La Muerte de los Hijos de Aarón

may 7th, 2012 by admin De un shiur del 1 de Iaar, 5772 “Y Dios habló a Moshé después de la muerte de los dos hijos de Aarón, cuando se acercaron a Dios y murieron ! "ay muchas opiniones e interpretaciones #ue e$plican por #ué %ada& y A&ih' murieron %o se menciona nin('n pecado o error e$pl)cito en este &erso y aparece como #ue sus muertes *ueron el resultado de una eu*oria espiritual al e$tremo de #ue sus almas abandonaron sus cuerpos en é$tasis Di&ino, como e$plica el sa(rado Or haJaim +ero ob&iamente la ,or- en*ati.a sus muertes para ense/arnos a no hacer lo mismo 01ué aspectos de su ser&icio hay #ue re*inar2 No Consultaron y No se Prepararon 3os sabios nos ense/an, “4omo est- dicho, 5y los dos hijos de Aarón, %ada& y A&ihu cada uno tomó su incensario6! +odemos in*erir de 5los hijos de Aarón6 #ue no consultaron con Aarón, y de 5%ada& y A&ih'6 no consultaron con Moshé Adem-s, las palabras 5cada uno tomó su incensario6, nos ense/a #ue cada uno hi.o lo #ue sintió y ni si#uiera consultaron entre ellos! 7Torat Kohanim8 ,odo esto su(iere #ue actuaron de *orma espont-nea9 cada uno sintió un deseo de ser&ir a Dios de esa manera y como si el haberse reunido en el momento cr)tico y morir juntos *ue una mera coincidencia +ero la ra.ón por la cual ten)an #ue prepararse consultando con sus mayores, era por#ue Dios no ordenó reali.ar ese ser&icio: “Y o*rendaron ante Dios un *ue(o e$tra/o que Él no les había ordenado! +ara reali.ar un precepto se considera #ue recibir un mandamiento e$pl)cito de Dios es una su*iciente preparación +ero si #ueremos hacer al(o &oluntariamente, por lo menos tenemos #ue consultar con una autoridad superior antes de actuar como %ada& 7de la ra). “&oluntariado!8 y A&ihu Del &erso de ;oel “+rep-rate *rente a tu Dios, ;srael!, aprendemos #ue siempre tenemos #ue prepararnos antes de cumplir con todo precepto <l =ohar también su(iere #ue el principal de*ecto en la acción de %ada& y a&ihu *ue #ue no se prepararon 3ue(o en la ,or- Dios ordena a Moshé decirle a Aarón #ue no &en(a al santuario “en cual#uier momento! >4u-nto cuidado debe tener Aarón en no hacer como sus hijos? "asta el @umo @acerdote debe entrar completamente preparado al santuario <l Aaal @hem ,o& dice #ue las preparaciones de una mit.&- son su parte m-s importante, y la acción pr-ctica del precepto debe ser r-pida 3a preparación esencial de toda mit.&es ser consciente de #ue estoy reali.ando un precepto @i como matzá la primera noche de +esaj, sal(o de la obli(ación si estoy consciente #ue estoy comiendo matzá Bna acción espont-nea, como en el caso de %ada& y A&ih', carece completamente de este aspecto

