario en inglés Webster define el término fiel como: ―lleno de fe. leal. puesto que Su voluntad es que usted prospere. hubo un cambio en nuestro exterior. se conduce de acuerdo con la sabiduría de Dios. comeréis el bien de la tierra». entra en el gozo de tu señor» (Mateo 25:21). de la misma manera. Las bendiciones que Él menciona en Deuteronomio 28:1 –14 se manifiestan como resultado de la obediencia: «Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios. Es decir. difícilmente habría encontrado otra pareja que le diera más lástima que nosotros. perseverante en desempeñar sus labores o servicios‖. Dios siempre ha bendecido a las personas obedientes. Una vez que fuimos llenos del Espíritu Santo. vivir conforme a la luz de la Palabra: de acuerdo con Sus caminos. No teníamos dinero ni sabiduría. Es imposible que usted realice lo anterior sin ser bendecido. La verdadera transformación. pero no fue muy grande porque todavía no sabíamos mucho de la Palabra. Jesús dijo: «…Si vosotros permaneciereis en mi palabra. no en lo exterior. buen siervo y fiel. La fuerza de la fidelidad es parte del fruto del Espíritu. permitiendo que la sabiduría de Dios se convirtiera en nuestro estilo de vida. Así que tuvimos que empezar donde estábamos. que cumple con lo encomendado. Comenzamos a escuchar la verdad de la Palabra de Dios. De hecho. seréis verdaderamente mis discípulos. también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. con Su sabiduría y conforme a lo que Él declara que es correcto. lo cual significó creerle a Dios para que pagara las cuentas que ya se habían vencido.preparó el pastel. fidelidad y alianza verdadera. [Ustedes] vivirán dentro del círculo de la bendición de Dios…‖ [Traducción libre de The Living Bible]. Eso era algo muy difícil para nosotros en esos días. y la verdad os hará libres» (Juan 8:31–32). Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones. Él puede obrar en la vida de una persona que tiene un corazón dispuesto.

guarda tu corazón. al adquirir conocimiento de lo que se afirma en la Palabra sobre esa área específica y al ponerla por obra. confiable. Usted prosperará en el área que desee a medida que su alma [mente. Nueva es cada mañana. esto lo leemos en Proverbios 10:4: «…mas la mano de los diligentes enriquece». y medicina a todo su cuerpo. y nos negamos a darnos por vencidos. la palabra hebrea de la que se deriva el término perfecto significa: ―leal. Sea diligente y fiel a Dios también en su vida diaria. Y ésta prospera. grande es Su estabilidad y fidelidad. por consiguiente. en su vida de oración y sea fiel en darle a la Palabra el primer lugar en su vida. Permita que la Palabra de Dios cambie su forma de pensar. siempre cumple Sus promesas y es alguien de quien se puede depender). en su iglesia. Su ser interior prospera cuando usted cree en la Palabra. No se aparten de tus ojos. guárdalas en medio de tu corazón. voluntad y emociones] prospere. porque son vida a los que las hallan. está atento a mis palabras. Sobre toda cosa guardada. dedicado. Ser diligente lo prosperará. escuchar Sus instrucciones y obedecer Sus mandamientos. —1 Corintios 1:9 [Traducción libre de The Amplified Bible] En 2 Crónicas 16:9. retos con enfermedades. para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él…». devoto.hacen siempre lo que es justo» (Nueva Versión Internacional). Kenneth y yo hemos tenido problemas financieros. ¿Por qué? Deuteronomio 28:1 –2 nos explica que al escuchar con diligencia. Todo lo que recibe de Dios comienza con la Palabra en su corazón. las bendiciones nos alcanzarán. Sea fiel en mantenerse meditando en las promesas que lee de la Palabra hasta que llegue al punto que éstas lo sorprendan. En Proverbios 4:20–23 leemos: «Hijo mío. La fidelidad le ayudará a ser diligente. fiel‖ . leemos que Dios está buscando la fidelidad: «Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra. no pierda la bendición de recibir al decir: ―Dios nunca hará eso por mí‖. etc. pues Él: «…es galardonador de los que le buscan» (Hebreos 11:6). En este versículo. aunque en lo natural usted nunca haya actuado de esa forma. Sus circunstancias prosperan cuando usted capta lo que Él le indica y actúa conforme a ello. porque nunca decayó Su [compasiva] misericordia. —Lamentaciones 3:22-23 [Traducción libre de The Amplified Bible] Dios es fiel (alguien fiable. Mejor sea transformado por medio de la renovación de su mente (Romanos 12:2). sin embargo. Tome la decisión de ser fiel en su trabajo. ¡Dios siempre ha honrado nuestra fe actuando a nuestro favor! Una vez que encuentre una promesa en la Palabra. No podemos andar como es digno del Señor sin ser fieles. por Él ustedes fueron llamados a la comunión y compañerismo con su Hijo Jesucristo nuestro Señor. . cuando hemos permanecido apegados a la Palabra. pues la fidelidad forma parte del carácter de Dios: Por la misericordia de Jehová y por Su tierno amor no hemos sido consumidos. La Palabra nos enseña que debemos buscar a Dios con diligencia. porque de él mana la vida». inclina tu oído a mis razones.

crea lo que allí lee y fomente un estilo de vida de obediencia a Dios. Y esto a su vez. porque [con diligencia] guardamos Sus mandamientos [cumplir con Sus sugerencias y amonestaciones. Observe que en Malaquías 3:8-10. Si no es así. Este versículo también agrega que al realizar esto el Señor abre las ventanas de los cielos para bendecirnos: «…hasta que sobreabunde». Nueva Versión Internacional). El primer 10 por ciento de lo que recibe —el diezmo—. seguir el plan que tiene para nuestra vida]. Eso es fidelidad. pero cuando lo hicimos. El verdadero diezmo se entrega con el corazón y se confiesa con sus labios. Usted no querrá quedarse con lo que le pertenece a Él. le abre el camino para que Dios lo bendiga espiritualmente. y [habitualmente] hacemos las cosas que le agradan a Dios‖ [Traducción libre de The Amplified Bible]. y ella forma parte de una vida prospera porque: «el hombre fiel recibirá muchas bendiciones…» (Proverbios 28:20. de Jehová es. y tus lagares rebosarán con vino nuevo‖ (Proverbios 3:9–10 [Traducción libre de The Amplified Bible]). Esas personas debían llevar a cabo un recuento de cómo Dios los había librado de la esclavitud.Nuestra alma prospera a medida que invertimos tiempo en la Palabra. y adorarás delante de Jehová tu Dios. y serán llenos tus graneros con abundancia. El resultado será lo que leemos en 1 Juan 3:22: ―Y recibimos de Él lo que pedimos. he aquí he traído las primicias del fruto de la tierra que me diste. Diezmar y sembrar ―Honra a Jehová con tus bienes y posesiones… y con las primicias de todos tus frutos. Aun cuando cometa algún error. La ley número uno en cuanto a recibir es ¡no rendirse! Permanezca firme en la Palabra. luego lo adoraban y se regocijaban por todo lo bueno que les había dado. le pertenece a Él. como una forma de honrar a Dios. en fe. leamos lo que Jesús dijo al respecto: «El espíritu es el que da vida. y rendirle adoración con nuestro diezmo. arrepiéntase y retome el camino. . Diezmar es un convenio del pacto. lo cual involucra a Dios en lo que usted está haciendo. Todo lo que llevemos a cabo para Dios. y se utiliza para apoyar ministerios que alimentan Su espíritu. En Levítico 27:30 se declara: «Y el diezmo de la tierra. se nos explica que debemos llevar todos nuestros diezmos a Dios. oh Jehová. Cuando lo hagamos de esa manera. Dios le ordenó a Su pueblo que le entregara las primicias: «Y ahora. Es necesario dar con un corazón dispuesto. así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles. Al principio parecía imposible dar el 10 por ciento. la carne para nada aprovecha» (Juan 6:63). el 90 por ciento que nos quedaba se multiplicaba tanto que resultábamos con más de lo que habíamos recibido al principio. Y lo dejarás delante de Jehová tu Dios. Manténgase firme con lo que Dios le ordenó que llevará a cabo. Él establecerá una relación de comunión con nosotros. es cosa dedicada a Jehová». Cualquier cosa que hagamos debemos cumplirla en obediencia y en fe para que Dios se agrade con lo que realicemos. no tendría valor. La Biblia le llama primicias a lo que se le entrega a Dios. Y te alegrarás en todo el bien que Jehová tu Dios te haya dado a ti y a tu casa…» (Deuteronomio 26:10–11). tiene que salir de nuestro corazón. Kenneth y yo no tuvimos ningún crecimiento financiero hasta que fuimos fieles en diezmar. Diezmar es la manera en que usted honra al Señor con su dinero.

Nosotros nos acercamos más a Dios con nuestra ofrenda. Estos siete pasos que le he compartido son el resumen de cómo Kenneth y yo establecimos nuestros cimientos para una vida próspera —y de esa manera permanecemos en ella—.Después de que diezmemos necesitamos sembrar conforme el Señor nos lo indique en nuestro corazón. Kenneth y yo tomamos la Palabra como que literalmente Dios nos hablara. por lo cual hablé. Nosotros deberíamos andar de la misma manera: «De modo que los de la fe son bendecidos con el creyente Abraham» (Gálatas 3:9). porque entonces harás prosperar tu camino. porque con la misma medida con que medís. por lo cual también hablamos» (2 Corintios 4:13). y no dudare en su corazón. ella saldría de nuestras bocas transformada en palabras llenas de fe que cambiarían nuestra vida y circunstancias. Creer en su corazón y confesar con su boca. en tu boca y en tu corazón. sino que de día y de noche meditarás en él. para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito. activa la intervención de la fe. y se os dará. y todo te saldrá bien» (Josué 1:8). Nos dimos cuenta de que nuestra falta de conocimiento y nuestra poca aplicación de la Palabra. Esta es la palabra de fe que predicamos» (Romanos 10:8). Si usted anhela recibir. La raíz de la palabra hebrea de la que proviene el término ofrenda significa acercarse más. y con la actitud apropiada. generosamente también segará» . era lo que se interponía entre nosotros y el cumplimiento del sueño que Dios tenía para nosotros: «Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley. Creer y declarar «Pero teniendo el mismo espíritu de fe. Puedo decirle por experiencia propia que éstos son los primeros siete pasos para prosperar. Abraham fue bendecido porque él vivió por fe. medida buena. En la Biblia se menciona varias veces que el justo por la fe vivirá (Romanos 1:17. Leamos lo que Jesús afirmó sobre esto: «Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar. Gálatas 3:11. Hebreos 10:38). os volverán a medir» (Lucas 6:38). pues Él desea prosperarlo y bendecirlo por el amor que le tiene a usted. En 2 Corintios 9:6 leemos: «Pero esto digo: El que siembra escasamente. sin importar cuál sea su necesidad. remecida y rebosando darán en vuestro regazo. Diezmar es algo sobrenatural ¡no se pierda de sus beneficios! A Dios le interesan sus finanzas. nosotros también creemos. . también segará escasamente. La Escritura nos indica de forma clara que uno cosecha lo que siembra (Gálatas 6:7). lo que diga le será hecho» (Marcos 11:23). Aprendimos que si la leíamos. apretada. La fe debe estar en dos lugares: en su corazón y en su boca: «Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra. sino creyere que será hecho lo que dice. depositó su confianza en Dios. y el que siembra generosamente. debe aprender a sembrar: «Dad. conforme a lo que está escrito: Creí. la escuchábamos y luego permitíamos que se acumulara en nuestro corazón.