Al actuar instinti&amente y sin preparación, la acción alimenta a las *uer.as del mal, como aprendemos en 4abal-, por#ue en &e. de actuar con desinterés y anulación a Dios, un acto puro y sa(rado, el e(o)smo se interpone en la mit.&-, y el *ue(o sa(rado se trans*orma en “un *ue(o e$tra/o! El Temor omo Prepara ión para la Ale!ría <l =ohar trae lu. a estos &ersos: “Rabi Itzjak abrió con el siguiente verso: ‘ irve a !ios con temor " regoc#jate con estremecimiento$% &un'ue otro verso (eclara “ irve a !ios con alegr#a) ac*rcate a +l con alabanza e,tática%- .stos (os versos no se contra(icen: “sirve a !ios con temor-) 'ue to(o servicio 'ue hagas ante tu &mo 'ue /rimero sea con temor " si lo logras) servirás con alegr#a%3os hijos de Aarón deseaban ser&ir a Dios sólo con ale(r)a y pensaron #ue pod)an omitir el temor en su ser&icio @in embar(o el temor siempre debe preceder a la ale(r)a y el amor Bna indicación de #ue sólo buscaban la ale(r)a es #ue las letras centrales de “los dos hijos de Aarón! 7G#$F E"D E"C, shnei bnei aharón8 *orman la palabra $""#, renaná, “alaban.a e$t-tica! <sta idea es consistente con la e$plicación de la necesidad de preparación <l temor brinda el basamento esencial para todo ser&icio *er&oroso pro&eniente del amor y la ale(r)a 4omo declara el ,ania, el temor “es el principio del ser&icio Ha DiosI y su n'cleo y ra).! 7cap J18 @in preparación, la ale(r)a se &uel&e sobre entusiasta y de(enera, como la masa leudada por demasiado tiempo, #ue crece y el *ue(o sa(rado se con&ierte en un *ue(o e$tra/o %o obstante, el =ohar continua e$plicando #ue la *rase “re(oc)jate con estremecimiento!, se aplica sólo a los asuntos mundanos, o sea #ue la ale(r)a #ue e$perimentamos por temas del mundo debe ser limitada y prote(ida por el “temblor! del temor <sto implica #ue en los asuntos espirituales, no hay necesidad de temer a la ale(r)a e$cesi&a +ero como &imos antes, esto es &erdad sólo en el caso de un precepto e$pl)cito, donde la orden de Dios alcan.a como preparación <n cambio, respecto a los actos completamente &oluntarios y espont-neos, tales como el de %ada& y A&ih', es necesario preceder la e$presión de ale(r)a con temor, restrin(iendo as) el acto dentro de los l)mites de la santidad Correr sin %etornar <l &erdadero ser&icio a Dios debe estar compuesto con “correr y retornar! 7DKCK FKLM, ratzó vashov8, dos estados mentales opuestos #ue est-n balanceados adecuadamente en armon)a 4orrer es aspirar a la ele&ación espiritual, corriendo entusiasta hacia la Di&inidad, mientras #ue retornar es el descenso de re(reso hacia la realidad *)sica en la cual Dios nos ha colocado <n las interpretaciones jas)dicas del acto de %ada& y A&ihu, e$iste un én*asis en #ue su accionar *ue de “correr! sin “retorno!

3a combinación de “correr y retornar! es una din-mica *undamental en la ,or-, como se puede in*erir de #ue el &alor n'mero de esta *rase 7DKCK FKLM8 sea N11, la (uematria de ,or- 7OMKP8 <n el caso de %ada& y A&ihu, la e$plicación corriente es #ue su “correr! hacia Dios era desen*renado y pro&en)a del sentido de #ue este era el deseo m-s placentero y dulce <n cambio “retornar! deber)a ser la comprensión de #ue Dios no #uiere #ue muramos sino #ue &i&amos a#u) en este mundo, como se a*irma lue(o en la misma porción de la ,or- “Deben obser&ar mis decretos y leyes, #ue el hombre debe cumplir para &i&ir con ellos! Aun podemos o*recer una &isión m-s pro*unda en esta e$plicación diciendo #ue “correr! se re*iere a la ale(r)a y el amor de la +resencia de Dios, y “retornar! se re*iere al precepto Di&ino en s) mismo 3a &oluntad de Dios est- oculta en cada mitzvá A medida #ue ascendemos para ser&ir3o con ale(r)a 7corriendo8 tiene #ue se(uir un e#uilibrio descendente intentando re&elar la &oluntad de Dios en el mundo 7retornar! %ada& y A&ihu, actuando espont-neamente y sin la consulta apropiada, #ue los hubiera (uiado para asentar su entusiasmo con un consejo racional correcto, corrieron juntos sin retornar, como una llama sin una mecha #ue los conecte a la &ela 4uando sentimos una necesidad &oluntaria de ser&ir a Dios espont-neamente, con ale(r)a y entusiasmo, tenemos #ue tener mucho cuidado y prepararnos correctamente para la acción precediendo nuestra ale(r)a con temor +odemos hacer esto conect-ndonos con el mandamiento Di&ino o pidiendo consejo de una autoridad superior #ue pueda o*recernos un marco adecuado donde e$presar nuestra ale(r)a espont-nea

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful